Sie sind auf Seite 1von 4

Departamento Filología

Mª Carmen García Rodrigo

LA EXPRESIÓN DE LA SUBJETIVIDAD A
TRAVÉS DE LA MODALIZACIÓN
Todo enunciado contiene dos tipos de información:
- Una información sobre cualquier esfera de la realidad.
1
- Una información que muestra la posición del hablante, su actitud, ante el contenido
del enunciado y ante el oyente.
De esta forma los textos se presentan como marcados o no marcados subjetivamente,
según si el emisor expresa sus opiniones, juicios, puntos de vista… sobre la realidad o si, por el
contrario, se refiere a esa misma realidad de forma objetiva.
Existe un conjunto de marcas lingüísticas que permiten al emisor modalizar su
enunciado, es decir:
1. Expresar el grado de certeza con que se afirma lo dicho. Ejemplos: Es evidente que…,
No estoy seguro de…
2. Manifestar el grado de necesidad u obligación del hecho al que se refiere su
enunciado. Ej.: Hay que invertir más….
3. Valorar positiva o negativamente la realidad a que se refiere su enunciado, de manera
que muestra el contenido de su enunciado como bueno/malo, útil/perjudicial… Ej.:
Lamentablemente, la televisión es de pésima calidad.

PROCEDIMIENTOS LINGÜÍSTICOS MODALIZADORES


A. Las modalidades oracionales.
B. Los elementos léxicos valorativos.
C. Los verbos modales.
D. Las derivaciones.
E. Las figuras retóricas.
F. Los signos de puntuación.
G. Los cambios de registro.

A. Las modalidades oracionales

Modalidades comunicativas: reflejan la actitud del emisor hacia el receptor. Califican


la oración como afirmación, pregunta, ruego…
1. Declarativa: su finalidad es informar al destinatario: Más de la mitad de los españoles
no lee nunca un libro.
Departamento Filología
Mª Carmen García Rodrigo

2. Interrogativa: su finalidad es formular preguntas para obtener una respuesta del


destinatario: ¿Es cierto que la mitad de los españoles no lee nunca un libro?
3. Imperativa: su finalidad es influir en el destinatario mediante órdenes, prohibiciones,
ruegos, consejos, recomendaciones…: Os conviene a todos leer más.

Modalidades del enunciado: informan de la actitud del emisor ante su enunciado.


1. Enunciativas: el emisor se limita a presentar el contenido del enunciado afirmativa o
negativamente. En los textos de opinión esta modalidad confiere “objetividad” a lo dicho,
además de mostrar certidumbre: “Se sigue priorizando en exceso a la mujer a la hora de 2
quedarse con los niños”. Se suele utilizar el modo indicativo.
2. Optativa o desiderativa: presentan el contenido del enunciado como deseable,
aconsejable, conveniente o no por parte del emisor: “Es conveniente que la educación siga
siendo mixta”. Se suele utilizar el modo subjuntivo.
3. Dubitativa: se trata de una modalidad de “incertidumbre” porque el emisor no asume
totalmente el contenido del enunciado, que se muestra como probable o improbable:
Suponemos que el siglo XXI traerá grandes mejoras para el ser humano. Es frecuente que se
acompañe de fórmulas como ignoro, supongo que, parece que, se oye que… y adverbios de
duda como acaso, quizá, tal vez. Suele haber también presencia del modo subjuntivo.
4. Exclamativas: con ellas el hablante expresa emociones (dolor, sorpresa, emoción,
asombro, alegría, rechazo…): ¡No podemos seguir por ese camino!

B. Los elementos léxicos valorativos

Su función no es descriptiva sino, como su nombre indica, hacer una valoración.


Consideraremos valorativo cualquier término que encierre una connotación positiva o
negativa. Veamos algunos ejemplos:
 Sustantivos valorativos: desgracia, fortuna, venganza, adversidad, lástima,
violencia, suerte, felicidad, paz…
 Adjetivos valorativos: terrible, afortunado, desafortunado, enorme…
 Adverbios y locuciones adverbiales valorativas con los siguientes valores:
o certeza o evidencia: evidentemente, ciertamente, por supuesto, sin
duda…
o incertidumbre, posibilidad, duda: posiblemente, tal vez, quizá…
o juicios de valor: lamentablemente, afortunadamente, por desgracia,
por suerte…
o necesidad u obligación: necesariamente, obligatoriamente…
Departamento Filología
Mª Carmen García Rodrigo

C. Los verbos modales

Dentro de los verbos modales encontramos:


 Verbos intelectivos (siempre que estén en 1ª persona): creer, pensar, suponer…
 Verbos de sentimiento (estén o no en 1ª persona, pero referidos al emisor): lamentar,
entristecer, alegrar, horrorizar, disfrutar… “Me entristece la crueldad…”.
 Verbos volitivos (en 1ª persona): querer, desear, necesitar…
 Perífrasis modales: 3
 De obligación o necesidad: tener que/haber que/ deber + infinitivo
 De probabilidad o posibilidad: deber de + infinitivo, poder que +
subjuntivo

D. Las derivaciones

Tanto los sufijos como los prefijos se suelen utilizar en la expresión del afecto o del
desagrado. Sólo cuando adquieren estas connotaciones podemos decir que funcionan como
marcas de modalización. Hablaremos entonces de prefijos o sufijos valorativos. Ej.: Esa
palabreja no me gusta nada.

E. Figuras retóricas

Las más importantes para la modalización de un texto son:


 Ironía: ¡Pero qué guapos los chavales con sus pantalones agujereados!
 Interrogación retórica: ¿Cómo va a haber organización en la política española si no la
hay siquiera en las conversaciones?
 Metáfora: Ese nuevo atentado es un ‘mazazo’ al proceso de paz.
 Hipérbole: Todos tenemos las neuronas cocidas y la celulitis nos produce mucho más
espanto que las vacas locas.

F. Signos de puntuación

Evidentemente no nos referimos a todos los signos de puntuación , sino sólo a aquellos
que marcan la expresión de la subjetividad por ser comentarios del autor. Son:
 Comillas: para indicar que se hace uso especial de una palabra (coloquialismo,
metáfora, eufemismo…) siempre y cuando ese uso manifieste la actitud del emisor: Los
periódicos necesitan de dinero público que suele llegar inevitablemente acompañado
de “recomendaciones” del gobierno de turno.
Departamento Filología
Mª Carmen García Rodrigo

 Paréntesis: uno de sus usos consiste en dar entrada a frases o expresiones aue
manifiestan la actitud del emisor: La cantante dio ayer un concierto (muy emotivo, por
cierto) a beneficio de Médicos sin fronteras.
 Guiones: mismo caso que los paréntesis: La xenofobia es una actitud que no se
contagia tanto por las ideas –en general, los xenófobos carecen de ellas- como por las
palabras.

G. Cambio de registro 4

Frecuentemente en algunos textos periodísticos, como la columna, la inclusión de


frases o palabras coloquiales en un texto de registro formal, suele evidenciar la opinión del
emisor respecto al tema tratado: El público se puso contumaz y durante un largo cuarto de
hora ‘dio la brasa’ hasta que el cantante salió de nuevo.