You are on page 1of 14

DIBUJO LIBRE Lic.

Marta Stillitano

Introducción Dentro de las producciones gráficas el dibujo constituye un instrumento privilegiado para el abordaje y exploración de la personalidad infantil. Teniendo en cuenta su carácter lúdico y libre posibilita una respuesta “espontánea”, que nos aproxima al inconsciente y a la imagen corporal del niño. La bibliografía e investigación sobre el tema, es de una extensión que tal sería una utopía intentar abarcar todos los aspectos, teorías e historia de las mismas. Sin embargo haremos un recorrido que permitirá comprender y aprender el abordaje de una técnica que no sólo es parte fundamental dentro del proceso psicodiagnóstico, sino que además posibilita el establecimiento de la transferencia, comunicación y evaluación terapéutica del niño. Con respecto a la historia está íntimamente ligada a la evolución del hombre desde sus orígenes, teniendo en cuenta las producciones pictóricas del hombre primitivo hasta nuestros días. Si bien debemos aplicar una psicología comparada entre el niño y el hombre primitivo, establecer una analogía no sería del todo aceptable, dado que debemos considerar no sólo las convergencias sino las divergencias existentes; como así también la producción fruto de una esperada edad madurativa y la de sujetos con deficiente constitución y consecuente perturbación en el proceso de desarrollo psíquico “normal”. A pesar de las diferencias temporo- espaciales, localización geográfica, distintas civilizaciones, los dibujos de los niños permiten observar similitudes características, que tienen que ver con etapas del desarrollo y crecimiento. Muchos son los indicadores gráficos que permiten establecer un paralelo entre los niños de distintas épocas, aún teniendo en cuenta, que en algunas razas se estimuló y se estimula la psicomotricidad más que en otras. En la producción gráfica infantil el orden va: de la respuesta general a la particular, de lo concreto a lo abstracto, de la subjetividad egocéntrica a la objetividad. ¿Cómo dibuja el niño? El niño pequeño garabatea y esa producción es expresiva en tanto va a evolucionar hacia una forma reconocible, adquiriendo flexibilidad, organización y simetría. Florence goodenough observó y describió también el orden constante en el desarrollo evolutivo de los dibujos infantiles. Arnold Gesell, estableció las secuencias y etapas que en el dibujo de las figuras acompañan la maduración de la imagen corporal del niño. Estos autores permitieron conocer los modos de expresión esperable a distintas edades a fin de tener un eje de análisis y comprensión. Es de fundamental importancia, tener en cuenta el marco de referencia psicoanalítico, en términos de las cuatro fases de la organización sexual, que Freud estableciera: la fase oral, anal, genital y de latencia, que facilitan la interpretación gráfica. A continuación haremos una síntesis de lo postulado por algunos autores, resumiendo los puntos más significativos, y aclaramos que la omisión de otros, se debe a razones de espacio, que excedería el presente capítulo.

El mirar y ser mirado adquiere primacía absoluta ya en los primeros momentos de vida. el garabato permite interpretar los movimientos corporales del niño en términos de emociones. M. vitalidad. tanto europeas como americanas.Como ya dijimos entre los 3 y 4 años comienzan a ser reconocibles la cabeza. que apoyan esta hipótesis. estaríamos desconociendo la inmunerable bibliografía e investigaciones. Prudhommeau más o menos para la misma edad también observa la aparición de la cabeza. brazos y piernas. en relación a la figura humana.zag de orientación horizontal. postulan que alrededor de los 36 meses los trazos de aparente garabato sugieren ya una cabeza o un objeto concreto. Por lo tanto el primer garabato es imitativo. en cruz y círculo. de la cual parten trazos que representan los miembros. Este pasaje de una producción como descarga predominante motriz y emocional hacia una actividad gráfica representativa es gradual. dado que ya en esta etapa. identificando etapas secuenciales.A los 5 años se adiciona el tronco. de una mujer. que representan un juego motor. como producto ya de una psicomotricidad subordinada al control cortical. recién tendrá orientación vertical. Si nos preguntáramos por la validez del establecimiento de etapas secuenciales en el dibujo del infante. que puede estar representado por una línea o bien adquirir grosor. Posteriormente aparece la boca. 2. A pesar de la variedad de trazos aún se halla en la etapa de transición al dibujo representativo que completará entre los tres y cuatro años. sólo reproducirá conductas que observa habitualmente o simplemente se llevará la tiza o crayón a la boca. sólo siente placer con una actividad rítmica y creativa. A pesar de que L.Entre los 48 y 60 meses: dibujo espontáneo de un hombre. La experiencia y el material nos indican que la actividad gráfica tiene una evolución ordenada en una secuencia integrada. orejas y nariz. B. Para ello se le debe hacer una demostración que el pequeño imitará y podrá garabatear sobre una hoja de papel. no concuerdan. Biber junto a otros investigadores. Bender afirma que la expresión meramente motriz carece de sentido. cuadrado. El niño pequeño responderá con imitación. incluso los dedos. 2. muchos autores. cruz y círculo.Entre los 18 y 24 meses: dibujo espontáneo y placentero. No es que el niño intente expresarnos o comunicarnos vivencias.Entre los 24 a 36 meses: dibujo espontáneo y a través de la demostración logra el trazo vertical. horizontal. 5. quien durante más de 25 años estudió el comportamiento de bebés y niños a través de la producción gráfica. ansiedad o temor. de una persona. circular y horizontal a los 36 meses. garabateando con avidez.Entre los 13 y 18 meses: imitación del garabato que el examinador debe demostrar. El examinador es quien descifra los aspectos formales en términos de alegría. Establece la siguiente secuencia: 1.Entre los 36 a 48 meses: dibujo espontáneo. 3.Norman Meier y Grady Harper explicaron y describieron la evolución del garabato casual hasta la organización de la gestal reconocible. a través de la figura de un óvalo. de la familia y de figuras geométricas simples. 4. miedo. si el estímulo es adecuado la actividad gráfica será placentera y alegre. en grados crecientes de diferenciación y complejidad. seguridad. Y de él salen los . si no es adecuado el estímulo. etc. y entre los 4 y 6 años la adición del cuerpo. En líneas generales. Aquí tomamos a Joseph Di Leo. podemos marcar la siguiente evolución: 1. Alrededor de los 12 meses el niño puede tomar un crayón o tiza y realizar lo que llamamos intentos irreconocibles de representación. luego aparecen los ojos inspirados por la fascinación o el sometimiento. producto de movimientos en zig. dinamismo. la cabeza es un círculo. Puede aparecer el ombligo en un esbozo de tronco. etc.

