Sie sind auf Seite 1von 46
Pintos, Lommi, Diaz (1990), Asi surgié el Ballet. En su: La d: 67-112. lanza, Akadia, Cap. 3, pp. Asi surgié el Ballet Debemos tener en cuenta, antes de empezar a hablar de “ball, que danza” no es sinénimo de “pallet”. Son dos palabras que muchas veces us mos indistintamentc, pero ballet es un arte moder no, mientras la danza es anterior a toda civiliza- ci6n, un hecho casi natural {La danza nacié cuando los seres humanos vi- van en las cavernas; no era como la que conoce- ‘mos hoy: eon nombres para ls pasos y reglas para realizarlos, Hombres y mujeres cantaban y dana- ban por placer, por lemor, para pedir uvias 0 fenilidad, o bien on honor a sus dioses, como atin hoy lo hacen los pueblos de culturas primitiva. Pero esa danza poco tiene que ver con la que hoy conocemos, que trata de enirctener y comunicarse con el espectador. Para Hlegar alo que es hoy, 1a danza elemental hha debido enriquecerse,en distintasctapas. Recor- demos brevemente su evolucidn: 4) En su manifestacién mis simple sparece como una descarga emacional, "como los movi- micntos desordcnados de un exaltado”, “como un estar fuera de st, Consistecn la repeticién de esos movimientos, que representan los trabajos. del hombre, ct irde cava, atraparun animal, honraraun Dios. ») Las danzas unipersonales se hacen plurates ‘6 multipersonales; en procesiones, marchas en tomo a la imagen sagrada de un animal u objeto sepresentativo. c) Mis tarde Ia danza se socializa, y utiliza disfraces de animales, con muchos movimnientos corporales, mis regulados y controlados, con mucha mimica, y como ya dijimos, con danza. plurales ) Cuando los seres humanos comienan a observary descubrirtos fenémenos de la natural za (estaciones del afio, cambios de luna), aparc- cerin las danzas rimules, en honor al sol, que imitan ta uvia, que la atracrin “migicamente” y otras con sacrificios para calmar el disgusto de los. dioses. Estas serdn mucho més ordenadas, en pro- cesiones y Hasta alrededor de un altar sagrado, 4rbol_simbélico u objeto al cual se entrega el satrificio, €) Conel tiempo, los pueblos se socializan cada vex mas. Aparecerin de esta manera danzas en arejas, con movimientos a veces suclios, otras Veces abrazados y con una técnica cada vez mayor. A.veces sors con disfraces, otras sin ellos, pero 10 ‘que nos interesa es que cada vez se complicanmés, tratando de superarse tScnicamente, 1) Cuando estatéenica llega unnivel, aparecen las danzas de exhibicién, que serén aquclias en las ‘que comienza a verse c6mo se lucen algunas per- somas que se destacan en cl virtuosismo, Eso sf, no nos olvidemos, que en aquella época primitiva, la danza se confundfa con la acrobacia. Podemos hablar de danzas documentadas, des- de 5000 fos antes de nuestra era (la Era Cristiana); ‘sc han encontrado pinturas y objetos de arte egip- cio enos que vemos que la danza formaba parte de Ja vida diavia, Los primeros ejemplos de danzas egipcias son realizados por mujeres: algunas ba- tiendo palmas, micntras las bailarinas avanzan cn fila con tas manos Ievantadas, palmas para arriba y Jas puntas de los dedos que se tocan entre sf, Otros relioves de la época, nos mucstran bailarinas en parejas, vestidas con sedas transparentes ({ig. 93). Aparecieron también durante estos tiempos danzzantes profesionates, quienes daban exhibicio- nes en las plazas, Eran danzas muy movidas y espectaculares, que muy pronto se convierten cn danzas de exhibicién con bastante organizacién técnica, Algunas de lasposiciones" 0 “pasos” que ‘vemos en Tos jerogifficos, podemos compararlas ‘con lis actuales vigentes dentro de la “Danza elisiea seadémica”, como por ejemplo: “pirouct- tes”, “entrechats” y otras cy La Danea tga Ferri Asi surgié el Ballet o Fig. 93: Pintura en un sarcélago de ABD "EI Kurna”, Egipto, 1450 AC, ‘También