Sie sind auf Seite 1von 9

PUERPERIO

PRESENTADO POR:

LORENA DUQUE DOMINGUEZ

PRESENTADO A:

DOC. EDER ANTONIO HERRERA MARRUGO

GRUPO: 1202

UNIVERSIDAD COOPERATIVA DE COLOMBIA

FACULTAD DE ENFERMERIA

BIOESTRUCTURADA V

2011
INTRODUCCION

La etapa del puerperio se manifiesta después del parto, siendo un lapso de tiempo
en donde la mujer puede presentar una serie de cambios no experimentados en el
embarazo, pero también llenos de modificaciones, que contiene el volver a la
situación normal de la mujer antes de quedar embarazada.

Todos los cambios que representa volver al estado natural requieren de muchos
cuidados, para lograr que este proceso se torne normal y lleno de gratificaciones.
Siendo algo extraordinario conocer que es lo que pasa con cada órgano que se vio
alterado en la etapa del embarazo, y como es su proceso para volver a tener la
misma función de antes y agregando las necesidades que tiene el bebe que ahora
se encuentra en crecimiento.
OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL:

Identificar la definición, cuidados, cambios y complicaciones que desencadena el


puerperio

OBJETIVOS ESPECIFICOS:

Establecer la definición tipos de puerperio.

Comprender los cambios y complicaciones que genera la etapa del


puerperio.

Conocer las intervenciones de enfermería encaminadas a favorecer el


bienestar de la madre y él bebe en le puerperio y su tratamiento.
1. EL PUERPERIO

El puerperio es el periodo que comprende desde el final del parto hasta la


normalización de los cambios fisiológicos producidos durante el embarazo. Es un
periodo largo, de aproximadamente seis semanas de duración o hasta la aparición
de la primera menstruación

1.1 TIPOS DE PUERPERIO:

PUERPERIO INMEDIATO: abarca las primeras 24 horas postparto.

PUERPERIO PRECOZ: se sitúa entre el segundo y el séptimo día

PUERPERIO TARDIO: comprende el periodo de tiempo que va desde el


décimo día hasta los 45 días.

1.2 CAMBIOS ANATOMOFISIOLOGICOS:

Involución del útero: El útero, una vez expulsada la placenta, se contrae y


disminuye rápidamente de tamaño. La causa de la involución uterina es un
proceso de autolisis (atrofia de tejidos y contracción y retracción del propio útero.
Después del parto el útero se contrae y desciende a la altura del punto medio de la
línea que une el pubis con el ombligo, al décimo día se convierte en órgano
pélvico.
Se produce la reducción del peso, de 1500 gramos que pesa al final de la
gestación al finalizar la primer semana del puerperio pesa 500 gramos, y recupera
su peso normal, 65 gramos, alrededor de la octava semana. La longitud
disminuye de 32 cm., que mide al final del embarazo, a 7 u 8 cm.

La glándula mamaria: constituye una excepción, ya que es durante el puerperio,


que alcanza su máximo desarrollo para permitir que la madre tenga leche para
amamantar a su hijo.
La estructura de la glándula mamaria se vuelve más firme, sensible y dolorosa al
tacto y las mamas aumentan su tamaño (ingurgitación mamaria). La producción de
leche se inicia en este proceso con la producción del calostro.

La producción de la leche materna depende de la estimulación producida por la


hormona lactógena o prolactina (liberada por la hipófisis). En el proceso de la
lactancia interviene: la succión y vaciamiento de las mamas, que a su vez estimula
la liberación de la prolactina.
Restauración hormonal:
Los estrógenos cuya concentración plasmática había aumentado unas mil veces
en la gestación, se normalizan a los 3 – 4 días del parto, la progesterona a los 10
días, la gonadotropina y el lactógeno placentario son indetectables a los 8 – 10
días. La hormona tiroidea y el cortisol se vuelven normales a los 6 – 8 días.

Loquios:
Exudado uterovaginal, constituido por hematíes, células deciduales y de la capa
de descamación del endometrio y del cérvix. Su cantidad, composición y aspecto
varía a lo largo del proceso.

Primeros dos días: son rojos como la sangre, y están formados por sangre, unto
sebáceo, lanugo y restos de membranas.

Durante el tercer y cuarto día: son de color rosado porque se agregan exudados
del aparato genital (loquios sanguinolentos).

A medida que transcurren los días los loquios se van aclarando, y en entre el día
sexto y séptimo están formados casi totalmente por secreciones del aparato
genital (loquios serosos).

En el día 21 del puerperio puede presentarse un derrame sanguíneo, llamado


"pequeño retorno", que si bien pude alarmar a la mujer no tiene ninguna
importancia.

Involución del cuello uterino: Inmediatamente después del parto está blando y
dilatado. El cuello uterino vuelve a su tamaño anterior después de la primera
semana. El orificio cervical interno se cierra, pero el externo presenta una
dehiscencia.

Involución dela vagina: La vagina se repliega y vuelven a aparecer las


rugosidades. La mucosa vaginal permanece con riesgo de sangrado; su
elasticidad favorece una rápida recuperación, volviendo a la normalidad de la
quinta a la sexta semana y a la octava en las mujeres que lactan.
Este retraso es debido a la falta de estrógenos, lo que ocasiona con frecuencia
molestias en las relaciones sexuales, por la escasa lubricación vaginal que se
recupera una vez iniciada la menstruación.

Involución perineo-vulvar: La vulva permanece edematosa durante unos días


posteriores al parto; si se ha practicado episiotomía, o si se ha producido un
desgarro. Si no aparecen complicaciones, cicatriza a los seis o siete días.

