You are on page 1of 63

¿Conocen los traductores de la Traducción del Nuevo Mundo griego?

(Por: Lesriv Spencer, 27 de marzo/2011. Actualizado en abril de 2019)

Tabla de Contenido – Oprima los enlaces abajo para leerlos.

1. ¿Por qué incluso hacer esta pregunta?


2. ¿Quiénes fueron los traductores de la Traducción del Nuevo Mundo?
3. ¿Por qué procuraría la Watchtower llevar a cabo la desafiante tarea de traducir la Biblia?
4. ¿Es la Traducción del Nuevo Mundo un engaño? ¿“Una perversión” en vez de una traducción ?
5. ¿Deberíamos repudiar la TNM porque no sabemos los nombres de los traductores?
6. ¿Tiene la Sociedad Watchtower la aptitud necesaria para producir publicaciones de calidad?
7. ¿Conocen los traductores de la Traducción del Nuevo Mundo griego?
8. La distorción de la capacidad intelectual de un supuesto miembro del Comité de la TNM.
9. Ahora bien, ¿no demostró un caso judicial que Frederick Franz no podía leer hebreo ?
10. ¿Quiénes son los críticos de la Traducción del Nuevo Mundo?
11. Académicos se pronuncian en contra de la TNM por su versión de Colosenses 1:1 6 y Hebreos 1:6.
12. ¿Es cierto que los traductores del Nuevo Mundo “fabricaron un tiempo griego” en Juan 8:58?
13. ¿Ofrece la versión del Nuevo Mundo algún beneficio a personas que no sean Testigos?
14. ¿Manifiesta la Traducción del Nuevo Mundo comprensión del texto original?
15. Observaciones finales.

1. ¿Por qué incluso hacer esta pregunta?

R: Porque es propio de la naturaleza humana hacer preguntas. Queremos saber sobre el orígen
de las diferentes religiones, y lo que estas representan. En cuanto a la Traducción del Nuevo
Mundo (TNM, de aquí en adelante), deseamos saber como se originó. Es bien conocido que la TNM
no solo es una de las versiones bíblicas de mayor tirada, sino también es la traducción bíblica de
nuestros tiempos que más controversia genera. Es razonable entonces, querer saber quién o
quiénes publicaron esta versión bíblica, y de los antecedentes de los traductores.

No obstante, los publicadores de esta versión bíblica (la Sociedad de Biblia y Tratados La Atalaya
[Watchtower]; SWT, a continuación), han expresado que el Comité de la TNM desea mantenerse
anónimo, aun después de la muerte. Esta acción de su parte ha llevado a creciente sospecha de
que la SWT tiene algo de esconder, o que el Comité de esta traducción carece de las
credenciales para llevar a cabo tal tarea. Este escepticismo se acentúa cuando se reconoce que
el grupo religioso conocido como “testigos de Jehová” (quienes publicaron esta versión bíblica; TJ, de
aquí en adelante), es poco ortodoxo o convencional cuando se los compara a las religiones
principales.

Y algo relacionado al tema en cuestión, son bien conocidos por su rechazo a la doctrina de la
Trinidad. Como grupo, practican el rechazo de ex miembros con graves consecuencias, y para
justificar esta política se apoyan en su interpretación de 2 Juan 10,11 y 1 Corintios 5:11. Además,
la Sociedad WT desalienta la educación superior. Por lo tanto, tener títulos de licenciatura,
maestría o doctorado es menos común entre el grupo que en otros movimientos religiosos. Con
este trasfondo en mente, resulta más fácil ver por qué las religiones principales sospechan de
sus motivos para producir su propia traducción de la Biblia.

2. ¿Quiénes fueron los traductores de la Traducción del Nuevo Mundo?

R: Nadie fuera del Cuerpo Gobernante, y tal vez, de su equipo de redacción en la central de los
TJ, puede decir con certeza quiénes fueron los traductores de la versión original, ya que la
Sociedad WT nunca ha revelado los nombres del Comité inicial de la TNM. Sin embargo, dos
miembros anteriores que trabajaron en la sede central de la SWT, Raymond Franz (miembro
anterior del Cuerpo Gobernante de los TJ), y William Cetnar, afirman saber quienes fueron los
traductores: Nathan Knorr, Albert Schroeder, George D. Gangas, Fred Franz, Karl Klein, and
Milton Henschel. Debo señalar dos cosas: Primero, la SWT nunca ha confirmado o negado los
nombres revelados por miembros anteriores. En segundo lugar, la lista de los dos no coincide.
Esta discrepancia puede o no ser de importancia, pero debe mencionarse. Por tanto, ya que los
publicadores de la TNM no han provisto una lista oficial de los traductores, a los curiosos solo les
queda el dominio de la especulación. Con todo, proveeré un punto de vista desde otro ángulo,
ignorado por tantos críticos. Pero, asumiendo que los traductores en la lista formaban parte del
Comité original de la TNM, proporcionaré más información al respecto, y a la vez, conseguir
transmitir alguna justicia a este polémico tema. En primer lugar, hasta donde se sabe, ninguno
de los hombres en la lista de supuestos miembros del Comité original de la TNM tenía una
maestría o doctorado en hebreo, arameo o griego. Añadiendo al misterio, la Sociedad WT publicó
una revisión exhaustiva en inglés de la TNM en agosto de 2013, y en su “Prólogo” de esta
versión, hicieron mención de los “miembros actuales del Comité de Traducción de la Biblia del
Nuevo Mundo”. ¿Quiénes son estos “miembros actuales” del nuevo comité? Fuera de ese grupito
de líderes de esta organización, nadie parece saberlo. De modo que muchos religiosos
practicantes han concluido que la TNM es un engaño. “Tradujeron un texto que no podían leer”,
es lo que se afirma. ¡Ahí tiene una respuesta! ¡Fin del tema! … ¡Pero espere! … ¡No tan rápido!

3. ¿Por qué procuraría la Watchtower llevar a cabo tal desafiante tarea de traducir la Biblia?

R: Dice una publicación de la SWT, La Atalaya, lo siguiente: “Al traducir la Palabra de Dios, el
Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo fue del parecer que los pormenores de su
entrenamiento universitario u otro entrenamiento educativo no es lo de importancia, aunque la
traducción misma testifica de su idoneidad”. (w75, 287; w, símbolo para la Watchtower, o La Atalaya)
Los Testigos han utilizado numerosas versiones de la Biblia a lo largo de su historia moderna, y
han expresado públicamente su gratitud por ello. Incluso después de la publicación de la TNM,
muchos Testigos continúan usando otras versiones de la Biblia en sus estudios privados. Sin
embargo, en sus reuniones públicas religiosas, donde esté disponible, se apegan a la TNM por
razones de uniformidad. En sus reuniones semanales, se los anima a seguir al orador al citar las
Escrituras, por tanto, el tener a la mano una traducción bíblica común es visto como elemento
unificador. Esto es parecido a lo que hacen muchas organizaciones en sus servicios religiosos
donde optan por utilizar una traducción común de tantas disponibles. Además, las doctrinas de
la Sociedad WT difieren considerablemente de otras religiones, y antes de que se publicara la
TNM en 1967 (1961, en inglés), los oradores públicos tenían que pasar tiempo explicando
“doctrina” al leer otras versiones bíblicas que en realidad reflejaban la teología de otras
religiones. Ellos tal vez percibían que esto distraía a los seguidores potenciales de su mensaje.
Hay que señalar que esta no es la explicación oficial de la Sociedad para producir su propia
traducción bíblica, pero razonablemente, una razón para ello. Además, tenían la sincera
convicción que ellos podían efectivamente producir una traducción más fidedigna que no
dependiera tanto de antiguas tradiciones.

4. ¿Es la Traducción del NM un engaño? ¿“Una perversión” en vez de una traducción?

Si fuéramos a creer cada crítica que se ha publicado de esta versión, la respuesta sería un
afirmativo, ¡Sí! Sin embargo, no considero el existente raudal de crítica creíble. ¿Por qué? Los
detractores de la SWT pasan por alto un elemento importante en su intento por pintar a la TNM
como horrible, no apta para las multitudes. Y es que la Sociedad WT hace las cosas de manera
diferente a la norma, pero por la mayor parte, logran su objetivo. Y generalmente lo hacen
suficientemente bien. Hay que ver que la SWT disfruta de enormes recursos. Cuando se
enfrentan a una necesidad local, o internacional, por lo general no tienen que ir lejos para
conseguir a alguien que lleve a fruto su cometido. ¿Qué es tan diferente de ellos que sea
relevante en el tema de la traducción de la Biblia?

En primer lugar, los líderes de la Watchtower (es decir, el Cuerpo Gobernante [CG]) no son
conocidos por su acreditación académica. Según se informa, la mayor parte del material de
composición que se publica proviene de la pluma del Personal de Redacción, no de los miembros
del CG, aunque algunos de ellos pueden formar parte del Departamento de Redacción. No hay
información disponible acerca de los miembros del equipo de redacción y sus calificaciones. Lo
que sí se ha dicho es que el equipo de redacción puede constar de decenas de escritores e
investigadores, sin incluir a otros tantos (“miles”, quizás) que colaboran en la redacción por todo
el mundo. Estos a su vez son probablemente elegidos por sus capacidades en el campo, su
experiencia, su conocimiento, y así sucesivamente. Quizás nunca sepamos de su experiencia
académica. Pero a juzgar por la calidad admisible de sus publicaciones, puede decirse, que al
menos, algunos tienen la aptitud necesaria para la tarea.

De modo que al centrarse únicamente en las credenciales del Cuerpo Gobernante, los
detractores de la SWT fallan en grande en dar al blanco. El Cuerpo Gobernante de los TJ sirven
más bien de administradores que de función erudita. Esto implica entonces, que eligirían si
fuera necesario, a alguien fuera del Cuerpo Gobernante que pueda aportar su experiencia
académica al proyecto de traducción. En su nube de secreto, el público nunca llegará a saber
quién en realidad contribuye a un proyecto determinado. Sea que estemos de acuerdo o no con
tal procedimiento, lo cierto es que se sienten cómodos con su propio concepto de “unidad con
propósito divino”. Hay indicios que por lo menos uno de los nombres revelados del Comité
original de la TNM, tenía la capacidad para la obra de traducción bíblica. Pero sería pura
especulación en tratar de averiguar quiénes más contribuyeron al proyecto de traducción.
Irónicamente, la mayoría de los TJ no tienen el mismo interés en saber los detalles íntimos del
proyecto de traducción como los tiene la gente de afuera. Extraño, ¿eh? Es así porque confían en
que sus líderes puedan trabajar juntos para lograr objetivos comunes. Esto es muy diferente a
muchas de las otras religiones que dan mayor peso a la experiencia académica.

Ahora bien, ¿cómo aplica esto al tema? ¡Mucho! Wikipedia declara: “La organización [de los TJ]
produce una cantidad significativa de literatura como parte de sus actividades de evangelismo. La
Sociedad Watch Tower ha producido más de 220 millones de copias de la Traducción del Nuevo Mundo en
su totalidad o en parte en más de 160 idiomas. La Atalaya y ¡Despertad! son las revistas más difundidas del
mundo. La traducción de las publicaciones de los Testigos se realiza con la aportación de más de 2000
voluntarios por todo el mundo, produciendo literatura en más de 950 idiomas”. (Traducido del inglés, bajo el
encabezamiento, “Jehovah's Witnesses, Publishing”) De hecho, la Revista Newsmax (Newsmax Magazine)
hizo referencia de los TJ como “Titanes de la publicación”.

¡Piense por un momento en todo el trabajo y los recursos que ello conlleva! Del sitio web oficial
de los TJ [jw.org], el propietario de una agencia de traducción, TOMEDES.com, escribió: “¿Alguna
vez te has preguntado qué sitio web es el más traducido en el mundo? ... Aunque usted no lo
crea, el sitio web oficial de los Testigos de Jehová [jw.org] es en realidad el sitio web más
traducido en el mundo”. El fundador y CEO de Tomedes.com, Ofer Tirosh, describió esta gesta
como “una hazaña asombrosa de traducción coordinada”. (Smart Human Translations:
https://www.tomedes.com/translator-hub/most-translated-website.php )

La labor de traducir la Biblia de un idioma a otro toma años. Es más, se dice que algunos de
estos proyectos de traducción bíblica del inglés a otras lenguas de la TNM han durado más de 15
años. De hecho, del idioma griego, uno de los muchos idiomas en que ha sido traducida la TNM,
se dijo: “La Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras en griego es el resultado de unos siete
años de arduo trabajo”. (w98, 01/09, 32) Además, no es raro que la SWT publique libros en
decenas de idiomas (algunos hasta en 100 idiomas simultáneamente). En contraste, la SWT ha
tomado unos 50 años para traducir su Biblia en más de 100 idiomas, lo que indica que la obra
de traducción no se apresura. Con la experiencia ganada en el campo de la traducción, se han
hecho más hábiles, y han desarrollado programas informáticos y guías de traducción en
diferentes idiomas que facilita la obra de los traductores. Se dice que estos equipos de
traducción trabajan estrechamente con el Departamento de Redacción en Nueva York.
Últimamente, han acelerado la labor de traducir la Biblia. Una publicación anual de ellos dijo:
“Durante los pasados siete años, el Cuerpo Gobernante [de los TJ] ha dado prioridad a la labor de
traducir la Biblia…y por todo el mundo hay traductores que siguen trabajando arduamente para
que la Biblia se publique en más lenguas”. (Anuario, 2012, p. 24)

Esto es tan diferente de la percepción que tienen muchas personas religiosas de la SWT. No es
raro oír comentarios como este: “La gente de la Watchtower tomó la Versión del Rey Jaime (o,
Reina-Valera) y fueron versículo por versículo haciendo cambios que se ajusten a su doctrina”. Si
hubiera algo de verdad en esa afirmación, la TNM podría quizás haber sido acabada en un año, o
poco más. La realidad es que tomó unos 13 años para que el Comité de la TNM terminara su
traducción original en inglés. Además, es patente que los que hacen esa clase de comentarios
no han hecho un examen meticuloso de estas versiones bíblicas, pues la metodología y el
lenguaje son muy diferentes.

La casa publicadora de la TNM escribió: “El trabajo de traducción se inició allá en 1946, y para
1960 se habían traducido directamente de las lenguas originales al inglés tanto la porción
hebrea como la griega de la Palabra de Dios. [...] Fue en 1961 [en español, 1967] cuando por
primera vez se imprimió la Traducción del Nuevo Mundo en un solo volumen en inglés...”. (w83
15/2, pp. 26-27) Un examen minucioso de las entrañas de la TNM revela que fue traducido
“directamente de las lenguas originales” no copiando el lenguage de alguna otra versión.

Como traducción en sí, no es extraño oír a los críticos de la TNM decir que es muy “literal”,
“rígida” e “inflexible”. Estoy de acuerdo. La lectura de esta versión a veces puede ser
exasperante, debido a su carácter literal. El lector puede tener al leer la porción hebrea (Viejo
Testamento) una sensación de estar leyendo hebreo con palabras castellanas. La revisión al
español de la edición de 1987 suavizó un tanto la traducción rígida al compararla a la edición
original de 1967. Un ejemplo de seguimiento hebreo es la lectura que aparece en Jueces 14:3
(mencionado supuestamente por el doctor Goodspeed como ejemplo de “gramática lamentable” en la
edición inicial de la porción hebrea de la TNM), donde Sansón le pide a su padre que le consiga una
mujer filistea en particular. Resulta que Dios utilizó a Sansón posteriormente para golpear al
mayor enemigo de Israel de aquel tiempo, los filisteos. A modo de comparación:

Traducción literal del hebreo al inglés .... “ Her take-for-me for she she-is-right in-eyes-of-me.”
Traducción literal en español .................. ”A-ella toma-para-mí, pues ella ella es-adecuada a-mis-ojos”.
The Hebrew Bible: “Her take for me because she pleases me.” (Por Robert Alter, ©2019)

Edición de 1953 TNM, inglés ................... “Her get for me, because she is the one just right in my eyes”.
Edición de 1984 TNM, inglés ................... “Get just her for me, Because she is the one just right in my eyes”.
Edición de 1987, TNM, Español ………….. “Consígueme sólo a ella, porque ella es la que a mis ojos es
precisamente apropriada”.
Edición de 2013 TNM, inglés.................... “Get her for me, because she is the right one for me.”
Reina-Valera Revisada …………………………... “Tómame ésta por mujer, porque ella me agrada”.
La Palabra …………………………………………….. “Consígueme esa, porque esa es la que me gusta”.

Observe la traducción ultra-literal de la Biblia Hebrea de Robert Alter y la expresión inicial de la


edición en inglés de 1953 de TNM: “Her get for me....” Esto es “hebreo” con palabras inglesas. La
edición de TNM-1984 hizo un esfuerzo por producir una lectura más natural al inglés, pero
obviamente, reflejar un inglés suave en su traducción no fue su objetivo principal. Uno puede
ver por su opción de traducción aquí, que los traductores se esforzaron por comunicar la
locución hebrea al inglés insertando las palabras “just” dos veces, y “is the one” en la expresión
en la edición de 1984. (En español: “sólo” y “es la que”) ¿Por qué? Porque la palabra “ella”, en cursivas
arriba, aparece aquí en hebreo de manera enfática. La TNM también toma en cuenta el matíz y significado
de la expresión idiomática hebrea, yasherah ve‘enay=ella es precisamente apropiada a mis ojos. O:“ella es
perfecta a mis ojos”.) Finalmente, en su edición revisada en inglés de la TNM de 2013, se presentó
una lectura más aceptable a nuestra era.
En el Nuevo Testamento también, algunas partes son difíciles de leer continuamente, como son
ciertos escritos de Pablo. Esta traducción bíblica no es la más fácil para leer, ni tampoco la más
difícil. Otra frecuente crítica que se hace de la TNM es que se la rellena con más palabras de lo
necesario. En cierto sentido esto es cierto, y se debe a su principio de traducción de extraer el
máximo sentido de los originales. A menudo encuentro la TNM tediosa para leer y poco
elegante. Por otra parte, aunque muchos perciban esta traducción como rígida e inflexible, no
elegante, y con tendencia a ser obra “sobre-traducida”, otros la consideran favorablemente
como una vista más penetrante al original, supliendo detalles que otras versiones ignoran por
completo. Por mi parte, aprecio el valor de su texto traducido informativo, y las notas copiosas
útiles que aparecen en la edición de 1987 Con Referencias. La versión actualizada (TNM-2013)
simplificó el lenguaje considerablemente hasta tal grado que ya no es tediosa para leer. Todavía
(en abril de 2019) no se ha publicado su contraparte en español.

Como organización religiosa, sus líderes han optado por expulsar a miles de personas que han
resistido las normas inflexibles del grupo. También, manifiestan una obsesión cada vez mayor
por controlar a sus seguidores. Aparte de dirigir la atención a su propia página web
(http://www.jw.org/es), desalientan (rayando en la paranoia), a que sus adeptos hagan uso profuso
de la Internet, por temor quizás, que esta debilite el poder que tienen sobre sus miembros.
Cabe señalar que la Internet ha socavado la fe cristiana y las buenas costumbres de mucha
gente en general. El panorama no se ve alentador. Lo cierto es que la Sociedad Watchtower tiene
algunos asuntos que resolver antes de que la gente corriente los vea favorablemente.

La pregunta es, ¿lo harán? Históricamente han manifestado poca sensibilidad a lo que otros
piensen de ellos. Ahora que tengo su atención, permítame decirles, que aunque la SWT tiene
suficientes problemas que atender, hay que ver que el resto del mundo los tiene también,
aunque no necesariamente en las mismas áreas. Además, otras versiones de la Biblia están lejos
de ser perfectas. No obstante, pienso que la Traducción del Nuevo Mundo y la Kingdom Interlinear
Translation (Traducción Interlineal del Reino) son las mejores publicaciones de esta organización
religiosa. Sé muy bien que otros menosprecian y rebajan estas Biblias en grande, pero estoy en
desacuerdo con ellos.

En respuesta a la pregunta de esta sección, afirmo que la TNM no es un engaño. Es una


traducción legítima. La reconocida publicación Andover Newton Quarterly (9/66 13), declaró lo
siguiente acerca de la TNM: “Está claro que consideraciones doctrinales influyeron muchas
vueltas de frase, pero no es obra descabellada, ni fraude pseudo-histórico”. La idea de que la
TNM es “perversión” y no “versión” legítima proviene de antagonistas de la WT que se oponen a
la presencia de este grupo religioso en cualquier forma. Para muchos en la comunidad
académica, la idea de tener a unos traductores independientes de la Biblia que representan a
una religión poco ortodoxa, y que no fueron al colegio con ellos es inaceptable, y lógicamente
expuestos a severa crítica.

5. ¿Deberíamos repudiar la TNM porque no sabemos los nombres de los traductores?


El no saber los nombres de los traductores de esta versión no es lo mismo que decir que eran
incapaces de hacer una traducción meritoria. De haber traductores o redactores en esta
Sociedad Bíblica sin educación formal, eso no comprobaría que carecen de educación. El
porcentaje de Testigos con educación acreditada componen una minoría, pero cuando se
considera el número total de Testigos por todo el mundo, es razonable concluir que podrían
tener “miles” entres sus filas con educación académica. Por consiguiente, la SWT puede acudir a
la experiencia, conocimiento, y abilidades de cualquiera de estos individuos conforme sea
necesario.

Los detractores de la TNM que acusan injustamente a la SWT de esconder a propósito los
nombres y calificaciones de los traductores fallan notablemente al no reconocer públicamente
que la SWT comenzó la práctica de anonimato en sus publicaciones mucho antes de la actual
publicación de la TNM (empezaron con algunos cambios en 1916 y 1931). No hacerlo puede reflejar
una falta de buena voluntad de su parte. Dice su libro de historia: “Desde 1942 la norma general
ha sido que en las publicaciones de la Sociedad Watch Tower no se incluyan los nombres de los
escritores con el fin de no destacar a ningún hombre”. (Los testigos de Jehová – proclamadores del
Reino de Dios, p. 146) El doctor Walter E. Stuermann de la Universidad de Tusla, OK, EEUU es uno
de los pocos que reconoce esto públicamente: “Desde la época de principios del liderazgo de
Knorr [1942], todas las publicaciones de la Sociedad Watchtower han sido anónimas incluyendo
los volúmenes de las Escrituras Griegas y Hebreas de la Traducción del Nuevo Mundo”. (The Bible
and Modern Religions – III. Jehovah's Witnesses, Interpretation 10, 1965, p. 326) Los críticos mísmos de
la TNM carecen de honradez al crear universalmente la impresión que la SWT no tenía otra
alternativa que optar por el anonimato de sus traductores por motivo de incompetencia. Lo
cierto es que los TJ emplean el anonimato en casi toda faceta de su organización.

Cabe mencionar también, que otras traducciones de la Biblia han optado, por lo menos
inicialmente, no publicar los nombres de los traductores, como por ejemplo The Twentieth Century
New Testament, descrita por un estudioso como “excelente traducción”. Los que fueron
responsables de esta traducción, eran anónimos, “una compañía de unas veinte personas,
miembros de varios sectores de la Iglesia cristiana”, y solo firmaron su Prefacio “Los
Traductores”, noviembre de 1898. El libro, The English Bible in America informó: “Un grupo de
personas interesadas – que insistieron en el anonimato – trabajaron durante varios años en
considerable sacrificio personal y sin ningún tipo de compensación”. (Pág. 330)

De manera similar, la New American Standard Bible inicialmente escribió: “Nosotros [la Fundación de
Lockman] no hemos usado el nombre de ningún erudito para referencia o recomendaciones
porque creemos que a la Palabra de Dios se la debe juzgar por sus propios méritos”. (La
sobrecubierta de la edición de 1971 con referencias de la NASB. Posteriormente, el Comité de la NASB,
quizás por temor a la opinión pública, terminó revelando los nombres de sus traductores por petición.)
Además, la famosa Septuaginta (LXX), una traducción antigua del texto hebreo al griego, fue
producida por unos 70 (o, 72) individuos cuyos nombres se desconocen. Con todo, la Septuaginta
probablemente sea la traducción más importante en el ámbito bíblico. Por consiguiente, el que
los traductores de la TNM sean anónimos, solo confirma la tradición de anonimato que por años
esta organización religiosa venía observando. No parece propio entonces, condenar y ridiculizar
su decisión de anonimato en sus publicaciones, ni tampoco insistir en atribuirles motivaciones
malévolas por la práctica.

A lo largo de la historia de la traducción bíblica, numerosas ediciones de la Biblia han sido


producidas de forma anónima. Aunque a muchas versiones de la Biblia se las juzga
principalmente por la reputación de sus traductores, el académico Alan S. Duthie (Profesor de
lingüística en la Universidad de Ghana) perceptivamente sacó a relucir un asunto importante: “Si
sabemos quienes son los traductores o los editores de una traducción determinada de la Biblia,
¿se nos ayuda a decidir si la traducción es buena o mala? No directamente. No hay sustituto
para el examen de las características de cada traducción en sí”. (Bible Translations: how to choose
between them, p. 67. ©1985, The Paternoster Press, Exeter, England. Letras en molde y cursivas suya.)

El profesor Jason BeDuhn (Universidad Norteña de Arizona en Flagstaff) también dijo lo siguiente en
contestación a una pregunta* sobre la identidad de los traductores de la TNM: “No sé quiénes
fueron los traductores de la Traducción del Nuevo Mundo….Sea este anonimato o no buena
idea, no es necesario conocer la identidad de los traductores con el fin de juzgar la exactitud de
su trabajo. Y si usted encuentra un patrón de falta de precisión, normalmente se puede
identificar un sesgo que ha interferido con su labor como traductores. Si la traducción es
correcta, cualquier prejuicio que los traductores pudieron o no haber tenido es irrelevante, ya
que la exactitud en el resultado es lo que importa”. (*En carta privada al Señor José-Esteban
Bonanno fechada, 20/08/2001. Bonanno cortésmente le pidió a BeDuhn si podía publicar la información
de esta carta, y el académico le concedió permiso. Haré varias referencias a esta carta.)

La mayoría de la información disponible de supuestos traductores de la TNM proviene de ex-


miembros, muchos de los que han sido marcados por la Sociedad Watchtower como “apóstatas”.
Se hizo mención antes de la práctica severa de los Testigos de Jehová de rechazar a miembros
anteriores que han sido expulsados o que se han disociado del grupo religioso (justifican su
política con 1 Corintios 5:11 y 2 Juan 10, deficiente aplicación en mi opinión) . Las consecuencias de esta
penosa acción son muy dolorosas, ya que sus más cercanos familiares y parientes están bajo
presión de ‘evitar’ asociación con ellos. La Sociedad Watchtower insta a miembros de familia (a no
ser que vivan bajo el mismo techo) a que ni siquiera “le digan un saludo”, y mucho menos ‘comer’
con ellos. Con tal de proteger a su organización a cualquier costo, la Sociedad WT recurre a la
práctica de demonizar a los “apóstatas”.

Esta organización religiosa aconseja a sus seguidores a que “aborrezcan” a los apóstatas
(“aborrecimiento”, en el sentido de sentir aversión intensa o repugnancia a ex miembros) . Por eso,
cuando los Testigos sienten la necesidad de disentir, se sienten atrapados. Parece que hay no
hay manera honorable de salirse del grupo religioso. Por ejemplo, algo tan simple como enviar
una nota de dimisión (o sea, de separarse oficialmente como miembro) es suficiente para obtener
dicho tratamiento perjudicial. Esto a su vez ha llevado a muchos, si no a la mayoría de ex
Testigos, a llevar resentimiento de por vida contra la SWT. Esta práctica de rechazo hasta ha
llevado a algunos que abandonan la organización WT a cometer suicidio. Otros tantos terminan
con gran depresión y amargura. Lamentablemente, la SWT no muestra inclinación alguna a
escuchar el gemido del pueblo, ni en relajar su posición inflexible en el asunto. Es irónico que
este grupo, conocido internacionalmente como campeón de la libertad religiosa, no concedan
ellos mismos la libre expresión a sus seguidores.