sabemos algo sobre la danza en Gre- cia, gracias alos poemas de Homero. Nos habla de vvendimiadores, llenos de frutos sobre sus cabezas. Los griegos también practicaron danzas con dis- races y también rituales, con gritos y acciones de cnaltecimiento al dios. Llegaban a emborracharse fon fiestas que realizaban en distintas Spocas del aio, como por ejemplo en honor a Dionisos, dios de la embriaguez. Durante los juegos olimpicos, ‘que duraban cinco dias, se cantaba y sc bailaba in- cansablemente. Habfa también danzas cuntadas ‘acompaftadas por liras y eftaras, 70 Durante esta época alcanzan su mayor esplen- dorla tragedia y la comedia, dos formas distintas de teatro: - EnlaTragedia, lasdanzaseran cantadas porun coro, mientras los personajes en escena actuaban y bailsban, Pero esas danzas tenfan poca variedad y se realizaban con melodfas graves, - En la Comedia, en cambio, los personajes istrazados en escena, cantaban y bailaban; no habfa un coro parte. Habfauna parte cantada y otra danzada. ‘Moy pronto van a aparecer los “actores profe- sionales” y vaa inventarse “el bolcto pagado” para entrar alos espectéiculos, hasta entonces gratuits. En Roma, gran imperio de la cultura antigua, también se realizaban danzas acrobéticas, pero se Tasencargaba a personas.a quienes se pagaba. Estos bailarines romanos fueron muy prestigiosos, por- ‘que se los Hamaba para cetebrar “danas sagra- das", en honor a los dioses. Ms tarde, hubo en Roma “danzas lupercales”, en honor la toba que alimenté a R6mulo y Remo yy también las “satumales”, en honor al dios Satur- no. Eran muy parecidas a las egipcias. Durante las mismas se desparramaban semillas y los sacerdo- tes practicaban la magia. Ya en estas danvas toma- ba parte gente de distintas clases sociales. Se rea lizaban durante ficstas que duraban sicte dias, durante los cuales se bebfa alcgremente, Pero lo que divertfa al romano de esta época ya no era la relacién dela danza conta religidn. sino-et grado de uosismo que sus danzantes, cantantes y misi- cos estaban aleanzando. Llegaron a Roma muchas danzas desde Grecia, pero los romanos les dicron un estilo propio: se hacfan sobre un escenario y scgufan un argumento. Incluycron. ademis, mucha pantomima (acciones mudas 0 con sefias). Habfa continuidad en esas acciones, siguicndo el argumento, aun cuando et coro interventa cantando pasajes del texto para dar descanso a los mimos y permitirles que cambiasen sus mfscaras, ya que todavia ta gesticulacién no eradel rostro, sino de pies y manos, por 10 que los cabeza se movfa Mimicamente y cuando cra necesario se daban saltos y contorsiones del cuerpo, a veces solamente ceapresivas, a veces como danzas acrobiticas. Abora bien, durante et siglo V/ en Roma, se cextienle ct Cristianismo, provocando una repre- sin de todas las expresiones artisticas, y es ast Le Donza ‘como decaen el teatro, 1a miisica y la danza, Los sucesivos concilios de la Iglesia se muestran cn contra de todas esas. manifestaciones, porque, segtin los eclesisticos, eran inmorales. Los mi- ‘mos, comedianies, misicos y bailarines eran per- seguidos, excomulgados y castigados, ya que todas ‘sas artes (segiin cl pensamiento de la 6poca) eran fomentadas por espfritus infemates. Durante 1a Edad Media los bailarines tuvieron ‘que pasar una vida limitada, dcbido a tas perse- cuciones. Se han encontrado versiones contra- dictorias, ya que mientras algunos consideraban a aqucllas artes como corruptas, San Agustin afir- ‘ma que los dngeles “danzan cn rueda y cantan loas al Todopodcroso”, Por otra parte, las primeras co- munidades cristianas conscrvan danzas y cantos populates que vienen de juegos y banquctes paga- nos. Carlomagno (allo 800) habfa conservado muchos cantos de los antiguos germanos, algunos de los cuales entraron en los templos, y con ellos también sus