Sie sind auf Seite 1von 237

INCOGNITAS, ALIENIGENAS, ENIGMAS DEL UNIVERSO

C::XW. FABBRI

resentamos aquí una selección de episodios reales, con especial atención a los más significativos. Paralelamente,
resentamos aquí una selección de episodios reales, con especial atención a los más significativos. Paralelamente,
resentamos aquí una selección de episodios reales, con especial atención a los más significativos. Paralelamente,

resentamos aquí una selección

de episodios reales, con especial

atención a los más significativos.

Paralelamente, ofrecemos los elementos necesarios para una inte.t plctadón amplia de los hechos, confrontándolos de manera

directa y analizándolos desde un punto

de vista técnico y cuantitativo. Así pues, partiendo del caso Mantell, de 1948 (el piloto cuyo avión se estrelló en Estados

Unidos mientras perseguía un ovni), y de las posibles explicaciones de este acci- dente, profundizaremos en el estudio de

otros fenómenos (encuentros cercanos del

segundo tipo), como por ejemplo las

huellas del ovni que en 1981 aterrizó en

Trans-en-Provence y que han sido anali-

por el GJES francés (Centro Nacio-

das z

nal de Estudios Espaciales), todo ello con

la mayor exactitud técnica y documentaL

La s rde""nd~s obe,Jecen ~ IQ~ siguien l.~ cril",io~:

(v. o'

mm.ite a.qlTa VQ;¡; presente t'n pllJi<:cion.,rio de

UfolOf'ia;

(etr Xce, , /

remite a otro asp«to del mismo tema.

tratado en I.l S«d6 n indicad a.

• Pilotos de la II Guerra Mundial divisan misteriosos objetos voladores. comienzos de 19-15 nadie
• Pilotos de la II Guerra Mundial divisan misteriosos objetos voladores. comienzos de 19-15 nadie
• Pilotos de la II Guerra Mundial divisan misteriosos objetos voladores. comienzos de 19-15 nadie

Pilotos de la II Guerra Mundial divisan misteriosos objetos voladores.

la II Guerra Mundial divisan misteriosos objetos voladores. comienzos de 19-15 nadie ha- blaba de ovnis,

comienzos de 19-15 nadie ha-

blaba de ovnis, un tema que

sólo dos años más tarde apa-

recería en la prensa. Sin embargo, a

los archivos militares de los Aliados

comenzaban a llegar desconcertantes

infonnes sobre misteriosas esferas de

luz avistadas en vuelo sobre el frente occidental.

Se trat<'lbil de repetidos avistamientos

diurnos y noctu rnos. por parte de pilo-

tos norteamericanos y británicos. de

extr¡¡ños objetos volad ores cuyas pres-

taciones eran muy superiores <Itas de

los aviones aliados. En la mayoría de

los casos, los ¡mtecedentes de seried<'ld de los observadores obligilll a desC<lr- lar tooa explic.'lci6n natural. De hecho,

aunque ciertos aspectos del fenómeno parecen desafiar la lógica, los datos y los testimonios permi ten encuadrar es-

te tipo de ilvistamientos dentro de una

indiscutible rC<llidild física, con c'lra c- tClÍst1cas comunes muy concretas. Los objetos voladores avistados er.m por

10 gene r al de dimensiones modest,ls,

y il menudo prcscnt

sidad difusa de color annr.lnjndo que en ocasiones podía adoptar diferentes tonalidades, desde el ni'lfanja fuer te hasta el rojo, para luego pasar al blan- co y fill<llmente recuperar el amarillo anaranjado origina l. Los testigos OCI.I- lares coincidían en afirmar que no pa- recían instrument~ bélicos, }' muchos de los informes señalaban la posibili-

uno lumino-

oon

de los informes señalaban la posibili- uno lumino- oon &f~ de fuetJrJ vrJlildrJr,JS: enl" 1914 y

&f~ de fuetJrJ vrJlildrJr,JS: enl" 1914 y 1945, lIS pll/JltJS mili/ares las ilvistarrJ' e" repetidlS

/lCasio"es, tll/ CMlrJ SIl i/llstm en esta recrJrlstrucciM.

dad de que estos aparatos no fueran pilotados, sino teledirigidos. Su forma era invariablemente \c'Sférica o esferoi- dal. y todos eran silenciosos.

Bajo control inteligente

Al p<lrccc r, l <l s primeras 'bolas de fue- go" que vieron los Alindos fueron Ins observn d as en In noche del 23 de no- viembre de 1944 por la tripulación de un avión norteamericilno de recono- cimiento del 4 15 escuadrón de cazas nocturnos, al norte de Estrasburgo, sobre la región de Alsacia-Lorena. Cuatro noches después, el 27 de no- viembre, una gran esfera que resplan- decía con una cegadora luzanaranja-

da fu e a,·istada desde un caza ameri- cano en las proximidades de la lo- calidad alemana de Espira, al sur de

Mannheim. Según el piloto, teniente Henry Giblin, y el toolico de radar, te- niente \Nalter Cleary, el obje to lumi- noso se cruzó con ellos en vuelo, a llnos <juinicntos metros por encima de

velocidad de unos

400 kilómetros por hora.

L noche dc1 22 de diciembre de 1944, otro avión dcl415 escuadrón de CilZ<lS, pilotado por el teniente D,wid McFalls, detectó la presencin de globos lumi- nosos mientras volaba cerca de Hnge- nau, en Alsacia-Lorena. Según el in- forme de McFalls, se trataba de "dos objetos enormes, fosforescente5, de

su apa ra to y n un

,

Según el in- forme de McFalls, se trataba de "dos objetos enormes, fosforescente5, de su apa

rolar anarnnpd o", que fueron a su ca-

za d ura n te más dedos minutos, "de- mos t ra ndo es tar bajo control inteli- gente". Dos días después, la noche del

24 de d iciembre, el propio McFalls

avistó -y así lo refirió en un in fonne a sus superiores- "una esfera rojiza, de gran luminosidad~. Además, el pilo- lo d e un bombardero estadounidense informó que su aparato había sido per- seguido por una "formación" de quin-

ce objetos

los pilotos de dos aviones P-47 ameri-

ca nos descr ibía n

"esferas de luz". En uno d e los informes, referente a un

avistamiento diun,o, Pllede leerse tex-

tualmen te: "

Neustadt, cuando una esfera dorada que respland ecía con destellos metá li- cos apareció de pronto ante nosotros, desplazánd ose lentamente por el cie-

m is ter iosos, al t iempo que

detalla damen te las

Volábamos a l oes te de

lo. En ese momento

el sol se enco ntra-

ba justo por encima de la línea del ho- rizonte y no nos fue posible establecer con exactitud si aquel respla ndor se

debia al reflep de los rayos solares o si "

También en diciembre de 19-14, el ma·

yor William D. Leet, piloto de u n bombardero B-17, encontró en el cie· lo de Austria un extraño cuerpo vola- dor d iscoidal "de color semejante al del ámba r".

proced ia

del interior de la es fera

al del ámba r". proced ia del interior de la es fera Ni 1_ V· 2

Ni 1_ V· 2 ni ttl ng . ns ,tra_

d , ~

II. /luJ

es fera Ni 1_ V· 2 ni ttl ng . ns ,tra_ d , ~ II.

gr lHtblNu 111mtlllllr nllllll6/1 ~tHfla ' IIfrrñltS

. ,1113 U "'t~.

~tHf la ' IIfrrñltS . ,1113 U "'t~. De Europa a Japón • , Con la

De Europa a Japón

,

Con la proliferación de aqu ellas m is- teriosas apariciones, el asunto se fue volviendo cada vez más serio. Como es fácil co mprende r, los foo-fig/¡f er5 o "cazas de fuego" comenzaron a atraer la atención de los ministerios de gue- rra de Gran Bretaña y Estados Unidos. (En el argot de los p ilotos que había n dado f5e nomb re a los extra ños obje- tos, too era la corrupción de la pilk1bra francesa ¡eu, "fuego", y figllter es caza en inglés.) En poco ti e mpo, la pre nsa em p ezó a ocuparse d el tema: un artículo sobre Jos foo-figllters a pa recido en el "New York Herald Tribune" 1.'12 de enero de 1945 ofreció un panorama bastante elo- cuente de la cu estió n, d ando a e nten- der que no se trataba d e armas ofen-

sivas. Así pues, en contra de las ' volador que siguió a su aparato era

:

,

la s japonesas, según el cual el objeto

Esfltas lumlnlJUs en formac ltin, to'o,ranadBS

inV It!S " 25 de febrlto de /941

_~Il!~'- Ll1$

( " LI1$ Angelt!S rlmes ' 7.

primeras suposiciones periodística s, "un globo de poco más de un me tro

de diámetro, que irradiaba una inten- sa fosforescencia rojiza". El p iloto norteamericano condujo su

bombardero h

un banco de nubes,

los "cazas de fuego" no eran u na nue-

~ ~ Y!1~ : Y ~ !~~! !.t!.~~ ~~ ~(f~ :' (arma de r e-

presalia) de los nazis. En el peor de los casos podían ser exlraños aeroplanos

enemigos, que no suscitaban especia l tratando de eludir la persecución d e la preocupación porque, d espués de lo- esfera de luz; pero al salir de la for-

el oh;e to seguía detrás

del avión. Tras seguir al bombardero

desaparecieron de la escena ClIropea estadounidense a lo Iilrgo de casi 6 mi- los foo-fighfeTS (que tambié n habían si~ Il as , el extraño globo desapareció, a

do, la guerra es taba tocando a su fi n. Pero en ese mis mo pe r iodo, cuando

lcia

mación nubosa

do bautizados como krallts o krallt fire

00115), misteriosos objetos vO!.1dores co- menzaron a surcar el cielo de Extremo

unas 60 millas a l sur de Tokio.

También en América

,

:

• Oriente y de los archipiélagos del Pa- :

Pero ¿qué im portancia tenía todo

barderos estadmanidenses refirieron ' haber divisado en dh'ersas ocasiones, :

ba atómica y poro después la guerra tenninó. Una vez res tablecida la paz,

acercaban a sus aparatos y los perse- : los foo-fighfrrs ya no interesaban a na-

: habían srlo fotogr.¡fiados en fonnaoón

áfico. Las tripulaciones de varios b(ml~ :

durante sus misiones sobre Japón, unas e"traftas "bolas de fllegon que se :

,

,

aquello7 El 5 de agos to de 1945 fue a rrojada sobre Japón la primera bom -

guían, hasta rola r los timones de co- la. Sus descripciones son muy deta- lladas : objetos luminosos de fo r ma esférica, de color rojo, anaranjado o blanco. alXlrcn tcmen te inofensivos. La

sorprendente analogía con las carac-

, terísticas de los foo·fighft'rS observados

• • en losdclos de Eu ropa no podía ser

los infonnes má s s ignifi -

die, ni aun cuando se descubrió que

·

, _~P!~ _I:.~ A , ~ g~ ~':51 c125 de fcbrcro de

19U, encuadr<Kios por los haces de los reflectores antiaéreos del cuerpo de gu.1rdacostas <que, en el clima creado tras Pcarl Ha rbor, los tomó por ap ,ra- tos ~'ponC5('s). Tambié n los alemanes

y los ~'ponese5los habían visto y foto- grafii'ldo, pero todo i\Cilbó en el olvido. Aunque no por mucho tiempo.