Cabe preguntar cómo Cristo realmente consideraría esta práctica en vista de lo que él mismo
pronunció en Mateo 11:28-30: “Vengan a mí todos los que están fatigados y sobrecargados [de
cargas religiosas], y yo les daré descanso. Tomen sobre ustedes mi yugo, y aprendan de mí, que
soy manso y humilde de corazón; y hallarán descanso para sus almas. Porque mi yugo es suave y
mi carga ligera”. (Biblia de Jerusalén Latinoamericana, Cursivas de ellos, corchetes míos.)

Debido a la política perjudicial de rechazo (“shunning”) de esta Sociedad religiosa, no podemos


esperar que miembros anteriores de esta religión, con excepción de unos pocos quizás,
escriban evaluaciones imparciales sobre la SWT y de su TNM, aun cuando la traducción misma
no tenga nada que ver con tal política. No se infiere que todo el mundo deba desestimar lo que
tienen que decir, solo se afirma que miembros anteriores de la WT no siempre serán la mejor
fuente para obtener la información precisa que los opositores de la WT tan desesperadamente
procuran obtener, ya que es probable que por sufrido “resentimiento” representen a los
traductores de la TNM como “incompetentes” para la tarea de traducción. De todos modos,
algunos miembros de otras religiones no pueden resistir “agarrarse a un clavo ardiente”, y
utilizan cualquier asunto potencialmente despectivo que pueda desprestigiar la organización
religiosa que tanto detestan. El asunto es que gran parte de la información maliciosa que circula
sobre la TNM es falsa. Y sus víctimas ingenuas continúan repitiendo los mismos errores.

También es posible que ni siquiera Raymond Franz y William Cetnar (ex Testigos que decían saber los
nombres del Comité TNM) tenían conocimiento completo del proyecto de la Traducción NM, en
cuanto a quienes adicionalmente contribuyeron, y cuánto. Un póster en una discusión en línea
acerca de la TNM dijo: “Esto fue confirmado en este foro hace unos años por el póster maximus, quien
en realidad trabajó en la TNM como corrector de pruebas. Observó que Fred Franz hizo grandes
esfuerzos por ocultar su trabajo de cualquier persona que no estuviera aprobada directamente a tener
conocimiento del proyecto, como los otros en el comité TNM y algunas otras personas de gran confianza.
Ni siquiera los correctores de pruebas se suponía que supieran. Pero de vez en cuando a alguien se le
escapaba algo, y por eso los correctores de prueba sabían más o menos quien estaba haciendo esto o
aquello”. ¿Por qué tanto secretismo?

Muchas personas recelan de cualquier entidad corporativa que trabaja bajo un velo de secreto.
En el caso de los líderes de la WT, quizás sean movidos por un deseo de querer sorprender y
estimular a los delegados en sus asambleas religiosas anuales con publicaciones “nuevas”. Esto
nos hace recordar el interés comercial de muchas corporaciones de introducir con frecuencia
productos “nuevos” para mantener su relevancia en el mercado competitivo. Por ejemplo,
Apple®, Google, Oracle®, Samsung®, y otras empresas, son bien conocidas por mantener sus
proyectos ocultos. Esto no quiere decir que al trabajar bajo cubierta, estas empresas no sean
capaces de producir productos de calidad. Cada empresa manifiesta su propio comportamiento,
y el que revelen sus principios de operación o no, no determina la calidad final de sus
productos. Productos de calidad han sido producidos tanto por empresas e individuos que
laboran “en secreto”, como también por los que trabajan “abiertamente”, a la luz pública. Lo
mismo se puede decir de las organizaciones religiosas.

Hay que señalar también, que hay mucha gente que por una razón u otra (costo y salud son dos de
ellas), procuran educarse a sí mismos (autodidactas) sin participación formal universitaria. En
realidad, no podemos descartar a este grupo de gente. ¿Por qué? Bueno, pues fíjese en la
siguiente lista y piense que tienen de común.

Abraham Lincoln, Albert Einstein, Walter Cronkite, Benjamin Franklin, George Bernard Shaw, Charles
Dickens, George Washington, John Greenleaf Whittier, Peter Jennings, Rabbi Reuven Margolies, José
Saramago (Premio Nóbel de Literatura), William Blake, John Clare, Frank Lloyd Wright, y Leonardo Da
Vinci. ¿Y estos otros? Georg Philipp Telemann, Joachim Raff, James Cameron, Steven Spielberg, Woody
Allen, Quentin Tarantino, Robert Rodríguez, Stanley Kubrick, Orson Welles. Leonardo da Vinci tuvo
educación formal en el estudio de las artes, pero fue autodidacta como matemático, científico, geólogo,
inventor, botánico, y escritor. Todos eran en gran medida autodidactas.

Podemos agregar a la lista de arriba a un dúo famoso de guitarristas: Los Indios Tabajaras, dos
nativos indios de la jungla del nordeste de Brasil, quienes primero tuvieron que asegurarse que
la guitarra que encontraron en la jungla no era objeto peligroso. Llegaron a ser guitarristas
virtuosos, grabaron decenas de discos, aprendieron por su cuenta a “leer” música, a construir y
vender guitarras, aprendieron diferentes idiomas, y en su tiempo llegaron a ser el dúo de
guitarra que más vendían discos por todo el mundo. Ellos hasta modificaron sus guitarras para
poder tocar todas las notas del piano en sus instrumentos. Oírlos a ellos tocar sus propias
transcripciones (de las composiciones de piano a la guitarra) tales como, Valse in C-Sharp (Vals en Do
Sostenido), Fantaisie-Impromptu (Op. 66), or Flight of the Bumble Bee convence a cualquiera que
entrenamiento formal por sí solo no produce la música más deleitable. Esto movió al famoso
guitarrista norteamericano Chet Atkins, a declarar a Nato Lima (el que toca la melodía del dúo),
como uno de los mejores guitarristas del mundo (a Julian Bream en los Clásicos, y a Nato Lima entre
la Música Clásica y la Música Popular, según Atkins).

Fíjese en particular en la interpretación de Fantaisie-Impromptu (Op. 66) de Chopin por el dúo,


porque según Nato es una de las piezas más difíciles para tocar en la guitarra clásica. De por sí,
esta pieza exige mucha disciplina y velocidad del artista, pero Nato declara que otro desafío al
tocarla, es que los “músculos” se cansan en el primer minuto, lo que dificulta aun más la
ejecución de la misma después de eso. Los amantes de la música pueden encontrar a muchos
“pianistas” tocando esta pieza, pero, ¿cuántos “guitarristas” formalmente entrenados pueden
tocar esta pieza con guitarra clásica como lo hace Nato? ¿Pudiera mencionar a algunos? (“The
Sound of Magic,” The Fretboard Journal, número 7: otoño, 2007) Para una muestra, vea los siguientes
enlaces: http://www.youtube.com/watch?v=cW8MgtyYzno&feature=artist
http://www.youtube.com/watch?v=nPA6Dd3YCpk&NR=1
http://www.youtube.com/watch?v=rUSSIt_F_tc&feature=related
Y de Claudio Arrau, el virtuoso pianista del siglo veinte, quien tuvo entrenamiento formal en
música, aprendió por su cuenta, aparte de su nativo español, otros cuatro idiomas: inglés,
alemán, francés, e italiano. En el campo bíblico, tenemos a Walter Pitts, quién aprendió griego y
latín por su cuenta a tan solo 10 años de edad. El fallecido Reuven Margolies (1889-1971), un gran
estudioso del Torá, fue un erudito autodidacta del griego y latín. Michael S. Sanders, un erudito
bíblico de arqueología, egyptología, y asiriología fue autodidacta. Luther G. Williams llegó a ser
erudito autodidacta de la Biblia y brillante pianista. John Kitto (Pictorial Bible and Cyclopaedia of
Biblical Literature) fue un brillante erudito autodidacta. Anthony Purver sin entrenamiento formal
tradujo la Biblia Cuáquera (Quaker Bible). Ronald Barany, traductor de The Psalms (Los Salmos), fue
autodidacta. Robert Young, autor de Young's Literal Translation of the Bible (Traducción literal de la
Biblia de Young), y de Young's Analytical Concordance to the Bible (Concordancia Analítica de la Biblia de
Young) también fue autodidacta y experto en diversas lenguas antiguas. John Brown, un pastor,
de Haddington, Escocia, aprendió hebreo, latín y griego simultáneamente por sí solo. Con el
tiempo se convirtió en profesor de divinidad. William Carey (1761-1834, misionero bautista), fue
autodidacta, pero con un don excepcional para el lenguaje, jugó un papel decisivo en la
traducción de la Biblia en muchos idiomas.

Toda esta gente, algunos muy destacados, fueron en su mayor parte autodidactas. De hecho,
esta es una pequeña lista de tantos, sí, de decenas de miles de personas que a lo largo de la
historia y hasta el mismo día de hoy, que a pesar de tener poca o ninguna educación formal, no
han dejado de asombrar al mundo con su talento y capacidades. Un crítico de la WT (el Dr. Walter
R. Martin, pastor Evangélico bautista, que fundó el Instituto de Investigación Cristiano en 1960) , hasta
declaró que ‘los traductores de la TNM no merecen nuestro respeto por falta de credenciales
acádemicas.’ ¿Qué? Si tomáramos en serio esta afirmación, entonces significaría que todos los
individuos en la lista anterior, de todos los sectores de la vida, no merecen nuestro respeto
tampoco. Tampoco lo recibirían los numerosos autores Evangélicos que tampoco tienen
calificaciones universitarias y distribuyen en conjunto millones de copias de sus libros. También
significaría que los autores de la Biblia que no identificaron sus escritos no merecen respeto.

Por la misma razón, no respetaríamos a los que trabajaron arduamente en la traducción


Septuaginta (LXX), ya que no tenemos los nombres de los traductores, ni tampoco una lista de
sus credenciales. Los que siguieron a Jesús y se hicieron discípulos de él, tales como Pedro y
Juan, que más tarde llegaron a ser escritores de la Biblia, eran considerados “gente sin estudios
ni preparación” por la multitud educada de su época. (Hechos 4:13, Nueva Versión Internacional) No
obstante, Dios los utilizó para bien. Esto nos hace recordar las palabras de Pablo a los cristianos
de Corinto (1 Corintios 1:27-29): “Deliberadamente Dios ha escogido a los que el mundo considera
tontos y débiles, para avergonzar a los que el mundo considera sabios y fuertes. Ha escogido a
los que en el mundo no tienen importancia alguna, para destronar a los que el mundo
considera grandes. De modo que nadie pueda jactarse en la presencia del Señor”. (Nueva Biblia al
Día) Por lo tanto, sería arrogancia de parte de uno incluso sugerir que no hay nada que aprender
de personas que carecen de formación académica o que no merecen “respeto” propio. Además,
algunas personas tienden a olvidar que los cristianos son salvados por “gracia”, y no por “obras”.
(Efesios 2:8,9)

No es intención mía disminuir el respeto y la admiración que siento por los individuos que
trabajan con diligencia a través de largos años de educación universitaria al mostrar el listado
anterior de personas excepcionalmente dotadas que, con poca o ninguna educación formal se
destacaron por sus logros en diversos grados. La norma general es que las personas con
formación universitaria tienen ventaja en conocimiento en sus respectivos ámbitos sobre los
que no lo hacen. Sin embargo, tan impresionante y admirable como es la obtención de una
acreditación de Maestría o Doctorado, la verdad es que no todos los individuos con acreditación
universitaria pueden igualar los logros de los individuos que en gran medida son autodidactas
en la lista anterior.

Según el profesor A. S. Duthie, “Algunos otros traductores (e.g. Fenton; los traductores del NT del
Siglo XX; Byington) han tenido poca instrucción formal en las lenguas bíblicas. Sin embargo, sus
traducciones de Biblia no son abrumadoramente inferiores en lo que cuenta”. (Duthie 1985, Bible
translations...p. 21) A pesar de ello, no se ha dirigido mucha crítica de “ineptitud”, si alguna, a esos
traductores por tener “poca instrucción formal en las lenguas bíblicas”, probablemente porque
su teología está más en consonancia con la tradición religiosa que la de TNM. El doctor Duthie es
un erudito que no anda en cacería de brujas buscando condenar a la TNM. Otros podrían
aprender de él.

En son de objetividad, no debemos descartar la probabilidad de que los traductores de la


Traducción del Nuevo Mundo y otros escritores de la WT sin credenciales oficiales de capacitación
colegial sean ellos mismos respetables intelectuales autodidactas de la Biblia. La obtención de
información de oponentes religiosos cargados de emoción de la SWT, o incluso de disgustados
ex miembros de la WT, no son prueba concluyente que la Sociedad no pueda conseguir a
alguien entre sus filas capaz de traducir la Biblia. ¿Es razonable pensar que una Sociedad Bíblica
que procura con tesón invertir grandes recursos en diseminar literatura bíblica por todo el
mundo en centenares de idiomas diferentes, no tenga primeramente el deseo profundo en
producir y llevar a ejecución una traducción de calidad del Libro de Uso Principal de su
organización religiosa?

Y sería muy irónico, que como Sociedad Bíblica, fueran a poner menos importancia en el
proyecto de traducción de la Biblia de lo que harían con sus otras publicaciones. En tan solo
unas oraciones en su Prólogo de la TNM, los redactores utilizaron la palabra ‘responsabilidad’
cuatro veces para describir lo que estos traductores sentían hacia Dios y a los lectores
anhelantes, mientras hacían su labor de traducción. La evidencia es que dedicaron mucho más
tiempo, energía y recursos para el proyecto de traducción de la TNM que con cualquier otra
publicación en su historia. Es justo entonces, interpretar su esfuerzo de traducción como un
esfuerzo honesto, genuino, igual que haríamos con otras traducciones de la Biblia.

6. ¿Tiene la Sociedad Watchtower la aptitud para producir publicaciones de calidad?


Hay razón para responder que sí. La producción de un diccionario o enciclopedia de la Biblia es
otra categoría de obra de referencia que también requiere cuidadosa investigación, una buena
comprensión de conocimiento bíblico, y buen juicio al momento de seleccionar el material a
publicar. Por encima de todo, la exactitud de la información presentada es lo que determina en
última instancia la calidad de dicho trabajo. He aquí un informe que apareció en La Atalaya de
una entrevista publicada en un periódico sueco con Bertil Persson, un clérigo que puso al
diccionario bíblico de la WT bajo prueba, y los resultados de esta:

La publicación periódica sueca “Sökaren” (“El Buscador”) publicó recientemente una entrevista con Bertil
Persson, clérigo, autor, editor y maestro de religión. Este comentó que “la fe de los testigos de Jehová es
sometida a severa crítica de las maneras más diversificadas”, y que sus críticos escandinavos van desde
historiadores religiosos y escriturarios hasta personas comunes. Sin embargo, Persson declaró: “Detrás
de la fe que predican los testigos de Jehová hay una asombrosa ciencia bíblica de categoría superior y
orientación internacional”. Entonces se refirió a la obra de consulta de 1.700 páginas en inglés Aid to Bible
Understanding, preparada por los testigos de Jehová y publicada por la Sociedad de Biblias y Tratados.

“Hace unos cuantos meses,” comentó Persson, “hice que unos escriturarios cristianos y judíos en el
Oriente Medio examinaran su presentación de datos que tienen que ver con la ciencia bíblica oriental, y
ellos, contra todo informe negativo que hayan oído, se ven obligados a reconocer la enorme exactitud
que existe tocante a los datos que presentan los testigos de Jehová. Dicen que no hay nada que
corresponda con esta certeza de datos en los diccionarios bíblicos de Occidente.” (W77, 15/9/551. Nota: El
diccionario de un volumen de 1971, Ayuda para entender la Biblia ha sido reemplazado por la obra Perspicacia para
comprender las Escrituras, de dos volúmenes, ©1988)

¿Cómo es posible que un grupo de estudiantes de la Biblia sin entrenamiento formal pueda
producir una obra de referencia bíblica con “enorme exactitud tocante a los datos” sobre ciencia
bíblica oriental, una de la cual se dice, en comparación con otras obras acádemicas, “que no hay
nada que corresponda con esta certeza de datos en los diccionarios bíblicos de Occidente”? ¿No
deberíamos entonces otorgar a esta Sociedad Bíblica el beneficio de la duda por tener la
capacidad y los recursos para producir una traducción de la Biblia de calidad?

A continuación, encontrará algunas opiniones académicas sobre la TNM. No pretendo insinuar


que los críticos aprueban las interpretaciones de la Sociedad WT en general, pero, al menos, sus
declaraciones sirven para indicar que algunos estudiosos sí encuentran mérito académico en la
TNM.

El Dr. Bruce Metzger: “En general, se obtiene una impresión bastante buena del equipo
académico de los traductores...Con frecuencia se hace evidente que hicieron uso inteligente de
información crítica. […] Algunas de las traducciones...son simplemente indefendibles [tales como,
“Jehová” en el NT; Juan 1:1; “otras” cosas en Col 1:16].” (The New World Translation of the Christian Greek
Scriptures, The Bible Translator 15/3 July 1964, pp. 151-52) Esta cita del doctor Metzger* es notable,
pues se opuso a la teología de la WT hasta el punto de escribir algunos artículos criticando
duramente su doctrina. No obstante, reconoció estar algo impresionado con su trabajo de
traducción, un reconocimiento que por lo general no se espera de los estudiosos de otra fe que
sostienen opiniones divergentes tan fuertes. (*Metzger fue profesor en el Seminario Teológico de
Princeton y reconocido como estudioso griego de clase mundial (presbiteriano). Fue colaborador de
varias obras académicas prominentes, entre ellas, A Textual Commentary on the Greek New Testament.)

Nicholas Kip: “La calidad de la erudición del griego de la Kingdom Interlinear Translation of the
Greek Scriptures* es muy buena. Es la clase de publicación con la que alguien que
verdaderamente quiera aprender griego pudiera lograr mucho, aunque no conociera bien el
idioma”. (Instructor de griego y latín por más de 40 años en Phillips Academy, Andover. Cursó en los
clásicos en la Universidad de Princeton, BA. MA, Trinity College. *Publicación de la SWT, “Traducción
Interlineal del Reino”)

Jason BeDuhn*: “En pocas palabras, [el volumen Kingdom InterlinearTranslation] es el mejor Nuevo
Testamento interlineal disponible. Soy especialista diplomado en textos bíblicos, conozco bien
las obras que se utilizan actualmente en el estudio de la Biblia y, por cierto, no soy Testigo de
Jehová. Pero sé reconocer una publicación de calidad cuando la veo, y su ‘Comité de la
Traducción del Nuevo Mundo’ ha hecho un trabajo de gran calidad. Su versión interlineal en
inglés es tan exacta y consecuente que obliga al lector a salvar las brechas lingüísticas,
culturales y conceptuales que existen entre el mundo de habla griega y el nuestro. La ‘Traducción
del Nuevo Mundo’ es una traducción literal de primera calidad, que es fiel al griego y evita las
imprecisiones tradicionales. En muchos aspectos, es superior a las traducciones más conocidas
de la actualidad”. (En una carta a la SWT, con fecha 12 de mayo de 1997. w98 1/2 32. *Profesor Asociado
de Estudios Religiosos, y Presidente del Dpto. de Humanidades, Arte y Religión, en la Universidad del
Norte de Arizona en Flagstaff. Tiene una licenciatura (B.A.) en Estudios Religiosos por la Universidad de
Illinois, Urbana, un M.T.S. (Maestría de Estudios Teológicos) en el Nuevo Testamento y Orígenes Cristianos
de Harvard Divinity School, y un Doctorado en estudios comparativos de las Religiones de la Universidad
de Indiana, Bloomington)

Samuel Haas: “Si bien esta obra indica una gran cantidad de esfuerzo y pensamiento, así como
considerable erudición, es de lamentar que debido a prejuicio religioso se permitiera colorear
muchos pasajes”. (Journal of Biblical Literature, diciembre de 1955, p. 283)

Rolf Furuli: “Desde un punto de vista filológico y lingüístico, por lo tanto, la TNM es una
traducción muy exacta y erudita”. “Teniendo en cuenta su grupo-objetivo y sus principios de
traducción, la TNM es una excelente obra. En particular, la edición de estudio de la TNM es una
buena herramienta para el estudio de la Biblia, porque ayuda a los lectores a tomar decisiones
informadas”. (The Role of Theology and Bias in Bible Translation [La función de la teología y prejuicio en la
traducción de la Biblia], pp. 300, 306-307, Elihu Books, Huntington Beach, California, 1999. Furuli es profesor
de lenguas semíticas en la Universidad de Oslo, Noruega. También ha estudiado griego y latín. Se dice
que es miembro de los Testigos de Jehová.)

7. ¿Conocen los traductores de la Traducción del Nuevo Mundo griego?

Sería muy extraño asumir que un comité de traducción de la Biblia, impulsado por una Sociedad
Bíblica Internacional con múltiples equipos de traducción y miles de contribuyentes a su
disposición, que según un académico produjo una traducción “superior”, se haya compuesto de
personas con cero conocimiento de idiomas bíblicos. Obviamente, entonces, se ha producido
una distorsión de los hechos. Voy a apelar a los pocos hechos conocidos, y algo de sentido
común para expresar mi punto de vista sobre las cosas. En primer lugar, nadie sabe quiénes
forman el comité actual de la edición revisada en inglés de la TNM de 2013. Por lo tanto, es
imposible acusar a los nuevos traductores de incompetencia porque simplemente no sabemos
quiénes son. Tampoco sabemos quiénes son los traductores de esta versión a otras lenguas.
Sobre los traductores de la Biblia anterior, me parece que de la lista no oficial donde se afirma
los nombres de los traductores, se puede decir lo siguiente:

Nathan Knorr, Milton Henschel, Schroeder y Karl Klein no tuvieron entrenamiento formal en los
idiomas bíblicos. Nathan Knorr se desempeñó como administrador del Comité. Milton Henschel
hizo un trabajo legal y de secretaría en el proyecto de traducción. ¿Por qué siquiera formaban
parte del Comité del NM? ¿Fue acaso para justificar el proyecto ante la Junta de Directores? No
tengo las respuestas. Schroeder se especializó en ingeniería mecánica por tres años antes de
abandonar el colegio. Schroeder y Klein contribuyeron trabajo en el aparato crítico de la TNM.
Una fuente alega que Schroeder tenía conocimiento de las lenguas bíblicas, pero no hay manera
de confirmar dicha aseveración.

George D. Gangas, un griego/turco ayudó en el trabajo de traducción de la Biblia, aunque no


tuvo entrenamiento formal en las lenguas bíblicas. Él fue sin embargo, capaz de aprender,
hablar y escribir además de su griego nativo, inglés y español. Gangas aprendió el inglés de
adulto (cuando tenía 24 años de edad). Unos ocho años después comenzó como “traductor” de la
SWT, inicialmente, del inglés al griego. Fue también autodidacta en el español. Él explica: “Aquí
en Betel también aprendí a hablar español ... conseguí un libro de gramática, y con la ayuda de
nuestra literatura y al escuchar la manera en que la gente de habla hispana pronunciaba las
palabras, ¡aprendí español!” (w67 1/4 pág. 223) Esta es una forma poco convencional de aprender
un idioma, pero funcionó bien para él. Muchos años más tarde apareció en un video, muy
avanzado en edad, diciendo: “Yo vine aquí [a Betel] ... Fui traductor, y traducía en griego, en
español y en inglés.” (How Awesome is this Place, 4:42. [¡Qué impresionante es este lugar!]) Estas palabras
parecen indicar que no solo traducía del inglés al griego como se ha informado en otras partes,
sino también entre los tres idiomas según fuera necesario, y que era competente en función de
traductor en materia bíblica.

El Anuario de la WT de 1994 informó: “En 1985 la Sociedad escogió Grecia como sede de una de las
asambleas especiales de aquel año....Para beneficio de los visitantes, los discursos se
interpretaron en varias lenguas europeas y en japonés. George Gangas, de ascendencia griega,
habló a la asamblea en griego, para gran deleite del auditorio”. (Anuario 1994, Pág. 105)

A George Gangas a menudo se lo descarta como traductor capaz cuando surge el tema de las
credenciales de la educación del Comité de la TNM, a pesar de que trabajó durante décadas
como traductor en la sede de la WT. Él seguramente ganó considerable experiencia en su labor
de traducción desde 1928, cuando entró en Betel, a 1946, cuando el proyecto de la TNM se puso
en marcha. Cualquiera que objetivamente examina las publicaciones de la WT en diferentes
idiomas tiene que admitir que hacen un buen trabajo en el departamento de traducción.
Gangas, como habría de esperarse, sería buen traductor también.

Ahora bien, algunos críticos no aceptan eso como credencial legítima, y señalan que el
conocimiento de griego de Gangas era griego moderno, no coiné, o sea, griego bíblico. Cualquier
persona que guste, puede ver claramente las grandes diferencias entre los dos. Hay quienes
señalan al hecho de que muchos habitantes de Grecia tienen dificultad para leer griego bíblico.
Eso es cierto hasta cierto grado, pero incluso con todas sus diferencias, griego moderno y
griego coiné son ambos “griego”*, no ruso o coreano o algún otro idioma. Estos críticos a veces
hablan como si fuera cosa imposible que un hablante nativo griego (que sea “Testigo de Jehová”)
pueda investigar y dominar el griego bíblico, aun cuando se ha dicho: “El griego moderno es
una simplificación del griego antiguo, al cual se asemeja a un alto grado. El griego, literario, o
escrito, en vocabulario y gramática, es casi idéntico con el griego del Nuevo Testamento.” (Greek
Made Easy, p. 5, 1938®. Tercera edición, 1978, por George C. Divry, autor también de Divry's Modern
English-Greek and Greek-English Desk Dictionary) Gangas probablemente estaba más familiarizado con
“Kathareuousa”, el idioma oficial de la Grecia moderna hasta 1976. Esta forma de lenguaje es más
cercana al griego bíblico que el “Demótico” más reciente utilizado desde 1976. (*Para una
consideración más detallada sobre la similitud entre el griego bíblico y moderno, vea “Nota 1”.)

En realidad, no es idea descabellada considerar que George Gangas haya añadido a sus
conocimientos del griego moderno, griego bíblico. Es razonable pensar también, que como
supuesto miembro del Comité de la TNM se aplicaría para la obra de traducción, y tendría un
profundo interés en contribuir de cualquier modo que pudiera. La acusación que se hace con
frecuencia del Comité de Traducción del NM de que “tradujeron un texto que ellos mismos no
podían leer” es falso. George Gangas no solo “leía” griego, sino que “hablaba” griego con fluidez,
algo que muchos eruditos bíblicos que han estudiado el idioma no pueden hacer. En el caso de
George Gangas, como nativo griego, no tenía que aprender un alfabeto diferente, ni un
vocabulario completo nuevo. Tampoco tenía que alterar su acostumbrada pronunciación. De
hecho, algunos maestros que enseñan griego bíblico, les piden a sus estudiantes que utilizen la
pronunciación del griego moderno, en vez de la teórica de Erasmo utilizado en gramáticas
populares. Estos maestros están convencidos que adoptar la pronunciación del griego moderno
es el mejor curso, y más práctico a la vez.

El pastor evangélico, Walter Martin, en una entrevista con el reconocido gramático Julius
Mantey, dijo que visitó la Sede de la WT, y se reunió, según él, con “la única persona en la WT
que sabía leer griego,” una aparente referencia a George Gangas. Enseguida lo puso a prueba al
pedirle que leyera Juan 1:1, lo cual hizo. Martin luego le preguntó, “¿Cuál es el sujeto de la última
cláusula de Juan 1:1?” Martín entonces le dice a sus lectores que le preguntó dos veces, y que él
no sabía. “Esta fue la única persona en la WT que leía griego y no sabía lo que era el sujeto de la
oración de Juan 1:1”, dijo Martin. ¿Cómo podría un antagonista de la Sociedad WT hacer tal
abarcadora y dubitativa declaración, cuando seguramente no tenía acceso a operaciones
internas de esta organización “hermética”?