danas; como por ejemplo: “las danzas. saltatorias”, “las rondas” y “los cantos diaboticos” Pero cn otras regiones estas danzas son exclui- das de las iglesias y se prohibe que hombres y mujeres eniren a los templos a hacer bufandas y organizar danzas. Al pucblo le cuesta aceptar esta prohibicién y al no poder hacerlas dentro, las cfectdan delante dc las iglesias. Surge un tipo de miisica Cantable y Danzable que realizan los pere- grinos y adn se conserva. Peroesasdanzas y lasque se hacfan en los cementerios (muy comunes) fue- ron prohibidas. El pucblo reacciona frente a todo esto, pero burlindese: inventa danzas en las que altos elérigos, grandes regidores, y prestamistas estin condenados a entrar en ta daiwa. Apareceré asf la Danza Macabra, De esta manera cl Teatro Religioso Popular va a tomar una gean importan- cia, EI demonio es, durante esta época, uno de Jos personajes centrates, con distintos nombres y figu- +28, Grandes diablos con cucmos realizan danzas espantosas con fines maléfices, en escenas parcci- blo y los Angeles danzan en esta poca curopea, el diablo con gestos terrorficos y los dngeles en ronda. La mayorfa de las danzasino tenfan misica, Las cantaban los baitarines y asf sobrevivirin cantos Mamados Baladas. Después de siglos y ya por cl siglo XI. los Ast surglé el Ballet iga Ferrly Rudolt Nureyev 2 juglares y trovadores, poco a poco son aceptados porla sociedad. Elrepertorio era muy antiguo y tra- dicional, y mezclan sus misicas y cfinticos con un repertorio nuevo: hay trovadores que golpean el suclo conct pie, Hevando el compas, mientras otros tocan insirumentos varios, en pro de una misica mds rica, Al perfeccionarse los instrumenios se mejoran las danzas, que ya no necesitarén ser cantadas, ya ‘que serin acompatadas por aquétlos. Encontra- mos asf danzas tipicas dela Edad Media, que yano serdn practicadas en iglesias ocementerios,sino.cn los palacios o villas carnpesines. "Nada tienen que ver con lo que nosotros pode ‘mos entender por “danzas”. Eran “caminadas”, sin figuras ni combinaciones de pasos, a veces cn ronda, otras en fila, Las més importantes de ta 6poca medieval, la Treske, la Carola y la Tanz; no fueron las snicas. + La Treske es una danza popular viva, en fila, en Ia que se golpea el suelo con el pie, fo que originaba fuertes estampidas. = La Carola, también en fila, los danzantes, tomados de las manos, van desde Tos salones alos grandes jardines floridos, suenan instrumentos de cucrda 0 soplo. La Carola podra ser también baila da en ronda: lo nico que habré que hacer seré cerrar Ia fila, Se ahorraba espacio, sino habla prados por donde trasladarse, y sc obienfa la “Ronde-Carole”. ~ La Tanz era en pareja, aunque una persona podta ubicarse en el medio y se tenfa un “Pas de trois". Mas tarde se realiz6 en figuras de cuatro personas. Todas estas danzas tuvieron gran accptacién, durante siglos, en Espata, Francia, Alemania, Iia- lia ¢ Inglaterra, Mientras las danzas populares se acompafaban con pandero, las danzas cortesanas se acompatfaban con viola y algun tamboril, Vacia el ao 1500, los danzantes buscaron grandes resonancias. Trompas, tambores, chiri- mas, castafctas, ban bien a las"“danzasaltas”.con pie en allo y gran pompa; mientras las “danzas bajas”, deslizadas y resbaladas, se acompaftarin con laides, violas y flautas. Recordemos que la Edad Media, se caracterizé por et dominio del catolicismo, que desdeiis los espectéiculos y apoy6 la arquitectura, la pintura, 1a poesfa y el canto polifénico sacro. Pero esa universatidad cede cvanddo se redescu- La Dense bron as obras de ate grecorromanas. A este nuevo interés se Te da cl nombre de Renacimiento, vuelta 4 Ia an\jgiiedad elsica, que nunca habla desapare- cidocn suelo italiano, sino que habja sido olvidada, Nuevas mancras de comprender las normas ant guas del