Sie sind auf Seite 1von 5

Historia

Mick Andrews, una leyenda sin fin


Texto: Horacio San Martín
Fotos: cortesía de Julio, archivo Todotrial y 
La historia de uno de los pilotos más míticos del trial obtenidas de los libros "Spanish Trials Bikes" de 
Don Morley, "The Scottish, 1963-1989" de 
Sandhan y Dickinson

   Decir "Mick Andrews" significa mucho en el mundo del trial. Hoy 
es Dougie Lampkin quien rellena las hojas de información trialera, 
antes lo fue Jordi Tarrés, pero mucho antes se hablaba de nombres 
como Yrjo Vesterinen, Sammy Miller o "the magical" Mick Andrews. 

   Probablemente sea Mick Andrews el hombre que más admiración causó en 
su tiempo y sigue causando en nuestros días, y es que Mick sigue en activo 
compitiendo en trial y motocross, acumulando grandes victorias, la última 
de ellas en la última edición del Scottish Pre-65, y demostrando que los 
grandes campeones son de otra galaxia, en este reportaje daremos un 
breve repaso a su biografía para conocerle y comprender porque causa 
tanta admiración.

  "The magic Mick" ha sabido mantener la voluntad y constancia para 
mantenerse en forma, tal y como ya se destacaba en las revistas de finales 
de los años 70. Fue dos veces campeón de Europa, cuando aún no existía el 
campeonato del mundo, en los años 1971 y 1972 con la marca española 
OSSA, pero además ha sido quien más veces ha ganado los Seis Días de 
Escocia (en los años 70, 71, 72, 74 y 75). Fue el primero que ganó los Scottish con una moto japonesa, pero ya era 
leyenda mucho antes de vencer los Scottish por quinta vez. 

   Mick Andrews nacía en Derbyshire en 1944. Hijo de un oficial apasionado por las motos y también corredor, fue 
educado en Elton, población cercana a Matlock, en el distrito de Pack. A los 14 años participó en las primeras 
competiciones de trial con una James de 125 de dos tiempos, aprovechando el tiempo libre mientras trabajaba como 
mecánico. Demostró tan buenas cualidades que un campeón local de trial le prestó una 200 cc con la que rápidamente 
obtuvo mejores resultados que el propio dueño de la moto. 

   Mientras estudiaba ingeniería consiguió una AJS 350 con la que ganó su primera 
competición importante, el Nothern Expert. Sus dotes no pasaron por alto a los 
representantes de AJS, y en 1962 entró en la marca siendo el más joven de todos 
los pilotos oficiales. Debutaba con la 4 tiempos en los Scottish, donde trataría de 
lograr el premio al mejor debutante, pero finalmente éste fue para Gordon Jackson. 
Mick sufrió muchas dificultades a causa de los problemas mecánicos, pero lograba 
terminar en el puesto 29 tras hacer la mayor parte de la prueba con un 
amortiguador roto sujeto con un trozo de cámara. En la siguiente edición lograba el 
segundo puesto tras la BSA de Arthur Lampkin, dejando sorprendidos a los 
directivos de AJS, algunos ya le denominan "the best" (el mejor) que los pilotos 
italianos transforman en "la bestia". 

   En su tercera paticipación en los SSDT, vuelve a ser segundo tras la famosa Ariel 
de Sammy Miller. En 1965 pasa a pilotar una James 250, una moto bastante 
antigua pero mucho más ligera y manejable que la AJS. Pero es el año de la llegada 
de las Bultaco Sherpa y nada puede hacer contra el binomio Bultaco-Samy Miller, 
que logran la victoria, quedando Mick en el tercer puesto, la mejor posición lograda 
jamás por una James. La victoria de Miller y su Bultaco suponen una revolución, 
aparecen las motos españolas de 2 tiempos creadas específicamente para la 
práctica del trial y ello supone la crisis de las marcas británicas ante la invasión 
española.

   Pero Mick también competía en enduro y 
Con el escudo del equipo británico del 
I.S.D.T. en 1966 motocross. En 1965 es incluido en el equipo de 
la federación británica para competir en los Seis 

http://www.todotrial.com/ttclasico/historia/mick-andrews.htm
Días Internacionales de Regularidad, y en allí consigue la medalla de oro, la primera 
de varias que ganó en los Seis Días de enduro. Andrews es también un as en el 
enduro, y demuestra que el trial es un deporte muy válido como preparación para 
todas las especialidades del motociclismo. Correr enduro y motocross era para Mick 
unas vacaciones, en comparación con el gran esfuerzo que ponía en su gran pasión, el 
trial. En Motocross participaba con una Matchless 250, consiguiendo en dos ocasiones 
estar en la lista de clasificación del Gran Premio de Inglaterra. 