Lo importante es tener un orden de rasgos esperable a fin de facilitar la interpretación. Esto implicaría que todo fallo en el realismo visual. rasgos que aparecen y desaparecen incluso en la figura humana. Obviamente. se hizo hincapié en las deficiencias que presentaba el dibujo infantil. el pequeño disfruta y se satisface con su producción. hay variabilidad. y que debemos establecer convergencias y recurrencias para ello. y Widlocher esto lo plantea como lo más criticable de la teoría. critica el concepto de modelo interno. 3. El ombligo pierde interés representativo. movimiento. En los dibujos de un niño. pero recordando que un solo dibujo no determina el diagnóstico. la simbología gráfica se expresa por si misma. y esto no implica necesariamente un indicador psicopatológico. tomando como única referencia la percepción y siempre en relación a la producción del adulto. aunque otorga al de realismo todo su valor. con intencionalidad. ya que el dibujo refleja una realidad y ésta es la realidad psíquica del niño. cuando en realidad las evidencias muestran todo lo contrario. la cabeza es esperable que disminuya su tamaño en relación al tronco. que en el niño reconoce sólo la intención realista. sensitiva e imaginativa que el objeto causa en el niño. pies y cerca de los 7 años el perfil.A los 6 años.miembros respetando la ubicación de superiores e inferiores. producto de la impresión emocional. pues daría al dibujo un mero valor reproductivo. donde la imagen se deposita en la memoria “preformada” y el sujeto simplemente la reproduce. Es interesante la relación que establece Widlöcher entre “dibujo y escritura”. pero como el infante carece de los recursos para someterse a la perspectiva se subordina al realismo intelectual. en relación al valor representativo del dibujo. No hay intencionalidad ni posibilidad activa en el dibujar. También Boutonier. pues da a las leyes de la perspectiva el valor absoluto. ¿Qué dibuja el niño? Luquet postuló el modelo interno y llamó “realismo intelectual” al concepto de que el niño dibuja lo que sabe y no lo que ve. . Para D. donde lo que interesa para poder dibujar es tener un modelo. al igual que en el adulto. Hay ciertas diferencias en relación a la ubicación cronológica del perfil por eso tomamos un punto intermedio. como la pérdida del mismo una vez adquirido sí hacen inferir una perturbación importante. ya sea externo o interno. Además el modelo interno se basa en una concepción atomista. Widlöcher. que si bien no es una reproducción de su observación visual es una representación. Desde los comienzos. adjudicándole al sujeto un rol totalmente pasivo. decimos que el niño dibuja lo que sabe y tomando a Hammer. sino que depende la identificación más privilegiada en el niño por uno de sus padres. la figura de una mujer o de un hombre puede tener más detalles o características irregulares. produciría un sentimiento de fracaso y progresivo desinterés por la actividad. Por ello. Lo de modelo lo descarta de plano. es decir. no la sujeta a leyes sociales convencionales aceptadas. voluntad y puesta en juego de variables internas. lo que siente. Podemos agregar. ante los estímulos que impresionan la retina provenientes de los objetos del mundo exterior. planteando que el primero es un tipo de escritura. la teoría clásica quedó totalmente desechada. Establecemos sin embargo que la no aparición de un rasgo en los dibujos secuenciales. desde la concepción de que la percepción es un “acto” y el dibujo es la resultante del mismo. propias e inconscientes de cada sujeto. Los postulados clásicos se basaban en que la percepción de la imagen debía guardar identidad estricta con el objeto-modelo. la teoría de Luquet es criticable. pero no guarda correspondencia con los signos convencionales de la lengua. a pesar de los fallos.

