Sie sind auf Seite 1von 633

COLECCION DE CODIGOS DE COSTA RICA

Moisés Solano Mojica

Código Urbano
y de
Construcciones

Investigaciones Jurídicas S.A.

© Prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación.

Editorial Investigaciones Jurídicas S.A.

Consejo Editorial:
Dr. Hugo Alfonso Muñoz Quesada
Dr. Walter Antillón Montealegre
Licda. Mercedes Solórzano Sáenz
M.Sc. Ana Elena Carazo Gallardo
Lic. Rolando Vega Robert
Lic. Germán Cascante Castillo
Lic. David Alberto Fallas Redondo
Lic. Fabián Volio Echeverría
Lic. Víctor Rodríguez Rescia
Lic. Moisés Solano Mojica

Editorial Investigaciones Jurídicas S.A.

Tel. 226-8320–226-6433 Fax: 226-4118


E- mail : ijsajuri@racsa.co.cr
Apdo. 631-2010 Zapote
San José, Costa Rica

Investigaciones Jurídicas S.A.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -1-


Contenido TOMO I

I. Urbanismo

I.1. Ley de Planificación Nacional


I.2. Ley sobre División Territorial Administrativa
I.3. Ley de Planificación Urbana
I.4. Reglamento para el Control Nacional de Fraccionamientos y Urbanizaciones
I.5. Ley del Catastro Nacional
I.6. Reglamento a la Ley del Catastro Nacional
I.7. Guía de Requisitos para la Presentación de Planos y Documentos ante la Ventanilla
Unica de la Dirección de Urbanismo

II. Construcciones

II.1. Ley de Construcciones


II.2. Reglamento de Construcciones
II.3. Ley para el Establecimiento de un Código Antisísmico en Obras Civiles
II.4. Reglamento para el Trámite de Visado de Planos para la Construcción
II.5. Reglamento sobre Escalera de Emergencia
II.6. Reglamento para la Colocación de Dispositivos de Protección en Obras
II.7. Reglamento de Seguridad en Construcciones

III. Caminos Públicos

III.1. Ley General de Caminos Públicos


III.2. Reglamento sobre Clasificación Funcional de los Caminos Públicos
III.3. Reglamento de Carreteras de Acceso Restringido y de Acceso Semirestringido
III.4. Ley de Administración Vial
III.5. Reglamento sobre la Inversión Pública en la Red Vial Cantonal

Investigaciones Jurídicas, S.A. -2-


I. Urbanismo

Ley de Planificación Nacional

Nº 5525
(De 2 de mayo de 1974)

Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica,

Decreta:

La siguiente

Ley de Planificación Nacional

–––––––––
Nota: El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica se rige, fundamentalmente, por
las disposiciones de la presente Ley. El presente texto contiene las correcciones a la nomenclatura
organizacional introducidas por el artículo 2º de la Ley Nº 6812 de 14 de setiembre de 1982.

Capítulo I
De los Objetivos y Funciones

Artículo 1º.- Se establece un Sistema Nacional de Planificación que tendrá los siguientes obje-
tivos:
a) Intensificar el crecimiento de la producción y de la productividad del país.
b) Promover la mejor distribución del ingreso y de los servicios sociales que presta el Estado.
c) Propiciar una participación cada vez mayor de los ciudadanos en la solución de los problemas
económicos y sociales.

Artículo 2º.- Para alcanzar sus objetivos el Sistema Nacional de Planificación realizará las si-
guientes funciones:
a) Hacer un trabajo continuo de estudios, inventarios, análisis técnicos y publicaciones sobre el
comportamiento y perspectivas de la economía, la distribución del ingreso, la evolución social
del país y otros campos de la planificación, tales como desarrollo regional y urbano, recursos
humanos, mejoramiento de la administración pública y recursos naturales.
b) Elaborar propuestas de política y planes de desarrollo económico y social, y someterlas a la
consideración y aprobación de las autoridades correspondientes.
c) Participar en las tareas tendientes a la formulación y adopción de planes y política de desarrollo
nacional.
d) Tomar parte en las labores de coordinación de los programas e instituciones encargadas de
dichos planes y política.
e) Evaluar de modo sistemático y permanente los resultados que se obtengan de la ejecución de
planes y política, lo mismo que de los programas respectivos.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -3-


Capítulo II
De los Organismos del Sistema

Artículo 3º.- Constituirá el Sistema Nacional de Planificación los siguientes organismos:


a) El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica.
b) Las unidades u oficinas de planificación de los ministerios, instituciones descentralizadas y enti-
dades públicas locales y regionales.
c) Los mecanismos de coordinación y asesoría, tales como consejos asesores, comités
interinstitucionales, comisiones consultivas y otros.

Artículo 4º.- Los organismos del Sistema Nacional de Planificación dependerán de las autorida-
des superiores de cada entidad, a saber: el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económi-
ca, del Ministro, las demás unidades u oficinas de planificación, de los Ministros de Gobierno y del
personero ejecutivo de más alta jerarquía de las instituciones descentralizadas, según el caso. La
Presidencia de la República establecerá los lineamientos de política general del Plan Nacional de
Desarrollo, el cual será sometido a su consideración y aprobación en forma de planes a corto, media-
no y largo plazo por el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica.
El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica tendrá la responsabilidad principal
de la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo. Para ello implantará las normas de asesoría,
información y coordinación que sean necesarias con el resto del Sistema Nacional de Planificación,
el cual deberá prestarle toda la cooperación técnica requerida.

Capítulo III
Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica

Artículo 5º.- El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica estará a cargo del
Ministro de Planificación, a quien nombrará y podrá remover libremente el Presidente de la Repúbli-
ca.
Asesorará al Presidente de la República en materias de su especialidad, y por encargo de éste a
cualquiera de los otros organismos de la Administración Pública.
El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica tendrá las funciones que le fije la
presente ley y su reglamento.

Artículo 6º.- El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica tendrá las unidades
necesarias para cumplir adecuadamente con los objetivos y funciones que en la presente ley se
establecen. Su organización interna se reglamentará por decreto ejecutivo.

Artículo 7º.- Habrá un departamento encargado de preparar los proyectos de presupuesto bajo
la forma de presupuesto por programas. Este departamento y su jefe tendrá las atribuciones, potes-
tades y funciones que determina el artículo 177 de la Constitución Política.
(DEROGADO TACITAMENTE por Ley N 6955 de 24 de febrero de 1984, artículo 3 y su
transitorio; el departamento citado pasó a formar parte del Ministerio de Hacienda).

Artículo 8º.- El Personal técnico de los ministerios, estará obligado a prestar sus servicios al
Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica cuando ésta así lo requiera por conducto
del Presidente de la República. Por su parte, en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo, el
Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica pedirá la colaboración de los sectores
patronal y sindical.
(Artículo afectado mediante resolución de la Sala Constitucional N 495-92 e INTERPRETADA
en cuanto al personal técnico de los Ministerios, en el sentido de que los traslados sólo podrán
hacerse dentro de los términos del Ius Variandi, legalmente establecidos, tal y como han sido defini-
dos por la jurisprudencia).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -4-


Artículo 9º.- Corresponde al Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica velar
porque los programas de inversión pública, incluidos los de las instituciones descentralizadas y de-
más organismos de Derecho Público, sean compatibles con las previsiones y el orden de prioridad
establecido en el Plan Nacional de Desarrollo.
(Reformado mediante Ley Nº 8131 de 18 de setiembre del 2001).
—–––—
Nota: La Ley N 7107 de 4 de noviembre de 1988, artículo 6, exceptúa del indicado visto bueno al
Banco Central, los bancos estatales, el Banco Popular y de Desarrollo Comunal y al Banco Hipoteca-
rio de la Vivienda).
(Mediante Resolución de la Sala Constitucional Nº 5445-99 de las 14:30 horas del 14 de julio de
1999, se interpreto esta disposición en el sentido de que es inconstitucional la aplicación de esta
norma a las municipalidades, ya que estas no están sujetas al control político y económico del Poder
Ejecutivo).

Artículo 10.- Ningún ministerio u organismo autónomo o semiautónomo podrá iniciar trámites
para obtener créditos en el exterior sin la previa aprobación del Ministerio de Planificación Nacional
y Política Económica.
La aprobación final de los proyectos de inversión de los organismos públicos, cuando estos
proyectos incluyan total o parcialmente financiamiento externo o requieren aval del Estado para su
financiación, será otorgada por el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica, en cuan-
to a su prioridad dentro del Plan Nacional de Desarrollo. Este último trámite de aprobación conjunta
se seguirá también en el caso de los proyectos de inversión del sector privado que necesiten el aval
o garantía del Estado para su gestión financiera. La prioridad de cada proyecto se establecerá to-
mando en cuenta, entre otras cosas, los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo, todo sin perjuicio
de lo que establece el inciso 15 del artículo 121 de la Constitución Política.
Para asegurar el cumplimiento de la política general de financiamiento externo, el Ministerio de
Planificación Nacional y Política Económica participará en las negociaciones de crédito para el sec-
tor público.
En lo referente a los bancos del Sistema Bancario Nacional, se mantienen vigentes las normas
establecidas en las leyes del Banco Central de Costa Rica y del Sistema Bancario Nacional.
(REFORMADO TACITAMENTE, en forma parcial, por Ley N 7010 de 25 de octubre de 1985,
artículo 7).
(INTERPRETADO por Resolución de la Sala Constitucional Nº 5445-99 de las 14:30 horas del
14 de julio de 1999, en el sentido de que es inconstitucional la aplicación de esta normas a las
municipalidades, ya que estas no están sujetas al control político y económico del Poder Ejecutivo).

Artículo 11.- Corresponde al Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica, formular,


negociar, coordinar, aprobar y evaluar los programas de asistencia técnica, teniendo en cuenta los
objetivos del Plan Nacional de Desarrollo. Las solicitudes de asistencia técnica serán transmitidas
por el Ministerio al Ministerio de Relaciones Exteriores, el cual se encargará de establecer su con-
gruencia con la política exterior del país, y las presentará oportunamente a los gobiernos y organis-
mos internacionales correspondientes.

Capítulo IV
De las Oficinas Sectoriales
y la Planificación Regional
———––
Nota: El nombre de este capítulo fue reformado por Ley N 6802 de 6 de setiembre de 1982, artículo
1.

Artículo 12.- Habrá unidades y oficinas de planificación en los ministerios e instituciones autóno-
mas y semiautónomas. De acuerdo con las necesidades, y por iniciativa del Ministerio de Planifica-

Investigaciones Jurídicas, S.A. -5-


ción Nacional y Política Económica, se establecerá oficinas integradas por varias unidades de las
referidas en el primer párrafo de este artículo, cuando las instituciones correspondientes trabajen en
un mismo campo de actividad.

Artículo 13.- Las unidades u oficinas de planificación dependientes de los ministerios y entida-
des autónomas y semiautónomas tendrán a su cargo las tareas de programación de actividades de
sus respectivas instituciones, de acuerdo con lo estipulado en el artículo 2º de esta ley y según los
reglamentos que al efecto emitan dichas instituciones con la aprobación, en lo que se refiere a
unidad de organización y orientación del Sistema Nacional de Planificación, del Ministerio de Planifi-
cación Nacional y Política Económica.

Artículo 14.- Las unidades u oficinas de planificación trabajarán con arreglo a los lineamientos
de política general del Plan Nacional de Desarrollo a que se alude en el artículo 4º de esta ley y a las
directrices particulares de cada entidad. Funcionarán de conformidad con las normas que establezca
el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica para que operen efectivamente como
partes integrantes del Sistema Nacional de Planificación. Establecerán entre ellas y con el Ministerio
de Planificación Nacional y Política Económica las relaciones de coordinación necesarias para ase-
gurar el eficiente funcionamiento del Sistema y el mejor éxito de las tareas del Plan Nacional de
Desarrollo.

Artículo 15.- Previa convocatoria por medio del diario oficial La Gaceta, y de por lo menos uno
de los principales diarios nacionales, los consejos se reunirán como mínimo una vez al año, durante
el tercer trimestre del año calendario, con representantes de organizaciones sociales, culturales,
deportivas y populares en general, legalmente constituidas, que funcionen en sus respectivos canto-
nes, a fin de discutir con ellos las necesidades existentes en materia de obras de infraestructura y
sobre distribución de la producción, para coadyuvar a la definición del programa correspondiente.
(Adicionado mediante artículo 2º de la Ley Nº 6802 de 6 de setiembre de 1982, cuyo artículo 3º
corrió la numeración de los artículos siguientes ).

Capítulo V
De la Eficiencia de la Administración Pública

Artículo 16.- Los ministerios e instituciones autónomas y semiautónomas llevarán a cabo una
labor sistemática de modernización de su organización y procedimientos, a fin de aumentar la efi-
ciencia y productividad de sus actividades y con el propósito de lograr el mejor cumplimiento de los
objetivos que persigue el Sistema Nacional de Planificación.

Artículo 17.- Para alcanzar los anteriores objetivos y como uno de los mecanismos de coordina-
ción y asesoría previstos en esta ley, habrá una Comisión de Eficiencia Administrativa. Esta Comi-
sión estará integrada
por personas del sector público y privado de reconocida capacidad en el campo administrativo y
trabajará en estrecho contacto con el Departamento de Eficiencia Administrativa del Ministerio de
Planificación Nacional y Política Económica. La organización y funciones de la Comisión se regirán
por lo que al efecto se dispone en el correspondiente decreto ejecutivo, el cual se establecerán los
procedimientos necesarios para la oportuna y eficaz aplicación de las recomendaciones que ésta
formule.

Artículo 18.- Los ministerios e instituciones autónomas y semiautónomas, en coordinación con


el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica, a través de su Departamento de Eficien-
cia Administrativa, realizarán programas de racionalización administrativa, con el propósito de mejo-
rar la capacidad de planeamiento y ejecución de sus actividades y de asegurar así el cumplimiento
de los planes de desarrollo.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -6-


Capítulo VI
De los Mecanismos de Coordinación y Asesoría

Artículo 19.- A fin de propiciar la más amplia participación de los sectores públicos y privados en
la tarea nacional de planificación, y con el objeto de dar unidad y coherencia a esta tarea, el Poder
Ejecutivo establecerá consejos asesores, comités de coordinación y comisiones consultivas. Estos
organismos estarán integrados por personeros de los ministerios, instituciones autónomas y
semiautónomas y asociaciones privadas, de acuerdo con las necesidades y las actividades de que
se trate.

Artículo 20.- Se establece el Consejo de Coordinación Interinstitucional, de conformidad con las


normas que para los consejos asesores se estatuyen en este capítulo.
Estará integrado por los personeros ejecutivos de más alta jerarquía de todos los entes descen-
tralizados y por el Ministro de Planificación, quien lo presidirá.

Artículo 21.- El Ministro de Planificación Nacional y Política Económica podrá proponer al Presi-
dente de la República la creación de otros consejos y comités que considere necesarios para el buen
desempeño del Ministerio. La integración de estos consejos se hará por decreto ejecutivo.

Artículo 22.- (Anulado por Resolución de la Sala Constitucional Nº 3625-96 de las 15:18 horas
del 16 de julio de 1996).

Capítulo VII
De los Plazos

Artículo 23.- Las siguientes fechas serán de cumplimiento obligatorio: el 1º de abril el Ministro
de Planificación deberá presentar al Presidente de la República un informe sobre el avance del Plan
Nacional de Desarrollo, correspondiente al año anterior; el 1º de setiembre el Presidente de la Repú-
blica, conjuntamente con el Ministro de Planificación, deberá presentar el proyecto de presupuesto
nacional a la Asamblea Legislativa.

Artículo 24.- Esta ley es de orden público y deroga a la ley Nº 3087 de 31 de enero de 1963 y
todas aquellas otras disposiciones que se le opongan.

Artículo 25.- Esta ley rige a partir de su publicación.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -7-


Ley sobre División Territorial Administrativa

Nº 4366
(De 19 de agosto de 1969)

La Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica,

Decreta:

La siguiente

Ley sobre División Territorial Administrativa

Capítulo I
De la Comisión Nacional de División
Territorial Administrativa

Artículo 1º.- Créase la Comisión Nacional de División Territorial Administrativa, cuya función
será la de asesorar a los Poderes Públicos, en asuntos de división territorial administrativa.
La Comisión estará integrada por el Ministro de Gobernación, por el Director del Instituto Geo-
gráfico Nacional y el de la Dirección General de Estadística y Censos, quienes podrán hacerse
representar por funcionarios de sus respectivos organismos.
No se podrán crear provincias, cantones o distritos, sin antes conocer el criterio de la Comisión,
a cuyo conocimiento serán sometidos los problemas de la división territorial administrativa.
La Comisión podrá solicitar la cooperación de otros organismos públicos, aun autónomos y
semiautónomos, y será para todos obligatorios, prestar su colaboración.
Todas las solicitudes para estudios de creación de unidades territoriales, problemas limítrofes,
etc., serán dirigidas a la Comisión, cuya sede será el Instituto Geográfico Nacional.
El Poder Ejecutivo emitirá un reglamento sobre la recepción y despacho de los asuntos someti-
dos a conocimiento de la Comisión.

Capítulo II
De las Provincias

Artículo 2º.- El territorio de la República se divide, para los efectos generales de la administra-
ción pública, en provincias.
Las provincias son siete: San José, Alajuela, Cartago, Heredia, Guanacaste, Puntarenas y Li-
món.

Artículo 3º.- Para erigir una nueva provincia, es necesario que su población no sea menor del
diez por ciento de la población total del país, y que la provincia o provincias que se desmembren,
conserven al menos ese mismo porcentaje de población. El proyecto respectivo debe ser aprobado
previamente en un plebiscito que la Asamblea Legislativa ordenará celebrar en la provincia o provin-
cias que soporten la desmembración.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -8-


Artículo 4º.- Al crearse una nueva provincia deberán determinarse con toda minuciosidad, en la
ley de creación, los límites que habrán de separarla de las provincias confinantes. La redacción de
los límites acordados corresponderá al Instituto Geográfico Nacional.
La división entre provincias deberá seguir puntos naturales y sólo cuando esto fuere imposible,
se señalarán líneas rectas geodésicas, que se indicarán con mojones. Con este objeto, la ley de
creación de una provincia asignará los fondos necesarios al Instituto Geográfico Nacional, que será
el organismo encargado del amojonamiento.
El Instituto Geográfico Nacional ejecutará el amojonamiento en las líneas rectas geodésicas y de
las secciones limítrofes que ofrezcan dudas, sin previa notificación a las partes interesadas. Una vez
terminado los trabajos de campo, enviará copia de los mapas respectivos a los Gobernadores de las
provincias afectadas.

Artículo 5º.- Sólo por ley podrán ser alterados los límites de las provincias.
Las discusiones que puedan existir actualmente entre las provincias, respecto de sus límites,
sólo podrán ser decididas por ley, en la forma que indica el artículo siguiente.

Artículo 6º.- Si hubiere disconformidad en las líneas pretendidas por las provincias confinantes,
el Ministerio de Gobernación someterá el problema a estudio del Instituto Geográfico Nacional.
El informe del Instituto pasará al conocimiento de la Comisión Nacional de División territorial y
con base en lo decidido por ésta, el Ministro presentara’ una exposición a la Asamblea Legislativa y
un proyecto de ley, en el cual propondrá las líneas que a juicio del Ejecutivo, fueren más convenien-
tes.
La Asamblea Legislativa, con vista de todos los atestados del caso, señalará definitivamente la
línea divisoria de las provincias.

Artículo 7º.- Los interesados en la creación de una nueva provincia, deberán presentar a la
Asamblea Legislativa prueba de que el territorio que ha de constituirla, contiene los requisitos indica-
dos en el artículo 3º.
Además, deberán presentar un mapa done se indicará con toda precisión, el perímetro de la
provincia en proyecto.
Si la Asamblea Legislativa aceptare en principio la creación de la nueva provincia, para lo cual
bastará la admisión de la solicitud, oirá al Poder Ejecutivo sobre la divisoria solicitada y otros aspec-
tos que considere pertinentes.
El Poder Ejecutivo, en tal caso, en consulta con la Comisión Nacional de División Territorial
Administrativa, emitirá su parecer.
La Asamblea Legislativa con el informe del Ejecutivo, decidirá de la solicitud, por los trámites de
ley.

Capítulo III
De los Cantones

Artículo 8º.- Las provincias se dividen en cantones.


La provincia de San José, comprende los cantones de San José, Escazú, Desamparados, Puriscal,
Tarrazú, Aserrí, Mora, Goicoechea, Santa Ana, Alajuelita, Coronado, Acosta, Tibás, Moravia, Mon-
tes de Oca, Turrubares, Dota, Curridabat, Pérez Zeledón y León Cortés.
La provincia de Alajuela comprende los cantones de Alajuela, San Ramón, Grecia, San Mateo,
Atenas, Naranjo, Palmares, Poás, Orotina, San Carlos, Alfaro Ruiz y Valverde Vega.
La provincia de Cartago comprende los cantones de Cartago, Paraíso, La Unión, Jiménez,
Turrialba, Alvarado, Oreamuno y El Guarco.
La provincia de Heredia comprende los cantones de Heredia, Barba, Santo Domingo, Santa
Bárbara, San Rafael, San Isidro, Belén, Flores y San Pablo.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -9-


La provincia de Guanacaste comprende los cantones de Liberia, Nicoya, Santa Cruz, Bagaces,
Carrrillo, Cañas, Abangares, Tilarán, Nandayure y La Cruz.
La Provincia de Puntarenas comprende los cantones de Puntarenas, Esparta, Buenos Aires,
Montes de Oro, Osa, Aguirre, Golfito y Coto Brus.
La provincia de Limón comprende los cantones de Limón, Pococí, Siquirres, Talamanca y Matina.

Artículo 9º.- En adelante no se erigirá en cantón ningún territorio que no cuente al menos con el
uno por ciento de la población total del país, ni se desmembrará cantón alguno de los existentes, si
hecha la desmembración no le quede al menos una población mínima del porcentaje expresado
antes.
Por excepción podrán crearse cantones nuevos que no lleguen a la población, dicha, en lugares
muy apartados y de difícil comunicación con sus centros administrativos, siempre que la Comisión
Nacional de División Territorial lo recomiende, previos los estudios del caso.

Artículo 10.- Al crearse un nuevo cantón deberán determinarse con toda minuciosidad, en la
misma ley de creación, los límites que habrán de separarlo de los cantones confinantes.
La división entre cantones deberá seguir límites naturales; y sólo cuando esto no fuere posible,
se señalarán líneas rectas geodésicas.
Cuando en la separación de cantones, hubiere líneas rectas geodésicas no naturales, los canto-
nes colindantes financiarán el amojonamiento, que será ejecutado por el Instituto Geográfico Nacio-
nal.

Artículo 11.- Sólo por ley podrán ser alterados los límites de los cantones. Las discusiones que
puedan haber en la actualidad entre los cantones, respecto a sus límites, sólo podrán ser resueltas
por una ley, en la forma que indica el artículo siguiente.

Artículo 12.- Las municipalidades respectivas manifestarán dentro de seis meses del plantea-
miento de una controversia, al Gobernador de su provincia, cuáles son los límites que reconoce o
pretende el cantón.
El Gobernador de la provincia, junto con los informes a que se refiere el párrafo anterior, pasará
dentro de un año a más tardar, al Ministerio de Gobernación, nota de los límites que reclama cada
cantón de su jurisdicción y le manifestará su criterio acerca de ellos.
Si hubiere disconformidad en las líneas pretendidas por cantones confinantes, el Ministerio de
Gobernación someterá el caso a estudio de la Comisión Nacional de División Territorial Administra-
tiva.
El Ministro de Gobernación presentará a la Asamblea Legislativa una exposición sobre cada
caso, con base en el estudio de la Comisión Nacional de División Territorial, y un proyecto de ley, en
el cual propondrá la línea que, a juicio de dicha Comisión, fuere más equitativa o conveniente.
Los límites de provincias o de otros cantones que hayan sido fijados por ley, deberán respetarse,
tanto por el Poder Ejecutivo, como por la Comisión.
La Asamblea Legislativa, con vista de todos los atestados y resoluciones anteriores, señalará
definitivamente la línea divisoria de los cantones.

Artículo 13.- Los interesados en la creación de un nuevo cantón deberán presentar a la Asam-
blea Legislativa, prueba de que el territorio que ha de constituirlo, se ajusta a lo que indica el artículo
9º y que el resto del cantón por desmembrar, reúne también esas condiciones. Deberán indicar,
además con toda precisión, el perímetro del cantón, acompañando el mapa respectivo.
La Asamblea Legislativa oirá al Poder Ejecutivo acerca de la conveniencia de la creación, el cual
se pronunciará previo informe de la Comisión Nacional Territorial Administrativa.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -10-


Capítulo IV
De los Distritos

Artículo 14.- Los cantones se dividen en distritos.


El Poder Ejecutivo, asesorado por la Comisión Nacional de División Territorial, procederá cuanto
antes a delimitar los distritos existentes, que aún no lo estén. Dicha delimitación deberá efectuarse,
de manera especial, en aquellos casos len que la división ofrezca duda y para realizarla, se tomarán
como base las situaciones de hecho, pero sin afectar límites cantonales o provinciales establecidos
con anterioridad.
Los límites que fije el Ejecutivo a los distritos de un cantón, confinantes con distritos de otro
cantón, no serán tenidos por definidos, mientras una ley no señale la línea divisoria entre los canto-
nes. Los proyectos de ley referentes a esta materia, serán preparados por la Comisión Nacional de
División Territorial, a petición del Poder Ejecutivo.
Como inicio del procedimiento de delimitación de los distritos, el Poder Ejecutivo solicitará al
Instituto Geográfico Nacional, la determinación de aquellos distritos cuya línea divisoria se encuentra
bien definida, a efecto de establecer la lista de aquéllos que no lo estén. El trámite incluirá
obligadamente, una consulta a la municipalidad respectiva.
Los interesados en solicitar la creación de nuevos distritos, demostrarán que el territorio del
distrito en proyecto, tiene una población mínima del diez por ciento de la población total del respec-
tivo cantón y que el distrito o distritos que se desean desmembrar, también conservarán ese mismo
porcentaje de población siempre que no sea menor de dos mil habitantes.
El Poder Ejecutivo declarará, por acuerdo, la creación de los distritos, indicando su cabecera, los
poblados que los forman y sus límites detallados. Esos límites deberán seguir accidentes naturales
del terreno, preferentemente, ríos, quebradas, caminos, divisorias de aguas, etc..

Capítulo V
Generalidades

Artículo 15.- Aunque el factor población, sea básico para la creación de provincias, cantones y
distritos, la Comisión Nacional de División Administrativa podrá considerar otros factores de tipo
geográfico, económico y sociológico, para la formación de la división territorial.
Cuando se introduzcan cambios en la división territorial, el Instituto Geográfico Nacional y la
Dirección General de Estadística y Censos, deberán tomar nota de los cambios en valores de super-
ficie, población, etc., publicando esos valores en sus memorias anuales.
El Instituto Geográfico Nacional preparará mapas provinciales y cantonales, los que deberán ser
revisados cuando sea del caso. Las municipalidades del país podrán contribuir económicamente
para la edición de ellos.
Los nombres de las nuevas unidades territoriales, serán acordados por la Comisión Nacional de
Nomenclatura.
El título de Ciudad lo concederá la Asamblea Legislativa a los poblados, oyendo previamente el
criterio la Comisión Nacional de División Territorial.

Artículo 16.- Derógase la ley Nº 56 de 4 de junio de 1909.

Transitorio.- Los trabajos y estudios a que se refiere esta ley, respecto de las provincias actua-
les, deberán estar terminados dentro de los dos años siguientes a la vigencia de esa ley.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -11-


Ley de Planificación Urbana

Nº 4240 de 15-11-1968

La Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica,

Decreta

La siguiente

Ley de Planificación Urbana

Capítulo Preliminar
Definiciones

Artículo 1º.- Para los fines de esta ley se entenderá que:

Plan Nacional de Desarrollo Urbano, es el conjunto de mapas, gráficos y documentos, que


describen la política general de distribución demográfica y usos de la tierra, fomento de la produc-
ción, prioridades de desarrollo físico, urbano-regional y coordinación de las inversiones públicas de
interés nacional.
Planificación Urbana, es el proceso continuo e integral de análisis y formulación de planes y
reglamentos sobre desarrollo urbano, tendiente a procurar la seguridad, salud, comodidad y bienes-
tar de la comunidad.
Plan Regulador, es el instrumento de planificación local que define en un conjunto de planos,
mapas, reglamentos y cualquier otro documento, gráfico o suplemento, la política de desarrollo y los
planes para distribución de la población, usos de la tierra, vías de circulación, servicios públicos,
facilidades comunales, y construcción, conservación y rehabilitación de áreas urbanas.
Uso de la tierra, es la utilización de un terreno, de la estructura física asentada o incorporada a
él, o de ambos casos, en cuanto a clase, forma o intensidad de su aprovechamiento.
Zonificación, es la división de una circunscripción territorial en zonas de uso, para efecto de su
desarrollo racional.
Fraccionamiento, es la división de cualquier predio con el fin de vender, traspasar, negociar,
repartir, explotar o utilizar en forma separada, las parcelas resultantes; incluye tanto particiones de
adjudicación judicial o extrajudicial, localizaciones de derechos indivisos y meras segregaciones en
cabeza del mismo dueño, como las situadas en urbanizaciones o construcciones nuevas que intere-
sen al control de la formación y uso urbano de los bienes inmuebles.
Urbanización, es el fraccionamiento y habilitación de un terreno para fines urbanos, mediante
apertura de calles y provisión de servicios.
Mapa Oficial, es el plano o conjunto de planos en que se indica con exactitud la posición de los
trazados de las vías públicas y áreas a reservar para usos y servicios comunales.
Renovación Urbana, es el proceso de mejoramiento dirigido a erradicar las zonas de tugurios y
rehabilitar las áreas urbanas en decadencia o en estado defectuoso y la conservación de áreas
urbanas y la prevención de su deterioro.
Construcción, es toda estructura que se fije o se incorpore a un terreno; incluye cualquier obra
de edificación, reconstrucción, alteración o ampliación que implique permanencia.
Reglamentos de Desarrollo Urbano, son cuerpos de normas que adoptan las municipalidades
con el objeto de hacer efectivo el Plan Regulador.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -12-


Area Urbana, es el ámbito territorial de desenvolvimiento de un centro de población.
Distrito Urbano, es la circunscripción territorial administrativa cuya delimitación corresponda al
radio de aplicación del respectivo Plan Regulador.
Area Metropolitana, es el conjunto de áreas urbanas correspondientes a distintas jurisdicciones
municipales y que al desarrollarse en torno a un centro principal de población, funciona como una
sola unidad urbana.
Intensidad de uso, es el grado de aprovechamiento de los terrenos o estructuras, tomando en
cuenta: a) Tipo de actividad desarrollada; b) Porcentaje de cobertura y área de piso; c) Densidad de
población; y d) Tránsito resultante.
Cobertura, es la proyección horizontal de una estructura o el área de terreno cubierta por tal
estructura.
Area de Piso, es la superficie total de las plantas de una estructura.
Retiros, son los espacios abiertos no edificados comprendidos entre una estructura y los linde-
ros del respectivo predio.
El Instituto, es la cita abreviada del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo.

Sección Primera
Planificación Nacional

Capítulo I
Plan Nacional de Desarrollo Urbano

Artículo 2º.- Las funciones que requiere la Planificación Urbana, nacional o regional, serán cum-
plidas por la Oficina de Planificación y el Instituto, a fin de promover:
a) La expansión ordenada de las centros urbanos;
b) El equilibrio satisfactorio entre el desenvolvimiento urbano y el rural, por medio de una adecuada
distribución de la población y de las actividades económicas;
c) El desarrollo eficiente de las áreas urbanas, con el objeto de contribuir al mejor uso de los recur-
sos naturales y humanos; y
d) La orientada inversión en mejoras públicas.

Artículo 3º.- Conforme a los objetivos antes indicados, el Instituto preparará, revisará y manten-
drá al día un Plan Nacional de Desarrollo Urbano, en que estén representados los elementos nece-
sarios, especialmente:
a) La política de desarrollo que tienda a cumplir las principales finalidades, requerimientos y reco-
mendaciones, sobre el crecimiento y desarrollo de las áreas urbanas;
b) El factor de población, con las proyecciones de su crecimiento y distribución, a nivel nacional,
regional y urbano, incluyendo normas recomendables sobre densidad;
c) El uso de la tierra con planes sobre la extensión y forma de aprovechamiento de las porciones
requeridas para el crecimiento urbano;
d) El desarrollo industrial, con indicación de los sitios apropiados para efectuarlos en las áreas
urbanas;
e) La vivienda y la renovación urbana, con exposición de las necesidades, metas y programas para
una y otra línea de operación;
f) Los servicios públicos, para analizar y ubicar en forma general los proyectos sobre transportes,
comunicaciones, electrificación, abastecimiento de agua, drenajes pluviales y sanitarios, instala-
ciones educativas y asistenciales, y todos los demás que por su función, tamaño, extensión,
situación legal u otra causa, deban incluirse dentro del referido Plan; y
g) La recreación física y cultural, que propicie la conservación y el disfrute racional de los recursos
naturales, de las reservas forestales, de las vida silvestre y de los lugares escénicos y sitios o
edificios de interés histórico o arqueológico.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -13-


Artículo 4º.- Compete a la Junta Directiva del Instituto proponer el Plan Nacional de Desarrollo
Urbano al Poder Ejecutivo, el cual previas las modificaciones que estime necesarias, lo aprobará y
remitirá a las municipalidades e instituciones autónomas y semiautónomas que juzgue conveniente.
Igual procedimiento se observará respecto a la adopción de partes, adiciones o enmiendas que se le
hagan.

Artículo 5º.- En asocio de la Oficina de Planificación, el Instituto se encargará de renovar perió-


dicamente el Plan Nacional de Desarrollo Urbano, y presentará al Poder Ejecutivo, en el primer
bimestre de cada año, un informe sobre el estado de aplicación del Plan, copia del cual pasará dicho
poder a la Asamblea Legislativa durante el mes de mayo inmediato siguiente.
Dicho Plan será debidamente divulgado y el Instituto lo presentará directamente a las municipa-
lidades.

Artículo 6º.- Las recomendaciones del Plan Nacional servirán para orientar a la Asamblea Le-
gislativa y a todos los organismo rectores de la Administración Pública, nacionales o locales, respec-
to a la realización y prioridad de aquellos proyectos de su incumbencia que, como los de obras o
mejoras, trascienden al desarrollo físico.

Capítulo II
Dirección de Urbanismo

Artículo 7º.- Créase la Dirección de Urbanismo, adscrita al Departamento de Urbanismo del


Instituto, encargada de:
1) Elaborar el Plan Nacional de Desarrollo Urbano, revisarlo para mantenerlo al día e informar
sobre su estado de aplicación;
2) Promover la coordinación de los proyectos públicos y privados que por su función, magnitud,
extensión o cualquier otro motivo, interesen a la vigencia del mismo Plan;
3) Asesorar y prestar asistencia a las municipalidades y a los demás organismos públicos dedica-
dos a la planificación, en todo cuanto convenga al establecimiento o fomento de esa disciplina; y
4) Ejercer vigilancia y autoridad para el debido cumplimiento de las normas de interés nacional
comprendidas en esta ley y en los reglamento de desarrollo urbano.

Artículo 8º.- Deberá esa Dirección, en asocio necesario de la Oficina de Planificación, y para
cumplir la labor coordinadora enunciada en el inciso 2) del artículo anterior:
1) Colaborar con dicha oficina a efecto de organizar y mantener un centro de información que recoja
datos sobre planes o proyectos de desarrollo físico, para su debida coordinación, evaluación y
divulgación;
2) Dar su asesoramiento en asuntos de planificación urbana y regional, y organizar relaciones di-
rectas entre los funcionarios encargados por los distintos organismos de los respectivos proyec-
tos;
3) Preparar y mantener al día un Mapa Oficial de Proyectos y Mejoras, ubicando en forma general
las obras y servicios que convengan al Plan Nacional; y
4) Resolver y conciliar, en asocio de la Oficina de Planificación, las incongruencias que se adviertan
en el Plan Nacional, o entre los proyectos propuestos por las diferentes instituciones y depen-
dencias, informando de tales incompatibilidades a las entidades correlacionadas junto con las
recomendaciones del caso.

Artículo 9º.- Las asesoría y asistencia local enunciada en el inciso 3) del artículo 7º, comprende-
rá la colaboración de la mencionada Dirección con miras a lo siguiente:
1) Preparar, aplicar y modificar el Plan Regulador y sus reglamentos;
2) Estudiar y recomendar mejoras a los sistemas administrativos y a los recursos de las municipa-
lidades, con el objeto de posibilitar un mayor desarrollo de los programas locales de planifica-
ción; y

Investigaciones Jurídicas, S.A. -14-


3) Proponer a las municipalidades proyectos de financiación cooperativa, tendientes a efectuar
mejoras de especial trascendencia que impulsen la aplicación de los planes reguladores.

Artículo 10.- Corresponden asimismo a la Dirección de Urbanismo, dentro de las funciones de


control que le asigna el inciso 4) del artículo 7º, las siguiente:
1) Revisar y aprobar los planes reguladores y sus reglamentos, antes de su adopción por las muni-
cipalidades;
2) Examinar y visar, en forma ineludible, los planos correspondientes a proyectos de urbanización o
de fraccionamiento para efectos de urbanización, previamente a su aprobación municipal;
3) Informar o denunciar a las corporaciones municipales, la comisión de infracciones graves a esta
ley o al Plan Regulador Local, cometidas en el aprovechamiento de terrenos o en la factura de
construcciones;
4) Ordenar la suspensión de aquella obra en que ha habido las infracciones contempladas en el
inciso anterior cuando, después de transcurrido un término prudencial desde que formule la
respectiva denuncia, no actúe la municipalidad como le corresponde, en el sentido de impedir o
corregir la transgresión apuntada; y
5) Requerir el auxilio de las autoridades de policía para dar efectividad a las órdenes que expida,
conforme al inciso anterior y, en general, para la mejor vigilancia en el control del desarrollo
urbano.
Las autoridades requeridas estarán obligadas a prestar esa colaboración.

Artículo 11.- La Dirección de Urbanismo organizará el procedimiento de consulta a las comisio-


nes asesoras que la Junta Directiva del Instituto disponga integrar ad-honorem, con los elementos
entendidos o representativos en campos especializados.

Artículo 12.- El jefe de la Dirección de Urbanismo, quien deberá tener Título o experiencia pro-
fesional en el ramo, someterá a la consideración superior, los asuntos de su despacho de mayor
trascendencia.

Artículo 13.- Las municipalidades y las partes afectadas podrán pedir a la Junta Directiva del
Instituto revisión de las decisiones de la Dirección de Urbanismo.
De lo que resuelva la Junta Directiva en las materias comprendidas en los incisos 1), 2) y 4) del
artículo 10, podrá recurrirse dentro del plazo de quince días hábiles que se contarán a partir de la
fecha en que notifique la resolución, ante el Poder Ejecutivo, el cual oirá cuando lo estimare conve-
niente, la opinión de la Junta Directiva del “Colegio de Ingenieros y Arquitectos” dentro del Plazo que
le señalará al efecto y que no podrá ser mayor de treinta días. Pasado ese plazo, el Poder Ejecutivo
resolverá dentro de los treinta días siguientes y quedará agotada la vía administrativa.

Artículo 14.- El Instituto sufragará los gastos de planta y de funcionamiento administrativos de la


Dirección de Urbanismo, destinando para ese efecto no menos del dos por ciento de su presupuesto
anual. Para todos los demás aspectos funcionales de la mencionada Dirección, se estará a lo que la
Ley Orgánica, los reglamentos y disposiciones directivos, determinen en general para los Departa-
mentos del Instituto y para el Departamento de Urbanismo en particular.

Sección Segunda
Planificación Local

Capítulo I
Planes Reguladores

Artículo 15.- Conforme al precepto del artículo 169 de la Constitución Política, reconócese la
competencia y autoridad de los gobiernos municipales para planificar y controlar el desarrollo urba-

Investigaciones Jurídicas, S.A. -15-


no, dentro de los límites de su territorio jurisdiccional. Consecuentemente, cada uno de ellos dispon-
drá lo que proceda para implantar un plan regulador, y los reglamentos de desarrollo urbano conexos,
en las áreas donde deba regir, sin perjuicio de extender todos o algunos de sus efectos a otros
sectores, en que priven razones calificadas para establecer un determinado régimen contralor.

Artículo 16.- De acuerdo con los objetivos que definan los propios y diversos organismos de
gobierno y administración del Estado, el plan regulador local contendrá los siguientes elementos, sin
tener que limitarse a ellos:
a) La política de desarrollo, con enunciación de los principios y normas en que se fundamente, y los
objetivos que plantean las necesidades y el crecimiento del área a planificar;
b) El estudio de la población, que incluirá proyecciones hacia el futuro crecimiento demográfico, su
distribución y normas recomendables sobre densidad;
c) El uso de la tierra que muestre la situación y distribución de terrenos respecto a vivienda, comer-
cio, industria, educación, recreación, fines públicos y cualquier otro destino pertinente;
d) El estudio de la circulación, por medio del cual se señale, en forma general, la localización de las
vías pública principales y de las rutas y terminales del transporte;
e) Los servicios comunales, para indicar ubicación y tamaño de las áreas requeridas para escue-
las, colegios, parques, campos de juego, unidades sanitarias, hospitales, bibliotecas, museos,
mercados públicos y cualquier otro similar;
f) Los servicios públicos, con análisis y ubicación en forma general, de los sistemas e instalaciones
principales de cañerías, alcantarillados sanitarios y pluviales, recolección, disposición de basu-
ras, y cualquier otro de análoga importancia; y
g) La vivienda y renovación urbana con exposición de las necesidades y objetivos en vivienda, y
referencia a las áreas que deben ser sometidas a conservación, rehabilitación y remodelamiento.

Artículo 17.- Previamente a implantar un plan regulador o alguna de sus partes, deberá la muni-
cipalidad que lo intenta:
1) Convocar a una audiencia pública por medio del Diario Oficial y divulgación adicional necesaria
con la indicación de local, fecha y hora para conocer del proyecto y de las observaciones verba-
les o escritas que tengan a bien formular los vecinos o interesados. El señalamiento deberá
hacerse con antelación no menor de quince días hábiles;
2) Obtener la aprobación de la Dirección de Urbanismo, si el proyecto no se hubiere originado en
dicha oficina o difiera del que aquélla hubiere propuesto, sin perjuicio de los recursos estableci-
dos en el artículo 13;
3) Acordar su adopción formal, por mayoría absoluta de votos; y
4) Publicar en “La Gaceta” el aviso de la adopción acordada, con indicación de la fecha a partir de
la cual se harán exigibles las correspondientes regulaciones.

Igualmente serán observados los requisitos anteriores cuando se trate de modificar, suspender o
derogar, total o parcialmente, el referido plan o cualquiera de sus reglamentos.

Artículo 18.- La Dirección de Urbanismo podrá negar la aprobación de partes del plan o sus
reglamentos, respaldada en principios legales o técnicos, cuya vigencia sea de absoluto interés
nacional o regional.
De no acogerse los reparos hechos por la Municipalidad, quedará en suspenso sólo la parte
objetada, sin perjuicio de que la corporación inconforme haga uso de los recursos establecidos en el
artículo 13 o se avenga a someter la controversia a la decisión de la comisión conciliadora que las
partes convengan constituir para el caso.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -16-


Capítulo II
Reglamentos del Desarrollo Urbano

Artículo 19.- Cada Municipalidad emitirá y promulgará las reglas procesales necesarias para el
debido acatamiento del plan regulador y para la protección de los intereses de las salud, seguridad,
comodidad y bienestar de la comunidad.

Artículo 20.- De consiguiente, esos reglamentos contendrán normas y condiciones para promo-
ver:
a) Protección de la propiedad contra la proximidad de usos prediales molestos o peligrosos;
b) Una relación armónica entre los diversos usos de la tierra;
c) Conveniente acceso de las propiedades a las vías públicas;
d) División adecuada de los terrenos;
e) Facilidades comunales y servicios públicos satisfactorios;
f) Reserva de suficientes espacios para usos públicos;
g) Rehabilitación de áreas y prevención de su deterioro;
h) Seguridad, salubridad, comodidad y ornato de las construcciones; e
i) En general, cualquier otro interés comunitario que convenga al buen éxito del plan regulador.

Artículo 21.- Los principales reglamentos de Desarrollo Urbano serán:


1) El de Zonificación, para usos de la tierra;
2) El de Fraccionamiento y Urbanización, sobre división y habilitación urbana de los terrenos;
3) El de Mapa Oficial, que ha de tratar de la provisión y conservación de los espacios para vías
públicas y áreas comunales;
4) El de Renovación Urbana, relativo al mejoramiento o rehabilitación de áreas en proceso o en
estado de deterioro; y
5) El de Construcciones, en lo que concierne a las obras de edificación.

Artículo 22.- (Declarado inconstitucional mediante Resolución de la Sala Constitucional Nº 6706-


93 de las 15:21 horas del 21 de diciembre de 1993).

Artículo 23.- El vecino, propietario o cualquier otra persona, que se oponga al proyecto que
tienda a adoptar un plan regulador o alguno de sus reglamentos, tendrá oportunidad de exponer sus
objeciones en la audiencia pública que previene el inciso 1) del artículo 17. Por lo demás, cualquier
persona inconforme que invoque ilegalidad y perjuicio propio contra el acto o disposición administra-
tiva que sea, podrá usar todos los recursos que la ley le brinda.

Capítulo III
Zonificación

Artículo 24.- El Reglamento de Zonificación dividirá el área urbana en zonas de uso, regulando
respecto a cada una de ellas:
a) El uso de terrenos, edificios y estructuras, para fines agrícolas, industriales, comerciales, resi-
denciales, públicos y cualquier otro que sea del caso; las zonas residenciales se clasificarán
como unifamiliares y multifamiliares, según la intensidad del uso que se les dé; las zonas
unifamiliares se clasificarán, a su vez, de acuerdo con el área y las dimensiones de los lotes que
mejor convenga a su ubicación;
b) Localización, altura y área de piso de las edificaciones;
c) Superficie y dimensiones de los lotes;
d) Tamaño de los retiros, patios y demás espacios abiertos, y la cobertura del lote por edificios y
estructuras;

Investigaciones Jurídicas, S.A. -17-


e) La provisión de espacio para estacionamientos, carga y descarga de vehículos fuera de las
calles;
f) Tamaño, ubicación y características de rótulos o anuncios; y
g) Cualquier otro elemento urbanístico o arquitectónico relativo al uso de la tierra, cuya regulación
tenga interés para la comunidad local.

Artículo 25.- En dicho reglamento figurarán como zonas especiales, las que soporten alguna
reserva en cuanto a su uso y desarrollo, como en el caso de los aeropuertos, los sitios con importan-
cia histórica o los recursos naturales conservables y las áreas demarcadas como inundables, peli-
grosas o necesarias al propósito de contener el crecimiento urbano periférico.

Artículo 26.- Las zonas mencionadas en los dos artículos anteriores, en cuanto a número, forma
y tamaño que convenga a los objetivos de las zonificación, serán indicadas en uno o varios mapas
que, junto con los textos dispositivos, gráficos y diagramas complementarios, constituirán el Regla-
mento de Zonificación.

Artículo 27.- Las normas y requisitos de la zonificación, pueden variar respecto a una misma
zona por el diferente uso que se diere a los inmuebles, pero habrán de ser uniformes para cada clase
de uso, dentro de una misma zona.

Artículo 28.- Prohíbese aprovechar o dedicar terrenos, edificios, estructuras, a cualquier uso
que sea incompatible con la zonificación implantada.
En adelante, los propietarios interesados deberán obtener un certificado municipal que acredite
la conformidad de uso a los requerimientos de la zonificación. Los usos ya existentes no conformes,
deberán hacerse constar también con certificado que exprese tal circunstancia.
Cada reglamento de zonificación fijará la fecha a partir de la cual dichos certificados serán obli-
gatorios.

Artículo 29.- Sin el certificado de uso correspondiente, no se concederán patentes para estable-
cimiento comerciales o industriales. En caso de contravención, se procederá a la clausura del local,
sin perjuicio de la responsabilidad penal en que se incurra.

Artículo 30.- En uso no conforme, sólo podrá transformarse en otro compatible o concordante
con la zonificación. El reglamento precisará las condiciones y requisitos a que deberá sujetarse ese
y cualquier otro cambio de uso, lo mismo que la admisión calificada de excepciones o variantes.

Artículo 31.- Habrá lugar para que el propietario arrendante pida rescisión del alquiler, cuando el
arrendatario contravenga el Reglamento de Zonificación, dándole al inmueble o construcción un uso
distinto del convenido. Si el uso contratado fuese preexistente y no conforme a la zonificación, la
regla anterior se referirá a una mayor inconformidad. En tal forma quedan adicionadas las disposicio-
nes legales sobre inquilinato.

Capítulo IV
Fraccionamiento y Urbanización

Artículo 32.- El Reglamento de Fraccionamiento y Urbanización, al puntualizar las condiciones


municipales para permitir fraccionamientos, urbanizaciones o ambas operaciones, entre otros requi-
sitos, incluirá los correspondientes al acceso a vía pública, a notificación y amanzanamiento y a la
cesión de áreas para uso público; establecerá, asimismo, previa consulta a los organismos compe-
tentes, normas mínimas sobre construcción de calles y aceras pavimentos, cañerías, drenajes pluviales
y sanitarios, y electrificación y alumbrado público.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -18-


Los Reglamentos de Fraccionamiento y Urbanización establecerán un plazo prudencial para el
estudio de los proyectos de urbanización; si transcurrido ese plazo no se hubiera producido la reso-
lución oficial sobre el caso, se considerará autorizado el proyecto para efectos de su ejecución.

Artículo 33.- Para todo fraccionamiento de terrenos o inmuebles situados en distritos urbanos y
demás áreas sujetas a control urbanístico, será indispensable haber visado antes, en la oficina mu-
nicipal autorizada, el plano que indique la situación y cabida de las porciones resultantes y que,
además, el notario o funcionario público autorizante, dé fe en el acto de extensión u otorgamiento del
documento respectivo, de que la división coincide con la que exprese dicho plano. Los fraccionamientos
que se hagan por documento privado, al igual que en los documentos públicos, se reputarán inefica-
ces si carecen de razón notarial o municipal sobre la preexistencia del plano visado.

Artículo 34.- El Registro Público suspenderá la inscripción de documentos, sobre fracciona-


miento de fincas comprendidas en distritos urbanos, sin la constancia que indica el artículo anterior.
El visado municipal de planos o croquis, los cuales no es necesario que hayan sido catastrados,
lo extenderá el ingeniero o ejecutivo municipales, o la persona en quien ellos delegaren tales funcio-
nes, dentro de los quince días siguientes a su presentación y en forma gratuita, sin estar sujeto al
pago de timbres o cualquier otro tributo, ni al pago de impuestos, contribuciones o servicios que
debieren las partes. De no aceptarse lo anterior, valdrá, como visado municipal, una constancia
notarial en el plano sobre esa circunstancia. Queda a salvo la negativa fundada, de la municipalidad
respectiva o de los funcionarios indicados, hecha por escrito dentro del citado plazo.
(Así modificado este párrafo, mediante Ley Nº 6595 de 6 de agosto de 1981).
Las oficinas públicas, instituciones o corporaciones estatales o cualquier otra entidad pública
que deba tramitar permisos de construcción o de urbanización, proveer servicios, otorgar patentes o
conceder préstamos, tendrán como inexistentes, para estos efectos, las parcelaciones hechas sin
observar lo dispuesto en el artículo anterior.
No se aplicarán las disposiciones de éste ni del artículo precedente a los documentos, actos o
contratos, en que sean parte o tengan interés el Estado en forma directa (Gobierno Central) o las
propias municipalidades donde estuviere ubicado el inmueble.
(Así modificado mediante Ley Nº 6575 de 27 de abril de 1981).

Artículo 35.- Quien haya adquirido por compraventa u otro título oneroso una finca o un derecho
real sobre un inmueble, y resulte perjudicado por la ineficacia dicha del acto adquisitivo, podrá de-
mandar la rescisión de éste y la reparación civil consiguiente.

Artículo 36.- Se negará la visación municipal de los planos relativos a fraccionamientos de áreas
sujetas a control, por cualquiera de las siguientes razones:
a) Cuando del simple fraccionamiento se originen lotes que tengan menos tamaño del permitido,
inadecuado acceso a la vía pública o carentes de servicios indispensable;
b) Que no cuenten con el permiso del caso, si se trata de notificaciones con fines o efectos de
urbanización;
c) En tanto pese sobre el inmueble que intente dividir, algún impedimento, como el que recae sobre
áreas a renovar o reservadas a usos públicos; y
d) Por cualquier otra causa técnica o de trámite que con base en esta ley, indique el reglamento.

Entre los motivos del último inciso puede comprenderse, el atraso en el pago de impuestos o
servicios municipales.

Artículo 37.- El funcionario municipal que autorice o responda por el visado de un plano, con
violación evidente de los reglamentos de desarrollo urbano, se hará acreedor a la pena que señala el
artículo 372 del Código Penal.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -19-


Artículo 38.- No se dará permiso para urbanizar terrenos:
a) Cuando el proyecto no satisfaga las normas mínimas reglamentarias, o los interesados no hayan
cumplido los trámites pertinentes, entre los que está la aprobación indispensable de los planos
por la Dirección de Urbanismo y el Servicio Nacional de Acueductos y Alcantarillado;
b) Por no estar garantizado el importe de las obras de habilitación urbana del inmueble, o no haber-
se hecho o garantizado el traspaso formal al municipio, del área reservada a uso público, ni, en
su defecto, satisfecho en dinero el valor equivalente; y
c) En tanto el desarrollo del área localizada fuera del límite zonificado se considere prematuro por
carecer de facilidades y servicios públicos o por el alto costo de tales facilidades y servicios, por
su distancia de otras áreas habitadas o debido a cualquier otra deficiencia determinante de
condiciones adversas a las seguridad y a la salubridad públicas.

Los proyectos de urbanización ubicados dentro o fuera del área zonificada que tengan los servi-
cios de acueductos, alcantarillado sanitario y electricidad alejados de sus linderos, deben ser acep-
tados para su análisis por la Municipalidad y la Dirección de Urbanismo, si el urbanizador se compro-
mete a costear las obras ejecutadas fuera de su propiedad, para ofrecer todos los servicios necesa-
rios.
En este caso, todos los proyectos futuros de urbanización que intenten usar los servicios citados
en el párrafo anterior en el período de cinco años, contado desde la terminación de esas construc-
ciones, abonarían al urbanizador una cantidad por cada unidad de vivienda que contenga el nuevo
proyecto. La cantidad a abonar será determinada por la institución que tenga a su cargo el servicio
correspondiente y se cubrirá al hacerse la conexión física de cada unidad de vivienda.

Artículo 39.- Para asegurar la ejecución de las obras de urbanización, el urbanizador, cuando
venda una parcela no urbanizada, deberá rendir póliza, fianza, hipoteca u otra forma de garantía
satisfactoria, que determinará y calificará en cada caso la municipalidad, de acuerdo con el Instituto.
La garantía se hará efectiva si en el término de cinco años no se ejecutan las obras de urbanización
especificadas en los planos aprobados. En el caso de que por incumplimiento del urbanizador se
haga efectiva la garantía, la municipalidad queda obligada a la ejecución de las obras.

Artículo 40.- Todo fraccionador de terrenos situados fuera del cuadrante de las ciudades y todo
urbanizador cederá gratuitamente al uso público tanto las áreas destinadas a vías como las corres-
pondientes a parques y facilidades comunales; lo que cederá por los dos conceptos últimos se deter-
minará en el respectivo reglamento, mediante la fijación de porcentajes del área total a fraccionar o
urbanizar, que podrán fluctuar entre un cinco por ciento a un veinte por ciento, según el tamaño
promedio de los lotes, el uso que se pretenda dar al terreno y las normas al respecto. No obstante lo
anterior, la suma de los terrenos que deben cederse para vías públicas, parques y facilidades comu-
nales no excederá de un cuarenta y cinco por ciento de la superficie total del terreno a fraccionar o
urbanizar. Asimismo se exceptúa de la obligación a ceder áreas para parques y facilidades comuna-
les a los simples fraccionamientos de parcelas en áreas previamente urbanizadas. No menos de una
tercera parte del área representada por el porcentaje fijado conforme al párrafo anterior será aplica-
do indefectiblemente al uso de parque, pero reservando en primer término de ese tercio el o los
espacios necesarios para campo o campos de juego infantiles, en proporción que no sea inferior a
diez metros cuadrados por cada familia; las áreas para juegos infantiles no podrán ser aceptadas si
el fraccionador o urbanizador no las ha acondicionado debidamente, incluyendo su enzacatado e
instalación del equipo requerido. Los dos tercios restantes del referido porcentaje o el remanente
que de ellos quedase disponible después de cubiertas las necesidades de parque, servirán para
instalar facilidades comunales que en un principio proponga el fraccionador o urbanizador o luego en
su defecto los adquirentes de lotes, pero que en todo caso han de definir la Municipalidad. Las áreas
aprovechables en facilidades comunales sólo podrán eliminarse o reducirse a cambio de alguna
mejora u otra facilidad compensatoria, cuando de ello se obtenga un mayor beneficio para la comu-
nidad. Hecha excepción de los derechos de vía para carreteras que han de cederse al Estado,

Investigaciones Jurídicas, S.A. -20-


conforme a lo antes dispuesto, las demás áreas de uso público deberán ser traspasadas a favor del
dominio municipal. No obstante la Municipalidad podrá autorizar que determinadas porciones sean
transferidas directamente a las entidades estatales encargadas de establecer en las mismas los
servicios o facilidades de su respectiva competencia, en concordancia con lo previsto en el párrafo
inmediato anterior.
(Texto afectado mediante Resolución de la Sala Constitucional Nº 4205-96 de las 14:36 horas
del 20 de agosto de 1996).

Artículo 41.- (Declarado inconstitucional mediante Resolución de la Sala Constitucional Nº 4205-


96 de las 14:33 horas del 20 de agosto de 1996).

Capítulo V
Mapa Oficial

Artículo 42.- El reglamento del Mapa Oficial establecerá las normas sobre reservas, adquisi-
ción, uso y conservación de las áreas necesarias para vías, parques, plazas, edificios y demás usos
comunales, expresando la localización y el tamaño de las ya entregadas al servicio público y de las
demarcadas sólo preventivamente.

Artículo 43.- El Mapa Oficial, junto con los planos o el catastro que lo complemente, constituirá
registro especial fehaciente sobre propiedad y afectación a dominio público de los terrenos o espa-
cios ya entregados a usos públicos.

Artículo 44.- El dominio municipal sobre las áreas de calles, plazas, jardines, parques u otros
espacios abiertos de uso público general, se constituye por ese mismo uso y puede prescindirse de
su inscripción en el Registro de la Propiedad, si consta en el Mapa Oficial.
El Registro citado pondrá último asiento a aquellas fincas, restos o lotes que el propietario, en
concepto de fraccionador, ceda al municipio por mandato de esta ley, si en el documento inscribible
consta el destino público que se le da al inmueble y el Notario da fe del acuerdo municipal en que
aprueba la cesión y se dispone entregar dicho bien a ese mismo destino.

Artículo 45.- Los inmuebles a que se refiere el artículo anterior, podrán ser transferidos a otro
uso público, conforme a las determinaciones del Plan Regulador; más si tuvieren destino señalado
en la ley, el cambio deberá ser aprobado por la Asamblea Legislativa.

Artículo 46.- Si llegare a ser necesario constituir título inscribible en el Registro Público, sobre
un terreno no inscrito de uso público que, por rectificación de vía o mandato legislativo, deba pasar al
dominio privado municipal o particular, servirá al efecto la escritura que el personero municipal otor-
gue con base en el Mapa Oficial.

Artículo 47.- Las porciones de dominio privado que el Mapa Oficial reserve a algún uso público,
no podrán ser fraccionadas ni tampoco transformadas con obras o mejoras que encarezcan su ad-
quisición al Estado o sus Instituciones. Tal limitación, y las modalidades y condiciones en que esas
porciones acrecen el dominio público, se regirán por las disposiciones pertinentes de los artículos 40,
48 y siguientes de esta ley.

Artículo 48.- Cuando sea negado el permiso para construir o urbanizar, por estar reservada a
uso público la totalidad de la finca o parte de ella que exceda el porcentaje establecido en el artículo
40, la Municipalidad, el Estado o sus instituciones, deberán negociar la compra de todo inmueble o
iniciar las correspondientes diligencias de expropiación dentro del año inmediato siguiente.
(Así reformado mediante Ley Nº 4971 de 28 de abril de 1972).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -21-


Artículo 49.- El permiso de edificación supeditado al retroceso en la línea de edificación, no
motivará acción indemnizatoria por reducción de cabida, mientras la sección respectiva no sea en-
tregada al servicio público por disposición o acto de la Administración Pública nacional o local. Entre
tanto no se pague o expropie dicha sección, su propietario podrá utilizarla en la forma que permitan
los reglamentos.

Artículo 50.- Pero si, en el caso del artículo anterior o en los de apertura o rectificación del
derecho de vía pública, el predio es inutilizado para los usos de la zona donde esté ubicado, deberá,
entonces la municipalidad, el Estado o el instituto promoviente, proceder conforme a las estipulacio-
nes del artículo 48. La misma regla regirá para cuando el fundo pierda todo acceso directo, a conse-
cuencia de cierre o rectificación de vía pública.

Capítulo VI
Renovación Urbana

Artículo 51.- El Reglamento de Renovación Urbana contendrá las regulaciones que localmente
se adopten para conservar, rehabilitar o remodelar las áreas urbanas defectuosas, deterioradas o en
decadencia, tomando en cuenta la inconveniente parcelación o edificación, la carencia de servicios y
facilidades comunales, o cualquier otra condición adversa a la seguridad, salubridad y bienestar
generales.

Artículo 52.- Las zonas a mejorar indicadas anteriormente, serán incluidas en el Mapa de
Zonificación, tan luego la municipalidad interesada en corregir sus deficiencias apruebe formalmente
el correspondiente programa de renovación.
Desde entonces, y por el término de cinco años, pesarán sobre esas áreas restricciones para
fraccionar o construir, en tanto no sean subsanadas sus deficiencias. Vencido dicho plazo, quedará
por el mismo hecho insubsistente cualquier restricción debida a remodelamiento predial, y los permi-
sos de construcción se ajustarán a los requisitos comunes.

Artículo 53.- En programa de renovación urbana, la facultad remodeladora permite a la munici-


palidad abrir y cerrar calles, así como rectificar su trazado.
La municipalidad o el instituto gestionarán con los propietarios de los inmuebles sujetos a
remodelación, lo correspondiente a redistribución de lotes, para arreglar por convenio el modo de
reubicarles dentro de la misma zona, trasladarles a otra y efectuar compensaciones en dinero o en
especie. De no haber acuerdo, podrá estarse a lo dispuesto en el artículo 69.

Artículo 54.- La municipalidad y el Instituto podrán comprar, permutar y vender bienes inmuebles
comprendidos dentro de un programa de renovación urbana y traspasarse entre sí esos mismos
bienes, con solo que la Contraloría General de la República lo autorice previamente, sin perjuicio de
la adjudicación de lotes y viviendas que el Instituto realiza en su tráfico ordinario. Quedan así adicio-
nados en lo conducente el artículo 109 de la Ley de la Administración Financiera de la República y el
inciso a), artículo 5º de la Ley Adicional de Organización Municipal, Nº 11 de 10 de setiembre de
1925.