Pues la misma afirmación de Martin no solo es contraria a la lógica*, sino que la declaración en
sí es tan creíble como si alguien más dijera “que Martin era la única persona en el Estado de
Nueva York (donde nació), que leía griego”, sin llegar a conocer a todas las personas que vivían en
el Estado en su tiempo. Al Martin relatar este incidente, obviamente deseaba implicar
públicamente a la SWT de no tener personal competente para la ejecución de traducciones
bíblicas. (*Los nombres de los estudiosos Rolf Furuli, Greg Stafford y Nicholas Kip, por ejemplo, en un
momento u otro han sido públicamente vinculado con la organización de los Testigos de Jehová. Los tres
han estudiado griego. Gangas por lo tanto no era ‘el único en la WT que leía griego’. De hecho, hay más
de treinta mil Testigos que hablan el griego como su lengua nativa. Para información adicional sobre
esto, y el “sujeto” gramatical, vea “Nota 2” al final.)

En realidad, no hay manera de saber con certeza cuántos Testigos de Jehová son competentes
en el griego bíblico. La SWT no acostumbra dar enfoque a este asunto, ni busca dar publicidad a
los que sí tienen competencia académica. Casi todo se hace en anonimato. No obstante, hay
informes no oficiales que la Sociedad Watchtower ha tenido voluntarios en Grecia, igualmente
capacitados en griego bíblico y moderno que han asistido en la traducción de la Biblia por
décadas. Y esto es algo que los detractores de la WT suelen pasar por alto, porque se centran
con miopía, bajo especulación por cierto, en un puñado de nombres no oficiales
estadounidenses de la Sede de Nueva York. Hay otro informe de un miembro anterior del
personal, quien mencionó que la Sociedad contrató a un traductor profesional que no era
Testigo de Jehová, especializado en lenguas bíblicas, para ayudar en el proyecto de traducción.
Incluso otro informe dice que el Comité de TNM sostenía comunicación con uno o más
académicos mientras trabajaba en el proyecto de traducción. Aunque ninguno de estos
informes son verificables, caen dentro del ámbito de la probabilidad. ¿Puede alguien demostrar
lo contrario? La Sociedad impresora WT, por lo general, no tiene práctica de divulgar detalles
específicos del proceso de traducción empleado. ¿Por qué entonces, subestimar a una Sociedad
Bíblica Internacional con la capacidad para traducir en cientos de idiomas de llevar a cabo su
propia traducción de la Biblia?

Por cierto, ¿dónde consiguió la Sociedad Watchtower a las personas que trabajaron en su
traducción al griego moderno? ¿O al hebreo moderno? ¿Llegó Walter Martin a conocerlos? Lo
importante en este asunto es que la SWT vio la necesidad de producir una traducción al griego
moderno, y puso su experiencia, su conocimiento práctico y sus recursos a la tarea, y siete años
más tarde, era obra completa. Lo mismo hicieron con el Nuevo Testamento en hebreo.

Los detractores de la TNM se encuentran con un gran dilema a la hora de explicar cómo la
Sociedad Watchtower pudo conseguir traductores para el griego y hebreo moderno y sostener a
la misma vez la premisa de que no son capaces de llevar a cabo la traducción de las lenguas
originales, cuando son esencialmente, diferencias aparte, las mismas. (Ver “Nota 1”) ¿Es entonces
la suposición de los críticos de la TNM razonable? ¿Es acaso concepto imposible visualizar a los
traductores de la TNM al griego moderno como devotos a la Palabra de Dios e imbuidos en el
griego bíblico? Además, incluso si asumimos por un momento que los traductores de la TNM
trabajaron a partir de su traducción original al inglés como base, como probablemente fue el
caso, el hecho es que ningún traductor puede escapar por completo la necesidad de cotejar con
frecuencia las lecturas traducidas con la de los idiomas originales, con el fin de lograr
representaciones más precisas. (Esto es especialmente cierto cuando se considera que la edición
griega de la TNM tomó considerable tiempo – unos 7 años – en completar.)

Tenga presente también, teóricamente hablando, que incluso si ellos no pudieran encontrar
siquiera a un TJ capaz de leer griego bíblico entre millones de seguidores (poco probable), el
hecho es que como Sociedad Internacional tienen los recursos financieros para contratar, a
voluntad, los servicios de traductores profesionales fuera de su ámbito religioso. El no tener
conocimiento de cómo lo hicieron es muy diferente a decir que no podían hacerlo.
Independientemente del proceso que utilizaron, la evidencia resultante está ahí para que todos
la vean: Griego: http://www.jw.org/en/publications/bible/?contentLanguageFilter=e l
Hebreo: http://www.jw.org/en/publications/bible/?contentLanguageFilter=he

Por eso, es absurdo concluir, como hacen los incrédulos, que los líderes de los equipos de
traducción de la WT “no tienen ni idea” al momento de traducir la Biblia. En todo caso, la
“evidencia” tangible apunta a la Sociedad Watchtower de estar a la vanguardia en el campo de la
traducción bíblica. Aparte de las Sociedades Bíblicas Unidas, no creo que hayan muchas
organizaciones en el planeta que puedan afirmar que tienen más de “2.000 traductores
voluntarios” para traducir materia bíblica en cientos de idiomas a su disposición. La SWT incluso
traduce materia bíblica al hebreo moderno con regularidad, y eso a pesar de que
numéricamente tienen pocos miembros en Israel.

Tome en cuenta que el detractor bautista Walter Martín no hizo ningún esfuerzo por
desacreditar a otros autodidactas cuya teología es acorde con su doctrina evangélica. No he
visto ningún material de Walter Martin que se centre en líderes cristianos, tales como Beth
Moore, Joel Osteen, y Joyce Meyer, o cualquier otro con poca o ninguna capacitación formal.
(Hay decenas de escritores prominentes Evangélicos cuya única credencial presentada en sus libros es
una de “predicador”, “maestro”, o “autor best-séller”) Eso sí, Martin no los critica, aunque hayan
vendido millones de copias de sus libros. Tampoco hizo ningún esfuerzo por criticar a otros
autodidactas que se mencionan en la lista anterior. Parece, entonces, que la objeción principal
de Martin a la Traducción del Nuevo Mundo tiene poco que ver con el hecho de que sean
autodidactas en griego o no, sino más bien, con tener una traducción de la Biblia prominente
con amplia distribución que apoye doctrina que va en contra de sus creencias evangélicas.
Martin seguramente no quería aparecer como sesgado intolerante religioso ante el mundo,
pero sí buscaba alejar a la gente de una “secta peligrosa” mediante “una cortina de humo” o
excusa de que la Traducción del NM no se merece el respeto y la atención de la gente.

Puesto que Walter Martin y sus colegas “expertos contrasectarios” se han mantenido ocupados
destacando alegadas ineptitudes e insuficiencias de parte de los redactores de la Sociedad
Watchtower, aquí hay un asunto para consideración: ¿Acaso ha producido el Instituto de
Investigación Cristiano fundado por Walter Martin su propia traducción de la Biblia en hebreo o
en griego? Si es así, me encantaría verla. Es incomprensible que a veces, las personas que hacen
el mayor ruido (como lo hacen algunos líderes religiosos destacados, partícipes en las más altas críticas) ,
no tienen publicación erudita* por la cual responder, tal como una traducción de la Biblia, o
traducción interlineal. En cambio, aquellos que son su objeto de burla, han efectivamente
publicado una enciclopedia bíblica, una traducción directamente de los idiomas originales (y
luego traducida a decenas de otras lenguas, incluso al hebreo y griego moderno), y una traducción
interlineal Griego-Inglés. Como dice el refrán: Las acciones hablan más que las palabras. (*No
considero publicaciones “contrasectarias” obras ‘eruditas’.)

8. La distorción de la capacidad intelectual de un supuesto miembro del Comité de la TNM.

De acuerdo a algunos observadores de la Sociedad WT, Frederic W. Franz sabía nueve idiomas.
Según su sobrino, Raymond Franz, Fred Franz fue el “traductor principal de la Traducción del
Nuevo Mundo”. Fue autodidacta en varios idiomas, incluyendo latín, arameo, hebreo y griego.
También echaremos un vistazo al caso judicial de Escocia, citado a menudo, donde se afirma
que Franz falló una simple prueba de “hebreo”. Para detalles de la historia de la vida de Fred
Franz, vea la “Nota 3” al final.

En septiembre de 1974, la Sociedad Watch Tower hizo los arreglos para una reunión especial en
un teatro de São Paulo, Brasil, donde el visitante Frederic W. Franz, entonces vicepresidente de
la Sociedad Watchtower, hablaría ante 2.000 asistentes. Massasue Kikuta, que ha sido un
miembro del personal de la sucursal desde 1967, recordó: “‘El hermano Franz nos sorprendió a
todos al presentar su discurso en buen portugués. A pesar de sus 80 años de edad, citó y explicó
todo el Salmo 91, versículo por versículo, durante más de dos horas, sin usar la Biblia ni notas
(su vista ya le estaba fallando)’. Después nos enteramos de que hizo lo mismo en español para los
hermanos de Paraguay”. (Anuario 1997, 139)

Una persona que trabajó en la Sede de la WT me informó que poco después que fuera
derrocado el régimen comunista en Polonia (desde 1989), y cuando hubo una mejora en materia
de derechos humanos, altos funcionarios de la Sociedad WT querían hablar con funcionarios
polacos sobre la ampliación de su obra religiosa en el país, por lo que Fred Franz se ofreció a
hablar personalmente con ellos. Como no sabía polaco, procedió a estudiar algunos conceptos
básicos sobre la gramática polaca, y en poco tiempo, aprendió lo suficiente como para ir a
Polonia y entablar comunicación con funcionarios gubernamentales de alto rango allí.

De hecho, existe el testimonio de miles de observadores de la Sociedad (en sus asambleas


religiosas internacionales) que han sido testigos de las habilidades de Fred Franz en su manejo de
varias lenguas. Por ejemplo, un delegado de una asamblea internacional en Chicago, confirmó
que Franz pronunció su discurso con fluidez en tres diferentes idiomas. Por lo tanto, no es
irracional suponer que tenía profundo conocimiento de las lenguas bíblicas también, como lo
han confirmado personas allegadas a él.

Por supuesto, ninguna de esta información demuestra de manera concluyente que Franz era un
estudioso destacado del hebreo o griego. Sin embargo, demuestra que era inteligente, y poseía
buena memoria. Él tenía la habilidad de aprender rápidamente un idioma, y junto con el hecho
de que era muy disciplinado mentalmente, hay pocas razones para dudar de que Fred Franz
fuera un estudioso capaz de trabajar en el proyecto de traducción de la Biblia. Él mismo había
declarado: “Yo sabía que si deseaba ser un clérigo presbiteriano, tenía que tener un dominio del
griego de la Biblia. De modo que me apliqué vigorosamente a los estudios y aprobé el curso.”
Según informes, hizo lo mismo con el hebreo, y continuó sus estudios de idiomas bíblicos en
privado. Un error frecuente que manifiestan los antagonistas de la WT al hacer crítica de la
“insuficiencia” de la educación académica de Fred Franz es que se centran solo en su limitada
educación formal conocida, pero no toman en cuenta la educación que obtuvo después, en
privado, como se indicó.

También es muy posible que Fred Franz recibiera la ayuda de otras personas con conocimientos
lingüísticos en el departamento de traducción. Barbara Anderson, miembro anterior de los TJ
que trabajó durante diez años en la Sede de la WT en Brooklyn, y quién también llegó a ser
miembro del personal de redacción, recuerda que Fred Franz tenía un amigo judío muy cercano,
Barry Horowitz, buen conocedor de la lengua hebrea. Anderson escribió: “Este hombre era el
‘experto’ a quien Franz acudía cuando él necesitaba ayuda para explicar, traducir o interpretar el
idioma hebreo para muchos de los complicados libros interpretativos que Franz, el ‘oráculo’,
escribió para la organización”. (26 de diciembre de 2008. Anderson fue asistente de investigación de
Karl Adams, escritor principal, para el libro de la historia de la organización, Los testigos de Jehová –
proclamadores del Reino de Dios. Información obtenida de la anterior freeminds.org.)

Había posiblemente otros participantes anónimos que contribuyeron al proyecto de traducción


que no eran parte del Comité de la TNM. Norman E. Swift fue uno de estos que hizo
contribuciones “modestas” al proyecto. En un correo electrónico a la lista de direcciones Hebreo-
B, él escribió:

“Me encuentro en una posición privilegiada para comentar, porque corregí las pruebas del MS
[manuscrito] de aquel volumen de la Traducción del NM de las Escrituras Hebreas junto con su página,
galera y pruebas de placa hasta su liberación en 1958. Trabajé con el traductor anónimo cada día. Mis
memorias son tiernas – y profundas – Les digo por conocimiento personal que el traductor era
intensamente consciente de sus presuposiciones y libremente las admitía, como hacen todos los buenos
traductores.

Mis propias contribuciones fueron modestas, incluían algunas notas al pie de página, que difícilmente
calificaban como traducción. Los otros del comité de traducción contribuyeron a las referencias cruzadas
y cosas así, pero no tradujeron. Los ‘siete traductores’ sin entrenamiento es un bulo (rumor falso) y
debería ser puesto en la pila de basura de mitos urbano.

Aunque un poco torpe y rígida debido a su literalidad, la traducción es sin embargo un logro notable
precisamente por la falta de ‘adiestramiento [formal]’ de los traductores…

Gracias por dejarme compartir este trozo de casualidad. Norman E. Swift

(My bona fides to Gregg [sic,]: My name is to be found in the 1958 Yearbook, between Suiter, Swingle and Sydlik. The
MS was typed by Arthur Gaux, linotypeset by Chester Goins, my overseers Colin Quackenbush and Karl Adams.
F[rederick] W F[ranz]'s personal encouragement to begin study of ‘Essentials of Biblical Hebrew’ by Sampy and Yates
[...], then used at Columbia University, started my life-long love for Biblical languages.)” – Fin de cita.

Un póster de una discusión en línea acerca de la Traducción del NM, bien dijo: “Alguien en las
entrañas de Betel [sede WT] ciertamente sabía lo suficiente para producir una traducción, ya que
la Traducción del Nuevo Mundo no apareció sola de la nada”. Aunque la versión tiene muchos
enemigos, la traducción también tiene sus admiradores, en particular, aquellos millones de
simpatizantes dentro del movimiento religioso. Además, algunos académicos, la han elogiado.
Por ejemplo:

S. Maclean Gilmore: “La edición del Nuevo Testamento fue hecha por un comité...que poseía
aptitud excepcional en griego”. (Andover Newton Quarterly, 9/1966, Vol 7, #1 pp. 25, 26)

Charles Francis Potter: “La Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas
(…) los traductores anónimos ciertamente se han basado en el texto de los mejores manuscritos
para traducir (…) con una habilidad y sagacidad erudita”. (The Faith Men Live By [La Fe que viven los
hombres], 1954, pág. 239. B.D. & an S.T.M. from Newton Theological Seminary; M.A. from Bucknell)

Edgar Foster: “Antes de que oficialmente comenzara a estudiar griego, para determinar la
exactitud de la TNM, simplemente la comparaba con los léxicos, comentarios, y otras
traducciones. Pasó la prueba de fuego entonces, y todavía pasa la prueba ahora para mí... La
TNM es una excelente traducción. En mi mente, es la traducción por excelencia”. (Especialista en
los Clásicos, Colegio universitario de Lenoir-Rhyne, Hickory, North Carolina, USA)

William Carey Taylor: “El Nuevo Testamento de la TNM contiene ‘considerable erudición’”. (The
New Bible Pro and Con [La Nueva Biblia - a favor y en contra], pp. 75-6. Bautista.)

Edgar J. Goodspeed: “Me agrada mucho la traducción ágil, franca y vigorosa. Exhibe un vasto
despliegue de conocimiento sólido y cuidadoso, como de ello puedo testificar. […] Es extraño
que tan buenos eruditos como son su gente, evidentemente, no hayan notado que apate Mt.
13:22 se entiende ahora que significa ‘placer’ ”. (Aclaración: No hay unanimidad en el modo de
traducir apa'te. Otros traductores concuerdan con la manera de verter apa'te de la TNM, i.e. “engaño”,
“poder engañoso”, etc., más bien que “placer”.)

(Edgar J. Goodspeed fue profesor de griego en la Universidad de Chicago, y también tradujo la porción del
Nuevo Testamento de “The Bible an American Translation”. Carta personal a Arthur Goux de Betel,
Brooklyn, December 8, 1950; Ver w9/1/1952 541, donde se cita a Goodspeed refiriéndose a la Traducción
del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas como: “una obra interesante y erudita”.)

Thomas N. Winter: “La traducción por el comité anónimo está totalmente actualizada y es
uniformemente exacta.” (Profesor adjunto de griego en la Universidad de Nebraska, The Classical
Journal [Revista Clásica, abril-mayo de 1974]: 376. Reseña de la KIT.)

9. Ahora bien, ¿no demostró un caso judicial que Frederick Franz no podía leer hebreo?

¿Cómo pudiéramos dejar el famoso caso jurídico de “Douglas Walsh” fuera del tema? Este caso
(más que cualquier otra cosa) ha sido utilizado durante décadas por los antagonistas de la Sociedad
WT, y con la creciente presencia de Internet, se ha publicado ahora en decenas de sitios en la
Web por todo el mundo, como “evidencia” de que Fred Franz no podía leer hebreo, y menos,
traducir del hebreo al inglés. No pongo en duda el testimonio actual de este caso judical en sí,
más bien, cuestiono la forma en que los críticos de la TNM han distorsionado el testimonio en el
juicio con sus frecuentes citas erróneas y tergiversaciones. Durante el juicio, varios funcionarios
de la WT dieron testimonio ante el tribunal. Uno de ellos fue Fred Franz, quien en aquel
entonces era vicepresidente de la Sociedad Watchtower. Durante el transcurso del juicio, Fred
Franz fue interrogado sobre sus habilidades lingüísticas.

A Fred Franz se le pidió que tradujera Génesis 2:4 del inglés al hebreo. Lo siguiente es cita de la
transcripción del juicio (Interrogatorio, pp. 102-103, par F, Cursivas mías):
(P): Usted, usted mismo, lee y habla hebreo, ¿verdad?
(R): Yo no hablo hebreo. [Observación: El no dijo que no podía leer hebreo.]
(P): ¡No!
(R). No.
(P): ¿Puede usted, usted mismo, traducir eso al hebreo? [Observe: No del hebreo al inglés]
(R): ¿Cuál?
(P): Ese cuarto versículo del segundo capítulo del Génesis?
(R): ¿Quieres decir aquí?
(P). ¿Sí?
(R): No. No intentaré hacer eso [No. I won't attempt to do that].

Esta porción de la transcripción del juicio ha sido utilizado por los críticos de la Sociedad como
“evidencia” de que Fred Franz era incapaz de leer hebreo, y menos, traducir del hebreo al inglés.
A juzgar por el tono de sus escritos, parece que algunos detractores inmodestos de la WT
disfrutan de burlarse de la aparente inaptitud de Franz en el ámbito hebreo. Hasta hay quienes
andan por ahí repitiendo como papagayos, que cualquier estudiante que cursa hebreo en su
primer año puede traducir sin ninguna dificultad la escritura que se le pidió a Fred Franz que
tradujera, a saber, Génesis 2:4.

Por otro lado, Tony Wills, MA, en su libro, Un Pueblo para su Nombre - Una Historia de los Testigos de
Jehová y una Evaluación, escribe: “[Frederick] Franz es un erudito y no de poca aptitud lingüística -
que supervisó la traducción de la Biblia de los idiomas originales en la Traducción del Nuevo
Mundo, completada en 1961”. (Originalmente publicado en 1967 por Vantage Press. Lulu, 2006. Página
253)

Y The New York Times del 24 de diciembre 1992 describió a Fred Franz como “un líder religioso ....
[de] una denominación cristiana” y “un erudito bíblico”. El artículo afirmaba que estaba “versado
en hebreo, arameo y griego”. A. H. MacMillan, un ex líder de los Testigos que tenía acceso a los
registros de la Sociedad, y que publicó una historia del movimiento religioso, dijo de Fred Franz,
“Además del español, Franz tiene buen conocimiento del idioma portugués y alemán y está
familiarizado con el francés. También es un estudioso del hebreo y griego, así como del siríaco y
del latín, todo lo cual contribuye a convertirlo en un pilar completamente confiable en el
personal editorial del [Presidente] Knorr.” (Faith On The March [La fe en marcha], 1957, pág. 182, Nueva
Jersey: Prentice-Hall, Inc.) ¿Quién tiene razón entonces? ¿Cómo se explica esta discrepancia?

En primer lugar, cabe señalar que muchas de las fuentes que hacen cita de este juicio como
“evidencia” de que Fred Franz era incompetente para el trabajo de traducción de la Biblia, o
falsean u ocultan el hecho de que a Franz nunca se le pidió que tradujera Génesis 2:4 del hebreo
al inglés, como es usual en la traducción bíblica. El interrogador de la corte le preguntó si él era
capaz de traducir del inglés al hebreo, que es muy diferente. A esta pregunta Franz respondió:
“No. No intentaré hacer eso”. Además, algunos al hacer mención de este incidente solo citan a
Franz en respuesta diciendo “No,” y esconden de sus lectores lo que Franz añadió después, a
saber, “No intentaré hacer eso”, lo cual permitiría que Franz en sí tuviera el conocimiento para
intentar la traducción, pero que en ese ámbito optara por no hacerlo.

Fred Franz ciertamente sabía la diferencia entre traducir Génesis 2:4 del inglés al hebreo como se
le pidió que hiciera, en vez del hebreo al inglés, que es la forma habitual de hacer la traducción
bíblica. Más importante aun, Franz bien sabía que su conocimiento del hebreo o el griego no era
pertinente al caso, que era si los Testigos de Jehová tenían derecho a ordenar a “ministros” de la
religión. Franz no estaba obligado a seguirle la corriente a algún abogado con tácticas mañosas.
Curiosamente, este caso no fue la única ocasión donde Fred Franz se negó a seguirle la
corriente a las autoridades superiores.

Al año siguiente del caso de Douglas Walsh, a saber, en 1955, en España, Franz se encontró en
una situación inusual, pero al igual que en el juicio de Escocia, él decidió no participar en la
divulgación de ciertos asuntos. Fred Franz, que conocía bien el español, se encontraba en
España prestando servicios en una asamblea celebrada en secreto en un bosque a las afueras
de Barcelona (cuando la obra de los Testigos de Jehová en el país estaba proscrita) , fue detenido junto
con algunos otros por agentes armados de la policía secreta, y sometidos a interrogatorio.
Cuando fue el turno de Franz para hablar, él fingió no saber español. Esto es lo que dijo: “Puesto
que yo era ciudadano americano, fingí no saber español”. Las autoridades finalmente dejaron ir
a Franz y a otros extranjeros, y más tarde, a los demás. (w87 1/5 29) No es inusual que altos
funcionarios de la Sociedad WT y sus superintendentes viajantes se abstengan de dar
información completa a personas que según ellos, ‘no tienen derecho a saber la verdad’. Una
publicación prominente de la WT, Perspicacia para comprender las Escrituras, dice lo siguiente bajo,
“Mentira”: “El que en la Biblia se condene claramente la mentira maliciosa no significa que una persona
esté obligada a divulgar información verídica a quien no tenga derecho a conocerla”. Tal parece que la
Sociedad siente justificación en hacer esto en ciertos casos, porque mencionan los siguientes
precedentes bíblicos que hicieron algo similar, bajo el encabezamiento “Mentira”: Jesús,
Abrahán, Isaac, Rahab y Eliseo. También citan a Hechos 5:29, “Tenemos que obedecer a Dios
como gobernante más bien que a los hombres”, cuando hacerlo favorece a los intereses de su
organización.

Greg Stafford, académico apologista anterior de los Testigos de Jehová, trajo a colación el punto
de que incluso experimentados maestros del hebreo tienen dificultades para hacer lo que a
Franz se le pidió que hiciera durante el juicio en la corte. Él escribió:

“¿Por qué se negaría él [Franz] a hacerlo? Tal vez la respuesta a esta pregunta se entenderá mejor
después de considerar los siguientes comentarios de William Sanford LaSor [(1911-1991), profesor emérito
del Antiguo Testamento en el Seminario Teológico Fuller en Pasadena, CA]: ‘Todo aprendizaje ocurre en su
contexto. El contexto, sin embargo, no es artificial, compuesto quizá por alguien que no utiliza el lenguaje
natural, sino que es la lengua real de los que lo utilizan como su lengua materna. Por esta razón, me
niego a pedir a los alumnos a escribir oraciones en hebreo. De hacer eso, sería impresionar errores en la
mente del estudiante. Y, francamente, la mayoría de nosotros que enseñamos hebreo bíblico no tenemos
suficiente fluidez en el lenguaje para hablar o escribir en él ’.

“ Ahora, teniendo en cuenta el testimonio anterior de Franz, que se había hecho familiar con el hebreo, y
que podía leer y seguir la Biblia en hebreo, y su admisión de que no podía hablar hebreo, sin duda
podemos entender la negativa de Franz de traducir Génesis 2:4 del inglés al hebreo (no del hebreo al
inglés). Porque, como señala LaSor, la mayoría de los maestros de hebreo bíblico ‘no tienen suficiente fluidez
en el idioma para hablar o escribir en él’. Por lo tanto, la evaluación de [Ron] Rodhes acerca del testimonio
de Franz es superficial, inexacta y engañosa.

“ Lo mismo ocurre con el manejo de Walter Martin de este caso jurídico. En su libro The Kingdom of the
Cults [El reino de las sectas], Martin da la misma valoración del testimonio de Franz. [Walter] Martin, al igual
que Rodhes, también omite los datos pertinentes, y no considera los hechos expuestos anteriormente.
Martin va aun más lejos en su intento de desacreditar el conocimiento hebreo de Franz. Él dice que le
preguntó a un maestro de hebreo (cuyo nombre no se nos da) en el Seminario Teológico de Talbot, si
Génesis 2:4 era un ‘versículo particularmente difícil de traducir’. Martin sostiene que el profesor dijo que él
‘nunca pasa un estudiante de primer año en hebreo que no pueda traducir ese versículo’.