:

casua l. Entre

-1 cativos, cabe citnr el del pilo to

d e un

B-29, en misión nocturna 50bre las is-

mucho tiempo. : casua l. Entre -1 cativos, cabe citnr el del pilo to d e

,

D urante la JI Guerra Mundial y después del conflicto. al fenó- meno de los
D urante la JI Guerra Mundial y después del conflicto. al fenó- meno de los

Durante la JI Guerra Mundial y después del conflicto. al fenó- meno de los foo-fightfrs

urante la JI Guerra Mundial y

después del conflicto. al fenó-

meno de los foo-fightfrs se

añadió otro, t,l mbién i nq u ietan te: el de

los "cohe t es f;¡ nt(lsm~" (u. Dic.), que

violaban impu nemente los espacios

aéreos europeos. En efecto, una oleada

de sucesos d e este tipo

fectó ,,1 Viejo

Contin{'nte, impuls:mdo a Suecia, uno d e los países no beligerantes, a instinlir entre 1940y 1~ una red de vigilancia

aérea con el fin de conlroJ."l TiI los m is-

teriosos intrusos. los "cohetes fan-

tasma" eran voluminosos cuerpos en fo r ma de ciga r ro p uro, sin parecido

con ningún otro obj(!to conocido y con

excepcionales prestaciones acrodina- micas, como a firmarOn los milil.nes

que desde cientos d e puestos deobser-

vadón los vieron p

"ls.-.r

sobrc la s duda-

des a velocidades increíbles. pero sin

atacar ni bomba rd ear. De loseasi 16.(0)

av is tam ien tos de ~'~!)h.~lesjilI\laSOló\':_

que en

aquel

momento se conta-

bilizaron

en bs archivos de l Ministerio

d e Defen sa suero, 5.89J no se pudieron

relacionar con armas convencionales

conocidas (para los otros podía bastar

la e-.:plicación de un arm

o aliad,l). El m.i-.:imo de avistamientos en territorio sueco se produjo en el

in\'ierno de 1944-19H . Los objetos

ob servados no caían a tierra ni es ta-

Ilab."ln, como s u cedí

alemanes, por lo que los mili ta res

suecos acabaron por convencerse de que los "cohetes fantasma" eran nue-

\'os aviones estra tégicos a lcmancs. Lo¡

Estocolmo no tard ó en

prensa de

relacionar los con los rumores a cerC.1

ta na7i

~

con los mis il es

los con los rumores a cerC.1 ta na7i ~ con los mis il es Otra .bomba
Otra .bomba fantasma- cruza por el cielo sueco r :"",,~ . lS. - 'J: \1.'
Otra
.bomba fantasma-
cruza por
el cielo sueco
r
:"",,~
. lS.
-
'J:
\1.'
\" "'0""
PI"07"'-
e~~nt!". "lI lta"o
PO'
un.
"" rC.'Ooa
"""" 0'
\\1
~
cr~uC:O
~
"n
lot
l
.
ti LA":'
1\0C!h~
naC:. po , l ¡¡ bo;:".ba· f¡¡~'a,m •• . Po~ fU 11."
-
l " "
~
l
!SU<
d.
:i
~
c
~
.
p rod u cl c n <lo
l a
"'"
o!.
p
ó4 : <><>
o
~
!< y "-
'
dJ u
" J'
q
lu, . l
a l u m l
l
a
l .
C\U.I
tI
,.,
u.!"mo p :-oyrcl: \ <I~ .-sa
e l_
obJer\·. d<>
~
n lff
po
bl
~
cr6 n
.
b.
d l r l , ld o
. 1 Cor.: e .-no P'"
q ue 'trile
c nao
el
.,
1$
~ ., <,:,<"<"(.on
1 Ul" .
le,
~
n
lo
q".
et!
Xc ."""''.e.
,
''¡Uf
"
,
d e
J
;» r
J&n\e
, n.
d e :
"""
r " "'
"' .
.1
,
ponaabr . de .~:
~ I'" q,,",
l or pedo c ; ¡:~n
G~ "" 'n';I~, \lit . ~ 1oe Bd o·
r a ~u.Jf\r
p""
pe "w:!>,,"
11:.
U"a nq
, lal 4 d
.,
!S
I • •
\
c
yo ·
,~
~
~u
"'''uI Ol" 7
C;:U C.
:.",1"
s,·
ncl<·.¡';llt
,,:C
cr-
b .
el
o.$l>ICIO
Un 110M. VOl
dt l n~o
)I' )'J r
d~l ~J~ '
a ¡"L~ '·~:OX":.<l. ~ •. Iu ra • . -
t;I--&.
ello ~ . lT\lInl f"" I~ O qu e el p

:eb

lo

oe:¡-

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

Arriba: los '"PfO)'l!(;lIIrs ' , ntasm, " surcos, umeltatJos por el diarlD ~IJI '1anguifldiif - en su tlllcl6n

dt/14 dt!lIgostD te 1946. A l . de recha: l otDgtatíl dt! uno

S.tlc la entre t!/9, e/12 lit! JullD de 1946, ".""",,,.

de I

p,~.:

lit! JullD de 1946, ".""",,,. de I p,~.: ~IYSTERY OVER "FOR wi l ll ." '

~IYSTERY

OVER "FOR
OVER
"FOR
de I p,~.: ~IYSTERY OVER "FOR wi l ll ." ' 1 !f~I n>('liOOf\ cIf-\·a. ~

wi l ll

." ' 1

!f~I n>('liOOf\ cIf-\·a.

~

pI

1OnI.

,.u rrM

ill

M'~

1110-

.pp.>r·

l .• .

Tb .

""~. S

m

l ppo.'I!

""

b,.

m

I.h

till~

1

m itll ar ."

!

" ilbl

11 "

."

CI<p("f1S

""'

~

" r' \

1'I , . hu

.•~.

_

'"

Grrmm

_

,,'

a

t:>

onl ~

I ts

""le •.

\-·;rs

115

I~

TIM

m.d.

:

l

~

,

1'I , . hu .• ~. _ '" Grrmm _ ,,' a t:> onl ~ I

SE ABREN LOS ARCHIVOS

Los auténticos "Expedientes X"

del "Y-3", el caheteg ue según se decía estaban preparando los alemanes para bomb.,udear Nueva York. En enero de 1945, co o la convicción de que los V-3 estaban s iend o lanzados desde la cer- cana base alemana de Peenemünde, el

gobierno sueco protestó formalmen te a nte Berlín por la invasión del espacio aéreo. La Ca nci Uería del Re ich ignoró

la p ro tes ta, y una vez finalizada la

guerra se supo que el fenómeno había

interesado a los gobiernos de otros

países.

BÓlidos voladores

sobre Italia

En su númerode119 de septiembre d e

1946, refiriéndose al avistamiento de

un ovni en el espacio aéreo de la re-

gión italiana de Romaña, el "Cor riere

dell<l Sera" p u blicó: "Otro fenómeno semejante al registrado en la noche de ayer, a las 22 horas, e n el cielo de Mó- dena, se ha obse r vado en Imol¡¡ a las 19.34. Un b61ido incandescen te des- cribi6 una breve p arábola, dejando a su paso una luminosa estela de fuego. Como a esa hora aún había algo de luz, se cree que no se trata de uno de los habituales meteoros frecuentes en las noches estivales. Todavía no ha si- do posible establecer la naturaleza del extraño bólido" . Dos días an tes, el "Corriere d 'lnfor- mazione" había dado la no ticia de 1" aparición de un "torpedo volador" en el cielo de Belgrado: "Ningull<l e xp lo-

si6 n fue <ldvertida por los tes tigos, ni durante la <lparici6n, ni CUi'lndo hubo desaparecido la presunta bomba vo-

ladora

yectiles voladores han sido obsen'a- dos en va ria s ocasiones en IllS úl timos meses sobre el cielo de Suecia". El2 1 de septiembre, el mismo peri6- dico publicaba: "Misteriusos meteo- ros se ha n observad o también en cie- lo africano, sobrevoland o las regiones occidentales del norte del continente. Han sido descritos como esferas ama- rillas con largos filamentos de fuego y una estela de luz amarillenta". Pese a las explicaciones reduccionistas apa-

Por otra parte, misteriosos pro-

reduccionistas apa- Por otra parte, misteriosos pro- Esta mtlcia tk Associatel P/eS.$ contimu t¡lIf

Esta mtlcia tk Associatel

P/eS.$ contimu t¡lIf thlr.mte

la flOSIU6"J lIS "&olmes

hubisma" apl/"eClfNtJII

,amb/éll el varias

ocas/_ en ,/ cielo

de Eutopll CMltra/ ,

1dJre , / lfWdil«Tálletl.

Proyeotiles-oohete

surcan el cielo de Grecia

ATENAS, 5 (A . P. ) - El subse - cret a rio de Exteriores, Sr . Ste - fanopoulos, ha confirmado hoy en una conferencia de ~rensa l a decla- ración del ministro, Sr. Tsaldaris, acerca del avist&llliento de ~ro­ yectiles-cohete sobre el cielo del norte de Grecia. Ha prec is ado que los proyectiles incandescentes han sido observados por oficiales griegos y británicos, tanto a l este cono al oeste de Sa- 16nica, y especialmente cerca de la localidad de Drama, a unos 200 km al este de Salónica, junto lo la f rontera con Bulgaria.

que los pro y ectiles

Tolaba!! a una altura de entre 5.000 y 10.000 metros.

Se

c

laula

a una altura de entre 5.000 y 10.000 metros. Se c laula recidas en la prensa,

recidas en la prensa, entre ellas una que inter pretaba los bólidos como meteo- ros procedentes del cometa Tuttle, el fenómeno siguió suscitando el interés de l público. La prensa de la época re- coge diversos avistamientos en lt.l lia:

el 17 de septiembre, en Bolonia ("pro- yediles-eohete"»)' Vcrcelli ("bombas voladoras" ); el 19, en Turín ("bólidos luminosos"); el 20, en Roma y li vomo ("señales luminosas", "proyectiles"); el 21 Yel 22, en Florencia; el4 de octu - bre, en Varazze ("un disco incandes-

cente" ); el5 de octubrt':, en Ban, y el 12,

en Tries te y currente de

descripci6n de estos objetos permite hacerSt' una id t'a de la alarma que 1It;'- g6 a cle<nSC".

Cagliari. La presenci~ re- la palabra "bombas" en la

Los ovnis y los servicios

secretos de Estados Unidos

Con un documento secreto fecha do el 4 de septiembre de 1946, un agente del contraespiOnaje europeo que firmaba como Mr. LyolJ infonnó al Departa-

mento de Est"do norteamericano, en la persona de su responsable, J.lck Mor- gan, <jue "si bien se han registrado ya

in-

fonnación, los suecos no disponen de pruebas defin.itiv<ls. Nuestros militares y destacamentos navales han enviado informes detallados a Washington. Mi informador personal está convencido deque Rus¡'"1 está eXp<.'rimentando con un "rm" secreta, y ha prometido avi-

sarme si st' descllbre algo

800 avistamientos y sigue llegand o

".

Tras abandonar la ya insos tenible hi- pótesis del arma secreta n~zi, los ser- vicios norteamericanos de Inteligen- cia, condicioll<ldos por la psicosis de la guerra fría, comenzaren a ver en las

ap~riciones de ovnis una posible ame- naza aért'a soviética. Esta idea, que tll- va entre SLlS defensores al almirante James Forrestal, del Ministerio de De- fensa, fue probablt;'mente utilizada des- de entonces por los servicios s€u etos

Estados UIÚdos pa ra ocultar la rea-

lidad de un fenómeno ruy~ presenda, ya en 1947, se estaba volviendo cada vez más consistente.

de

El piloto Kenneth Arnold avista el 24 de junio de 1947 una formación de nueve
El piloto Kenneth Arnold avista el 24 de junio de 1947 una formación de nueve

El piloto Kenneth Arnold avista el 24 de junio de 1947 una formación de nueve platillos volantes. Comienza así la era moderna del fenómeno ovni.

volantes. Comienza así la era moderna del fenómeno ovni. primera hora de la tarde de un

primera hora de la tarde de un espléndido día de soL el marles2-l de junio de 1947, Ke n neth Am old (¡f. Dic./ hombre de negocios}' piloto (¡\-n de 31 años d e

_------------------- ~-----------,

ed<ld, despegó ron su pequeño mOllo-

motor (un Call Air triplaza) de la lo-

calid ad de Chehalis (estado de Wa-

shi ngt on), con des t ino a Yakim

\ este. Hacia las 3 de la

¡,lrde, cuando se acercab<l a la cordi-

llera de [ilS Cilscadas, unos destellos de luz iluminaron el avión, y Arnold vio a su i.:quierda nueve extraños ob-

u n os 175 km

, a

jetos volad ores. Iban uno delds de

otro, cm formación escalonada. Su I r.l -

)'cctoria nortc-sur era pcrpcndicubr a la del ¡¡vión de Arnold y se> despla- L,b;m de manera rnuy extraña, a gran vclocidnd.

Volaban a ? 700 kmIh

No es del todo exacto que se tratara de objetos circuklres, como se lee en la li · teratura ufol6g ica. De hecho, Amold

espccificóque " no lenían coJa" y en el

Womle presentado al ATIC (Aw Trcl,·

"iCflII",dl'gt'n(c Control, OI"ganbmo de

inve::.ligilCión d e na\'eg<lción aé r l;:'iI amt'l"icana) los dibujó en forma de "ta' cón de zapato". En ilustraciones poste- riores, realizadas según Sll dt5Ctipción,

res ultaron tener forma de "creciente

lunar" o d e disco con un orifido ceno tral y con una especie de muesca sobre

la mitad de la circunferencia. los ob-

jetos, segun Amold, oscilaban "como

!

,

)"
)"

El pi/flto KfNlneth Amold '111 el in'/Ilrmt"/o

-~;;~; ; del ttimtino " pI6ti1"6 v,/flllta ~(flyln9

r

JauCGrsl. pCf su d,5f;'¡pelh Ú "1 , b/ettn fue

babÍtlllwl tBdlllSDb"

el monte RIIIIIIIN.

si flo taran sobre aguas turb\llenttls", o como "cometas agi tada, p or el " ien-

lo", o también romo "palOS unidos en-

tre sí por un hilo invisible" (en el sen- tido de que la osdlaciÓll del primer ob;eto pareda propagarse automáticcl-

mente a los dell1á~ ). Lo:. destdlo:; ab-

St!rvados por Arnold habian ::.ido pro- dllCidos por la luz solar reflejada

lntennitentt:!men te sobre la superficie de Jos obje tos cuando, allnc llJt:1rse, se presentaban de cara, en lugar de ha- cerlo de lad o. Los obje tos "se rpentea- ban" entre los picos montai"tosos, lo que pennitió a Amold localizarlos so- bre las Cascadas (que se encontraban

35-40 km d e d IStancia ). Ante e l

a unos

se e rguían la~cin"1~de los montes Rai- nier y Adams, y Amold cronomelTóel tiempo que tiHd",ron los ob}etos en cu- brir 1<1 distancia de 75 kilómetros entre

ambas cumb res : 1 minuto y .u segun-

dos. Eso significaba que se desplaza- ban a 2.700 km / h, ¡una velocidad in- creíble para la época! El testigo calculó a ojo sus dimensiones: unos 15 metros de di án\(>tro y una relación de aproxi- madamúnte1:20 úntre el grosor y ella- do má s corto. La obsúrvación duró

unos 3 minutos. Amold perdió de vis-

ta los objetos cuando su peraron la ci- ma del monte "daros.

objetos cuando su peraron la ci- ma del monte "daros. Amo l d Ueg611 Y"kima 11

Amo l d Ueg611 Y"kima 11

de}' refi ri ó su ll\'istamiento a l coman- d,lnte dellleropuerto, q u ie n sugirió una explicación que pal"ecióconvin- cente. tal vez se trataba de "misiles te- ledirigidos" p rocedentes de la base de M05eS Lake. El pil o to prosiguió su vue- lo hasta Ptmdleton, en Oregón, donde numerosas personas infonnadas des- de Yakima lo estaban esperando; pe- ro, con trariamente a lo que se crevó duran te muchos ai"tos, no eran periO-

d ista s. La no t ida del avistamie n to fue revelada al día s iguiente por el propio

Amold al periédico de Pendleton ''Eas!

Oregonian". Fue entonces cuando, pa- ra descnbir los objetos, Kenneth Ar- nold recum6 a una metáfora destina-

da a hacer histo ria: "Volaban -dijo-

las 4 de la t ar-

Kenneth Ar- nold recum6 a una metáfora destina- da a hacer histo ria: "Volaban -dijo- las

,

,--

SE ABREN LOS ARCHIVOS

Los auténticos "Expedientes X"

" Pa-ecfa n más targts que anchos 1 Sil glosol era apllllbladame.te la Yigéstma ,arta
" Pa-ecfa n más targts que anchos 1 Sil glosol
era apllllbladame.te la Yigéstma ,arta de
SIl ,nchura-. K. Amold aifall/61Sta explicacIón
al dibujo C4IJ el que ¡nttn tó rn;onsInJ l, su
a,istllmienlo (absiJrm que '1 documtllta no
era secreto/. u reprod,cc/611 I,n to 11 estas
Hnm , no tlel todo fiel, corresponde a una de 11)$
obllfas señaladas,fU el pllata flStadal1nidense
{el de .,ilU , ala i lllu ltrda, I/ul bos4utlD/.
como platos saltando sobre 1~ su per-
-
ficie del agua", En la noticia, que ¡l le-
go fue transmitida a la Associated
Prcss, el cronista William Beguette
malintcrprctó lólS cxpticacioncs d e AI-
nold y utilizó
el términ o "platillos"
aludiendo a la
fo rma de los o bje tos, y

no a su movimiento. Así, al día si-

guiente, aparecieron en los periódicos bautizados como "platillos vol¡mlcs".

Varias hipótesis.

descad'dae una a una

La not icia suscitó interés entre el pú-

blico)' desconcierto entre las autori-

dades militares de btados Unidos. Al revelarse comu ilúundadas las hipóte- sis de los "misiles teledirigidos" o de una simple invención del t~tigo(eu-

yas credenciales eran irreprochables),

se intentó explicar el hecho (omo lU'\a especie d e ilusión óptica. Tal vez Ar- nold había \'¡sto sencillamente av io- nes a reacción; a la d istancia calcula- da por él, no es posible distinguir los detalles de obje tos de unos 15 met ros de d iámetro o de longitud. Pero esta tesis, sostenid a por el doc tor Hynek (v . Dic.) cuando era a'PS(}r de las Fuer- zas Aéreas, no tenía en cuenta que los cálculos de Amold eran aproximados. El problema de la fonna, la velOCIdad y el modo de volar de los ~platillos"

D,

no parecía ser de fácil solución. Igual- mente estériles resultaron las teorías del profesor Donald Menzel (v. Díd,

que en s u primer libro (Flyíllg Smlcrrs,

1953) h.Jbló de "nubes de nevisca" arrastr.1.das por el viento; en el segun-

do (The \Vorld of Flyíng Sal/ceN, 1963),

de "espej ismos", y en el terce ro (TIre UFO migmll, 1977), de flgol a s produ- cidas por la condensación" en la ven- tanilhl del avión. Ninguna de esta~ tesis es sostenible , ti menos que se presuponga la incom- petencia del testigo o se ignoren algu- nos pasajes de su info rm e. De hecho, la USAF (v. Die.) nunca las tomó en se- rio y ~t' limitó (1 clasificar el C<'lSO Ar-

nold como ~ine¡,;plicado".

el C<'lSO Ar- nold como ~ine¡,;plicado". En 1955 salieron a la luz dos docu- mentos ofidales

En 1955 salieron a la luz dos docu- mentos ofidales que diSipan las e"t!Il- tuales dudas sobre la realidad de la cb- servación de Amold. Se trata de una carta enviada a la Fuerza Aérea en

agosto de 19.¡.7 por Fred Johnson, ex-

perto en prospección de minerales, y de un informe del FBI sobre Ji! COn- fianza que merecía el testi go. El 24 de junio de 19.17 (el mism o día, a la mis-

ma hora y en el mismo lugar q ue Ar- nold), Johnson había visto extraños ob- jetos voladores, a cuyo paso su bn:ijula había enloquecido. Johnson vio de-sde tierra los mismos ovnis que Amold ob-

ser

testimonios sccomplcmentan}' se con- finnan mutuamen tt'. El uvislamiento de Johnson, cu ya cre- dibilidad queda respaldada por el in- fonne del FBI, también fue clasificado

por dos como "inexplicado".

su importancia y va lidez, el epi -

sodio de Kenneth Amold se conside- ra el punto de partida de la ufologítl moderna. Sin embargo, como vere- mos en las páginas siguientes, le p re- cedieron los hechos de M,'Illry Island, igualmente significativos, aunque en su momento se subestimaran.

la Fuerza Aérea de Estad os Uni-

ó desde el cielo. As! pues, ambos

Por

aunque en su momento se subestimaran. la Fuerza Aérea de Estad os Uni- ó desde el

I

Muertes misteriosas ensombrecen el ámbito de la ufología antes del histórico "caso Amold", 1contro\'ertido
Muertes misteriosas ensombrecen el ámbito de la ufología antes del histórico "caso Amold", 1contro\'ertido
Muertes misteriosas ensombrecen el ámbito de la ufología antes del histórico "caso Amold", 1contro\'ertido

Muertes misteriosas ensombrecen el ámbito de la ufología antes del histórico "caso Amold",

de la ufología antes del histórico "caso Amold", 1contro\'ertido caso de Maury ¡stand guarda una

1contro\'ertido caso de Maury ¡stand guarda una relación di- recta con el de Kenneth Ar- nold, al que p reced e en <'lpenas unos días. El 21 de junio de 1947, Harold

Oahl estaba navegando con unos ami-

gos por la bahía situada al este de

Mamy Isl;md (u n área prfictic,ln1ente

deshabit~dil en las proximidades de

TaconVI, en la

costa del P acífico), cuan·

do de pronto vio en el cielo seis obje- tos voladores. Uno de ellos se man-

tenía inmóYil r los otros giraban a su alrededor. La reacción de Dahl fue la de alejarse cuanto antes, no sin an tes toma r algunas fotografías. Unos ins-

tantes más tarde, el objeto estaciona ri o

h i7-'3 explosión y su JX>rci6n inferior se desintegró en diminu tos fragmen tos

que cayeron al mar, dañnTon el U'lTCO, provocaron quemadu ras nI hijo de Dahl y mataron a su perro. Poco des- pués, los seis objetos volndores se ale- j<'lron en formación.

