Erfreu Dich an Millionen von E-Books, Hörbüchern, Magazinen und mehr

Nur $11.99/Monat nach der Testversion. Jederzeit kündbar.

Dos Mucho para Tí

Dos Mucho para Tí

Vorschau lesen

Dos Mucho para Tí

Bewertungen:
4.5/5 (19 Bewertungen)
Länge:
63 Seiten
1 Stunde
Herausgeber:
Freigegeben:
21. Feb. 2019
ISBN:
9781547551033
Format:
Buch

Beschreibung

Hace dos semanas, dos de los hombres más soñadores que he visto se mudaron al otro lado de la calle. Desde entonces, he sido odiosamente consciente de cada pequeño ruido que oigo venir de la puerta de al lado. Cada sonido es una oportunidad de que puedan estar afuera trabajando en uno de sus autos en la entrada de su casa o cortando el césped sin camisa. Delicioso.

Mirar es todo lo que puedo hacer. Ambos están fuera de mi alcance. Una rubia preciosa con cuerpo de nadadora. La otra, una morena muy guapa con la más deliciosa sombra de las cinco. Y luego estoy yo, promedio en el mejor de los casos.

Ni en un millón de años pensé que aparecerían en la puerta de mi casa. Y lo que quieren está lejos de lo convencional.

Esta es una historia corta de un ménage independiente que fue publicada previamente en la caja de Red Hot Sizzle.

Herausgeber:
Freigegeben:
21. Feb. 2019
ISBN:
9781547551033
Format:
Buch

Über den Autor

Sky Corgan is a USA Today bestselling author. She lives in Texas where the sun is hot and the men are hotter. When she's not typing away at her next steamy romance novel, she enjoys hanging out with friends and planning vacations. You can get a FREE Sky Corgan book and stay up to date on her latest releases by signing up for her newsletter here: http://www.subscribepage.com/SkyCorgan


Ähnlich wie Dos Mucho para Tí

Ähnliche Bücher

Buchvorschau

Dos Mucho para Tí - Sky Corgan

CAPÍTULO UNO

ROSE

¿Está mal espiar a tu vecino de al lado con binoculares? Y por espía, me refiero a echar un vistazo a través de las persianas de la ventana de tu segundo piso con la lengua colgando mientras miras montones de sudor caliente sin camisa y fregando un Camaro en el calor del verano. El jabón sabe a mierda, pero me encantaría lamer la brillante humedad de cada pulgada del torso de mis nuevos vecinos.

De ambos.

Qué hermanos. Me sonrío cuando el vecino número dos sale de la casa como si estuviera a punto de entrar en la sesión de fotos de un calendario de bomberos. Pantalones vaqueros desgastados y descoloridos. Cabello rubio perfectamente estilizado. ¿Y qué sabes tú? Sin camisa.

Me duele la cara de tanto sonreír mientras lo miro lascivamente, pensando en lo que podría hacerle a ese cuerpo.

Son un par perfecto. Uno moreno, el otro rubio. Uno ancho y esculpido, el otro delgado y pequeño. Ambos podrían ser modelos. Demonios, podrían ser lo único que sé. Ambos conducen autos agradables. Ambos tienen miradas que matan. Ambos han llenado mis fantasías por la noche desde que se mudaron hace dos semanas.

Mojé los labios con la lengua mientras veía al Sr. Rubio agarrar una esponja de la cubeta de jabón para ayudar a su amigo a salir. Tienen que ser homosexuales, me doy cuenta con un ligero fruncir del ceño. Son demasiado hermosos, y nunca había visto juntos a dos tipos lavar un auto así.

Saco los dedos de entre las persianas y escucho el sonido metálico de ellos cerrándose, luego giro y aprieto mi espalda contra la pared, inhalando profundamente. Sólo al verlos me he excitado. Lástima que todo es en vano. Incluso si no fueran homosexuales, todo sería en vano. Siendo realista, no tendría ninguna posibilidad con ninguno de ellos. Son demasiado perfectos, y dudo mucho que sea el tipo de chica por la que ellos irían.

Mis ojos se dirigen hacia mi estómago menos plano. Estoy lejos de estar gorda, pero ciertamente podría permitirme perder varias libras. Tipos como ellos probablemente salgan con chicas flacas con el pelo perfecto, maquillaje impecable y pechos gigantes. Al menos, tengo una de esas tres cosas a mi favor.

Me pongo las tetas y las reajusto en el viejo sostén deportivo que llevo puesto. El pobrecito ha visto tantas millas que la elástica que lleva está a punto de salir disparada. Necesito deshacerme de él, pero es uno de mis sostenes más cómodos, y no veo el inconveniente de caminar por la casa con él. Además, nadie más lo verá. No es que lo vayan a ver.

Me muerdo el labio inferior por un momento antes de ceder a la necesidad de volver a mirar a mis vecinos. Uno se está estirando sobre el capó mientras que el otro está fregando el maletero. Suspiro mientras veo sus cuerpos brillar desde las diminutas gotitas de agua que se forman en sus pieles.

Tal vez debería vestirme e ir a presentarme. Eso es lo que hay que hacer, después de todo. Me había dicho a mí misma que eso es exactamente lo que haría cuando me enterara de que gente nueva se estaba mudando a la casa de al lado... hasta que vi lo hermosos que eran.

Para ser justos, lo intenté. Unos días después de que se mudaron, les hice galletas con chispas de chocolate. Me vestí con mi ropa de ejercicio y tiré de mi largo cabello castaño hasta convertirlo en una cola de caballo alta, con la esperanza de impresionarlos haciéndoles creer que me importaba el acondicionamiento físico. En realidad no es una mentira. ¿Ir al gimnasio una vez a la semana con mi mejor amigo califica como preocuparse por el acondicionamiento físico?

Me había dado una charla de ánimo mientras caminaba con las galletas hasta la puerta principal. Pero tan pronto como abrí la puerta y mis ojos aterrizaron en mi vecino de pelo oscuro que trabajaba en su auto en la entrada de su casa, mis mejillas se volvieron de unos cincuenta tonos de rosa e inmediatamente hice un giro en U de vuelta a mi casa. Entonces mi mente se enloqueció con excusas por las que no debería ir. Cosas como, parece ocupado. Tal

Sie haben das Ende dieser Vorschau erreicht. , um mehr zu lesen!
Seite 1 von 1

Rezensionen

Was die anderen über Dos Mucho para Tí denken

4.5
19 Bewertungen / 1 Rezensionen
Wie hat es Ihnen gefallen?
Bewertung: 0 von 5 Sternen

Leser-Rezensionen

  • (3/5)

    1 Person fand dies hilfreich

    Me gustó, but la traducción no es muy buena ..

    1 Person fand dies hilfreich