Sie sind auf Seite 1von 27

Deforestación en el Paraguay

1. Introducción

La deforestación es la eliminación masiva de la cobertura forestal presente en la


naturaleza como fenómeno natural. El mismo es desencadenado por efectos de inundaciones
permanentes, movimientos telúricos, derrames de magma, cambios en la composición
química del medio, incendios naturales, entre otros.

El hombre que primeramente basaba la satisfacción de la mayoría de sus necesidades


básicas en la extracción de productos del bosque, al correr del tiempo y el aumento del
numero de su población fue simulando este proceso natural y lo ha adoptado como una
herramienta para alcanzar a satisfacer la creciente demanda de sus necesidades básicas. Tal es
así, que hoy en día, el concepto de deforestación ha cambiado a: “Eliminación masiva de la
cobertura forestal, realizada por el hombre durante la ejecución de sus actividades
productivas”, debido a que dentro de los limites de estancia del hombre sobre la tierra, el es el
único y principal agente causante de este proceso.

Con este nuevo concepto de este proceso, la FAO, la ha definido como: “el producto
de la interacción de numerosas fuerzas ecológicas, sociales, económicas, culturales y políticas
en una región dada. La combinación de estas fuerzas varía según las décadas y los países, por
lo que las generalizaciones son peligrosas. En la mayoría de los casos, la deforestación es un
proceso que involucra la competencia entre diferentes usuarios de la tierra por los escasos
recursos disponibles, un proceso exacerbado por políticas contraproducentes e instituciones
débiles”.

A nivel global este proceso se ha iniciado junto con el cambio del concepto de
deforestación, en el momento en que el hombre ya no ha podido satisfacerse de la caza, la
pesca y la recolección, por tener que domesticar especies de fauna y flora para concentrarlas
en ciertos sitios más cercanos a su disposición. En el nuevo mundo esta cultura ha sido
transmitida tal cual como estaba siendo aplicada en el viejo continente, aunque los bosques
americanos eran capaces de proveer, quizás unas quinientas veces mas que los bosques
europeos (por la abundante biodiversidad, extensión y el grado prístino de su conservación).

En nuestro país, este proceso se inicia de manera conforme a todos los países vecinos,
pero la situación de la intensidad es debido a que naturalmente el Paraguay, contaba con una
Deforestación en el Paraguay

cobertura de mas del 70 % de su superficie cubierta por formaciones vegetales, forestales o


semi-forestales cuya estructura florística no conciliaba con el tipo de uso requerido para la
realización de las actividades productivas agrícolas, ganaderas, urbanas, etc. Más del 70 % de
la superficie del Paraguay, estaba constituido por bosques, sabanas arboladas, palmares.
Mientras que el 30 % restante pertenecía a campos naturales, serranías y humedales.

La situación que ha llevado a que los cambios de uso de la tierra, se hayan producido
sobre formaciones de bosques, ha sido primordialmente a que los mismos ocupaban los suelos
más fértiles y por que contenían productos de más alto valor comercial.

Este informe elaborado con la finalidad de cumplir básicamente con un requisito


académico, buscara realizar el análisis técnico de este conflicto, encabezado por un sin
número de actores, con muchas causas y efectos por lo cual no pretende constituirse en un
análisis profundo y detallado, sino que se guiara de acuerdo a la información bibliográfica
disponible y la opinión técnica de los autores.
Deforestación en el Paraguay

2 El proceso de deforestación

2.1 La deforestación a nivel global

A partir del primer contacto de los europeos con el Nuevo Mundo, hace más de 500
años, los bosques del hemisferio occidental también comenzaron a desaparecer. Los más
accesibles de la costa de Brasil y los del Caribe se convirtieron a ingenios azucareros. Los
colonos que llegaron de Europa a América del Norte trajeron esclavos de África para
convertir lo que una vez fuera una vasta extensión de bosques templados en usos agrícolas y
ganaderos. Se cortaron los bosques para acomodar las crecientes necesidades de los colonos
en materia de nuevas tierras para establecer sus cultivos de alimentos. Los suelos templados
permitieron que la agricultura sostenible fuera posible y una mejor alternativa para el uso de
la tierra que el forestal. Los bosques fueron talados también para obtener leña para cocinar y
para calefacción y madera para la construcción de viviendas y muebles.

Mientras tanto, la llegada de la revolución industrial significó en Europa una tremenda


presión sobre lo que quedaba de los bosques para abastecer de combustible los hornos de
fundición de las nuevas industrias. Antes de fines del siglo diecinueve, la mayor parte de los
antiguos bosques europeos eran sólo un lejano recuerdo.

En las siguientes figuras, pueden observarse el proceso de deforestación acontecida


sobre los bosques tropicales del mundo, así como el porcentaje de participación de cada zona
mundial en el proceso.
Deforestación en el Paraguay

Entre 1850 y 1980 se taló el 15 por ciento de los bosques y tierras boscosas del mundo
(Rowe y col., 1992). El área forestal mundial tiene ahora 3.500 millones de hectáreas menos
como consecuencia de la explotación humana, la mayor parte de la cual tuvo lugar en la
última mitad del siglo veinte (FAO, 1997).

2.2 Proceso histórico de la deforestación en Paraguay

Los pueblos indígenas que habitaban el Paraguay en la época pre-colombina,


utilizaban el bosque como hábitat. En el practicaban la caza, la pesca y la recolección. Este
uso del bosque brindado por estos pueblos no accedía a transformar o cambiar la estructura y
composición del bosque, excepto algunas etnias que practicaban la agricultura migratoria,
como apoyo a las actividades de obtención de alimentos mencionadas anteriormente. La
duración de ciclos de uso de las tierras cambiadas de bosque a agricultura mediante la roza y
quema, dependían de la abundancia de la caza, la pesca y la recolección de otros frutos del
bosque de las zonas circundantes, después del cese de esta abundancia, migraban con el
consiguiente abandono de las pequeñas parcelas agrícolas, las cuales quedaban en proceso de
capuera, repoblación natural y luego una recuperación total del bosque primario.

