Sie sind auf Seite 1von 435
Desarrollo Social Alternativo… un desafío Rafael Téllez Sánchez
Desarrollo Social Alternativo… un desafío Rafael Téllez Sánchez
Desarrollo Social Alternativo… un desafío Rafael Téllez Sánchez

Desarrollo Social Alternativo… un desafío

Rafael Téllez Sánchez

             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
   
 
     
 
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
             
   
   
 
 
 
                               
                               
   
   
   
   
   
   
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
                             
Desarrollo Social Alternativo… un desafío Rafael Téllez Sánchez Universidad Industrial de Santander Facultad de
Desarrollo Social
Alternativo…
un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Universidad Industrial de Santander
Facultad de ciencias Humanas
Escuela de Economía y administración
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Universidad Industrial de Santander Rafael Téllez
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Universidad Industrial de Santander
Rafael Téllez Sánchez
Desarrollo Social Alternativo… un desafío.
Universidad Industrial de Santander
Facultad de ciencias Humanas
Escuela de Economía y administración
Rector UIS: Jaime Alberto Camacho Pico
Vicerrector Académico: Álvaro Gómez Torrado
Vicerrector Administrativo: Sergio Isnardo Muñoz
Vicerrector de Investigaciones: Oscar Gualdrón González
Director de Publicaciones: Oscar Roberto Gómez Molina
Decano Facultad de Ciencias Humanas: Horacio Rosales Cueva
Directora de Escuela de Economía y Administración: Claudia Patricia Cote Peña
Corrección de texto:
María Cristina Úsuga Soler
Diagramación e Impresión:
División Editorial y de Publicaciones UIS
Comité Editorial:
Rafael Téllez Sánchez
Gonzalo Alberto Patiño Benavides
Primera Edición: Octubre de 2010
ISBN: 978-958-8504-47-6
Fotografía: Pseudobombax sp. Cuenca del Río Cachirí. Cedida y autorizada por el Biólogo
Juan Agustín Gualdrón. Corporación CTAS. Bucaramanga
Universidad Industrial de Santander
Tel 6344000 Ext. 2249 - 6358849
Impreso en Colombia
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Prólogo Rafael me ha concedido el honor de
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Prólogo
Rafael me ha concedido el honor de presentar su trabajo,
parte de su obra intelectual aún en desarrollo. Al revisar e
intentar comprender la tarea que ha emprendido, veo no sólo
un encomiable trabajo de sistematización y de producción de
ideas, sino al hombre que ha hecho posible que ellas lleguen a
nosotros, es decir, veo al ser humano que es, persona dotada
de una profunda sensibilidad y espiritualidad: Todo aquél que
intenta trasegar por el camino de la vida habrá de encontrarse
con el trabajo de otros seres y con el suyo propia, es decir,
habrá de encontrarse con la inconmensurabilidad del su propio
ser y verse reflejado tan solo en su hacer. Isaiah Berlin, nos
recuerda que Vico, el gran pensador italiano, pensaba que las
matemáticas eran ciertas por que eran una invención humana.
No correspondían, como se supone, a una estructura objetiva
de la realidad, con su ayuda podíamos tramar regularidades- la
ocurrencia de fenómenos en el mundo externo- pero no discurrir
por qué ocurrían cómo ocurrían, o con qué fin. Esto sólo podía
ser conocido por Dios, pues sólo aquellos que hacen las cosas
pueden saber verdaderamente que son y con qué propósitos
han sido hechas.
Desde tiempos inmemorables nos hemos dado a la infatigable
tarea de pensar el significado de lo que hacemos, estableciendo
como algo inobjetable que somos seres racionales y que
como tal el triunfo de la razón se puede ver materializado en
el progreso, en el avance incontenible del ser humano sobre la
naturaleza, en el aumento indiscriminado de riqueza. Nos hemos
acostumbrado -para ello -no solo a producir bienes materiales
y simbólicos, sino a consumirlos desenfrenadamente, hasta el
punto de casi ignorar que se trata del consumo despiadado de
sí. El consumo de sí mismo, es lo que produce una vida sin
sentido, una des-orientación en el mundo, un total desarraigo.
5
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez La búsqueda de sentido, es pues la tarea
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
La búsqueda de sentido, es pues la tarea más apremiante de
nuestra época. Y no precisamente por que ocurran pocas cosas,
que nos llamen la atención. Sino precisamente, por que – como
señala el pensador francés – Marc Augé- nuestro presente
se corresponde con una multiplicidad de acontecimientos
generalmente no previstos, una superabundancia posibilitada
por las tecnologías, en las que las cosas y lo que hacemos
corren el riesgo de perder toda significación.
El gran psiquiatra – Víctor Frankl- en su magistral obra: El
hombre en busca de sentido, narra sus dolorosas experiencias
en los campos de concentración nazi y el sufrimiento producido
a millones de seres humanos con la ayuda de la tecnología más
avanzada de su época. Allí nos recuerda que el vacío existencial
es la neurosis colectiva más frecuente en nuestro tiempo. Se
describe como una forma privada y personal de nihilismo, y el
nihilismo se define por la radical afirmación de la carencia de
sentido del hombre.
Cuando pensamos en cientos de años de desarrollo científico
técnico y tecnológico, pensamos ciertamente en si todo esto ha
tenido sentido, pues como nos lo recuerda George Steiner en su
memorable libro En el Castillo de Barba Azul -en relación con el
tema del holocausto-, la conjunción de un extremado dinamismo
económico y técnico con una gran medida de inmovilidad social
impuesta ( conjunción de la que estaba constituido un siglo
de civilización burguesa y liberal) representaba una mezcla
explosiva. Esta mezcla – prosigue Steiner- provocó en la vida
artística e intelectual ciertas respuestas específicas que en
última instancia eran destructivas.
A pesar de los horrores producidos por el hombre, pensamos
también que las acciones emprendidas por el hombre no
puede seguir teniendo precisamente el mismo sentido, aquél
que deviene tan sólo de la lógica consumista producida por
6
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez los modernos dispositivo de control social, en
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
los modernos dispositivo de control social, en particular por
los sofisticados medios tecnológicos que llenan de angustia
al ser humano desde su más temprana edad, sometiéndolo a
una nueva mezcla explosiva, esta vez de imágenes y símbolos
como las marcas comerciales que nos dictan que hacer y que
no, que comer, como vestirnos, es decir cómo comportarnos de
acuerdo a estándares de vida que desprecian lo artesanal, lo
familiar, es decir la vida en sociedad.
El autor de este libro-Rafael Téllez- somete, en la primera parte
de
su trabajo, a escrutinio el desenlace del modelo económico
neoliberal durante por lo menos los últimos cuarenta años
y
su devastador impacto en las economías regionales
latinoamericanas a partir de lo que se ha dado en denominar
el Consenso de Washington. Se trata no sólo de una política
económica, sino más bien de un estilo de vida impuesto a
nuestras sociedades, ignorando su propio entorno cultural, su
conocimiento, su riqueza, lo que su tierra produce, lo que sus
hombres han sabido hacer y hacen para sobrevivir muy a pesar
de
una estrategia diseñada para elites consumistas y esnobistas
como la aquí señalada.
Estamos ante un análisis de las formas y representaciones de
un modelo que tiene sus hondas raíces en los patriarcas del
neoliberalismo. Entre sus máximos representantes, autores
que estudia y aborda Rafael en este libro, quisiera destacar a
Ludwig von Mises y Ludwig von Hayek; el primero, en su libro La
Acción Humana, señaló la importancia de lo que hoy se conoce
como individualismo metodológico; el segundo – su discípulo y
Premio Nobel de Economía en 1974 -, continuó un análisis crítico
del socialismo en un ensayo – tal vez poco conocido- Camino
de servidumbre- escrito en 1944-, en el que analizó las causas
subyacentes a la crisis del socialismo, algo que efectivamente
ocurriría casi 50 años más tarde.
7
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez En un intento avezado en 1978 – época
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
En un intento avezado en 1978 – época en la que ese sistema
estaba arraigado en el mundo -y a la edad de 80 años, quiso
reunirse en la ciudad de Paris para discutir con ideólogos
del socialismo y sus colegas un asunto central: ¿Por qué el
socialismo fue un error?. La reunión no se sostuvo, pero Hayek
publicó un trabajo años más tarde titulado La Fatal Arrogancia y
subtitulado Lo errores del socialismo. ¿Qué más se puede pedir
en esta vida? Una fortuna total en el esclarecimiento de uno de
los asuntos centrales de nuestra época, a saber: la importancia
de una de las instituciones imaginarias más importantes para
la sociedad: el mercado. Y como correlato de ello, el grave
error de intentar suprimirlo como había ocurrido en la URSS
remplazándolo por una planificación centralizada.
Pero los patriarcas del neoliberalismo no acertaron en todo
lo que habían previsto; así, al elevar al rango de categoría
suprema el mercado sentaron las bases de políticas de Estado
que han arruinado economías enteras, algo que se desprende
de la aplicación indiscriminada del modelo neoliberal, como
acertadamente se analiza en este libro.
Hoy, cuando se reivindican en el mundo entero las políticas
fiscales anti cíclicas y keynesianas, es preciso recordar que
la
alter -natividad al desarrollo es, ha sido y será un punto
de encuentro de las diversas lógicas que deben prevalecer
a
la hora de pensarnos como sociedad e individuos. Y que
cualquiera que sea el modelo central de acumulación de
capital que escojamos, sea este el capitalismo o el socialismo,
debemos tener en cuenta que cuando estos han fallado, es
porque ciertamente han olvidado o han descuidado la razón
fundamental de todo proceso económico y social : la mujer, el
hombre, el niño y la niña, el anciano y la anciana, en fin han
olvidado que todo compromiso es ante todo ético-político,
pues nuestra relación con el mundo podría describirse mejor
con ayuda del título de uno de los últimos trabajos de Amartya
8
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Sen: Primero la gente. Esta es la preocupación
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Sen: Primero la gente. Esta es la preocupación fundamental que
nuestro autor se ha propuesto analizar en la segunda parte de
este libro, cuando nos interpela en relación con la exclusión
social, la marginalidad y la manera como debemos entender
una apropiada relación con la naturaleza y la sociedad, es decir
con los seres humanos que creemos ser, que suponemos ser y
que ocasionalmente somos.
Gonzalo Alberto Patiño Benavides
Economista, Ph.D
Profesor Asociado
Escuela de Economía y Administración, UIS
9
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Agradecimiento A Dios por su amor y su
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Agradecimiento
A Dios por su amor y su favor
al permitirme disfrutar su creación y su esperanza
en un desarrollo eternamente sostenible junto con Adela y Diego
A todos los directivos del Universidad por su generosa confianza
A Darío y Edgar por sus comentarios
Dedicatoria
A los hermanos, amigos y compañeros del camino
que lo soportan todo, lo dejan todo
y no se cansan de esperar que el sol recorra la tierra
hasta echarse en las tardes en su tálamo azul, para
empezar a colgar sus ojos en las estrellas y
dejar que sus pies se humedezcan
con la hierba mojada del nuevo día
que refresca su travesía de amores y soledades
de fiestas y canciones y batallas y victorias
esperando en la promesa del amado que volverá.
Desplazados de la noche al día,
refugiados en la esperanza de Dios,
arrancados de la tierra y de los playones
donde se secan las atarrayas y se calientan los sueños
junto con los caimanes que se comen la luna todas las noches
para alumbrar a los pescadores
a los amigos, hermanos y compañeros que quizá no se enteren
que estuvimos de fiesta en su casa y los esperamos
hasta la última canción y no los volvimos a ver más
porque sus voces de ahogaron en el retumbo de disparos
y siguieron su marcha en silencio
por que solo Dios los esperaba mas allá del sol
10
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez ÍNDICE GENERAL CAPITULO I: FORMAS Y
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
ÍNDICE GENERAL
CAPITULO
I: FORMAS Y REPRESENTACIONES
DEL MODELO DE DESARROLLO
27
RUPTURAS Y CONTINUIDADES EN EL PARADIGMA
DE ECONOMÍA DE MERCADO Y DESARROLLO
ECONÓMICO
29
Surgimiento de los pluralismos postmodernos:
encrucijadas de las terceras vías
Formas del mercado, como escenario del desarrollo
42
54
CUESTIONES EN JUEGO Y DEBATES
INCONCLUSOS:
59
La fase y el régimen de acumulación:
necesidad del crecimiento
Principales rasgos y representaciones de la crisis
del modo de regulación
Los dispositivos de regulación del neoliberalismo:
60
68
del Estado neoliberal a la perdición del Estado
Dispositivos neoliberales de planificación regional
La privatización paramilitar de la seguridad nacional
Poder político del capital financiero
Comercio internacional, reestructuración, relocalización
71
77
82
84
del capital y destrucción del empleo
Relación capital - trabajo: variantes en la regulación
Relaciones de competencia: individualismo como
principio de la competitividad
89
97
111
11
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez FORMAS Y REPRESENTACIONES POLITICAS DEL
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
FORMAS Y REPRESENTACIONES POLITICAS
DEL NEOLIBERALISMO
115
Liberalismo y regulación
El liberalismo económico
Liberalismo político comprehensivo
Neoliberalismo
Social-liberalismo
Liberalismo autoritario y neo-corporativismo voluntario
Artificios argumentales del neoliberalismo
y neoconservadurismo
116
118
118
121
122
124
127
DES-ESTRUCTURACIÓN, FLEXIBILIZACIÓN:
PRECARIZACIÓN Y EXCLUSIÓN
129
Competitividad: movilidad y preferencias del capital 129
Competitividad: precarización y exclusión 138
La ilusión rentable de los pobres trabajadores en el
mercado global / responsabilidad social empresarial
agenciada por el Banco Mundial 147
Destrucción del empleo y reinvención del trabajo 151
Escenarios del nuevo mundo del trabajo 157
Reestructuración del trabajo: “des-salarización”,
precarización laboral e informalización 161
El salto del Estado bienestar al bienestar del mercado 168
Del salto al asalto social: el enfoque social del
neoliberalismo
170
BALANCE ANTIECOLÓGICO DEL NEOLIBERALISMO
171
La falacia de la escasez de alimentos: el hambre
empieza a cobrar la cuenta, pero a los pobres.
El modelo energético y la presión económica
sobre la naturaleza
La relación coste / beneficio delata la mentira
171
187
196
12
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Víctimas de la inseguridad alimentaria 199
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Víctimas de la inseguridad alimentaria
199
QUIEBRES DEL MODELO NEOLIBERAL
210
Movimientos sociales Latinoamericanos: el caso
Argentina
216
AGENDAS, TENDENCIAS Y CONTRA
-TENDENCIAS: ENCRUCIJADAS
218
Las agendas de desarrollo social de la Organización
de las Naciones Unidas ONU
Propuesta de la Comisión Económica para América
Latina CEPAL
Variante de desarrollo alternativo como estrategia
anti cultivos de uso ilícito en Colombia
219
226
228
CAPITULO II: DESARROLLO SOCIAL ALTERNATIVO,
APUNTES PARA UN CAMBIO DE PARADIGMA
231
LA ACTUAL CRISIS: MÁS ALLA DE LA
EXPLICACIONES RACIONALES
232
Las contribuciones del foro social mundial
Las fisuras de las prácticas discursivas del desarrollo
De los cambios del paradigma al paradigma de cambio
Alternativas para construir la democracia en los
nuevos movimientos sociales
239
242
248
249
DESARROLLO SOCIAL ALTERNATIVO SOSTENIBLE
254
Búsqueda de un marco axiológico: del bienestar al
“bien ser” y “bien tener”
La coherencia ecológica y eficiencia energética de los
sistemas culturales para la sostenibilidad del desarrollo
254
256
13
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Sostenibilidad del desarrollo La equidad 261 262
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Sostenibilidad del desarrollo
La equidad
261
262
La composición del producto y la distribución del ingreso 266
ORGANIZACIÓN ESPACIAL Y REGULACIÓN
ALTERNATIVA
269
Planificación regional, ordenamiento territorial y
desarrollo endógeno
El sistema cultural
270
274
APUESTA TEORICO METODOLOGICA PARA LA
GESTIÓN DEL DESARROLLO SOCIAL ALTERNATIVO
SOSTENIBLE
276
Gestión integrada de la región y el territorio
Estrategia de construcción social de territorio, ciudad
y región
Comunidades de desarrollo armónico: pluralidad
cultural, social y ecológica
277
282
284
POLÍTICAS PÚBLICAS DE GESTION Y PLANIFICACIÓN
TERRITORIAL Y/O REGIONAL.
289
Desarrollo endógeno y autogestionario
El enfoque territorial del desarrollo local
Sistemas territoriales de producción, saberes y
redes de aprendizaje local
Enfoque del capital social y humano
Organizaciones sociales y desarrollo endógeno:
292
297
303
308
los proyectos regionales
312
RECURSOS NATURALES ESTRATÉGICOS
314
Uso y conservación sostenible del agua
314
14
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Agua, población y derecho a la vida 316
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Agua, población y derecho a la vida
316
Derechos y deberes sobre el agua: sostenibilidad
y
seguridad hídrica
324
Un cambio de perspectiva para la construcción cultural
de seguridad hídrica
Valoración de la biodiversidad, los recursos genéticos
326
y
soberanía alimentaria
327
Cambios en los consumos de proteína animal
Hacia la seguridad y la autonomía alimentaria
Carácter espacial de la seguridad y autonomía
329
330
(soberanía) alimentaria: los sistemas regionales
y
territoriales de producción
332
Extracción producción, comercialización, consumo
y
descarte alternativos.
336
Cambios de perspectiva y significación de las luchas
sociales
337
FORMAS DE LA EXCLUSIÓN Y LA MARGINACIÓN
341
ESPACIALIDAD Y TERRITORIALIDAD DE LA
ECONOMÍA DEL TRABAJO
362
La economía social (del trabajo) y las Unidades
domésticas de producción (UDP)
Relación de las Unidades Domésticas de Producción
con las empresas formales
363
372
Lineamientos en discusión para políticas incluyentes
y
de des-marginalización
374
Des-marginación e inclusión a través de comunidades
de desarrollo armónico local/territorial
La propuesta del BID de políticas incluyentes
Sistemas organizacionales integrales inteligentes
375
382
y
democráticos
387
15
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez EDUCACIÓN Y CULTURA: AMBITO DE UN NUEVO
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
EDUCACIÓN Y CULTURA: AMBITO DE UN NUEVO
CONOCIMIENTO
390
Investigación y acción como estrategia de cambio
sociocultural
Educación e investigación-acción para la transformación
Necesidad de métodos de investigación para nuevo
conocimiento
Comunicación e información para hacer efectiva la
democracia
398
399
400
411
CONCLUSIONES
412
BIBLIOGRAFÍA
416
CUADROS
Cuadro 1:
Permanencia en el empleo en países de la OCDE y
América latina 2004
166
Cuadro 2:
Producción mundial de cereales
183
GRAFICAS
Gráfica 1:
% de trabajadores con permanencia > de 10 años
en la OCDE y América latina 2004.
167
Grafica 2:
producción mundial de cereales en países en
desarrollos y desarrollados.
184
16
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Presentación En el marco de la conmemoración de
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Presentación
En el marco de la conmemoración de sus 62 años de existencia
institucional, la Universidad Industrial de Santander entrega
a
la comunidad académica y al conjunto de la sociedad el
presente trabajo del profesor Rafael Téllez. El significado de
cada producto intelectual es altamente valorado en nuestra
Alma Mater, pues subyace en su esencia la producción de
conocimiento, la constante reinterpretación de los fenómenos
culturales y el urgente, cuanto irrenunciable, vínculo activo con
la
sociedad. El texto que hoy presentamos se inscribe en el
marco histórico de nuestra Universidad, en su evolución como
comunidad académica, en su presente, en fin, tanto como en
su futuro.
El interés por la concepción y el desarrollo de refinados
artefactos de producción, la depuración en el manejo de
técnicas, la apropiación individual de “objetos nómadas”, al
decir de Jaques Attali y la incorporación masiva de tecnologías
al proceso productivo -formas conscientes de la actividad
humana-, se conciben como productos del talento que
facilitarían el acercamiento a las fronteras del conocimiento y
nos permitirían cerrar las brechas, en ocasiones abismales,
entre los países desarrollados y aquellos en vías de conseguirlo.
En nuestro caso colombiano y más precisamente en nuestro
ámbito inmediato regional, geográfico y cultural, la Universidad
Industrial de Santander emerge como la necesaria respuesta a
las inquietudes de una sociedad y una época, cuya generación
fincó sus esperanzas en alcanzar el anhelado progreso, superar
décadas de atraso y redimir el sueño de los gestores de la
independencia: consolidar una sociedad libre, con individuos
autónomos y capaces de reconocerse como sujetos de
responsabilidad por sus logros ante la sociedad. El avance y
crecimientodenuestrascomunidadesnosólohantraídoprogreso
17
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez y bienestar económico, sino que han generado
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
y
bienestar económico, sino que han generado paralelamente
y en no pocas ocasiones, severas y hasta irreversibles
perturbaciones del entorno natural, profundo malestar e
inconformidades individuales y colectivas, y en los casos más
dramáticos, graves e irreparables rupturas del entramado social.
No puede explicarse de otra manera el desencanto que produce
nuestra desapacible relación con el ambiente y las profundas
desigualdades sociales que subyacen a la implementación, en
ausencia de buen criterio y sentido auténtico de identidad, de
modelos económicos o de desarrollo concebidos en entornos
exógenos. Tiene un profundo sentido, por lo tanto, hablar de
modelos alternativos de desarrollo, al tiempo que la sociedad
global se sumerge de nuevo en la irresistible aventura por la
búsqueda de nuevos caminos que permitan aproximarnos, con
las luces de la razón, a nuestra condición humana. Se reafirma
en este libro, igualmente, que la Universidad es ante todo un
espacio físico y simbólico de confrontación de ideas, que admite,
permite y fomenta dimensionar y respetar la diferencia como
elemento consustancial de nuestra cultura. Y es precisamente
este elemento el que prevalecerá y en el que nuestra institución
se reafirmará constantemente, pues el reconocimiento de la
diferencia es también expresión suprema de libertad, con la
que nos hemos comprometido decididamente, a contrapelo de
aquellas formas dogmáticas y violentas de expresión que han
pretendido imponer un orden distinto al de la convivencia, la
tolerancia y la permanente reflexión, condiciones que impone
la sociedad sobre las preferencias individuales, sobre los usos
y
costumbres y sobre el entorno socio ambiental. En buena
hora se propone con este libro un diálogo que trascienda las
comunidades académicas, sino también de cara a la sociedad
en general, puesto que nos advierte de los peligros que
gravitan sobre sociedades y las personas cuando se asumen
acríticamente modelos de desarrollo e ideologías extrañas a
nuestro acervo cultural. El libro del profesor Téllez nos invita a la
sugestiva aventura de asumir la singularidad y la autonomía de
18
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez pensamiento como instrumentos para acuñar nuestro
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
pensamiento como instrumentos para acuñar nuestro desarrollo
y como pasaporte hacia nuestro propio destino histórico.
JAIME ALBERTO CAMACHO PICO
Rector Universidad Industrial de Santander
Agosto de 2010
19
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez 20
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
20
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez INTRODUCCIÓN Las representaciones del
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
INTRODUCCIÓN
Las representaciones del neoliberalismo con las que se ha
llenado un océano de discursos del modelo de desarrollo y la
globalización de los últimos cuarenta años, no han permitido
a
líderes ideólogos navegar muy lejos, por el contrario, han
encallado en un archipiélago de ideas confusas, sin capacidad
de respuesta a los problemas del desarrollo. Aún entre
neoliberales reina la confusión acompañada de pánico por la
crisis iniciada en sistema financiero en el 2009 y la actual crisis
europea. Allí no ha habido ni el suficiente ni el adecuado espacio
para aprehender la complejidad de los problemas, así como la
resignificación de las metáforas del tiempo y el espacio que
expresan la velocidad de inusitados cambios, la inestabilidad
socioeconómica y política como una constante y el quiebre del
sistema por el lado de regulación del orden social.
En efecto, cuando ya se creía controlado todo por parte de
las fuerzas del mercado centrado en el sistema de precios,
se desató la onda expansiva de crisis de las “subprimes” y
“comódites” en los estados Unidos a principios de 2008 y
comienzos de 2009. El sistema de mercado libre colapsó y el
presidente Obama sacó el haz de la regulación estatal de las
fuerzas perversas del mercado financiero y de capitales con lo
que se salvó del sistema desde comienzos de 2010. El costo de
la
nueva regulación superó los 1.500.000 millones de dólares
como el precio que la sociedad no solo norteamericana tuvo
que pagar para restablecer en el trono al capital financiero.
Cuando todo se creyó nuevamente bajo control, un nuevo brote
de crisis se desencadenó en Europa por el desbordamiento del
déficit fiscal que presionó la devaluación del euro, como ocurre
con el dólar, trayendo mayor incertidumbre en el sistema. En fin
la
única constante, en la inestabilidad, no quieren saber dónde
iniciará otra crisis, los líderes políticos han cerrado los ojos para
sentir el vértigo del tobogán del neoliberalismo.
