Sie sind auf Seite 1von 67

1

ANÁLISIS DE ESTRUCTURAS CON TEORÍA DE SEGUNDO ORDEN

1-Introducción

Se dice que una estructura es analizada con teoría de segundo orden toda vez que para el planteo
del equilibrio del sistema de fuerzas que sobre ella actúa la misma se considera en su posición
deformada.

Si se recuerda que el análisis lineal de estructuras contiene entre sus hipótesis el concepto de
linealidad estática, que establece que las ecuaciones de equilibrio se plantean en la estructura no
deformada (teoría de primer orden) es simple entender que el análisis de estructuras con teoría de
segundo orden se transforma en un problema no lineal a pesar que las restantes hipótesis del
análisis lineal se mantienen (linealidad mecánica y cinemática).

El concepto de análisis no lineal se resume en la falta de proporcionalidad entre causa y efecto.

A continuación se ejemplifican estructuras resueltas con teoría de primer y segundo orden:

Primer orden.

Segundo orden.
2

El problema planteado requiere conocer previamente la posición deformada de la estructura y en


consecuencia no resulta de resolución directa.
Sin embargo es posible llevar adelante un proceso iterativo planteando el equilibrio en primer orden,
luego proceder a determinar las solicitaciones y con ellas la deformación inicial. Conocida la
deformación es posible modificar las solicitaciones y consecuentemente la deformada. El proceso
indicado puede o no ser convergente en función de las características geométricas y mecánicas de la
estructura como así también de la magnitud del estado de cargas.
La convergencia existirá toda vez que entre dos pasos sucesivos de la iteración tanto las
solicitaciones como la deformación de la estructura resulten valores prácticamente iguales. En este
caso se puede afirmar que se ha llegado a establecer : la configuración deformada de la estructura
como así también las solicitaciones de segundo orden de la misma.

En lo que sigue se analiza idéntico caso pero con la fuerza P dirigida hacia arriba generando tracción
en la columna

Primer orden.

Segundo orden.
3

Finalmente se grafica un tercer caso para luego obtener conclusiones.

Primer orden Segundo orden

Conclusiones que se obtienen en función de los tres ejemplos desarrollados.

En el primer ejemplo se advierte en segundo orden un incremento de la solicitación momento flexor


en la columna respecto de primer orden. En este caso la fuerza P dirigida hacia abajo genera
compresión en la misma.

En el segundo ejemplo se observa en segundo orden una disminución de la solicitación momento


flexor respecto de primer orden. La fuerza P dirigida hacia arriba genera tracción en la misma.

En el tercer ejemplo se observa que en primer y segundo orden se manifiestan idénticas


solicitaciones. Al mismo tiempo el esfuerzo normal en la columna es nulo.

La primera conclusión importante de acuerdo a los resultados obtenidos establece que:

La problemática de segundo orden en un miembro estructural se encuentra relacionada con la


existencia en el mismo de esfuerzo normal de compresión.

Consecuentemente el estudio de estructuras con teoría de segundo orden se orienta a esta


situación y se adopta por criterio que para elementos estructurales sometidos a tracción son
seguros los resultados provenientes de la teoría de primer orden.

Como el único esfuerzo normal que se evalúa es el de compresión cuando de teoría de


segundo orden se trata, el mismo es considerado positivo con el objeto de simplificar las
expresiones de cálculo.

La segunda conclusión importante surge del primer y segundo ejemplo..Se observa claramente que
en ambos ejemplos el esfuerzo de corte en la columna es nulo pero el momento flexor no es
constante, en contraposición con la relación diferencial existente entre ambos esfuerzos de acuerdo
a la teoría de primer orden (Q=dM/dz).En consecuencia se puede afirmar que:

Las relaciones diferenciales existentes entre esfuerzos internos característicos y entre ellos con la
fuerza específica deben ser replanteadas con respecto a las de primer orden cuando se desea
analizar una estructura con teoría de segundo orden.
4

2-Deducción de las relaciones diferenciales entre esfuerzos internos


característicos entre si y con la función fuerza especifica en teoría de segundo
orden.

Se parte del siguiente elemento diferencial de estructura recordando que en teoría de segundo el
esfuerzo normal de compresión se considera positivo.

Con respecto a la representación gráfica que precede conviene hacer las siguientes aclaraciones:

1-Dada la conservación de la hipótesis de linealidad cinemática (teoría de pequeñas rotaciones)


puede considerarse que ds es aproximadamente igual a dz. Consecuentemente la fuerza específica
por unidad de longitud de eje de barra (s) es aproximadamente igual a la fuerza específica por
unidad de longitud horizontal (z) y así se representa.

2-Si bien el esfuerzo normal debe presentar dirección coincidente con el eje de barra y el esfuerzo
de corte debe resultar perpendicular a dicho eje, dada la linealidad cinemática es posible expresar
dichas solicitaciones horizontal y verticalmente como se indica en la figura sin cometer error
significativo.Lo expresado queda justificado en las pequeñas rotaciones de las secciones.

A continuación se procede a plantear el equilibrio del sistema de fuerzas actuantes sobre el


elemento diferencial de estructura adoptando como centro de reducción el punto G2:

Rz=0) N(Z) – N(Z) – dN(Z) + qz(z).dz=0

Rz=0) Q(Z) + dQ(Z) – Q(Z) + qy(z).dz=0

MxG2=0) M(Z) + dM(Z) – M(Z) – Q(Z).dz – N(Z).dη(Z) + qy(z).dz.dz / 2 – qz(z).dz.dη / 2=0

Operando con estas expresiones y recordando el concepto de infinitésimo de orden superior se


arriba a las relaciones diferenciales válidas en teoría de segundo orden que a continuación se
expresan:
5

Puede observarse el cambio de signo de la relación diferencial referida al esfuerzo normal como
consecuencia de haber considerado el esfuerzo interno de compresión como positivo, como así
también el importante cambio sufrido por la relación existente entre el esfuerzo de corte y el
momento flexor .