“ Por supuesto, después de revisar los registros de la corte anterior sabemos que a Franz no se le pidió
traducir el hebreo de Génesis 2:4 al inglés, lo cual es bastante diferente a pedirle que tradujera inglés al
hebreo. Sin embargo, no debe pasarse por alto que este versículo es en realidad un poco complicado. No
tiene verbo finito pero un Niphal infinitivo constructo, con el sufijo, y un Qal infinitivo constructo. En
cualquier caso, el testimonio de Franz en este asunto no se puede utilizar como un barómetro preciso
para determinar su conocimiento del hebreo, y mucho menos del griego”. (Jehovah's Witnesses Defended.
An Answer to Scholars and Critics [En defensa de los Testigos de Jehová. Una respuesta a estudiosos y críticos], 2ª
ed. Apéndice B, pág. 562)

En el mismo contexto, Rolf Furuli, profesor de lenguas semíticas en la Universidad de Oslo,


Noruega, relata su propio experimento con dos profesores de hebreo: “Le pregunté a dos de mis
colegas que enseñan hebreo en la Universidad de Oslo, a traducir el pasaje [en Gé. 2:4]. Ambos tuvieron
problemas con la traducción del inglés al hebreo, a pesar de que ambos son profesores con experiencia, y
sus resultados eran muy diferentes”. (Lista Hebreo-B discusión, 15/6/01)

Otro factor que debe tenerse en cuenta al considerar este tema: Todos los traductores de la
Biblia, no solo los traductores de la TNM, hacen uso generoso de léxicos, gramáticas,
comentarios y otras ayudas al traducir. Pocos, si alguno de ellos, proceden a realizar su obra con
tanta indiferencia como tratar de traducir sin necesidad de recurrir a toda materia erudita
impresa que esté disponible. Simplemente no se espera de un traductor que él o ella deba ser
capaz de trabajar sin todas estas ayudas. Como dice el ‘Manual para los traductores’ por Morry
Sofer: “Ningún traductor, no importa lo logrado o bien versado que sea en los idiomas de origen y
destino, puede prescindir de los diccionarios y de la literatura de referencia.” (The Translator's Handbook,
pág. 99, http://jehovah.to/xlation/fh.html) Por lo tanto, la declaración que Martin impulsa y que a menudo
se repite en referencia a Franz en el caso de Walsh no es verosímil, a saber, que “cualquier
estudiante que cursa hebreo en su primer año puede traducir sin ninguna dificultad la escritura
que se le pidió a Fred Franz que tradujera, a saber, Génesis 2:4 [del inglés al hebreo sin ayudas
bíblicas en el escenario de una sala de un tribunal]”.
Por consiguiente, tomando en cuenta lo antedicho, podemos entender mejor por qué en el
juicio jurídico de Douglas Walsh, Fred Franz pudo haberse negado seguirle la corriente al
examinador de la corte, no solo porque seguramente discernía que el tema no era pertinente al
caso en consideración (y en realidad no lo era), sino también, porque pudo haber percibido un
astuto juego de mano de parte del examinador al presentar un versículo algo complicado para
traducir del inglés al hebreo (no la acostumbrada manera de traducir), especialmente en una sala de
tribunal. Franz manifestó inteligencia al no caer presa de la táctica astuta de un abogado
experimentado.
Años atrás, en son de investigación, hice una llamada telefónica a Raymond Franz, anterior
miembro del Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová y sobrino de Fred Franz, para
hacerle básicamente dos preguntas: Primero, ¿quién, en particular, trabajó en la Kingdom
Interlinear Translation (“Traducción Interlineal del Reino”)? Segundo, ¿qué fue lo que realmente ocurrió
allá en el juicio en la corte de Escocia de 1954, cuando el interrogador de la corte le pidió a Franz
que tradujera Génesis 2:4 del inglés al hebreo, y Franz contestara, “No. No intentaré hacer eso”?
Yo quería oír el relato de alguien cercano que lo conocía bien, no un relato contado por
difamadores de la Sociedad WT que únicamente deseaban que los Testigos nunca publicaran su
propia traducción de la Biblia.
Le pregunté a Ray, porque (aunque algunos informes mencionaban graves diferencias personales
entre Fred y Ray), se dice también de Ray que era muy justo en sus evaluaciones de sus
compañeros anteriores de trabajo en la Sede de la WT. A la pregunta # 1, respondió: ‘La Kingdom
Interlinear Translation fue básicamente el trabajo de una persona, Fred Franz. Otros miembros del
Comité le ayudaron en tareas afines.’

Para la pregunta # 2 dijo lo siguiente, en esencia: “No veo bien que críticos utilizen el juicio de
Escocia para que parezca que Fred Franz no era capaz de leer o traducir del hebreo. Estoy muy
familiarizado con las capacidades lingüísticas de Fred, ya que trabajé cerca de él en la Sede WT.
Puedo decir con confianza que él era capaz de desarrollar un profundo conocimiento de los
idiomas bíblicos. Fred no se sentía cómodo con la interrogación rigurosa, y tácticas del
examinador, y decidió no intentar traducir del inglés al hebreo en ese entorno. Él me dio otros
detalles, que por cierto, son muy similares a las declaraciones que hizo en la siguiente carta en
respuesta a alguien que le preguntó sobre las capacidades de Frederick Franz como traductor
de la Biblia.

Aquí hallarán algunas observaciones adicionales que hizo Ray Franz, en respuesta a una
pregunta sobre las habilidades de traducción de su tío Fred W. Franz. La carta que no muestra el
nombre del destinatario en la parte superior, fue presentado por un individuo de Michigan con
la etiqueta de “Muerte a los Pixies”, en un foro sobre temas religiosos el 13 de agosto de 2006.
Creo sinceramente que Raymond Franz fue el autor de la carta, pues refleja bien su estilo, y es
prácticamente la misma información – casi literalmente – que Ray me dio por teléfono. En
esencia, es también igual a la información que Ray Franz ha transmitido a numerosas otras
personas que también le han preguntado sobre lo mismo. Por eso, considero el mensaje de la
carta 100% fidedigno.

Raymond Franz escribió:

“... Fred Franz estudió griego por dos años en la Universidad de Cincinnati, con una alta calificación, y
continuó sus estudios personalmente a partir de entonces. Solo basta leer las notas críticas que
acompañan a la Traducción del Nuevo Mundo para ver el alcance de sus conocimientos de griego bíblico y
su gramática. Fue autodidacta en hebreo. Sin embargo, conociéndolo personalmente, estoy convencido
de que era capaz de desarrollar un profundo conocimiento de la lengua. El era excepcionalmente
disciplinado mentalmente. Él aprendió el español por su cuenta, un idioma que yo hablaba en los países
de habla hispana durante casi 20 años. Cuando estuve en Brooklyn, me asocié con una congregación de
habla hispana donde él asistía. Oí su uso de la lengua tanto allí, como anteriormente, en países de habla
española. Ya sea en las expresiones de conversación, o en discursos públicos que dio en español, nunca
lo oí cometer ni siquiera un error gramatical. Del mismo modo aprendió portugués y dio discursos en ese
idioma. Él sabía alemán desde su infancia (su padre por haber nacido en Alemania).

En una ocasión, cuando fuimos a Cincinnati, tomé a Fred Franz (él mismo no manejaba automóvil) a un
museo hebreo que él sabía contenía un manuscrito hebreo bíblico particular, que deseaba investigar. Me
paré junto a él mientras leía a través de las porciones del texto hebreo que deseaba investigar. Mientras
trabajaba en el diccionario bíblico de la Sociedad Watch Tower, Ayuda para entender la Biblia, en más de
una ocasión tuve que buscar su ayuda en relación con la traducción de vocablos hebreos. Siempre pudo
suministrarme la información necesaria. En 1971, en un viaje a Israel, visitamos la sucursal de la Watch
Tower ubicada en Haifa. Un miembro del personal de allí, Dalia Erez, una joven judía, originaria del país,
hacía la traducción hebrea de las publicaciones de la organización. Pasó parte de un día discutiendo con
Fred Franz ciertos problemas de traducción que estaba experimentando y recibió su ayuda y
recomendaciones. Se constató claramente su conocimiento sólido del hebreo.

Su conocimiento del hebreo no era igual a su conocimiento del griego, y no era un erudito hebreo
avanzado o notable, pero su conocimiento era suficiente para producir una traducción encomiable.

Atentamente,

Ray (Fin de la cita)

Los comentarios añadidos por el destinatario de la carta de Franz:

“Ray Franz parece generalmente molesto que tanta gente (por lo general Evangélicos de carácter sospechoso)
utilizan incorrectamente su nota al pie de la página en su libro para declarar que Fred W. Franz tenía cero
conocimiento del griego, o que era totalmente incapaz de hacer una traducción”. – Fin de la carta. (Puedo
confirmar este comentario, pues Ray Franz me indicó lo mismo.)

Queda claro en esta carta y en declaraciones similares hechas a mí y a otros por Ray Franz, que
el abuso frecuente de su nota en su libro Crisis de Conciencia (Pág. 57, donde afirma que Fred Franz
‘tenía limitado entrenamiento formal en griego y que el hebreo lo estudió por sí solo’), y el caso judicial
de Escocia citado con frecuencia a fin de desacreditar el conocimiento que Fred tenía de lenguas
bíblicas (que según Ray ha sido, “incidente manipulado fuera de proporción”) , no reflejan
verdaderamente las capacidades reales de Fred Franz en materia de lenguas bíblicas. Tenga en
cuenta que estas declaraciones de Ray Franz las hizo él después de haber sido marginado por la
organización WT a la que había apoyado durante décadas, y provenían de un hombre que no
solo tenía ‘una tensa relación personal’ con su tío Fred, pero también un hombre que llegó a
convertirse en “víctima” de las penurias sufridas causadas por la política de “rechazo” de la SWT.
Sí, el finado Ray Franz pudo haber sido considerado un “apóstata inicuo” por adherentes de la
SWT, pero fue lo suficientemente sincero como para reconocer ante los demás que su tío Fred
Franz fue injustamente malinterpretado y tergiversado en este asunto por los antagonistas de la
Sociedad Watchtower.

Dicho esto, el hecho es que Frederick W. Franz murió hace tiempo. Los detractores de la SWT se
han ocupado en desacreditar la reputación del Comité de la TNM. Pero décadas han pasado, y
las cosas cambian. Sus críticas se han convertido en cuento aburrido antiguo. Para condimentar
las cosas, uno pensaría que los críticos de la TNM en su lugar irían por algo más reciente, como
por ejemplo, ¿quiénes son realmente los traductores de las ediciones al hebreo y griego
moderno de la TNM, y cuáles son sus calificaciones? O, ¿qué nivel de calidad revelan estas
traducciones? Ahora, eso sería sin duda más emocionante que insistir en las deficiencias
lingüísticas percibidas de un hombre muerto, cuya obra de traducción sobrepasa la mitad del
siglo.

10. ¿Quiénes son los críticos de la Traducción del Nuevo Mundo?

Aunque una cantidad considerable de publicidad negativa rodea a esta versión de la Biblia, la
mayoría de los cargos formulados contra ella parece ser una reiteración de la misma
información procedente de solo unas pocas fuentes. Encabezando la lista de prominentes
detractores, se encuentran el “experto contrasectario”, Walter M. Martin, quien junto a su aliado
Julius R. Mantey (dos bautistas), forman la base principal de donde emanan las ideas de repudio
sobre la TNM. Sus denunciaciones, repletas de declaraciones denigrantes, se repiten como
“verdad” en incontables publicaciones escritas y en internet. Con frecuencia, las críticas resultan
ser más bien, tergiversaciones de las publicaciones de la SWT, y en otros casos, agudas
diferencias de opinión de índole doctrinal.

Voy a enumerar solo algunas de las fuentes mejor conocidas. Algunas de estas publicaciones
han tenido varias revisiones por diferentes editoriales. He aquí algunas de las alegaciones que
estos críticos hacen por escrito, y algunos breves comentarios en respuesta:

Walter R. Martin M.A., Ph.D., 1976. The Rise of the Cults [El ascenso de las sectas], (Zondervan, Grand Rapids,
1955) & The Kingdom of the Cults [El reino de las sectas]. (Zondervan, Grand Rapids, 1965). Martin, Ralston Walter, y
Norman H. Klann, Jehovah of the Watchtower [Jehová de la Watchtower], (Editorial Verdad Bíblica, Paterson, New
Jersey, 1953). Walter Martin tuvo la ayuda del doctor Julius Mantey, un estudioso del griego, en denunciar la
Traducción del NM.

Martin: “La traducción ...‘un dios’ en lugar de ‘Dios’ es errónea y carente de toda erudición griega buena,
antigua o contemporánea, y es una traducción rechazada por todos los estudiosos de prestigio de la
lengua griega, muchos de los cuales no son cristianos, y no puede decirse justamente que están sesgados
en favor de la tesis ortodoxa”.

Respuesta de Jason D. BeDuhn: “Similar a muchas otras declaraciones ya mencionadas, que caen en la
falacia lógica de ‘no conozco a nadie que lo traduzca de esa manera, por lo que no se puede traducir de
esta manera’. Incluso los estudiosos no cristianos se ven influidos por la tradición literaria”. (Declaración
hecha al Señor Joseph-Stephen Bonanno en carta privada fechada 18 de agosto de 2001, en contestación a su
pregunta. El Señor Bonanno pidió y recibió el permiso de BeDuhn para publicar esta información.)

El doctor Julius R. Mantey (quien es citado en las páginas 1158 a 1159) de la propia Traducción Interlineal
del Reino de los Testigos: “Una sorprendente mala traducción”; “Obsoleta e incorrecta”; “No es erudito ni
razonable traducir Juan 1:1 ‘La Palabra era un dios’ ”.

Respuesta de BeDuhn: “Esta afirmación es engañosa y sin sustancia”. (Ibid, Bonanno)

Mantey: (Carta abierta a los traductores de la Traducción del ‘Nuevo Mundo de las Santas Escrituras’).
“Pero de todos los eruditos del mundo, hasta donde sabemos, ninguno ha traducido este versículo [Juan
1:1] como lo hacen los que se autodenominan Testigos de Jehová”.

Mi respuesta: Es muy extraño que el co-autor de una excelente gramática griega tenga tan poco
conocimiento de la variedad de opiniones entre sus colegas por todo el mundo. Vea listado de otros
estudiosos que difieren con él, aquí: http://www.scribd.com/doc/35899788/Traduccion-correcta-de-Juan-1-1-Lista-
de-lecturas-alternativas Y en inglés, con ejemplos adicionales y menos comentario:
http://www.scribd.com/doc/50330864/John-1-1-List-of-Alternate-Readings

Roberto H. Countess: Ph.D. The Jehovah’s Witnesses’ New Testament: A Critical Analysis. 2nd ed. Phillipsburg [El NT de
Los Testigos de Jehová: Un Análisis Crítico de la TNM]. (2ª ed. Phillipsburg, NJ: Presbiteriana y Reformada, ©1982,
1987) Countess declara: “En la opinión de este investigador, la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras
Griegas debe verse como una obra radicalmente sesgada. En algunos puntos es en realidad deshonesta.
En otros, no es ni moderna ni académica”. (Pág. 93)

Roberto M. Bowman, Jr., dijo lo siguiente acerca del libro de Countess: “Una crítica evangélica; contiene
alguna buena información, pero (en mi opinión) no del todo exacta”. (Jehovah’s Witnesses Bibliography
[Bibliografía de los TJ].)

Respuesta de BeDuhn: “He leído el libro del doctor Countess [El NT de Los Testigos de Jehová: un análisis crítico
de la TNM]. Aunque he encontrado algunos puntos buenos en él, su argumentación es en su mayor parte
tendenciosa y discutible”. (op. cit., carta a Bonanno.)

Respuesta de Rolf Furuli: “Su relato de la TNM, por lo tanto, no es una presentación equilibrada y
académica; sino que se entrega tanto a la caricatura inspirada emocional y a un espíritu partidista”. (Furuli
1999, p. 294)

Dr. James L. Boyer de Winona Lake, Indiana: “Nunca he oído hablar, o leer de algún erudito en griego,
que habría estado de acuerdo con la interpretación de este versículo [Juan 1:1] como insisten los Testigos
de Jehová ...Nunca he encontrado uno de ellos que tuviera conocimiento de la lengua griega”.
Respuesta de BeDuhn: “Este es un argumento engañoso sin sustancia”. (op. cit., carta a Bonanno.)
Mi respuesta: El listado de lecturas alternas sobre Juan 1:1 mencionado anteriormente establece que
contrario a lo que afirma Boyer, hay un buen número de académicos que explican este texto de manera
diferente a la tradicional.

Robert M. Bowman, Jr., BA de la Universidad Estatal de California, una Maestría en Estudios Bíblicos y Teología del
Seminario Teológico Fuller. Él es el autor de una docena de libros. Understanding Jehovah’s Witnesses: Why They Read
the Bible the Way They Do [Comprendiendo a los Testigos de Jehová: ¿Por qué leen la Biblia como lo hacen?], 109-22.
(Grand Rapids: Zondervan, 1992). En su libro, Jehovah's Witnesses, Jesus Christ, and the Gospel of John [Los Testigos de
Jehová, Jesucristo y el evangelio de Juan], dice Bowman (pág. 94): “El propósito de este libro es conseguir
refutar la interpretación de los TJ de Juan 1:1 y 8:58 y defender la interpretación trinitaria de los textos”.

Respuesta de Furuli: “Sus conclusiones básicas son también insostenibles debido a premisas
defectuosas… Un grave error, sin embargo, es la confusión de referencia y el significado de la palabra
theos [en Jn. 1:1]… Su discusión de Juan 8:58 deja mucho que desear en cuanto a la lingüística se refiere. Él
está desconectado con las conclusiones de los estudios modernos aspectuales de verbos griegos y
confunde Aktionsart y aspecto. Debido a su enfoque teológico, hace algunas proposiciones que son
lingüísticamente muy dramáticas, pero que no se pueden sostener”. (Furuli 1999, pp. 295-96)

Dr. William Barclay de la Universidad de Glasgow, Escocia, escribió: “La distorsión deliberada de la
verdad de esta secta se ve en sus traducciones del Nuevo Testamento. Juan 1:1 es traducido: ‘...la Palabra
era un dios’, una traducción que es gramaticalmente imposible ... Es claro que una secta que puede
traducir el Nuevo Testamento como tal, es intelectualmente deshonesta”. (The Expository Times, vol. 65,
October, 1953, Edinburgh: T. and T. Clark)

Respuesta de Jason BeDuhn: “Esta declaración es falsa, la traducción de la TNM de Juan 1:1 no es
‘gramaticalmente imposible’, y alguien que dice que lo es, o es ignorante de la gramática griega, o ellos
mismos son ‘intelectualmente deshonestos’ ”. “Pero en la cláusula tercera de Juan 1:1, THEOS aparece sin
el artículo definido, y por lo tanto la traducción más probable es indefinido ‘un dios’, o en función de
adjetivo ‘divino’. (op. cit., carta a Bonanno)

Mi respuesta: Otros traductores que no pertenecen a esta “secta” también traducen este texto igual o de
manera parecida, y Barclay no los critica. Años después Barclay admitió en carta privada (que después
publicó; Fecha: “20/05/74”) al Señor David Burnett de Australia que sí era gramaticalmente posible traducir
Juan 1:1, “...la Palabra era un Dios”. (Ever Yours, por William Barclay, editado por C. L. Rawlins, Dunbar 1985, p. 205)
Para otros detalles sobre la polémica en torno a Juan 1:1, vea: http://www.scribd.com/doc/35899788/Traduccion-
correcta-de-Juan-1-1-Lista-de-lecturas-alternativas

Respuesta del doctor Tomás L. Constable* (Th.D.): “Ellos [los TJ] lo traducen [Juan 1:1c] ‘La Palabra era un
dios.’ Gramaticalmente, esa es una traducción posible, dado que es legítimo suministrar el artículo
indeterminado (‘a’) cuando no existe ningún artículo en el Texto Griego, como en este caso. Sin embargo,
esa traducción aquí es definitamente incorrecta porque reduce a Jesús a una posición menor que Dios”.
“Jesús no era un dios. Él mismo es Dios”. (Dr. Constable's Expository Bible Study Notes, *Emérito Catedrático de
Exposición Bíblica en el Seminario Teológico de Dallas, Texas. Edición de 2017, pág. 17)

Mi respuesta a la declaración del Dr. Constable de que “Jesús no era un dios. Él mismo es Dios”
en sentido trinitario: Es extraño que él igual que otros eruditos afirmen eso, cuando Jesús
mismo nunca afirmó tal cosa. Cuando lo acusaron de que ‘siendo hombre se hacía Dios’, él solo
aceptó que era “Hijo de Dios”. (Juan 10:33,36) Y afirmó ante otros que ‘su Padre era mayor a él’.
(Juan 14:28) ¿Y qué es un ‘hijo de Dios’? ¿Acaso no es “un dios”? También, a seres humanos se les
extiende la promesa de ser “hijos de Dios”, de ser coherederos con el Hijo de Dios en su reino, y
de compartir una relación especial, como de “hijos” con Dios. Estos llegan a ser ‘imitadores de
Dios, como hijos amados’. (Romanos 8:17; Hebreos 3:1; Efesios 5:1) No obstante, jamás llegan a ser
idénticos con Dios.

Jesús además aceptó en el contexto de Juan 10:30-36, haciendo referencia al Salmo 82:6, el
argumento, de que incluso a ‘hombres poderosos’ se los llamaba “dioses”. La Biblia tambien
llama a los ángeles, “hijos de Dios”. (Job 2:1) Esto indica que tanto hombres como los ángeles
(como “hijos de Dios”, o ‘dioses’) son ‘menores que Dios’. Y en las visiones celestiales siempre se ve
a Jesús cerca del trono de Dios, o “a la derecha de Dios”, indicativo de su posición superior a los
ángeles, pero todavía subordinada a Dios. Realmente, ¿qué se ganaría con describir a Jesucristo
siempre en posición junto a Dios, si él mismo fuera Dios? Entonces, ¿cómo puede decir el doctor
Constable que ‘Jesús mismo es Dios’ cuando Jesús habla de su Padre como “mi Dios y Dios de
ustedes”? (Juan 20:17) Pese a declaraciones tendenciosas, el estudioso Constable admite que
gramaticalmente es “legítimo” traducir “la Palabra era un dios”, así contradiciendo a otros
eruditos que niegan lo mismo.

11. Académicos se pronuncian en contra de la TNM por su versión de Colosenses 1:16.


Otra fuente de gran polémica gira en torno a la traducción de Colosenses 1:16 en la TNM, donde
se describe a Jesucristo como ser creado, en vez de “creador” del universo. Una consideración
detallada aparece en el siguiente enlace: http://www.scribd.com/doc/209601066/Colosenses-1-16-
%C2%BFEs-la-traduccion-%E2%80%9Ctodas-las-otras-cosas%E2%80%9D-apropiada

Un crítico sostiene que la TNM “ha mutilado” el versículo de Hebreos 1:6.


(Ron Rhodes, Doctorado en Teología, Seminario Teológico de Dallas (1986); B. A., Universidad Bautista de
Houston, 1979. Reasoning from the Scriptures with Jehovah's Witnesses [Razonamiento a partir de las Escrituras
con los Testigos de Jehová]. Harvest House Publishers, 1 de julio de 1993.)

Ron Rhodes alega: “En Hebreos 1:6, se nos dice que Cristo es adorado (proskuneo) por los
ángeles. Pero en la Traducción del Nuevo Mundo, esta superioridad es oscurecida por la forma
en que la Watchtower ha mutilado este versículo”. (Reasoning from the Scriptures with JWs, pág. 171,
Eugene, Oregon.) Respuesta aquí: https://www.scribd.com/doc/255738165/Ensena-Hebreos-1-6-8-que-
Jesucristo-es-Dios

Después de examinar algunos de los materiales críticos que se presentan generalmente en


internet, llego a la conclusión de que muchos de ellos son en realidad una tergiversación de los
hechos, y no pocas veces, desde la perspectiva Evangélica. Hay grandes inexactitudes y
omisiones por todas partes. Un problema es que los detractores hacen muy evidente su
aversión a la TNM, una versión de la Biblia “no aceptable” que todos deberían evitar a toda costa.
Ellos (o, las organizaciones que representan) tienen una misión de denuncia, de desprestigiar la
TNM, sin preocupación alguna por lo que es justo y verdadero. Es ironía que estos escritos
denigrantes sean culpables de la mismo que acusan a la SWT, a saber: de citar fuera de
contexto, de no proporcionar un cuadro completo, y de distorsionar los hechos, que parece ser
su modus operandi.
12. ¿Es cierto que los traductores del Nuevo Mundo “fabricaron un tiempo griego”?

Al considerar Juan 8:58, varios sitios de la Web sostienen que los traductores de la TNM
“fabricaron [o, se inventaron] un tiempo griego”. ¿Hay algo de cierto en esa aseveración? ¡No! El
Comité de la TNM había escrito en el Prólogo de su traducción: “No hay ningún beneficio en el
auto-engaño. Más que eso, aquellos que proporcionan una traducción para la instrucción
espiritual de los demás están bajo una responsabilidad especial como maestros ante el Juez
divino. De ahí nuestro reconocimiento de la necesidad de cautela”. (Edición de 1951, pp. 7,8) Por
consiguiente, no parece razonable concluir que este Comité deseaba malévolamente engañar al
público mediante la ‘fabricación’ de un tiempo griego”.

Walter Martin pudo haber sido el primero en declarar que los traductores de la TNM “fabricaron”
un tiempo griego falso. Desde entonces, muchos no han podido resistir tomar la declaración
errónea de Martin como un hecho, y difundirlo por internet con intenciones sospechosas. Este
caso es un buen ejemplo de cómo algunos escritores inescrupulosos tergiversan los hechos:
toman cierta declaración de alguna entidad religiosa, y proceden a retorcerla hasta que diga
algo totalmente contrario a la afirmación inicial. Juan 8:58 es claro ejemplo de esto. Juan 8:58 es
bien conocido por Jesús haber dicho a los judíos: “Antes que Abraham fuese, yo soy”. (RVR) En
contraste, en la TNM aparece Jesús diciendo: “Antes que Abrahán llegara a existir, yo he sido”.

Los detractores de la WT dicen que la traducción “yo he sido” para Juan 8:58 es inapropiada, e
incluso, imposible. Esta es la idea detrás de la insistencia de Martin y quienes lo apoyan, que la
SWT ‘había fabricado’, o ‘había compuesto’ un falso tiempo griego, con la deseada esperanza de
que las masas religiosas ignoraran la TNM como traducción legítima. Pero Martin y sus
seguidores no pueden ocultar el hecho de que la representación, “yo he sido” en Juan 8:58 es
una traducción viable, y es más, cuenta con suficiente apoyo académico. Martin esconde de sus
lectores el hecho de que otras versiones de la Biblia traducen de manera similar a la TNM en
Juan 8:58. ¿Por qué? Para una explicación más detallada de la correcta traducción de Juan 8:58,
vea el artículo: http://www.scribd.com/doc/36126649/Traduccion-correcta-de-Juan-8-58-Lista-de-lecturas-
alternativas-a-yo-soy-yo-he-sido-yo-era-yo-existo

Por alguna razón que desafía todo raciocinio hunmano, los antagonistas de la SWT tomaron la
frase, “traducido en el tiempo [pretérito] perfecto indefinido” como referencia al idioma griego, y
no al inglés como había intencionado desde el principio el Comité de la TNM. La expresión en
inglés “rendered in” (“traducido en...”), puede parecer ambigua para los hispanoparlantes, pero
generalmente se usa en el sentido de: ser “traducido a...”, o “traducido al...”. La palabra “render
in” significa en inglés, traducir o verter a otro idioma u otra forma. (Ver “Nota 4” para detalles
adicionales.)
La Sociedad WT actualizó la nota al pie en Juan 8:58 en versiones posteriores de la TNM para
reflejar una terminología estándar de la gramática, no porque estuviera incorrecta. He aquí
algunas citas parciales de la nota de Juan 8:58 según aparece en varias ediciones:

1950, TNM: “I have been=ἐγὼ εἰμί (ego' eimi') after the a'orist infinitive clause πρὶν Ἀβραὰμ γενέσθαι and
hence properly rendered in the perfect indefinite tense.” (Traducción aproximada: “yo he sido [= egó
eimí], que sigue a la cláusula del aoristo infinitivo [prin 'Abraám genésthai], y por consiguiente,
correctamente traducido en el tiempo perfecto indefinido”)
1963, TNM: “I have been [...] properly rendered in the perfect tense indicative.” (Traducción: yo he sido ...
debidamente traducido en el tiempo perfecto de indicativo)
1969, Kingdom Interlinear Translation [Traducción Interlineal del Reino]: “I have been [...] properly rendered
in the perfect tense.” (Traducción: yo he sido ... debidamente traducido en el tiempo perfecto.)
1971, TNM, con notas al pie: “I have been [...] properly rendered in the perfect indicative tense.”
(Traducción: yo he sido ... debidamente traducido en el tiempo [pretérito] perfecto de indicativo)
1985, Kingdom Interlinear Translation: “I have been (ἐγὼ εἰμί, ego' eimi'). The action expressed by this verb
began in the past, is still in progress, and is properly translated by the perfect indicative. See App 2F.”
(Traducción: yo he sido [egó eimí]. La acción expresada por este verbo se inició en el pasado, aún en
curso, y está debidamente traducido por el perfecto de indicativo. Ver Apéndice 2F”.)

En realidad, todas las notas que aparecen en las diferentes ediciones de la TNM dicen en esencia
la misma cosa. Solo se utilizaron palabras diferentes para explicar lo mismo. No hay conflicto
legítimo.
Una carta a W. Firpo Carr de la Sociedad Watchtower (de 7 de febrero de 1978), que más tarde algunos
apologistas de los TJ hicieron público para aclarar aun más la posición de la Sociedad WT. (El
énfasis es mío):
“En la primera edición de la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas
publicada en 1950, la nota al pie para Juan 8:58 explica por qué la Traducción del Nuevo Mundo vierte la
frase griega egó eimí como ‘yo he sido’. Se dijo que esta frase fue debidamente ‘traducido en el tiempo
perfecto indefinido’. Nunca fue la intención de decir que hay un ‘tiempo perfecto indefinido’ en griego. Lo
que se quería decir es que el griego presente de indicativo ego eimi está aquí traducido al inglés en el
tiempo perfecto, ‘yo he sido’, con una idea de la indefinición. Es decir, no se hace mención aquí de la
duración de la existencia prehumana de Jesús ... Los traductores de la Traducción del Nuevo Mundo están
plenamente conscientes de que no hay tiempo griego conocido como el tiempo perfecto indefinido, pero
que al traducir esta frase al inglés, está correctamente traducida en el tiempo perfecto”. - Fin de la cita.