Al ser ocupado el territorio paraguayo por los primeros colonos europeos, se


habilitaron áreas de bosques para la ocupación de pequeños centros urbanos, misiones
religiosas y por necesidad de traslado, los mismos caminos conectores cuyos tramos no se
extendían por mucha distancia. La extracción de material para construcción se realizaba de
forma selectiva de los bosques circundantes. Los primeros productos forestales extraídos de
manera intensiva, fueron las hojas de Yerba Mate (Ilex paraguariensis) y no precisamente la
Deforestación en el Paraguay

madera. En épocas coloniales, las primeras explotaciones ganaderas se asentaron sobre


campos naturales, sin embargo, se realizaron las primeras habilitaciones de tierras boscosas
para la plantación de rubros tradicionales de consumo y otros con finalidad de exportación
tales como el tabaco. La cantidad de extracción aun no suponía un factor peligroso para la
existencia del bosque.

Al término de la guerra de la Triple Alianza, el estado paraguayo obligado a pagar


deudas de guerra accedió a disponer de una gran parte de tierras fiscales, las mismas fueron
compradas por grandes capitales extranjeros, que se dedicaron a la extracción de productos
maderables principalmente (exceptuando la Yerba Mate). Empresas extranjeras se apoderaron
de grandes superficies de tierras (como ejemplos la “Industrial Paraguaya” poseedora de unas
5.000.000 de hectáreas de bosques, Carlos Casado con unas 3.500.000 ha de bosques). La
explotación de estas empresas no suponía aun una gran amenaza para nuestros bosques,
debido a que el área de prospección en los bosques paraguayos era limitada por los sistemas
de transporte de los productos (tracción a sangre) sin una red de caminos de desalijo. Se
realizaban extracción selectiva sin ningún criterio de sostenibilidad (extracción tipo minera),
la misma consistía en ingresar al bosque y cosechar el producto de interés, siendo en ese
entonces aquellos productos con gran desarrollo y en cantidades pequeñas definida por el
grado de consumo.

En la década de 1920, comenzó una afluencia de inmigrantes extranjeros que se


trasladaron a nuevas zonas para radicarse. Los mismos se extendieron a distintas zonas del
país habilitando bosques para practicar la agricultura extensiva, ello formaba parte de la
política de colonización del Paraguay encarado entonces por el estado. La productividad
forestal aun no era amenazada debido a que la habilitación de tierras y extracción forestal no
era mecanizada (Berni, 1989).

En el periodo comprendido entre 1960 a 1990, se construyeron rutas a lo largo y ancho


del país. Esta campaña de conectar a ciertas zonas del país, se inicio en Asunción, conectando
a las áreas de mayor riqueza de los bosques, sentados en los mejores y más productivos suelos
del Paraguay (zona de Alto Paraná). El proceso que prosiguió esta campaña de construcción
de rutas fue descendiendo de acuerdo a la riqueza de bosques y los suelos sobre los cuales se
encontraban asentados, tal es así que hoy en día se apunta a llegar a sitos con bosques poco
productivos suelos con muchas limitantes para la producción agro-ganadera y forestal, pero
Deforestación en el Paraguay

quizás en busca de otros recursos para su explotación tales como los hidrocarburos. El
puntapié de esta etapa se debe al gobierno paraguayo, el cual apunto a la colonización de las
mal llamadas tierras improductivas o infiernos verdes, a las áreas ocupadas por bosques
creándose así el modelo de país productor y exportador de granos.

En esta época la introducción de maquinarias, tales como la sierra a motor los


Buldózer o topadoras, los camiones, las modernas técnicas de aprovechamiento, entre otros
marcaron de forma particular el destino de los bosques, acelerando sin precedentes y a
relativos bajos costos la destrucción de bosques.

Contribuyeron en gran medida además la construcción de las represas hidroeléctricas


que inundaron grandes superficies de bosques, y favoreciendo mediante sus accesos a
colonos.

Las superficies destinadas a la ocupación colonizadora de pequeños productores, ha


colaborado con el proceso de desaparición de los bosques, tal es así que luego de la caída del
régimen del Presidente Stroessner, el proceso de ocupación se ha extendido por las sucesivas
invasiones a propiedades privadas. La instalación de nuevos asentamientos campesinos
incentivados por el ambiente reinante en el país, el abandono de asistencial para sus
desarrollos ha establecido un sistema de ocupación, producción no sostenible, abandono,
desarraigo y ocupación de nuevas tierras por parte del campesinado paraguayo.

En los últimos tiempos y como se vino llevando casi en todo el mundo, el fenómeno
de desplazar a los pequeños productores por grandes productores extensivos de tierra sumado
a los réditos económicos obtenidos por estos en sus actividades, ha sido el factor común de
que ha jugado en contra de la presencia de superficies boscosas en el Paraguay.

Las siguientes figuras demuestran el proceso de desaparición de los bosques en la


Región Oriental del Paraguay a partir del año 1945, también los remanentes boscosos que
quedaron hasta el año 2002 en la misma región paraguaya. En la Región Occidental es posible
observar este proceso en imágenes desde épocas más actuales.
Deforestación en el Paraguay

1945 1968 1976 1985

2000 2004
1991 1997
Deforestación en el Paraguay
Deforestación en el Paraguay

**

Bosques Nativos en el Paraguay, año 2002.


Deforestación en el Paraguay

*
Región Occidental
1986------18.4 millones de has.
2002------15.5 millones de has.

