Sie sind auf Seite 1von 2

CEP Salesiano “San Francisco de Sales”

Breña
Instituciones civiles en el Perú virreinal
Ficha de Lectura de Historia, Geografía y Economía – 3° de Secundaria
Prof. David Franco Córdova <davidfrancocordova@gmail.com>

Junto a las instituciones del gobierno virreinal (como la Real Audiencia o los cargos de
Virrey, Corregidor e Intendente) existieron otras en el Perú que fueron producto de la
organización de la sociedad española y criolla para obtener determinados fines políticos,
económicos y culturales.

a. El Cabildo.
El Cabildo fue una de las primeras instituciones que España impuso en América.
Tiene su origen en los municipios españoles de la Edad Media, los cuales eran cuna y
defensa de las libertades populares frente al poder central.
Cuando los españoles llegaron a América, los conquistadores implantaron cabildos en
el Nuevo Mundo. Eran entidades importantísimas, porque representaban a la comunidad de
conquistadores y derivaban su nombramiento de ésta, y no del Rey.
Sin embargo, su elección no era democrática. El fundador de una ciudad le daba a
ésta un cabildo inicial, pero de allí en adelante la entidad se autogeneraba; es decir, los
miembros salientes del cabildo elegían a sus sucesores.
En estas instituciones se concentró la aristocracia de cada virreinato americano,
único sector social que en aquellos años era reconocido como capaz de un pensamiento y
una acción de tipo política. Estas elites locales buscaban obtener cada vez una mayor
autonomía respecto a la Metrópoli, por eso de los cabildos surgieron las agitaciones que
culminarían con la Independencia. Estas características del cabildo hicieron que la Corona lo
mirara con desconfianza.
El Cabildo de Lima fue fundado por Francisco Pizarro en 1535 siendo sus primeros
alcaldes Nicolás de Ribera y Juan Tello (en un inicio, los alcaldes eran dos), y subsiste hasta
hoy con el nombre de Municipalidad Metropolitana de Lima.

b. El Tribunal del Consulado.


El Tribunal del Consulado fue un organismo creado por autorización real en cada
una de las principales ciudades hispanoamericanas durante la Colonia, en las que se
organizaban los comerciantes locales. Su función era atender los litigios y juicios derivados
de las transacciones comerciales y mercantiles, así como la regulación del comercio. Se
crearon a imitación de los Consulados de Burgos y Sevilla, siendo los principales tribunales
en América los de Lima y México.
Debido a que los comerciantes poseían recursos económicos, el Tribunal del
Consulado muchas veces realizó préstamos al gobierno virreinal. Ese fue el caso del Tribunal
de Lima, que financió las campañas militares del virrey Abascal contra los movimientos
independientes en Sudamérica, a inicios del siglo XIX.
El Tribunal del Consulado de Lima fue creado por Real Cédula expedida por Felipe
II el 29 de diciembre de 1593, y tras la Independencia se convirtió en la actual Cámara de
Comercio de Lima.

c. La Universidad.
Las universidades en América durante la época virreinal eran creadas mediante dos
procesos: la Bula Papal y el Pase Regio, que eran las autorizaciones del Papa y el Rey de
España, respectivamente, para su funcionamiento. Mientras que el Pase Regio era el
permiso del Estado, la Bula era símbolo de reconocimiento internacional dentro del mundo
cristiano.
La universidad más antigua del Perú y América es la Universidad de San Marcos,
creada por Real Cédula del rey Carlos V el 12 de mayo de 1551 (hace 460 años). A ella le
siguió la Universidad de México, creada el 21 de setiembre del mismo año. En 1571 obtuvo
el reconocimiento papal, pasando a llamarse Real y Pontificia Universidad de San Marcos,
nombre que conservó hasta la Independencia.
En San Marcos se formaron las personalidades más ilustres del Perú virreinal, como
Antonio de León Pinelo (autor de la Recopilación de Leyes de Indias, que rigieron para todo
los dominios españoles en América durante tres siglos), Pedro de Peralta y Barnuevo
(intelectual polígrafo y políglota del siglo XVIII), Pablo de Olavide (teólogo que alcanzó altos
CEP Salesiano “San Francisco de Sales”
Breña
cargos en el Perú y en la Metrópoli, hoy una universidad española lleva su nombre), José
Baquijano y Carrillo (precursor de la Independencia del Perú), Melchor de Talamantes
(sacerdote mercedarios y mártir de la Independencia de México), Toribio Rodríguez de
Mendoza (precursor de la Independencia), entre otros.
En la República optó por el nombre de Universidad Nacional Mayor de San Marcos,
formando también a notables figuras del Perú independiente, siendo una de las últimas
nuestro Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa.