Sie sind auf Seite 1von 4

SISTEMA FINANCIERO PARAGUAYO

CONCEPTO

El sistema financiero es aquel conjunto de instituciones, mercados y medios de un país


determinado cuyo objetivo y finalidad principal es la de canalizar el ahorro que generan los
prestamistas hacia los prestatarios.

Entonces, la mencionada labor de intermediación, es llevada a cabo por aquellas


instituciones que integran el sistema financiero y se la considera como elemental para poder
llevar a cabo la transformación de los activos financieros que emiten los inversores en
activos financieros indirectos.

ESTRUCTURA DEL SISTEMA FINANCIERO PARAGUAYO

Al sistema financiero lo comprenden los activos financieros como así también las
instituciones, intermediarios y los mercados financieros.

El Sistema Financiero Paraguayo está constituido por 13 Bancos, uno de propiedad estatal y
12 Bancos Privados, de los cuales 5 son entidades extranjeras, 4 son de propiedad
extranjera mayoritaria y 3 son de propiedad local mayoritaria. Asimismo, existen 14
entidades financieras de crédito, 2 sociedades de ahorro y crédito para la vivienda y 35
compañías de seguros.
El sistema financiero paraguayo presenta una gama de intermediarios financieros, los
cuales
pueden ser clasificados conforme a la institución que los supervisa. Por un lado, se
encuentran
las instituciones bajo supervisión directa de la Superintendencia de Bancos (SIB), grupo
que
abarca preferentemente a bancos, empresas financieras, sociedades de ahorro y préstamo
para
la vivienda (SAPV’s), entre otros. Por el otro lado, aquellos que no se encuentran bajo el
ámbito de supervisión de las SIB, como por ejemplo las cooperativas de ahorro y crédito,
empresas de seguros, etc.
La peculiaridad del sistema bancario nacional es que gran parte de la participación bancaria
está concentrada en bancos internacionales. En la actualidad existen seis Sucursales
Directas
Extranjeras (SDE) y cinco bancos de Propiedad Extranjera Mayoritaria (PEM), mientras
que
operan tan sólo dos bancos de Propiedad Local Mayoritaria (PLM) y uno de Propiedad
Estatal
(PE).
Los bancos son las mayores instituciones dentro del sistema financiero paraguayo y
constituyen la principal fuente de financiamiento externo para la actividad empresarial. En
ese sentido, el mercado de acciones es aún muy pequeño, pero últimamente varias empresas
locales han optado por la colocación de bonos para financiar su crecimiento, convirtiéndose
en una interesante alternativa de inversión tanto en dólares como en guaraníes.
El sistema financiero y de seguros registró dos claras tendencias durante el período 1997-
2006, hasta el año 2003 tuvo una tendencia a la baja, con crecimiento solo en los años
1996, 1997 y 2001 y a partir del año 2004 comenzó a registrar una recuperación. Para el
periodo 1997-2006 se registró una caída en promedio del 1,0%. Este comportamiento ha
estado en estrecha vinculación con las crisis financieras que tuvieron lugar en los años
1995, 1998 y en el 2002. Pero a partir del año 2004 el sector aparentemente empezó a
recuperarse con un leve crecimiento del 0,7% para luego crecer 4,0% en el año 2005, pero
al año siguiente, éste disminuyó en 1,1%. Un claro efecto de la crisis financiera fue la
migración de los depósitos de las entidades de propiedad local mayoritaria hacia los bancos
de propiedad extranjera mayoritaria o las sucursales directas extranjeras, que hoy día ha
vuelto a la normalidad. Ese efecto migratorio permitió la expansión de los citados tipos de
instituciones y generó mayores utilidades para los mismos en el periodo post crisis.
Cabe destacar la puesta en vigencia de una nueva ley que crea un fondo de garantía de hasta
50 millones de dólares para los ahorristas del sistema financiero y establece un nuevo
régimen para la intervención y retiro del mercado de los bancos con problemas.

PARTICIPACIÓN DEL SECTOR FINANCIERO EN LA ECONOMÍA

La participación bancaria respecto al activo, pasivo y patrimonio total del sistema


financiero es
la más predominante. Al respecto, la participación del activo total de las entidades
bancarias,
con respecto al total de activos del sistema financiero es de 83,4%. En orden de
importancia, le
siguen las empresas financieras con una participación del 9,3%, el Crédito Agrícola de
Habilitación y las sociedades de ahorro y préstamo para la vivienda, con una participación
de
1,9% y 1,2%, respectivamente. El resto de las entidades conforman el 6,1%. Se destaca que
las
cooperativas de ahorro y crédito fueron excluidas del análisis considerando la carencia de
estadística de estas entidades.

MISION
La misión que deberá cumplir el sistema financiero de una economía de mercado
será captar aquel excedente de los ahorristas y canalizarlo hacia los prestatarios, ya sean
públicos o privados. El Sistema Financiero cumple por tanto la misión fundamental de una
economía de mercado
La tarea del sistema financiero resulta necesaria e importante en dos sentidos muy básicos,
por un lado porque casi siempre los ahorristas y los inversores pocas veces coinciden y
luego porque los ahorristas tampoco coincidirán con los inversores en cuanto a cuestiones
tales como la liquidez, la seguridad y la rentabilidad de los activos que emiten los
inversores, por tanto, el intermediario, en este caso el sistema financiero, se ocupará de
efectuar esa transformación de activos y así hacerlos aptos a los deseos de los ahorristas.

INDICADORES FINANCIEROS

Un indicador financiero es un relación de las cifras extractadas de los estados financieros y


demás informes de la empresa con el propósito de formase una idea como acerca del
comportamiento de la empresa; se entienden como la expresión cuantitativa del
comportamiento o el desempeño de toda una organización o una de sus partes, cuya
magnitud al ser comparada con algún nivel de referencia, puede estar señalando una
desviación sobre la cual se tomaran acciones correctivas o preventivas según el caso.

IMPORTANCIA

Un sistema financiero ágil posibilita una óptima utilización de los recursos productivos,
toda vez que hace más eficiente la relación entre quienes tienen alguna forma de liquidez y
quienes requieren invertir para generar bienes y servicios transables.
Un sistema financiero con buenos sistemas regulatorios genera confianza entre los
ahorrantes e inversionistas y posibilita que los fondos de ahorro de largo plazo (pensiones y
similares) se conviertan en activos de las empresas.
Un sistema financiero eficaz (es decir con un volumen sostenible de colocaciones y con un
mercado accionario consolidado) es junto con la educación de las personas la herramienta
más idónea para la distribución de la riqueza dentro del sistema capitalista de mercado.
Cuando el sistema financiero de un país es sano y confiable la riqueza generada tiende a
servir para producir más riqueza y no tanto para el consumo suntuario.
Un sistema financiero desarrollado localmente y con sistemas de certificación o regulación
internacional es una de las mejores herramientas de competitividad internacional de las
empresas y países.