Otra crítica de Widlöcher a la autora francesa. con el gesto gráfico mismo. Y que éste último tiene un valor propio indispensable en un análisis del dibujo. Por ello. para el hombre un valor de lenguaje. en tanto permitía transmitir mensajes. Esta concepción bipolar. no guardan una relación estrecha con los símbolos gráficos del dibujo. Aunque el autor mantiene reservas frente a la interpretación de estas simbologías. Con respecto a la tipología. dos tipos de temperamentos: el racional. destaca que a pesar de que su querida amiga Minkowska. aún aislados. Está en relación con la cosa que representa pero con un significado subjetivo. también el color y la combinación intencional cromática expresan estados emocionales. excluye toda una gama intermedia. El valor expresivo. y que nos permiten interpretar la personalidad del niño: el valor expresivo. que no es posible observar los dos tipos caracteriales en estados puro. estudió a Van Gogh en comparación con Seurat. que por las circunstancias la llevaron a encontrar la bipolaridad caracterial. pone de manifiesto el estado emocional del infante. distinguiéndolo del uso simbólico. apunta al dibujo como una totalidad. En este plano el estudio del dibujo guarda estrecha relación con la grafología. sin ninguna sensorialidad moderadora. el primero con una visión del mundo. que queda por tanto fuera de análisis. el valor proyectivo está en el acto y no en el producto aislado. Sin embargo. y el sensorial sensitivo. tipo racional. donde los signos se combinan de acuerdo con relaciones espaciales. priorizó demasiado los aspectos formales. tiene que ver con las pautas formales. El análisis formal constituye sólo una primera aproximación. Sus investigaciones.Tuvo en sus comienzos. son cuatro los planos que se distinguen en el dibujo como prueba proyectiva. . en términos psicoanalíticos. Minkowska. el proyectivo. La misma privilegia además la concepción simbólica del espacio. mostró cuán difícil es separar totalmente las formas del contenido. El valor proyectivo. los primeros son arbitrarios y guardan una significación convencional. tipo sensorial. que refleja un estilo. era extremadamente sensible al determinismo de las formas. a pesar de no constituir lo que hoy llamaríamos un sistema articulado. Pero tomando los trabajos de niños después de la segunda guerra mundial. por tanto se hicieron sobre una casuítica. la que distinguió en el estudio de los estilos. el niño dibujando y comunicándonos su creación antes que su dibujo por sí solo. Boutonier plantea también. que habían sido víctimas de situaciones traumáticas o pérdidas en los campos de concentración. es decir. En cambio el signo icónico. Sucede que los trabajos de Madame Minkoswska se centraron en el estudio del dibujo de los niños y de las obras de arte. adquirió esa articulación y una estructuración más regular. del dibujo. que operan en la lengua. adherido a lo abstracto. Boutonier. el narrativo y el que corresponde al inconsciente. dinámico y apegado a lo concreto. Además no tiene el carácter lineal de la lengua sino que se organizan según el principio de “figurabilidad espacial”. carente de todo racionalismo. Según Widlöcher. Los signos lingüísticos convencionales. y la esquizofrenia. rígido. es tal vez que al oponerse al excesivo análisis de contenido de los psicoanalistas. Tal como los dibujos que produjo el hombre primitivo. no tiene ninguna de esas dos características. sensorial-epileptoide y el segundo racionalesquizoide. Sólo se darían en cuadros mórbidos de personalidad. en sus orígenes pictóricos. Como imprime en la superficie los trazos y rasgos característicos. Toma aquí las investigaciones de F. y oculto. el que refleja la personalidad en su conjunto. frío. por ejemplo la epilepsia. Y en relación al arte. Recién en una etapa posterior.

en el dibujo hace la proyección total de su imagen lo que el niño proyecta. Este plano descansa sobre la interpretación simbólica. como Miguel Angel. y el fonocentrismo. Da Vinci. no pueden ser explicados por el niño. por tanto se-dibuja. Una de las pioneras en la utilización del dibujo en el análisis con niños fue Sophie Morgenstern. Por lo que la autora le otorgó al grafismo el valor de vía de acceso al inconsciente. jugando. Ella propone con respecto al grafismo infantil en la clínica. en términos del desciframiento simbólico freudiano. por vía del desciframiento del simbolismo gráfico. Morgestern. que no permite libertad al desciframiento por otros medios. que le permitió encontrar el significado del mutismo de Jacques. Para Marisa Rodolfo. quien inspiró la intensificación del estudio del grafismo.. y no permite hacer una generalización de la reducción del sujeto-acto al lenguaje. logra una semiología proyectiva. en particular y por otro al placer asociado a la producción de esquemas gráficos. para todo el material. Freud aborda la interpretación de la obra de los grandes artistas plásticos del Renacimiento. y somete a todo a la estructuración del lenguaje. sentimientos y núcleos traumáticos. que pone en texto fantasías. La interpretación psicoanalítica. Es decir interpreta lo que el niño puede contar. y fue el instrumento central de su tratamiento. . Sometiendo sus logros. La selección de un tema está asociado por un lado al deseo de plasmar un objeto. El niño vuelca en la representación su retrato. en relación a lo que determinó que elija un dibujo y no otro. es el niño dibujando. Este niño por su mutismo. Dolto. F. Hace hincapié en el sujeto del acto. en sus trabajos también aparece la influencia de Lacan. en muchos casos no tan claramente separados del contexto lúdico del niño. Es a partir de Winnicott. basándose casi exclusivamente en los conceptos freudianos. lo que interesa. Melanie Klein.El valor narrativo depende del tema del dibujo. Por lo que propone una teoría general del simbolismo del dibujo con determinismo unívoco.imagen de los dibujos. y a Adler. una hilación mediante la representación. donde aparece una concepción teórico-práctica que ya no sólo privilegia el simbolismo por sí mismo. un análisis de todos los elementos en cada dibujo y en relación a una secuencia de dibujos. el dibujo es uno de los medio que permite el acceso al inconsciente. a partir del caso Jacques R. y subestimando los resultados terapéuticos que le permitieron llegar al nudo mismo de la problemática. Posteriormente. El dibujo fue privilegiado en la clínica psicoanalítica infantil. surge cuando la elección temática y de los objeto. L. podía expresarse sólo dibujando. Recién cuando el niño a través de la palabra pudo dar cuenta de sus dibujos. que a veces se halla más ligado a la asociación del terapeuta y por otro lado no toma en cuenta que. con un concepto tan amplio de lenguaje. convalidó la interpretación anterior y así la autora la confirmó. por otra parte tampoco hace una distinción clara entre juego y dibujo. a la posterior incursión de la palabra. El cuarto plano es el que surge del análisis psicoanalítico. Teniendo para ella una relevante importancia la proyección de la imagen del Yo. no estrictamente psicoanalítica ya interpretamos simbólicamente lo que el niño puede decir de lo que hizo. y explicar de su dibujo. a pesar de haber logrado la cura del niño. subordinó el análisis gráfico a la palabra. que permite hacer una reconstrucción. tomando a Freud. a Jung.

