You are on page 1of 47

ALFRED VIERKANDT

(1867-1953)

AUTOR: JORDI DELGADO AVILÉS


ALFRED VIERKANDT

• Nace el 4 de junio de 1867.

• Estudio en Braunschweig y en la Universidad

de Leipzig

• Fue profesor del Gimnasio de Braunschweig y

paso más tarde a la Universidad de Leipzig como

“Privatdocent”

• En 1921 fue catedrático en Leipzig

• Pasó a Berlín a una titularidad de Filosofía y

Sociología en la Universidad.

• Fallece en Hamburgo el 24 de abril de 1953.


ALFRED VIERKANDT

“La inteligencia y la imaginación, los sentidos y la voluntad superior, nacen solamente del contacto con

la comunidad humana".

El hombre necesita de la comunidad; pues el aislamiento espiritual total o una separación de toda

comunidad le harían perder muchos de sus valores.

Escoge una posición intermedia y busca rectificar una por medio de la otra, en el

sentido de reconocer a los individuos como agentes de los procesos de relación

social y descubrir la realidad del conjunto en los individuos.


ALFRED VIERKANDT

Busca en el sentido de reconocer a los individuos como agentes de los procesos de

relación social y descubrir la realidad del conjunto en los individuos


ALFRED VIERKANDT

Combina un doble método de análisis: el elemental y el totalitario. Une la conciencia colectiva de


Durkheim con la conciencia individual.
ALFRED VIERKANDT

En su obra se pueden diferenciar dos etapas:


ALFRED VIERKANDT

Simmel

ALFRED VIERKANDT
Tönnies

Discípulo tanto de Simmel como de Tönnies.

•Acepta la tipología de Tönnies, pero su planteamiento difiere en que para


Vierkandt la sociedad es el reflejo de las comunidades que la integran.
ALFRED VIERKANDT

•La dicotomización entre sociedad y comunidad deriva de las relaciones


fundamentales que se confunden en la realidad y en ocasiones no dejan ver
con claridad las relaciones comunitarias que indefectiblemente tienen que
existir en cualquier grupo humano.
ALFRED VIERKANDT

•Utiliza el método positivo y el método fenomenológico, combinando ambos


con el método comparativo lo aplica a un modelo ideal.

•Su punto de partida es la psicología social y la utiliza para el estudio de la


conducta social de los hombres.

•Su análisis se remonta a las disposiciones humanas fundamentales. Pero esas


disposiciones son plásticas y maleables y se modifican a través de la historia.
(deseo de reconocimiento, de valoración, de nuevas experiencias y
curiosidad).
ALFRED VIERKANDT

El hombre natural no existe, hablar de hombre


natural es una utopía.

Ni siquiera entre los pueblos primitivos es posible


encontrarlo.

Todo hombre está determinado por las fuerzas sociales y


por la cultura que le acoge.

La diferenciación individual es resultado de la historia, el


hombre no puede sustraerse al grupo y siempre será
conformado por el grupo.
ALFRED VIERKANDT

Pero esas disposiciones sólo pueden ser captadas a


través de la intuición fenomenológica.

Adoptan diversas formas, pero poseen carácter


irreducible.

De donde se infiere una tercera característica:

•Se las puede considerar como un a priori, constituyen


parte esencial del hombre.

De esta manera Vierkandt evita la cuestión de la


prioridad entre psicología y sociología.
ALFRED VIERKANDT

A lo largo de toda su obra hay un hilo conductor. Hay postulados y


principios que nunca olvida y los problemas de fondo siempre son los
mismos:
ALFRED VIERKANDT
Alfred Vierkandt busca mostrar de
qué manera los "grupos humanos"
manifiestan unas "conductas unitarias
y finales", creando con ello una
determinada "forma de vida social",
donde cada grupo muestra su
individualidad con un carácter que lo
va a diferenciar por sus cualidades
peculiares.
 