Artículo 55.- Los propietarios afectados por remodelación, estarán exentos de gastos referen-
tes a otorgamiento e inscripción en el Registro Público de las escrituras de traspaso, canje o rectifi-
cación de fincas. Cualquier gasto por esos conceptos, correrá por cuenta de la municipalidad, el
Instituto o ambos, según corresponda.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -22-


Capítulo VII
Construcciones

Artículo 56.- El Reglamento de Construcciones particularizará las reglas locales que interesen a
la seguridad, salubridad y ornato de las estructuras o edificaciones, sin detrimento de las pertinentes
de esta ley y de las demás vigentes o aplicables a este ramo.

Artículo 57.- Está prohibido realizar obras de construcción contra lo prescrito en la ley, los regla-
mentos y el respectivo permiso municipal.

Artículo 58.- Las municipalidades no permitirán obras de construcción:


1) Cuando ellas no guarden conformidad por razones de uso, ubicación, retiros, cobertura y demás
condiciones de la zonificación;
2) Si el predio de la edificación se ha originado en fraccionamiento hecho sin el visado de la ley;
3) Siempre que el interesado tratare de utilizar fundos sin requisitos de urbanización o faltos de
acceso adecuado a la vía pública;
4) Para impedir que se edifique más de una vivienda en un lote de cabida o dimensiones equivalen-
tes o menores a los mínimos establecidos;
5) En tanto lo vede alguna limitación impuesta por reserva uso público o una declaratoria formal de
inhabitabilidad del área, motivada en renovación urbana o protección contra inundaciones, de-
rrumbes y otros peligros evidentes; y
6) En los demás casos que señala el reglamento, con base en las leyes aplicables y para la mejor
protección de los intereses comunales. Por lo que corresponde al inciso 2), podrá dispensarse la
presentación del plano visado, si la certificación de propiedad acredita que la segregación se
operó con fecha anterior a la vigencia de esta ley. Antes de aplicar alguna declaratoria de
inhabitabilidad de área, de las contempladas en el inciso 5), es preciso llenar las formalidades
exigidas por el artículo 17.

Sección Tercera
Disposiciones Complementarias

Capítulo I
Órganos Especializados de Planificación
Local y Regional

Artículo 59.- Para participar en la preparación y aplicación del Plan Regulador, la municipalidad
del cantón podrá crear una oficina de la administración local, o una comisión o junta que habrá de
formarse con regidores, funcionarios de la planta administrativa y vecinos interesados. En uno u otro
caso, la corporación señalará la organización y cometido de la nueva oficina.

Artículo 60.- Las juntas o comisiones locales de planificación, estarán integradas, eso sí, por no
menos de tres ni más de siete miembros, cuyo período coincidirá con el de los miembros de la
corporación que lo designe, o lo que reste de él. Sus integrantes pueden ser reelegidos y desempe-
ñarán sus cargos ad honórem.

Artículo 61.- La municipalidad podrá contratar la confección de determinados estudios o proyec-


tos de planificación, con el Instituto o firmas particulares especializadas.

Artículo 62.- Las municipalidades de territorios contiguos pueden concretar entre sí convenios
para fundar y mantener servicios conjuntos de planificación, conforme lo dispongan las leyes de
organización municipal. Respecto al Area Metropolitana de San José, regirá lo dispuesto en el capí-
tulo siguiente.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -23-


Capítulo II
Oficina de Planeamiento del Area
Metropolitana de San José

Artículo 63.- Créase la Oficina de Planeamiento del Area Metropolitana de San José, para que,
en carácter de órgano especial intermunicipal, planifique el desarrollo urbanístico de esta área. Se
ocupará primordialmente esa oficina de preparar y recomendar el Plan Regulador Metropolitano, sus
reglamentos y las enmiendas que sean necesarias para mantenerlos al día. Siempre que sus funcio-
nes lo permitan, prestará además ayuda a las municipalidades del área, para formular planes y
proyectos específicos relativos a planificación urbana.
Dicha oficina contará con una Comisión Consultiva y Coordinadora, integrada cuando menos por
un representante de la Oficina de Planificación, de los Ministerios de Transportes, Educación y Salu-
bridad Pública, del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo, del Servicio Nacional de Acueductos
y Alcantarillado, del Instituto Costarricense de Electricidad y de cada una de la Corporaciones Muni-
cipales del Area Metropolitana de San José.
Cuando la Comisión Consultiva y Coordinadora trate de asuntos que circunstancialmente afec-
ten a otros organismos, se solicitará al organismo afectado el envío de un representante.

Artículo 64.- El Plan Regulador Metropolitano, sus reglamentos y las enmiendas respectivas,
adquirirán fuerza de ley para todas las municipalidades del circuito que haya acordado su adopción.

Artículo 65.- La Oficina de Planeamiento del Area Metropolitana de San José, estará anexa a la
Dirección de Urbanismo, mientras por ley no se disponga otra cosa. Para su mantenimiento, las
municipalidades de los cantones de San José, Escazú, Desamparados, Goicoechea, Alajuelita, Co-
ronado, Tibás, Moravia, Montes de Oca y Curridabat, contribuirán anualmente con el uno por ciento
de sus presupuestos ordinarios de ingresos. Dichas cuotas serán deducidas por el Fisco de lo que a
cada uno de esos municipios corresponda por concepto de cualquier recaudación o renta, girándose
su importe al Instituto directamente, en el transcurso del primer trimestre de cada año fiscal. De su
parte, el Instituto aportará anualmente un tanto igual a la suma de todas las cuotas municipales.

Capítulo III
Expropiaciones

Artículo 66.- Para efectos de expropiación serán considerados de utilidad pública los bienes
inmuebles que sean requeridos por la aplicación de los planes reguladores y cualquier disposición
de esta ley, especialmente las relacionadas con la apertura o ampliación de vías públicas y la adqui-
sición de reservas para programas de vivienda popular, desarrollos industriales planificados o par-
ques y para proveer facilidades de educación y cultura, salubridad, nutrición, bienestar social, depor-
tes, mercados municipales e instalaciones de aguas potables y servidas, electrificación, disposición
de basuras y mercados públicos.
(Así modificado mediante Ley Nº 4971 de 28 de abril de 1972. Su párrafo segundo fue derogado
por el artículo 64 inc. h) de la Ley de Expropiaciones Nº 7495 de 3 de mayo de 1995).

Artículo 67.- (Derogado mediante Ley de Expropiaciones Nº 7495 de 3 de mayo de 1995).

Artículo 68.- (Derogado mediante Ley de Expropiaciones Nº 7495 de 3 de mayo de 1995).

Artículo 69.- (Derogado mediante Ley de Expropiaciones Nº 7495 de 3 de mayo de 1995).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -24-


Capítulo IV
Contribuciones Especiales

Artículo 70.- Se autoriza a las municipalidades para establecer impuestos, para los fines de la
presente ley, hasta el 1% sobre el valor de las construcciones y urbanizaciones que se realicen en el
futuro, y para recibir contribuciones especiales para determinadas obras o mejoras urbanas. Las
corporaciones municipales deberán aportar parte de los ingresos que, de acuerdo con este artículo
se generen, para sufragar los gastos originados por la centralización que de los permisos de cons-
trucción se realice. No pagarán dicha tasa las construcciones del Gobierno Central e instituciones
autónomas, siempre que se trate de obras de interés social, ni las de instituciones de asistencia
médico-social o educativas.

Artículo 70 bis.- Las personas físicas o jurídicas, privadas o públicas, que requieran permisos o
autorizaciones del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo, relativos a la aprobación de
anteproyectos, permisos de construcción, usos del suelo y segregaciones, así como cualesquiera
otros de su competencia, contribuirán económicamente con el pago del servicio, según las normas
que dicte la Junta Directiva de ese Instituto y con las limitaciones estipuladas en la Ley de la Adminis-
tración Financiera de la República.
(Así adicionado mediante Ley Orgánica del Ambiente Nº 7554 del 4 de octubre de 1995).

Artículo 71.- El costo total de las obras de pavimentación y de construcción de caminos públicos
cuando éstos crucen zonas urbanas, aceras, cordones y cunetas, alcantarillado pluvial y sanitario,
acueductos y distribución e iluminación eléctricas, deberá ser cargado y cobrado a los propietarios
de los fundos directamente beneficiados, mediante la correspondiente tasa de valorización que fije,
previa publicación de audiencia a los interesados en el Diario Oficial, la entidad estatal competente
ejecutora de las obras y que apruebe la Contraloría General de la República. En el costo total se
incluirá, además de los materiales y la mano de obra con sus respectivas cargas sociales, los gastos
de administración e ingeniería, el precio de los terrenos a adquirir, el pago de mejoras o
indemnizaciones por edificaciones que han de ser demolidas o reparadas y, en su caso, los costos
financieros.
Entre lo que debe pagarse por concepto de terrenos y mejoras y lo que corresponda por importe
de la tasa de valorización, se efectuará compensación directa e inmediata en cuanto a la parte
correspondiente. Quien tuviere que pagar algún valor con motivo de la compra-venta o expropiación
podrá disponer hasta de diez años de plazo sujeto a un interés del ocho por ciento anual para la
cancelación de lo adeudado, previa calificación de la Contraloría General de la República.
Los proyectos u obras de evidente interés público pueden ser exceptuados total o parcialmente
del pago de la tasa de valorización.
(Así modificado mediante Ley Nº 4971 de 28 de abril de 1972).

Capítulo Final
Reformas y Transitorios

Artículo 72.- Adiciónase el artículo 272 del Código Civil, con el siguiente inciso: (...)

Artículo 73.- Refórmase el inciso 5) del artículo 159 del Código de Policía, en la siguiente forma:
(???)

Artículo 74.- Refórmase el párrafo segundo del artículo 28 de la Ley de Hacienda Municipal, Nº
180 de 28 de agosto de 1923, así: (...)

Artículo 75.- Adiciónase en lo conducente, el artículo 17 de la Ley de Protección y Desarrollo


Industrial, Nº 2426 del 3 de setiembre de 1959, en el sentido de que el factor de localización de las

Investigaciones Jurídicas, S.A. -25-


industrias que contempla el inciso g), se calificará de acuerdo con la zonificación que establezca el
plan regulador de la respectiva localidad o, en su defecto, con el dictamen específico de la Dirección
de Urbanismo.

Artículo 76.- Deróganse el artículo 17 de la ley Nº 2760 del 16 de junio de 1961; los apartes
segundos del inciso ch) del artículo 5º y del transitorio X, ambos de la Ley Orgánica del Instituto, Nº
1788 del 24 de agosto de 1954, y el Decreto-Ley Nº 578 del 6 de julio de 1949.

Artículo 77.- Esta ley es de orden público y adiciona, reforma o deroga en lo conducente, y sólo
en lo que se le opongan, las siguientes leyes: Nº 1788 de 24 de agosto de 1954 ; Decreto-Ley Nº 833
de 4 de noviembre de 1949; Nº 2760 del 16 de junio de 1961; Nº 36 de 26 de junio de 1896; Nº 1882
de 7 de julio de 1955; y las demás anteriores que extienden sus efectos al campo del urbanismo.

Artículo 78.- Rige a partir de su publicación.

Disposiciones Transitorias

Transitorio I.- Las municipalidades y el Instituto propondrán a los demás organismos del Estado
que intervinieren en la concesión de permisos de construcción y urbanización, la adopción de un
sistema centralizado de control, que expedita la tramitación de esos permisos.

Transitorio II.- El Instituto dictará las normas de desarrollo relativas a las materias a que se
refiere el artículo 21 de esta ley. Podrá además, confeccionar los planes reguladores y delimitar los
distritos urbanos y demás áreas sujetas a control urbanístico, en tanto las municipalidades no hubieren
promulgado en la respectiva materia, o parte de ella, sus propias disposiciones locales con ajuste a
esta ley.
Los preceptos y reglamentos que dicte el Instituto regirán en los territorios jurisdiccionales o en la
parte de ello que las normas señalen, a partir de su publicación en el Diario Oficial.
(Así reformado por el artículo 1º de la Ley Nº 5900 del 19 de abril de 1976 y de conformidad con
la Resolución de la Sala Constitucional Nº 4205-96 de las 14:30 horas del 20 de agosto de 1996).

Transitorio III.- El Instituto podrá establecer inmediatamente en sus urbanizaciones y conjuntos


residenciales, el certificado de uso para los inmuebles que venda, adjudique o traspase. De acuerdo
con esa limitación y mientras ella no sea refundida en el régimen general de zonificación de la res-
pectiva localidad, ninguna municipalidad otorgará permisos de construcción o patentes para el uso
de esos inmuebles, que no se ajusten al certificado municipal de uso, salvo que el referido Instituto lo
autorice.

Fernando Gutiérrez Benabides


Vice-Presidente

Casa Presidencial, San José a los quince días del mes de noviembre de mil novecientos setenta
y ocho.

Ejecútese y Publíquese

J.J. Trejos Fernández Diego Trejos


Presidente Ministro de la Presidencia

Investigaciones Jurídicas, S.A. -26-


Reglamento para el Control
Nacional de Fraccionamientos
y Urbanizaciones

Con base en la facultad otorgada al Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo por la disposición
del Artículo Transitorio II de la Ley de Planificación Urbana, la Junta Directiva de este Instituto aprobó
en sesión N 3391 del 13 de diciembre de 1982 el siguiente Reglamento para el Control Nacional de
Fraccionamiento y Urbanizaciones que deroga el Reglamento citado vigente hasta la fecha y sus
reformas.

Exposición de Motivos

El Reglamento para el Control Nacional de Fraccionamiento y Urbanizaciones es el fruto de un


análisis profundo de principios y elementos que sirven de orientación y no solo de control, al desarro-
llo del país en la época de crisis que vivimos. Consideramos necesario efectuar modificaciones de
fondo tendientes a ajustar el Reglamento a los cambios constantes que se producen en la época
actual.

El Reglamento consta de los siguientes artículos:

Generalidades, fraccionamientos, urbanizaciones simples, desarrollos residenciales de conjun-


to, proyectos promovidos por el Estado y Reglamento Parcial de Construcciones.
Promueve una reducción en el costo de las urbanizaciones al introducir modificaciones o cam-
bios en la infraestructura vial para que resulte más sencilla y económica, satisfaciendo de esta ma-
nera una necesidad del país. Las vías responden al uso que se les van a dar. Al reducirse los anchos
de las pistas de rodamiento, el área que queda en exceso se puede usar como áreas verdes por
donde pase la infraestructura de Acueductos y Alcantarillados, lo que reduce igualmente su costo
debido a que al darse estas condiciones se produce un ahorro en otros materiales, equipo y tiempo
requerido para la urbanización y para la municipalidad un ahorro en el mantenimiento de los pavi-
mentos
Estimula la construcción de viviendas, en especial las de interés social, que son aquellas que
llevan incluida la solución de vivienda en las que se baja significativamente el costo de urbanización,
produciéndose en esta forma, un incentivo para efectuar estos desarrollos.
Regula los proyectos habitacionales de conjunto que son igualmente de interés social, indepen-
dientemente de las clases sociales a que vayan dirigidos, toda vez que el Estado se beneficia
con el desarrollo de proyectos con altas densidades, calles angostas, vías peatonales y de uso
restringido.
Contempla los proyectos de vivienda progresiva que son urbanizaciones en las que se venden
lotes con dotación de servicios diferida.
Regula la cesión de áreas públicas para la instalación de edificios comunales y pateas recreati-
vas. El propósito de estas normas es el de valorar dichas áreas y exigir una dotación en relación con
las necesidades reales para una población creciente cuyos servicios no son previstos.
Modifica el porcentaje de áreas a ceder; que puede reducirse a juicio del INVU y la Municipalidad
en forma conjunta, en el caso de fraccionamientos y urbanizaciones residenciales fuera de distritos
urbanos.
Exige en todas las urbanizaciones la dotación de áreas comerciales y de oficinas públicas y
privadas para promover una interacción social entre las mismas, evitando que estos centros se
conviertan en simples dormitorios.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -27-


El Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo ejercerá la vigilancia y autoridad señalada en la
Ley de Planificación Urbana par el debido cumplimiento de las normas de interés nacional compren-
didas en este Reglamento.

Introducción

Para efectos de simplificar el uso del Reglamento, las normas se han agrupado según el tipo de
desarrollo que se va a llevar a cabo, separándolas en normas para: Fraccionamiento, Urbanizacio-
nes Simples, Desarrollos Residenciales de Conjunto y Proyectos Financiados o Promovidos por el
Estado. Además se incluye un Reglamento Parcial de Construcción.
El cumplimiento de las funciones que, para el control de los fraccionamientos y urbanizaciones,
asigna el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo y a su Dirección de Urbanismo el artículo 10,
inciso 2), de la Ley de Planificación Urbana N4240 del 15 de Noviembre de 1968, se ceñirá a las
disposiciones del presente reglamento.

Capítulo I
Generalidades

El desarrollo de terrenos mediante su fraccionamiento o urbanización será permitido siempre


que reúna las siguientes condiciones:

I.1. Que los usos proyectados estén conformes con las normas de zonificación establecidas por el
Plan Regulador o en su defecto, por organismo competentes.
I.2. Que las características naturales del terreno o la alteración que a éstas puedan ocasionar las
obras a realizar, ofrezcan una garantía previsible contra riesgos de inundación, derrumbes o
deslizamientos, tomando en cuenta las características ecológicas del sitio;
I.3. Que el diseño geométrico del desarrollo sea lo más acorde posible con las condiciones naturales
del área (incluyendo la vegetación y el paisaje), tomando en cuenta no solo las del terreno a
desarrollar sino también las de sus inmediaciones;
I.4. Que los lotes que se originen sean de un tamaño aceptable, con acceso adecuado a la vía
pública y de forma regular en lo posible;
I.5. Que los lotes puedan disponer de servicios indispensables según las características de la zona;
I.6. Que los terrenos estén libres de afectaciones o limitaciones; de lo contrario, que éstas puedan
conciliarse con el desarrollo propuesto;
I.7. Cuando se da la vecindad a otras urbanizaciones es obligatorio que el proyecto contemple la
continuidad de la infraestructura mediante una adecuada integración física y funcional;
I.8. En una misma finca podrán darse proyectos combinados, aplicando para cada caso lo pertinente
y siempre que los usos sean compatibles;
I.9. Para los efectos del presente reglamento se entenderá por:

Plan Regulador: El instrumento de planificación local que define en un conjunto de planos,


mapas, reglamentos y cualquier otro documento, gráfico o suplemento, la política de desarrollo y los
planes para distribución de la población, usos de la tierra, vías de circulación, servicios públicos,
facilidades comunales y construcción, conservación y rehabilitación de áreas urbanas.
Uso de la Tierra: La utilización de un terreno, de la estructura física asentada o incorporada a él,
o ambas cosas, en cuanto a clase, forma o intensidad de su aprovechamiento.
Zonificación: La división de una circunscripción territorial en zonas de uso para efecto de su
desarrollo racional.
Fraccionamiento: La división de cualquier predio con el fin de vender, traspasar negociar,
repartir, explotar o utilizar en forma separada, las parcelas resultantes; incluye tanto particiones de
adjudicación judicial o extrajudicial, localizaciones de derecho indivisos y meras segregaciones en
cabeza del mismo dueño, como las situadas en urbanizaciones o construcciones nuevas que intere-
sen al control de la formación y uso urbano de los bienes inmuebles.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -28-


Urbanización: El fraccionamiento y habilitación de un terreno para fines urbanos mediante la
apertura de calles y provisión de servicios.
Mapa Oficial: El plano o conjunto de planos en que se indica con exactitud la posición de los
trazados de las vías públicas y áreas a reservar para usos y servicios comunales.
Renovación Urbana: El proceso de mejoramiento dirigido a erradicar las zonas de tugurios y
rehabilitar las áreas urbanas en decadencia o en estado defectuoso, incluye la conservación de
áreas urbanas y prevención de su deterioro.
Area Urbana: El ámbito territorial de desenvolvimiento de un centro de población.
Distrito Urbano: La circunscripción territorial administrativa cuya delimitación corresponda al
radio de aplicación del respectivo Plan Regulador.
Area Metropolitana: El conjunto de áreas urbanas correspondientes a distintas jurisdicciones
municipales y que, al desarrollarse en torno a un centro principal de población, funciona como una
sola unidad urbana.
Retiros: Los espacios abiertos no edificados comprendidos entre una estructura y los linderos
del respectivo predio.
El Instituto: Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo.

Artículo 4.- Adiciónese las definiciones legales anteriores con las siguientes:

El INVU: El Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo.


Áreas Comunales: Las que se destinan al uso público, aparte de calles y carreteras para fines
educativos, de salud, culto, recreación, beneficencia y similares.
Area sin restricciones: Aquella sobre la que no recaiga restricciones para fraccionar, tales
como: reservas establecidas, zonas inundables, deslizables o similares, reserva para carreteras
nacionales o regionales, cañones de río, pendientes mayores del 20%, servidumbres, etc..
Area previamente urbanizada: Todas aquellas urbanizaciones y fraccionamientos cuya cesión
de áreas públicas haya sido debidamente aprobada.
Alamedas: Vías de tránsito peatonal exclusivamente.
Antejardín: El espacio comprendido entre la línea de la propiedad y la de construcción.
Caminos vecinales: Aquellos caminos públicos no clasificados por el Ministerio de Obras Públi-
cas y Transportes como carreteras ni por la Municipalidad como calles urbanas. Se le aplicarán las
normas de vías primarias.
Carreteras especiales de accesos restringidos: Aquellas a las cuales solo se permite el
acceso o salida de vehículo en determinados puntos. De sección transversal variable de acuerdo a
las necesidades y las características topográficas.
Carreteras regionales: Todos los caminos públicos incluidos como parte de la Red de Carreteras
establecidas por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, por servir exclusivamente a una región
y llenar alguno de los siguientes requisitos:
a) Conectar dos ciudades que, conforme al último censo, tengan una población mínima de dos
mil habitantes;
b) Comunicar una ciudad de dos mil habitantes o más con una carretera nacional o regional,
puerto aéreo o marítimo o con un ferrocarril ;
c) Tener un tránsito promedio diario no menor de 200 vehículos.
Carreteras Nacionales: Todos las caminos públicos incluidos como parte de la Red Nacional
de Carreteras establecida por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, por llenar alguno de los
siguientes objetivos:
a) Unir a Costa Rica con un país vecino;
b) Conectar dos provincias;
c) Comunicar dos ciudades que en el último censo aparezcan con una población mínima de
cinco mil habitantes; o bien,
d) Conectar una ciudad de cinco mil habitantes o más con otra carretera nacional, puerto aéreo
y marítimo, con una red ferroviaria.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -29-


Calzada: Es la franja comprendida entre cordones, cunetas o zanjas de drenaje, destinada al
tránsito de vehículos.
Derecho de vía: El ancho total de la carretera, calle, sendero, servidumbre, esto es, la distancia
entre líneas de propiedad incluyendo en su caso calzada, fajas verdes y aceras.
Densidad residencial bruta: Relación entre el número de familias o de personas de una unidad
residencial y la superficie de ésta en hectáreas.
Calles marginales: Calles secundarias; paralelas a las carreteras. A criterio del Ministerio de
Obras Públicas y Transportes, cualquier carretera especial, nacional o regional puede requerir calles
marginales para acceso de los lotes que den frente a ella.
Línea de Construcción: La que demarca el límite de edificación permitido dentro de la propie-
dad.
Línea de propiedad: La que demarca los límites de la propiedad en particular.
Obras de infraestructura: Conjunto de instalaciones que permiten la operación de los servicios
públicos tales como: abastecimiento de agua, alcantarillado, drenaje y electricidad, además de vías
públicas.
Propiedad Horizontal: Aquel tipo de edificación en donde la persona es propietaria exclusiva
de un piso, departamento o edificio y comunera de los bienes afectos al uso común.
Vías Públicas: Aquella cuyo tránsito actual o futuro es de importancia. Canaliza las vías secun-
darias y sirve para conectar con otros sectores de la ciudad o carreteras.
Vías Secundarias: Aquellas cuyo tránsito es continuo y atiende a no más de 120 unidades de
vivienda.

Incluye calles en “U” (anillos), ciegas y de continuidad limitada.

Este reglamento será aplicado en todo el territorio nacional y en tanto no exista en la localidad un
plan regulador que indique una norma diferente.

Capítulo II
Fraccionamiento

El propósito de este Capítulo es definir las condiciones urbanísticas y técnicas indispensables


para que las Municipalidades permitan fraccionamientos; por tanto para todo fraccionamiento de
terrenos será indispensable cumplir con los siguientes requisitos:

II.1. Requisitos

II.1.1. En distritos sujetos a control urbanístico no se requiere el visado municipal cuando todas las
parcelas resultantes midan más de 5 Ha., cuando su uso sea agropecuario y conste así en
planos, por considerarse que estos casos no interesan al uso urbano.
II.1.2. Para autorizar el visado de planos es indispensable que el interesado presente el plano de la
finca madre en donde se muestren todas las porciones resultantes.
Si alguna de ellas no cumple con las normas mínimas se negará el visado. Para este trámite
basta un croquis debidamente acotado y a escala aproximada.
II.1.3. Los lotes deberán contar con los servicios mínimos existentes en la zona.

II.2. Accesos:

II.2.1. Lotes frente a servidumbre: Todas las parcelas resultantes de un fraccionamiento tendrán
acceso directo a vía pública. En casos calificados, el INVU y las Municipalidades podrán
admitir la subdivisión de lotes mediante servidumbres de paso, siempre que se cumpla con las
siguientes normas:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -30-


La servidumbre se aceptará en terrenos especiales en que por su ubicación o dimensión se
demuestre que es imposible fraccionar con acceso adecuado a vías públicas existentes, utili-
zándose preferentemente para casos en que ya existan viviendas en el lote.
II.2.1.1. En subdivisiones hasta de tres (3) lotes para vivienda unifamiliar, se tendrá una servidumbre
de tres metros (3,00 m.) de ancho. De éstos, noventa centímetros (0,90 cm.) corresponderán
a la acera. La longitud de una servidumbre de acceso a lotes interiores no excederá de 60
metros.
II.2.1.2. Por cada lote adicional para vivienda unifamiliar se requiere un metro (1,00 m.) adicional en
el ancho de la servidumbre, hasta completar seis metros (6,00 m.) de ancho.
II.2.1.3. Frente a servidumbres solamente se podrá segregar un máxima de seis (6) lotes.
II.2.1.4. Todos los lotes resultantes de las subdivisiones, deberán tener las medidas reglamentarias.
El área de la servidumbre no será computable para efectos de cálculo del área mínima de lote
y sobre ella no podrán hacerse construcciones, salvo las de tapias.
II.2.1.5. La segregación autorizada frente a servidumbre, en los términos de los artículos anteriores,
implica que la entrada a los lotes será considerada servidumbre de paso común y en todo
momento para cualquier autoridad o funcionarios de las entidades encargadas a prestar ser-
vicios públicos, de cualquier índole, así como de aquél a las que corresponde el control urba-
nístico, municipal, de seguridad pública, salud, bomberos y cualquier otro similar.
No obstante lo indicado en el párrafo anterior, en cuanto a servidumbres, ni la municipalidad,
ni ninguna institución pública tienen obligación de darles mantenimiento, ni de prestar servi-
cios en los lotes interiores.”
(Así modificado mediante acuerdo de la Junta Directiva del Invu, tomado en la Sesión Ordina-
ria Nº 5281, Artículo IV, Inciso 1), celebrada el 28 de mayo del 2003, publicado en La Gaceta
Nº 107 de 05 de junio del 2003).

Requisitos

II.2.1.6. Para fines agrícolas, pecuarios y forestales se podrán permitir segregaciones de parcelas
con frente a servidumbres especiales, que en adelante se denominarán agrícolas y forestales,
las porciones resultantes deberán ser iguales o mayores a los 5 000 m2, en estos casos los
planos individuales deben indicar “uso agrícola”, “uso pecuario”; o “uso forestal”, según co-
rresponda. Las construcciones de vivienda y demás instalaciones y estructuras quedan suje-
tas a un máximo del 15% en área de cobertura.
Las servidumbres reguladas en este artículo serán de un ancho mínimo de 7 metros y debe-
rán estar dentro de las parcelas en forma total o en partes proporcionales”
(Así modificado mediante acuerdo de la Junta Directiva del Invu, tomado en la Sesión Ordina-
ria Nº 5281, Artículo IV, Inciso 1), celebrada el 28 de mayo del 2003, publicado en La Gaceta
Nº 107 de 05 de junio del 2003).

II.2.2. La Municipalidad podrá, mediante acuerdo que así lo estipule, aceptar el fraccionamiento en
propiedades que enfrenten vías existentes, aún cuando éstas no sean las reglamentarias. En
ese caso, deberán tomarse las previsiones para su normalización futura. El fraccionador de-
berá hacer todas las mejoras que determine la municipalidad sobre la mitad de la calle a que
enfrenten los lotes incluida su ampliación.
II.2.3. Lotes con frente a vía pública menor a la norma: En terrenos que permitan su parcelamiento
sin apertura de vías, en los que su división de lotes regulares implique poco aprovechamiento
de la infraestructura existente, se aceptarán lotes en forma irregular, pudiendo en este caso
tener cada uno un frente a vía pública no menor de tres metros (3,00 m.). Esta franja que sirve
de acceso al lote interior no excederá de treinta metros (30,00 m.) de longitud para 3 m. de
ancho y de cuarenta metros (40,00 m.) para 4 m. de ancho.
Esta área no será computable para el cálculo del área mínima del lote, ni podrá construirse en
ella.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -31-


II.2.4. El tamaño, el frente y la forma de los lotes de cualquier fraccionamiento se ajustará a los
requisitos de zonificación del área y en ausencia de éstos a lo establecido en

III.3. En casos calificados, la Dirección de Urbanismo, tomando en consideración la situación so-


cio-económica de la zona y de las personas favorecidas, podrá aplicar los mínimos estableci-
dos en el Artículo V.5 para Vivienda Progresiva.

II.3. Cesión de Áreas Públicas:

Todo fraccionador de terrenos situados fuera del cuadrante de las ciudades o de zonas previa-
mente urbanizadas, cederá gratuitamente para áreas verdes y equipamiento urbano un 10% (diez
por ciento) del área , sin restricciones, excepto cuando el fraccionamiento sea agropecuario.
——––—--
Nota: este párrafo fue afectado mediante resolución de la Sala Constitucional Nº 4205-96 del 20 de
agosto de 1996.

II.3.1. La Municipalidad utilizará el área pública cedida según el orden de dotación indicado en el
artículo III.3.
II.3.2. Servicios particulares: Se aplicará lo indicado en el artículo III.3.6.3.2.
Todas las áreas de uso público deberán ser traspasadas a favor del dominio municipal. En áreas
mayores de 250 metros cuadrados la cesión de áreas públicas se dará en el sitio.
Las áreas para servicios particulares deberán dejarse en todos los fraccionamientos cuando
resulten mayores de 100 metros cuadrados.
-—–-––——
Nota: este párrafo fue afectado mediante resolución de la Sala Constitucional Nº 4205-96 del 20 de
agosto de 1996.

II.3.3. Cuando exista mapa oficial, la Municipalidad podrá negociar el pago en efectivo del área de
parque y facilidades comunales de las urbanizaciones en las áreas determinadas por el Plan
de manera que pagadas éstas de inmediato, adquiera otras ubicadas en los sitios indicados
en el mapa oficial. Estas áreas se denominarán reservas municipales a negociar. El área
correspondiente a juegos infantiles deberá dejarse en el sitio necesariamente.
En caso de que el propietario no desee negociar dichas áreas, éstas se dejarán en el sitio indi-
cándolas en el plano de la urbanización como área o reservas municipales susceptibles de cambio.
(Así adicionado mediante artículo X de la Sesión Ordinaria 3912 del INVU del 17 de abril de
1989).
–––––––––
Nota: Mediante Voto de la Sala Constitucional Nº 4005-96, que declaro inconstitucional el artículo 41
de la Ley de Planificación Urbana se afecto este numeral.

Capítulo III
Urbanizaciones

III.1. Accesos:

En lo referente a este aspecto se aplicará lo indicado en el Capítulo anterior.

III.2. Vialidad:

III.2.1. El sistema vial de las urbanizaciones debe amarrarse a una vía pública reglamentaria según
corresponda por su clasificación.
La Municipalidad podrá, mediante acuerdo que asó lo estipule, aceptar la construcción de

Investigaciones Jurídicas, S.A. -32-


urbanizaciones aún cuando la vía de acceso al predio propuesto no sea la reglamentaria; en
este caso deberá tomar las previsiones para su normalización futura.
Si la propiedad enfrenta vías existentes, tanto para fraccionamiento fuera del cuadrante como
para urbanización, correrán por cuenta del urbanizador las ampliaciones o mejoras que aque-
llas requieren par ajustarse a las normas debidas en el tanto correspondiente a la mitad de vía
a que enfrentan; en cuanto al ancho de la pista de rodamiento las mejoras deberán hacerse
por lo menos en 3,00 m. ó 4,50 m. de acuerdo al tipo de vías. En el lado opuesto al caño
deberán hacerse las obras necesarias para proteger el pavimento. En casos muy especiales,
cuando el derecho de vía no se pueda completar del lado opuesto de la urbanización, la
Municipalidad podrá exigir gratuitamente una franja mayor de terreno para regularizar el an-
cho de la vía existente, siempre que no se pase del 25% que fija la Ley de Planificación
Urbana.
III.2.2. Cuando se urbanicen terrenos contiguos a una vía de acceso restringido, existente o proyec-
tada, ha de separarse el tránsito propio de una urbanización respecto al de dicha vía por
medio de calles marginales. Estas calles son para darle acceso a las propiedades y por lo
tanto, es obligación del urbanizador aportar el terreno necesario y construir las obras que
demanden. Para efectos de diseño se asimilan a las calles secundarias.
III.2.3. La interconexión entre calles y vías de acceso restringido se hará únicamente en los sitios y
de la manera que determine el Ministerio de Obras Públicas y Transporte.
III.2.4. Clasificación de vías: El diseño geométrico para vías públicas en urbanizaciones, (cuyas
normas incluyen el ancho de pavimento, franjas verdes y aceras y los elementos críticos de
diseño) dependerá del volumen de tránsito promedio diario, de los accidentes topográ-ficos,
de las pendientes, de la densidad de uso y de otros similares. Su clasificación, por otro lado,
se hace de acuerdo a su importancia dentro de los desarrollos urbanos.
En esta clasificación se definen seis (6) tipos de vías las que se enumeran a continuación de
acuerdo al orden decreciente de su derecho de vía y de su importancia.
III.2.5. Vías reglamentadas por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT). El dere-
cho de vía de las carreteras y de los caminos públicos será el que indique el MOPT, pero las
características geométricas de calzada y aceras se regirán por lo establecido en los puntos
siguientes, quedando el resto del derecho de vía como zona verde. La vigencia de los
alineamientos será de 18 meses.
(Así modificado mediante acuerdo de Junta Directiva en Sesión N 3773, del 17 de Noviembre
de 1987).
III.2.6. Calles locales: Reglamentadas por la Municipalidad cuando exista el respectivo reglamento
aprobado; de lo contrario se regirán por lo dispuesto en este Reglamento, de acuerdo con la
Ley N 5990 del 19 de abril de 1976.
(Así modificado mediante acuerdo de Junta Directiva en Sesión N 3773, del 17 de Noviembre
de 1987).
III.2.6.1.Especiales: Aquellas que se indican en los planes reguladores o en proyectos especiales
o parciales debidamente aprobados por el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU).
Su sección será la indicada en cada caso y deberán integrarse adecuadamente a la vialidad
existente o propuesta para la zona.
III.2.6.2. Primarias: Aquellas que constituyen una red vial continua, sirven para canalizar las vías
locales hacia sectores de la ciudad o bien, hacia carreteras de enlace entre el desarrollo
propuesto y otros núcleos poblados o que se consideren que pueden llegar a tener esa fun-
ción.
Requieren de las siguientes dimensiones: de catorce metros (14 m.) de derecho de vía, nueve
metros (9 m.) de calzada, un metro con cincuenta centímetros (1,50 cm.) de acera y un metro
(1,00 m.) de franjas verdes.
Podrán habilitar un número ilimitado de lotes.
En zonas industriales el derecho de vía será de 17 m.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -33-


De acuerdo a la dimensión de la urbanización, el INVU y la Municipalidad podrán exigir calles
especiales con derechos de vía mayores.
(Así modificado mediante acuerdo de Junta Directiva en Sesión N3773, del 17 de Noviembre
de 1987).
III.2.6.3. Secundarias: Aquellas vías colectoras de las vías internas de la urbanización, tendrán un
derecho de vía de 10 m, la calzada será de 7 m y el resto se repartirá entre aceras y zonas
verdes.
(Así modificado mediante acuerdo de Junta Directiva en Sesión N3773, del 17 de Noviembre
de 1987).
III.2.6.4. Terciarias: Aquellas que sirvan a 100 o menos unidades de vivienda o lotes. Tendrán un
derecho de vía de 8,5 m, con una calzada de 5,5 m y el resto se repartirá entre aceras y zonas
verdes.
(Así modificado mediante acuerdo de Junta Directiva en Sesión N3773, del 17 de Noviembre
de 1987).
III.2.6.5. De uso restringido: Son las terciarias que por sus características de continuidad limitada
tendrán un derecho de vía de 7 m, una calzada de 5 m y el resto podrá ser acera o zona verde.
Su longitud será 1,20 m.
En los casos definidos en el Capítulo V se podrá admitir una calzada de tres metros (3 m)
inclusive sin pavimento.
(Así modificado mediante acuerdo de Junta Directiva en Sesión N3773, del 17 de Noviembre
de 1987).
Estas vías deberán tener áreas de estacionamiento cuya dimensión se calculará a razón de
una por cada dos lotes o unidades de vivienda en caso de proyectos de vivienda.
Cuando se demuestre que la relación de unidades de vehículos por familia puede ser menor,
el INVU y la Municipalidad podrán admitir hasta un (1) puesto de estacionamiento por cada 10
unidades habitacionales.
Se necesita además un puesto de estacionamiento por cada 50,00 m2 de comercio residen-
cial requerido para la urbanización, ubicado preferentemente al frente de éstos o dentro de un
radio de 100 m.
Cuando el diseñador coloque vías con estas características en un mismo eje, deberá aislarlas
adecuadamente mediante la construcción de franjas verdes que tengan un ancho no menor a
los seis metros (6,00 m), para evitar que el tránsito de vehículos pueda en un futuro llegar a
ser continuo.
Si el diseño de esta franja separatoria se adecua para áreas de juegos infantiles, podrá conta-
bilizarse dentro de las áreas a ceder al Municipio
III.2.6.6.Calles en proyectos acogidos a la Ley de Propiedad Horizontal: En estos casos los
edificios deberán ubicarse de tal forma que, en una posible segregación posterior, las calles
previstas como privadas puedan entregarse al uso público cumpliendo con las normas ante-
riores. El derecho de vía se calculará conforme a las normas anteriores, según número de
viviendas.

III.2.6.7. Peatonales:

III.2.6.7.1 Alamedas o senderos peatonales: Tendrán un derecho de vía mínimo de 6 m con acera
de 2 m al centro y el resto para zonas verdes. Cuando tengan salida a dos calles vehiculares
su longitud podrá ser de 200 m, si no, la longitud máxima será de 135 m.
(Así modificado mediante acuerdo de Junta Directiva en Sesión N3773, del 17 de Noviembre
de 1987).
III.2.6.7.2. Cuando la distancia entre dos vías vehiculares sea mayor de doscientos cuarenta (240)
metros, deberá subdividirse el bloque mediante un espacio abierto para producir un paso
peatonal intermedio no hay lotes que enfrenten a él.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -34-


III.2.6.8. Normas generales:

Las calles sin salida deberán rematarse con un ensanchamiento que facilite el viraje de los
vehículos, pudiendo hacerlo mediante el diseño de rotondas, “te” o “martillo” (ver esquema de diseño
geométrico).

III.2.6.8.1. El INVU y la Municipalidad revisarán a nivel de anteproyecto, el tipo de vía que se puede
utilizar en cada urbanización para lo cual tomarán en cuenta los accidentes topográficos, el
número de vivienda servidas, la generación de tránsito y continuidad vial, entre otras.
III.2.6.8.2. En el caso de urbanizaciones ubicadas en áreas que permitan una integración adecuada
con el resto de la zona, el INVU y la Municipalidad correspondiente podrán aceptar derechos
de vía distintos a los que se proponen en este reglamento, siempre y cuando se les demues-
tre fehacientemente que con el diseño propuesto se obtienen iguales o mayores ventajas para
la comunidad.
III.2.6.8.3. En el caso de urbanizaciones en cuyo diseño se utilice más de un 20% del terreno para
vías públicas, el INVU y la Municipalidad podrán exigir modificaciones si el diseño no fuere
adecuado según resolución justificada. Se exceptúa de este cómputo el área requerida para
proyectos municipales especiales o del MOPT.
III.2.6.8.4. La pendiente máxima de las vías será del siguiente orden: para calles primarias y
especiales un 12%; en tramos menores a cincuenta metros se podrán tener pendientes hasta
de un 15%; para calles secundarias, terciarias y de uso restringido un 15% y en tramos no
mayores a cincuenta (50) metros se podrán tener pendientes hasta de un 20%.

III.2.6.9. Intersecciones:

III.2.6.9.1. La distancia mínima entre dos intersecciones vehiculares será de cuarenta (40) metros,
entre las líneas de centro de las calles.
III.2.6.9.2. En toda intersección de vías, una de ellas se considerará como principal y las que empa-
ten con estas deberán tener como máximo una pendiente del 5% en una distancia mínima de
quince metros (15 m.) fuera del derecho de vía, antes del empate. Los niveles de calle y
alcantarillado al desembocar en calles existentes, deberán ser definidos por la Municipalidad
en congruencia con lo existente, si el empate es con carretera existente o proyectada, el
urbanizador deberá presentar al MOPT, el perfil longitudinal para su estudio.
(Así reformado por acuerdo de Junta Directiva en Sesión N3773, del 17 de Noviembre de
1987).
III.2.6.9.3. El inicio de los espacios de estacionamiento público sobre las vías no podrá quedar a
menos de 100 m. en una intersección de carreteras y de 40 m. en el caso de calles.

III.2.6.10. Diseño Geométrico:

III.2.6.10.1. Las vías públicas deberán construirse según el folleto del INVU denominado Normas
Mínimas de Diseño Geométrico en Urbanizaciones o según se detalla en los cuadros denomi-
nados “Clasificación de Carreteras y Caminos” para vías reguladas por el Ministerio de Obras
Públicas y Transportes.
III.2.6.10.2. En el caso de calles con jardinera central, ésta deberá interrumpirse en las zonas de
paso para peatones, con una franja libre, a nivel de la calzada, de un ancho mínimo de 120
cm.
III.2.6.10.3. La capa de rodamiento deberá construirse según las normas sobre espesor, materiales
y construcción que determine el Ministerio de Obras Públicas y Transportes o la Municipali-
dad, de acuerda con sus respectivas competencia, para lo cual se debe recabar su opinión a
nivel de anteproyecto.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -35-


El INVU y la Municipalidad podrán rechazar los materiales o especificaciones de construcción
propuestos para las calzadas cuando éstos no estén acordes con la topografía o con el flujo
de tránsito previsto.

III.2.7. Vías Férreas:

III.2.7.1. Clasificación: se distinguen cuatro clases de vías férreas de acuerdo con su importancia,
tráfico, alineamiento, pendiente máxima, velocidad máxima y características constructiva de
rieles, uniones y traviesas.
III.2.7.2. Derecho de vía mínimo: Clases 1ª. Y 2ª: 17 metros. Clases 3ª. Y 4ª.: 14 metros.

III.2.7.2.1. No se permitirán que enfrenten a la vía férrea lotes de urbanizaciones o fraccionamientos,


excepto cuando se construyan calles marginales.
III.2.7.2.2. Cuando el derecho de vía, no se a propiedad de la empresa ferrocarrilera se entenderá
como una servidumbre exclusiva y por lo tanto no podrá ser utilizada para establecer sobre
ella otro tipo de servidumbre o derecho de paso salvo que así lo autorice la empresa.
III.2.7.2.3. El derecho de vías para calles marginales para el ferrocarril será de 11 metros. El área
pavimentada será de 6 metros, tendrá una acera de 1,15 metros y una franja verde de 2,50
metros. El resto se ubicará del lado del ferrocarril, sin acera.
III.2.7.4. El número de cruces transversales a las vías férreas debe ser el mínimo y su ubicación y
diseño quedan sujetos a la autorización del MOPT.
III.2.7.5. En los sitios en donde se prevean calles marginales, parte del área pública a ceder a las
municipalidades se deberá ubicar a lo largo de la vía férrea con un ancho mínimo de seis (6)
metros, como parque lineal con acceso por los extremos y en donde no se permitirá ningún
tipo de construcción.
Las construcciones en los lotes colindantes con la vía férrea, cuando no existe calle marginal,
deberán guardar un retiro de construcción de 3 metros sobre esa colindancia.
III.2.7.6. Los planos de urbanización o de fraccionamiento en terrenos atravesados o colindantes con
vía férrea, deberán contar con la aprobación del MOPT.

III.2.8. Aceras:

La construcción de aceras se exigirá como parte de las obras de urbanización cuando se


vayan a construir viviendas simultáneamente; cuando no se contempla esto, se exigirá en los
desarrollos frente a las calles primarias. En los otros casos la construcción de aceras podrá diferirse
hasta la realización de obras sobre cada lote en particular, a criterio municipal. No obstante la previ-
sión de éstas mantendrá una debida relación con las cunetas de drenaje pluvial y las rasantes del
pavimento.
Para usos comerciales se podrá exigir un ancho de acera mayor al fijado en este reglamento, a
criterio del INVU y la Municipalidad.
(Así modificado mediante acuerdo de Junta Directiva en Sesión N3773, del 17 de Noviembre de
1987).

III.2.8.1. El acabado de las aceras será antideslizante.


III.2.8.2. No se permitirán gradas en las aceras, salvo en las vías peatonales.
III.2.8.3. La pendiente en el sentido transversal tendrá como máximo el 3% y como mínimo el 2%.

III.2.8.4. En el caso de acceso vehicular a los predios, el desnivel debe salvarse con rampas construi-
das en la franja verde. Cuando esta no exista, la rampa se deberá resolver en una longitud
máxima de cincuenta (50) cm. Los desniveles que se generan en los costados también debe-
rán resolverse con rampas de pendiente no mayor en un 30% de la que tiene la acera.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -36-


III.2.9. Franjas verdes:

III.2.9.1. En urbanizaciones que no sean de interés social donde se desarrollen proyectos de vivien-
da, las franjas verdes intermedias entre la calzada y la acera, tendrán arborización utilizando
especies de árboles o arbustos que por sus características de crecimiento no interfieran con el
buen funcionamiento de las obras de infraestructura; dichas franjas serán interrumpidas vein-
te (20) metros antes de las esquinas. El tipo de plantas a utilizar deberá incluir especies nati-
vas de floración vistosa y especies que den alimento a la fauna, ajustándose a las recomen-
daciones técnicas que al respecto dicte la Dirección Forestal del Ministerio de Recursos Natu-
rales, Energía y Minas.
En las áreas de juegos infantiles y de parque se dará preferencia a árboles frutales. Los
árboles a utilizar deberán incluir especies de floración vistosa.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N 3928, del INVU, del 19 de Junio
de 1989).
III.2.9.2. Cuando las franjas verdes no sean iguales en ambos lados de la calzada, la franja más
angosta deberá colocarse en el lado en donde se ubiquen las líneas eléctricas.
Las especies a usar en las jardineras deberán cumplir con lo indicado en el artículo anterior.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N 3928, del INVU, del 19 de
Junio de 1989).
III.2.9.2.1. El ancho mínimo de las franjas verdes será de 0,90 m. para calle de 11 metros y de 1,00
metros para calles de 14 metros de derecho de vía; en el caso de calles secundarias y tercia-
rias, a criterio del INVU y de la Municipalidad, las franjas verdes podrán ampliarse reduciéndo-
se la calzada en lo correspondiente, según se indica en el punto II.6.3 y II.6.4.
Cuando las franjas verdes no sean iguales en ambos lados de la calzada, la franja más angos-
ta deberá colocarse en el lado donde se ubiquen las líneas eléctricas.
Las especies a usar en las jardineras deberán cumplir con lo indicado en el capítulo anterior.
III.2.9.2.2. La cunetas tendrán un diseño tal que permitan el acceso de vehículo al área no pavimen-
tada de la calle (espaldón) para su eventual utilización como estacionamiento.

III.2.10. Ochavos:

En todo cruce de calle se recortarán las esquinas en el límite de propiedad, mediante un ochavo
de dos metros cincuenta centímetros (2,50) por cada lado en el caso de preferirse una curva, esta
deberá estar inscrita dentro de la línea de propiedad y el ochavo.

III.2.11. Rampa en esquinas:

En todas las esquinas se construirán rampas de longitud igual al ancho del área verde para
salvar el desnivel existente entre la calle y la acera. Estas rampas deberán tener un ancho mínimo de
1,20 m. ser de material antideslizante, tener una estría de 1 cm. de profundidad mínima cada 10
centímetros y estar ubicadas fuera de la sección curva de la intersección.

III.2.12. Cordón y caño:

El cordón y caño en las esquinas de calles se proyectarán en forma circular con radio mínimo de
seis (6) metros. En el caso de zonas industriales o comerciales o cuando existan ángulos de inter-
sección vial de tipo agudo (nunca menor de sesenta (60) grados) en las esquinas, el radio se
incrementará a diez (10) metros como mínimo.

III.2.13. Colocación de objetos en áreas públicas:

Cualquier señal u objeto saliente colocado en calles, acera, o espacios públicos, deberá estar a
una altura mínima de 2,40 m. salvo en el caso de los postes, teléfonos públicos y armarios de distri-

Investigaciones Jurídicas, S.A. -37-


bución de teléfonos los cuales deberán ubicarse en las franjas verdes, de tal forma que no obstruyan
el paso de personas y vehículos sin que traspasen dicha franja.

III.2.14. Señalamiento de vías:

El señalamiento de calles avenidas, incluyendo todas las indicaciones: altos, flechas direccionales,
velocidad y otros, correrá por cuenta del urbanizador y se hará mediante letreros que proveerá el
Ministerio de Obras Públicas y Transportes, diseñados de acuerdo a normas establecidas conjunta-
mente con el Consejo Nacional de Rehabilitación y Educación Especial.
Dicho señalamiento deberá hacerse de previo a la entrega de la urbanización a la Municipalidad,
caso contrario deberá pagarse al MOPT.
La altura y ubicación de estos letreros se dará conforme a lo indicado por el Departamento de
Señalamiento Vial del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

III.2.15. Estacionamiento sobre calles primarias:

En conjuntos que contemplan la construcción de más de 50 unidades de vivienda y que tengan


frente a calle primaria se proveerá un área se estacionamiento para vehículos de transporte colectivo
y sitio adecuado en la acera par la eventual construcción de refugios de espera a cubierto, ampliando
el derecho de vía en no menos de 2,50 cm. y por una longitud de 12 m.

III.3. Lotificación

III.3.1. Amanzanamiento:

El tamaño y tipo de las manzanas o bloques de lotes dependerá del desarrollo urbano circundan-
te y de las condiciones existentes de la zona, adaptadas a la forma y cabida de parcelas y a la
provisión de espacios públicos, estacionamientos, accesos y otras facilidades conexas.

III.3.2. Lotificación:

III.3.2.1. El área, el frente y la forma de los lotes se ajustarán a los requerimientos de zonificación y
en ausencia de éstos a los siguientes:

Zona Area Mínima Frente Mínimo

Con servicio de cloaca 1 nivel 72 m2 6 metros


2 niveles 60 m2 4 metros
urbanización 90 m2 6 metros

Sin servicio de cloaca: Tanto en urbanización como en conjuntos habitacionales, los frentes
serán los mismos que los establecidos para lotes con servicios de cloaca. El área se determinará
por la prueba de infiltración.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión N 3773, del INVU del 17 de Noviembre de
1987).

III.3.2.2.El área arriba indicada es la mínima pero ésta deberá estar apoyada en pruebas de filtración
del suelo que deberán efectuarse previamente al diseño. Si estas pruebas indican la necesi-
dad de un lote mayor este será el mínimo aplicable.
El área máxima se aplicará a criterio del INVU conforme a las posibilidades de los servicios
urbanos que permitan incrementar la densidad, reservándose el INVU el derecho a rechazar
proyectos de baja densidad cuando considere que no son convenientes.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -38-


Frente a curvas y rotondas, el frente podrá ser de 3,50 m. siempre que el área sea la mínima
establecida.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión N 3773, del INVU del 17 de Noviembre de
1987).
III.3.2.3.Las pruebas de filtración deberán efectuarse (según especificaciones del Ministerio de Sa-
lud) por cada 5000 m2 Los resultados se deben reportar en función del tiempo que tarda en
bajar el nivel de agua 2,5 cm. en condiciones saturadas del terreno en cada hueco (prueba).
III.3.2.4. Las pruebas de infiltración se harán conjuntamente con los estudios preliminares y su resul-
tado será enviado a la Institución u oficina encargada en la zona.
En casos de que se alteren sustancialmente las condiciones naturales del terreno por razones
de topografía u otros, se requerirá una nueva prueba de filtración para los niveles finales.
La Dirección de Urbanismo y el Ministerio de Salud se reservan la facultad de modificar el área
mínima o la norma de diseño si las pruebas así lo exigieran.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión N 3773, del INVU del 17 de Noviembre de
1987).

III.3.2.5.El fondo del lote no será mayor de siete veces el frente. Los lotes esquineros con frente
menor de 6 m. tendrán un frente mayor a los demás en un tanto igual al del antejardín mínimo
exigido en la zona.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión N 3773, del INVU del 17 de Noviembre de
1987).
III.3.2.6. Derogado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N3773 del INVU del 17 de Noviem-
bre de 1987.
III.3.2.7.Hasta donde sea posible, los linderos laterales de los lotes serán perpendiculares a la línea
de cordón y caño.
III.3.2.8. Para el diseño de los drenajes de aguas negras se aplicarán las normas establecidas por el
Ministerio de Salud en caso de tanque séptico y de A y A para caso de colectores.
III.3.2.9. En terrenos con pendientes mayores al 15% deberá presentarse un estudio preliminar de
suelos y terraceo, para determinar el tamaño de los lotes y sus taludes. En terrenos con
pendientes mayores del 30% se deberá presentar el estudio de estabilidad del terreno. Dichos
terrenos deberán ser arborizados de acuerdo con un plan aprobado por la Dirección General
Forestal del Ministerio de Recursos Naturales, Energía y Minas.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N 3928, del INVU del 19 de junio
de 1989).
III.3.2.10. Derogado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N 3773 del INVU del 17 de Noviem-
bre de 1987.
III.3.2.11. Derogado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N 3773 del INVU del 17 de Noviem-
bre de 1987.
III.3.2.12. En lotes de mayor tamaño se podrán construir más unidades de vivienda por lote, ya sean
unifamiliares o multifamiliares.
En este caso privarán las densidades que fijen la zonificación y en su defecto se aplicará la
siguiente norma:
Cobertura máxima: 60%
Area de piso: 180% del tamaño de lote.
El número de unidades se calculará considerando el siguiente cuadro:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -39-


Unidades de Vivienda por Lote
(Area de acuerdo a dormitorios)

Resultan de la división del área del lote entre el área permisible según el cuadro.

Nº de dormitorios con cloaca Conjuntos sin cloaca*


habitacionales

3 90 60
2 75 45
1 60 30

*Prueba de infiltración.

Las regulaciones en cuanto a acueductos, alcantarillados sanitarios y drenaje pluvial se regirán


por las normas que fije el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados.
(Así mediante artículo IV de la Sesión N3773, del INVU del 17 de Noviembre de 1987).

III.3.3. Areas Industriales: Cuando no exista zonificación industrial se aplicará la siguiente norma:
Las parcelas no podrán tener un frente menor de catorce (14) metros no un área menor a
cuatrocientos veinte (420) metros cuadrados.
III.3.4. Areas Comerciales: Los lotes para comercio podrán ser de dimensiones menores a las
establecidas para áreas residenciales, siempre y cuando formen parte de un conjunto o centro
comercial debidamente planeado para el cual se provean facilidades de estacionamiento pú-
blico y de carga o descarga de mercaderías fuera de la calles.

*Estas áreas serán aplicables siempre y cuando la permeabilidad del terreno lo permita.

III.3.5. Zonas Especiales:

III.3.5.1. Areas Artesanales: Para este uso podrán aceptarse lotes de menor tamaño del reglamen-
tario en la zona, según el uso prevaleciente a juicio del INVU.
III.3.5.2. Usos Mixtos: Un proyecto de urbanización puede incluir a la vez áreas residenciales, co-
merciales, industriales o especiales, aparte de las de uso comunal, siempre que los usos sean
compatibles. En estos casos deberá designarse claramente cada uso y guardar conformidad
con las normas de zonificación. Las áreas de usos industriales o las comerciales de actividad
nocturna o de aquellas que generen excesivo tráfico de vehículos, se deben separar de las
residenciales mediante franjas intermedias con ancho no menor de treinta (30) metros. Dichas
franjas serán destinadas a áreas verdes, permitiéndose establecer en ellas vías con un ancho
no mayor de veinte (20) metros, con localización recargada hacia la zona de uso industrial o
comercial. Todo esto salvo que el reglamento de zonificación lo defina distinto.

III.3.6. Areas Públicas:

La Ley de Planificación Urbana, al obligar a la cesión de áreas públicas, prevé que en las urba-
nizaciones existan los terrenos necesarios para la instalación de edificios comunales y área recrea-
tivas.
El propósito de estas normas es el de revalorar dichas áreas y exigir su dotación en relación con
las necesidades reales para una población creciente cuyos servicios no son previstos.

III.3.6.1. El urbanizador o fraccionador cederá gratuitamente para áreas verdes y equipamiento co-
munal el siguiente porcentaje de área urbanizable.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión N3773, del INVU del 17 de Noviembre de
1987).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -40-


III.3.6.1.1. Urbanización o fraccionamiento residencial: El criterio a utilizar es el de densidad habitacional
debiendo cederse veinte (20) metros cuadrados o lote o 20 m2 unidad de vivienda. Esta can-
tidad en porcentaje no podrá ser menor de un 5% ni mayor de un 20% del área urbanizable,
salvo en vivienda de interés social en cuyo caso el mínimo será el 10%.
— Comercial 10%
— Industrial 10%
— Turismo 15%
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión N 3773, del INVU del 17 de Noviembre de
1987).

III.3.6.1.2. Derogado mediante artículo IV de la sesión N 3773 del INVU, del 17 de Noviembre de
1987.
III.3.6.1.3. Del porcentaje citado, en los desarrollos industriales, comerciales y en los residenciales
de baja densidad (menos de 80 hab/ha.), se ubicará necesariamente en el sitio de la urbaniza-
ción un tercio y podrán negociarse los otros dos tercios con el municipio, para que éste invierta
el dinero en la compra de terrenos para uso comunal en otros sitios, todo de acuerdo con el
artículo 41 de la Ley de Planificación Urbana.
En estos casos, se deberá contar con el avalúo de Tributación Directa y recabar la autoriza-
ción de la negociación de la Dirección de Urbanismo.
(Modificado mediante acuerdo de la Junta Directiva del INVU del 17 de marzo de 1986).
El dinero que se obtenga deberá invertirse en mejorar áreas comunales existentes o en la
compra de nuevos terrenos para este uso donde se hayan reservado o se consideren necesa-
rios.

III.3.6.2. Areas Verdes:

III.3.6.2.1. La porción del área que se ubique en la urbanización deberá destinarse prioritariamente a
juegos infantiles y parque.
Lo necesario para estos usos se calculará así: por lote o casa 10 m2/para juegos infantiles.
Resto del área, hasta completar 1/3 del área pública para parque o juegos deportivos. Estas
dos áreas deberán estar preferentemente juntas.
III.3.6.2.2. Los terrenos en que se ubiquen las áreas públicas deberán tener una topografía de cali-
dad no mayor al promedio de la que tiene todo el terreno urbanizable.

III.3.6.2.3. Dichas áreas se deberá ubicar:

a) Contiguo a áreas públicas ya establecidas (si su ubicación es adecuada), si las hubiere o prefe-
rentemente en la periferia cuando las áreas aledañas no estén desarrolladas o si la escala de
la urbanización lo requiere, concentradas equidistantemente de las viviendas.
b) A distancia no mayores de 300 m. de la vivienda más alejada (medidos sobre calles) para áreas
de juegos infantiles y en sitios en los cuales no se deban cruzar vías primarias para llegar a ellas
desde las viviendas a que sirvan.

Estas áreas deberán tener un frente mínimo de 10 m. y no formar ángulos agudos ni tener zonas
de difícil vigilancia.

III.3.6.2.4.El urbanizador deberá entregar el área para juegos infantiles con el equipamiento necesa-
rio. La zona del parque se deberá dejar enzacatada y arborizada.
Para la arborización de las áreas de parque y juegos infantiles se seguirá lo indicado en el
artículo III.2.9.1.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N3928, del INVU del 19 de junio
de 1989).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -41-


III.3.6.2.5. Para cumplir lo anterior, presentará al INVU y la Municipalidad un plano completo en que
se indiquen las obras a realizar y el equipamiento que se les dará.
Dichas obras incluirán: juegos, refugios, pavimentos, aceras, vallas, arborización, terraceos,
bancas y cualquier otro detalle pertinente, todo según sea del caso. En todo caso proveerá
salidas de agua potable, distribuidas de acuerdo a una cobertura no menor de cincuenta
metros (50) de radio.
Para efecto del cálculo de los juegos a instalar se considerará un núcleo por cada 50 unidades
de vivienda. En proyectos de más de 1,000 vivienda o lotes el número de juegos se definirá en
cada caso.
III.3.6.2.6. Con el fin de que los juegos sean adecuados a la zona, durables y seguros, el INVU
proveerá planos de juego cuyo uso recomienda.
Las copias de planos serán pagadas por los interesados.
Por razón de seguridad o durabilidad, el INVU o la Municipalidad podrán rechazar los tipos de
juegos que proponga el urbanizador.
En el caso de que el área de juegos infantiles esté inmediata a una quebrada, río, canal o calle
primaria y en general sitios peligrosos es obligación del urbanizador cerrar el sitio con malla,
seto, tapia u otro sistema que ofrezca seguridad.

III.3.6.2.7. Cuando la urbanización no vaya a ser habitada de inmediato, el urbanizador podrá pagar
en efectivo a la Municipalidad el costo de las obras y el equipo para que ésta habilite el área en
el momento en que se requiera, según precio que determine la Municipalidad.
III.3.6.2.8. De los indicados 10 m2/familia se destinará para juegos infantiles:

2 m2/vivienda a zona de juego para párvulos (menores de 3 años).


4 m2/vivienda a zona de juego para niños de (3 a 7 años).
4 m2/vivienda a zona de juego para niños en edad escolar (mayores de 7 y menores de 13 años).

III.3.6.2.9. En el área de juegos para niños en edad escolar se podrán incluir canchas de fútbol
infantil, de baloncesto y de uso múltiple. En el área para párvulos se debe incluir un área para
bebés con las debidas facilidades para que los adultos puedan permanecer períodos prolon-
gados de tiempo.
III.3.6.2.10. En áreas destinadas a parque, juegos y en general a recreación al aire libre, el urbaniza-
dor proveerá espacios abiertos para refugio de las personas, con un área mínima de 6 metros
cuadrados por cada 500 metros cuadrados. Por fracción adicional de parque se incrementará
proporcionalmente el área de refugio.
El diseño de éstas estructuras deberá contar con la aprobación del INVU y el Ministerio de
Salud y la Municipalidad.