3-Determinación de la expresión de la elástica transversal al eje de barra en teoría


de segundo orden
Se parte de la expresión de la curvatura utilizada en teoría de primer orden. La misma sigue siendo
válida en teoría de segundo orden dado que se cumplen las hipótesis bajo las cuáles la misma fue
obtenida, es decir linealidad cinemática y mecánica. Entonces:

Dado que las funciones de esfuerzos internos característicos inicialmente no se conocen se busca
relacionar la elástica transversal con la fuerza específica qy(z) que si se conoce por ser dato del
problema. Entonces, si se deriva y se tienen en cuenta las relaciones diferenciales anteriormente
deducidas resulta:

Reordenando términos :

que es la: ecuación diferencial de la elástica transversal al eje de barra en teoría de segundo orden

Si con carácter simplificativo se considera nula la fuerza específica qz(z) entonces el esfuerzo
normal será constante. Consecuentemente la ecuación diferencial se transforma como sigue:

Esta última expresión es la que se utilizará en las resoluciones que siguen y su solución general es
la que se indica:

La validez de la última expresión como solución de la ecuación diferencial puede comprobarse


derivándola cuatro veces respecto de z y sumando a dicho resultado la derivada segunda
multiplicada por k2.
6

Se aclara que se trata de la solución general (ecuación diferencial igualada a cero) y por lo tanto en
el caso de existencia de fuerza específica transversal al eje de barra habrá que contemplar la
necesidad de una solución particular para dicha ecuación diferencial que debe adicionarse a la
solución general.

Cabe reiterar que todo el planteo involucra la existencia de esfuerzo normal de compresión.
En el caso que el esfuerzo normal sea nulo deberá recurrirse a las expresiones de primer
orden (recordar conclusiones iniciales). En función de lo expresado k debe resultar siempre
mayor que cero para que las expresiones sean válidas.

4-Determinación de rigideces utilizando teoría de segundo orden.

Desde el inicio debe quedar aclarado que la rigidez axíl de un elemento estructural no se modifica al
ser analizada en teoría de segundo orden.

Se procede a resolver el caso de un cedimiento de vínculo giro de valor unitario en uno de los
extremos de la barra empotrada-empotrada para luego, por aplicación del segundo teorema de
reciprocidad de Maxwell (igualdad de las rigideces cruzadas), obtener las restantes rigideces:

Cabe aclarar que en el extremo A se ha reemplazado el empotramiento completo por uno guiado a
fin de permitir que efectivamente el esfuerzo normal actúe sobre la barra.

Se trabaja con la expresión η(Z) indicada al final de la página anterior y se determinan las
constantes de integración en función de las condiciones de borde:

Sí Z=0 → η =0 = C2 + C4
Sí Z=0 → Θ=η’ =ΘA =C1.k + C3

Sí Z=L → η =0 =C1.sen (k.L) + C2.cos(k.L) + C3.L + C4


Sí Z=L → Θ=η’=0=C1.k. cos (k.L) - C2.k. sen (k.L) + C3

Recordando que k2=N/E.I resulta k= (N/E.I)0.5 .Si además se llama a=k.L entonces las ultimas
expresiones se pueden escribir nuevamente como sigue:

Sí Z=0 → η=0 = C2 + C4 (1)

Sí Z=0 → Θ=η’= ΘA =C1.k + C3 (2)

Sí Z=L → η=0 =C1.sen a + C2.cos a+ C3.L + C4 (3)

Sí Z=L → Θ=η’=0=C1.k. cos a - C2.k. sen a + C3 (4)

Operando con las expresiones (1) y (2) se obtiene:

C4= -C2 (5) C3= ΘA - k.C1 (6)


7
Reemplazando (5) y (6) en (3) y (4) y operando se obtiene:

C1.(sen a – a ) + C2.(cos a -1) = - ΘA . L (7)

C1.(cos a – 1 ) - C2. sen a = - ΘA /k (8)

Multiplicando la (7) por sen a , la (8) por (cos a -1) y sumando se obtiene la expresión de la
constante C1.O sea:

Multiplicando la (7) por (cos a -1) , la (8) por (sen a -a) y restando se obtiene la expresión de la
constante C2.O sea:

Finalmente C3 y C4 se obtienen según las expresiones (5) y (6) .

A continuación y para ΘA=1 se busca determinar la función momento flexor, como paso intermedio
para determinar las fuerzas extremas de barra (rigideces).

La función momento flexor es:

M(Z)= - E.I. η’’(Z )= - E.I .(-C1.k2.sen k.z - C2.k2.cos k.z )

M(Z)= E.I .( C1.k2.sen k.z + C2.k2.cos k.z )

Si z=0 se obtiene el momento flexor de la sección A.

MA*=E.I. C2. k2

Si z=L se obtiene el momento flexor de la sección B.

MB*=E.I.( C1.k2.sen a + C2.k2.cos a )

Donde el asterisco indica que se trata de solicitaciones de segundo orden.

Si ahora se dividen las solicitaciones de segundo orden por las de primer orden es posible obtener
el coeficiente necesario para realizar dicha transformación.

A1=MA*/MA = E.I. C2. k2 / (4.E.I / L)

Reemplazando la constante C2 y operando se obtiene el valor de A1.


8
2 2
A2=MB*/MB = E.I.( C1.k .sen a + C2.k .cos a )/(-2.E.I/L)

Conocido el momento flexor en los extremos de barra como así también el esfuerzo normal, por
simple planteo de ecuaciones de equilibrio en la posición deformada es posible determinar la
totalidad de las fuerzas extremas de barra tal como a continuación se muestra:

El coeficiente A3 se determina mediante una ecuación de momento respecto del punto B.

4. E.I.A1/L + 2.E.I.A2/L = (6. E.I.A3/L2).L

Operando:

Si bien resulta redundante se recuerda que las fuerzas obtenidas son rigideces de segundo orden
pudiendo ser expresadas como sigue:
9

Si el cedimiento de vínculo giro unitario se produce según la coordenada 2 entonces el esquema de


rigideces queda como sigue:

A continuación se resuelve el caso de la barra empotrada-empotrada con un cedimiento de vinculo


unitario transversal al eje de barra. O sea:

Haciendo uso del concepto de rigidez cruzada y utilizando las mismas coordenadas indicadas para
el caso de la barra empotrada-empotrada con cedimiento de vínculo giro de valor unitario se tiene:

Para este caso las rigideces cruzadas r13 y r23 se han obtenido por igualdad con las rigideces
cruzadas r31 y r32 respectivamente ( estas últimas correspondientes al caso de cedimiento de
vínculo giro actuante primero en la coordenada 1 y luego en las coordenada 2).
En cambio las rigideces r43 y r33 surgen planteando equilibrio de la estructura en su posición
deformada, restando determinar el valor del coeficiente A4 que transforma las rigideces de primer
orden en rigideces de segundo orden. Este coeficiente se obtiene a continuación planteando una
ecuación de momento respecto del punto B:

2.6. E.I.A3/L2 = (12. E.I.A4/L3).L + N.1

Operando:
10

Se resuelve el caso de la barra empotrada - articulada sometida a cedimiento de vínculo giro


unitario mediante el método de las incógnitas cinemáticas tal como a continuación se desarrolla:l