arte y de enfrentar ta vida terrenal. Se difunden y pasan a reemplazar la devocicn, cl temor de Dios y ta fe en la otra vida, El Renacimiento es fruto tipicamente italiano y surge cuando Ia aristocracia, recién nacida cn las equefias repablicas italianas, se apodcra del go- bicrno. Era generalmente gente comerciante, de- scosa de exprimir los jugos del placer de la vida y también del arte. Pinturas nuevas Henarén los templos y apareceré un nuevo estilo arquitect6ni- €0, que en 200 afios reemplazard ta severidad devota y rascendente del gético. La vida pasa a scr un espectéculo, en cl cual las fiestas toman gran importancia; papas, reyes y principes, rivalizaban ‘como mecenas de las artes y querfan que sus cortes fueran brillantes y ricas. Destacadas familias de ‘nuevos ricos (los Médicis de Florencia y los Sforza ‘de Milfn), daban suntuosos festines con desfiles de ‘carrozas, mascaradas y procesioncs. Paralas cortes europeas era un descrédito no bailar bien; y yaa ‘comienzos del siglo XV haba “maestros de bail que viajaban, creaban y enseffaban danzas para 1 grandes ocasiones: bodas,alianzas polticas, victo- , sias militares, ‘Aljuglar ya no seo persigue, ahoracs profesio- nal, mésico, bailarin y cantor de un amplio reper- lorie. Vendrs como solista para dar variedad, novedad y originatidad al conjunto, y para renovar prictieas y estilos. Los Médicis se encargaban de influfr con dinero y su arte en otros pafses, como Espafta ¢ Inglaterra. Por Io tanto las Mascaradas figuran cn los banquctes franceses desde cl siglo XIV; exhibiciones aparatosas ¥y conciertos creados por los mtsicos de la época, preparan to que mids tarde se conoceré como ba- Tet. En los desfiles de carros, igual que en las mascaradas Se presentaba a clérigos, juglares, demonios, judfos y otros; entre festines y desfiles surgen las danzas Ifpicas del Renacimiento en las que se mezclanto seforial y lo popular. Lo popular Jo veremos en las danzas allas, en las que se evantan los pies del piso y se golpea el suelo con movimientos répidos.y también violenios. Lo sefloril lo tendremos en las danzas bajas, esbala Asf surgié el Ballet as, en la que los pies no abandonan el piso: los pesados y armados vestidos de Tas damas al igual {que los apretados trajes de los caballieros no permi- ten saltos ni cabriolas. Hay en cambio, ademanes elogantes y reverencias entre damas y caballeros, Todo lo “senorial” va a necesitar una reglamenta- cién, una orden de acuerdo com las “buenas mane- ras". Todo to “popular” tendré que ser retocado, evitando la improvisaciGn y lo ristico de la danza campesina, Podemos clasificarIas danzas del Ronacimien- to.en tres grandes grupos: a) Danzas de parcjas sueltas b) Danzas de parejas unidas ©) Danzas plurales 3) Como danzas de parejas sucltas encontra- ‘mos: la Pavana que imita la rueda del pavo real, ya que! pavo hace su rueda arrastrando su cucrpo por elpiso. Fs una danza “baja” y su posible origen es Espana El Passamezzo, que es una Pavana mds ligera La Gallarda pasa a primer plano en la 6poca renacentista, Se tenfa que estar bien animado y alegre para balarla. Los movimicntos debfan scr sds lenios para un hombre alto que para uno bajo, yaque el primero se toma ms tiempo para realizar $us pasos. Es una danza en fila El Turdidn cra muy parecido ala Gallarda pero se bailaba con mds tranquilidad y con acciones y estos menos viotentos. ‘También destacamos la Cascarday Bergamas- b) Como danas de parejas unidas destacamos: 1a Volua, que consistfa en que el hombre sujetase a Ja dama por a cintura y ahiciera daruna vuelta cn campana. Los moralistas de la época la criticaban por considerarla indecente. Por eso mismo hizo furor (ig. 94). ©) Como danzas pluraies fue muy famosa ta Gavota, que incluta besamanos, reverencics, saltos y cabriolas (movimiento violento de las