El grupo es un órgano. Su principio
vital no está en sí mismo, sino que
depende de los individuos que lo
componen, que son los que le dan
vida. Pero en su seno transcurre la
vida de los individuos miembros que
lo componen.
Es decir, dentro del grupo coexisten
individuos singulares que conservan
una esfera privada independiente del
todo; y el todo, que es el grupo,
coexiste con los individuos.
Busca encontrar un punto de
equilibrio desde donde pretende dar a
cada uno lo suyo. No se puede
explicar la parte exclusivamente a
través del todo, ni el todo
exclusivamente a partir de la parte.
La comprensión y explicación quedan
ALFRED VIERKANDT

La vida del
grupo es
muy
compleja y
problemátic
a, a pesar
de su
apariencia
simple y de
la
"naturalida
d" de sus
supuestos.
ALFRED VIERKANDT

La primera dificultad surge a la hora de definir qué se


entiende por "grupo".

En primer lugar, dirá, el grupo no tiene sustancia y su vida


no se puede experimentar en la misma forma "directa" que
experimentamos la vida de las personas singulares.

Pero, el grupo está compuesto por individuos, que son los


que le dan vida al establecer entre ellos relaciones
recíprocas.

Tampoco estas relaciones recíprocas se nos aparecen de


manera visible, como una unidad, sino que tienen que ser
construidas por el sujeto que observa o investiga.
ALFRED VIERKANDT

LA DIMENSIÓN TEMPORAL DEL GRUPO EXCEDE LA VIDA


DE LOS HOMBRES Y SOBREPASA LAS PERSPECTIVAS Y
VOLUNTADES DE ESTOS.
CUALIDAD FUNDAMENTAL DEL
GRUPO:
ENTIDAD DINÁMICA

Precisamente en esto se halla una diferencia esencial entre la vida del


grupo y la vida de los hombres individuales y es que la del hombre está
organizada para terminar en un tiempo
fijo.

Frente a ello, la vida del grupo carece de límite temporal. Sus formas
están dispuestas como si fueran a vivir eternamente, merced a ello,
almacenan una enorme suma de adquisiciones, experiencias y fuerzas.

Se trata de una importante diferencia entre la vida del hombre y la


vida del grupo.
 
ALFRED VIERKANDT

• Los grupos como entidades dinámicas, tienen fines propios y su


conducta produce unos efectos que sobrepasan la "perspectiva y
voluntad" de los individuos que los sustentan.

• Son los fines propios del grupo lo que mejor pone de relieve que
posee vida propia.

• El grupo es un producto de las "relaciones internas" que se


establecen en su seno y son resultado de las conexiones de las
voluntades de los individuos miembros.

• Pero el grupo siempre lo es, a través de la organización; es decir,


algo extraño a la singularidad de los miembros que lo conforman, y así
se constituye en una singularidad aparte.

• Cuando una ordenación llega a adquirir vida propia y a actuar como


tal, se trata de un orden vital, en el sentido de una operación real del
grupo sobre sí mismo para la distribución de las tareas, en función de
su objetivo y se realiza en estrecha vinculación con la "esencia" del
grupo.

• Kant la entiende como la cosa en sí, que interpreta como un principio


particular de vida que hace a la cosa conservar su naturaleza
ALFRED VIERKANDT
ALFRED VIERKANDT

Vierkandt procura mostrar que el grupo


posee vida propia, independiente de sus
miembros, que posee un orden vital que
emana de su propia organización interna,
en dependencia con los objetivos a
alcanzar y que, consciente e
inconscientemente, el individuo miembro
de un grupo actúa como parte de ese
grupo, donde va a subordinar sus
intereses personales en favor de los
intereses del grupo, sintiendo como
propios los intereses del grupo y dándoles
prioridad ante sus intereses particulares.
ALFRED VIERKANDT

Esta "entrega" al grupo la consigue éste a


través de la "educación" de unas
disposiciones innatas que posee el
hombre para la solidaridad, de entre las
cuales el grupo potencia unas y frena el
crecimiento de otras.

Pero, además, el grupo genera un líder


que en cada ocasión es el miembro más
idóneo cuya influencia fortalece y utiliza
el propio grupo
ALFRED VIERKANDT

Los miembros ejecutan, en la mayoría de las ocasiones la


voluntad del grupo sin tener conciencia de ello. Ello es así
porque la voluntad del grupo penetra en el fondo de la
conciencia, tan recónditamente que el individuo no es
plenamente consciente de que tales elementos provienen
del mundo exterior a él y los considera como formando
parte de su propia voluntad e intencionalidad.
ALFRED VIERKANDT

Los hombres experimentarán plenamente la voluntad del grupo, otra cosa será que la sigan o se
resistan a ella, pero, desde luego, la experimentarán en su conciencia y por lo tanto, la sentirán
dentro de sí.

