Sie sind auf Seite 1von 4

Ideas sacadas de los libros de Historia del Arte de 2º de Bachillerato de las editoriales

ECIR y BROMERA.

INTRODUCCIÓN

Aunque nace en Italia, es un fenómeno multiforme, como corresponde a una Europa


fracturada, especialmente en lo religioso. Esto explica entre otros, el barroco protestante
de Holanda-que con su pintura naturalista y doméstica sirve a las necesidades
burguesas- y el barroco eclesiástico y cortesano de los países católicos- instrumento e
imagen persuasiva del poder de la Iglesia y de la Monarquía.

EL ARTE COMO ESPEJO DEL PODER

En este contexto el arte se convierte en el gran medio de propaganda y persuasión para


inculcar en las masas su imagen de grandeza, de poder. Así, la actividad artística se
pone al servicio del Estado-Luis XIV y el palacio de Versalles-, que en Francia
controlará la formación y la producción de los artistas mediante la Academia.
El desgaste del Imperio español deja paso a la hegemonía de Francia. Allí Luís XIV
establece, desde 1661, la primera monarquía absoluta de origen divino, basada en la
centralización y el uniformismo político, religioso e incluso artístico. El estado
reorganiza el orden estamental, la nobleza se somete al rey pero conserva tierras y
privilegios. Mientras la burguesía apoya a un absolutismo que le garantiza la
prosperidad mediante la paz y el desarrollo comercial.
Por otra parte el Concilio de Trento (1545-1563) orquesta el contraataque doctrinal de la
Iglesia Católica. El arte barroco será el instrumento definitivo para triunfar sobre la
Reforma, aunque haya perdido el dominio ideológico sobre media Europa. Roma, para
controlar doctrinalmente a los fieles, oculta su fracaso simulando éxitos, que se
identifica como posesión de la verdad. Este sentido triunfal se propaga con el
ceremonial y las artes, donde todo esta pensado para persuadir a los fieles.

EL BARROCO ARTE DE LA IGLESIA CATÓLICA

Durante el siglo XVI las tesis protestantes fueron extendiéndose por diversos lugares de
Europa, Roma pedrdía su hegemonía, tanto política como religiosa, toda vez que se
pone en entredicho su supremacía. Esta inestabilidad general y, en concreto, la propia
división de la Iglesia requería una reafirmación del catolicismo sobre la Reforma,
entendida como la principal causa en la ruptura. Así que se puso en marcha un
movimiento, la CONTRARREFORMA, que pretendía dos objetivos: una remodelación
desde dentro de la propia institución y una respuesta dogmática al nuevo pensamiento
protestante. El procedimiento para alcanzar dichos fines se llevo a cabo mediante la
convocatoria del un Concilio en Trento y la creación de la Compañía de Jesús.
Las conclusiones del concilio fueron determinantes en la formación del arte barroco, ya
que se constituirá éste en el medio propagandístico de la Iglesia Católica. Las
recomendaciones iconográfico-formales dadas en el Concilio podrían resumirse en:
1) claridad, sencillez y comprensibilidad
2) interpretación realista
3) estímulo sensible a la piedad

Siguiendo el último aspecto se recomendó representar a Cristo afligido, sangrando,


escupido, con la piel lacerada, herido, pálido y poco atractivo.
El Concilio considera que las imágenes visuales transmiten el mensaje católico con más
persuasión y persistencia que las escritas. No buscan explicar racionalmente la religión
sino visualizarlo de un modo sencillo e impactante, que provoque en los fieles la
emoción y la identificación afectiva con los personajes sagrados y sus sentimientos o,
paralelamente, que les haga ver lo fastuoso y apoteósico como signo inequívoco de
posesión de la verdad. Esta educación visual se basa en la difusión masiva y uniforme,
en torno a 1600, de una iconografía nueva que defiende los aspectos del dogma católico
que niegan los protestantes: los santos-con sus vidas ejemplares- confirman el valor de
las buenas obras, con sus milagros- como sucede con la Virgen-muestran su poder de
intercesión, y sus extasis prueban el favor divino; los milagros sobre la eucaristía
demuestran la presencia real de Cristo en ella; el valor y la figura del mártir- heroe que
lucha por la fe- se amplifican con la descripción verosímil de su martirio; la presencia
de los sacramentos en el arte consagra su veracidad y dignidad…

EL ARTE BARROCO COMO ARTE CIVIL

Con el afianzamiento del absolutismo, el arte barroco se erigió en el mejor representante


de los reyes europeos, pues sirvió como instrumento de vanagloria y propaganda de sus
monarquías, la ciudad, el palacio y los edificios reales serán las enseñas del nuevo
régimen. El lujo y la ostentación de sus obras artísticas serán los encargados de crear en
el ciudadano la sensación de omnipotencia de su rey. Incluso los estados protestantes se
acercaron a las nuevas formas, bien para la realización de obras constructivas o
simplemente para expresar, a través de la plástica, el verdadero sentido de la sociedad
burguesa.
La ostentación de la monarquía por medio del arte es necesaria para que el monarca y el
estado que representa inspiren respeto y para configurar una mentalidad de sumisión
ante tanta grandeza. La ostentación exige un ceremonial y un escenario magníficos-el
palacio- manifestación visual del ideal absoluto concebido según un plan unitario que
integra edificio, programa decorativo y jardín. Éste por su desmesura, más que un paseo
es un decorado para impresionar y celebrar grandes fiestas. Esta glorificación del rey,
lleva a ocupar la ciudad entera, con plazas presididas por la estatua del REY.
También las artes figurativas ensalzan la figura del rey mediante el retrato y la alegoría
mitológica integradas en el palacio, cuyo modelo es el de Versalles, en Francia, ricos
interiores, filas de salones, galerías de espejos, pinturas ilusionistas con gran efecto
escenográfico. Fuera las perspectivas infinitas y convergentes hacia la residencia real de
sus jardines geométricos, simbolizan que el rey es el centro de un poder que lo abarca
todo, y a la que se subordina incluso la misma naturaleza.