Región Oriental
1945-----8,4 millones de has.
2002-----3.5 millones de has.
Deforestación en el Paraguay

2.3 Deforestación global contemporánea

Aunque el área forestal mundial ha estado disminuyendo durante siglos, recién en la


segunda mitad del siglo veinte el proceso se aceleró hasta alcanzar proporciones alarmantes.
A partir de 1960 ha habido un gran cambio en el ritmo que los bosques tropicales están siendo
eliminados. En cambio, el área de bosques templados de los países desarrollados aumentó en
un 0,1 por ciento en la década del 80 (anónimo, 1996). Canadá, por ejemplo, fue testigo de un
neto aumento en su cobertura forestal, que pasó de 416,2 millones de hectáreas a fines de la
década del 80 a 417,6 millones en 1997, lo que representa un aumento de 1,4 millones de
hectáreas (Lowe y col., 1994; Servicio Forestal de Canadá, 1998).

¿Qué cantidad de bosques se perdió debido a la deforestación?, en este sentido la


Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, 1997) ha
calculado que la deforestación se produjo a razón de 15,5 millones de hectáreas por año
durante el período de 1980 a 1990 en los países en vías de desarrollo y de 13,7 millones de
hectáreas entre 1990 y 1995. El área forestal total perdida durante el período de 15 años fue
de aproximadamente 200 millones de hectáreas. Para poner esta cifra en perspectiva, hay que
considerar que 200 millones de hectáreas es superior a la superficie total de México o
Indonesia.

La FAO citado por Drigo, 1997, informa que el cambio producido en la cubierta
forestal en África entre 1980 y 1990 se debe principalmente al desmonte de los bosques para
dar lugar a la agricultura de pequeñas fincas y a la agricultura o el pastoreo permanentes, con
una lenta y progresiva degradación debida a la recolección de leña. Se considera que la
presión ejercida por las poblaciones rurales fue la principal fuerza que motivó estos cambios.
En contraste con ello, en América Latina se ha presenciado un cambio hacia la agricultura
permanente y la cría de ganado, asociados a menudo con asentamientos de población y
proyectos de infraestructura. En Asia, la situación es más compleja, con vastos programas de
reasentamiento, producción maderera intensiva, expansión de la agricultura comercial y la
propagación continua de la agricultura migratoria en los bosques restantes. En Asia se llevó a
cabo la conversión en gran escala de los bosques forestales a plantaciones, tanto forestal como
agrícola (por ejemplo, caucho, aceite de palma).
Deforestación en el Paraguay

La tragedia reside en el hecho de que la mayor parte de estas tierras deforestadas no


son aptas para la agricultura o el pastoreo a largo plazo y se degradan rápidamente una vez
que los bosques han sido cortados y quemados. En efecto, son escasas las tierras forestales en
los trópicos que todavía conservan la posibilidad de permitir la agricultura sostenible.

La mayor parte de la deforestación se concentra en relativamente pocos países. Los 10


principales países deforestadores son responsables de la pérdida de 7,4 millones de hectáreas
de bosques o alrededor del 50 por ciento de toda la deforestación anual, lo que permite
suponer que si se produjeran cambios fundamentales en la utilización de la tierra en estos
países ello tendría un impacto fuerte en la reducción de la destrucción forestal.

Países que ocupan los 10 primeros lugares en deforestación en cuanto a la pérdida total
de bosques, 1995(área perdida en hectáreas)

PAÍS POSICIÓN PÉRDIDA ANUAL


Brasil 1 - 2,550,000
Indonesia 2 -1,080,000
R.P. Congo 3 -740,000
Bolivia 4 -580,000
México 5 -510,000
Venezuela 6 -500,000
Malasia 7 -400,000
Myanmar 8 -390,000
Sudán 9 -350,000
Tailandia 10 -330,000

Fuente: FAO, 1997

Brasil es el país que posee la mayor área de bosque tropical y, al mismo tiempo, sufre
la mayor deforestación. Hasta fines de la década del 70, la deforestación en Brasil se
consideraba un problema menor que tenía un limitado impacto local. Sin embargo, la
situación cambió de manera dramática. Durante los veinte años siguientes se talaron 50
millones de hectáreas de bosques en los estados de Rondônia, Pará, Amazonas, Mato Grosso
y Acre, lo que constituía el 14 por ciento del Amazonas brasilero. La deforestación se produjo
en una escala sin precedentes.

Numerosos factores contribuyeron a la deforestación descontrolada de Brasil. Los


agentes más notorios fueron los ganaderos, que aprovecharon los subsidios otorgados por el
Deforestación en el Paraguay

gobierno destinados a estimular la expansión de la industria ganadera. Los incentivos y el


mejoramiento de las vías de acceso debido a la construcción de nuevas carreteras alimentaron
un frenesí de especulación de tierras. A los ganaderos se sumaron decenas de miles de
pequeños agricultores del sur de Brasil que buscaban nuevas tierras para labrar después de
haber sido desplazados por las fincas agrícolas comerciales. Por otra parte, se talaron miles de
hectáreas de bosques para abastecer los hornos de carbón de la mina estatal de Carajás, en el
estado de Pará, antes de que se establecieran plantaciones de eucaliptos para satisfacer sus
demandas de energía. Recientemente, los agricultores comerciales que desmontan el bosque
para cultivar la soja ejercieron presión sobre el área boscosa “cerrado” en el norte de Brasil
(Schaitza, 1998). Las explotaciones de minas de oro, las inundaciones de las represas
hidroeléctricas y la tala comercial fueron otros factores importantes.

Además de los 10 países principales, otros han tenido tasas anuales de deforestación
muy elevadas. El área total de bosque tropical que se pierde cada año puede no ser muy
grande, pero debido al impacto que ejerce sobre la superficie forestal restante, la diversidad
biológica de esta última y su capacidad continuada de prestar funciones ambientales y
proporcionar bienes económicos se ven seriamente amenazados.

En el siguiente cuadro se muestran los países y regiones importantes en cuanto al


porcentaje anual de pérdida por deforestación (1995)

PAÍS POSICIÓN % DE PÉRDIDA ANUAL


Filipinas 1 -3.5
Sierra Leona 2 - 3.0
Pakistán 3 -2.9
Tailandia 4 -2.6
Paraguay 5 -2.6
América Central 6 -2.1
Islas del Caribe 7 -1.7
Cambodia 8 -1.6
Ecuador 9 -1.6
Myanmar 10 -1.6

Fuente: adaptado de FAO, 1997.


Deforestación en el Paraguay

3 IDENTIFICACIÓN DE LOS ACTORES

3.1 Agentes de la deforestación

Los agentes de la deforestación son aquellos entes (personas, empresas, organismos


gubernamentales, proyectos, etc) capaces de implementar o ejecutar la acción de eliminar
masivamente la cubierta forestal. A criterio de los autores se los clasifican en directos e
indirectos.

Los agentes directos de la deforestación, son aquellos entes que ejercen fuerzas
directas para la comisión de esta acción, los medios de ejecución son fuerza, capital y otros
tipos de medios.

Los agentes indirectos son aquellos que no ejercen fuerza directa sobre esta acción,
sino que la incentivan mediante el consumo de sus productos resultantes.

Debido a que la mayoría de los seres humanos utilizamos productos del bosque, nos
constituimos en deforestadores directos o indirectos, nuestra colaboración con el proceso
depende en gran medida de la cantidad per cápita que administramos, proveemos,
incentivamos o directamente consumimos.
En el Paraguay existen todos los tipos de agentes de la deforestación. Fueron
identificados la mayoría de los tipos de agentes. En el siguiente cuadro se encuentran
descriptos los agentes mas importantes de la deforestación identificados en el País.

Agente Vínculo con la deforestación


Agricultores de roza y - Eliminan o rozan el bosque para sembrar cultivos de subsistencia y
quema otros cultivos para la venta
Agricultores - Talan los bosques para plantar cultivos comerciales, a veces
comerciales desplazan a los agricultores de roza y quema, que se trasladan a su vez
a otros bosques.
Ganaderos - Talan los bosques para sembrar pastos, a veces desplazan a los
agricultores de roza y quema, que se trasladan a su vez a otros
bosques.
Pastores de ganado - La intensificación de las actividades de pastoreo de ganado menor y
Deforestación en el Paraguay

menor y mayor mayor puede conducir a la deforestación.


Madereros - Cortan árboles maderables comerciales; los caminos que abren los
madereros permiten el acceso a otros usuarios de la tierra.
Dueños de - Aclaran barbechos boscosos y bosques previamente talados para
plantaciones forestales establecer plantaciones forestales que son en su mayoría monocultivos
de especies exóticas.
Recolectores de leña - Debido al constante aumento de la distancia de la fuente de provisión
energética y la población consumista. La intensificación en la
recolección de leña puede conducir a la deforestación.
Planificadores de - Planifican la relocalización de habitantes a áreas forestales, lo mismo
programas de que proyectos de asentamiento que desplazan a los pobladores locales,
colonización rural los que a su vez se trasladan a los bosques.
Planificadores de - Los caminos y carreteras construidos a través de áreas forestales dan
infraestructuras acceso a otros usuarios de la tierra.
- Las represas hidroeléctricas ocasionan inundaciones y estimulan las
colonizaciones sobre áreas forestales.

Existe una diferencia considerable entre regiones del Paraguay con respecto a qué
grupos constituyen los agentes de deforestación más importantes. En la Región Occidental lo
conforman los ganaderos y actualmente los madereros que se trasladan a esta zona por la
escasez de materia prima, los agricultores de roza y quema así como los comerciales en
general se encuentran ausentes por las limitaciones que ofrecen las condiciones del medio
chaqueño. En la Región Oriental, por el contrario, la agricultura comercial, la industria
maderera, agricultura de roza y quema y un alto grado de explotación forestal ilegal son los
factores comunes en esta región.

No existe una lista definitiva y cuantificada de agentes principales de deforestación


por cada una de las Regiones del Paraguay, ello refleja el pobre estado actual del monitoreo y
la evaluación inadecuada de los recursos que prevalece en el sector forestal, es imposible por
lo tanto decir con certeza qué con que cifras colaboran cada uno de los actores o sea
cuantificar la responsabilidad de cada uno de ellos.

Según las características de cada región geográfica del Paraguay y por las limitaciones
que ofrecen al desenvolvimiento de una u otra actividad productiva, se trata de realizar un
listado de los principales agentes deforestadores en cada región. El cuadro siguiente reúne la
información de una variedad de fuentes e intenta clasificar los agentes importantes de
Deforestación en el Paraguay

deforestación por región geográfica. Estas generalizaciones deben utilizarse con cautela
debido a que no se manejan cifras exactas.

REGIÓN PRINCIPALES AGENTES DE DEFORESTACIÓN


Agricultores de roza y quema
Agricultores comerciales
Madereros
Oriental
Pastores de ganado menor y mayor
Planificadores de asentamientos humanos.
Planificadores de infraestructura.
Ganaderos, al desmontar para implantación de pasturas y la degradación del
bosque pos pastoreo excesivo.
Occidental
Madereros.
Planificadores de infraestructura.

Fuente: Elaboración propia.

La importancia del conocimiento de la responsabilidad de la eliminación de los


bosques, de cada actor, no constituye una prioridad para los autores sin embargo, se presta
atención a las fuerzas que impulsan este proceso.

3.2 Causas de la deforestación

En esta sección se examinan cuatro aspectos de las causas de la deforestación: las


condiciones facilitadoras, las causas directas, las causas indirectas y el papel de la explotación
forestal y del desarrollo de las plantaciones en la pérdida de los bosques naturales. Las
condiciones facilitadoras crean un ambiente en el que la deforestación pueda ocurrir. Las
causas directas son las más visibles, las más fácilmente identificables y las que se asocian más
rápidamente con los agentes de la deforestación. Las mismas están motivadas por otras
fuerzas socioeconómicas menos visibles, las causas indirectas.

