Erfreu Dich an Millionen von E-Books, Hörbüchern, Magazinen und mehr

Nur $11.99/Monat nach der Testversion. Jederzeit kündbar.

Eloah: sin Religión

Eloah: sin Religión

Vorschau lesen

Eloah: sin Religión

Länge:
344 Seiten
4 Stunden
Freigegeben:
22. Apr. 2018
ISBN:
9781547513932
Format:
Buch

Beschreibung

Mientras la gente del mundo es atraída al espectáculo del cielo, permanecen ignorantes de la batalla entre el bien y el mal que ocurre en una lejana montaña; el resultado de esta lucha determinará el futuro de nuestra realidad… y quizá del universo entero.

Un espectacular holograma global captura la atención del mundo, mientras seres sobrenaturales entablan una conclusiva batalla.

El destino del mundo está en la balanza.

El ser conocido como Alfa distribuye miedo y odio, su única ambición es la de destruir todo lo que es bueno en el universo. Y ahora tiene el apoyo de otro como él.

Mientras Eloah muestra la verdad acerca de nuestra evolución en un fantástico espectáculo de poder tecnológico, los malignos seres planean su ataque contra Eloah y sus seguidores.

El papa comunica un mensaje a millones de expectantes seguidores, uno que impactará al mundo y cambiará el curso y la misión de la Iglesia Católica, y muy probablemente de todas las religiones.

Mientras la gente del mundo es atraída al espectáculo del cielo, permanecen ignorantes de la batalla entre el bien y el mal que ocurre en una lejana montaña; el resultado de esta lucha determinará el futuro de nuestra realidad… y quizá del universo entero.

Evolved Publishing presenta la tercera emocionante e intrigante entrega de la serie ELOAH de thrillers de conspiración religiosa. Viaja en un nuevo descubrimiento de la historia de Jesús. [DRM-Free]

Libros de Lex Allen:

Eloah: sin Paraíso (Libro 1)

Eloah: sin Infierno (Libro 2)

Eloah: sin Religión (Libro 3)

Eloah: los druidas (Una historia breve)

Otros libros de Evolved Publishing:

THE SEEKERS (The Children of Darkness; The Stuff of Stars; The Light of Reason) por David Litwack

Kubrick’s Game por Derek Taylor Kent

Forgive Me, Alex por Lane Diamond

Shatter Point por Jeff Altabef

Freigegeben:
22. Apr. 2018
ISBN:
9781547513932
Format:
Buch

Über den Autor

I was asked to provide a first-person “bio” here. I’ve always had difficulty writing about myself, especially something that comes across witty or endearing. So, as it’s been said, “Just the facts, ma’am (sir).” I am a twenty-one year Army veteran, a twenty-two year Department of Defense civilian veteran, a semi-professional musician, and a writer of lies… good lies, fun lies that I hope you, the reader, will find entertaining. I self-published my first book in 2011, and in 2015 I signed on with Evolved Publishing. I’m a family man, married for thirty-five years to the love of my life. She and I have two sons and three grandchildren. I am a Texas expatriate, living in Germany, from which my wife and I travel… a lot!


Verwandte Kategorien

Buchvorschau

Eloah - Lex Allen

ELOAH: SIN RELIGIÓN

Eloah – Libro 3

por

Lex Allen

Derechos de Autor

www.EvolvedPub.com

~~~

ELOAH: SIN RELIGIÓN

Eloah: Libro 2

Segunda edición

Copyright © 2018 Lex Allen

Copyright de diseño de portada © 2018 D. Robert Pease

~~~

Editor: Becky Stephens

Diseñador de interiores: Lane Diamond

~~~

Traducido al español por Ana Sthal

~~~

Notas de licencia del eBook:

Ninguna parte de este libro podrá ser utilizada, reproducida o transmitida en forma alguna sin permiso escrito, excepto en casos de citas breves utilizadas en artículos críticos o reseñas, o de acuerdo con las leyes federales de uso legítimo. Todos los derechos quedan reservados.