III.3.6.3. Servicios Comunales:

Las 2/3 partes del área pública que corresponden a servicios comunales deberán indicarse cla-
ramente en los planos según su uso.
Una vez separada el área correspondiente a parque y juegos, el uso del resto del área se dará
según el siguiente cuadro en el que se establece el número de metros cuadrados requeridos por
vivienda y la prioridad (en orden decreciente): En el sector a no más de 1000 metros de la vivienda
más alejada:

m2/vivienda

2,5 .............................. Kinder


8,0 .............................. Escuela
1,5 .............................. Centro de Educación y Nutrición

Investigaciones Jurídicas, S.A. -42-


11,0 ............................ Juegos Deportivos
0,5 .............................. Policía

En el sector a no más de 2000 m.

4,0 .............................. Colegio


1,5 .............................. Centro Comunal
1,5 .............................. Biblioteca
0,5 .............................. Puesto de Salud
0,5 .............................. Oficina para servicios públicos
1,0 .............................. Educación Técnica

Distancias variables de acuerdo a densidad de población y jerarquía del poblado

1,5 .............................. Guarderías


1,0 .............................. Unidad Sanitaria

La prioridad o el uso puede variarse al aprobarse los planos, de acuerdo a las características de
la zona, mediante estudio previo que demuestre que el uso ya esta cubierto o no se requiere.

III.3.6.3.1. Según las cifras anteriores el espacio comunal mínimo requerido por vivienda es de 35
m2Cuando ocasionalmente, en proyectos de alta densidad el área indicada en el artículo
III.3.6.1.2 no sea suficiente para cubrir este porcentaje, el urbanizador deberá dejar hasta un
5% adicional en un lote inmediato al área pública para darle la oportunidad al Estado o a los
particulares a través de la Municipalidad de su adquisición conforme a las leyes vigentes al
respecto y para los usos previstos.

III.3.6.3.2. Servicios Particulares:

En urbanizaciones residenciales para satisfacer la necesidad de este tipo de servicios el urbani-


zador deberá reservar áreas para los siguientes usos (indicados en m2/vivienda) y en orden de
prioridad:

m2/vivienda Uso

1 Pulpería (abastecedor) a distancias no mayores de 300 metros.

3 Supermercados y tiendas

0,75 Oficina para servicios personales (barbería, soda, lavandería, salón de belleza, cafetería,
bar)

0,25 Oficinas para servicios profesionales

0,50 Artesanía, pequeña industria, talleres de reparación

0,50 Estacionamiento

La prioridad o el uso puede variarse al aprobarse los planos, de acuerdo a las características
de la zona, mediante estudio previo que demuestre que el uso ya esta cubierto o que no requiere.

III.3.6.3.3. Fondo Municipal para el equipamiento urbano:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -43-


Cuando el urbanizador haya pagado en efectivo el área pública para servicios, el dinero deberá
ser empleado por la Municipalidad únicamente para la compra y habilitación de terrenos reservados
para los usos definidos en el Artículo III.3.6.3.
Las reservas de terreno para uso público deberán ubicarse de preferencia alrededor de las es-
cuelas o colegios propuestos o existentes, siempre y cuando se dé cumplimiento a las normas de
distancia para recorridos peatonales.
Estas zonas se denominan “Unidades Integrales de Servicios.”
Las áreas que se deben reservar para cada uso se calcularán con base en las tablas anteriores
y la densidad prevista en el área.

III.3.7. Protección de ríos:

III.3.7.1. En el caso de que se pretenda urbanizar fincas atravesadas por ríos o quebradas o que
colinden con éstos, deberá proveerse una franja de no construcción con un ancho mínimo de
10 metros a lo largo del lecho máximo y medidos a cada lado del mismo, en la proyección
horizontal. Esta franja será entregada al uso público en exceso de la indicada en el Artículo
III.3.6.3., para efectos de limpieza, rectificación de cauces, bosque urbano, colocación de
infraestructura de aguas similares. Sin embargo, cuando esté integrado plenamente el área
de parque o que siendo de pendiente no mayor del 25% enfrente a una calle y no a fondos del
lote, se podrá computar como área pública.
La cesión del área para el uso público se aplicará siempre que no exceda el 20% que fija la
Ley de Planificación Urbana.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión N3773, del INVU del 17 de Noviembre de
1987).
III.3.7.2. Para acequias y cauces de agua intermitente, se considerarán 5 metros en lugar de 10
metros.
III.3.7.3. En distritos urbanos, en el caso de que una vez cumplido el párrafo anterior queden franjas
no construibles a orillas de cauces de agua, éstas deberán conformar una sola finca entre
calles, no aptas para la construcción y deben tener carácter de protección al cauce.
III.3.7.4. En el caso de cañones de río los terrenos aledaños al cauce que tenga más del 25% de
pendiente no podrán urbanizarse, para efectos de la cesión de áreas públicas, estos terrenos
no se computarán por no formar parte del área urbanizable. En dichas laderas no se podrán
realizar movimientos de tierra que alteren la topografía natural del terreno, esto implica prohi-
bición de terraceo y depósito o extracción de materiales.
En casos muy calificados el INVU y la Municipalidad podrán autorizar algunas de estas obras
cuando se demuestre que no producirán deterioro a la ecología local.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión N3773, del INVU del 17 de Noviembre de
1987).
III.3.7.5. En el caso de terrenos con pendientes de más del 20% con laderas a orillas de cauces de
agua, se deberán presentar, acompañado al anteproyecto de la urbanización, estudios
geológicos de la zona a urbanizar que demuestren que los terrenos son aptos para construir.

III.3.7.6. En caso que una corriente de agua permanente nazca en un área a urbanizar, el ojo de agua
deberá protegerse en un radio de 50 metros como mínimo, zona en que no se podrá construir
ninguna obra, salvo las del aprovechamiento del agua. Esta área podrá entregarse dentro del
porcentaje a ceder al Municipio para uso público y en este caso deberá destinarse a parque.
III.3.7.7. Para todos los tipos de terrenos indicados en el artículo III.7., se deberá presentar un plan
de reforestación aprobado por la Dirección Forestal del Ministerio de Recurso Naturales, Energía
y Minas.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N3928, del INVU del 19 de junio
de 1989).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -44-


III.3.8. Entubamiento de ríos:

Cuando la urbanización este cruzada por un cauce de agua se podrán hacer trabajos de canali-
zación o entubamiento, en cuyo caso deberá preverse rebalses para avenidas máximas mantenien-
do sobre el tubo un “canal abierto” adicional.
Cuando existan proyectos municipales o de alguna institución para el entubamiento de dichas
aguas, el urbanizador deberá pagar la parte proporcional que le corresponde de las obras.

III.3.9. Movimiento de Tierras:

III.3.9.1. Al proyectar urbanizaciones sobre terrenos accidentados o de fuerte pendiente, tanto las
hileras de vivienda como las vías deberán colocarse preferiblemente paralelas a las curvas de
nivel.
III.3.9.2. La capa vegetal que se remueva debe colocarse provisionalmente en lugares apropiados a
fin de utilizarla después en el tratamiento final de las áreas.
III.3.9.3. No deberán dejarse escombros en el área destinada a futuras construcciones ni en las
zonas públicas, sino en lugares designados precisamente por la Municipalidad como botaderos,
en cuyo caso deberá indicarse así en los planos.
III.3.9.4. Las áreas destinadas a construcción no deberán quedar en zonas de relleno; eventualmen-
te el INVU y la Municipalidad con base en estudios presentados por el urbanizador, podrán
permitir que se construyan viviendas en dichas áreas, en cuyo caso se deberá especificar
claramente el grado de compactación de los rellenos e informar el momento en que se inicia-
rán las obras de descompactación al INVU y la Municipalidad, todo sin responsabilidad de
éstos.
El INVU y las Municipalidades se reservan el derecho de rechazar el grado de compactación
propuesta para el área cuando ésta no este de acuerdo con los estudios de suelo u otras
variables técnicas de diseño.
III.3.9.5. Los sitios de relleno podrán ser utilizados para parques en cuyo caso el INVU podrá exigir la
construcción de muros de retención y de elementos protectores contra accidentes, si fuere
pertinente.

III.3.10. Drenaje Pluvial:

Todo proyecto debe contar con un estudio de la cuenca dentro de la cual se encuentra compren-
dido a efecto de tomar en cuenta el desarrollo de otros proyectos tanto aguas arriba como abajo. En
el caso de tener el terreno pendientes fuertes (mayores al 10%) y preverse su terraceo deberá
procurarse la salida adecuada de las aguas pluviales de los lotes, prevenirse la erosión de taludes y
el empozamiento de pequeños valles que pueda tener el terreno.
La entrega de aguas pluviales a un colector (quebrada o río) debe tomar en cuenta el nivel
máximo probable de las avenidas de este último, a fin de no obstaculizar la incorporación de las
aguas. Esta entrega no debe ser hecha en forma perpendicular al curso del colector, sino que un
ángulo no mayor de 45. En lo que se refiere al diseño de la red de alcantarillado pluvial y obras
accesorias, deberá ajustarse a las normas de Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarilla-
dos.

III.3.11. Acueducto:

El abastecimiento de agua potable y la evacuación de aguas pluviales se ajustarán a las normas


del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (A y A). Si la red de recolección de aguas
pluviales cae directamente a un río o quebrada, su salida debe estar en dirección del flujo de las
aguas en un ángulo no mayor de 45 y a no más de un metro de altura para disminuir el golpe de
agua al caer.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -45-


III.3.12. Cloacas:

Cuando se urbanicen áreas que tengan servicio de colector de aguas negras funcionando, el
urbanizador deberá conectarse a dicho sistema.
Cuando el colector se tenga previsto para una etapa posterior, el urbanizador deberá dejar
construido un sistema de cloacas dentro de la urbanización para empatarse en un futuro al
sistema de colectores previsto.
De no existir cloaca en funcionamiento ni prevista, se contempla las siguientes alternativas:
III.3.12.1. Para conjuntos mayores a 500 unidades de vivienda se requiere la construcción de una
planta de tratamiento de aguas negras propia: salvo que con el Instituto Costarricense de
Acueductos y Alcantarillados se negocie conjuntos mayores con tanque séptico.
III.3.12.2. En conjuntos con un número menor de lotes o viviendas se deberá adecuar el tamaño
mínimo de lote para el uso de tanque séptico según lo fija este reglamento.

III.3.13. Telecomunicaciones:

III.3.13.1.La construcción de la red telefónica principal, cuyo diseño aprobará en cada caso el ICE,
puede hacerse con empresas privadas o contratarse directamente con el ICE.
III.3.13.2.En el proyecto deben estar contemplados los armarios de distribución telefónica cuya ubi-
cación debe ser consultada al ICE a nivel de anteproyecto, a fin de que se reserven los espa-
cios necesarios.

III.3.13.3.Localización de redes:

El paso de redes para servicios de electricidad, acueductos y alcantarillados u otros sistemas,


deberá estar localizado preferiblemente en los derechos de vía y en todo caso, a través o sobre
áreas de uso público. Por lo tanto no serán aceptables servidumbres prediales en oposición a la
norma indicada.
Cuando la propiedad se encuentre ya afectada por servidumbre como las indicadas, éstas debe-
rán quedar igualmente en área pública pudiendo incorporarse en calles, parque o juegos infantiles.
(Así adicionado mediante acuerdo de la Junta Interventora del INVU, Sesión N 55, artículo IV
del 17 de febrero de 1988).

III.3.14. Infraestructura y Acabados:

Las entidades competentes determinarán las obras de infraestructura que requieren los
fraccionamientos y urbanizaciones, considerando la localización de carácter de los mismos y
atendiendo a las normas aplicables.
Las Municipalidades determinarán acerca de los acabados de pavimentos, drenajes pluviales,
aceras y similares.

III.3.14.1.La aprobación de los planos constructivos por la Municipalidad no constituye aprobación


para segregación de lotes. Para este trámite debe recabarse un visado especial, en donde se
indique claramente que se da para los efectos del artículo 33 de la Ley de Planificación Urba-
na.

III.3.15. Garantías de cumplimiento de obras:

III.3.15.1. Cuando un municipio esta anuente a autorizar la segregación de lotes sin que se hayan
concluido las obras de urbanización, deberá exigir para esto la garantía que menciona el
artículo 39 de la Ley N 4240 (Planificación Urbana)
Para estos casos, se remitirán al INVU los siguientes documentos:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -46-


Tipo de garantía ofrecida.

Presupuesto de las obras hechas y faltantes, firmado por el responsable de una compañía
constructora autorizada.
Presupuesto de la arborización requerida asegurando el mantenimiento de los árboles duran-
te los primeros dos años.
Este documento debe contar con el visto bueno de la Dirección Forestal del Ministerio de
Recursos Naturales, Energía y Minas.
(Así modificado mediante artículo IV de la Sesión Ordinaria N 3928 del INVU del 19 de junio
de 1989).

III.3.15.2. El INVU resolverá en un plazo no mayor de un mes si la garantía y el monto son satisfac-
torios y lo comunicará a la Municipalidad para lo que proceda.
III.3.15.3. En ningún caso se otorgarán permisos de segregación con base en anteproyectos.

Capítulo IV
Desarrollos de Conjuntos Residenciales

Este capítulo se refiere a normas para proyectos de urbanización o fraccionamiento que incluyen
como parte del mismo la construcción de unidades habitacionales (viviendas unifamiliares en una o
dos plantas, en hileras, aisladas o semi-aisladas; viviendas bifamiliares en dos plantas en hileras
aisladas o semi-aisladas en multifamiliares en varias plantas).

IV.1. Propósitos:

El propósito de estas normas es dar mayor libertad de diseño en estos proyectos pues este tipo
de solución permite obtener coberturas menores, densidad más alta, conjunto con valor estético,
mejor ubicación de los servicios, evitando a la vez que terrenos urbanos permanezcan ociosos por
tiempo prolongado.

IV.2. Requisitos:

IV.2.1. Para acogerse a los beneficios de este programa es requisito que las densidades netas de los
proyectos oscilen entre 160 y 350 habitantes en zonas que carecen de colectores de aguas
negras y entre 250 y 700 habitantes donde existe cloaca.
La Dirección de Urbanismo podrá admitir densidades mayores sujetas a estudio que demues-
tren que la infraestructura y los servicios existente son suficientes o que alternativamente el
urbanizador esta en capacidad de proveerlos.
IV.2.2. Para área de lote regirá lo establecido en el capítulo de urbanizaciones *III.3.2.12. En cuanto
al frente del lote, altura y cobertura, los mínimos son los siguientes:

IV.2.2.1. Frente:

N de Pisos Tipo de construcción Frente

1 Hilera 6
1 Semi-aislada 7,50
1 Aislada 8
2 y 4 Multifamiliares 10,00

(Así modificado mediante artículo 3833, Sesión 3833 del INVU del 15 de junio de 1987).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -47-


IV.2.2.2. Altura de edificación: En ausencia del Plan Regulador, la altura máxima de edificación
se fija en 4 pisos y 5 en el caso de duplex a partir del 4 piso.

IV.2.2.3. Coberturas:

Viviendas en 1 planta70%
Viviendas en 2 plantas60%
Viviendas en 3 a 4 plantas o (5 en duplex) 50%

IV.3. Incentivos:

En proyectos de conjunto en terrenos mayores de 5000 m2 podrán darse coberturas mayores


siempre que el área pública a ceder al municipio se aumente. Todo según negociación aprobada por
la Dirección de Urbanismo.

IV.4. Retiros de construcción:

En casas unifamiliares no se exige el retiro lateral salvo que sean de material combustible. En
multifamiliares éste será como mínimo de 1/3 de la altura del edificio, cuando éstos se separen de la
colindancia, El retiro posterior será de 3 metros como mínimo o de 1/3 de la altura del edificio más
alto rigiendo el mayor, pudiendo sustituirse el retiro posterior por un patio de área equivalente.
(Así modificado mediante artículo IX, Sesión 3833 del INVU, del 15 de junio de 1987).

IV.5. Area de piso:

Será permitido construir un área total de piso de acuerdo a las dimensiones del lote y ancho de
la calle a que enfrente éste de conformidad con los siguientes índices:

Area de lote Vías de 7 m. 17 m. a 24 m. o más o


a 16,9 m. 23, 9 m. espacios abiertos

Menores de 150 m2 1,80 1,80 1,80


150 a 199 m2 2,70 2,70 2,70
200 a 399 m2 2,80 3,20 3,40
400 a 599 m2 3,00 3,60 4,00
600 a 799 m2 2,30 4,00 4,60
800 a 999 m2 3,70 4,70 5,40
1000 a más m2 4,20 5,50 6,40

IV.6. Areas de Uso Comunal:

Hasta un 50% de las áreas comunales a ceder según el capítulo de urbanizaciones, se podrá
ubicar dentro de un edificio tratándose de propiedad horizontal o que como parte del proyecto se
vaya a construir un edificio comunal.
Los núcleos de juegos infantiles* deberán proveerse como máximo en razón de uno por cada 50
unidades de vivienda o fracción. Para la definición de los usos de las áreas comunales se aplicará la
tabla del capítulo de urbanizaciones incluyendo la dotación de áreas comerciales que podrán pro-
veerse en planta baja.
Cuando se trate de propiedad horizontal, las áreas verdes y de uso público comunal deberán
ubicarse de tal forma que en caso de disolverse ésta las áreas puedan traspasarse a la municipali-
dad.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -48-


IV.7. Vialidad y estacionamientos:

En este tipo de proyectos, las distancias indicadas en el capítulo III del presente reglamento para
los distintos tipos de vía podrán modificarse de acuerdo a las características del terreno, del diseño
y de los niveles económicos a los cuales vaya dirigido. Se permitirá asimismo, proponer derechos de
vías y acabados distintos a los reglamentarios, pudiendo aceptarse éstos siempre que se demuestre
su posibilidad de éxito. Por otra parte, la Dirección de Urbanismo se reserva el derecho a rechazar
proyectos en donde más del 20% del terreno sea utilizado en vialidad (excluyendo proyectos espe-
ciales del MOPT).
En el caso de que los estacionamientos no estén dentro del lote o del edificio, éstos se deberán
ubicar en parques de estacionamiento para servir un máximo de 50 vehículos por cada parque,
separados convenientemente dentro del proyecto; considerando un mínimo de un puesto de estacio-
namiento por cada 10 viviendas en casos de interés social.

IV.8. En lo no indicado en este capítulo regirán las normas ordinarias respectivas.

Capítulo V
Normas para Vivienda Progresiva

V.1. Propósitos:

El presente capítulo se aplicará únicamente a los proyectos de vivienda, individual o de conjunto,


realizados por el Estado o la iniciativa privada de conformidad con las regulaciones y especificacio-
nes que en adelante se describen y que tienen como propósito permitir una reducción sustancial
de los precios de la unidad de vivienda de manera que las soluciones que se propongan puedan
llegar a los estratos sociales de menores recursos económicos.

V.2. Generalidades:

Se define como vivienda progresiva toda unidad de vivienda que partiendo del lote con servicios
mínimos, puede ir evolucionando con el tiempo hasta llegar a construir una vivienda completa; por lo
tanto, dentro de las posibles soluciones físicas se pueden presentar las siguientes alternativas:

V.2.1. Lote con servicios básicos:

Solución de lotes con servicios básicos cuya finalidad es la de que los futuros propietarios pue-
dan construir su vivienda progresivamente.
Los servicios básicos requeridos en cada zona serán definidos por la Dirección de Urbanismo y
la Municipalidad respectiva.

V.2.2. Núcleo sanitario sobre lote con servicios básicos:

En zonas urbanas el núcleo sanitario constará de un área construida para cocina, baño y pilas
que tendrá entre 7,50 metros y 15 m2 de área total útil.

V.2.3. Núcleo sanitario y un área techada:

Estará constituido por una solución combinada de un núcleo sanitario y un área techada, la cual
podrá variar entre 20 m2 y 35 m2 con posibilidad de ampliación futura.

V.2.4. Casa cascarón:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -49-


Solución de vivienda que incluye núcleo sanitario y paredes exteriores; su área podrá variar
entre 30 m2 y 55 m2.

V.2.5. Vivienda terminada con igual área a la indicada en el artículo anterior.


(Así adicionado mediante artículo IX, de la Sesión N.3833 del INVU, del 15 de junio de 1987).

V.3. Aplicación de Normas:

La aplicación de normas para vivienda progresiva se puede dar a partir de cualquiera de las
alternativas antes mencionadas.

V.4. Densidades máximas y mínimas:

Se aplicarán las densidades establecidas en este Reglamento en el capítulo de Urbanización.

V.5. Características del lote mínimo:

El lote mínimo en desarrollos con servicio de alcantarillado sanitario en operación será de 60 m2


y el máxima de 120 m2. En conjuntos con sistemas de tanques sépticos y drenajes individuales o
colectivos será de 120 m2 mínimo y de 240 m2 máximo, regidos por el índice de filtración del suelo
(artículo III.3.2.5 de este reglamento). En áreas rurales deberá aumentarse 50 m2 en todos los ca-
sos.
Para lograr economías en infraestructura se aceptará un lote interior con las áreas mínimas
reglamentarias pero con un acceso de 3 metros a la calle según lo indicado en el artículo II.2.3.
En proyectos de vivienda progresiva, este frente de 3 metros podrá ser utilizado simultáneamen-
te por dos viviendas en forma de servidumbre.
La dimensión del lote mínimo en cuanto a frente y fondo en conjuntos con servicios de alcantari-
llado sanitario en operación quedará determinada por el diseño de la vivienda de manera que todas
las áreas habitables (cocina, dormitorios, sala y comedor) tengan un iluminación y ventilación ade-
cuadas (según Normas Especiales de Construcción de Vivienda Progresiva y en lo no indicado allí
según el Reglamento de Construcciones).
La dimensión de los lotes en cuanto a frente y fondo en conjuntos con tanque séptico y drenajes
individuales o colectivos se hará de acuerdo con el diseño del sistema de drenajes a usar de manera
que no haya desperdicio en área o longitud de éstos.
El frente mínimo de los lotes cuando existan paredes medianeras de material incombustible y su
construcción sea de dos pisos será de 4 metros; cuando exista pared medianera de material incom-
bustible y su construcción sea de un piso será de 6 metros y cuando no se provean paredes medianeras
o vivienda será de 8 metros.
El índice de ocupación del lote o cobertura no podrá exceder del 70%, salvo que la solución de
varias viviendas permitan un adecuado diseño en el conjunto a juicio del Ministerio de Salud y la
Dirección de Urbanismo, en ningún caso el porcentaje de área libre por vivienda podrá ser menor al
20% del área de lote.
El índice de construcción o área de piso permitido será el establecido en el capítulo IV Desarro-
llos Residenciales de Conjunto.

V.5.1.Vialidad:

Será de acuerdo con lo establecido para Desarrollos Residenciales de Conjunto (IV.7).

V.6. Condiciones para acogerse a las presente normas:

Las normas del presente capítulo podrán aplicarse a proyectos de vivienda promovidos por el

Investigaciones Jurídicas, S.A. -50-


Estado o por la iniciativa privada cuando ésta cumpla los siguientes requisitos:

Que el proyecto esté dirigido a los estratos sociales más necesitados (bajo-bajo, medio-bajo)
que corresponden respectivamente a los siguientes percentiles de ingreso:

— Bajo-bajode 0 a 20 percentil
— Bajo de 20 a 40 percentil
— Medio-bajo de 40 a 60 percentil

Los ingresos familiares estimados para cada una de las categorías antes mencionadas son pro-
porcionados por la Dirección de Estadística y Censos trimestralmente. El monto del pago mensual
de la amortización del préstamo a largo plazo no podrá sobrepasar el 30% de los ingresos familiares
mensuales (calculados a la tasa de interés y plazos vigentes en cada caso). El tipo de solución del
proyecto debe ser acorde con el estrato a que va dirigido.
Los proyectos que se acojan a las normas de este capítulo, se construirán, dentro de los límites
de aprobación que cada proyecto reciba, para lo cual los solicitantes deberán presentar, tanto en la
etapa de anteproyecto como de aprobación final del proyecto una carta de compromiso de la entidad
que los financia donde se responsabilicen del adecuado control par el cumplimiento de este regla-
mento y el uso de los fondos correspondientes.
Ningún proyecto será aprobado por el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) si las
respectivas cargas de compromiso no son presentadas junto con los documentos de trámite corres-
pondientes.
El incumplimiento de cualquiera de las disposiciones antes mencionadas dará derecho a la Di-
rección de Urbanismo, de conformidad con la Ley de Planificación Urbana, a exigir la aplicación de
normas ordinarias al proyecto, de acuerdo a cada caso.

Capítulo VI
Disposiciones Generales
y Presentación de Planos

VI.1. Disposiciones Generales:

El incumplimiento de las funciones que par el control de los fraccionamientos y urbanizaciones,


en todo el territorio nacional asigna al Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo y su Dirección de
Urbanismo, la Ley de Planificación Urbana Artículo 10, inciso 2), N 4240 del 15 de noviembre de
1968, se ceñirá a las disposiciones del presente Reglamento las cuales se interpretarán y aplicarán
en armonía con el criterio y alcances de las disposiciones contenidas por su orden en: La Ley de
Planificación Urbana, la de Erradicación de Tugurios y Defensa de sus Arrendatarios, la de Construc-
ciones, la de Caminos Públicos, el Código Municipal y otras leyes conexas.

VI.2. Presentación de Planos:

Todo interesado en realizar un fraccionamiento o una urbanización deberá presentar inicialmen-


te un plano de consulta preliminar al Instituto, suscribiendo para ello la solicitud, en un original y dos
copias, de la fórmula respectiva que facilitará el INVU y que debe acompañar a l plano preliminar
(anteproyecto). La fórmula original se reintegrará para efectos fiscales conforme lo exige la ley.

VI.2.1. Consulta de Planos Preliminares: (Anteproyecto)

El propósito de esta consulta es el de establecer la factibilidad del proyecto. Se entiende que el


diseñador tomará en cuenta todas las disposiciones de este Reglamento, con el refinamiento que
esta etapa requiera.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -51-


El plano de consulta preliminar constituye un servicio de mera orientación para el interesado,
previo a la presentación de los planos de construcción y por lo tanto, no autoriza al urbanizador para
ejecutar obras o proceder a la venta de lotes.

VI.2.2. Contenido del Plano Preliminar:

El plano de consulta preliminar de fraccionamiento o urbanización deberá presentarse a una


escala no menor de uno a dos mil (1:2000) indicando lo siguiente:
a) El nombre del propietario y el nombre que se propone para el fraccionamiento o la urbaniza-
ción.
b) La ubicación por distrito, cantón y provincia; escala y fecha; además localización por coorde-
nadas según planos del Instituto Geográfico Nacional.
c) Los límites del área que se piensa fraccionar o urbanizar; los nombres completos de los
colindantes, las calles adyacentes y todas las servidumbres que afecten la finca si las hubiere.
d) El diseño geométrico preliminar del fraccionamiento o de la urbanización, debidamente fir-
mado por el profesional responsable legalmente incorporado al ejercicio de su profesión;
indicando nombre y número de registro.
Dicho plano deberá mostrar la topografía mediante curvas de nivel a intervalos no mayores
de un metro, referido a hitos de nivelación del Instituto Geográfico Nacional donde estos
existen.
e) El trazado y sección transversal de las calles indicando acabados, el tamaño y forma de los
bloques o manzanas, los frentes y fondos de los lotes con su uso propuesto, las áreas verdes
y comunales, así como un resumen, en metros cuadrados y en porcentaje, de las superficies
destinadas a cada uno de los usos propuestos, el número y tamaño mínimo y promedio de
los lotes.

VI.2.3. Documentos anexos al Plano Preliminar:

Con dicho plano preliminar se acompañarán los siguientes documentos:


a) Una reducción del fraccionamiento o urbanización a escala uno a cinco mil (1:5000);
b) Plano catastrado, actualizado en original que se devolverá al interesado y dos copias sin
reducir con indicación actualizada de afectación y alineamiento por parte del Ministerio de
Obras Públicas y Transportes y servidumbres si las hubiere. Una de estas copias se archiva-
rá en el Instituto.
En el caso de simples fraccionamientos no se requerirá, para efectos del Artículo 33 de la
Ley de Planificación Urbana, plano catastrado pudiendo sustituirse por un esquema. El plano
catastrado de los lotes resultantes será necesario de aceptarse el fraccionamiento.
c) Plano topográfico de las curvas de nivel incluyendo los grupos de árboles existentes y su
localización, el cual deberá venir acompañado de nota de la Dirección Forestal en donde se
indiquen los árboles que deberán mantenerse.

VI.3. Visado de Planos de Construcción

VI.3.1. Documentos a Presentar:

Los interesados en obtener el visado de los planos definitivos deberán presentar a la Dirección
de Urbanismo los siguientes antecedentes:
1. Cinco juegos de planos constructivos.
2. Tres copias adicionales del diseño de sitio y una de los ejes.
3. Formulario del INVU reintegrado con los timbres fiscales de ley.
4. Carta descriptiva indicando el equipamiento de las áreas de juegos infantiles.
5. Plano catastrado actualizado, con el alineamiento del Ministerio de Obras Públicas y Trans-

Investigaciones Jurídicas, S.A. -52-


portes, si fuera el caso incluyendo fotocopia de nota extendida por este si así lo indicare el
plano.
6. Carta con el visto bueno de la Oficina de Mantenimiento Civil y Transmisión del Instituto
Costarricense de Electricidad.
7. Certificación del Registro Público en que conste el nombre del propietario del inmueble cuya
urbanización se proyecta y los gravámenes que afectan a la propiedad o bien certificación
expedida por Notario Público donde conste lo solicitado, reintegrado con los timbres de ley.
8. En el caso de que la propietaria sea una sociedad, debe presentarse una certificación de
personería, reintegrada con los timbres de ley.
9. Planos de consulta preliminar con los sellos de aprobación del INVU y la Municipalidad y
acuerdo municipal donde se indiquen los acabados que requiere la urbanización.
10. Reducción en escala 1:5000.
11. En caso de que la zona no cuente con el servicio, estudio de solución de agua potable
aprobado por A y A.
12. Cuando el INVU lo considere pertinente, certificación del Ministerio de Agricultura y Ganade-
ría en donde se indique si el terreno tiene afectación por Ley Forestal o conexas.
13. Si la finca estuviese gravada, consentimiento de los acreedores debidamente autenticado.
14. Los demás antecedentes que hayan sido señalados en el plano de consulta preliminar de
acuerdo con las características específicas del proyecto.

VI.3.2. Conformidad con otras normas:

Los planos de construcción han de guardar conformidad no solo con las recomendaciones del
Instituto, sino con las de la Municipalidad y de los demás organismos públicos que por ley intervienen
en la concesión del permiso para fraccionar o urbanizar, como son: Acueductos y Alcantarillados o la
empresa que preste dicho servicio, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el Instituto Costa-
rricense de Electricidad o la empresa que preste los servicios eléctricos en la localidad, el Instituto
Costarricense de Turismo y cualquier otro de competencia concurrente.

IV.3.3. Forma de presentación de planos:

Los dibujos que constituyen los planos de construcción deberán hacerse en tal forma que las
copias que de ellos se obtengan resulten legibles, sus leyendas sean en idioma español y estén
confeccionados en el sistema métrico decimal.
Las escalas a usar serán: la horizontal, en plantas generales no menor de uno a mil (1:1000) y
en perfiles de rasantes de calles y alcantarillado pluvial y sanitario no menor de uno a mil (1:1000)
ideal (1:1500) la vertical en los perfiles, no menor de uno a cien (1:100) ideal (1:50).
Por vía de excepción el Instituto podrá admitir otras escalas cuando el caso lo amerite y previa
consulta.
Los planos de construcción incluirán necesariamente lo siguientes:
a) Un plano de conjunto o diseño de sitio con las debidas dimensiones, mostrando el trazado y
ancho de las carreteras y calles; el tamaño y la forma de los bloques, los lotes y áreas
comunales o especiales; los cuerpos de agua, las servidumbres y restricciones que hubiere
y otros datos de interés, junto con un cuadro de resuma, en metros cuadrados y en porcen-
tajes, la cantidad de terreno destinado a cada uso, el número de lotes, el área mínima y
promedio de ellos. Dicho plano de conjunto deberá mostrar los linderos de la propiedad y su
topografía mediante curvas de nivel a intervalos no mayores de un (1) metro, referidas a las
coordenadas e hitos de nivelación del Instituto Geográfico Nacional si los hubiere.
En este plano se deberán mostrar los árboles existentes que deban conservarse, según la
Dirección Forestal del MAG. En el caso de que el movimiento de tierras ponga en peligro la
vida y estabilidad de dichos árboles se deberán acompañar detalles sobre los trabajos que
se requieran para su estabilización, ya sea porque se está subiendo o bajando el nivel del

Investigaciones Jurídicas, S.A. -53-


terreno alrededor de los mismos y en ningún caso se permitirá dejar expuestos o semi ente-
rrados. También se mostrará el plan de reforestación que exija la Dirección Forestal.
b) Un plano índice que reproduzca el diseño de sitio en escala uno a cinco mil (1:5000) en hojas
de 21 X 28 para efectos de archivo e inclusión en los planos generales del país.
c) Planos de ejes de calles indicando rumbo de los mismos; deflexiones de las intersecciones y
estacionamientos; datos de curvas horizontales si las hubiere; elevaciones de hilos de
amarre vertical y otros datos que el diseñador considere importante indicar;
d) Planta de perfil de cada calle de la urbanización mostrando la rasante propuesta y el terreno
en su forma natural, los pozos y líneas de conducción de aguas negras y pluviales (de acuer-
do a normas de A Y A).
e) Los planos completos del sistema de distribución de agua potable indicando el diámetro de
las tuberías a usar, las válvulas y sus cajas, los hidrantes, el lugar donde se hará la conexión
a la red, las previstas domiciliarias, la clase de materiales a emplear y todos los demás
requisitos y normas que fije el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados o el
Ministerio de Salud en su caso.
Los planos completos, en planta y perfil del alcantarillado sanitario y pluvial, indicando el
diámetro y clase de tubería a utilizar, sus gradientes y longitudes; la ubicación de pozos de
registro, con elevaciones de tapa y fondo; de tragantes y previstas domiciliarias y en su caso,
el sitio y las obras de descarga; el sistema de tratamiento de aguas negras, si se requiere y
todos los demás requisitos y normas que fije A y A o el Ministerio de Salud.
f) Diseño estructural y especificaciones de construcción de los pavimentos de calles.
g) Según se necesiten: planos de detalle de elementos varios como aceras, cordones y cune-
tas, tragantes, pozos de registro, cajas de sifón y cubre válvulas, hidrantes, cabezales, al-
cantarillas de cuadro y cualesquiera otros que las instituciones o el urbanizador consideren
pertinentes.
h) En terrenos de topografía variable se exigirá un plano de terraceo del terreno mostrando los
niveles de lotes que se proponen, lo mismo que las pendientes de taludes, áreas de présta-
mo y relleno, muros de retención y alteración de los escurrimientos naturales especificando
sitios donde se proyecte colocar la tierra vegetal y la de capas más profundas.
i) Plano o planos mostrando aspectos especiales de la urbanización.
j) Plano o planos de las áreas públicas indicando el tipo de acondicionamiento de las mismas,
la arborización existente y el plan de reforestación que se propone, así como la porción o
porciones de áreas destinadas a juegos infantiles con su correspondiente equipamiento y
detalle de cada juego a instalar, pavimentos, vallas, instalación de agua, refugios y cualquier
otro detalle pertinente;
k) Todo plano debe incluir: el nombre, firma y número de registro del profesional responsable; la
fecha, escala y orientación magnética o geográfica además de todo lo indicado en el artículo
7.
l) Si se tratase de un fraccionamiento frente a vía pública existente cuyo grado de urbanización
se considerare satisfactorio, podrá eximirse la presentación de planos de construcción o
admitirse la simplificación de éstos previo informe favorable de la municipalidad correspon-
diente., A y A o Ministerio de Salud y MOPT, según sea el caso.VI.3.5. Plazo de resolución:

El plazo para resolver afirmativa o negativamente el visado de planos constructivos no excederá


de un mes, vencido el cual, sin haberse producido resolución alguna, se considerarán aprobados
tanto la solicitud referida como los planos. La misma regla regirá para el caso de variaciones o
correcciones que se desee introducir al proyecto original .
El visado tendrá vigencia por un año. Si no se han ejecutado las obras dentro de ese plazo, el
fraccionador o urbanizador deberá solicitar la renovación del mismo en el curso del último trimestre
de su vigencia.
La resolución sobre prórroga por otro período igual podrá condicionarse o denegarse, según sea
el caso, con fundamento en el Artículo 38 de la Ley N.4240 de Planificación Urbana. El término para
resolver en éstos será el mismo indicado en el primer párrafo de este artículo.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -54-


Expirada la vigencia del visado, el interesado deberá cumplir con los requisitos de una nueva
solicitud.
La aprobación de planos constructivos no implica el visado previsto en el artículo 33 de la Ley de
Planificación Urbana; para este efecto deberán presentarse planos de segregación en el momento
de entregar la urbanización a la Municipalidad, la cual deberá enviar copias al INVU y a la Oficina de
Catastro Nacional.

VI.3.6. Una vez aprobados los planos, se procederá a devolver al solicitante un duplicado de la
fórmula de solicitud, así como cuatro juegos de los planos presentados, con la respectiva
razón y fecha. Caso de rechazarse éstos se notificará esa decisión, expresando a la vez los
motivos, mediante carta dirigida al interesado, copia de la cual se enviará al Departamento de
Ingeniería Sanitaria del Ministerio de Salud, a Acueductos y Alcantarillados y a la Municipali-
dad respectiva.
El interesado o persona autorizada para éste suscribirá un recibo al retirar los planos.
VI.3.7. Los solicitantes inconformes con las razones en que se funde una negativa de visado podrán
ejercer los recursos legales correspondientes dentro de los quince días hábiles al de la notifi-
cación hecha conforme al artículo anterior, podrán recurrir ante la Presidencia Ejecutiva, con
apelación subsidiaria ante la Junta Directiva del INVU, para que se reconsidere la decisión.

VI.4. Ejecución de obras:

El urbanizador dará aviso escrito al INVU de la fecha en que se han iniciado las obras durante los
primeros ocho días inmediatos siguientes, sin perjuicio de la comunicación que en igual sentido debe
hacer a los demás organismos públicos a los que interesa verificar que las obras se realicen de
conformidad con dichos planos, el permiso y las disposiciones reglamentarias aplicables.

VI.5. Infracciones:

En ejercicio de las facultades que le confieren los incisos 3) a 5) del artículo 10 de la Ley de
Planificación Urbana, el Instituto:
Informará o denunciará ante las corporaciones municipales la comisión de infracciones graves
cometidas en los fraccionamientos o urbanizaciones;
Ordenará la suspensión de las obras de urbanización cuando la Municipalidad que ha recibido la
denuncia anteriormente dicha no actúa en el sentido de impedir o corregir la transgresión apuntada,
dentro de un término prudencial; y
Requerirá el auxilio de las autoridades de policía para hacer efectivas las órdenes que expida,
conforme a lo dispuesto en el aparte precedente. Los trabajos suspendidos no podrán ser reanuda-
dos hasta tanto no hayan sido subsanados los defectos que constituye la infracción y medie la co-
rrespondiente autorización escrita.
Las facultades anteriores serán de aplicación extraordinaria y concurrentes a las que sobre la
materia ejercen las municipalidades y demás organismos competentes.

VI.6. Aceptación de obras:

La aceptación de las obras y de las áreas públicas se efectuará conforme a las disposiciones
reglamentarias que tengan en vigor la municipalidad del cantón y los demás organismos públicos
que al respecto ejerzan funciones de control
Ninguna omisión de detalles en los planos aprobados libera al urbanizador y al profesional res-
ponsable de las obligaciones que les conciernen en cuanto al total y satisfactoria entrega de las
obras, al tenor de lo establecido en este reglamento.
El urbanizador y el profesional responsable que firman la solicitud de visado de los planos de
construcción, son garantes de la estricta conformidad de las obras con los requisitos reglamentarios
exigible, conforme a lo indicado en las leyes aplicables.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -55-


VI.6.1. Del área total a fraccionar o urbanizar, deberá cederse gratuitamente para vías, parques y
facilidades comunales, el porcentaje que corresponda, según el tamaño promedio de los lo-
tes, el uso que se pretenda dar al terreno y las normas señaladas en este Reglamento, todo
conforme a lo previsto en el artículo 40 de la Ley N 4240 de Planificación Urbana.
VI.6.2. La inspección y la aceptación de las obras no relevan al urbanizador a realizar por su cuenta
la reparación de los defectos de construcción que se descubrieren durante los 18 meses
siguientes al recibo municipal de las obras.
VI.6.3. Es entendido que la venta de lotes del fraccionamiento o la urbanización y la construcción en
ellos, solo será permitida si se han ejecutado las obras de urbanización indicadas en el res-
pectivo permiso o en su lugar se ha rendido la garantía de ejecución de obras faltantes a que
hace referencia el artículo 39 de la Ley N.4240 de Planificación Urbana.
VI.6.4. El nombre propuesto para una urbanización y sus calles no deberá ser igual ni parecido al de
otro desarrollo dentro de la circunscripción cantonal en donde esté localizada. La función
denominativa de la Municipalidad del cantón, está limitada por la atribuida a la Comisión de
Nomenclatura conforme cuando juzgue que el mismo contraviene las disposiciones del pre-
sente artículo.
VI.6.5. Sobre el valor de las obras que el urbanizador proyecta ejecutar, deberá pagarse la tasa
establecida por la Municipalidad, con base en la facultad conferida en el Artículo 70 de la Ley
N 4240, con las excepciones que la misma contiene. Para esos efectos el profesional que
firma la solicitud de permiso, deberá presentar un presupuesto del valor de las obras para su
verificación municipal; éste no puede ser menor al tasado por el del Colegio Federado de
Ingenieros y Arquitectos.
VI.6.6. Los funcionarios del INVU que intervienen en la tramitación de consulta y visado de planos,
serán responsables ante los órganos superiores del Instituto y corregidos disciplinariamente,
cuando falten al cumplimiento debido de las disposiciones de este reglamento y a las órdenes
e instrucciones que deben acatar en cuanto al modo de desempeñar sus tareas, aparte de las
penas a que pudieren hacerse acreedores y a que alude el artículo inmediato siguiente.
VI.6.7. Las infracciones a lo dispuesto en este Reglamento, serán sancionadas de conformidad con
lo previsto en el artículo 401, inciso 5), del Código penal, en tanto no sean aplicables al caso
las penas establecidas en el capítulo V de la Ley N 2760 de Erradicación de Tugurios del 16
de junio de 1961 o en el capítulo XXI de la Ley de Construcción N.833 del 4 de noviembre
de 1949. El establecimiento de las acciones anteriormente relacionadas podrá ser antecedido
o complementado por las medidas de policía definidas en el artículo 88 de la citada Ley de
Construcciones y el artículo 10, inciso 4) y 5) de la Ley de planificación Urbana.

VI.6.8. Complementan las reglas anteriores las normas técnicas aplicables en lo conducente en esta
materia y que se especifican en los capítulos anteriores.

VI.7. Variación de normas:

La reducción o la variación de las normas técnicas en los casos permitidos en este Reglamento
solo cabrá en razón de:
Las características particulares de desarrollo de la zona o área objeto del control;
Un régimen especial de propiedad horizontal o de uso comunitario propuesto para el desarrollo
integral de proyecto; y
Ser proyectos auspiciados por entidades públicas o privadas sin fines de lucro;

VI.7.1. La aceptación de nuevos sistemas para el fraccionamiento y urbanización de terrenos no


contemplados en este Reglamento podrá ser permitida, por vía experimental, cuando se esti-
me aceptable la perspectiva de éxito a juicio conjunto del INVU y la Municipalidad.

Diciembre de 1982.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -56-


Ley del Catastro Nacional
Nº 6545

La Asamblea Legislativa de la
República de Costa Rica,

Decreta:

Ley del Catastro Nacional

Capítulo I
Objetivos y Conceptos Fundamentales

Artículo 1º- La presente ley tiene por objeto la creación y regulación del Catastro Nacional.

Artículo 2º- El Catastro consiste en la representación y descripción gráfica, numérica, literal y


estadística de todas las tierras comprendidas en el territorio nacional. Su funcionamiento es de inte-
rés público y sirve a los fines jurídicos, económicos, fiscales, administrativos y a todos aquellos que
determinen las leyes y sus reglamentos.

Artículo 3º- Los documentos fundamentales del Catastro son:


a) Los mapas catastrales que mostrarán la ubicación, identificación y linderos de las parcelas.
b) Los registros catastrales constituidos por: las fichas catastrales, los índices de parcelas por
mapas y los índices alfabéticos.
c) De conformidad con los planes del Catastro, podrán incorporarse los documentos en que conste
el uso actual y potencial de las tierras, las aguas comprendidas, los recursos naturales y cuales-
quiera otros que sirvan para los fines específicos del Catastro.

Capítulo II
Definiciones

Artículo 4º- Zona catastral es aquella parte del territorio nacional, en el cual el levantamiento
catastral está en proceso.

Artículo 5º- Zona catastrada es la parte del territorio nacional, donde el levantamiento catastral
ha sido concluido y oficializado.

Artículo 6º- Parcela es la unidad catastral representada por una porción de terreno, que consti-
tuye una completa unidad física, y que se encuentra delimitada por una línea que, sin interrupción,
regresa a su punto de origen.

Artículo 7º- Predio es la porción formada por una o varias parcelas contiguas, interdependientes
entre sí, y que, ubicado en una sóla provincia, pertenece a uno o varios propietarios o poseedores.

Artículo 8º- Finca es la porción de terreno inscrita como unidad jurídica en el Registro Público o
susceptible de ser registrada, mediante un número que la individualiza.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -57-


Artículo 9º- Ficha catastral es el documento en que se registra la información básica, numérica
y literal de cada predio. Debe contener los siguientes datos:

a) Nombre completo y cédula o documento de identidad del propietario, ya sea persona física o
jurídica.
b) Número del propietario.
c) Número del predio.
ch) Número asignado a la parcela o parcelas que lo constituyen.
d) Situación jurídica.
e) Citas de inscripción en el Registro Público, de las fincas que lo integran.
f) Area del predio.
g) Cualesquiera otros datos que determine el reglamento de esta ley.

Cuando falte alguno de los requisitos anteriores o no sea posible establecer la concordancia del
predio con los datos del Registro Público, el Catastro emitirá una ficha con carácter provisional. Lo
mismo hará en casos de litigio, indicando en esta ficha y en el mapa correspondiente, el área litigiosa.

Artículo 10.- Certificado catastral es el documento expedido por el Catastro, mediante el cual
se certifica que el plano de un inmueble ha sido debidamente inscrito en esa Oficina, con la indica-
ción de si la zona en que se localiza el inmueble es zona catastral o zona catastrada. En este último
caso, el certificado podrá ser una reproducción de la ficha catastral.

Artículo 11.- Se denomina acta de deslinde e identificación a la que se levanta en el propio


terreno, de acuerdo con las formalidades de esta ley.
El propietario o poseedor, o su representante, suscribirá tal acta, haciendo constar que acepta
los datos referentes a ubicación y linderos de su inmueble, que figuran en ella.

Artículo 12.- Acta de conformidad es la declaración suscrita por el propietario o poseedor, o por
su representante legal, en la que expresa su conformidad con los datos catastrales referentes a su
inmueble.

Capítulo III
Procedimiento para la Ejecución del Catastro

Artículo 13.- La ejecución y mantenimiento del Catastro, es función del Estado y su realización
es potestad exclusiva del Catastro Nacional.
Para lograr este objetivo, el Catastro Nacional podrá contratar con empresas públicas o priva-
das, así como delegar parcialmente en otras instituciones estatales su realización; todo esto previa
autorización de la Contraloría General de la República.

Artículo 14.- El catastro se realiza por zonas catastrales, declaradas así por medio de decreto
ejecutivo.

Artículo 15.- Declarada una zona catastral, el Catastro Nacional deberá proceder a la realiza-
ción de los trabajos catastrales. Tan pronto como concluyan esos trabajos, el Poder Ejecutivo, me-
diante decreto, la declarará zona catastrada.

Artículo 16.- Para deslindar un predio, debe convocarse a los propietarios, poseedores y sus
colindantes para que concurran a la hora y lugar que se les indique, personalmente o por medio de
representante, a fin de efectuar el reconocimiento de sus linderos y de levantar el acta de deslinde e
identificación.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -58-


La convocatoria se notificará con ocho días de anticipación al acto de deslinde, personalmente o
por medio de telegrama, carta certificada o edicto, que se publicará en «La Gaceta» o en uno de los
diarios de mayor circulación nacional, si se ignora el domicilio de alguno de ellos.
La conformidad con el acta se presume cuando los propietarios legalmente convocados no con-
curriesen.
No habrá nulidad de actuaciones si el propietario, poseedor o colindante, no convocado, acepta
posteriormente lo actuado.

Artículo 17.- Cuando el predio está formado por fincas inscritas, para proceder al deslinde, se
tomarán en cuenta los títulos de propiedad y la coincidencia o conformidad de los colindantes.
En el caso de predios formados por inmuebles sin inscribir, se estará al acuerdo unánime del
poseedor y a cada uno de los colindantes en sus respectivos linderos.
Las diferencias que pudieren resultar, serán resueltas de acuerdo con las disposiciones del artí-
culo 297 y siguientes del Código Civil.

Artículo 18.- Deberá darse una verdadera concordancia entre la información del Registro Públi-
co y la del Catastro, por lo que el Catastro, una vez que haya definido el número catastral, deberá
comunicarlo al Registro Público para que sea incorporado al folio real.
Asimismo, el Registro Público deberá enviar al Catastro, dentro de los cinco días siguientes a
partir de su inscripción, la información sobre los movimientos posteriores, que se refieran a trasmi-
siones de dominio o modificaciones físicas.
Tratándose de inmuebles sin inscribir, esa obligación corresponde a la Tributación Directa.

Artículo 19.- Antes de proceder a declarar una zona catastrada, el Catastro nacional debe con-
vocar a propietarios y poseedores, mediante telegrama, publicación en el Diario Oficial, avisos en los
periódicos y demás medios que juzgue convenientes, a efecto de que se apersonen dentro del
término que se establezca, en el lugar de la exposición pública que vaya a realizar esa Dirección,
para que examine los registros y mapas catastrales, suscriban el acta de conformidad o manifiesten
su inconformidad. Se les apercibirá de que de no hacerlo, el Catastro Nacional los dará por correc-
tos.
Si algún propietario o poseedor manifestare inconformidad, su reclamación se sustanciará de
acuerdo con el artículo 20.
Transcurrido el término fijado, el Catastro Nacional procederá a declarar firmes los datos catastrales
correspondientes, aunque los convocados no se hubieran apersonado, sin perjuicio de lo dispuesto
en el artículo siguiente.

Artículo 20.- El propietario o poseedor inconforme, con alguno o algunos de los datos catastrales,
puede reclamar por escrito ante el Director del Catastro Nacional, dentro de los quince días siguien-
tes, contados a partir del último día de la exposición pública.
El citado funcionario deberá dictar la resolución respectiva, dentro del mes siguiente a la fecha
en que fue presentado el reclamo.
Transcurridos los plazos enunciados en los párrafos anteriores, se publicará el decreto que de-
clara la zona catastrada.
Si el dueño de la parcela hace objeciones al plano general de la región, que el Catastro le
presente, éste ordenará una nueva medida en el terreno, pero si la objeción resultare injustificada,
los gastos correrán por cuenta del inconforme.
Si se planteare juicio contencioso administrativo, también se declarará la zona catastrada, pero
haciendo reserva de los puntos en discusión.

Artículo 21.- Una vez publicado el decreto que declara una zona catastrada, los datos derivados
del Catastro, referente a ubicación y medida de los predios, se tendrán como ciertos y no podrán ser
impugnados, excepto por la vía judicial.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -59-


Lo anterior no impide las rectificaciones que, de oficio o a gestión del propietario, practique
posteriormente el Catastro Nacional para garantizar y mejorar la exactitud de los datos catastrales.
La gestión del propietario debe estar avalada por un profesional autorizado.

Artículo 22.- Con el objeto de establecer la concordancia entre el Catastro y el Registro, la


cabida de las fincas podrá ser rectificada sin necesidad de expedientes, con la sola declaración del
propietario en escritura pública, aumentándola hasta la cantidad que indique el certificado catastral,
siempre que ésta no exceda del diez por ciento de la medida original.
Estas rectificaciones en ningún caso perjudicarán a terceros, durante los tres años posteriores a
la inscripción.
Para consignar disminución de cabida del inmueble, sólo se requiere manifestación del propieta-
rio en escritura pública y en concordancia con el certificado catastral. En todos los casos, el notario
debe dar fe de que la nueva medida es la que indica el certificado catastral.

Artículo 23.- Declarada una zona catastrada, los notarios y funcionarios judiciales o administra-
tivos, que autoricen títulos inscribibles en el Registro Público, procurarán fusionar o reunir las fincas
que integran un predio.

Artículo 24.- Para autorizar cualquier título que transmita o modifique físicamente inmuebles
ubicados en una zona catastrada, los notarios y funcionarios, que ejerzan facultades notariales,
están obligados a obtener el certificado catastral del predio respectivo, el cual deben adjuntar al
documento que se presentará al Registro Público o a la Tributación Directa.
Tratándose de fincas sin inscribir, deben hacer, además, una breve relación de la ficha catastral,
en el original del documento notarial.

Artículo 25.- El Registro Público inscribirá los títulos, a que se refiere el artículo anterior, de
acuerdo con los certificados catastrales y suspenderá la inscripción de los documentos que no llenen
los requisitos establecidos en ese mismo artículo.
Los certificados catastrales serán devueltos, por el Registro Público en el caso de fincas inscritas
y por la Tributación Directa, en cuanto a fincas sin inscribir, a la Dirección de Catastro con anotación
de las nuevas operaciones y debidamente firmados por los funcionarios autorizados.

Artículo 26.- Para los efectos del artículo 24, el certificado catastral será expedido a solicitud del
propietario o poseedor a título de dueño o del notario o funcionario que ejerza facultades notariales.
Este certificado tendrá vigencia de un mes y no puede se empleado para fines distintos a los que
en él se expresen; su costo será determinado en el reglamento de esta ley.
La Dirección de Catastro anotará provisionalmente la operación, a que se refiere la solicitud, y no
expedirá nuevo certificado mientras subsista esta anotación provisional.

Artículo 27.- La anotación provisional se cancelará por:


a) La devolución de los certificados catastrales, por parte del Registro Público y de la Tributación
Directa.
b) La devolución del certificado, por parte del solicitante.
c) Declaración jurada, firmada por el propietario en la que manifieste que no ha utilizado el certifica-
do catastral.

Artículo 28.- En casos de urgencia en el otorgamiento de un título inmobiliario, el notario o


funcionario que ejerza facultades notariales, debe hacer constar, en el original del instrumento públi-
co, las razones por las cuales prescinde, temporalmente, del certificado catastral .
Posteriormente, deberá hacer constar los datos catastrales omitidos, mediante razón al pie del
testimonio, dejando constancia en el protocolo al margen de la escritura.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -60-


Artículo 29.- El Registro Público y la Tributación Directa, deben consignar en sus asientos y
registros, los datos catastrales que el reglamento de esta ley determine, con objeto de lograr en el
futuro una uniformidad de datos catastrales, registrales y tributarios.

Capítulo IV
Disposiciones Generales

Artículo 30.- En todo movimiento, se debe citar un plano de agrimensura, levantado de acuerdo
con las normas establecidas por el reglamento de esta ley. Se exceptúa de tal requisito las cancela-
ciones hipotecarias, la afectación a patrimonio familiar y el embargo. Ningún plano de agrimensura
surtirá efectos legales si no hubiere sido inscrito en el Catastro Nacional.
Si entre los planos presentados dentro de una zona catastrada, hubiere contradicción o discre-
pancia en los linderos con la finca contigua, se avisará a los dueños para que, de común acuerdo y
con la intervención del Catastro como árbitro, se proceda a fijar el límite verdadero.
Los gastos en que se incurra correrán por cuenta del dueño del plano errado, pero si ambos
dueños estuvieren equivocados, pagarán los gastos por partes iguales; todo lo anterior sin perjuicio
de los trámites judiciales dispuestos por ley en esta materia.
El Registro suspenderá la inscripción de los documentos que carezcan del plano catastrado,
requisito fijado en el párrafo primero de este artículo.
(Así modificado mediante artículo 174 de la Ley Nº 7764 de 16 de abril de mil novecientos
noventa y ocho ( Código Notarial ), publicada en La Gaceta Nº 98, Alc. 17 de 22 de mayo de 1998).
________
Nota: El transitorio X de la Ley Nª 7764, dispone: “ Las disposiciones contenidas en el artículo 174 en
cuanto al requisito de presentación del plano catastrado, regirá después de un año contado a partir
de la publicación de la presente ley.

Artículo 31.- En cualquier momento, el Catastro puede efectuar las investigaciones necesarias
para el cumplimiento de sus fines.
Todas las dependencias estatales, autónomas, y municipales, deben cooperar en el estableci-
miento y mantenimiento del Catastro Nacional.
Las citadas entidades están autorizadas para donar y financiar al Catastro cualquier tipo de
bienes, equipo y servicios.

Artículo 32.- A solicitud de cualquier interesado, el Catastro Nacional debe expedir copia de los
planos, documentos e información técnica que consten en sus archivos, previo pago de los derechos
y gastos que procedan.

Artículo 33.- Los funcionarios administrativos que autoricen títulos inscribibles, los notarios, jue-
ces o registradores, que incumplan las disposiciones del presente capítulo, serán sancionados
disciplinariamente con multa de cien colones, que se elevará al doble en caso de reincidencia, sin
perjuicio de la suspensión o separación a que puedan ser acreedores por su reiterada inobservancia
de tales disposiciones.

Artículo 34.- Los propietarios o poseedores de inmuebles, están obligados a:


a) Permitir, previa identificación, el acceso a sus inmuebles de los funcionarios o personas autori-
zadas para efectuar las operaciones catastrales y de inventario de recursos naturales, así como
a aceptar la colocación, temporal o permanente, de marcas de referencia mensural.
b) Poner a disposición de los funcionarios catastrales los títulos de propiedad y otros documentos
que contengan información sobre los inmuebles y sus linderos.
c) Concurrir, personalmente o por medio de representante, a identificar los linderos y firmar el acta
de identificación.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -61-


ch) Concurrir, personalmente o por medio de su representante legal, a la exposición pública de
documentos catastrales y firmar el acta de conformidad, si considera correctos los linderos que
en ella se expresan o manifestar las objeciones que considere pertinentes, según lo establecido
en el artículo 20.
d) Respetar cualquier otra obligación legal o reglamentaria.

Artículo 35.- Todo propietario o poseedor de inmueble, por cualquier título, que entorpezca la
ejecución de los estudios y operaciones técnicas establecidas por la presente ley o disposiciones
conexas, incurrirá en las penas que se establecerán en el respectivo reglamento.

Artículo 36.- Los hitos, torres de observación y señales que establezca el Catastro Nacional,
son propiedad del Estado y las personas que los destruyan, deterioren, remuevan o cambien de
lugar, serán sancionados con las penas que se establecerán en el respectivo reglamento.

Artículo 37.- Para asesorar en asuntos catastrales, habrá una Comisión Asesora de Catastro,
compuesta por:
1) El Ministro de Justicia.
2) El Ministro de Planificación Nacional.
3) El Director del Registro Nacional.
4) El Director del Instituto Geográfico Nacional.
5) El Director del Catastro Nacional.
6) El Presidente Ejecutivo del IFAM.
7) El Presidente del Colegio de Ingenieros Topógrafos.
8) El Director General de la Tributación Directa.

Los miembros de la Comisión podrán delegar sus funciones, asesorarse de los expertos y nom-
brar las subcomisiones que estime convenientes.
Las funciones y potestades de la Comisión, se determinarán en el reglamento de esta ley.

Artículo 38.- Se prohibe a los ingenieros y peritos topógrafos del Catastro Nacional, que deter-
mine el ministerio respectivo -en consulta con la Dirección General de Servicio Civil- el ejercicio
privado de su profesión, por ser éste incompatible con sus funciones administrativas y con la necesi-
dad de que se dediquen exclusivamente a dichas funciones. A estos profesionales se les otorgará el
beneficio, a que se refiere la ley número 5867 del 15 de noviembre de 1975 y sus reformas.
La violación a este precepto, se considerará falta grave y facultará al Estado para despedir al
servidor, sin responsabilidad alguna.
No estarán sujetos a prohibición de ningún tipo, ni a su beneficio, aquellos funcionarios que por
la naturaleza de sus funciones no puedan acogerse a la prohibición.
(Adicionado mediante Ley Nº 7108 de 8 de noviembre de 1988).

Artículo 39.- La Dirección, Subdirección y las jefaturas de los servicios técnicos y catastrales,
deberán ser ocupadas por ingenieros topógrafos y geodestas, con título otorgado por una institución
de educación superior, debidamente incorporados al colegio respectivo. Todo siguiendo los procedi-
mientos establecidos por el Servicio Civil.

Artículo 40.- Para la mejor administración del Catastro Nacional, se establecerán oficinas re-
gionales.

Artículo 41.- El canon que, por concepto de prestación de los servicios catastrales, se cobre
será establecido por el reglamento de esta ley.

Artículo 42.- Los fondos que se recauden, por concepto de esta ley, serán invertidos en la

Investigaciones Jurídicas, S.A. -62-


modernización del Catastro Nacional y serán administrados por la Junta Administrativa del Registro
Nacional.

Artículo 43.- De conformidad con los avances tecnológicos, la Dirección del Catastro, previa
aprobación de su superior jerárquico, puede modernizar sus equipos, con el fin de brindar la informa-
ción dentro de las normas de seguridad y eficiencia que las necesidades lo requieran.

Artículo 44.- Esta ley rige a partir de su publicación y deroga las leyes números 70 del 18 de
diciembre de 1916 y 49 de 29 de julio de 1926, así como todas aquellas que se le opongan.

Transitorio.- El Poder Ejecutivo, dentro de los seis meses siguientes a la promulgación de esta
ley, deberá emitir el respectivo reglamento. En tanto no se promulgue éste, y en lo que no se oponga
a la presente ley, se aplicará el reglamento de inscripción de planos, Decreto Ejecutivo número 9682-
J del 1º de marzo de 1979.

Comuníquese al Poder Ejecutivo

Asamblea Legislativa. –San José, a los trece días del mes de marzo de mil novecientos ochenta
y uno.

RAFAEL A. GRILLO RIVERA MARIO ROMERO ARREDONDO


Presidente Primer Secretario

GERARDO BOLAÑOS ALPIZAR


Segundo Secretario

Presidencia de la República.–San José, a los veinticinco días del mes de marzo de mil novecien-
tos ochenta y uno.

Ejecútese y publíquese

RODRIGO CARAZO

La Ministra de Justicia
ELIZABET ODIO BENITO

Investigaciones Jurídicas, S.A. -63-


Reglamento a la Ley
del Catastro Nacional

Nº 13607-J

El Presidente de la República
y la Ministra de Justicia

Con fundamento en los incisos 3) y 18) del artículo 140 de la Constitución Política de Costa Rica,
en el artículo 271 de la Ley General de la Administración Pública; y en la ley Nº 6545 de 25 de marzo
de 1981.