IIay I'alfller , edi/or rltIla históri ca f/:Vlsla " Fa le " s/rmflre afinn6 ~Ial
IIay I'alfller , edi/or rltIla históri ca f/:Vlsla " Fa le "
s/rmflre afinn6 ~Ial cowrell(;ldD de que el ca50
te MilUf'J IslaM hallra $Ido slltlllcladfJ.
A la derecha: fa Orlfca fotocDpla exl~tente del fJrfglml fatográflco de un~
de los ffigmentos dtl oml que /lizo rxplrJsltJn tm 105 alrtdedtJres de racuma en
1947.
Las fatograflas se adlfntaron al elpedlente de la Inrestl{pcltJn realizada Iras
la mlslellasa muerte de las ~flclales Bn;wn r Davld$On, encargadus por la Fuerza AIrea
de Estados UnldDS de estudfilr el caso de Maury /slalld.

Un extraño accidente

de aviación

Al tener no ticias del avista mien to se- ñal<'ldo por Kenne th Arnold el 24 de junio, el escritor y editor Ray Palmer le pidió que se pusiera en contacto con Dllhl y con lm amigo suyo piloto, Fred Crisman, con la idea de desnrrolla r el cnso en un articulo para la revista "Fa- te". Cu.lndo Dahl y su amigo le ense- ñaron fragmentos del ovni, Amold se cOllvendó de que el episodio había si- do auténtico y pidió que también la Fuerza Aérea participara en el estu- dio del caso. Justo después de entre- vistarse con los testigos, los dos ofi- ciales a cargo de la investigación, el teniente Brown y el capi tán Dayidson, murieron en accidente de aviación en el viaje de regreso. Después d e este accidente, y ante la actitud poco coo- perativa de Dahl y de Crisman, la in- vestigación realizada por el Fa l, a tra- vés del agen te especial Jack 13. Wikox, So:' orientó hacia la idea de que todo el episodio había sido un mon.taje, lle- gando a la conclusión d e que los frag- mentos (magnéticos) del presunto ov- ni "procedían de las escorias de una mina de Tacoma". Del material, una aleación de varios componentes me- tá licos semejante a la lava, pero de ca- racterísticas no naturales, sólo se con-

,

de varios componentes me- tá licos semejante a la lava, pero de ca- racterísticas no naturales,
La primera fotografía "made in USA" l 9 de julio de 1947, el nombre de

La primera fotografía "made in USA"

l 9 de julio de 1947, el nombre de un vecino de Phoenix (en el

estado de Arizona) salta a los

modesta cámara

fotográfica,

de Arizona) salta a los mod esta cámara fotográfica, E ti tulares de los periódicos. El

E

ti tulares de los periódicos.

El diar iocle la dudad, "The Arizona

Republic", informa de que en el delo

de la localidad ha sido visto}' fo togra-

fiado un misterioso objeto volador. El autor de las instantáneas. William

Rhodes, captó e] objeto volador con

- -, - . ,'. , • , . -_', M .' ,
- -,
-
. ,'.
,
,
.
-_',
M
.'
,

una

Después de escuchar una especie de silbido que tom ó inióalm¡>n te por el

r\lidorle un avión a reacción, Rhodes

obsen"ó un insólito ap_Hato que \"obba

a escasa altura (poco más de 300 me-

Iros). Recuperado de la sorpresa, en· Iró en su oficina, situada detrás de su vivicnda, cogió la cámara fotográfica

y cncu<1dró el objeto: d os rápidos dis-

paros)' el ovni, que había efectuildo

"Mios giros sobrevolando su casa, se tllejó velozmente. Se triltilba de un cuerpo opaco, con un orificio en el centro, muy semejan-

te por su form1'l 1'1 un ta có n de zapato.

Los

exper tos en av iación consult¡¡dos

po r

la direcci ón del periódico no fu e -

ron capaces objeto. Aq uélla fue

gr.ifica dt: un "platillo volante" obte- nida en Estados Unidos.

de identificar el extrañ o

la primera imagen foto-

El ¡mIli/l eo un. AliZflIJll Rfpublle" publie,; I~ fot/lfr¡,ti;l t_/~ por Wi//l." ""0IIf$ y 1ilu/6

lo l. s¡gui.~tl !ruma /a noticla:" Velol ' platillo '

,,:1-8 como un ' /!yO PO' el cielo lit la ciudad" ,

Abajo ; ~ o.igi"'¡ " 111 ~tO$f'llli:l. Rh#d11$,

lotNd• •19de julie di fH7 IN! .1 c.le di

Ph«n;:t, 15 di/U despub thlll rls lami do Kttnntt lh Atno/d.

to

15 di/U despub thlll rls lami do Kttnntt lh Atno/d. to serva la fotocop ia de
15 di/U despub thlll rls lami do Kttnntt lh Atno/d. to serva la fotocop ia de
15 di/U despub thlll rls lami do Kttnntt lh Atno/d. to serva la fotocop ia de

serva la fotocop ia de los fragmentos, adjunta al informe. Aunque 1.'112 de julio se produjo un acontecimiento semejante al descrito ("escorias de ce- niza mlcán ica" cayeron del cielo des- pués d el paso de varios O\' n is sobre Idaho), en 1949 las autoridades ae- ronáuticas, a través del proyecto Sign (v. Die.) sobre los ovnlS, archivaron el caso de Maury Island calificándolo ro- mo un engaño, pese a la opinión con- traria de Amold.

mo un engaño, pese a la opinión con- traria de Amold. Sedijo también que el editor

Sedijo también que el editor Ray Pal- mer había alentado el mon taje y que era por tanto responsable (aunque in-

directamente) de la muerte de lo;; dos oficiales. Palmer ofre<ió una inter-

sorprendente de la situa-

ción: dijo haber sido objeto de una "conjura"_ seguida de una operación de "silencio"." No quiero que vuelvan

a mancharme de s.1ngrj>", dijo. la su - ya fuI' la primj>ra alu<;ión a la conjura del silencio (l'. Dic.J Yal denominado cowr-up (1). Die.) del Gobierno.

preta ción

Un Da SDr

ja turbio

Resulta de toebs fo rmas inquiet,mte el pap<'1 desempeñado por Free! Crisman, ex piloto milit<lr p.uticipante I.'fl el pro- yecto Paperdip (operadón secreta pa- ra la tr.lnsferencia de técnicos v tecno-

loSí,:¡ armamentista

Unidos), vinculado con k1 comisión ofi-

cial sob re energía at6mic

r1'ldo posterio rmente po r 1' 1 fisc a l Ji m Garrison como sospechoso en el asesi-

nnto de Kennedy; un c6ctl'l que h,:¡bla

de sen·idos secretos, pistas f<lls.'lS YlUla

figura, la de Crismnn, indud

te ilmbigua. Lo cie rto e5 que el caso de Milury lslilnd, entre otras cosas por la forma expeditiva en que fue archi- vado, no puede con~iderarse una bur- la ni un montaje, sobre todo teniendo en cuenta que I{)~ o\'ni~ en cues tión eran similares a lu~ observildos por Kenneth Arnold }' casi id én t icos al a\'istado en el <ielo de Phoenix, al que nos referimos junto a estas líneas.

Iemana a Estados

y conside-

blcmen-

I

Crónica de un accidente 'que ha entrado en la historia. RECOlO 'HONU ,"oi",,, 011;<0 2lII
Crónica de un accidente 'que ha entrado en la historia. RECOlO 'HONU ,"oi",,, 011;<0 2lII
Crónica de un accidente 'que ha entrado en la historia. RECOlO 'HONU ,"oi",,, 011;<0 2lII
Crónica de un accidente 'que ha entrado en la historia. RECOlO 'HONU ,"oi",,, 011;<0 2lII
Crónica de un accidente 'que ha entrado en la historia. RECOlO 'HONU ,"oi",,, 011;<0 2lII

Crónica de un accidente 'que ha entrado en la historia.

RECOlO 'HONU ,"oi",,, 011;<0 2lII A,n oc d "", 0 ". no, (,~~.~~,.~~~ialOn Captures
RECOlO 'HONU
,"oi",,, 011;<0 2lII
A,n oc
d "",
0
".
no,
(,~~.~~,.~~~ialOn
Captures
Ranch in Roswell Region
le,.
"
"
Iofo,. '.H
House Pum
Talllash by
":Large Marain
~'."("'''
INo Deralls
01
h ·King (arol Wedl Mme. lupescu
Pne¡ w., 10 Tilkl iflying Disk
o. 1"", R<d~',,, Are Reye.¡led
11 H. " h ••••
0.1••, A
,.d
,"
,
" o
"
-o
",.ft
1 'N;1.
1<1 h,
lapo
M•• , 1",
lolh
Oi.k ¡." ••
h, lapo M•• , 1", lolh Oi.k ¡." •• E l caso Roswell (v. Dic.) corres·

E

l caso Roswell (v. Dic.) corres·

ponde <JI accidente de un ov-

ni, el más importante}' docu-

men tado de los conocidos . Si bien se

ma ntiene la incertidumbre ace rca de

la fecha e xacta en que se produjo (en- tre el2 y el4 de julio de 1947), son se-

gu ros los acon tecimientos, el lugar y los pro tagonistas que vivieron la e x·

perienda en primera persona, todoeUo

a pesar de que en su momento el Pen-

tágono decidió cubrir el tema con una

densa cortina de Silencio, mantenida

oficialmente hasta el día de hoy. Du-

rante Jos diez primeros días de aquel ya lejano m es de julio, el "caso Ros- well" saltó a la primera plana de los

principales periódicos d el mundo, pa- ra luego caer en el olvid o, Sólo en los

últimos quince años ha sido "oficio-

samente" reabierto por una serie de investigadores que han repas'1do mi- limétricamt.>nte los hechos v heUl lIe- gado a la conclusió n de qul.' el acá- dl.'nte ocurrió realmente y de que el Gobiemo de Estados Unidos lo ocultó

r consiguió silenciar a lo la rgo de los a!'los a la mayorfa de los testigos im-

plica d os en el suceso. La

localidad de

Roswell, en Nue\"o México, tenía en

19:¡7 u na impo r tancia estratégica in- discutible: en sus proximidades se en-

con traba estacionado el 509 G rupo de

Bombarderos, el único del mundo que disponía de armas nucleares, las mis- mas que dos años antes habían pues-

to pun to final a la U Guerra Mundial

con la destrucción de Hiroshima y Na-

gasaki. La his toria del "caso" comen-

el 2 de julio, durante el festivo fin

"

R~producci¡jn ¡J~ 111pf1rtlldll f1riginll/ del "fIt¡sw~1I

Dai /y ReCf1¡d" del' de

11 tinco cowmn1ls; " La RAAF cllp/ura ur1 pllllllQ

lulla d~ 1947, qu~ titul~

volar/tr en /ln1l fin", d,

111 región dtI R~~II' ·.

