Sie sind auf Seite 1von 1

LOS ERRORES EN LA ARGUMENTACIÓN O FALACIAS

Falacias:
La palabra «falacia» se utiliza para designar aquellas argumentaciones que son
incorrectas, pero que parecen correctas. Algunos autores Llaman sofismas a las falacias
que se expresan intencionadamente, y paralogismos a las que se expresan sin intención.
Pero esta distinción apenas puede aplicarse, puesto que a menudo es muy difícil
averiguar las intenciones de los hablantes. Es preferible hablar de argumentos falaces
indicando así las maneras de razonar que violan las reglas del dialogo. Para detectarlas
se precisa una especial atención a los se desarrollan los diálogos y a las actitudes de la
comunidad de hablantes.

Tipos de falacias informales:

Falacia ad verecundiam: defender la


conclusión apelando a alguien o a algo Generalización indebida: inferir una
que se considera una autoridad en la conclusión general a partir de unos
materia, pero sin dar otras razones que pocos casos que no son suficientes para
la justifiquen. justificarla. Por eso la consecuencia
puede ser desmentida fácilmente con un
contraejemplo.
Falacia ad hominem: pretender rebatir
el razonamiento de otro o demostrar la
Falsa causa: se da por correcta una
falsedad de la conclusión a la que ha
causa insuficiente o simplemente
llegado, desacreditando a quien lo
equivocada. Normalmente se debe a que
defiende:
trata de concluir que una cosa es
causada por otra sólo porque esta la
Falacia ad populum: defender una precede.
conclusión sin justificarla, únicamente
apelando a los sentimientos, emociones Falacia semántica: se basa en que una
o prejuicios del auditorio. palabra o expresión que se repite
cambia de significado en el curso de la
Falacia ad ignorantiam: defender que inferencia; es decir, se usa un término o
algo es definitivamente verdadero (o expresión equívocamente, Esto hace
falso) porque no podemos demostrar lo que no nos demos cuenta de que, en el
contrario. fondo, se ha acabado hablando de algo
distinto de lo que se comenzó.

Falacia ad baculum (o al garrote,


como se conoce más popularmente). Se Falacias circulares: en ellas, la
da cuando amenazamos o coaccio- conclusión se apoya en una premisa que
namos, en lugar de dar razones. para ser verdadera depende de que la
conclusión también lo sea. 'Así, la
verdad de la premisa y la verdad de la
conclusión dependen la una de la otra.
Por eso se dice que cometen
circularidad.