Sie sind auf Seite 1von 3

Teoria de campo de kurt lewin

La Teoría del campo, formulada por Lewin, afirma que las variaciones individuales
del comportamiento humano con relación a la norma son condicionadas por la
tensión entre las percepciones que el individuo tiene de sí mismo y del ambiente
psicológico en el que se sitúa, el espacio vital.

La Teoría del campo de Lewin afirma que es imposible conocer el conocimiento


humano fuera de su entorno, de su ambiente. La conducta ha de entenderse como
una constelación de variables independientes, las cuales formarían el campo
dinámico.

Kurt Lewin parte de un enfoque gestaltista ortodoxo, tomando en consideración la


situación total del individuo, su "espacio vital", que es psicológico, cercado por el
entorno físico (con el que interactúa) y definido en términos de presente. Para
armar su modelo (con un sentido más descriptivo y heurístico que explicativo)
toma muchas ideas y elementos del lenguaje de la Geometría Topológica y del
Análisis Vectorial, pero no los combina en una estructura matemática formal, sino
que los usa libremente, de acuerdo a sus necesidades.

Lewin creó la noción de CAMPO PSICOLOGICO para explicar la interacción de


las fuerzas que emanan del sujeto y las influencias sociales. El campo psicológico
es una "totalidad dinámica" que manifiesta el estado relacional de una persona
con su entorno social en un momento determinado. Incluye percepciones y
motivaciones. Cada situación combina influencias que generan estados de
tensión, los que provocan nuevos comportamientos, en procura de nuevos
estados de equilibrio.

El campo psicológico es, pues, un asiento de fuerzas y tensiones que se forman,


se modifican y se reequilibran contínuamente. Un hombre dinámico (por ejemplo,
el líder de un grupo) puede, con sus propias fuerzas, reorganizar las influencias
sociales de su campo psicológico. Otros hombres, más pasivos, pueden
evidenciar tendencias adaptativas a las tensiones, en diversas modalidades
(positivas o negativas) tales como el aprendizaje, la adaptación y la frustración.

Otra noción importante de Kurt Lewin (de indudable interés sociológico y


politológico) es la noción de NIVEL DE ASPIRACION, o sea la posición futura que
un hombre se siente capaz de alcanzar cuando va a emprender una nueva
actividad. Resultan muy interesantes sus observaciones sobre las modificaciones
que sufren esas aspiraciones sobre la marcha, a medida que se experimentan
triunfos y fracasos, según las diversas configuraciones psicológicas.

El espacio vital del hombre está dividido en "regiones", que son áreas
situacionales diferenciadas, que van emergiendo al nivel de la conciencia a
medida que el hombre se desarrolla. Esas regiones psíquicas están vinculadas y a
la vez separadas entre sí por fronteras, que eventualmente pueden convertirse en
barreras.
Sobre ese modelo topológico, más bien estático, K. Lewin introduce el dinamismo
psicológico por medio de "vectores" que indican los movimientos de aproximación
o alejamiento de la persona, de acuerdo a las valencias (positivas o negativas) de
esas regiones.

La personalidad, en este modelo, es un "sistema de regiones"; su diferenciación


individual se explica en términos de cambios de región, de fuerza de vectores, de
situación de fronteras, etc.

El dinamismo psíquico busca el equilibrio, la reducción de tensiones. Las


tensiones incitan a abrir vías a través de las regiones, hacia objetivos
determinados. El logro de un objetivo produce equilibrio. Si el objetivo no se
alcanza, el desequilibrio persiste hasta que aparece otra tensión, que abra otro
curso de acción. Esos objetivos pueden ser perseguidos de manera realista o
irreal. Los esfuerzos frustrados pueden llevar a las personas a hundirse en la
depresión o a huir hacia lo fantástico, en un desplazamiento psíquico "sustitutivo"
o "imaginario".

El esquema conceptual de Kurt Lewin es muy complejo, rico y fecundo en


sugerencias. Puede ser criticado porque define el campo psicológico en términos
de presente, ignorando o pasando por alto la historia del individuo, a diferencia del
freudismo y otras corrientes; y porque está pobremente desarrollada su
explicación del proceso de aprendizaje, del que Lewin en realidad se ocupó poco.
De todos modos, es muy amplio el abanico de sugerencias que ofrece, no solo a
la Psicología y a la Psicología Social sino también a la Sociología y a la Ciencia
Política. Al final de este apartado, pasaremos revista a algunas aplicaciones.

KURT LEWIN
Fundador de la psicología social moderna.

Con su teoría de Campo pretende explicar la conducta a partir de los hechos


presentes configurados en un espacio vital o ambiente subjetivo tal como cada
persona se lo representa en su mapa mental.

Destaca la idea de equilibrio de Gestalt y la existencia de un juego de fuerzas


permanentes entre necesidades, motivaciones y recursos para satisfacerlo.

Los principales atributos de la teoría del campo son:

Enfoque Dinámico: siempre que hay una necesidad o una intención, hay un
sistema de tensión, tensión que desaparece cuando se satisface la necesidad o la
intención.

Método constructivo: representación de un caso individual con el auxilio de unos


pocos "elementos" de construcción.
Enfoque psicológico
Análisis inicial de la situación global: un grupo es un todo dinámico
interdependiente, donde la modificación de una parte modifica al resto. En los
grupos hay una tendencia a la cohesión que se opone a las también existentes
fuentes de desintegración.

La conducta como función del campo en el momento en que ocurre: la


derivación de la conducta del pasado no es menos metafísica, porque los hechos
pasados no existen ya, y por consiguiente, no pueden tener efecto en el
presente. El efecto del pasado sobre la conducta puede ser solo en directo, el
campo psicológico pasado es uno de los orígenes del campo presente y éste
influye en la conducta. Unir ésta con el campo pasado presupone que se conozca
suficientemente cómo ha cambiado el campo en aquel momento el hecho
pasado y si en el interior otros hechos han modificado el campo nuevamente o
no.

Representaciones matemáticas de las situaciones psicológicas: la psicología


debe utilizar, para permitir derivaciones científicas, un lenguaje que sea
lógicamente estricto y que al mismo tiempo concuerde con, los métodos
constructivos.