   En 1967 Mick se hace con una Bultaco y queda tercero tras Arthur Lampkin y 
Sammy Miller en los Scottish. Al año siguiente vuelve a participar con la vieja AJS y se 
ve obligado al abandono por rotura del cambio. Mick estaba ya cansado de las viejas 
motos británicas.

   Poco después es fichado por la marca 
española OSSA, con la que logró los más 
importantes triunfos y para la que trabajó en el  Su única incursión con Bultaco fue en 
1967
desarrollo de sus motos de trial, dando origen a 
las famosas OSSA MAR (Mick Andrews Réplica). Debuta con OSSA en un maratón 
anual organizado en Edimburgo, pero el segundo día rompe la cadena y se tiene 
que retirar. OSSA le exige dedicarse en exclusiva al trial y desarrollar sus modelos, 
aprovechando tanto sus dotes de piloto como sus conocimientos de mecánica e 
ingeniería. El objetivo era vencer los Scottish y la manga española del mundial. En 
su debut con OSSA en los Scottish es tercero, y al año siguiente (1969) segundo a 
muy pocos puntos del vencedor, Bill Wilkinson, la victoria se le seguía resistiendo.

   En 1970 compite por primera vez 
en el campeonato Europeo 
En 1970 con la OSSA Plonker (considerado el mundial entonces, ya 
que no había otro certamen de mayor 
importancia) en el que consigue el décimo puesto. Pero es este año cuando, 
por fin, llega la victoria en los Scottish, Mick llevaba 9 años intentándolo y 
su constancia fue recompensada. Entonces llegaría su mejor época, era el 
sucesor de Sammy Miller. 

   Al año siguiente vuelve a ganar los Seis Días de Escocia, pero además 
logra proclamarse campeón de Europa, dos hazañas que vuelve a repetir en 
1972, igualando así, 23 años después, el record de Viney de obtener tres 
victorias consecutivas en los Scottish. Andrews es el piloto más admirado,  Con el prototipo de la OSSA MAR en 1971
pues su pilotaje es muy espectacular y un tanto malabarista. Además sale 
al mercado una moto que supone una verdadera revolución, la primera OSSA Mick Andrews Réplica.

http://www.todotrial.com/ttclasico/historia/mick-andrews.htm
Con OSSA vence en los Scottish en los años 70, 71 y 72 En el catálogo de la OSSA Mick Andrews Réplica

   A finales de 1972 Mick quiere seguir evolucionando la OSSA, pero la 
fábrica española no quiere ir tan rápido y Mick se desilusiona, por lo que 
acepta la oferta lanzada por los japoneses de Yamaha. Firma así con la 
marca nipona un contrato que causó sensación, pues se convertía en el 
piloto de trial mejor pagado hasta el momento. Tras un duro trabajo de 
puesta a punto de la Yamaha, debuta con ella en el Trial de Sant Llorenç en 
marzo de 1973, donde los aficionados españoles silvan a su paso 
sintiéndose traicionados por el cambio de marca. Ese año es segundo en el 
Europeo tras Martin Lampkin, y en los Scottish logra también el segundo 
puesto tras Malcolm Rathmell.

   En 1974 vuelve a vencer 
en los Scottish, siendo la 
Aquí en un Motocross a lomos de una OSSA primera vez que una 
marca japonesa gana esta 
prueba. La última edición del Campeonato Europeo, antes de convertirse 
en mundial, es muy competida, y tras luchar duramente por su tercer 
título es finalmente tercero tras Rathmell y Karlson. 1975 es un buen 
año para él, vuelve a ganar los Seis Días, logrando igualar el record de 
5 victorias que tenía Miller. En la primera edición del mundial acaba en 
cuarto lugar tras vencer dos grandes premios. 

   La siguiente temporada está caracterizada por los cambios técnicos en 
la Yamaha, se pasa de los 250 a los 360 cc, y se utiliza el primer 
monoamortiguador en una moto de trial. Surgen algunos problemas de 
juventud en la moto, y vuelve a ser cuarto en el mundial tras lograr una 
victoria. Además, el simpático Mick vuelve a competir en carreras de 
Motocross. 