Todos los que de alguna manera estudiamos trabajamos y nos preocupamos por el lenguaje gráfico del niño. siendo el peso de su trabajo de un valor innegable. no especular. ocultando incluso sus dibujos. el dibujo es hablado. coincidimos en que es la estimulación lo que posibilita el mejor desarrollo de ese lenguaje y de la creatividad. Al analizar el dibujo se deben tomar en cuenta el trazo firme o impreciso. el equilibrio y la simetría. pero permiten trabajar en forma integral. se habla. la verdadera apertura hacia una clínica con niños. . sino que es la representación de un fantasma. sino por la imagen de sí que emerge del dibujo. Lo que se necesita es. Con respecto al análisis del simbolismo gráfico. aportan significaciones particulares y emergentes de una teoría que las sustentan. dado que el dibujo se convierte en una “tarea” y no un placer. y exigen un conocimiento exhaustivo. implica hacer extracciones de contextos teóricos que no por ser opuestos son análogos. J. En la Argentina. Aberastury. tenga para ella palabra. Dolto al aplicar la técnica del dibujo libre. Es imagen inconsciente. forzados intentos de unificación que nos apartan muchas veces del sujeto. Debemos marcar que tanto la Psicología profunda. Luego la etapa escolar contribuye aún más a agravar esta inhibición. pero no toda interpretación del dibujo es psicoanalítica. de una estructura del cuerpo. una de las herramientas fundamentales en la clínica psicoanalítica infantil. Requiriéndose por ello conocer en la profundidad el tema para no incurrir en errores peligrosos. velan también el significado. de Jung. y sólo principal. No es que el grafismo. Dolto). establece la transferencia. Por lo visto. esta pionera no le otorga más que un carácter secundario. Recién en una etapa posterior comienza a darle al dibujo un mayor valor terapéutico y diagnóstico. para llevarlas a cabo (como ejemplo encontramos los trabajos de F. Klein. lápices. proveer al niño de elementos tan simples como crayones. de Adler. tizas y superficies como papeles. También sigue los trabajos de S. todo ello acompañado por las palabras de aprobación y aliento. pues entra en relación con el otro. pizarras aptas para el deslizamiento y libertad expresiva. como el Psicoanálisis freudiano. no por lo que narra o explica de él. a evaluación y en la mayoría de los casos resulta emulativa. desde la concepción puramente kleniana se debe a A. aún en sus posteriores rectificaciones. el desarrollo de esta actividad como lenguaje. es necesario que tengamos en cuenta la diversidad de escuelas que bajo esa corriente se funden y con-funden. Las convergencias resultan a veces. y las verbalizaciones. sujeta además a crítica. Dado que su marco referencial es la teoría de M. competitiva y no creativa. El niño habla. Si bien el dibujo es espontáneo. verdadero objeto de estudio. porque un eclecticismo en la interpretación del simbolismo gráfico. pinceles. Y aunque así pretenda serlo. depende de la estimulación que el adulto prodigue al niño. la composición y emplazamiento. privilegia el juego como técnica que permite la expresión del conflicto infantil. es la interpretación del dibujo. centrando un debate narcisistico más allá de la clínica. el tamaño y la inclusión o no de personajes y finalmente la gama cromática. Morgenstern. virtual. mostró como a través de la sencilla pregunta “¿Dónde estás en el dibujo? ¿Dónde estarías si estuvieras en el dibujo?” el niño al señalar el lugar en el dibujo. Boutonier plantea que la pobre o no auténtica atención del adulto perturba y lleva al niño a frenar la expresión espontánea. muchos son sus aportes. en casos de niños con severas perturbaciones en la actividad lúdica. en tanto las palabras ocultan.F. la Psicología Individual.

