Sie sind auf Seite 1von 3
! ! ! ! ! !
!
!
!
!
!
!

!

Universidad Mariano Gálvez de Guatemala

Dirección General de Posgrado

Facultad de Humanidades

Maestría en E-Learning

Educación en Valores

David Hernández carné 753-14-22414 mayo 2014

! ANÁLISIS DE PELÍCULA ! Principios éticos desde las profesiones a. Ficha Técnica ! Titulo:
!
ANÁLISIS DE PELÍCULA !
Principios éticos desde las profesiones
a. Ficha Técnica
!
Titulo:
Estreno:
Director:
Mar adentro 

Película española ganadora del Óscar, filmada en 2004
3 de septiembre de 2004

Alejandro Amenábar
Producción: Fernando Bovaira y Alejandro Amenábar

Guión:
Alejandro Amenábar, Mateo Gil
Música: Alejandro Amenábar y Carlos Núñez

Personajes:
Javier Bardem (Ramón Sampedro)
Belén Rueda (Julia)
Lola Dueñas (Rosa)
Mabel Rivera (Manuela)
Celso Bugallo (José Sampedro)
Clara Segura (Gené)
Joan Dalmau (Joaquín)
Alberto Jiménez (Germán)
Tamar Novas (Javi)
Francesc Garrido (Marc)
José María Pou (Padre Francisco)
Alberto Amarilla (Hermano Andrés)
Andrea Occhipinti (Santiago)
Andrea Occhipinti (Santiago)
Federico Pérez Rey (Conductor)
Nicolás Fernández Luna (Cristian)
Raúl Lavisier (Samuel)
Xosé Manuel Olveira 'Pico' (Juez 1)
César Cambeiro (Juez 2)
Xosé Manuel Esperante (Periodista 1)
Yolanda Muiños (Periodista 2)
Adolfo Obregón (Ejecutivo)
José Luis Rodríguez (Presentador)
Julio Jordán (Encuadernador)
Juan Manuel Vidal (Amigo Ramón)
!
RESUMEN DE LA PELICULA MAR ADENTRO
!
Basada en la historia real de Ramón Sampedro, un marinero, quien tras un desafortunado accidente ocurrido durante
en su época de juventud, queda tetrapléjico, permaneciendo postrado en una cama durante casi 30 años, a pesar de
que su familia le protege, cuida y brinda amor, cariño y a causa de esta situación desea morir mediante la aplicación de
la eutanasia. Ramón tiene apoyo por parte de personas que tienen el mismo razonamiento respecto a la eutanasia en el
cual el slogan de la película es “vivir es un derecho no una obligación”.
!

Al poco tiempo de conocer a Julia, Ramon empieza a tener ciertos sentimientos hacia Julia que le dan ánimos para publicar un libro de poemas, hacen la promesa de que los dos morirían juntos después de que la editorial publicara el libro.

!

Pasa el tiempo y Ramon recibe un paquete de Julia en el cual había una carta y su libro ya publicado al darse cuenta de que Julia no regresara como había prometido. Después de un tiempo convence a Marta, de que si realmente lo ama lo va a ayudar y así sucede Ramon se va a unas vacaciones con Marta de las que ya no vuelve, y deja un mensaje para el mundo y familia en el que explica sus motivos.

!

!

b. Describan aquellos momentos en los que los principios éticos de autonomía, beneficencia, no maleficencia y

justicia fueron violados o por el contrario, tomados en cuenta.

!

Principio ético

Autonomía !

- Libertad y

conciencia -

Escena

- Entrevista que hace Julia a Ramón para recabar datalles para el caso !

- Julia intenta convencer o al menos cuestionar a Ramón por sus ideas de muerte. !

- Visita a Julia en el hospital, de parte de Rosa !

- Entrevista brindada a la televisión por e Padre Francisco en contra de la familia de Ramon !

- Diálogo entre Ramón y el Padre Francisco !

- Confesión de amor de Martha a Ramon !

- Despedida telefónica de Rosa y Ramon

Beneficencia ! - Hacer el bien lo que se hace -

No Maleficencia ! - Hacer el bien y evitar el mal -

Justicia !

- dar lo que

corresponde -

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

Defensa de parte del abogado en la audiencia pública !

Diálogo del conductor con Ramón !

Reparación y adaptación de la silla de ruedas !

Ayuda de Julia en la corrección y publicación del libro !

Actitud de Ramón de no incriminar a nadie!

Carta de Ramón que envía a Julia cuando está hospitalizada !

Interés de los familiares de Ramon para que no se aplique la eutanasia !

Discusión del José (hermano mayor) con Ramon para que desista de pensamientos de muerte !

Julia entrega dinero a Manuela por la estadía en casa!

Reflexión de Ramón ante el fallo de los jueces (sentencia provincial) !

Carta de respuesta de Julia a Ramón, en el período de rehabilitación !

Agradecimiento de Martha a Ramon por todo lo que le ha enseñado (ganas de vivir)!

Aceptación familiar del viaje de Ramón y Martha !

c.

Concluyan con el análisis de estas situaciones y una reflexión sobre cómo considerar los principios éticos

hubieran podido ayudar a tomar mejores decisiones.