El académico Rolf Furuli, al examinar la TNM y su versión de Juan 8:58, llegó a la conclusión
después de considerar tres posibles lecturas del pasaje, yo era, yo soy, y yo he sido, que su
preferencia como traducción (al inglés) es la que sigue: 1. yo he sido 2. yo era, y, por último, 3. yo
soy. (Furuli 1999, p. 238) Furuli analiza algunos de los problemas en la traducción literal al inglés
de Juan 8:58, y cree que la traducción de la TNM “yo he sido”, aunque preferible a la de “yo soy”,
se podría mejorar. Y concluye: “Existe, sin embargo, una forma de evitar los problemas
mencionados anteriormente, y eso es permitir la adición de solo un pequeño elemento que de
ninguna manera califica como interpolación. Esto lo hace [el gramático] K. L. McKay en su
magnífica traducción: ‘I have been in existence since before Abraham was born’”. (“He existido [O:
“yo he sido”] desde antes de que Abraham naciera”. *A New Syntax of the Verb in New Testament Greek [Una
nueva sintaxis del verbo en el griego del NT], New York: Peter Lang, 1994, p. 42.) (Furuli 1999, 238)

Greg Stafford, estudioso y autor de Jehovah's Witnesses Defended - An Answer to Scholars and Critics (2da
Ed. 2000, Libros de Elihú, Huntington Beach, CA, pp 259-281, 287,296, 303, 545), consideró la polémica
alrededor de la TNM y Juan 8:58. Después de analizar cuidadosamente diversas declaraciones
publicadas por la Sociedad WT a lo largo de los años sobre Juan 8:58, y los escritos de
destacados críticos de la SWT, concluyó:

“¡Ni una sola vez, no en 1950, no en 1961, no en 1969, no en 1971, no en 1984 o en 1985, y ciertamente
no en 2008 o aquí ya cerca del final de 2009, ha afirmado la Sociedad Watchtower en alguna de sus
publicaciones o en otros lugares que el verbo griego eimí estaba ‘en el tiempo perfecto indefinido’! La
publicación continua de la tergiversación de las notas al pie de la página de Juan 8:58 en la TNM tienen
que parar, y el hecho de que los trinitarios son tan incapaces de auto-vigilarse sobre tales errores tan
obvios sobre textos importantes y cuestiones gramaticales no habla bien de individuos de la talla de
Ankerberg, Weldon, Rodhes, Bowman, Morey y otros que han tenido mucho tiempo para comenzar a
decir la verdad sobre la TNM y acerca de sus notas al pie de Juan 8:58, y también para decir la verdad
concerniente aquellos que han publicado falsedades sobre lo mismo durante décadas”. ( “Upon the
Lampstand [Sobre el Candelero]”, 17 de diciembre 2009. Para otros temas por Greg Stafford, vea: Topical
Index [Índice temático]: http://www.elihubooks.com/content/topical_index.php

El asunto es, que, pese a que Stafford ha pedido a estos evangélicos que, “la publicación
continua de la tergiversación de las notas al pie de Juan 8:58 en la TNM deben parar”, no veo que
eso vaya a suceder. Estos “expertos en sectas”, no producen sus propias traducciones de la
Biblia, y no tienen experiencia en traducir la Biblia. Su tono crítico severo sin equidad revela un
motivo sospechoso. Aparentemente, el verdadero motivo de la crítica aquí, no es la gramática,
es la teología, la teología “evangélica” contra la teología de la WT. El problema real radica en que
la TNM no apoya la doctrina de la Trinidad, no aquello de que los traductores de la TNM deberían
haber sido más explícitos en su explicación de Juan 8:58. En su mente los traductores de la TNM
son unos “ineptos” religiosos, y esa percepción no va a cambiar con una sencilla aclaración de la
Sociedad sobre un asunto teológico. La Sociedad WT aclaró su nota al pie de Juan 8:58 en varias
de sus publicaciones, y otros académicos han salido a dar su apoyo a la traducción “yo he sido”,
pero ni las tergiversaciones ni las críticas han disminuido, y casi seguramente continuarán, no
importa lo que se diga al respecto.

En la carta anteriormente mencionada a José-Esteban Bonanno , el doctor BeDuhn expresó su


punto de vista personal acerca de la TNM, y de la frecuente crítica que esta recibe. Concluyó
diciendo: “He descubierto que la TNM es una de las traducciones más precisas actualmente disponibles.
Por supuesto, tiene sus debilidades, como las tiene toda traducción. Pero en comparación, se desempeña
muy bien.” “Espero que pueda ver que yo no ‘ignoro’ a estos predecesores y colegas, sino más bien,
encuentro fallas en su enfoque altamente sesgado y en sus sorprendentes afirmaciones falaces. Me
gustaría que todos pudieran acercarse a este más importante de los problemas con mayor objetividad,
con el deseo de exactitud y verdad, donde quiera que nos pueda llevar, en lugar de prejuzgar el resultado
antes de cualquier atención y reflexión sobre el asunto”.
Sin relación con lo anterior, BeDuhn también escribió en otra carta* a Ginny Tosken de
Bloomington: “ ‘Espantosa, engañosa e inexacta’... es como algunos pueden llamar a la Traducción del
Nuevo Mundo (TNM), pero tal caracterización es completamente errónea. Casi todos los mensajes que he
recibido desde que salió el artículo de La Atalaya afirman que ‘todos los eruditos de reputación’, ‘todos los
expertos en griego o en la Biblia’, etc., han condenado la TNM. A menudo parece que las personas han
obtenido esta cita de la misma fuente. Pero sea cual sea la fuente, se trata de una mentira”. (*Enero, 1998.
Ginny recibió permiso de BeDuhn al solicitarlo para publicar el contenido de la carta.)
http://sites.google.com/site/abdijah/home/debuhn-vs-scholars

Es evidente que hay un motivo importante para que los individuos y las organizaciones que ellos
representan sigan haciendo afirmaciones falsas…FUD. Las siglas de FUD representan al miedo,
incertidumbre y duda (Fear, Uncertainty and Doubt, en inglés). Los políticos lo usan todo el tiempo.
Ellos saben que funciona. El lema es: ¡Siga repitiendo la mentira, hasta que algo se adhiera! Eso
parece ser la consigna, no solo de los políticos, sino también de algunos religiosos
excesivamente celosos, que lo hacen tomando ventaja de sus títulos altisonantes. Lo que los
impulsa, al parecer, es su deseo de que los fieles feligreses ignoren por completo a los TJ, un
grupo religioso muy presente en sus comunidades. Por eso recurren a desprestigiar y difamar a
los que enseñan algo diferente. La presencia y la distribución de una traducción de la Biblia por
todo el mundo que no apoya sus enseñanzas centrales resulta ser una espina punzante en su
carne.

Con todo, no tenemos que ser víctimas del engaño. Podemos ser abiertos a toda presentación
razonable, y ser lo suficientemente sabios como para rechazar información denigrante. Siéntase
libre para verificar las fuentes de información, independientemente de su procedencia, y
sabiamente consiga una segunda opinión. Hacemos bien en recordar la advertencia de Douglas
Stuart (Ph.D) en su volumen de comentarios, a saber, “solo porque una persona sea un ‘Doctor’
no significa necesariamente que él o ella tiene la razón y usted está equivocado”.

Cuando estas críticas de diversas fuentes se centran en supuestas deficiencias de la TNM, el


lector a menudo puede recibir de sus publicaciones una sensación persistente de la presumida
superioridad académica del autor. Este tono arrogante se manifiesta a través de sus escritos y
resulta repugnante para muchos. ¿No nos recuerda eso a la actitud de los fariseos del tiempo de
Cristo Jesús que jactanciosamente rebajaban a sus coterráneos? Hacemos bien en recordar la
advertencia bíblica: ‘Ante Dios, nadie tiene de qué sentirse orgulloso’. (1 Corintios 1:29, Traducción
en lenguaje actual) Quiero ser claro en una cosa. No estoy haciendo una declaración amplia que
abarque a todos los evangélicos. Hay muchos evangélicos perceptivos y humildes que
seguramente condenan esta práctica. Otros estudiosos hacen un llamado a la templanza o a la
prudencia razonable.

Un duro crítico evangélico de la interpretación WT, Robert M. Bowman Jr, asociado con el
movimiento contrasectario cristiano, concluye, no sorprendemente, que la TNM no es “fiable”,
pero admitió concerniente a la TNM lo siguiente: “Por lo tanto, la pregunta, tantas veces discutida, de
si los traductores de la TNM fueron eruditos o no, o si la TNM deba considerarse como obra erudita, no es
terriblemente pertinente a la cuestión de la confiabilidad de la TNM.… El hecho es que la TNM muestra
evidencia de que los responsables de las revisiones, las notas marginales y los apéndices, si bien no son
eruditos bonafide [auténticos], son capaces de manejar obras de referencia académicas y utilizarlas para
desarrollar sus propias interpretaciones de la Biblia.… Sería un error de los evangélicos descansar su caso
contra la TNM única o principalmente sobre la base del estado aficionado de sus traductores.... el caso
contra la TNM debe descansar sobre la evidencia interior de la propia TNM”. (Bowman 1991, Understanding
Jehovah's Witnesses, pp. 73-74)

Y el doctor Duthie pregunta: “¿Es justo condenar a una versión de la Biblia, simplemente porque uno, o
todos, los traductores fue/fueron testigos de Jehová o católicos, o unitarios o ‘liberales’? [...] La respuesta
es que ninguna de estas consideraciones [mencionadas en el libro], tomadas por separado, deben impedir
que tomemos debidamente en cuenta los méritos reales y deméritos de cualquier versión de la Biblia,
múltiples como sean. ‘Por sus frutos los conocerán’. De lo contrario, estaríamos saltando a conclusiones
injustificadas”. (How to Choose your Bible Wisely, página 211. ©1995, Second edition, by Paternoster Press & the Bible
Society, Carlisle & Swindon, U.K.)

Y Frederick W. Danker, profesor emérito del Nuevo Testamento, de la Escuela Luterana de


Teología en Chicago, dijo lo siguiente: “No se debe despreciar la Traducción del Nuevo Mundo de las
Escrituras Hebreas. [...] Los ‘ortodoxos’ no poseen toda la verdad, pero uno hace bien en ‘probar los
espíritus’”. (Multipurpose Tools for Bible Study [Herramientas multiusos para el estudio de la Biblia], 1993. Augsburg
Fortress, Minneapolis, MN, p. 194)

Es extraño que Wikipedia, una enciclopedia pública por autores y editores voluntarios, como
fuente de información, resulte más precisa en sus reportajes religiosos, y más equilibrada que
las publicaciones editadas por llamados “expertos contrasectarios”, aunque sea por supuesto
más breve en temas bíblicos. A pesar de que Wikipedia enfrentó algunos obstáculos al principio,
ha podido refinar su proceso hasta el punto de llegar a ser respetable en su campo. Artículos de
materia política y religiosa son bloqueados, cuando es necesario. Para una muestra de lo que
los redactores de Wikipedia tienen que llevar a cabo cuando enfrentan temas controvertidos
como los de la política y la religión, échele un vistazo interior a un asunto muy relacionado al
tema (aunque, largo) de un interesante intercambio entre los editores de Wikipedia y algunos
lectores: http://en.wikipedia.org/wiki/Talk:New_World_Translation_of_the_Holy_Scriptures/Archive6

En 1989, el profesor Benjamin Kedar de Israel, en una entrevista hizo unos comentarios
favorables sobre la porción hebrea de la TNM (publicados por La Atalaya de 1/03/1991, p. 30).
Enseguida, recibió muchísimas cartas solicitando más información sobre su posición
concerniente a la TNM. Lo que sigue es una cita interesante del profesor Kedar, después de
breves comentarios realizados por el propietario del sitio Web que se encuentra aquí:
http://onlytruegod.org/defense/kedar.htm

“Tras esta cita de los comentarios del profesor Kedar en el artículo anterior de la WT, Kedar recibió
bastante correspondencia, tanto de los que querían saber si había sido citado correctamente y por
aquellos que tenían un punto de vista diferente de la suya. Él respondió a algunos, pero, a partir de un
cierto tiempo, envió un comunicado en su lugar. Contamos con una copia, que había enviado
amablemente a nosotros en noviembre de 1995, que se imprimirá en su totalidad - el profesor lo había
firmado y en su propia escritura había escrito, ‘permiso para ser publicado se concederá únicamente si se
cita en completo’. Usted podrá ver que este profesor tiene sus propios puntos de vista sobre la religión y
los grupos religiosos, grandes o pequeños, incluyendo a los Testigos de Jehová. El punto principal, sin
embargo no se debe perder. Este profesor es un erudito en su propio derecho y ha expresado una
opinión con respecto a la traducción de las Escrituras Hebreas - La Traducción del Nuevo Mundo. Juzguen
por ustedes mismos lo que es esa opinión. Adjunto su declaración. Todo lo que pedimos es que usted lo
lea cuidadosamente. Donde vea palabras en corchetes, son nuestras. Están ahí solo para ayudar al lector
con el significado de términos que pueden no ser familiares”.

Kedar: “Dado que varias personas e instituciones se han comunicado conmigo en relación con el
siguiente asunto, hago esta declaración, que a partir de ahora será enviado en lugar de una carta
personal a cualquiera que acuda a mí para que aclare mi posición.

“ 1) Hace varios años cité a la llamada Traducción del Nuevo Mundo entre varias versiones de la Biblia en
artículos que tratan con cuestiones (como la forma de verter el hiphil causativo, del participio qotel) puramente
filológicas [en relación con el estudio o la ciencia de las lenguas]. En el curso de mis estudios comparativos
encontré a la TNM bastante iluminadora: da evidencia de una aguda conciencia de las características
estructurales del hebreo, así como de un esfuerzo honesto para verter éstas de forma fiel en el idioma de
destino [al inglés, y por ende al español]. Una traducción está destinada a ser un compromiso, y como tal,
sus detalles están sujetos a crítica, esto también aplica a la TNM. En la porción correspondiente a la Biblia
hebrea, sin embargo, nunca he encontrado una traducción obviamente errónea, que pueda tener su
explicación en un prejuicio dogmático. A los antagonistas de la Biblia de la Watchtower que acuden a mí
para que clarifique mis puntos de vista, les he pedido repetidas veces que nombren versículos específicos
para examinarlos de nuevo; pero, o bien no lo han hecho, o bien los versículos mencionados (p.ej. Génesis
4:13; 6:3; 10:9; 15:5; 18:20; etc.) no demostraban su aseveración de que se trata de una traducción
tendenciosa.

“ 2) Le ruego que quede claro que yo no siento ninguna simpatía por ninguna secta y esto incluye a los
Testigos de Jehová. Por supuesto, mi desconfianza no se dirige contra los miembros individuales de la
secta, sino más bien en contra de la organización que los manipula y presenta sus dogmas y reglas como
la verdad suprema. Debe admitirse, sin embargo, que los grupos y organizaciones que se oponen
ferozmente a los testigos [TJ] no se comportan mejor. En general, la sinagoga, la iglesia y la mezquita
también tienden a tener la arrogancia dogmática, junto con la intolerancia de y enemistad con otras
confesiones.

“ 3) No puedo dejar de expresar mi profunda convicción de que la búsqueda de la verdad nunca se


beneficiará por discusiones lingüísticas. Sea que el autor haya utilizado el vocablo naephaesh para
denotar ‘alma’ en contraposición al cuerpo (Lev 17:11) o darle otro significado, sea que ‘almah’ signifique
‘virgen’ o ‘doncella’ (Is 7:14) es de gran interés para filólogos e historiadores de la religión; un argumento
a favor o en contra de la transfusión de sangre, o el nacimiento virginal de Jesús, respectivamente, no se
puede derivar de ello.

“ 4) Obviamente, es el destino del hombre de hacer la elección de su camino una cuestión de conciencia y
en la medida de su conocimiento. No existe ningún conjunto de reglas simples, que pueda ser aprendido
de la boca de un gurú o de las páginas de un libro venerable antigüo. Aquellos que pretenden actuar de
acuerdo a una guía infalible, la mayoría de las veces interpretan los textos de acuerdo con sus deseos e
ideas preconcebidas”.
Benjamin Kedar
Haifa 27.11.95

(Benjamin Kedar es profesor de Historia, y Director del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad Hebrea de
Jerusalén y miembro de la Academia Israelí de Ciencias y Humanidades. M.A., Universidad Hebrea de Israel, 1965;
Ph.D., Universidad de Yale, 1969; Profesor Emérito, 2007; Ph.D. honoris causa en 2007, Universidad de Haifa)

13. ¿Ofrece la versión del Nuevo Mundo algún beneficio a personas que no sean Testigos?

¡Sí! En primer lugar, la TNM es ampliamente distribuida por todo el mundo. Esto significa que en
algunos países donde existe un número limitado de versiones de la Biblia, es más probable
encontrar la TNM en el idioma local. ‘Para el 2011, por lo menos un 76% de la población mundial
ya disponía de la TNM (completa o en parte) en su lengua materna’. (Anuario p. 26) Eso quizás no
parezca importante para los que residen en un país donde se habla un idioma principal, y donde
hay gran cantidad de versiones de la Biblia para elegir, pero en algunos países donde no hay tal
variedad, la TNM es de enorme valor, sobre todo si se tiene en cuenta la erudición que la
respalda. Debido a escasos recursos, algunas de las versiones disponibles en las lenguas menos
habladas son de calidad inferior, por lo que la introducción de la TNM en esos mercados es
bienvenido.

Aun si usted vive en un país donde se habla un idioma principal con una variedad de
traducciones disponibles, es posible que, independientemente de su creencia religiosa, la
familiaridad con la TNM le permita hablar con confianza con otras personas sobre la dimensión
de adherencia que despliegan diversas traducciones modernas al Texto Sagrado. Además,
muchas personas consiguen estímulo espiritual adicional al leer de nuevo sus relatos bíblicos
favoritos con fresca perspectiva.

Otra cosa, a pesar de que las lenguas principales ofrecen decenas de versiones de la Biblia, la
mayoría en realidad son ligeras revisiones de unas cuantas predominantes. Por ejemplo, en el
mercado inglés, muchas versiones siguen el patrón de la King James Version (Versión del Rey
Jaime), como por ejemplo: American Standard Version, Revised Standard Version, New American Standard
Version, New Revised Standard Version, etc. Incluso cuando algunas versiones sostienen que son
“nuevas”, realmente no son tan diferentes de la norma. Por ejemplo, la English Standard Version
parece ser otra revisión en la línea de la “Versión del Rey Jaime”, no una traducción fresca del
original. Probablemente se pueda decir lo mismo de algunas de las versiones españolas.

Voy a enumerar algunas de las características que indican que los traductores eran conscientes
de incluso pequeños detalles. Esto no significa que la TNM sea superior a otras traducciones en
todos los sentidos.

Ayuda para la pronunciación del inglés:

A diferencia de algunos otros idiomas, la pronunciación del inglés varía (carece de reglas
consecuentes como las tiene el idioma español), y la pronunciación de algunos nombres de la Biblia
puede ser difícil aun para el lector nativo inglés, y mucho más para el extranjero que quiera
aprender el idioma. La TNM proporciona ayuda en la pronunciación de los nombres propios.
Utiliza un punto entre sílabas o la tilde (') después de la sílaba en la que se debe poner mayor
énfasis en la pronunciación de la palabra. Otra traducción que hace esto es la Revised Standard
Version. Encuentro esta característica muy útil. Así:

“Ju·de'a to Caes·a·re'a” (Hechos 12:19) “Am·min'a·dab became father to Nah'shon” (Mateo 1:4)
“Sol'o·mon became father to Re·ho·bo'am” (Mateo 1:7) “Beth'le·hem of Ju·de'a” (Mateo 2:5) “and at that
time the Ca'naan·ite and the Per'iz·zite were dwelling in the land” (Génesis 13:7)

Plurales Segunda Persona:

En español no tenemos problema para distinguir entre primera y segunda persona, puesto que
usamos “usted” para el singular, o “ustedes” para el plural de la segunda persona. Pero el
idioma inglés presenta un dilema en este respecto, ya que “you” se usa tanto para la primera
persona como para la segunda persona en plural. En la TNM en inglés*, se le muestra al lector
cuando en el original se utiliza el singular primera persona, así, “you”. Y el plural para la segunda
persona se indica con letras mayúsculas pequeñas de este modo: “YOU”. (La nueva revisión de la
TNM en inglés de 2013 abandona esta práctica útil.)

En Génesis 1:29, Dios se dirige al primer hombre y su esposa: “Here I have given to YOU [Español:
“les he dado”] all vegetation bearing seed … To YOU let it serve as food [Español: “Que les sirva de
alimento”]”. En esta escritura, se hace obvio en inglés desde el principio de la lectura del texto,
que Dios hablaba a más de uno, a saber, Adán y Eva (no solo a Adán). Esta particular característica
se puede apreciar mejor, por ejemplo, en el Sermón del Monte donde Jesús cambia
repetidamente de entre el singular “you” (tú) y el plural “YOU” (ustedes), cuando se dirige a la
gente. La TNM procuró siempre de indicar la pluralidad al inglés de alguna manera, siempre y
cuando se pudiera determinar eso del contexto. (Lucas 16:26; 22:31,32). En Romanos 11:13 Pablo
está hablando a más de uno, a los muchos. “Now I speak to YOU who are people of the nations
[Ahora les hablo a ustedes los que son gente de las naciones].” En el versículo 17, el griego cambia al
singular. Esta práctica en la versión inglesa me parece un rasgo muy útil. También se utiliza en
la KIT (Traducción Interlineal del Reino en inglés) para ayudar al lector inexperto en el griego
determinar si el escritor o el orador se dirige a un individuo, o a más de una persona. El Nuevo
Testamento Interlineal de Pablo R. McReynolds (Word Study Greek-English New Testament) hace algo
similar, pero escogió en cambio subrayar los singulares griegos al inglés (“you”), en vez de los
plurales. Ojalá otras versiones bíblicas optaran también por distinguir de alguna manera el
singular y el plural en el texto traducido en inglés como lo hacen estas tres Biblias.

Corchetes simples: […]

Una característica importante de la TNM (La nueva revisión de TNM de 2013 elimina los corchetes),
que lamentablemente está ausente en algunas versiones de la Biblia es el uso de corchetes
simples [ ] para indicar palabras encerradas para completar el sentido en el texto español. (Juan
1:1,2 y Colosenses 1:16,17) Esta práctica puede crear la sensación de que las traducciones que sí
marcan las “adiciones” por ser más cuidadosas, parezcan como si estuvieran “añadiendo” al
texto original. Algunas Biblias utilizan cursivas en lugar de corchetes para marcar palabras
añadidas. Pero muchas versiones no marcan “adiciones” al texto en lo absoluto, aun cuando
estas puedan alterar el significado del texto. En muchos casos, las adiciones son aceptables. En
otros no.

Por ejemplo, la Nueva Traducción Viviente añade “Dios” a Colosenses 1:19, cuando el texto griego
solo dice “él”. Y en Filipenses 2:9 esta misma versión modifica “sobre todo nombre” para que
diga “por encima de todos los demás nombres”. La versión Reina-Valera añade “al Padre” en Col.
1:19. Y en Juan 1:1,2, donde el griego dice, “en principio”, esta versión, como tantas otras,
traduce “en el principio” sin avisar al lector. Por supuesto, la mayoría cree que el artículo
definido debe ser utilizado aquí, justificado por ser una frase preposicional. ¡No es obligatorio!
Independientemente de su posición al respecto, es bueno ver que hay traducciones que le dejan
ver al lector estas diferencias.

Ayuda en multi-idiomas:

Aquellos que tratan de aprender idiomas adicionales encontrarán un ayudante en la TNM.


Puesto que la TNM es un proyecto de traducción unificado, y la traducción del texto principal es
literal en su mayor parte, esto hace posible comparar una edición con otra con el resultante
beneficio de traducciones consecuentes. Esto puede ser una ayuda significativa al procurar el
dominio de una segunda lengua. Digamos que como hablante nativo del español, usted ahora
deseara aprender inglés, francés u otro idioma. Una vez que aprenda los fundamentos de una
segunda o tercera lengua, puede acudir a la escritura que desee, por ejemplo, Hebreos 1:1-4, y
traducir esos cuatro versículos de la edición primaria al idioma destino. Luego, acuda a la
edición correspondiente de la TNM en línea y compruebe su esfuerzo de traducción. Usted
puede hacer lo mismo con cualquier otro idioma. Si usted quiere aprender hebreo, griego,
alemán, o algún otro idioma, puede seguir el mismo patrón. La SWT proporciona muchas de sus
ediciones en línea en diferentes idiomas: http://www.jw.org/es/ ¡Gracias a la Watchtower por ello!

A pesar de que tenemos los buenos esfuerzos de Google Translate y otros traductores de la Web
en el mercado, no son del todo correctos, ni lo serán 100 %. Estos son buenos para una
traducción rápida de una página Web, pero no son del todo confiables cuando se procura una
traducción exacta de las Escrituras de un idioma a otro.

Aparato crítico:

El excelente aparato crítico de la TNM - con Referencias de 1987 (que contiene 125.000 referencias
cruzadas, más de 11,400 notas al pie, y 43 secciones en el Apéndice) por sí solo hace que valga la pena
obtener. La Nueva Enciclopedia Católica llamó atención a este aparato de notas de este modo al
describirlo como: “un impresionante aparato crítico”. No solo es “impresionante”, es también
informativo. Las notas son de carácter lingüístico más bien que doctrinal: muestran variantes de
manuscritos, otras interpretaciones posibles, y cómo las Escrituras Hebreas y Griegas
armonizan entre sí. Las notas también muestran variantes significativas de la Septuaginta, la
Vulgata Latina, y otros textos antiguos. (Advertencia: Algunas ediciones en línea de la TNM no
contienen este aparato crítico.)

Ejemplo: En Lucas 20:33, la palabra resurrección trae esta nota: “Resurrección.” Gr.: a-na-sta'sei,
“levantarse; ponerse de pie” (de a-ná, “arriba”, y stá-sis, “parar”); lat.: re-sur-rec-ti-ó-ne.

En Juan 12:26, ministro tiene la siguiente nota: “Ministro.” Gr., di-á-ko-nos; lat.: mi-ní-ster (de mí-nus,
“menos”); ... (heb.): mescha-rethí, “mi ministro”.

El prestar atención especial a las notas al pie de la TNM llevará al lector a recibir respuestas a muchas
preguntas que surgen al leer la Biblia. Algunos son prontos a criticar una versión que lea diferente aquí.

Juan 14:14, Jesús dice: “Si ustedes piden* algo en mi nombre, lo haré”. (TNM. NVI, Mod, RVR, leen algo
parecido) Sin embargo, Bover-Cantera dice: “Si algo me pidiereis en mi nombre, yo lo haré”. (BJ, VP, NC,
LBLA leen similarmente) ¿Por qué la discrepancia? La nota de Juan 14:14 revela por qué los traductores
escogieron una traducción sobre otra.