Aplicando la ecuación de equilibrio en la sección A resulta:

0= - 2.E.I.A2/L + (4.E.I.A1/L). ΘA → ΘA=0.5. A2/ A1


Entonces:

MB* = 4.E.I.A1/L - (2.E.I.A2/L).ΘA= 4.E.I.A1/L - (2.E.I.A2/L). (0.5. A2/ A1)

Operando y expresando el valor de MB* (momento en B de segundo orden) como el momento en B


de primer orden por un coeficiente resulta:

MB* = 3.E.I.A5/L

Resultando el coeficiente A5 de la siguiente expresión:

Atendiendo a razones de equilibrio resultan:

QA* = 3.E.I.A5/L2

QB* = 3.E.I.A5/L2
11

Finalmente las fuerzas extremas de barra (rigideces de segundo orden) expresadas en coordenadas
quedan como se muestra:

Se resuelve ahora el caso de la viga empotrada - articulada solicitada por un cedimiento de vínculo
unitario transversal al eje de barra en uno cualquiera de sus extremos. O sea:

Nuevamente haciendo uso del concepto de rigidez cruzada y utilizando las mismas coordenadas
indicadas para el caso de la barra empotrada-articulada con cedimiento de vínculo giro de valor
unitario resulta:

En este caso la rigidez r14 se ha obtenido por igualdad con la rigidez r41 anteriormente calculada.
En cambio las rigideces r34 y r44 resultan del equilibrio del sistema de fuerzas actuante sobre la
barra deformada, restando determinar el coeficiente A6 que transforma dichas rigideces de primer a
segundo orden. Si se plantea una ecuación de momento respecto del punto B resulta:

3. E.I.A5/L2 = (3.E.I.A6/L3).L + N.1

Operando resulta:
12

Si en vez de ceder transversalmente el extremo A (extremo articulado),cediera transversalmente el


extremo B (extremo empotrado) la solución sería la misma.
En efecto, si bien en el presente desarrollo se indica el cedimiento transversal hacia abajo en el
extremo articulado a nadie le escapa que es equivalente considerar que el extremo empotrado ha
cedido transversalmente hacia arriba.

A continuación y por aplicación del método de las incógnitas cinemáticas se da solución al caso de
la barra empotrada-empotrada guiada donde el extremo empotrado experimenta un cedimiento de
vínculo giro unitario.

Aplicando la ecuación de equilibrio en la sección A resulta:

0= - 6.E.I.A3/L2 + (12.E.I.A4/L3). η A → ηA=0.5.L. A3/ A4


Entonces:

MA* = 2.E.I.A1/L - (6.E.I.A3/L2). η A= 2.E.I.A1/L - (6.E.I.A3/L2). (0.5.L. A3/ A4)

MB* = 4.E.I.A1/L - (6.E.I.A3/L2). η A= 4.E.I.A1/L - (6.E.I.A3/L2). (0.5.L. A3/ A4)

Operando y expresando el valor de MA* y MB* (momento en A y en B de segundo orden) como el


momento en A y en B de primer orden por un coeficiente resulta:

MA* =-.E.I.A8/L MB* =.E.I.A7/L

La expresión de cálculo de los coeficientes A7 y A8 es la que sigue:


13
A continuación se grafican las fuerzas extremas de barra (rigideces de segundo orden):

Si el cedimiento de vínculo giro unitario se produce en el empotramiento operando de idéntica forma


que en el caso que precede se obtienen las fuerzas extremas de barra que a continuación se
detallan:

A continuación se resume en una tabla todos los casos de rigideces de segundo orden que se han
desarrollado.

Se adjunta además valores de los coeficientes A1 a A8 en función del parámetro a = L . (N/E.I)0.5 .

Se deja aclarado que a se encuentra expresado en radianes y en consecuencia cuando resulta


argumento del seno y coseno se deben tomar las precauciones correspondientes para obtener un
resultado correcto. Para que quede aún mas claro,se está obteniendo el seno y el coseno de un
ángulo expresado en radianes.

Dado que se adjuntan las expresiones de cálculo de los coeficientes, resulta sencillo para valores
particulares del parámetro a determinar dichos coeficientes.
14

RESUMEN DE RIGIDECES DE SEGUNDO ORDEN


15
16
VALORES DE LOS COEFICIENTES A
17
18
19
5-Análisis de rigideces directas en teoría de segundo orden.
Si se recuerda el caso de la viga empotrada – empotrada sometida a cedimiento de vínculo giro
unitario en uno de los empotramientos, resulta el momento de empotramiento en correspondencia
con el giro unitario igual a 4.E.I.A1/L.
Si ahora se observa la tabla de valores de los coeficientes A, se concluye que A1 en función del
parámetro a (que involucra al esfuerzo normal de compresión),puede resultar positivo, cero o
negativo, en clara oposición al concepto manejado en teoría de primer orden donde se afirma que
una rigidez directa siempre debe ser positiva.

Consecuentemente resulta que, al aplicar teoría de segundo orden, una rigidez directa puede
ser positiva ,cero o negativa.

A continuación se grafica un ejemplo de rigidez directa negativa:

El caso de rigidez directa negativa analizado no es el único, pero sirve como ejemplo de la nueva
situación planteada dejándola al descubierto.

6-Análisis de la viga simplemente apoyada sometida a cedimiento de vínculo


transversal unitario.

Se parte de la expresión:

y se plantean las condiciones de borde necesarias para definir las constantes de integración:

Sí Z=0 → η =1 = C2 + C4 (1)

Sí Z=0 → M=-η’’.E.I = 0=C2 (2)

Sí Z=L → η =0 =C1.sen a + C2.cos a+ C3.L + C4 (3)

Sí Z=L → M=-η’’.E.I =0=-C1.k2. sen a - C2.k2. cos a (4)


20

Operando: C1=C2=0 C3= -1/L C4=1

Finalmente la función elástica transversal al eje de barra es la que sigue:

η(Z )= -Z/L + 1

La función momento flexor es:

M(Z)= - E.I. η’’(Z )=0

La función esfuerzo de corte resulta:

Q(Z)= M’(Z) - N. η’(Z )=N / L

Se puede observar que en teoría de segundo orden un cedimiento de vínculo en un sistema


isostático genera solicitaciones (corte en este caso).

Además y de acuerdo a las relaciones diferenciales es posible un diagrama de corte constante en


correspondencia con un diagrama nulo de momento flexor.(se debe recordar que en teoría de
primer orden un diagrama constante de corte se corresponde con un diagrama lineal de momento
flexor).

Las fuerzas extremas de barra son las que a continuación se grafican:

Obsérvese la aparición de una rigidez directa negativa.

