Sie sind auf Seite 1von 2

En 1923 el qumico dans Johannes Brnsted (1879-1947) y el qumico ingls

Thomas Lowry (1874-1936), un cido de Bronsted-Lowry es un donador de


protones, y una base es aceptor de protones.
El cido ntrico es un cido de Bronsted-Lowry puesto que dona un protn al agua:

++ NO 3(ac )
HNO3(ac) H (ac)
Se debe de observar que el ion H + es un tomo de hidrogeno que perdi su
electrn, es nicamente un protn, el tamao del protn es de aproximadamente
10-15 m, con un tamao tan pequeo esta partcula cargada no puede existir como
una entidad aislada en una disolucin acuosa debido a su fuerte atraccin por el
polo negativo H2O. Por consiguiente la ionizacin del cido ntrico:

++ NO3 (ac)
HNO3(ac) + H 2 O(l ) H 3 O (ac)

Un cido y una base como HBr y Br - que slo intervienen en la presencia o


ausencia de un protn se conocen como par conjugado cido-base, ya que
literalmente estn unidos, todo cido tiene una base conjugada, la cual se forma
eliminando un protn del cido, y de forma anloga, toda base est asociada con
un cido conjugado, el cual se forma adicionando un protn a la base.
Los cidos fuerte son electrolitos que se supone que se ionizan completamente,
generando una alta concentracin de iones [H 3O]+1; mientras que los cidos
dbiles aun cuando est concentrada se ioniza muy poco y de forma limitada
debido a que solo algunas de sus molculas generan iones [H 3O]+1, la base
conjugada de un cido dbil muestra una ligera capacidad de eliminar protones del
agua (la base conjugada de un cido dbil es una base dbil).
Las bases fuertes son aquellas sustancias que en solucin acuosa se ionizan y
disocian totalmente, generando una gran concentracin del ion [OH] -, pero hay
que tener en cuenta es que el hidrxido metlico es una base que se hace
referencia a la especie OH -; mientras que las bases dbiles generan una baja
concentracin de iones [OH]-, en otras palabras, entre ms fuerte es un cido, ms
dbil es su base conjugada; entre ms fuerte es una base, ms dbil es su cido
conjugado.

Chang, R. Qumica. 7a Ed., McGraw-Hill Interamericana Editores, Mxico, 2002.


pp. 111-115, 602-603.