,

de semana de l 4, dla de la Indepen- dencia de Estados Unidos. Aquel día, alredl.'dor d e las 21:50 horas, el sei'lor Dan Wilmot y su esposa vie ron un objeto luminoso discoidal que slIfca- ba velozmente el cielo en dirección a la localidad de Corona. Durante la no- che estalló un violento temporal eléc- trico. Fue probablemente entonces, po-- ca antes del alba del3 de juliO, cuando se produjO el accid ente . Por causas que no han podido establecerse, un o"ni

(a lgunos imestigadores sostienen que

fueron dos los objetos implicados) se p recipitó en el desierto.

un o"ni (a lgunos imestigadores sostienen que fueron dos los objetos implicados) se p recipitó en
I ""- f lDnll dlll. r:cl dfflt, . S'I ó n , u nh lli
I ""- f
I ""-
f

lDnll dlll. r:cl dfflt, . S'I ó n

, u nh lli lil,. f"" nt,.,.

J. primen 1 mh I!~'flcid. rlCoflStrocciin de/os lutchos, ,1 DI/j , tD ~b"~D/6 R,swt ll , wfr /6 una ,,.,í. ,n 1I un. dI CorDU

1o$ 'Imos dI S., A~ ¡".

1I un. dI CorDU 1o$ 'Imos dI S., A~ ¡" . • En febrero de 1950.

En febrero de 1950. el inScnicro Barncy

Grady Bametl, de la localidad de So-

corro ( v . Dic.) , confió al m il trim onio Maltais - vicjos amigos suyos il quie-

nes rogó que guardar.m el secreto- que el 3 de julio de 1947, estando de serví - cioenel desierto, en la zona entre Mag- dalena ySocorro, se habíi1l encontrado

de pronto ante un objeto metálico dis-

coidal de entre 7 y 9 metros de diáme-

tro, al que se había acercado a pie, has-

la casi poder tocarlo. Mientras tanto,

otras peJSOnaS habían acudid o a11us ar,

entre ellas ,'arios jóvenes que forma-

ban parte de un grupo de arqueólogos

de la Universidad de Pcnnsyl\'ania .

Junto al vehículo accidentado, todos

pudieron ver a unos seres humanoi-

des inertes (presumiblemente proyec-

tad os al exterior durante el accidente), de constitución menuda, cabeza muy

grande y cutis daro, totalmente d es-

provis tos de pelo. Poco d espués llegó un ca mión m ilitar carga do de .solda- d05, que ¡¡cordonaron la zona,

despidieron a los civiles y les

obligaron a prometer que no

dirían ni una sola palabra de lo que habían \'isto ("por ra- zones patrióticas de seguridad nacional"). Según Barnett, el escenario de los hechos fue una plataforma rocosa junto a los denominados llanos de San Agustín, d onde actualmente se encuentran los radioteles-

copias VLA rvery l.Jzrge Arrny) ,

~ ~ • I ,.• '· 'T"' ' - '·I. ~O ~••.•••••• u • .••
~ ~
I
,.• '·
'T"'
'
-
'·I.
~O
~••.•••••• u • .•• u ••
.-
{1"oI t. l '1If."
~J L
I
,.
~
';,.l.
, -,

-

--

-

-

-

--

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

-

VitjO d~umtnhl mUi fM dtlldtltltldllJ dt 111m" Bamtltt, uno dt m prfmtrat tn Utlpr Illugll dtlltcld~nlt. Stgún cont6 IiIIOS 1IIII/g0$, Btlrntt ,10, "tasi purh toclJl" gral/des fra,rMllos d' un obJtl flJ di scoidal.

del Observato rio Nacional de Radioastronomía de Estados Unidos. La credibilidad del tes timonio de Ba rnetl no ha podido establecerse, ya que

tes timonio de Ba rnetl no ha podido establecerse, ya que ningún experto pudo mtel ,agarlo,

ningún experto pudo mtel ,agarlo, por

haber fallecido antes de que se reabrie-

ra el Cn50. En cuanto al grupo d e ar-

quc6logos, no se ha podido dcterminar

la identidad de ninguno de ellos.

- ,
-
,

o

-

El VU ltSunt3dI~t.Itsl:t1fI;o basado t".

f¡:ncltnamltnto sfmu/tanftl fIt dectnas de

t.na

panHíllus "'tllUdas !rae;, Ii! IIIisma

tina N/ t ft lo. El cDIIPI,)o SI tlmenN a lo ¡lIgO

di ratlos kll¡)nebO$ ,n las /lInos de san Agustin.

d,nd' ., IMtC" $ti rst1rJl6 " oMlI de RosweJI.

de Corona, encon tró dispersas en sus de "láminas me- tie rra s gran mn
de Corona, encon tró dispersas en sus de "láminas me- tie rra s gran mn

de Corona, encon tró dispersas en sus

de "láminas me-

tie rra s gran mn tidad

táJicas~, q u ea t ribuy 6 a u n accidente aéreo acaecido en los alrededores de la base milita r. Comentó el hecho con un 1 ,-'ecino, F10yd Pmctor, y a l no disponer de teléfono, elS de julio fue a hacer una llamada a Corona, d onde la gente yA estaba hablando de "platillos vol.mtes" (l<l prensa había d ifundido la no ticia del 3vistamien to de Kenneth Arnold, oc u rrido el 24 d e junio). Tra s relacio- n<lr su descubrimiento con los "plati-

llos", la mañana del6 de julio Brazel

decid ió llevar algunos fragment os d el material hallado al centro meteoro- lógico del pueblo, donde le indicaron que se pusiera en contacto co n el sll e-

riffGeorge Wilco x.

pusiera en contacto co n el sll e- riffGeorge Wilco x. Wi Jcox lomó no !.,.

Wi Jcox lomó no !.,. de la situació n e

inIoonó uunt:d.iatamen te al mando

litar de la b.,.~ de Roswell, cuyo co- m andant~, el coronel Will iam Dlan-

chard , ordenó al jefe del ClC (cuerpo

de con traespionaje), mayor Jt!SSe Mar-

cel, que acudiera. a l lugar e iniciara las

investigaciones. Mientras tanto, el ga- nadero fue entrevistado por la KGFL,

la estación local de radi o. Marcel,

acompañado de su asistente, Sheridan

Cavitt, recog¡ó a Brazel en la ofici.na de

","ucox y los treS se dirigieron en coche

al lugar donde habían si.do hallad05l05

restos.

Los militares pasaron la noche en casa del ganadero y el día 7 efectuaron un

reconocimiento de la zona yencontra-

ron una buena cantidad de fragmen- tos, qu e ~ -1arcel cargó en s u c och e. P o r

la noche, antes de reg resar a la base, Maree ) pasó por su casa y enseñó a su

mujer y a s u hijo, Jesse Jr., el material

recogido.

nio de Jesse Jr. sería de impo rtancia fundamenta l.

mi-

P05te riormenle,

el testimo-

impo rtancia fundamenta l. mi- P05te riormenle, el testimo- W¡¡Ii#m 1Ir:ue 1, ~I {p1IMI~,. qu .

W¡¡Ii#m 1Ir:ue 1, ~I {p1IMI~,. qu . tneontr6 ,,, SIIS

' ¡mn /Qg¡Qnttn d,1 ml s.TI.o ~ bJ. 't1.

SUlpansión dll

/Qg¡Qnttn d,1 ml s.TI.o ~ bJ. 't1. SUlpansión dll El 7 de julio, WE. Wh itmore,

El 7 de julio, WE. Wh itmore, propie-

tario de la estación d e radio KCFL de Roswell, cstnba n pun to d e transmitir

111 entrevi s ta grabnda el d ín anterio r

con Brazel, cuando recibió una llama- da telefónica del secretario de la Co- misión Federal de Comunicaciones de WcJ5hington, pard pedirle que no lo hi- ciera. El día 8, hacia las 4 de la tarde, John McBoyle, croniste de otra esta-

ción de radio de Roswell, la KSWS, lla-

m ó a Lydja Slep py, operadora de tele-

tipos d e la radio KOAT de Albuque r- que y le indicó qu e transmiti e ra a la

American Broad casting Company (ABC) la siguie nte noticia: " Un 'plati -

volante' ha ca ld o en los alrededo- de Roswe lL. Es ro mo

una gran pa-

ganadero lo

ha arrastrado con su tractor hasta un

langana ap lastada

res

Uo

Un

Ha intervenido el ejéIcito, que

se empeña en recuperarlo

na está acordonada

h om brecitos q ue a l parece r había a

Se habla de unos

establo

Toda la zo-

bo rdo

~. Pero la noticia no llegó a di-

hmdirse, porq lle la transmisión fue in-

te rrumpid a mis teriosamen te .

Ellam. M

"olvide'"

Poco después, Sleppy recibió otra lla-

mada telefónica de McBoyle, quien le

dijo: "OIvídalo todo. No has oído na- da del asunto". (posteriormente, el cro- rusta te confiaría que había asistido al

des pegue de un

con destino a Wris ht Field, con los res- tos del "platillo" en su interior.) Mien- tras bnto, el mayor Hughic Green de la RAF (Real Fuerza Aérea británica ) estaba atravesando Nuevo México de oeste a este en coche, en v iaje de Cali- fornia a Filadelfia, cuand o escuchó en un noticiero local (tal vez de la KSWS)

av ión de transporte

local (tal vez de la KSWS) av ión de transporte El tstJt/ fl tonde BnutI guNt/6
local (tal vez de la KSWS) av ión de transporte El tstJt/ fl tonde BnutI guNt/6

El tstJt/ fl tonde BnutI guNt/6 . lg' IIOf de /os .estr$ tul/HOS '" SIl f ¡f/U .

,

ión de transporte El tstJt/ fl tonde BnutI guNt/6 . lg' IIOf de /os .estr$ tul/HOS

SE ABREN LOS ARCHIVOS

Los auténticos "Expedientes X"

• 77 : _ _ -:=~ :-
77
:
_
_
-:=~ :-

Elllaflgar 84,

ha, aband,nado,

fue e/lugar do~de

se depl1$i taran

los fra'l/Ie"tos recuperadtJs par las

militares de la Fueru

Aérea fue recMIJClerorr

la lona del accidente.