La TNM explica en una nota: “14* “Piden”, ADIT y de acuerdo con 15:16 y 16:23; P66 ℵBWVgSyh,p: “me
piden”. Por el uso de símbolos textuales esta nota básicamente dice lo siguiente:

“Códice Alejandrino, un manuscrito griego del siglo 5 to E.C., los Códices de Beza, los manuscritos griegos y
latinos del siglo 5to y 6to, y Versiones latinas antiguas, Itala, del 2do al 4to siglo, leen ‘piden’, y de acuerdo
con Juan 15:16 y 16:23; pero, el Papiro Bodmer 2, un manuscrito griego de c. 200 E.C., el ('Aleph) Códice
Sinaítico, un manuscrito griego del siglo 4to, el Vaticano ms 1209, un manuscrito griego del siglo 4to, los
Evangelios de Freer del siglo 5to, la Vulgata Latina, c. 400, y la versión siríaca Philoxenian Harclean, del
siglo 6to y 7to, y la Peshitta siríaca en arameo del siglo 5to dicen: ‘me piden’”. La falta de esta información ha
dado lugar a suposiciones erróneas.

14. ¿Manifiesta la Traducción del Nuevo Mundo comprensión del texto original?

Un indicador del conocimiento que tiene un traductor del Texto Inspirado es como se
desempeña en su traducción de las formas verbales y otros detalles gramaticales, como el de
los casos, el artículo, las preposiciones, las conjunciones, etc. La TNM da la atención pertinente a
estos asuntos.

Por ejemplo, en la porción hebrea de la TNM el estado perfecto y el estado imperfecto del verbo
se vierten expresando la condición de la acción ... el estado perfecto como una acción completa,
y el estado imperfecto como una acción incompleta, en curso, o futura, en otros casos. Las
ediciones anteriores a la TNM de 2013 manifiestan este patrón. Sin embargo, la edición revisada
de 2013 al inglés se ajusta a un nuevo protocolo concerniente a la traducción de los verbos
hebreos. Ahora se transmite el estado de los verbos hebreos literalmente como se indica arriba
solo cuando el contexto lo requiera en la traducción. Hay ganancia y desventajas al seguir
cualquiera de los dos métodos. Las ediciones anteriores transmiten mejor el sabor de las
lenguas originales. La nueva revisión en cambio es mas concisa y enfatiza sencillez, legibilidad y
un lenguaje más contemporáneo. No es fácil para los traductores tomar decisiones como estas.
Por ahora, la materia que sigue presenta algunas ventajas del método anterior de traducir.

La TNM que sigue un patrón de marcar las diferencias entre las representaciones del verbo
hebreo, por ejemplo, entre los verbos en estado perfecto e imperfecto, hace que la narraciones
resulten a menudo más dinámicas y conmovedoras. Una historia bíblica favorita de muchos es
la de José, hijo de Jacob. En la TNM se transmite bastante sabor hebreo en el relato de José.
(Tome en cuenta que la TNM no sigue la teoría del Waw-Consecutivo o Conversivo*, como tampoco lo
hacen la Robert Young's Literal Translation [Traducción Literal de Robert Young]; The Concordant Version of the
Old Testament [La Versión Concordante del AT]; la “Distinctive Translation” [Traducción distintiva] del doctor
James Washington Watts; y la obra de O.L. Barnes, A New Approach to the Hebrew Tenses [Un nuevo enfoque
de los tiempos hebreos]. *Esta teoría declara que un verbo hebreo precedido por la ‘y—Waw’ puede
convertir un verbo, o verbos, de un estado a otro. El traductor Benjamin W. Newton rechazó la teoría
como “ridícula”.)

A continuación podrá comparar la lectura de varios pasajes bíblicos entre la TNM y otras
versiones. (Cursivas añadidas.)

Génesis 41:1-4:

RVR 1960: “1 Aconteció que pasados dos años tuvo Faraón un sueño. Le parecía que estaba junto al río; 2
y que del río subían siete vacas, hermosas a la vista, y muy gordas, y pacían en el prado. 3 Y que tras ellas
subían del río otras siete vacas de feo aspecto y enjutas de carne, y se pararon cerca de las vacas
hermosas a la orilla del río; 4 y que las vacas de feo aspecto y enjutas de carne devoraban a las siete vacas
hermosas y muy gordas. Y despertó Faraón”.

TNM: “1 Y al cabo de dos años completos aconteció que Faraón estaba soñando, y he aquí que estaba de pie
junto al río Nilo. 2 Y sucedía que del río Nilo venían ascendiendo siete vacas de hermosa apariencia y
gruesas de carnes, y se pusieron a pacer entre la hierba del Nilo. 3 Y aquí otras siete vacas venían
ascendiendo del río Nilo tras ellas, de fea apariencia y flacas de carnes, y se pararon al lado de las vacas
junto a la margen del río Nilo. 4 Entonces las vacas de fea apariencia y flacas de carnes se pusieron a
devorar a las siete vacas de hermosa apariencia y gordas. Con eso, Faraón despertó”.

Es fácil ver la diferencia entre estas dos versiones, la RVR y la TNM. La Reina-Valera es más breve
y la TNM aparece rellenada con palabras adicionales. A los que les gusta una historia contada
con la menor cantidad de palabras van a preferir la RVR. A los que les gusta más el sabor
original expresivo del hebreo, quizás opten por el relato más detallado de la TNM. A mí me
gustan las dos versiones, en diferentes ocasiones. La RVR es más concisa, mientras que la TNM,
en comparación, es más verbosa, pues, los traductores se esforzaron por transferir la
expresividad del hebreo al inglés, y por ende, al español. Es bueno tener opciones. Cuando se
examina la TNM minuciosamente, se ve que no hay nada en su relato de Génesis 41:1-4 que no
sea sugerido de alguna manera por el texto hebreo. Por ejemplo, las palabras hebreas para
“estaba soñando”, “estaba de pie”, y “venían ascendiendo” son participios, lo que podría indicar
un estado o actividad continua, por lo general se expresa en inglés con las palabras que
terminan en “-ing” (dreaming, standing, ascending. En español, a menudo se utiliza el gerundio, pero no
siempre). La conjunción interjección we- jinneh que significa “y he aquí”, está bien representada
aquí. Los verbos imperfectos se vierten como: “Y... aconteció que...”, “Y sucedía que...”,
“Entonces...se pusieron a pacer”, “y se pararon [al lado de]...”, “y se pusieron a devorar a...”, y
“Con eso, Faraón se despertó”.
Las expresiones, “gruesas de carnes”, “flacas de carne”, “de hermosa apariencia”, “de fea
apariencia” en estos versículos reflejan literalmente el texto hebreo.
Sea que al lector le guste una traducción más descriptiva (es decir, que utilize más palabras), o
concisa, cuando se traduce del hebreo, o no, lo cierto es que muchas versiones modernas de la
Biblia dejan fuera de su traducción muchos detalles del idioma hebreo, y otros elementos de la
gramática que sí se encuentran en la TNM. Algunos críticos mencionan que la traducción del
texto hebreo al inglés de la TNM se caracteriza por ser “un-English”, es decir, un inglés poco
convencional con matizes de otros idiomas. Esto puede deberse a que esta versión manifiesta
un esfuerzo genuino de transferir la forma hebrea de pensar en su traducción al inglés.
Dependiendo del punto de vista o de la expectación personal, esto puede ser una “ventaja”, o
una “distracción” para el lector.
Génesis 45:14,15:
RVR: Y se echó sobre el cuello de Benjamín su hermano, y lloró; y también Benjamín lloró sobre su cuello.
Y besó a todos sus hermanos, y lloró sobre ellos; y después sus hermanos hablaron con él.
TNM: Entonces cayó sobre el cuello de Benjamín su hermano y cedió al llanto, y Benjamín lloró sobre su
cuello. Y él se puso a besar a todos sus hermanos y a llorar sobre ellos, y después sus hermanos hablaron
con él.

Las expresiones: “Entonces cayó...”, “cedió al llanto”, “Y él se puso a besar” “y a llorar” indican el
estado imperfecto de los verbos, como acción en progreso, o acción incompleta. Cuando la TNM
dice en el versículo 14 (2da ocurrencia) simplemente que, “Benjamín lloró”, es porque está
reflejando el estado perfecto de ese verbo, que comunica acción completa. La RVR no hace
distinción entre los dos estados del verbo. Es interesante notar que mientras la Nueva Versión
Internacional hizo correcta distinción entre los dos estados del verbo “llorar” en el versículo 14, la
versión original en inglés (New International Version), erró al invertir los estados del verbo.

Éxodo 2:23:

Biblia de Jerusalén: “Durante este largo período murió el rey de Egipto; los hijos de Israel, gimiendo bajo la
servidumbre, clamaron, y su clamor, que brotaba del fondo de su esclavitud, subió a Dios”.

TNM: “Y durante aquellos muchos días aconteció que por fin murió el rey de Egipto, pero los hijos de Israel
continuaron suspirando a causa de la esclavitud y clamando en son de queja, y su clamor por ayuda siguió
subiendo al Dios [verdadero] a causa de la esclavitud”.

Las lecturas, “Y... aconteció que”, “por fin murió”, “continuaron suspirando”, “y clamando”,
“siguió subiendo” son todas representaciones de formas verbales en estado imperfecto hebreo,
que indica acción en curso, o, acción inacabada.
Para comparación, el mismo versículo, traducido por el doctor James Washington Watts*, que
también transmite la acción del verbo hebreo: “Ahora, en el transcurso de aquellos muchos días,
aconteció que el rey de Egipto murió, los hijos de Israel continuaron gimiendo a causa de la esclavitud, y
clamaban, y su clamor subía al Dios [Único y Verdadero] a causa de la esclavitud”. (A Distinctive Translation
of Exodus With An Interpretative Outline, 1977. *Profesor del Antiguo Testamento, B.A., Universidad de
Furman, Maestría en Teología, Ph.D., Seminario Teológico Bautista del Sur. Corchetes de él.)

Génesis 2:17:

Los infinitivos hebreos (el absoluto o el estado constructo) expresan la idea de un verbo. Cuando el
infinitivo absoluto aparece antes de un verbo de la misma raíz se usa para intensificar la certeza
o fuerza de la idea verbal, tal como se manifiesta en Génesis 2:17 en la TNM: “... porque en el día
que comas de él, positivamente morirás” (Literalmente: “muriendo morirás”). En contraste, la versión
RV, 1909 lo vierte: “porque el día que de él comieres, morirás”, ignorando el infinito absoluto
hebreo. Ediciones más recientes de la RV actualizaron la traducción para representar mejor el
hebreo, y ahora dicen: “...porque el día que de él comieres ciertamente morirás”.

Éxodo 20:8:

Un lugar donde el infinitivo absoluto (indefinido en cuanto a tiempo) es ignorado por la mayoría de
las traducciones se encuentra en Éxodo 20:8, donde la TNM lo representa: “Acordándo[te] del día
del sábado para tenerlo sagrado”. La mayoría de las versiones de la Biblia recurren al imperativo
aquí. Por ejemplo la Nácar-Colunga lee así: “Acuérdate del día del sábado para santificarlo”. El
doctor J. Wash Watts traduce similarmente a la TNM: “Acordándote del día del sábado para
mantenerlo santo”. La traducción NIV Interlinear Hebrew-English Old Testament (Interlineal NVI
Hebreo-Inglés del AT) lee literalmente: “to-remember day-of the-Sabbath...”, (acordándo[te] del día
del sábado. O, acordarse de...). La traducción Hebrew Interlinear Bible (Scripture 4 All, “Biblia
Interlineal Hebrea”) también vierte esta escritura: “to-remember”, es decir, “acordándo[te]”. Otra
manera que se puede traducir esta escritura teniendo presente el infinito absoluto es:
“Recordando el día de reposo”. La TNM tiene una nota al pie que dice: “‘Acordándo[te].’ Heb.: Za-
kjóhr. Este verbo no está en el modo imperativo; es un infinitivo aboluto, indefinido en cuanto a tiempo.”
La The Net Bible (Biblia Net) agrega: “El infinitivo absoluto aquí funciona en lugar del imperativo
enfático (ver GKC 346 §113.bb); el absoluto hace hincapié en la idea básica verbal de la raíz –
recordando. El verbo incluye la actividad mental de estar recordando y reflexionando, así como
las acciones subsiguientes por tal evocación”.

Ezequiel 18:4:

Bover-Cantera: “el alma que pecare, ésa morirá”.


TNM 1967: “El alma que esté pecando... ella misma morirá”.
TNM 1987: “El alma que peca ... ella misma morirá”.

En este pasaje de Eze. 18:4, la lectura literal es la siguiente: “el-alma, la-que-esté-pecando, ella,
ella-morirá”. La palabra hebrea “pecando” es un participio activo Qal, un adjetivo verbal que
expresa la acción verbal, como una actividad continua o frecuentativa ... ‘el alma que esté
pecando’. El participio hebreo a menudo corresponde a los participios presentes al inglés que
terminan en -ing, y en español con el gerundio. La versión de Young's Literal Translation dice en
inglés: “The soul that is sinning--it doth die.” (Traducción: “El alma que esté pecando—ella sí muere”.)

Echando un vistazo a la lectura literal de este versículo, podemos ver fácilmente que la
declaración hebrea aquí es enfática, que combina un participio con un pronombre personal (“El
alma que esté pecando, ella, ella morirá”), un hecho que se pierde en la mayoría de las versiones de
la Biblia al español. The Emphasized Bible (“La Biblia con énfasis”) y la The Newberry Reference Bible (La
Biblia con Referencias de Newberry) son dos versiones que muestran el énfasis en el texto hebreo,
pero, por el uso de signos enfáticos. ¿Por qué es importante todo esto? Porque al representar
estos detalles en la traducción se logra que la lectura de las Escrituras sea más dinámica,
aunque esto sea subjetivo. Y en esta advertencia de Ezequiel 18:4, se deja ver claramente que
cada persona es responsable por sus propias acciones, y el que se encuentre “pecando” contra
la voluntad de Dios de seguro morirá.

Génesis 2:2: “Y procedió a descansar en el día séptimo de toda su obra que había hecho”

En algunos casos, la interpretación puede cambiar la forma de entender un pasaje de la Biblia.


Considere esta posibilidad en Génesis 2:2, donde la mayoría de versiones de la Biblia dice que
Dios “descansó”, o “reposó” de toda la obra en el séptimo día, una traducción que implica una
acción completada. En cambio, la TNM teniendo en cuenta la forma verbal del imperfecto
hebreo para “descansar”, que indica un estado incompleto, lo traduce: “Y procedió a descansar*
en el día séptimo de toda su obra que había hecho”. Dejaré que estudiantes discernidores de la
Biblia determinen cuán significativo sea esto en la exégesis bíblica. No obstante, cabe señalar lo
siguiente: El autor del libro del NT de Hebreos exhorta a los cristianos a ‘entrar en el descanso
de Dios’. (4:3-11) El escritor de Hebreos cita a Génesis 2:2: “Y en el día séptimo descansó [griego:
Kai katépausen, aoristo = indefinido, ‘Y abajo cesa’, Concordant Greek Text (Texto Griego Concordante)] Dios de
todas sus obras”. (Corchetes míos.) “Así que aún le queda al pueblo de Dios un reposo sabático”.
(Heb. 4:4,9, Nuevo Testamento, Versión Ecuménica, Director, Dr. P. Serafín de AUSEJO, OFMCap., Sevilla.) El
autor de Concordant Literal New Testament en inglés representa el aoristo griego en Hebreos 4:4,9
como un “simple presente ” (O: intemporal=independiente del curso del tiempo), aunque hay
eruditos que no están de acuerdo con Concordant en su manera de traducir el aoristo. Observe
también como varios traductores tratan de manifestar la acción incompleta del verbo en
Génesis 2:2.

(*O.L. Barnes traduce Génesis 2:2: “y él está descansando en el día séptimo de toda su obra que había
hecho”, A New Approach to the Hebrew Tenses, publicado por J. Thornton e Hijo, Oxford, 1965. Concordant
Version of the Old Testament [Versión Concordante del AT]: “Y desistiendo está él en el día séptimo de toda la
obra que él hace”. Traducción de Julia Smith: “y él descansará en el día séptimo de toda la obra que hizo”.
Bible in Basic English: “y en el séptimo día tomó su descanso de todo el trabajo que había hecho”. exégesis
Companion Bible: “y en el séptimo día él sabatiza de todo el trabajo que trabajó”. Septuaginta (Brenton):
“και κατέπαυσε” (“Y descansó”, aoristo = indefinido, ilimitado, indeterminado en cuanto a tiempo).
Malaquías 2:16: TNM: “Porque él ha odiado un divorciarse —ha dicho Jehová el Dios de Israel—”.

En Malaquías 2:16 muchas versiones de la Biblia dicen algo como: “Pues yo odio el repudio –
dice Yavé Sebaot”. (Dr. Evaristo Martín Nieto) O: “Dice Yavé: ‘Odio el divorcio...’ ”. (Ricciardi y Hurault)
Sin embargo, la TNM lee: “Porque él ha odiado un divorciarse –ha dicho Jehová el Dios de
Israel–”. ¿Por qué la diferencia?
La TNM, Biblia con Referencias, tiene una nota al pie de este texto: “Lit.: ‘un despedir’. Véase Mt.
1:19, n.”. La nota al pie de Mateo 1:19, dice: “O: ‘dejarla ir’. Lit.: ‘soltarla (aflojarla)’ ”. Por lo
general, se entiende que las palabras hebreas (ki-sane' shallach) significan: “[Porque] Dios odia
[un] echar a un lado (desprender)”; el despedir (a una esposa), divorcio)”. (Commentary on the Old
Testament, Keil-Delitzsch, Vol. 10, 454)

De esta manera, la TNM ayuda al lector a ver que el divorcio no es la lectura estrictamente literal,
pero el significado implícito. Las palabras “Porque él ha odiado” y “ha dicho” traducen verbos
hebreos en el estado perfecto Qal. La conjunción hebrea ki (porque) aparece antes de las
palabras “él ha odiado”. La expresión “un divorciarse” traduce un verbo hebreo en el infinitivo
constructo Piel, que significa literalmente, “un despedir”, “un dejar ir”, o “un soltar”, y, por
extensión, “un divorciarse”. Aunque la traducción de Julia Smith lo vierte: “Porque él odió [un]
despedir”, la TNM con su lectura “Porque él ha odiado un divorciarse”, es una interpretación más
informativa, y no menos fiel al texto hebreo.
Esto es lo que dijo el profesor Rolf Furuli (Universidad de Oslo) después de examinar
cuidadosamente la TNM: “He comparado todo el texto hebreo del AT con el texto en inglés de la TNM
versículo por versículo, y es evidente para mí que los traductores han hecho un buen trabajo”. “Para dar
un ejemplo de los problemas implicados en la traducción de los verbos en hebreo y al mismo tiempo dar
una prueba práctica de la calidad de la TNM, he seleccionado el Salmo 107. Al trabajar con este salmo en
el aula, sé que es difícil de traducir, en términos de vocabulario, sintaxis y, no menos importante, los
verbos. Después de trabajar con el salmo en relación con este libro y comparando la TNM con otras
traducciones, mi opinión es que la traducción de la TNM es un trabajo realmente hermoso que
recomienda la erudición de sus traductores”. (Furuli 1999, pp. 297, 103)

El académico Benjamín Kedar de Israel dijo lo siguiente de la porción de las Escrituras Hebreas
de la TNM: “En mi investigación lingüística relacionada con la Biblia hebrea y sus traducciones, a menudo
hago referencia a la edición en inglés de la que se conoce como la Traducción del Nuevo Mundo. Al hacerlo,
se confirma repetidas veces mi impresión de que esta obra refleja un esfuerzo honesto de alcanzar una
comprensión del texto lo más exacta posible. Da evidencia de un amplio dominio del idioma original y
vierte las palabras originales a otro idioma de forma fácil de entender y sin desviarse innecesariamente
de la estructura específica del hebreo”. (w91, 3/1, 30)

Juan 11:35: RVR; NVI: “Jesús lloró”. TNM: “Jesús cedió a las lágrimas”.

En el Nuevo Testamento encontramos que el versículo más corto de la Biblia (“Jesús lloró”, Juan
11:35, RVR) no es igual de corto en la TNM, que dice: “Jesús cedió a las lágrimas”. ¿Por qué? De
nuevo, se debe al esfuerzo de esta traducción de transmitir las formas verbales del original a
otros idiomas destino, como el inglés y el español. En Juan 11:35, la palabra griega para “cedió a
las lágrimas” está en el tiempo aoristo ingresivo, que según León Morris significa, “Él irrumpió
en lagrimas”. El N.T. de Jonatán Mitchell lee así: “Jesús derrama lágrimas (deja fluir lágrimas;
cedió a las lágrimas; o: irrumpe en lágrimas)”. La TNM también diferencia entre la palabra griega
que se usa en el versículo 35 de Juan 11 (dakrúo, ceder a las lágrimas), y la palabra griega que se
usa en los versículos 31 y 33 (klaío) para “llorar”, y “llorando”. La obra de Vincent's Word Studies
[Estudios de palabras (griegas) de Vicente] dice dakrúo significa “derramar lágrimas”, llorar en silencio, y
klaío significa “llorar audiblemente”. Muchas traducciones usan la misma palabra para las dos
palabras griegas en el relato, pero unas cuantas se esfuerzan por hacer una distinción.

¿Qué importa si se traduce de una manera o de la otra? Porque aparte de que traducirlo como
lo hace la TNM es más preciso, también se obtiene otro beneficio. El relato resulta más emotivo,
más vívido, y conmovedor, al describir mejor la reacción de Jesús. Al encontrarse con María, dice
el relato según la Biblia de las Américas (Juan 11:33,34 cursivas mías): “Y cuando Jesús la vio
llorando, y a los judíos que vinieron con ella llorando también, se conmovió profundamente en el
espíritu, y se entristeció, y dijo: ¿Dónde lo pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve”. En este momento
culminante, muchas versiones bíblicas ahora describen la reacción de Jesús sencillamente como,
“Jesús lloró,” como lo hace la LBLA y la RVR. Sin embargo, algunas versiones describen mejor la
reacción de Jesús: TNM: “Jesús cedió a las lágrimas”. Biblia de Nuestro Pueblo: “Jesús se echó a a
llorar”. Biblia de Navarra: “Jesús rompió a llorar”. La Biblia al Día: “Los ojos de Jesús se bañaron de
lágrimas”. La Sagrada Biblia del Pueblo Católico: “Entonces a Jesús se le arrasaron los ojos de
lágrimas”.

Primeramente, la Biblia nos dice que Jesús “fué profundamente conmovido en su espíritu, y se
turbó” (Versión Moderna), al verlos llorar por Lázaro. ¿Por qué? Porque, Jesús amaba
personalmente a Lázaro. Por eso, describir la reacción de él sencillamente como lo hace la RVR,
“Jesús lloró,” es menos conmovedor en este momento, que decir, “Jesús cedió a las lágrimas,” o,
“Jesús irrumpió en lágrimas”. Este modo de traducir concuerda mejor con el relato de Juan. En el
versículo 38 se nos dice que Jesús, “profundamente conmovido otra vez en su interior, fue al
sepulcro”. (LBLA) Y procedió a resucitarlo. Se agradece que estas versiones nos ayudan apreciar
estos detalles.

Mateo 3:17, TNM: “Este es mi Hijo, el amado, a quien he aprobado”.

El tiempo aoristo aparece también en la última parte de Mateo 3:17, donde se pierde en muchas
versiones de la Biblia. Muchas leen así: “Este es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él”, NVI)
O: “Este es mi Hijo amado, en quien me complazco”. (Biblia de Jerusalén Latinoamericana) Por otra
parte, la TNM lee en su lugar: “Este es mi Hijo, el amado, a quien he aprobado”. El aoristo puede
marcar un acontecimiento definitivo de algo en un momento no declarado en el pasado. El Hijo
ya había demostrado ser agradable a su Padre. Por eso, la versiones siguientes reflejan ese
hecho. Dios habla hoy: “...a quien he elegido”. LBLA: “...en quien me he complacido”. Pablo Besson:
“...en quien me agradé [me complací, nota]”. Biblia Textual: “en quien me complací”. RV, 1977: “en
quien he puesto mi complacencia”. El Nuevo Testamento Interlineal de César Vidal: “en quien me he
complacido”.

Lucas 15:20, relato acerca del Hijo perdido (pródigo):

RVR: “Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a
misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó”.

TNM: “De modo que se levantó y fue a donde su padre. Mientras él estaba todavía lejos, su padre alcanzó
a verlo, y se enterneció, y corrió y se le echó sobre el cuello y lo besó tiernamente”.

Las palabras lo vio y le besó en la RVR son traducciones de palabras que aparecen originalmente
en el tiempo aoristo también. La RVR utiliza aquí pretéritos para el aoristo. Aunque con
frecuencia se utilizan pretéritos para traducir el aoristo griego, en ciertos contextos, la acción
verbal del aoristo presenta un aspecto puntual o momentáneo. En este contexto, la idea es que
tan pronto el padre del hijo perdido vió (o, “alcanzó a ver”) a su hijo, tomó acción al instante para
encontrarse con su hijo que tanto anhelaba ver. La TNM hizo un esfuerzo por mostrar este
aspecto del aoristo en el texto, mediante la selección, “alcanzó a ver”, así como lo hace también
la New American Bible y la Christian Community Bible (“caught sight of”) y la traducción del Pbro.
Agustín Magaña Méndez (“lo alcanzó a ver”). La Sagrada Biblia del Pueblo Católico: (“le avistó su
padre”). El Nuevo Testamento por Felipe de Fuenterrabía dice: “al avistarlo”. (avistar=alcanzar con la
vista)

Cuando se combina el aoristo con una preposición, el contexto puede indicar una acción
repetida, vigorosa o intensiva. La expresión “y lo besó tiernamente” que aparece al final de
Lucas 15:20 es representación del griego kai katephílesen autón (de kata'=abajo y phileo=afecto), que
por extensión significa (según el léxico de Thayer): ‘besar mucho, besar repetidamente, besar
tiernamente’. La TNM lo vierte, “y lo besó tiernamente”. Otras versiones: L.A. Schökel y J. Mateos, “y
lo cubrió de besos”; Biblia Textual, “y lo besó efusivamente”; Moderna, “y le besó fervorosamente
[nota marginal, “mucho”]”; Versión Ecuménica, “y lo besó repetidamente”.

Efesios 5:33, “...la esposa debe tenerle profundo respeto [Gr., temor reverencial] a su esposo”.

RVR: “Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer
respete a su marido”.

TNM: “Sin embargo, también, que cada uno de ustedes individualmente ame a su esposa tal como se
ama a sí mismo; por otra parte, la esposa debe tenerle profundo respeto a su esposo”.

Al comparar estas dos lecturas, el lector quizás pregunte, ¿Por qué la verbosidad de la TNM? El
griego aquí no es breve. No es fácil transmitir todo matiz del griego expresivo al español. Para
darle una idea, le doy la lectura interlineal de César Vidal a la primera parte del versículo. “No
obstante también vosotros [los] cada uno cada uno la de sí mismo esposa así ame como a sí
mismo”. (Corchetes míos, pues Vidal no representó el artículo definido en masculino plural.) Observe la
repetición de “cada uno”, de “mismo” en “de sí mismo” y “a sí mismo” en el griego. Ahora trate de
traducir esa lectura literal en español fluido, y encontrará que posiblemente termine
traduciendo esto de manera parecida a la TNM. La segunda parte de esta escritura en el griego
lee así: “la sin embargo mujer a fin de que esté temiendo respetuosamente al varón”. Explica
César Vidal lo siguiente acerca de la palabra griega para “respeto”: “La palabra tiene un
contenido muy fuerte que implica profunda reverencia y acentuada consideración. Véase el uso
de ese mismo verbo en Marcos 16.8 o Hechos 10.35”. (El Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español)

La versiónes RV (1909) y la de Reina Valera-Gómez (2010) dicen en la parte final de este versículo: “y la
mujer [o, “esposa”] reverencie a su marido”. La versión del Capuchino Felipe de Fuenterrabía lo
traduce así: “y que la mujer guarde reverencia a su marido”. Y la Biblia Traducción Interconfesional:
“y que la mujer sea respetuosa con su marido”. Observe además que el vocablo griego para
“profundo respeto” (fobétai), es un subjuntivo presente en la voz media o pasiva, por eso, la
expresión “debe tenerle profundo respeto” de la TNM comunica mejor el consejo de Pablo.