21
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Algunos han vaticinado que estamos presenciando el
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Algunos han vaticinado que estamos presenciando el colapso
del modelo neoliberal dada la porosidad del sistema de mercado
y los contradictorios resultados del sistema precios que terminó
anulando los objetivos de eficiente asignación–distribución de
recursos a favor y subordinado al sistema financiero el cual
estructura y ordena el flujo de capitales y su valorización. Otros
esgrimen la tesis marxista del colapso del sistema engendrado
en dos contradicciones dicotómicas: las fuerzas productivas
relaciones de producción y lucha de clases (capitalistas–
proletarios).
Para matizar este conjunto de argumentos, el caso del socialismo
de mercado chino le sirve de argumento plausible para
argumentar el fracaso del neoliberalismo pero, paradójicamente,
olvidan la victoria de la racionalidad económica de la propiedad
y
la necesidad del individualismo competitivo como pilares
del mercado que hoy explican el éxito comercial del modelo
chino y el fracaso del modelo cubano que inició un proceso de
reducción del tamaño del Estado y universalización en Cuba de
la
iniciativa privada, lo que supone la instalación de un mercado
que realice los excedentes de la producción, un mercado local
de
nuevos productores y consumidores.
A
estos intentos podría añadirse la inacabada explicación
del escenario de América latina, Centroamérica y el Caribe
caracterizado por la diversidad estructural y diferenciados
regímenes políticos y modelos de gestión de estado y
mercado al mismo tiempo. Ello indica la multi-polarización y
“continentalización” de la de economía global, con trayectorias
impredecibles y escenarios interdependientes, configurando
una especie de heterogeneidad espacial de la globalización y
relativizando la tesis del colapso del sistema.
De esta manera se perfila la ruptura de los enfoques
“totalizantes” de leyes y categorías del desarrollo representadas
22
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez en los modelos neoclásicos de crecimiento y los
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
en los modelos neoclásicos de crecimiento y los clásicos del
desarrollo, así como los análisis de las asimetrías centro-periferia
o de la dependencia que se debatieron hasta la segunda mitad
del siglo XX. Para superar el citado enfoque, se adopta el
concepto de heterogeneidad espacial desde el paradigma de la
construcción social del espacio, como un proceso deliberado y
resultado de la acción relacional e interdependiente de fuerzas
exógenas y endógenas que permiten leer en el lugar, el espacio,
el territorio y /o la región más nítidamente los rasgos y lógicas
de la dinámica global del sistema. Este planteamiento pone en
cuestión la idea de una globalización espacialmente compulsiva
y homogenizante desde donde se preconizó la destrucción del
“estado Nacional” y la eliminación de las restricciones espaciales
para levantar el altar al mercado.
En este sentido, una gran variedad de discursos compiten
por explicar las tendencias indeseables del desarrollo e
interrogan por las promesas de bienestar, equidad y paz del
modelo instalado en el consenso Washington y las cumbres
del foro económico mundial o la OMC. Se activan así nuevos
retos científicos, sociales y políticos, nuevas preguntas que
es necesario formular. Los estudios proliferan y los análisis se
agudizan enfilados hacia la ciencia económica y los modelos
teóricos de corte clásico y neoclásico. El debate es intenso y
enriquecedor con preguntas inéditas desde el conjunto de
las ciencias sociales desmoronando la “sobre-determinación”
económica de la crisis, haciendo obsoleta o necesaria pero
suficiente la ortodoxia de la economía política.
En este marco el trabajo interroga al modelo neoliberal para
luego plantearse la hipótesis de un desarrollo social alternativo
que enfatiza el tema de distribución del ingreso, el patrimonio
ecológico-ambiental y cultural, pasando por esclarecer los
sentidos y desencuentros de los enfoques neoclásicos de la
economía del bienestar de Pigou, del mercado en Hayek o la
23
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez justicia distributiva de Rawls y el liberalismo
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
justicia distributiva de Rawls y el liberalismo comprensivo de
Amartya Sen, que están detrás de las formas y representaciones
del neoliberalismo.
En el primer capítulo se presentan enfoques teórico-
conceptuales del modelo de desarrollo neoliberal, entendidos
estos como formas y representaciones diferenciadas, abordado
en tres partes: en la primera se intenta una síntesis de las
principales fuentes teórico-conceptuales de la apología y la
crítica del modelo y sus aplicaciones en distintas experiencias
recientes europeas y latinoamericanas. En la segunda se hace
un acercamiento a la estructura conceptual que desde la teoría
de la regulación caracteriza el régimen de acumulación y el
modo de regulación y permite ubicar el lugar de la relación
capital trabajo y la triada estado-capital-sociedad. En la tercera
parte se describen las formas y representaciones políticas del
neoliberalismo terminado con el análisis del mundo del trabajo
en su relación con el capital en la nueva fase de acumulación.
Una cuarta parte de este primer capítulo analiza las principales
consecuencias de gestión e implementación del modelo y la
manera como los organismos internacionales asume o soslayan
la responsabilidad.
El segundo capítulo plantea un enfoque conceptual de desarrollo
social alternativo como síntesis de prácticas discursivas y
experiencias que se desenvuelven, particularmente, en América
latina, Centroamérica y el Caribe. En la primer parte propone un
enfoque teórico conceptual cercano a un cambio de paradigma
que empieza por situar la crisis como un descentramiento
espiritual de la sociedad y la cultura como argumentación de
la necesidad de una nueva manera de pensar el desarrollo
para desentrañar nuevas maneras de actuar. La segunda parte
plantea líneas de discusión sobre el pensamiento alternativo
que recoge distintas corrientes teóricas y movimiento que como
contra tendencias se resisten a la exclusión y la marginación.
24
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Este acercamiento se enmarca en la reinterpretación
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Este acercamiento se enmarca en la reinterpretación de los
referentes del desarrollo en términos de objetivos de desarrollo
humano y calidad de vida pero como resultado de la interacción
de los procesos de crecimiento, equidad y reproducción de la
población. Propone un acercamiento al desarrollo sostenible
alternativo aterrizando estos tres procesos en la base natural,
conectados a través del concepto de coherencia ecológica y
en cuyo desenvolvimiento genera una frontera ecológica y
ambiental de de posibilidades de producción.
El tratamiento del tema población, aunque no se desarrolla,
deja indicada la importancia en función de la necesidad
de incrementar o revalorizar la frontera de posibilidades de
producción. La segunda parte introduce la discusión de una
regulación alternativa destacando el lugar central del Estado
y la sociedad a través organizaciones subrayando el enfoque
espacial y territorial de los procesos y las estrategias de
desarrollo donde el territorio ocupa un lugar muy importante
como unidad de vida.
25
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez CAPITULO I FORMAS Y REPRESENTACIONES DEL MODELO
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
CAPITULO
I
FORMAS Y REPRESENTACIONES DEL
MODELO DE DESARROLLO
27
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez RUPTURAS Y CONTINUIDADES EN EL PARADIGMA DE
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
RUPTURAS Y CONTINUIDADES EN EL PARADIGMA DE
ECONOMÍA DE MERCADO Y DESARROLLO ECONÓMICO
Boyer (1992) afirmaba que “cuando las crisis duran, las
ortodoxias se agotan” 1 . En efecto, desde la década de los años
70 se vienen ensayando recetas y acumulando los problemas
de un largo ciclo de crisis petrolera, acompañada de crisis
financiera y empobrecimiento de miles de millones de personas
y ambientes ecológicos para la alimentación y la vida. Los
problemas que se dieron por resueltos con la fórmula “ultra-
neoliberal” de liberalización de las economías nacionales en un
marco de desregulación global planteado desde el “consenso
de Washington” 2 , no solo se profundizaron sino se diversificaron
dichos problemas.
Pero pronto los promotores del “consenso de Washington”
se encontraron con limitaciones estructurales no previstas
de economías nacionales dependientes, sustentadas en la
expansión del gasto público que derivó en corrupción pública y
privada incrementando los costos de transacción y, en general,
promoviendo la secularización de la avaricia como valor
cultural del neoliberalismo. Entonces se optó por una estrategia
participativa con la vinculación de más de 120 gobiernos, para
legitimar el “libre comercio”. En consecuencia se implementó la
Organización Mundial de Comercio (OMC), en la cual se llegó a
una especie de pacto de “gobernabilidad global”. Así se estrenó
un fundamento empírico para la convergencia, desarrollo y
crecimiento, como objetivo central en la “era de la globalización
neoliberal”, que como ya se sabe, es dirigida por las grandes
potencias.
1 /BOYER Robert (1992). La teoría de la regulación. Un análisis crítico, Eds. Alfons el Magnànim-IV, Valencia, pp. 9-11
2 Este acuerdo es un espacio político-económico-intelectual, integrado por el FMI, el BM, el Congreso de los EUA,
la Reserva Federal, los altos cargos de la Administración y los grupos de expertos. La agenda acordada en los 90
contenía los siguientes temas: i.) Disciplina presupuestaria; ii.) Cambios en las prioridades del gasto público (de áreas
menos productivas a sanidad, educación e infraestructuras); iii.) Reforma fiscal encaminada a buscar bases impositivas
amplias y tipos marginales moderados; iv.) Liberalización financiera, especialmente de los tipos de interés; v.)
Búsqueda y mantenimiento de tipos de cambio competitivos; vi.) Liberalización comercial; vii.) Apertura a la entrada de
inversiones extranjeras directas; viii.) Privatizaciones; ix.) Desregulaciones; x.) Garantía de los derechos de propiedad.
29
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Paralelamente, se ha venido fortaleciendo el
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Paralelamente, se ha venido fortaleciendo el interés en el
Foro Económico Mundial en cinco aspectos cruciales: “(i)
Colaboración empresarial en un escenario de competencia,
(ii) Ataque a la inseguridad económica (la crisis de USA), (iii)
Alineación de los intereses entre países, (iv) Exploración de
nuevas alternativas de producción que ofrecen los recursos
naturales, (v) Entender las futuras tendencias económicas” 3 . En
efecto, la última reunión del 2008 el FEM centró sus objetivos 4
en la renovación de los votos del neoliberalismo. Bill Gates
pidió al “capitalismo creativo que utilice las fuerzas del mercado
para hacer frente a las necesidades de los países pobres” 5 .
Estas preocupaciones son sintomáticas de lo que puede
estar ocurriendo en el interior del sistema económico, esto es,
el mundo reducido a eso, a un sistema económico unilineal.
Demasiado optimista para los economistas e ingenuo para
los capitalistas y los líderes políticos. Ni la Organización para
la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE 6 , ni el FEM, 7
ni la Organización Mundial de Comercio OMC, han podido
entender la advertencia hecha por el profesor Klaus Schwab en
1971, sobre el efecto empobrecedor de la globalización. Por el
contrario, estos organismos se convirtieron en plataforma de
los intereses monopólicos transnacionales, auspiciadas por el
Banco Mundial BM y el Fondo Monetario Internacional FMI.
Como se ve, estas agendas subvaloraron lo social y la
naturaleza 8 , reduciendo su visión a la racionalidad instrumental
3
Rev. Ophélimos (2008), Febrero 4/08. En Davos, Suiza, a comienzos de 2008, representantes de 88 países se
reunieron para discutir sobre el estado de la economía mundial, con especial interés en la crisis de los Estados Unidos.
4
Ibid. p. 10
5
BAN-KI-MOON, Secretario general de la ONU manifestó en este foro que “las empresas se están convirtiendo en
parte de la solución, no en parte del problema”
6
La OCDE tiene su sede actual en París y la conforman Alemania, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, España,
Estados Unidos, Francia, Grecia, Irlanda, Islandia Italia, Luxemburgo, Noruega, Holanda, Portugal, Reino, Unido,
Suecia, Suiza, Turquía, Japón, Finlandia, Australia, Nueva Zelanda, México, República Checa, Corea del Sur, Hungría,
Polonia y Eslovaquia.
7
El Foro Económico Mundial (FEM) fue propuesto en 1971 por el profesor Suizo Klaus Schwab, con la advertencia al
mundo de que la globalización “sólo beneficia a unos pocos”.
8
En enero de 2007 el FEM de Davos reconoció, por primera vez, la necesidad de reducir las emisiones de CO 2 para
hacer frente al cambio climático, luego de 29 años de historia de esta institución.
30
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez de fines individuales para levantar un altar al
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
de fines individuales para levantar un altar al capital en el templo
de los deseos transables e insaciables del mercado, a través de
la OMC, que es piedra angular de la arquitectura del comercio
internacional controlada por Estados Unidos, Europa occidental,
China, Canadá y Japón. Según Sachs tanto los adversarios
como los líderes del G-8 y del FEM, se acusan mutuamente de
no entender las realidades de la globalización. Los neoliberales
y ahora los socialistas chinos, “Dicen y dirán que la globalización
no sólo es inevitable, sino buena para el desarrollo”, al tiempo
que los líderes del Foro Social Mundial FSM dirán que la brecha
entre ricos y pobres está creciendo. Ambos grupos hablan de
verdades a medias, según J. Sachs 9 .
En este contexto, los debates sobre la crisis están marcados
por el determinismo economicista unilineal, al tiempo que se
desenvuelven en medio de un clima socio-político caracterizado
por la violencia y el empobrecimiento de miles de millones
de personas que, adicionalmente, enfrentan la amenaza
del terrorismo alimentario, en medio de la sobreoferta de
productos agrícolas controlados por Estados Unidos y China
principalmente, y utilizados por éstos para paliar la crisis
energética (biocombustibles) y los altos precios del petróleo.
En este sentido, la ONU ha hecho público el balance de la
competencia intercapitalista con 4.500 millones de pobres y un
planeta al borde del colapso ambiental, lo cual dice algo acerca
de la “eficacia” de las mencionadas agendas, impulsadas por
un renovado neo-mercantilismo 10 , que, a diferencia del siglo
XVII, hoy promueve la movilidad (circulación) del capital en
un espacio global, escenario privilegiado de la realización del
capital financiero, al cual se subordina toda la economía, con la
cooperación del Estado neoliberal.
9 SACHS D. Jeffry. “Malas y buenas de la globalización”, en New York Times, Magazín, Oct. 2005
10 El mercantilismo fue un tendencia de la economía política burguesa y de la política económica de los Estados
en los siglos XV-XVIII; reflejaba los intereses del capital comercial cuando éste todavía se hallaba unido al capital
industrial. Los mercantilistas consideraban que la ganancia se crea en la esfera de la circulación y que la riqueza de
las naciones se cifra en el dinero.
31
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Evidentemente, queda por fuera de estas agendas la
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Evidentemente, queda por fuera de estas agendas la justicia
distributiva que propuso Rawls o la equiparación de capacidades
de Amartya Sen referidos a los problemas que sufren millones
de familias y trabajadores excluidos y marginadas en el campo
y
los centros urbanos. Queda por fuera también el drama de
las víctimas de las guerras (desplazados y refugiados), y de
las catástrofes naturales que azotan al mundo, así como los
desnutridos en riesgo de muerte por hambre. ¿De qué le sirve a
éstos el FEM?; ¿de qué les sirve la OMC a los miles de millones
de excluidos de la estructura productiva y de los mercados
de bienes, servicios y empleo?; ¿de qué le sirve la revolución
tecnológica a los pescadores sin peces, a los cultivadores sin
tierra, a los vendedores sin bienes ni mercados o a los habitantes
de asentamientos subnormales?; ¿de qué les sirve a los que
añoran la paz, los millones de innovaciones tecnológicas?
Llegamos a la primera década del siglo XXI y lejos de resolver
los problemas que llevaron a la crisis de los 70 relacionada
con la petro-dolarización y el sobre-endeudamiento externo
de los países en desarrollo, se acentuaron los factores
desestabilizadores del sistema capitalista con efectos de mayor
empobrecimiento social y ambiental. La lectura de estas nuevas
realidades en el siglo XXI persiste en confiar que el paradigma de
la
“economía de mercado” resuelve los problemas a largo plazo,
reeditando la economía del bienestar (Welfare economics) 11
de Pigou, 12 según la cual el bienestar debe entenderse como
“un estado de ánimo subjetivo”, derivado de la sumatoria de
utilidades marginales individuales, como supuestos de la teoría
del equilibrio general parettiano.
Según este paradigma neoclásico, el problema de las
desigualdades se resuelve con la igualación de las rentas
(una especie de renta básica) a través de los mecanismos de
11
PIGOU Arthur (1941). Employment and Equilibrium,
12
PIGOU Arthur (1920). The economics of welfare, Ed. Macmillan, London
32
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez redistribución del Estado hacia la población sin
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
redistribución del Estado hacia la población sin capacidad
para acceder a satisfactores. De esta manera los objetivos de
igualdad no solo son posibles, sino que hace eficientes a los
individuos en el uso y consumo de servicios y políticas públicas,
allanando así el camino de retirada del Estado y la despolitización
de la economía. De este modo los pobres se constituyen en
el universo del Estado haciéndolos cogestionadores del orden
social que requiere la economía de mercado subsumida en esa
nueva “economía del bienestar” propuesta por Pigou.
Aestenivellasdesigualdadessocioeconómicasnocomprometen
la tendencia general al equilibrio, puesto que son transitorias
en función de la igualación social de las utilidades marginales
que se consiguen con la transferencia de rentas. Sin embargo,
es insuficiente este argumento dada la relación que hay entre
distribución del ingreso y los ciclos económicos de crecimiento.
En este sentido, la realidad muestra que el crecimiento no
es homogéneo y tampoco la generación de ingresos, por
lo que surgen desigualdades e inequidades espacialmente
distribuidas. Al respecto Kuznets 13 argumentó que al inicio del
proceso de desarrollo se presenta una distribución equitativa
del ingreso en términos del coeficiente de Gini 14 , pero a media
que empieza a crecer la economía, la relación equidad / ingreso
comienza a deteriorarse y el coeficiente de Gini comienza a subir,
hasta alcanzaun nivel máximo. A partir de allí el nivel de equidad
comienza a mejorar conforme aumenta el ingreso, pero no es
espacialmente uniforme, por lo que se justifica la utilización de la
curva de Lorenz para representar las distribuciones espaciales
desiguales de los ingresos medidos por el coeficiente de Gini.
Respecto de este argumento neoclásico de la economía del
bienestar, la crítica de Amartya Sen subraya la imposibilidad
13
KUZNETS Simon (1955). “Crecimiento económico y desigualdad del ingreso”, Ed, AER, México
El Gini, es un índice de concentración de la riqueza y equivale al doble del área de concentración. Su valor estará
entre cero y uno. Cuanto más próximo a uno sea el índice Gini, mayor será la concentración de la riqueza; cuanto
más próximo a cero, más equitativa es la distribución de la renta en ese país
14
33
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez de cuantificar el bienestar como premisa de las
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
de cuantificar el bienestar como premisa de las políticas
igualitaristas de “justicia distributiva” propuesta por Rawls 15
destinadas a la disminución de la pobreza a través de una
supuesta redistribución de rentas en doble sentido: de pobres
a
ricos y de ricos a pobres, buscando igualar las utilidades
marginales como presupuesto de la justicia 16 , lo que A. Sen
califica como imposible porque dice que las tesis prevalecientes
apuntan a privilegiar la cantidad de bienestar sin importar los
problemas de inequidad o asimetrías entre grupos de población 17
o
los medios para conseguirlo. En su crítica A. Sen sustituyó
el enfoque cuantitativo con el concepto de “la igualdad de
capacidades” a partir de unas “dotaciones iniciales” que llevan
al
postulado de de “igualdad de capacidades” pretendiendo así
superar el enfoque cuantitativista de bienes básicos 18 en el que
se basa la justicia distributiva planteada por Rawls 19 .
De otra parte, desde esta lógica de mercado, la libre asignación
de precios como mecanismo mediante el cual la libertad de
elegir se traslada a todos los individuos para acceder y asignar
eficientemente factores a precios “justos”, de modo que puedan
obtener cantidades de utilidad o bienestar (bienes y servicios)
comparables. Es aquí donde la “igualdad de capacidades” de
Amartya Sen entra en el juego de la libertad de elegir entre
varias opciones de bienestar disponibles que dependen de la
igualación de capacidades individuales y colectivas para recibir y
transferir rentas (bajo la forma de “dotaciones iniciales”) a través
de mecanismos redistributivos operados desde el Estado y en
el
marco de la economía de mercado, en cuyo caso necesita
una sociedad de mercado. Para el caso L. Mises precisa que
“la economía de mercado es un sistema social fundamentado
en la propiedad privada de los medios de producción, en
15
RAWLS John (2002). La justicia como equidad, una reformulación, Ed. Paidos, Barcelona, Pp.42
16
HERNÁNDEZ Andrés (2006). La teoría ética de Amartya Sen, Ed. Siglo del Hombre y Universidad de los Andes,
Bogotá Colombia, Pp.36
17
SEN Amartya Kumar(2000). Desarrollo y libertad. Editorial Planeta, pp. 438-439
18
HERNÁNDEZ Andrés (2006). Op. Cit, P 187
19
RAWLS John (2002). La justicia como equidad, una reformulación, Ed. Paidos, Barcelona, Pp. 40-42
34
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez el que los hombres actúan con libertad y
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
el que los hombres actúan con libertad y el gobierno tiene la
responsabilidad de preservar el funcionamiento del proceso,
vigilando y castigando fraudes y engaños” 20 .
Mises dice que dentro de una economía de mercado es posible
la existencia de empresas de propiedad estatal, pero sujetas
al mercado; en consecuencia, el socialismo o la economía
mixta son imposibles. Según este economista el socialismo
no es factible debido a que no puede generar precios reales
de los productos, impidiendo todo cálculo empresarial y
económico. La economía mixta, por su parte, también es un
imposible porque –según Mises- “no pueden existir dos fuerzas
reguladoras del mercado al mismo tiempo, o lo es la autoridad
o
lo es la acción libre del hombre” 21 y en este último caso, el
individualismo se levanta como eje del orden económico, como
lo plantea Hayek 22 , el alumno más destacado de Mises y el “más
lúcido del neoliberalismo”, según Hinkelammert 23 .
Sin embargo, ya desde mitad del siglo XX, Karl Polanyi definía
la economía de mercado en los siguientes términos: “Una
economía de mercado es un sistema económico regido, regulado
y
orientado únicamente por los mercados. La tarea de asegurar
el
orden en la producción y la distribución de bienes es confiada
a
ese mecanismo auto-regulador (el sistema de precios), en
consecuencia lo que se espera es que los seres humanos se
comporten de modo que pretendan ganar el máximo dinero
posible: tal es el origen de una economía de este tipo” 24 .
20
MISES Ludwig Von (1962) La fundación definitiva de la ciencia económica, Ed. PEC. Barcelona, España
21
MISES Ludwig Von (1949). La acción humana. Ed. PEC. Barcelona, España. Mises argumenta que “La economía
basada en el lucro hace prosperar a quienes supieron satisfacer las necesidades de las gentes de la manera mejor
y
más barata. Sólo complaciendo a los consumidores es posible enriquecerse. Los capitalistas pierden su dinero en
cuanto dejan de invertirlo en aquellas empresas que mejor atienden la demanda del público. En un plebiscito donde
cada céntimo confiere derecho a votar, los consumidores a diario deciden quiénes deben poseer y dirigir las factorías,
los comercios y las explotaciones agrícolas. El control de los factores de producción constituye una función social
sujeta a confirmación o revocación por los consumidores soberanos.” P 43
22
HAYEK Friedrich Von (1980). Individualismo y orden económico, en Rev. Economía, Buenos Aires, Argentina, pp. 12
HINKELAMMERT Franz (2009). Hacia una economía parta vida, preludio a una reconstrucción de la economía, Ed.
Justicia y vida-Compromiso, Bogotá, Colombia. Pp. 329
23
24
POLANYI Karl (1997). La gran transformación, critica del liberalismo económico, Ed. La piqueta, Madrid, España,
P,
122
35
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez En este sentido, la base teórica del neoliberalismo
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
En este sentido, la base teórica del neoliberalismo está ligada
al paradigma neoclásico de la utilidad marginal y el “sistema
de precios”, que se comportan como un sistema de señales
que trasmiten información a productores y consumidores para
tomar decisiones de maximización de los beneficios y utilidades,
esperando que todos adopten tales comportamientos racionales
sin afectar el de otros. Es este el origen del orden social que
el neoliberalismo pregona apoyado en las tesis de Hayek 25 y
asociado a la necesidad de la libertad de elegir 26 , pero nótese
que es un orden sin sustento para la “óptima asignación de
recursos y factores productivos” en una economía dominada por
los monopolios. El argumento de orden alude a la sociedad de
mercado como correlato de la economía de mercado, haciendo
causa común con la economía del bienestar pigouniana y que
F. Hinkelammert pone en cuestión al preguntarle a Hayek por el
origen y la naturaleza destructiva de aquel orden 27 .