Considerando:
1º.- Que de conformidad con lo dispuesto en el transitorio de la ley Nº 6545 de 25 de marzo de 1981,
Ley de Catastro Nacional, se faculta al Poder Ejecutivo a emitir el respectivo reglamento.
2º.- Que sin la reglamentación correspondiente el Catastro Nacional no tiene los elementos necesa-
rios para cumplir sus fines y realizar sus objetivos de acuerdo con la precitada ley.
3º.- Que la Comisión Asesora de Catastro nombrada por Decreto Ejecutivo Nº 9829-J de 29 de
marzo de 1979 y funcionarios de esa institución elaboraron un proyecto de reglamento que con-
lleve la aplicación de la ley.

Por tanto,

Decretan:

Reglamento a la Ley del Catastro Nacional

Capítulo I
Definiciones

Artículo 1º.- Para los fines del presente reglamento se entenderá que:
a) Zona Catastral: Es aquella parte del territorio nacional en el cual el levantamiento catastral está
en proceso;
b) Zona Catastrada: Es aquella parte del territorio nacional en donde el levantamiento catastral ha
sido concluido y oficializado;
c) Propietario: Es la persona física o jurídica que ejerce el dominio sobre bienes inmuebles median-
te escritura pública.
ch) Poseedor: Es la persona física o jurídica que promoverá información posesoria para inscribir su
título en el Registro Público de la Propiedad;
d) Parcela: Es la unidad catastral representada por una porción de terreno, que constituye una
completa unidad física y que se encuentra delimitada por una línea que, sin interrupción, regresa
a su punto de origen;
e) Predio: Es la porción formada por una o varias parcelas contiguas, interdependientes entre sí y
que, ubicado en una sola provincia, pertenece a uno o varios propietarios o poseedores;
f) Finca: Es la porción de terreno inscrita como unidad jurídica en el Registro Público o susceptible
de ser registrada, mediante un número que la individualiza;

Investigaciones Jurídicas, S.A. -64-


g) Certificación para Efectos Catastrales: es la certificación extendida por el Registro Público de la
Propiedad con indicación de las citas de inscripción que describen sus asientos de propiedad,
linderos, naturaleza, medida, situación, servidumbres, mejoras y cualquier otro elemento que
afecte la descripción física del inmueble;
h) Conciliación Jurídica: Es la comprobación de la conformidad de linderos e infraestructuras de
una finca registrada en un plano, en relación con la correspondiente inscripción en el Registro
Público de la Propiedad;
i) Protocolo del Agrimensor: Es el Conjunto de documentos donde se consignan los levantamien-
tos de agrimensura y topografía, efectuados por el profesional autorizado por ley;
j) Plano de Agrimensura: Es el documento mediante el cual se representa en forma gráfica, mate-
mática, literal y jurídicamente sólo una finca, parcela o predio, que cumple con las normas que
establece el presente reglamento;
k) Plano Catastrado: Es el plano de agrimensura que ha sido inscrito en el Catastro Nacional.
l) Ficha Catastral: Es el documento en que se registra la información básica, numérica y literal de
cada predio, y que debe contener los datos que se especifican en el capítulo del Certificado
Catastral y cualesquiera otros que el Catastro Nacional considere pertinentes;
Cuando le falte alguno de los datos consignados en el capítulo referido, o no sea posible estable-
cer la concordancia del predio con los datos del Registro Público, el Catastro Nacional emitirá
una ficha con carácter provisional. Lo mismo hará en casos de litigio, indicando en esta ficha y
en el mapa correspondiente el área litigiosa;
ll) Certificado Catastral: Es el documento expedido por el Catastro Nacional, mediante el cual se
certifica que el plano de un inmueble ha sido debidamente inscrito en esa oficina, con la indica-
ción de si la zona en que se localiza el inmueble es zona catastral o zona catastrada. En este
último caso, el certificado podrá se una reproducción de la ficha catastral;
m) Acta de Deslinde e Identificación: Es el acta levantada por un funcionario del Catastro Nacional
o por el profesional autorizado por ley para el ejercicio de la Agrimensura, en el propio terreno, de
acuerdo con las formalidades de este Reglamento y leyes conexas;
Dicha acta será suscrita por el propietario o poseedor, o por su representante legal, haciendo
constar que acepta los datos referentes a ubicación y linderos de su inmueble, que figuran en
ella;
n) Acta de Conformidad: Es la declaración suscrita por el propietario poseedor, o por su represen-
tante legal en la que expresa su conformidad con los datos catastrales referentes a su inmueble;
o) Número Catastral: Está formado por el número de mapa y número de parcela.
El número de mapa consta de diez dígitos. El número de parcela tiene dos partes: tres dígitos
para la numeración consecutiva en el mapa catastral y dos dígitos para las mutaciones;
p) Número de Propietario: Es el número que identifica a cada propietario con las propiedades que
le pertenezcan; y
q) Número de Predio: Cuando los deslindes del predio coinciden con los de la finca, el número de
predio es igual al número de finca.

Capítulo II
De los documentos constitutivos
del Catastro Nacional

Artículo 2º.- El Catastro está integrado, fundamentalmente, por los siguientes documentos:

A.- Los mapas en escalas apropiadas para los fines catastrales, a saber:

A.1.- Los mapas catastrales que muestran la ubicación y linderos de las tierras y aguas del
dominio público y fiscal o privado del Estado, municipios y entidades autónomas o
semiautónomas, así como de las parcelas y predios de propiedad privada o poseídas por
personas privadas y sus respectivos números catastrales;

Investigaciones Jurídicas, S.A. -65-


A.2.- Los mapas que muestran los recursos naturales, su conservación y su uso actual y poten-
cial;
A.3.- Los mapas que muestran las fronteras del país y los límites de sus divisiones territoriales;
y
A.4.- Cualesquiera otros mapas que sirvan a los fines específicos del Catastro Nacional.

B.- Los registros catastrales, a saber:

B.1.- Las fichas catastrales: Habrá una para cada predio, comprendiendo la totalidad de la
parcela o parcelas que los componen y contendrá toda la información relativa a dicho
predio, entre otros datos, su descripción sinóptica, número catastral de las respectivas
parcelas, los datos de su inscripción en el registro y demás en la ficha los datos referentes
a su dicho predio. Se anotarán además en la ficha los datos referentes a su propietario o
propietarios, y poseedor o poseedores en su caso, incluyendo el número asignado a ellos,
así como el número de orden de la ficha, y los traspasos que ocurran a medida que se
reciban los avisos del Registro Público de la Propiedad;
B.2.- El registro de los propietarios: Será un índice general alfabético llevado en tantos registros
como propietarios o poseedores o grupos de unos u otros haya, con derecho proindiviso
sobre el mismo predio o predios, haciendo constar en cada una el número asignado a
ellos y a la ficha catastral respectiva, el nombre y apellidos o denominación o razón social
del propietario respectivo y el número de cédula de identidad o de residencia o cédula de
persona jurídica que le corresponda. El registro podrá ser usado cambiando su posición
dentro del índice, en el caso de que el propietario o poseedor venda todas sus propieda-
des a persona no registrada; y
B.3.- Los registros de parcelas por mapas: Se indicarán en ellos las parcelas catastrales que
aparecen en cada hoja del mapa parcelario con expresión del número respectivo de la
ficha catastral en que aparecen anotadas esas parcelas.
Los registros catastrales contendrán asimismo la información adicional que disponga el
Catastro Nacional y se ajustarán al formato que ésta prepare.

Capítulo III
Del certificado catastral

Artículo 3º.- Definición: Certificado catastral es el documento expedido por el Catastro, me-
diante el cual certifica que el plano de un inmueble ha sido debidamente inscrito en esa oficina, con
la indicación de si la zona en que se localiza el inmueble es zona catastral o zona catastrada. En
este último caso, el certificado podrá ser una reproducción de la ficha catastral.

Artículo 4º.- Objetivos: El certificado catastral tiene dos objetivos:


a) Como medio para el catastro de conocer los cambios de dominio de los bienes inmuebles y así
actualizar y mantener al día los documentos fundamentales; y
b) Como medio de intercambio de información y de coordinación entre el Registro de la Propiedad
y el Catastro Nacional.

Artículo 5º.- Contenido: El documento en que se consigne el certificado catastral deberá conte-
ner:
a) El número de expedición;
b) Nombre completo del propietario;
c) Número del propietario, que será el número de cédula o documentos de identidad del propieta-
rio, sea éste persona física o jurídica;
ch) Número de predio;
d) Número catastral asignado a la parcela o parcelas que lo constituyen, con el cual ha sido re-
gistrada la propiedad en el Catastro Nacional;

Investigaciones Jurídicas, S.A. -66-


e) Situación jurídica del inmueble, inscrita, parcialmente inscrita, sin inscribir, en trámite de inscrip-
ción;
f) Citas de inscripción en el Registro Público, de las fincas que integran el predio;
g) Area del predio y de las parcelas que los constituyen.
h) Fecha y hora de expedición;
i) Ubicación (provincia, cantón, distrito y lugar);
j) Uso que se dará al certificado;
k) Nombre y firma del funcionario autorizante; y
l) Cualquier otro dato que el Catastro Nacional estime pertinente.

Artículo 6º.- Copias del certificado: El certificado debe expedirse por duplicado, debiendo el
original ir anexado al documento expedido por el notario o funcionario judicial o administrativo que lo
solicitó. La copia quedará en poder de dichos funcionarios quienes la agregarán al protocolo de
referencias o al expediente respectivo en su caso.

Artículo 7º.- Personas que pueden pedir el certificado: El certificado será expedido a solici-
tud del propietario o poseedor a título de dueño, o el notario o funcionario que ejerza facultades
notariales, previa autorización escrita del propietario, debidamente autenticada.

Artículo 8º.- Actos que requieren del uso del certificado: Es obligatorio el uso del certificado
catastral en todos aquellos actos privados, públicos o administrativos y judiciales en que se traspa-
sen total o parcialmente, a título gratuito u oneroso, o modifique un inmueble, inscrito o no en el
Registro Público.
El Registro Público no inscribirá el título a no ser que se exprese en él que la propiedad a que se
refiere coincide con la totalidad de las parcelas que integran el predio o predios catastrales objeto del
certificado o con determinada parcela o parcelas de dichos predios.
Tales parcelas serán identificadas en el título por sus respectivos números catastrales. Asimis-
mo será necesario para la inscripción del título en le Registro Público que en el certificado catastral
aparezca la correlación o identidad de dichas parcelas con determinadas fincas inscritas en el Regis-
tro Público, con expresión de su número registral y de los nombres de sus dueños o poseedores
según aparezca en el Catastro Nacional.

Artículo 9º.- En casos de urgencia, que no permita dilatar el otorgamiento de un título inmobilia-
rio, el juez, funcionario administrativo o notario harán constar en el Protocolo u original del título que
conserven en su archivo, las razones de tal urgencia y que por ellas se prescinde temporalmente del
certificado catastral, debiendo añadir al testimonio, por medio de una razón y sin necesidad de la
concurrencia de las partes, los datos catastrales que fueron antes omitidos, en la forma expresada
en los artículos precedentes.

Artículo 10.- El Registro Público hará constar en los asientos que se practiquen en virtud de los
títulos a que se refieren los artículos precedentes, el número o números de la parcela o parcelas
catastrales correspondientes a la finca de que se trate, añadiendo a los ejemplares del certificado
catastral presentados al Registro Público las citas de inscripción que requiera el Catastro Nacional,
indicados en los blancos que éste habrá de dejar en la fórmula que inserte a su pie, incluyendo los
nombres de los nuevos propietarios, si los hubiere.
Devolverá a más tardar dentro del tercer día el ejemplar del Catastro, debidamente firmado y
sellado.

Artículo 11.- Coincidencia entre los datos del testimonio y los del certificado: Los datos
consignados en el testimonio deben coincidir con los estipulados en el certificado catastral y cual-
quier inconsistencia en ese sentido, será motivo que impida la inscripción del título.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -67-


Artículo 12.- Tratándose de fincas sin inscribir, en el documento notarial debe hacerse mención
de los aspectos consignados en los incisos c), ch), d), e), g), h), i), j), k), l) del artículo 5º.

Artículo 13.- Nulidad del acto otorgado sin uso de certificado: Es absolutamente nulo el acto
otorgado cuando el certificado se haya empleado para un fin distinto para el que fue expedido, o
cuando el acto se haya otorgado sin haber tenido a la vista el certificado o éste haya vencido.
Se exceptúa de lo anterior, al caso señalado en el artículo 28 de la Ley de Catastro Nacional.

Artículo 14.- Contenido de la solicitud: En la solicitud de un certificado deberá especificarse


para qué tipo de acto es que se está solicitando, e indicarse claramente el número del predio cuyo
certificado se solicita. Deberán expedirse sendos certificados como predios se soliciten.

Artículo 15.- Anotación en el predio: Expedido un certificado y a efecto de cumplir con lo


dispuesto en el artículo 17, el Catastro Nacional anotará en el plano del predio el número de certifica-
do, así como la hora y fecha de su expedición.

Artículo 16.- Cancelación de la anotación: La cancelación estipulada en el artículo anterior, se


cancelará por:
a) La devolución de los certificados catastrales por parte del Registro Público de la Propiedad o de
la Tributación Directa.
b) La devolución del certificado por parte del solicitante; y
c) Presentación de una declaración jurada firmada por el propietario de no haber utilizado el certi-
ficado catastral.

Artículo 17.- Expedición de nuevos certificados: El Catastro Nacional no expedirá un nuevo


certificado, mientras haya uno vigente.

Artículo 18.- Plazo de expedición: El Catastro Nacional deberá expedir los certificados en un
plazo máximo de cinco días hábiles después de presentada su solicitud.

Artículo 19.- Plazo de vigencia del certificado: El certificado catastral tendrá una vigencia de
un mes, contado a partir de las cero horas del día de su expedición.

Artículo 20.- Costo del certificado: El costo de cada certificado expedido será de cincuenta
colones, los que podrán pagarse en timbres del Registro Nacional.

Capítulo IV
Procedimiento para la ejecución
y mantenimiento del Catastro

Artículo 21.- Objetivos: Este capítulo tiene por finalidad reglamentar la ejecución del Catastro
Nacional en sus aspectos técnicos, administrativos y legales.

Artículo 22.- Alcances: Los alcances que se obtienen de un catastro son los siguientes:
a) Configurar una cartografía actualizada y confiable que permita la realización de estudios de
desarrollo;
b) Crear un banco de datos que permita obtener información variada, oportuna y real;
c) Servir de base para la reestructuración racional del cobro de impuestos y tasas; y
ch) Conciliar y depurar la información del Registro Público, como instrumento que garantice la segu-
ridad inmobiliaria.

Artículo 23.- Ventajas: Las que se obtienen de un régimen catastral son las siguientes:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -68-


a) Descripción exacta de la propiedad a fin de poder constituir un título de ésta, sencillo y con toda
clase de garantías, tanto para el propietario como para la comunidad;
b) Conocimiento de las características físicas del inmueble, basándose en operaciones topográficas
y fotogramétricas, traducidas gráficamente en los planos y literalmente en los registros catastrales;
c) Incrementar la recaudación de Impuesto Territorial, asentado una base de equidad, para mejorar
su facturación y cobro; y
ch) Planificación de todas las obras públicas.

Trabajos catastrales y de sus etapas.

Artículo 24.- Para la ejecución del catastro se utilizarán y aprovecharán en cuanto sea posible y
convenga, todos los trabajos realizados o antecedentes que figuren en el Catastro Nacional y cua-
lesquiera levantamientos efectuados con anterioridad, por otras personas públicas o privadas, que
puedan obtenerse.

Artículo 25.- El levantamiento catastral no se realizará al mismo tiempo en todo el territorio


nacional sino sucesivamente en distintas zonas o áreas determinadas, una vez que éstas sean
declaradas zonas catastrales mediante Decreto Ejecutivo, a propuesta del Catastro Nacional, hasta
abarcar toda la superficie del país.

Artículo 26.- Los predios serán delimitados teniendo en cuenta la realidad de la posesión y la
coincidencia o conformidad de los respectivos poseedores y colindantes o disparidades u objeciones
de unos y otros en cuanto a la identificación o fijación de los linderos que separan sus propiedades.

Artículo 27.- Al procederse a realizar la delineación en el campo, deberá convocarse a los pro-
pietarios o poseedores de los predios que vayan a ser delineados y a los propietarios o poseedores
de terrenos colindantes, por los mejores medios de comunicación obtenibles en la región, incluyen-
do, de ser posible, aviso dejando en el predio o fijado en dos o más sitios públicos del distrito donde
esté ubicado, para que acudan personalmente, o por medio de sus apoderados, representantes
legales, administradores, encargados, mandadores o empleados a entrevistarse con el funcionario,
quien habrá de señalar en una ampliación de la fotografía aérea los puntos y líneas limítrofes de sus
respectivos predios y de las parcelas en que se divida. Dicho funcionario recorrerá los linderos del
predio conjuntamente con quienes de aquéllos deseen acompañarlo, para verificarlos en el terreno.

Artículo 28.- Después de hecha la declaración de una zona catastral se procederá a la realiza-
ción de los trabajos catastrales, que comprenderá las siguientes etapas básicas, a saber:
a) Control geodésico: Las medidas catastrales deben ser referidas a una red de puntos fijos de
referencia horizontal y vertical la que deberá ser continuamente densificada y conservada. A
esos efectos se determinarán en el mapa básico, ya terminado por el Instituto Geográfico Nacio-
nal, los hitos adicionales que deben situarse en el campo para la densificación del control exis-
tente. Se colocarán sobre el terreno en los puntos predeterminados y se pedirá a los vecinos
hagan lo posible por hacer bien visibles los linderos;
b) Recopilación de antecedentes: Al propio tiempo que se realiza la etapa anterior se hará acopio
de listas de propietarios de la zona, planos y cuantos más antecedentes convenga tener en
cuenta y que figuren del Registro Público de la Propiedad, del Departamento Impuesto Territorial
de la Tributación Directa, el propio Catastro Nacional y aún los particulares.
c) Delineamiento en el campo: Los documentos se entregarán al personal de campo junto con
aquellos antecedentes obtenidos en la fase anterior que puedan serle útiles a fin de delinear los
predios y parcelas y de obtener de los propietarios o poseedores a sus representantes legales o
apoderados o empleados, la de los linderos de dichos predios;
ch) Levantamientos catastrales: Se utilizarán métodos fotogramétricos y se complementarán, en los
que resulte necesario o conveniente, con otros procedimientos de agrimensura;

Investigaciones Jurídicas, S.A. -69-


d) Dibujo de mapas;
e) Numeración de las parcelas catastrales;
f) Cálculo de áreas de las mismas;
g) Conciliación jurídica con el Registro Público de la Propiedad;
h) Elaboración de fichas catastrales e índices;
i) Exposición pública del catastro a fin de que los interesados puedan examinarlo; y los propieta-
rios y poseedores respectivos o sus representantes legales o apoderados y de actas de confor-
midad a las que con iguales propósitos concurran los colindantes. Esto podrá hacerse en cual-
quier tiempo a partir de la etapa de delineación en el campo.
Terminados los trabajos catastrales se dictará Decreto Ejecutivo declarando catastrada la zona.

Artículo 29.- Establecida la concordancia entre una o más fincas inscritas en el Registro Público
de la Propiedad y un predio catastral o alguna o varias de las parcelas que lo componen, se anotará
en el folio real.

Artículo 30.- La convocatoria para la exposición pública deberá publicarse en dos anuncios
consecutivos en un periódico de circulación nacional. Queda a opción de la Dirección de Catastro la
utilización de periódicos locales así como el uso de la radio, la televisión y demás medios que juzgue
convenientes, para invitar a las personas interesadas a acudir por el plazo de un mes al lugar donde
haya de efectuarse la exposición pública a que se refiere el inciso 8) del artículo 28, para que exami-
nen allí los registros y mapas catastrales y hagan constar cualquier error que crean se ha cometido,
apercibidos de que, de no hacerlo, la Dirección de Catastro podrá fijar la ubicación, linderos y medi-
das de sus fincas sin atender las objeciones no presentadas en tiempo.
La Dirección de Catastro deberá examinar las objeciones y sugerencias que se hagan en tiempo
y tomar una decisión en cada caso.
El plazo de un mes indicado en el párrafo primero, podrá prorrogarse por dos veces consecuti-
vas, en cuyo caso se volverán a hacer nuevas publicaciones e idéntico apercibimiento. Transcurrido
el plazo dicho será declarada zona catastrada.

Artículo 31.- Las investigaciones que sirvan para los fines del catastro podrán ser hechas en
cualquier tiempo e incluirán, entre otras, las siguientes:
a) Geológicas;
b) Geomorfológicas;
c) Hidrológicas e hidrogeológicas;
ch) Climatológicas;
d) Forestales;
e) Tipos de suelos;
f) Uso actual de la tierra;
g) Uso potencial de la tierra; y
h) Conservación y desgaste de los recursos naturales.

De los efectos jurídicos del Catastro

Artículo 32.- Los colindantes que por sí, o por medio de sus legítimos representantes o apode-
rados, firmen actas de conformidad conjuntamente con los propietarios o poseedores de las parce-
las limítrofes, o que firmen actas de identificación señalando los linderos de sus propias parcelas en
forma tal que coincidan con los señalados por los propietarios o poseedores de las parcelas limítro-
fes, no podrán impugnar dichos linderos, los que quedarán determinados definitivamente en la forma
que aparezcan en dichas actas, a no ser que hubiere mediado error o fraude y los interesados lo
comuniquen así al Catastro Nacional, por escrito, durante el año siguiente a la fecha del acta, o
durante los plazos y prórrogas en que tenga lugar la exposición pública a que se refieren el artículo
28, incisos 8) y 9) y el artículo 30 de este reglamento.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -70-


Artículo 33.- En lo relativo a ubicación y linderos de las parcelas y predios y a su corresponden-
cia o identidad con determinada finca o fincas que aparezcan del Registro Público de la Propiedad o
de títulos de propiedad no inscritos, los documentos catastrales no podrán ser impugnados y se
tendrán por definitivos respecto de todas las personas individuales o jurídicas, incluso colindantes no
comprendidos en lo dispuesto en el artículo precedente, que antes o durante el término de seis
meses contado a partir de la fecha de publicación en «La Gaceta» del decreto declarando catastrada
una zona, no ejerciten judicialmente las acciones pertinentes a los derechos de que crean estar
asistidos y que estén en conflicto con dicha ubicación, linderos y correspondencia identidad de tales
parcelas o predios. Esto no impedirá las rectificaciones menores de los documentos catastrales que
efectúe posteriormente el Catastro Nacional para aumentar su precisión y reducir los márgenes de
error a que estén sujetos los métodos usados; sin perjudicar los derechos adquiridos.
Cuando se hubieren ejercido dichas acciones en el indicado plazo, los documentos catastrales
no producirán efecto hasta que los tribunales emitan su sentencia definitiva.

Artículo 34.- En todos los juicios que se entablen cuestionando la ubicación, linderos y su co-
rrespondencia o identidad de determinada finca o fincas, provenientes de la exposición pública, se
debe dar audiencia al Catastro Nacional para que emita su criterio técnico.

Artículo 35.- En caso de que los tribunales declararan con lugar las acciones a que se refiere el
artículo precedente, se harán en dichos documentos las rectificaciones y cambios dispuestos en las
ejecutorias respectivas.

Artículo 36.- Sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos que preceden, que se aplicarán sin
excepción, el Catastro Nacional no declarará la correspondencia o identidad de predio o parcela con
fincas inscritas en el Registro Público de la Propiedad y hará constar en las fichas catastrales su
carácter provisional mientras subsista alguna de las circunstancias siguientes:
a) Cuando haya disparidad entre los linderos que aparezcan de los títulos registrados y los que
resulten de la realidad, comprobada por los trabajos catastrales, y no pueda conciliarse entre sí;
b) Cuando los linderos que resulten de la realidad, comprobada por los trabajos catastrales, encie-
rren una superficie mayor, en un diez por ciento, de la que aparezca de los títulos registrados; y
c) Cuando al realizarse los trabajos catastrales las parcelas o predios no estén inscritos en el
Registro Público de la Propiedad a nombre de sus actuales poseedores. A no ser que éstos
presenten escrituras u otros títulos que enlacen con los títulos inscritos, formando un tracto
sucesivo extrarregistral perfecto.

En todos estos casos se instruirá a los poseedores de la conveniencia de promover los procedi-
mientos pertinentes o de hacer lo conducente a fin de aclarar dicha disparidad, inscribir el exceso de
cabida o inscribir sus títulos en el Registro Público de la Propiedad.
Si así lo hicieren y se eliminaren los obstáculos a que se refieren los párrafos marcados a), b) y
c) de este artículo se podrán declarar la correspondencia o identidad de los predios o parcelas con
las respectivas fincas inscritas en el Registro Público de la Propiedad y se suprimirá de las fichas
catastrales la mención de ser extendidas con carácter provisional.

Artículo 37.- El Catastro Nacional dará aviso al Registro Público de la Propiedad de los casos
que a continuación se expresan:
a) Las fincas inscritas cuya correspondencia o identidad no haya podido establecerse, con todo o
parte de alguna de las parcelas o predios catastrales ubicados en el cantón en que, según el
Registro Público de la Propiedad, está situada dicha finca; y
b) Las fincas inscritas cuya superficie total coincida con la de otra u otras fincas también inscritas y
cuyos dueños, según el Registro Público de la Propiedad, no hayan estado, según las fichas
catastrales respectivas, en posesión de las mismas durante los trabajos catastrales a que se
refiere el artículo 28.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -71-


Artículo 38.- Los notarios y funcionarios judiciales o administrativos que autoricen títulos
inscribibles en el Registro Público de la Propiedad procurarán fusionar o reunir las fincas que inte-
gran un predio catastral de modo que, en el futuro, coincidan fincas y predios.

Contratación en proyectos catastrales.

Artículo 39.- El cartel en que se saque la licitación o concurso la contratación de un proyecto


catastral deberá ser aprobado previamente por la Comisión Asesora de Catastro.
Deberá dicha Comisión emitir una resolución en la que se consignen los requisitos mínimos que
deben cumplirse en dichos contratos.

Programas de titulación de tierras.

Artículo 40.- Las zonas en donde se lleven a cabo programas de titulación deberán ser catastradas
íntegramente siguiendo las especificaciones, trámites, técnicas y métodos de la ley Nº 6545 y del
presente reglamento, produciendo los efectos jurídicos ahí determinados.

Capítulo V
De la inscripción de planos

Disposiciones generales

Artículo 41.- El presente capítulo tiene por objeto reglamentar los servicios catastrales y el
ejercicio de la Agrimensura ante el Catastro Nacional.

Artículo 42.- Unicamente los planos de agrimensura inscritos en el Catastro Nacional surtirán
efectos legales. La registración catastral no convalida los documentos que sean nulos o anulables
conforme con la ley, ni subsanará sus defectos.
El objetivo principal del plano de agrimensura es contribuir al establecimiento, mejora y manteni-
miento del catastro, definir en forma inequívoca la parcela o predio y dar publicidad a sus linderos;
garantizar al propietario y al Estado la corrección técnica del documento.

Artículo 43.- Para efectos de la Ley de Informaciones Posesorias, el Catastro Nacional no inscri-
birá planos con áreas superiores a trescientas hectáreas.

Artículo 44.- Para efectos de concesiones en la zona marítimo-terrestre el Catastro Nacional no


inscribirá ningún plano que no lleve el visto bueno del Instituto Geográfico Nacional en lo referente a
la delimitación de la zona pública.
Cuando se trate de la inscripción de que plano para efectos de información posesoria en que la
finca colinda con la zona marítimo-terrestre, deberá indicarse en dicho plano la franja de la zona
marítimo-terrestre a favor del Estado.
Y en los casos a que se refieren los artículos 43 y 44 de este reglamento debe consignarse en el
respectivo plano la siguiente leyenda: “Se inscribe este plano sin perjuicio de los derechos del Esta-
do para todos los efectos de las limitaciones que las leyes de aguas y caminos y zona marítimo-
terrestre establecen”.

Artículo 45.- Cuando de la información existente en el Catastro Nacional se desprenda que un


particular pretende inscribir a su nombre un terreno destinado a camino público, inscribirá dicho
plano con la nota de advertencia que corresponda.

Artículo.- 46.- El Catastro sólo inscribirá los planos que se ajusten a las disposiciones de la ley.
En la aplicación de la Ley de Planificación Urbano se inscribirán las excepciones expresamente

Investigaciones Jurídicas, S.A. -72-


admitidas por el INVU, consignado en el plano el respectivo visado. Asimismo no aplicará el Catastro
Nacional la Ley de Planificación Urbana cuando los planos a inscribir correspondan plenamente a
fincas inscritas en el Registro Público de la Propiedad.

Artículo 47.- El Catastro Nacional no inscribirá planos de propiedades particulares que se en-
cuentren localizadas en cualquier tipo de reserva o parques nacionales, excepto cuando exista auto-
rización de la entidad correspondiente. En estos casos se anotará claramente que la finca se en-
cuentra localizada en una reserva o parque nacional e indicará además las limitaciones a las que
quedará sujeta por ley. Esta autorización deberá constar en el plano.

De los responsables de los trabajos de agrimensura.

Artículo 48.- Para los efectos de la Ley de Catastro Nacional y del presente reglamento y en
todos aquellos artículos de leyes conexas en que se requiera la presentación de un plano del inmue-
ble o inmuebles, será necesario que los trabajos de medidas y preparación de dichos planos sean
afectados por profesionales autorizados por el Colegio de Ingenieros Topógrafos de Costa Rica.

Artículo 49.- Son obligaciones de los responsables de los trabajos de agrimensura, respecto a
los planos en trámite de inscripción:
a) Ejecutar y presentar sus trabajos en la forma establecida en este reglamento, en lo que les fuere
aplicable;
b) Atender las recomendaciones técnicas de tipo general que el Catastro Nacional emitirá en reso-
lución considerada;
c) Cumplir con los procedimientos y especificaciones de medida, comprobación, precisión y pre-
sentación, establecidas en el presente reglamento.
ch) Recabar en el Catastro Nacional la información necesaria para su trabajo; y
d) Efectuar las correcciones o modificaciones indicadas por el Catastro Nacional derivadas del
análisis efectuado por éste sobre las medidas y planos presentados.

Del levantamiento.

Artículo 50.- Previo al levantamiento de agrimensura, el agrimensor comprobará en el Registro


Público de la Propiedad o con el contratante, los títulos de propiedad y la existencia de derechos u
otras cargas sobre la misma. Además deberá verificar en el Catastro Nacional, en los mapas y
registros catastrales, si los hubiere, los nombres de los propietarios, colindantes, número de las
parcelas, referencia a planos catastrados con anterioridad, y cualquier otra información complemen-
taria.

Artículo 51.- Todo acto de levantamiento de agrimensura, deberá ser registrado en el Protocolo
del Agrimensor y se regirá por las disposiciones que al respecto emita el Colegio de Ingenieros
Topógrafos.
Si se establecen linderos o amojonamientos -excepto en el caso de fraccionamientos o notifica-
ciones- se deberá levantar un acta de deslinde e identificación y un acta de conformidad con la firma
del o los propietarios colindantes, los que deberán ser notificados, mediante nota o telegrama, y en
caso de ser desconocido, por publicación de un aviso en los medios de comunicación.

Artículo 52.- En el caso del párrafo final del artículo anterior, el Agrimensor comunicará con
suficiente antelación a los colindantes, la hora, fecha y objeto de las medidas, citándoles para que
estén presentes o envíen un representante.
Si en la fecha y hora indicados para las medidas en el aviso o notificación no se presenta el
colindante, se asume su conformidad.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -73-


Artículo 53.- El sistema usado para el levantamiento de agrimensura queda al arbitrio del Agri-
mensor, adecuado a las características de la zona siempre que su exactitud esté conforme con las
precisiones establecidas por el Catastro Nacional e indicará el método o sistema usado en el plano,
así como la exactitud obtenida en el levantamiento.
El Catastro Nacional publicará instrucciones detalladas sobre el enlace de los levantamientos a
la red de puntos fijos, tales como las coordenadas planas de los vértices de las propiedades, que
aparecen en los mapas catastrales, las que serán de uso obligatorio para el Agrimensor.

Artículo 54.- Se distinguen dos clases de levantamientos:


1º.- Determinación de linderos sin cambio en los mismos, en este caso, se determinan los vértices
por acuerdo con los colindantes y se marcan adecuadamente, si la parcela mide menos de 1000
metros cuadrados se referenciará todos los vértices. Entre 1000 y 10000 metros cuadrados, se
referenciarán por lo menos la mitad de los vértices con marcas permanentes. En parcelas de
más de 10000 metros cuadrados, se establecen cuando menos seis marcas o un cuarto de los
vértices debidamente referenciados.
Si la parcela está limitada, completa o parcialmente, por un río o arroyo, se considerará éste
como una marca; y
2º.- Establecimiento de nuevos linderos por parcelación, segregación de lotes, hipoteca de parcelas,
urbanización. En estos casos, se establecerán marcas en los extremos de los nuevos linderos y
siempre deberán haber dos marcas consecutivas intervisibles por lo menos.
La demarcación a que se refieren las dos clases de levantamientos antes descritos, se regirán
por las instrucciones que al efecto dicte el Catastro Nacional.

De la precisión.

Artículo 55.- El levantamiento del plano de una finca, se efectuará por medio de los métodos de
agrimensura adecuados a las necesidades del mismo:

1º.- Los límites de los errores en la medición de líneas poligonales principales en zonas urbanas son:
a) En la distancia medida, una diferencia máxima de:

S. 0,002 .S + 0,0002 x S + 0,02

S. error permisible entre dos mediciones independientes de la misma distancia.


S. distancia entre dos puntos poligonales, en metros.

b) El error permisible para el cierre angular de poligonales principales se calcula según la fórmula:

B’ . 2/3' x .n ó B6 . 2 6 x .n

B’ ó B6: diferencia máxima permisible en minutos, de la suma de los ángulos poligonales


medidos y de la diferencia entre el ángulo inicial y final de la línea poligonal.

n: Cantidad de puntos poligonales de la línea, incluyendo el punto inicial y final.

2º.- Los límites de los errores en la medición de líneas poligonales medidas por el método de la
estadía, considerando un radio de estadía 100 m, son:
a) En la distancia medida una diferencia máxima de:

S . 0,0011 x .S + 0,0005 x S + 0,05

Investigaciones Jurídicas, S.A. -74-


b) El error permisible para el cierre angular de poligonales principales se calcula según la fórmula:

B’ . 1,5' .n + 2' ó B6 . 2,8 6 .n + 3,7 6

Del enlace.

Artículo 56.- Se permitirá el uso del meridiano magnético, la meridiana astronómica y el de


cuadrícula cuando sea posible el enlace a hitos del Instituto Geográfico Nacional.

Del plano.

Artículo 57.- 1º.- Las dimensiones permitidas del marco del plano serán:

22 cm x 32 cm.
32 cm x 44 cm.
44 cm x 64 cm.
64 cm x 88 cm.
38 cm x 128 cm, como tamaño máximo.

2º.- El contenido del plano será distribuido de la siguiente forma:

a) Espacio para datos generales;


b) Espacio para el derrotero;
c) Espacio para sellos y timbres de ley;
ch) Cuerpo del plano; y
d) Orientación del plano.

Del espacio para datos generales.

Artículo 58.- Información a suministrar:

a) Propietario: Nombre completo y el número de cédula o documento de identidad del propietario o


propietarios, que deben coincidir con los que constan en el Registro Público de la Propiedad.
Estos pueden corresponder a:

1) Personas físicas.
2) Personas jurídicas.

Cuando la finca está fraccionada en derechos debe indicarse el nombre completo del copropie-
tario de la finca, cuyo derecho se está inscribiendo; además se indicará la porción del total de la
finca, a que corresponde el derecho. En el caso de fincas sin título debe indicarse el nombre
completo del poseedor, usando siempre este término.
Cuando se trate de personas jurídicas debe indicarse el nombre completo de la misma, tal como
aparece inscrita en el Registro Público de la Propiedad. El Catastro aceptará en el caso de
alguna transacción, que se indique en el plano el nombre del futuro propietario y el tipo de
transacción propuesta.
En el caso de fincas que pertenezcan al Estado, se debe indicar la institución o entidad que la
administra, arrienda u ocupa, además de la cita legal que sustenta dicha situación;
b) Firma responsable: Firma auténtica de la persona autorizada por ley para ejercer la Agrimensura
o la Topografía, sobre cada una de las copias. Debajo de la firma, con caracteres claros, su
nombre completo, su título profesional y el número de su carné del Colegio de Ingenieros Topó-
grafos;

Investigaciones Jurídicas, S.A. -75-


c) Protocolo del Agrimensor: El número de tomo y folio del protocolo en donde consta el levanta-
miento, replanteo o rectificación de la finca;
ch) Fecha de levantamiento: La fecha de levantamiento, replanteo o rectificación de la finca;
d) Area y dimensiones: Las áreas y dimensiones deberán ser expresadas en el sistema métrico
decimal;
e) Escala numérica: Las escalas numéricas que pueden utilizarse son las siguientes: 1:100, 1:200,
1:250, 1:400, 1:500 y los múltiplos y submúltiplos de 10.
Para efectos de ubicación geográfica, la escala será de los mapas oficiales del Instituto Geográ-
fico Nacional y del Catastro Nacional;
f) Situación geográfica: La situación geográfica de la parcela o predio debe estar en un todo de
acuerdo con la División Territorial Administrativa de Costa Rica, actualizada a la fecha de presen-
tación del plano, distribuida en la siguiente forma: lugar, barrio o caserío, los nombres y números
de los distritos y cantones de la provincia, y la provincia; y
g) Citas de inscripción y área según el Registro Público de la Propiedad. Se deben indicar las citas
de inscripción y el área, como constan en el Registro Público de la Propiedad. En el caso de
fincas, parcelas o predios sin título, se indicará la leyenda concreta: “Para Información Posesoria”.

Del cuerpo del plano.

Artículo 59.- Se denominará cuerpo del plano, el espacio del formato libre para dibujar: el polí-
gono levantado, la localización, la ubicación, la notificación o fraccionamiento, el diseño de sitio, el
norte y las notas técnicas que fueran necesarias.

Información a suministrar:

a) Los vértices del polígono levantado deberán ser numerados y cada uno se indicará con una
circunferencia de aproximadamente 2 mm de diámetro; las líneas entre vértices se representa-
rán de acuerdo con la simbología que se incluye en el apéndice I y cubrirán totalmente el espacio
entre los vértices.
b) Ubicación geográfica: La ubicación geográfica de la parcela o predio debe hacerse con base en
un mapa del Instituto Geográfico Nacional o del Catastro Nacional a la escala más conveniente
y con la cuadrícula de proyección Lambert con sus valores y detalles.
c) Colindantes: El nombre completo o número catastral de los colindantes. Cuando existen linderos
naturales o artificiales, como ríos, canales, quebradas, caminos, carreteras, calles, etc., se con-
signará el nombre de los mismos; en el caso de los caminos, su destino. En áreas urbanas, el
número de avenidas y calles.
ch) Localización: Localización clara y correcta de la parcela o predio a que se refiere el plano, por
medio de distancias de enlace con puntos bien determinados en los mapas de la región; puen-
tes, intersecciones de caminos, canales o vías férreas, monumentos o edificios públicos, hitos
del Instituto Geográfico Nacional, etc. En cuanto a las parcelas urbanas, la localización debe
hacerse precisa por medio de distancias a la intersección de vías públicas o de líneas de propie-
dad, cordones de caño o puntos conocidos.
d) En el plano se debe indicar gráfica y literalmente cualquier accidente físico, tales como canales,
ríos, quebradas, acequias, lagunas, embalses, esteros, tajos, túneles, puentes, diques, repre-
sas, alcantarillados, vertederos, cordones, cunetas, espaldones, calzadas, etc. Asimismo se
debe indicar el uso de la parcela o predio dependiendo de la actividad de que se trate, señalando
con líneas aproximadas, si trata de varios usos distintos, el deslinde de los mismos y delinear las
construcciones existentes a la misma escala en que se dibujó el polígono levantado. Para efec-
tos de orientación de la construcción serán necesarios como mínimo dos puntos de cotas referi-
das a los vértices del polígono; y
e) Acceso: Por acceso se entiende la vía o vías existentes de carácter público frente a la parcela o
predio y que permiten la entrada o salida de esa parcela o predio. Normalmente son calles,

Investigaciones Jurídicas, S.A. -76-


carreteras y caminos. Excepcionalmente son ríos navegables, servidumbres de paso y caminos priva-
dos inscritos en el Registro Público de la Propiedad.

Se deben indicar todos los frentes de las parcelas o predios y sus accesos y se deben acotar, cuando
existieren, los anchos de aceras, zonas verdes, espaldones, calzadas, etc., o bien el ancho total del derecho
de vía existente.
El dibujo del derecho de vía se podrá mostrar esquemáticamente.

Del espacio para el derrotero.

Artículo 60.- Información a suministrar:


a) Ubicación: Se ubicará en el extremo superior derecho del plano;
b) Dimensiones: Se establece un ancho mínimo de siete centímetros por columna para el cuadro donde se
localiza el derrotero;
c) El derrotero del contorno de cada polígono contemplado en el plano, indicará claramente los números de
los vértices que determinan cada línea recta, rumbos o acimutes expresados en unidades del sistema
sexagesimal o centesimal y la distancia en metros y sus fracciones; y
ch) Optativamente podrán usarse para efectos de derrotero, las coordenadas respectivas de cada uno de
los vértices del polígono siempre y cuando éstas sean del sistema de coordenadas geométricas utiliza-
das por el Instituto Geográfico Nacional.

Del espacio para sellos y timbres.

Artículo 61.- Se debe reservar un espacio de 6 x 22 cm como mínimo a lo largo del margen superior del
plano como espacio libre para los timbres de ley, sellos del Catastro y futuros resellos.

Artículo 62.- Las leyendas y rótulos que aparezcan en el plano, deben ser escritos con corrección
gramatical, con caracteres claros, legibles e inconfundibles, de manera que puedan ser leídos en la posición
normal del plano, es decir, con el norte apuntando hacia el margen superior del formato.

Artículo 63.- El Catastro no aceptará borrones, tachaduras, o enmiendas hechas sobre las copias y
rechazará planos con firmas copiadas por medio de máquinas o facsímil. Tampoco aceptará leyendas o
rótulos que tengan carácter de propaganda.

Artículo 64.- El plano se podrá dibujar usando como base cualquiera de los márgenes del formato,
siempre y cuando se cumpla con las normas que estipula este reglamento.

De la Propiedad Horizontal

Artículo 65.- Para la inscripción de planos de agrimensura, estos deben cumplir con los siguientes
requisitos:
a) Indicación de que se trata de una finca filial.
b) Números de la finca o fincas matrices y de la filial.
c) En los condominios de lotes, al menos 2 acotes de la finca filial desde puntos o vértices permanentes
externos a dicha finca filial.
d) En los condominios verticales, al menos dos acotes de la finca filial desde puntos o vértices permanentes
externos a dicha finca filial, ubicados frente a las áreas comunes del mismo nivel, o dentro de ellas.
También se deberá acotar al menos 2 vértices del edificio principal a puntos del lindero de la finca madre,
donde se ubica la finca matriz. Además, el polígono de la finca madre deberá tener al menos un acote a
puntos o vértices permanentes.
e) Indicar el destino de la filial, ya sea habitacional, comercial u otro.
f) En el caso de condominio de lotes, se deben indicar las construcciones existentes y los usos de las áreas
restantes. El número del plano catastrado de la finca madre en que se ubica la finca matriz.
g) El nombre del condominio.
(Así reformado este artículo, mediante Decreto Ejecutivo Nº 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -77-


Artículo 66.- Cuando se trate de fincas filiales ubicadas en condominios verticales, su ubicación vertical
se deberá indicar mediante un corte transversal y otro longitudinal esquemático y a escala. Estos cortes
serán esquemáticos y no arquitectónicos, por cuanto se consignan en los planos únicamente para indicar la
posición vertical de la finca filial, sin que sea necesario indicar los colindantes en estos esquemas. En estos
casos las elevaciones deberán coincidir con las que indican los planos constructivos.
(Así reformado este artículo, mediante Decreto Ejecutivo Nº 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

Artículo 67.- En todo plano de agrimensura de fincas filiales se deberá incluir un diseño esquemático
con la distribución arquitectónica del piso o nivel en que se ubica la finca filial, indicando pasillos, áreas
comunes y privativas, accesos, áreas verdes, piscinas, así como cualquier otro elemento que facilite la
identificación de la filial. En ese diseño se deberá resaltar la ubicación de la finca filial a catastrar.
(Así reformado este artículo, mediante Decreto Ejecutivo Nº 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

Artículo 68.- Los datos contenidos en el plano de agrimensura son insertados en él bajo la fe pública y
responsabilidad que le asiste a los profesionales de la agrimensura.
(Así reformado este artículo, mediante Decreto Ejecutivo Nº 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

Artículo 69.- El catastro deberá inscribir cualquier plano de finca filial, aún cuando existan diferencias
entre el área o la forma que indica el plano y el área inscrita o la forma consignada en los planos constructivos.
(Así reformado este artículo, mediante Decreto Ejecutivo Nº 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

Artículo 70.- Para cualquier modificación de la escritura de constitución de un condominio, referente a la


forma, cabida o derrotero de una o varias de sus filiales, se deberá previamente inscribir en el Catastro
Nacional los planos catastrados correspondientes a las fincas a modificar, con su información real, producto
de un levantamiento de agrimensura.
(Así reformado este artículo, mediante Decreto Ejecutivo Nº 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

Artículo 71.- Para modificar el área registral de una finca filial, el cambio debe ser aprobado en Asamblea
de Condóminos y consignarse así en el libro de actas, indicando el número del plano catastrado en que se
fundamenta dicho cambio.
(Así reformado este artículo, mediante Decreto Ejecutivo Nº 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

Del fraccionamiento.

Artículo 72.- El Catastro Nacional no inscribirá planos que no se ajusten a las disposiciones de la Ley de
Planificación Urbana y sus reglamentos, para lo cual exigirá:
a) Cuando se trate de fraccionamiento de fincas inscritas en el Registro Público de la Propiedad.
1º.- Se debe indicar el número del plano catastrado de la finca madre si lo hubiere;
2º.- Se debe indicar el área de la finca madre (artículo 58, inciso g) del presente reglamento);
3º.- Cuando el resto del área de la finca madre es inferior a 200 metros cuadrados debe indicarse el
frente a calle pública correspondiente a ese resto;
4º.- Cuando el frente a la calle pública que corresponde al resto de finca sea menor de 25 metros se
indicará en el plano del lote segregado; y

b) Cuando se trate de urbanizaciones, el Catastro Nacional exigirá:

Un plano general firmado de su puño y letra por el ingeniero topógrafo u otro profesional debidamente
autorizado por el Colegio de Ingenieros Topógrafos, en su calidad de responsable de los trabajos topográficos
de la urbanización, visado por el INVU y la respectiva municipalidad que indique: la distribución de los lotes,
con su correspondiente numeración y toda la información necesario que permita en forma clara y concreta el
replanteo de cada uno de los lotes de la urbanización. Además debe indicarse el nombre oficial de la urbani-
zación.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -78-


Artículo 73.- Los planos individuales de cada uno de los lotes de la urbanización además de los
requisitos estipulados en el presente capítulo, indicarán:
a) El número de plano catastrado de la finca madre;
b) Los números de cada uno de los lotes adyacentes; y
c) El diseño de sitio de la urbanización con su respectivo nombre oficial, a una escala adecuada,
donde se muestre el lote que se representa en el plano.

Artículo 74.- El Catastro Nacional no registrará ningún plano de lotes de urbanización que afec-
te el plano general de la misma presentado y visado por el INVU y la municipalidad, cualquier
variación en ese sentido implicará un nuevo visado del plano a inscribir con los cambios efectuados
en la disposición de los lotes.

De los servicios catastrales.

Artículo 75.- El Catastro Nacional prestará entre otros los siguientes servicios:
a) De inscripción;
b) De consulta catastral;
c) De copias;
ch) De resello;
d) De certificación; y
e) De microfilmación.

Los documentos a que se refieren estos servicios que no fueren retirados por el interesado
dentro de los tres meses posteriores a la fecha de presentación serán destruidos sin responsabilidad
para el Catastro Nacional.

Artículo 76.- El servicio de inscripción: Consiste en la recepción, calificación, remuneración,


archivo y despacho de planos de agrimensura.

Artículo 77.- Cuando se presenten planos para el trámite de inscripción, el Catastro Nacional
exigirá un mínimo de cuatro copias del plano de la parcela o predio. Cada copia cumplirá con lo
siguiente:
a) Debe ser nítida;
b) Firmada por el profesional de su puño y letra;
c) Llevar los timbres de ley;
ch) Llevar el sello de la fiscalía del Colegio de Ingenieros Topógrafos; y
d) Los visados correspondientes.

Cuando se presenten más de cuatro copias, cada copia adicional llevará además de los respec-
tivos timbres de topografía, un timbre fiscal de un colón.

Artículo 78.- El Catastro Nacional extenderá un recibo de cancelación de derechos por cada
juego de planos presentado, en el que se consignará:
a) Nombre del profesional responsable;
b) Nombre del propietario;
c) Area de la finca;
ch) Número de recibo;
d) Fecha de presentación;
e) Provincia;
f) Clase; urbano o rural;
g) Monto de los derechos de inscripción; y
h) Cualquier dato o información que el Catastro considere pertinente. El recibo servirá para retirar
las copias del plano correspondiente.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -79-


Artículo 79.- Los planos que se presenten en el Catastro Nacional, serán tramitados por su
orden de presentación y serán devueltos al interesado dentro de los ocho días hábiles posteriores.

Artículo 80.- El Catastro Nacional procederá a calificar los planos de conformidad con lo que se
dispone en el presente reglamento, la legislación vigente y la información a disposición del Catastro.
Si se ajustan a las disposiciones, métodos, procedimientos y especificaciones adoptadas, el funcio-
nario autorizante aprobará el plano con su firma.

Artículo 81.- En los casos en que no se compruebe lo dispuesto en el artículo anterior, el funcio-
nario denegará la inscripción de los documentos, informando al interesado sobre las discrepancias o
inconsistencias encontradas, de conformidad con lo establecido en este reglamento.

Artículo 82.- La devolución de los planos se hará en la siguiente forma:


a) Con las indicaciones claras y concisas de todos los defectos que contenga; o
b) Debidamente inscritos.

Artículo 83.- Los planos una vez corregidos, serán recibidos de nuevo, acompañados de su
minuta de calificación.

Artículo 84.- Las indicaciones que el agrimensor o los particulares escribieren en la minuta de
calificación, no serán tomadas en cuenta. Si se comprobare alteración de la minuta de calificación el
plano o documento será suspendido hasta nueva presentación.

Artículo 85.- Si el agrimensor no estuviere de acuerdo con la calificación, podrá dirigirse en


forma oral o escrita, al Jefe del Departamento respectivo. Si dicho funcionario resuelve que la ins-
cripción no procede, el profesional responsable, podrá apelar oralmente o por escrito ante el Director
General para que éste resuelva en un plazo no mayor de diez días.

Artículo 86.- Contra el pronunciamiento escrito de la Dirección de Catastro Nacional cabra el


recurso jerárquico correspondiente.

Artículo 87.- Servicio de consulta catastral: Consiste en la evacuación escrita u oral de infor-
mación sobre aspectos técnicos y literales suministrados al usuario en forma gratuita.

Artículo 88.- Servicio de copias: Se refiere a fotocopias de planos, mapas, fichas y listados
catastrales.

Artículo 89.- Servicio de resello: Consiste en actualizar el nombre del propietario y las citas de
inscripción, conforme con la información del Registro Público de la Propiedad.

Artículo 90.- Servicio de certificación: Consiste en otorgar copia fiel del plano catastrado o
mapa catastral y hacer constar datos que existen fuera del plano mapa catastral.

Artículo 91.- Servicio de microfilm: Se refiere a la reproducción o copia de los documentos


catastrales: planos, mapas, fotos, etc., en tarjeta o película de microfilm.

Artículo 92.- El Catastro Nacional suministrará los servicios contemplados en el presente regla-
mento, en el menor tiempo posible y se considerarán en trámite una vez cancelados: tasas, dere-
chos y timbres de ley.

Artículo 93.- Cuando se presente un plano para su inscripción o se solicite un resello, se pueden
acreditar los datos referentes al Registro Público de la Propiedad presentando una certificación ex-
tendida por esa dependencia, para efectos catastrales.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -80-


Del patrimonio nacional.

Artículo 94.- El Catastro Nacional llevará un registro de los bienes inmuebles que pertenezcan
al Estado, sea que se encuentren localizados en el área terrestre o marítima del territorio nacional.

Artículo 95.- Quedan obligados los entes del Estado que hagan expropiaciones, adquisiciones o
permutas de bienes inmuebles a inscribir los planos correspondientes en el Catastro Nacional.

Capítulo VI
De la simbología y especificaciones

Artículo 96.- Con el objeto de uniformar la representación de las características culturales y


naturales, para un mejor aprovechamiento de los datos incluidos en el plano, el Catastro Nacional
editará la simbología y especificaciones para representarlas.

Artículo 97.- Los planos de agrimensura a inscribir en el Catastro Nacional deberán usar la
simbología y especificaciones a que se refiere el artículo anterior.

Artículo 98.- Las instituciones públicas quedarán obligadas a adoptar la simbología y especifi-
caciones a que se refiere este capítulo, a efecto de facilitar la integración de toda la cartografía
catastral en un banco de datos del país.

Artículo 99.- Todos los casos no contemplados en este capítulo, se regirán por la costumbre.
Hasta tanto no se publique la simbología y especificaciones de este capítulo, el Catastro Nacional
aceptará la que ese uso o costumbre determinen.

Capítulo VII
De las multas y sanciones

Artículo 100.- Es competencia de los respectivos superiores jerárquicos o de los entes encarga-
dos de ejercer la función disciplinaria, la imposición de las sanciones pertinentes a aquellos funcio-
narios administrativos, notarios, jueces o registradores que autoricen la inscripción de documentos
en contra de lo dispuesto en la Ley de Catastro Nacional y su reglamento.

Artículo 101.- A aquella persona que impida el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 34,
inciso a) de la Ley de Catastro se le impondrán las siguientes sanciones:

a) Al que faltare el respeto debido al funcionario del Catastro Nacional debidamente identificado y
que esté en cumplimiento de su obligación se impondrá pena de ocho a treinta días multa; y
b) Se impondrá prisión de quince días a un año al que desobedeciere una orden escrita impartida
por el Director del Catastro en ejercicio de sus funciones.

Artículo 102.- Constituirá contravención la acción de aquel propietario o poseedor de inmueble,


por cualquier título, que entorpezca la ejecución de los estudios y operaciones técnicas, consecuen-
cia de la ejecución de la Ley de Catastro Nacional y este reglamento, y será sancionado con una
pena de diez a treinta días multa.

Artículo 103.- Incurrirá en delito aquella persona que destruya, deteriore, remueva o cambie de
lugar los hitos, torres de observación y señales que haya establecido el Catastro Nacional. Por tal
falta serán penados con quince días a un año de prisión o con treinta a cien días multa.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -81-


Capítulo VIII
Comisión Asesora de Catastro

Artículo 104.- Corresponde a la Comisión Asesora:


a) Estudiar los regímenes que en materia de catastro, registro de inmuebles y su valoración se
encuentren establecidos por las leyes y reglamentos vigentes y recomendar al ente competente
las reformas del caso;
b) Proponer al ministerio del ramo los proyectos de ley y las reformas necesarias a las mismas, a
los reglamentos y a las disposiciones administrativas, con el fin de integrar y obtener una organi-
zación catastral conforme con las mejores prácticas modernas sobre la materia.
c) Proponer en la forma que corresponda, las medidas necesarias para llevar a cabo la coordina-
ción con las diversas dependencias que realizan las labores comprendidas en el inciso a) de
este artículo;
ch) Estudiar los informes periódicos que rendirá el Catastro Nacional sobre el progreso de las labo-
res catastrales y hacer las recomendaciones pertinentes;
d) Para el mejor desempeño de esas funciones, la Comisión podrá asesorarse a su vez de los
técnicos que juzgue convenientes, bien sean éstos funcionarios públicos del IGN, Registro Pú-
blico, Tributación Directa, OFIPLAN e IDA u otros entes del Gobierno, así como miembros de
misiones extranjeras o personas privadas que ofrezcan sus servicios; y
e) Nombrar las subcomisiones que estime convenientes.

Artículo 105.- De conformidad con lo que establece la Ley del Catastro Nacional Nº 6545, la
Comisión Asesora de Catastro estará constituida por:

1º.- El Ministro de Justicia;


2º.- El Ministro Director de la Oficina de Planificación Nacional;
3º.- El Director del Registro Nacional;
4º.- El Director del Instituto Geográfico Nacional;
5º.- El Director del Catastro Nacional;
6º.- El Presidente Ejecutivo del IFAM;
7º.- El Presidente del Colegio de Ingenieros Topógrafos; y
8º.- El Director General de la Tributación Directa.

Los miembros de la Comisión podrán delegar su representación.

Artículo 106.- La Comisión será presidida por el Ministro de Justicia y se reunirá por lo menos
una vez al mes. Podrá ser convocada en cualquier fecha cuando tres de sus miembros o el presi-
dente lo estimen necesario. Cinco de sus miembros formarán quórum.

Artículo 107.- Se levantará acta de las sesiones y el secretario será el Director del Catastro
Nacional. Las actas una vez aprobadas serán firmadas por el presidente y el secretario.

Artículo 108.- Para los efectos de su funcionamiento se regirá por lo que dispone el capítulo III.
De los órganos colegiados, del artículo 49 al 58 de la Ley General de la Administración Pública.

Artículo 109.- Los miembros de la comisión, subcomisiones y encargados de estudios trabaja-


rán ad honórem.

Disposiciones Finales

Artículo 110.- Los casos no previstos en este reglamento se resolverán de acuerdo con los
principios generales del derecho registral o por lo que el uso o costumbre determinen.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -82-


De la prohibición para el ejercicio de la agrimensura a los funcionarios del Catastro Nacional.

Artículo 111.- Es prohibido a los funcionarios del Catastro Nacional el ejercicio de la agrimensu-
ra ante éste, ya sea que su participación sea directa o indirecta en la confección de planos o en su
presentación para ser registrados. La violación a este precepto se considerará falta grave o facultará
al Estado para despedir al servidor sin responsabilidad alguna.

Publicidad catastral.

Artículo 112.- La información catastral es pública y puede ser consultada por cualquier persona.
Sin embargo corresponde a la Dirección del Catastro Nacional determinar la forma en que la docu-
mentación podrá ser consultada sin riesgo de adulteración, pérdida o deterioro.

Artículo 113.- El canon que, por concepto de prestación de los servicios catastrales, se cobre,
se regirá por el decreto Nº 12707-J del 11 de junio de 1981.

Artículo 114.- El presente reglamento regirá a partir del mes siguiente a su publicación en el
Diario Oficial y deroga expresamente los Decretos Ejecutivos Nº 9829-J y Nº 9682-J, de fechas 29 de
marzo de 1979 y 1º de marzo de 1979 respectivamente, así como cualquier otro que se le oponga.

Dado en la Presidencia de la República. –San José, a los veinticuatro días del mes de abril de mil
novecientos ochenta y dos.

RODRIGO CARAZO

La Ministra de Justicia
ELIZABET ODIO BENITO

Guía de Requisitos para la


Presentación de Planos y
Documentos ante la Ventanilla Única de la Dirección
de Urbanismo
Instituto Nacional de Vivienda
y Urbanismo

En acatamiento a la Ley de Protección


al Ciudadano del Exceso de Requisitos
y Trámites Administrativos Ley Nº 8220

Requisitos por Área de Servicio

En atención a lo dispuesto en la Ley Nº 8220, publicada en el Alcance Nº 22 a La Gaceta Nº 49


del 11 de marzo del 2002, artículo 4º, a continuación se detallan los requisitos solicitados a los
usuarios, por Área Estratégica del INVU.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -83-


Dirección de Urbanismo.

Guía de Requisitos para la Presentación de Planos y Documentos ante la Ventanilla Única de la


Dirección de Urbanismo
1. Requisitos para anteproyecto de urbanizaciones.

2. Requisitos para proyectos de urbanizaciones cuando se tramitó de previo el anteproyecto.

3. Requisitos para proyectos de urbanizaciones cuando no se tramitó anteproyecto.

4. Requisitos para proyectos de condominios.

5. Requisitos para modificación de urbanización o condominio.

6. Requisitos para transformación a condominio.

7. Requisitos para transformación de condominio a urbanización.

8. Requisitos para el “Plano General de Catastro de Urbanizaciones”.

9. Requisitos para visado de segregación de lotes.

10. Requisitos para alineamiento fluvial (Ley Forestal).

11. Requisitos para usos del suelo.

12. Requisitos para planes reguladores.

13. Requisitos para proyectos en la Zona Marítimo Terrestre.

14. Requisitos para copias de planos y documentos.

15. Requisitos para utilización de fondos de Zona Marítimo Terrestre.

Generalidades:

— Todo profesional debe tomar en consideración todas las leyes y reglamentos vigentes sobre
la materia.
— Los proyectos propuestos en la Zona Marítimo Terrestre y que no sean propiedad privada
(con escritura) tendrán que consultar el caso de previo ante la municipalidad correspondien-
te, en el ICT o en la Dirección de Urbanismo del INVU para su respectiva autorización.
— Se debe obtener el certificado de uso del suelo de la propiedad antes de cualquier trámite
según corresponda en la municipalidad (ver lista de planes reguladores vigentes) o en la
Dirección de Urbanismo (otras regulaciones, como GAM, zonas industriales y en general
donde no exista plan regulador).
— Los planos de construcción visados por parte de la Dirección de Urbanismo no faculta para
iniciar la construcción, ya que el permiso de construcción debe ser obtenido en la municipa-
lidad respectiva.
— El visado de la Dirección de Urbanismo de los planos constructivos tiene vigencia únicamen-
te por un año, se podrá solicitar un resello antes de que venza el plazo, el resello solo se
otorgará por una única vez. Para el caso de los planos de catastro la validez es de seis
meses, pudiéndose también solicitar un único resello antes de que venza el plazo. Para el
resello de planos se deberá presentar el juego completo de los planos aprobados por la
Dirección de urbanismos originalmente.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -84-


1. Requisitos para Anteproyectos de Urbanización

1. Cinco (5) láminas de diseño de sitio con su respectiva documentación grapada y requisitos según
el Reglamento para el Control Nacional de Fraccionamiento y Urbanizaciones.

2. La lámina del interesado deberá venir con el sello y timbres del CFIA.

3. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.

4. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

Nota: Si el nombre del propietario en el plano de catastro no coincide con el del propietario del anteproyecto, se debe adjuntar copia de la escritura y
opción de compra en los documentos que se presenten al Ministerio de Salaud.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -85-


2. Requisitos para Proyectos de Urbanización (cuando se tramitó el anteproyecto de pre-
vio)

1. Cinco (5) juegos de planos constructivos con su respectiva documentación grapada y requisitos
según el Reglamento para el Control Nacional de Fraccionamiento y Urbanizaciones.
2. El juego de planos del interesado deberá venir con el sello y timbres del CFIA.
3. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
4. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -86-


3. Requisitos para Proyecto de Urbanización (cuando no se tramitó de previo el antepro-
yecto)

1. Cinco (5) láminas de diseño de sitio con su respectiva documentación grapada y requisitos del
Reglamento para el Control Nacional de Fraccionamiento y Urbanizaciones.
2. La lámina del interesado deberá venir con el sello y timbres de CFIA.
3. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
6. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -87-


4. Requisitos para Anteproyectos y Proyectos de Condominios

1. Cuatro (4) juegos de planos constructivos completos con su respectiva documentación grapada
e información de la Ley Reguladora de la Propiedad en Condominio Nº 7933 publicada en La
Gaceta Nº 229 del jueves 25 de noviembre de 1999.
2. El juego de planos del interesado deberá venir con el sello y timbres de CFIA.
3. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
4. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

––––––––
Nota: Se recomienda al interesado entregar dos juegos de planos adicionales, uno para enviar al
Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados y el otro para el Registro Nacional.
El juego de Acueductos y Alcantarillados con la misma información del INVU y 3 copias adicionales
del diseño mecánico, además de las pruebas de infiltración.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -88-


5. Requisitos para Modificaciones de Urbanizaciones y Condominios

1. Planos aprobados por la Dirección de Urbanismo.


2. Presentar lámina nueva de diseño de sitio (Urbanización) o lámina nueva de planta de conjunto
(Condominio) donde se indique lo siguiente:
A. En cajetín la siguiente leyenda “Esta lámina sustituye la aprobada por la de la Dirección de
Urbanismo en fecha _____ y bajo Nº ______ y se somete a modificación.”
B. En proyecto: Modificación Nº ________ Urbanización “(nombre)” o Condominio “(nombre)”
C. Por nota numerar todo lo que se modifica con respecto al diseño aprobado:
Modificación Nº 1. 2. 3. etc..
3. Presentar el resto de láminas que sufren modificación.
4. Para urbanizaciones:
a) Certificación municipal de que para la urbanización no se ha realizado trámite de Plano
General de Catastro (mosaico).
5. Para condominios:
a) Certificación del Registro Público de que no se ha inscrito fincas filiales o certificación
autenticada por un abogado que no se encuentra afectado por el Régimen de Propiedad
Horizontal.
b) Autorización por UNANIMIDAD de los condóminos en Asamblea General, autenticada por
un abogado en la cual indiquen que están de acuerdo en la modificación; lo anterior cuando
ya se encuentre afectado por el Régimen (inscritos).
6. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
7. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

6. Requisitos para Transformación a Condominio

1. Planos aprobados o levantamiento.


2. Cuatro (4) juegos de planos completos con todos los requisitos solicitados por cada institución
(INVU, Interesado, Registro, Salud).
3. Indicar en el cajetín en el tipo de proyecto: Transformación de (apartamentos, oficinas, industrias,
etc.) a Condominio.... (tipo)...... (uso) ....... “Nombre”
4. Indicar en cajetín la fecha en que se aprobaron los planos y el número con que se tramitó.
5. Memoria Descriptiva.
6. Certificado de uso del suelo cuando la zona esté regida por Plan Regulador o carta de uso del
suelo (INVU) para el resto del país.
7. Plano de catastro con alineamiento del MOPT o de la Municipalidad según corresponda.
8. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
9. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

7. Requisitos para Transformación de Condominio a Urbanización

1. Planos aprobados.
2. Cinco (5) juegos de planos completos (INVU, Min. Salud, AyA, Interesado y Municipalidad) con
las especificaciones que se requieran para urbanización como diseño de sitio, tabla de áreas,
carta de uso del suelo, carta de agua y resto de documentación.
3. Acuerdo de los condóminos reunidos en Asamblea General, mediante votación unánime de los
propietarios, siempre y cuando esto no se oponga a otras legislaciones relacionadas con la ma-
teria. La extinción surtirá efecto a partir de la inscripción en el Registro Público (Artículo 36,
Capítulo VII de la Ley Reguladora de la Propiedad en Condominio, publicado en La Gaceta Nº
229 del 25 de Noviembre de 1999).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -89-


4. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
5. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.
________
Nota: la transformación solo podrá ser aprobada si se cumple con el Reglamento para el Control
Nacional de Fraccionamientos y Urbanizaciones.

8. Requisitos para Plano General de Catastro de Urbanización

1. Carta de presentación indicando : nombre del proyecto, distrito, cantón, provincia, fecha de apro-
bación del proyecto por Dirección de Urbanismos y por la municipalidad y la fecha de recepción
de obras por la Municipalidad.
2. Mínimo tres (3) copias heliográficas del plano general a catastrar, indicando el acuerdo del Con-
cejo Municipal donde se acepta el fraccionamiento para efectos del artículo 33 de la Ley de
Planificación Urbana Nº 4240 del 15 de noviembre de 1968. El visto bueno contendrá los siguien-
tes requisitos:
a. Sello, fecha, nombre, firma y puesto del funcionario municipal que autoriza el visado.
b. Referencia del acuerdo municipal donde se autoriza el visado (adjuntar fotocopia del acta
correspondiente).
c. En cajetín indicar “Plano General para Catastro Nacional de Urbanización...”.
3. Fotocopia nítida del plano de catastro de la finca urbanizada (finca madre).
4. Juego completo de los planos constructivos aprobados por la OCVPC (para los planos aproba-
dos antes de 16 de julio de 1999) o por la Unidad de Visado y Catastro de l Dirección de Urbanis-
mo (este juego se devolverá junto con esta resolución).
5. Mínimo dos (2) copias heliográficas de planos a catastrar de calles, zona de protección y áreas
públicas (parque, juegos infantiles, facilidades comunales) y plano de resto de finca si lo hubiera
en el proyecto.
6. Nota de finiquito o negociación de la red telefónica por la Sección de Urbanizaciones-Telecomu-
nicaciones del ICE.
7. Carta de AyA o entidad competente donde acepta la red de agua potable, alcantarillado pluvial y
el alcantarillado sanitario.
8. Carta del ICE o entidad a cargo del servicio eléctrico en donde se acepta la red o el contrato
sobre las obras.
9. Contrato suscrito y autorización del MOPT por la señalización vial.
10. Presupuesto de la arborización requerida asegurando el mantenimiento de los árboles existentes
durante los primeros dos años con compromiso autenticado del propietario.
11. Cuando la urbanización no esté terminada, pero tenga un avance mayor al 75% podrá presentar
Garantía por Obras Faltantes con los siguientes requisitos:
a) Presupuesto general de las obras hechas y faltantes a la fecha de esta solicitud, firmada por
el profesional responsable de la Compañía Constructora autorizada del proyecto.
b) Certificación del Acuerdo Municipal o del Acta Municipal donde se acepta claramente y en
firme la garantía por obras faltantes del proyecto (póliza, fianza, hipoteca, pagaré u otra
forma de garantía satisfactoria).
c) Diseño de sitio con la demarcación de las obras faltantes.
12. Todos lo solicitado deberá presentarse encuadernado, en orden y mínimo dos copias.
13. Solo se aceptarán oficios y visto bueno que no sobrepasen el año de emisión.
14. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
15. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

9. Requisitos para el Visado Segregación de Lotes

1. Cinco (5) copias de cada lote a segregar.


2. Certificado de uso del suelo conforme al plan regulador de la municipalidad.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -90-


3. Croquis en heliográfica comprendiendo la finca madre y los lotes a segregar, debidamente acota-
do (en m y m_) y firmado por el profesional. Cuando se trate de una reunión, el croquis compren-
derá el lote a reunir, la finca a la cual reúne y la finca de la que se segrega.
4. Copia certificada del catastro de la finca madre. Para el caso de reunión de fincas se debe incluir
copia certificada del catastro de la finca a la cual reúne. Cuando no exista plano de catastro se
debe presenta copia de la escritura o informe registral.
5. En los cantones o distritos donde exista Plan Regulador se deberá presentar el certificado de uso
del suelo extendido por la Municipalidad.
6. Cuando corresponda a la segunda o siguientes presentaciones se debe incluir toda la documen-
tación anterior.
7. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
8. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

10. Requisitos para la Determininación de las Áreas de Protección

1. Plano de catastro original o copia certificada por Catastro Nacional con sellos y timbres.
2. Tres (3) fotocopias adicionales del plano de catastro ( sin reducir y sin pegas).
3. Formulario de solicitud debidamente completado y firmado.
4. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
5. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

11. Requisitos para Certificados de Uso del Suelo

1. Formulario de solicitud debidamente completado y firmado.


2. Fotocopia del plano de catastro del inmueble, sin reducir y nítido.
3. Para actividades industriales o de molestias similares (bodegas, talleres, estacionamientos, “pre-
dios”, etc.) se debe presentar la calificación de la actividad extendida por el Depto. de Seguridad
e Higiene Industrial del Ministerio de Salud, sede central San José.
4. Pronunciamiento afirmativo del Ministerio de Salud para granjas y expendio de agroquímicos.
5. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
6. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

12. Requisitos para Planes Reguladores Urbanos

1. Presentar los documentos del diagnóstico, pronóstico y propuesta de Plan Regulador.


2. La propuesta debe contener los planos de zonificación, vialidad y cuadrante de la ciudad (inclu-
yendo áreas previamente urbanizadas).
3. Planos temáticos (uso del suelo actual, hidrología, pendientes, suelos, infraestructura, servicios,
geología, calidad y materiales de la vivienda, amenazas naturales, etc.).
4. Programas y proyectos estratégicos.
5. Presentar todos los documentos de forma escrita y digital.
6. Acuerdo Municipal en donde avalan los documentos a presentar.
7. Presentar la lista de observaciones realizadas durante la audiencia y resoluciones a las mismas.
8. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
9. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

COSTEROS (Zona Marítimo Terrestre)

1. Además de lo anterior se debe incluir:


a) Certificación del Instituto Geográfico Nacional del amojonamiento que delimita la Zona Públi-
ca.
b) Certificación del Instituto Costarricense de Turismo sobre la aptitud turística o no del sector
sujeto a planificar.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -91-


c) Aprobación del plan por parte de la Junta Directiva de ICT.
d) Anuencia del Concejo Municipal para la elaboración del plan.

13. Requisitos para Proyectos en la Zona Marítimo Terrestre Anteproyecto

1. Solicitud con tres copias de los formularios elaborados por el ICT.


2. Cuatro copias de planos completos.
3. Dos copias del plano de catastro del área en concesión con alineamiento del MOPT o de la
Municipalidad según corresponda.
4. Copia de las curvas de nivel del terreno con curvas a determinar por el profesional de acuerdo a
la pendiente natural de la zona, (máximo a cada metro).
5. Copia de la concesión otorgada por la municipalidad.
6. Copia del plano general de urbanización o condominio, cuando existiere un proyecto de este tipo.
7. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
8. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

Proyecto

1. Solicitud con tres copias de los formularios elaborados por el ICT.


2. Cuatro copias de planos constructivos completos.
3. Dos copias del plano de catastro del área en concesión, con alineamiento del MOPT o de la
Municipalidad según corresponda.
4. Copia de las curvas de nivel del terreno con curvas a determinar por el profesional de acuerdo a
la pendiente natural de la zona, (máximo a cada metro).
5. Copia de la concesión otorgada por la municipalidad.
6. Copia del plano general de urbanización o condominio, cuando existiere un proyecto de este tipo.
Reducción a 1:5000.
7. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
8. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.

14. Requisitos para Copias de Planos o Documentos

1. Solicitud por escrito indicando la finalidad que se le dará al documento.


2. Recibo cancelado por servicios de la Dirección de Urbanismo.
3. Dos fotocopias nítidas y legibles del recibo de depósito.
4. Los jueves son los únicos días destinados para copiado de planos.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -92-


15. Requisitos para la Utilización de Fondos de la Zona Marítimo Terrestre

1. Presentar un perfil del proyecto en donde se definan los objetivos la justificación, el costo y el
total de los recursos que señala el citado artículo 59, así como los rubros que se financiarán con
los recursos provenientes del cobro de concesiones.
2. Presentar la autorización extendida por la Junta Directiva del Instituto Costarricense de Turismo,
en donde se autorice lo solicitado, así como las recomendaciones contenidas en los artículos 2º
y 59 inciso b) de la Ley sobre la Zona Marítimo Terrestre Nº 6043.
3. Una vez autorizada por la Junta Directiva del INVU, la utilización de los recursos queda condicio-
nada a la autorización por parte de la Contraloría General de la República.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -93-


Investigaciones Jurídicas, S.A. -94-
Investigaciones Jurídicas, S.A. -95-
Investigaciones Jurídicas, S.A. -96-
Actualizado al 14 de junio de 2002

Investigaciones Jurídicas, S.A. -97-


II. Construcciones

Ley de Construcciones

Nº 833

Junta Fundadora de la Segunda


República de Costa Rica

Decreta

Ley de Construcciones
(Decreto Ley Nº 833 del 4 de noviembre de 1949)

Capítulo I
Disposiciones Generales

Artículo 1.- Las Municipalidades de la República son las encargadas de que las ciudades y
demás poblaciones reúnan las condiciones necesarias de seguridad, salubridad, comodidad, y be-
lleza en sus vías públicas y en los edificios y construcciones que en terrenos de las mismas se
levanten sin perjuicio de las facultades que las leyes conceden en estas materias a otros órganos
administrativos.

Artículo 2.- Alcance de esta ley. Esta ley rige en toda la República. Ningún edificio, estructura
o elemento de los mismos será construido, adaptado o reparado, en lo futuro, si no es con las
condiciones que los Reglamentos respectivos señalen. Tampoco deberán hacerse demoliciones o
excavaciones en propiedad particular, ni ocupar la vía pública, ni hacer obras en ella, sin sujetarse a
las prevenciones de dichos Reglamentos.

Artículo 3.- Derechos de Tercero. Las licencias que dé la Municipalidad de acuerdo con esta
ley dejan siempre a salvo los derechos del tercero.

Capítulo II
Vía Pública

Artículo 4.- Definición. Vía Pública es todo terreno de dominio público y de uso común, que por
disposición de la autoridad administrativa se destinare al libre tránsito de conformidad con las leyes
y Reglamentos de planificación y que de hecho esté destinado ya, a ese uso público. Según su
clase, las vías públicas se destinarán, además, a asegurar las condiciones de aereación e ilumina-
ción de los edificios que las limitan; a facilitar el acceso a los predios colindantes; a la instalación de
cualquier canalización, artefacto, aparato o accesorio perteneciente a una obra pública o destinado
a un servicio público.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -98-


Artículo 5.- Derecho. Las vías públicas son inalienables e imprescriptibles y por lo tanto, no
podrá constituirse sobre ellas hipoteca, embargo, uso, usufructo ni servidumbre en beneficio de una
persona determinada, en los términos del derecho común. Los derechos de tránsito, iluminación y
aereación, vista, acceso, derrames y otros semejantes, inherentes al destino de las vías públicas, se
regirá exclusivamente por las leyes y Reglamentos Administrativos.

Artículo 6.- Permisos y Concesiones. Los permisos y concesiones que la autoridad compe-
tente otorgue para aprovechar las vías públicas con determinados fines, no crean a favor del conce-
sionario o permisionario ningún derecho real ni acción posesoria sobre tales vías. Tales permisos o
concesiones serán siempre temporales y revocables, y en ningún caso podrán otorgarse con perjui-
cio del libre, seguro y expedito tránsito, o del libre, seguro y expedito acceso a los predios colindan-
tes, de la tranquilidad y comodidad de los vecinos o de los servicios públicos instalados en ellas, o en
general con perjuicio de cualquiera de los fines a que tales vías, según su clase, hubieren sido
destinadas.

Artículo 7.- Propiedad. Todo terreno que en los planos existentes de la Municipalidad, o en el
Archivo de la Dirección General de Obras Públicas, o el de la Dirección General de Caminos, o en el
Catastro, o en cualquier otro archivo, museo o biblioteca pública, aparezca como vía pública, se
presumirá que tiene la calidad de tal, salvo prueba plena en contrario, que deberá rendir aquél que
afirme que el terreno en cuestión es de propiedad particular o pretenda tener algún derecho exclusi-
vo a su uso. Mientras no se pronuncie sentencia ejecutoria que así lo declare, nadie podrá impedir o
estorbar el uso público del terreno de que se trate.

Artículo 8.- Fraccionamientos o Loteos. Aprobado un plano, de fraccionamientos o loteos, de


acuerdo con los Reglamentos sobre fraccionamiento, los terrenos que en dichos planos aparezcan
como destinados a vías públicas, por ese solo hecho saldrán del dominio del fraccionador y pasarán
al dominio público. La aprobación del fraccionamiento se otorgará por escritura pública, que deberá
inscribirse en el Registro de la Propiedad para los efectos de cancelación de propiedad particular en
lo que se refiere a los terrenos destinados a vía pública.

Artículo 9.- Cuando se trate de la ejecución de obras que puedan alterar el equilibrio del subsuelo,
deberán tomarse, con citación y audiencia de los interesados, las medidas técnicas necesarias, a
juicio del Departamento de Ingeniería o del Ingeniero Municipal, o del Ingeniero nombrado ad-hoc,
para evitar todo daño a las propiedades. En todo caso quedará a salvo el derecho de los perjudica-
dos con la ejecución de la obra, para exigir de quien corresponda la indemnización respectiva.

Artículo 10.- Invasión de la Vía Pública. Al ejecutar una obra particular no podrá invadirse la
vía pública ni el subsuelo de la misma sin permiso escrito de la Municipalidad.

Artículo 11.- Siempre que se ejecuten obras particulares que puedan alterar el equilibrio del
subsuelo de las vías públicas o causar daños a las instalaciones en ellas existentes o a los predios
circunvecinos, la Municipalidad, exigirá a los interesados que tomen las precauciones técnicas nece-
sarias para evitar todo perjuicio.
En todo caso, quedará a salvo el derecho de la ciudad, el de la empresa dueña o concesionaria
de la obra pública perjudicada o dañada y el de los particulares afectados, para reclamar la indem-
nización correspondiente.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -99-


Artículo 12. Cuando por la ejecución de obras particulares se causen daños o se destruya
cualquier servicio público existente en una vía pública, la reparación o reposición del servicio público
perjudicado será por cuenta del dueño de la obra.

Artículo 13.- Tránsito. Es de competencia de la Municipalidad vigilar el uso racional de las vías
públicas y dictar las medidas necesarias tendientes a lograr que el tránsito de vehículos y peatones
sea fácil, cómodo y seguro, para lo cual resolverá:
a) Sobre la modificación de alineamientos para el ensanche de las vías públicas y para formar
ochavas en las esquinas de las manzanas, que permitan más visibilidad en esos lugares y más
fácil circulación;
b) Sobre la construcción de islas para la protección de peatones y para la canalización del tránsito,
señalándolas por medio de rótulos, luces, reflectores, etc;
c) Sobre la autorización de ocupación de la vía pública con otras provisionales para la protección
de los transeúntes;
d) Sobre la zonas de la ciudad o calles en que puedan expedirse permisos para instalar aparatos
mecánicos para ferias, puestos fijos o semifijos.

Artículo 14.- Cuando un predio de propiedad particular que dé acceso a predios colindantes
esté abandonado o sea motivo de insalubridad, inseguridad o simplemente molestia, la Municipali-
dad ordenará a los propietarios de ese predio y de los colindantes que hagan desaparecer esos
motivos. De no dar cumplimiento en el plazo que se fije, el Municipio se hará cargo de la transforma-
ción del predio que sirva de paso en la vía pública que tenga la anchura, servicios y demás requisitos
exigidos por las leyes y reglamentos en vigor.
El importe de estas obras será pagado conjuntamente por el propietario del predio que sirve de
paso y por los colindantes.

Capítulo III
Fraccionamiento y Urbanizaciones

Artículo 15.- Licencias. El fraccionamiento de un predio en manzanas y lotes para poner éstos
a la venta, se hará previo permiso de la Municipalidad, la que para concederlo tendrá en cuenta las
prevenciones de los Reglamentos especiales sobre el particular.

Artículo 16.- Servidumbres. Los fraccionarios están obligados a hacer constar en los Contra-
tos con la Municipalidad, para autorizar el fraccionamiento respectivo, las restricciones o servidum-
bres que impongan a los adquirentes de lotes para uso de sus predios, a fin de que la Municipalidad
haga que se cumplan, cuando lo juzgue conveniente para la higiene o embellecimiento de la vía
pública.

Artículo 17.- Tipos de Edificación. La Municipalidad está facultada para exigir determinada
calidad de materiales en las edificaciones, así como la clase o tipo de ellas, en los fraccionamientos
o zonas de replanificaciónes que por su categoría o por la importancia de zonas de inmediatas
deban presentar un concurso armónico y deban ser de calidad durable.

Capítulo IV
Alineamientos

Artículo 18.- Obligaciones y Derechos. Todo edificio que se construya o reconstruya en lo


sucesivo con frente a la vía pública, deberá sujetarse al alineamiento y al nivel oficial que fijará la
Municipalidad. Quien se propusiere construir o reconstruir, tendrá derecho a pedir a la Municipali-
dad, antes de presentar su solicitud de permiso de construcción o reconstrucción, que se le indique
cuál es el alineamiento y nivel oficial que corresponde a su propiedad. Esa fijación deberá hacerse

Investigaciones Jurídicas, S.A. -100-


dentro de tres meses siguientes a la fecha de presentación de la solicitud respectiva, y si no se
hiciere, quedará de pleno derecho como línea de construcción el límite de la propiedad con la vía
pública.
Si la línea que señale la Municipalidad implicare expropiación del derecho de propiedad, la pre-
sentación de la solicitud formal de permiso de construcción o reconstrucción significará que el dueño
acepta la expropiación y la Municipalidad tratará de llegar a un acuerdo con él para el traspaso de la
faja o lote y valoración de los daños y perjuicios consiguientes. Si no se llegare a un acuerdo, tales
daños y perjuicios serán valorados a solicitud de cualquiera de las partes por un perito designado por
la Municipalidad y otro por el dueño, y en rebeldía de cualquiera de las partes, por el Juez.
Los tribunales tendrán libre apreciación de esos dictámenes para fijar los daños y perjuicios. El
pago de éstos se hará al efectuarse el traspaso de la faja o lote de terreno, traspaso que se hará libre
de todo impuesto o derecho y a más tardar dentro de los tres meses posteriores a la fecha en que
quede firme la resolución que los fija. Los gastos que ocasionen las diligencias de expropiación se
entenderán como parte de los daños y perjuicios y deberá pagarlos la Municipalidad.
Las diligencias de expropiación no paralizarán la tramitación del permiso de construcción o re-
construcción ni la iniciación de éstas.
Quien hiciere construcciones o reconstrucciones sin el permiso Municipal, además de pagar la
multa prescrita por el Reglamento de Policía, será obligado a demoler lo construido.
(Así reformado mediante Ley Nº 1605 de 16 de julio de 1953, artículo 2º).
_______
Nota: Mediante Ley Nº 1605 de 16 de julio de 1953, se INTERPRETO AUTENTICAMENTE el pre-
sente artículo, “en el sentido de que, cuando el alineamiento ordenado por la Municipalidad de acuerdo
con ese texto, implicaba expropiación del derecho de propiedad, debió procederse con sujeción a lo
dispuesto en la ley Nº36 de 26 de junio de 1896 y reformas posteriores, respecto de la faja o lote de
terreno que pasaba al servicio público. La indemnización, si no hubiere sido pagada, se fijará como
se indica en el artículo siguiente”.

Artículo 19.- Los dueños de construcciones que deban retirarse con arreglo a la alineación
oficial, no podrán ejecutar en ellas obras de reparación que conduzcan a consolidarles en su totali-
dad y a perpetuar su estado actual.
Se considerarán obras de consolidación los cambios de paredes, refuerzos de estructura,
remodelación de fachadas, apertura o cierre de puertas y ventanas o sustitución de unos por otros.

Artículo 20.- Ochavas. Para mejorar las condiciones de circulación en los cruzamientos de vías
públicas, y para lograr mejor aspecto en el conjunto de las edificaciones en esos lugares, es de
utilidad pública la formación de ochavas en los predios situados en esquinas, entre los alineamientos
de las calles concurrentes. Los propietarios tienen derecho a indemnización por las áreas segrega-
das a sus predios para formar las ochavas.

Artículo 21.- Una vez decretada legalmente la formación de ochavas en un crucero, las con-
strucciones nuevas o reconstrucciones en los predios esquineros se sujetarán a las disposiciones
del Reglamento, y la Municipalidad no permitirá reparaciones de importancia en la parte de un edifi-
cio situado en esquina, que aumente el valor de la parte afectada por la ochava, si antes su propie-
tario no celebra con la Municipalidad el convenio respectivo para la indemnización por el área que
debe ser vía pública.

Artículo 22.- Zonas de Restricción. La línea de construcción en los predios que por servidum-
bre hacia la ciudad, o impuesta por fraccionadores, deben dejar zonas de jardines o libres hacia la
vía pública, será fijada por la Municipalidad, la que ejercerá vigilancia para que en ésas no se levan-
ten construcciones que impidan la vista de las fachadas o que las mismas zonas se destinen a otro
uso que el que imponga la servidumbre respectiva.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -101-


Artículo 23.- Prohibición. Cuando por causa de un proyecto de planificación legalmente apro-
bado, quede una construcción fuera del alineamiento oficial, no se permitirá hacer obras que modifi-
quen la parte de dicha construcción que sobresalga del alineamiento, salvo aquellas que a juicio de
la Municipalidad sean necesarias para conservar la referida construcción en las debidas condiciones
de seguridad.

Artículo 24.- Invasión. Toda alteración al trazo del frente de una construcción, hacia afuera del
alineamiento oficial, será considerada como una invasión de la vía pública, quedando obligado el
dueño de la construcción a demoler la parte de la misma que motive dicha inversión dentro del plazo
que al efecto señale la Municipalidad. En caso de que no lo haga, la citada Municipalidad ejecutará
la demolición a costa del propietario.

Artículo 25.- La vigencia de los lineamientos oficiales será indefinida.

Capítulo V
Cercas

Artículo 26.- Cercas. Los propietarios de terrenos libres situados en calles urbanizadas en que
la Municipalidad lo juzgue necesario, deberán aislarlos de la vía pública por medio de una cerca.

Capítulo VI
Altura de las Construcciones

Artículo 27.- Las disposiciones sobre alturas máximas de las construcciones que fijen los Re-
glamentos no será aplicables a los templos, monumentos, observatorios, etc.

Artículo 28.- Las construcciones que queden en la zona de influencia de algún campo de
aviación tendrán una altura máxima de una décima (1/10) parte de la distancia que las separe de los
límites del campo.

Capítulo VII
Anuncios

Artículo 29.- Licencia. Para colocar o fijar anuncios, rótulos, letreros, o avisos, deberá pedirse
licencia a la Municipalidad. La licencia será solicitada por el propietario de la estructura en que se va
a fijar el anuncio y con la conformidad del propietario del predio en que se coloque la estructura
cuando sea del caso. En los casos en que se empleen armazones o estructuras, la Municipalidad
exigirá un perito responsable que se encargue de la construcción. Se exigirá un croquis acotado que
muestre las inscripciones o figuras que van a poner.

Artículo 30.- Prohibición. Se prohiben los anuncios que atraviesen la vía pública, así como los
que se coloquen utilizando los postes de los servicios públicos o de los árboles de los parques o
jardines.

Artículo 31. La Municipalidad tiene facultades para limitar la superficie que en una fachada
ocupará un aviso o un conjunto de avisos para no permitir su colocación.

Artículo 32.- Prohibiciones. Queda prohibido terminantemente fijar o pintar avisos, anuncios,
programas, etc., de cualquier clase y material, en los siguientes lugares:
a) Edificios públicos, escuelas y templos.
b) Edificios catalogados por la Municipalidad como monumentos nacionales.
c) Postes, candelabros de alumbrado, kioscos, fuentes, árboles, aceras, guarniciones, en general
elementos de ornato de plazas y paseos, parques y calles.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -102-


d) Casas particulares y cercas.
e) Tableros ajenos.
f) A una distancia menor de treinta (30) centímetros de cualquier dirección, de las placas de no-
menclatura de las calles.
g) En lugares donde estorben la visibilidad para el tránsito.
h) En cerros, rocas, árboles, en que pueda afectar la perspectiva panorámica o la armonía de un
paisaje.

Artículo 33.- Sanciones. La Municipalidad impondrá multas de diez (10) a cien (100) colones
por infracciones a las reglas de este Capítulo, y ordenará el desmantelamiento y retiro, a costa del
propietario, de anuncios y estructuras relativas que considere inconvenientes o peligrosas.

Capítulo VIII
Ocupación de la vía pública
con edificaciones particulares

Artículo 34.- Licencia. Toda construcción que se ejecute en un predio debe quedar contenida
dentro de sus respectivos linderos. Sin alguna parte de un edificio sobresale del alineamiento de
fachada, para que su construcción sea autorizada es indispensable solicitar de la Municipalidad el
correspondiente permiso de ocupación de la vía pública, salvo los casos de excepción previstos
expresamente en este Reglamento.

Artículo 35.- Ocupación. Podrá permitirse la ocupación de la vía pública con los cimientos de
una construcción, cuando a juicio de la Municipalidad, las condiciones especiales del predio, tales
como su forma, su ubicación en esquinas de ángulo agudo o las dimensiones de sus linderos, unidas
a la magnitud y posición de las cargas del proyecto aprobado hagan imposible o antieconómica la
construcción, confirmando los cimientos dentro de los linderos del predio. En estos casos se conce-
derá permiso para la ocupación de la porción o porciones de la vía pública adyacentes al alineamien-
to de fachada necesarias para satisfacer las condiciones de estabilidad del proyecto, siempre que
los salientes respectivos estén comprendidos dentro de lo que establece el Reglamento.

Artículo 36.- Pago de ocupación. La ocupación de la vía en casos autorizados por este Regla-
mento, sólo podrá permitirse mediante el pago del impuesto especial que fije la Municipalidad.

Capítulo IX
Parques y Jardines

Artículo 37.- Parques y Jardines. Los parques, jardines y paseos públicos son de libre acceso
a todos los habitantes del país, los que al usarlos tienen la obligación de conservarlos en el mejor
estado posible. Al efecto, no deberán:
a) Destruir los prados, arbustos o árboles que en los mismos se encuentren plantados.
b) Destruir las obras de ornato que en los mismos se hallen colocados.
c) Maltratar ni molestar a los animales domésticos o silvestres que en ellos viven.

En general, se prohibe hacer uso de los jardines, prados, etc., diferente de aquél para el que
fueron creados.

Artículo 38.- Queda estrictamente prohibido a los concurrentes a parques, jardines y prados,
arrojar en ellos basuras, desperdicios o cualquiera otra clase de objetos que perjudique el buen
aspecto que deben presentar los prados, o la vida misma de las plantas en ellos sembradas.

Artículo 39.- En los parques, jardines, paseos públicos y prados, no se podrán establecer o
explotar puestos de ninguna clase sin la autorización expresa de la Municipalidad, que al otorgar el

Investigaciones Jurídicas, S.A. -103-


permiso correspondiente, fijará expresamente al solicitante las condiciones en que puede establecer
ese puesto.

Artículo 40.- Los particulares no podrán colocar, con fines de explotación, ninguna clase de
muebles dentro de los parques, prados y jardines, sin obtener previamente la autorización corres-
pondiente.

Artículo 41.- Sanciones. Las infracciones a las reglas de este capítulo se castigarán con multa
de dos (2.00) a cien (100.00) colones.

Artículo 42.- Inconformidad. En caso de inconformidad en una decisión de la Municipalidad,


en relación con el proyecto de un edificio o estructura, a petición del interesado, se someterá el
asunto a un Jurado, compuesto de tres (3) miembros que deberán ser Ingenieros Civiles o Arquitec-
tos del Colegio de Ingenieros de la República. El interesado escogerá a uno de los miembros, la
Municipalidad a otro, y entre los dos designados escogerán el tercero. Caso de apelación, fallará en
última instancia el Colegio de Ingenieros.

Capítulo X
Instalaciones en los Edificios

(A) Instalaciones Sanitarias

Artículo 43.- Los inspectores de cloacas que se nombren para el debido cumplimiento de esta
ley y sus Reglamentos estarán investidos del carácter de Agentes de Policía.

Artículo 44.- El propietario que ponga al servicio una instalación sanitaria sin ser aprobada por
la Oficina Técnica, sufrirá las penas que tengan señaladas las leyes, sin que esto impida a la Comi-
sión de Cañerías y Cloacas ordenar, a costa del infractor, la destrucción o enmienda de lo instalado
con desobediencia de los respectivos Reglamentos.

(B) Calderas, Calentadores y Aparatos a Presión

Artículo 45.- Licencia. Para hacer instalaciones de calefacción y aquéllas en que se manejan
fluidos a presión se necesita permiso previo de la Municipalidad. También se necesita éste para
hacer reparaciones o modificaciones a aparatos o a instalaciones ya ejecutadas. Sujetarse en todos
sus puntos al Reglamento vigente sobre calderas.

Artículo 46.- Las instalaciones de calefacción por electricidad, por aire caliente, por vapor o por
cualquier otro sistema, accesorias de los edificios, se señalarán en los planos de construcción de
éstos. Cuando aquéllas no presten servicios colectivos y además no sean de importancia, el permiso
para la ejecución puede tramitarse con la licencia general de la obra y quedar incluído en ésta.

Artículo 47.- Reparación-Modificación. Para reparar, adaptar o modificar, calderas, calenta-


dores, o aparatos similares, el interesado, por medio del Ingeniero responsable, presentará una
solicitud a la Municipalidad, que detallará con claridad la clase de reparación o modificación que va
a hacer y la alteración que se vaya a hacer a dimensiones o especificaciones aprobadas con anterio-
ridad.

Capítulo XI
Ejecución de la Construcción

Artículo 48.- Normas. El Colegio de Ingenieros de la República dará las normas a que deben
sujetarse los materiales de construcción.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -104-


Artículo 49.- Materiales nuevos. Los materiales de construcción que se vayan a emplear por
primera vez en la República, deberán tener la aprobación previa del Colegio de Ingenieros, el que la
concederá o no en vista del análisis y pruebas que se hagan por cuenta del interesado en el Labora-
torio que designe el Colegio.

Artículo 50.- Prohibición. El Colegio de Ingenieros tiene la facultad para prohibir la venta de
materiales de construcción que no satisfagan las normas mínimas que se les señalen.

Capítulo XII
Demoliciones

Artículo 51.- Licencia. Para llevar a cabo trabajos de demolición total o parcial de construc-
ciones, deberá recabarse por medio de un Ingeniero el permiso previo de la Municipalidad. Si la
Municipalidad lo estima necesario, podrá exigir que le presente un estudio detallado del procedi-
miento que piensa seguirse para la demolición y de las precauciones que se tomarán para evitar
daños a las construcciones cercanas.

Artículos 52.- Suspensión. La Municipalidad ordenará que se suspendan los trabajos cuando
no sean tomadas las precauciones necesarias para evitar daños a las construcciones vecinas y a los
servicios urbanos.

Artículo 53.- Obligación de los vecinos. Los propietarios y ocupantes de construcciones cer-
canas al lugar de la demolición, están obligados a facilitar el acceso de las partes de ella en que se
deben tomar los niveles que pida el reglamento.

Artículo 54.- Responsabilidad. El propietario del predio en que se ejecuten demoliciones y el


Ingeniero encargado de la obra, son responsables de cualquier acto u omisión que entrañe una
violación de este Reglamento y podrán ser sancionados por la Municipalidad. Estas sanciones no
excluyen la responsabilidad civil en que incurra con respecto a tercero.

Capítulo XIII
Excavaciones

Artículo 55.- Licencia. Para llevar a cabo cualquier trabajo de excavación deberá recabarse
por un Ingeniero el permiso previo de la Municipalidad, la que lo concederá previa aprobación del
proyecto o memoria sobre precaución.

Artículo 56.- Precauciones. Se deberán tomar precauciones para impedir que los movimientos
del terreno en donde se excava, causen perjuicios a las construcciones y a los servicios públicos
situados en su inmediación.

Artículo 57.- Suspensión. La Municipalidad está facultada para ordenar la suspensión de las
obras en caso de que se manifiesten movimientos que puedan comprometer la estabilidad de las
construcciones cercanas.

Artículo 58.- Responsabilidad. El propietario de la obra es responsable de los perjuicios que


se originen a las propiedades circunvecinas como consecuencia de la ejecución de los trabajos de
excavación, quedando obligado a tomar con anterioridad todas las medidas necesarias para impedir
que se causen perjuicios a los predios vecinos.

Artículo 59.- Las obras para servicio público (pavimentos, aguas, saneamientos, etc.) que sean
dañadas por trabajos de demolición, excavación o construcción, serán reparadas por la Municipali-
dad a costa del propietario del predio en que se lleven a cabo los trabajos.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -105-


Capítulo XIV
Lugares de Reunión

Artículo 60.- Están comprendidos en este capítulo los teatros, salones de cinematógrafo, salas
de concierto, salas de trasmisión de radio, salas de asambleas, plazas de toros, estadios, y en
general todo edificio destinado a reuniones públicas.

Artículo 61.- Licencia. Para erigir un edificio de los comprendidos en el artículo 60, y para usar
un edificio nuevo o adaptado, como lugar de reunión, se necesita licencia de construcción y autoriza-
ción de uso, dadas por la Municipalidad.

Artículo 62.- Ubicación. Los edificios antes mencionados podrán erigirse en cualquier parte de
la ciudad, siempre que llenen los requisitos que indique el Reglamento.

Artículo 63.- Violación a este Capítulo. Todas las disposiciones del presente capítulo son
imperativas; no podrá dispensarse su observancia. Cualquier licencia, permiso o autorización serán
nulos de pleno derecho y por lo tanto, en cualquier tiempo, al descubrirse la violación, la Municipali-
dad deberá exigir que la condición de hecho existente se especifique a fin de que se ajuste a los
dispuesto por el Reglamento, y si esto no fuera posible se ordenará la clausura del local o estableci-
miento de que se trate, sin perjuicio de la aplicación de las sanciones correspondientes.

Capítulo XV
Uso peligroso de las Construcciones

Artículo 64.- Licencia. Para usar un edificio señalado como peligroso por la autoridad compe-
tente, es indispensable obtener la licencia de la Municipalidad. A la solicitud respectiva se acompa-
ñará una memoria que detalle las medidas que se tomarán como protección contra el peligro.

Artículo 65.- Denegatoria de licencia. La Municipalidad puede negar una licencia si juzga las
precauciones insuficientes o si la ubicación del edificio no está de acuerdo con las reglas sobre
zonificación.

Artículo 66.- Renuencia. La renuencia a obedecer la orden de la Municipalidad en el plazo


fijado, dará lugar a que ésta ordene la desocupación del local afectado y, en caso dado, haga los
trabajos conducentes a costa del propietario.

Artículo 67.- Pago de Gastos. Si los gastos hechos por la Municipalidad en el plazo fijado no
han sido cubiertos por el propietario, no se autorizará el uso del local sin perjuicio de exigir el reem-
bolso mediante la facultad económico-coactiva.

Capítulo XVI
Establecimientos Molestos

Artículo 68.- Localización. La localización de los establecimientos molestos, estará a criterio


de la Municipalidad mientras no se dicten leyes de planificación y zonificación.

Capítulo XVII
Establecimientos Malsanos

Artículo 69.- Ubicación. Los establecimientos insalubres se situarán fuera de las poblaciones
y en lugares expresamente señalados por la Municipalidad.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -106-


Artículo 70.- Prevención sobre tratamiento de sustancias. Cuando las substancias despren-
didas en forma de polvos, gases, etc., pueden dañar la salud de los habitantes, será requisito indis-
pensable tratar en forma adecuada dichas substancias antes de lanzarlas al exterior.

Artículo 71.- Aguas Residuales. Se prohibe dar curso libre a las aguas residuales de desechos
industriales, cuando sean perjudiciales a la salud del hombre o de los animales, o cuando por su
proporción química o su temperatura ataquen el sistema de atarjeas establecidos o cuando perjudi-
quen las tierras destinadas a la agricultura.

Artículo 72.- Desechos industriales. Prevención. Los demás desechos industriales deberán
ser alejados de tal manera que no perjudiquen la salud a los interesados y a terceras personas.

Artículo 73.- En las zonas señaladas para industrias insalubres no se permitirán habitaciones
vecinas.

Capítulo XVIII
Licencias

Artículo 74.- Licencias. Toda obra relacionada con la construcción, que se ejecute en las
poblaciones de la República, sea de carácter permanente o provisional, deberá ejecutarse con licen-
cia de la Municipalidad correspondiente.

Artículo 75.- Edificios Públicos. Los edificios públicos, o sean los edificios construidos, por el
Gobierno de la República, no necesitan licencia Municipal. Tampoco la necesitan edificios construi-
dos por otras dependencias del Estado, siempre que sean autorizados y vigilados por la Dirección
General de Obras Públicas.

Articulo 76.- Derechos de Tercero. Las licencias que las Municipalidades expidan para obras,
serán siempre dejando a salvo los derechos de tercero.

Artículo 77.- Las empresas privadas y las que explotan servicios de utilidad pública, solicitarán
permiso para las obras por conducto de peritos responsables, atendiéndose las últimas a los térmi-
nos de sus concesiones.

Artículo 78.- Derechos de Licencia. Todas las licencias causarán derechos, que serán fijados
de acuerdo con las tarifas en vigor, las que tomarán en cuenta la cantidad de obras por ejecutar o de
ocupación de vía pública, así como su duración.

Artículo 79.- Pago. Para que una licencia surta sus efectos, es indispensable que haya sido
pagado el importe de los derechos correspondientes.

Artículo 80.- Excepción de Pago. Quedan exceptuadas del pago de estos derechos las de-
pendencias del Gobierno, en obras que ejecute con su personal.

Artículo 81.- Responsabilidad. El propietario y el Ingeniero responsable serán responsables


de los datos que consten en el proyecto. La Municipalidad sólo será responsable de los datos de
alineamiento y niveles.

Artículo 82.- Sanciones. La infracción a cualquier regla de este Capítulo ameritará las sancio-
nes que determine la Municipalidad en su oportunidad.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -107-


Capitulo XIX
Ingenieros Responsables

Artículo 83.- Definición. Para los efectos de esta ley, son Ingenieros Responsables, los inge-
nieros o arquitectos incorporados al Colegio de Ingenieros para ejercer sus profesiones en sus dis-
tintas especialidades. Los Ingenieros Responsables son sus profesiones en sus distintas especiali-
dades. Los Ingenieros Responsables son los únicos que tendrán facultad de autorizar solicitudes de
licencia para obras de construcción y la obligación de vigilar las obras para las cuales hayan solicita-
do o autorizado licencia. No obstante lo anterior, toda persona puede hacer reparaciones que no
excedan de cinco mil colones (5.000,00), por cuenta propia o de terceros.
Las Municipalidades que no tuvieren Ingeniero Municipal, deberán remitir las solicitudes de cons-
trucción a la Municipalidad más cercana que cuente con los servicios de un Ingeniero Civil incorpo-
rado.
(Así reformado mediante Ley Nº 1714 de 9 de junio de 1953, artículo 1º).

Transitorio.- Los constructores autorizados que figuren en la lista formada conforme con lo
dispuesto en el transitorio original de este artículo, según la ley Nº 1714 del 9 de diciembre de 1953,
podrán efectuar construcciones de edificios o reparaciones con cualquier clase de material, siempre
que la obra no exceda de cien metros cuadrados. Para estos efectos no serán necesarias la autori-
zación y vigilancia por parte de los ingenieros o arquitectos a que se refiere el artículo 83 de esta ley.
Los constructores autorizados tendrán la facultad de presentarle los planos diseñados y las
especificaciones a los Ingenieros municipales, con los mismos requisitos que se les exigen a los
ingenieros responsables. A la vez, seguirán el mismo trámite señalado por esta ley para el caso de
objeciones a los planos y especificaciones.
(Así reformado mediante Ley Nº 7029 de 23 de abril de 1986, artículo 7).

Artículo 84.- Profesión Libre. El cargo de Ingeniero responsable no impone ninguna restricción
al ejercicio profesional de Ingenieros o Arquitectos, los que pueden libremente proyectar, dirigir,
ejecutar, contratar, etc., las obras de edificación o construcción relativa a sus especialidades.

Artículo 85.- Obligación. Para la Municipalidad, el perito que solicitó la licencia para la ejecu-
ción de una obra, es responsable del cumplimiento de las reglas de este ordenamiento, aún cuando
en la obra intervengan otros Ingenieros, o su construcción esté encomendada a uno o varios contra-
tistas. Sin embargo, se puede hacer una parte determinada de la obra o una instalación con licencia
pedida por otro Ingeniero responsable, que vigilará esa instalación o parte de la obra, quien asumirá
la responsabilidad de ese trabajo. Para que esa autorización general se conceda es indispensable la
autorización del Ingeniero responsable encargado de la vigilancia general de la obra.

Artículo 86.- Contratistas. Los contratistas tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir esta
ley y su Reglamento en la obra que está a su cargo.

Capítulo XX
Inspección

Artículo 87.- Vigilancia sobre obras. La Municipalidad ejercerá vigilancia sobre las obras que
se ejecuten en su jurisdicción así como sobre el uso que se les esté dando. Los Inspectores Munici-
pales son sus Agentes, que tienen por misión vigilar la observancia de los preceptos de este Regla-
mento.

Capítulo XXI
Sanciones

Artículo 88.- Facultades. La Municipalidad puede imponer sanciones por las infracciones a las
reglas de este Ordenamiento. Las sanciones serán las que se han especificado en el cuerpo de esta

Investigaciones Jurídicas, S.A. -108-


Ley y su Reglamento (multas, clausuras, desocupación, destrucción de la obra, etc.) y los que seña-
la este Capítulo.

Artículo 89.- Infracciones. Se considerarán infracciones además de las señaladas en los Ca-
pítulos de este Ordenamiento, las siguientes:
a) Ejecutar sin licencia previa, obras para las cuales esta Ley y su Reglamento exigen la licencia.
b) Ejecutar obras amparadas por una licencia de plazo vencido.
c) Ejecutar una obra modificando en parte o radicalmente el proyecto respectivo aprobado.
d) Ejecutar, sin la debida protección, obras que pongan en peligro la vida o las propiedades.
e) No enviar oportunamente a la Municipalidad los informes de datos que se previenen en diferen-
tes Capítulos del Reglamento.
f) No dar aviso a la Municipalidad de suspensión o terminación de obras.
g) No obedecer órdenes sobre modificaciones, suspensión o destrucción de obras de la Municipa-
lidad.
h) Usar indebidamente la vía pública.
i) Usar indebidamente los servicios públicos.
j) Ocupar o usar una construcción antes de haber dado aviso de la terminación de la obra.
k) Impedir o estorbar a los Inspectores cumplir su cometido.

Artículo 90.- Multas. El importe de la multa en ningún caso será superior a la lesión económica
que implique para la Municipalidad la falta de percepción del derecho de la licencia correspondiente
al concepto violado.

Artículo 91.- Calificaciones. La calificación de las infracciones se hará teniendo presente los
preceptos de esta Ley y su Reglamento.

Artículo 92.- Multas. Sujetos responsables. Las multas y otras penas se impondrán al propie-
tario, Ingeniero Responsable, al contratista, o a cualquier persona que infrinja este Reglamento.

Artículo 93.- Cuando un edificio o construcción o instalación ha sido terminado sin licencia ni
proyecto aprobado por la Municipalidad y sin que se haya dado aviso a ésta de la terminación de la
obra, se levantará una información, fijando al propietario un plazo improrrogable de treinta (30) días,
para que dé cumplimiento a lo estatuido en esta Ley y Reglamento, presentando el proyecto, solici-
tud de licencia, etc.

Artículo 94.- Si pasado el plazo fijado, el propietario no ha dado cumplimiento a la orden ante-
rior, se levantará una nueva información, la que se pondrá de acuerdo con el artículo sobre Renuen-
cia, y se fijará un último plazo, oyendo al interesado.

Artículo 95.- Si el propietario presenta el proyecto respectivo y una vez que sea aceptado, la
Municipalidad comprobará si la obra ha sido ejecutada de acuerdo con él y si ambos satisfacen los
requisitos exigidos por esta Ley y su Reglamento sometiéndolo a las pruebas necesarias.

Artículo 96.- Si no se presenta el proyecto o no se hacen las modificaciones ordenadas, la


Municipalidad ordenará la destrucción de las partes defectuosas o lo hará por cuenta del propietario.
En ningún caso autorizará el uso de la construcción y si está en uso, impondrá multa por esta causa
y dispondrá la desocupación y clausura de ella.

Artículo 97.- La persona a la que se haya aplicado una sanción puede manifestar su inconfor-
midad. Se tomará en cuenta su gestión si la hace en un plazo de cinco días hábiles a partir de la
fecha en que se levantó la información. Si se toma en cuenta la inconformidad, la Municipalidad
nombrará uno de sus técnicos, o a un técnico ad-hoc, diferente del que impuso la sanción, para que

Investigaciones Jurídicas, S.A. -109-


estudie el caso y, en vista de su dictamen técnico, sólo puede resolver el Colegio de Ingenieros.

Artículo 98.- (Declarado inconstitucional, mediante Resolución de la Sala Constitucional Nº


5963-94 de las 15:45 horas del 11 de octubre de 1994).

Artículo 99.- Esta ley deroga cualquier otra disposición anterior que se le oponga.

Rige a partir de su publicación.

Reglamento
de Construcciones

Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo

Reglamento de Construcciones

Introducción

1.- Antecedentes. El texto original de este Reglamento fue aprobado por Asamblea Extraordinaria
de Representantes del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica, el 16 de
setiembre de 1980, bajo el título de “Código de Construcción”.
Como Reglamento a la Ley de Planificación Urbana, promulgada por el INVU (Ley Nº 4240 de 15
de noviembre de 1968), el Reglamento de Construcciones fue publicado en “La Gaceta” Nº 56,
Alcance Nº 17 del 22 de marzo de 1983.
2.- Obligatoriedad de cumplimiento. Todas las disposiciones del Reglamento de Construcciones
(Reglamento a la Ley de Planificación Urbana) son de obligado acatamiento para los ciudadanos
del país y en especial, para los miembros del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos
de Costa Rica; su no aplicación constituye una violación al Código de Etica Profesional. El in-
cumplimiento de las mismas por parte de un funcionario público es sancionado, además por la
Ley de la Administración Pública.
La presente reglamentación es complementaria de las disposiciones contenidas en la Ley de
Construcciones Nº 833 de 1949 y en los más recientes reglamentos específicos emitidos por las
municipalidades, instituciones u otros órganos administrativos.
3.- Reformas al Reglamento. En virtud del carácter dinámico que debe tener el presente documen-
to, el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos de Costa Rica y el INVU han dispuesto la
integración de la “Comisión Permanente de Revisión y Actualización del Reglamento de Cons-
trucciones”.
Cualquier consulta o sugerencia para modificar o ampliar este Reglamento, debe dirigirse a la
Comisión, Apartado Postal Nº 2346-1000, San José.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -110-


Capítulo I
Generalidades

Artículo 1.1.- Objeto de Reglamento. El presente Reglamento tiene por objeto fijar las normas
para la planificación, diseño y construcción de edificios, calles, campos deportivos, instalaciones
industriales y de maquinaria y cualesquiera otras obras, en lo relativo a la arquitectura, ingeniería
civil, ingeniería eléctrica, ingeniería mecánica e ingeniería sanitaria, con el objeto de fomentar ase-
gurar y proteger en la mejor forma la salud, economía, comodidad y bienestar común, mediante
requisitos que garanticen en los edificios y en otras obras su solidez, estabilidad, seguridad, salubri-
dad, iluminación y ventilación adecuadas, sin perjuicio de las facultades que la leyes conceden en
estas materias a otros órganos administrativos.
En particular este Reglamento fija:
— Los conceptos básicos y requisitos mínimos en la planificación de las obras citadas.
— Los conceptos básicos y requisitos mínimos en el diseño eléctrico, mecánico y sanitario.
— Las normas de calidad que deben aplicarse a los materiales.
— Las normas fundamentales de construcción a que deben ceñirse todas las obras civiles.
— Las normas de construcción de las obras provisionales, que se requieren durante el proceso.
— Las normas para las obras de reparación, alteración y demolición.

Artículo 1.2.- Alcances de Reglamento. Ya sea en propiedad pública o en


propiedad privada, toda obra de demolición o excavación, o de intervención, ampliación, modi-
ficación o reparación de edificios o construcciones de cualquier índole; o bien toda estructura, insta-
lación o elemento conformante de aquéllos, debe acatar las disposiciones de este Reglamento en
cuanto a alineamiento, altura, aceras, servicios de agua, drenajes, etc..
Los edificios de propiedad pública, pertenecientes al Gobierno Central o instituciones descentra-
lizadas, quedan también sujetos a las normas mínimas que establece este Reglamento.

Artículo 1.3.- Definición de Términos. Para los efectos de interpretación y aplicación del pre-
sente Reglamento, los términos siguientes tienen el significado que se indica:
AASHTO: Asociación Estadounidense de Funcionarios de Carreteras Estatales y de Transporte
(American Association of State Highways and Transportation Officials).
Acera: Parte de la Vía pública, normalmente ubicada en sus orillas, que se reserva para el
tránsito de peatones.
ACI: Instituto Estadounidense de Concreto (American Concrete Institute).
ADEME: Conjunto de tableros y entramados de madera u otro material destinado a evitar el
desmoronamiento de las paredes de las excavaciones.
AISC: Instituto Estadounidense de Construcción en Acero (American Institute of Steel Constrution).
Albañilería: Arte de construir con piedras, ladrillos, bloques, etc.
Alineamiento: Línea fijada por la Municipalidad o por el Ministerio de Obras Públicas y Trans-
portes, como límite o proximidad máxima de emplazamiento de la construcción con respecto a la vía
pública.
Alteración: Cualquier supresión, adición o modificación que afecte a un edificio u obra.
Altura de la edificación: Distancia vertical sobre la línea de construcción, entre el nivel de piso
oficial y el nivel medio de la cubierta del último piso.
Antejardín: Distancia entre las líneas de propiedad y de construcción de origen catastral la
primera y de definición oficial la segunda (MOPT o Municipalidad); implica una servidumbre o restric-
ción para construir, sin que por ello la porción del terreno pierda su condición de propiedad privada.
Aparejo: Disposición de las juntas de piedra, ladrillo, bloques o similares.
Apartamento: Conjunto de varias habitaciones que, con un fin determinado, ocupan todo o en
parte de un piso o edificio, o bien parte de varios pisos (soluciones en duplex o en triplex).
Armadura: En el concreto reforzado, el conjunto de varillas y aros de acero amarrados con
alambre o soldados, que conforman el refuerzo del concreto. En construcción metálicas o de made-
ra, cualquier elemento reticulado que forme parte de la estructura.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -111-


Autoridad Revisora: Cualquier entidad gubernamental o municipal que intervenga en la revi-
sión y aprobación del diseño, o en la inspección durante la construcción de las obras. Se entenderá
también por autoridad revisora aquella que designe el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitec-
tos de Costa Rica.
AWS: Asociación Estadounidense de Soldadura (American Welding Society).
AWWA: Asociación Estadounidense de Obras Hidráulicas (American Water Works Association).
AYA: Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados.
Base: Capa de material debidamente estabilizado, que forma parte de la estructura resistente de
una calzada, camino, carretera o piso.
Calzada: Parte de la calle destinada al tránsito vehicular, comprendida entre cordones, cunetas
o zanjas de drenaje.
Camellón: Zona central, en avenidas con vías múltiples, que divide el tránsito vehicular. Gene-
ralmente es con cordón, como una acera. Puede ser peatonal con piso duro, o con vegetación.
Carga: Fuerza que actúa sobre una estructura.
Carga de viento: Fuerza debida a la acción del viento.
Carga muerta: Fuerza debida al peso propio.
Carga permanente: Fuerza causada por el peso propio de una estructura y por el peso de los
elementos, máquinas y equipos unidos permanente a ella.
Carga sísmica: Fuerza debida a fenómenos sísmicos.
Carga temporal: Carga variable y transitoria a lo largo de la vida de una estructura.
Carga viva: Sinónimo de carga temporal.
Cáscara o cascarón: Losa curva o plegada de poco espesor. Se caracteriza por su capacidad
para resistir cargas tridimensionales. Esta capacidad está determinada por su forma geométrica, sus
condiciones de borde y la naturaleza de las cargas aplicadas.
Cimbra: Parte de la estructura de soporte de un encofrado o formaleta.
Coeficiente de uso: Factor que afecta a las fuerzas sísmicas según el uso a que se destinará un
edificio.
Colegio Federado: Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica.
Concreto Armado: Mezcla de agregados pétreos y de cemento, con refuerzo de acero.
Concreto asfáltico: Mezcla de agregados pétreos y de asfalto, usado éste como aglomerante.
Concreto ciclópeo: Mezcla de agregados pétreos y de cemento, que incluye piedra bruta como
principal elemento dentro del volumen total.
Concreto masivo: Mezcla de agregados pétreos y de cemento, sin acero de refuerzo.
Condominio: Inmueble construido en forma horizontal, vertical o mixta, suceptible de aprove-
chamiento independiente por parte de distintos propietarios, con elementos comunes de carácter
indivisible.
Construcción: Arte de construir toda estructura que se fija o incorpora en un terreno; incluye
obras de edificación, reconstrucción, alteración o ampliación que impliquen permanencia.
Copropiedad: Régimen existente en aquellos casos en que dos o más personas adquieren la
propiedad sobre una misma cosa, o un derecho sobre la totalidad de un bien y no sobre una parte del
mismo.
Correa: Elemento resistente, que normalmente trabaja a flexión y que sirve para fijar el material
de cubierta o de cierre lateral de un edificio, transmitiendo la carga a la estructura principal.
Edificación: Construcción destinada a cualquier actividad, ya sea habitación, trabajo, almace-
namiento o protección de enseres, etc.
Edificaciones de uso privado: Aquellas que no albergan permanentemente, ni sirven de lugar
de reunión con regularidad, a un número considerable de personas.
Edificaciones de uso público: Aquellas edificaciones del Estado o particulares que albergan
permanentemente, o sirven de lugar de reunión, con regularidad, a un número considerable de per-
sonas.
Ejecutor: Para los efectos de este Reglamento, el ingeniero, arquitecto, técnico o maestro de
obra autorizado por la Municipalidad, que esté a cargo de la ejecución - no de la planificación - de
una obra.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -112-


Encofrado: Sistema de moldes destinados a soportar y dar forma a los elementos de concreto
mientras éste adquiere resistencia propia.
Enrejado: Sinónimo de reticulado cuando se refiere a estructuras de alma abierta.
Envigado: Sistema de vigas que forman la estructura resistente de un entrepiso o de una te-
chumbre.
Escala: La escala de un plano o mapa expresa la relación de longitud entre las características
dibujadas y las reales sobre la superficie de la tierra. Es decir, es la relación existente entre las
dimensiones gráficas y las reales. Generalmente se expresa como una razón o fracción: 1:50 000 ó
1/50 000. El numerador es la unidad y representa la distancia en el dibujo; el denominador, un
número mayor, representa la distancia en el terreno. Así, la escala 1:50 000 establece que cualquier
unidad tal y como un (1) centímetro o un (1) milímetro en el mapa representa 50 000 unidades
iguales en el terreno. Entre menor sea el denominador, la escala es mayor porque se acerca más a
la unidad; en una escala 1:1 son iguales a la representación y el objeto representado. En (1) centíme-
tro en 1:10 000 representa cien (100) metros y en 1:50 000 corresponde a quinientos metros de
terreno.
De tal manera, la escala constituye un elemento esencial en el trabajo cartográfico, urbanístico y
de construcción ya que facilita la medición de las distancias reales.
En urbanismo, el término ESCALA se usa también como una apreciación espacial de campo de
acción de determinados hechos (por ejemplo, escala regional, escala urbana, etc.) y como relación
del ser humano con los elementos del espacio: escala humana.
Escariar: Redondear o agrandar un agujero abierto en una pieza de metal.
Estacionamientos: Aquellos lugares (ya sea en edificios o en lotes) públicos o privados, desti-
nados a guardar vehículos, incluyendo terminales de autobuses y garajes para taxis.
Estructura: Sistema de elementos resistentes a los efectos de fuerzas externas de todo tipo,
que forma el esqueleto de un edificio u obra civil. Recibe y transmite las cargas y esfuerzos al suelo
firme.
Factor de forma: Coeficiente que afecta a la presión básica del viento y que depende de la
forma general de la edificación y de las aberturas que contiene.
Fachada: Es el alzado o geometral de una edificación. Puede ser frontal (exterior), lateral, o
posterior; o interior, cuando corresponde a patios internos.
Frente de lotes: Es la longitud en su línea frontal de demarcación.
Grava: Piedra natural, tal como se encuentra en lechos de ríos y en tajos.
Habitable: Local que reúna los requisitos mínimos de seguridad, higiene y comodidad.
Hábitat: Organización el espacio para las actividades del hombre.
Habitación: Espacio constituido por un solo aposento.
ICE: Instituto Costarricense de Electricidad.
Imprimante en calles: Material líquido, generalmente asfáltico, con que se sella la base de
suelo granular antes de colocar la carpeta asfáltica de los pavimentos.
Indice de construcción: Es el cociente que resulta de dividir el total de metros de construcción
entre la superficie del lote. En este cómputo se excluyen sótanos y azoteas.
Instalación: En un edificio, cualquier sistema destinado a servicios tales como agua potable,
desagües, energía eléctrica, transporte vertical, aire acondicionado, etc.
Instalación eléctrica: Conjunto de equipos y materiales eléctricos utilizados para producir, con-
vertir, transformar, transmitir, distribuir o utilizar la energía eléctrica.

Instalación sanitaria.