AbajD: una extraña

~~~~::::::;;;.iiii¡¡¡ Imagen aélea tle la

basl d t WriglJl F ield

en l1U7.

Imagen aélea tle la basl d t WriglJl F ield en l1U7. en esta misma página.

en esta misma página. Bajo el control directo del mayor Maree!, los restos de

la nave, guardados inicialmen te en el hangar 84, fueron trasladados con un 6-29 de la base de Roswell a Fort

Worth (hoy

de allí, por orden del general Roger Ramey, el material fue enviado a Wright Field (OhiO), a bordo de un

avión de transporte pilotado por el ca- pitán O.W. Fappy HenderSOll. El ge- neral Ramey le comunicó al coronel

del Pentá-

gono -expresada por su superior, el general Hoyl Vandenberg- ante el co- municado de prensa difundido por el ten ien te Haut y asumió el control ope- ra tivo de la si tuación, que evid e nte- mente se les había ido de las manos a las autoridades militares.

Carswell ), en Te xas. Des-

Bla nchard la cont r ariedad

que había caído un "platillo volante"

en la zona y que "el Slll'riff >' sus hom - bres" h¡¡bían ('Kamir1.'ldo los restos de

l<l n'l\"C. Cabe la posibilidad, por tan-

to, de que Wilcox y sus hombr('$ hu- bicriln encontrndo el cu erpo cen iT.,) del ovni. Al mismo tiempo, Mac Bra- zeJ era detenido por 105 militares y

mantenido bajo cus tooia hasta el 15 de

julio. Para enlonces estaba tan con-

ve ncido de la necesidad de Ci'lmbiar 1,1

versión de los hechos que ni siquiera confió la verdad a su esposa.

l. situación no est'ba ba;o control

El8 de julio, acosado por los perio- distas, que exigían detalles del hecho, el coronel Blanchard llamó al encar- gado de prensa de la base, teniente Walter Haut, y redactó con él el co- municado oficial, que reproducimos

UN INCREíBLE COMUNICADO DE PRENSA

ULos 1II111/nosos mmous sobre 'platillos volaute$' se l1all IleellO realidad. Por f/l1a feliz coincidencia. el Departamento de IlIformacióII del 509 Grllpo de Bombarderos de la 8 : Frrerur Aéua, COII base en el aeródromo militar dI' Roswell, /111 podido ha - cerse con mIO de t'stos 'platillos ' gracias a la colaooraciól/ de m/ galladero local y de la oficina del sheriff del condado de C/rares. El objeto volador se estrelló en ulla fillc~ cercana a Roswell, UII día de la semana pasada. Al no disponer de teléfollo, el g~lladero recupero restos del aparato y los trasladó a fm lugar seguro hasta que PI/- do acudir a la oficilla del sheriff, quien a 511 vez informó a la Oficitra de Informa- ción del 509 Grupo de Bombarderos. De itrmediato se puso en marcha fm operati- vo, y el 'platillo' file !rallado cerca de la viuiellda del ganadero. El objeto fue illspeccionado ell el aeródromo militar de Roswdl y postcriorlllCHte trasladado a olra base de grado /lllís elevado."

ell el aeródromo militar de Roswdl y postcriorlllCHte trasladado a olra base de grado /lllís elevado."

• El cMM,1 Willlul Bland, rd, cDltlllnd/lnte .'11,,_ m il/ t. th RfJ$lUl~ canf i
• El cMM,1 Willlul Bland, rd, cDltlllnd/lnte .'11,,_ m il/ t. th RfJ$lUl~ canf i

El cMM,1 Willlul Bland, rd, cDltlllnd/lnte

.'11,,_ m il/ t. th RfJ$lUl~ canf i m6

'"

«e_mcHo

ti h61/¡ug t dc

"

.

m l.

i m6 '" « e_mcHo ti h61/¡ug t dc " . m l. • El ,Me/III

m6 '" « e_mcHo ti h61/¡ug t dc " . m l. • El ,Me/III Rlnnty,
m6 '" « e_mcHo ti h61/¡ug t dc " . m l. • El ,Me/III Rlnnty,

El ,Me/III Rlnnty, rtSfIclUltblt dt la '¡mrtIcl,n~tk rtfclJIlcrllcl6rl, tcm6

la ,,;'1"4, '" Indida dt C~$U".

tcm6 la ,,;'1"4, '" Indida dt C~$U". \\~ El 1M"'! RIme,. a ,. IlfIuit!tda, , BI
\\~
\\~

El 1M"'! RIme,.a ,. IlfIuit!tda, , BI g/lltHaI Du BastI , parcialnrente encuadrad"

,,,Uif,n /OSllStus del glClbosoIWU Ilumt. /# e,ntm",". pftflSl del 8 '" juliD de 1147. Coml6nn ", co nr up .

8 '" juliD de 1147. Coml6nn ", co nr up . Elllltlpr J_ M/ll'Ctl , d,1

Elllltlpr J_ M/ll'Ctl , d,1HfYlc;~ de ¡nt,l/gmela

del 5M Cnp/) de BDmbtlrd.,tn. pllrllcip6 dssde

ti ttlmlen lO ' It ,,$ ¡"rnt i,/lc¡ffI~.

El8 de julio intervinocl FBl (Fedeml

B llrmu of lmxs tigatiOl I) (l'. Dic .) , que me-

d idnte un télex enviado desde Dalias

(Texas) y firmado por un tal Wyly, con

copias a Edgar Hoo\'cr (director del

FBI) y al SAC rS/mleg ic Air COnl1111111d),

ofreció las ~iguiel1 tes indicaciones: "In-

formación referente al platillo volante de Roswell y a !>u transporte por pilr-

te del Q.G. de la 8.' Fuera Aérea - pla-

tillo ' ·olanle o globo sonda a la base aé-

rea de Wright Field (Ohio) - Censuren las noticias. Firmado: Wyly" .

Se deNta

la contralnfoD"'clón

Para entonces, el general Roger Ramey

declaró a la rad IO de Fo r t Wo rt h (la

WBAP) que el presun to '· platillo \"0-

lante" no era más que un globo son-

a Ros"'ell,

convocó a los periodistas y les enseñó

los fragmentos de un globo meteoro-

lógico al que atribuyó el incidente¡ en

esa ocas ió n , el mayo r Marcel se vio obligado a posa r en silencio para los

da. A continuac ló n , 'ia jó

,

fotógrafos. En cuanto a Blanchard, fue

inmediatamente destituido y sustitui- do por el teniente coronel Payne Jen-

nings, quien más tarde desaparecería con su avión, en viaje hacia Inglaterra ,

cuando sobrevolaba el Atlántico en la

quien más tarde desaparecería con su avión, en viaje hacia Inglaterra , cuando sobrevolaba el Atlántico

SE ABREN LOS ARCHIVOS

Los auténticos "Expedientes X"

• I1gs te .,.,,,,
I1gs te
.,.,,,,

EL TELEX DEL FBI

''Del fBl Dalias ,

A' dlrecttr Yu.c, Clacln!llt!

lI'Oi'RIclóll ,efaHbi al disco nllllte. (ceasurado) , cutel JEEiil de l. Octava flllm Af:ea , ha

allwertldelftfÓllc uta I ntI tflclu que UII pr8SUII1D pll1l11a nlallte ha sllII reeupnMI e«ea lit', ••U. luiOMírlaJ,eneldia

di ".,

B disco es '" fonu

o".~ l ""., , - ." • o" ., . . , :.,!. ! 10
o".~
l
"".,
,
- ."
o"
.,
.
.
,
:.,!. !
10 111

.Iagonal J esta suspendillo

"'"linte un cable a un 110"' , ti Cual

qH ti njeta h.h dl _

globe u.daM

la t

llichi

"

Illde unos 2& pies lit dla.uebo.

so) ¡

jlUSlIIi Iui hwnt,lIOtIIiGÓ

allltid ,

~t:iÓII telel6111el!1 tIItrtI

oficina, Wtl,," f il ld

confirmado esa suposición. El disco

_

16,

r el , lobo lIan $Id" transportados a

Wrig/lt f leld en

""clal, par¡I

estudio. IiihNmad6n t1hllda

oficina por ser !te 1.I¡¡b

uc:itllll, l1li caso de que la llati_1

Iroadcastlnt CauP1'IJ , 18 Assadated

P,es. p tt1o$ tralen d, di fund ir la

101ltll del pan!lde'o del cllsc:o ••

.1_ "0,,10 IctU'''. (ttlIIIU cIo) Ioeonaj' qlll Wrigllt FI.d nDl1l1q1Ml1

la oficina di! CilElnna1'l las I!!SllItar'u

., nidi o, lo se IIa" rnliDdo mis

lrI_esligacIMeS.

"",.

zona de las 8ermudas. Maree) hubie-

se debido acompañarlo en el viaje, pe. ro fue retenido en el último momento por la intervención personal del coro- nel Blanchard. Este ú ltimo mantuvo a partir de entonces una total ctiscreción y al cabo de los anos se retiró con el

grado de general de tres estrellas. Tam- bién el teniente Hau! mantuvo hasta su retiro la "reserva debida" . Desp ués de la m uerte de Blanchard, su viuda declaró que él sabía que "los restos no pertenecían a un globo son-

da ".

sión oficial de los militares, con el be-

neplácito del entonces p residente HarryTroman. En realidad, los hechos hablan por

solos y pennilen afirmar que la ven;ión

o ficial es completamente falsa. Incluso

sin tener en cuenta el reciente descu-

brimiento de material filmado de la época (verosímilmente referido a la

- nuto psi¡¡ de dos de los seres huma -

noicle:l (v.p ie,) enrontr('ld 05 en ellug.l1' de los hech05), difundido en 1995 por Rny San tilli, rcsu1ta e vidente que lo en - contrado en Roswell era I1lgo extrema- damente anómalo e inquietante.

Pe ro aquélla s igu ió s iendo la ver-

h .~" O_ N ••• 't:;"-" meyEmptiesRoswellSaucer
h .~"
O_
N ••• 't:;"-"
meyEmptiesRoswellSaucer
O_ N ••• 't:;"-" meyEmptiesRoswellSaucer ' } l•• # "Ramey vacía el platillo de
' } l•• #
' }
l••
#

"Ramey vacía el platillo de Roswell"

C uand o el9 de julio de 1947 e l periódico " Roswell Da ily Record " pub licó las declaracio nes d el general Roger R. Ramey, comandante de la 8. a Fuerza Aérea del cuartel general de Forl Worth (Texas), el caso Ros weJl quedó o fi cialmente cerrado para el Pentágono. No se había encontrado un p latillo volante con su tripu lació n, s ino un sim· pi e gl o bo sonda. Es ta vers ión se mantiene hasta el día de hoy. Pero la s prue ba s sobre el incid e nte de Roswell d escubiertas a partir de 1982 de muestran que las altas esferas militares estadounidenses fa lsearon deliberadamente la ÍIlfonnación al respecto. En 1989 apa reció por p rimera vez la imagen de un presunto extra-

terre s tre. víct ima de l a ccidente . Se trata b a en real idad de una re· construcción. Con el tiempo irían apareciendo nuevos y más in· quietantes documentos, hasta llegar a la difusión de una ccntrovertida película en la que p uede verse la autopsia p racti cada a un huma·

n o ide n o pe rt enec ie n te a la espec ie H omo sapii'lls.

,

SE ABREN LOS ARCHIVOS

Los auténticos "Expedientes X"

SE ABREN LOS ARCHIVOS Los auténticos "Expedientes X" ¿Conoceremos alguna vez la verdad sobre el incidente

¿Conoceremos alguna vez la verdad sobre el incidente de 1947?

alguna vez la verdad sobre el incidente de 1947? os sucesos que confonnan el (a- so