En los discursos ideológicos contemporáneos, a los cuales se
hace alusión más adelante, es recurrente -especialmente en los
socialistas y socialdemócratas europeos y norteamericanos- el
tema del bienestar social asociado a la distribución de la renta o
el ingreso. En este sentido, recientemente se instaura una nueva
regulación para superar la crisis iniciada en 2008 - 2009 en USA
y
2010 en la Unión Europea destinadas a la redistribución social
de la responsabilidad para la recuperación del sistema financiero
y
fiscal. Los supuestos neoclásicos del equilibrio general y el
pleno empleo sufrieron un revés y la economía de mercado se
ha visto seriamente amenazada por una latente deflación, de
manera que el pensamiento neoliberal resulta ser muy limitado
para interpretar la realidad actual y más aún, para formular una
salida.
25
HAYEK Friedrich Von (1980). Individualismo y orden económico, en Rev. Economía, Buenos Aires, Argentina, pp.
23
26
FRIDMAN Milton y FRIDMAN Rose (1980). Libertad de elegir. Ed. Grijalbo, Barcelona España, pp. 31
HINKELAMMERT Franz (2009). Hacia una economía parta vida, preludio a una reconstrucción de la economía, Ed.
Justicia y vida-Compromiso, Bogotá, Colombia. Pp. 339
27
36
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Al respecto, el objetivo de asegurar el orden
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Al respecto, el objetivo de asegurar el orden en la producción
y
la distribución de bienes que se confiaba al mecanismo auto-
regulador (el sistema de precios de la economía de mercado),
no funciona y por tanto no puede garantizar que productores y
consumidores maximicen sus expectativas de obtener mayores
cantidades de utilidad. Sobre este debate teórico Marx, Polanyi
y
otros han aportado claridades en vista de las experiencias
latinoamericanas y asiáticas como la China, es necesario
recabar, puesto que la economía de mercado que se esperaba
podía ser superada con el paradigma de la economía socialista,
pero por el contrario, fue fortalecida.
En efecto, el régimen socialista de mercado chino implementó
una estrategia de crecimiento pasando por encima de la gran
muralla sus excedentes exportables y conectándose al comercio
internacional de manera exitosa en un milagro soportado en
la sobre-exploración del trabajo generador de concentración
del ingreso. El caso de la China es muy llamativo por su peso
hoy como la segunda economía del mundo después de USA,
resultado del drástico giro que en 1978 Deng Xiao Ping dio
instituyendo una estrategia “neocapitalista de Estado” que puso
al Estado a estrenar políticas financieras y privatizaciones a gran
escala abriendo la economía al mercado.
En el caso de India, el cambio se produjo a comienzos de
1990, motivado por una profunda crisis que obligó al gobierno
a
modificar décadas de política socialista y abrirse al mercado.
En China, los ingresos medios son una séptima parte de los de
Estados Unidos, mientras que en India la renta es escasamente
superior a la mitad de lo percibido en China. Según la OMC,
las exportaciones chinas representan aproximadamente 764 mil
millones de dólares, frente a los 96 mil millones de India. El 91%
de las exportaciones chinas son productos manufacturados,
mientras que en India lo son en el 75% de las ocasiones, basado
en las exportaciones y la precarización del trabajo.
37
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Por otra parte, el 60% de las exportaciones
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Por otra parte, el 60% de las exportaciones chinas de servicios
son viajes y transportes, mientras que en India esa cifra se reduce
al 22% (los servicios exportados por India son básicamente
tecnológicos). Resultado de este modelo, el nivel salarial de
China e India continúa siendo el de países “muy pobres”, pues,
en 1981 en China había 633 millones de personas que vivían
con menos de un euro al día. Esa cifra se redujo a 211 millones
en 2001, pero sorprendentemente, esa reducción tuvo lugar
antes de la integración del país en la economía mundial. India,
pese a su desarrollo, sólo ha conseguido pasar de 358 millones
de pobres en 1981 a 282 millones veinte años después.
Estos llamados “nuevos gigantes” encubren con su boom
comercial una vergonzosa situación de empobrecimiento,
pues mientras que India genera profesionales de inmenso
talento el 75% de los niños indios abandonan el colegio antes
de los 14 años. En China, el 15% de la población entre 18 y
23 años está estudiando en la universidad, en comparación
con el 7% de India. Además, sólo el 9% de los adultos chinos
son analfabetos; en India esa cifra se dispara hasta el 40% (un
13% de las mujeres chinas y un 55% de las mujeres indias,
respectivamente). Por otra parte, 60% de las ciudades mayores
de China carecen de agua potable en condiciones aceptables,
unas 700 millones de personas beben agua contaminada; están
agotándose sus reservas pesqueras y el Norte de China, donde
200 millones de campesinos producen la mitad de los cereales
que se consumen en el país, se está secando a ritmo acelerado.
El sorprendente crecimiento de China en los últimos diez años
con consecuencias catastróficas en la inmensa región asiática.
Esta región sufre el impacto ambiental y alimentario del plan
chino de construir docenas de presas gigantescas a lo largo de
los ríos Mekong, Salween, Irrawaddy y Brahmaputra. En este
contexto China presentó los juegos olímpicos de Beijín-2008,
como un escenario contradictorio hacia donde se enfocaron
los reflectores del comercio, con un discreto y selectivo turismo
38
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez plagado de espionaje y control autoritario de su
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
plagado de espionaje y control autoritario de su población, en
medio de la más alta contaminación del mundo del régimen
socialista. Surge entonces una vez más la pregunta al BM
y la OMC: ¿cómo es que el libre comercio y la globalización
neoliberal o el socialismo de mercado son el remedio para la
pobreza y los problemas ambientales?
En el caso de estas sociedades, recién colonizadas por el
neoliberalismo, se universaliza así la des-salarización del
trabajo de millones de habitantes, para proclamar una “libertad
de comercio”, que socava los derechos de los trabajadores y
genera excedentes comerciales a costa de los trabajadores de
otros países. Muchos en realidad no se oponen a la “libertad de
comercio”, sino que se resisten a la utilización de esa libertad
para inconfesables propósitos, prácticas mafiosas y terrorismo
de Estado que ponen en cuestión la legalidad de la economía,
como el caso de la famosa Compañía Blackwater, responsable
de proveer mercenarios a Irak y a América Latina como un
mercado para diversificarse 28
Por eso se dice que el neoliberalismo como práctica discursiva 29 ,
tiene quiebres, discontinuidades y variante representados en
un discurso ideológico polisémico que logra confundir a los
incautos. Es “un monstruo de mil cabezas”, cuyo corazón es
la insaciable codicia del dinero, “causa de todos los males”,
por lo que el bienestar es desigual y el intercambio monopólico
usufructuario y especulativo, como rasgo del pensamiento
neoliberal que unifica la representación del mundo presente y el
SCAHILL, Jeremy (2007). El ejército mercenario más poderoso del mundo, Ed. Paidos, Madrid, pp.19.
BLACKWATER S. A. es una empresa privada estadounidense que ofrece servicios militares de seguridad. Fue
fundada en 1997por Erik Prince y Al Clark. La sede principal está situada en Carolina del Norte, donde poseen un
campo de entrenamiento táctico especializado. La empresa entrena a más de 40.000 personas al año procedentes
de distintas ramas del ejército, así como de otras agencias de seguridad de varios países. Actualmente es contratista
privada más importante del Departamento de Estado de los Estados Unidos, cerca del 90% de sus beneficios
actuales procede de los contratos con el gobierno norteamericano. Es una de las 177 firmas de seguridad privadas
empleadas durante la guerra de Iraq para proteger a funcionarios, instalaciones, entrenar al ejército y a la policía
iraquí, así como proporcionar ayuda a las Fuerzas de la Coalición.
28
29
FOUCAULT, Michel (1977). Arqueología del saber. Ed. Siglo XXI, México, pp. 87. Se asume, como lo plantea
Foucault, que las prácticas se relacionan con enunciados sobre el fondo de una episteme; la base que distribuye su
saber, las leyes de construcción de sus objetos y su modo de dispersión.
39
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez porvenir. Al respecto Milton Friedman, sostenía que
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
porvenir. Al respecto Milton Friedman, sostenía que la “Idea de
la riqueza de las naciones de Adam Smith, es engañosamente
sencilla: si un intercambio entre dos partes es voluntario, no se
llevará a cabo, a menos que ambas crean que dicho intercambio
les beneficiará. Muchos errores económicos se derivan del
olvido de esta sencilla idea, de la tendencia a creer que hay
una verdad inmutable.” 30 “La libertad de elegir” asignada como
atributo necesario a los productores (las multinacionales),
parte del supuesto de una racionalidad ajustada al bien común
mediante la libre asignación de los precios según Friedman,
por eso su énfasis en el sistema de precios como mecanismo
principal de funcionamiento del mercado. 31
Según este planteamiento, el sistema de precios es, a su vez,
un mecanismo de trasmisión de la información a productores y
consumidores acerca de las cantidades de un bien que se están
produciendo y se deben producir o adquirir. Este razonamiento
parece lógico y se utiliza para promover la generalización de
comportamientos individualistas 32 en el marco de una sociedad
global, y sobre todo, para hacer una lectura de la crisis ambiental
y energética actual, resultado de la inadecuada injerencia del
Estado o fallas de los dispositivos de regulación.
En contravía de la doctrina neoliberal, la dinámica cultural
se presenta como océano donde todas las corrientes de
pensamiento llegan y dejan ver su capacidad de diálogo,
superando la polarización pugnaz entre ideologías con fuerte
arraigo nacional, porque al fin de cuentas, como dice el
proverbio italiano “después del juego, el rey y el peón, vuelven
a la misma caja”. También en contravía porque en la realidad,
30
FRIEDMAN, Milton y Rose (1983). La libertad de elegir, ed. Orbis, Barcelona, España, Pp. 30
31
Op.Cit. (1983) Pp. 31-43
32
SMITH, Adam. La riqueza de las naciones, Ed. Orbis, Barcelona , España, Pp. 74 -95. Recuérdese que aún Smith,
planteó el principio clásico en términos de la relación de la teoría del valor y los precios, en el sentido de que los
precios reales y precios nominales son resultado del trabajo y de la moneda, respectivamente. El trabajo es la medida
real de toda mercancía y las cantidades de trabajo son la condición del intercambio, junto con la propiedad y la renta
de la tierra, factores que determinan el precio de los bienes.
40
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez los “Estados nación” son reinterpretados como
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
los “Estados nación” son reinterpretados como ámbitos
espaciales de realización de la acumulación, en tanto empresas
multinacionales y mafias se apoderan de regímenes políticos
como plataformas “nacionales” de la nueva regulación global,
para asegurar el libre funcionamiento del sistema de precios.
Un salida provisional fue propuesta por los regulacionistas
después de los años 80 (Boyer, Lipetz: 1997) con el concepto
de modo de regulación correspondiente al relanzamiento de
la acumulación, centrando el modelo productivo en la gestión
del trabajo y la destrucción del empleo. Por este argumento
fueron acusados de comunistas en Estados Unidos, en cuanto
este enfoque intentó explicar el funcionamiento y regulación
del sistema desde una perspectiva de “interacción más
amplia entre historia y teoría, estructuras sociales, instituciones
y regularidades económicas” 33 . Boyer (1987), citado por
Diego Guerrero 34 , señala que el concepto de regulación, en
el sentido específico de las escuelas, hace referencia a las
“Transformaciones a largo plazo de las economías capitalistas”,
en un marco analítico que “combina las intuiciones de Marx y
la macroeconomía kaleckiana o keynesiana con el objetivo de
revivir los análisis institucionalista o historicistas” 35 .
Es desde esta perspectiva que tiene sentido el análisis de
los rasgos tendenciales más importantes que caracterizan la
situación actual, como dos procesos convergentes que vienen
desenvolviéndose y desplegándose con gran fuerza en los
últimos 30 años, y que caracterizan la globalización:
El proceso de relocalización del capital generador de una
nueva lógica espacial de la producción y gestión del trabajo,
mediante un doble proceso de integración–desintegración y
33
BOYER, Robert (1992). La teoría de la regulación. Un análisis crítico, Eds. Alfons el Magnànim-IVEI, Valencia, pp.
127
34
GUERRERO, Diego (2004). Historia del pensamiento económico heterodoxo, Ed. Electrónica
35
Ibid., p. 127
41
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez • Un proceso (socio-cultural) “compulsivo” de
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
• Un proceso (socio-cultural) “compulsivo” de creación,
procesamiento, distribución y manipulación de la información
como nuevo factor de producción y re-constitución de
identidades sociales y culturales caracterizadas por
tendencias centrífugas de desarraigo integradas, en mayor o
menor grado, a referentes transnacionales, trans- regionales
o trans-locales.
Estos procesos, atravesados por la sofisticación en los diseños
de alta precisión y la multiplicación de sus aplicaciones en el
aumento de la productividad, así como la supra-organización de
los sistemas de información y comunicación, integran cada vez
más el espacio de la producción, la reproducción y el consumo.
Esto a su vez, ha presionado la demanda por un nuevo
conocimiento y transforma las actividades de investigación y
desarrollo en innovación potenciando el saber y el conocimiento.
Surgimiento de los pluralismos postmodernos:
encrucijadas de las terceras vías
También la irrupción de las “nuevas tecnologías” de producción
y circulación inciden en la forma y contenido de las relaciones
sociales, llenándolas de significados y lenguajes codificados y
diferenciados. Como consecuencia, asistimos a la emergencia
de nuevas identidades culturales y sociales, que configuran
una arquitectura social espacialmente fragmentada (territorial,
regional, nacionalmente) y a la vez, integrada por medio
de redes de información- comunicación como aglutinador
principal. Es alrededor de estos procesos que las dinámicas de
la globalización tienen un fuerte impacto en la vida cotidiana, la
familia, la empresa, la escuela, la ciudad, lo público, lo privado,
etc., lo que se traduce en una nueva espacialidad, difusa,
segmentada, pero sistémicamente intercomunicada, como dice
Giddens 36 , “un mundo desbocado”, pero no del todo.
36 GIDDENS, Antony (2000). Un mundo desbocado, los efectos de la globalización en nuestras vidas, Ed. Taurus,
Madrid. España
42
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez En este marco, la globalización se despliega de
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
En este marco, la globalización se despliega de manera
asimétrica e irregular, puesto que hay lugares, regiones y/o
territorios con particulares y diferenciadas expresiones 37 que
permiten ver su carácter compulsivo y en ocasiones violento. De
Sousa nos dirá que desde el momento en que la globalización
“hegemónica” del neoliberalismo se instaura, se incuba y
desarrolla una globalización contra-hegemónica 38 . Aquí cabría
un argumento de Giddens, quien considera la globalización
como una serie compleja de procesos y no uno solo, que
operan de manera contradictoria y antitética que Daniel Bell
describe muy bien cuando dice que “la nación se hace no solo
demasiado pequeña para solucionar los grandes problemas,
sino también demasiado grande para arreglar los pequeños” 39 .
Estos procesos son representados desde la década de los años
80, de distintas formas como una siguiente fase de la “ Sociedad
industrial” o “postindustrial” 40 o fase “posfordista” 41 o “sociedad
posmoderna” o el concepto de “sociedad de la información” 42
y “sociedad del conocimiento ”43 , hacen hoy parte un encuentro
meta- disciplinario.
A estas alusiones se añaden los conceptos de desarrollo “a
escala humana” de Max-Neff 44 , y el trabajo de Amartya Sen
dirigido a la “igualdad capacidades” 45 en contraposición a la
noción neoclásica de igualdad de recursos, derivada de la teoría
37
(1989),
A Constituição da Sociedade, São Paulo, Ed. Martins Fontes
38
De SOUSA Santos Boaventura (2008). Diritto ed emancipazione sociale, Troina: Città Aperta Edizione, Ed. TTrio,
Rio de Janeiro, Brasil. “la contrahegemonía no se distingue de la hegemonía solamente porque es contra y porque
es contraria en su estructura. La contrahegemonía es mucho más heterogénea, tiene más campo para autonomías
distintas y por lo tanto, existe más perplejidad sobre lo que es contra-hegemónico”. Bogotá
39
Op. Cit., PP. 13
40
BELL, Daniel (1974), la sociedad postindustrial, Ed. FCE, México, pp.87
41
LIPIETZ, Alain (1997). “El mundo del postfordismo”, en Entramado territoriales de poder, Rafael Téllez S. (Comp),
Ed. UIS- Bucaramanga, pp. 26
42
TURAINE, Alain (2002). Critica de la Modernidad, ed. Siglo XXI. México, pp.116
43
MACHLUP, Fritz (1986). La industria del conocimiento en los Estados Unidos Princeton UP, 1986 70. Uno de los
primeros investigadores en desarrollar un concepto de “sociedad de la información” fue el economista Machlup, el
cual registra que el número de empleos que se basa en la manipulación y manejo de información es mayor a los que
están relacionados con algún tipo de esfuerzo físico|
44
MAX-NEF, Manfred (1995). Desarrollo a escala humana, una opción para el futuro, Ed. CEPAUR- Fundación Dag
Hammarskjold, Santiago, Chile
45
HERNÁNDEZ, Andrés (2006). La teoría ética de Amartya Sen, Ed. Siglo del hombre- Universidad de los Andes,
Bogotá, Pp. 25-29
43
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez de la “utilidad marginal” en el contexto de
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
de la “utilidad marginal” en el contexto de los discursos contra
la desigualdad, la pobreza, así como la libertad y el estar libre
(freedom and being free) 46 .
De otra parte, enfoques ecológicos como los de Enrique
Leff, Fernando Mires 47 apuntan a una reinterpretación del
desarrollo sustentable subrayando las dinámicas ecológicas
alteradas por la intervención humana y sus consecuencias.
Desde la antropología dos enfoques permiten corroborar
el rico debate: uno el Arturo Escobar y el de M. Harris. La
perspectiva “antropológica” de Arturo Escobar 48 , que plantea
una interpretación holística y compleja de los procesos de
interacción naturaleza- cultura, hasta formular el concepto de
“el lugar” como referente espacial de la globalización portador
de las identidades desde donde se lee el desarraigo 49 territorial
provocado por el capital como impactos ecológicos y culturales.
Emparentado con estos está la propuesta de la antropología
cultural encabezada por Marvin Harris 50 que concita el interés
sobre el desarrollo determinado por la interacción dinámica
ecología-sociedad como referentes materiales de la cultura
la cual es expresión de los desequilibrios entre las presiones
ecológicas y reproductivas de la población a lo largo de la historia
social humana. En este caso la inestabilidad sociocultural o del
desarrollo está determinada históricamente por las tensiones
entre el aumento de la productividad y por tanto, aumento de las
presiones ecológicas, de un lado; y del otro lado, sin considerar
las presiones reproductivas de la población bajo control, en
función garantizar estabilidad del bienestar material y espiritual.
46
SEN Amartya (1998). Desarrollo y Libertad, ed. Planeta, Buenos Aires Argentina
MIRES, Fernando (1999). “la sociedad de redes o las redes de la sociedad”, en Comunicación entre la globalización
y la globalización, Rev. Latinoamericana de comunicación Chasquis No 67, Sep. 1999
47
ESCOBAR, Arturo (2005). Más allá del tercer mundo: Globalización y diferencia. Ed. Instituto Colombiano de
Antropología ICAN- Univ. Cauca
48
49
ESCOBAR, Arturo (2000). El lugar de la naturaleza y la naturaleza del lugar: ¿Globalización o Pos desarrollo?, Ed.
Instituto colombiano de antropología ICANH, Bogotá, Colombia
50
HARRIS, Marvin (1986). Caníbales y reyes. Ed. Alianza, Madrid, España, p. 4-15
44
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez En este marco no hay una, sino variadas
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
En este marco no hay una, sino variadas lecturas de la
globalización en función de dinámicas convergentes,
divergentes y complementarias que se expresan como tensiones
interculturales, espaciales y /o territoriales, desde las cuales
Boaventura De Sousa identifica como tendencias hegemónicas
de la globalización y contra-tendencias y resistencias contra-
hegemónicas 51 . Así mismo, la consideración de la espacialidad
busca blindar este enfoque de desarrollo social alternativo de
toda pretensión teórica homogeneizante o totalizante, dado
que, como en el caso colombiano, los estudios tienen un casi
obligado referente en los territorios indígenas y de conflicto
armado interno y la violencia de los paramilitares para los cuales
la relación naturaleza–cultura está acompañada de las nociones
de territorio, región, espacio y lugar.
Estas son una muestra del arduo y candente debate sobre el
desarrollo y las críticas al modelo neoliberal, con un aliento
intercultural donde proliferan representaciones y prácticas
discursivas que, no solo ponen en cuestión supuesto virtuosismo
atribuido a la “globalización neoliberal”, si no que sirven de
colofón a los debates ideológicos en curso sobre nuevos
“proyectos políticos nacionales” de América latina con referentes
socio territoriales y culturales que delimitan las borrosas
fronteras del mercado. Alrededor de estas preocupaciones el
enfoque espacial de geógrafos, economistas y antropólogos
apunta a superar el carácter de totalizante de las categorías
del desarrollo que no pueden contener la territorialidad de las
distintas formaciones sociales. Al respecto escobar plantea
que los lugares y/o territorios suelen ser nodos de redes 52
comerciales, culturales, identitarias, desde donde es posible
leer los rasgos diferenciadores de la globalización y, como
ámbito espacial de un nuevo significado de la democracia, en
un nivel político.
DE SOUSA SANTOS, Boaventura y RODRÍGUEZ, A. Cesar (2007). El derecho y la globalización desde abajo, ed.
Anthropos, México
51
52
ESCOBAR, Arturo (2000). El lugar de la naturaleza y la naturaleza del lugar: Globalización o pos desarrollo, ICANH,
Bogotá, pp. 10
45
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Dese la mitad del siglo XX las ideas
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Dese la mitad del siglo XX las ideas contrapuertas al modelo
socialista y capitalista se empezaron a plantear en Alemania el
modelo de “economía social de mercado”, para contrarestar
el centralismo totalitario estatal de planeación indicativa
y laocncentración del poder distribución en el capital y el
mercado. En efecto, el éxito alemán denominado “el milagro
alemán” de la posguerra estuvo guiado por esta especie de
“tercera vía” basada en los trabajos de Wilhelm Röpke 53 y
Alfred Müller~Armack. Para este último, la “economía social
de mercado” requiere la observancia y cumplimiento de siete
principios fundamentales 54 :
Un sistema de precios cercano a la competencia perfecta
Estabilidad de la moneda
Acceso libre a los mercados
Propiedad privada
Libertad contractual
Plena responsabilidad de políticas fiscales
Transparencia económica
A su vez, éstos debían tener cinco principios reguladores:
Control estatal de monopolios
Políticas redistributiva de ingresos
Reglamentación del trabajo
Garantía jurídica
Salario mínimo
Estas ideas son el antecedente de la “tercera vía” de Anthony
Giddens en 1998 e implementada por laboristas ingleses para
interpelar al modelo económico por la democratización, entre
otras razones, por la necesidad de grupos y actores sociales
de blindar ciertos “derechos históricos” (derechos adquiridos),
53
RÖPKE, Wilhelm, Más allá de la oferta y la demanda, Unión Editorial, Madrid, p. 47
54
MÜLLER-ARMACK, Alfred (1946). Economía dirigida y Economía de mercado. Edit. Antrhopos, Madrid.
46
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez como en el caso de los derechos de
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
como en el caso de los derechos de los trabajadores de la
Gran Bretaña, frente a la integración comercial y económica
europea o el caso de los sectores obreros y de clase media
de de Brasil con el partido de los trabajadores, o el caso de
Chile como respuesta de clases sociales intermedia para asumir
la integración comercial con una fuerte regulación estatal. En
estos casos, la ortodoxia cedió paso a un enfoque heterodoxo
de “tercera vía” que busca hacer compatible el funcionamiento
del mercado con la protección de derechos sociales. Caso en
el cual la necesidad del Estado está asociada a la protección del
valor cambiario de las monedas para proteger el ingreso de los
trabajadores y los consumidores de la voracidad del mercado
“no regulado”, estrategia que podría resumirse en el slogan de
la tercera vía : “el mercado hasta donde sea posible, el Estado
hasta donde sea necesario” 55 .