económica y de menor control consciente de los aspectos formales. que nos permite interpretar indicadores tanto emocionales como psicopatológicos. (…)”. el dibujo espontáneo no se solicita. el cálculo y la gramática. para que el niño dibujo lo que quiere.Pero mi dibujo no representaba ningún sombrero. no privilegia el medio ni el fin.Las personas mayores me aconsejaron que dejara a un lado los dibujos (…) y que mejor me dedicara a la geografía. la realización está en el proceso. el HTP. que inicia el terapeuta. Como en todos los órdenes del desarrollo. El dibujo libre es el pedido y ofrecimiento de material adecuado. de lo que puede y no puede.en” y “hacer su mundo”. que el niño hace de sí. El dibujo es una producción impregnada. etc. de la libre expresión de los recursos potenciales. Por tanto debemos tener en cuenta las dos formas del dibujo que comprometen su proyección: el dibujo libre y el dibujo dirigido.“Mostré mi obra maestra a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les daba miedo” . recordando que en sentido estricto no se debe analogar el dibujo espontáneo al dibujo libre. irrumpe como necesidad interna del niño. pero el libre tiene en sí mismo un condicionamiento “el dibujar”.¿Qué es y cómo se estimula una actividad tan rica y expresiva?. sobre todo en niños. una actividad que es el ejercicio de la espontaneidad y la libertad. que consiste. ¿Cuándo dibuja el niño? Para los psicólogos el dibujo es una de las herramientas privilegiadas que permite conocer. surge. deficientes mentales.Me contestaron: “¿Por qué habría de dar miedo un sombrero?” . Dentro del proceso psicodiagnóstico. Los dibujos incompletos que hay que terminar son también una forma de dibujo dirigido. de sus deseos. a la edad de seis años. El dibujo en su carácter lúdico es el medio que le permite al niño “ser. como método para contactarse con el niño. Las personas mayores nunca entienden nada por sí mismas y es aburrido para los niños tener que explicarles siempre todo. el adulto es el posibilitador o no. llamado así por D. o adultos con dificultades en la expresión verbal. en que el terapeuta y el niño con sendos lápices y un papel. disfruta de la alegría del hacer. ¿Es tan grave y decisiva nuestra función? Recordemos aquellas palabras de “El Principito”: . donde el adulto juega el papel del “espejo decisivo”. el Test de la familia. abandoné una magnifica carrera de pintor. . porque la distinción inicial se refiere a la libertad temática. el dibujo es en general una de las técnicas iniciales. por las ventajas que ofrece. Winnicott. la historia. Representaba una boa que digería un elefante. en todos los casos permite realizar una proyección más libre. por ejemplo: el Test del árbol. a la vez que es el puente transferencial que facilita la labor terapéutica. dibuja en el ejercicio del placer. por la poca o ninguna estructuración del material y libertad en la consigna. el Test de Goodenough “de hombre”. W. Es una técnica simple. como el “Juego del Squiggle”. de sus vínculos. marca fundamental que permitirá o mutilará el ser-haciéndose de ese pequeño gran sujeto. tanto el mundo interno del niño como la realidad vivenciada. ya sea por desconocimiento del idioma o por patologías de la fonación. lápiz y hoja de papel. en forma alternativa los trazos a manera de garabato. vivida. en el dirigido la consigna impone el tema al sujeto sea tanto proyectivo como objetivo (copia). completen. Rey. Bender. . Fue así como. huella. (…).

nos da las pautas para una interpretación que integra varios aspectos de los Test gráfico. Elsa Grassano. en ese espacio. la forma en que nos impresiona esa visión global. qué reactiva en nosotros. en nuestra atención flotante. en el relato del sueño pero separándolos. M. Remite a Hammer dado que en el primer momento debemos ver la Gestalt. enriquece el análisis esta interpretación. dado que los signos patológicos son los últimos en desaparecer en el grafismo. sobre todo en las pautas formales. podrán ser más esperados o más regresivos. pero lo transciende destacando que la puesta en texto es de un cuerpo. toma los mecanismos de defensa de la teoría kleniana. comprometiendo total o parcialmente sus relaciones objetales. lo que nos hablará de ese yo. su repertorio defensivo. restándoles fortaleza a ese “yo” que se va constituyendo. con el desciframiento en términos de “la interpretación de los sueños”. como un espejo de la imagen corporal y de la especialidad del cuerpo. quien observó que el dibujo es lo que nos permite detectar tempranamente ciertas patologías. como instrumentos disponibles para la clínica. Es interesante referirnos. singular. sin dejar de destacar la dificultad por la imposibilidad de sistematizar significados en relación a los símbolos. Sami. La rigidización y la unidireccionalidad defensiva darán cuenta de instarauciones muy tempranas. más a la subjetividad del espacio y el cuerpo. Cómo se refuerzan. eje de esa realización. Su trabajo permite la identificación de las . Por ello es tan importante lo omitido. Los mecanismos utilizados. El papel es espacio. imbrican e incluso fallan. Hammer realizó una extensa y prolija integración de las distintas técnicas proyectivas gráficas. La elaboración de imágenes en los sueños es diferente al curso que sigue la de la imagen gráfica. y también evaluar la evolución del tratamiento. hay una intencionalidad placentera en ese ejercicio. En relación a esto cabe destacar que Widlöcher. a Sami-Ali. en especial el dibujo. en su libro “El espacio imaginario”. dado que el dibujar es una actividad dedicada al otro. nos permitirá descifrar las fantasías subyacentes. E. se encarna en él. Este autor toma a Zucker. ya que no puede desproveerse de él. en términos freudianos del análisis onírico. que al campo verbal.Ali permite a través de las distintas particularidades gráficas establecer pautas para hacer un diagnóstico diferencial. y son las de menor variabilidad en cada sujeto. donde considera la producción gráfica sujeta al “espacio de la fantasía”.E. aproximándolos en la representación de la imagen. ya sea como medio diagnóstico o terapéutico. y cómo la integración de los factores gráficos y formas provocan asociaciones y de qué tipo. García Arzeno. pero dependerá de la plasticidad en el sobremontaje de los mismos. En un segundo momento nos abocamos al análisis formal y de contenido. Al dibujar el niño pone en juego. pues hay una nada que articula. dando un listado y ejemplos para la identificación de los mismos. hace analogías y diferencias entre el dibujo y el sueño. pues éstas reflejan los aspectos estructurales de la personalidad. pero es propia en cada caso. no como constituyente. Plantea el dibujar como una realización de deseos. que detienen la evolución defensiva. que se destaca en lo figural. y la manera en que el “yo” intenta desembarazarse de ellas. Continúa. Otras cuestiones importantes “Las defensas”. con las orientaciones que permiten proyectar el cuerpo propio. junto a las verbalizaciones. que su análisis en cualquier técnica gráfica es de relevancia capital. siguiendo a Freud.