7-Análisis de la ménsula sometida a cedimiento de vínculo giro unitario.

Partiendo nuevamente de la expresión de la elástica transversal en teoría de segundo orden :

y aplicando las condiciones de borde para este caso resulta:


21

Sí Z=0 → M= -η’’.E.I =0=C2 (1)

Sí Z=0 → Q=M’- N.η’=0=C3 (2)

Sí Z=L → η =0 =C1.sen a + C2.cos a+ C3.L + C4 (3)

Sí Z=L → Θ=η’= -1=C1.k. cos a - C2.k. sen a + C3 (4)

Operando: C1= - 1/ k. cos a C2=C3=0 C4=tg a / k

Finalmente la función elástica transversal al eje de barra es la que sigue:

η(Z )= (sen a -sen (k.z)).L / a. cos a

La función momento flexor es:

M(Z)= - E.I. η’’(Z )= - N. L. sen (k.z) / a. cos a

La función esfuerzo de corte resulta:

Q(Z)= M’(Z) - N. η’(Z )=0

En este caso existe una función no constante de momento flexor en correspondencia con una
función nula de corte.

Las fuerzas extremas de barra resultan:

Nuevamente la rigidez directa es negativa.

8-Análisis de barras solicitadas por causa deformante fuerza.

Primer caso: Barra empotrada-empotrada solicitada por fuerza distribuida uniforme.


22

Recordando la expresión de la ecuación diferencial de la elástica transversal en teoría de segundo


orden:

Para el caso que se pretende resolver la expresión de la función fuerza específica es la que sigue:

En este caso la solución de la ecuación diferencial es suma de la solución general más la solución
particular tal como a continuación se indica:

La validéz de la presente solución puede verificarse derivando hasta el orden cuatro y


reemplazando en la ecuación diferencial.

Aplicando las condiciones de borde resulta:

Sí Z=0 → η =0 = C2 + C4 (1)

Sí Z=0 → Θ=η’ = 0 =C1.k + C3 (2)

Sí Z=L → η =0 =C1.sen a + C2.cos a+ C3.L + C4 + qL2/2EIk2 (3)

Sí Z=L → Θ=η’=0=C1.k. cos a - C2.k. sen a + C3+ qL/ EIk2 (4)

Operando con el sistema de ecuaciones planteado se obtienen las constantes de integración que se
indican a continuación:

Con las constantes obtenidas la expresión de la elástica transversal al eje de barra queda definida
y a partir de ella la función momento flexor.Entonces:

M(Z)= - E.I. η’’(Z )= (q.L2/2.a).sen (k.z) +(q.L2/2.a).[sen a /(1- cos a )].cos (k.z) - q.L2/a2

La función esfuerzo de corte queda representada de la siguiente manera:

Q(Z)= M’(Z) - N. η’(Z )=q.L/2 – q.z

Reemplazando valores en las expresiones anteriores para z=0 y z=L y recordando la relación entre
esfuerzos internos y fuerzas extremas de barra, es posible obtener las mismas tal como a
continuación se grafica:
23

El coeficiente B1 tiene por expresión de cálculo la que se indica a continuación:

Se recuerda que el parámetro a = L . (N/E.I)0.5 se expresa en radianes y por lo tanto al determinar


las funciones trigonométricas que lo involucran es necesario tener presente dicha situación.Para
que quede aún mas claro,se está obteniendo el seno y el coseno de un ángulo expresado en
radianes.

Segundo caso: Barra empotrada-empotrada solicitada por fuerza concentrada centrada.

El caso planteado puede ser resuelto aplicando simetría estructural y de carga, aplicando además el
método de las incógnitas cinemáticas tal como a continuación se desarrolla:
24
Aplicando la ecuación de equilibrio en la sección B resulta:

0= - P/2 + [12.E.I.A4(a/2)/(L/2)3]. η B → ηB=P.L3/192.E.I A4(a/2)


Entonces:
MB* = MC* = [6.E.I.A3(a/2)/(L/2) 2].(PL3/192.E.I. A4(a/2)) = P.L.A3(a/2) / 8. A4(a/2)

Finalmente las fuerzas extremas de barra son las que se indican a continuación:

El resultado obtenido indica que una vez obtenido el parámetro a=L . (N/E.I)0.5 para la estructura,es
necesario determinar los coeficientes A3 y A4 para el valor a/2 . Por ejemplo, si el parámetro a es
igual a 1 entonces los coeficientes A3 y A4 deben ser calculados para el valor a/2=0.5.

Tercer caso: Barra empotrada-empotrada solicitada por un momento actuando en el centro


del tramo.

El caso planteado puede ser resuelto aplicando simetría estructural y antisimetría de carga,
aplicando además el método de las incógnitas cinemáticas tal como a continuación se desarrolla:
25

Aplicando la ecuación de equilibrio en la sección B resulta:

0= - M/2 + [4.E.I.A1(a/2)/(L/2)]. Θ B → ΘB=M.L/16.E.I A1(a/2)


Entonces:

MC* = [2.E.I.A2(a/2)/(L/2)].(M.L/16.E.I. A1(a/2)) = M.A2(a/2) / 4. A1(a/2)

QC* = [6.E.I.A3(a/2)/(L/2)2].(M.L/16.E.I. A1(a/2)) = 3.M.A3(a/2) / 2.L.A1(a/2)

Finalmente las fuerzas extremas de barra son las que se indican a continuación:

Comentarios finales en referencia al tema desarrollado en el punto 7 del presente trabajo.

1-Como puede observarse se han desarrollado los casos de la barra empotrada-empotrada


solicitada por los estados de carga más habituales.

2-Si para los mismos estados de carga la vinculación de la barra fuera diferente, a continuación se
indican las pautas de resolución (determinación de fuerzas extremas de barra).

Barra empotrada – articulada:

Puede ser resuelta por aplicación del método de las incógnitas cinemáticas utlizando como sistema
fundamental la barra empotrada-empotrada resultando incógnita el giro del nudo articulado.El
planteo indicado puede ser consultado en la página 10 del presente trabajo haciendo abstracción
del estado de carga que solicita a la barra.

Barra simplemente apoyada:

Puede ser resuelta por aplicación del método de las incógnitas cinemáticas utlizando como sistema
fundamental la barra empotrada-empotrada resultando incógnitas cinemáticas los giros de ambos
nudos articulados.
Alternativamente y si se cuenta con su resolución, podrá utilizarse como sistema fundamental la
barra empotrada – articulada resultando incógnita el giro del nudo que en el sistema fundamental se
encuentra empotrado.