Desde la economía social de mercado de Röpke y Müller en
la Alemania de posguerra, hasta la propuesta de Giddens de
los años 90 los modelos de “tercera vía” apuntan a superar el
dogmatismo de las “izquierdas tradicionales” para convalidar
el pragmatismo filosófico de una justicia distributiva ambiental,
social, política y económicamente sostenible. Para el caso
Inglaterra el modelo formulado por Giddens 56 fue implementado
por los gobiernos laboristas de Anthony Blair y Gordon
Browm que adoptaron cinco principios estratégicos clave para
consolidar el modelo:
a.) “Apoderarse del centro político. Ningún partido
socialdemócrata puede triunfar hoy si pretende atraer a una
55
GIDDENS, Antony (1998 ). La tercera vía: la renovación de la socialdemocracia, Ed. Paidos, Madrid. Este sociólogo
desarrolló la idea de Múller y destaca las siguientes características, entre otras, de la tercera via: 1º) este programa no
implica compromiso entre social democracia y neoliberalismo; 2º), el objetivo básico de la política de la tercera vía es
desarrollar una economía dinámica que sea competitiva en el mercado mundial, que tenga calidades empresariales
y
que, contrario a la antigua izquierda, reconozca la importancia que tiene la creación de riqueza. 3º) La política de
la
tercera vía, por otra parte, intenta reconstruir el Estado del bienestar, pero no como aquél que los neoliberales
sugieren, encargado únicamente de generar un sistema de seguridad mínima; sino un Estado que vele con celo, por
todos los intereses vitales del hombre.
56
(2007). “Laboristas y conservadores en la era de Gordon Browm”, en Diario el País, Madrid España,
Agosto 25.
47
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez clase determinada. Lo importante es tratar de mover
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
clase determinada. Lo importante es tratar de mover el centro
de gravedad político hacia la izquierda. En los diez últimos
años, el laborismo ha sabido hacerlo
b.) Asegurar la fortaleza de la economía. Garantizar más
justicia social significa contar con una economía más sólida,
no al revés. Como es natural, éste ha sido uno de los puntos
fuertes de Gordon Brown. Los gobiernos laboristas anteriores
a
Anthony Blair, casi sin excepción, acabaron en crisis
económica a los pocos años de tener el poder
c.) Hacer grandes inversiones en los servicios públicos pero
insistir en que vayan acompañadas de reformas destinadas a
hacer que dichos servicios sean más eficientes y transparentes
y tengan más capacidad de reacción. Para ello son esenciales
la
posibilidad de elección y la competencia.
d.) Crear un nuevo contrato entre el Estado y los ciudadanos,
que incluya tanto derechos como responsabilidades. El
gobierno debe proporcionar los recursos necesarios para
ayudar a la gente a construir su propia vida; pero la gente
debe cumplir con su parte del pacto. Por ejemplo, hasta
ahora, las prestaciones de desempleo eran un derecho
incondicional. Ahora bien, esa situación invita a no asumir
ninguna responsabilidad personal y tiene el efecto de impedir
el acceso de los trabajadores a determinados puestos
de trabajo. Las personas que pierden su empleo deben
responsabilizarse de buscar trabajo y, al mismo tiempo,
deben tener la posibilidad de actualizar su formación cuando
lo necesiten. Es una estrategia que ha demostrado su
eficacia. Gran Bretaña posee uno de los índices de empleo
más elevados del mundo, y por encima de un salario mínimo
en alza.
e.) El más controvertido -aunque crucial para el éxito del
laborismo: no permitir que la derecha política monopolice
ninguna cuestión, una posición en la que Brown también se
mantiene. La derecha suele dominar siempre en áreas como
el
orden público, la inmigración y el terrorismo; tenemos que
48
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez buscar soluciones de centro izquierda a estos
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
buscar soluciones de centro izquierda a estos problemas.
Dadas las repercusiones que tiene el hecho de vivir en un
mundo más globalizado, es preciso que encontremos un
nuevo equilibrio entre las libertades civiles y la seguridad”.
En este contexto se desenvuelve la conflictiva relación economía-
política, con profunda interpelación por la democracia que
el caso de Europa está asociada a las tensiones culturales,
sociales y políticas de la integración continental, no sólo por
la voluntad compulsiva de unos y la necesidad de realización
comercial de otros, sino por sus nexos con las necesidades
de desarrollo económico. Estos procesos han exacerbado los
nacionalismos para blindarse las sociedades nacionales de las
perversiones del mercado, particularmente en lo relacionado
con la gestión del trabajo, lo que ha conducido a inclinaciones
por opciones heterodoxas en gobiernos socialdemócratas o
demócrata-cristianos en Alemania; la “unión por un movimiento
popular” en Francia; la recomposición ideológica del socialismo
español en convivencia con la monarquía. Todos ellos junto
con el modelo británico, configuran un paisaje europeo de
regímenes políticos más heterogéneo que en el pasado. El
común denominador de estos gobiernos está centrado en la
cuestión de la regulación social en cabeza del Estado para
blindar derechos de trabajadores y consumidores de los
impactos de la globalización y la integración comercial.
Así mismo, expresiones de “tercera vía” que tienen lugar en
América Latina desplazan la ortodoxia neoliberal instaurada por
las dictaduras militares y civiles de Argentina, Chile y Perú, hasta
entrados los años 90. Estas “terceras vías”, fueron la respuesta
de estas sociedades nacionales a la falta de democracia o a
dictaduras combinadas con mafia, narcotráfico, corrupción y
empobrecimiento de la población que hasta los años 90 habían
enriquecido a traficantes de armas y de narcóticos 57 .
57 PATIÑO B., Gonzalo (2009). Apuntes al desarrollo social Universidad Industrial de Santander UIS, Bucaramanga,
2009. En la discusión de este texto, Gonzalo Patiño anota, “Los sistemas políticos contemporáneos, bien sea nacidos
bajo la égida de la socialdemocracia europea, la del republicanismo americano, o incluso aquellos que conservaron
la ilusión técnica ofrecida por el socialismo „real”, han avalado la existencia de un “modelo de desarrollo. A partir
de ellos se ha pretendido llegar a mayores grados de riqueza y bienestar social, o para el caso del socialismo, a
49
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Pues bien, incubados en un acuerdo no pactado
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Pues bien, incubados en un acuerdo no pactado de mercado-
protección social, 58 los viejos partidos de izquierda como el
Partido de los Trabajadores de Brasil, el Frente para la victoria en
Argentina, el Frente Amplio en Uruguay y Paraguay 59 y el Partido
Socialista de Chile, instauraron proyectos políticos heterodoxos
llamados de “centro izquierda” o “tercera vía”, con resultados
económicos sorprendentes y avances sociales significativos.
Particularmente el caso de Brasil con un proyecto de “centro
izquierda” que muestra el mayor éxito económico en la historia
de ese país, triplicando las exportaciones y aumentando las
reservas internacionales de 40 mil millones de dólares a 170 mil
millones entre el 2000 y 2008 60 .
Entonces lo que está en juego científica, teórica y políticamente,
es también una nueva manera de conocer, aprender y construir
nuevas representaciones humanas, basadas no en la “sociedad
de consumidores”, sino en la dignificación de la vida del
conjunto de seres vivientes. Esto es muy importante, porque en
términos del debate por “lo alternativo”, la forma y contenidos del
pensamiento deben ser coherentes con la manera de actuar y
hacer las cosas. La democracia adquiere así un sentido práctico
solidario cuando se procura otra “sociedad civil” incluyente
para dignificar la vida de los pobres, ya que tanto el modelo
de desarrollo liberal como el discurso que lo reproduce, están
éticamente impedidos para construir dicha dignidad.
De otra parte, uno de los desafíos importantes a este respecto,
tiene que ver con la incorporación de los procesos inacabados de
estadios más avanzados de sociedad que habrían de permitir la superación definitiva de los antagonismos entre
clases sociales
derivados de procesos de acumulación capitalista de carácter excluyente”, documento preliminar
preparatorio.
La Standard & Poor”s, calificadora internacional de riegos expidiò certificado de confianza al Brasil en 2008, con
argumentos como que “En vez de rechazar las políticas de sus opositores, diversos partidos de centro izquierda
han optado enfoques pragmáticos más realistas, reconociendo la importancia de la estabilidad macroeconómica
tanto para el crecimiento a mediano y largo plazos, como para avances sociales amplios” (Standard & Poor”s Rating
Service, 2008)
58
59
Observatorio Político de AL/2008. Alianza patriótica para el cambio, que derrotó a los partidos tradicionales e
instauró en el 2008, un proyecto político de socialistas y partidos de izquierda de Paraguay llevado al ex-clérigo
católico Fernando Lugo a la presidencia, Abril 6 de 2008
60
Standard & Poor”S: 200
50
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez las “sociedades nacionales” de América latina
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
las “sociedades nacionales” de América latina en la construcción
de instituciones como el estado y la democracia y, por tanto la
ciudadanía. Es el caso colombiano, boliviano o venezolano, 61
que muestran una evidente precariedad institucional, es decir,
ciudadanías formales pero sin reconocimiento institucional o
una institucionalidad deslegitimada por la sociedad o amplios
sectores de ella. Ello ha derivado en regímenes políticos y de
acumulación porosos, proclives o permeados por las mafias
del narcotráfico y el clientelismo. De manera similar ocurre
en las sociedades nacionales del Medio Oriente, ejemplo de
instituciones sin ciudadanía “de derechos” como se conoce
en occidente. Me refiero a derechos civiles, en cuanto son
construcciones teocráticas que hoy predominan en Irak, Irán,
Líbano, Siria, Jordania, los Sauditas, el Tibet, etc.
El rasgo común de estos procesos y sus representaciones
es la pugna por su posicionamiento deliberado frente a
la globalización, como resistencias o inserción colectiva
construidas en ámbitos nacionales, que renuncian a la
disolución de las autonomías relativas e inter-naciones y cuyos
referentes interculturales coexisten con privilegios e intereses
inconfesables de élites corrompidas por el auge del narcotráfico
y el terrorismo. A estas lecturas se refiere De Sousa cuando
plantea que diferentes conjuntos de inter-relaciones producen
cuatro diferentes expresiones o “modos” de globalización: i.)
los localismos globalizados, ii.) globalismos localizados, iii.)
cosmopolitismo, iv.) patrimonio común de la humanidad 62 ” y,
otra que podría añadirse v.) Territorios de las guerras y la paz.
De Sousa nos hace prestar atención a las persistentes
asimetrías políticas y sociales acompañadas de mayor exclusión
social, al tiempo con la emergencia de nuevos y variados
espacios de acción social que se auto constituyen en redes
políticas globales de resistencia y emancipación de carácter
transnacional, nacional, regional, local, etc. Ésta como realidad
61
MEDELLÍN, Pedro (2004). Política de las políticas públicas, Ed. CEPAL, Santiago de Chile, pp. 18
62
De SOUSA, Santos, Boaventura (1998). La globalización del derecho. Los nuevos caminos de la regulación y la
emancipación, Ed. Dcto. Universidad Nacional de Colombia - facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales
Instituto Latinoamericano de Servicios Legales Alternativos (ILSA) Pp 288
51
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez multi-determinada y tendencial que vivimos, hace del
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
multi-determinada y tendencial que vivimos, hace del tiempo y
el
espacio, construcciones polisémicas y entidades históricas
con estructuras identitarias y no meros datos (no como simples
dimensiones o magnitudes). Desde la perspectiva de los
contenidos socio histórico, económico y culturales del espacio,
los procesos actuales estarían caracterizados por los siguientes
rasgos tendenciales:
Un rápido aumento del sector servicios con alto contenido
tecnológico dominado por la informática, en comparación
con la manufactura y la industria.
La información, el conocimiento y la creatividad como las
nuevas materias primas de la economía, donde el concepto
de revolución informacional es relevante 63
La generalización de contra tendencias, movimientos
sociales alternativos y re significación de la diversidad
cultural y,
Finalmente, una vuelta a la espiritualidad desde las
sociedades llamadas desarrolladas (USA y la UE), fundada
en la re-significación de la “ética protestante.” 64
Uno de los dramas para América Latina es que estamos
acostumbrados –sin darnos cuenta- a ver el mundo con el prisma
de la “racionalidad instrumental” de la “sociedad de mercado”
al tiempo que (como reconocen otros como Morin. E 65 / Negry.
T 66 , Escobar. A 67 .), los paradigmas con los que construyeron
la
arquitectura dominante del paisaje cultural (urbano) de la
modernidad, están rompiéndose, fundamentalmente debido
a
que las dinámicas interculturales fueron rebasando los
supuestos optimistas de la “racionalidad clásica”. ¿Cómo es
63
CASTELLS , Manuel (2000). Op Cit. Pp , 21
64
WEBER, Max. La ética protestante y el espíritu del capitalismo, Ed. Premia, México, 1991
65
MORIN, Edgar (1992) Para salir del siglo XX. Kairós. Trad. Jordi Fibla. Barcelona
66
NEGRI, Toni y Cocco Giussepi (2006) Global Bio poder y luchas en una América latina globalizada Edit. Paidós,
Buenos Aires. Y en Gago Verónica, entrevista a Revista Diálogos Buenos Aires, 4 de Agosto de 2006, pp. 12
67
ESCOBAR, Arturo.(1995). Encountering Development. The Making and Unmaking of the Third World. Princeton:
Princeton University Press.
52
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez posible que el conocimiento científico humano,
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
posible que el conocimiento científico humano, erigido sobre
pilares sólidos de objetividad y veracidad haya conducido a
los procesos destructivos y depredadores del presente? Una
primera respuesta provisional es que las dinámicas culturales
localizadas en lugares o territorios no encajan en los supuestos,
como reconoce A. Escobar, en el sentido de que las distintas
regiones no se diferencian o asemejan solo por las maneras de
producir y vender, sino por las maneras de conocer.
Este es un referente de enfoques no-antropocéntricos 68 que se
viene abriendo camino en vista de la complejidad de la crisis
contemporánea, develando su organicidad inter-sistémica y
organización en redes cuya espacialidad contiene viejas y
nuevas realidades, conectadas en el presente. En efecto, se
reconoce que vivimos en medio de un dramático proceso de
rupturas del “paradigma clásico” 69 asociado a la economía y
muy emparentado con la crisis del pensamiento racional de la
modernidad. Es en este sentido que la globalización es también
planteada como profundización de la modernidad 70 que no logra
dar cuenta de la espacialidad de los procesos y las relaciones
sociales de la globalización.
Un simultáneo proceso de integración/desintegración explica
la complejidad de esta globalización desde una perspectiva
sistémica en donde el papel de las redes electrónicas constituye
lo nuevo de las relaciones sociales de esta época, con gran
poder de transformación de la vida cotidiana de buena parte de
la humanidad (pero no toda). Esta nueva arquitectura social y
de poderes virtuales se traslapa y/o interactúa con la geografía
(2005). Más allá del tercer mundo: Globalización y diferencia. Ed. Instituto Colombiano de
Antropología ICAN- Universidad del Cauca
68
CASTORIADIS, Cornelius (1980), El mito del Desarrollo, en Reflexiones sobre el desarrollo y la racionalidad, Varios
Autores - Editorial Kairos, Madrid. Catoriadis dice que la relación del discurso del desarrollo con la economía, se debe
a que la economía ha sido considerada en los dos ltimos siglos como “el reino y paradigma de la racionalidad de los
asuntos humanos; es una disciplina que proporciona la posibilidad aparente de una matematización, puede abordar
los fenómenos desde una perspectiva mensurable” (Castoriadis Cornelius: 1980, p. 196)
69
70
GIDDENS, Antony. Un mundo desbocado, los efectos de la globalización en nuestras vidas, Ed. Taurus, Madrid.
España
53
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez del poder global en lugares, regiones y territorios,
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
del poder global en lugares, regiones y territorios, configurando
lo que llamamos una nueva espacialidad. Es decir, con todo,
la espacialidad y la geometría de las redes no sustituyen al
territorio, más bien dichas redes contribuyen a la constitución
de nuevas territorialidades. Esta es una aclaración necesaria
para los objetivos de este trabajo, en el sentido de que se parte
de una noción paradigmática de construcción social del espacio
y del tiempo 71 y, no como datos mediados por la cultura (como
formas de ver el mundo), para darles un aire de neutralidad.
Todo lo contrario, el espacio y la espacialidad son productos
sociales (culturales) en la relación naturaleza – población.
Formas del mercado, como escenario del desarrollo
Teniendo en cuenta las distintas formas del sistema de mercado,
un acercamiento al diagnóstico planteado en el modelo de
Romer 72 , resume el optimismo en el sistema asignando un peso
muy importante al conocimiento como factor combinante del
capital y el trabajo, en cuyo caso, según el autor, a lo largo del
siglo XX arrojaró resultados como los siguientes:
a.) La población ha crecido en forma sostenida, al tiempo que el
capital ha crecido más rápidamente que ésta
b.) La producción ha crecido más rápidamente que el capital
c.) El salario real ha crecido más rápidamente que la
productividad, estimada como producción por hora de
trabajo
d.) Los cambios en la distribución funcional de las rentas han
resultado ligeramente favorables a rentas del trabajo. El tipo
de interés ha oscilado de forma cíclica, sin que se pueda
distinguir una tendencia determinada, aunque con visible
reducción de la volatilidad
71
TÉLLEZ S., Rafael (2007). Desarrollo regional: territorios, espacios y lugares, Facultad de Ciencias Humanas
Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia
72
ROMER, David (1996). Advanced macroeconomics. McGraw-Hill USA (Editor Lucille Sutton) pp. 152- 180
54
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez e.) La relación capital-trabajo ha permanecido
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
e.) La relación capital-trabajo ha permanecido estable a partir
de 1950. Aunque en la industria esa relación ha aumentado
el desplazamiento de un gran número de trabajadores hacia
el sector servicios el cual ha mantenido estable dicha tasa,
considerada globalmente
f.) La relación inversión/producto ha permanecido estable. Y
por último,
g.) La tasa de crecimiento del producto ha permanecido
constante a largo plazo y muy superior a la tasa de crecimiento
del trabajo, del capital y de los recursos productivos.” 73
Estas –en principio-, serían evidencias que contradicen, en
conjunto, los argumentos de los modelos como el de Kuznets 74
en
el sentido de que la equidad en la distribución del ingreso
y
el crecimiento económico aumentan sincrónicamente
generándose una U invertida, por lo que las políticas deben
priorizar el crecimiento económico en términos de renta per cápita
sostenidamente, buscando mejorar la competitividad para una
inserción exitosa a la globalización. Esta es la idea de una fase
inicial de tasas de crecimiento hacia arriba, para entrar en una
fase final donde se mejoraría la equidad en la distribución del
ingreso, de acuerdo a los supuestos de Kuznets 75 y Romer 76 . Se
completaría la ecuación con la disminución de las desigualdades
sociales a través del aumento del ingreso per cápita, puesto que
el crecimiento económico es una constante que no depende
sólo de los factores productivos —tierra, trabajo y capital— sino
también y principalmente, de las mejoras en el conocimiento,
en
la tecnología y en la organización de las empresas, lo que
podría hacerse extensivo al planteamiento de M. Castells en
relación con la capacidad de expansión del sistema como una
sociedad del conocimiento y la información.
73
ROMER, David. Op. Cit. pp. 152
74
LIST, J.A. and GALLET, C.A. (1999). “The environmental Kuznets curve: does one size fit all?”. Ecological Economics
N° 31. November.
75
KUZNETS Simón (1964). Crecimiento económico de posguerra, Ed. UTEHA, México. P. 21-34
76
ROMER, David (1996). Op. Cit. Pp.167
55
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez El enfoque de Kuznets sobre la relación entre
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
El enfoque de Kuznets sobre la relación entre crecimiento
y distribución del ingreso en términos per cápita, cambió la
idea de medir el bienestar con la renta nacional 77 , al tiempo
ha servido de fundamento a los discursos neoliberales del
desarrollo sostenible, asignando a los equilibrios de largo
plazo un optimista papel regulador de tasas de contaminación
“sostenibles” como el adoptado por las grandes empresas
multinacionales en el Consejo Empresarial Mundial para el
Desarrollo Sostenible 78 auspiciado por la ONU, dejando intactos
los principios del mercado. Otro diagnóstico que entraría en
el debate sobre los problemas generados por el modelo, fue
el discutido y presentado en el Informe Brudlant, 79 donde
básicamente se pone en cuestión el modelo de desarrollo y se
formulan bases para el “desarrollo sostenible”. De otro lado, se
generalizan los enfoques neoliberales del desarrollo sostenible
que logra hace a los pobres tanto responsables como víctimas
de los problemas ambientales, 80 por lo que la manera de resolver
el problema es sugiriendo que las fuerzas del mercado sean
reorientadas hacia la eficiente y racional asignación y uso de los
recursos naturales y del ambiente.
En este sentido, la secretaria de Estado del gobierno
norteamericano Condoleezza Rice argumentó el fortalecimiento
del mercado: “La democracia y el libre mercado”, presenta
nuevamente la victoria del neoliberalismo sin sonrojo: “Nuestra
visión de justicia social en el hemisferio exime la ideología. Los
gobiernos que están comprometidos con la democracia y la
labor de colmar las necesidades básicas de la gente encuentran
en Estados Unidos un amigo. Encuentran un aliado en su
búsqueda por ampliar el acceso a vivienda, salud, educación y
77
KUSNETZ, Simon (1963), Premio Nobel 1971, Quantitative Aspects of the Economic Growth of Nations”, en Rev.
Economic Devopment & Cultural Change, New York”
78
JAN –OLAF, Willums y ULRICH Goluke (1995).Ideas hechas realidad, desarrollo empresarial sostenible. Ed. Cámara
de Comercio Internacional/ Ad Notam Gydental, Bogotá
79
G. BRUNDTLAND (1988). Nuestro futuro común. Comisión mundial del Medio Ambiente y del desarrollo. Alianza
Ed, Madrid. Pp. 29
80
BM. Informe 2008
56
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez empleo. Nada de esto es posible sin crecimiento
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
empleo. Nada de esto es posible sin crecimiento económico, y
los ciudadanos de las Américas lo saben. Por eso eligen líderes
que lucharán por el libre comercio. Es en este punto en el que
nosotros, no ellos, enfrentamos una prueba crítica. Algunos de
nuestros más fuertes aliados democráticos -Panamá, Perú y
Colombia- han realizado compromisos estratégicos con nosotros
mediante acuerdos de comercio. Estos son compromisos
hechos por líderes democráticos, que reflejan las aspiraciones
más profundas de sus pueblos” 81 .
Desde estos enfoques, la relación mercado-democracia no solo
es plausible, sino que materializa la relación economía- sociedad
en términos del régimen de acumulación y los dispositivos de
regulación para sociedades libres de pobres. Pero de acuerdo al
PNUD (1999), en los países en vías de desarrollo cerca de 1.300
millones de personas están sin acceso a agua potable, uno de
cada siete niños en edad de ir a la escuela primaria no lo hacía
y
840 millones de personas estaban desnutridas. Una persona
de cada ocho sufría prolongado desempleo, o analfabetismo,
o
su expectativa de vida era menor a 70 años o tenía ingresos
por debajo del umbral de pobreza nacional 82 . Más de 80 países
tienen ingresos per cápita menores a los que tenían hace una
década o más y en otros países menos desarrollados, el ingreso
percápita es menor al de 1970. 83 Así mismo, en Europa oriental
(ex Unión Soviética), la expectativa de vida era cinco años más
baja en 1995 que en 1987 en siete de 18 países.
De acuerdo al Informe del PNUD (1999), la brecha entre ricos
y
pobres en la actualidad es dramática, mientras en 1960 los
países en donde vivía la quinta parte más rica de la humanidad
tenían ingresos per cápita 30 veces mayores que los de la quinta
parte más pobre, para 1990, la relación se había duplicado
hasta 60 a 1, y para 1995 estaba en 74 a 1. Rusia tiene ahora
la desigualdad más grande del mundo: el 20% más rico de su
81
RICE, Condoleezza Secretaria de Estado de Estados Unidos (2007). The Miami Herald el 15 de julio del 2007
82
PNUD (1999). Informe 1999, Washington, D.D. pp. 3
83
NEW YORK TIMES del 5 de septiembre de 1999
57
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez población goza de unos ingresos 11 veces mayores
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
población goza de unos ingresos 11 veces mayores que el del
80% más pobre.
Las desigualdades en los ingresos han crecido también
dramáticamente en China, Indonesia, Tailandia, otros países
del Este y Sudeste asiático y en los países industrializados,
especialmente en Suecia, Gran Bretaña y los Estados Unidos.
Al respecto, un estudio reciente del Centro para el Presupuesto
y
las Prioridades Políticas de los Estados Unidos, 84 llegó a la
conclusión de que el 1% más rico de los norteamericanos
gana –después de impuestos- tanto como los 100 millones
más pobres; en 1977, esta elite del 1% ganaba -¡tan sólo!- lo
mismo que los 49 millones más pobres juntos. Hoy, el 20% más
pobre está ganando menos en términos reales (descontando
la inflación) que en 1977. Así mismo, las posesiones (activos
económicos) de las tres personas más ricas del mundo –apunta
el
Informe de Desarrollo Humano- son mayores que la suma del
PBI de todos los países menos desarrollados del planeta. 85
En el 2006 los activos de las 200 personas más ricas eran
mayores que los ingresos totales del 41% más pobre de la
población mundial, destacando que un insignificante impuesto
del 1% sobre la riqueza de esas 200 personas podría facilitar
fondos para la educación primaria de todos los niños del mundo
que hoy carecen de acceso a la escolarización. El neoliberalismo
hace compatible la democracia y el mercado, convirtiendo a los
excluidos en “nichos de mercado” u “oportunidad de negocios”
y
los pobres como el universo de legitimidad y gobernanza,
dentro de un contexto global. El modo de regulación mixto
que surge ubica los dispositivos institucionales del Estado en
las redes electrónicas, en competencia con el poder de los
dispositivos monopólicos de los grupos financieros.