Este eBook está licenciado únicamente para su disfrute personal; no puede ser revendido o regalado a otras personas. Si desea compartir este libro con alguien más, por favor compre una copia adicional para cada receptor. Si está leyendo este libro y no lo compró, o no fue comprado para uso exclusivo de usted, por favor vuelva al punto de venta y compre su propia copia. Gracias por respetar el arduo trabajo de este autor.

~~~

Aviso:

Esta es una obra de ficción. Los nombres, personajes, sitios y sucesos son producto de la imaginación del autor, o el autor los ha utilizado de manera ficticia.

Libros por Lex Allen

ELOAH

1) Eloah: sin Paraíso

2) Eloah: sin Infierno

3) Eloah: sin Religión

Historia breve) Eloah: los druidas

~~~

Boomer (Una Novela de Eloah) [Estreno: 2018]

~~~

Sitio Web del autor:

www.LexAllen.com

Sitio Web de la Editorial:

Lex Allen en Evolved Publishing

~~~

Lo que otros están diciendo acerca de los libros de Lex Allen:

~~~

ELOAH: SIN PARAÍSO:

"Las habilidades del señor Allen para entretejer eventos de ficción histórica mientras construía esta historia sencillamente funcionaron. Eloah: sin Paraíso  es una atractiva lectura y le dará al lector mucho en qué pensar."~ Readers’ Favorite Book Reviews

~~~

Su conocimiento de la Biblia, los eventos del primer siglo, la física cuántica y la ciencia actual son extraordinarios. La historia es creativa e interesante. Mantiene incluso a los lectores escépticos cautivados hasta el final. Hace un mejor trabajo que Dan Brown. ~ Seeley James

~~~

Esta es una historia que comienza pequeña. Un pequeño misterio. Cuatro personajes que tienen que ver con algo extraño que se está gestando. ¿Qué es? No lo saben. Tú no lo sabes. Pero quieres averiguarlo. Y entonces la historia avanza a la primera revelación (muy satisfactoria) y de pronto se convierte en algo mucho más grande. Tanto en amplitud como en profundidad. ~ Reading Glass Reviews

~~~

"Tras el enorme éxito de El Código Da Vinci, de Dan Brown, sospecho que cualquier autor querría ser comparado con ese éxito de ventas, ¡ya no digamos recibir uno de sus cheques de regalías! Y con Eloah: sin Paraíso, el primer volumen de la nueva serie ‘Eloah’ de Lex Allen, que cae firmemente en el mismo género, las comparaciones son tanto aptas como inevitables..." ~ Guy Teague

~~~

ELOAH: SIN INFIERNO:

"Eloah: sin Infierno de Lex Allen continúa perfectamente donde Eloah: sin Paraíso se quedó. Es igualmente atractivo e intenso. El señor Allen te arrastra junto con grandes personajes, suspenso y acción; pero igualmente importante es que la historia muestra cómo los líderes del mundo y la religión probablemente reaccionarían ante la llegada de un ser —Eloah (Jesús)— ya fuera el Hijo de Dios o simplemente un ser superior de otro universo con la más pura de las intenciones." ~ Readers’ Favorite Book Reviews

~~~

Si estás buscando personajes bien desarrollados, una línea narrativa intelectualmente estimulante, y muchos giros y acción, recomiendo ampliamente este libro y su antecesor. ¡Felicitaciones al autor! ~ Reading Glass Reviews

Contenido adicional

Como estás a punto de leer el tercer libro de la trilogía de Eloah, seguramente te emocionará saber que publicaremos Boomer (una novela Eloah), de Lex Allen, en 2018.

Para darte una probada de lo que está por venir, incluimos una Vista Previa Especial de Boomer al final de este libro. Sin embargo, como sabemos que algunos de ustedes tendrán dificultades para contener la anticipación, aquí hay un enlace para leer el Prólogo ahora:

Una Vista Previa Especial: BOOMER (Una novela Eloah)

Dedicatoria

Para todos aquellos que se atreven a imaginar lo imposible, que piensan fuera de la caja, que cuestionan lo que les ha sido enseñado, que entienden que cada gran mentira está basada en una pizca de verdad y que nada es lo que parece.

~~~

Para aquellos que comprenden que los principios humanos básicos —amor, verdad, compasión e interacción social— son los principales colaboradores para una vida feliz.