Instalación sanitaria exterior: El sistema de tuberías y accesorios, externos a las edificaciones


que se inteconectan a las redes de abastecimiento de agua potable y evacuación de aguas negras
de una ciudad.
Instalación sanitaria interior: El sistema de tuberías y accesorios, que integran las redes inter-
nas y privadas de abastecimiento de agua potable y evacuación de aguas negras de una edificación.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -113-


INVU: Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo.
Línea de Construcción: Una línea por lo general paralela a la del frente de propiedad, que
indica una distancia de ésta igual al retiro frontal o antejardín requerido.
Línea de propiedad: La que demarca los límites de la propiedad en particular.
Lote: Es el terreno deslindado de las propiedades vecinas con acceso a uno o más senderos o
vías. Puede ser de uso privado, público o comunal.
Mampostería: Obra de albañilería construida con piedras, ladrillos o bloques y mortero para
unirlos
MIEM: Ministerio de Industria, Energía y Minas.
Mocheta: Elemento vertical de poca dimensión transversal, construido de concreto armado para
confirmar muros o paredes. También trozo de pared de pequeña sección que queda a los lados de
aberturas relativamente anchas en los muros.
MOPT: Ministerio de Obras Públicas y Transportes.
Municipalidad: Persona jurídica estatal con jurisdicción territorial sobre un cantón. La población
cabecera del cantón es la sede del Gobierno Municipal. Le corresponde la administración de los
servicios e intereses locales, con el fin de promover el desarrollo integral de los cantones en armonía
con el desarrollo nacional.
Muro de carga: Muro diseñado y construido para resistir principalmente cargas verticales.
Muro estructural: Muro diseñado y construido para resistir principalmente cargas horizontales,
perpendiculares a su plano.
Muro no estructural: Muro considerado como no resistente y destinado a servir sólo de cierre o
división de recintos. Sinónimo de pared.
Obra civil: Obra diseñada y construida mediante las ciencias aplicadas y la tecnología pertene-
cientes a la ingeniería civil.
Obra provisional: Obra de carácter temporal que debe construirse o instalarse como medio de
servicio pasajero, para ayudar a la construcción de una obra definitiva.
Paneles: Módulos en que se divide un elemento constructivo plano. También,
elementos modulares planos para la construcción, que se fijan unos a otros o a la estructura
resistente de una obra, mediante dispositivos adecuados.
Paramento: Cualquiera de las caras de un muro.
Pared: Sinónimo de un muro no estructural, elemento constructivo para cerrar espacios.
Pared medianera: La que sirve de separación entre edificios, patios o jardines, pero que perte-
nece a ambos colindantes.
Perfil estructural: Barra de metal de variadas secciones transversales, que se usa para la
construcción de estructuras metálicas.
Perfil Geométrico: Trazo de un terreno, carretera, represa, etc., sobre el plano vertical.
Permiso de construcción: El que otorgan las municipalidades (y otros organismos competen-
tes: Ministerio de Salud, INVU) para la ejecución de obras, ya sean de carácter permanente o provi-
sional. Generalmente, el permiso se hace constar sobre un plano, el cual se denomina “plano apro-
bado”.
Peso propio: Peso de los elementos constructivos, estructurales o no estructurales, que debe
ser considerado en el cálculo de las obras.
Piedra bruta: Grava, generalmente de tamaño grande comparado con el de los agregados para
concreto.
Piezas habitables: Los locales que se destinan a salas, despachos, estudios, comedores y
dormitorios.
Piezas no habitables: Las destinadas a cocinas, cuartos de baño, lavanderías, bodegas garajes
y pasillos.
Piso: En un edificio, plataforma a nivel que sirve de suelo y para apoyar los muebles. Se llama
primer piso al que está a nivel del terreno; edificio de un piso es aquel de una sola planta. Se conoce
por piso el conjunto de habitaciones limitadas por planos horizontales determinados en un edificio de
varias plantas.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -114-


Planificador: El ingeniero, arquitecto, técnico o maestro de obras que esté a cargo de la planifi-
cación -no de la ejecución- de una obra. Se considera planificación el diseño, cálculo y elaboración
de los planos respectivos del proyecto.
Plano catastrado: Plano oficial de un terreno, debidamente registrado en la Dirección de Catas-
tro Nacional, que fija la forma, área, deslindes y orientación.
Precolados: Dícese de los elementos estructurales de concreto, colados fuera de su posición
final y colocados posteriormente en ella.
Presión básica del viento: Valor de la presión que ejerce el viento en función del cuadrado de
su velocidad, sobre cualquier superficie.
Propiedad horizontal: Aquel tipo de edificación en donde la persona es propietaria exclusiva de
un piso, departamento, vivienda o local (área privativa) y comunera de los bienes afectos al uso
común.
Propietario: Para los efectos del Reglamento la persona física o jurídica que ejerce el dominio
sobre bienes inmuebles mediante escritura pública.
Reglamento de construcciones: Es el que particulariza las reglas locales que interesen a la
seguridad, salubridad y ornato de las estructuras o edificaciones, sin detrimento de las pertinentes a
la Ley de Planificación Urbana y de las demás vigentes o aplicables al ramo de la construcción.
Rebaba: Resalto de material no útil, sobrante, en los bordes o en la superficie de un elemento.
Reparación: Renovación de cualquier parte de una obra, para dejarla en condiciones iguales o
mejores que las primitivas.
Repello: Revestimiento de un muro con mortero de cemento, cal o materiales semejantes, para
mejorar su superficie con fines estéticos o de protección.
Retiros: Son los espacios abiertos no edificados comprendidos entre una estructura y los linde-
ros del respectivo predio.
Retiro frontal: Término equivalente al de antejardín.
Retiro lateral: Espacio abierto no edificable, comprendido entre el lindero lateral del inmueble
(lote) y la parte más cercana de la estructura física (construcción).
Retiro posterior: Espacio abierto no edificable comprendido entre el lindero posterior del inmue-
ble (lote) y la parte más cercana de la estructura física (construcción).
Riesgo: Contingencia o probabilidad de un accidente, daño y perjuicio.
Saledizo: Parte que sobresale de una pared. Saliente.
Semisótano: Espacio de un edificio que se encuentra parcialmente bajo el nivel de tierra y que
puede ser ventilado e iluminado directa y naturalmente.
Servidumbre: Restricción al dominio de un predio, que se establece en beneficio público o de
otra finca.
Sitio de reunión pública: Bajo este rubro se incluyen: 1) Salas de espectáculos (teatros, cine-
matográficos, salones de conciertos o conferencias y similares); 2) Centros sociales (casinos, caba-
rets, bares, restaurantes, salones de baile y similares); 3) Edificios deportivos (estadios, gimnasios,
hipódromos, plazas de toros y similares); 4) Templos o locales de culto.
Sobrecarga: Carga por encima de aquella supuesta para efectos de diseño.
Sótano: Espacio de un edificio que se encuentra bajo el nivel de tierra y que no puede recibir
iluminación y ventilación directa y natural.
Subbase: Parte de la estructura resistente de una calle, camino o carretera, compuesta general-
mente por una capa de material granular compactado, colocado sobre la subrasante y debajo de la
base.
Subrasante: Superficie del terreno de una calle, camino o carretera, debidamente estabilizada,
sobre la cual se colocará la subbase o la base del pavimento.
Suelo: Cualquier material no consolidado compuesto de distintas partículas sólidas, con gases o
líquidos incluidos. En construcción, la palabra se aplica normalmente al terreno de sustentación de
las obras. En arquitectura, úsase también como sinónimo de piso.
Tabique: Elemento vertical, delgado, no resistente, que sirve como división interior o cierre exte-
rior de los recintos de un edificio.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -115-


Tugurio: Local destinado a vivienda, en un inmueble objeto de declaratoria oficial de inhabitabilidad
por sus condiciones insalubres o de seguridad. Compréndense en ese concepto casas, apartamien-
tos, cuartos, habitaciones y en general, construcciones o estructuras destinadas total o parcialmente
al expresado fin, aunque sólo se trate de refugios en sitio no urbano, de carácter improvisado.
Urbanización: Fraccionamiento o habilitación de un terreno para fines urbanos, mediante la
construcción de calles y provisión de servicios.
Vía peatonal: Aquella que se utiliza principalmente para peatones, excluyendo el uso vehicular.
Vía pública: Es todo terreno de dominio público y de uso común, que por disposición de la
autoridad administrativa se destinare al libre tránsito de conformidad con las leyes y reglamentos de
planificación; incluye aquel terreno que de hecho esté destinado ya a ese uso público.
Las vías públicas son inalienables e imprescriptibles; según su clase se destinarán, además, a
asegurar las condiciones de aireación e iluminación de los edificios que las limitan, a facilitar el
acceso a los predios colindantes y a la instalación de cualquier canalización, artefacto, aparato o
accesorio perteneciente a una obra pública o destinado a un servicio público.
Si bien la Ley de Caminos Públicos no define a las vías en conjunto, las divide en dos categorías:
aquéllas de la red vial nacional y las de la red vial cantonal; en ambos casos se define cada tipo,
según su categoría.
Vivienda: Es todo local o recinto, fijo o móvil, construido, convertido o dispuesto, que se use
para fines de alojamiento de personas, en forma permanente o temporal.
Vivienda multifamiliar: Es la edificación concebida como unidad arquitectónica con áreas
habitacionales independientes, apta para dar albergue a tres o más familias.
Vivienda unifamiliar: Es la edificación provista de áreas habitacionales destinadas a dar alber-
gue a una sola familia.
Zonas verdes: Areas libres enzacatadas o arborizadas, de uso público comunal, destinadas a la
recreación.

Capítulo II
Permisos de construcción

Artículo II.1.- Profesionales responsables. Para solicitar permisos de construcción y para los
demás efectos de este Reglamento, se considera como Profesionales Responsables a los ingenie-
ros o arquitectos activos incorporados al Colegio Federado, tal como lo indica la Ley de Construc-
ciones, con las facultades y las responsabilidades señaladas en ella, en el Reglamento Interior Ge-
neral, y en el Reglamento de Etica Profesional del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos
de Costa Rica.

Artículo II.2.- Empresas consultoras y constructoras. Para los efectos del presente Regla-
mento, sólo se consideran las empresas consultoras y constructoras que estén inscritas conforme a
la Ley Orgánica y al Reglamento Interior General del Colegio Federado.

Artículo II.3.- Sistema métrico decimal. Conforme lo indica el Reglamento sobre Unidades de
Medición (Decreto Ejecutivo Nº 3286 MEIC) el Sistema Internacional de Unidades de Medidas es el
único que se debe usar en las memorias de cálculo, en planos y en cualquier otro documento refe-
rente a construcciones. En casos de materiales fabricados según calibre especial, como varillas,
alambres o láminas, se usará el número de ese calibre para designarlos.

Artículo II.4.- Sanciones. Las sanciones aplicables al propietario, profesional responsable,


empresa o contratista por incumplimiento parcial o total de las normas establecidas en el presente
Reglamento, son las que establecen en sus artículos pertinentes la Ley de Construcciones, la Ley
General de Salud, la Ley Orgánica y el Reglamento Interior General del Colegio Federado de Inge-
nieros y de Arquitectos de Costa Rica, y el Código Civil, sin perjuicio de las que contengan las leyes.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -116-


Artículo II.5.- Documentación técnica necesaria para permisos de construcción de edifi-
cios. Para la obtención de permisos de construcción, se seguirán los instructivos elaborados por la
Comisión Revisora de Permisos, sin perjuicio de que otras entidades gubernamentales pidan docu-
mentos adicionales.

Artículo II.6.- Especificaciones mínimas en los planos. En los planos deberán estar consig-
nadas las especificaciones mínimas necesarias para la ejecución de la obra, tales como la calidad y
resistencia de los materiales principales, como el concreto y el acero, el recubrimiento de la armadu-
ra y otras. Deberán consignarse los espesores y calidades de la cubierta de techo, de las paredes y
todos aquellos datos que sea necesario tener a mano durante la construcción.

Artículo II.7.- Idoneidad de los laboratorios. La entidad gubernamental o la autoridad revisora


que debe aprobar los planos, puede pedir atestados de la idoneidad del laboratorio que haya ejecu-
tado las pruebas de suelos o materiales y en el caso de no ser satisfactorios, puede rechazar los
resultados y recomendaciones de esas pruebas.

Artículo II.8.- Excepciones. En los casos de reparaciones urgentes de edificios o construc-


ciones que, a juicio de la Comisión Revisora representen peligro para la vida y la salud de las perso-
nas, la misma podrá eximir, temporalmente, de cualesquiera de los requisitos que establecen los
artículos II.5, II.6 y II.7 de este Reglamento. La Comisión podrá extender permiso provisional inme-
diatamente y fijar plazo para el cumplimiento posterior de tales requisitos reglamentarios.

Artículo II.9.-Edificio de uso mixto. Para el trámite de permisos de construcción de edificios de


uso mixto, los documentos se sujetarán a los requisitos y disposiciones relativos al uso de cada una
de sus partes.

Artículo II.10.- Documentación técnica adicional para permisos de construcción de urba-


nizaciones.
II.10.1. Memoria de cálculo. Deben consignarse en ella todos los datos que se utilizaron para
la selección y diseño de subrasante, subbase y pavimento, así como los datos de labo-
ratorio en que se base la determinación del tránsito promedio diario que podrá soportar
la vía.
Deben consignarse los datos y cálculo de las instalaciones eléctricas, de agua potable,
de cloacas, de aguas pluviales y demás obras que se requieran.
Se usará la notación empleada por el documento “Especificaciones Generales para la
Construcción de Caminos, Carreteras y Puentes”, del Ministerio de Obras Públicas y
Transportes.
Debe incluirse el programa de ensayo de materiales que se realizará durante la cons-
trucción.
II.10.2. Planos de construcción. Deben contener la localización de la urbanización, referida a
las coordenadas del Instituto Geográfico Nacional; la planta general de diseño geomé-
trico con curvas de nivel por lo menos cada metro de altura; secciones típicas generales
de las calzadas y aceras; perfiles de cada calle y de las instalaciones de cloacas y
pluviales; detalle del cordón y caño, cajas de registro y cualquier otro que se requiera.

Artículo II.11.- Documentación en la construcción. Para efectos de control por parte de las
entidades públicas, deberá permanecer en el sitio de la obra un juego completo de planos, aprobado
por las oficinas respectivas y los documentos adicionales que este Reglamento establece para cada
tipo de construcción.
En sitio visible deberá colocarse el original del formulario de permiso de construcción, con los
sellos y firmas aprobatorias y en los que constará el nombre y el número de inscripción del profesio-
nal responsable y el número del permiso municipal.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -117-


Estarán igualmente asequibles la fórmula de control de visitas de inspección suministrada por el
Municipio y el libro de bitácora oficial del Colegio Federado.

Capítulo III
Vías públicas urbanas

Artículo III.1.-Generalidades. Para la definición, pertenencia e inalienabilidad de las vías públi-


cas urbanas, los derechos de usuarios y colindantes y la temporalidad de los derechos o concesio-
nes que se otorguen para su uso o ocupación, se deberá recurrir a la Ley de Caminos Públicos y a la
Ley de Construcciones, que son las que regulan estas materias.
Quienes soliciten permiso o concesión para usar la vía pública urbana o los bienes municipales
con fines particulares, tendrán la obligación de proporcionar a la Municipalidad un plano detallado de
la localización de las instalaciones que se pretenda ejecutar.
Para la ejecución de obras en la vía pública urbana o en predios de propiedad privada o pública
que pueden alterar el equilibrio del subsuelo o causar daño a las instalaciones o estructuras vecinas,
deberán tomarse, con la autorización y control municipal, todas las medidas necesarias de preven-
ción para evitar daños y molestias a las personas y a los bienes.

Artículo III.2.-Nomenclatura y número oficial. La denominación de las vías públicas, parques,


jardines y plazas y la numeración de los precios de cada cantón serán fijadas por la Municipalidad de
acuerdo con la ley y los reglamentos vigentes. Las placas de esta nomenclatura oficial no podrán ser
alteradas por ningún particular.

Artículo III.3.- Colocación de placas. La Municipalidad está autorizada para colocar placas de
nomenclatura y numeración de calles y predios en las paredes.
En caso de ser requerido, el propietario deberá dejar el espacio necesario en la fachada. En
ausencia de placa oficial el propietario puede colocar el número que corresponda en la entrada, con
caracteres que lo hagan claramente visible.

Artículo III.4.- Prohibición de uso de las vías públicas urbanas. Salvo que lo disponga otras
normas legales, está prohibido:
III.4.1. Usar la vía pública para aumentar el área utilizable de predio o de una construcción,
tanto en forma aérea, como subterránea;
III.4.2. Usar las vías públicas para establecer puestos con fines comerciales de cualquier cla-
se;
III.4.3. Colocar postes, cobertizos, o quioscos de publicidad; e
III.4.4. Instalar aparatos y recipientes para basura que entorpezcan el tránsito.

Excepcionalmente y sólo mediante escrito con vigencia temporal extendido por la Municipalidad,
podrán no acatarse las prohibiciones establecidas en este artículo.

Artículo III.5.- Permisos para obras en las vías públicas urbanas. No se podrán realizar
modificaciones o reparaciones en las vías existentes, sin permiso municipal o del MOPT, según
corresponda.

Artículo III.6.- Ocupación temporal de la vía pública urbana. Si en la ejecución de una obra
debe ocuparse temporalmente una vía o acceso público, el subsuelo o el espacio aéreo de la misma,
se deberá obtener un permiso de ocupación de vía de parte de la Municipalidad o del MOPT, según
corresponda.

Artículo III.7.- Carga y descarga de materiales. Para el estacionamiento de vehículos que


carguen o descarguen en la vía pública se debe solicitar permiso a la Dirección General de Tránsito.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -118-


Artículo III. 8.- Materiales y escombros en la vía pública urbana. Exclusivamente frente al
predio en donde se ejecute una obra, será permitido dejar escombros, hacer excavaciones o en
alguna forma poner obstáculos al libre tránsito en la vía pública, en forma provisional; para ello es
obligatorio obtener de previo la autorización de la Municipalidad. Además, se deberán colocar ban-
deras y letreros durante el día y señales luminosas, claramente visibles, durante la noche, a una
distancia de quince metros de los obstáculos, de manera que prevengan anticipadamente al que
transite por dicha vía.
En caso contrario, la Municipalidad procederá, según corresponda, a la suspensión de la obra o
a la eliminación del obstáculo.

Artículo III.9.- Rotura de pavimento. La rotura de pavimento en la vía pública urbana para la
ejecución de obras públicas o privadas requerirá licencia previa de la Municipalidad o del MOPT,
quienes fijarán, en cada caso, las condiciones bajo las cuales la conceden. El solicitante de la licen-
cia de rotura estará obligado a ejecutar la reparación correspondiente o a reintegrar su valor si la
reparación tuviese que hacerla la Municipalidad o el MOPT ante la renuencia de aquél.

Artículo III.10.- Instalaciones provisionales. Para colocar estructuras de cualquier tipo o hacer
instalaciones de carácter provisional en las vías públicas urbanas, el interesado debe obtener la
previa autorización municipal.

Capítulo IV
Disposiciones generales para edificios

Artículo IV.1.- Cercas en lotes baldíos. Todo solar no ocupado que linde con la vía pública, a
juicio de la Municipalidad respectiva, deberá cercarse hasta una altura de dos metros (2,00 m) como
mínimo, con cualquier tipo de cerca de láminas o baldosas sólidas o bien con alambre colocado en
postes (artículo 26 de la Ley de Construcciones).
En cualquier caso, deben acatarse las normas municipales en resguardo de la salubridad, segu-
ridad y ornato.

Artículo IV.2.- Construcciones provisionales. Toda edificación aun cuando sea con carácter
provisional, ha de contar con la previa autorización municipal. Se emplearán material y sistemas
constructivos que faciliten su remoción y que garanticen seguridad, higiene y buen aspecto.

Artículo IV.3.- Demoliciones y excavaciones. Para efectuar trabajos de demolición parcial o


total, o para hacer excavaciones en un predio particular el profesional responsable debe obtener el
respectivo permiso municipal, acatando las disposiciones de los artículos 51 a 59 de la Ley de Cons-
trucciones y el Reglamento de Seguridad en las Construcciones emitido por el Instituto Nacional de
Seguros.

Artículo IV.4.- Aceras


IV.4.1. Es obligación del propietario construir aceras, o reconstruir las existentes, frente a edi-
ficios y otras obras que se hayan efectuado en propiedades particulares; las aceras
tendrán el ancho que indique la Municipalidad respectiva.
IV.4.2. La pendiente de la acera hacia el cordón no podrá exceder del 2% y el material de piso
deberá tener superficie antideslizante.
IV.4.3. En aceras y en cordones de calle, los cortes para la entrada de vehículos a los predios
no deberán entorpecer ni hacer molesto el tránsito para los peatones; en las zonas
residenciales con área verde junto al cordón; los cortes deben limitarse al ancho de
tales áreas verdes.
IV.4.4. La parte de las aceras que deba soportar el paso de vehículos, se construirá de modo
que resista las sobrecargas correspondientes.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -119-


Artículo IV.5.- Cierre temporal de aceras existentes. Para efectuar alteraciones o reparacio-
nes de edificios que afecten la seguridad de los peatones, se debe cumplir los siguientes requisitos:
IV.5.1. Condenar el acceso y la vista del peatón al predio, con un cierre en la línea de propie-
dad de no menos de 1,80 m de alto.
Si el edificio estuviere construido en la línea de propiedad, bastará con clausurar los
vanos que existan;
IV.5.2. Evitar el acceso directo desde la calle, mediante una valla de 0,80 m de alto, sobre la
línea del cordón de caño;
IV.5.3. Levantar un andamio en el centro de la acera, por lo menos de 2,25 m de alto, sobre la
línea del cordón de caño;
IV.5.4. Construir un alero protector cuya anchura no sobrepase la línea del cordón de caño, y
de 2,25 m de alto como mínimo. Este alero se reforzará de acuerdo con la peligrosidad
de las obras y se diseñará para soportar una carga mínima de 150 kg/m2, a fin de evitar
accidentes o molestias provocados por el desprendimiento de materiales, por el uso de
equipo y otros factores propios de los trabajos de edificio.

Artículo IV.6.- Ubicación de edificios


IV.6.1. La ubicación de edificios públicos y privados se hará de acuerdo con lo previsto en el
Plano Regulador de la localidad; en su defecto, la ubicación deberá contar con la auto-
rización del MOPT, del INVU, o de la Municipalidad respectiva según sea el caso.
IV.6.2. Las construcciones ubicadas en zonas declaradas “de interés especial, en calles o pla-
zas donde existan construcciones declaradas “monumentos nacionales”, o de valor “his-
tórico” o “arquitectónico” deben armonizar en el ambiente general del lugar, entendién-
dose como tal respetar la escala y otros valores arquitectónicos, a juicio de la autoridad
revisora.
IV.6.3. En el caso de edificaciones a efectuar en zonas de protección aeropuertos o campos de
aterrizaje, deben respetarse las restricciones específicas que establezca la Dirección
General de Aviación Civil, cumpliendo con los trámites de solicitud de permiso previo
exigidos por esta Dirección.
IV.6.4. Los planos construidos aprobados para una urbanización constituyen un Mapa Oficial
en lo referente a vías y áreas públicas e indican una zonificación preestablecida, por lo
tanto en la actualidad a todas las urbanizaciones no se les otorgarán nuevos permisos
para uso comercial o de servicios particulares hasta tanto no se hayan utilizado las
destinadas para este fin.
IV.6.4.1. En urbanizaciones que no tengan área común o de servicios particulares definida o en
aquellas en que ya se agotó, se podrán hacer cambios de uso siempre y cuando se
presente:
a) Escrito de consentimiento de los propietarios vecinos, comprendidos dentro de un
radio de 50 metros, medido a partir del vértice del lote. Dicho documento debe
presentarse autenticado.
b) Certificación del Registro de la Propiedad que demuestre que los firmantes son los
propietarios de los inmuebles vecinos.
c) Escrito del interesado solicitando el cambio de uso, en el que indique tener conoci-
miento que dicho cambio se dará como uso condicional, en el entendido de que
todas las molestias deberán confinarse dentro de la propiedad. Dicho documento
deberá presentarse como Declaración Jurada.
d) Los documentos deberán presentarse a la municipalidad y con base a ello deberá
remitirlos a consulta a la Dirección de Urbanismo, expresando las razones por las
cuales es consultada esta Dirección, para su resolución definitiva.
En este caso, deberán indicar qué patentes funcionan en la Urbanización hasta la
fecha.
e) Las municipalidades informarán a la Dirección de Urbanismo cada vez que autorice

Investigaciones Jurídicas, S.A. -120-


su uso, a fin de mantener los planos de urbanización actualizados, aportando copia
certificada de los documentos mediante los cuales se aprobó dicho uso.
f) Los interesados en solicitar un cambio de uso en una urbanización con zona comer-
cial deberán demostrar que el área comercial de la misma, ya ha sido utilizada en
su totalidad y que el uso propuesto, es complementario a los existentes.
IV.6.4.2. Se autoriza el cambio de uso en aquellos lotes que enfrentan a la vía nacional o a vía
principal de la urbanización y que tengan un frente mínimo igual al predominante en la
urbanización. De requerirse estacionamiento, éste deberá ubicarse a más de 8 metros
de la esquina.
IV.6.4.3. No se autorizan nuevas patentes y permisos de construcción para usos no residencia-
les en lotes ubicados frente alameda o a calles menores de 10 metros de derecho de
vía. Las patentes existentes continuarán en la misma situación en que se autorizaron.
IV.6.4.4. Los usos no residenciales que se admitan bajo estas normas, deberán ser siempre
compatibles con el uso residencial predominante. Se prohiben bares, cantinas y licore-
ras, así como juegos de azar electrónicos y de billar o pool y cualquier otro similar.
IV.6.4.5. Fuera de las zonas comerciales autorizadas, el permiso de uso se dará siempre como
condicional, por tanto se deberá suspender la patente en el momento que presente
molestias a los vecinos. A tales efectos se deberá seguir el procedimiento legal estable-
cido para estas situaciones.
IV.6.4.6. En una autorización frente a cualquier calle mayor a 10 metros de derecho de vía, se
permiten los siguientes usos para: Educación de I y II ciclo, CEN-CINAI, Hogar de An-
cianos y Minusválidos, Centro de atención para niños y adolescentes, guarderías. Es-
tos requieren estar en el interior de la urbanización, siempre y cuando los lotes cumplan
con las normas establecidas para cada caso según el Reglamento de Construcción.
Igualmente se podrá autorizar el uso para actividades artesanales familiares siempre y
cuando la actividad sea realizada por un máximo de 5 personas y su horario sea diurno
y no exista venta directa del producto en el sitio. En caso de incumplimiento, la Munici-
palidad deberá rescindir la patente solicitando de previo un informe técnico al Ministerio
de Salud.
IV.6.4.7. Para la renovación de patentes se seguirá lo indicado en los artículos 98,99 y 100 del
Código Municipal, tomando en cuenta el historial del establecimiento así como el confi-
namiento de molestias, cuyo control será llevado por la Municipalidad, preservándose
las condiciones que establezcan otras leyes y reglamentos.
Para actividades comerciales existentes que por su ubicación no se ajusten a las disposiciones
anteriores, sólo se les permitirá la renovación de la patente, siempre y cuando la municipalidad
certifique que dicho establecimiento ha confinado las posibles molestias al entorno, por lo menos en
el último año de vigencia de la patente. Para el traslado de una patente a otro sitio a la ampliación de
usos o la modificación de uso, sólo se autorizará si el lote propuesto cumple con las disposiciones
señaladas en este Reglamento.
(*) Así modificado en sesión Nº 4290 del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo celebrada el
4 de marzo de 1993. La Gaceta Nº 96 del 20 de mayo de 1993.

Artículo IV.7.-Alineamiento.
IV.7.1. Tratándose de proyectos de construcción en lotes con frente a la Red Vial nacional es
obligatorio tramitar la solicitud de alineamiento en el Departamento de Derechos de
Vías del MOPT. Este Departamento evacuará consultas preliminares en forma extraofi-
cial. El trámite de alineamiento oficial requiere la presentación del plano catastrado de
la propiedad y de una copia del anteproyecto respectivo.
En los terrenos con frente a carreteras existentes o en proyecto, debe respetarse el
alineamiento oficial y debe obtenerse la previa autorización del MOPT para efectuar
cualquier tipo de edificación (artículo 19 de la Ley General de Caminos Públicos Nº
5060 de agosto de 1979).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -121-


IV.7.2. En lotes con frente a vías públicas urbanas, no se podrá iniciar la ejecución de una obra
sin el previo señalamiento de línea y nivel oficial por parte de la Municipalidad respecti-
va; ambos datos, cuya vigencia es indefinida, deben consultarse en los formularios o
documentos empleados para tramitar los permisos de construcción.

Artículo IV.8.- Nivel de piso de la construcción. El piso de cualquier construcción deberá estar
por lo menos diez centímetros (0,10 m), sobre el nivel del terreno donde se ubique; en los sitios de
reunión pública el desnivel será elevado por rampa, cuando menos en el acceso principal. En caso
de que el diseño o las pendientes del terreno hagan imposible lo anterior, se deberá demostrar al
Departamento de Ingeniería Municipal que no existe peligro de inundación del sitio.
Los pisos de madera en una planta baja deberán quedar a una altura no menor de cuarenta
centímetros (0,40 m), sobre el nivel del suelo, del que previamente se deberá eliminar la capa vege-
tal. Además, deberán quedar a quince centímetros (0,15 m), sobre el nivel de acera o jardín, para
efectos de ventilación. Se exceptúan de esta norma, los pisos de madera llamados “sordos”.

Artículo IV.9.- Antejardín obligatorio en zonas urbanas. Debe respetarse la exigencia de


antejardín y el ancho mínimo del mismo, según lo que disponga la Municipalidad del lugar o el
reglamento propio de la urbanización o fraccionamiento.
Podrán eximirse del antejardín obligatorio aquellas edificaciones ubicadas en zonas urbaniza-
das con anterioridad a la fecha de tal disposición, en cuyo caso sólo el Concejo Municipal podrá
conocer y resolver la apelación presentada por el interesado.

Artículo IV.10.- Vallas y verjas. En la línea de propiedad y en el antejardín, no se podrán cons-


truir vallas sólidas con una altura mayor de un metro (1,00 m) sobre el nivel de acera. Por sobre esta
altura, se podrá continuar únicamente con verjas, mallas o rejas que permitan una visibilidad a través
del 80% de su superficie, por lo menos.
Se excluye de esta disposición el caso de los muros de retención, cuya altura mínima está en
función de la diferencia de niveles entre el terreno de la vía pública y el de la propiedad privada.

Artículo IV.11.- Cocheras en antejardín obligatorio. Las cocheras cubiertas en zonas de


antejardín obligatorio se podrán construir siempre que los elementos estructurales de apoyo o co-
lumnas guarden un retiro mínimo de dos metros (2,00 m) respecto a la línea de propiedad; sólo la
cubierta podrá, en estos casos, sobresalir hasta dicha línea. La cochera en la zona de antejardín
puede cerrarse con cualquier tipo de elemento sólido hasta la altura de un metro (1,00 m) sobre el
nivel de la acera; sobre dicha altura, únicamente con elementos que permitan visibilidad por no
menos del 80% de su superficie.

Artículo IV.12.- Marquesinas. En edificios cuya planta se proyecte construir en la línea de pro-
piedad, será obligatorio incluir un alero, marquesina o voladizo de ciento veinte centímetros (120
cm.) de ancho como mínimo; y del ancho total de la acera, menos cincuenta centímetros, como
máximo.
Las marquesinas deberán ser continuas, con una altura promedio de tres metros (3,00 m) sobre
el nivel de acera. Para calles con pendientes, el alto máximo será tres metros, cuarenta centímetros
(2,40 m). Si no fuera contínua, los tramos han de llevar el traslape necesario que impida el paso del
agua de lluvia,
Cuando en los predios vecinos existan construcciones provistas de marquesinas que cumplan
con las normas aquí especificadas, la marquesina en proyecto deberá mantener la altura de aqué-
llas.
En edificios cuya construcción se autorice en la línea de propiedad, la marquesina se puede
sustituir por un pórtico mediante el remetimiento de la fachada en la planta baja.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -122-


Artículo IV.13.- Elementos salientes o proyectados.
IV.13.1. Ningún elemento estructural o arquitectónico situado a una altura menor de dos metros,
cincuenta centímetros (2,50 m), podrá sobresalir de la línea de construcción oficial.
El que se construya un elemento o se efectúe una instalación, aérea o subterránea,
fuera del alineamiento oficial, será considerado como invasión de la vía pública y el
propietario quedará obligado a la demolición del elemento o a la remoción de la instala-
ción dentro del plazo que señale la Municipalidad.
IV.13.2. Los elementos del edificio situados a más de dos metros, cincuenta centímetros (2,50
m) sólo podrán sobresalir de la línea oficial dentro de los límites siguientes:
IV.13.2.a)Hasta diez centímetros (0,10 m) aquellos elementos arquitectónicos que constituyan el
perfil de la fachada (columnas, vigas, guarniciones de puertas y ventanas, banquinas,
comisas, cejas, etc.) u otros elementos adosados a la misma (rejas, bajantes de agua
pluvial, etc.).
IV.13.2 b)Hasta un metro (1,00 m) desde la línea de propiedad, pero hasta dos metros (2,00 m)
desde la línea de cordón, los elementos de sombra y las partes móviles de las ventanas
que abran hacia afuera.
IV.13.3. Hasta cincuenta centímetros (0,50 m) desde la línea de cordón, los pórticos, marquesi-
nas o toldos, fijos o desmontables, que conduzcan a la entrada de un edificio. En ningún
caso estos elementos podrán ser usados como balcón.
IV.13.4. Sobre las colindancias laterales o posteriores, se prohibe la construcción de cualquier
elemento saliente o proyectado, salvo que la línea de la fachada respectiva se retire
una distancia igual al ancho del elemento saliente.

Artículo IV.14.- Distancia o conductores eléctricos. Todo elemento de un edificio, estructural


o puramente ornamental, así como todo rótulo o anuncio comercial que se fije a aquéllos, en su
punto más próximo a líneas de conducción eléctrica, ha de respetar las distancias mínimas que
señala el Servicio Nacional de Electricidad. En cuanto a las acometidas eléctricas para el propio
edificio, las distancias de los elementos de éste están indicadas en el “Reglamento para Acometidas”
del mismo SNE.

Artículo IV.15.- Rótulos comerciales. Los rótulos comerciales, en cuanto a su tamaño y coloca-
ción en la vía pública, requieren el trámite de aprobación expresa, escrita, de la Municipalidad, y se
regirán por los siguientes criterios:
IV.15.1. En zonas residenciales, no podrán exceder de dos metros cuadrados (2,00 m2) y debe-
rán colocarse paralelos a la calle.
IV.15.2. En las zonas comerciales e industriales podrán colocarse perpendicularmente a la calle
cuando no excedan de dos metros y medio (2,50 m) de largo; en todo caso, el largo no
sobrepasará la línea de cordón si el ancho de la acera fuera menor.
IV.15.3. La distancia vertical entre el borde inferior del rótulo y la acera no podrá ser menor de
dos metros, sesenta centímetros (2,60 m). No podrán colocarse rótulos a distancias
menores de un metro (1,00 m) en cualquier dirección de la placa de nomenclatura de
las calles o en sitios en que estorben la visibilidad de señales de tránsito, o en lugares
que afecten la perspectiva panorámica o a la armonía de un paisaje.
IV.15.4. De acuerdo con las limitaciones establecidas en el Decreto de Declaratoria de una
“Zona de Interés Especial”, por el Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, la coloca-
ción de rótulos comerciales en ella puede restringirse aún más y hasta prohibirse. La
Municipalidad respectiva trasladará toda gestión en ese sentido al Ministerio, para su
resolución definitiva, por lo cual no debe procederse a la instalación de rótulos hasta
tanto no se hayan terminado los trámites de aprobación previa aquí mencionados. Debe
tenerse en cuenta que, aún cumpliendo los rótulos con todas las condiciones técnicas,
el permiso es temporal y la Municipalidad no está obligada a su renovación automática.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -123-


Artículo IV.16.- Instalación para servicios públicos. Las redes o instalaciones subterráneas
destinadas a los servicios públicos de teléfono, alumbrado, semáforos, energía, agua, alcantarillado
pluvial y sanitario, gas y cualesquiera otras, deberán localizarse a lo largo de las calles, de aceras
peatonales, o de camellones. Cuando se localicen en las aceras deberán quedar alojadas en una
franja de un metro, cincuenta centímetros (1,50 m) de ancho, medida a partir del borde del cordón.
Los gastos de roturación, reparación o reconstrucción para los efectos anteriores correrán por
cuenta de quien los hubiere provocado, sea una persona física o jurídica, o uno de los organismos
del Estado.

Artículo IV.17.- Drenaje pluvial. No se permitirá caída libre de aguas pluviales sobre la vía
pública, debiendo disponerse para tal efecto los bajantes pluviales desde techos, balcones, voladizos
y cualquier otro saliente.

Artículo IV.18.- Postes y acometidas eléctricas. Corresponde al ICE y a las empresas eléctri-
cas de cada localidad la colocación de postes para el tendido de cables conductores, a 25 cm., de
distancia entre la línea de cordón y la cara exterior de éstos.
La acometida eléctrica, que es la conexión del servicio entre las empresas y cada edificio, debe
cumplir con todas las normas y especificaciones del Reglamento de Acometidas Eléctricas del SNE.
En este documento se especifican las distancia del inmueble, el tipo de tubo a usar, la protección y
demás características correspondientes a acometidas aéreas y subterráneas, ya sean éstas para
residencias unifamiliares o para edificios con múltiples usuarios.

Artículo IV.19.- Construcciones cerca de colindancias. Cerca de cualquier colindancia sólo


se permite construir pozos, hornos, fraguas, chimeneas, establos, depósitos de materias corrosivas,
y otras destinadas a usos que puedan ser peligrosos o nocivos, guardando una distancia mínima de
dos metros (2,00 m) y haciendo las obras necesarias para que, de hecho, no resulte daño a la pared
colindante, salvo autorización expresa del Ministerio de Salud. En caso de máquinas de vapor, la
distancia mínima será de tres metros.

Artículo IV.20.- Ventanas o colindancia. No se permite abrir ventanas hacia el predio vecino, a
menos que intervenga una distancia mínima de tres metros (3,00 m) medida entre el plano vertical de
la línea divisoria de los predios, en el punto en que dichas líneas se estrechen más, si no son para-
lelas.
Sólo se autorizarán distancias menores cuando las ventanas abran a patios, con tapia construi-
da en la línea divisoria entre los predios, de acuerdo con las dimensiones señaladas en el artículo VI.
3.7. de este Reglamento.

Artículo IV.21.- Vestíbulos y áreas de dispersión.


IV.21.1. Los vestíbulos principales de cualquier edificio tendrán por lo menos de 1,40 m de
ancho por 2,00 m de longitud.
IV.21.2. Los vestíbulos secundarios o pasillos de circulación con puertas tendrán una longitud
mínima de 1,70 m, y una anchura igual a la de la puerta más 0,50 m, adicionando éstos
del lado opuesto a las bisagras.
IV.21.3. La planta baja de hoteles, edificios para oficinas y escuelas tendrán una área de disper-
sión mínima de cinco por ciento (5%) del total del área construida. Dicha área de disper-
sión será la suma de las áreas de vestíbulos, patios, plazas y pasillos.
IV.21.4. En las salas de espectáculos, centros de reunión y similares, el área de dispersión será
por lo menos de quince decímetros cuadrados (0,15 m2) por concurrente; debe quedar
adyacente a la vía pública por lo menos la cuarta parte; hasta tres cuartas partes de
dicha superficie mínima podrán estar compuestas por vestíbulos interiores. Si la capa-
cidad de la sala no estuviera definida, se considerará un concurrente por cada cincuen-
ta decímetros cuadrados (0,50 m2) de superficie interna.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -124-


IV.21.5. En los edificios industriales, las áreas de dispersión serán determinadas por el Ministe-
rio de Salud en función del número de personas servidas, en cada caso.
IV. 21.6. Las áreas de dispersión en edificios de uso mixto, serán por lo menos iguales a la suma
de las que se requieran para cada fin, salvo que se demuestre que no existe superposi-
ción de horarios en su funcionamiento.

Artículo IV.22.- Salidas a circulaciones interiores. El área de piso frente a una puerta de
salida a un vestíbulo interior o pasillo, deberá ser suficiente para acomodar simultáneamente a todas
las personas que ocupen esa sección del edificio, con base en un mínimo de treinta decímetros
cuadrados (0,30 m2) por persona; la superficie mínima será de dos metros, cuarenta decímetros
cuadrados (2,40 m2).

Artículo IV.23.- Salidas al exterior.


IV.23.1. Las puertas de salida a la vía pública deben estar situadas de tal forma que la distancia
desde cualquiera de ellas al punto más alejado de los espacios servidos por las mismas
no sea mayor que la establecida en la siguiente tabla:

Residencias, en general .................... 45 m


Hoteles, edificios de apartamientos
y similares .......................................... 57 m
Edificios de comercio u oficinas ......... 57 m
Comercio, en general ......................... 45 m
Edificios públicos e instituciones ........ 45 m
Almacenes o bodegas ....................... 45 m

IV.23.2. Cualquier edificio habitado por más de cien (100) personas, deberán tener por lo menos
dos salidas, separadas tres metros como mínimo.
IV.23.3. Todo edificio cuya área exceda de doscientos cincuenta metros cuadrados (250 m2)
por planta deberá tener no menos de dos salidas, separadas como mínimo de tres
metros (3,00 m).
IV.23.4. En los edificios de apartamentos que tengan más de dos plantas y en aquellos de dos
plantas que tengan más de seis apartamientos, se deberá contar con una salida adicio-
nal, separada de la principal, a la que tengan acceso todos los apartamientos.
IV.23.5. El Ministerio de Salud podrá aplicar normas más restrictivas para edificios a construir
con materiales combustibles.
IV.23.6. Las entradas principales de edificios, que no se encuentren a nivel con la acera debe-
rán contar con una rampa como mínimo, adicional a las escaleras usuales. Dicha ram-
pa se construirá de la línea de propiedad y no en la acera; el diseño de la misma será de
acuerdo con las normas indicadas en el artículo IV.27.

Artículo IV.24.- Puertas giratorias. Las puertas giratorias tendrán un radio no


menor del ancho fijado en este Reglamento para una puerta de giro común, según el uso del
local.

Artículo IV.25.- Escaleras principales. En cualquier tipo de edificio las escaleras principales se
localizaran inmediatas a pasillos, espacios de circulación o patios con acceso directo. Ninguna esca-
lera principal podrá evacuar un radio mayor de veinte metros (20 m), por lo que se requiere, en ese
caso, de otras escaleras. Cuando sirvan a más de cuarenta (40) personas o sirvan para evacuar
sitios de reunión pública, las puertas deberán abrirse hacia afuera.
IV.25.1. La relación de huella y contrahuella; así como sus dimensiones mínimas se indican en
el capítulo correspondiente a cada tipo de edificación. En todos los tramos de escalera,
incluidos los descansos, y a ambos lados, se colocará cerramiento a una altura mínima

Investigaciones Jurídicas, S.A. -125-


de noventa centímetros (0,90 m). La altura máxima a salvar por un tramo de escalera
será dos metros, cincuenta centímetros (2,50 m) salvo en viviendas en que podrá ser
hasta de tres metros (3,00 m).

Artículo IV.26.- Escaleras de emergencia. Todo edificio con pisos cuya altura sobrepase los
ocho metros del nivel de acceso al edificio, deberán contar con una o varias escaleras de emergen-
cias. El diseño y construcción de éstas serán de acuerdo con el Reglamento de Escaleras de Emer-
gencias, Decreto Ejecutivo Nº 6538 de 7 de octubre de 1977.
IV.26.1. Estarán ubicadas de tal manera que permitan a los usuarios salir del edificio en caso de
emergencia, en forma rápida y segura; deberán desembocar a la acera, al nivel del
suelo o en vía amplia y segura hacia el exterior.
IV.26.2. En la construcción del soporte y en toda la estructura se usará material incombustible.
IV.26.3. Cada piso deberá estar servido por una escalera de emergencia por casa seiscientos
metros cuadrados (600 m2) de área de piso o fracción superior a trescientos metros
cuadrados (300 m2). Una escalera puede servir a varios pisos.
IV.26.4. Las escaleras de diseño recto deberán tener un ancho mínimo de un metro, veinte
centímetros (1,20 m). Si se usaren escaleras de caracol, el diámetro mínimo será de
tres metros (3,00 m) exterior, y de cincuenta centímetros (0,50 m) interior.
IV.26.5. Tendrán una huella mínima de veintiocho centímetros y una contrahuella máxima de
dieciocho centímetros.
IV.26.6. Sus puertas de acceso abrirán en la dirección normal de salida de las personas y sus
cerrojos serán de tal naturaleza que permitan abrirlas fácilmente desde adentro. Estas
puertas serán objeto de servicio constante de mantenimiento para garantizar su opera-
ción en cualquier momento y evitar su deterioro.
IV.26.7. Las barandas de protección tendrán como mínimo un metro, treinta centímetros de
altura.
IV.26.8. Tendrán un encierro de material incombustible para impedir que el fuego eventual de
cualquier piso suba por el cubo mismo de la escalera.
IV.26.9. Las escaleras de emergencia podrán ser exteriores pero cada piso deberá tener acce-
so directo a ellas a través de una puerta de salida. A menos que sean protegidas por un
encierro, las escaleras de emergencia deberán contar, en los lados que no tengan esa
protección, con una malla de metal u otro tipo de baranda rígida de por lo menos un
metro, treinta centímetros (1,30 m) de altura. En caso de que se utilice vidrio en los
encierros, deberá ser vidrio reforzado.
IV.26.10.Los pisos de los balcones y la huellas y contrahuellas de las escaleras de emergencia
exteriores serán sólidos, permitiéndose perforaciones de no más de doce milímetros
(0,012 m) de diámetro para desagüe.
IV.26.11. Todas las escaleras exteriores de emergencia deben ser fijas en forma permanente en
todos los pisos, a excepción del inferior, en el que se podrán instalar plegables. En este
caso, se diseñarán en forma tal que el peso de veinte kilogramos las haga descender
hasta el suelo.
IV.26.12.Ni las escaleras de emergencia, ni el acceso a sus puertas, podrán ser obstaculizados
por máquinas, muebles, cajones y otros objetos.
IV.26.13.El acceso a las escaleras de emergencia será indicado por letreros y señales bien
visibles y permanentes.

Artículo IV.27.- Rampas. En caso de utilizarse rampas, su declive no será mayor de 1 en 10 y


deberán construirse con superficie antiderrapante. Cumplirán con todos los requisitos especificados
para las escaleras en cuanto éstos les sean aplicables. La longitud máxima entre descansos será de
nueve metros (9,00 m).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -126-


Artículo IV.28.- Ascensores.
IV.28.1. Todo edificio de más de cuatro pisos, o con piezas habitables que estén a una altura de
doce metros (12,00 m) o más sobre el nivel de la acera, deberá contar con un ascensor
capaz de transportar como mínimo, al doce por ciento (12%) de su población en cinco
minutos.
Para efecto del cálculo de la población del edificio se usará el siguiente criterio: Ofici-
nas, hoteles, industrias: Una persona por cada seis metros cuadrados (6 m2) de área
bruta de construcción.
Apartamientos: De acuerdo con el número de piezas habitables.
Tiendas y Almacenes: Una persona por cada dos metros y medio cuadrado (2,50 m2)
de área de venta (con acceso de público).
De existir en una tienda o almacén escaleras mecánicas, la población a calcular como
usuaria de los ascensores se reducirá en un quince por ciento (15%).
IV.28.2. Las dimensiones mínimas internas en las cabinas de ascensores serán:
— Ancho puerta: 90 cm.
— Ancho libre: 110 cm.
— Profundidad libre: 140 cm.
— Altura de los controles de servicio: 120 cm.
IV. 28.3. La determinación del número, tamaño, velocidad, localización óptima y operación de
ascensores en cualquier tipo de edificio debe tomarse en forma responsable y profesio-
nal, consultando la literatura especializada y a los técnicos adecuados.
IV.28.4. En el caso de edificios que cuenten con varios ascensores, por lo menos uno de éstos
tendrá parada en todos los pisos (incluyendo mezzanines y sótanos, si los hubiere).

Artículo IV.29.- Señales obligatorias.


IV.29.1. En sitios de reunión pública y en todo edificio al que tenga acceso el público, se coloca-
rán señales claramente visibles y comprensibles en corredores, escaleras, núcleos de
ascensores, y en general, en cualquier lugar que implique cambio de dirección en la
circulación, sentido de las salidas al exterior, zonas de peligro, instalaciones expuestas
de cualquier tipo, etc.
No se podrá omitir la colocación de señales en los siguientes puntos:
— Salidas al exterior, inclusive la principal, en el marco superior de las puertas por el
lado del vestíbulo.
— Acceso a ascensores.
— Acceso a escaleras principales y de emergencia.
— Cambios de nivel.
IV.29.2. Las señales serán preferiblemente iluminadas mediante energía eléctrica, en cuyo caso
ésta se tomará de un circuito independiente conectado al sistema de emergencia.

Artículo IV.30.- Previsiones de seguridad. Todos los edificios de más de dos pisos sobre la
acera, y todos los destinados a reunión pública, deberán ser construidos con paredes exteriores
incombustibles y deberán contar con sistemas de seguridad contra incendio. Tendrán por lo menos
un extintor de nueve litros y medio (9.50 l) de agua a presión, por piso, o su equivalente CO2 o polvo
químico de acuerdo con el uso del local. Cuando el área exceda de doscientos metros cuadrados
(200 m2), deberá contar con un extintor para cada 200 m2 o fracción adicional.

Artículo IV.31.- Ductos de basura. Todo edificio de más de tres pisos deberá contar con ductos
exclusivos para evacuar la basura de todos los pisos, de 35 cm, por 35 cm de sección mínima.
Estarán localizados en los pasillos, y con fácil acceso de la vía pública; su ubicación debe ser tal que
no obstaculice el libre tránsito por pasillos y escaleras. Tendrán paredes lisas e impermeables y

Investigaciones Jurídicas, S.A. -127-


buena ventilación; las aberturas en cada piso estarán fuera del alcance de los niños y contarán con
sistemas de cierre adecuados.

Artículo IV.32.- Altura de controles. Salvo en casas de habitación particular, la altura de cerra-
duras de puerta, apagadores eléctricos, botones adecuados de timbre, controles de alarmas o de
otra índole, de uso general, tendrá un mínimo de noventa centímetros (90 cm.) y un máximo de cien
centímetros (100 cm.)

Artículo IV.33.-Areas comunes no cubiertas. Cuando dos o más propietarios establezcan ser-
vidumbre recíproca para formar patios de luz o de ventilación comunes, éstos se considerarán para
efectos de sus dimensiones mínimas, como pertenecientes a un predio único formado por el conjun-
to de los terrenos y edificios colindantes.

Artículo IV.34.-Colindancia con edificios peligrosos. Cuando el propietario de un edificio o


predio considere amenazada su propiedad por la existencia de un edificio peligroso para efecto de
sismo, viento u otras causas, puede solicitar que el caso sea estudiado por técnicos de la Municipa-
lidad; ésta dictaminará de acuerdo con los códigos y ordenará tomar las medidas para eliminar el
peligro, si se comprobare, fijando un plazo para ejecutar la orden.

Capítulo V
Restricciones urbanísticas

Artículo V.1.- Cobertura.


V. 1.1. Siempre que el Plano Regulador o el Reglamento de Zonificación no lo fije distinto, la
cobertura no podrá exceder del 75% del área del lote.
V.1.2. Cuando el frente sea mayor o igual que el fondo, o cuando el lote sea esquinero, podrá
aumentarse la cobertura hasta un 80%.
V.1.3. Cuando la relación fondo a frente exceda de 3,5 la cobertura no será mayor de un 70%.
V.1.4. En la áreas centrales de las ciudades, definidas como de uso comercial, podrá cons-
truirse sobre la totalidad del lote en las dos primeras plantas, siempre que el uso sea
comercial. En ausencia del plano de zonificación, la Dirección de Urbanismo del INVU y
la Municipalidad definirán donde se puede aplicar esta norma.

Artículo V.2.- Alturas de edificación.


V.2.1. La altura de cualquier edificio no excederá de una vez y media el ancho promedio de la
calle hacia la que da frente, medido éste desde la línea de propiedad. Sin embargo, la
Dirección de Urbanismo del INVU y la Municipalidad podrán, conjuntamente, autorizar
hasta una vez y media la distancia entre la línea de construcción de la propiedad en la
acera opuesta y la línea propuesta de fachada del edificio del proyecto; así, cuanto
mayor sea el retiro del alineamiento de la construcción proyectada, mayor será también
la altura permitida.
V.2.2. Si la altura está determinada en el plano de zonificación, prevalecerá sobre la disposi-
ción anterior.
V.2.3. En el caso de edificios ubicados en esquina, con frente a calles de diferentes anchos,
se podrá adoptar la mayor altura frente a la vía angosta retardándola en una longitud,
medida desde la esquina, que no podrá exceder al ancho de la vía angosta.
V.2.4. Para edificaciones en zonas de influencia de campos de aviación y aeropuertos, se
requerirá la autorización de la Dirección General de Aviación Civil (MOPT), además de
la Oficina Centralizadora de Permisos de Construcción.

Artículo V.3.- Estética de los edificios. Las fachadas de los edificios deberán guardar relación
estética con la zona en que se ubiquen. Si sobre este punto hubiere discrepancia entre el interesado

Investigaciones Jurídicas, S.A. -128-


y la Municipalidad, el asunto se someterá a la decisión del Colegio Federado de Ingenieros y de
Arquitectos de Costa Rica.

Capítulo VI
Edificios para habitación unifamiliar y multifamiliar

Artículo VI.1.- Superficie libre. En todo edificio destinado a habitación deberán quedar libres
las superficies destinadas a patios que sirvan para dar iluminación y ventilación a las distintas depen-
dencias; dichas superficies no pueden ser cubiertas con voladizos, corredores, pasillos o escaleras;
los aleros podrán cubrir un 25% de la superficie libre como máximo.

Artículo VI.2.- Piezas habitables y no habitables. Se consideran piezas habitables los locales
que se destinen a la sala, despacho, estudio, comedor y dormitorio; no habitables, las destinadas a
cocina, cuarto de baño, lavandería, bodega, garaje y pasillo. Para los efectos de este Reglamento, el
Ministerio de Salud y el Municipio podrán considerar habitables piezas, aquéllas cuyo uso por ubica-
ción y dimensiones, pueda presumirse razonablemente, aun cuando no aparezca así declarado en
los planos.

Artículo VI.3.- Dimensiones mínimas. A toda unidad de habitación, con la sola excepción de
las viviendas de interés social regidas por disposiciones especiales, se aplicarán las siguientes di-
mensiones mínimas:
VI.3.1. Area por vivienda: Treinta metros cuadrados (30 m2) para unidades de un dormitorio
(hasta dos personas) y diez metros cuadrados (10 m2) sobre los treinta mínimos, por
cada dormitorio adicional.
VI.3.2. Ancho de la entrada: En todos los proyectos de más de una vivienda por lote, sean en
uno o más pisos, en forma aislada, o como edificio de apartamientos, la entrada al
interior del lote deberá tener un ancho mínimo, libre de obstáculos, de tres metros (3,00
m). Cuando se trate de cuatro o cinco viviendas en el interior, el ancho de la entrada
deberá aumentarse a cinco metros (5,00 m); para seis viviendas o más, el ancho será
de seis metros (6,00 m).
VI.3.3. Area por pieza.
VI.3.3.1. Dormitorios: Un dormitorio medirá como mínimo nueve metros cuadrados (9,00 m2);
los demás podrán medir siete y medio metros cuadrados (7,50 m2), de área como míni-
mo, con un ancho no menor de dos y medio metros (2,50 m2).
VI.3.3.2. Cocinas: Tendrán cinco metros cuadrados (5,00 m2) de área y dos metros (2,00 m2) de
ancho como mínimo, salvo si se utiliza para preparar o cocer alimentos un espacio
integrado a la sala o comedor, caso en que puede ser menor.
VI.3.3.3. Sala comedor: Medirá diez metros cuadrados (10,00 m) de área mínima y dos y medio
metros (2,50 m) de dimensión menor.
Si se proyectan sala y comedor independientes, tendrán una superficie no menor de
seis y medio metros cuadrados (6,50 m2) y siete y medio metros cuadrados (7,50 m2)
respectivamente.
VI.3.4. Altura de piso a cielo: La altura mínima de piso a cielo será de dos metros, cuarenta
centímetros (2,40 m), siempre que exista cielo raso. Si no existiere y además el material
de techo no fuere suficientemente aislante desde el punto de vista térmico, la altura
debe aumentarse a un mínimo de dos metros, sesenta centímetros (2,60 m).
VI.3.5. Tamaño de las puertas: La altura mínima de puerta es de dos metros (2,00 m); el
ancho, de noventa centímetros (0,90 m), salvo para piezas no habitables en cuyo caso
podrá ser de ochenta centímetros (0,80 m).
VI.3.6. Area de Ventana: Las ventanas deberán tener un área no inferior a los porcentajes que
a continuación se indican, calculados en relación con la superficie de cada pieza o con
el área de piso correspondiente:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -129-


Piezas habitables y cocina 15%
Cuartos de baño 10%
Escaleras y corredores ................. 15%

De las áreas de ventana indicadas, por lo menos la mitad deberá abrirse para efectos
de ventilación. La profundidad de cualquier pieza habitable no podrá exceder del doble
de la altura de piso a cargador de ventanas. Por cada metro o fracción superior a medio
metro de profundidad adicional, se deberá aumentar el porcentaje total mínimo requeri-
do de área de ventana, en un 1%. La dimensión menor de cada ventana, para efectos
de ventilación e iluminación no podrá ser inferior a treinta centímetros (0,30 m).
VI.3.7. Dimensiones de los patios: Los patios que sirvan para dar iluminación y ventilación,
tendrán las siguientes dimensiones mínimas en relación con el tipo de piezas y la altura
de los muros que los limiten.

Piezas habitables Piezas no habitables

Altura Dimensión Area Dimensión Area


menor mínima menor mínima

Hasta 3,50 m 1,50 m 3,00 m2 1,50 m 2,50 m2


Hasta 5,50 m 2,00 m 5,00 m2 1,80 m 3,50 m2
Hasta 8,00 m 2,50 m 7,00 m2 2,10 m 4,50 m2
Hasta 11,00 m 3,00 m 9,00 m2 2,40 m 6,00 m2
Hasta 14,00 m 3,50 m 1,00 m2 2,70 m 8,00 m2

En el caso de alturas mayores de catorce metros (14,00 m), la dimensión mínima del
patio deberá ser de un cuarto (1/4) de la altura total del parámetro de muros.
VI.3.8. Retiros mínimos: Salvo que el Plan Regulador lo indique de manera distinta o porque
los retiros no sean exigibles por tratarse de obras que estén expresamente exentas de
ellos, se exigirán los siguientes retiros mínimos:
VI.3.8.1. Retiro frontal (antejardín): Dos metros (2,00 m).
VI.3.8.2. Retiro posterior (patio): Tres metros (3,00 m).
Estos patios pueden sustituirse por un espacio abierto interior si las paredes de la vi-
vienda en la colindancia posterior son de material incombustible. Para viviendas de un
piso y siempre que se contemple la construcción de la tapia, esta dimensión puede
reducirse hasta un metro y medio (1,50 m). Si la edificación es de dos pisos o más, se
aumentará el retiro posterior un metro por piso, pudiendo construirse los pisos en forma
escalonada.
VI.3.8.3. Retiro lateral: No se exigirá cuando el material de la pared en la respectiva colindancia
sea incombustible y no tenga ventana o linternilla. En caso contrario se exigirá.
— Uno y medio metros (1,50 m) para unidades, habitacionales de un piso.
— Tres metros (3,00 m) para las de dos pisos.
— Por cada piso adicional deberá agregarse un metro (1,00 m) de retiro lateral.

Artículo VI.4.- Número máximo de viviendas por lote. El número de viviendas que puede
admitir un lote depende de que éste se encuentre en una urbanización tradicional, o en un conjunto
habitacional; y de que, en cualquiera de ambos casos, haya o no servicio de cloacas. El número
máximo es el de cociente de dividir el área total del terreno entre el área tributaria asignada a cada
vivienda según el número de dormitorios.

Urbanización tradicional Conjunto habitacional


Area Tributaria en m2 Area Tributaria en m2

Investigaciones Jurídicas, S.A. -130-


Número de
dormitoriosSin cloacaCon cloacaSin cloacaCon cloaca

3 150 96 120 60
2 125 80 105 45
1 120 65 90 30

Si no hubiere colector de aguas negras en funcionamiento, el número máximo de vivienda que


se podrá construir en un lote estará sujeto al área libre requerida para ubicar el sistema de drenaje en
la longitud y área que resulten de la prueba de infiltración, la cual deberá realizarse de conformidad
con el instructivo que al respecto tiene A y A. En todo caso el área resultante no podrá ser inferior a
seis metros cuadrados por persona. Para definir el número de habitantes por vivienda se considera-
rán dos personas por dormitorio. En caso de existir duda sobre el uso indicado para un aposento se
presumirá que éste puede tener carácter de dormitorio a los efectos del cálculo del área de drenaje.

Artículo VI.5.- Iluminación y ventilación naturales. Las piezas habitables, las cocinas y los
baños deberán tener iluminación y ventilación por medio de ventanas, linternillas o tragaluces abier-
tos directamente a patios o al espacio público. Esta norma se exigirá también en escaleras, vestíbu-
los y pasillos de uso público, en caso de edificios de tres o más viviendas.

Artículo VI.6.- Iluminación artificial. En cada pieza deberá darse iluminación con la intensidad
luminosa que fija el Código Eléctrico Nacional.
En pasillos y escaleras que den salida a más de diez viviendas, deberá contarse con iluminación
de emergencia.

Artículo VI.7.- Espacios comunes de circulación. Todas las viviendas de un edificio multifamiliar
deberán tener acceso a pasillos o corredores que conduzcan directamente a las puertas de salida o
a las escaleras.
El ancho de pasillos o corredores no será menor de un metro, veinte centímetros (1,20 m); los
barandales deberán tener cuando menos, noventa centímetros de altura (0.90 m).

Artículo VI.8.- Paredes comunes. Los tabiques que separen unos apartamientos de otros, o
que separen los apartamientos de los pasillos comunes, o de secciones destinadas a otros usos,
deberán ser de material con coeficiente retardatorio al fuego de un mínimo de una hora, hasta la
altura de la cubierta de techo.

Artículo VI.9.- Escaleras de uso común.


VI.9.1. Los edificios de más de un piso tendrán escaleras que comuniquen todos los niveles ,
aunque se disponga de ascensores.
VI.9.2. Cada escalera podrá servir a veinte viviendas, como máximo, en cada piso.
VI.9.3. Las escaleras interiores tendrán una anchura mínima libre de noventa centímetros (0,90
m) y de un metro, veinte centímetros (1,20 m) las de servicio general.
VI.9.4. La huella no será menor de veintiocho centímetros (0,28 m), ni la contrahuella mayor de
dieciocho centímetros (0,18 m) debiendo construirse con materiales retardatorios al
fuego un mínimo de una hora; también deben protegerse con barandales de una altura
mínima de noventa centímetros (0,90 m).

Artículo VI.10.- Escaleras y salidas de emergencia. Todos los edificios


multifamiliares con pisos a más de ocho metros medidos sobre el nivel de la acera, deberán
contar con escalera de emergencia que desemboque a espacio público, como arreglo a las normas
del artículo IV.26. Las diferencias a niveles de piso en las salidas de emergencia deberán ser salva-
das con rampa.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -131-


Artículo VI.11.- Instalaciones de agua. Todos los edificios destinados a vivienda estarán pro-
vistos de instalaciones de agua potable que tengan capacidad suficiente para abastecer cinto cin-
cuenta (150 l) litros por habitante, por día.
Los tanques de almacenamiento deberán ser construidos de tal forma que se evite la contamina-
ción y el derrame de agua. Tendrán acceso fácil para su limpieza interior.

Artículo VI.12.- Fosas Sépticas. Cuando no fuere posible conducir las aguas negras a un al-
cantarillado sanitario, será obligatorio disponer de ellas por medio de un tanque con sus drenajes, o
por algún otro sistema sanitario aprobado por el Ministerio de Salud.

Artículo VI.13.- Servicios Sanitarios. Cada vivienda deberá contar con su propio servicio de
baño, lavado, inodoro, fregadero y pila de ropa.
En zonas rurales en donde el Ministerio de Salud acepte la construcción de letrinas, ésta deberá
estar alejada de la vivienda ocho metros (8,00 m) como mínimo; si existiera pozo o tanque de
almacenamiento de agua potable subterráneo, la letrina estará por lo menos a treinta metros (30,00
m) de aquéllos.

Artículo VI.14.- Desagües pluviales. Las aguas pluviales de techos, terrazas y patios, deberán
ser conducidas a sistemas de alcantarillado pluvial o a cursos de aguas naturales.

Artículo VI.15.- Calderas. Las instalaciones de caldera, calentadores de agua y aparatos simi-
lares, se harán de manera que no causen molestias ni pongan en peligro a los habitantes, de acuer-
do con las normas establecidas por el Reglamento de Calderas, del Ministerio de Trabajo y Seguri-
dad Social.

Artículo VI.16.- Chimeneas. Las chimeneas deberán construirse de acuerdo con las normas
especificadas en el artículo X.10 de este Reglamento.

Capítulo VII
Edificaciones bajo el régimen de propiedad
horizontal o en condominio

Artículo VII.1.- Objeto de las normas y disposiciones. Se aplicarán a un edificio, o un conjun-


to de ellos, construidos dentro de un mismo predio, con uso residencial, comercial, industrial, de
almacenamiento (bodega) o mixto, entre dos o más de estos usos señalados y tienen por objeto:
VII.1.1. Asegurar y proteger en la mejor forma la solidez, la estabilidad, la salubridad y el mejor
funcionamiento de las partes componentes y del conjunto, en beneficio de los condomi-
nios.
VII. 1.2. Definir las condiciones físicas que debe observar un conjunto de edificios o un edificio
en particular, para que se puedan acoger a la Ley de Propiedad Horizontal.