3.2.1 Condiciones facilitadoras

Las condiciones facilitadoras son aquellas condiciones auspiciantes un proceso de


deforestación. Son generalmente creadas por la sociedad, pero existen algunas dependientes
de la naturaleza humana propiamente. Aquellas condiciones dependientes del ser humano son
las que se encuentran entre los problemas globales mas difíciles de resolver y que constituyen
Deforestación en el Paraguay

una de las mayores causas del aborto de los pasos lógicos del proceso de desarrollo
sustentable.

Las condiciones facilitadoras observadas en nuestro país por parte de los autores, se
describen a continuación:

3.2.2 Crecimiento demográfico: Sin duda en el mundo y también en Paraguay, la condición


facilitadora primordial de la deforestación es la alta tasa de crecimiento demográfico. El
crecimiento del número de l población paraguaya lleva de la mano al aumento de:
• La cantidad de bienes y servicios a ser extraídos del bosque (mayor cantidad de
madera, fibras, frutas, papel, agua, biodiversidad, entre otros 10.000 o mas productos
que potencialmente pueden ser proveídos por un árbol individualmente y los servicios
ambientales).
• El requerimiento de más superficies destinadas a la producción de alimentos en
detrimento a las superficies boscosas.
• El requerimiento de mayor superficie destinada a asentamientos urbanos en detrimento
a las superficies boscosas.
• Mayor superficie ocupada por infraestructuras.
• Entre otros.

Según FAO (1997), se han llevado a cabo estudios sobre la relación entre la pobreza
rural y la deforestación y entre el crecimiento de la población y la deforestación. En algunas
ocasiones la correlación no ha sido concluyente debido a que las dinámicas del uso de la tierra
en áreas rurales son muy complejas y la deforestación es raramente consecuencia de una
causa única, sino más bien el producto de la interacción de numerosas fuerzas.

3.2.3 La pobreza: la pobreza no es la “causa” de la deforestación, es una condición de vida


que la mayoría de los habitantes del país debe sufrir especialmente en las zonas rurales. Si
bien es cierto que la codicia y el poder pueden ser la motivación de algunos grupos en la
sociedad que ocasionan la deforestación, la supervivencia y el deseo de escapar de la pobreza
es lo que impulsa a la mayor parte de la gente. El bosque es el lugar que provee los medios
relativamente más fáciles de utilizar para subsanar efectos de esta condición socioeconómica.
Deforestación en el Paraguay

3.2.2 Causas indirectas

3.2.2.1 Políticas de desarrollo

Las políticas gubernamentales han tenido y tienen actualmente gran impacto sobre la
existencia de los bosques, apoyados y enmarcados fuertemente en las políticas
internacionales.

La expansión de cultivos tales como el algodón, el trigo y la soja principalmente,


rubros tradicionales de exportación para la obtención de divisas extranjeras, han marcado un
hito en la historia de los bosques paraguayos. La tendencia actual de la agricultura paraguaya
de que menos personas produzcan mayor cantidad de productos agrícolas a llevado a cambiar
zonas boscosas por grandes extensiones de agricultura extensiva, que a su vez ha desplazado a
los agricultores de subsistencia, forzándolos a relocalizarse en los bosques donde practican la
agricultura de roza y quema.

La política de incentivo de la producción ganadera y la lucha gubernamental por la


apertura de varios mercados internacionales para la carne paraguaya han sido la causa del
cambio de uso forestal de la tierra a uso pecuario en extensas zonas del Paraguay,
preferentemente en la Región Oriental y Actualmente en la Occidental.

Créditos subvencionados para la expansión agrícola y ganadera, caracterizados por


poseer tasas de interés más bajos que la comercial para préstamos destinados al desarrollo
agrícola, tasas reducidas de impuestos sobre la renta sobre propiedades rurales con usos
distintos al uso forestal. El hecho de que históricamente el estado paraguayo no ha
incentivado la actividad forestal es demostrada con la carencia de una entidad financiera
estatal que apoye, incentive y acreciente mediante créditos adecuados la actividad forestal,
indistintamente de las demás actividades productivas que han sido apoyadas por sus
respectivas entidades finacieras especializadas tales como el Crédito Agrícola de Habilitación
(CAH), Fondo de Desarrollo Campesino (FDC), Fondo Ganadero

Proyectos de infraestructura y desarrollo energético que no toman en cuenta el valor


del capital forestal perdido, tales como las represas hidroeléctricas y actualmente las
exploraciones pro-explotación de hidrocarburos en la Región Occidental.
Deforestación en el Paraguay

La debilidad de las instituciones encargadas de la aplicación de la políticas ha


contribuido de sobremanera en la desaparición de los bosques, conjugadas peligrosamente con
la corrupción y la inscostancia de la aplicación de una fuerza que busca el logro de un
objetivo de una política. La institución encargada de la aplicación de la Ley 422/73 es el
Servicio Forestal Nacional (SFN), cuya dependencia del Ministerio de Agricultura y
Ganadería (MAG), la han obligado a doblegarse y unirse a la consecución del logro del
modelo de agropecuario en detrimento total de los bosques.

3.2.2.2 Acceso a la tierra y tenencia de la tierra

La tenencia de la tierra es un problema de gran envergadura en el Paraguay. Es casi


pertinente mencionar que actualmente los propietarios de tierras boscosas son en
probablemente un 90 %, latifundistas que no utilizan los bosques ni siquiera para el manejo
forestal. Los bosques en estos latifundios son superficies de reserva para extender en el futuro
espacios productivos de las pasturas o cultivos comerciales.

Se ha producido un fenómeno que esquilmo gran parte de los bosques paraguayos el


hecho de las tradicionales invasiones campesinas a propiedades privadas, las mismas son
realizadas en su totalidad sobre tierra boscosa, convirtiendo a estas en potenciales nuevos
asentamientos campesinos. Este hecho desato una fiebre de eliminación a mansalva de estas
coberturas para convertirlas en aparentes áreas productivas.