~~~

Vivir para amar – amar para vivir

Tabla de Contenido

Pagina del Titulo

Derechos de Autor

Libros por Lex Allen

Contenido adicional

Dedicatoria

Introducción

Capítulo 1

Capítulo 2

Capítulo 3

Capítulo 4

Capítulo 5

Capítulo 6

Capítulo 7

Capítulo 8

Capítulo 9

Capítulo 10

Capítulo 11

Capítulo 12

Capítulo 13

Capítulo 14

Capítulo 15

Capítulo 16

Capítulo 17

Capítulo 18

Capítulo 19

Capítulo 20

Capítulo 21

Capítulo 22

Capítulo 23

Capítulo 24

Capítulo 25

Capítulo 26

Capítulo 27

Capítulo 28

Capítulo 29

Capítulo 30

Capítulo 31

Capítulo 32

Capítulo 33

Agradecimientos

Sobre el Autor

¿Qué sigue?

Una Vista Previa Especial: BOOMER (Una novela Eloah)

Introducción

Qué bien sabemos que esta fábula de Cristo ha sido una superstición muy rentable para nosotros.

Papa León X (1513-1521)

~~~

Todas las religiones, amigo mío, sencillamente evolucionaron del fraude, miedo, avaricia, imaginación y poesía.

Edgar Allan Poe

~~~

La religión es el opio del pueblo.

Karl Marx

Capítulo 1

El camino correcto no siempre es popular y sencillo. Defender lo correcto cuando no es popular es una verdadera prueba de carácter moral.

