Sie sind auf Seite 1von 3

Hugo Blumenthal © 2007

El absurdo en La metamorfosis de Kafka


Por Hugo Blumenthal

“Si soy espera de esperas de espera y si, de golpe, el objeto de


mi espera última y el mismo que espera son suprimidos, la
espera recibe retrospectivamente carácter de absurdo.”
Jean–Paul Sartre. El ser y la nada.

¿Manejaba Kafka el absurdo? Más que por decisión suya, el absurdo parece apoderarse de su obra.
Y su obra hace patente el absurdo sólo por la virtud de la técnica que la anima. El absurdo se
patentiza en ella de dos maneras, a la vez cómico y trágico. Así, puede percibirse de estas dos
maneras. Primero se nos presenta cómico, en unas pocas líneas que llevan en sí el absurdo fundado
en un exceso de lógica, pero que además llevan una lógica que se niega a contemplar lo
extraordinario como tal, la metamorfosis de Gregorio en un bicho como suceso extraordinario. A
partir de esa lógica de lo natural que deja sin fundamento lo extraordinario al inscribirlo en lo
ordinario es que aparece el absurdo. Pero el absurdo no aparece mas que a nuestros ojos. Por estar
inscritos en esa lógica absurda, los personajes no podrán tener conciencia de su situación absurda; si
mucho, podrán atisbar lo inusual de su situación. El exceso de esa lógica lo que hace es resaltar el
absurdo y magnificarlo a extremos insospechados, llevándonos al limite de lo cómico. Uno se sonríe
de ciertos “pensamientos” inundados de esa lógica. Recuérdese, por ejemplo, la curiosidad de
Gregorio por saber lo que dirían los demás cuando le viesen. Si se asustaban –pensaba entonces–, se
encontraría desligado de toda responsabilidad, no tendría por qué temer. Si por el contrario, se
quedaban tranquilos, entonces tampoco tendría por qué excitarse. ¡Pensaba aquello al poco tiempo
de verse convertido en un insecto!
Pero, lo que aisladamente parece cómico, en conjunto va a parecer trágico. Si bien Kafka expresaba
la tragedia mediante lo cotidiano y lo absurdo mediante lo lógico, como escribió Camus, aquí esa
lógica no se va a encontrar desligada de lo cotidiano y lo real, por lo que el absurdo queda
impregnado de lo trágico. La lógica va a ser llevada a extremos dentro de lo cotidiano, y
precisamente eso nos va a dar conciencia de que lo absurdo expresado por ella es asimismo un
absurdo trágico. Así, si es cómico que Gregorio se comporte como si no gran cosa le hubiera
sucedido (absurdo cómico), su tragedia se encontrará en el hecho de que no va a poder, por la lógica
absurda que lo motiva, asombrarse suficientemente de su falta de asombro (absurdo trágico). La
lógica que no le permite asombrarse se verá ahora más como una perseverancia en base a la
esperanza de que todo aquello va a terminar de momento a otro. Como dice Gregorio, es cierto que
se encuentra en un grave aprieto, pero trabajando, cree, podrá salir de él.

Habiendo distinguido el manejo del absurdo en La metamorfosis de Kafka, pasemos a analizar los
principales puntos en donde se patentiza el absurdo:

1. Gregorio Samsa despierta una mañana convertido en insecto. No se cuestionan los motivos.
Simplemente se tiene conciencia de lo “terrible” que es, y se espera a que vuelva a ser como antes.

1
Hugo Blumenthal © 2007

Para cualquier lector objetivo, es un absurdo. Pero es algo que tiene sentido dentro de la obra de
Kafka (mas no por ello deja de ser absurdo). Es que la familia Samsa ha tratado por tanto tiempo a
Gregorio como un insecto (y su trabajo no es más que una lucha por demostrar que no es un
parásito) que finalmente “tiene” que terminar por convertirse en uno. Pero, ¿de haber permanecido
solo habría muerto como un insecto? La familia es la que va a reivindicar en cada momento que es
un insecto, que ha dejado de ser humano. Y eso es lo que precisamente lo llevará a su muerte.

2. En las relaciones de Gregorio con su trabajo... Si dijese que estaba enfermo infundiría
sospechas, ya que en los cinco años que lleva de empleado no ha estado malo ni una sola vez. Así
discurre la lógica absurda. Pero también hay un absurdo que lo plantea, y que es puesto de
manifiesto por el principal: Nosotros tenemos que saber sufrir las indisposiciones, anteponiendo a
todo los negocios; pues no hay época, no debe haberla, en que los negocios estén completamente
parados. Así esta última lógica absurda (no nos podemos detener porque los demás tampoco se
detienen) nos muestra un absurdo justificado por otro.

3. En la absurda lógica del ahorro, el dinero entregado todos los meses por Gregorio –él se
reservaba únicamente una ínfima cantidad– no se gastaba por completo, y había ido formando un
pequeño capital. Dinero con el cual habrían podido pagar poco a poco la deuda que el padre tenía
con su jefe. Pero ahora se sigue conservando asimismo como capital que no se debe tocar,
conservado para casos de necesidad (y si la metamorfosis no funda una necesidad, se entiende que es
una espera absurda, como esperar a Godot). El dinero para ir viviendo no hay más remedio que
ganarlo.

4. Con la muerte de Gregorio, el porvenir ya no se presenta con tonos oscuros para la familia
Samsa, pues sus tres colocaciones –sobre las cuales no se habían todavía interrogado claramente
unos a otros– resultan ser muy buenas. El absurdo más trágico, pues demuestra que Gregorio ha sido
un absurdo. Su familia hubiera podido ser feliz sin sus esfuerzos.

Hugo Blumenthal
Cali, 1996

BIBLIOGRAFIA

BARTHES, ROLAND. Essais critiques. París: du Seuil, 1964. (Trad. cast. de Carlos Pujol. “La
respuesta de Kafka.” Ensayos críticos. 2a ed. Barcelona: Seix Barral, 1973. Pp. 167-172.)

BLANCHOT, MAURICE. L'espace littéraire. París: Gallimard, 1955. (Trad. cast. de Vicky Palant y
Jorge Jinkis. “Kafka y la exigencia de la obra.” El espacio literario. 2a ed. Barcelona: Paidós,
1992. Pp. 51-76.)
2
Hugo Blumenthal © 2007

CAMUS, ALBERT. Le mythe de Sisyphe. París: Gallimard, 1951. (Trad. cast. de Luis Echávarri. “La
esperanza y lo absurdo en la obra de Franz Kafka.” El mito de Sísifo. 3a ed. Madrid: Alianza,
1985. Pp. 165-181.)

KAFKA, FRANZ. Die verwandlung. Berlin: Schocken Verlag, 1935. (Trad. cast. de Alianza
Editorial. La metamorfosis. Bogotá: Círculo de Lectores, 1981. Pp. 21-89.)

ROBERT, MARTHE. “Franz Kafka y el proceso de la literatura.” Revista Eco. Tomo XI/6. Octubre
de 1965. Pp. 553-581.

ROBERT, MARTHE. “Simbolismo y crítica de los símbolos.” Acerca de Kafka. Pp. 33-63.