Cuidadosa atención a la presencia o ausencia del artículo (el, la los, etc.):

Algunas versiones de la Biblia con frecuencia ignoran la ausencia del artículo griego (“el”) ante
sustantivos que preceden al verbo, en algunas Escrituras que pueden hacer una diferencia en la
interpretación. La presencia del artículo debe tenerse igualmente en consideración. “El Nuevo
Testamento justifica la observación de Buttmann de que ‘el uso del artículo tiene en todas
partes su razón positiva’ (Bt. 88.)”. (Gramática griega del Nuevo Testamento, por Dana y Mantey, p. 136)

Siendo ese el caso, el traductor siempre debe considerar si es posible expresar en español
cualquier sustantivo articular, frase o cláusula que aparece en el texto griego original. Tal como
dijo el gramático A. T. Robertson: “El artículo nunca carece de sentido en griego, aunque a
menudo deje de corresponder al modismo inglés [y castellano]. Su uso libre conduce a la
exactitud y fineza”. (A Grammar of the Greek New Testament in the Light of Historical Research, 756. ©1934,
Broadman Press, Nashville) Por supuesto, no siempre es posible transmitir cada matiz griego a
nuestra lengua, pero algunos traductores evidentemente no prestan la debida atención que
este asunto merece. La TNM por lo general hace un buen trabajo en este asunto, pero como es
cierto de la mayoría de las traducciones, no siempre se adhiere literalmente al texto griego.

En Lucas 18:13, por ejemplo, según la parábola, el publicano (o: recaudador de impuestos),
utilizando el artículo griego, se identifica como “el pecador”. Sin embargo, algunas traducciones
al español vierten la expresión griega articular como “pecador”, y unas cuantas como “un
pecador” (menos apropiado). Varias versiones tratan de manifestar la presencia del artículo
definido en la traducción, sin utilizarlo literalmente, pero con resultados mixtos. Las versiones
de Schökel/Mateos; Franquesa/Solé; y Bover-Cantera utilizan un adjetivo demostrativo, “este
pecador”. La TNM* en cambio lo vierte: “[que soy] pecador” (corchetes suyos), como lo hacen
varias versiones también. Aunque estas traducciones sean aceptables, sería mejor recalcar la
“particularidad” (indicado por el artículo) que sentía el publicano como “el pecador”, sin fijarse en
los demás. (*La TNM en griego moderno retiene el artículo: “τον αμαρτωλό” = el pecador”.)
Aparte de varias traducciones interlineales que muestran la lectura literal de “el pecador”, solo
dos versiones al español de las que cotejé reflejaron el artículo griego en su traducción: el NT
por Pablo Besson y la de Cantera-Iglesias. Los demás traductores tal vez prefieran presentar al
publicano como uno de tantos pecadores, más bien que particularizar al publicano como ‘el
peor de los pecadores’ mediante el artículo. Pero como observó A. T. Robertson: “El pecador, no
un pecador. Es curioso cómo los eruditos modernos ignoran este artículo griego. El principal punto de
contraste reside en este artículo. El fariseo consideraba a los otros como pecadores. El publicano piensa
en sí mismo a solas como el pecador, no fijándose en absoluto en los demás”. (Comentario al Texto Griego del
NT, pág. 169. ©2003, Editorial CLIE)

Me parece una afirmación más indicativa de su punzante conciencia al relato decir: “En cambio el
publicano, quedándose lejos, ni siquiera quería levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho,
diciendo: ‘¡Oh Dios, ten piedad de mí, el pecador!’” (Cantera-Iglesias)

Mateo 4:3,6:
TNM: 3 También, el Tentador vino y le dijo: “Si eres hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en
panes”. 6 y le dijo: “Si eres hijo de Dios, arrójate abajo; porque está escrito...”

En Mateo 4:3,6 la TNM muestra al Tentador diciendo: “Si eres “hijo de Dios”... [Lit., “si hijo eres del
Dios”]. Sin embargo, algunas versiones leen en su lugar: “Si eres el Hijo de Dios”. (Nueva Reina-
Valera 2000; NVI) La palabra griega que significa “hijo” precede a un verbo, y no tiene el artículo
(una construcción gramatical que acentúa lo cualitativo), y esto se debe reflejar en la traducción. La
TNM es correcta al elegir utilizar “hijo” en lugar de “el Hijo”, así como también lo hacen otras
versiones tales como Nácar-Colunga; y la RVR con Hijo, etc. La sintaxis muestra que el Diablo no
cuestiona si Jesús es “el” Hijo de Dios, pero ‘llama a Jesús a que ejercite su poder como “Hijo” de
Dios, para que apacigüe su hambre y así se demuestre a sí mismo y a todos que él es realmente
lo que el Padre lo llamó [“mi hijo”, Mateo 3:17]’. (Robertson 2003, Comentario, 25) La cuestión aquí no
era su identidad, más bien su carácter, pues Satanás sabía muy bien quién era Jesús.

Juan 10:36, “ ‘Blasfemas’, porque dije: Soy Hijo de Dios?”

Nueva Biblia al Día: “¿Me acusan porque dije que soy el Hijo de Dios?”
TNM: ¿me dicen ustedes a mí, a quien el Padre santificó y despachó al mundo: ‘Blasfemas’, porque dije:
Soy Hijo de Dios?

Una vez más, en Juan 10:36, algunas versiones en español (NVI; LBLA; NBAD) añaden el artículo
cuando no aparece en el griego original. La lectura literal aquí es: “‘Blasfemas’, porque dije hijo
del Dios soy?” Ciertamente, es difícil expresar esta declaración griega correctamente en inglés
sin parecer torpe. Pero en el español, no hay excusa para que los traductores no reflejen el
hecho de que en el griego la palabra para “hijo” aparece sin artículo. El enfoque en este relato
no está en que Jesús sea el Hijo de Dios, sino, en el carácter de su condición de hijo de Dios. La
Versión Ecuménica lo traduce: “Tú blasfemas, porque dije: ‘Hijo de Dios soy’?”. Brooke F. Wescott,
perito en el griego, dice: “Hijo de Dios. La ausencia del artículo (ver xix7), fija la atención en el
carácter y no en la persona”. (El evangelio según Juan) Otra vez, el traductor Pablo Besson vierte Juan
10:30, 33, 36 correctamente en este contexto.

Juan 1:1, “y la Palabra era un dios” (TNM). “y el Verbo era Dios” (RV)

La TNM traduce este versículo: “En [el] principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la
Palabra era un dios”. Esta escritura genera mucha controversia. La mayoría de las iglesias
cristianas creen en la doctrina de la Trinidad, y se oponen a la TNM vigorosamente. Por
consiguiente, la mayoría favorece la traducción usual de RV, “y el Verbo era Dios”. Sin embargo,
hay que recalcar que la Vulgata latina ciertamente influyó más en la Reina-Valera de lo que influyó
el texto griego por la forma evidente en que vierte Juan 1:1.

En Juan 1:1, la palabra para “Dios” en la Vulgata latina aparece dos veces sin el artículo (el)
porque el latín no utiliza los artículos. Pero el griego sí hace uso del artículo definido (“el”, griego:
hó theós), que se utiliza como un determinante antes del primer caso de “Dios” en el versículo. Y
en la segunda iteración de “Dios” (griego, theós) en el versículo, no se utiliza el artículo a
propósito. Así que, en efecto, Juan estaba diciendo dentro de la cultura judía que “el Verbo
estaba con el Dios [verdadero], y el Verbo era “divino [o: “un ser divino”; “un dios”; “parecido a
Dios”]”. Al no emplear el artículo antes de la segunda ocurrencia de “Dios”, y mediante la
colocación de theós antes del verbo y sujeto en el griego (Gr. y theós era el logos), Juan enfatizaba la
naturaleza cualitativa del Verbo y no hacía identificación de Cristo con el Dios con quien estaba.
Véanse las notas sobre este versículo en la Biblia católica NABRE en inglés, y en español, la del
Nuevo Testamento de Senén Vidal.

Un antiguo texto bíblico (el Copto), de tiempo mucho más cerca de Cristo (alrededor de 200 E.C.
según la Iglesia Copta), se produjo con una traducción similar a la de la TNM, a saber, “y un dios
era la Palabra”. El copto (a diferencia del sánscrito y el latín, que no tienen artículo), emplea el artículo
definido e indefinido como lo hace el español. Por lo tanto, es significativo que los traductores
de tan antigua traducción hayan traducido Juan 1:1 de manera similar a la TNM de nuestra era.
Esta traducción del Copto precede a la Vulgata, y se llevó a cabo mucho antes que la Trinidad
fuese aceptada como “verdad” por las iglesias principales, y unos 1.400 años antes de la
producción de las versiones del Rey Jaime, y Reina-Valera. Por lo tanto, no podemos pasar por alto
este texto Copto en su contexto histórico. Si el texto Copto apoyara la idea de que Cristo fuera el
mismo “Dios” en Juan 1:1, sin duda se plantearía como evidencia muy significativa de la deidad
de Cristo. Pero como ese no es el caso, los trinitarios desean mantener la evidencia del Copto
lejos de la relevancia pública, y por ende, procuran debilitarla.

Hebreos 1:2,

Biblia de Jerusalén: “en estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo a quien instituyó
heredero de todo, por quien también hizo los mundos”.
TNM: “al fin de estos días nos ha hablado por medio de un Hijo, a quien nombró heredero de todas las
cosas, y mediante el cual hizo los sistemas de cosas”.
En este texto, la mayoría de las versiones al español nos dicen que Dios nos habla en estos
últimos días por medio del Hijo, o, mediante su Hijo, o, por el Hijo. En contraste, la TNM nos dice
que “al fin de estos días nos ha hablado por medio de un Hijo”. La traducciones de L. Alonso
Schökel y Juan Mateos, y la de Pablo Besson, lo vierten de manera parecida a la TNM... a saber,
“...por un Hijo”, y “...en un hijo”, correspondientemente. (Cursivas de Besson) ¿Por qué la
diferencia?

Una vez más, el texto griego tiene la palabra griega que significa “Hijo” sin el artículo. El
contexto aquí no tiene “Hijo” antes de un verbo, como en otros textos anteriores, pero después
de una preposición, 'ev (“en”). La Clave Lingüística del Nuevo Testamento dice: “[En hijo], “en huio: es
enfático: ‘en uno que es hijo’”. La idea detrás del sustantivo sin artículo “Hijo” en la lectura griega
es la de acentuar una condición o característica de Cristo como “Hijo”, como medio de
comunicación entre Dios y los hombres, como portavoz de nuestra salvación. Wescott explica: “La
ausencia del artículo fija la atención en la naturaleza y no en la personalidad del mediador de una nueva
revelación. Dios habló a nosotros en uno que tiene este carácter que Él es Hijo”. Y el profesor David Alan
Black escribió: “Asimismo, una fuerza cualitativa se ve en el hecho de que Dios ha hablado en huio ‘en
[uno cuyo estado es] Hijo,’ en contraste con su anterior declaración en tois profétais, ‘en los profetas’ (Heb.
1:1-2).” (It's Still Greek To Me [Sigue siendo griego para mí], pág. 77)

Otra asunto: la TNM tradujo la porción literal de Hebreos 1:2 “habló a nosotros en hijo” de la
siguiente manera: “nos ha hablado por medio de un Hijo”. El significado básico de la preposición
griega “’ev” es “dentro” o “en” en nuestra lengua, pero un significado resultante con el caso
instrumental es: a través de, por medio de, y traducirlo así, no solo encaja mejor con el contexto,
también suena más natural en español. De hecho, la versión La Palabra de Dios para Todos lo vierte,
“a través de”, mientras que la Nueva Traducción Viviente; La Palabra; la Nueva Biblia al Día; Versión Nueva
Vida; Traducción en lenguaje actual; y la NVI lo traducen, “por medio de[l]”, igual que la TNM.

El griego en tiempo presente (se utiliza principalmente en el indicativo) representa la acción


como continua. La significación fundamental del tiempo presente es la idea de progreso. Los
gramáticos a menudo declaran que el tiempo aoristo puede ser representado por un punto (.),
el presente por una línea ( ___ ), o línea quebrada (......), y la perfecta por la combinación de los
dos ( .____ ). Siendo ese el caso, es irónico que muchos traductores no transmitan la idea de
progreso (o, de acción continua) en su manejo del tiempo presente, especialmente con los
imperativos o comandos. Esto se puede apreciar al comparar los siguientes ejemplos con otras
versiones populares:

Mateo 7:7:
TNM: “Sigan pidiendo, y se les dará; sigan buscando, y hallarán; sigan tocando, y se les abrirá”.

Mateo 6:33,
TNM: “Sigan, pues, buscando primero el reino y la justicia de [Dios], y todas estas [otras] cosas les
serán añadidas”.
Filipenses 2:12: “sigan obrando su propia salvación con temor y temblor”.
En el tiempo presente griego una prohibición significa más que no hacer una cosa, significa
dejar de hacerlo, lo cual implica una acción ya comenzada y aún en curso. Traducir teniendo esto
en cuenta no solo resulta en exhortaciones más dinámicas, sino que además, se imparte mayor
claridad en la lectura.

Lucas 23:28, TNM: “Jesús se volvió a las mujeres y dijo: “Hijas de Jerusalén, dejen de llorar por mí. Al
contrario, lloren por ustedes mismas y por sus hijos”. Las mujeres ya lloraban cuando recibieron la
exhortación.
Juan 2:16, TNM: “Y dijo a los que vendían las palomas: '¡Quiten estas cosas de aquí! ¡Dejen de hacer de la
casa de mi Padre una casa de mercancías!'”. Hombres sin escrúpulos ya habían hecho una práctica de
vender palomas en el templo. La admonestación de Jesús tenía como propósito de que abandonaran la
práctica, no de que pensaran evitar cierta acción al comenzar un negocio.
Mateo 7:1, TNM: “Dejen de juzgar, para que no sean juzgados”. La exhortación no era, ‘no empiezen a
juzgar’, sino que ‘dejaran la práctica de juzgar a otros’.

Estos ejemplos no se deben usar como argumento de que las otras traducciones están
equivocadas. Más bien, son indicativo de que una crítica común que se hace de la TNM, de que
los traductores no sabían lo que traducían, es falso.

15. Observaciones finales:

Pudiera parecer que simpatizo con la organización religiosa de los Testigos de Jehová. La
realidad es que no soy miembro del movimiento, ni de ningún otro. No concuerdo con algunas
de sus doctrinas como tampoco concuerdo con algunas doctrinas de otros grupos religiosos.
Simpatizo en parte con la Traducción del Nuevo Mundo y con algunos de sus principios de
traducción. Creo que esta traducción ha sido injustamente categorizada. De igual manera
simpatizo con los esfuerzos de otros traductores, pues, disfruto de comparar versiones de la
Biblia, y procuro obtener beneficios de ese esfuerzo. Para entender mejor mi punto de vista en
general de los Testigos de Jehová y de otros grupos de fe en el contexto religioso, vea la cita
anterior (que se hace en esta redacción, donde se mencionan 4 puntos) del profesor Benjamin Kedar
de Israel, pues en esencia comparto la opinión que él expresa.
He considerado diferentes aspectos de la Traducción del Nuevo Mundo. Se ha mencionado como la
TNM genera crítica como ninguna otra en nuestra era. Por lo general, la convicción de la crítica
es que como traducción es “muy mala”. Se dice que los traductores de esta traducción ni
siquiera podían leer los idiomas originales para llevar a cabo tal tarea. No obstante, he provisto
suficiente información que arroja duda sobre tales alegaciones. En particular, se puede señalar
a tres indicadores que muestran que toda esta impugnación no se debe tomar en serio.
Primero, aunque sea cierto que la mayoría de académicos no apoyen la TNM, también es cierto
que hay un número de académicos que reconocen la TNM como traducción legítima, incluso
cuando no estén de acuerdo con la posición teológica de la WT. Segundo, no se debe esperar
que la TNM sea popular en academia, no porque carezca de calidad, sino porque la TNM no sigue
la corriente popular. La razón principal por la cual tantos estudiosos y pastores religiosos
quieren hacerle creer que la TNM es “mala” traducción, tiene, en realidad, poco que ver con
materia lingüística, sino con el hecho de que la TNM no apoya la tradición religiosa.
Se puede decir con convicción que si la TNM apoyara la Trinidad, la inmortalidad del alma, el
tormento eterno, y otras doctrinas de tradición religiosa, la TNM no recibiría una centésima
parte de la crítica que recibe. Esto no quiere decir que los antagonistas de la TNM no tengan
razones legítimas al criticar la TNM. De seguro que las tendrán. Pero tengamos presente una
cosa: toda traducción de la Biblia recibirá oposición por algún lado. No hay manera de satisfacer
a todo el mundo. Y entre más divergencia de la tradición religiosa manifieste una versión bíblica,
más feroz será la oposición. La situación es tal como la describió el profesor Benjamin Kedar:
“Toda declaración en un idioma permite un cierto margen de interpretación o de traducción, de modo
que la solución lingüística en cualquier caso dado puede estar sujeta a debate”. “Una traducción está
obligada a ser un compromiso*, y como tal, sus detalles están sujetos a crítica, esto también aplica a la
TNM.” ¡Cuán cierto! (*Compromiso: Que se alcanza haciendo concesiones, donde se procura solución de
término medio.)

Y tercero, la evidencia interna de la TNM apunta a que hubo alguien con suficiente conocimiento
para emprender la tarea difícil de hacer una traducción de ese calibre. Robert M. McCoy
reconoció esto: “La traducción del Nuevo Testamento es prueba de que en ese movimiento hay eruditos
que están capacitados para tratar inteligentemente con los muchos problemas de la traducción bíblica”.
(Andover Newton Quarterly, enero de 1963, vol. 3, # 3, p. 31) Por eso, la alegación frecuente que se
hace de que los traductores de la TNM no tenían la sagacidad erudita necesaria para emprender
una traducción bíblica no tiene fundamento.
La objeción principal a la presencia de la TNM no se debe a cuestiones de tecnicismos
lingüísticos, sino por un móbil teológico, aunque se afirme lo contrario. De otro modo, los
detractores estuvieran señalando también con vigor a otros anónimos en este oficio...atacando
la ineptitud de otras prominentes y exitosas personas que tienen poca o ninguna capacitación
académica. Y sobre todo, atacarían igualmente a todos los estudiosos que traducen de manera
similar a la TNM. Además, es interesante notar que la mayoría de los cargos formulados en
contra de la TNM sobre “errores”, “discrepancias” y “corrupción”, tienen que ver con Escrituras
que comúnmente se utilizan para apoyar ciertas posiciones teológicas.
Aunque muchos lectores acepten con ahínco las torcidas declaraciones de los detractores sin
cuestionarlas, la falta de honradez en estos ataques no ha pasado desapercibido por personas
perceptivas.
Dr. Kedar: “Debe admitirse, sin embargo, que los grupos y organizaciones que se oponen
ferozmente a los testigos [TJ] no se comportan mejor [que los grupos religiosos que atacan]”.

Repito aquí lo que el académico Jason BeDuhn concluyó después de analizar numerosas críticas
de la TNM y considerando una en particular: La caracterización que comúnmente se hace de la
TNM de que es “espantosa, engañosa, e inexacta”, “es completamente errónea”. Afirma él: Pero
sea cual sea la fuente, se trata de una mentira”. (Carta a Ginny Tosken, enero, 1998)
Se ha dicho anteriormente, “una verdadera traducción [de la Biblia] es en su mayor parte una
interpretación”. (James Moffatt y otros) Sería una falacia de gran dimensión, o ignorancia en
otros casos, suponer que solo la TNM exhibe prejuicio religioso, y que otras versiones bíblicas
(Católicas, Protestantes, Judías, etc.) no lo hagan. Reconociendo eso mismo el doctor Duthie
declaró: “[La TNM] no está más ‘llena de herejías’ que cualquier otra traducción”. (Duthie 1985, p.
103) De hecho, es imposible que un traductor no introduzca en algunos lugares su propio
entendimiento o interpretación en el mismo texto traducido, por buenas intenciones que tenga
de no hacerlo. Esto aplica incluso a las versiones extremadamente literales. Esto es así, pues, a
menudo la información que el texto original ofrece es limitado, y no siempre se tiene
conocimiento exacto de todo hábito o costumbre antigua, ni tampoco se sabe a plenitud las
circunstancias que llevaron al autor original a expresarse como lo hizo. Por tanto, es axiomático
declarar que toda traducción bíblica terminará “interpretando” algunas partes de la Biblia.
Teniendo esto en cuenta, algunos académicos han expresado que entienden muy bien la
problemática de hacer una traducción bíblica. Por ejemplo:
James Parkinson: Autor de “How to Choose a Bible Translation” (Cómo elegir una versión de la Biblia) entendía
bien la implicación teológica que acompaña a los traductores de la Biblia. Él escribió lo siguiente acerca de
la TNM: “La Traducción del Nuevo Mundo de los Testigos de Jehová ofrece relativamente una traducción
exacta desde una perspectiva teológica diferente”.
Jason BeDuhn: “Pero los hechos son que todas las traducciones consideradas en este libro son
productos de personas con compromisos teológicos, que todas contienen traducciones sesgadas de un
tipo u otro, y que la TNM merece ser evaluada para determinar la exactitud por las mismas normas que
se aplican a las demás”. (BeDuhn 2003, p. 39) “Y si uno analiza cualquier otra traducción disponible,
encontrará ejemplos similares donde se ha introducido la interpretación en el texto de un modo que
fuerza o incluso viola el griego. Toda traducción está predispuesta a favor de los puntos de vista de las
personas que la hicieron. Es difícil juzgar quién tiene razón y quién no simplemente comparando
versiones. Uno debe acudir al griego.” (op. cit., Carta a Tosken, enero de 1998)

Alan S. Duthie (Profesor Asociado, Departamento de Lingüística, Universidad de Ghana; Maestría en griego y
hebreo en la Universidad de St. Andrews, un Doctorado en lingüística de la Universidad de Manchester; y un
BD=Licensiado de Teología en la Universidad de Londres):

“[La TNM de los Testigos de Jehová]…ciertamente no está ‘llena de doctrinas heréticas de esta secta’ [Fee
& Stuart, p.41], aunque se encuentran algunas desviaciones”. (Corchetes de él.) Y en la página 216 dice:
“Algunos tienen que condenar de plano cualquier versión hecha por los Testigos de Jehová, o por los
Católicos, o por ..., porque deben estar llenas de herejías. Sea que tales versiones contengan en realidad
herejías o no, se negarían incluso a mirarlas. Es cierto que hay algunas doctrinas heréticas que se
encuentran en la TNM (eg. el politeísmo incoherente en Jn. 1:1 ‘El Verbo era con Dios, y el Verbo era un
dios’), pero el porcentaje de toda la Biblia afectada (¡y he mirado!) no llega ni al 0,1 % del todo, que está
muy lejos de ser ‘llena’”. (Duthie 1995, Choose...Bible Wisely, 216)

C. Houtman: En cuanto a los prejuicios del traductor, dice: “La Traducción del Nuevo Mundo de los Testigos
de Jehová puede sobrevivir el examen crítico”. (Nederlands Theologisch Tijdschrift [Dutch Theological Magazine],
38 1984, pp. 279-280)

Nueva Enciclopedia Católica: “La obra es excelente excepto cuando el conocimiento científico entra en
conflicto con las doctrinas aceptadas por el movimiento”.

Andover Newton Quarterly: “Esta traducción [la TNM], como observa J. Carter Swain, tiene sus
peculiaridades y sus excelencias. Con todo, parece que no estaría fuera de lugar reconsiderar el desafío
que este movimiento lanza a las iglesias históricas”. (Andover Newton Quarterly, enero de 1963, vol. 3, # 3, página
31)

Walter E. Stuermann: “Por esta contribución [de la TNM] a la historia de la Biblia impresa en inglés [y al
español] ... La Sociedad del Nuevo Mundo merece encomio por sus esfuerzos [...] A pesar de sus defectos,
la versión tiene muchas traducciones refrescantes y sugerentes del griego. Una traducción literal, como la
Sociedad provee para nosotros tiene sus usos; por tanto, deberíamos estar agradecidos por sus
esfuerzos. Aparte de otros usos el texto proporciona una buena base sobre la cual fundar discusión en el
aula de análisis textual y principios de traducción [...] Las notas de texto son útiles... Cuando la versión se
utiliza con cautela, se encontrará valiosa en varios aspectos”. (Profesor de Filosofía y Religión de la Universidad
de Tusla, OK, USA, The Bible and Modern Religions – III. Jehovah's Witnesses, Interpretation 10, 1965, pp. 339, 342)

Es más, algunos eruditos hasta recomiendan la TNM y la KIT a lectores serios de la Biblia.

Thomas N. Winter: “En resumen, cuando un testigo venga a su puerta, el clasicista, estudiante de griego,
o estudiante de la Biblia por igual haría bien en pedirle un ejemplar [de la ‘Traducción Interlineal del Reino /
TNM’]”. (Profesor de griego en la Universidad de Nebraska, The Classical Journal, abril-mayo de 1974, 376)

Alan S. Duthie (quien tiene preferencia por las versiones idiomáticas): “Si usted pertenece a ese pequeño
grupo de estudiantes serios de la Biblia que tratan de aprender los idiomas hebreo o griego, entonces
apreciará el valor de una traducción de ‘equivalentes literales’ o ‘glosas’, especialmente una interlineal, o
una traducción relativamente literal, como NASB, KJ2, NWT*, YOUNG, DARBY, RV, DOUAY, Concordant.”
(Duthie 1985, Bible Translations..., p. 67. *NWT = TNM)

“Para estudios detallados de las palabras o intereses similares sobre los idiomas originales, sugerimos o
bien una versión muy literal, como la NAS, la NWT* [TNM], o la LTB=KJ2; o preferiblemente una versión
interlineal (la Kingdom [Interlinear Translation], o la Marshall). (Duthie 1995, Choose...Bible Wisely, p. 225)

A esta recomendación de Duthie, quiero sugerir otra traducción interlineal que fue publicada
posteriormente a las publicaciones de Duthie, a saber, Word Study Greek-English New Testament (por
Paul R. McReynolds, 1999). De las traducciones de carácter interlineal, la Kingdom Interlinear
Translation, y la de McReynolds sobresalen. Otros quizas prefieran las de Alfred Marshall, Jay P.
Green, Francisco Lacueva y otras. En español, considere El Nuevo Testamento Interlineal* por el
erudito César Vidal. ©2011). Pienso que las traducciones interlineales de K.I.T y la de McReynolds
todavía son superiores, pero en inglés. (*Contiene el Texto Mayoritario y la RV, 1909)
Para concluir, tomaré prestado algunas palabras de un traductor de la versión bíblica The Bible in
Living English, por Steven T. Byington, cuando escribió una crítica de la TNM: “Si usted busca formas
excelentes o sugerentes de traducir, esta es una de las minas más ricas.” (Christian Century, “Review of
the New World Translation of the Christian Greek Scriptures”, 1 de noviembre, 1950, pág. 1296)

Es mi deseo que esta reseña sirva para aclarar algunas preguntas que hacen muchas personas
acerca de una traducción de la Biblia de gran distribución, y que genera mucha controversia
debido a su posición teológica. Espero que la información presentada aquí haya estimulado su
apetito por incrementar su investigación bíblica. – FIN –

_____________________________________________________
Nota 1, Sobre la similitud entre el griego bíblico y moderno:

El griego moderno se deriva del griego medieval que a su vez se deriva del coiné. Dice el Diccionario
Enciclopédico Quillet (1966): “Del koiné nace, a comienzos de nuestra era, el griego moderno”. Christides
Vassilios* escribe sobre ‘Las variaciones y diferencias que existe entre varias formas del griego’. “El griego
moderno se desarrolló a partir del griego clásico. Hay una continuidad lineal de la época de Homero hasta
la actualidad. A diferencia de las lenguas romances, que fueron creados de forma independiente después
de la desintegración del Imperio romano, el griego moderno es esencialmente lo mismo que el griego
clásico”. El griego coiné era una forma simplificada del griego clásico. También es conocido como griego
post-clásico. (201 Modern Greek Verbs [201 verbos del griego moderno], p. vi. *Ph.D. de la Universidad de Princeton,
profesor asociado de Historia Bizantina Universidad de Tesalónica, Grecia. Anteriormente profesor asistente de
griego bizantino y moderno, en la Universidad de Columbia.)