roto. pobre contacto con el medio y características infantiles. Casa: marcado énfasis en el techo o en el cuerpo de la casa. Humanas: pobres. manifestándose en un tratamiento desigual de algunas zonas corporales en una misma figura. sonrisa estereotipada. lindos. casas castillo. Por tanto no podemos dejar de incluir en este capítulo. Fig. de perspectiva. de interrelación entre las partes.defensas en los tests gráficos. Casa y árbol presentan la característica de casatecho y casa-fachada. etc. Humanas: aspecto desafiante o exhibicionista. Fig. parecen alteraciones en la ubicación espacial. cristales. • Identificación proyectiva características inductoras con • Mecanismos esquizoides (como una unidad inseparable) Rasgos formales delimitados. Mecanismo defensivo Características en los Tests gráficos • Identificación (splitting) proyectiva excesiva El objeto gráfico aparece desorganizado. vacío o siniestro. Disociación Fig. de gran tamaño. Necesidad de impactar. a manera de guía. con capacidad mágica omnipotente (Diossantos) o de protección (Superman). no evita la necesidad de recurrir a su obra directamente. Características grotescas. Humana: con caracteres extrahumanos de poder. Tendencia a enriquecer colmando la hoja con Idealización Negación y control omnipotente Defensas maníacas . Énfasis en la capacidad defensiva (personajes acorazados). Mala conexión del tronco con las ramas. o de mando (rey). omnipotentes. Fig. La hoja está ocupada por diversos objetos desconectados entre sí. sucio. armoniosos. que a pesar de ser completo. Omisión de ciertas partes de los dibujos por ser conflictivos para el sujeto. adornados. Fig. el siguiente cuadro. Objetos grandes. rígidos. tamaño grande. ventanales. Puede mostrar uno o ambos aspectos disociados. etc. o de fuerza física (boxeador). trazo impulsivo. Casas cerradas o casas fachadas. felices. Los límites del dibujo son imprecisos. en la noción de tamaño. Grandes en gral. ramas en punta y/o con muchas nudosidades y movimientos extendidos hacia fuera. con ojos cerrados. Emplazamiento central – arriba. Énfasis en el cuerpo. Humanas: énfasis en el poder mágico. Puede ser una caricatura. débiles o rígidos y exacerbados en exceso. Casas fortalezas. Casa: ampulosas. Humana: aspecto deshumanizado. Los árboles caídos o muertos. Casa y árbol: características infantiles y empobrecidas. duros. Falta coherencia y movimiento armónico. Árbol: exceso de tamaño. idealmente bueno o persecutorio.

vacías. A veces. Solos dentro de la hoja o recuadrados. Dibujo de personajes antitéticos. Reforzamiento y sobredetallismo. generalmente pequeños. rigidez y tensión corporal. Casa: cerrada. vestidos muy adornados. enfatizado el límite corporal extendido. Necesidad de arreglar y repasar partes del dibujo (zonas sucias por el repaso). Meticulosidad. Compulsión a borrar el dibujo o alguna de sus partes. Casa: orden. vacíos. desarticulado.dibujos. Ubicación y tamaño medios. Casa. Casa – árbol: pobre o falta de organización. Fig. Excesos de cerraduras. Generalmente. Fig. paisajes llenos de flores. rectilíneo. Acentuación de la simetría.techo. pobres. Ocultar un dibujo con otro. Humanas: no agresivas. de cercas en punta o de marcos. de niños con globos. Meticulosidad y detallismo.árbol: gran tamaño. Preocupación por los límites. Dificultad para desprenderse del dibujo. casa cercada. (necesidad de negar el temor a la pérdida de objeto). lleno de contenidos. Humanas: con expresión desafectivizada. Casa. adaptativo y control omnipotente Excesivo: reforzamiento de los límites. Ausencia de ramas. Desconexiones entre ramas y tronco. Tachado. En general sólo la cabeza enmarcada. Fig. Cierre y hermetismo. • Defensas de control obsesivo: Diferencia entre control Gráficos empobrecidos. sucias o rígidas y vacías. preocupación por las proporciones. pobre. etc. Acentuación paranoide de la mirada. Predominio de trazos redondeados. Anulación Regresión . Casa sobre una loma en perspectiva o muy idealizadas (castillo). produciendo borroneados y apariencia de sucio. Humanas: gran tamaño. sombreado o rayado. o incremento del detallismo. Dibujo libre pobre. Fig. sin contenido. frío. Formación reactiva Aislamiento Dibujos fríos. Falta movimiento con diferente grado de despersonalización. con límites definidos y vacíos. detallismo. Árbol: preocupación por las conexiones formales. Ausencia de puertas y ventanas. casa fuerte. cercado. vestimenta formal. Árbol: aislado. poco follaje. o cerradas o ubicadas muy altas. Fig. Pueden aparecer sin copa y ramas en punta. Desorganización progresiva en la secuencia de gráficos. Cabeza agrandada tipo robot o casquete. Gráficos ordenados. Marcado límite a nivel de la tierra. se dibujan objetos materiales. aislada. reyes. completos y prolijos. Casas “clisé”. falta del entorno y de caminos de acceso.