Artículo VII.2.- Concepto de Condominio. (Propiedad Horizontal).


VII.2.1. El inmueble en Condominio, puede ser construido en forma vertical, horizontal o mixta
debe ser susceptible en aprovechamiento independiente por parte de distintos propie-
tarios y ha de tener elementos o partes comunes de carácter indivisibles.
VII.2.1.1. Vertical: Corresponde a aquellos proyectos construidos en más de un piso en donde
las fincas filiales ocupan distintos pisos.
VII.2.1.2. Horizontal: Corresponde a proyectos diseñados con fincas filiales individualizadas en
el terreno, con uno G más pisos para vivienda, pudiendo ser casas aisladas o en hile-
ras, con áreas abiertas individualizadas también (patios o jardines).
VII.2.1.3. Combinado: En donde se dan ambos sistemas en un mismo terreno.

––––––––
Nota: No debe confundirse este término con sistema condominal con usos mixtos (vivienda,
comercio e industria).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -132-


VII. 2.2. Cuando los diferentes apartamientos, viviendas, casas o locales de un inmueble tengan
salida a la vía pública o a determinado espacio común, que conduzca a dicha vía, cada
uno de los distintos propietarios tendrá derecho singular y exclusivo de propiedad sobre
su apartamento, vivienda, casa o local y además, un derecho de copropiedad sobre los
elementos y partes comunes del inmueble, necesario para su adecuado uso o disfrute.
La copropiedad sobre los elementos, pertenencias y servicios comunes del inmueble
no es susceptible de división, salvo los casos exceptuados en la Ley de Propiedad
Horizontal.
VII 2.2.1. Antejardines: dando frente a calle pública son los requeridos por la Ley de acuerdo al
Plan Regulador, o en su efecto, a lo que solicite la Municipalidad correspondiente, no
pudiendo ser menores en ningún caso a un metro cincuenta centímetros (1,50 m). Sin
embargo, dentro de calles internas de un proyecto, quedará a criterio municipal, exigir
esta norma o no , siempre que se cumpla con el ancho de la calle mínima interna de
siete metros.
VII.2.3. Se entiende por piso, el conjunto de habitaciones limitadas por planos horizontales
determinados en un edificio de varias plantas por apartamiento, el conjunto de varias
habitaciones que con un fin determinado ocupa todo o parte de un piso o edificio por
habitación, el espacio constituido por un solo aposento o bien parte de varios pisos
(soluciones en duplex o triplex).
Pueden considerarse piso o apartamiento los desvanes o buhardillas habitables, siem-
pre que sean independientes de los demás pisos o apartamientos. En los sótanos, no
se permite el uso habitacional.
VII.2.4. El régimen de propiedad horizontal podrá establecerse en edificios ya construidos cuando,
entre otras condiciones, existan elementos comunes indivisibles y puedan ajustarse los
edificios a las exigencias técnicas que se establecen mediante las presentes normas.

Artículo VII.3.- Bienes de propiedad privada y bienes comunes.


VII.3.1. Son bienes privativos, aquellos que pertenecen por entero, en forma individual y exclu-
siva, a cada finca filial. Se entiende que área privativa en los desarrollos horizontales
puede ser:
a) Area privativa Construida
b) Area privativa No Construida (abierta).
En cuanto a las regulaciones del Area Privativa No Construida (abierta), se establecen
las siguientes regulaciones:
a) Tanto los retiros laterales, como los frontales y posteriores deben cumplir con las
regulaciones de este Reglamento.
b) Cuando existan ventanas que enfrentan a la áreas privativas construidas, serán
diseñadas de tal forma, que se respete la privacidad absoluta del colindante (ver
capítulo sobre ventanas en colindancia). En aquellos edificios en altura los retiros
laterales corresponden a las normas de patios (1/3 o 1/4 de la altura).
c) La separación (deslinde) de las áreas privativas no construibles se podrá efectuar
por medio de divisiones no permanentes, utilizando para este fin, divisiones
medianeras naturales con base en arborizaciones compactas, tales como zetos,
enramados, bambúes, etc., a una altura no mayor de 1,50 m entre propiedades en
lo que se refiere a retiros laterales y posteriores. En el retiro frontal esta altura
tendrá un máximo de 1,00 m.
Los patios de luz y tendido se contemplarán como Areas Privativas Construibles no
cubiertas, restringidas.
VII.3.2. Son bienes comunes aquellos elementos, pertenencias y servicios de dominio inaliena-
ble e indivisible de todos los propietarios, necesarios para la existencia, seguridad, sa-
lubridad, conservación, acceso, recreo u ornato del inmueble.
Pueden ser de uso general o de uso limitado, según sean destinados al uso y al aprove-

Investigaciones Jurídicas, S.A. -133-


chamiento de todos los apartamientos, locales o pisos, o de solo alguno o algunos de
ellos (área de uso privativo o limitado).
VII.3.2.1. Son bienes comunes de uso general, aquellos expresamente citados en la escritura
constitutiva y en los planos constructivos, debidamente aprobados de condominio y los
incluidos en la siguiente enumeración, no taxativa:
a) La totalidad del terreno en que se asienta el o los edificios.
b) Los cimientos, muros exteriores y soportantes, paredes maestras, obra estructural
de los entrepisos, columnas, vigas, lozas, techumbre, etc.
c) Los vestíbulos, pasillos, corredores de uso común, galerías, escaleras, ascenso-
res, montacargas, vía de entrada, de salida y de comunicación, pórticos, azoteas,
terrazas, patios y jardines, cuando a ello se tenga acceso independiente. Garajes y
áreas de estacionamiento de uso general y sótanos cuando no están asignados a
un condominio. Los elementos citados en este inciso c) podrán ser de uso de pro-
piedad común sólo de esos condóminos.
d) Los locales destinados a la administración y vigilancia, el alojamiento de porteros o
encargados del inmueble y el taller de mantenimiento.
e) Los locales e instalaciones, aparatos y demás objetos de servicios centrales como
energía eléctrica, teléfono, gas, alcantarillado sanitario, pozos, fosas, cisternas,
incineradores, estufas, hornos, bombas y motores y todos los tubos, albañales,
canales, ductos y tuberías de los sistemas de distribución de agua, drenajes y otros
semejantes, con la sola excepción de los que sirvan exclusivamente a cada piso,
apartamiento, vivienda o local cualesquiera otros que se resuelva por la unanimi-
dad de los propietarios, usar o disfrutar en común o que establezcan con tal carác-
ter en la escritura constitutiva del régimen de propiedad.
f) Los locales y obras de seguridad, deportivos, de recreo, de ornato, de recepción o
reunión social, etc.
VII.3.2.2. Son objeto de propiedad común de uso limitado, además de los ya citados, los bienes
necesarios para la existencia, seguridad, salubridad y conservación de determinados
apartamientos, locales o pisos, o para permitir su uso y disfrute. Son bienes de propie-
dad común, sólo de los condóminos colindantes, los elementos como techo-piso me-
dianero entre pisos y las paredes, muros y divisiones medianeras.

Artículo VII. 4.- Normas Generales.


VII.4.1. En diseño y construcción de inmuebles, han de observarse, además, los señalamientos
del Reglamento para el Control Nacional de Fraccionamiento y Urbanizaciones las dis-
posiciones del Plan regional Metropolitano (GAM) el Reglamento de la Municipalidad
respectiva y la Ley de Construcciones y cualesquiera otras leyes, reglamentos o decre-
tos que atañen a la materia en aspectos generales tales como zonificación urbana, uso
de la vía pública, alineamiento oficial, profesionales responsables de la obra, dimensio-
nes mínimas de aposentos, anchos mínimos de circulaciones verticales, etc., deben
cumplirse además todas las disposiciones de los reglamentos de seguridad y salubri-
dad específicas para los locales, según el uso definido para cada uno. El cumplimiento
de las presentes normas técnicas en ingeniería y arquitectura no libera ni sustituye, en
forma alguna, la obligación de acatar los otros requisitos legales, laborales, fiscales,
registrales, catastrales y administrativos que regulan este tipo de obras.

Artículo VII.5.-Protección contra incendio.


VII.5.1. Los muros divisorios entre apartamientos, oficinas, locales comerciales, bodegas y es-
tacionamientos, así como los que separan a estos de los espacios comunes, deberán
construirse como muros contra fuego.
VII.5.2. Tratándose de edificios de varios niveles para uso residencial, comercial o mixto, toda
su estructura principal estará construida de acuerdo con lo que establece el artículo

Investigaciones Jurídicas, S.A. -134-


XXXIV.2. de este Reglamento. Los entrepisos serán de loza de concreto armado u otra
solución similar si se empleare loza de concreto, su espesor mínimo será de 12 centí-
metros, y en caso de elementos prefabricados que tengan un espesor menor deberá
protegerse con material aislante de modo que el entrepiso, integralmente, presente una
resistencia mínima al fuego de dos horas.
VII.5.3. Cuando sean soluciones pareadas o contínuas, los tramos de techo correspondientes
a cada propietario deben ir separados por tapicheles, como prolongación del muro inte-
rior divisorio entre los apartamientos, casas o locales.
VII 5.4. La estructura de las escaleras comunes, los pasillos y vestíbulos de acceso o distribu-
ción deben ser de concreto armado o de material que asegure una resistencia al fuego
de dos horas, como mínimo. Dichos elementos no podrán revestirse con materiales
combustibles.

Artículo VII. 6.- Instalaciones mecánicas.


Todas las instalaciones mecánicas, tales como ascensores, bombas elevadoras de agua, etc.,
que produzcan ruidos molestos a los moradores del edificio, deberán contar con el aislamiento acús-
tico necesario para que el ruido quede confinado, y se instalarán en condiciones, que impidan la
transmisión de trepidaciones. Su ubicación debe hacerse en áreas comunes. Los sistemas de agua
potable, aguas negras, aguas pluviales y el eléctrico deberán conducirse, cuando se trate de edifi-
cios a nivel de terreno por áreas comunes y cuando se trate de condominios en altura, por ductos
horizontales, registrables desde áreas comunes.
Las tuberías para cualquier tipo de servicio deben ser impermeables y las paredes de los ductos
deben ser recubiertos con materiales impermeabilizantes. Las tuberías no podrán colocarse dentro
de elementos estructurales comunes. En las lozas de entrepisos comunes, sólo se admitirán tube-
rías ocultas en rellenos superficiales, registrables desde la unidad a que dan servicio. Cuando las
tuberías se coloquen por el exterior, pueden ser expuestas.
VII.6.1. Sistemas de agua potable. El agua potable deberá acceder al condominio por medio de
acometidas generales y hacia el interior de la propiedad, deberán hacerse las deriva-
ciones necesarias para que cada local, casa o apartamiento cuente con la suya propia
y otra para las áreas de uso común. En el caso de condominios de altura, deberán
instalarse en ductos horizontales y verticales, o en forma aérea dentro del espacio pro-
pio de cada unidad del condominio.
VII.6.2. Sistemas de agua servidas. Cuando existan sistemas de colectores de aguas servidas
en funcionamiento, la conexión, desde el condominio a dicho sistema será única. Las
salidas de cada unidad del condominio deberán conectarse a un colector general inter-
no, con registros individuales. En el caso de unidades de condominio con frente a la vía
pública, la salida podrá conectarse directamente al colector público. Cuando no exista
sistemas de colector público en funcionamiento, las salidas se conectarán a sistemas
de tratamientos de las aguas servidas, ya sean individuales o colectivos para dos o más
unidades del condominio.
VII.6.3. Sistemas de aguas pluviales. En el caso de patios internos en una unidad a nivel de
terreno, y siempre que no acceda al agua conducida, podrá instalarse tubería para
evacuar aguas pluviales bajo el piso de la misma unidad. En el caso de patios internos,
terrazas o azoteas en niveles superiores al terreno, los mismos deberán estar ubicados
contiguo a espacios comunes, de modo que la evacuación de las aguas pluviales se
realice por áreas comunes.

Artículo VII.7.- Instalaciones eléctricas y telefónicas. Se deben proveer sistemas eléctricos


con tableros de control independientes, tanto para el área de uso común y de los servicios generales,
como para cada unidad de condominio. Si fuere necesaria una subestación eléctrica, esta se ubicará
en área común. Diseño, características y dimensiones deben acatar los reglamentos específicos del
Servicio Nacional de Electricidad. Los medidores y tableros de control tanto eléctricos como telefóni-

Investigaciones Jurídicas, S.A. -135-


cos se ubicarán en área común y en sitios de fácil acceso. Las redes de distribución irán por ductos
subterráneos o aéreos con las respectivas cajas de registro y conforme con lo que disponga el
Código Nacional Eléctrico. Los ductos horizontales o verticales, serán independientes de aquellos
con instalaciones sanitarias, y registrables desde áreas comunes.

Artículo VII.8.- Condiciones Generales.


VII.8.1. No se podrán colocar muros, verjas o setos que segreguen una porción del terreno
común para el uso exclusivo de algún propietarios, salvo cuando el proyecto del edificio
contemple espacios de terreno para uso exclusivo de uno o más propietarios, en cuyo
caso se admitirá la colocación de parámetros como los citados, para delimitar la porción
del terreno a utilizar, por cada uno de ellos, destinada a servir exclusivamente como
patio individual. Estos patios, mantendrán siempre la calidad de bienes comunes de
uso limitado, y no se podrá construir en ellos obra alguna ni se podrán techar.
VII.8.2. Todas las obras que se vayan a realizar en las áreas comunes deberán quedar expre-
sadas en forma clara y explícita en los planos, que se presenten a aprobación oficial.
VII.8.3. Todo piso, departamento o local debe estar acondicionado para su uso y goce indepen-
diente, y tener salida directa a la vía pública a determinado espacio común que conduz-
ca a dicha vía (Art. 16, Capítulo II Ley de Propiedad Horizontal).
VII.8.4. Se requerirá una caseta o local de vigilancia con un área mínima de siete metros cua-
drados que incluya baño y equipada con teléfono y zona de preparación de alimentos
para conjuntos habitacionales de 30 viviendas o más. Si el condominio es para oficinas,
comercios o bodegas se requiere la caseta o local de vigilancia con las condiciones
indicadas, cuando el área construida (incluyendo área de estacionamiento) sea supe-
rior a los 3.500 metros cuadrados.
VII.8.5. Con fácil acceso desde la vía pública, se procurará un espacio cubierto destinado al
depósito temporal de desechos y basuras, de tamaño adecuado y con las debidas
provisiones de lavado, ventilación y aseo general de acuerdo con el desarrollo del con-
dominio, se deben prever otros recolectores permanentes para el mismo fin. El tamaño
del espacio necesario para la concentración de depósitos de basura se calculará para
una semana, considerando que la producción diaria total por habitante es de dos litros,
(aproximadamente 0,3 m2 por unidad habitacional). Para otro tipo de uso, la capacidad
deberá justificarse con la base en un estudio. Los colectores comunes de basura deben
reunir las características siguientes:
a) Ubicados a cubierto de la lluvia y de manera que los usuarios no recorran más de
100 m para depositar en ellos sus desechos domésticos. En caso de distancias
mayores, se deberán instalar colectores comunes de transferencia.
b) De fácil limpieza y desinfección y diseñados de tal manera que impidan el acceso
de animales.
c) Situados en puntos de fácil acceso para los camiones recolectores; y
d) En condominios en altura, cuando el colector común sea un local cerrado, este
deberá diseñarse de acuerdo con las normas del presente Reglamento referidas a
locales de expendido de alimentos.
VII.8.6. Estacionamientos: En lo que respecta a estacionamientos rige lo establecido en el Ca-
pítulo XVIII de este Reglamento con la adición siguiente: en los condominios con más
de 30 viviendas o 3500 m2 (incluyendo áreas de estacionamiento), en comercios, ofici-
nas y bodegas, deberá incrementarse la capacidad de estacionamiento en un 10%,
exceso que deberá ser asignado al uso de visitantes.
VII.8.7. Oficina de Administración y Taller de Mantenimiento: en proyectos mayores de 60 vi-
viendas o de 3 500 m2 o más (incluyendo área de estacionamiento), en comercios,
oficinas o, bodegas, deberá construirse una oficina, de 16 m2 como mínimo, con servi-
cio sanitario, que servirá como taller de mantenimiento.
VII.8.8. Señalamientos: Todo condominio deberá identificarse con un nombre, letra o número y

Investigaciones Jurídicas, S.A. -136-


en caso de estar compuesto por varios edificios, locales o unidades de vivienda, estos
también deberán identificarse con un nombre, una letra o un número. La nomenclatura
propuesta, para cada condominio debe incorporarse a los planos. El diseñador y el
constructor deberán tomar en consideración la adecuada señalización que requiere el
condominio para la identificación de los edificios, veredas, caminos, etc.
VII.8.9. Juegos infantiles, parques o áreas deportivas: Todo proyecto mayor de cuatro viviendas
en condominio deberá destinar al menos 10 m2 por unidad habitacional a juegos infan-
tiles, parques o áreas deportivas.
VII.8.10. Comercios: Los proyectos mayores de 300 viviendas deberán construir un área de 0,50
m2 por vivienda, destinada a comercio. Cuando se trate de un proyecto compuesto por
varios condominios, el área comercial puede concentrarse siempre que la distancia no
implique recorridos mayores de 300 m.

Artículo VII.9.- Reformas, reparaciones y obras de mantenimiento.


VII.9.1. Solo se pueden hacer obras y reparaciones en el interior de cada piso, apartamiento,
vivienda o local, cuando no afecten a la estructura, las paredes maestras u otros ele-
mentos esenciales o cuando no pongan en peligro la solidez, seguridad, salubridad o
comodidad. No está permitido hacer reformas que impidan o hagan menos eficiente la
operación de los servicios comunes e instalaciones generales, así como tampoco está
permitido techar las áreas destinadas a patios de las viviendas o locales.
VII.9.2. Salvo que el Reglamento de Condominio y Administración no establezca diferentes,
está prohibido hacer excavaciones y otras obras en vestíbulos, jardines, patios, sóta-
nos, y en subsuelo. También es prohibido realizar reformas de cualquier tipo en los
bienes de usos común. Tampoco está permito abrir baños o ventanas.
VII.9.3. Para reformas durante el proceso de construcción, véase el artículo VII. 10.4.4.

Artículo VII.10.- Trámites y procedimientos. Los interesados en solicitar autorización oficial


para un proyecto bajo el régimen de la Ley de Propiedad Horizontal, deben seguir, los procedimien-
tos y acatar los requisitos según corresponda de la “Guía de Presentación de Planos ante la Oficina
Receptora de Permisos de Construcción”.
VII.10.1. Escritura Pública: Para obtener el visado en planos de construcción de la Comisión
Revisora, el interesado deberá presentar copia de la escritura pública a que está obliga-
do, de acuerdo con el artículo 7 de la Ley, en la que declare su voluntad de acogerse el
Régimen de Propiedad Horizontal y en la que se haga constar el cumplimiento de los
requisitos estipulados en dicho artículo.
VII.10.2. Planos: Con la firma del profesional responsable, el interesado debe presentar a la
Oficina Receptora de Permisos de Construcción, los siguientes planos:
VII.10.2.1. Planos de Ubicación: Plano de conjunto (diseño de sitio) del condominio, con los
datos y dimensiones suficientes para identificar sus partes, entender su composición y
localizar las edificaciones dentro del terreno. Este plano debe cumplir con los requisitos
de la Oficina Receptora de Permisos de Construcción y con lo siguiente:
a) Nombre del propietario con su número de cédula y el nombre del condominio.
b) Indicar que se trata de Propiedad Horizontal.
c) Firmar con puño y letra del profesional responsable del condominio, indicando su
nombre completo, título profesional y número de registro ante CFIA.
d) Número de plano catastrado y citas de registro de la finca que se somete a Propie-
dad Horizontal.
e) Situación geográfica del condominio indicando lugar, distrito, cantón y provincia, de
acuerdo con la División Territorial Administrativa de la República.
f) Ubicación geográfica del condominio con base en los mapas del Instituto Geográfi-
co Nacional a la escala indicada en el mismo, con sus valores y detalles.
g) Nombre completo de los colindantes.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -137-


h) Planta de distribución: En planta de los diferentes niveles se debe indicar lo siguien-
te: h.1) Distribución de las filiales con su correspondiente numeración, h.2) Accesos
(calles, aceras, pasillos, ascensores, escalera, etc.), indicando de que son de uso
común. h.3) Areas de uso común (zonas verdes, casetillas, depósito de basura,
piscinas, áreas recreativas, áreas comunes, áreas privativas, estacionamientos, etc.).
h.4) Puntos de amarre en sus tres dimensiones y referencia en el detalle de primer
nivel.
i) Un corte transversal y otro longitudinal con sus anchos y alturas a una escala ade-
cuada, indicando el número de cada apartamento.
j) Areas de las filiales, áreas de construcción, áreas libres, áreas libres y privativas,
áreas de uso común, áreas de acceso. Además del área total del terreno, se debe
indicar el porcentaje (%) por áreas en las diferentes categorías.
k) Las escalas se indicarán en cada uno de los detalles de plantas y corte.
l) Las áreas y distancias se expresarán en el sistema métrico decimal las medidas
angulares en unidades sexagecimales o centecimales.
m) Se indicarán los tipos de pisos, apartamentos, viviendas o locales, así como las
notas del método y su precisión.
n) Se indicará el uso del condominio: vivienda, comercio, industria. El plano de ubica-
ción contendrá toda la información de un edificio sometido a Propiedad Horizontal o
de un conjunto de edificios y se podrá presentar una o varias láminas.
VII.10.2.2. Planos arquitectónicos: Se debe indicar en estos planos la ubicación de cada uni-
dad en el conjunto con dimensiones de contorno y referencias por rumbos, ejes, cortes,
acotamientos o cualquier otro medio gráfico. Debe indicarse el uso de cada área, sin
omisiones o rótulos ambiguos que induzcan a confusión, con una simbología que per-
mita su clara identificación. Los planos arquitectónicos constarán, por lo menos de lo
siguiente:
a) Planta de distribución a nivel del terreno: acceso común al conjunto, accesos parti-
culares (vehiculares y peatonales), área de estacionamiento caseta de vigilancia
espacio cubierto para depósito de basura; zonas comunes recreativas iluminación
especial exterior y verjas, rejas y tapias entre unidades.
b) Planta de distribución de otros niveles: Distribución del tipo de piso, distribución de
los pisos diferentes; distribución de mezzanines; distribución de sótanos y
semisótanos; distribución de techos y cubiertas; plantas de acceso a escaleras y
ascensores; planta de circulaciones y áreas comunes; y localización de servicios
generales. En las plantas de distribución deben indicarse correctamente los cortes
que conduzcan a identificar las diferentes unidades del condominio. Debe incluirse,
obligatoriamente, una tabla en que se determine el coeficiente de copropiedad de
cada unidad, en relación con el área (resultante de dividir el área privada de cada
una entre el área total privada del inmueble, asignándole a ésta un valor de cien). El
área privativa de los condominios que participan en esa área privativa, y en esa
cantidad se aumenta el área privada para los efectos del párrafo anterior.
VII.10.2.3. Planos estructurales: Además de los detalles resultantes del diseño de los elemen-
tos de la estructura, en estos planos se indicarán los materiales de muros divisorios y
entrepisos, que deberán cumplir con el artículo VII.5.
VII.10.2.4. Planos mecánicos: Debe indicarse los sistemas completos de manera tal que cum-
plan con los requerimientos del artículo VII.6.
VII 10.2.5. Planos eléctricos y telefónicos: Los planos eléctricos y telefónicos deberán cumplir
con los requerimientos del artículo VII.7.

VII.10.3. Memoria descriptiva: Además de los planos, y documentos requeridos en la Guía de


Presentación de Planos de la Oficina Receptora de Permisos de Construcción, los inte-
resados deberán presentar, ante ese organismo, una copia de la Memoria Descriptiva,
en que se haga constar:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -138-


VII.10.3.1. La naturaleza, situación y linderos del terreno y una descripción general del edificio o
conjunto. Ubicación con respecto a las vías públicas, medidas longitudinales de cada
lado del terreno y la superficie del mismo, concordasteis con los datos del plano catastrado
de la propiedad.
VII.10.3.2. Descripción de cada piso, apartamiento, vivienda o local número, situación dentro el
conjunto o edificio, piezas de que conste, y además datos necesarios para su identifica-
ción.
VII.10.3.3. Area y linderos, uso o destino general del edificio o conjunto y del especial de cada
piso, apartamiento, vivienda o local para los efectos de determinar el área y linderos, el
interesado deberá emplear un sistema descriptivo de los inmuebles (expresión de la
memoria de los linderos individuales de cada unidad y su respectiva identificación),
coincidente con el sistema gráfico empleado en los planos (artículo VII.10.2).
VII.10.3.4. Definición de los bienes comunes, su destino, ubicación, medidas, partes de que
consten, características y otros datos necesarios para su identificación, coincidente en
todo lo expresado en planos.
VII.10.3.5. Determinación de los coeficientes de copropiedad, en relación con el área, bajo el
mismo procedimiento que el usado en planos (artículo VII.10.2.2.); cociente resultante
de dividir el área privada de cada unidad entre el área total privada del inmueble, asig-
nándole a éste, un valor de cien. Tales coeficientes deben corresponder exactamente
con los consignados.
VII.10.4. Inscripción en el Registro Nacional.
VII.10.4.1. El Registro Público no admitirá para trámite de inscripción los planos de edificaciones
en condominio, si éstos no llevan el visado de la Comisión Revisora de Permisos de
Construcción mediante sello debidamente impreso y firmado en todas las láminas con
la siguiente leyenda: “De acuerdo con la Ley Nº 3670 de marzo de 1966, se autoriza
inscribir en el Registro Público el condominio a que se refieren estos planos.

Firma: Director de la Oficina Receptora de Permisos de Construcción”.


(Derogado mediante Decreto Ejecutivo 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

VII.10.4.2. Para que proceda la inscripción de planos de agrimensura de fincas filiales ante el
Catastro Nacional, debe constar en el Registro Público de la Propiedad la fe notarial
sobre la terminación de la edificación el plano de mosaico deberá tener el visado de las
instituciones competentes en materia de construcciones urbanas, (INVU, Ministerios de
Salud, Municipalidad), y que, de acuerdo con los planos constructivos aprobados, el
edificio reúne los requisitos sanitarios. Estructurales y funcionales. Dado que los planos
generan acciones legales de inscripción en el Registro Nacional, cuando por razones
fundamentales se requiera hacer modificaciones en la obra que produzcan diferencias
con los planos originales, deberá tramitarse la autorización para cambios en las respec-
tivas instituciones: los planos definitivos serán presentados a la Oficina Receptora de
Permisos de Construcción y una vez aprobados, se procederá a hacer las rectificacio-
nes o modificaciones en el Registro Público de la Propiedad, con antelación, a la ins-
cripción individual de planos de filiales ante el Catastro.
(Derogado mediante Decreto Ejecutivo 29397-J-MIVAH de 06 de marzo del 2001).

Capítulo VIII
Edificios para comercios y oficinas

Artículo VIII.1.- Ubicación. La ubicación de los edificios destinados a comercio estará sometida
a la previa aprobación de la Municipalidad de acuerdo con el Reglamento de Zonificación del Plan
Regulador o, en su efecto, a la aprobación conjunta del Ministerio de Salud y el INVU.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -139-


Artículo VIII.2.- Patios y retiros. Los patios que sirvan para dar iluminación y ventilación a
edificios para comercios y oficinas tendrán las mismas dimensiones mínimas que en los edificios
destinados a habitación, considerándose como piezas habitables las oficinas y áreas de expendio.
Sin embargo, las zonas comerciales, en edificios para comercio, en los primero dos pisos deberá
prescindirse de patios, solucionán-dose la iluminación y ventilación por medios artificiales aprobados
por el Ministerio de Salud. En sitios comerciales, regirán los retiros exigidos para el uso predominan-
te (vivienda, industria, etc.) en la zona.

Artículo VIII.3.- Pasillos y corredores. Las oficinas y locales comerciales de un edificio debe-
rán tener salida directa a la calle o a pasillos y corredores que conduzcan directamente a las escale-
ras o salida a la calle. La anchura de los pasillos y corredores nunca será menor de un metro, veinte
centímetros (1,20 m) ni menor a la de las escaleras que desemboquen a ellos.

Artículo VIII.4.- Materiales. En paredes interiores y en cielo raso, se usarán materiales que
tengan un coeficiente retardatorio al fuego no menos de una hora.

Artículo VIII.5.- Separación entre locales comerciales y residenciales ubicados en un mis-


mo edificio. En los edificios que no sean de construcción a prueba de fuego o protegida contra él,
las partes destinadas al uso comercial estarán separadas de las destinadas a uso residencial por
tabiques y cielos rasos construidos con materiales cuyo coeficiente retardatorio al fuego sea de una
hora como mínimo.

Artículo VIII.6.- Escaleras. Los edificios para comercios y oficinas de más de un piso tendrán
siempre escaleras que comuniquen todos los niveles, aun cuando cuenten con ascensores. La an-
chura mínima de las escaleras será de un metro, veinte centímetros (1,20 m). Las huellas tendrán un
mínimo de veintiséis centímetros (0,26 m) y las contrahuellas un máximo de dieciocho centímetros
(0,18 m). Las escaleras deberán construirse con materiales que tengan un coeficiente retardatario al
fuego no menor de una hora y deberán tener pasamanos o barandales con una altura mínima de
noventa centímetros (0.90 m). Una escalera dará servicio a un máximo de mil cuatrocientos metros
cuadrados (1 400 m) de área por piso, y su anchura variará en la forma siguiente:

Hasta 700 m2 de área de piso .......... 1,20 m


De 700 a 1 000 m2 de área de piso .. 1,80 m
De 1 000 a 1 400 m2 de área de piso 2,40 m

Artículo VIII.7.- Salidas. Serán aplicables los artículos IV.22 y IV.23, de este Reglamento, en lo
pertinente.

Artículo VIII.8.- Servicios Sanitarios.


VIII.8.1. Los edificios para comercios y oficinas deberán tener, como mínimo, dos locales para
servicios sanitarios por piso, uno para hombres y otro para mujeres, ubicados en tal
forma que no sea necesario subir o bajar más de un piso para tener acceso a ambos.
En caso de que estén contiguos, estarán diseñadores de tal forma que permitan una
adecuada independencia.
VIII.8.2. Por cada cuatrocientos metros cuadrados (400 m2) o fracción de superficie construida,
se instalará un inodoro, un mingitorio y un lavado para hombres, como mínimo.
VIII.8.3. Por cada trescientos metros cuadrados (300 m2) o fracción de superficie construida, se
instalará un inodoro y un lavado para mujeres, como mínimo.
VIII.8.4. En los edificios comerciales se proveerán, además, servicios separados para el públi-
co, tanto para hombres como para mujeres; por lo menos uno por cada dos pisos, con
el número de unidades proporcional al área construida total, sumando los pisos a servir.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -140-


Artículo VIII.9.- Servicios sanitarios para minusválidos.
VIII.9.1. En todas las áreas de servicios sanitarios públicos se preverá el acceso de personas
minusválidas por puertas de 0.90 m de ancho mínimo, que abran hacia afuera, en por lo
menos un cubículo de cada clase (inodoro, orinal, ducha).
VIII.9.2. En los espacios de servicios sanitarios públicos se debe instalar una llamada de emer-
gencia para minusválidos, a 0,60 m del nivel del piso, de fácil identificación y acceso.
VIII.9.3. Los cubículos de inodoros, orinales o duchas llevarán agarraderas corridas a 0,90 m de
alto, en sus costados libres.
VIII.9.4. Cubículos para inodoros (instalados cargados a un lado de la pared de fondo):
Profundidad mínima: 2,25 m
Ancho mínimo: 1,55 m
VIII.9.5. Cubículos para inodoros (instalados al centro de la pared de fondo):
Profundidad mínima: 2,25 m
Ancho mínimo: 2,25 m
VIII.9.6. Cubículo para duchas:
Profundidad mínima: 1,75 m
Ancho mínimo: 1,50 m
VIII.9.7. Accesorios (toalleras, pañeras, papeleras):
Altura mínima: 0,75 m
Altura máxima: 0,90 m
VIII.9.8. Accesorios:
a) Toalleras, pañeras, papeleras
Altura mínima: 0,75 m.
Altura máxima: 0,90 m
b) Espejos:
Altura máxima del borde inferior 0,80 m.

Artículo VIII.10.- Ventilación e iluminación. La ventilación e iluminación de los edificios para


comercio y oficinas podrá ser natural o artificial; cuando sea natural, se observarán las reglas del
capítulo referente a edificios de habitación, cuando sea artificial se deberán satisfacer las condicio-
nes mínimas necesarias del Ministerio de Salud. Si no existe iluminación natural deberá contarse
con instalaciones de alumbrado de emergencia.

Capítulo IX
Instalaciones deportivas y baños de uso público

Artículo IX.1.- Piscinas. Para los efectos de este Reglamento, el término piscina abarca, ade-
más de la piscina propiamente dicha, las instalaciones anexas como casa de máquinas, vestidores,
duchas y todo lo que se relacione con el uso y el buen funcionamiento de la misma.
IX.1.1. Permisos y reglamentación: Para tramitar el permiso de construcción o reforma, de
una piscina existente, será necesaria la presentación al Municipio de los planos aproba-
dos por el Ministerio de Salud. El funcionamiento debe acogerse a las disposiciones del
“Reglamento de Piscinas Públicas” del Ministerio de Salud.
IX.1.2. Capacidad: Para efectos de diseño, el número máximo de bañistas que harían uso
simultáneo de la piscina se considera en una persona por cada metro y medio cuadrado
(1,5 m2) de superficie de agua.
IX.1.3. Características constructivas: Las paredes serán verticales y de acabado liso; la pen-
diente del fondo no será menor de un 1% ni mayor de un 7% en las zonas de la piscina
donde la profundidad sea menor de un metro, sesenta centímetros (1,60 m).
IX.1.4. Aceras perimetrales: Será obligatorio construir aceras alrededor de la piscina, con un
ancho mínimo de un metro, veinte centímetros (1,20 m) de material antiderrapante y
con una pendiente del uno por ciento (1%) hacia el exterior.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -141-


IX.1.5. Lavado sanitario: El acceso a la piscina desde los vestidores será, obligatoriamente, a
través de una pileta que mantenga un depósito permanente de agua con desinfectante
sanitario, de veinte centímetros de profundidad. No se permitirá sustituir dicha pileta por
recipientes sueltos.
IX.1.6. Escaleras: Todas las piscinas deberán tener dos escaleras, como mínimo, con las hue-
llas de sección plana (no podrán ser tubos o barrotes). Los pasamanos verticales, so-
bresaldrán sesenta centímetros (0,60 m) del borde la piscina.
IX.1.7. Trampolines: Solamente se podrán colocar trampolines en la parte de la piscina con
más de dos metros de profundidad, y donde la distancia libre al frente de ellos sea
mayor de tres metros (3,00 m). En los casos de trampolines con altura mayor de dos
metros sobre el nivel del agua, solo se permitirá que se instalen en foso de clavados,
independiente de la piscina para natación.
IX.1.8. Demarcación de seguridad: Debe señalarse en lugar visible en el borde, la línea en
que la profundidad sea un metro, cincuenta centímetros (1,50 m) , la línea en donde
cambie la pendiente del piso, y la profundidad mínima y máxima de la piscina. El diseño
debe separar adecuadamente la zona para natación de la zona para clavados.
IX.1.9. Vestidores y servicios sanitarios: Se proveerá un espacio de guardarropía por cada
metro y medio cuadrado (1,50 m2) de área de piscina; una ducha, un inodoro y un orinal
por cada sesenta metros cuadrados (60 m2); un lavado por cada noventa metros cua-
drados (90 m2). Las duchas, servicios sanitarios y vestidores serán totalmente separa-
dos por sexos, no pudiendo abrir directamente a la zona de la piscina sino a través de
un vestíbulo. La localización de los inodoros y orinales será tal que se facilite su uso
antes de que los bañistas pasen a la ducha.
IX.1.10. Aislamiento: La zona de piscina deberá aislarse adecuadamente, por razones de se-
guridad, de manera que exista una malla permanente entre los bañistas y el público, de
una altura de un metro, veinte centímetros (1,20 m).

Artículo IX.2.- Campos deportivos.


IX.2.1. Vestidores, guardarropía y servicios sanitarios: Todas las instalaciones deportivas
públicas deberán contar con vestidores, guardarropía, y servicios sanitarios, separa-
dos, para hombres y mujeres; las características y dimensiones deben consultarse, en
cada caso, en el Ministerio de Salud.
IX.2.2. Drenaje pluvial: Los terrenos destinados a campos deportivos deben contar con un
sistema adecuado de drenaje pluvial.

Artículo IX.3.- Edificios para baño.


IX.3.1. Servicios de duchas (capacidad): Para efectos de diseño, la capacidad mínima será
una ducha y un vestidor por cada cuatro bañistas.
IX.3.2. Baños de vapor o de aire caliente (capacidad): La superficie de estos locales se
calculará con base en un metro cuadrado (1,00 m2) por casillero o vestidor, con un
mínimo de catorce metros cuadrados (14,00 m2) y una altura no menor de tres metros,
cincuenta centímetros (3,50 m).
IX.3.3. Recubrimientos: Los pisos, muros y techos han de estar recubiertos de materiales
lisos, impermeables, de fácil aseo, las esquinas interiores (piso-pared, pared-pared,
pared-cielo) serán redondeados o achaflanados.
IX.3.4. Ventilación: El sistema de ventilación será capaz de remover el volumen de aire ocho
veces por hora, a fin de evitar una concentración de bióxido de carbono mayor de seis-
cientas partes por millón en volumen.
IX.3.5. Iluminación: Si fuere natural, el área mínima de ventanas será igual a la décima parte
de la superficie de piso del local. En caso de iluminación artificial, las instalaciones
eléctricas han de ser selladas con empaques para impedir que la humedad ambiente
penetre en tuberías y artefactos. El edificio para baños de uso público ha de tener

Investigaciones Jurídicas, S.A. -142-


instalaciones para iluminación en caso de emergencias.
IX.3.6. Instalaciones hidráulicas: Los sistemas de tuberías hidráulicas y de vapor deben ubi-
carse en tal forma que sea fácil el acceso a ellos para registro, mantenimiento y conser-
vación. Todas las tuberías se deben identificar con pintura de color, de acuerdo con la
“Norma Oficial para la utilización de Colores y su Simbología”, del MEIC.

Capítulo X
Establecimientos industriales

Artículo X.1.- Definición. Se consideran bajo la denominación de establecimientos industriales,


los locales a cubierto o descubierto, destinados a la manipulación, transformación o utilización de
productos naturales o artificiales, mediante tratamiento físico, químico o biológico, ya sea por medios
manuales o por aplicación de maquinaria o instrumentos. Se comprenden también bajo esta denomi-
nación los sitios destinados a recibir o almacenar los utensilios de labor y los materiales que sean
tratados, o que están en proceso de elaboración, o sus productos; además, todos los anexos de las
fábricas o talleres y las bodegas.

Artículo X.2.- Ubicación. La ubicación de establecimientos industriales se hará de acuerdo con


el Reglamento de Zonificación del Plan Regulador y en su defecto, donde lo indiquen el Ministerio de
Salud y el INVU.
Aquellas industrias no permitidas por el Reglamento de Zonificación sólo se podrán ubicar en
sectores rurales y previo informe favorable de las instituciones mencionadas.

Artículo X.3.- Cobertura, retiros, alturas. La cobertura máxima será de un sesenta por ciento
del área del lote.
El retiro frontal será el indicado en el Plan Regulador o, en su defecto, el que indique el Ministerio
de Salud o el INVU. Los retiros laterales y posterior, serán de seis metros.
La edificación tendrá un piso en las áreas de trabajo industrial, salvo en los casos en que la
maquinaria o el proceso requieren más pisos, previa autorización del Ministerio de Salud.

Artículo X.4.-Especificaciones para materiales y acabados.


X.4.1. Pisos: Cuando el trabajo sea húmedo, las salas deben tener pisos de material imper-
meable, con inclinación y canalización adecuadas para facilitar el escurrimiento de lí-
quidos. Esta disposición es aplicable cuando se trate de patios que, eventualmente, se
utilicen para trabajo. En estos casos será admisible el tratamiento de pisos a base de
zacate-bloque u otro material similar. Si la naturaleza del proceso produce pisos fríos y
húmedos, se deberán proveer parrillas movibles de madera u otro sistema de protec-
ción para los trabajadores.
X.4.2. Muros: Los muros exteriores serán de bloque, ladrillo o mampostería y llegarán hasta
el techo, salvo que el proceso industrial requiera una solución diferente; tendrán acaba-
do de superficie liso e impermeable, cuando menos hasta la altura de dos metros (2,00
m) todos los muros de establecimientos industriales afectados por humedad, a juicio
del Ministerio de Salud.
X.4.3. Techos: Los techos serán impermeables y de material incombustible.
X.4.4. Colores: Los muros, paredes y cielos rasos de salas de trabajo deberán tener acaba-
dos en colores claros y mates.

Artículo X.5.-Dimensiones mínimas. Altura mínima: dos metros y medio (2,50 m), salvo en los
servicios sanitarios donde puede ser de 2,25 m.
Superficie mínima: dos metros cuadrados (2,00 m2) libres, por cada trabajador.
Volumen mínimo: seis metros cúbicos (6,00 m2) libres, por cada trabajador salvo los casos espe-
cialmente autorizados donde haya suficiente ventilación, a juicio del Ministerio de Salud, que podrán
tener hasta cuatro metros cúbicos (4,00 m3).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -143-


Artículo X.6.- Servicios Sanitarios. Se proveerán servicios sanitarios, separados por cada sexo
y con ventilación directa, en todo establecimiento destinado a uso industrial de acuerdo con la si-
guiente proporción de trabajadores en turno simultáneo:
Inodoros: Uno por cada veinticinco hombres, o fracción de veinticinco.
Uno por cada veinte mujeres, o fracción de veinte.
Orinales: Uno por cada treinta trabajadores, o fracción de treinta.
Lavados: Uno por cada quince trabajadores.
Duchas: Una por cada cinco, en los establecimientos industriales que lo requieran, según crite-
rio del Ministerio de Salud.
Los locales destinados a servicios sanitarios deben tener pisos y muros con recubrimiento de
mosaico o de otro material impermeable, a una altura mínima de un metro, ochenta centímetros
(1,80 m). En las duchas el material de piso debe tener acabado antideslizante.

Artículo X.7.- Agua potable, agua industrial y sistema para incendios. Todo establecimiento
industrial deberá tener servicio de agua potable permanente y con una presión mínima de 1 kg. Cm2
en los puntos de uso. El agua para uso industrial deberá ser potable cuando la naturaleza de la
industria lo requiera; cuando no lo sea, deberá distribuirse por una tubería independiente, pintando
cada sistema con colores, de acuerdo con el código.
Se deberá contar con una instalación especial para incendios.

Artículo X.8.- Ventilación. En todos los locales de trabajo se debe proveer un sistema de venti-
lación adecuado que asegure la renovación del aire y mantenga una temperatura que no sea moles-
ta a la salud de los trabajadores, salvo en el caso de frigoríficos, hornos y calderas. Cuando se
empleen chimeneas en los sistemas de ventilación, la extremidad superior tendrá una altura mínima
sobre las azoteas o techos vecinos de tres metros (3,00 m) por encima del edificio de mayor altura
que se encuentre en un radio de diez metros (10,00 m).

Artículo X.9.- Iluminación. Para la iluminación diurna de los talleres y salas de trabajo se dará
preferencia a la luz natural difusa, que penetrará por ventanas o tragaluces cuya superficie no será
menos de 20% del área de piso.
Cuando no sea posible iluminar satisfactoriamente todas las salas con luz natural, se empleará
la artificial eléctrica, con la intensidad y clase que fije el Código Eléctrico Nacional.

Artículo X.10.- Chimeneas. Las chimeneas de aparatos de combustión tendrán una altura míni-
ma de cinco metros (5,00 m) por encima del edificio de mayor altura que se encuentre en un radio de
veinticinco metros (25,00 m) y terminarán en un tubo de hierro con un rejilla de alambre que tape su
boca, para evitar la salida de cuerpos de ignición.

Artículo X.11.-Pasillos y escaleras. En lo referente a pasillos y escaleras, los edificios indus-


triales deberán cumplir con los requisitos indicados en el Capítulo IV de este Reglamento en lo
pertinente.

Artículo X.12.- Niveles de piso. Se aplicará lo dispuesto en el Capítulo IV.

Artículo X.13.- Calderas. La instalación de calderas deberá cumplir con los requisitos pedidos
por el Reglamento de Calderas del Consejo de Salud Ocupacional, del Ministerio de Trabajo y Segu-
ridad Social.

Artículo X.14.-Protección contra ruido. En las industrias molestas por ruido se deberá separar
la zona de máquinas de los espacios vecinos por dobles muros, distantes entre ellos diez centíme-
tros cuando menos, para que medie entre ambos una cámara de aire; no obstante, en casos espe-
ciales, el Ministerio de Salud podrá aceptar que se sustituya dicha cámara por un revestimiento de la
superficie interior del muro del edificio con material aislante y absorvente.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -144-


Los techos se deberán construir de material aislante y absorvente, sin dejar espacios libres entre
ellos y los muros. Las máquinas fijas deberán quedar cimentadas y niveladas en forma tal que el
nivel máximo de ruido sea 55 decibeles en el día y 40 decibeles en la noche.

Artículo X.15.- Protección contra trepidaciones. En las industrias molestas por trepidaciones
se deberán adoptar una o las dos siguientes medidas:
X.15.1. Desligar la cimentación de las máquinas de la cimentación general de la construcción.
En casos necesarios el Ministerio de Salud exigirá cimentaciones especiales sobre ma-
terial aislante.
X.15.2. Excavar capas de veinte centímetros (0,20 m), como mínimo, bajo el nivel de la línea
de cimentación de las máquinas y rellenar estos espacios con material amortiguador de
la vibración.

Artículo X.16.- Protección contra temperatura. En los establecimientos incómodos por su


temperatura los aparatos caloríficos o frigoríficos estarán separados de los muros colindantes por la
distancia que fije en cada caso el Ministerio de Salud y de no ser suficiente ese alejamiento, se
revestirán el muro colindante, o el aparato, con material aislante de la temperatura.

Artículo X.17.- Protección contra luz. En los establecimientos molestos por luces, el área de
trabajo deberá ser cerrada y en el caso de que existan vanos de iluminación, éstos deberán estar
cubiertos por vidrios translúcidos, separados del vano.

Artículo X.18.- Protección contra el polvo. En los establecimientos industriales que produzcan
polvo, el aire deberá salir por chimeneas que tengan por lo menos cinco metros de elevación sobre
el edificio más alto en un radio de diez metros, con filtros o precipitadores que garanticen que el aire
no contendrá más de trescientos millones de partículas por metro cúbico, ni más de cuarenta por
ciento de sílice.
En casos especiales los establecimientos deberán ser sometidos a los requisitos sanitarios que
determine el Ministerio de Salud.

Artículo X.19.- Protección contra humo o chispas. Los establecimientos molestos por humos
o chispas se sujetarán a que los aparatos de combustión están provistos de implementos y acceso-
rios suficientes para que la combustión sea completa. Además tendrán chimeneas construidas por lo
menos hasta cinco metros por sobre la altura del edificio más alto, en un radio de veinticinco metros
(25 m); tendrán en su extremidad superior rejillas de alambre o cedazo con el fin de evitar la salida de
cuerpos de ignición. Tendrán igualmente un dispositivo para que las partículas detenidas bajen por
conductos cerrados a cajas colectoras.

Artículo X.20.- Protección contra vapores. Los establecimientos molestos por vapor deberán
contar con las instalaciones necesarias para condensarlos y evitar, en lo posible, que salgan al
exterior.

Artículo X.21.- Aguas residuales. Los establecimientos que produzcan agua residuales de de-
secho industrial deberán contar con las instalaciones adecuadas para su purificación a juicio del
Ministerio de Salud, antes de encauzarlas al sistema de alcantarillado provisto o a cauces naturales.
No se permitirá, bajo ninguna circunstancia, dar curso libre a las aguas residuales de desecho indus-
trial.

Capítulo XI
Sitios de reunión pública

Artículo XI.1.- Autorización y clasificación. Para otorgar licencia de construcción, ampliación,


adaptación o modificación de edificios que se destinen total o parcialmente a sitios de reunión públi-

Investigaciones Jurídicas, S.A. -145-


ca, éstos deberán estar ubicados, de conformidad con el Reglamento de Zonificación del Plan Regu-
lador o, en su defecto, su ubicación debe ser autorizada previamente por el INVU.
Los sitios de reunión pública se clasificarán en:
XI.1.1. Salas de espectáculos: teatros, cinematógrafos, salones de conciertos o conferencias
y similares;
XI.1.2. Centros sociales: casinos, cabarés, bares, restaurantes, salones de baile, clubes pri-
vados y similares;
XI.1.3. Edificios deportivos: estadios, gimnasios, hipódromos, plazas de toros y similares; y
XI.1.4. Templos o locales de culto.

Artículo XI.2.- Capacidad. La capacidad de los sitios de reunión pública se


calculará así:
XI.2.1. Salas de espectáculos: un espectador por cada butaca o asiento;
XI.2.2. Centros sociales: una persona por cada metro cuadrado de área de mesas o asientos
descontándose en su caso, la superficie de la pista de baile; ésta deberá diseñarse
considerando veinticinco decímetros cuadrados por persona (0,25 m2);
XI.2.3. Edificios deportivos: un espectador por cada cuarenta y cinco centímetros (0,45 m)
de longitud de grada o por cada butaca o asiento; y
XI.2.4. Templos o locales de culto: un asiento por cada metro cuadrado (1,00 m2) de área de
nave.

Artículo XI.3.- Altura libre. El volumen de las salas de espectáculos, centros sociales y templos,
se calculará a razón de dos y medio metros cúbicos (2,5 m3) por espectador como mínimo. La altura
libre de las mismas, en ningún punto será menor de tres metros (3,00 m).

Artículo XI.4.- Comunicación con la vía pública. Los sitios de reunión pública deberán tener
acceso y salida directa a la vía pública o comunicarse con ella por pasillos con una anchura mínima
igual a la suma de las anchuras de todos los espacios de circulación que converjan en ella.

Artículo XI.5.- Salidas. Todo sitio de reunión pública con capacidad hasta mil personas, deberá
tener por lo menos tres puertas de salida con anchura mínima de un metro, ochenta centímetros
(1,80 m) cada una y deberán abrir hacia afuera, o a ambos lados. Cuando la capacidad sea mayor de
mil personas, se deberá contar con cuatro puertas de salida adicionándole una puerta por cada mil
personas o fracción de millar. Cuando un sitio de reunión o parte del mismo se encuentre a distinto
nivel que el terreno, se considerarán para los efectos de la norma anterior, solamente las escaleras
que salgan directamente al exterior o a un pasillo que dé al exterior. Las salidas a pasillos se locali-
zarán en forma tal que la distancia máxima que haya que recorrer para alcanzar una puerta de salida
sea de treinta metros (30,00 m)

Artículo XI.6.- Salidas de emergencia. Cada piso o local con capacidad superior a cien perso-
nas, deberá tener, además de las puertas especificadas en el artículo anterior por lo menos dos
salidas de emergencia que comuniquen a la calle directamente o por medio de pasillos independien-
tes. La anchura de las salidas y los pasillos deberán permitir el desalojo de la sala en tres minutos.
Las hojas de las puertas deberán abrirse hacia el exterior y estar colocadas de manera que, al
abrirse, no obstruyan ningún pasillo, ni escalera, ni descanso. Tendrán los dispositivos necesarios
que permitan su apertura con el simple empuje de las personas que salgan (barra de pánico). Ningu-
na puerta abrirá directamente sobre un tramo de escalera sino a un descanso con la longitud de un
metro(1,00 m).

Artículo XI.7.- Puertas. La anchura de las puertas que den salida a los sitios de reunión pública,
deberá permitir la evacuación de las salas en tres minutos, considerando que cada persona pueda
salir por una anchura de sesenta centímetros (0,60m) en un segundo. La anchura siempre será

Investigaciones Jurídicas, S.A. -146-


múltiplo de sesenta centímetros y la mínima será de un metro, veinte centímetros (1,20 m), salvo en
salas de espectáculos, en que rige la norma del artículo anterior.
Cuando sea el caso de puertas giratorias, para calcular el número de ellas sólo se tomará en
cuenta el radio de cada puerta.

Artículo XI.8.- Puertas simuladas y espejos. Se prohíbe que en los lugares destinados a la
permanencia o al tránsito de público haya puertas simuladas o espejos que induzcan a confusión y
hagan parecer el local con mayor amplitud de la que realmente tiene.

Artículo XI.9.- Vestíbulos. Los sitios de reunión pública deberán tener vestíbulos que los comu-
niquen con la vía pública o con los pasillos que den acceso a ésta. Estos vestíbulos tendrán una
superficie mínima de quince decímetros cuadrados (0,15 m2) por concurrente. Además cada clase
de localidad deberá tener un espacio para el descanso de los espectadores en los intermedios, el
que se calculará a razón de diez decímetros cuadrados (0,10m2) por concurrente. Los pasillos des-
embocarán en el vestíbulo, a nivel con el piso de éste. El total de las anchuras de las puertas que
comuniquen con las calles o pasillos, deberán ser por lo menos igual a una y un quinto (1,20) veces
la suma de las anchuras de la puertas que comuniquen el interior de la sala con los vestíbulos.

Artículo XI. 10.- Taquillas. Las taquillas para la venta de boletos no deberán obstruir la circula-
ción por los accesos y se localizarán en sitios visibles; habrá una taquilla por cada mil quinientos
personas o fracción, para cada tipo de boleto que se expenda; y estará ubicada en tal forma que no
interfiera la libre circulación por la acera pública.

Artículo XI. 11.- Vallas para hacer fila. En los lugares donde se requieran vallas finas para que
los espectadores hagan fila, la anchura mínima entre ellas será de noventa centímetros (0,90m).

Artículo XI.12.- Butacas y gradas. En las salas de espectáculos sólo se permitirá la instalación
de butacas. No se permitirá el uso de gradas como asiento, salvo en los edificios deportivos. La
anchura mínima de las butacas será de cincuenta centímetros (0,50 m) y la distancia entre sus
respaldos no menor de ochenta y cinco centímetros (0,85 m). Deberá quedar un espacio libre míni-
mo de cuarenta centímetros (0,40 m) entre el frente de un asiento y el respaldo del próximo, medido
entre verticales. La distancia desde cualquier butaca al punto más cercano de la pantalla o escenario
será la mitad de la dimensión mayor de ésta, pero en ningún caso menor de siete metros (7,00 m).
No podrán colocarse butacas en zonas de visibilidad defectuosa. Las butacas deberán estar fijadas
al piso, con excepción de las que se encuentran en los palcos. Los asientos serán plegadizos, Las
filas que desemboquen en dos pasillos no podrán tener más de catorce butacas y las que desembo-
quen a uno sólo, no más de siete.
En el caso de edificios deportivos las gradas para el asiento del espectador deberán tener una
altura mínima de cuarenta centímetros (0,40m) y una profundidad de setenta centímetros (0,70m).

Artículo XI.13.- Galería y balcones. El frente de galería y balcones deberá protegerse por
barandales sólidos cuya altura mínima será de setenta centímetros (0,70m) sobre el nivel del piso.
En las galerías, balcones y otros sitios donde haya sillas colocadas en plataformas escalonadas y la
diferencia de altura entre una plataforma y la inmediata inferior exceda de cincuenta centímetros
(0,50 m) se instalará una baranda sólida con una altura mínima de setenta centímetros (0,70 m)
colocada en el borde de la plataforma y a lo largo de toda la fila de sillas. Los balcones y las galerías
se construirán con materiales que tengan un coeficiente retardatorio al fuego no menor de tres horas.

Artículo XI.14.- Pasillos interiores. La anchura mínima de los pasillos longitudinales con asien-
tos en ambos lados deberá ser de un metro, veinte centímetros (1,20m); con asientos en un solo
lado, de noventa centímetros (0,90 m) en su origen; agregando cinco centímetros (0,05 m) por cada
metro de longitud del pasillo, desde su origen hasta una puerta de salida o hasta un pasillo principal,

Investigaciones Jurídicas, S.A. -147-


En los muros de los pasillos, no ser permitirán salientes a una altura menor de tres metros (3,00
m) medidos desde el piso de los mismos.
No se usarán escalones dentro de los pasillos de las salas de espectáculos, siempre que se
pueda dar una solución de rampa cuya pendiente no sea mayor de 1 en 10. Dichas rampas o esca-
lones deberán tener una superficie antiderrapante. En todo caso no se permitirán escalones aislados
la suma de las contrahuellas de un grupo de escalones no podrá exceder de cincuenta y un centíme-
tros (0,51m); la contrahuella máxima será de dieciocho centímetros (0,18 m).

Artículo XI.15.- Letreros. En todas las puertas que conduzcan al exterior habrá letreros con la
palabra “salida” y en los pasillos, flechas luminosas que indiquen la dirección de las salidas. Las
letras tendrán una dimensión mínima de quince centímetros (0,15 m) y se colocarán en rótulos lumi-
nosos conectados al sistema eléctrico de emergencia, de forma que queden bien visibles, aun cuan-
do el pasillo se encuentre lleno de público.

Artículo XI.16.- Escaleras. Las escaleras tendrán una anchura mínima igual a la suma de las
anchuras de las puertas o pasillos a los que den servicio pero, en ningún caso, el ancho libre de la
escalera será menor de un metro veinte centímetros (1,20 m); tendrá contrahuellas máximas de
diecisiete centímetros (0,17m) y huellas de treinta centímetros (0,30m) como mínimo, deberán cons-
truirse de materiales con un coeficiente retardatorio al fuego no menor de una hora y tener pasama-
nos a noventa centímetros (0,90 m) de altura, en cada lado de la escalera. Cada piso deberá tener
por lo menos dos escaleras en lados opuestos o separadas convenientemente. A lo largo de cual-
quier tramo de escalera la anchura de las huellas y la altura de las contrahuellas, deberán ser cons-
tantes.
Se prohíben las escaleras de caracol como medio de salida principal.

Artículo XI.17.- Aislamiento. Los escenarios, vestidores, cocinas, bodegas, talleres, cuartos de
máquinas y casetas de proyección deberán estar aislados entre ellos y con respecto de las salas de
reunión mediante muros, techos, pisos, telones y puertas, de materiales con un coeficiente retardatorio
al fuego no menor de tres horas. Las puertas tendrán dispositivos que las mantengan cerradas pero
de fácil y rápida apertura.

Artículo XI.18.- Salidas de servicio. Cuando se trate de salas de espectáculos, los escenarios,
vestidores, bodegas, taller, cuartos de máquinas y casetas de proyección, deberán tener salida inde-
pendiente de las salas o espacios de reunión.

Artículo XI.19.- Casetas. La dimensión mínima de una caseta de proyección, locución, graba-
ción o similar, será de dos metros, cincuenta centímetros (2,50 m) de ancho, por tres metros (3,00 m)
de largo y dos metros, veinticinco centímetros (2,25 m) de alto.
Cuando la caseta contenga dos proyectores de tamaño mínimo será de cuatro metros, veinticin-
co centímetros (4,25 m) de ancho, por tres metros (3,00 m) de largo y dos metros, veinticinco centí-
metros (2,25 m) de alto; debe dejarse un espacio mínimo de ochenta centímetros (0,80 m) a la
derecha y en la parte posterior de cada proyector.
No habrá comunicación directa con la sala: únicamente existirán pequeñas ventanillas para el
paso de los rayos de luz de la proyección.
La dimensión máxima, en cualquier sentido, de estas aberturas, será de treinta centímetros
(0,30 m) y su número será de dos por cada proyector.
Cada ventanilla estará dotada de sistemas de cierre por gravedad que puedan funcionar
automáticamente en caso de incendio.
Deberán tener ventilación artificial y estarán debidamente protegidas contra incendio.
Las casetas tendrán por lo menos dos puertas, colocadas en lados opuestos, de setenta y cinco
centímetros (0,75 m) de ancho por dos metros (2,00 m) de alto como mínimo, construidas de mate-
riales retardatorio al fuego, con coeficiente mínimo de una hora; estarán provistas de un mecanismo
que las mantenga cerradas, pero que sea de fácil apertura hacia afuera de la caseta.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -148-


Artículo XI.20.- Instalación eléctrica. La instalación eléctrica general en todo sitio de reunión
pública deberá contar con un sistema de alumbrado de emergencia, de incendio automático, alimen-
tado por acumuladores o baterías, que proporcionará a la sala, vestíbulo, pasillos de circulación y
letreros, la iluminación necesaria mientras entra en operación la iluminación general, en caso de que
el servicio eléctrico público sea interrumpido.

Artículo XI.21.- Ventilación. En todos los sitios de reunión pública cerrados es necesario preveer
un cierto caudal de aire exterior que permita la eliminación de olores y el calor debido a los ocupan-
tes, al tabaco y a otras fuentes.
La tasa de renovación necesaria variará de acuerdo con el número de ocupantes, la altura del
techo, el número de fumadores y otras fuentes generadoras de calor, tal y como se establece en las
normas de ASHRAE (American Society of Heating, Refrigeration and Air Conditioning Engineers).

Artículo XI.22. - Servicios sanitarios. Los servicios sanitarios en los sitios de reunión pública
serán separados para cada sexo. En el vestíbulo común o en el propio de cada uno habrá, por lo
menos, una fuente agua potable. Si el sistema de suministro de agua consta de depósitos de alma-
cenamiento, éstos deben tener capacidad mínima de un litro por persona.
En los pisos deben usarse materiales impermeables, con drenajes adecuados. Las paredes
deben recubrirse hasta una altura mínima de un metro, sesenta centímetros (1,60 m), con materiales
impermeables, lisos de fácil aseo, con ángulos y esquinas de paredes redondeadas o achaflanados.
Los servicios se calcularán de acuerdo con las normas siguientes:
XI. 22. 1. Salas de espectáculos y edificios deportivos:
Hombres: Un inodoro, tres orinales y dos lavados por cada cuatrocientos cincuenta
(450) espectadores o fracción.
Mujeres: Dos inodoros y un lavado por cada cuatrocientos cincuenta (450) espectado-
ras o fracción.
XI. 22. 2. Centros sociales:
Hombres: Un inodoro, tres orinales y dos lavados por cada cuatrocientos (400) espec-
tadores o fracción.
Mujeres: Dos inodoros y un lavado por cada cuatrocientos (400) espectadores o frac-
ción.
XI. 22. 3. Locales de culto:
Hombres: Como mínimo, un inodoro, un orinal y lavado.
Mujeres: Como mínimo, un inodoro, y un lavado.

Artículo XI.23.- Previsiones contra incendio. Los sitios de reunión pública deberán construirse
con materiales resistentes al fuego; esta resistencia deberá ser de 1 hora para edificaciones de una
planta y 3 horas para aquéllas de más de una planta como mínimo. Deberán contar con sistema de
combate de incendios cuyo caudal mínimo esté dado por; Q=134 (A) 1/2.
Q = Caudal de litros por minuto.
A = Superficie total en planta del edificio, en m2.
La presión del sistema debe ser tal que permita operar dos mangueras de 38 mm colocadas en
salidas opuestas para producir neblina a 7 kg/cm2, u otro sistema similar para el combate del fuego.
Deberá colocarse como mínimo una manguera por piso, independientemente del área de éste.
El sistema deberá tener su propia fuente de energía y el control necesario para el arranque
automático; además debe contar con una o varias claves siamesas exteriores que permitan a los
bomberos conectarse a ellas.
Debe colocarse un sistema de detección y alarma contra incendios.

