Sie sind auf Seite 1von 4
_ EVANGELIL GAUDIUM compartir la alegria del Evangelio Ss El anuncio del Evangelio [111-175] LA ALEGRIA DEL EVANGELIO ‘PAPA FRANCISCO. Cudles son las cuestiones de este capitulo en las que necesitas alguna aclaracién? .- En la lectura, zhas encontrado algo por lo que te has sentido interpelado personalmente? 3+ Selecciona, con cierto orden, § 6 6 frases del texto en las que puedas expresar un resumen de sus contenidos mas importantes. 4-Enlalectura :Qué sugerencias encuentras adecuadas para la misién de anunciar de: tu parroquia, tu Iglesia diocesana, tu grupo, comunidad o movimiento? :Por qué? Sq Qué puedes aportar personalmente a esa misién? La adegria del Evangelio Evangelii Gaudium 111. La evangelizacin es tarea de la Iglesia. Pero este sujeto de le evangelizacion es més que una Instituci6n orgénica y jerérquica, porque es ante todo un pueblo que peregrina hacia Dios. Es ciertamente un misterio que hunde sus raices en la Trinidad, pero tiene su concrecién histdrica en un pueblo peregrino y evangelizador, lo cual siempre trasciende toda necesaria expresién institucional. 113. Me gustaria decir a aquellos que se sienten lejos de Dios y de la Iglesia, a los que son temerosos 0a los indiferentes: {EI Sefior también te lama a ser parte de su pueblo y lo hace con gran respeto y amort 117. No harfa justicia a ta l6gica de la encarnaci6n pensar en un cristlanismo monocultural y monocorde. Si bien es verdad que algunas culturas han estado estrechamente ligadas a la predicacién del Evangelio yal desarrollo de un pensamiento cristiano, el mensaje revelado no se identifica con ninguna de ellas y tiene un contenido transcultural. Por ello, en la evangelizacién de nuevas culturas 0 de culturas que no han acogido la predicaci6n cristiana, no es indispensable imponer una determinada forma cultural, por més bella y antigua que sea, Junto con fa propuesta del Evangelio. EI mensaje que anunciamos siempre tiene algin ropaje cultural, pero a veces en la Iglesia caemos en a vanidosa sacralizacién de la propia cultura, con lo cual podemos mostrar més fanatismo que auténtico fervor evangelizador. 120. En virtud del Bautismo recibido, cada miembro del Pueblo de Dios se ha convertido en discipulo misionero (ef. Mt 28,19). Cada uno de los bautizados, cualquiera que sea su funcién en le iglesia y el grado de ilustracién de su fe, eS un agente evangelizador, y seria inadecuado pensar en un esquema de evangelizacion llevado adelante por actores calificades donde el resto del pueblo fiel sea sélo receptivo de sus acciones. La nueva ‘evangelizacién debe implicar un nuevo protagonismo de cada uno de los bautizados... Todo cristiano es misionero en la ‘medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jestis; va no decimos que somos «discipulos» y umisioneros», sino que Somos siempre «disofpulos misioneros». 124. Por supuesto que todos estamos llamados a crecer como evangelizadores. Procuramos al mismo tiempo una mejor formacién, una profundizacién de nuestro amor y un testimonio més claro del Evangelio. En ee sentido, todos tenemos que dejar que los demas nos evangelicen constantemente; pero eso no significa que