os sucesos que confonnan el (a- so RosweLl resultan sumamen-

te complejos. Además, dos fac-

tores secombinan para complicar aúnRosweLl resultan sumamen- te complejos. Además, dos fac- más la si tuación: e l tiempo transcurri·

más la si tuación: e l tiempo transcurri·

d o y el p roblema del rover up (t>. Dic. )

(cfr. Secc. IV), es decir, el ocultamiento

d e los testimonios}' las pruebas. Aun

así, el caso en su conjunto queda con-

firmado por los si guientes elementos:

1. La inmensa cantidad de decl aracio-

nes realizadas bajo juramento, inde-

pendientes y coincidentes entre sí.

2. la localización de varios pun tos

d onde habría hecho impacto el ovni

accidentado: según los investigadores estadounidenses Rand le y Schmitt en

un luga r situado 1'1 unas

30 millas a l

norte de la base aé~", de Roswell; se- gún el canadiense Friedma n, en una

plataforma locosa e n los llanos de San Agustín (a unas 150 millas al noroeste

de Roswell); según el presun to opera-n los llanos de San Agustín (a unas 150 millas al noroeste do r d e

do r d e la pelíCllla d e Santilli, un lago desecado en Magdalena, en los alre-

dedores de Socorro, y, finalmente (es-

ta vez con absoluta certeza), la finca del ganadero Mac Bra ze l, en Corona (a unas 30 millas al no rte de Roswell ).

3. Los d o cumento s d es da sifi cados

gracias a la Freedom of Wormation Act

(FOlA, v. Dic.), la ley sob re liber tad de

información, d ocumentos que de- muestran la participación de los cuer- p os militares y los servicios de inte- ligen cia de EstadQ5 Unidos en las operaciones de recuperación de los ma- teriales (rcstos d elaparllto y cadáveres de sus tripulantes), en varias ba5cs aéreas, entre ellas la de Wright Field

(QUo) y el Área 5 1 (ti. DicJen Nevada.

Wright Field (QUo) y el Área 5 1 (ti. DicJen Nevada. mg,tI ptilfllec"'" """10_ '5

mg,tI ptilfllec"'"

"""10_ '5 tJu ¡wIicu. ,-lIIIIah ¡., ~

~In ~ 11 MM C/Ií tD

l1li R""dll, n

tcdlMtls." si 1nt.rhN HI haIrgar 18, fIIf 11 "- de Wrlght - Pbll_ fl.

Abajo: 11_

Sal Agustín, ~

rJdl ",.lMt;opIas pnlllllllfudi"

nlualmci¡hi SIl IIb/II el VlA (Ve:ry Largt AnaJ),tIs/t:mb,. sriBles ~tts dll caffOS. En .-.:st. D1fIII,udtJ 0CliIrlr el II/;cldmle.

caffOS. En .-.:st. D1fIII,udtJ 0CliIrlr el II/;cldmle. , -- - • . ,. . , .
caffOS. En .-.:st. D1fIII,udtJ 0CliIrlr el II/;cldmle. , -- - • . ,. . , .
caffOS. En .-.:st. D1fIII,udtJ 0CliIrlr el II/;cldmle. , -- - • . ,. . , .
caffOS. En .-.:st. D1fIII,udtJ 0CliIrlr el II/;cldmle. , -- - • . ,. . , .

,

-- - • . ,. . , . ~. :"":O> )o'. ;" - . *;y:•
--
-
.
,.
. ,
.
~.
:"":O>
)o'.
;"
-
. *;y:•
~
'fIo"I'
~
"'1:
_ ,
.
,

SE ABREN LOS ARCHIVOS

Los auténticos " Expedientes X"

LO' testigos claye

" Expedientes X" LO' testigos claye En 1947 , Jesse Mm" i . ~fo a/,unfJS fragm6ntts

En 1947 , Jesse Mm" i . ~fo a/,unfJS fragm6ntts ., ami ca í da .11 RflSWfI/~ errtre ,//0$ milIS banIs call JÍmtolus semtljllllllS /Iroflm,as que 110 M sido pasible dllSc/frIr. SfI/1Ietido 1 mlonlS de hl,IIMls

I~IIS/VI a I/lIales de lus

,ft(JSochl1lta, Mar c,lof"ci6 un' dlSCrlpc/6n muy p"c lsa d,.quellos

símIJo/os. q,e pmnffi6 ",Iiuu la ffConsttuccl6n (JIÍflca "I'roQIcll, ubre esfJs líneas.

d ia S le ppy. de la radio KOAT de Al- buquerque, y W.E. Whltmore, de la es taóón de rad io local KGFL. qu ien di- ce haber recib ido amenazas explícitas de retirada de la licencia. Por ot ra parte, G lenn De nni s, empresario de

-

l

pompas fúnebres del Rallard Funera

Home de Roswell, ha revelado las in- quietantes confidencias que le hizo una amiga su ya que por aquel entooces era

que le hizo una amiga su ya que por aquel entooces era enfennera militar en la

enfennera militar en la base. La joven,

cuyo nombre se ha mantenido en se-

Pesea las versiones oficiales, la escena del caso RoswelJ sigue dominada por

una serie de testimonios de g ran im·

portancia, d e personas que en la épo-

ca estuvieron directa o indirectamen-

te implicadas en los hechos y que ron el paso de los años han podido hablar,

a pesar del operativo de descrédito y desinfonnaci6n montado por los ser- vidos de Inteligencia. Entre los testi-

gos hay que mencionar ante todo a Jes-

se Maree l Jr., hijo del mayor lI.Iarcel, que fue el primero en acudir a la finca

de Mn c

Brazel yen recoger fragmen-

tos del objeto en cuestión. Jesse Jr., que

entonces tenía doce años y actualmente es médico militar, no tiene ninguna du- da: los fragmentos que le enseñ6su pa- dre no parecían hechos de ningún ma- teri al conocido y algunos llevaban

grabados unos símbolos semejantes a

jeroglíficos, que sin embargo no eran

ca racteres egipcios, cin1icos o griegos;

hasta el día de hoy siguen s iendo irre-

conocibles.

Moc Brazel. confir-

Bi .11 Bnul , hijo de

mó antes de morir, en los años ochen-

ta, que poco tiempo después de los he- chos un capitán de la base (un tal Arms tro ng) le arrebató los pequeños trozos del objeto metálico que había

Brazel condenó el co m-

portamiento de los militares, que so- metieron a su padre a todo tipo de in- timidaciones, impidiéndole difundir noticias sobre el accidente a los medios de información. Lo mismo afirman Ly-

conservado .

cre lo, fue

trasladada por razones de

servicio a Inglaterra, donde murió en accidente aéreo en oscuras circunstan- cias. No ha sido posible determinar su

servicio a Inglaterra, donde murió en accidente aéreo en oscuras circunstan- cias. No ha sido posible

identidad. Aun así, Dennis mantiene inalterada su versión de los hechos, que recogemos en la página 21 de esta sección. Otro testigo ocular es Rob ert Shirkey, antiguo piloto, quien ha de- cla rado haber presenciado las opera- ciones de carga de las cajas que conte- nían los cadáveres de los extraterrestres en el interior de la base, bajo la direc- ción del comandante Blanchard , a quien pidió. aunque sin resultada>, que le pennitiera \'er el interior de los con- tenedores. Sappho Henderson, viuda del capitán O.W. Pnppy Henderson, re- cibió de su marido una extraordinaria confesiÓn:.tI parecer fue él quien pilo- tó, en el transcurso de una operación sccret3, el av ión mil itar de transporte que conteni3los restos del "platillo vo-

en el transcurso de una operación sccret3, el av ión mil itar de transporte que conteni3los
de transporte que conteni3los restos del "platillo vo- • I • ~ MemlIIBllllard fm', IIcru/JlldMJ. Aquf
• I •
I

~ MemlIIBllllard fm', IIcru/JlldMJ. Aquf lnlbajillM 8/'nn DHlli:s ,n tH7.

del "platillo vo- • I • ~ MemlIIBllllard fm', IIcru/JlldMJ. Aquf lnlbajillM 8/'nn DHlli:s ,n tH7.

,

• En tSta rllcanstnJcd6n I/Sel,,/c, que p/Jedtl VfTSll tia el UFO Museum de Roswell, m.y
•

En tSta rllcanstnJcd6n I/Sel,,/c, que p/Jedtl VfTSll tia el UFO Museum de

Roswell, m.y vtrosimll segílll' opÍfl/6n de los /eStig/lS, " tadAv" de l1li /eStig/lS, " tadAv" de l1li

IIrtraterrede yace SlJb'tI U~IJ cmlna, ti! el/fllrr /IN dtl una rnfetl¡¡efÍa .,1Ii1M.

• , ,
• , ,

/Jna pausa en el ndal' d, l' peliClJla IInswell : The Mowle . tI/SIIctorln qUlt encaman a la en'""",, , ,1 fo lógrafo milU" apM,e,n JMnt l/ a la r~onstru&cltM dI un . xtrlt'trf$II'1II alfllnndl/lS l ltdl/ de d tsC tlmPDS lc/6n .

Jante" de Roswell, hasta la base de

Wright Aeld, en Dhio. Por último está

Frank Kauffman, cuyo testimonio es

uno de los más controvertidos. En

1995, Kauffman declaró haber sido uno

de los agent~ de inteligencia de la ba -

se y haber asistido a la recuperación de

las criahIras humanoides que al pare-

cerconstituían la tripulacioo del ovni. La suya fue una descri¡xión muy de- tallada, que aún está siendo sometida

a estudio. Por otra parte, mantienen in-

tacta hasta el día de hoy su \'ersi6n de

los hecho; el teniente W¡¡lter Hau !,. res-

ponsable del primer comunicado de

prensa de la base que anunciaba el hA-

ll a zgo del ovni; torelta Proc to r, veci· na de Bri!Zel; Ine :¡;, vi u d a de G eo rgeprimer comunicado de prensa de la base que anunciaba el hA- Wi1cox y sus dos hijos,

Wi1cox y sus dos hijos, y 1<1 familia del sargento Melvin Brown, que dijo ha- ber visto los cadáveres de los extrate- rrestres cuando se los llevaban de Roswell. Hay además numerosos pa- rientes, amigos y conocidos de las per- sonas q ue vivieron aquella inquiet<ln- te ex periencia, total y constantemente dominada po r la lógica del sc<:rcto de Estado, dcliber.:tdamente escogido e impuesto por los autoridades.

Lo, que ya no edén

Son pocos los testigos di rectos de lo acaecido en julio de 1947 q ue ~ún vi- ven y meno~ todavía son los <Jue han

tenido la valentía de hablar a l respec- to. En tre la la rga lista de personas ya fallecidas figuran el ganadero WiI1i~m Mac Brazel. el sheriff George Wil cox, el mayor Jesse A. Marcel y su espo- sa. el ingeniero Bamey Bamett. Dan Wi lmot y su esposa , el comandan te de la base aérea de Roswell, coronel WiJliam Bla nch ard, y s u ayud;mte, coronel Thomas JeHerson DuBose (que fue en trevistado en 1990) y mu- chos otros que han contribuido, a tra- vés de sus testimonios, a descorrer el velo de silencio que pesaba sobre el caso Roswell. Sumando todas las in- vestigaciones realizadas hasta ahora, se han recogido más de 250 testimo- nios, algunos contra d ic to r ios, o t ros con graves lagunas, pero todos valio- sos para T('Componcr el panorama de l incidente.

