Sie sind auf Seite 1von 1

LOS FOCOS DEL TOUR: TEATRO DEL BUENO

Maana empiezan los Pirineos con tres etapas consideradas de alta montaa en los prximos 5 das, uno de los cuales es una jornada de descanso. Antes de la CRI del penltimo da, sta ser la ltima oportunidad para reafirmarse como favorito, aspirante o simple derrotado. Wiggins y Froome, ambos favoritos, no han tenido problemas para mantener sus posiciones de privilegio, pero ser interesante como se desarrolla el bloque pirenaico sobre todo despus del grave error de clculo en La Toussuire. Con el despiste de Froome (tengo dudas sobre su voluntariedad real), la sangre del lder se derram a ojos de Nibali, Evans y Van den Broeck, convertidos en tiburones hambrientos. Hoy el Tour nos ha dado una de aquellas imgenes poco habituales que dan de pensar. A falta de un kilmetro para la llegada y con todo el grupo a 60 km/h, Wiggins ha ejercido de lanzador perfecto para Boasson Hagen. La escena no sorprendera si no tuviramos en cuenta dos aspectos. Wiggins lleva el maillot amarillo y se le vio el plumero hace dos das. Lo que ha pasado hoy en Le Cap dAgde recuerda mucho a lo que hizo Lance Armstrong su tercer Tour en 2001, ponindose una careta de sufrimiento para hacer trabajar al Telekm y acabar atacando despiadadamente a final de etapa. Hoy la representacin la ha hecho Wiggins, con una careta diferente a la del americano. El desgaste del ltimo kilmetro y su trabajo en equipo huele mucho a lavado de imagen, a una exhibicin de fuerza que intenta esconder una debilidad ya comentada entre la prensa e Internet Cmo es posible que el lder de la carrera ms exigente del mundo se exponga a un desgaste como el de hoy si saba que no obtendra ningn crdito en la clasificacin general? Acaso el objetivo final no es el primer puesto de Pars? Nadie cuestion a Lance o Ullrich por no lanzar a Hincapie o Zabel en sus 7 aos de dictadura cuando tuvieron la oportunidad. Hoy se ha hecho gala de poca experiencia en carretera y de una ansiedad que a lo largo de la prxima semana puede pasar factura. El argumento puede cambiar mucho en los prximos das, teniendo en cuenta que parece que el equipo britnico no acaba de cerrar filas en torno a un Bradley Wiggins que deber seguir haciendo demostraciones de fuerza si no quiere encontrar el enemigo en casa o que los tiburones se coman a su presa.

Barcelona, @Bernatti