En la sociedad, se define y defiende con furor el derecho a la vida y a la libertad, sin embargo cada día se presentan formas y eventos que atentan contra esta. Es en esta libertad que se le confía a cada individuo la responsabilidad de su propia vida. Frente a la calidad de vida de las sociedades, diversas corrientes del pensamiento se preguntan si también se es libre para la muerte. Esta situación ha originado que algunas asociaciones propugnen por el derecho a la propia muerte. Sin embargo las personas no son orientadas para afrontar la etapa senil de la vida mucho menos el lecho de muerte, propia o del prójimo. Cuando la muerte toca de cerca, deja de ser sólo un fenómeno y se convierte en un hecho que remueve desde dentro pudiendo trastocar los esquemas personales. En el ámbito del derecho a morir, se hace referencia a la Eutanasia y al suicidio.

Dentro del ámbito de la eutanasia, se presentan diversos criterios, es así como surge la tanatología. La tanatología actualmente es vista como una disciplina que estudia el fenómeno de la muerte en los seres humanos, aplicando el método científico o técnicas forenses, procurando enfrentar y resolver situaciones conflictivas, desde distinto ámbitos del conocimiento humano, entre las que podemos mencionar la medicina, la psicología, la antropología filosófica, la religión, el derecho entre otras.

Hasta hace poco tiempo, la esfera de la tanatología era casi inexistente en Centroamérica. La Tanatología se clasifica de acuerdo al método o forma empleada. No se tiene evidencia de centros especializados, sino que se presentan instituciones, en su mayoría dentro de la Iglesia Católica, que velan por el servicio médico asistencial a la sociedad.

!

Resulta fuera de todo orden la posibilidad de poner fin a la vida de cualquier ser humano, ya sea con fines terapéuticos

o cuando está padezcan sufrimientos o enfermedades, que hasta la fecha se pueden clasificar como terminales. El

Santo Padre Juan Pablo II, aborda el tema en el que se enfatiza el valor cristiano del dolor, contrario a la evasión social de la cultura del bienestar. La eutanasia se presenta como “lo que podría parecer lógico y humano, pero al considerarlo en profundidad se presenta absurdo e inhumano ”.

La Iglesia Católica, alza una voz en favor de la dignidad humana en cada una de las etapas de la vida. Recordando su mensaje de caridad, amor y piedad para con el prójimo citadas en los evangelios. “Cuantas veces hicisteis eso a uno de estos mis hermanos menores, a mí me lo hicisteis ” y manifiesta su oposición a la práctica de la eutanasia señalando que “cuanto a atenta contra la vida - homicidios de cualquier clase, genocidios, aborto, eutanasia y el mismo suicidio deliberado-; … todas estas prácticas y otras parecidas son en sí mismas infamantes, degradan la civilización humana, deshonran más A sus autores que a sus víctimas Y son totalmente contrarias al honor debido al creador ”.

1

2

3

Un aspecto importante a recordar dentro de los fines de la medicina se encuentran presentes en el “alivio del dolor y del sufrimiento… la atención y curación de los enfermos ”. En este sentido se puede aclarar que no se pretende la muerte, sino señalar que “en la medicina moderna van teniendo auge los llamados cuidados paliativos, destinados a hacer más soportable el sufrimiento en la fase final de la enfermedad y, al mismo tiempo, asegurar al paciente un acompañamiento humano adecuado ”.

5

4

Es así como se deben tomar acciones que se encaminen a la educación en el sentido de potenciar la vida y ayudar a vivir la buena muerte. El impulso del servicio de asistencia, contribuiría a la formación de reflexiones entorno a la vivencia del duelo y la transformación del concepto de la muerte de tal manera que esta “fuente de sufrimiento puede convertiste, bien asimilado y trabajado, en un caudal de experiencia y energía en favor del propio crecimiento y del acompañamiento activo y comprensivo del que pasa por una situación similar ”. La situación del ser enfermo no sólo le afecta a si mismo sino también a las personas a su alrededor, especialmente a los familiares.

6

La aceptación de la condición, de paciente terminal, conlleva la toma de conciencia de la muerte como un acontecimiento humano presente en la realidad del propio momento, de parte de todos. El ser humano se dirige a la muerte desde que nace, pero es este momento terminal, que la mayor angustia se presenta. La vivencia que envuelve al paciente en compañía de los demás contribuye a encontrar sentido y sobretodo a la vivencia plena de este acontecimiento, pues el mayor dolor que implica la muerte no es necesariamente de orden físico, sino psicológico y espiritual.

La búsqueda de sentido de cada uno de los acontecimientos de la vida, resulta ser uno de los principales enigmas del ser humano, en general. La sociedad contemporánea, al menos en Centroamérica, sigue en definida apostando por la

vida, pues ni en el campo médico, ni en el campo jurídico se encuentra presente la idea del muerte como opción final de

la persona o, como expresión de una supuesta libertad íntimamente personal de decidir sobre si o sobre los demás. El

alcanzar de plenitud en la vida, resulta constante en la humanidad y sobretodo en el Cristianismo, que nos recuerda que

el ser humano tiene una vocación, tomando las palabras de Pablo a los Efesios, Dios ha querido al hombre y lo ha

querido para siempre.

1 Mateo 25, 40 ss

2 Gaudium et Spes No.27 (1986) Vaticano II Documentos. España: BAC

3 Juan Pablo II, (1984) Eutanasia, problema de cultura y de fe, Alocución a una sesión de la Universidad Católica Italiana, en L'Osservatore Romano,. Cf. Evangelium Vitae No. 64

4 Fundación Víctor Grifols y Lucas, Hasting Center.(2007) Los fines de la Medicina, 2ª edición. Barcelona.

5 Juan Pablo II, (1995) Evangelium Vitae No.65 1 Edición, Edicep, Valencia

6 Ramón, Martín, (1997) La capacidad sanante del duelo en Sal terrae Tomo 85 / 2, Bilbao pp. 156