La instalación de las actividades productivas de acuerdo a la aptitud de la tierra mueve


todo este esquema ya que la tierra apta para agricultura o aquella para ganadería puede
soportar esta actividad sustentablemente, sin embargo al llevarlas a zonas con aptitud forestal
u otra distinta no se logra la sustentabilidad de la producción. Este hecho ocasiona que tanto
campesinos, agricultores comerciales y ganaderos instalados sobre tierras no aptas abandonen
las mismas migrando a otras cubiertas de bosques para iniciar de nuevo el proceso de
instalación, desmonte, producción y abandono (desarraigo en la mayoría de las ocasiones).

3.2.2.3 Presiones del mercado


Deforestación en el Paraguay

La demanda de productos forestales y de otros bienes, principalmente alimentos, que


se producen en las tierras deforestadas se encuentran estrechamente vinculadas a la
deforestación. Esta situación permite mencionar la siguiente frase con mucha propiedad:
“Solo se vende lo que el mercado demanda”. La demanda del mercado va de la mano con el
crecimiento poblacional y esta a su vez trae consigo el aumento per cápita del consumo de
cada producto.

3.2.2.4 Subvaloración de los bosques

En el Paraguay se desconoce casi totalmente el valor económico de los bienes y


servicios del bosque así como también los verdaderos costos del uso racional de los recursos
forestales. El valor de los bosques se encuentra subvalorado por lo cual se designan menos
voluntad y recursos al desarrollo del sector forestal, en contrapartida se afianza el objetivo al
desarrollo de los sectores contrapuestos al uso racional de los bosques. Esta tendencia hace
que los mismos sean reemplazados por otros usos de la tierra.

Las razones que marcan la tendencia de subvalorar a los bosques son las que se
mencionan a continuación:
• La duración de los periodos de obtención de los productos (ciclo o rotación de la
producción son mas extensos que la agricultura y ganadería.
• Los productos del bosque poseen una alta diversidad, entre los cuales algunos no
poseen valor inmediato de mercado, otros no poseen valor económico aparente y otros
son intangibles.
• Muchos productos del bosque son utilizados y no pagados.

3.2.2.5 Instituciones gubernamentales débiles

La institución que tiene la facultad de administrar los recursos forestales mediante la


herramienta legislativa de la Ley forestal ha sido caracterizada como la propietaria de una
gran responsabilidad en cuanto a deforestación en Paraguay. El Servicio Forestal Nacional
Deforestación en el Paraguay

(SFN), no ha sido capaz de aplicar con fuerza de Ley la legislación que contempla en uso
racional de los recursos forestales. Los objetivos de esta institución son los de conservar,
acrecentar y direccionar el uso racional de los bosques, sin embargo a lo largo de su vida
institucional la misma no ha cumplido con todos los objetivos de su creación. Los motivos por
los cuales se ha dado esta situación fueron identificados por los autores y los mismos se
mencionan a continuación:
• Las leyes y políticas forestales se han contrapuesto con las que rigen las actividades
productivas contrapuestas al bosque.
• La administración de los recursos forestales ha sido ejecutada por personal no
remunerado adecuadamente.
• La capacitación de los recursos humanos para el sector forestal nunca se ha priorizado.
• Las instituciones no poseen sistemas de contraloría a fin de evitar la corrupción en
filas de fiscalizadores de cumplimiento de planes, programas y trabajos de campo.
• Los se han visto la incapacidad técnica de demostrar argumentos sociales,
ambientales, económicos a favor del bosque por parte del personal de las instituciones
forestales.
• Ante los hechos de falta a las leyes que castigan delitos contra el bosque no se ha
practicado la aplicación de penas y sanciones a los ejecutores.

3.2.2.6 Factores sociales

Muchos problemas sociales de nuestro país han sido resueltos mediante la eliminación
de superficies de bosques. La concesión de tierras para al campesinado es una receta utilizada
para acallar momentáneamente el gran problema social que debe enfrentar un gobierno. Las
tierras boscosas concedidas evitan la explosión social de la falta de tierra de ciertos sectores
sociales aplacando o atrasándola mientras dure el proceso de ocupación, desmonte,
producción abandono y desarraigo de la parcela.
La concesión de tierras fiscales a políticos también ha sido practicada en el país,
siendo estas parcelas lugares ocupados actualmente por empresarios de agricultura comercial.

3.2.3 Causas directas

3.2.3.1 Agricultura de roza y quema


Deforestación en el Paraguay

Esta práctica productiva ha sido implementada históricamente en el Paraguay. Ha sido


responsable de una cantidad no mesurada de deforestación. En la actualidad la mencionada
actividad se encuentra restringida por la falta de extensiones de bosque sobre los cuales
expandirse. Esta práctica fue considerada por muchos autores como una actividad
relativamente sustentable ya que luego de los periodos de producción permitidos por la
capacidad del suelo la misma era abandonada a largos periodos de barbecho permitiendo
luego una recomposición natural del bosque, los practicantes no poseían capacidad
tecnológica para expandir esta práctica por mucha superficie.

3.2.3.2 Agricultura comercial

La agricultura comercial es practicada de manera extensiva sobre los suelos mas


fértiles, para ella el uso de tecnología debe ser obligatoria ya que son empresarios con el
objetivo de tener la mayor renta posible de esta explotación. La sustenabilidad de los recursos
y la voluntad de mantener sus cualidades son contrapuestas a la obtención de la máxima renta
posible. El desplazamiento sobre áreas de bosques, la utilización intensa y el posterior
abandono de las parcelas es una constante en este tipo. Mantener la productividad del suelo
cuesta mas dinero que trasladar los cultivos sobre suelos forestales muy fértiles que dan mas
rentabilidad a la explotación por la extracción a mansalva de los recursos que financian las
primeras operaciones, proveen capital antes de la explotación y facilitan la producción por el
estado prístino de las condiciones físicas y químicas del suelo.