Una pauta formal o de contenido por sí sola. Fig. sin frutos. Casa y árbol: buena organización y relación entre sus partes. Para ello se requiere el estudio de las recurrencias y convergencias. particularidad de combinación. preocupación por arreglarlos. siempre en relación con sus defensas. Esto es en el análisis de una sola producción y en su relación interactiva con las otras técnicas como gráficas. los emplea. autocrítica. “Dibujo cromático”. como lo plantea Hammer. ni aún todas las pautas. grados de claridad. cortes en la cintura o de la figura a nivel genital. adecuado tamaño y ubicación espacial. Trazo débil. Inhibición intelectual: cabeza cuadrada. Vacío y pobreza de contenido variable. con adecuada ubicación y tamaño. a través de los indicadores y su significación lo que nos aproxima a ella. personas sentadas o acostadas. Pobreza de contenido y aspecto rígido. sin manos. Ausencia o reforzamiento de zonas corporales conflictuales o impotencias verbalizadas por el sujeto. la intensidad. Énfasis en la cabeza. El color facilita la puesta en texto de conflictos. pequeña. cayéndose o en peligro de derrumbe. Fig. sino tomando en cuenta. Preocupación por ventanales. etc. Objetos gráficos completos. aperceptivas. etc. Es en la aparición de repeticiones u oposiciones marcadas. es también una variable de análisis importante. La variabilidad cromática. Escasa sexualización. Desplazamiento Objetos secundarios cargados del conflicto. opuestos a objetos destruidos. Preocupación por realizar la tarea en forma adecuada. Árbol: pobre. Humanas: pérdida de equilibrio. el dibujo implica una simbología que está sobredeterminada con carácter multívoco. permiten una interpretación cabal de la problemática. Figuras humanas: la situación conflictiva se ubica en zonas que no revisten este carácter o en detalles de la vestimenta. sin pies. Humanas: pequeñas. con escaso follaje. cómo nuestro sujeto. nos permiten enriquecer la interpretación. • Represión • Inhibición • Sublimación “Recurrencias y convergencias”. introspección.Fig. Humanas: completas. presión del trazo y el uso de colores en especial. muy sombreado o aspecto de robot. Ausencia de rasgos sexuales secundarios. Casa: rudimentaria. ya que remite a aspectos inconscientes y más profundos de la personalidad. Figuras humanas antitéticas en cuanto al exhibicionismo. cabello tipo casquete. Pero esto no se refiere al mero ajuste a la normativa. de aspecto cerrado en general. solitaria. armónicas. sólidos. es decir su . cabello y ojos.. inseguras. que surja de una tabulación de significados del color. débiles. muy vestidas. sombreado. la repetición. derruidas o arbitrarias. el uso del color. Movimientos dirigidos hacia la izquierda o hacia abajo. lúdicas. con desconexiones. Casa: zonas rotas.

. agresión. y posibilitar un aprendizaje diferente. el dibujo. A los fines de ilustrar el presente capítulo. Es decir. La imposibilidad de asimilar en su función intelectual no lo excluye de ser un comunicador a través del dibujo de su mundo interior. presentan características propias. ahí había un perrito mágico. la madre era la perra de una bruja buena y el cirquero también estaba. el que conserva el pleno carácter de privilegio para establecer transferencia. Dibujo “anormal”. que pone en evidencia sus fantasías predominantes.significación pero siempre asociada a la imagen-objeto que recurrentemente aparece representada con una coloración determinada. la complejidad o simplicidad. lápiz tipo Faber Nº 2. halle un soporto y un adulto dispuesto a bucear en un mundo de creatividad más allá de la falta de detalles o perspectiva óptica. y ésta no depende del grado de constitución sino de que aparezca el vínculo entre el material y el niño. sintetizamos el siguiente caso: Ejemplo de la producción gráfica: Caso Ariel Paciente: Ariel (hijo único) Edad: 6 años 6 meses Grupo familiar: papá. deficientes. Secuencias gráficas. (cuenta una historia espontánea): -“en una casita. Otros síntomas que surgen en la Entrevista inicial a padres: enuresis. El universo simbólico que pone en juego en su grafismo busca expresión. Las producciones gráficas de los niños débiles mentales. un dibujo de un niño de 12 años puede corresponder a una edad mental de 4 años. tiene toda la riqueza y libertad. hasta que vino este señor (no señala en el dibujo ni acepta identificarlo): Los rayos contentos de la chimenea. las nubes felices. . y el perrito Energinter fue a buscarlo y lo curó. inadaptación al grupo de pares. 38 años. etc. (cabe advertir acerca de la riqueza del vocabulario): A) Dibujo libre acromático inicial Material utilizado: papel tamaño oficio. . Sabemos que a través del test de la figura humana en relación a la integración de la gestalt. las flores felices. vino una tremendita lluvia y agarró el paraguas…porque el señor fue a la casa abandonada. pero en sentido amplio las significaciones van más allá de una simple estimación del CI. El placer. Suele ser precisamente con estos niños. oligofrénicos. mamá. . y ahí había fantasmas. Se encuentran ciertas semejanzas con el dibujo de niños normales más pequeños. Por último recordemos que el niño con serias deficiencias disfruta del dibujo libre y sobretodo del color. ¡No!. el sol estaba feliz y las nubes estaban felices. se quedó sangriento. “anormales”. pero establecer una analogía no es del todo correcto.El señor entró a la casa y había como una madera suelta y se cayó abajo del piso. la alegría no tiene diferencias en tanto. estaban muy tristes. El tipo había tocado un violín y no quería que se resistiera. conocemos que a través del dibujo podemos estimar cualitativamente el nivel intelectual del niño según los indicadores. permite utilizarlo como test de desarrollo mental. Verbalización posterior a la producción.En el ropero estaba el violín”. El valor expresivo del dibujo en el niño anormal. 40 años. Motivo de consulta manifiesto: diagnóstico neurológico de hiperkinesia con déficit atencional. nadie había ido a la casita abandonada. y entre el niño – el material y el adulto. pero esto no significa que guarde una analogía estricta con un dibujo de un niño de 4 años con edad mental de 4.

