You are on page 1of 5

JESS SE MANIFIESTA COMO MESAS

Desde que inicia su vida pblica comienza a manifestarse como el Mesas anunciado por

Su bautismo en el ro Jordn Con sus milagros Con sus enseanzas: Jams nadie ha hablado como este hombre Pedro lo confiesa abiertamente: T eres el Cristo... Despus de resucitar a Lzaro, las multitudes le aclaman en su entrada triunfal en
Jerusaln

los profetas

Jess revela su naturaleza divina, su ser igual a Dios, con lo que supera todas las expectativas y esperanzas mesinicas del pueblo judo
Prof, Braulio Tello F. 1

PRUEBAS DE LA DIVINIDAD DE JESUCRISTO


Los judos le imputan que l ha dicho que es Dios
A. Dios Padre nos revela la divinidad de Jess

En el Bautismo

En la Transfiguracin

B. Jess se presenta como igual a Dios Identidad de naturaleza entre el Hijo y el Padre

"Nadie conoce al Hijo sino el Padre..."

"El que me ha visto a m ha visto al Padre..."

"Yo y el Padre somos una misma cosa"

Afirma tener poder para perdonar los pecados. C. Las actitudes de Jess manifiestan su divinidad Asegura que exista antes que Abraham y Moiss Afirma que es mayor que todos los patriarcas y profetas.

Se presenta como superior a los ngeles.


Dice que es Hijo de Dios, que tiene naturaleza divina, por ello le condenan a muerte. Tiene poder para resucitar a los muertos Vendr a juzgar a vivos y muertos Prof. Braulio Tello F. 2

D. Las exigencias de Jess son propias de Dios

E. Los Apstoles declaran la divinidad de Jess

La persona y la vida de Jess de Nazaret no pueden explicarse si no se admite que es Dios

OTRAS PRUEBAS QUE MUESTRAN LA DIVINIDAD DE JESUCRISTO


A. La excelencia de su doctrina La Revelacin sobre el ser de Dios Sobre la dignidad del ser humano La grandeza de su programa moral

C. Las profecas En Jess se cumplen muchas profecas mesinicas del Antiguo Testamento Se han cumplido las profecas que l formul

D. La Resurreccin de Jess B. Los milagros 39 se mencionan expresamente en los Evangelios y consta que hizo muchos otros La mxima prueba de su Mesianidad. Los Apstoles la proponen como garanta de la veracidad del Evangelio que predicaban Prof, Braulio Tello F.
3