piemas hacia ars). Tipica de este momento fue la Moresca, danza Para todas las oportunidades porque la podta bailar una sola persona, parejas 0 grupos. La Moresca reemplazé a la Carola que fue, no nos olvidemos, Ja danza tipica de la Edad Media, Pero ademds se Je agregé una variante que fue interealar entre los 2B pasos solemnes de ta danza, un episodio de panto- smima. En Espafa se agregaron a estas danzas zapatcos Uipicos, “gambetas”, El siglo XV fue el de los Médicis Norentinos, ‘que hicieron de su ciudad la sede de todas las galas. El mayor esplendor lega a Francia cuando Catali- nna de Médicis viene para casarse con Enrique Il, y eva ala corte francesa las grandes fiestas, el lujo, Ja mésica y la danza que al principio escandaliza a aquella cone. Entremeses, morescas y otros diver- timentos ya,eran conocidos en Francia, pero no alcanzaron hasta Catalina su ‘maximo esplendor. Le toca al poeta Ronsard organizar algunos festi- nes que la rina offece a su corte, Uno de los mis grandes fue la celebracién del casamiento del pri- mer hijo con Maria de Escocia. Consistfan en grandes bailes con mascaradas y pantomimas (acciones burlescas para hacer reir divert); todo con el mejor derroche de lujo eimaginacién. Inter- vicnen cn ellas los j6venes principes y terminan ‘con un “Gran Val" en cl que toman parte grandes ‘magnates de la corte. Durante esa época, Wega a Parts Baltasar de Beligioso, quien ticne tanto éxito como bailarin y viotinista que Catalina lo nombrasu “valet”, Beau Joyeux (que ast se hizo llamar), trabaj6 por mas de 30 atios en la cone francesa escenificando combi- naciones de canciones, con discursos, danzas y cfectos visuales complicados (se usaban méquinas para hacer descender alos actores de “las nubes transformarlos).En 1581 tuvo lugarlamés famosa de las festividades, “El Ballet Comique de la Rei- ‘ne, que eclebraba una boda real y que duré desde Jas 10 de 1a noche hasta las 3 del dfa siguiente. Se To menciona como el més antiguo ballet propia- mente dicho, Hay que recordar que todos los acto- res eran miembros de 1a nobleza y las danzas cstaban organizadas para que hicicran ostentacin de las figuras claboradas, mas que de cualquier complicacién técnica, Las mascaradas de Beaujo- yeux asumen gran importancia; los argumentos tienen ms valorliterario y la musica absorb todos Tos nstrumentos, algunos de los cuales desconoc ‘mos en nuestros fas. ‘Aquellos festines, para que tuvieran més varie~ dad y riqueza comienza a agregérsctes cntre plato y plato un espectéculo al que tlaman “Entremcts", algo nuevo, ate especial e independiente en cl que van a ineluirse tos nuevos avances de la misica y ‘Ast surgié el Baltet, 5 Fig. 98: La volta, Ja danza. Asf, por ejemplo, a fa entrada de cada plato de un banquetc de bodas, scguirin unos bailarines que representan personajes mitol6gicos asociados con tal plato, Hombres que representa ban a Jas6n y a los argonautas en busca del vello- ‘ino de oro, hacfan su entrada cuando se servia cordero asado, Neptuno y las sirens anunciaban la legada del plato de pescado. Pomona, diosa de 1a abundancia silvestre, presidfa la presemtacién de la fruta; y al final del bangucte un Eniremet més legdrico, combinaba discursos, canciones y dan- zas, sobre lox deleites det matrimonio. 