La influencia del
grupo se deja sentir a
nivel de conciencia y
de sentimiento, pero
al hombre siempre le
queda un espacio
para sus iniciativas
personales, pues
posee capacidad
reflexiva que le
permite elegir entre
esos mandatos que
provienen del grupo y
sopesar sus
consecuencias, de
donde se deriva que
el individuo siempre
puede sustraerse a la
ALFRED VIERKANDT

¿cuáles son las motivaciones que conducen a la


formación del grupo?
Para VIERKANDT la respuesta tiene una clara influencia
aristotélica:

El hombre es un ser social por naturaleza


y sólo se realiza como hombre en toda su
potencialidad en tanto y cuanto que es
miembro de un grupo.
ALFRED VIERKANDT

Vierkandt recurre a elaboración de una "ideación" que encierra


lo que llama la "forma esencial de la estructura del grupo
humano".
Se trata de un método a través del cual se prescinde de
nuestros órganos sensoriales para la comprensión de los
fenómenos con lo cual se rebasan los límites de nuestra
experiencia sensible.
Esa ideación es producto de la "observación", de donde no se
puede desterrar la realidad que se quiere expresar.
Para ello hay que captar la vida que el grupo expresa en sus
ideas, en sus objetivos, en sus normas, en los propios
individuos que la forman, en lo que Vierkandt denomina "el
todo modal",que está formado por partes que agotan su
realidad en la función del todo (como los órganos en un
organismo) y otras que no se agotan en el todo y conservan
parte de su peculiaridad y la realizan "fuera" del grupo.

La construcción "ideal" de lo que es "un grupo" lleva a


Vierkandt a la elaboración de unos postulados que tienen
como referencia la observación de la realidad. Pero serán dos
formas de análisis las que plantee y con ello dos tipos de
ALFRED VIERKANDT

El grupo observado desde fuera semeja un todo estático, pues los procesos temporales del
cambio trascienden al hombre.
El observador situado fuera del grupo no percibe el cambio.
Esta perspectiva externa al fenómeno que se estudia es el primer paso para la comprensión
del mismo.
ALFRED VIERKANDT

*Similar tipificación a la realizada por F. Tönnies


ALFRED VIERKANDT

Recoge Vierkandt la distinción metodológica que


Dilthey había establecido al diferenciar entre las
"ciencias naturales" y las "ciencias del espíritu".

En este sentido se manifiesta cuando se refiere a que en


las ciencias de la naturaleza las leyes del
comportamiento se presentan como regularidades y si
se produjese alguna irregularidad habría que buscarla
en la interferencia de otro elemento, pues la relación
siempre es de causa - efecto.

La fórmula en las ciencias naturales sería que en un


medio idéntico y con un mismo estímulo, la conducta se
repetiría con regularidad matemática y sólo la variación
del medio o la inclusión de una variable no controlada
provocaría una conducta diferente.

Las ciencias del espíritu, la investigación se complica.


Aparece un elemento adicional que se suma a los
ALFRED VIERKANDT

Para soslayar esta dificultad metodológica, hay que fijarse en que el grupo busca
unificar comportamientos comprensibles para hacer viable su existencia y la de la
propia vida social que se fundamenta principalmente en "regularidades".

El grupo rige buena parte de la conducta de sus miembros a través de la educación.

Como dice Platón “la educación agranda las naturalezas bien dispuestas" .

¿En qué consiste la educación?


En dirigir la inteligencia hacia la única idea que puede dar a la
inteligencia misma la facultad de conocer la esencia real de las
cosas inteligibles y esta idea es la idea del Bien"
(Platón: "La República")
ALFRED VIERKANDT

La cuestión que se plantea y que es necesario resolver es a través de qué mecanismos el


grupo se manifiesta. Necesita una acción unitaria por parte de los miembros, mas esto ¿cómo
lo consigue?.

La interpretación que sobre este particular da tiene una clara orientación psicologista: existe

"una disposición a la solidaridad que origina una voluntad general de


cooperación conjunta",

esta voluntad se fortalece con el postulado de que aparecerá un líder al cual "se le rinde
gustosamente sumisión" y será el hombre que se mostrará como el más adecuado para
satisfacer la necesidad a cubrir.