84
New York Times, 5 de septiembre de 1999
85
Este dato fue publicado en la revista Forbes del 12 de octubre de 1998, allí se señala que solo los activos de Bill
Gates, Warren Buffett y Paul Allen, suman $110.000 millones. Sin embargo, el 17 de julio de 1999, el New York Times
informó que sólo los dos primeros “valían” $140.000 millones. En informe de 2007, Carlos Slim de México –uno de los
países con más pobres en el mundo- sobrepasa según Forbes (2007), a Bill Gates dueño de Microsoft, con más de
67 mil millones de dólares (Rev. Milenio: México, Julio, 2007)
58
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez De este modo, los pobres y excluidos ingresan
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
De este modo, los pobres y excluidos ingresan como
consumidores de servicios también mixtos (servicios
privatizados) y como productores de servicios y/o bienes
subcontratados, o excluidos de las redes urbanas, regionales
e
internacionales. Esto indica que en la actual etapa, el
neoliberalismo no es uniforme en cuanto al modo de regulación,
puede decirse que tiene “mil cabezas”, lo cual ha generado una
confusión que debe ser explicada en función de construcciones
alternativas, por lo que es necesario hacer una lectura de
las representaciones con las cuales el neoliberalismo busca
perpetuarse como orden social deseable correspondiente a un
ciclo largo de la historia social. El modo de regulación neoliberal
con el que dialogamos produce discursos ideológicos, íconos,
representaciones culturales, etc., que aquí se presentan de
manera sucinta.
CUESTIONES EN JUEGO Y DEBATES INCONCLUSOS:
El
debate ha gravitado en los últimos cincuenta años en la
disyuntiva del mercado o el Estado como el “locus” de control
del orden social o ambos a la vez, al tiempo que constituyen
el
telón de fondo del debate sobre el modelo y los problemas
del desarrollo, centrados en dos cuestiones estructurales: la
composición del producto y la distribución del ingreso.
En cuanto a la composición del producto, es necesario referir a
las posibilidades en el largo plazo de la acumulación para buscar
diferentes regularidades sociales y económicas 86 con respecto
a:
“a) un tipo de evolución de organización de la producción y de
las relaciones de los asalariados con los medios de producción;
b) un horizonte temporal de valorización del capital sobre la
base del cual puedan deducirse los principios de gestión; c)
una distribución del valor que permita la reproducción dinámica
86 AGLIETTA, Michel (1979). Regulación y crisis del capitalismo, Siglo XXI, Madrid. Véase el original en francés
Régulation et crises du capitalisme: l’expérience des États-Unis, Calmann-Lévy, París, p 17
59
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez de las diferentes clases o grupos sociales; d)
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
de las diferentes clases o grupos sociales; d) una composición
de la demanda social que valide la evolución tendencial de las
capacidades de producción; e) una modalidad de articulación
con formas no capitalistas, cuando estas últimas ocupan un
lugar determinante en la formación económica.
La
fase
y
el
régimen
de
acumulación:
necesidad
del
crecimiento
Boyer (1994) definió así el “régimen de acumulación”: “Se
designará
al conjunto de regularidades que aseguran una
progresión general y relativamente coherente de la acumulación
del capital, es decir que permita reabsorber o posponer las
distorsiones y desequilibrios que nacen permanentemente
del mismo proceso” 87 . La mayoría de investigaciones de la
escuela de la regulación reconocen dos tipos de regímenes de
acumulación: régimen de acumulación extensiva y régimen de
acumulación intensiva para leer los rasgos y cambios dentro
de una fase junto con el concepto de “modo de regulación”.
Categorías mediante las cuales se hacen explicititas en este
trabajo las preguntas por la composición del producto y la
distribución del ingreso.
Así, en la fase “fordista”, el “régimen de acumulación” se
caracterizó –en general- por la centralidad del capital físico y la
organización de la producción en la gran fábrica y la línea de
montaje semi-automatizada, de manera que composición del
producto estaba centrada en la industria como jalonador de la
agricultura y el sector terciario.
Entre tanto, el modo de regulación corresponde al enfoque
taylorista de gestión administrativa autoritaria y vertical de la
fuerza de trabajo a través de los pactos colectivos salariales, en
87 BOYER, Robert. (1994): “Las Alternativas al Fordismo. De los años 80 al siglo XXI”; en Benko, G., y Lipietz, A. (eds.):
Las Regiones que ganan, Ediciones Alfonso El Magnànim, Valencia, España, p.11
60
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez ámbito del régimen de acumulación como el proceso
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
ámbito del régimen de acumulación como el proceso de acopio
o aumento del stock de capital (esto es, los bienes de capital).
Esta acumulación se refiere a prácticas concretas de diferentes
de los grupos o facciones de capital (como capital productivo,
capital financiero y capital ficticio) para que los procesos de
acumulación sean exitosos. 88
Desde este enfoque teórico, el proceso de acumulación se
expresa como un sistema de normas y relaciones sociales
establecidas para organizar la producción social o colectiva y el
reparto del producto social tanto excedente como reproductivo,
por lo que los regulacionistas acuñaron el concepto de “régimen
de acumulación”, para referirse a ese conjunto de reglas y
normas tanto formales como informales, que una sociedad
concreta desarrolla a escala nacional (internacional) para hacer
funcional la organización del orden social al capitalismo, como
un sistema social 89 .
Estos conceptos están estrechamente relacionados, uno se
refiere al proceso de producción y la norma técnica de consumo
relacionado con el crecimiento o acumulación. El otro, el modo
de regulación, se refiere a los dispositivos de orden-organización
social que posibilitan cierta estabilidad social del proceso de
producción y realización (R. Boyer: 1987). Esta estabilidad es
generalmente costeada por el Estado (económica y socialmente)
incorporada como objetivo de las políticas sociales dirigidas
a armonizar las estrategias de acumulación que terminan
configurando modelos organizativos más o menos duraderos.
Por ejemplo, Lipietz 90 , mostró que el proceso de acumulación en
Alemania entre 1970 y 1990, resultado de la implementación de
un “régimen intensivo”, dio lugar a 500 mil empleos, con altos
88
AGLIETTA, Michel (1979). Op. Cit pp 15-35
89
pp. 123
90
LIPIETZ, Alain (1997). “El mundo del posfordismo”. en Entramados territoriales de poder, ed. Universidad Industrial
de Santander, 1997 (Rafael Téllez Comp.), Bucaramanga Colombia, pp. 16-31
61
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez salarios y aceleración de la obsolescencia
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
salarios y aceleración de la obsolescencia tecnológica. Contrario
a
este modelo, con un régimen extensivo, la experiencia de
Estados Unidos elevó el nivel de empleo que pasó de 77 millones
en 1970 a 117 millones en 1990, pero basado en bajos salarios
(mayor flexibilización y precarización del trabajo) y lentificando
el
cambio tecnológico. En este sentido la oscilación del precio
de los salarios constituye un indicador del carácter asimétrico
de la distribución del ingreso, cómo, para qué y para quién se
produce. A estas preguntas responde el marco de un sistema de
normas y relaciones sociales establecidas para la organización
de la producción colectiva y la distribución concentrada del
producto y las ganancias, que corresponde a la naturaleza del
régimen de acumulación, estrechamente ligado a ese sistema
de normas mediado por la regulación estado-capital a escala
global, nacional y local en procura de atenuar las tensiones
conflictivas alrededor de la distribución (las asimetrías y las
disparidades).
En este sentido el capital, como stock de dinero, es resultado
del ciclo de la acumulación (D. M = Valor trabajo / plus-valor
=
M‘. D‘) y su ámbito de realización, el mercado. Significa que
como relación social, se lleva a cabo en el marco de la relación
capital–trabajo y entre los mismos capitalistas, donde el capital
tiene una posición de poder dominante, asimilada y garantizada
por el modo de regulación. De hecho, el funcionamiento del
mercado supone condiciones materiales de lugar y relaciones
sociales de producción y distribución legítimas, dentro de las
cuales la fuerza de trabajo es un activo (una mercancía más) o
un recurso del proceso de producción 91 .
Según Campbell McConnell, “El trabajo es, por supuesto, uno
de los recursos productivos escasos de la sociedad” 92 , lo
91
CUEVAS, Homero (1986). Define el mercado como “el conjunto de las condiciones y de las relaciones entre estas
condiciones, que hacen posible el intercambio de producto”, Cuevas Homero Introducción a la economía, ed.
Universidad externado de Colombia, Bogotá, Pp. 37
92
CAMPBELL, Mc Connell y STANLEY L. Brue (1997). Economía Laboral contemporánea, Ed. McGraw – Hill. Madrid.
España, pp. 1
62
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez que reforzaría el planteamiento en cuando a las
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
que reforzaría el planteamiento en cuando a las estrategias,
mecanismos e instituciones que organizan y mantienen el
orden social garantizador del funcionamiento del mercado,
como máxima institución social y ámbito donde el régimen de
acumulación se reproduce o amplía. El modo de regulación,
entonces, debe garantizar una cierta estabilidad social para
el
funcionamiento del mercado (sociedad de mercado). Dicha
estabilidad podría ser asimilada a “equilibrio general”, tendencia,
a
la que conducen las decisiones y acciones racionales de los
individuos.
A
este respecto Boyer señala que vía Estado, el modo de
regulación abarca áreas técnicas de la gestión social y las
relaciones de la sociedad civil, tanto las deseadas como las
no pretendidas 93 . Describe los complejos procesos sociales
mediante los cuales las tensiones y conflictos por la distribución-
apropiación del tiempo, el ingreso y la ganancia, adquieren la
forma de pactos implícitos o explícitos. Para ello se requiere
conciliar diversas lógicas entre sí, que perduren en un lapso
prolongado de tiempo, como por ejemplo el acuerdo entre los
comerciantes y los productores, entre el capital y el trabajo, y
a
su vez, las formas de vida de los trabajadores se concilian
con las necesidades de la organización empresarial. El sentido
de la regulación como proceso cualitativo está centrado en la
estabilización del ciclo del capital, que tiende a ser un proceso
cuantitativo a través de las relaciones salariales, la restricción
monetaria, la competencia (relaciones de competencia), la
naturaleza (relación social con la naturaleza) y la regulación 94 .
El liberalismo clásico, antes de los años 30 postulaba “libre
concurrencia” (el mercado), como el lugar donde es posible
la
realización de las expectativas racionales (individuales) de
productores y consumidores, asociadas a la optimización de
93
BOYER, Robert. (1994): “Las Alternativas al Fordismo. De los años 80 al siglo XXI”; en Benko, G., y Lipietz, A. (eds.):
Las Regiones que ganan, Ediciones Alfonso El Magnànim, Valencia, p, 37
94
Op. Cit, p. 87
63
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez la utilidad, por lo tanto, el Estado solo
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
la utilidad, por lo tanto, el Estado solo es necesario mientras
garantice la seguridad nacional, la defensa y sea un guardián de
la libertad de comprar y vender. Este pensamiento predominó
con relativa solvencia en el periodo que va del siglo XIX hasta
la crisis en el segundo cuarto de siglo XX. Allí la acumulación
se centra en la gestión “taylorista” del trabajo, bajo formas
autoritarias y jerarquizadas, subsumidas en la relación salarial 95
como instrumento de regulación del conflictivo pacto trabajo–
capital, dado que las relaciones para ese periodo son cara a
cara y en el interior de la “gran fábrica”, buscando un control
negociado de los ritmos de la producción.
Desde el punto de vista de la regulación, mientras en el
interior de la fábrica se requiere control social individualizado
para garantizar la productividad (plus- valor trabajo), fuera de
las empresas es indispensable la “libre concurrencia” para la
realización de ese plus- valor en las mercancías, es decir, el
mercado. Según la visión neoliberal, esta forma de organización
de la producción y la regulación correspondiente guiada por
la lógica racional instrumental 96 de optimización de beneficios
individuales 97 , hacen inciertas las expectativas “racionales” de
los individuos, dado que su satisfacción depende de la libertad
de elegir, que a su vez depende de la capacidad de competir
con otros, imprimiéndole a mercado un aire de armonía y de
reino del bienestar común.
95
Con el término “relación salarial”, se designa el proceso des-socialización de la actividad productiva bajo el
capitalismo: el trabajo por cuenta ajena. Pero pueden existir varias formas de organización de este último. La forma
de la relación salarial se refiere al conjunto de las condiciones jurídicas e institucionales que regulan el uso del trabajo
asalariado, así como la reproducción de la existencia de los trabajadores.
96
MICHAEL B., Wrigley (ed.) (2002): Dialogue, Language, Rationality: A Festchrift for Marcelo Dascal. CLE/Unicamp,
State University of Campinas, Campinas, Sp, Brazil, pp. 11-29. La racionalidad instrumental aludida por Castoriadis
(2001), como aquella que atiende a las acciones que optimizan la relación entre nuestros objetivos y nuestros
medios. O puede también entenderse desde la perspectiva de Amartya Sen quien dice: “En mi opinión se trata
de comprender la racionalidad como el resultado de un proceso conformado tanto por la trama de la racionalidad
instrumental como por la urdimbre de la racionalidad expresiva, al menos por la urdimbre de algo que comparte
muchos puntos con lo que algunos han llamado racionalidad expresiva (Hargreaves Heap, 1989). En algunos casos
los componentes expresivos pueden formularse como restricciones de la racionalidad instrumental, en otros casos la
racionalidad expresiva debe entenderse como una ampliación del contenido informativo. La cuestión no consiste en
utilizar una noción instrumental para unas cosas y una perspectiva expresiva para otras, más bien se trata de pensar
en la complementariedad sistemática” (Sen. A. 2003:17). Véase a Álvarez Á., J. F. (2000): “Racionalidad, modelos
humanos y economía normativa”, Argumentos de razón técnica, 3, México, pp. 93-114
97
HAYEK, Friedrich Von (1980). Individualismo y orden económico, en Rev. Economía, Buenos Aires, Argentina, pp.
12
64
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Para los neoliberales este es el centro alrededor
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Para los neoliberales este es el centro alrededor del cual
gravita el orden social, guiado por la libre concurrencia como
un escenario de competidores “fuertes”, donde el Estado se
limita a la defensa del derecho de igualdad ante la ley, aunque
desiguales en la producción (pequeños productores rurales,
urbanos, vendedores ambulantes iguales a Carlos Slim, Bill
Gates, etc.), de lo que resulta una intervención selectiva
del Estado para aquellos lugares y situaciones donde hay
limitaciones al mercado, como las barreras culturales y políticas
a
los TLC, control de la oferta petrolera en Irak o los subsidios
a
la agricultura, etc.
Los neoliberales son por esencia “individualistas anti-estatalistas”
que postulan un orden social sobre-determinado por la economía
(el mercado) resultado de leyes que van más allá de los motivos
reales de la acción, razón por la cual, sin intervención estatal es
posible un orden auto regulado y, para lo cual se requiere un
régimen de libertades 98 como capacidad de hacer la voluntad
con la mínima coerción 99 ; tesis que reedita la filosofía de los
años 80 basado en la tesis de Jayek 100 al referir a estas leyes
como libertad de asignación de precios de mercado (sistema
general de precios), considerando la regulación o intervención
estatal como un estorbo a su adecuado funcionamiento. 101
En los años 30 del siglo XX el modelo de “libre concurrencia”
entró en crisis y cedió paso a al modo de regulación del
“Estado–Bienestar” (triunfo de Keynes), basado en la necesidad
de relanzar la acumulación (crecimiento económico), con
la reactivación y ampliación de la demanda efectiva a cargo
del Estado. Se asistió entonces al “Estado empresario” y
direccionador de la acumulación, “garante” del orden social,
98
SEN, Amartya Kumar (2000), Op. Cit., p. 78
99
(2000), Desarrollo y libertad, Editorial Planeta, Madrid
100
HAYEK, Friedrich V. (1980). Derecho, legislación y libertad, ed. Reediss, Barcelona España.
FRIEDMAN, Milton y Rosa (1983). La libertad de elegir, Ed. Orbis, Barcelona España, Pp. 31Friedman, sostenía
que “el sistema de precios funciona tan bien, con tanta eficacia, que la mayoría de las veces no nos enteramos de
ello. No nos percatamos de lo bien que funciona hasta que se estropea…”
101
65
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez es decir, regulador–mediador de la conflictiva y
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
es decir, regulador–mediador de la conflictiva y contradictoria
relación capital-trabajo.
En América Latina este proceso, aún no es claro si funcionó,
pero se acepta y se argumenta que entró en crisis en los años
70, periodo a partir del cual se inició una serie de intentos de
instauración de modelos de desarrollo alternos (heterodoxos),
como en Chile con la experiencia socialista de Allende (1973-
1974), en Brasil a partir de 1974, Argentina a partir de 1973,
los intentos de los 80 en Centro América de construcción de
regímenes políticos no neoliberales (Nicaragua, El Salvador y
Guatemala), etc. Los demás países inician un proceso de ajuste
y transición del Estado benefactor a la “libre concurrencia” en la
década de los años 70 y 80 en el contexto de crisis de la deuda
externa, instalando proyectos políticos proclives a las políticas
neoliberales impuestas por el FMI y el BM como el caso de
Colombia, Paraguay, Perú, México, Venezuela, Ecuador, Bolivia
y
Uruguay, en un periodo que algunos caracterizaron como la
década perdida.
En efecto, al finalizar los años 80 y entrados los años 90, la
aplicación de políticas ortodoxas neoliberales habían ahondado
la
brecha social de pobres y ricos. La pobreza pasó del 34%
en los años 80, a un 64% en los 90, al tiempo dichas políticas
limitaron la capacidad de expansión de la producción no solo de
los países de América Latina, sino del mundo con secuelas de
desempleo estructural y fuente de mayor exclusión en el siglo
XXI. Los millones de víctimas empobrecidas por las políticas del
modelo, algunos de los cuales se resistieron y constituyeron
colectivos insurgentes de Nuevos Movimientos Sociales (NMS),
que al finalizar el siglo XX lograron promover y apoyar los
regímenes políticos de “tercera vía” en Brasil, Argentina, Chile,
Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Paraguay y Uruguay. 102
102 MURGA, Fraicinetti Antonio (2006). “Los movimientos sociales en América latina, 1980-2000”, en Rev. Polis, Vol
2, No 2, pp. 163 - 196
66
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez En XX general, puede decirse que en la
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
En
XX
general, puede decirse que en la divisoria entre el siglo
y XXI, el neoliberalismo ha recibido un nuevo aliento, con
la retirada del Estado bienestar del escenario nacional y su
paso a un escenario global. De este modo el mundo del trabajo
fue conmovido por las nuevas tecnologías de información y
conocimiento (NTIC), cambiando su composición y generando
una división y segmentación del trabajo en compartimentos
electrónicos, virtuales y calificación tecnológica avanzada,
derivando en un empleo asociado ya no de derechos al trabajo,
sino a éste como un privilegio de los más calificados. Al mismo
tiempo estos procesos excluyen al grueso de la población
económicamente activa reconfigurando el mundo del trabajo
bajo la lógica de la autogestión.
Así, en la crisis, el sistema encontró en la regulación del trabajo
su principal desafío, dada su incidencia en el comportamiento de
la tasa de la ganancia, en virtud de la consolidación de mercados
de
trabajo con precios a la baja. Lo que ha venido haciendo el
neoliberalismo para superar este escollo del trabajo como factor
fijo
en la producción, es resituar los principios del liberalismo
para deshacerse del trabajo vivo, disminuyendo costos
marginales y medios a través de economías de escala, en un
contexto de desenvolvimiento de la revolución de la informática,
la ciencia de materiales y la automatización computarizada, que
aplicadas al trabajo como “capital humano”, contrarrestarían las
externalidades del mercado e incrementarían la productividad.
Los siguientes serían algunos de los rasgos principales del
neoliberalismo actual:
Una visión individualista del mundo y el proceso como
resultado del esfuerzo individual, lo más alejado posible
del Estado y el Estado lo más lejos posible de la libre
concurrencia
Un tipo de política del Estado que considera que su ámbito
ya no es la economía real, sino en los circuitos monetarios
67
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez relacionados con la inflación. • Preponderancia
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
relacionados con la inflación.
Preponderancia del neo-corporativismo, que sustituyó el
sindicalismo de la fase anterior. Aquí, el lugar preponderante
del capital industrial de antes, lo tienen hoy el sector financiero
y
los grandes grupos o corporaciones empresariales
La relación Estado–sociedad es trasvasada a una relación
gobierno– consumidores, imprimiendo a la descentralización
y
la participación la lógica del mercado. Ello deriva en una
regulación centrada en la provisión de bienes públicos
ofertados con la lógica del mercado y marco de las políticas
sociales rentables compartidos con el sector privado.
Los supuestos teóricos de la libre concurrencia son
enriquecidos con la estrategia de la competitividad,
desplazando la responsabilidad de los riesgos hacia el
Estado.
La noción de equilibrio general del modelo neoclásico es
sustituida por la de “el mercado funciona lo mejor posible”,
razón por laque los economistas tienen dificultades para
demostraciones matemáticas de equilibrio micro, tienen que
seguir usado los modelos viejos de equilibrio general
Principales rasgos y representaciones de la crisis del modo
de regulación
Con todo, una economía de mercado no tiene capacidad de
autorregulación como se pensó, ya que como “institución social”,
requiere ser servida por valores, principios, normas, regulaciones
y ciertos patrones conductuales y comportamientos, compatibles
con los postulados de la racionalidad de la competencia 103 .
El modo de regulación refiere a complejos procesos sociales
mediante los cuales puede estabilizarse o desestabilizarse
la sociedad capitalista, para lo cual se necesita armonizar a
largo plazo las diversas lógicas entre sí con pactos, alianzas
o acuerdos entre comerciantes y productores, entre formas de
vida de los trabajadores que se concilian con las necesidades
103 GRARAY, Luis Jorge (2002). Construcción de una nueva sociedad, Ed. Alfaomega, Bogotá Colombia.
68
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez de las organizaciones empresariales, etc. De esta
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
de las organizaciones empresariales, etc. De esta manera, la
regulación es una estrategia compleja que abarca tanto las
áreas de la técnica, lo social, lo estatal, como las inter-relaciones
de la sociedad deseadas o no, lleva a estabilizar el ciclo del
capital como un proceso cuantitativo 104 .
Graray sostiene que “La globalización capitalista está siendo
administrada bajo el modelo neoliberal imperante y… que este
no es el único modelo de globalización, por el contrario su
perdurabilidad está en serio cuestionamiento ante la creciente
exclusión y agudización de las contradicciones reproducidas
en el mundo”, 105 lo que lleva a una lectura de las múltiples
expresiones de resistencia y/o de emancipación en lugares,
naciones, regiones, etc. Para la comprensión del modelo, por
ahora predominante, veamos seis formas estructurales que lo
caracterizan:
El lugar del Estado en el modelo neoliberal para garantizar
derechos de propiedad y cumplimiento de los contratos
El capital financiero
Privatización paramilitar de la seguridad nacional
La regulación capital-trabajo (transformaciones de la relación
salarial);
Las relaciones de competencia y,
Redefinición del régimen político y reinvención de la
democracia.
La regulación del orden social recae en el mercado como
institución principal del modelo neoliberal. Ésta se ha
caracterizado por la institucionalización de las prácticas y
las relaciones mercantiles y la liberalización artificial de las
restricciones espaciales a la movilidad del capital, por lo que
le dio un nuevo significado al Estado Nacional asociado a un
símbolo o un referente del monopolio de la coerción y la fuerza
104
AGLIETTA, Michel (1999). Regulación y crisis del capitalismo, Ed. Siglo XXI, Barcelona.
105
GRARAY, Luis Jorge (1999). Op. Cit, Pp. 27
69
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez para asegurar el cumplimiento de los contratos y
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
para asegurar el cumplimiento de los contratos y la reproducción
tanto de la propiedad privada como de la valorización del capital.
Estos dispositivos, en primer lugar, se desarrollaron con
artificios y refinamientos teóricos para resituar el estado por
fuera de la sociedad y darle un cierto aire de neutralidad. En
segundo lugar, en cuanto a la retirada del Estado de su papel
en la organización espacial de la producción transformando el
dispositivo de planificación en un conjunto de normas y reglas de
comportamiento para alcanzar la autogestión y competitividad
de los ciudadanos como consumidores y de las organizaciones
y
actores sociales como co-gestores de las salidas a la crisis.
En tercer lugar, privatizando la seguridad nacional y social a
partir de nuevos dispositivos de regulación privada (aparatos
y organizaciones militares) para la resolución de conflictos
internos e internacionales. En cuarto lugar, la reestructuración
del sistema financiero como dispositivo económico por
excelencia de regulación social que subordina las relaciones y
las transacciones a la estrategia de valorización del capital. En
quinto lugar, la subordinación de los dispositivos de regulación
del estado a la lógica y necesidad del comercio internacional
con énfasis en la subsidiariedad de la competitividad sectorial
para una inserción rentable al comercio mundial.