76 En los aftos centrales del Renacimiento (siglo XV) se insistc en esos Entremets. Estos especticue Jos, al igual que los manjares que irdn intercalados con ellos, serén denominados “Entrées”; y estas ‘entradas tendrdn cada vez mayor duracién y mejo- res argumentos, escritos por poctas y eronistas de Ta época. Llegaremos con ello a un nuevo tipo conocido como “Ballet a Entrées”; aunque lo que integrard ese ballet serén mimeros sucltos, sin relacién mutua. Solo hay que tener en cucnta cl contraste y el buen efecto visual de fos trajes; no se necesitard ninguna escena, A partir de 1623, los ballets tienen estas caractertsticas. Los misicos centraban en primer lugar disfrazados y formaban vun cuadrado donde se hacfan las danzas e incluso Juchas, pantomimas y acrobacias. La vida en fa conte francesa se refiné tanto que cada reunién social era tan complicada como una coreograffa Es ffcil deducir que la danza tenta que progresar, y por lo tanto el “porte” y las “mancras” del ballet eran aristocrdticos por naturatera. Adnen nuestros d{as, el ballet cn su mejorestilo, sigue siendo un arte en el que los mas destacados intérpretes po- scen el refinamicnto francés. Hiasta ese momento la sala cracl lugar donde se realizaban los ballets y el Ifmite del escenario en la parte de atrésestaba marcado por paisajes pintados ‘omontafias que a veces dejaban salir earros, perso- ras disfrazarlas y con mascaras. Con todo esto comprendemos que cl escenario seré necesario. Asf, el ballct en Francia dejar de realizarse en los palacios para subir al escenario de los teatros, de donde ya no bajard. En esas mismas décadas, la Opera (que es teatro con miisica), re- quiere también escenario. Esto hars aparccer un conjunto de carpinteros, pintores y gente de otros oficios que trabajardn junto a tos eantantes, da zantes y mésicos. Junto con ellos comenzaré una nueva era. Sin embargo, pasar mucho tiempo, antes de que los bailarines puedan mostrar su rostro, ya que todavfa quienes tomaban parte en los ballets debfan usar un antifev. con un pena- ‘cho emplumado, porque no podfan mostrar su cara y eran los hombres con caracteristicas fisica Temeninas quienes realizaban los papeles de mu- Jer, pues no se consideraba correcto que una mujer danzara, El argumento cra siempre una excusa y todo terminaba en un baile final en cl que se mevctaban Le Danza bailarines profesionales'y grandes scfiores. Resul- taba fic reconoccrlos, porque los grandes sefiores evaban ricas tinicas, aunque tuvieran que repre- sentara mendigos: en cambio, los bailarines profe- sionates iban vestidos con mucho menos riqueza ‘aunque tuvieran que representar a dioses © monar- cas. Las danzasdel escenariono serdn las mismas de Ja conte, Sélo si la situaci6n requerfa se bailaban voltas, pavanas 0 gallardas. Toda la corcograffa estaba a cargo de profesionales, quicnes se encar- gaban de dare novedad y varicdad, ademds se Mamaba a grandes ingenicros italianos, quicnes utilizaban méquinas para los efectos visuals. Con lallegada de Luis XIV al trono de Francis ballet alcanz6 su apogeo ereativo, Nacido en 1638, reiné desde 1643 hasta 1715, Ascendié al ‘rono con cinco afios ¢ hizo su primera aparicién ‘como bailarfn Jos 13 alos. El Arte y la Vida eran pricticamente la misma cosa paral rey y su corte; no sorprende que cl ballet haya sido tan admirado, El rey contrat6.afos mejores escrtores, miisicos y artistas del momento para decorar ¢ idear sus maravillosos especticulos (lig. 95). La mayorfa de sus ballets 10s compuso Jean Baptiste Tully, nacido como Gianbaitista Lull quien habfa Hegado a Francia desde Florencia cuando tenfa 12 aftos. Habfa sidoen aquetta ciudad un bailarin cémico; sus conocimientos en dan violin y composicién musical (que aprendié casi sin maestros) aumentaron constantemente. En la corte lo aceplaron enseguida por ser muy buen baitarin; y al aparecer, en 1635, en el “Ballet de ta Nuit” figuraba en cinco papeles diferentes. Lully tenfa 20 afi yl rey 15, ambos bailaron juntos en Jos ballets hasta 1669, afloen queel rey,de 31 altos, engordé y abandoné la danza, ya que no podta ‘moverse con soltura. Lully bailé alrededor de 30 ‘bras, peto sus mayores aportes fueron sus compo- siciones musicales. En 1661, se fund6 en Paris la Academia de la Misica y Ia Danza y trabajaron en ella Beau- champs y Bocan entre otros maestros. Beaucham- Ps se