Por lo tanto, el líder debe poseer las cualidades personales adecuadas para el servicio al
grupo precisamente en ese plan determinado.

Para poder llevar a cabo estos planes el propio grupo interviene en el desarrollo personal de
sus miembros fomentando y potenciando unas disposiciones innatas y anulando el desarrollo
de otras disposiciones.
ALFRED VIERKANDT

En cada grupo, las peculiaridades sociales externas del hombre se presentan diferentes y
diferenciadas en sus accidentes externos en estrecha relación con el sistema de educación que
el grupo ha considerado idóneo para la conservación de su propia vida como totalidad
diferenciada.

A través de la educación y de una determinada organización de relaciones sociales se puede


modificar profundamente la "naturaleza" del hombre, bien es cierto exige un gran esfuerzo y
ello se logra sólo en medida restringida.

La acción de la esencia del grupo se manifiesta en el hombre porque éste se pliega ante el
orden vital a través de:
- la acción educativa
- bajo la forma de voluntad de sumisión frente al conjunto del grupo que entiende como
superior en valorar la idea específica de unidad.

Todo lo anterior le lleva a entender “los asuntos del grupo como propios" y el resultado es que
el grupo llega a realizar su vida final como persona humana.

Vierkandt afirma que "el impulso del grupo es más fuerte que él de sus miembros
individuales" puesto que llega a imponérseles.

Se trata de un elemento (el impulso del grupo) dinámico imprescindible para la vida como
progreso.
ALFRED VIERKANDT

El grupo humano también puede ser analizado desde dentro y para el observador que
vive en él el grupo se le presenta como:

La cohesión del
grupo se muestra
en estas
peculiaridades
que significan la
interiorización de
la pertenencia a
un grupo, donde
se da una
identificación del
individuo con el
grupo, de forma
tal que ante los
otros pierde su
valor individual
para poseer sólo
el valor que se
atribuye al grupo.
ALFRED VIERKANDT

El caso del honor es significativo.

Simmel, al respecto dice que "La estrechez de los lazos que ligan a los miembros de cada círculo se puede medir
por el grado en que este círculo ha llegado a formar un "honor" especial, de manera que la pérdida u ofensa del
honor de uno de los miembros sea sentida por los demás como una disminución del propio honor, o que la
asociación posea un honor colectivo-personal“.

En este sentido, Olmsted manifiesta que la cohesión puede ser interpretada "como .... una fuerza que opera en el
grupo a fin de hacerlo solidario; algunas veces es considerada como un resultado de un cambio total de fuerzas,
esto es, como la condición de la solidaridad”.

De todo lo anterior se desprende que la relación que el individuo establece con su grupo no es la de la parte con
el todo.

"De partes hablamos cuando el objeto por ellas compuesto es una mera suma; es decir, que sus cualidades o
peculiaridad de sus partes puede calcularse. mediante adición.

En el caso del grupo es diferente por causa de su carácter de totalidad, que actúa determinante sobre sus
miembros, al igual que estos actúan sobre el grupo.

La relación que se establece entre los miembros y los miembros y el grupo es de tipo orgánico.

Estos planteamientos son de tipo naturalista.

Vierkandt, en este sentido, afirma que la cohesión de las partes de la materia surge de principios naturales y
necesarios.
ALFRED VIERKANDT

Podemos sintetizar estos planteamientos diciendo con Vierkandt:


1º- los individuos que integran al grupo reciben el nombre de "miembros", se trata
de una categorización del hombre en determinación al grupo al que pertenece
2º- la denominación proviene de la relación orgánica que entre los individuos se
establece
3º- todo acontecer en el todo es influido por los individuos, al igual que los
comportamientos individuales están determinados por el todo.
En un planteamiento organicista se suele decir que la salud del cuerpo influye sobre
cualquiera de los órganos que los componen, en mayor o menor medida, pero
influye.
La relación que se establece es "una relación estrecha y latente", por lo que el grupo
tienen unas peculiaridades distintas a las orgánicas. Por ejemplo, deja un campo de
libre movimiento a los individuos-miembros.
La pertenencia a un mismo grupo, a una misma totalidad engendra entre los
"individuos-miembros" sentimientos que refuerzan o debilitan el sentimiento de
pertenencia aun grupo determinado. Ante el grupo el individuo siente:
1) amor y admiración
2) se le considera un ser perfecto y admirable
3) se le coloca por encima de otros grupos extraños
4) se considera que ha sido creado por un ser divino o que su mando se
halla un ser excepcional, que ha creado y sostiene todo el régimen vital, la cultura,
los valores, los fines e incluso los medios.
5) sus valores son los principios por los que se miden los valores de los
adolescentes y se constituyen en sus modelos de vida
6) el sentimiento de pertenencia a un grupo puede superar el sentimiento de
la valoración de sí mismo. De donde, se le otorga un valor superior a su propio
sentimiento personal.
Todo lo anterior serán determinantes que condicionen la conducta de los individuos-
ALFRED VIERKANDT