3.2.3.3 Desarrollo de la infraestructura

La construcción de carreteras ha habilitado todas las zonas para el desarrollo de las


fincas agro-pecuarias en el Paraguay. Los caminos principales han desnudado miles de
hectáreas de bosque a merced de los agentes de la deforestación, que han accedido a ellos
mediante ramales secundarios, caminos terciarios, caminos forestales, vías de saca y
acarreadores; sistemas de extracción de los productos del bosque y faciltadores de la
deforestación.

4. CONSECUENCIAS DE LA DEFORESTACIÓN

4.1 Desestabilización del ciclo del agua


Deforestación en el Paraguay

El bosque juega un papel preponderante en el ciclo del agua. El mismo constituye un


reservorio nato de agua así como un administrador de la cantidad de flujo de agua en los
distintos pasos del camino recorrido por el este vital liquido en la naturaleza.

La deforestación produce las siguientes causas en el ciclo del agua:

• Aumento de los niveles de evapotranspiracion, aumentando así la cantidad de agua en


la atmósfera en forma de gas, produciéndose así un desequilibrio en las cantidades
circulantes.
• La ausencia del bosque rompe el sistema de regulación la temperatura del suelo,
desestabiliza el microclima desfavoreciendo la presencia del agua presente en la
constitución de la planta, en el ambiente y en el suelo.
• Las hojas de un bosque reducen la velocidad de impacto de las gotas de agua de lluvia
contra el suelo, los tallos las conducen y sus raíces favorecen el infiltración.
• La hojarasca constituye una capa reguladora de la humedad del suelo, por lo cual la
misma desaparece junto con su función al deforestar.

En el Paraguay es posible observar como consecuencia de la deforestación, la


alteración del ciclo del agua debido a que se ha perdido por completo la periodicidad de la
precipitaciones, aumento en la temperatura global de la tierra, aumento de las temperaturas
medias extremas, entre otros.

4.2 Consecuencias sobre la calidad del agua

La calidad del agua depende del grado de alteración de la naturaleza de su reservorio


natural. El bosque ayuda a la captación al procesamiento y al depósito de grandes cantidades
de agua.

A parte del vertido de contaminantes, una de las causas de mayor importancia de la


alteración de las propiedades del agua, constituye la eliminación de la cobertura vegetal
protectora de las nacientes, arroyos, lagunas, lagos y ríos de nuestro país. El suelo descubierto
se disgrega por acción de la lluvia. La erosión transporta y vierte sedimentos, defensivos
Deforestación en el Paraguay

agrícolas residuales y muchas otras partículas. Una de las pruebas latentes de este fenómeno
es la calidad actual del agua que corre por la red fluvial de nuestro país.

4.3 Consecuencias sobre los reservorios de agua

La ausencia del bosque aumenta la perdida de agua de cualquier sistema de reservorio,


sea este natural o artificial. La disponibilidad de agua subterránea disminuye en relación
directa debido a que el nivel de la napa freática desciende.

Los cursos de agua se desbordan debido a un fenómeno denominado “colmatación”,


que se produce debido la perdida de causes de arroyos y ríos por deposición de sedimentos.
La colmatación aparte de destruir reservorios de agua produce catástrofes muy importantes en
nuestro país, tal como las inundaciones y perdida de causes naturales.

4.4 Consecuencias sobre los suelos

El bosque aparte de proveer nutrientes esenciales para la fertilidad de los suelos,


administra el ciclo de nutrientes en la naturaleza, cumple una vital importancia de protección
de los mismos, ya que en su ausencia, el suelo es lavado sistemáticamente por la lluvia y la
acción de los vientos. la vida microbiana de los suelos que colabora con la fijación de
nutrientes de la atmósfera, los degrada y mantiene la estructura adecuada, es totalmente
alterada por el aumento de la temperatura y otros muchos factores.

Uno de los indicadores de esta consecuencia en nuestro país es la perdida brusca de la


fertilidad natural de casi todos los suelos sometidos a deforestación y uso no sustentable.

4.5 Pérdida de fauna y flora

El bosque es el hábitat de plantas y animales, estos a su vez ofrecen al hombre miles


de beneficios tales como alimento, medicina, vestimenta, materiales de construcción, belleza
escénica, recreación, servicios ambientales y miles de artículos.

4.6 Perdida de oportunidades que ofrece la biodiversidad


Deforestación en el Paraguay

Históricamente el hombre se ha proveído del bosque. Ha extraído de el, todas las


plantas, animales y cosas elaboradas por la naturaleza que históricamente le ha servido y lo
sigue haciendo. Grandes problemas que lo sometían ha conseguido solucionar, esta solución
le ha ofrecido la biodiversidad del bosque, mediante la provisión de plantas productoras de
medicina y otras sustancias. Que soluciones a problemas que nos aquejan perdemos todos los
días junto con los bosques? O que oportunidades de negocios generadores de riqueza se
esfuman todos los días con el bosque?

Poniendo en juicio se menciona como ejemplo de esta consecuencia el caso de una


planta proveniente de nuestros bosques, el ka’a he’e, ha sido descubierta y ha generado toda
una gama de soluciones y probabilidades de negocios. Cuantas plantas como el ka’a he’e se
han perdido de nuestros bosque sin que sepamos para que pueden ser útiles?

4.7 Consecuencias sociales

Las consecuencias de la deforestación recaen de forma directa sobre el hombre, uno de


los principales problemas es la pobreza, esta se manifiesta por la perdida de productividad del
suelo, escasez de agua, productos maderables y no maderables, alimentos, entre otros que se
relacionan a la desaparición de los bosques. A parte de todo lo mencionado con anterioridad,
este proceso produce un importante aporte a la degradación de la calidad de vida de los
paraguayos debido al la modificación del ambiente.

En Paraguay la pobreza relacionada a la degradación del principal recurso natural,


acarrea la migración campesina y su posterior asentamiento en los cinturones de pobreza del
gran Asunción, sub-empleo, delincuencia, asistencia social deficitaria, entre otras.