prcocup6 por poner nombres a los pasos de danza y los puso, como era ldgico, en francés, Fucron aceptados por todos fos pafses y son los ismos con los que los conocemos hoy. Se dijo de Beauchanaps.que no eraun granbailarin ni tenia un ‘fan estilo, pero su capacidad para inventar pasos Ast surgi el Ballet Fig, 95: Luis XIV vestide como Apolo, era increfble. Beauchamps definié tas “cinco posi- cones de los pics”, ensefiando que de ellas nacen todos los pasos que e! bailarf hars.en el escenario, De estas cinco posiciones bisicas, algunas sirven para mantener el aplomo y permanecer en los ‘momentos de descanso absoluto, y otras sirven de preparacién para otros movimientos més variados y diffeiles. Afirma, ademés, que acada posicién de tos pies corresponde una del cuerpo, de la cabeza y ‘dels brazos;ninguna de las pares del cuerpo debe bailar por separado, sino que debe haber una inte- sgracién de todos los movimientos. Lully seré quien sucede a Beauchamps en la direccién dela Academia (1672) y se encargard de Jorge Toinin Le Denza Asi surgié el Ballet continuar ta tarea de aquél, afirmando que: “la danza es un mecanismo muy riguroso que comien- za con algo tan elemental como son tas cinco posiciones y luego se va complicando cada vez ‘ms, hasta legara las combinaciones masdificiles Segin Lully Nada se improvisa en la danza clasi- a. Entre otros de los principios que surgen de esta Academia encontramos que al realizarse sobre un escenario, la danza tendrd distintas necesidades. EL bailarin dard siempre la cara al piiblico; pero tam- bign hard una presentacién de cara, de perfil y de espaldss. De esta manera surgirin las vueltas 0 “tours”. Podemos afirmar que fue en 1661 cuando apa- recié la Danza Clésica Académica, que ¢s como la conocemos hoy; ya que los principios de Beau- champs y Lully Senin las bases de ta danza de academia, que se perfeccionan después de ctlos y constantemente hasta nuestros dfas. No hay que olvidar, que en los comienzos los pasos eran por tierra; es decir que los bailarines no saltaban, dada la ropa de las damas y caballeros; mirifiaques, caderas postizas, pelucas con rulos y corsés queno permitfan respirar bien. Cuando ta ropa se fue simplificando, aparecieron las elevaciones: prime 10 de los brazos, luego de las piemas y por ultimo de todo el cucrpo. La “iéenica de la elevacin’” ha sido motivo de estudio durante siglos; hasta que ya cencl siglo XIX aleanza un alto nivel de perfeccién gracias a notables maestros, coreégrafos y bail: nes, AL mori Lully, el compositor Jean Philippe Rameau, escribe un tratado: Ef maestro de Danza (1725), para fijar las nomas de la Danza de Academia, que se mantuvieron firmes hasta que Noverre (ya hablaremos de él mas tarde), realiza algunos cambios, Al contrario de Lully, Rameau ‘no fue un hombre cortesano ni precor; todo su arte crac! resultado de mucho trabajo y de horas decon- centraci6n, porlo tanto, las danas y escenas que él ‘ereaba eran muy ricas y muy complicadas. Es uno de los mayores teéricos de la historia musical, Rameau se mantiene dentro de ta Iinea de Beau- champs y Lully, y quiore que cl bailarin cuide siompre su clegancia, Su principal insistencia rai caenlaposicién “en dehors” (talones hacia adelan- tc) de los pies. Afirma al igual quesus aniecesores, que a cada posicién de tos pies correspande una actitud del cuerpo, de la cabeza y de los bros; y que todo ello entra en movimiento al cambiar ta 9 ._PosiciOn, pero jamds en forma desordenada o des- controlada, sino todo lo contrario: con cuidado y prolijidad extremos. En esta Gpoca comienza a permitirse a las ‘mujeres tomar parte en los ballets, aunque los, bailarines mantenfan tz supremacfa (tenfan més libertad de movimiento gracias a su vestimen- 0). Los bailarines y coredgrafos que succdicron a los fundadores de la Academia, crecen