El sentimiento de hacia los demás es debido:

1) Más que por sus cualidades personales por su pertenencia al grupo. Desde este punto de
vista hay que llamarlos compañeros.

2) Todo compañero participa del valor que se otorga al grupo. De alguna manera lo encarna
más o menos en sí. De esta manera es imposible sentir hacia él desprecio.

3) El grupo es valorado, se le supone como encarnación de valores "supremos" y junto al


amor, al orgullo de pertenencia al grupo, este sentimiento trasciende a todos los compañeros.
4) Se trata de una participación en el amor hacia el grupo.
5) De ello se deriva que el compañero, en tanto que individuo, desaparece presentándose tan
solo como "miembro".
6) El sentimiento hacia el otro se ve fortalecido por la frecuente interacción.
7) Pero, existe, también, la convicción de que no todos los "miembros" son "iguales". Se
admite que todos los "miembros" son necesarios para un buen funcionamiento, pero algunos
realizan funciones cuantitativas y cualitativas distintas. Estas diferencias se explican porque
no se puede olvidar que hay desigualdades personales, de donde se derivan también
desigualdades en derechos personales. Pero todas esas desigualdades son secundarias, son
limitaciones de una unidad primaria:

8) Es una limitación de segundo grado, no afecta a los derechos fundamentales. PUES EXISTE
IGUALDAD ORIGINARIA.
9) Se trata de una desigualdad dentro de una igualdad que puede tomar varias magnitudes:
 
1º desigualdad en cuanto a la valoración personal de los compañeros
 
- 2º desigualdad en cuanto derechos y deberes dentro del grupo
ALFRED VIERKANDT

DIVIDE AL GRUPO EN:

ESOS DERECHOS IMPLICAN


CIERTOS DEBERES, DIRIGIDOS AL
BUEN FUNCIONAMIENTO DEL
GRUPO. DEBERES QUE EL GRUPO
EXIGE QUE SEAN CUMPLIDOS Y
QUE VAN ACOMPAÑADOS DE UNA
RECIPROCA RECOMPENSA.
ALFRED VIERKANDT

Es claro que estas distinciones pueden provocar conflictos, dado que


los integrantes no pierden su condición de "individuos".

Pero el grupo no puede permitir más allá de cierto grado de


conflictividad.

Pues, el grupo tienen sus objetivos, sus fines y para su consecución


tiene que poner en "marcha" una serie de recursos.

Del grupo emana una voluntad de grupo que se guía por sus
principios valorativos, normas, experiencias, etc.

Se trata de una voluntad sentida, vivida como cierta por todos los
miembros. Es vivida porque se experimenta como NUESTRA
VOLUNTAD .

Se presenta como una voluntad unitaria, que conduce a una postura


unitaria, pero esta voluntad divide al dar diferentes directrices, de
forma tal que la voluntad se expresa de manera escalonada donde el
superior (que siente más la voluntad del grupo, es como si encarnase
al grupo más profundamente que los otros) comunica "su" voluntad
ALFRED VIERKANDT

Vierkandt cree que todos los hombres poseen las mismas disposiciones
innatas, pero la diferencia estriba en que no se desarrollan por igual.

Compara la conducta del grupo con la de un hombre individual.

Afirma que se muestra como si de una persona singular se tratase, que


sólo cambia lentamente durante el curso del tiempo y que sólo está guiada
por la tradición.

También es cierto que existen grupos de reciente creación que no están


guiados por la tradición.

La vida del hombre se manifiesta en una acomodación continua a nuevas


situaciones, a nuevos medios y a nuevos accidentes.

Precisamente su vida ha sido adiestrada para ello.