3-Independientemente del sistema de vínculación de la barra (empotrada-empotrada,empotrada


articulada o simplemente apoyada) si la misma se encuentra solicitada por una fuerza transversal a
su eje y ubicada posición arbitraria , entonces el problema puede ser resuelto por el método de las
incógnitas cinemáticas resultando como tales el giro y el corrimiento transversal al eje de barra en el
nudo donde la fuerza se encuentra aplicada.Lo mismo ocurre si la carga es un momento aplicado en
cualquier sección de la barra.
26

RESUMEN DE BARRAS SOLICITADAS POR ESTADO DE CAUSA DEFORMANTE FUERZA


RESUELTAS CON TEORIA DE SEGUNDO ORDEN
27

9-Determinación de reacciones de vínculo externo e interno aplicando teoría de


segundo orden.

En este punto se aborda básicamente el trazado de diagramas de características haciendo uso de la


teoría de segundo orden.

Es habitual utilizar el método de las incógnitas cinematicas para la resolución de la estructura.


Adicionalmente y con el objeto de disminuir el número de incógnitas cuando la estructura se
encuentra especialmente diseñada para resistir flexión como esfuerzo principal ,es posible utilizar la
hipótesis de indeformablidad axil de los elementos estructurales.

Sea la siguiente estructura de la cuál se solicita el trazado de diagramas de características haciendo


uso de la teoría de segundo orden:

En primer término se desarrolla su resolución en primer orden mediante el método de incógnitas


cinemáticas haciendo uso de la hipótesis de indeformabilidad axil de las barras.Entonces:
28

Planteando el sistema de ecuaciones de equilibrio resulta:

Numéricamente:

0= - 66.66 Knm + 270000 knm x ΘB - 27000 kn x ξB


0= 100.00 Kn - 27000 Kn x ΘB + 9000 kn/m x ξ B

ΘB=-1.23457x10-3 ξ B=- 0.01481 m

A continuación se obtienen las fuerzas extremas de barras para transformar la estructura original en
isostática:

MEOA=(0–54000x1.23457x10-3 + 27000x0.01481)Knm=333.20Knm (Horario)

MEOC=(66.66 – 81000x1.23457x10-3)Knm= – 33.33 Knm (Antihorario)

La estructura isostática equivalente a la original es la que se muestra en la página siguiente:


29

Los diagramas de caracteristicas en primer orden de la estructura que se analiza son los que a
continuación se grafican:

En lo que sigue se inicia la resolución de la estructura considerando los efectos de segundo orden.
A tal efecto se considera en cada barra el esfuerzo normal proveniente de la resolución de la
estructura en primer orden.

Cabe aclarar y recordar que solo se consideran afectadas por efectos de segundo orden las
barras que presentan esfuerzo normal de compresión.En consecuencia las barras afectadas
por esfuerzo normal de tracción o bien que no se encuentran solicitadas por esfuerzo normal
no modifican su comportamiento respecto de primer orden.Lo expresado en el presente
párrafo es de suma importancia en el sentido de no obtener resultados erroneos.
30

Con el objeto de aclarar conceptos se grafica a continuación la superposición de efectos a fin de


resolver la estructura por el método de las incógnitas cinemáticas modificando los términos
intervinientes mediante los coeficientes de segundo orden:

Determinación de los coeficientes de segundo orden.

Barra AB

a-AB = 6m x (1175.03Kn/162000Knm2)0.5= 0.511


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden.
31

A1-AB =0.991 A2-AB =1.004 A3-AB =0.996 A4-AB =0.974


Barra BC

a-BC = 4m x (100Kn/162000Knm2)0.5= 0.1


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden.

A1-BC =1 A2-BC =1 A3-BC =1 B1-BC =1


Comentarios:

1-Puede observarse que si el parámetro a es pequeño entonces los coeficientes de segundo orden
se aproximan a la unidad. Debe quedar aclarado que en dicho parámetro inciden el esfuerzo normal
de compresión de la barra como así tambien su rigidez flexional.

2- Se deja aclarado que los coeficientes A fueron obtenidos mediante la planilla Excel que es
parte integrante del presente trabajo. A diferencia, el coeficiente B1-BC se obtuvo mediante la
expresión indicada en la página 26.

A continuación se vuelve a representar la superposición de efectos con las reacciones de vínculo


agregado ya afectadas por los coeficientes de segundo orden:
32

Planteando el sistema de ecuaciones de equilibrio en segundo orden (términos indicados con *)


resulta :

Numéricamente:

0= - 66.66 Knm + 269028 knm x Θ*B - 26892 kn x ξ* B


0= 100.00 Kn - 26892 Kn x Θ*B + 8766 kn/m x ξ* B

Θ*B=-1.28725x10-3 ξ* B=- 0.01535 m

Puede analizarse que las incógnitas cinemáticas determinadas son convergentes con las obtenidas
en primer orden (ver página 28).

Cuando lo indicado no ocurre y las magnitudes cinemáticas se disparan respecto de las de primer
orden es claro síntoma de un mal dimensionamiento inicial de la estructura.

Por otra parte y para dar por válida la resolución de segundo orden desarrollada es necesario
comprobar como ha variado el esfuerzo normal en las barras que constituyen la estructura puesto
que como resulta evidente a esta altura de los conocimientos,los efectos de segundo orden resultan
función del esfuerzo normal de compresión de las barras.
33

En un todo de acuerdo a lo expresado precedentemente se aceptará por válida la solución de


segundo orden desarrollada si el esfuerzo normal de compresión en las barras no difiere en más de
un 5% respecto de los obtenidos en primer orden.

Si la diferencia fuera mayor a la indicada (5%) será necesario efectuar una nueva resolución de la
estructura en segundo orden pero considerando los esfuerzos normales de compresión que se
obtuvieron de la primera resolución de segundo orden.Este proceso debe repetirse hasta lograr
entre una resolución y la siguiente una diferencia del esfuerzo normal no mayor a la indicada
precedentemente.

En lo que sigue se analiza el caso en estudio:

Barra AB

Para determinar el esfuerzo normal en dicha barra se obtendra previamente la fuerza transversal al
eje de barra en el extremo B de la viga.Entonces:

Q*B,viga = (-100 - 60750x1.28725x10-3) Kn = -178.20 Kn (hacia arriba)


Finalmente por equilibrio del nudo B se obtiene el esfuerzo normal de la barra AB:

N*AB=1178.20 Kn de Compresión

Puede comprobarse que el valor obtenido no difiere en más del 5% repecto del de primer orden (ver
página 29)

Barra BC

En este caso el esfuerzo normal en primer y segundo orden resulta coincidente (100 Kn de
compresión)

De acuerdo a lo analizado precedentemente puede concluirse que:

LA SOLUCION OBTENIDA ES LA DE SEGUNDO ORDEN.

