You are on page 1of 3

Alturas de Macchu Picchu

(Pablo Neruda)
I
Del aire al aire, como una red vaca,
iba yo entre las calles y la atmsfera, llegando y despidiendo,
en el advenimiento del otoo la moneda extendida
de las hojas, y entre la primavera y las espigas,
lo que el ms grande amor, como dentro de un guante
que cae, nos entrega como una larga luna.
(Das de fulgor vivo en la intemperie
de los cuerpos: aceros convertidos
al silencio del cido:
noches desdichadas hasta la ltima harina:
estambres agredidos de la patria nupcial.)
Alguien que me esper entre los violines
encontr un mundo como una torre enterrada
hundiendo su espiral ms abajo de todas
las hojas de color de ronco azufre:
ms abajo, en el oro de la geologa,
como una espada envuelta en meteoros,
hund la mano turbulenta y dulce
en lo ms genital de lo terrestre.
Puse la frente entre las olas profundas,
descend como gota entre la paz sulfrica,
y, como un ciego, regres al jazmn
de la gastada primavera humana.

Pucho cusqueo mide tu tiempo.


(Desde las escaleras de subida a Sacsayhuaman)

Hace tiempo estoy aqu sentada, en contra del tiempo.


Casi muero en el intento de vivir a tiempo.
Quise parar, respirar, comer chupete, fumar, escribir,
vivir y no perder el tiempo.
Para hacer lo correcto.-llegar a la hora-.
Tengo un cigarro atrapado entre mis dedos, apagado.
El bolso en el piso, abierto, olvide cerrarlo en el apuro.
Sera fcil robarlo.
Mi canguro abierto, recordndome el encendedor que dej caer
cuando pens fumar y luego comer chupete.
Hoy ese caramelo nervioso, es un chicle rosa entre mis dientes, dcil,
dulce
luego ser duro y dejar el recuerdo de aquel encendedor perdido en
algn bolso, canguro, bolsillo.
-No llegar ni a uno ni a otro, cual aorare?- Volada, volando,
volante.
-Saludos gratos locales!Debo ser un personaje extrao y transparente, algo comn e inherente.
De pronto un seor que pas con su familia, le dijo a su hijo
-Mira, la seorita esta haciendo su libro de oro.Y yo pens: Parece que generosa esta tierra nos ofrece la dorada
cosecha.
Ser posible que el caminante local tenga razn?
Pareciera que de aqu todos nos llevamos oro alguna vez,
desde antes, en algn tiempo.
El pago a la tierra, la Pachamama, la mina de oro, Cusco, Choqekiraw;
cuna de oro.
Mucha gente en la bsqueda,
muchos guas, maestros, ejemplos, visiones, sonidos, presencias.
que se alejan subiendo o bajando por estas escaleras de
Sacsayhuaman.
Ser hora? El tiempo salto de mi mueca izquierdahace mucho
tiempo,
se llevo la nocin, ahora solo queda el riesgo