You are on page 1of 2

Hugo Blumenthal © 2007

Qué es la literatura
(y cómo enseñar qué es la literatura)
Por Hugo Blumenthal

La pregunta fundamental del siglo XX. Pregunta compleja. Y no tiene sentido abrir un debate
sobre el ser la literatura, con toda su complejidad, ante estudiantes que desconocen hasta su
experiencia más “sencilla”: el placer de la lectura. Una respuesta simple, categórica, definitoria y
definitiva, no tiene mayor sentido, puesto que la olvidaran o ignorarán como otras tantas cosas
que se les “enseña” en la educación clásica. Más que una solución, yo propondría problemas,
primero a un nivel muy básico, para ayudar a construir al estudiante un concepto propio de
literatura, y que sin embargo no ignore otras posibles concepciones. Se trataría de ver diferentes
definiciones posibles más como generadores de problemáticas que como soluciones. De entrada,
se darían ciertos elementos básicos (como posibles definiciones de sociedad, cultura, individuo o
sujeto, lectura, escritura, saber, estética, etc.), para entrar a pensar qué puede ser la literatura.
Obviamente para la discusión del ser de la literatura debe promoverse una experiencia de la
literatura, en su apropiación como en su producción (lo que luego vendrá a explicarse es que su
apropiación es ya una producción, o reproducción particular del ser-literatura). Se propondrán
obras presumiblemente literarias para pensar entre otras cosas si puede considerarse literatura, y
porqué, y qué ha llevado a que se la considere tal, etc. La promoción de la producción escrita,
con “aspiraciones literarias”, permitiría tratar la relación escritura-literatura para mostrar la
dificultad de la producción literaria (que implica por lo general un conocimiento profundo de la
cultural, la literatura, etc.). Sin embargo lo que se busca no es demostrar una imposibilidad
innata de producir literatura, sino de promover el trabajo de la escritura mas allá de la búsqueda
de la reproducción de lo que ya puede considerarse literatura; escritura que, en ultimas, puede
llegar a ser considerada literatura. Esa experiencia de escritura posibilita, por tanto, la
comprensión de que una cultura puede excluir naturalmente muchas obras que luego aceptará
como literatura.

***

La literatura como abarcando multiplicidades, diferencias, de estilo, forma, genero... y hasta


tipos de literatura (la baja literatura, la alta, clásica, de consumo, underground, culto, etc). Pero
para facilitar un tanto las cosas (!) se preferirá el termino literatura para designar sólo alta
literatura, que se confunde con lo “clásico” y que en general es la única que promueve la
escuela.

Analizar la relación cultura/sociedad y sujeto(individuo). La cultura, para mayor facilidad, puede


dividirse en alta, media y baja, tomándola en sentido no-antropológico, como capacidad de
conocimiento y relación con diferentes formas de la expresión humana.

Las relaciones de poder, que inevitablemente lo permean todo, sólo serán tenidas en cuenta en la
cultura por la búsqueda de cada nivel por su auto-conservación a través de los individuos que la
conforman. Así, por lo general se promueve el desarrollo económico, posición social, más no
cultural (en las bajas culturas un desplazamiento en el nivel cultural es tomado las más de las

1
Hugo Blumenthal © 2007

veces como una traición). Porque cada nivel cultural gusta de reproducirse a sí mismo, no tanto
desarrollarse, implicar revoluciones en su interior.

Las relaciones entre cultura y sujeto enmarcadas por procesos de lectura y escritura (tomados en
sentido amplio y concreto, como los definían la nueva critica francesa (Barthes, Kristeva,
Derrida)). El sujeto en la medida en que lee su mundo, su cultura, es escrito por ella, y él puede
ayudar a modificarlo (su mundo). El medio cultural predice como será; formado, aun antes de
nacer. Y sin embargo la escritura “final” le compete al individuo por las relaciones que puede
llegar a establecer con su mundo (cultura).

El sujeto productor de literatura, ¿cómo hace? Se trata de un proceso de escritura que implica
trabajo y juego en la reelaboración personal de su cultura. La cultura entonces sería la materia
prima, modificada por el sujeto. Juego riguroso en el que se juega con las reglas culturales, para
lo cual es necesario aprehenderlas -y luego modificarlas, transformarlas. El “producto”,
esencialmente escrito, es objeto de consideración del medio cultural, que en últimas lo acepta,
rechaza, decide catalogarlo, proponerlo consumible, en la medida en que comunica con ella (se
reconoce reflejada, interpelada).

Considerar la literatura como algo no ya-dado, fijo, establecido, que, aunque conformado por
una tradición, y unas obras, podría examinarse como un cadáver, sin miedo a que se levante
indignado, sino algo que está siendo, en proceso, renovándose en cada nueva “obra” literaria, en
cada lectura (recreación).

Buscar crear en el estudiante una conciencia critica sobre el ser de la literatura de manera que no
se contente simplemente con reconocer como literatura sólo que la cultura le proponga como tal
(por novedad, porque es un clásico, porque ha ganado tales premios literarios, porque ha
vendido tanta cantidad de copias, etc., índices de la literatura popular moderna), sino que pueda
ayudar a crear y proponer literatura.

Literatura, espacio abierto a lo posible humano; por tanto no puede más que atentar contra una
cultura “fija” o lo ya establecido, contra lo que se pretende imponerse eterno, durable.

Hugo Blumenthal
Cali, 9 de Marzo de 1998