Trazado de diagramas de características.

Cuando la estructura se analiza con teoría de segundo orden no es posible obtener el sistema
isostático equivalente tal como se hizo en primer orden.

El motivo es que ,por definición de teoría de segundo orden,el equilibrio del sistema de fuerzas que
actúa en la estructura debe ser planteado en la posición deformada.Es decir primero habría que
obtener la posición deformada de la estructura y luego plantear el equilibrio del sistema de fuerzas
que sobre ella actuacion situación que es muy complicada y laboriosa.

En segundo orden lo que se hace siempre es determinar las fuerzas extremas de barra y luego
obtener los diagramas de caracteristicas.Entonces:

Determinación de las fuerzas extremas de barra en la sección A de la columna.

M*A,columna = (0 – 54216 x 1.28725x10-3 + 26892 x 0.01535 ) Knm = 343 Knm (horario)

Q*A,columna = (0 – 26892 x 1.28725x10-3 + 8766 x 0.01535 ) Kn = 100 Kn (hacia la derecha)


34
Determinación de las fuerzas extremas de barra en la sección B de la columna.

M*B,columna =(0 – 107028 x 1.28725x10-3 + 26892 x 0.01535 )Knm = 275.20 Knm (horario)

Q*B,columna = (0 + 26892 x 1.28725x10-3 – 8766 x 0.01535 ) Kn = -100 Kn (hacia la izquierda)


Determinación de las fuerzas extremas de barra en la sección B de la viga.

M*B,viga = (- 66.666 – 162000 x 1.28725x10-3 ) Knm = - 275.20 Knm (antihorario)

Q*B,viga = (-100 - 60750x1.28725x10-3) Kn = -178.20 Kn (hacia arriba)


Determinación de las fuerzas extremas de barra en la sección C de la viga.

M*C,viga = (66.666 – 81000 x 1.28725x10-3 ) Knm = - 37.60 Knm (antihorario)

Q*C,viga = (-100 + 60750x1.28725x10-3) Kn = -21.80 Kn (hacia arriba)


Antes de proceder a la representación gráfica de los diagramas de características se recuerda al
lector la diferencia conceptual entre fuerza extrema de barra y esfuerzo interno característico.

En forma práctica si la fuerza extrema de barra se encuentra aplicada en cara derecha entonces
coincide en valor y signo con el esfuerzo interno característico. A diferencia si la fuerza extrema de
barra se encuentra aplicada en cara izquierda coincide en valor pero es de signo opuesto al
esfuerzo interno característico.

Los diagramas de características obtenidos aplicando teoría de segundo orden pueden ser
comparados con los correspondientes a teoría de primer orden con el objetivo de obtener las
diferencias porcentuales en los resultados.
35

10-Análisis de las funciones que representan la variación de los esfuerzos


internos en una estructura calculada aplicando teoría de segundo orden.

Se parte de las relaciones diferenciales válidas en teoría de segundo orden que se indican a
continuación y que fueron deducidas en página 4:

De la observación de las mismas surgen los siguientes comentarios:

1-Dado que se ha efectuado la simplificación de no considerar fuerza específica de la dirección del


eje de barra, en el análisis con teoría de segundo orden los diagramas de esfuerzo normal serán
siempre constantes en las barras que conforman la estructura.Adicionalmente se recuerda que el
esfuerzo normal de compresión es considerado positivo según la teoría desarrollada.

2-La relación entre esfuerzo de corte y fuerza específica de dirección transversal al eje de barra
coincide con la obtenida en teoría de primer orden. Por este motivo se mantienen los conceptos
conocidos.Es decir, si una barra no se encuentra solicitada por fuerza específica entonces el
esfuerzo de corte es constante en la misma .Si la fuerza específica que actua es constante entonces
la función esfuerzo de corte es lineal y así sucesivamente.

3- En teoría de segundo orden la relación diferencial entre momento flexor y esfuerzo de corte
difiere notablemente de la obtenida en teoría de primer orden.Puede observarse en la expresión
correspondiente la intervención del esfuerzo normal y la derivada primera de la función elástica
transversal al eje de barra.
Por este motivo ya no puede afirmarse,como en teoría de primer orden, que a una funcion constante
de esfuerzo de corte le corresponde una función lineal de momento flexor o bien que a una función
lineal de esfuerzo de corte le corresponde una función cuadrática de momento flexor.Tampoco
surge que cuando el momento flexor pasa por un máximo o un mínimo entonces el esfuerzo de
corte deba ser nulo como en teoría de primer orden.

Si bien es habitual en teoría de segundo orden representar las curvas de momento flexor
como en primer orden,es necesario tener en cuenta lo precedentemente explicado con el
objeto de no cometer errores.

A continuación y con el objeto de efectuar comparaciones se traza en detalle la función momento


flexor en segundo orden para la barra BC de la estructura resuelta en el punto anterior.Entonces:
36
Se parte de la expresion de la elastica transversal a eje de barra para el caso planteado:

Si se recuerda que k2=N/E.I y a=k.L y se aplican condiciones de borde resulta:

Sí Z=0 → η =0 = C2 + C4 (1)

Sí Z=0 → M=-η’’.E.I = 37.60 Knm = C2.100 Kn – 81000 Knm (2)

Sí Z=L → η =0 =C1.sen 0.1 + C2.cos 0.1 + C3.4m + C4 + 4m (3)

Sí Z=L → M=-η’’.E.I = -275.20 Knm = C1.100 Kn.sen 0.1 + C2.100 Kn.cos 0.1– 81000 Knm (4)

De la resolución del sistema de ecuaciones surgen los valores de las constantes de integración que
se indican a continuación:

C1=9.22040524 m C2=810.376 m C3= - 0.218 C4= - 810.736 m

Las funciones momento flexor y esfuerzo de corte son las que a continuación se detallan:

M(Z)= - E.I. η’’(Z )= {922.040524 . sen [(0.025 1/m).z] + 81037.6 cos [(0.025 1/m).z] -81000} Knm

Q(Z)= M’(Z) - N. η’(Z )=21.8 Kn – (50 Kn/m).z

Para obtener momento flexor máximo se deriva la función M(Z) respecto de z, se iguala a cero y se
obtiene la abcisa z en la cuál dicha primera derivada se anula.Posteriormente se reemplaza la
abcisa z en la función M(Z) y se obtiene el valor del momento flexor máximo buscado.Para el caso
analiizado resulta:
Momento flexor máximo = 42.85 Knm en z=0.455 m

Si se desea obtener la abcisa en la cuál resulta nulo el esfuerzo de corte es lógico igualar a cero
dicha función.Para el caso en análisis:

Abcisa de corte nulo: z=0.436 m

Puede observarse que en teoría de segundo orden la abcisa de esfuerzo de corte nulo ,en
general, no coincide con la abcisa de momento flexor máximo.Se dice en general pues
seguramente existirán casos particulares en los cuales se siga cumpliendo la condición de
primer orden.Por ejemplo en la barra empotrada-empotrada solicitada por fuerza específica
uniforme.