LA ESCULTURA

Apoyada en la apariencia, la escultura barroca tenderá a captar la fugacidad


producida en un momento, la transformación, el transito de lo material, el devenir de la
existencia hacia la muerte, punto de encuentro con Dios. Este movimiento se hace
patente en lo físico (contorsiones anatómicas, ropajes al viento…) y también en la
estructura compositiva de las figuras y escenas (espirales, diagonales, …). Los
materiales ayudan a esta conformación teatral, haciendo uso de la piedra, mármoles de
colores, bronces, …combinados entre sí y de impresionantes efectos visuales. En suma
se propone la exaltación de la religión, la Iglesia o los propios papas, con una temática
que abarca desde las fuentes hasta las tumbas, pasando por todo tipo de
representaciones.
1. ITALIA: LA PASIÓN Y EL DINAMISMO HECHOS MÁRMOL

Bernini está considerado como el más genuino de la escultura barroca-


especialmente de la italiana, las características principales son:
Naturalismo los retratos hablan, sienten… esta comunicación en temas
religiosos y funerarios se logra mediante el efectismo escenográfico; busca
expresar pasiones y sentimientos exaltados y transmitirlos al espectador.
Movimiento exaltado y espontáneo, representado en acto, no en potencia, las
telas tienen propia vida-como hinchadas y arremolinadas por el viento- y
resultan ampulosas y de fuerte claroscuro.
Efectos pictóricos de la superficie esculpida, que plasma con gran sensación de
realidad las calidades o texturas de las telas, piel,…

2. LA IMAGINERIA HISPÁNICA. EL COLOR DE LA EMOCIÓN

La iglesia y las cofradías son el motor de una escultura puesta al servicio de la


piedad contrarreformista. En ella junto a los retablos, en los que hay más figuras
exentas que relieves, es creciente la importancia de las imágenes independientes
para los pasos procesionales de la Semana Santa, auténticas instantáneas teatrales
que se pasean por un escenario que es la ciudad entera. Ante su realismo, el fiel se
emociona, se siente participe de la Pasión y ve a los santos como personas
verdaderamente próximas a su entorno.

LOS PAISES BAJOS

Los Países Bajos, que habían gozado de una cultura común, quedan divididos tras la
Reforma en dos territorios con caracteres distintos: Flandes y Holanda, dando lugar
durante el siglo XVII a dos modos de pintura totalmente distintos.

LA PINTURA FLAMENCA –FLANDES-

Bajo el dominio español, es católico, con un enorme peso de la nobleza. Abundan los
temas religiosos en grandes lienzos para las iglesias, con la vida de los santos y la
exaltación de los sacramentos. La corte y la nobleza se interesan por la mitología para la
decoración de sus palacios, insistiendo en los elementos de la sensualidad; los retratos
por otro lado intentan dar una imagen solemne del representado.

El principal artista es Rubens, de joven estudia en Italia la grandeza corporal de la obra


de Miguel ängel y el colorismo veneciano.
A su regreso a Amberes fue nombrado pintor de los archiduques que, dadas sus
habilidades sociales, también le encargaron misiones diplomáticas por Europa, lo que
explica la difusión de sus obras y su fama en el ámbito aristocrático. Poseía gran
capacidad de trabajo y organización en su tallesr, donde emplea hasta doscientos
operarios. Rubens diseñaba las composiciones y retocaba, en tanto que los ayudantes de
calidad se especializaron en telas, animales, paisajes o arquitecturas, sin que ellos
perjudicase la unidad de la obra. Su producción es muy extensa, además sus obras son
muy copiadas, incluso en Hispanoamérica, gracias a su difusión en grabados.
Pinta composiciones religiosas, grandiosas y teatrales con aspecto a veces de escenas
cortesanas. En ellas la potencia y el dinamismo de sus figuras conecta con el sentido
triunfal y de magnificencia de la Iglesia Católica y sus corrientes más activas; no en
vano decoró con una larga serie de pinturas la iglesia de los jesuitas de Amberes. Por
ello sus figuras se asimilan a héroes clásicos.

Un ejemplo es el Descendimiento, la Cofradía de Arcabuceros decidió encargar para su


capilla en la catedral de Amberes un tríptico con el tema del Descendimiento de la Cruz
en su panel central. Nicolas Rockox será uno de los principales promotores del encargo
por lo que aparece representado entre los asistentes a la Presentación en el templo. Aquí
contemplamos la diferente temática entre Flandes y Holanda respecto a los encargos de
cofradías y gremios.
Pinta temas mitológicos, como pretexto para un repertorio de desnudos dinámicos y
actitudes teatrales, su especialidad son los desnudos femeninos de carnes abundantes,
blandas y nacaradas.
Como retratista sigue a Tiziano, con un tipo de retrato cortesano que traduce la
importancia del personaje.
Sus paisajes presentan juegos de luces que dan profundidad y una naturaleza en
movimiento (nubes, caminos y troncos que se retuercen).

HOLANDA

Republica burguesa y protestante, desaparece la pintura de la Iglesia y los lienzos


religiosos se tornan pequeños para ser contemplados en las casas; la temática versa
sobre los temas bíblicos del Antiguo Testamento. La mitología pierde importancia y el
retrato se convierte en el tema más importante, tomando una carácter privado. Se
practica el retrato individual y colectivo o doelen, retratos de comunidades gremiales,
donde sus dirigentes pretendían hacer ostentación pública de sus cargos. Otros temas
representados son el paisaje puro, los interiores burgueses y los bodegones.