You are on page 1of 1

El lado de la sombra.

Lo ms fascinante del misterio de la infancia es que la hemos


olvidado. Un olvido muy particular pues se asemeja a una censura.
Vemos a los nios como si la propia infancia fuese un sueo lejano,
y ajeno. Es, luego, perfectamente natural que para un nio que nos
observa (es decir, que nos interroga, que nos amenaza) no
tengamos sino lugares comunes, posiciones seguras, porque nos
ponen en la evidencia de un sinsentido, de una ignorancia y una
crueldad Acaso la dificultad de hablar con un nio sea que nos
ofrecen aprender a vivir? De dnde habr salido la idea de la
inocencia? Son culpables de nuestras faltas, de ah la incontrolable
dicha, de que todo cambiar, de ah la impotencia, la amenaza de la
repeticin, el amor a los nios no puede sino ir acompaado de una
ertica. El lenguaje ellos lo saben bien- es siempre insuficiente
para hablar de una experiencia as sin lmites, pero una imagen?
Esta es la tesis de Laura Galvn. La infinita complejidad de ver
crecer a un hijo es una experiencia intransmisible, acaso por que
sea tan sencillo como vivir de nuevo.

Erick Vzquez.