Le Dessins Enfantin Alcant. G. S. 5 La interpretación de los sueños (continuación). Buenos Aires. 1934 Boutonier.. 1980 De Saint – Exupèry.. Amorrortu editores. Art in Human Affairs. M. 1964 Klein. Test de inteligencia infantil por medio del dibujo de la figura humana. Vol. J. F. A. La imagen inconsciente del cuerpo. Buenos Aires. Buenos Aires. 1992 Freud. A. Y Amatruda. C. Madrid.. Buenos Aires. N.. 1978 Dolto. Obras completas. E. Grafología infantil. Amorrortu editores. J. El principito. 1975 Koppitz. Obras completas. S. Contribuciones al psicoanálisis. 1979 Echevarría...F. Gedisa. F. Test Guestáltico Vasomotor.. 1962 Bender. Whittleseyhouse. Palabra Ediciones S. 1992 García. Buenos Aires.. 1971 Hammer.E. Paidós.. Paidós. Test proyectivos gráficos. El dibujo y el diagnóstico psicológico del niño normal y anormal de 1 a 6 años. Paidós. New York. Paidós.H. A.Bibliografía consultada • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • Aberastury. 1993 Gesell. El trabajo psicoterapéutico.. Bureau Educ Experiments. M. Buenos Aires. Buenos Aires.. A. España. Obras completas. Paidós-Hormé.. M. Guadalupe. Buenos Aires. 1984 Luquet. El dibujo de la figura humana en los niños.. Paidós. New York. 1927 Meier. S. 1997 Di Leo. Buenos Aires. 1992 Freud. Buenos Aires. A.H. Buenos Aires. El psicoanálisis de niños. Obras completas. Paidós. Arzeno. El niño de 1 a 5 años.. 1977 Aberastury. Usos y aplicaciones clínicas. Paidós. Amorrortu editores.. 1985 Di Leo. Buenos Aires. Paidós. Vol.. 1942 .A. Children’s Drawings from lines to pictures. Buenos Aires. 1992 Freud. Paidós. Buenos Aires. Paidós. Librairie. Paidós. M. Amorrortu editores. 1976 Gesell. L. 1997 Klein. Hormé. y Nasio. Vol. Los dibujos de los niños como ayuda diagnóstica. Buenos Aires. 7 Tres ensayos de teoría sexual.. 13 El Moisés de Miguel Angel. E. Obras completas. S. Buenos Aires. Vol. Teoría y técnica del psicoanálisis de niños. Buenos Aires. 4 La interpretación de los sueños. F. El niño del espejo. Aportaciones al psicoanálisis de niños. 1987 Dolto.D. Comprendiendo a los niños a través de su escritura y dibujos. Vol. 1973 Goodenough. Buenos Aires. Nuevas aportaciones al psicodiagnóstico clínico. Buenos Aires. B.. 1992 Freud.. EDAF. 1992 Freud. México. S.. Amorrortu editores. 1977 Biber. 11 Un recuerdo infantil de Leonardo da Vinci.E. El dibujo en el niño normal y anormal.. Nueva visión. París. J. J. Diagnóstico del desarrollo normal y anormal del niño.

D.• • • • • • • • • • • • • • • Morgenstern. Barcelona. Los dibujos de los niños. M. Cuerpo real. A. S. Barcelona. Rev. Buenos Aires. Buenos Aires. 1993 Rodolfo.. Nueva Visión.. Paidós. Estudios clínicos. Clínica psicoanalítica infantil. Buenos Aires. Buenos Aires.Ali.. Gedisa. 1978 Winnicott. Rev. Buenos Aires. 1969 Xandró. Gedisa.Haworth. El niño del dibujo.. cuerpo imaginario. M. Paris. J. Groddeck.. Del significante al pictograma a través de la práctica psicoanalítica..D. Buenos Aires. Vol.. L. 1997 Widlöcher.D. Amorrortu editores. 1947 Rabin.. y colab. Realidad y juego. E. Gedisa. García Arzeno. Barcelona. Le Dessins de l’Enfant. M. 1996 Prudhommeau. Bases para una interpretación psicológica. Hormé.. 1993 Winnicott. Las técnicas proyectivas y el proceso psicodiagnóstico. 1979 Sami.... Grandes Psicoanalistas. Buenos Aires. Herder. 1 Freud Ferenezi. Buenos Aires. Klein.. 1992 Sami. Técnicas proyectivas para niños. 11 Winnicott.Ali. Herder. D. 1996 Nasio. Paidós. 1966 Rodolfo. M. Vol. R. El simbolismo y el valor psicoanalítico de los dibujos infantiles. APA Nº 3. Paidós. 1948 Morgenstern. M. Grassano. M. Estudio psicoanalítico del grafismo y sus funciones en la construcción temprana del cuerpo.. Barcelona. D. Grandes Psicoanalistas.. 1991 . El espacio imaginario. 1948 Nasio. Paidós. Grafología Superior. APA Nº 3. S. Un caso de mutismo psicógeno. 1996 Siquier de Ocampo. Dolto. J. E. Presses Universitaries de France. Lacan.