Pared abdominal: Permanece blanda y flácida debido a la distensión,


paulatinamente se recupera el tono, que dependerá en gran medida de la
consistencia muscular previa al embarazo y del ejercicio de recuperación
postparto. Los ligamentos y músculos de la pelvis pueden recuperar su posición a
las cuatro o seis semanas.
Función cardiovascular: El volumen de sangre aumentado durante el periodo del
embarazo es de un 35% y se reduce gradualmente hasta alcanzar los volúmenes
de normalidad. No obstante, hay un incremento temporal en el volumen circulante
a causa del cese de la circulación placentaria y del aumento del retorno venoso.
Este hecho incide en el descenso del hematocrito, iniciado con las pérdidas de
sangre producidas durante el parto.

Las dos primeras semanas del puerperio son un periodo de riesgo de insuficiencia
cardíaca sobre todo en mujeres con enfermedad cardíaca y con reserva cardíaca
limitada, debido a la combinación de cambios hemodinámicos y al consecuente
aumento del gasto cardíaco.
Hay un descenso de leucocitos, de la velocidad de sedimentación globular, de los
factores tromboplásticos y del fibrinógeno.

Función endocrina: Los niveles de estrógenos, progesterona y prolactina


disminuyen. Con la lactancia tiene lugar un aumento inicial de prolactina. Se
puede producir una recuperación en la producción de estrógenos hasta cifras
similares a las previas antes de la gestación y también puede producirse la
ovulación.

Función gastrointestinal: La motilidad y el tono gastrointestinal se restablecen a


medida que se incrementa el apetito y la ingestión de líquidos, lo que requiere
aproximadamente una semana.

Presencia de diaforesis: La transpiración aumenta a causa de la gran necesidad


de eliminar el incremento de líquidos del embarazo, es común que tengan lugar
episodios de intensa diaforesis nocturna.

Función tegumentaria: Las estrías cambian de aspecto y son menos visibles por
su color blanco nacarado; generalmente no desaparecen por completo.

La línea nigra del abdomen, el cloasma gravídico y la pigmentación oscura de las


areolas y pezones desaparece en pocos días.

Peso corporal: La pérdida de peso en el puerperio puede hacer que la mujer


regrese a su peso anterior (descendiendo hasta entre 10 y 13 kg). Esta pérdida se
compone del peso de:

Feto y placenta.
Líquido amniótico y pérdida hemática.
Elevada transpiración durante la primera semana.
Involución uterina y loquios.
Poliuria
La mujer que lacta no llega a su peso normal hasta que cesa la lactancia

1.3 COMPLICACIONES

Fiebre: se puede presentar fiebre de 38 grados o más, es porque tiene un proceso


infeccioso, que pude estar localizado en la episiotomía o en la cicatriz de la
cesárea.

La fiebre también puede ser producida por infecciones como: mastitis,


endometritis, en los miembros inferiores (tromboflebitis).

Generalmente a las 48 horas, después del parto la mujer tiene un pico de fiebre,
que no suele ser mayor de 38 grados y dura sólo 24 horas, y se origina porque el
calostro de las primeras horas es reemplazado por la leche; en este caso no hay
ninguna infección.

Hemorragias: causada por atonía uterina, retención de restos placentarios,


endometritis, desgarros del cuello del útero, miomas submucosos (tumores
benignos, es decir no cancerosos, que se originan en la capa muscular del útero).

Loquios: fétidos y abundantes, son signo de infección del útero

Grietas del pezón: son pequeñas erosiones producidas en el pezón por el bebé
cuando succiona.

Mastitis: La mastitis se refiere a un proceso inflamatorio mamario ocasionado por


una infección bacteriana, por la congestión mamaria.

Patología vascular: hipercoagulabilidad sanguínea. Hasta el 10° día posparto.


Patología de la pared vascular. Varicosidades, Partos prolongados, Cesáreas,
Infecciones pélvicas, Inmovilidad.

Dificultad al orinar: presenta disuria y necesidad frecuente de orinar, asociado a


orina de muy oscura pueden ser signos de una infección urinaria.

1.4 TRATAMIENTO

El tratamiento de un puerperio sin complicaciones es acetaminofén en


caso de dolor ya sea por la episiotomía o la cesárea.
Higiene perineal o en la incisión quirúrgica.
Limpieza del pezón cada vez que lacte al bebe.
En caso de alguna infección o complicación el médico le dará el
tratamiento adecuado a su condición.
1.5 CUIDADOS DE ENFERMERIA

Cuidados postparto

Valoración cefalocaudal
Monitorizar signos vitales: tensión arterial, frecuencia cardiaca, frecuencia
respiratoria, temperatura.
Vigilar los loquios y determinar: cantidad, color, olor, y presencia de
coágulos
Vigilar y registrar hora de la primera micción, y deposición.
Comprobar y registrar altura uterina.
Determinar situación útero
Inspeccionar estado episiotomía y observar si hay signos de infección
Instruir acerca forma de cuidado e higiene de la incisión de episiotomía
Enseñar identificar signos y síntomas de infección paciente /familia.
Fomentar la deambulación precoz, tras 6-8 horas postparto para promover
la movilidad intestinal y prevenir tromboflebitis
Educación sobre la lactancia materna
Educación sobre planificación familiar
CONCLUSIONES

Por medio de este trabajo se logró identificar cuáles son los cambios más
significativos que tiene la mujer en le puerperio, haciendo énfasis en la importancia
de la prevención a la hora de presentarse una complicación y esto conlleve un
tratamiento que se pudo a ver evitado.

La etapa del puerperio es importante manejar con la mujer y él bebe, la educación


en cuanto a sus cambios normales que se presentan y los anormales que se
pueden presentar, siendo la labor de la enfermera cumplir con la intervención de
educación y cuidado en este periodo para favorecer el bienestar dela madre y el
bebe.