Margaret Chase Smith

<<<<<>>>>>

Nueva York, Nueva York

~~~

El presentador del Noticiero Vespertino del SAN, Chase MacDonald, se quedó para el especial nocturno en vivo que proporcionó actualizaciones y entrevistas con varios expertos en religión, terrorismo y bombas con respecto a la explosión en Jerusalén. Fluyó hacia la entrevista final de la noche.

En un acontecimiento relacionado, Dennis Ralston, corresponsal para Prensa Alianza Internacional, está con nosotros esta noche. El señor Ralston es un ex-soldado que sirvió con Jack Schmidt, el soldado retirado de las Fuerzas Especiales, identificado como uno de los tres seguidores más cercanos de Eloah. ¿Señor Ralston?

La pantalla de televisión se partió en dos imágenes: a la derecha, Chase, y un hombre acercándose a los cuarenta años de edad a la izquierda. Rasurado, con el cabello corto, Dennis Ralston usaba pantalón kaki y una camisa polo. Sí, Chase, gracias por tenerme con ustedes esta noche.

Bueno, Dennis, basándonos en tu pasada relación con Jack Schmidt, su muerte hace un rato debe haberte resultado bastante impactante.

La cámara de televisión se acercó al hombre de rostro sombrío. Sí, lo fue. Me siento profundamente triste por la pérdida de Jack, pero también la de los miles de heridos y muertos inocentes. Jack y yo estuvimos juntos en Afganistán. De hecho, podrías decir que él es el responsable de que esté con ustedes esta noche. En más de un sentido.

Él te salvó la vida, ¿no es así, Dennis?

Sí, lo hizo, Chase. Dennis miró hacia un lado, a una pequeña alcoba que no estaba a la vista para los que estaban en el estudio principal. Una mirada sorprendida atravesó su rostro, pero se convirtió en una sonrisa. Volvió a mirar a la cámara. Yo era miembro de su equipo en las Fuerzas Especiales en Afganistán. Al volver de una misión cerca de Kandahar, fui herido mientras corría hacia un helicóptero Blackhawk que debía sacarnos de la zona. Un grupo de talibanes había rodeado la ZA —eh, eso significa Zona de Aterrizaje—y abrieron fuego contra nosotros y el helicóptero. Los demás ya habían abordado. Yo era el último, pero no llegué al helicóptero. Jack saltó de la nave, que ya se había elevado unos tres metros, y mientras el Blackhawk seguía subiendo, se reunió conmigo dentro del chasís quemado de un camión. Para entonces yo estaba inconsciente. Más tarde supe que Jack había mantenido a los talibanes a raya hasta que dos aviones F-16 llegaron; mataron o desplazaron al enemigo con misiles. Desperté en el hospital de una base militar al día siguiente.

Esa es una increíble historia de su heroísmo, Dennis. Tengo entendido que Jack recibió una Estrella de Plata por sus acciones de ese día.

Sí, fue su segunda Estrella de Plata, se la otorgaron por heroísmo contra los talibanes durante la misión, no solo por salvar mi vida. ¡Creo que por eso deberían haberle dado la Medalla de Honor!

Ambos hombres compartieron una breve risa antes de que Chase continuara. Pero esa no es la razón por la que estás con nosotros esta noche, ¿no es cierto?

No, Chase, no lo es. Jack y yo hemos estado en contacto a través de los años. Me buscó hace dos días para que me uniera a él y a Eloah. Como los reporteros que acompañan a las tropas en Irak y Afganistán, Jack pensó que un periodista viajando con su grupo podría ayudar a mantener al público informado, afuera de los principales canales de noticias.

Chase parecía sorprendido. Sabes que su blog, La Trinchera de Jack, tiene alrededor de cuarenta millones de seguidores. ¿No pensaba que eso fuera suficiente cobertura?

Bueno, debes recordar que Jack es ateo. La mayoría de los seguidores de su blog son ateos y anarquistas, que—

Perdona, ¿anarquistas? Es un grupo algo extraño para ser seguidores de un héroe de guerra estadounidense, ¿no?

No, no si lo ves con comprensión de la verdadera definición. Si defines anarquía desde el griego original, significa ‘sin gobernantes.’ Jack es anti-religioso, pero también está francamente en contra de la corrupción política y el corporativismo potencialmente global.

Ya veo. Bueno, ¿cómo es que todo esto encaja con un hombre que dice haber sido Jesucristo?

Dennis se encogió de hombros. Ese es un misterio, ¿no? Estoy convencido de que Jack no ha cambiado sus creencias. Eloah puede haber sido Jesús, pero un Jesús cuya vida difirió de lo que nos han hecho creer. No lo sé. Pero ansío conocerlo. Dennis miró nuevamente hacia un lado, y sus labios formaron una sonrisa.

Chase agitó la cabeza. Varias veces has insinuado que Jack y Eloah podrían estar vivos. ¿Crees posible que cualquiera de ellos haya sobrevivido a la explosión en Jerusalén?

Dennis arqueó las cejas, y su sonrisa se ensanchó e intensificó. ¿Por qué no dejo que te lo diga él mismo?

Saludos, dijo Jack al colocarse detrás de Dennis e inclinarse sobre su hombro, poniendo el rostro dentro del encuadre de la cámara.

La súbita aparición y voz de Jack Schmidt en pantalla detrás de Dennis sobresaltaron a Chase.

Perdón por la abrupta aparición pero, citando a Mark Twain, ‘este reporte de mi muerte fue una exageración.’ Segundos antes de la explosión ocurrida en Jerusalén, Eloah, con su séquito entero, y aproximadamente quince mil personas, escapamos a través de un salto cuántico a Giant Rock, California.

Beth entró al cuadro y se puso de pie junto a Jack. Este no es un engaño ni es magia televisiva. Agradecemos esta oportunidad de comunicar un reporte de noticias al mundo entero.

Beth sonrió y levantó la mano, tomando la de Jack, que levantó la otra sosteniendo la de Dennis. En un instante, los tres desaparecieron.

Capítulo 2

El amor y la compasión son las verdaderas religiones para mí. Pero para desarrollar esto, no tenemos que creer en ninguna religión.

Dalai Lama

<<<<<>>>>>

El Vaticano

~~~

Filas de sillas llenaban la Capilla Sixtina, suficientes para los ciento veintidós cardenales a quienes el papa Juan Pablo III había convocado. Las sillas estaban bellamente talladas, madera blanca con acojinados asientos rojos. Un sillón blanco más grande estaba sobre una plataforma al frente de la capilla. El papa ocuparía este sitio durante la junta ad hoc que había agendado tras su discurso en la Basílica de San Pedro que, debido a la explosión en Jerusalén la noche anterior, jamás había comenzado.

El Colegio Cardenalicio entero había venido a Roma para el discurso del papa acerca del hombre que se hacía llamar Jesús. Habían venido de todas partes del mundo, y ahora estaban ansiosos por esta reunión privada con su pontífice.

Sebastian Smythe, también conocido como el papa Juan Pablo III, había reconsiderado su decisión de mantener a los cardenales a oscuras en materia de sus comentarios planeados. La explosión en Jerusalén había cambiado las reglas del juego, y el papa quería confirmar quién y qué estaría en contra entre los altos directivos de la Iglesia. Había ordenado una reunión en la Capilla Sixtina, la misma capilla en que el cónclave cardenalicio lo había elegido papa apenas unos meses atrás.

