Sie sind auf Seite 1von 3

El anhelo de mi alma

Henry Padilla Londoo

Mi alma vierte palabras de amor, se extasa pensando en ti Seor. Eres mi esperanza, mi resguardo y mi fortaleza. Yo te amo, Padre mo, Seor Jess, t eres el anhelo de mi corazn. He ido y venido, en mil viajes he dejado a mi alma disfrutar, He visto la belleza que hace doler el interior al observarla, La armona que quita el aliento, no quieres respirar para no molestar. Pero nunca he hallado un sitio para mi descanso. He visto la paz del que confa en medio de la tormenta, y la retribucin que el tiempo trae a todo el que comparte el pan; La fortaleza de la madre que busca vida para sus hijos. He visto al hombre rebuscar, y dejar sin encontrar.

Pero nunca halle lo que anhela mi alma, Luche contra el viento, el mar y la locura. Luche contra la soledad, el ansia y la enfermedad. Y mi alma gritaba, no est aqu, el anhelo de mi alma! Hasta que te vi, mi Seor, clamando en la cruz por m; Te vi de lejos, y mi corazn explot, ah esta el anhelo de mi corazn. La cruz dio sombra a toda mi vida, y mor, ah, junto a ti. Prefiero morir, aqu junto a ti, por fin llegue, amado de mi corazn. Quin es este que rodea mi alma? Quin es el me da vida? Tomaste mi alma entre tus manos, con cuidado, lentamente; La acercaste a tus labios y soplaste vida en mi interior. Susurraste a mis odos: Yo te doy vida, la vida de la resurreccin He aqu el anhelo de mi alma, he llegado a casa. Mi canto se escuchara por la edades de los cielos, Mi Seor Jess es mi amado, el anhelo de mi alma. Henry Padilla Londoo