Trazado detallado de la función momento flexor en la barra analizada


37

11- Modificación del número de incógnitas cinemáticas en teoría de segundo


orden.

Considerese la siguiente estructura:

Si se pretende deteminar los diagramas de características en primer orden es posible efectuar la


siguiente simplificación:

En este caso la solución de la parte hiperstática de la estructura (tramo AB) puede ser obtenida
haciendo uso de la tablas de estructuras cinemáticamente determinadas que fueron agregadas
como anexo al tratar el método de las incógnitas cinemáticas.
En referencia al tramo BC (ménsula) el mismo se encuentra resuelto pues se encuentra solicitado
por un sistema de fuerzas en equilibrio.

Si ahora la estructura se quisiera resolver aplicando teoría de segundo orden ,el equilibrio del
sistema de fuerzas debe ser planteado en la posición deformada y por lo tanto el momento de
reducción de las fuerzas que actúan en la ménsula a la sección B resulta en este caso:

M = PxL2 + N x ηc
Dado que el valor de ηc es desconocido se transforma en incógnita cinemática del problema que se
analiza.De esta forma en teoría de segundo orden es posible la resolución de la estructura en
análisis mediante el método de las incógnitas cinemáticas haciendo uso del sistema fundamental
que a continuación se detalla:
38

A continuación se identifican los tipos de incógnitas cinemáticas que pueden generarse en una
estructura.Se aplica hipótesis de indeformabilidad axil de las barras

Incógnitas cinemáticas Tipo1:Son las habituales independientemente de si la estructura es


analizada con teoría de primer orden o de segundo orden.

Incógnitas cinemáticas Tipo 2: Estas incógnitas se utilizan tanto en primer orden como en segundo
orden y tienen por objeto permitir trabajar con barras de sección constante.

Incógnitas cinemáticas Tipo 3: Estas incógnitas son típicas de segundo orden y se utilizan cuando
en una barra existe modificación del esfuerzo normal y también ,como se explico al principio, ante la
necesidad de conocer un determinado corrimiento transversal al eje de barra.

12- Análisis de la estabilidad del equilibrio en estructuras aporticadas.


Las estructuras aporticadas pueden definirse en forma sencilla como aquellas constituidas por vigas
y columnas conectadas entre si en forma rígida o articulada.Dichas estructuras se diseñan para
resistir todas las solicitaciones conocidas (momento flexor,esfuerzo de corte,esfuerzo normal y
torsión).

Sea entonces la estructura aporticada cargada indicada a continuación, la cuál ha alcanzado su


posicion deformada. .Al mismo tiempo se ha logrado el equilibrio del sistema de fuerzas que sobre
ella actúa.
39

La estructura indicada se analiza mediante teoría de segundo orden por lo tanto el equilibrio del
sistema de fuerzas que sobre ella actúa se plantea en la posición deformada de la misma. Dicho
equilibrio puede ser manifestado mediante la expresión general del método de las incógnitas
cinemáticas.Es decir:

En lo que sigue se pretende analizar la calidad del equilibrio alcanzado por el sistema de fuerzas
actuante en la estructura.

Para lograr dicho objetivo se estudia que ocurre cuando una causa absolutamente independiente
del sistema de fuerzas actuante en la estructura, produce una modificación en la posición
deformada de la misma y cesa en su actuación.Dicha causa recibe el nombre habitual de
perturbación. Gráficamente:

Cuando la perturbación cesa en su actuación pueden ocurrir tres situaciones claramente


diferenciadas que se enuncian a continuación:

Primero:Si al cesar la perturbación la estructura recupera la posición deformada originada por el


sistema de fuerzas que sobre ella actúa entonces el equilibrio logrado por dicho sistema de fuerzas
es estable.

Segundo:Si al cesar la perturbación la estructura permanece en la posición deformada modificada


como consecuencia de la perturbación y el sistema de fuerzas que sobre ella actúa alcanza el
equilibrio en dicha posición deformada ,entonces el equilibrio logrado por dicho sistema de fuerzas
es indiferente.

Debe quedar claro que en esta situación no es posible cuantificar la modificación de la deformación
como consecuencia de la actuación de la perturbación.Es decir se desconocen como varían las
magnitudes cinemáticas en cada sección de la estructura cuando la misma es perturbada.Lo
expresado debe interpretarse como la posibilidad de perturbar la estructura de infinitas maneras
distintas siempre que se respete la hipótesis de linealidad cinemática adoptada en el tratamiento del
problema en estudio.Esta aclaración debe ser considerada en el análisis que se desarrolla más
adelante.
40

Tercero:Si al cesar la perturbación la estructura continúa modificando su posición deformada sin


lograrse el equilibrio el sistema de fuerzas que sobre ella actúa ,resulta entonces que el equilibrio
logrado originalmente por el sistema de fuerzas actuante en la estructura es inestable.

Queda claro de acuerdo a lo precedentemente indicado que el equilibrio indiferente es el límite entre
el equilibrio estable y el inestable.
Por otra parte situaciones de equilibrio inestable son indeseables desde el punto de la seguridad
estructural.

A continuación se busca determinar cuál es la configuración del sistema de fuerzas actuante en la


estructura que conduce a la situación de equilibrio indiferente. A dicha configuración se la denomina
como configuración de carga crítica de la estructura.

Desde el punto de vista práctico la configuración del sistema de fuerzas real actuante en la
estructura debe estar lo suficientemente alejada de la condición de equilibrio indiferente .Es decir
debe representar una clara situación de equilibrio estable.

Mediante la aplicación del método de las incógnitas cinemáticas la situación de equilibrio indiferente
puede ser planteada en forma general como sigue:

La expresión precedente indica que sin variación del sistema de fuerzas actuante en la estructura se
ha logrado una nueva situación de equilibrio con variación de las incógnitas cinemáticas en
referencia a las que se originan como consecuencia de la deformación provocada por el sistema de
fuerzas actuante sobre la estructura.

Desde el punto de vista resolutivo se trata de un sistema de ecuaciones homogéneas el cuál puede
resultar compatible determinado o indeterminado.