En sexto lugar, la renuncia del Estado a la regulación de
la conflictiva relación entre el capital y el trabajo dado la
destrucción programada de la relación salarial y los pactos
sindicales. Y por último, la institucionalización generalizada de
las relaciones de competencia que promueven la profundización
y
expansión del mercado a través individualismo como principio
de la competitividad. A continuación se hace referencia a cada
uno de estos:
70
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Los dispositivos de regulación del neoliberalismo:
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Los dispositivos de regulación del neoliberalismo: del
Estado neoliberal a la perdición del Estado
Este concepto de dispositivo de regulación refiere a un orden
que estructura discursos y prácticas también en tiempos de
crisis o no. Puede interpretarse a la manera de Foucault como
un campo discursivo no exclusivo de la economía, puesto que
refiere a una especie de red que implica discursos, disposiciones,
instituciones, reglamentos, leyes, enunciados científicos,
proposiciones filosóficas, morales. Así lo define Foucault:
“He dicho que el dispositivo era de naturaleza esencialmente
estratégica, lo que supone que se trata de cierta manipulación
de relaciones de fuerza, bien para desarrollarlas en una dirección
concreta, bien para bloquearlas o para estabilizarlas, utilizarlas,
etc., el dispositivo se halla pues, siempre inscrito en un juego
de poder, pero también siempre ligado a uno de los bornes de
poder, que nacen de él pero así mismo lo condicionan” 106 .
Estos dispositivos según el citado autor, sirven dentro de
determinadas estructuras estables durante años para “estimular
discursos”, para estructurar temas, contenidos y maneras de
acceso. Pero también en fases de ausencia de una ideología
dominante y crisis de hegemonía (los dispositivos) pueden
permanecer como desórdenes discursivos y prácticas estables.
También como campo de poder discursivo se trata de uno
en el que la sociedad, en toda su amplitud, se constituye en
campo organizativo. La regulación tematiza el orden en el
capitalismo a partir de formas estructurales que establecen
la totalidad social, tanto en el ámbito nacional como global.
Entretanto, un dispositivo estructura no sólo el discurso, sino
también la práctica sin determinar ni armonizar relaciones
coherentes. En igual sentido cabe anotar que las crisis no son
106 FOUCAULT, Michel (1989). El orden del discurso, Edit. Tusquets, Barcelona, España, pp. 42. También una alusión
al tema en, TÓPICOS, revista de filosofía de Santafé Nº 11, Pp. 63-82, Santafé Argentina, 2003
71
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez regidas, necesariamente, por un caos fatal
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
regidas, necesariamente, por un caos fatal desestructurado, si
no que más bien se asocian a un “orden entrópico”, en ella los
acoplamientos estructurales pueden fallar pero se mantienen en
orbitas inteligibles 107 .
En este sentido no habría un “fin de la historia”, sino que
la sociedad capitalista es un sistema dinámico, cíclico,
cambiante inmerso en un proceso continuo de estructuración
/ desestructuración. Por ello, la “estabilidad” de la regulación
que aquí se presenta, sin duda, es una simplificación arbitraria,
pero permite aproximarse a un paisaje del capitalismo en la
manera como funciona en estos tiempos, en la medida en que
se identifican los consensos, pactos y/o alianzas en los ámbitos
económico y político que se configuran en ese reordenamiento.
En dicho paisaje el Estado neoliberal tiende a percibirse
como un lugar representado simbólicamente en los nodos de
las transacciones globalizadas. Sin embargo, es necesario
subrayar que estamos en presencia de una reconfiguración
espacial dinámica de la relación Estado-capital como dos
entidades complementarias del mercado. El mercado elevado
la categoría de institución social por excelencia generadora
de valores individualistas competitivos de eficiencia, como
fundamentos del “ser competitivo” de M. Porter 108 , hasta
argumentos moderados conciliadores del mercado y el Estado
a
al
estilo chino o social demócratas adornados con los principios
de equidad y la justicia social con un universo restringido a
la transferencia de rentas a los pobres para equiparar su
capacidad de consumo. Esta es la razón por la que en los
modelos neoliberales las la satisfacción de necesidades de la
mayoría de la población son privilegios de los más capaces y
no, derechos sociales o humanos.
107
MATURANA, Orlando (2002). Sistemas autopoiéticos, Edit. Redisa, Buenos Aires.
108
PORTER, Michael (2006). Ser competitivo. Ed. Pp. 19
72
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Al respecto, las formas del pensamiento neoliberal
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Al respecto, las formas del pensamiento neoliberal
vienen evolucionando, reacomodándose a las dinámicas
contemporáneas, luego del fracaso del consenso de Washington,
que desencadenó, entre otros fenómenos, la crisis social,
alimentaria y ambiental global 109 , sin abandonar la “virtuosidad”
del libre mercado como institución social por excelencia. Jorge
Iván González, sostiene que el neoliberalismo como ideología
habría entrado en desgracia y habría sido sustituido en forma
progresiva por el “neoconservadurismo”, perfilado como una
opción de “democracia fuerte” que ha servido de fundamento a
la reconstrucción de la democracia en América latina en países
como México, Perú y Colombia 110 .
González argumenta que “el anti-estatismo de la prédica
neoliberal y neoconservadora no se ha podido llevar a la
práctica”, y prueba de ello es la recomposición y aumento del
gasto público, asociado a las necesidades de consolidación del
sistema de mercado 111 haciendo al Estado responsable tanto
de los pobres como de las externalidades ambientales de la
industria contaminadora a través de la transferencia de rentas
de abajo hacia arriba de la pirámide social.
Al respecto, según la OECD, desde mediados de los años 80 el
gasto público como porcentaje del PIB ha estado en un 40% en
Japón 41,7 en Estado Unidos, 57% en el Reino Unido, 57% en
Alemania, 58,8% en Francia, 76% en Suecia y, en promedio del
conjunto de países, la proporción en del 42% del PIB 112 , frente
al promedio de América Latina que llega al 21%. Esto pone en
cuestión la relación privatización – reducción del Estado. Lejos
de una retirada del Estado, estaríamos asistiendo a una re
significación y fortalecimiento del Estado para institucionalizar la
109
BM (2008). Informe mundial 2008.
GONZÁLEZ, Jorge Iván (1993). “contradicciones del neoliberalismo”, en el fin del neoliberalismo: el neo-
estructuralismo y modelos alternativos para el desarrollo social. Ed. Camilo González Posso, Indepaz, Bogotá, Pp.
110
86-100
111
p. 91
112
CEREIJO, Encarnación (2008). El stock de gasto público en los países de la OECD, Ed. Plaza, Madrid
73
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez pobreza a través de políticas de gasto público
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
pobreza a través de políticas de gasto público como correlato
de la relocalización del capital, acelerada por la revolución
tecnológica en las comunicaciones, la información y el
conocimiento, que es el argumento para algunos, de la erosión
del Estado Nación. En ese sentido, se habría generalizado la
idea de un Estado “pequeño pero fuerte” ante la necesidad de
condiciones institucionales para la libre movilidad del capital
y la legitimidad de los contratos, acompañado de estabilidad
monetaria y seguridad ciudadana. Esto es probablemente
la excusa de liberales, socialdemócratas y socialistas para
ubicarse en los modelos de “centro” o “terceras vías”.
Asociado a esta idea, estaría también el enfoque de Francis
Fukuyama que, en oposición a la reducción del Estado, plantea
una nueva “estatalidad” 113 , que garantice la estabilidad de la
comunidad mundial, “dado que los Estados débiles o fracasados
causan buena parte de los problemas más graves a los que se
enfrenta el mundo como son la pobreza, el sida, las drogas o
el terrorismo” 114 . Esta nueva “estatalidad” estaría dada por el
alcance de las funciones del Estado en diferentes países del
mundo, y que el autor ordena en actividades, en tres tipos de
funciones: 115
“Funciones mínimas: Defensa de la ley y el orden; derechos
de propiedad; gestión macroeconómica; salud pública,
aumento de la equidad; protección a los pobres”
“Funciones intermedias: Abordar los efectos externos;
educación; medio ambiente; regular los monopolios;
corregir la educación imperfecta; seguros reglamentación
financiera; seguridad social”
“Funciones dinámicas: Política Industrial y Riqueza”
FUKUYAMA, Francis (2007). La construcción del estado. Hacia un nuevo orden social en el siglo XXI. Ed. FF.
Ed. Buenos Aires,Las funciones, las capacidades y los ámbitos de legitimidad de los gobiernos, configuran esta
estatalidad. pp. 12
113
114
(2007).
Op. Cit. Pp. 9
115
(2007). Op Cit. Pp. 24
74
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez De acuerdo a esta matriz, la Fundación para
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
De acuerdo a esta matriz, la Fundación para las Relaciones
Internacionales y el diálogo exterior (FRIDE) 116 propuso una
medición del grado de fragilidad o fortaleza de los Estados
asociado a la idea de Fukuyama 117 con los siguientes indicadores:
• Defensa, ley y orden
• Derechos de propiedad
• Protección a los pobres
• Gestión macroeconómica
Salud pública y educación
Reglamentación financiera, pensiones redistributivas
Protección del medio ambiente
Seguros de desempleo
Redistribución de activos
Fomento de los mercados
Iniciativas de aglomeración para la competitividad.
Con base en este enfoque, el autor sostiene que la ausencia de
“capacidad estatal de los países pobres, es una seria amenaza
para los países desarrollados”, por lo que trae a colación la
necesidad de instituciones como el Gobierno Constitucional
Moderno y el Estado de Derecho, dirigidos a limitar la capacidad
de decisión en el ejercicio del poder del Estado, configurando
la idea aristotélica de “El gobierno de las leyes y no el de los
hombres” 118 .
En este sentido la soberanía y autonomía del Estado-Nación
son cruciales y tienden a una fuerte interdependencia, puesto
que los sucesos dentro de los Estados, relacionados con
la gobernabilidad, afectan a otros miembros del sistema
internacional, como ocurre con la situación interna de Colombia
y los países de Sur América y los Estados Unidos. De aquí el
Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior C/ Goya 5-7, Pasaje 2, 28001 Madrid. Tel. +34
91 244 47 40 - Fax: +34 91 244 47 41 www.fride.org
116
117
FUKUYAMA, Francis (2007). Op. Cit. Pp. 26
118
(2007).
Op. Cit. Pp. 36-41
75
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez concepto de legitimidad internacional asociado o
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
concepto de legitimidad internacional asociado o dependiente
de la fuerza (capacidad) de “Estados-nación soberanos”.
Esta “nueva estatalidad” refiere indicadores de legitimidad
institucional territorializada del Estado acompañada del
monopolio legítimo de la fuerza y la justicia (gobernanza). En el
caso colombiano se presentan como un Estado débil al borde
del fracaso con gobiernos que violan los Derechos Humanos y
provocan desastres humanitarios asociados a desplazamiento
forzado y refugiados en forma masiva, así como migraciones
laborales forzosa. También los Estados donde el control y
regulación territorial están en disputa con grupos armados de
justicia privada (para-militares), terroristas como en los casos de
Afganistán, Yemen Somalia, Sudán, Guinea Bissau, Colombia,
etc. Aparte de esta tipología de Estados, existe otra relacionada
con la gobernabilidad que puede desembocar en inestabilidad
internacional, dada la naturaleza antidemocrática y autoritaria
de las leyes de la región alejadas del pluralismo y la democracia.
El problema de este enfoque es que en búsqueda de
eficiencia, el Estado se convierte en una empresa funcional al
mercado convirtiendo la institucionalidad en un factor más de
competitividad, respondiendo a la movilidad del capital financiero
que requiere minimizar la incertidumbre de los conflictos
sociales. Volviendo a la importancia del gasto público, como
indicador del peso del Estado, sería necesario intentar develar
el almibarado discurso neoliberal sobre las políticas sociales en
relación con un aumento de la inversión social. Lo primero que
resalta es la manera como “la pobreza”, especialmente de los
países en desarrollo, se convirtió en un atributo de las políticas
públicas, de manera que el problema ya no es acabar con ella,
sino atenuarla, institucionalizándola. En este sentido Fukuyama
nos aclara el interés inusitado de restaurar el papel del
Estado, un nuevo “Estado benefactor” refundado desde élites
internacionales de Estados Unidos o Europa con la capacidad
76
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez de construir estatalidad y restaurar la
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
de construir estatalidad y restaurar la gobernabilidad, respeto
por los Derechos Humanos y capacidad competitiva.
Es decir, un “Estado moderno” que cede la soberanía nacional
a
la legitimidad internacional (la competitividad) que puede
depender de la UE, China o USA o de instituciones multilaterales
como el BM y el FMI. La tendencia generalizada es a la reducción
del tamaño del Estado a favor de la libertad de las fuerzas del
mercado como asignador eficiente de factores e ingreso y
servicios sociales, funciones antes estatales pero que ahora
erosionan la autonomía y la soberanía nacional para propiciar
la
movilidad del capital e incrementar el comercio internacional.
Dispositivos neoliberales de planificación regional
El dispositivo de planificación es un conjunto más o menos
coherente de discursos y practicas (discursivas) del desarrollo
encaminadas a una visión o imagen objetivo. Materializa el
modelo de desarrollo y da sentido a las acciones individuales
y de la colectividad. Este dispositivo permitió organizar la “fase
estable” del desarrollo de la posguerra (1945–1970), desde
enfoques centralizados que contribuyeron decisivamente a
exitosos procesos de crecimiento posguerra en Alemania, Gran
Bretaña, Japón y la Unión Soviética, a través de la planificación
indicativa.
En efecto, durante el periodo de 1900 - 1970, en la mayoría
de países se establecieron autoridades de planificación,
básicamente asociadas al objetivo de la industrialización o la
modernización centrada en la universalización de la relación
salarial. De manera que la reestructuración de la producción
está asociada a la nueva gestión del trabajo y ésta a su vez,
a
las estrategias de flexibilización y desconcentración de los
procesos productivos de la gran fábrica, a través de la línea
difusa y global de ensamblaje, razón por la que el Estado está
77
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez obligado a embocar la planificación hacia la
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
obligado a embocar la planificación hacia la competitividad.
Este dispositivo debe estar estrechamente ligado a los nuevos
sujetos resultantes de la reestructuración y a los excluidos de la
relación salarial que constituyen la base ampliada de la pirámide
social, al tiempo que son los nuevos sujetos, ahora ciudadanos,
productores a domicilio, independientes, etc.
En este contexto la gestión del trabajo y la producción requirió de
planificación estratégica, dirigida a la superación del “taylorismo”
basado en la jerarquización y el autoritarismo administrativo,
que había separado claramente los procesos de toma de
decisiones y los procesos operativos o de ejecución. La nueva
gestión involucra la co-gestión y la participación de todos los
niveles de la organización social, generalizando el “Toyotismo”
japonés como un nuevo paradigma de la formulación y la
gestión de la planificación.
Esta lógica, en el ámbito de la relación Estado–Sociedad,
es operada a través de la planificación “participativa” como
un dispositivo de solución pacífica de los conflictos por la
distribución de los recursos e ingresos y del poder. De suerte
que la población (la sociedad) es ahora co-gestora de la
crisis del Estado y el capital, despojando a la población d la
ciudadanía para constituirla en consumidores, como uno
de los pilares del modelo de Estado neoliberal. Desde esta
perspectiva la planificación regional y/o territorial es asimilada
a la segmentación, estratificación de las demandas y oferta
de servicios y recursos y bienes públicos en función de la
relocalización del capital.
Surgen así los rasgos de precariedad del Estado en los países
en desarrollo, que se traducen en limitaciones de éste para
construir su propia legitimidad y representar a los excluidos en la
totalidad del territorio. Esto ha contribuido al desmoronamiento
de la soberanía socio-territorial en algunos países donde la
78
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez mayoría de la población es excluida de la
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
mayoría de la población es excluida de la distribución pero
con estrategias de planificación incluyentes para involucrar a
la
sociedad (los consumidores) en objetivos estratégicos de
nuevo pacto de competitividad y crecimiento.
La
nueva planificación regional y/o territorial se constituye así, en
una herramienta de territorialización del capital y constitución de
referentes de poder corporativo de élites nacionales y regionales
ligadas al capital transnacional, para la distribución negociada
de recursos y mercados locales o regionales, imponiendo
la lógica de la competitividad que garantiza socialmente la
movilidad o entrada del capital. En este contexto, la participación
se convierte en el instrumento privilegiado de legitimación
socio-territorial de la presencia del capital y explica el porqué la
planeación neoliberal está desprovista de lugar para insertar las
sociedades locales y regionales al mercado global.
Este tipo de planificación se mueve en el ámbito de la relación
Estado–capital para responder a la demanda de ingresos
y
espacios, lugares y territorios atractivos para el capital.
Esta es la razón del interés norteamericano en la estrategia
contrainsurgente de los gobiernos colombianos asociada a la
reconstitución del orden de la sociedad nacional de mercado
pero amenazada su legitimidad por el poder de grupos de
justicia privada armados al servicio del narcotráfico y carteles
de narcotraficantes enrocados en el Estado que protagonizan
toda clase de violaciones de los Derechos Humanos 119 .
En América latina, Centroamérica y el Caribe después de los
90s la planificación se centró en paradigmas anglosajones de
modernización del Estado, buscando hacer funcionales los
espacios regionales y a la sociedad en su conjunto, a la lógica
del capital (estrategias y agendas de competitividad). Hacer
competitivo el territorio se convirtió en un objetivo de crecimiento
119 HUMAN RIGHTS WATCH, 2007, Informe de D
79
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez económico jalonado por las señales del mercado
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
económico jalonado por las señales del mercado internacional
de capitales (financiero, divisas) y de bienes y servicios.
En este sentido, la descentralización político administrativa y la
redemocratización entraron en crisis chocando con los objetivos
de modernización centrados en la eficiencia y eficacia de las
políticas públicas, por lo que las políticas de competitividad
entraron en escena de manera preponderante, como los casos
de México, Colombia, los países centroamericanos. Otros países
como Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Venezuela,
Ecuador, Bolivia siguieron modelo heterodoxos de planificación
con énfasis en el desarrollo endógeno. Ello indica que el modelo
de gestión neoliberal no logra una estrategia de planificación
en América latina para enfrentar la pobreza desde dicha
modernización. De hecho, las políticas sociales entre el 2000
y el 2008 en la región se alejan de las principales necesidades
sociales, culturales y políticas, sin logros significativos en los
indicadores de pobreza.
Dos razones explicarían estos precarios y contradictorios
resultados de las políticas ortodoxas y heterodoxas de
planificación: de un lado, la planificación está subordinada
a la modernización y competitividad que privilegia objetivos
estratégicos de consolidación del comercio internacional y
la movilidad del capital (competitividad). Y de otro lado, la
planificación que no logra armonizar los objetivos de desarrollo
socio territorial (o regional) con la necesidad de inserción al
comercio, privilegiando el mercado local.
En el primer caso, presenta una lógica económica en la que
políticas e instrumentos estatales de desarrollo se perfilan en
contextos fundamentalmente basados en las recomendaciones
del BID y el BM en cuanto al papel del Estado en la construcción de
condiciones macroeconómicas (políticas monetarias, laborales,
fiscales y financieras) atractoras de capital que es considerado
80
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez el recurso más escaso. Entre estos enfoques,
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
el recurso más escaso. Entre estos enfoques, Colombia y
México son dos ámbitos privilegiados de experimentación de las
políticas neoliberales de planificación. En suma, la planificación
se subordina a políticas y estrategias de competitividad para
responder a las preferencias del capital externo, en detrimento
del desarrollo regional o endógeno.
Para las políticas de desarrollo asociadas a la movilidad del
capital (competitividad), el desarrollo local es considerado
importante, no en cuanto sistema cultural o en cuanto a la
gente, sino en cuanto contiene actividades económicas o
recursos localizados (en uno o más sistemas producción) que
pueden hacer parte circuitos transnacionales a través de clúster
o
cadenas productivas en sectores que comparten un sistema
formal o informal de dirección y regulación, financiamiento y
consumo; este el caso de la industria alimentaria y farmacéutica.
Otros sectores como los minero-energéticos, agroalimentarios,
biodiversidad y el ecoturismo constituyen, en América latina,
países asiáticos y africanos, ponen en evidencia de un
fuerte proceso de “reprimarización” de las economías con
impactos regionales y/o territoriales ambientales y ecológicos.
Experiencias asiática como Sri Lanka, china ha mostrado que no
se consigue desarrollo regional, por el contrario, los capitales que
incursionan desalojan a los moradores del territorio, generando
migraciones forzosas que profundizan el empobrecimiento.
En la búsqueda de respuestas a estos desafíos habrá que mostrar
que estas evidencias que contradicen las nociones asociadas a
la
falsa ilusión del crecimiento circular acumulativo o los polos
de desarrollo que han dejado tendidas en el camino a diferentes
regiones de países, lo que Daher denomina regiones ganadoras
y
regiones perdedoras 120 con un abultado saldo poblacional
migratorio que hace necesario considerar gran parte de de
120 DAHER, A. (1994): “Competencia: regiones ganadores y perdedoras en Chile”, EURE, vol XX, N° 60, agosto, pp.
63-84.
81
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez América latina hoy forzada a vivir en países
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
América latina hoy forzada a vivir en países tan lejanos como
Estados Unidos, Canadá o España. Esto según Ganclini, 121 “No
impide que se sostengan las tendencias a la dualización, entre
un conjunto de personas, grupos de nacionalidades dispersas,
tipos de empresas, lugares o sociedades que participan activa
y
provechosamente en ese mundo globalizado, y otros que son
marginados o globalizados pasivamente”.
La privatización paramilitar de la seguridad nacional
Luego del 11 de septiembre de 2001, la seguridad nacional
adquirió la forma de legitimidad internacional para justificar la
supremacía militar mundial activa de los Estados Unidos y su
capacidad y su debilidad interna, desbordando los marcos de
la “estatalidad”, aliándose con multinacionales de mercenarios
y
armas, como se anota en el caso de la Blackwater S. A, que
pone en evidencia la perdición del Estado. En efecto, esta
multinacional según Scahill, “es uno de los centros de poder
más influyentes del complejo militar-industrial estadounidense y
su objetivo, con el aval del Pentágono es instar a la compañía a
optar por un plan de lucha contra la droga, principalmente para
México y Colombia, que tiene un presupuesto de 15.000 millones
de dólares. Es a través de estas empresas privadas como Estados
Unidos busca garantizar su presencia en la región sin “dejar una
huella militar”, dado que la “lucha antidrogas” con 630 millones
de dólares anuales (con los cuales Colombia paga servicios
de empresas similares como Dyn Corp), se le ha convertido al
gobierno de USA en una “lucha contrainsurgente” 122 .
Hasta el 2010, más de mil empresas privadas además de
Blackwater Security Consulting Company, como Halliburton,
Sikorsky, Triple Canoppi, Monsanto, etc., son contratadas por el
gobierno norteamericano para distinta tareas internacionales y
GARCÍA, Canclini, Néstor. op.cit., p. 49. En otros términos, ni vamos hacia un mundo homogéneo en que
desaparezcan las diferencias, ni hacia un mundo fragmentado de lugares totalmente diferenciados y enfrentados en
la competencia por ubicarse en el mundo global
121
122
SCAHILL, Jeremy (2008). BLACKWATER Paperback Book Launch Set for June 3, 2008 in NYC. Pp. 27
82
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez nacionales especiales de seguridad para operaciones,
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
nacionales especiales de seguridad para operaciones, dotación
o
instalaciones militares estadounidenses, poniendo en riesgo
la
seguridad nacional.
Este informe de Scahill registra el entrenamiento y la preparación
de militares latinoamericanos con el objetivo de tener pequeños
equipos de paramilitares trabajando para estas compañías en
América latina, consolidándo su presencia en la región. Esta
aplicación de la lógica del libre comercio para la privatización
de la seguridad, llevó a Blackwater y otras empresas que
contratan mercenarios, a fijarse en la “fuerza de trabajo barata”
que ofrecían países como Chile, Honduras, El Salvador, Perú
y
Bolivia. Frente a los US $10.000/ mes que puede cobrar un
mercenario estadounidense o de otro país del primer mundo
por prestar sus servicios en Irak, los latinoamericanos aceptan
el mismo riesgo por sueldos de US $1.000/mes. Se trata, en
su mayoría de militares que se formaron en las décadas de los
años 80 y 90, en el marco de las “guerras sucias” instigadas
por Washington y que ya han tenido experiencia en técnicas
de contrainsurgencia, tiro de precisión, guerra de comandos,
espionaje militar y tácticas de interrogatorio.