ALFRED VIERKANDT

Distingue de entre los grupos a los grupos nuevos.

En estos se instalan inmediatamente las cualidades más importantes del grupo:

- voluntad de sumisión al líder

- cohesión

- rechazo ante las perturbaciones

- ejecución instintiva de castigos simples, etc

- en ellos rige una convivencia ordenada y permanente

- se trata de grupos que han sido creados al margen de la tradición

- son grupos que se crean artificialmente

- desarrolla una gran fuerza de conservación

- una forma muy consistente

- independencia de los motivos que originaron su creación

-la atracción entre los miembros es de alguna manera tanto más intensa porque
hay correspondencia entre las
necesidades de los miembros y las fuentes de satisfacción atribuidas al
grupo
ALFRED VIERKANDT

El grupo nace porque al establecer los hombres relaciones recíprocas se generan unas fuerzas
que buscan la satisfacción de intereses que responden a necesidades de los miembros y su
satisfacción se atribuye al grupo.

Se trata de fuerzas cohesivas que cobran autonomía a posteriori y se traducen en formas fijas
de conducta que se transmiten de generación en generación y que englosan las
peculiaridades de la personalidad del grupo.

Son formas de conductas que persisten al cambio de generaciones y son las que ofrecen el
"espectáculo" de la vida del grupo y permiten hablar de espíritu de grupo.

El espíritu de grupo es como un ser que actúa en todas sus partes y del cual no conocemos
otra realidad que sus fuerzas de actividad.

Vierkandt ve encarnado el espíritu en las "formas fijas de conducta que se transmiten de


generación en generación y sus cualidades son los "bienes culturales que el hombre conserva
y transmite".

Lo distingue del espíritu subjetivo que está en las personas particulares.

Existe dependencia del espíritu objetivo con respecto a los espíritus subjetivos de las
personas.

Aquí se produce un fenómeno similar al que tiene lugar entre la "conciencia del yo y la
conciencia colectiva" que coexiste en un individuo.

El espíritu objetivo no puede imaginarse sin el espíritu subjetivo: ambos constituyen un todo.
ALFRED VIERKANDT

Alfred Vierkandt que metodológicamente acepta la designación de "órgano" para designar al


"grupo humano", en cuanto portador de miembros y lo distingue del "organismo" en tanto
en este último la parte esta subordinada absolutamente al todo miemtras que en un órgano
conserva su "individualidad" para sí, guarda cierta autonomía del grupo y entre otras
facultades su existencia de su "conciencia del yo", en este caso la existencia de su propio
"espíritu subjetivo".
 
Esta característica se muestra en el hecho de que junto a los asuntos de grupo existen
asuntos personales.

De forma tal que el hombre no sólo vive para el grupo y los subgrupos a los que pertenece,
sino para él mismo.

De lo anterior se deriva que los miembros de un grupo no pueden ser comparados con las
células de un organismo.

El grupo sin las personas no es imaginable: el grupo se realiza a través de la vida de las
personas y las personas se realizan dentro del grupo.

Por lo tanto, el grupo, en tanto que constituido por "miembros" comparte alguna de las
peculiaridades del organismo.

Pero, en ningún caso, comparte "la centralización".

Prueba de ello es la riqueza de formas sociales en las que se presenta.

El hecho de que los miembros poseen un amplio campo de actuación en su esfera particular
ALFRED VIERKANDT

Los asuntos del grupos descansan en manos de aquellos miembros más integrados.

Se trata de personas individuales que hacen de los asuntos del grupo sus propios asuntos.

Pero todo trabajan para el grupo.

La existencia y dedicación a los "asuntos propios", por parte de los individuos singulares, no
contradice su naturaleza de miembro del grupo, aun cuando es cierto que pueden ser una
fuente de conflicto.

La contracción más grave se produciría si los individuos que ocupan los cargos directivos
"utilizan su cargo" y sus esfuerzos en la realización de los asuntos propios, subordinando los
asuntos del grupo a los asuntos propios.

También originaría graves conflictos si los individuos miembros dirigentes "delegaran" sus
responsabilidades con el propósito de ocuparse de asuntos propios.