Si el sistema es compatible determinado (determinante de la matriz de rigidez de segundo orden


distinto de cero) entonces la variación de las incógnitas cinemáticas es nula .Esta solución no es de
interés pues implica que la estructura no ha modificado su posición deformada en clara oposición al
problema que se estudia que es el equilibrio del sistema de fuerzas en la posición deformada
modificada como consecuencia de la perturbación.

Si el sistema es compatible indeterminado (determinante de la matriz de rigidez de segundo orden


igual a cero) entonces es posible obtener infinitos resultados para la variación de las incógnitas
cinemáticas.Esta solución responde claramente al problema en estudio si se recuerda que es
posible perturbar a la estructura de infinitas maneras distintas siempre que se repete la hipótesis de
linealidad cinemática.(ver página 39 al final).

Finalmente y por todo lo expresado la configuración de carga crítica de la estructura surge de igualar
a cero el determinante de la matriz de segundo orden de la estructura.Es decir:

CONFIGURACION DE CARGA CRITICA DE LA ESTRUCTURA → det [r*]=0


41

En lo que sigue y con el objeto de aclarar los conceptos precedentemente explicados se desarrolla
en forma práctica la determinación de la configuración de carga crítica de la estructura analizada en
el punto 9.

Sea la estructura indicada que a continuación se representa:

En primera instancia se representa la estructura con todas las cargas actuantes en función de una
de ellas.Además en función de la resolución de primer orden (paso previo siempre necesario antes
de operar con teoría de segundo orden) se indican los esfuerzos normales en las barras
comprimidas en funcíon de idéntica carga.Graficamente:

En la determinación de la configuración de carga crítica se adopta por hipótesis el crecimiento


proporcional de las cargas exteriores como así también que se mantiene la relación entre el
esfuerzo normal de las barras comprimidas con la carga exterior tomada por referencia.
42

Para una mejor visualización se representa nuevamente el sistema fundamental adoptado en la


resolución de la estructura analizada ,solicitado por las incógnitas cinemáticas actuando con valor
unitario.Entonces:

En forma general la rigideces de segundo orden pueden ser expresadas como se indica a
continuación:

r*11= 108000Knm A1-AB +162000Knm A1- BC


r*21= r*12=- 27000Kn A3-AB
r*22=9000Kn/m A4-AB

El determinante asociado a la matriz de segundo orden teniendo en cuenta la igualdad de las


rigideces cruzadas es el que a continuación se indica:

det [r*]= r*11 x r*22 – (r*12)2

A continuación se varía P hasta lograr la nulidad del determinante indicado.Es decir:

Para P=0Kn

En este caso todos los coeficientes resultan unitarios.Entonces:

r*11= 270000Knm r*22= 9000Kn/m r*12=-27000Kn det [r*]=1.701x109Kn2


43
Para P=1000Kn

En este caso todos los coeficientes de segundo ordenfueron determinados en la resolución de


segundo orden efectuada en el punto 9.Entonces:

r*11= 269028Knm r*22= 8766Kn/m r*12=-26892Kn det [r*]=1.635x109Kn2

Para P=6000Kn

Barra AB

NAB=1.175x6000Kn=7050Kn a-AB = 6m x (7050Kn/162000Knm2)0.5= 1.2517


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-AB =0.947 A3-AB =0.974 A4-AB =0.843

Barra BC

NBC=0.1x6000Kn= 600Kn a-BC = 4m x (600Kn/162000Knm2)0.5= 0.2434


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-BC =0.998

r*11= 263952Knm r*22= 7587Kn/m r*12=-26298Kn det [r*]=1.311x109Kn2

Para P=12000Kn

Barra AB

NAB=1.175x12000Kn=14100Kn a-AB = 6m x (14100Kn/162000Knm2)0.5= 1.7701


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-AB =0.891 A3-AB =0.947 A4-AB =0.685

Barra BC

NBC=0.1x12000Kn= 1200Kn a-BC = 4m x (1200Kn/162000Knm2)0.5= 0.3443


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-BC =0.996

r*11= 257580Knm r*22= 6165Kn/m r*12=-25569Kn det [r*]=0.932x109Kn2


44
Para P=24000Kn

Barra AB

NAB=1.175x24000Kn=28200Kn a-AB = 6m x (28200Kn/162000Knm2)0.5= 2.5033


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-AB =0.771 A3-AB =0.891 A4-AB =0.368

Barra BC

NBC=0.1x24000Kn= 2400Kn a-BC = 4m x (2400Kn/162000Knm2)0.5= 0.4869


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-BC =0.992

r*11= 243972Knm r*22= 3312Kn/m r*12=-24057Kn det [r*]=0.228x109Kn2


Para P=28200Kn

Barra AB

NAB=1.175x28200Kn=33135Kn a-AB = 6m x (33135Kn/162000Knm2)0.5= 2.7135


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-AB =0.726 A3-AB =0.870 A4-AB =0.257

Barra BC

NBC=0.1x28200Kn= 2820Kn a-BC = 4m x (2820Kn/162000Knm2)0.5= 0.5277


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-BC =0.991

r*11= 238950Knm r*22= 2313Kn/m r*12=-23490Kn det [r*]=0.0009x109Kn2


Para P=28205Kn

Barra AB

NAB=1.175x28205Kn=33140.875Kn a-AB = 6m x (33140.875Kn/162000Knm2)0.5= 2.7138


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-AB =0.726 A3-AB =0.870 A4-AB =0.256
45
Barra BC

NBC=0.1x28205Kn= 2820.5Kn a-BC = 4m x (2820.5Kn/162000Knm2)0.5= 0.5278


En función del parámetro calculado se obtienen los coeficientes de segundo orden utilizando la
planilla Excel.
A1-BC =0.991

r*11= 238950Knm r*22= 2304Kn/m r*12=-23490Kn det [r*]= - 0.0012x109Kn2


De acuerdo a los dos últimos resultados obtenidos se adopta como valor seguro de P que anula el
determinante de la matriz de rigidez de segundo orden 28200 Kn.

Finalmente la configuración de carga crítica del pórtico que se analiza es la que a continuación se
grafica:

Puede observarse que la configuración de carga crítica del pórtico se encuentra lo suficientemente
alejada del estado de carga que originalmente solicita a la estructura .Esta situación ocurre toda vez
que la estructura presenta dimensiones adecuadas.

La determinación de la configuración de carga crítica del pórtico tiene además una aplicación muy
importante en el análisis estructural permitiendo determinar la longitud de pandeo de las columnas
que conforman la estructura.Esta situación se explica en detalle en el punto siguiente donde se
efectúa el análisis de la estabilidad del equilibrio en columnas.