Los pueblos indígenas cuyo hábitat es el bosque sufren los efectos de la degradación
de su cultura encadenados con un sin numero de problemas.

4.8 Desequilibrio en la cadena trófica

Un sistema natural cumple una función global, todos los componentes de este sistema
no se encuentran al azar, cada individuo cumple una función especifica. La alteración de unos
de sus elementos ocasiona desequilibrio del sistema natural, las consecuencias de este
Deforestación en el Paraguay

desequilibrio se encuentran relacionadas a la magnitud del daño ocasionado a los


componentes o al sistema en general.

Esta consecuencia desencadenada por la eliminación de los bosques en Paraguay, se


reflejan en muchos casos particulares. A modo de ejemplo se mencionan a continuación
algunos mas conocidos:

• La explosión poblacional e invasión de colonias de termitas y hormigas en los cascos


urbanos, debido a la eliminación de su hábitat y escasez de alimentos.
• La aparición del vector de la leismaniasis en la las ciudades por la desaparición de su
hábitat natural.
• La explosión poblacional de moscas y mosquitos por la eliminación de sus
depredadores, su hábitat natural y el mejoramiento de las condiciones para la
proliferación de estas poblaciones en las ciudades.

BLIOGRAFÍA

BERNI, C. 1989. Política Forestal del Estado, Revista Forestal V(3): 11-15.

JIMÉNEZ, H; JUERGEN, PRETZCH. 1990. Aprovechamiento Forestal y Transformación


de la Madera en el Paraguay: Diagnostico y Política. Revista Forestal VI (1): 18-25.

MAG/SSERNMA/GTZ. Proyecto Estrategia Nacional para la Protección de los


Recursos Naturales., (ENAPRENA) b 1995. Documento base sobre
biodiversidad. por NERIS, N. et al Asunción.. 166 P.
MAG/SSERNMA/GTZ. Proyecto Estrategia Nacional para la Protección de los
Recursos Naturales (ENAPRENA). 1996. Estrategia Nacional para la
protección y el manejo de los recursos naturales del Paraguay. Editores.
Grisette, M y Stöhr, G. Asunción, Paraguay. 61 p.
MAG/SSERNMA/GTZ. Proyecto Estrategia Nacional para la Protección de los
Deforestación en el Paraguay

Recursos Naturales (ENAPRENA) 1999..Diagnóstico del Sector Forestal


Paraguayo Actualización. Roberto Bobadilla. Subsecretaría de Estado de
Recursos Naturales Y Medio Ambiente/MAG/GTZ. Asunción. Paraguay. 112
p.
MASULLI, B et al. 1999. El rol de la mujer en la utilización de los recursos naturales
en el Paraguay. Un enfoque multidisciplinario. DIPRI-UNA, SSERNMA-GTZ.
MERELES, F y DEGEN, R. Leñosas colonizadoras e indicadoras de sitios modificados
en el Chaco Boreal, Paraguay. Rojasiana. 4 (1) 25 – 83. 1997
MERELES, F. Aspectos fenológicos de la vegetación herbácea de los Palmares de
Copernicia alba del Chaco Boreal, Paraguay. Rojasiana 5 (1): 67 – 99. 1999.
MERELES, F. Y DEGEN, R. Los nombres vulgares de árboles y arbustos del Chaco
Boreal, Paraguay. Rojasiana 2 (2) 67 – 101. 1994.
MINISTERIO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA, BANCO MUNDIAL, PNUD.
1997. Construyendo el Futuro Agrario del Paraguay; Estrategia para el
Desarrollo Humano Agro-Rural. Arte. Asunción.256 p.
PINAZZO, J. 2001. Cobertura Forestal del Bosque Atlántico Interior o Selva
Paranaense – Año 1997. Proyecto de Extensión Forestal en la Región Oriental
del Paraguay. SFN/CIF/JICA. San Lorenzo, Paraguay 10 p
PROYECTO SISTEMA AMBIENTAL DEL CHACO, Instituto Federal de Geociencias
y Recursos Naturales; Hannover, Alemania (BGR) y Dirección de
Ordenamiento Ambiental, Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG)
SFN. 1995. Sector forestal del Paraguay con énfasis en la reforestación. Asunción:
Servicio Forestal Nacional. 16 p.
TORRES FIGUEREDO, O. 1997. Estudio de la Estructura y Composición Florística del
Campo Cerrado del Asentamiento Mandu’ara y Determinación de las Plantas
Medicinales de uso Popular. Tesis (Ingeniero Forestal). Universidad Nacional
de Asunción. Facultad de Ciencias Agrarias. Carrera de Ingeniería Forestal.
San Lorenzo. Paraguay. 110 p.
VERA, M. 2001. Comunicación personal. San Lorenzo. Paraguay
VERA, V. 2000. PARAGUAY. Impactos de la intervención del Banco Mundial y
propuestas de la Sociedad Civil para la Política Forestal. UICN. Asunción,
Paraguay.59 p.
WIPPEL, B. 1995. Evaluación de los Factores influyentes en el Sector Forestal
Paraguayo. UNA/FCA/CIF – Albert-Ludwigs – Universitat Freiburg. San
Lorenzo, Paraguay.31 p.
YANOSKY, A y ESCALANTE, A. 2000. Las Reservas Naturales Privadas del
Paraguay: Asistencia al Mantenimiento de la Diversidad Biológica del
Paraguay. Manejo de Fauna Silvestre en Amazonia y Latinoamérica. Asunción,
Paraguay. 139- 151 p.
YANOSKY, A. 1998. Las reservas naturales privadas del Paraguay: asistencia al
mantenimiento de la diversidad biológica paraguaya. Tesi (Magister Scientae
en Metodología de la Investigación Científcia y Tecnológica). Universidad
Nacional de Entre Ríos. Facultad de Ciencias Económicas. 443 P.