Afirma Scahill que “uno de los mayores contingentes de soldados
no estadounidenses importados hasta Irak por Blackwater fue
el compuesto por antiguos comandos chilenos, algunos de los
cuales habían sido formados o habían servido durante la brutal
dictadura militar del general Augusto Pinochet. En esta operación
cerca de mil de chilenos fueron enviados a Irak gracias a la
gestión de reclutamiento de José Miguel Pizarro Ovalle, a quien
el autor describe como un partidario acérrimo de Pinochet,
que trabajó como traductor para el ejército estadounidense
(
)
antes de convertirse en enlace entre más de una docena
de gobiernos latinoamericanos y los fabricantes de armas de
Estados Unidos” 123 .
123
(2007). Op. Cit. P. 29
83
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez En este sentido, la tendencia a la privatización
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
En este sentido, la tendencia a la privatización en la órbita de
la
seguridad profundiza el debilitamiento del Estado en favor
de grupos de presión, que terminan ocupando los espacios de
justicia (privatización de la justicia).
Poder político del capital financiero
El poder del capital financiero llega a umbrales más allá de
lo
económico, invadiendo la órbita política, la ciudadanía (de
derechos). El acceso al sistema financiero está condicionado,
no a un derecho como ciudadano o un servicio del prestatario
-sea capitalista o microempresario o persona natural- sino a un
propietario cuyos derechos tienen un valor equivalente al valor
del patrimonio. En este caso el individuo ya no es sujeto de
derechos garantizados por el Estado, sino el propietario de
un patrimonio 124 , que lo hace sujeto del derecho al capital en
el
sistema financiero que controla o subordina a su vez, las
actividades productivas y de distribución.
Al
respecto, la conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio
y
Desarrollo (UNCTAD), en su informe de 1998, advertía a
cerca de las previsibles consecuencias sobre el comercio y
la
economía mundial dominada por el capital financiero, en
los siguientes términos: “El dominio del mundo financiero
sobre el mundo industrial y la universalización del primero, se
han convertido en fuentes de inestabilidad e imprevisibilidad
en la economía mundial. Durante algún tiempo los mercados
financieros han tenido capacidad propia para desestabilizar a
los países en desarrollo, pero hay indicios cada vez mayores
de que todos los países son vulnerables a una crisis financiera.
Los datos empíricos indican que los costos de la liberalización
y desregulación del sistema financiero han sido muy elevados.
En conjunto, se puede decir, que resulta indispensable que haya
124 A diferencia de los derechos extra-patrimoniales, los derechos, patrimoniales si comprenden la idea de bienes
valorables en dinero y transmisibles. La ley, por el contrario, solamente interviene de forma mínima para regularlos,
permitiendo un amplio espacio a la libertad individual y a la autonomía de esa voluntad, ya sea para crearlos,
regularlos, modificarlos o extinguirlos. Estos pueden distinguirse en derechos reales y derechos de crédito
84
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez una mayor orientación y control colectivos del
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
una mayor orientación y control colectivos del sistema financiero
internacional” 125 .
De acuerdo a la tradición liberal, la moneda es fundamentalmente
un medio facilitador de las transacciones en los mercados y su
función es permitir la acumulación de ahorros y la distribución
de riquezas y servir como medio de pago para que se cumplan
esos contratos, para garantizar que, libremente, los agentes
privados satisfagan sus necesidades de liquidez con rapidez,
de manera que todo lo que sirva a estos fines es válido, pero se
requiere “neutralizar” el poder monetario autónomo que tenía
política pública.
También la función de la moneda es servir de medio
financiero de las transacciones del Estado como el recaudo
de impuestos, pero ya no tiene el monopolio de la emisión
monetaria. El neoliberalismo despojó al Estado de dicho
monopolio independendizando los Bancos Centrales junto con
la liberalización total de los flujos y activos financieros por los
que hoy pasan buena parte de las relaciones y transacciones
entre consumidores y productores. En este campo la regulación
neoliberal dejó en el mercado financiero y de capitales la suerte
y
el precio del capital y los límites de la valorización privada
basada en los movimientos de las cotizaciones de los activos
financieros en bolsa. En este caso ni los salarios ni los precios
de los bienes de consumo deben moverse, lo que debe moverse
es el valor de los activos financieros cuyos precios trasmiten las
señales al resto del sistema económico.
Esta es la lógica que a nivel macroeconómico hace que la
riqueza en el sistema productivo se transforme en activos de
libre y rápida movilidad, como medio y estrategia para que toda
la
riqueza disponible se ubique allí, donde es más rápidamente
rentable. Este uno de los factores que explican la concentración
gigantesca del capital en a través del sistema financiero.
125 UNCTAD (1998). Informe sobre el desarrollo y el comercio, Ed. UNCTAD, Washington, pp.
85
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez De esta manera surge un concepto de liquidez
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
De esta manera surge un concepto de liquidez asociado a la
cualidad a la que todo activo aspira de transformarse en poder
de compra efectivo y, por lo tanto, de ser aceptado como tal por
la
comunidad en un sistema de pagos. Por definición, la moneda
es completamente líquida porque todo el mundo está obligado
a
aceptarla como mecanismo de pago de una transacción;
el
resto de los activos varía su “grado de liquidez” según las
posibilidades de transformase más o menos rápidamente en
moneda, aún teniendo en cuenta la tendencia de aumento de
las transacciones electrónicas.
La estrategia busca transformar electrónicamente todo el capital
fijo en lo más líquido posible y de allí aumentar el poder del
capital financiero superando el campo estrictamente económico
más o menos de la siguiente manera:
Reemplazando lo máximo posible, las monedas locales por
activos líquidos que se transan en el mercado financiero
internacionalizado o las bolsas de Tokio, Nueva York o
Bruselas, etc.
Imponiendo un control –financiero- al proceso productivo,
constriñendo el capital productivo al embudo de la
administración del sector financiero donde extrae un plus
valor
Extrayendo parte de la valorización del trabajo a través de los
fondos de pensiones y cesantía con los cuales se genera
liquidez al sistema financiero.
Transformando la convencional de “ciudadanía de derechos”
de iguales ante la ley, en una “ciudadanía patrimonial” que
define la desigualdad en el acceso al capital
Reemplazando del sistema de voto ciudadano en elecciones
periódicas, por el voto cotidiano de una comunidad de
“operadores” económicos y financieros en los mercados.
86
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez La restricción monetaria: Ésta es la segunda forma
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
La restricción monetaria: Ésta es la segunda forma estructural
del neoliberalismo en relación con el dinero como instrumento
de realización de los valores, estableciendo la conexión entre la
acumulación del pasado, el presente y el futuro. El proceso de
valorización culmina cuando se vende la producción y se tiene
el
dinero, entonces se hace necesaria una regulación estable,
debido a que la inflación puede diluir la ganancia, presionar el
alza de los intereses y amenazar la capacidad de pago o una
reevaluación puede deteriorar las exportaciones (como está
ocurriendo hoy en Colombia). En este caso, los colombianos
pueden encontrar la naturaleza del régimen instaurado entre
2002 y el 2008 en esta lógica de la regulación, orientada
a
la seguridad del capital para blindarlo de las presiones
inflacionarias, las tasas de intereses y la volatilidad del mercado
de divisas.
En este sentido, las políticas monetarias definen cuáles
productos tendrán determinado valor, así como la regulación
de cambio entre el trabajo del país y del exterior, pero también
del capital con el salario. La política monetaria es pues, un
ejercicio productor de soberanía como competencia, que dentro
del sistema cambiario internacional, permitió a los Estados de
la
periferia, a partir de la segunda mitad de los años 90, una
relativa homogeneidad de su espacio monetario como espacio
para la circulación de mercancías y un sistema productivo. La
teoría ha enseñado también que el dinero establece una de
las formas más importantes de una colectividad representada
territorialmente, porque le otorga un estatus a cada miembro
individual como propietario de una mercancía determinada. No
es
solo medio de pago, es reserva de valor.
La crisis reciente desatada por la llamada “turbulencia”
financiero-inmobiliaria en los Estados Unidos, no sólo deja
clara la interdependencia del mundo con este epicentro
financiero, sino el alto grado de especulación a que se llega por
87
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez la liberalización a ultranza y el poder
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
la liberalización a ultranza y el poder incontrolable del capital
financiero. La especulación en las hipotecas elevó su valor más
allá de los precios de suelos y el valor agregado en la cadena de
la construcción. La oferta de inmuebles creció en los años 80 y
90 más allá de la demanda efectiva y la capacidad real de pago
de los hogares, de modo que el sector financiero desplegó una
estrategia de financiamiento a largo plazo sobrevalorando los
inmuebles para asegurar la recuperación. A la hora de hacer
efectivas las hipotecas, los inmuebles sólo llegaban a la mitad
del valor nominal. Aquí la regulación neoliberal terminó por
ahogar el ahorro de los hogares, privilegiando los mercados de
capitales hacia donde se desplazaron bajo la forma de títulos
de bolsa e inversión en mercados futuros de petróleo, dadas las
expectativas de agotamiento de reservas, lo que contribuyó, en
un 35%, al alza de los precios actuales (2008).
En este caso el FMI no logra incidir en la tendencia especulativa
del mercado de capitales que está detrás de la incertidumbre
actual que acompaña la caída del dólar y arrastra a las economías
desarrolladas, dada la interdependencia entre los mercados
bursátiles, en un momento de buenos negocios en petróleo y
alimentos. Con todo y los problemas del sistema financiero, el FMI
ha garantizado la transferencia de más de 760.000 mil millones
de dólares de los países en desarrollo a las economías de los
países desarrollados 126 , con lo que las economías desarrolladas
buscan blindarse de una expansión y profundización de la
desaceleración de la economía estadounidense en la entrada
al siglo XXI.
De otra parte, dada la alta movilidad internacional del capital
financiero y la capacidad discrecional de convertibilidad de
activos en moneda, su poder de regulación social y político
estriba en la legitimidad de los bancos centrales subordinados
al FMI y a los agentes económicos detrás del mercado de
126 ONU (2007). Informe de la economía Mundial, New. York / Washington D.C
88
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez divisas. El sistema financiero internacional se
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
divisas. El sistema financiero internacional se caracteriza por su
función de interconexión de flujos de capital y la conversión de
los ingresos sociales en capital financiero a través de la bolsa
y
el sistema bancario. En este marco, la banca se globaliza
buscando incorporar a los 4.000 millones de pobres al mercado
financiero como una manera de extraer la plusvalía social que
circula de manera masiva en las redes de subsistencia de los
trabajadores informales y cuenta- propia. El capital financiero
es una forma del capital, algunos la ubican como un nivel de
desarrollo del capitalismo por la virtuosa capacidad de convertir
en activo financiero hasta el tiempo y los sueños de las personas,
lo
que indica que su naturaleza y tendencia no cambia.
Cada vez el sistema es más sensible a los desajustes del
mercado de bienes tangibles como las viviendas, como en
la reciente crisis del sistema financiero y sus efectos sobre la
economía mundial real, iniciada en los Estados Unidos en el
2007, allí la realidad muestra que el problema no es de liquidez,
sino de solvencia del sistema económico (la economía real) que
utiliza el sistema financiero para la especulación y la realización
de la masa de plusvalía social.
Comercio internacional, reestructuración, relocalización del
capital y destrucción del empleo
La falsa simetría de crecimiento con equidad del “libre
mercado” que ha acompañado los esfuerzos de organismos
multilaterales de comercio como la OMC y el BM en los
últimos 40 años, fue argumentado por Krugman al sostener y
demostrar que el libre comercio y la libre movilidad de factores
generan efectos radicalmente distintos para cada uno de los
países, pues mientras bajo el libre comercio ambos ganan, con
la libre movilidad de factores la actividad económica termina
aglomerándose en uno de los países a través de un mecanismo
de causación acumulativa.
89
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Con este argumento la OMC y las autoridades
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Con este argumento la OMC y las autoridades del Banco Mundial
han relanzado el discurso a favor del comercio internacional
asimétrico, especialmente para promover tratados de libre
comercio de USA con países de América Latina y el Caribe, para
lo cual ya no es importante la otrora división internacional del
trabajo y las “ventajas comparativas”.
Según posada H.M y Vélez J. E., de la Universidad de
Antioquia, “Los análisis basados en las ventajas comparativas
que operan bajo supuestos de competencia perfecta fueron
refinados por Heckscher (1919) y Ohlin (1933) y formalizados
por Stolper – Samuelson (1941) y Samuelson (1948). Estos
autores, suponiendo un mundo con dos factores productivos
–capital y trabajo– perfectamente móviles entre sectores, con
funciones de producción con rendimientos constantes a escala,
productos marginales decrecientes y con distinta intensidad en
el uso de los factores en la producción de los bienes, crearon
las bases para formular y probar cuatro teoremas relacionados
con el comercio internacional”: 127
El teorema de Heckscher – Ohlin establece que los países
exportarán el bien que usa intensivamente el factor en el
cual tienen abundancia relativa.
El teorema de Stolper – Samuelson (1941) muestra que
con el libre comercio ganan los dueños de los factores
que se usan intensivamente en los sectores con vocación
exportadora y pierden aquellos que poseen factores que se
usan intensivamente en los sectores que compiten con las
importaciones.
El teorema de igualación de los precios de los factores
(Samuelson, 1948) señala que el comercio de factores es
perfectamente sustituto del de bienes, y
El teorema de Rybczynski (1955) muestra que aumentos
127 POSADA, Héctor Mauricio y VÉLEZ Juan Esteban (2001). Comercio y geografía económica: una nota sobre la
contribución de Krugman a la teoría económica. Ed. Universidad de Antioquia, Grupo de Estudio Regionales de la
Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia
90
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez en la dotación de un factor llevan a
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
en la dotación de un factor llevan a incrementos en la
producción relativa del bien que usa intensivamente dicho
factor.
Esto significa que las viejas teorías del comercio internacional
basadas en el principio de las ventajas comparativas, según
el cual los países que comercian deben exhibir algún tipo de
diferencia ya sea en términos tecnológicos, de las dotaciones
relativas de recursos para que posibilite el comercio ya no
aplican. Hasta mediados del siglo XX estas ideas habían sido
aceptadas sin mayores objeciones hasta que economistas
como Grubel y Lloyd 128 demostraron que para este periodo (los
años 70) la economía mundial estaba dominada por flujos de
comercio inter-industrial entre países e intra-industrial.
En efecto, después de la Segunda Guerra Mundial el comercio
exhibía un patrón distinto, dominado por intercambios entre
países desarrollados con flujos comerciales principalmente de
carácter intra-industrial, esto es que implicaban la exportación
e importación simultánea de bienes similares sobre la base del
concepto de “economías de escala como la fuerza dominante
del comercio internacional”. En este sentido, la tesis considera
que si los costos medios decrecen a medida que aumenta el
volumen de producción entonces, bajo el supuesto de que se
demandan distintas variedades del mismo bien, se pueden
tener ganancias de eficiencia si se divide la producción de
modo que los países se especialicen en diferentes variedades
del mismo producto.
El problema con estas hipótesis es la dificultad que existe para
modelar escenarios con rendimientos crecientes en el marco de
modelos de equilibrio general bajo competencia perfecta. Es
aquí donde el trabajo de Krugman entra a resolver la cuestión 129 ,
ESCRIBANO, Gonzalo y TRIGO, Aurora. EL comercio intra-industrial norte-sur.las experiencias europea y
americana,. Departamento de Economía Aplicada, Universidad Nacional de Educación a Distancia-UNED, Madrid.
128
129
KRUGMAN, Paul (1979). ‘’Increasing Returns, Monopolistic Competition, and International Trade’, Yale university,
New Haren, CT 06520, USA, February, 1979
91
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez planteando la cuestión en lenguaje matemático,
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
planteando la cuestión en lenguaje matemático, basado en los
trabajos realizados por Dixit–Stiglitz (1977) en el campo de la
organización industrial y que formaliza en una estructura de
mercado de competencia monopolística.
Krugman asume que los consumidores incorporan nuevas
variedades de un bien a medida que van estando disponibles
en el mercado bajo el supuesto de que a cada una de estas
variedades se les asocia el mismo precio. Por el lado de los
productores se suponen los rendimientos crecientes intra-firma
así como las variedades producidas, pese a que es un número
muy grande, representan solo una pequeña parte del número
total de variedades del bien. Estos supuestos permiten que cada
uno de los productores se enfrente a una curva de demanda
con pendiente negativa (poder monopólico), haciendo caso
omiso de las interacciones estratégicas con otras empresas.
De esta manera, se logra caracterizar un equilibrio único y
estable a partir del cumplimiento de dos condiciones: el poder
de fijación de precios por parte de las empresas para maximizar
los beneficios y beneficios iguales a cero como resultado de
la entrada de nuevas firmas al sector. Krugman muestra cómo
la economía integrada conforma mercados más grandes
permitiendo explotar los rendimientos crecientes, provocando
aumentos del salario real y del número de variedades
disponibles para el consumo de un individuo representativo.
Hoy el neoliberalismo insta a la creación de las ventajas
competitivas, basada en las productividades medias y marginales
de las multinacionales concentradoras de tecnología, que a su
vez, aceleran la movilidad del capital. La relación Estado-mercado
es una llave virtuosa en cuanto a la legitimidad institucional de
derechos de igualdad entre productores y consumidores ante la
ley, al tiempo que abre las puertas de los mercados nacionales.
Esta acepción neoliberal del comercio internacional
contemporáneo, basada en presupuestos de libre asignación
92
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez de precios, ha conducido a lo que algunos
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
de precios, ha conducido a lo que algunos han denominado,
un “darwinismo social global”, o “salvaje”, ética y políticamente
insostenible, a juzgar por la tensiones y respuestas de la
“sociedades nacionales”. Es el caso latinoamericano, con
modelos híbridos que desafían la ortodoxia ideológica que
cobija a regímenes políticos de corte autoritario como Colombia,
México, India y China, para hablar solo de algunos de los que
hoy dominan la pasarela neoliberal.
Los procesos económicos de los últimos años tienen impactos
sectoriales diferenciados y dinámicas espaciales (nacionales,
regionales y/o territoriales) también diferenciadas. Se han
venido realizando mediante el despliegue de redes globales
de tecnología a las que se incorporan progresivamente
empresas y organizaciones, de manera cada vez más selectiva,
dependiendo de las capacidades. La velocidad de difusión
de las tecnologías a través de redes electrónicas ha inducido
una estrategia de obsolescencia programada de equipos y
servicios, como mecanismo de ampliación del mercado y fuente
de nuevas demandas de trabajo cualificado (no tanto mano de
obra). Ello requiere de nuevas competencias cognitivas (ya no
operarias), creadora de nuevos mercados globales de trabajo,
principalmente entre las economías de la UE y USA.
En economías como las de América Latina y el Caribe el
proceso de difusión tecnológica es lento, al tiempo que el
trabajo es fragmentado, con escasa movilidad internacional. Las
compañías multinacionales globalizadas a través de la maquila,
con desagregación de la línea de montaje no tienen incidencia
en los cambios tecnológicos intra-regionales o nacionales o
inter-regionales, debido a que se han ubicado en sectores de la
industria de automóviles y equipos de tecnología de precisión,
en los que demanda mano de obra barata y calificada que
termina excluyendo, en los países en desarrollo, al grueso de
la oferta laboral.
93
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez En estas condiciones, se produce en estos países
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
En estas condiciones, se produce en estos países un proceso
de destrucción del empleo por obsolescencia del trabajo no
calificado, para sectores de punta que hacen parte de los circuitos
de alta tecnología, al tiempo que los sectores tecnológicamente
rezagados conforman la mayor parte del mercado de trabajo.
En este caso la división internacional del trabajo sigue la lógica
espacial desigual de la difusión tecnológica.
Se produce, entonces, una doble consecuencia: de una parte,
la
destrucción-liquidación de antiguos contratos, y de otra parte,
una nueva regulación flexible del trabajo asociada a la des-
salarización y la compensación del trabajo vivo, reemplazado
por las nuevas tecnologías de automatización robotizada y
nuevas tecnologías de la información y el conocimiento.
En este marco, en la mayoría de países de América Latina en
los años 80 y 90, unos sectores (llamados tradicionales o no
competitivos) perdieron posiciones de forma ostensible y otros,
con una creciente presencia de capital financiero extranjero
aumentaron sus activos incidiendo monopólicamente en el
mercado y tomando nuevos sectores como las comunicaciones
y
los minero –energéticos (petróleo, carbón, biodiesel, energía
hidráulica, etc.), particularmente a través de los grupos españoles
y mexicanos, que en el caso colombiano tienen posiciones
dominantes en el sector financiero y de telecomunicaciones.
En este sentido, considerando como el caso colombiano, las
disparidades intersectoriales se profundizaron dejando tendidos
los sectores tradicionales, manufactureros. Como consecuencia,
las asimetrías sociales aumentaron, acompañadas de un proceso
de des-industrialización más agudo en Ecuador, Colombia, Perú
y
Bolivia, junto con las economías de Centro América, estas
últimas vapuleadas por los TLC con Estados Unidos.
El capital financiero adquiere un lugar preponderante en la
reestructuración a través la conversión de dinero en acciones
transables en bolsa y como avaluador de riesgo de las
94
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez adquisición y fusión de capitales y empresas. En
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
adquisición y fusión de capitales y empresas. En este sentido,
el capital financiero se convierte en la piedra angular de la
arquitectura del régimen de acumulación 130 subordinando la
regulación estatal a las necesidades del capital financiero.
Veamos ejemplos recientes como el del caso colombiano,
donde los “grandes capitales” de élites “criollas” se integraron
en holdings para insertarse a circuitos trasnacionales. El
grupo Ardila Lulle integró sectores de bebidas (Postobón),
Agroindustrial (ingenios azucareros y biodisel-etanol de Incauca,
Risaralda, Providencia), textil (Coltejer, Textiles Rionegro),
comunicaciones (RCN radio y TV), financiero (Coltefinanciera
S.A). El grupo Santo Domingo 131 (Bavaria-SAB Miller, Caracol
Radio y tv) Sarmiento Angulo (grupo aval) y, grupo empresarial
antioqueño o Sindicato Antioqueño (Suramericana, Éxito-
Cadenalco y Carrefour, etc.), juntos representan el 69% del PIB,
aproximadamente 132 , junto con la expansión de Carrefour en
todas las ciudades grandes e intermedias de Colombia.
Resultado de procesos como el anotado, en las Pymes, que
representan el 91% (Dane) de la estructura empresarial de
Colombia, Panamá, Venezuela, Ecuador y Chile, se produjeron
profundos impactos negativos que configuran la tendencia de
“desindustrialización” y de reestructuración del sector industrial,
cediendo espacio al sector comercial y servicios dominado por
los grandes conglomerados ligados a los circuitos industriales
internacionales y transnacionales.
Este nexo entre el capital financiero e industrial explica las
estrategias anotadas y el creciente aumento de las importaciones
ARRIGHI, Giovanni, El largo siglo XX, Ed.Akal, Madrid, 1999. Para Arrighi, “un régimen de acumulación es el
conjunto de estrategias y estructuras mediante las que un conjunto de agencias gubernamentales y empresariales
particulares, promueven, organizan y regulan la expansión o la reestructuración de la economía-mundo capitalista”
(Arrighi 1999: 23)
130
131
La Revista Forbes estima que Julio Mario Santo domingo tendría una fortuna de 4.500 millones de dólares
Las 25 empresas más exitosas que representan el 30% del PIB en Colombia son: Ecopetrol, Epm, Cementos Argos,
Emgesa, Bavaria, Grupo Nacional de Chocolates, Codensa, Telefónica, Cerromatoso Isagen, Comcel, Emcali, Etb,
Almacenes Éxito, Postobón, Drummond Cerrejón Zona Norte, Cartón de Colombia, Colombia Telecomunicaciones,
Aes Chivor & Cía. S.C.A., Esp Colombiana Kimberly Colpapel
132
95
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez de insumos y/o bienes finales por parte de
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
de insumos y/o bienes finales por parte de empresas líderes,
lo que llevó al cierre de numerosas firmas (el 39% de los
establecimientos fabriles de las Pymes en Colombia) y/o o su
desplazamiento hacia actividades de armado y ensamblado
de partes (maquilas), ligadas directamente con la venta de
productos finales importados. Así se consolidó una estructura
manufacturera creciente asociada a la explotación de ventajas
comparativas naturales (como la producción de alimentos
y
bebidas y, en menor medida, la refinación de petróleo)
incentivos “institucionales” (tal es el caso de la industria
automotriz, cuyo notable crecimiento estuvo directamente
asociado con el régimen de promoción y protección con el
que fue favorecida en varios países de América Latina y el
Caribe). Como consecuencia, se excluyó una gran masa de
pequeños productores y trabajadores que ensancharon la red
de informalidad y marginación.
e
Como resultado de estos fenómenos se profundizaron dos
procesos estrechamente ligados: una fuerte disminución de
obreros ocupados en la industria y, una creciente regresividad
en materia distributiva, del ingreso. En efecto, durante la década
de los años 90, el crecimiento de la producción industrial
estuvo muy vinculado a incrementos en la productividad media
de la mano de obra industrial 133 resultado de la reconversión
tecnológica subsidiada. Según algunos estudios presentados
por la OIT, el aumento en la producción por obrero ocupado
(superior al 30%) estuvo mucho más relacionado con el
proceso de expulsión de asalariados que con los incrementos
productivos 134 .
