Sie sind auf Seite 1von 3

1 Crónicas 28:1-21 “Y David procedió a

congregar en Jerusalén a todos los príncipes de


Israel, los príncipes de las tribus y los príncipes
de las divisiones de los que ministraban al rey y
los jefes de millares y los jefes de centenas y los
jefes de todos los bienes y del ganado del rey y de
sus hijos, juntamente con los oficiales de la corte
y los hombres poderosos, aun todo hombre
valiente, poderoso. 2 Entonces David el rey se
levantó y, puesto de pie, dijo: “Óiganme, mis
hermanos y mi pueblo. En cuanto a mí, estaba
junto a mi corazón el edificar una casa de
descanso para el arca del pacto de Jehová y como
banquillo de los pies de nuestro Dios, y había
hecho preparativos para construir. 3 Y el Dios
[verdadero] mismo me dijo: ‘Tú no edificarás
una casa a mi nombre; porque hombre de
guerras eres tú, y sangre has vertido’. 4 Por
consiguiente, Jehová el Dios de Israel me escogió
de toda la casa de mi padre para que llegara a ser
rey sobre Israel hasta tiempo indefinido; porque
fue a Judá a quien él escogió por caudillo, y en la
casa de Judá a la casa de mi padre, y entre los
hijos de mi padre, a mí fue a quien él aprobó,
para hacerme rey sobre todo Israel; 5 y de todos
mis hijos (pues muchos son los hijos que Jehová
me ha dado) él entonces escogió a Salomón mi
hijo para que se sentara sobre el trono de la
gobernación real de Jehová sobre Israel.
6 ”Además, me dijo: ‘Salomón tu hijo es el que

edificará mi casa y mis patios; porque lo he


escogido por hijo mío, y yo mismo llegaré a ser su
padre. 7Y ciertamente estableceré su
gobernación real firmemente hasta tiempo
indefinido si él se mantiene vigorosamente
resuelto a poner por obra mis mandamientos y
mis decisiones judiciales, como en este día’. 8 Y
ahora, delante de los ojos de todo Israel, la
congregación de Jehová, y en los oídos de
nuestro Dios, pongan cuidado y busquen todos
los mandamientos de Jehová su Dios, a fin de
que posean la buena tierra y ciertamente la pasen
como herencia a sus hijos después de ustedes
hasta tiempo indefinido. 9 ”Y tú, Salomón, hijo
mío, conoce al Dios de tu padre y sírvele con
corazón completo y con alma deleitosa; porque
todos los corazones Jehová los está
escudriñando, y toda inclinación de los
pensamientos la está discerniendo. Si tú lo
buscas, él se dejará hallar de ti; pero si lo dejas, él
te desechará para siempre. 10 Mira, ahora,
porque Jehová mismo te ha escogido para
edificar una casa como santuario. Sé animoso y
actúa”. 11 Y David procedió a dar a Salomón su
hijo el plano arquitectónico del pórtico y de sus
casas y sus cuartos de almacenar y sus cámaras
del techo y sus cuartos interiores oscuros y la
casa de la cubierta propiciatoria; 12 hasta el plano
arquitectónico de todo lo que había llegado a
estar con él por inspiración para los patios de la
casa de Jehová y para todos los comedores todo
en derredor, para los tesoros de la casa del Dios
[verdadero] y para los tesoros de las cosas
santificadas; 13 y para las divisiones de los
sacerdotes y de los levitas y para toda la obra del
servicio de la casa de Jehová y para todos los
utensilios del servicio de la casa de Jehová;
14 para el oro por peso, el oro para todos los

utensilios para los diferentes servicios, para


todos los utensilios de plata por peso, para todos
los utensilios para los diferentes servicios; 15 y el
peso para los candelabros de oro y sus lámparas
de oro, por peso de los diferentes candelabros y
sus lámparas, y para los candelabros de plata por
peso para el candelabro y sus lámparas conforme
al servicio de los diferentes candelabros; 16 y el
oro por peso para las mesas del pan en capas,
para las diferentes mesas, y plata para las mesas
de plata; 17 y los tenedores y los tazones y los
cántaros de oro puro, y para las tazas de oro por
peso para las diferentes tazas, y para las tazas de
plata por peso para las diferentes tazas; 18 y para
el altar del incienso oro refinado por peso, y para
la representación del carro, a saber, los
querubines de oro para tener extendidas [sus
alas] y cubrir en forma protectora el arca del
pacto de Jehová. 19 “Él dio perspicacia para la
cosa entera por escrito, de la mano de Jehová
sobre mí, aun para todas las obras del plano
arquitectónico.” 20 Y David pasó a decir a
Salomón su hijo: “Sé animoso y fuerte, y actúa.
No tengas miedo ni te aterrorices, porque Jehová
Dios, mi Dios, está contigo. No te desamparará ni
te dejará hasta que quede terminada toda la obra
del servicio de la casa de Jehová. 21 Y aquí están
las divisiones de los sacerdotes y de los levitas
para todo el servicio de la casa del Dios
[verdadero]; y contigo en todo el trabajo está
todo el que está bien dispuesto con habilidad
para todo el servicio, y también los príncipes y
todo el pueblo, para todas tus palabras”.”