Las tensiones más frecuentes que pueden aparecer dentro del grupo son las que se
derivarían de:

-el impulso de mandar y el de obedecer


-del orden vital y del impulso vital
-la existencia de asuntos propios y asuntos de grupo

La primera tensión puede estar motivada porque:


- la propia vida del hombre está cargada de
- tensiones puede haber una confrontación de los asuntos que origine
conflictos de roles"
ALFRED VIERKANDT

La segunda de las tensiones de la que hemos hablado -la que existe entre el "orden vital" y el
"impulso vital", es la confrontación entre dos fuerzas:

El “orden vital” tiende a la conservación de lo alcanzado y establecido y el "impulso vital"


tiende al cambio, es la fuente de la vida y se constituye en motor dinámico del proceso.

Las formas sociales, al igual que los organismos, viven no en continuo progreso, sino en
continuo desarrollo.

Tiene que realizar importantes funciones:

- mantenerse y continuar

pero el "impulso vital ha de contar con "colaboradores para que su presión dé el resultado
apetecido.

El "impulso vital" crea lo que denomina "terreno vital", que va a defender a través de la paz y
de un orden fijo

Las metas primarias a conseguir por parte del grupo son:

- afirmarse frente a la disolución a través de conseguir suficiente "descendencia"


-a través de la costumbre y del derecho que son reguladas por él.

Son mecanismos específicos que tienen un considerable grado de permanencia y que actúan
como agentes legítimos y reconocidos bien por asentimiento voluntario bien por imposición
regulada.
ALFRED VIERKANDT

Cuando Alfred Vierkandt utiliza el término "sistema de costumbres" no son


costumbres al azar, se trata de unas costumbres organizadas, de costumbres
articuladas, que tienen una función específica, que tienen una finalidad en
cuanto partes de un sistema
 
- la ya mencionada educación.
 
El impulso vital está orientado al logro de esta finalidad.

El progreso y el desarrollo no sólo busca beneficiar al grupo sino eliminar


tensiones latentes provenientes de las desigualdades entre los hombres.

El impulso vital busca aminorar las diferencias y el orden vital mantener lo


conseguido.

Tanto el impulso como el orden se apoyan en la costumbre, el derecho, la


educación y la sanción.
 
Dentro del "terreno vital", el "impulso" está orientado al logro de una finalidad.

El objetivo primario es alcanzar:

- la convivencia (entendiendo tal como vivir en paz y dentro de un orden


regulado por el derecho y la costumbre)
ALFRED VIERKANDT

Así pues, el grupo, merced a sus propias fuerzas, establece unas condiciones mínimas
necesarias, que abarcan su campo vital y que propician su mantenimiento y desarrollo.

El grupo crea, para ello, unas "normas" de conducta, que son ordenaciones con sentido y
que van a permitir una concordia interna que favorece los fines del grupo. Las "normas" son
características para cada grupo y constituyen una "propiedad" que ayuda a identificar al
grupo a través del comportamiento de sus miembros.
Una pregunta que subyace a todo el planteamiento es:
- ¿sobre quién recae la "titularidad" del "impulso vital"
- ¿quién es el titular del grupo?
- la respuesta ha de ser: las personas individuales que forman el grupo. Por ello,
-los hombres son los "impulsores" materiales de la vida del grupo, pues en ellos
toman "cuerpo" las fuerzas
actuantes del grupo.
En ese proceso de integración del individuo en el grupo, este último aprovecha aptitudes y
tendencias que posee el hombre. Habla de:
- receptividad y dice que el hombre está dotado de ella, especialmente
"el hombre joven" (el hombre en desarrollo) en su etapa más plástica. Esta es la razón por la
cual puede penetrar en la personalidad del individuo y conformarla para que sirva a los
intereses del grupo. A cambio, el grupo ofrece valiosas contrapartidas, aunque la mayoría
de las veces se trate de un "dar y tomar" inconsciente. Pero el individuo reclama al grupo
como principal contrapartida que no sea un simple espacio convivencial.
 
- solidaridad y lo califica de disposición natural del hombre. Afirma que
ningún hombre sufre sin que sufra el todo. Por ello, cada miembro tiene la aspiración y la
facultad de ayudar a otro miembro en su enfermedad. De forma tal que de esta "solidaridad
innata" se aprovecha tanto el individuo particular como el grupo total.

 
ALFRED VIERKANDT

La "solidaridad forma parte del "impulso vital" y está en estrecha relación con la capacidad de organización, de
distribución de las tareas, de un orden deseado por unos y aceptado por otros con miras al bienestar del todo.