Su secretario de estado, el cardenal Mark Johnson, había enviado las invitaciones, y había aclarado que la asistencia era obligatoria. No debía haberse molestado con la imperativa anotación. Muchos de los cardenales estaban furiosos de que el papa se hubiese propuesto a hablar al público de un asunto vital para la Iglesia sin consultar antes con ellos. Habrían estado ahí, rigurosamente, invitados o no.

Sebastian y Mark estaban a solas en una pequeña habitación roja junto a la Capilla Sixtina. La Sala de las Lágrimas es a donde el nuevo papa va a cambiarse de ropa tras haber sido electo. Los dos líderes católicos no estaban ahí para vestirse. En su lugar, esperaban a que la sala principal de la capilla se llenara antes de que el papa entrase a dirigirse a los cardenales.

Sebastian estaba sentado en una pequeña banca, mirando a un retrato de San Pedro. Mark estaba preocupado por él. Estaba demasiado callado, pensativo, y aunque Mark sabía leer los humores y pensamientos de su amigo la mayor parte del tiempo, ahora no estaba seguro.

No estarás pensando en cambiar de opinión, ¿o sí?

Pasaron un par de segundos antes de que Sebastian volviera de sus pensamientos vagabundos y le sonriera. No. Bueno, tal vez un poco. Se puso de pie y colocó una mano sobre el hombro de Mark. Creo que tal vez Eloah no conoce tan bien la psique humana como quiere hacernos creer, al menos no las mentes de la gente de este mundo. La reestructuración de la Iglesia no puede ocurrir como él imagina—

Mark abrió la boca para hablar, pero el papa pidió silencio con un dedo levantado. Escucha, Mark. Estamos al borde de otra guerra mundial. Este no es el momento para mover el tapete de la fe de nuestra gente. Alterar una balanza ya inclinada de por sí haría mucho más daño que bien.

Sebastian colocó ambas manos sobre los hombros de Mark. Su mirada se clavó en él. Nosotros, tú y yo, cambiaremos a la Iglesia y al mundo para bien. Lo haremos, sin embargo, a mi manera. Eloah me mostró la verdad, y desde ayer he tenido una discusión continua y esclarecedora con mi yo interno, mi espíritu. Sonrió, le dio una palmada a Mark en el hombro y dijo, No te preocupes, amigo. Ahora, ve a ver que todos estén presentes. Ya es hora de que empecemos esta llamada reestructuración, y quiero medir el nivel de vehemencia de los cardenales opositores. Sebastian se sentó en una pequeña banca de madera en el rincón de la habitación. Mientras esperaba a que Mark volviera para indicar que todo estaba listo para su aparición en la capilla, recordó la visión que Eloah le había mostrado.

***

Roma, 55 a.e.c.

~~~

Simón Magus siguió a su guía y entró en los baños del emperador. Caminó por un área grande, rodeada por gruesas columnas de mármol blanco. En el centro de la cavernosa habitación, entre una selección de plantas tropicales y formaciones de roca puestas ahí para proporcionar una atmósfera de aire libre, había una gran piscina llena de hombres y mujeres desnudos. Muchos de ellos se recargaban en las orillas de la alberca, hablando y riendo mientras comían fruta o bebían vino. Ninguno de ellos puso la más mínima atención al paso de Simón.

Siguió a su guía más allá de la pileta, a través de un portal ovalado cortado en la pared de roca, y entró en una sala más pequeña. Este era su destino, pues el hombre al que buscaba estaba sentado sobre un sillón elevado en el extremo opuesto de la habitación. Enderezó la espalda y levantó la barbilla mientras recorría los últimos metros para ponerse de pie ante el emperador romano, Claudio César.

***

El Vaticano

~~~

El papa Juan Pablo III se limpió el pasado de la mente y se puso de pie de un salto. No seguiría esperando a Mark. Abriendo la puerta que conducía a la sala principal de la Capilla Sixtina, vio que la habitación estaba llena de hombres vestidos de rojo y, en el extremo más lejano, el sillón blanco del papa se alzaba solo sobre el estrado.

Los cardenales, reunidos en pequeños grupos, aún no lo habían notado. Algunos de ellos hablaban y reían; otros susurraban y dirigían sospechosas miradas a los grupos de alrededor. La tensión envolvía a la sala entera. Sebastian pensó en su reciente elección y recordó que había ganado con setenta por ciento de los votos —ochenta y cuatro de los ciento veinte cardenales que asistieron al cónclave. Pensó que sabía quiénes eran los ochenta y cuatro, pero no podía estar seguro de contar con su apoyo. Los treinta y seis restantes objetarían —mejor dicho, se resistirían, y quizá incluso intentarían amotinarse. A diferencia de lo ocurrido dos milenios atrás, cuando su espíritu, en el cuerpo de Simón Magus, había buscado audiencia y aprobación para una nueva iglesia ante el emperador romano, esta vez no tenía nada que temer.

***

Roma, 55 a.C.

~~~

Simón esperó hasta que el emperador levantó la mirada antes de hacer una reverencia. ¡Ave, César! Mi nombre es Simón Pedro. Acabo de llegar desde Súmer por el camino de Judea. Soy ciudadano romano, por nacimiento en la ciudad libre de Uruk. Simón se había dado a sí mismo un nombre que representaba su condición en Súmer, que era la de un dios. En su día, el nombre ‘Pedro’ era sinónimo de padre y, a menudo, de divino. Que su nombre era par del del apóstol, Simón Pedro, bien conocido entre los seguidores de Jesús, no escapó a su torcido sentido del humor.

¿A qué debo el honor de esta visita, Simón Pedro?

César, vengo humildemente a presentarte a un nuevo dios, uno que se yergue por encima de todos los dioses hasta ahora presentados por cualquier emperador. Un dios, César, que exaltará tu nombre a través de los relatos de historia del imperio entero, y de las tierras que están más allá.

César se inclinó hacia adelante y miró a Simón por varios segundos. ¿Cómo se llama este dios, y de dónde viene, buen Simón, pues no he escuchado de él?

Simón sabía que tenía que caminar con cuidado. No se atrevía a mencionar el nombre del Dios hebreo, pues los seguidores de Jesús ya estaban haciendo olas por todo el imperio— el pagano imperio romano. Apostando a que ni César ni nadie más en Roma había escuchado aún el nombre griego para el Dios hebreo, sin embargo, Simón dijo, Su nombre es Kyrios, César. Fue él quien me llenó con su espíritu y me condujo hasta Roma, el centro del imperio más grande sobre la faz de la Tierra. Me ha traído aquí para que construya una iglesia en su nombre.

¿Kyrios? No, no puedo decir que haya escuchado de este dios antes. Miró a su alrededor, cuestionando a los miembros de su corte con las cejas arqueadas. Los senadores, consejeros y miembros de la corte se encogieron de hombros o negaron despacio con la cabeza. Volvió su atención a Simón. ¿Qué hace que este dios, Kyrios, sea tan especial?

La firme creencia en Kyrios, César, proporciona a sus seguidores poderosas e inusuales habilidades.

¿En serio? ¿Supongo, entonces, que tú tienes la gracia del dios, Kyrios?

Simón hizo una reverencia. ¿Me permites demostrarlo?

César sonrió. Claro, Simón Pedro, muéstranos. Miró a su equipo y soltó una carcajada. Ellos se unieron a la risa, pero su diversión se convirtió en asombro cuando vieron a Simón Pedro flotando medio metro sobre el suelo.

***

El Vaticano

~~~

El silencio cayó en la sala, seguido de un breve periodo de sonidos de movimiento mientras los cardenales buscaban sus asientos. Una expectante quietud cayó sobre la habitación cuando los asistentes aguardaban a que su papa hablara.

"Me reuní y hablé largamente con el hombre que dice ser Jesús. El mismo Jesús al que adoramos como Hijo de Dios. El mismo Jesús que creemos que murió por nuestros pecados en la cruz, y se levantó de nuevo para ascender a

Sie haben das Ende dieser Vorschau erreicht. Registrieren Sie sich, um mehr zu lesen!
Seite 1 von 1

Rezensionen

Was die anderen über Eloah denken

0
0 Bewertungen / 0 Rezensionen
Wie hat es Ihnen gefallen?
Bewertung: 0 von 5 Sternen

Leser-Rezensionen