La productividad media, se ha estimado de acuerdo a modelos micro y macroeconómicos que miden la relación
entre costo laboral y productividad. Según la OIT, en la Pymes es una relación inversamente proporcional.
133
Al final de la década de los 90, la masa desocupación industrial sobrepasó el 38%. Una característica inusual es
que el 75% del incremento en la productividad se atribuye a la disminución de la masa de desocupados
134
96
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Relación capital – trabajo: variantes en la
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Relación capital – trabajo: variantes en la regulación
Según la tesis de Marx, el capitalismo ha subordinado hasta
las formas no capitalistas (arcaicas) de producción, en algunos
casos, contribuyendo a darles nueva vida 135 , esta versatilidad
le
ha permitido consolidarse como un sistema universal que
hace virtuosa la coexistencia de un proceso de destrucción del
empleo con nuevas formas de apropiación del trabajo. 136 Ha
transformado también la relación salarial para reacomodarse
a
la re-invención de formas del trabajo para garantizar la
reproducción del sistema.
Al
mismo tiempo, ha hecho posible la explotación subliminal
del trabajo despojándolo de su capacidad creadora de valores,
sin la relación salarial y desplazando la responsabilidad de la
remuneración a la lógica del mercado. Para los keynesianos
el
problema de la regulación de la relación capital-trabajo pasa
por el Estado en el cual recayó la legitimidad de los pactos
sindicales y los contratos. Esto, como ya sabemos, dejó de
existir, dadas las transformaciones mencionadas. Hoy, desde
enfoques neokeynesianos se propone la búsqueda de una
regulación del mercado global del trabajo teniendo en cuenta
sus nuevas formas.
Para el liberalismo la fuerza de trabajo (mercancía) y el trabajo
(energía) son una misma cosa, mercancía (energía para consumir
y ser consumida), cuya comercialización es posible cuando se
separa el tiempo de trabajo del tiempo de vida, para reproducirla
como oferta disponible. Una manera de regular este conflicto
es el “contrato de trabajo”, puesto que personifica la relación
en el marco de derechos para avasallar el tiempo (alienación).
El
sacrificio del trabajador tiene un precio, el salario, el cual se
constituye en el referente fundamental de la relación capital-
135
MARX, Karl (1978). La génesis del capital, Ed. Progreso, Moscú
HOUTART, Francois (2008). Deslegitimar el capitalismo. Reconstruir la esperanza. Ed. Justicia y vida, Bogotá,
Colombia, pp. 108
136
97
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez trabajo, en el modo de regulación pre- neoliberal
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
trabajo, en el modo de regulación pre- neoliberal (conflictiva pero
más o menos duradera). Desde esta perspectiva la distribución
de la plusvalía es una decisión crucial: los hombres y mujeres
producen mercancías, los propietarios se apropian de una parte
de lo producido como plusvalía 137 .
Después de descubrir la esencia de la categoría económica de
la mercancía fuerza de trabajo, Marx trató de resolver lo que
no había podido resolver la economía política, descubrió la
fuente real que da origen a la plusvalía y puso al descubierto la
naturaleza de la explotación capitalista oculta tras las relaciones
mercantiles. Ahora bien, si la regulación neoliberal privilegia el
capital, es el capital el que decide el lugar de cada ser humano,
tanto en la producción como el mercado, es el capital el que
elige, asigna como un privilegio el trabajo y el trabajador más
apto, el más talentoso y productivo.
Es el capital el que distribuye la plusvalía 138 en la sociedad
(distribución-centralización del ingreso), ya sea mediante
estrategias extensivas o intensivas. Estrategias extensivas como
desafío político para ocupar nuevos espacios de acumulación,
aumentando los puestos de trabajo con remuneraciones bajas
(sin seguridad social) y con menos requerimientos tecnológicos,
como ocurrió en Estados Unidos en los últimos 30 años. O las
estrategias intensivas del modelo alemán, donde se redujeron
los puestos de trabajo y se incrementó la productividad,
manteniendo los niveles de ingreso sin des-salarización como
ocurrió en USA.
En efecto, la experiencia anglosajona liderada por Reagan y
Tatcher, ha estado gravitando alrededor de la desregulación
laboral, retrotrayendo esta relación al campo privado e individual
MARX, Karl (1984). El capital, lib. 1, sección 5, cap. XIV Plusvalía absoluta y plusvalía relativa, Ed. Fondo de Cultura
económica, México.,
137
El diccionario de economía define la plusvalía como valor del trabajo no pagado del obrero asalariado que crea por
encima del valor de su fuerza de trabajo y del que se apropia gratuitamente el capitalista. Diccionario Real Academia
de la Lengua Española, 1984
138
98
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez en el que los asalariados “formalmente libres”
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
en el que los asalariados “formalmente libres” deben someterse
a los empresarios para poder sobrevivir, convirtiendo el derecho
al trabajo en un mecanismo de disciplinamiento socio-laboral
que es incorporado en los nuevos pactos. En este caso, el
“Estado social” se retira hasta donde el mercado lo requiera
(no se destruye), para encubrir la disolución de los derechos
económicos, sociales y culturales (DESC), dada la crisis fiscal y
el optimismo por el funcionamiento del mercado. La destrucción
del empleo acompañada de la precarización del trabajo (bajos
salarios, a destajo, subcontratación, etc.) fue un sacrificio
que recayó –en principio- en las clases medias y sectores de
trabajadores y pensionados, derivando en una nueva exclusión.
Pero el éxito de esta destrucción sólo puede completarse en los
países en desarrollo (América Latina, el Caribe y Asia), debido,
fundamentalmente a la debilidad de las organizaciones de los
trabajadores y la estructura productiva.
En el caso de Europa, la destrucción de la relación salarial en
algunos casos fue concertada o negociada con los sindicatos,
mientras que el trabajo informal e ilegal fue asumido por millones
de jóvenes e inmigrantes excluidos dibujando una nueva
arquitectura de la sociedad de los países industrializados que se
empezó a consolidar en los últimos 20 años con la expansión de
las redes electrónicas que hicieron más notoria la diferenciación
identitaria entre clases medias y trabajadoras de Norteamérica,
consumidoras compulsivas, y las clases medias de Alemania o
Francia, disciplinadas y planificadoras del consumo 139 .
Así mismo, en esta arquitectura se notan mayores asimetrías
entre éstas (clases medias de trabajadores) y las fracciones
de clase dominantes, “bloques de poder” 140 –como las llamó
Poulanzas-, de los países industrializados, cuyos intereses
traspasan las fronteras nacionales a través de las empresas
139
KRUMAN, Paul (2008). “Varados en los suburbios”, en diario el Espectador, Bogotá, Colombia, Mayo 26, 2008,
Pp. 26-27
140
POULANZAS, Nikos (2005). Las clases sociales en el capitalismo actual, Edit. Siglo XXI, pp. 16
99
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez multinacionales y transnacionales 141 , sustituyendo
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
multinacionales y transnacionales 141 , sustituyendo el concepto
de “burguesía nacional” utilizado en su tiempo por los marxistas.
Es en este contexto que la regulación del trabajo en los
países industrializados difiere de otros donde no se completó
el proceso de universalización de la relación salarial. En este
caso, los capitalistas utilizan el trabajo no asalariado de Asia
y América Latina Centroamérica y el Caribe como contrapeso
de negociación con las clases de trabajadores de los países
europeos. En esto tenía razón Marx, cuando alude a las hasta
las formas arcaicas. En este caso, a la precarización laboral, el
desempleo estructural y las abultadas masas de trabajadores
que nunca llegaron a ser asalariados principalmente en los
países en desarrollo, se suma la pobreza extrema aumentada
en el siglo XXI, hasta constituirse en forma combinada en una
amplia franja de excluidos y marginados, sujetos del desarrollo
social alternativo.
Esto marca la diferencia de la globalización en cuanto a la
regulación capital-trabajo en América Latina, derivando en un
tipo de regulación enfrentada a tensiones políticas de distinto
origen y que están en la base de los nuevos proyectos políticos
de corte social de centro en el cono sur y Brasil. En el caso
de Estados Unidos y Europa, es muy relevante la autogestión
individual de las condiciones y la remuneración al trabajo que
se auto-revaloriza a través de la re- educación y la capacitación.
141 COWHEY, Peter y ARONSON, Jonathan (1993). Managing the World economy. The consequences of corporate
aliances. Ed. Council on foreign relations pres, New. York, pp. 78. Esos investigadores distinguen entre multinacionales
y corporaciones transnacionales o globales, siendo la principal diferencia el nivel de integración de las operaciones.
Mientras que las multinacionales están formadas por un conjunto de subsidiarias (dos o más) que se administran y
dirigen de manera independiente tratando de responder a la lógica de los mercados locales, cuya fuerza competitiva
proviene de su país de origen, en donde se desarrollan sus más importantes ventajas y contribuciones tecnológicas y
organizacionales, y cuyas operaciones transnacionales no están altamente integradas (la integración suele limitarse
al ámbito financiero), por el contrario, las corporaciones transnacionales o globales requieren operaciones con
altos niveles de integración a fin de aprovechar al máximo las ventajas específicas de la empresa, conseguir activos
complementarios por medio de una interacción más estrecha de los productores con sus proveedores.
100
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez Precisamente, en los años 90 Gary Becker 142
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
Precisamente, en los años 90 Gary Becker 142 recibió el Premio
Nobel de Economía por su aporte, desde la microeconomía,
al comportamiento humano respecto de las decisiones de
inversión en educación, aprendizaje profesional y salud,
asociado al concepto de “capital humano”. Estas decisiones
están en función de las expectativas racionales de maximización
del beneficio individual y familiar, conforme a los incentivos que
ofrece el mercado (siendo éste una institución social), en el
sentido de que “Los individuos o los hogares toman decisiones
intencionadas cuando intentan maximizar su utilidad y que estas
decisiones dependen de los incentivos” 143 .
Este razonamiento tiene una lógica conductual como referente
de la racionalidad individual, que requiere el Estado o la
institución mercado que garantice la libertad a través de normas
flexibles que liberen a los agentes de cargas sociales para que
sus decisiones de maximización de bienestar siempre redunden
en bienestar social. Se requiere, entonces un Estado que haga
legítima la destrucción de los pactos salariales y el trabajo como
un derecho y promueva la libertad de trabajar o no trabajar
(desempleo voluntario). De este modo, el concepto de “capital
humano” adquiere importancia como uso de capacidades
creativas, innovadoras de los trabajadores, para los cuales la
educación y la inserción en redes de información y conocimiento
los hace merecedores de ocupar privilegiados lugares en el
mercado laboral.
Esto es “capital humano” 144 asociado a la cualificación de
las personas para el nuevo mundo del trabajo de los países
industrializados. Así pues, este nuevo mundo del trabajo
guiado por la lógica del mercado, está ahora marcado, ya no
BECKER, Gary S. (1999). Gobierno, capital humano y crecimiento económico, y la obra Tratado de la familia, ed.
Alianza, Madrid, 1987.
142
143
STANLEY L., Brue (1994). The evolution of Economic Thought, fort Worth Dryden Press, Pp. 527-533.
144
CAMPBELL R., Mc Connell y STANLEY L,. Brue (1997). Economía Laboral contemporánea, Ed. McGraw – Hill.
Madrid. España, pp. 234
101
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez por los pactos colectivos 145 , sino por
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
por los pactos colectivos 145 , sino por la competencia entre
los trabajadores y, entre estos y el capital, pero de manera
individual. La productividad se convierte ahora en magnitud
o valor que hace parte del precio de la fuerza de trabajo y se
vuelve un instrumento de competitividad trabajador – trabajador
en pugna por el precio y la estabilidad; al mismo tiempo la
productividad es parte de la competitividad a nivel individual y
ésta es entonces, auto-creación del trabajador. A su vez, ésta
se entiende hoy como “producto medio del trabajo”, referido
al cociente entre el nivel de producción obtenido y la cantidad
del factor empleada en función, tanto de la cantidad de trabajo
como de los factores fijos que utilice en la producción 146 .
Más comúnmente la productividad se entiende como la
capacidad de la empresa para generar un valor económico
mayor al que invirtió en materiales, equipos y trabajo para
producir un bien o servicio, resultado de combinar de manera
equilibrada los factores productivos 147 .
En este contexto, la configuración de la relación salarial
queda definida por el grado de coherencia existente entre una
organización del proceso de trabajo y los criterios para definir la
remuneración. Al respecto, Lipietz encontró que la configuración
de la relación salarial fordista en USA y Francia entraba en crisis
en la década de los 90 148 : una relación salarial tradicional, que
existió cuando predominaba la agricultura pre capitalista con
una baja productividad aparente del trabajo, frente a una relación
salarial competitiva, que se instaura cuando se consolida el
MARX, Karl (1987). El capital, Tomo I, Ed. Cartago, Buenos Aires Argentina, pp. 315. Ya no es la productividad a la
que Marx refirió, en el sentido de “el incremento de la productividad requiere un cambio en las fuerzas productivas
con reducción del tiempo de trabajo socialmente necesario para la producción de una mercancía, por lo que se
necesita modificar las condiciones técnicas y sociales. Pero advierte que con este incremento de la productividad del
trabajo, disminuye el valor de la fuerza de trabajo (salario) y con ello se abrevia el tiempo necesario para producirla”
145
146
DORNSBUSH, Rudiger (1990). Economía, Ed. McGraw-Hill, México, Pp. 180
147
WILDE, Roberto (1995). Nueva cultura productiva, estrategias empresariales y sindicales, ed. Fundación Friedrich
Heber , México, Pp. 128
LIPETZ, Alain (1997). “el mundo del postfordismo”, en Entramados territoriales de poder, Téllez S. Rafael (Comp.)
ed. UIS, Bucaramanga, Colombia, pp. 21
148
102
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez proceso de industrialización y se crea un mercado
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
proceso de industrialización y se crea un mercado nacional con
una fuerte movilidad de la fuerza de trabajo.
Estos fenómenos permitieron consolidar la fase de
universalización de la relación salarial, digamos hasta los años
80, de allí para acá, el sistema se auto regeneró relanzando
la estrategia de universalización (globalización) de la relación
mercantil “posmoderna” liberando a hombres y mujeres de
las ataduras de la relación salarial, del Estado y los pactos de
derechos colectivos que se oponen a la libertad de movilidad
del capital. Entramos a un nuevo “contrato de trabajo” como
expresión de intercambios relativamente libres y ajustes en el
nivel de empleo y de precios de la fuerza de trabajo, también
relativamente libres 149 .
La crisis de la relación salarial se desató entre los años 70 y 80
debido a que ésta se había tornado monopólica en el sentido
de que la determinación del nivel de salarios y del empleo, no
dependían sólo y directamente del mercado, sino que estas
dos variables, para entonces, estaban determinadas por el
organizado e institucionalizado pacto sindicato -capital. Esto
terminó por convertir el salario y el precio de la fuerza de trabajo
en costo fijo, lo cual hizo explotar el sistema. Aunque esta es una
exagerada simplificación del análisis y la investigación profunda
de Lipietz en el texto de 1997, la idea es mostrar la lógica de
la reestructuración del capitalismo centrada en los cambios en
la gestión del trabajo como “locus” de control del orden social
capitalista.
Es necesario advertir sobre la generalizada alusión a una sola
forma de trabajo, asociada a la industrialización y el poco
reconocimiento que se hace a otras formas que el trabajo ha
adquirido a lo largo de la historia del capitalismo, los cuales
coexistieron en América Latina –especialmente- con la relación
149 LIPETZ, Op. Cit. Pp.24
103
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez salarial. Ciertamente la fase capitalista de
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
salarial. Ciertamente la fase capitalista de universalización de
la relación salarial se agotó desde los años 70 sin que lograra
descomponer las estructuras pre capitalistas de estos países.
Se globalizaron formas mixtas de explotación, producción y
regulación de trabajo social, subsumidas por y en la lógica global
de formas híbridas de regulación y agregación de valor-trabajo.
Para el caso de los países industrializados, algunos sostienen
que una parte de la acumulación de capital se ha desplazado
del trabajo 150 a favor de la revolución tecnológica (RT) y la
universalización de las Nuevas Tecnologías de la Información y
el
Conocimiento (NTIC).
Por el contrario, la tesis de Becker 151 , argumenta el papel de las
NTIC en la valorización del trabajo y sostiene que el problema está
en la falta de cualificación del trabajo por parte de los individuos
para mantener el empleo (capital social), tesis que no apoya
las reivindicaciones de los sindicatos europeos. Estas diferentes
miradas están influidas y fuertemente determinadas por los
cambios en la composición global del producto, especialmente,
con el surgimiento del sector de la industria de la tecnología
y
las comunicaciones 152 (cuarto sector), lo cual tiene a su vez,
efectos en la división del trabajo y la desintegración de la vieja
relación salarial, sustituida por los contratos entre propietarios
del capital y productores directos (trabajadores independientes
y
fami-empresas maquiladores), cuyas viviendas se constituyen
en unidades domésticas de producción (UDP) en red.
De otro lado, está presente la discusión acerca de la separación
de los procesos de creación de valor del trabajo y el proceso de
reproducción del valor por el capital financiero a través de las
bolsas de valores o los fondos de pensiones, etc. En este caso
se subraya el carácter especulativo del capital financiero que
configura la economía formal distante de la economía real, como
150
RIFKIN, Jeremy (1995). El fin del Trabajo, Ed. FCE, México, p. 34-38
151
BECKER, (1999). Op. Cit. P. 32
152
CASTELLS, Manuel (1998). La era de la información. Economía, sociedad y cultura, Ed. Siglo XXI, México
104
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez un argumento que hace parte del debate, junto
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
un argumento que hace parte del debate, junto con el supuesto
de neutralidad de los cambios tecnológicos. En la práctica, esta
discusión corre paralela con el auge del “toyotismo” japonés 153
como un modelo de regulación especifico que demuestra que
no hay tal separaciòn “per se” del trabajo, pues lo que está en
juego son las formas de explotación y subsunción de éste 154 .
En tal sentido, las innovaciones tecnológicas del capitalismo
no pueden ser externalizadas, abstraídas de las tensiones
sociales en los cuales se realiza. Las nuevas tecnologías y,
en general, el cambio tecnológico, son un aspecto de esos
procesos que inciden fuertemente en los proyectos políticos
de los trabajadores en Europa y Estados Unidos, asociados a
derechos al ocio, disminuyendo las horas de trabajo. No son
factores neutros, puesto que el desarrollo tecnológico, al igual
que los demás aspectos del desarrollo social, están marcados
por la puja del capital para controlar al trabajo.
Este aspecto específico de la tecnología es inseparable de las
innovaciones, puesto que no menos radicales, son las formas
de organización y disciplinamiento del trabajo, por lo tanto
corren juntos y forman parte de las estrategias y objetivos del
capital en los últimos años. Las diferentes combinaciones de
estos factores han engendrado cambios muy importantes en las
relaciones sociales de producción, como formas de organización
del trabajo con consecuencias en la composición del mercado
laboral y las identidades de movimientos de trabajadores que se
integran como asalariados y no asalariados. Al mismo tiempo,
el capitalismo ha desarrollado nuevos modos de regulación
distintos que coexisten, configurando una red elástica de
relaciones cuyos nodos se mueven como un blanco móvil del
capital. Japón ha sido la cuna, el campo de experimentación
de modelos como el toyotismo entendido como un sistema
Referido a un “sistema de producción flexible”, instaurado en el Japón desde mitad de los 80 y estudiado por
John Holloway y Coriat, entre otros, como un modelo mediante el cual la empresa se constituye en una organización
“inteligente” basado en la incorporación de todos los trabajadores en la línea de diseño y estratégica, donde la
planeación de la producción es descentralizada producción es programada conforme al “Just Time
153
154
CORIAT, Benjamin: Pensar al revés. Trabajo y organización en la empresa japonesa. Siglo XXI, México, 1995
105
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez corporativo eficaz. En el caso del toyotismo, la
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
corporativo eficaz.
En el caso del toyotismo, la línea de gestión horizontal sustituyó
las formas autoritarias y jerárquicas preexistentes y condujo a
un modelo de co-gestión y distribución de plus-valor. Si bien
los trabajadores no se hicieron propietarios de la empresa, se
crearon nuevas condiciones socio-laborales para el aumento
de la productividad. En este caso la tecnología y la gestión
laboral son las responsables de la productividad y el éxito de la
empresa japonesa.
Por mucho tiempo la idea de que la distribución de las rentas
entre el capital y el trabajo es constante en el largo plazo, estuvo
fundada en los supuestos del modelo de Solow 155 apoyado por
funciones tipo Cobb-Douglas, 156 la cual solo fue demostrable
empíricamente en USA en un corto periodo bajo la forma Q =
A. T a . K b , donde Q es la producción total, T el trabajo insumo, K
el capital insumo, A el factor total de productividad y a y b son la
elasticidades producto del trabajo y el capital, respectivamente,
considerados como valores constates determinados por el nivel
de tecnología. Pero ni C.W. Cobb ni Paul H. Douglas explicaron
estas constantes, tampoco tuvieron en cuenta las dinámicas
tecnológicas de los proceso que hoy mueven la empresa.
Son diversas las representaciones de esta función lineal para
esquivar los fallos como por ejemplo:
log e ( Q )
=
a 0
∑ a i log e ( I i )
+
i
Donde:
Q = Producto
I i = Insumos
a i = Coeficientes del modelo
SOLOW, R.M. (1957) “Technical Change and the Aggregate Production Function”; Review of Economics and
Statistics, New York 2-320
155
COBB, C.W. and P.H. Douglas (1928) “A Theory of Production”, American Economic Review 18 (supplement), New
York, P . 139-165
156
106
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez La realidad muestra resultado distintos, se ha
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
La realidad muestra resultado distintos, se ha encontrado que
los recursos generados por la mayor productividad de la mano
de obra no tuvieron como resultado incrementos salariales
sino que, por el contrario, se verificó un persistente deterioro
de las remuneraciones medias de los trabajadores, con lo
que la destrucción programada del empleo tiene expresiones
regionales dramáticas con efectos sobre el consumo y la tasa
de desocupación. Esta situación trajo como consecuencia una
mayor regresividad en la distribución interna del ingreso industrial
de los trabajadores y una mayor concentración económica y
centralización del capital, acompañadas de la concentración del
capital en grandes firmas oligopólicas.
Esto explica la concentración del 75% del excedente en
los grupos empresariales grandes en los últimos 10 años,
acompañada de un proceso de incursión de capital externo,
vinculado, fundamentalmente con las transferencias de capital
al sector financiero, minero–energético y de comunicaciones.
Lo peculiar de los años 90 radica en la notable expansión que
registran las empresas oligopólicas de origen extranjero, en
especial a partir de 1995 (SabMiller, Cemex, Carrefour, Telmex,
etc).
El efecto más conocido de esta situación es la destrucción o
quiebra de los grupos económicos tradicionales regionales o
locales (desterritorialización del capital), cuyos activos fijos,
en algunos casos, se pusieron en venta a través de la bolsa
y
adquiridos por capitales extranjeros. Al mismo tiempo se
inició un proceso de re-primarización de la economía hacia
minero-energéticos (oro, carbón, petróleo) y agro-comerciales
(biocombustibles) con restringida capacidad de generación de
empleo y estrechamente ligados al sector externo. Entre otros
factores, éstos están asociados a la desindustrialización y la
ampliación de la brecha tecnológica intersectorial e inter-regional,
al
tiempo que explican tasas de crecimiento relativamente altas
107
Desarrollo Social Alternativo…un desafío Rafael Téllez Sánchez y desempleo. También está ligado al aumento
Desarrollo Social Alternativo…un desafío
Rafael Téllez Sánchez
y desempleo. También está ligado al aumento sostenido de la
informalización y la disminución del precio y valor de los salarios,
reflejando no solo el carácter asimétrico de la reestructuración del
capital y sus impactos socio-territoriales desde fines de los años
80, sino los efectos negativos sobre los trabajadores asalariados
que vieron deteriorados sus ingresos y su participación en la
distribución del ingreso en todas las regiones de Colombia y los
países de América Latina, Centroamérica y el Caribe.
En estas circunstancias las firmas comerciales y las industriales
son más sensibles ante la contracción del nivel de actividad
económica nacional o regional, al tiempo que las empresas
prestadoras de servicios (en especial en el caso de los servicios
públicos privatizados) que actúan como “holdings” 157 arrojan
un exitoso desempeño. Esto es así porque los “consorcios”
adjudicatarios de servicios públicos privatizados cuentan con
condiciones contractuales y regulatorias que le garantizan
cuasi- rentas de privilegio, con menor riesgo empresarial, en
tanto la inserción multisectorial de “holdings” les ha permitido