Y Paul L. Kaufman (quien enseñó griego por más de 25 años) escribió: “A lo largo de los siglos, la lengua
griega ha mostrado una notable continuidad y ha puesto en evidencia muchas menos variaciones que las
que ha tenido el idioma inglés desde los tiempos de Chaucer (c. 1340 a 1,400). […] [E]s probable que no sea
exageración señalar que el estudiante que pueda leer, sea la Anábasis de Jenofonte o la Apología de Platón
tendrá poca dificultad para leer el Nuevo Testamento e incluso un periódico griego moderno (con
excepción de algún vocabulario diferente)”. (An Introductory Grammar of New Testament Greek [Una gramática
introductoria del griego del NT], 1982, p. 1. Profesor de N.T. Lengua y Literatura en el Seminario Bautista Conservador
Occidental en Portland, Oregon.) Sobre esto mismo dice Wikipedia: “En sentido estricto, ‘demótico’ se refiere a
todas las variedades populares del griego moderno que siguió un camino de evolución de la koiné común
y ha mantenido un alto grado de inteligibilidad mutua hasta el día de hoy”. “Los textos antiguos griegos,
especialmente del koiné bíblico en adelante, son por lo tanto, relativamente fácil de entender para los
hablantes educados de nuestra época”.

Entonces, así como podría ser más fácil para un hablante nativo italiano o español aprender el latín, de lo
que sería para un hablante del inglés, cuyo lenguaje es más lejano del latín, se argumenta que el
aprendizaje del griego coiné (bíblico) es considerablemente más fácil para un hablante nativo griego de lo
que sería para alguien totalmente ajeno a esa cultura.

De hecho, algunas personas han formulado un argumento donde se afirma que los antecedentes de
Spiros Zodhiates, Th. D. (autor de varias obras de referencia, tal como The Complete Word Study Dictionary New
Testament [Diccionario completo del estudio de palabras del NT]), como nativo en la lengua griega es un
elemento valioso en su trabajo bíblico. ¿Por qué sería diferente para George Gangas, un hablante nativo
griego? No tiene lógica concluir que un hablante nativo griego capaz de aprender y dominar dos lenguas
ajenas (inglés y español), que sirvió como traductor competente para una Corporación Internacional, no
tenga capacidad alguna de asimilar las diferencias lingüísticas del griego moderno y el griego bíblico.

Como se indicó anteriormente: “Los textos antiguos griegos, especialmente del koiné bíblico en adelante,
son por lo tanto, relativamente fácil de entender para los hablantes educados de nuestra época”. Por lo
tanto, es razonable pensar que, de ser necesario, entre las filas de miles de Testigos griegos de todo el
mundo, la Sociedad WT no tendría dificultad para encontrar a alguien que se especializara en “griego
bíblico”.

La American Bible Society, junto a la Greek Bible Society (asociados de la United Bible Societies), publicaron la
versión Today's English Version (aka: “Versión Popular”); y al griego moderno (The New Testament in Today's Greek
Version, 2003). Ahora bien, cuando estas Sociedades lograron una traducción al griego moderno, ¿podría
alguien sostener legítimamente que hicieron todo esto con cero conocimiento del griego bíblico? Por
supuesto que no. Lo mismo se puede decir de la producción de la TNM al griego moderno. En resumen,
aquí no se sostiene que todo parlante del griego moderno se hará competente en la traducción bíblica.
Pero sí afirmar que tener conocimiento del griego moderno puede en algunos casos ser ventajoso a la
hora de traducir el griego bíblico, y también, que los obstáculos lingüísticos entre las dos formas del
griego se pueden superar con esfuerzo.

Nota 2: Sobre la declaración de Martin acerca de “la única persona en la WT que leía griego y no sabía lo
que era el sujeto de la oración de Juan 1:1”.

Me parece que dicha declaración de por sí es discutible. Aunque Martin había declarado que la Sociedad
WT solo tenía una persona que leía griego, la verdad es que en Grecia hay miles de TJ predicadores activos
en sus filas, que leen y hablan griego, además de un sinnúmero de otros asociados griegos por todo el
mundo. A eso le puede sumar a otros Testigos procedentes de otras etnias que sienten pasión por los
idiomas bíblicos y procuran el estudio de estos, ya sea por via formal, o por su cuenta. Es bien conocido
que en práctica la Sociedad WT trabaja “en privado”, por lo tanto, casi seguramente, no hay persona fuera
del grupo que pueda saber con certeza quién sabe griego o no, ni cuantas personas han estudiado el
griego bíblico formalmente. Martin no dio a saber el nombre de la persona de la WT de ese encuentro, y
eso es extraño en sí. Tal reportaje escurridizo podría reflejar un motivo malicioso del detractor en
proyectar a esta Sociedad como “entidad” totalmente inapta para la tarea de traducir la Biblia.

Si la persona que a Martin se refería era George Gangas, tambíen es probable que Gangas haya sido
avisado del visitante controvertido que solicitaba “hablar con alguien que supiera griego”. O quizás notó
temprano en la conversación que se trataba del detractor Walter Martin, lo que este representaba, y de su
táctica bien conocida de debatir, en vez del hecho de no tener conocimiento alguno de lo que era el
“sujeto” en la cláusula del texto. Si Gangas fue miembro del Comité de la TNM, seguramente fue elegido
al Comité de la TNM por sus capacidades lingüísticas, no por su sonrisa. Algunas personas ajenas a la WT
aparentemente no están al tanto de que los partidarios de la WT son entrenados para evitar la
confrontación con personas que solo quieren “ganar argumentos”. Una publicación de la WT que se
preparó como ‘ayuda bíblica’ para los ministros (Razonamiento a partir de las Escrituras), ilustra esto: “No se ha
preparado esta publicación con el fin de ayudar a nadie a ‘ganar discusiones’ con personas que no respetan la verdad.
Más bien, le suministra a usted información valiosa para que la emplee al hablar con las personas que le permitan
razonar con ellas”.

Como parte de sus metas educativas, la Sociedad Watchtower a veces ha escrito instrucción básica sobre
la gramática, la escritura y otros materiales de comunicación adecuados a sus ministros. Por ejemplo, las
siguientes publicaciones de la WT abordaron el asunto del sujeto y predicado en la estructura de la
oración en la gramática y también, a la luz del contexto de Juan 1:1. (Ayuda teocrática para los publicadores del
Reino, 1945, pág. 154 ; Capacitados para ser Ministros, 1955, revisado 1967, p. 121; Atalaya 75, 11/15 703, Atalaya 88,
6/1 17, Referencias a las ediciones en inglés.)

La propia TNM llamó atención al sujeto y al predicado de Juan 1:1c en su Apéndice. (1950, pp. 774, 775) Es
tan extraño entonces que, dado que las publicaciones de la Sociedad WT han explicado lo que es el sujeto
y el predicado de Juan 1:1c, una persona que conocía el griego y supuestamente formaba parte del
Comité de la TNM, no conociera esta información básica, que aparece en el Apéndice de la propia TNM, y
que él siendo miembro de dicho comité supuestamente aprobaría. Es más razonable pensar de que
Gangas evitaría continuar un encuentro donde “ganar una discusión bíblica” sería menos práctico para él
que para Martin, un hombre experimentado en discusión publica controversial. Ciertos miembros
anteriores de la Sede WT cuentan que Gangas no era dado a la confrontación. Lo lamentable de todo
esto, es que algunas personas siguen haciendo alusión al incidente como indicador de la incompetencia
del Comité de la TNM.

Nota 3, He aquí algunos detalles sobre la vida de Fred Franz:


Franz nació en Covington, Kentucky en 1893. Frederick Franz y su familia se mudaron a la cercana
Cincinnati, Ohio. Asistió a la escuela secundaria Woodward en Cincinnati y eligió el curso de los Clásicos.
Tomó el estudio del Latín – un estudio que prosiguió durante los próximos siete años . Fue seleccionado
para dar el discurso de despedida de graduación de la Escuela Secundaria Woodward. Él enseñó en la
escuela dominical en la Iglesia Presbiteriana mientras planeaba ser ministro. Ingresó en la Universidad de
Cincinnati en 1911, tomando el curso de Artes Liberales.

Al estudio que continuó del latín, añadió el estudio del griego. Estudió griego bíblico con el profesor
Arthur Kinsella. Estudió griego clásico bajo la guía del doctor Joseph Harry, autor de algunas obras en
griego. Escribió él: “Yo sabía que si deseaba ser clérigo presbiteriano tenía que dominar el griego de la
Biblia. De modo que me apliqué vigorosamente a los estudios y aprobé el curso”.

Además de estudiar griego y latín en la escuela, él se interesó en aprender español, que le pareció muy
similar al latín. Fred Franz relata: “Un punto sobresaliente en mi vida académica fue cuando el doctor
Lyon, presidente de la universidad, anunció a una asamblea de estudiantes en el auditorio que yo había
sido elegido para ir a la Universidad Estatal de Ohio para tomar exámenes, en competencia con otros, por
la Beca Cecil Rhodes, lo que me calificaría para ser admitido en la Universidad de Oxford, en Inglaterra.
Uno de los concursantes me superó en lo relacionado al atletismo, pero por mis calificaciones
comparables a las de él quisieron enviarme junto con él a la Universidad de Oxford. Aprecié el haber
satisfecho los requisitos para obtener la beca, y, normalmente, esto hubiera sido algo muy halagador.

“ Jamás me ha pesado el que, poco antes de los anuncios que hicieron las autoridades educativas en cuanto al
resultado de los exámenes para la Beca Cecil Rhodes*, escribí una carta a las autoridades y les avisé que ya no me
interesaba la beca para la Universidad de Oxford y que podían quitar mi nombre de la lista de concursantes. Hice esto
aunque mi profesor de griego en la universidad, el doctor Joseph Harry, me informó que había sido escogido para
recibirla”*. Su hermano le envió un folleto de los Estudiantes Internacionales de la Biblia. Esto llevó a Franz
a dejar la Universidad de Cincinnati en mayo de 1914 (solo dos semanas antes del fin del su tercer término
como estudiante de penúltimo año) sin completar sus estudios, y convertirse en un ministro de tiempo
completo para el grupo. (w87 1/5)

(* Una carta de fecha 13 de enero de 1993, por el Secretario estadounidense de El Fondo de Becas de Rodas, a un tal
Frank Russo dijo):

Estimado Sr. Russo,

La única información que tenemos guardado por esta Oficina de la Beca Rhodes Trust en relación con Frederick W.
Franz declara que él tomó el examen de calificación para la Beca Rhodes y fue aprobado en 1913. No tenemos
ninguna información si se le ofreció o no una Beca Rhodes, pues solo llevamos un registro de aquellos que son
elegidos para entrar en la Universidad de Oxford.

Le saluda atentamente,

David Alexander
American Secretary

“A raíz de la biografía del Investigador del líder de la secta Frederick W Franz pasado mes de marzo, el
lector Frank Russo llamó por teléfono a la Universidad de Cincinnati. Franz estudió allí del 9/1911 y
12/1913, completó 36 ‘clases’, anotando 23 A's, 8 B's y 5 C's. Franz llevó a cabo el 90% de los estudios para
un grado antes de descontinuar.” http://users.adam.com.au/bstett/JwFranzFred29.htm)

Un detalle interesante de la historia de la vida de Fred Franz tiene que ver con su interés musical. Él
tocaba la mandolina, cantaba solos de tenor, y también sirvió como conductor de orquesta (lo cual requiere
amplio conocimiento de la música, incluyendo la capacidad de leer música, la comprensión global de los
instrumentos musicales y sus técnicas), indicativo de su talento musical, e inteligencia. (w87, 1/5 28)

Nota 4: Sobre la alegación del que el Comité de la TNM “fabricó” un tiempo griego:
La desvirtuación de la nota TNM 1950 de Juan 8:58 en realidad comenzó en 1953, cuando Walter R. Martin
(bautista “experto en sectas”) y Norman Klann publicaron su libro Jehovah of the Watchtower [Jehová de la WT],
donde escribieron haciendo cita de Juan 8:58 de la TNM en inglés: “El término ‘[pretérito] perfecto
indefinido’ parece ser una fabricación del autor de la nota”. (New York, NY: Biblical Truth Publishing Society,
1953, p. 54; Walter Martin and Norman Klann, Jehovah of the Watchtower, Minneapolis, MN: Bethany House, 1974,
impresión de 1981, p. 53.)

La TNM de 1950 de las Escrituras Griegas tenía una nota al pie de Juan 8:58, que decía: “I have been=ἐγὼ
εἰμί (ego' eimi') after the a'orist infinitive clause πρὶν Ἀβραὰμ γενέσθαι and hence properly rendered in the
perfect indefinite tense.” (Traducción aproximada: ‘yo he sido=[egó eimí], que sigue a la cláusula del aoristo infinitivo
[prin 'Abraám genésthai], y por consiguiente, correctamente traducido en el tiempo perfecto indefinido’.)

En 1957, Martin escribió que la nota TNM de Juan 8:58 “fabricó un tiempo en el griego y lo tituló ‘el tiempo
perfecto indefinido’, un tiempo que no existe en ningún libro de gramática griega conocida”. (Los Testigos
de Jehová, 1957, 1974, pág. 53) “El término ‘perfecto indefinido’ es una fabricación del autor de la nota, por lo
que es imposible saber lo que significa”. (Kingdom of the Cults [El reino de las sectas], 1965, 1977, pp. 77-78) “El
término ‘perfecto indefinido’ no es un término gramatical estándar, y su uso aquí ha sido fabricado por los
autores de la nota, así que es imposible saber lo que significa”. (2003, Kingdom of the Cults [El reino de las
sectas], pág. 111; edición 1985, pág. 88)

Y Robert Bowman Jr. agregó leña al fuego cuando escribió: “El cambio de “tiempo perfecto indefinido” a
“tiempo perfecto indicativo” [en ediciones posteriores TNM] no hizo absolutamente nada por aclarar que la
expresión ‘traducido en’ significa traducido al inglés. Si eso es lo que la Sociedad deseaba aclarar, todo lo
que tenían que hacer era añadir las palabras ‘en [al] inglés’. A menos que asumamos que las personas
responsables de la nota revisada eran totalmente ineptos, es inconcebible que lo que estaban tratando de
hacer era aclarar que la expresión tenía referencia al idioma inglés”. (Jehovah's Witnesses, Jesus Christ and the
Gospel of John, 1989, Baker Book House, p. 94) Y en otro lugar: “Sin embargo, es pertinente señalar que los TJ
han exhibido pobre erudición en su manejo del ‘tiempo perfecto indefinido”. (Ibid., pág. 98.)

Desde el mismo principio fue intención del Comité de la TNM transmitir el significado de “traducido en”
como “traducido al inglés”, en tiempo de perfecto (de indicativo) con cierta idea de la indefinición. El
Comité de la TNM quizás nunca imaginó que esto terminaría siendo un escándalo, uno de los más
hablados en los círculos religiosos de la historia reciente. Puesto que falsas declaraciones y acusaciones
de ineptitud están siendo dirigidas a la Sociedad Watchtower por montones, es solo justo considerar
realmente una definición de la palabra “render” en inglés, (o “verter”, “traducir” en español):
Websters New World Dictionary (College, 4th Ed.): “to express in other words; esp., to translate: often with
into.” (Traducción aproximada: Expresar en otras palabras; traducir: a menudo con en, a, al)
The Free Dictionary (vb, tr): “to translate (something) into another language or form.” (Traducir -algo- a otro
idioma u otra forma)

The American Heritage Dictionary (2d College Ed.): “To express in another language or form; translate.”
(Expresar en otro idioma o en otra forma; traducir)

Websters New Universal Unabridged Dictionary (2d. Ed.): “to express in other words, as in another language;
to translate.” (Expresar en otras palabras, como en otro idioma; traducir)
Merriam Websters Advanced Learneŕ s English Dictionary: “formal: TRANSLATE ▪ render Latin into English ▪
The word was incorrectly rendered as ‘light.’” (formal: Traducir) ▪ verter latín al inglés ▪ La palabra fue
incorrectamente traducida como ‘luz’.)
Oxford English Dictionary (1985): “To reproduce or express in another language, to translate. Also const.
into.” (Reproducir o expresar en otro idioma, traducir. También const. en, a, al)

Ejemplos de uso:
The NET Bible, Acts 15:7, footnote: “ ’Grk God chose among you from my mouth the Gentiles to hear the
message of the gospel and to believe.’ The sense of this sentence in Greek is difficult to render in
English.” (Traducción: “ ’Griego, Dios escogió mediante la boca de mí, escuchar las naciones la palabra del evangelio y
creer’. En el griego, el sentido de esta oración es difícil de traducir en inglés”.)

The Expository Times: “The [Greek] aorist is to be rendered in the present tense” (El aoristo griego debe
traducirse en el tiempo presente.)

Calvin's Commentaries, Vol. 45: Catholic Epistles, tr. by John King: “The two first verbs [in James 5:6], being
aorists, may be rendered in the present tense, especially as the last verb is in that tense.” (Los dos primeros
verbos en Santiago 5:6, siendo aoristos, se pueden traducir en el tiempo presente, sobre todo porque el verbo último
está en ese tiempo.)

Wermuth's Greekbook: “Conversely, a “negative” command using the Present tense ([in the Greek] with οὐ))
mandates the hearer’s “discontinuance” of an action. Therefore, “Do not love the world...” (1 John 2:15) is
more precisely rendered, “Stop loving the world...” (Por otra parte, un mandato “negativo” usando el presente
([en el griego] con el ο‡) asigna la “discontinuación” del oyente por mandato de una acción. Por lo tanto, “no amen al
mundo…” (1 Juan 2:15) se vierte más precisamente, “dejen de amar al mundo...”)

www.vitba.orgfofmb/chapter16.html: “The verb быць, to be, has no present tense conjugation [in Belarusian].
The verb to be is often rendered in the present tense as a pause, represented as a dash when written.” (El
verbo быць, ser, no tiene conjugación de tiempo presente [en bielorruso]. El verbo ‘ser’ es a menudo representado en
el tiempo presente como una pausa, representado como un guion cuando se escribe.)

Wikipedia, bajo Bist du bei mir: “A translation [from German] to English is difficult, because the original
German is poetry and no perfect grammar. ‘Bist du bei mir’ is short for the conditional ‘Wenn Du bei mir
bist’, the event of a future rendered in the present tense in the first two lines.” (Una traducción [del alemán]
al inglés es difícil, porque el original en alemán es poesía y no es gramática perfecta. ‘Bist du bei mir’ es la abreviatura
de la condicional ‘Wenn du bei mir bist’, el evento de un futuro traducido en el tiempo presente en las dos primeras
líneas.)

Lo que Martin y Bowman afirman entonces, es, que cuando la TNM escribió “correctamente traducido en
el tiempo perfecto indefinido” debió haber añadido las palabras en inglés, para comunicar su intención de
que “the perfect indefinite tense [el tiempo perfecto indefinido]” era una referencia al idioma inglés y no al
griego. Otros estudiosos, sin embargo, suelen utilizar “rendered in” (traducido en) con el significado de
“translated into” (i.e. traducido en... traducido al, etc), sin especificar el idioma destino, reflejando el uso
que los diccionarios comunican. No obstante, cuando otros que no son Testigos de Jehová hacen algo
similar, no son el blanco de la crítica de Martin y Bowman. ¿Por qué será?

Una mirada honesta a los ejemplos anteriores muestran claramente que no es necesario incluir las
palabras “en [o, “al”] inglés” para expresar el pensamiento intencionado (aunque podrían ser utilizadas
para eliminar cualquier posible ambigüedad). Tenga en cuenta que en estas muestras, con excepción de
una mención de “en inglés”, no se menciona el idioma destino en cuestión, sin embargo, es obvio que los
autores de las notas no implican que por utilizar “rendered in” (“traducido en”) deba significar que lo que
le sigue a esa expresión sea referencia al idioma fuente del que se traduce, sino más bien apunta al
idioma destino bajo consideración. Tome un ejemplo de arriba: “Los dos primeros verbos en Santiago 5:6,
siendo aoristos, se pueden traducir en el tiempo presente, sobre todo porque el verbo último está en ese
tiempo”. (Comentarios de Calvino) ¿Fue Juan Calvino “totalmente inepto” al hacerlo así? ¿O lo fue el traductor
al inglés de esta obra?

Ahora bien, ¿tenemos que tomar la frase de arriba en inglés, “may be rendered in the present tense”
(Trad.: ‘se pueden traducir en el tiempo presente’) como referencia al idioma griego, porque los dos primeros
verbos en Santiago 5:6 sean aoristos griegos? ¡De ninguna manera! La obra Comentarios de Calvino está
en inglés, por lo tanto, es razonable asumir que la frase “rendered in the present tense” deba referirse a
la traducción inglesa, no al griego, aunque el griego tenga también un tiempo presente. Esta obra de
Calvino (al igual que otras), lo deja a la inteligencia del lector. Nadie protesta, nadie los critica. Pero en el
caso de la TNM, evidentemente hay suficiente motivación teológica para tratar de señalar cualquier
aparente desliz.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, ¿cómo puede gente inteligente, como estos eruditos
evangélicos mencionados, llegar alguna vez a la conclusión de que una explicación de la expresión griega
(egó eimí) traducida en el tiempo perfecto indefinido en una Biblia en inglés deba significar que sea un
tiempo griego? Una definición estándar presentada arriba de “render” es: “expresar en otro idioma u otra
forma; traducir”. Y así mismo lo utilizan muchos escritores.

Por cierto, insertar la palabra “indefinido” así, “tiempo perfecto indefinido”, no cambia el mensaje
intencionado. ¿Por qué? Debido a que “render in” es expresión aceptable en el idioma inglés para
comunicar la idea de: “traducir a” otro idioma u otra forma. El diccionario de Webster's New World define
“render” así: “expresar en otras palabras, esp[ecialmente], traducir: a menudo con, into (en, a)”. Entonces,
¿por qué tanto alboroto? ¿No se deberá más bien a prejuicio religioso?

Tal parece que ese es el caso aquí, donde los críticos procuran “hacer una montaña de un grano de
arena”. Estos críticos al darse cuenta de que la TNM no utilizó un término estándar gramatical (pero no
necesariamente erróneo*), sin vacilación se aprovecharon de la ocasión para ridiculizar al Comité de la TNM
como “inepto” en su obra de traducción bíblica. El prejuicio religioso juega un papel muy importante en
estos cargos. Seguramente, si una nota tuviera una explicación gramatical similar, pero en cambio
apoyara la idea tradicional de Juan 8:58 (que aquí Jesús afirmaba un título de Dios) , no estaríamos teniendo
esta discusión en este momento. (*Furuli dice: “A pesar de que el contenido semántico de la frase puede ser
apropiado...no contribuye mucho a la comprensión de los lectores del pasaje o la traducción que ofrece”.)
Como se ha indicado, fue la intención de la Sociedad desde el principio que la frase “traducido en el
tiempo perfecto indefinido” que aparece en las primeras ediciones de la TNM significara: “traducido al
inglés en el tiempo perfecto de indicativo”. En cuanto al término utilizado “indefinido” (con “idea de la
indefinición”), es obviamente, una referencia, de que en Juan 8:58 no se especifica la duración de la
existencia prehumana de Jesús. Aunque el término “tiempo perfecto indefinido” no es terminología
estándar de la gramática, sí aparece en algunas gramáticas más antiguas. (A New English Grammar Logical
and Historical, by Henry Sweet, 1900, y Crowell's Dictionary of English Grammar and of American Usage, by Maurice H.
Wesseen, 1928) Y algunas fuentes de gramática inglesas continúan hasta hoy utilizando la palabra
indefinido cuando explican ciertas formas verbales del tiempo perfecto en inglés.

“[El pretérito] perfecto [en inglés] describe una acción que ocurrió en un tiempo indefinido en el pasado o
que se inició en el pasado y continúa en el presente”. (2000, St. Cloud State University, St. Cloud, Minnesota ,
The Write Place) “El presente perfecto [en inglés] se utiliza para indicar que una actividad o evento ha tenido
lugar sin precisar exactamente cuándo. El énfasis está en haber tenido la experiencia. El tiempo es
indefinido – no es importante”. (http://www.grammar-quizzes.com)

La Sociedad WT actualizó la nota al pie en Juan 8:58 en versiones posteriores de la TNM para reflejar una
terminología estándar de la gramática, no porque la nota original estuviera incorrecta.

______________________________________________________________

Si desea leer esta misma información en inglés, haga clic aquí: http://www.scribd.com/doc/48234022/Did-the-New-
World-Translation-Committee-Know-Greek

Para una consideración de otras Escrituras, vea los siguientes enlaces:


Para Juan 1:1, vea el siguiente enlace: http://www.scribd.com/doc/35899788/Traduccion-correcta-de-Juan-1-1-Lista-de-lecturas-alternativas

Ejemplos adicionales al artículo de Juan 1:1, vea (en inglés): http://www.scribd.com/doc/50330864/John-1-1-List-of-Alternate-Readings

Juan 8:58 (“yo soy” o “yo he sido”), vea el siguiente enlace: http://www.scribd.com/doc/36126649/Traduccion-correcta-de-Juan-8-58-
Lista-de-lecturas-alternativas-a-yo-soy

Juan 17:3 (‘adquirir conocimiento’), vea el siguiente enlace: http://www.scribd.com/doc/74629981/Juan-17-3-


%E2%80%98Adquiriendo-conocimiento%E2%80%99-de-Dios-y-Jesucristo

Colosenses 1:16, “todas las otras cosas”, vea: http://www.scribd.com/doc/209601066/Colosenses-1-16-%C2%BFEs-la-traduccion-


%E2%80%9Ctodas-las-otras-cosas%E2%80%9D-apropiada

1 Timoteo 3:16 vea: http://www.scribd.com/doc/77336247/%C2%BFFue-Dios-manifestado-en-carne-1-Timoteo-3-16

Hebreos 1:6,8, https://www.scribd.com/doc/255738165/Ensena-Hebreos-1-6-8-que-Jesucristo-es-Dio s

¿Acaso tiene sentido la Trinidad?: http://www.scribd.com/doc/173779117/%C2%BFAcaso-tiene-sentido-laTrinidad

En inglés:
Exodus_2:25:_http://www.scribd.com/doc/38676458/Exodus-2-25-And-God-took-notice-Does-God-care-about-us
For an extensive consideration of John 1:1: http://www.scribd.com/doc/34916458/The-correct-translation-of-John-1-1
For a briefer consideration of John 1:1, but with additional samples, click: http://www.scribd.com/doc/50330864/John-1-1-List-of-
Alternate-Readings
For John 8:58, click the following link: http://www.scribd.com/doc/35318309/The-correct-translation-of-John-8-58-List-of-alternate-
readings-to-I-am-I-have-been-I-was-I-exist
For John 17:3: http://www.scribd.com/doc/57772552/John-17-3-%E2%80%98Taking-in-knowledge-of-%E2%80%99-God-and-Jesus
For John 1:14, click: http://www.scribd.com/doc/35002730/John-1-14-Jesus-full-of-grace
For Acts 20.28, Whose blood?: http://www.scribd.com/doc/231244155/Acts-20-28-Whose-blood
Colossians 1:16 (“all other things”): http://www.scribd.com/doc/209607822/Colossians-1-16-Is-the-translation-all-
other-things-appropriate

For 1 Timothy 3:16, click: http://www.scribd.com/doc/76927834/Was-God-manifested-in-the-flesh-1-Timothy-3-16


For Translation Differences between Bible versions, click: http://www.scribd.com/doc/59484457/Translation-
Differences-Questions-and-Answers
Hebrews 1:6,8: https://www.scribd.com/doc/252268649/Does-Hebrews-1-6-8-prove-Jesus-is-God

Was Jesus Created First: https://www.scribd.com/document/378080373/Was-Jesus-Created-First

Para aportar sugerencias, o correcciones, escriba a: lesriv000@gmail.com

> Esta redacción se preparó usando el programa ofimático gratis de LibreOffice Writer con tipo de letra
Noto Sans, tamaño 11, originalmente en el formato abierto .odt (Open Document Text). <