   Estamos ya en 1977, Mick tiene 33 años. Los problemas técnicos con 
Yamaha crispan sus relaciones con la marca, y además cada vez hay 
más pilotos jóvenes en el mundial que llegan con fuerza (Vesterinen, 
Schreiber, Coutard, Soler...) este año logra el 13º puesto. 
http://www.todotrial.com/ttclasico/historia/mick-andrews.htm
   Para la temporada siguiente Yamaha decide prescindir de sus servicios 
y a Mick no se le ocurre otra cosa que comprar una OSSA nueva para 
competir en el British Experts. A ello siguieron un montón de llamadas 
telefónicas entre Andrews y la fábrica OSSA que finalizaron con la vuelta 
de Mick a la casa española, la marca para él más querida, con la que es 
cuarto en los Scottish y 16º en el mundial. 

En 1973 ficha por Yamaha, marca con la que gana en los 
Scottish en 1974 y 1975

En 1976 con la Yamaha monoamortiguador De nuevo en OSSA, corre el año 78

   Ante su declive como piloto de élite decide dar el paso de piloto a constructor en 
asociación con su amigo John Shirt. Nace la pequeña marca Majesty, que fabrica 
una moto artesanal con motor Yamaha. La experiencia es en principio positiva, 
pero al poco tiempo no puede continuar a causa de los problemas de gestión y de 
la fuerte competencia de las marcas españolas. Por entonces sigue compitiendo en 
la manga británica del mundial, en la que es organizador, y también vencedor, lo 
que suscita muchos comentarios. 

   Desde 1980 colaboró con diversas 
marcas desarrollando sus modelos de 
trial. Juega una importante labor en 
la creación de la famosa OSSA TR 80 
(la amarilla). Pero Mick no se retira y 
sigue compitiendo en los Scottish y 
otras pruebas importantes, 
Crea la Majesty con motor Yamaha manteniéndose siempre en forma y 
sorprendiendo por los resultados 
obtenidos pese a su edad. En 1986 colabora con Aprilia y corre en los SSDT, 
después vuelve con Yamaha. Pero Mick es incombustible y según el mismo 
comenta, "no podría vivir sin seguir compitiendo" por eso nunca se ha 
retirado definitivamente.

   Con la moda de las motos clásicas sigue compitiendo en gran número de 
triales y motocross para clásicas. Durante muchos años es capaz de 
participar en los Scottish Pre-65 y acto seguido en los Seis Días, 
sorprendente. Precisamente en los Pre-65 logra la victoria en los años 92, 
93, 94 y 2002 a lomos de su vieja James. En el 2000 fue el vencedor en la 

http://www.todotrial.com/ttclasico/historia/mick-andrews.htm
categoría máxima de los 2 Días de Clásicas de Cabrianes, por delante de 
Miquel Cirera, y en el 2001 quedaba segundo tras este en nivel azul, 
dejando el rojo para unos "tales" Amós Bilbao y Josep Manzano.

   Hoy Mick sigue siendo uno de los 
grandes mitos del trial, pero lo más 
increible es que a sus 58 años goza 
de una salud y forma física 
envidiables, y su buen sentido del 
humor y su jovialidad le hacen ser el 
mismo chaval que en los años 70. 
Mick imparte numerosos cursillos de 
trial por todo el mundo, siendo 
considerado como uno de los mejores 
maestros que se puede tener. 

   Sigue viajando siempre 
acompañado por su esposa Jill, 
compitiendo hasta hace poco en 
triales con Gas Gas, donde ha sabido 
evolucionar su pilotaje a las 
Hoy sigue disfrutando en cada trial
tendencias modernas, y en triales de 
clásicas sigue compitiendo con su James. Durante 2002 y 2003 colaboró 
activamente en el desarrollo y puesta a punto de los amortiguadores 
"Classic Team Mick Andrews". En 2002 volvió a vencer en los Scottish Pre-
65, prueba en la que participa cada año. Destacó en 2005, participando con  Vuelve a aparecer con OSSA en las pruebas de la TR-
80
una vetusta y pesada Douglas bicilíndrica, simplemente para divertirse. 
Todotrial sigue apoyandole en lo posible y le agradecemos que lleve nuestro logo en su moto. 

   Mick Andrews es todo un caballero trialero, su vida ha estado dedicada por completo al trial y así seguirá siendo 
mientras pueda, y es que Mick sigue teniendo cuerda para rato...

En los 80 y 90 seguía compitiendo en los Scottish con Yamaha En 2002 ganó su cuarto Scottish Pre-65

http://www.todotrial.com/ttclasico/historia/mick-andrews.htm