sos para T('Componcr el panorama de l incidente. El caso Roswell volv ió (l. acaparar el

El caso Roswell volv ió (l. acaparar el interés del público en 198ü, gracias al investigador William L. M oor~ y al e5C r ito r Cha rl~~ 8 ~ rlilz, que publica- ron en Es tados Unidos el libro nlf~

Roswrll tl/cid,u l, cr6llic~ de una in-

dagación meticulosa, emocionante y todavía válida en cu~nto <1 105 princi- pales datos obtenidos, que sacó nue- vamente a la luz los erúgmátiros acro- terim i entos de 19 01 7 e impulsó a otros

investigadores a ir en busca de la ver- dad . A partir de entonces, los esrudios y las prospecciones en Roswell y sus

", Irededores se mtl1tiplici'lron. Con in-

fini ta paciencia, los investigadores Ke- vi n Rand le y Don S cnmitt, del CU- FOS (r,. Die.), el "Center for UFO

S tudies" fundado por J. AHen Hynek

("ti. Dic.), llegaron a nuevas conclusio-

nes, que expusieron en 1991 en elli·

bro UFO en/sil al Rostvdl , seguido e n

1995 por Tll e Trutl! Abollt 1111' UFO

seguido e n 1995 por Tll e Trutl! Abollt 1111' UFO f/libr~ de Ja rler st

f/libr~ de Ja rler st ,m o/lte, UN e:dausti~a Inlotmaciln SfllNe,1 casI/ R(J$Wf /L

o

,

SE ABREN LOS ARCHIVOS

Lo s auténtico s " Expedientes X"

LOS ARCHIVOS Lo s auténtico s " Expedientes X" a.' ; ki •• ; ctz, _IWFdr'
a.' ; ki •• ; ctz, _IWFdr'
a.'
; ki •• ; ctz, _IWFdr'

-'

Jdit J '=

wlr

,W.

;

'

1fT'

u.V

r

ti

:jPC4i.rr

,

$

:

.

UF

MU

"-wlCIII

~

,."

,,'tic. '

,

,.s.M, '

"

,

•• -I, v."

,,'tic. ' , ,.s.M, ' " , •• -I, v." Crosh Ilf Roswell. El físico nuclear

Crosh Ilf Roswell. El físico nuclear Stan-

ton T. Friedman y el escritor Don Ber-

liner también han aporbdo su contri- bución; en su libro C,./1sh 111 Corona,

da

pIOpOllO, d e manera muy convincen- te la teoría del "'doble accidente" , mo-

tiv

tos de impacto, igualmenre posibles y

simu1táneos, de WlO o dos ovnis en

la

por la identificación de dos pun-

WlO o dos ovnis en la por la identificación de dos pun- lit 1 .di ,
WlO o dos ovnis en la por la identificación de dos pun- lit 1 .di ,

lit 1

.di

,

,II."7!!

AY

H

t.t'

1·15

5

'F)

"

",,¡be_'-. >."'(, '

;3"puu

",,¡be_'-. >."'(, ' ;3"puu zona de Roswell y en la d e San Agus-- tino Ad
",,¡be_'-. >."'(, ' ;3"puu zona de Roswell y en la d e San Agus-- tino Ad

zona de Roswell y en la d e San Agus-- tino Ad emás, Ke vin Rand1e ha publi- cado otros dos importantes libros: Ros-

well UFO Crash Updllt e y A His tory of

con el

mismo tema es UFO Rdriroals, publi- cado por Jenny Randles en Inglaterra. En 1CJJ5 vio la luz el controvertido ma- terial fílmieo presentado por el inglés

Ray Santilli (del que hablaremos más

adelante) yse publicaron los libros del

los frarn 'Cs Bourdais y NoJane y del español Javier Siem

UFO Crashes (1995). Otro libro

Un 'env de agu. M.

En 1995, la no ticia de que el congre-

sista norteamericano Steven Schiff había emprendido una acción política destinada a esclarecer las aconteci- mientos de 1947 fue acogida con sa-

tisfacción por la prensa y la opinión

p ública. Considerando la determina-

ción de SchiH, los ul61ogos se felicita-

ron pensando que una investigación desarrollada por la CAO (Gmnal Al'- count;ng Offict, organismo semejante

a nuestro Tribunal de Cuentas) saca-

rla a la luz todos los documentos de la

I5poca. y permitiría llegar a conclusio-

nes definitivas. Mientras l as pcUcuJas de Ray Santilli suscitaban encendidas polémicas, la

investigación de la CAO avanzaba si-

lcnciosnrncrtte ptt loo meandros de los arcruVO<'l oficiales. Se cspcrnba obtener resulbld05 por lo menos comparables a los conseguidos gracias a la FOlA (desdas ificaci6n d r: documentos que durante mucho tiempo habÍAn r:stado censurados), pero finalmr:nlt: llegó e l jarro de agua {ría . u con c!wión r:r a casi increíble: tocios 105 documentos

o riginales refe rentes al incidente d e Ros well hab ran d esapa recido, des- truidos tal vez por error con ocasión

d

e una de las periódicas ulimpiezas"

d

e los a rchivos. De es ta

forma , só lo

quedaba espacio para la habitual y monótona explicación olldal: en Ros- well cayó un globo sonda de los que se usaban en el marco del proyecto Mogul, cuyo propósito era espiar des-

d e el aire el espado aéreo de la URSS.

espiar des- d e el aire el espado aéreo de la URSS. RECORDS Results of a
espiar des- d e el aire el espado aéreo de la URSS. RECORDS Results of a

RECORDS Results of a Search for

Reeords Coneeming

the 1947 Crash Near

Roswell, New Mexieo

Reeords Coneeming the 1947 Crash Near Roswell, New Mexieo "tIt= aI _', bllla.,,' • _C "
Reeords Coneeming the 1947 Crash Near Roswell, New Mexieo "tIt= aI _', bllla.,,' • _C "

"tIt=

aI _', bllla.,,' _C " _ ,-;--

,

u.

bh"

,

Pero también es evidente que la pro- videncial destrucción de tantos d ocu- mentos resulta cómoda para las auto- ridades, cuyo principal inte rés es

escribir la palabra " fin" al pie de una

crónica tan inquietante como la del ca-

so Roswell .

de una crónica tan inquietante como la del ca- so Roswell . Actualmente, Roswell es sinónimo

Actualmente, Roswell es sinónimo de

"fcrómenoovni-. Sin embargo, en 1996

se pubüc6 un mastodóntico informe oficia1 oon la versión :x.editada por la Fuerza Aérea de Estados Unid os, en el q ue volvemos a leer que el incidente fue debido a la caída de un globo son-

dll. Elaborado por Richard L Weillver

y James M~drew m/CRDswcI1 /eporl:

foct [IS. fictio";,, tIre New Mcxico dcscrt)

y editado por la US. Covemment Prin-

ting Office (imprentll oficial del Go- bierno de Estados Unidos), eslt: infor-

me no es más que una ¡«opilación de

documentos no siempre pertinentes que no añade nada a la búsqueda de la verdad y en cambio pone de manifies-

lO las no pocas contrad icciones de la

versión oficial del Departamelto de De-

tensa,en la que ya nadieua.

-

;

EL TESTIMONIO DE GLENN DENNIS - • n 1947, yo trabaja ba en la fune-

EL TESTIMONIO DE GLENN DENNIS

-

n 1947, yo trabaja ba en la fune- raria Ballard, de RoswelL La no- che
n
1947, yo trabaja ba en la fune-
raria Ballard, de RoswelL La no-
che d el 8 dejulio, reóbí una lla-
guntó. Pero la cosa no tenninó ahí. Po-
co d espués tuve que trasladar co n
nuestra arrbulancia a un mililar que se:
mada de la base de Roswell y alguien
que se identificó como "el encargado
de las pompas fúnebres militares", me
dijo:"¿No tend rá por casualid ad ataú-
des herméticos de unos tres o cuatro
pies (entre 90 y 120 cm, aproximada-
había herido la mano; lo llevé del hos-
pilal de Ro.svlell a la base. fIltré sin pro-
blemas, porque me conocían, ya par-
qué junto a otras dos ambulancias,
abiertas pero vigiladas por un efectivo
de la poliáa militar. En el interior de las
men te )?", Yo le respondí que sí, y aña-
di que en el depósito no temamos más
ambulancias había restos y fragmentos
que lUlO pero que podíamos encargar
más, al día siguien te, al almacén de
Amarillo (Texas). Com o el Ball ard Fu -
neral Home tenía uncootratocon laba·
se para ocupa rse de todo tipo de d e-
funciones, incluidas las de accidentes
aéreos, le pregunté si se había estrella-
do algún avión. "Eso sólo nos incum-
be a nosotros ", me dijo secam ente el
hombre, antes de cortar la comunica-
ción. Una hora más ta rde, volv ió a lla-
mar:"¿Cómo trataria unos cuerpos que
han estado a la intemperie, en pleno de-
metálicos, en cuya superñcie pude ver
una especie de grabados parecidos a ~
rogüficos. Me acerqué a una máquina
expendedora de bebidas)' de camino
me crucé co n un oficial, a quien p re-
gunté si habían tenido un accidente
aéreo. "¿Quién demonios es usted?",
me gri tó el o ficial Cuando me presen-
té, dio órdenes para que dos efectivos
de la polióa militar me escoltaran has-
ta la ambulancia, a pesa r de mis pro-
testas, y me devolvieran a las oficinas
de la funerari a. Pero mientras me con-
duóan a la ambulancia, nos topamos
sierto, durante 3 o 4 días?", me pre-
con una enlennera
q ue yo conocía bien
porque había salido con ella tiem-
,
\ í
\
-.
po atrás. Acababa de salir de uno
de los edificios y llevaba un pa-
ñuelo apretado sobre la boca; por
un momento pensé q ue estaba
llorando, pero no era así. Me re-
conoció y me dijo: "Glenn, ¿qué
estás haciendo aquí? ¿Quieres que
\
\
te fusilen?" . Le respondí que ya
me iba. Enseguida vi a otras dos
personas que salfan de la misma
puerta que ella, Uevando también
un pañuelo sobre la boca. Al día
siguiente la llamé por teléfono y
nos ercontramos. Me dijo que ha-
bía participa do en una autopsia
practicada en tres cuerpos de se-
1
I
lIMgou.llt6mlc., dlbu}Hof porGI
,n
f1#tmfr,
res humanoides, hallados en el
desierto. Dos estaban en muy ma-
las condiciones, quizá por las cir-
cunstancias del accidente o por
la 3Cci6n de .tnimalcscarroñeros,
pero uno se conservaba muy
bien. No cr3n personas como no-
,. unllÑIx erllllrlra RHUtlI# 1l11111UÚp11111
sotros, sino seres eKtraños. El qu e
." I~ ~.,. ,rie l/ll III."t.,,=. ""IP W'/II .
mi amiga hilbía visto mejor teroa

,

el