Cree, Vierkandt, que el propio sentimiento de pertenencia a un grupo, cuando está suficientemente intensificado,
es suficiente para coayudar y reforzar la solidaridad con los demás hombres.

Todo este entramado implica la existencia de una conciencia de coparticipación en el grupo.

De donde se deriva un mutuo reconocimiento de los otros y de las relaciones que con ellos se establecen.

Por otra parte, las semejanzas que procura el grupo refuerza un sentimiento que fortalece la recíproca
"solidaridad".

La solidaridad, en definitiva, es un sentimiento a través del cual se aúnan esfuerzos para el logro de un fin.

La solidaridad puede provocar la aparición espontánea de un grupo ante una causa común.

El ámbito individual y social del hombre le va a permitir una representación que abarque toda la configuración
social del grupo y sólo es posible una acción unitaria si existe una disposición anímica unitaria.

Ahora bien, como se alcanza esa disposición:


- que los compañeros se estimen recíprocamente
- que se sepa separar lo importante de lo insignificante
-que conozcan recíprocamente su actitud
Estas circunstancias las procura el hecho de que:
- toda persona da a conocer involuntariamente, mediante su actividad general expresiva
(comunicativa) su ser, (de donde
volvemos a insistir en la importancia de la comunicación para la cohesión del grupo y la
propia vida de sus protagonistas)
Se trata de indicadores significativos, a través de los cuales, el individuo manifiesta sus estados, su sentir y que
es suficiente para que el observador pueda formarse un juicio comprensivo de sentido.
 
Esos indicadores son, en clasificación de Alfred Vierkandt, modulaciones de voz, muecas, gestos, actitudes
corporales, la forma de moverse.
ALFRED VIERKANDT

Elabora Vierkandt un bosquejo de teoría del conocimiento del otro, que inicia con el primer
paso: la impresión que se obtiene y afecta nuestra conducta.

Se trata de un conocimiento que deriva de la observación de sus cualidades y de sus


prestación .

Se fija en el efecto que produce la primera impresión personal y admite que es decisiva para
la estimación duradera y frente a ella los hechos reales son impotentes.

Pero hay que cuidar dar importancia a los datos significativos y separar de estos lo
accidental, porque estos últimos no ofrecen información.
-hay que "conocer recíprocamente su actitud" y las normas del grupo que serán las que
produzcan expectativas de respuestas y permite prever actitudes.
 
- un sentir simultáneo, que implica conexiones de sentido y control de los individuos,
eliminando de esta forma tensiones y controlando fuerzas centrípetas, que son necesario
controlar o anular, para eliminar tensiones . El sentimiento unitivo refuerza las relaciones.
 
Pone Vierkandt el hincapié en el conocimiento adquirido a través de las impresiones, como
el más fuerte, como el más intenso pues considera que este nivel de conocimientos se deja
sentir en las conductas externas que, en definitiva, en la mayoría de las veces, son
manifestaciones de estados internos.

A través de la impresión:
- se siente directamente qué clase de personalidad hay en cada uno
- qué se le puede ofrecer
-qué se puede esperar de él
ALFRED VIERKANDT

Todo lo cual sirve para orientar la conducta (¿acaso no es este el planteamiento


maxweberiano de la acción social?)
- permite establecer una especie de jerarquía dentro del circulo de allegados

La amistad, la admiración y el amor resultan de la impresión de primera vista del compañero


adecuado. Surge así una conciencia de cierta adecuación, especialmente de haber
encontrado el modelo justo.
 
- que en el momento adecuado se tenga esta vivencia es definitivo para la
configuración del curriculum

La regulación de la conducta, en el mantenimiento del "orden vital", se ve afectada por las


impresiones reflejadas en las personas miembros integrantes.

Precisamente, cada individuo se asegura a través de los gestos, de la actitud de los


semejantes, por el tono de sus expresiones cómo es estimada su conducta y si ha excedido
no lo los límites de lo lícito.

Cada individuo se asegura a través de estos indicadores de si ha encontrado resonancia su


presencia.

Se obtiene también información sobre la valoración que tiene otorgada.

Es como un reflejo que se manifiesta en el espejo que es el rostro de los otros.

Este espejo está en los rostros, en las actitudes y en las conductas que los otros manifiestan
hacia uno.