constante- mente en brillantez y en virtuosismo. El caso més, notable es el de Luis Dupré, a quien se le califies como “dios dé la Danza” por la majestad de sus movimientos; yel gran Dupré”, por el encanto de su presencia, Bail desde los seis hasta los 60 afios y su prestigio aumentaba allo tras afio. Era famosa la ‘Variacién que realizaba todas las funciones aunque bailaradiferentes papetes:se plantabacn medio del escenario, movia elegantemente sus brazos, alar- £éndolos, encogiéndolos, hacfa unos pasitos sicm- pre con precisi6n y ligereza, luego unos “battc- ments” amedia pica, una “pirouette” y desapare- fa del escenario, Esto, que hoy nos parece simple y de prictica diaria, causaba el regocijo de sus admiradores en una épocaen que los pies apenas se separaban det piso y st usaban pelucas, trajes armados y pesados, que apenas dejaban verlos pies cealzados con zapatos de tacén, A panir de Dupré veremos disputarse el cetro dela danza acspléndidos anistas, ahora hombres y también mujeres, que ya comenzaban a destacause, como Marie Camargo. Tat popularidad alcanz6 esa bailarina nacida en Bruselas en 1710, que al principio et rey no querfa ofr hablar de ningén especticuloen acortesinella. La Camargo hizo su apariciéna laedad de 16 ios. Habyaestudiado con tuna excelente bailarina, Mademoiselle Prévost y con Dupré, pero supo mejorar su técnica logrando ‘unestito eno de gracia, con danzas dyiles, ripidas ¥ pasos muy complicados para la época. Se ta aclamaba por su virtuosismo, gracia c inspiracion, ‘ualidades que fueron tan evidentes desde sus comienzos que 1a Prévost, temicndo penier su supremacfa, la relog6 a la sltima fila de bailarinas de ta Opera de Paris (cl teatro mas importante de Francia y, en aquella época, de todo el mundo). Pero und noche, aprovechando que un bailarin no hizo su entrada tiempo, 1a Camargo se adclanis ¢ hizo la variacién del bailarin con gean virtuosismno y destieza. A panir de ese momento obtuvo éxito 80 La Donza Fig. 96: M. Camargo. completo. Fue la primera mujer que aleanz6 una \écnica, que hasta ese momento sélo se asociaba ccon los bailarines. Us6 el sallo por primera vez, destacindose por sus “entrechats” o sea Tos saltos, “wrenzados” de ambos pics; ain hoy éste sigue siendo uno de los pasos mis destacados entre los, “grandes” de la danza, Para que el piblico pudiera apreciar mejor su técnica, Ia Camargo aconé sus faldas, 1o que en. un principio causd escéndlo ig. 96) ‘tra bailarina, Marie Sal, se destacd en el ballet durante la &poca de la Camargo; ambas rc presentaban dos puntos de vista opuestos.encl arte del ballet hacia 1730. Alumnas de la misma maes- {ra, eran completamente distinias en el escenario y fuera de él, La Camargo cra mundana, la Sallé cn Asi surgié el Ballet José Negiia 82 cambio, era callada, todo rectitud. Era ademds, Ia figura destacada on la danza dramdtica de Ia época, Elia preferfa las danzas expresivas, sin tantas complicaciones \éenicas, saltos ni cabriolas. Aun- que era parisina y triun{6 varias voces en Parts, Londres fue el escenario de sus mas grandes triun- fos. Alli puso en escena las danzas para las 6peras de Hinde!, convirtigndose asf, en una de las prime- ras coredgrafas de la historia. Su trabajo mas revo- Jucionario fue la corcograffa para un ballet basado cn la fabula de Pigmalign, on cl que interpretaba a Ia cstotua que se convierte mégicamente en mujer. Enesc ballet ella renov6el vestuario yaque descar- 16 Ia peluca y el “panier” (una falda recogida, similar al “tonclet” de los hombres). Us6 en cam- bio un vestido de muselina y zapatos sin tacones. Su cabello natural, cafa sobre los hombros libre- mente y no usaba joyas ni adomos. Los ingleses se peleaban en las calles para poder ver a ambas bailando en el Covent Garden. Cada una tenfa admiradores que defendfan clestilo