Artículo XI.24.- Circulaciones en edificios deportivos. Las graderías para espectadores con-
tarán con escaleras a cada nueve metros (9,00 m) como mínimo, con anchura mínima de noventa
centímetros (0,90 m), huellas de treinta centímetros (0,30m) y contrahuella de veinte centímetros
(0,20 m); estas escaleras se deben construir con peralte y con huellas constantes.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -149-


Cada diez filas habrá pasillos paralelos a las gradas con anchura mínima igual a la suma de las
anchuras de las escaleras que desemboquen a ellos, entre dos puertas o salidas contiguas.
Las puertas y salidas deberán construirse de acuerdo con las normas especificadas para los
sitios de reunión pública.

Artículo XI.25.- Enfermería en edificios deportivos. Los edificios para espectáculos deporti-
vos deberán contar con un local adecuado para enfermería.

Artículo XI.26.- Templos o locales de culto. Los edificios destinados a templos o locales de
culto guardarán un retiro frontal de seis metros (6,00 m), y retiros laterales y posterior de tres metros
(3,00 m). Frente mínimo a vía pública 16 metros.

Capítulo X*
Hoteles y similares

Artículo X.1.-Definiciones. Para los efectos de este Código se entenderá por:


X.1.1. Hotel, posada, pensión, casa de huéspedes, fonda y establecimiento similares:
aquellos en los cuales se alojan personas en calidad de huéspedes, siempre que su
número sobrepase de seis, cualquiera sea el tiempo y condición de su permanencia, ya
se den o no en ellas comidas.
X.1.2. Motel: establecimiento en todo similar a los anteriores pero que además estará provisto
de un espacio de estacionamiento para cada aposento, ubicado frente o próximo a
éstos y con entrada independiente desde el exterior.
X.1.3. Apartotel: establecimiento similar a los del inciso X.1.1 pero en el que cada aposento
contará además con un espacio especial para preparar, cocinar y conservar alimentos,
lo mismo que un área de estar.

Artículo X.2.- Dependencias mínimas para uso general.


X.2.1. Vestíbulos: En ellos se encontrará la información, recepción y consejería y estará el
libro de registro de pasajeros.
Sala de estar: Servicios sanitarios independientes para hombres y mujeres tanto para
el público como para empleados.

Artículo X.3.-Autorización. Para otorgar la licencia de construcción, ampliación o modificación


de un edificio que se dedique parcial o totalmente para los usos indicados en el artículo X.1. será
requisito indispensable que previamente se apruebe su ubicación conforme al plano de zonificación
del Plan Regulador.
La construcción de moteles en zonas residenciales estará condicionada a que la Dirección de
Urbanismo del INVU autorice su ubicación.
––––––––
Nota: Este reglamento fue reformado por publicación en La Gaceta Nº 117 de 16 de junio de 1987.
Esta reforma incluye dos nuevos capítulos, Capítulo V: Restricciones Urbanísticas y Capítulo VII:
Edificaciones bajo el Régimen de Propiedad Horizontal en Condominio. La modificación en la Gace-
ta no cambió la numeración de los capítulos por lo que se mantienen dos capítulos X y XI con
distintos contenidos.

Artículo X.4.- Instalaciones. Las instalaciones eléctricas, sanitarias de maquinaria u otras de


servicio en los establecimientos indicados en este capítulo, deberán cumplir con lo que fije este
Reglamento en la sección correspondiente y lo indicado en el Código Eléctrico.

Artículo X.5.- Previsiones contra incendio. Además de lo indicado en el artículo IV.3 estos
establecimientos contarán para casos de incendio, con una instalación hidráulica independiente. La

Investigaciones Jurídicas, S.A. -150-


tubería de conducción será de un diámetro mínimo de siete y medio centímetro (0,07 m) y tendrá la
presión mínima de 7 kg/cm2, necesaria en toda la instalación o la necesaria para que el chorro de
agua alcance el punto más alto del edificio.
En zonas en que exista un sistema público de cañería, el edificio contará con un hidrante, caso
contrario, deberá disponer de un depósito de agua conectado a la instalación contra incendio. La
capacidad del depósito deberá ser fijada en cada caso por el Ministerio de Salud y el Instituto Nacio-
nal de Seguros.
En cada piso se colocarán dos mangueras con un diámetro de siete y medio centímetro (0,075m)
como mínimo, conectadas a la instalación contra incendio. Cuando el edificio tenga más de dos
pisos deberá construirse con materiales retardatorios al fuego por una hora.

Artículo X.6.- Comunicación con la vía pública. Deberán tener acceso y salida directa a la vía
pública o comunicarse con ellas por pasillos con una anchura mínima igual a la suma de las anchu-
ras de todos los pasillos que den a él.

Artículo X.7.- Superficie libre. Deberán quedar libres las superficies destinadas a patios que
sirvan para dar iluminación y ventilación a sus distintas dependencias, sin que dichas superficies
puedan ser cubiertas con voladizos, corredores, pasillos o escaleras.

Artículo X.8.- Piezas habitables y no habitables. Se considerarán piezas habitables: las salas
de estar, despachos, comedores y dormitorios y no habitables las destinadas a cocinas, pasillos,
cuartos de baño y bodegas.

Artículo X.9.- Dimensiones mínimas interiores de los aposentos.


X.9.1. Dormitorios: El área mínima por dormitorio será de siete y medio metros cuadrados
(7,50 m2) con un ancho no menor de dos y medio metros (2,50 m). En el caso de
dormitorios de servicios, el área mínima será de seis metros cuadrados (6,00 m2).
El área se aumentará en seis metros cuadrados como mínimo por cada cama adicional.
Para la altura de los dormitorios se considerará un volumen de trece y medio metros
cúbicos (13,50 m3) por persona, pero no menor de dos metros cincuenta centímetros
(2,50 m).
Las áreas destinadas a camas para niños menores de diez años se reducirán a la
mitad.
Deberá considerarse un espacio mínimo de cincuenta centímetros (0,50 m) de separa-
ción entre camas.
X.9.2. Comedores y salas de estar: Tendrán un área mínima de un metro cuadrado (1,00
m2) por cada habitación pero en ningún caso menor de diez metros cuadrados (10,00
m2) de área y dos y medio metros (2,50 m) de dimensión menor.
X.9.3. Cocinas: Cuando se suministre comida a los huéspedes, el cuarto de cocina tendrá un
área mínima de 0,50 m2 por cada habitación pero en ningún caso será menor de seis
metros cuadrados (6,00 m2) y dos metros de ancho (2,00 m)
Esta norma se aplicará hasta que se alcancen los 20 m2 de área.
X.9.4. Pasillos:
X.9.4.1. Todos los dormitorios deberán tener salida a pasillos o corredores que conduzcan di-
rectamente a las puertas de salida o a las escaleras.
X.9.4.2. El ancho de pasillos y corredores no será menor de un metro veinte centímetros (1,20
m).
Cuando haya barandales estos deberán tener cuando menos, noventa centímetros (0,90
m) de altura y su diseño deberá ofrecer seguridad a los niños.
En caso de que desemboquen varios pasillos a uno, la anchura de éste deberá ser igual
a la suma de todos ellos y en ningún caso menor del ancho de la escalera a que desem-
boquen.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -151-


X.9.4.3. Todo pasillo que sirva a dormitorios en pisos superiores deberá conducir directamente a
la escalera principal. La distancia de la pieza más alejada servida por pasillo al primer
eslabón del tramo descendente de la escalera no podrá exceder de treinta metros (30,00
m).
X.9.4.4. Tabiques de separación de los pasillos.
Será aplicable el artículo V.8 de este Reglamento.
X.9.4.5. Las escaleras se compondrán de tramos rectos en cada piso, con una longitud máxima
de seis metros (6,00 m); no podrán ser construidas en abanico, tendrán pasamanos en
ambos costados y barandales u otro sistema equivalente en los lados en que no existan
muros, con una altura de noventa centímetros (0,90 m).
X.9.4.6. Las escaleras principales terminarán en el primer piso en un vestíbulo, galería o pasaje,
con un ancho mínimo de un metro ochenta centímetros (1,80 m), comunicado con la vía
pública directamente. En todo caso este ancho no podrá ser menor a la suma total de
los pasillos que a él desemboquen.
X.9.4.7. Caso de existir pisos bajo el nivel de calle como sótanos, estacionamientos, bodegas u
otros, deberán contar con escaleras que conduzcan directamente a la vía pública o a un
pasillo que conduzca directamente a ella.
Las escaleras interiores que conduzcan a estas dependencias deben estar separadas
de las escaleras principales de tal modo que no haya confusión posible sobre el lugar
de salida a la calle.
X.9.4.8. La caja de escalera no podrá estar a una distancia mayor de la vía pública o espacio
libre o espacio cubierto de construcción antisísmica y a prueba de incendio más de
veinte metros (20,00 m).
X.9.4.9. En edificio de más de tres pisos, deberá contar con una escalera de emergencia cons-
truida con materiales con un coeficiente retardatorio al fuego de una hora.
X.9.5. Vestíbulo.
X.9.5.1. Tendrán un ancho no menor del ancho total de todos los pasillos que a él desembo-
quen, con un mínimo de un metro ochenta centímetros (1,80 m).
X.9.5.2. Comunicará directamente con el exterior.
X.9.5.3. El piso, las paredes y los cielos rasos de los vestíbulos, galerías o pasajes, deberán de
ser de material resistente al fuego con un coeficiente retardatorio de tres horas.
X.9.6. Ascensores.
Si el edificio consta de más de cuatro pisos o su equivalente en altura deberá dotarse
de ascensores que comunicarán con todas las plantas utilizadas por los clientes y con
acceso directo al vestíbulo.
X.9.7. Baños y servicios sanitarios.
Tendrán como mínimo dos y medio metros cuadrados (2,50 m2) de área y un metro
(1,00 m) de ancho.
X.9.8. Puerta principal.
X.9.8.1. La puerta principal deberá tener como mínimo una anchura de un metro ochenta centí-
metros (1,80 m) y una altura libre de dos metros veinte centímetros (2,20 m) y abrir
hacia afuera o ser de vaivén.
En ningún caso la anchura de la entrada será menor a la suma de las anchuras de las
escaleras y pasillos que desemboquen a ella.
X.9.8.2. Los establecimientos con más de cincuenta (50) dormitorios deberán contar con una
entrada y una escalera de servicio independiente de las principales, con un ancho no
menor de un metro veinte centímetros (1,20 m).
X.9.9. Puertas en general.
Ninguna puerta en este tipo de establecimiento podrá tener menos de noventa centíme-
tros (0.90 m) en los locales utilizados por el público y ochenta centímetros (0,80 m) en
los locales de servicio.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -152-


Artículo X.10.- Salidas de emergencia. Se aplicará el artículo IV.3 de este Reglamento.

Artículo X.11.- Cobertura de lote. ( Area cubierta).


X.11.1. La cobertura máxima del lote será la fijada en el Plan Regulador para la zona en donde
se ubique o en su defecto, la indicada en el artículo IV.15 de este Reglamento.
X.11.2. En el caso de edificios que prevean más de siete pisos el INVU fijará la cobertura máxi-
ma mediante un estudio especial de necesidades, respetando siempre los retiros fija-
dos en el reglamento de zonificación de los planos reguladores si los hubiere.
X11.3. En las zonas en donde se permita construir la totalidad del lote en las dos primeras
plantas, los pisos destinados a dormitorios tendrán una cobertura máxima del setenta
por ciento (70%).

Artículo X.12.- Retiros. Sin perjuicio de que sean mayores si así lo especifica el Plan Vial o el
reglamento de Zonificación correspondiente o de que no sean exigibles por tratarse de áreas que
están expresamente exceptuadas de ellos, se exigirán los retiros mínimos indicados en el artículo
V.3.4.

Artículo X.13.- Superficie mínima del lote. El tamaño mínimo del lote será de doscientos ochenta
metros cuadrados (280,00 m2) sin perjuicio de los tamaños mínimos que contemple el Plan Regula-
dor para cada zona.

Artículo X.14.- Altura mínima. La altura mínima promedio de piso a cielo raso, será de dos
metros cincuenta centímetros (2,50 m) en todos los locales de uso del público y de dos metros
veinticinco centímetros (2,25 m) en zonas de servicio.

Artículo X.15.- Dimensiones de los patios. Regirán las normas del artículo VI.2 de este Re-
glamento.

Artículo X.16.- Iluminación y ventilación. Regirán las normas del artículo V.4 de este Regla-
mento.

Artículo X.17.- Iluminación artificial. Deberá proveerse de medios de iluminación que propor-
cionen cuando menos las cantidades requeridas en el Código Eléctrico Nacional.

Artículo X.18.- Instalación de agua.


X.18.1. Los edificios deberán estar provistos de instalaciones de agua potable que tengan ca-
pacidad para abastecer doscientos cincuenta litros (250 l) por día, por cama.
X.18.2. Si se instalan tanques de almacenamiento, deberán ser construidos de tal forma que la
sedimentación pueda eliminarse fácilmente, con previsiones para evitar el derrame de
agua y la contaminación.

Artículo X.19.- Sanitarios. Cuando no se disponga de baños exclusivos para cada dormitorio, el
establecimiento deberá de contar con:
X.19.1. Un lavado con agua corriente y desagüe en cada dormitorio.
X 19.2. Un cuarto de baño y un lavado por cada cuatro dormitorios o por cada cinco camas.
X 19.3. Un inodoro independiente por cada cinco dormitorios o por cada diez camas y en todo
caso, uno en cada piso como mínimo.
X 19.4. Una pileta de servicio, con llave de agua, por cada veinte dormitorios o fracción de
veinte, debiendo colocarse a lo menos una en cada piso.
X 19.5. Todos los artefactos sanitarios deberán tener agua corriente potable y/u otros líquidos,
sin peligro de contaminaciones y en cantidades suficientes para su correcto funciona-
miento.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -153-


Artículo X.20.- Inodoros y baños. Las piezas destinadas a inodoros, los cuartos de baño y
demás locales de servicio sanitario, tendrán recubrimientos de material impermeable en pisos y
muros hasta una altura mínima de un metro veinte centímetros (1,20 m), el resto de las paredes
deberá ser recubierto con materiales resistentes al agua.

Artículo X.21.- Servicios sanitarios destinados al público. Los servicios sanitarios destina-
dos al público que concurra al establecimiento y los del personal, deberán constituirse independien-
tes para hombres y mujeres. El servicio para hombres contará como mínimo con un mingitorio y
orinal, un inodoro y un lavado y el de mujeres con un inodoro y un lavado.
Se aplicará lo conducente en el artículo VI.8.

Artículo X.22.- Instalaciones de agua potable. Las instalaciones de agua potable serán dise-
ñadas para permitir el funcionamiento simultáneo de una tercera parte de los artefactos como míni-
mo.

Artículo X.23.- Ubicación de los servicios sanitarios. Los servicios sanitarios no abrirán di-
rectamente al comedor, cocina o cuartos de preparación y almacenamiento de alimentos.

Artículo X.24.- Desagües pluviales. Regirá el artículo V.16 de este Reglamento.

Artículo X.25.- Calderas. Regirá el artículo V.18 de este Reglamento.

Artículo X.26.- Servicios de alimentación. Cuando se cuenta con cocinas, éstas se construi-
rán de acuerdo con el capítulo XIII de este Reglamento.

Artículo X.27- Chimeneas. Regirán los artículos IV.11 y V.19 de este Reglamento en lo pertinen-
te.

Artículo X.28.- Estacionamiento. Rige el capítulo XVIII de este Reglamento.

Artículo X.29.- Fosas sépticas. Para la instalación de fosas sépticas regirá el artículo V.14 de
este Reglamento.

Capítulo XI
Edificios para la educación

Artículo XI.1.- Ubicación. Para la construcción de este tipo de edificios deberá contarse con la
aprobación previa del Ministerio de Educación Pública en cuanto a su ubicación. El terreno seleccio-
nado deberá reunir las mejores condiciones posibles respecto a topografía, vegetación, orientación y
estar protegido de los elementos perturbadores de la tranquilidad y salud de los educandos.

Artículo XI.2.- Programa de necesidades. Los programas de necesidades de espacio deberán


ser aprobados por la Dirección General de Planeamiento Educativo del Ministerio de Educación
Pública.

Artículo XI.3.- Aprobación de Planos. Los planos deberán ser aprobados por la Dirección Ge-
neral de Edificaciones Nacionales y la de Planeamiento Educativo de los Ministerios de Obras Públi-
cas y Transportes y de Educación Pública, respectivamente.

Artículo XI.4.- Area de lote. El área de lote dependerá del tipo de enseñanza y programa educa-
tivo. En la rama de Educación General Básica el área se calculará a razón de diez metros cuadrados
(10,00 m2) como mínimo, por alumno para I y II ciclo y quince metros cuadrados (15,00 m2) como
mínimo, para el III y IV ciclos.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -154-


Para la rama de Educación Especial, Diversificada y Superior deberá consultarse con la Direc-
ción de Planeamiento Educativo del Ministerio de Educación Pública.
Para el cálculo de espacio se deberá considerar el número máximo de alumnos previstos.

Artículo XI.5.- Superficie libre mínima. La superficie libre mínima deberá calcularse a razón de
cuatro metro cuadrados (4,00 m2) por alumno.

Artículo XI.6.- Zonas de juego. Dentro de la superficie libre deberá destinarse una zona pavi-
mentada o enzacatada para juegos, no menor de dos y un cuarto metros cuadrados (2,25m2) por
alumno.

Artículo XI.7.- Zonas verdes. El área restante de la superficie libre deberá destinarse a jardines.

Artículo XI.8.- Espacios requeridos en los edificios escolares. Todos los edificios que se
destinen a la enseñanza deberán contar como mínimo con los siguientes espacios:
8.1. Salas de clase.
8.2. Administración.
8.3. Patio cubierto o salón multiuso.
8.4. Instalaciones sanitarias.
8.5. Pasillo o corredores.
Otros espacios, cuya inclusión dependerá del plan de estudio, son:
8.6. Espacio para la enseñanza especializada tales como: laboratorios, talleres y similares.
8.7. Espacio para educación física.
8.8. Espacio complementarios como bibliotecas, comedor y enfermería.

Artículo XI.9.- Area mínima para las salas de clase. En área de las salas de clase se calculará
a razón de un metro y medio cuadrado por alumno (1,50 m2), como mínimo.

Artículo XI.10.- Altura. La altura de piso a cielo raso será de un mínimo de dos metros cincuen-
ta centímetros (2,50 m) siempre que exista cielo raso aislante y ventilación cruzada del aire que
permita la renovación constante del mismo.
De no cumplirse el primer requisito, la altura mínima será de dos metros setenta centímetros
(2,70 m).

Artículo XI.11.- Iluminación natural. La luz natural que reciban los espacios educativos deberá
ser directa, de preferencia proveniente del norte o si esta orientación no es posible, los ventanales se
tratarán con la protección adecuada contra la radiación solar.
Las ventanas deberán tener una dimensión mínima equivalente a una quinta parte de la superfi-
cie del piso.
No se podrá utilizar como único recurso la iluminación central.

Artículo XI.12.- Ventilación. Los muros opuestos a las ventanas deberán tener aberturas ubica-
das de tal manera que permitan la ventilación cruzada, cuya magnitud será determinada por las
condiciones climáticas de la zona.
Las ventanas deberán permitir regular la ventilación debiendo abrirse por lo menos una tercera
parte de ellas.

Artículo XI.13.- Iluminación artificial. La iluminación artificial será directa y uniforme y sus
niveles mínimos en lúmenes serán los indicados en el Código Eléctrico Nacional.

Artículo XI.14.- Puertas. Los espacios educativos deberán tener cuanto menos una puerta de
noventa centímetros (0,90m) por cada treinta y cinco o fracción de 35 alumnos.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -155-


Artículo XI.15.- Paredes. Las paredes divisorias no deberán ser de carga ni contener instalacio-
nes eléctricas, hidráulicas o sanitarias. Las instalaciones deberán situarse en las paredes posterio-
res o de fachada.

Artículo XI.16.- Servicios sanitarios. Se deberá contar con servicios sanitarios separados
para hombres y mujeres, tanto para los alumnos como para los profesores. La cantidad de piezas
sanitarias para alumnos se calcularán en la siguiente forma:
XI.16.1. Escuelas de I y II ciclos:
Un inodoro y un orinal o mingitorio por cada treinta alumnos.
Un inodoro por cada veinte alumnos.
Un lavado por cada sesenta alumnos.
XI.16.2. Escuela o colegios III y IV ciclos:
Un inodoro y un orinal o mingitorio por cada cuarenta alumnos.
Un inodoro por cada treinta alumnos.
Un lavado por cada ochenta alumnos.
X.16.3. Todos los centros educativos contarán además con un bebedero por cada cien alum-
nos, alimentado en lo posible directamente de la cañería o, en su defecto con agua de
potabilidad comprobada.
X.16.4. En planta baja, la cantidad de muebles sanitarios se incrementarán en un 10%.
Se aplicará en lo contemplado aquí lo conducente del artículo VI.8.

Artículo XI.17.- Pasos a cubierto. Todos los edificios de un centro educativo deberán estar
comunicados por medio de pasos a cubierto.

Artículo XI.18- Escaleras. Las escaleras serán construidas con materiales incombustibles. Su
ancho se calculará de acuerdo con las superficie de espacio educativo a que sirvan, (excluyendo el
área de circulación), de la siguiente manera:
XI.18.1. Un metro veinte centímetros (1,20 m) por los primeros doscientos metros cuadrados
(2,00 m) y sesenta centímetros (0,60 m) por cada cien metros cuadrados (100 m2) o
fracción adicional.
XI.18.2. En ningún caso el ancho podrá exceder de dos metros cuarenta centímetros (2,40 m).
Cuando el cálculo indique un ancho mayor de este máximo, deberán colocarse escale-
ras adicionales en el número que se requieran.
XI.18.3. Los tramos serán rectos, los escalones tendrán huellas no menores de veintiocho cen-
tímetros (0,28 m) y contrahuellas no mayores de dieciséis centímetros (0,16 m). Los
barandales deberán estar a noventa centímetros de altura, medidos a partir de la arista
de los escalones. Deberán diseñarse de modo que brinden seguridad a los niños.

Artículo XI.19.- Puertas. Ninguna puerta podrá distar menos de dos metros (2,00 m) ni más de
cuarenta metros (40,00 m) de un tramo de escaleras.

Artículo XI.20.- Iluminación de emergencia. En los edificios que se utilicen de noche, las esca-
leras deberán contar con un sistema de alumbrado que funcione independiente para casos de
emergencia.

Artículo XI.21.- Pasillos. Los pasillos tendrán como mínimo un ancho de dos metros cuarenta
centímetros (2,40 m) para los primeros cuatrocientos metros cuadrados (400 m2) de planta útil y se
aumentará a razón de sesenta centímetros (0,60 m) por cada cien metros adicionales o fracción. No
deberán colocarse gradas aisladas en ellos. La altura de los barandales cuando los hubiere serán de
noventa centímetros (0,90 m) como mínimo.

Artículo XI.22.- Residencias para estudiantes. La capacidad de los dormitorios se calculará a


razón de diez metros cúbicos (10,00 m2) por cama como mínimo.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -156-


Los ventanales deberán tener como mínimo una superficie equivalente a la quinta parte (1/5) del
área de piso.
Los dormitorios contarán con servicios sanitarios de acuerdo con el número de camas, debiendo
tener como mínimo:
XI.22.1. Un inodoro por cada veinte camas o fracción de veinte.
XI.22.2. Un orinal o mingitorio por cada treinta camas o fracción de treinta.
XI.22.3. Un lavado por cada diez camas o fracción de diez.
XI.22.4. Una ducha por cada diez camas.

Artículo XI.23.- Salidas de emergencias. Se aplicarán los artículos IV.3, IV.14, V.11 y IX.4 de
este Reglamento para salidas de emergencia.

Capítulo XII
Edificios de asistencia hospitalaria
y para consulta externa

Artículo XII.1.- Edificios de asistencia hospitalaria. Para expedir licencia de construcción,


ampliación o modificación de una clínica, su ubicación debe ser conforme con la zonificación del
Plan Regulador y en su defecto, ser aprobada por el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de
Vivienda y Urbanismo.
Cualquier edificio que tenga instalaciones de laboratorios clínico y/o radiológico, deberá cumplir
con los mismos requisitos.

Artículo XII.2.- Espacios y alturas requeridas. Los hospitales y clínicas de consulta deberán
tener cuando menos salas de espera para el público, salas para la atención de enfermos indepen-
dientes de la primeras, salas para médicos y para practicantes, para farmacia y servicios sanitarios
independientes para el personal y para los enfermos.
La altura de los locales destinados a salas de espera, vestíbulos y salas de curaciones no será
inferior a tres metros (3,00 m) y la superficie mínima de estas últimas será de seis metros cuadrados
(6,00 m2).

Artículo XII.3.- Materiales y acabados. Las salas de curaciones y los servicios sanitarios debe-
rán tener pisos impermeables, recubrimiento de muro, también impermeables hasta una altura míni-
ma de dos metros (2,00 m) y los ángulos que formen los muros entre sí y con el pavimento y el cielo
raso, serán redondeados o achaflanados; la superficie de los muros y cielo rasos pintados en aceite
sin decoraciones salientes ni entrantes, en acabados acústicos.
Los demás locales y anexos deberán tener muros con pintura lavable y pisos lavables, suscep-
tibles de ser fácilmente desinfectados.

Artículo XII. 4.- Ventilación, drenajes y tanque de captación.


Los locales estarán dotados de:
XII.4.1. Ventilación adecuada que permita renovar el aire de acuerdo con el artículo V.4 de este
Reglamento.
XII.4.2. Drenajes conectados a la red de cloacas general o en su defecto, o fosas sépticas.
XII.4.3. Tanque de captación de agua potable con capacidad equivalente al consumo del esta-
blecimiento durante 24 horas, según cálculos aprobados por el Ministerio de Salud.

Artículo XII.5.- Clínicas y casas de salud. Los locales que se destinen a consultorios o a trata-
mientos de enfermos, cumplirán con los requisitos fijados en el artículo XII.2 de este Reglamento.

Artículo XII.6.- Area mínima. Las secciones destinadas a hospitalizar enfermos tendrán un área
mínima de piso de ocho metros cuadrados (8,00 m2) por enfermo en salas generales y de doce
metros cuadrados (12,00 m2) en cuartos individuales.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -157-


Artículo XII.7.- Orientación. Las salas de enfermos se orientarán de manera que la fachada
mayor de su planta esté ubicada tan paralelamente como sea posible a la dirección NE-SO y las
camas colocadas al lado SE de forma que puedan recibir los rayos del sol un mínimo de dos horas al
día.
En lo no previsto de este capítulo, se cumplirá con los requisitos especificados en el capítulo IV.

Artículo XII.8.- Salas para enfermedades contagiosas. Los hospitales contarán al menos con
una sala independiente para el tratamiento de las enfermedades contagiosas.

Artículo XII.9.- Cocinas. Las áreas destinadas a preparar alimentos tendrán las dimensiones
mínimas indicadas para los hoteles. En la proximidades de cada pabellón que albergue enfermos
deberá proveerse un sitio adecuado para calentar alimentos.

Artículo XII.10.- Servicios sanitarios. Las secciones destinadas a hospitalizar enfermos, debe-
rán estar dotadas de servicios a razón de un lavado, un inodoro, un mingitorio y una ducha, por cada
cinco enfermos y una pila de aseo por cada diez enfermos o fracción de diez.

Artículo XII.11.- Acabados de baños y cocinas. Para los materiales y acabados en baños y
cocinas regirá lo especificado en los artículos XII.3, XIV.1 y XIV.3 respectivamente.

Artículo XII.12.- Entradas de vehículos y estacionamientos. Se deberán proveer entradas


independientes de la principal, una para el uso de vehículos exclusivamente y otra para servicio.
En lo referente a estacionamiento regirá lo que dicta el artículo XVIII.4 de este Reglamento.

Artículo XII.13.- Salas mortuorias. Se proveerá por lo menos una sala mortuoria, alejada de las
habitaciones de los enfermos, con acceso directo a la vía pública.

Artículo XII.14.- Crematorios. Todos los establecimientos de hospitalización, estarán provistos


de un horno crematorio de basuras y desperdicios, de capacidad y modelo aprobado por el Ministerio
de Salud.

Artículo XII.15.- Temperatura. Los locales en donde permanezcan enfermos estarán construi-
dos de forma que se asegure una temperatura mínima de 18º y máxima de 24º y una renovación total
de volumen de aire cada ocho minutos.

Artículo XII.16.- Salas de operación - recuperación. Las salas de operación o de curaciones


deberán contar con anexos para médicos, instrumental, ropas y servicios higiénicos y estar aislados
de los demás departamentos.

Artículo XII.17.- Especificaciones generales. La construcción deberá ser de materiales resis-


tentes al fuego con un coeficiente retardatorio no menor de tres horas. En lo demás deberán cumplir
con lo indicado en el artículo IV.3 de este Reglamento.
Si tienen más de un piso de altura, deberán contar por lo menos, con un ascensor para el
traslado de enfermos en sus camas o de una rampa con una pendiente máxima de ocho por ciento
(8%).

Artículo XII.18.- Lavanderías. Deberán disponer de espacios destinados a lavandería, desin-


fección de ropa, costura y planchado.

Artículo XII.19.- Separación de sexos. Los establecimientos en que se atienden enfermos y


que tengan salas generales, estas deberán ser separadas para hombres, mujeres y niños.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -158-


Artículo XII.20.- Capacidad. Las salas generales tendrán una cabida máxima de 30 camas y
deberán cumplir con las disposiciones establecidas en los artículos anteriores del presente capítulo,
con las modificaciones siguientes:
XII.20.1. Las salas deberán recibir los rayos del sol, al menos por uno de sus costados principa-
les, durante dos horas al día.
XII.20.2. Dispondrán de inodoros, duchas y lavados a razón de uno por cada doce enfermos o
fracción superior al tercio de esta cifra.
XII.20.3. La superficie total mínima de ventana en cada sala será equivalente a un quinto (1/5) de
la superficie del piso y un cuarenta por ciento (40%) de esa superficie deberá abrir
fácilmente en su parte superior.

Artículo XII.21.- Retiros. Los edificios de asistencia hospitalaria deberán


separarse en todos los linderos un mínimo de seis metros (6,00 m).

Artículo XII.22.- Salidas de emergencia. Se aplicarán los artículos IV.3, IV.4, V.12 y IX.4 de este
Reglamento para salidas de emergencia.
En los edificios de asistencia hospitalaria de más de un piso, se deben instalar escaleras de
emergencia.

Capítulo XIII
Normas para asilos de ancianos y para vivienda
y sitios de reunión o enseñanza destinados
al uso de minusválidos

Artículo XIII.1.- Servicios sanitarios. La ducha y el inodoro se combinarán en un solo espacio


sin separación de ambiente, pudiendo proveerse la utilización de elementos removibles para sepa-
rarlos. La altura de lavatorio será de ochenta centímetros; la altura máxima del inodoro será de
cincuenta centímetros. Las llaves de inodoro, del lavado y de la ducha serán adaptadas al tipo de
minusválidos. La bañera no tendrá gradas ni muros en el piso.

Artículo XIII.2.- Garaje. Se proveerá un espacio de garaje o cochera con acceso directo y sin
gradas a la vivienda, con una anchura mínima de trescientos cincuenta centímetros y cerrojo de
accionar eléctrico si existe portón.

Artículo XIII.3.- Puerta principal. En la puerta principal, o junto a ella, se proveerá una gaveta
pequeña accesible tanto del interior como del exterior para el depósito de paquetes, con una altura
mínima de noventa centímetros y máxima de cien centímetros.

Artículo XIII.4.- Dimensiones mínimas. Los siguientes espacios tendrán dimensiones mínimas
que a continuación se indican:
XIII.4.1. Pasillos: de ciento veinte centímetros.
XIII 4.2. Vestíbulos: de ciento cuarenta centímetros de anchura por doscientos cuarenta centí-
metros de longitud.
XIII 4.3. En las cocinas, el pasillo entre muebles será de ciento cuarenta centímetros.
XIII 4.4. En la recámara un espacio mínimo libre al lado de la cama, de ciento veinte centíme-
tros.

Hacia el lado a que abren las puertas se dejará un espacio libre no menor de ciento setenta
centímetros de longitud y cincuenta centímetros de anchura que permita la ubicación de una silla de
ruedas.

Artículo XIII.5.- Terrazas o balcones. Cuando se provean terrazas o balcones se diseñarán con
accesos fáciles y protección contra los elementos.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -159-


Artículo XIII.6.- Alarmas. Se instalarán alarmas en la siguiente forma:
XIII.6.1. Interiores perceptibles en el exterior.
XIII.6.2. En baños, perceptibles tanto en el interior como en el exterior.
XIII 6.3. Los controles estarán a una altura mínima de noventa centímetros y máxima de ciento
veinte centímetros.

Artículo XIII.7.- Puertas. En el caso de puertas, se diseñarán bajo las normas siguientes:
XIII.7.1. Siempre que sea posible se utilizarán puertas de correr.
XIII 7.2. En los baños las puertas serán de material resistente a golpes fuertes y abrirán hacia
afuera.
XIII 7.3. Se colocarán haladeras y manijas fáciles de maniobrar con cerrojos automáticos.
XIII 7.4. Al abrir dejarán una luz libre mínima de noventa centímetros.

Artículo XIII.8.- Protectores. Se colocarán protectores de material resistente al roce contínuo, a


lo largo de los pasillos, muros, puertas y en las esquinas, tanto en el interior, como en el exterior a
una altura de sesenta centímetros, con un ancho no menor de 10 centímetros.

Artículo XIII.9.- Accesibilidad. Todas las piezas habitables deberán ser accesibles debiendo
recurrirse al uso de elevadores si fuera necesario.

Artículo XIII.10.- Muebles. En los muebles, los anaqueles tendrán una altura mínima de sesen-
ta centímetros y máxima de ciento veinte centímetros.

Artículo XIII.11.-Instalaciones. Cuando exista posibilidad de contacto con las instalaciones de


agua caliente, éstas deberán aislarse. Las regaderas tendrán termostato para control automático de
la temperatura. Todos los controles de temperatura de agua tendrán una altura máxima de cien
centímetros y mínima de sesenta centímetros y serán de fácil manejo.
El botón del timbre de puertas exteriores se colocará a una altura mínima de noventa centíme-
tros y máxima de cien centímetros..

Capítulo XIV
Expendios de alimentos

Artículo XIV.1.- Definición y requisitos. Se considerarán para los fines de este Reglamento
como “Expendios de Alimentos” los siguientes locales:
Cocinas de restaurantes.
Hoteles y similares.
Fuentes de soda y refresquerías.
Carnicería y pescaderías.
Fábrica de productos alimenticios.
Panaderías.
Pastelerías y cualquier otro establecimiento catalogado como tal por el Ministerio de Salud.
Estos establecimientos deberán cumplir con los siguientes requisitos:
XIV.1.1. La ventilación será la indicada para piezas habitables.
XIV.1.2. La iluminación deberá ser de un tipo tal que no altere los colores de los alimentos.
XIV.1.3. Estar provistos de un sistema para conducir al exterior los olores, humos y calor exce-
sivo que puedan producirse en el local.
XIV.1.4. El piso y los revestimientos de muros, hasta una altura de dos metros (2,00 m) deberán
ser de material liso, impermeable y de fácil limpieza.
XIV.1.5. El resto de las superficies de muros y cielo rasos deberán tener acabado lavable y ser
de colores claros.
XIV.1.6. Caso de que se prevean instalaciones de ventilación artificial éstas deberán ser apro-
badas por el Ministerio de Salud.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -160-


XIV.1.7. Las puertas, ventanas o cualquier abertura al exterior de los cuartos donde se preparen
alimentos, deberán estar protegidas con malla contra insectos, las puertas deberán
abrir hacia afuera, poseer cierre automático y ajustar sus marcos perfectamente.
XIV.1.8. Los estantes o exhibidores deberán construirse bajo estas mismas normas.

Artículo XIV.2.- Servicios. Los locales donde se prepare, sirva o exhiba alimentos, deberán
estar dotados de agua potable y contar con:
XIV.2.1. Servicios sanitarios totalmente aislados, tanto para hombres como para mujeres.
XIV.2.2. Un lavado y una pila de lavar, separados uno de otro, ambos dentro del local de trabajo.
XIV.2.3. Un guardarropa con espacio conveniente para que los trabajadores puedan cambiarse
sus ropas de calle y dejarlas adecuadamente guardadas.
XIV.2.4. Una ducha independiente o una en cada grupo de servicios.

Artículo XIV.3.-Tubos colgantes. Cualquier tubo colgante de instalación, deberá protegerse


para evitar que por condensación puedan caer líquidos sobre los alimentos o dentro de cualquier
receptáculo o aparato utilizado para almacenarlos o prepararlos.

Artículo XIV.4.- Distancia a lugares insalubres. Los locales a que se refiere este capítulo, no
podrán ubicarse a menos de doscientos metros (200m) de establecimientos clasificados como insa-
lubres por el Ministerio de Salud.

Artículo XIV.5.- Carnicerías y pescaderías. Los locales en donde se venda o procese carne,
tendrán un mínimo de dieciséis metros cuadrados (16 m2) de superficie y una altura mínima de tres
metros (3,00m).

Artículo XIV.6.- Salidas de emergencia. Se aplicarán los artículos IV.3, IV.14 y V.12 y IX.4 de
este Reglamento.

Capítulo XV
Ferias con aparatos mecánicos

Artículo XV.1.- Ubicación. Las ferias con aparatos mecánicos sólo podrán ubicarse donde el
Plan Regulador, si lo hubiere, lo autorice o en su defecto donde lo permita la Municipalidad.

Artículo XV.2.- Protecciones y espacios de circulación. Las áreas donde estén ubicados los
aparatos mecánicos deberán estar cercadas debidamente para protección del público y los espacios
de circulación tendrán anchuras no menores de tres metros (3,00 m)

Artículo XV.3.- Servicios sanitarios. Deberán contar con servicios sanitarios, cuyo número
señalará la Municipalidad para cada caso.

Artículo XV.4.- Autorización de funcionamiento. Para poner en funcionamiento aparatos me-


cánicos se requerirá autorización del Departamento de Ingeniería Municipal o del Ministerio de Sa-
lud, lo cual se dará con base en los resultados de las pruebas de seguridad que se efectúen.
La municipalidad podrá revocar en cualquier momento dicha autorización por deterioro de las
condiciones de seguridad.

Capítulo XVI
Aeródromos y aeropuertos

Artículo XVI.1.- Definición. Se entenderá por: Aeródromo el área, superficie o sección de la


tierra (o de agua) perfectamente delimitada, destinada total o parcialmente a la llegada, partida o
movimiento en ella de aeronaves.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -161-


Aeropuerto: Todo aeródromo de servicio público o privado en el que exista de modo permanente
instalaciones y servicios para atender el tráfico aéreo (pasajeros, carga, equipajes).

Artículo XVI.2.- Ubicación. Los aeropuertos sólo podrán ubicarse donde lo indique el Plan Re-
gulador o en su defecto donde lo autoricen conjuntamente el Instituto Nacional de Vivienda y Urba-
nismo y la Dirección General de Aviación Civil.

Artículo XVI.3.- Autorización. Para la ubicación, construcción o reparación de cualquier aero-


puerto, deberá recabarse la autorización de la Dirección General de Aviación Civil.

Artículo XVI.4.- Areas y distancias requeridas. Areas de edificación en aeropuertos públicos:


Las normas a seguir en el diseño serán las que en cada caso establezca la Dirección General de
Aviación Civil del MOPT.

Artículo XVI.5.- Proximidad a aeropuertos. En las proximidades de los aeropuertos, de acuer-


do con las distancias especificadas en el “Reglamento sobre señalamiento de obstáculos y restric-
ciones a la construcción dentro de la zona de protección de los aeródromos” o fijadas con el Plan
Regulador, no podrán edificarse estructuras ni construirse urbanizaciones, a menos que los planos
hayan sido debidamente autorizados previo dictamen favorable de la Dirección General de Aviación
Civil

Capítulo XVII
Edificios y lotes para estacionamiento

Artículo XVII.1.- Definición. Para los efectos de este Reglamento se entenderá como estacio-
namiento, ya sea en edificios o lotes, aquellos lugares públicos o privados, destinados a guardar
vehículos incluyendo terminales de buses y garajes para taxis.
Se excluyen los garajes privados de las viviendas.

Artículo XVII.2.- Ubicación. Sólo podrán ubicarse donde lo permita el Plan Regulador o en su
defecto la municipalidad y la Dirección de Transporte Automotor.

Artículo XVII.3.- Construcción. Los edificios de estacionamiento podrán construirse hasta las
colindancias cuando las paredes y los pisos sean construidos con materiales con un coeficiente
retardatorio al fuego no menor de tres horas, en este caso además, se permitirá el uso mixto en el
edificio.
Cuando las paredes sean de otro tipo de materiales deberán ubicarse por lo menos a tres metros
(3,00 m) de las colindancias.

Artículo XVII.4.- Escaleras. En los edificios de estacionamiento en que existan escaleras, la


comunicación con éstas deberá hacerse a través de una puerta de cierre automático construida con
material con un coeficiente retardatorio al fuego no menor de una hora.

Artículo XVII.5.- Entradas y salidas. Los estacionamientos deberán tener carriles separados
para la entrada y salida de los vehículos, con una anchura mínima de 2,50 m y altura mínima de 2,25
m.
En edificios de uso mixto, el garaje no podrá servir como acceso único a locales destinados al
alojamiento de personas.
Entre los carriles de entrada y salida, al desembocar a la calle, deberá dejarse una faja libre para
peatones, con anchura mínima de noventa centímetros (0,90 m) y una longitud mínima de tres me-
tros (3,00 m)
En estacionamientos con superficie de dos mil quinientos metros cuadrados (2 500 m2), se ten-
drá por lo menos una entrada y una salida de vehículos y otra para personas pero de manera tal que

Investigaciones Jurídicas, S.A. -162-


los caminos no se crucen y deberán diseñarse de forma que cuenten con iluminación natural. Podrá
sustituirse parcialmente por iluminación artificial conectada a un sistema de emergencia.

Artículo XVII.6.- Areas para salida y entrada de personas a los vehículos. Los estaciona-
mientos deberán tener áreas para la salida y entrada de personas a los vehículos al nivel de las
aceras, a cada lado de los carriles, con una longitud mínima de seis metros (6,00 m) y una anchura
mínima de un metro ochenta centímetros (1,80 m).

Artículo XVII.7.- Altura mínima. En ningún caso en las construcciones para estacionamientos
se tendrá una altura libre entre pisos menor de dos metros veinticinco centímetros (2,25 m).

Artículo XVII.8.- Ventilación e iluminación. Los estacionamientos deberán tener ventilación


natural por medio de vanos abiertos con una superficie mínima de un décimo (1/10) de la superficie
de la planta correspondiente. Cuando las condiciones lo requieran se contará además con una ven-
tilación artificial equivalente, en cuyo caso deberá contar con extractores de humo con una capaci-
dad tal que renueve el aire a razón de cinco veces por hora como mínimo. En el caso de que la
iluminación natural no sea adecuada, se deberá proveer mediante un sistema artificial manteniendo
un nivel de iluminación de cincuenta lúmenes (nivel general a 0,75 m. de altura).

Artículo XVII.9.-Retiros. En edificios de estacionamiento deberá contemplarse un retiro igual al


indicado en el artículo V.3, inciso V.3.4 a partir del tercer piso.

Artículo XVII.10.- Rampas. Las rampas rectas de los estacionamientos deberán tener una pen-
diente de un quince por ciento (15%) como máximo y las rampas curvas de seis y medio por ciento
(6,50%), la anchura mínima de circulación en recta será de dos metros cincuenta centímetros (2,50
m) y de tres metros cincuenta centímetros (3,50 m) de anchura en curvas.
La circulación vehicular vertical ya sea en rampa o montacarga será independiente de las áreas
para ascenso y descenso de personas.

Artículo XVII.11.- Dimensiones. En los edificios de estacionamiento se marcarán espacios con


dimensiones de dos por cuatro metros (2 x 4m) o de dos metros y treinta y cinco centímetros por
cinco metros cincuenta centímetros (2,35 x 5,50 m) para vehículos pequeños y medianos respectiva-
mente, delimitados por topes colocados respectivamente a setenta y cinco centímetros (0,75 m) y un
metro veinticinco centímetros (1,25 m) de los paños de muros o fachadas.
Las plazas de estacionamiento se calcularán considerando:
“2,85 x 6 m equivalente a 17,10 m2 por vehículo”.
Deberán proveer cuarenta metros cúbicos (40 m2) de espacio por coche, incluyendo circulacio-
nes.
Los carriles de circulación tendrán un ancho mínimo de tres metros (3,00 m) para un solo carril y
para doble circulación de seis metros (6,00 m).
Para efectos de cálculo se considerarán por coche, incluyendo circulaciones, entre veinte y trein-
ta metros cuadrados (20 a 30 m2) dependiendo del ángulo de estacionamiento.
Se exceptúan de las normas anteriores, los estacionamientos con accesorios mecánicos.

Artículo XVII.12.- Protecciones. Las columnas y muros de los estacionamientos para vehícu-
los, deberán tener un bordillo de quince centímetros (0,15 m) de altura y treinta centímetros (0,30 m)
de separación, con los ángulos redondeados.

Artículo XVII. 13.- Pendiente de pisos. Si los pisos de estacionamiento no estuvieran a nivel,
las plazas se dispondrán en forma tal que en caso de falla en el sistema de freno, el vehículo quede
detenido por topes.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -163-


Artículo XVII.14.- Materiales. Los materiales que se utilicen en paredes y cubiertas deberán
tener un coeficiente retardatorio al fuego no menor de tres horas.

Artículo XVII.15.- Instalaciones. No se permitirá la colocación de ninguna instalación probable


de producir chispas. Unicamente se permitirá el alumbrado general con la debida protección.

Artículo XVII.16.- Acceso a pisos superiores. La pendiente máxima de rampas será de quince
por ciento (15%). Se permitirá el uso de rampas hasta una altura de seis pisos.
Los montacoches se deberán calcular a razón de uno por cada ciento cincuenta (150) vehículos
o fracción, y sus dimensiones mínimas de plataforma será de dos metros setenta por cinco metros
(2,70 x 5,00 m), más cuarenta centímetros (0,40 m) en el lado mayor para contrapeso y deberán
quedar confinados en paredes construidas con materiales con un coeficiente retardatorio al fuego de
un mínimo de tres horas.

Artículo XVII.17.- Servicios Sanitarios. Los estacionamientos públicos tendrán servicios sani-
tarios, precedidos por un vestíbulo, independiente para hombres y mujeres, a razón de : un mingito-
rio, un inodoro y un lavado respectivamente.

Artículo XVII.18.- Casetas de control. Los estacionamientos públicos tendrán una caseta de
control con área de espera para el público no menor de seis metros cuadrados (6,00 m2).

Artículo XVII.19.- Lotes para estacionamiento. Los lotes de estacionamiento deberán tener
piso pavimentado y un sistema de drenaje adecuado; contar con entradas y salidas independientes,
con las mismas dimensiones que se señalan en el artículo XVII, tendrán delimitadas las áreas de
circulación y de estacionamiento, contarán con topes para las ruedas; en todos los linderos deberán
tener una tapia con una altura mínima de dos metros cincuenta centímetros (2,50 m); deberán contar
también con una caseta de control y servicios sanitarios según se describe en los artículos XVII.17 y
XVII.18 de este Reglamento.

Artículo XVII.20.- Habitaciones. En los locales de estacionamiento sólo podrá existir una pieza
destinada al cuidador construida con material incombustible y con acceso fácil a la calle.

Capítulo XVIII
Espacios de estacionamientos

Artículo XVIII.1.- Oficinas públicas y particulares. En exceso de doscientos metros cuadra-


dos (200 m2) de construcción, todo edificio destinado a oficinas deberá dejar un espacio para esta-
cionamiento por cada cien metros cuadrados (100m2) o fracción mayor de 50 m2 adicionales de área
bruta de construcción.

Artículo XVIII.2.- Comercio. En exceso de cien metros cuadrados de construcción (100 m2),
para los edificios de uso comercial se considerará un estacionamiento por cada cincuenta metros
cuadrados (50 m2) de área comercial neta o fracción mayor de 25 m2 adicionales.
En centros comerciales planificados se considerará un estacionamiento por cada 50 m2 de
construcción excluyendo área de circulación y servicios sanitarios.

Artículo XVIII.3.- Viviendas.


XVIII.3.1. Viviendas unifamiliares. En las viviendas unifamiliares cuya área de lote sea de dos-
cientos ochenta metros cuadrados (280 m2) o más se dejará un espacio para estacio-
namiento dentro del lote por cada vivienda.
XVIII.3.2. Apartamientos. En los edificios de apartamientos para vivienda de tres recámaras se
exigirá un espacio de estacionamiento por cada dos apartamientos y para los de una y

Investigaciones Jurídicas, S.A. -164-


dos recámaras uno por cada cuatro apartamientos. En los casos calificados como apar-
tamientos de interés social por el INVU, esta institución fijará el área requerida para el
estacionamiento.

Artículo XVIII.4.- Edificios con facilidades de dormitorios. En hoteles, pensiones, hospitales,


sanatorios y otros lugares con facilidades de dormitorio, se dejará un espacio de estacionamiento
por cada seis dormitorios o por cada quince camas o fracción mayor de diez, cualquiera que resulte
en número mayor.

Artículo XVIII.5.- Salas de espectáculos y edificios deportivos. Se requerirá un espacio de


estacionamiento por cada veinte (20) asientos o por cada veinte (20) personas, de acuerdo con la
capacidad máxima del local.

Artículo XVIII.6.- Restaurantes y cafeterías. Los locales destinados a cafeterías o restauran-


tes, cuya área exceda de ciento cincuenta metros cuadrados (150 m2) de construcción, deberán
preveer un espacio de estacionamiento por cada veinticinco metros cuadrados (25 m2) en exceso de
150 m2 de área de ventas utilizable.

Artículo XVIII.7.- Industria y depósitos. Los locales destinados a industria y depósitos deberán
contar con un espacio de estacionamiento como mínimo. En exceso de ciento cincuenta metros
cuadrados (150 m2) se deberá proveer un espacio adicional por cada ciento cincuenta metros cua-
drados o fracción mayor de 75 m2.
En casos calificados, según tipo de industria, el INVU y el Ministerio de Salud podrán aceptar un
número menor de estacionamiento.

Artículo XVIII.8.- Centros sociales. Se proveerá un espacio de estacionamiento por cada quin-
ce metros cuadrados (15 m2) o fracción mayor de ocho de área de piso destinada al público.

Artículo XVIII.9.- Locales de culto, centros de enseñanza y edificios comunales. Se deberá


prever un espacio para estacionamiento por cada cien metros cuadrados (100 m2) de área de piso
excluyendo circulaciones y servicios sanitarios o por cada cuarenta (40) asientos o personas supo-
niendo la capacidad máxima, cualquiera que resulte en un número mayor.

Artículo XVIII.10.- Dimensiones mínimas. Para los efectos de este capítulo, se entiende por
espacio para estacionamiento un área con dimensiones no menores de cinco metros y medio por
dos sesenta metros netos (5,50 m x 2,60 m) más las áreas de acceso y de maniobras correspondien-
tes.

Artículo XVIII.11.- Ubicación. En caso de que por la ubicación o características del terreno se
haga difícil la provisión de los espacios requeridos para estacionamiento en el edificio, el propietario
podrá pagar a la municipalidad, si ésta lo acepta, el costo requerido para que dicho espacio sea
suplido por ésta en otro sitio. También podrá el propietario proveer los espacios de estacionamiento
requeridos por su edificio en otro lote, previa aprobación de la municipalidad respectiva, siempre que
no se exceda una distancia de doscientos metros (200 m) medida a lo largo de las vías públicas,
entre las entradas del edificio y el área del establecimiento.
En el caso de que la demanda de estacionamiento correspondiente a varios usos se presente en
horas o días diferentes, el espacio de estacionamiento previsto para ellos conjuntamente, puede ser
acreditado en total a cada uno de los mismos.

Artículo XVIII.12.- Cambio de uso. Cuando el uso de un terreno o edificio se cambie de forma
tal que implique un aumento en el espacio total de estacionamiento requerido, el propietario de dicho
terreno o edificio deberá proveer el espacio adicional como condición para el cambio de uso.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -165-


Artículo XVIII.13.- Usos no especificados. Los requisitos de espacio para estacionamiento de
vehículos fuera de la vía pública para usos no especificados en este capítulo, serán determinados
por la municipalidad con la aprobación del Ministerio de Obras Públicas y Transportes y el INVU.

Capítulo XIX
Estaciones de servicios

Artículo XIX.1.- Definición. Se entiende por estación de servicio toda instalación pública o pri-
vada donde se distribuye directamente a los vehículos automotores terrestres, sustancias inflama-
bles relacionadas con su operación, mantenimiento o conservación.

Artículo XIX.2.- Ubicación. Para otorgar la licencia de construcción, ampliación o modificación


de una estación de servicio, será requisito indispensable que previamente se apruebe su ubicación
conforme con el Plano de Zonificación o en su defecto, donde lo autoricen conjuntamente el Ministe-
rio de Salud y el INVU.
Aún en las zonas en que el uso sea permitido, no se podrán ubicar a una distancia menor de
treinta y cinco metros (35m) medidos desde el punto más cercano en los linderos de su terreno
hasta:
XIX.2.1. Fábricas de o sitios donde se almacenen, productos o sustancias explosivas o inflama-
bles.
XIX.2.2. Escuelas o colegios.
XIX.2.3. Centros de Salud y asilos.
XIX.2.4. Salas de espectáculos públicos y centros de reunión pública en general.
XIX.2.5. Templos y
XIX.2.6. Otra estación de servicio.

Artículo XIX.3.- Condiciones.


XIX.3.1. En el frente mínimo de lotes para la instalación de una estación de servicio será de
treinta metros (30,00 m).
XIX 3.2. En los lotes esquineros podrá haber más de una entrada o salida por lado, siempre que
éste mida más de treinta metros (30,00 m).
XIX.3.3. Los edificios de las estaciones de servicio deberán ser de una sola planta.
XIX.3.4. El lote se delimitará de las propiedades vecinas con un muro de no menos de dos
metros (2,00 m) de altura y diez centímetros (0,10 m) de espesor mínimo, de material
incombustible con un coeficiente retardatorio al fuego no menor de tres horas.

Artículo XIX.4.- Entradas y salidas. Los espacios destinados a entrada y salida de vehículos no
serán mayores de siete metros (7,00 m) y la separación entre ellos no será menor de siete metros
(7,00 m).
El resto del frente deberá estar separado de la vía pública por un murete de veinte centímetros
(0,20 m) de ancho por veinticinco centímetros (0,25 m) de alto.
En áreas urbanizadas, se rebajará el cordón de la cuneta solamente en los espacios necesarios
para entradas y salidas.
En estaciones de servicio ubicadas en esquinas, no podrá usarse como entrada o salida la
esquina misma. Las entradas o salidas deberán encontrarse a una distancia mínima de dos metros
y medio (2,50 m) de la línea de propiedad colindante.

Artículo XIX.5.- Abastecimiento de combustible. Para el abastecimiento de combustible a la


estación de servicios es necesario dejar un área de cuatro metros (4,00 m) por quince metros (15,00
m) ubicada dentro de la propiedad, para que los camiones tanques hagan el trasiego.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -166-


Artículo XIX.6.- Servicios sanitarios. Deberán existir, cuando menos, tres servicios sanitarios,
uno para los trabajadores y dos para uso del público, de los cuales será uno para mujeres y otro para
hombres.
Estos servicios contarán cuando menos con un inodoro y un lavado cada uno.

Artículo XIX.7.- Instalaciones. Las instalaciones eléctricas, sanitarias y de los tanques de


almacenamiento de las estaciones de servicio se harán de acuerdo con las disposiciones legales
vigentes en esta materia.

Artículo XIX.8.- Puertas. Todos los locales de trabajo dentro de las estaciones de servicio ten-
drán por lo menos dos puertas, para que una de las mismas sirva de salida de emergencia.
Las puertas interiores entre locales de trabajo serán de doble acción y con mirilla y las exteriores
abrirán hacia afuera.
Serán construidas con materiales retardatarios al fuego por una hora.

Capítulo XX
Diseño de estructuras de edificios

Artículo XX.1.- Clasificación de edificios. Los edificios se clasifican en:


Grupo A: Edificios cuya falla pueda significar cuantiosas pérdidas humanas o económicas, o
cuyo funcionamiento es vital bajo condiciones de emergencia como: hospitales, edifi-
cios públicos de importancia, estaciones de bomberos, estaciones de policía, cárceles,
edificios que contengan artículos de valor excepcional, edificios de más de cuatrocien-
tos metros cuadrados sujetos a frecuentes concentraciones de personas, centros de
transporte, de bombeo, donde se guarden materias tóxicas, explosivas o radioactivas,
centrales eléctricas y telefónicas.
Grupo B: Edificios para habitación, centros de trabajo, centros de enseñanza, edificios sujetos a
frecuente concentración de personas con un área menor de cuatrocientos metros cua-
drados (400 m2), construcciones que almacenen bienes costosos, edificios industriales
no incluidos en el grupo A, tapias de más de dos metros de altura (2,00 m), estructuras
cuya falla puede poner en peligro a otros edificios.
Grupo C: Construcciones aisladas y construcciones no permanentes, no destinadas a habita-
ción o al uso público, no clasificadas en los otros grupos.

Artículo XX.2.- Cargas permanentes. Se definen en el capítulo I de este Reglamento. Se desig-


nan como CP.

Artículo XX.3.- Pesos unitarios de la carga muerta. En todos los casos la determinación de la
carga muerta queda a responsabilidad del diseñador.

Artículo XX.4.- Cargas temporales. Las cargas temporales están definidas en el capítulo I.
Se debe evaluar en cada caso la carga máxima a que será sometida la estructura.
Para uso normal de locales para personas, muebles, utensilios o cantidades normales de merca-
dería se usará como mínimo las cargas temporales dadas en la siguiente tabla:
Archivos .................................................. 600 Kg/m2
Azoteas con pendiente inferior al 5% ................ 200
Azoteas con pendiente superior al 5% .............. 100
Bibliotecas (almacenaje de libros) ..................... 600
Bodega para mercancía liviana ......................... 500
Bodega para mercancía de peso intermedio ..... 650
Bodega para mercancía pesada ........................ 800
Escenarios para teatros ..................................... 800

Investigaciones Jurídicas, S.A. -167-


Pasillos, escaleras, rampas, vestíbulos, pasajes
para uso de peatones ........................................ 400
Fábrica para mercancía liviana .......................... 500
Fábrica para mercancía de peso intermedio ..... 650
Fábrica de mercancía pesada ........................... 800
Garajes y estacionamientos para automóviles
exclusivamente .................................................. 400
Habitaciones (casas, apartamentos, dormitorios, cuartos
de hotel, internados de escuelas, cárceles, cuarteles,
casas correccionales, hospitales y similares ..... 250
Imprentas ........................................................... 900
Laboratorios ....................................................... 300
Librerías (comercio) ........................................... 600
Locales para reunión de personas sin asientos fijos
(estadios, salones de baile, salas de espectáculos y
similares )........................................................... 500
Locales para reunión de personas con asientos fijos
(cines, templos, gimnasios, salones de baile,
restaurantes, salones de lectura, aulas escolares,
salas de juego y similares) ................................ 400
Locales comerciales de mercadería liviana ....... 500
Locales comerciales de mercaderías
de peso intermedio ............................................ 650
Locales comerciales de mercaderías de peso pesado 700
Oficinas .............................................................. 300
Techo de asbesto-cemento, hierro
galvanizado y similares ........................................ 40
Voladizos sobre vía pública (marquesinas, balcones
y similares) ......................................................... 200
Tabiques móviles ................................................. 50
––––––
Nota: Marquesinas de menos de un metro y medio de voladizo: usar carga concentrada alterna y al
borde de 150 kg por metro.

Artículo XX.5.- Fuerzas sobre barandas. En las barandas de escalera y balcones se supondrá
aplicada una fuerza horizontal de 50 kg por metro dirigida hacia el exterior y actuando a la altura del
pasamano.
En teatros, salas de reunión, edificios para deportes y tribunas, esa fuerza será de 100 kg por
metro lineal.

Artículo XX.6.- Cargas sísmicas. La determinación y la evaluación de las fuerzas sísmicas se


regirán por el Código Sísmico.

Artículo XX.7.- Cargas de viento.


XX.7.1. Estas normas se aplicarán a toda construcción, excepto puentes, líneas de transmisión
y otras que por su concepción estructural requieran un análisis específico que conside-
re fuerzas de tipo vibraciones aeroelástica.
XX.7.2. Deberán considerarse las fuerzas que produzca el viento tanto durante la construcción
como después de terminada ésta.
XX.7.3. En general, será suficiente considerar el efecto de viento en la dirección de los dos ejes
principales del edificio. En casos especiales determinados por la forma de éste, será
necesario un cálculo en otras direcciones.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -168-


XX.7.4. Los factores de carga y los esfuerzos permisibles en el diseño sísmico en el Código
Sísmico de Costa Rica (artículo 6.3) reemplazando los términos provenientes de la
acción sísmica por el correspondiente de la fuerza del viento, calculada según se dispo-
ne en el artículo XX.8 de este Reglamento.
Cada elemento de la estructura y ésta como unidad deberá tener capacidad para resis-
tir la siguiente combinación de cargas:
XX.7.4.1. Para concreto reforzado.
CU = 1,4 CP + 1,17 CT
CU = 0,75 (1,4 CP +1,7 CT) + CV
CU = 0,9 CP + - CV
Los elementos de concreto reforzado y preforzados deberán proporcionarse usando
métodos de resistencia última con los factores de resistencia correspondiente.
(Factor 0 del ACI 316).
XX.7.4.3. Para efecto estructural:
Para diseño con métodos de Resistencia Ultima, se utilizarán los factores especifica-
dos para concreto reforzado.
Para diseño en el método de Esfuerzos de Trabajo, además de las cargas gravitacionales
deberán revisarse las combinaciones siguientes:
CU = 1,1 (CP + CT) + - CV
CU = CP + - CV.
Para estas combinaciones los esfuerzos permisibles en la estructura podrán ser
incrementados 1,5 veces su valor usual. En estas expresiones:
CU = Efecto total que representa la acción combinada de las fuerzas gravitacionales y
de viento que deben ser resistidas por la estructura.
CP = Efecto del peso propio y las cargas permanentes en la estructura.
CT = Efecto de la carga temporal o sobrecarga en la estructura.
CV = Efecto de la excitación del viento en la estructura.
EP = Efecto redundante de la postensión en las estructuras hiperestáticas.

Artículo XX.8.- Presión básica del viento.


XX.8.1. El valor de la presión o succión es proporcional a una magnitud llamada Presión Básica
del Viento, definida por la expresión:
q = 0,005 V2
En la que:
q = Presión básica en kg/m2
v = Velocidad máxima instantánea del viento, en kw/hora.
XX.8.2. Para establecer la presión básica a alturas distintas de aquella en que fue medida la
velocidad, se puede usar la fórmula siguiente:
q = q (x)2x a
xh (h)
En la que q x = presión a la altura X
h = altura a la que se mide la velocidad
a = coeficiente de rugosidad, que se toma igual a 0,16 en lugares a campo abierto,
frente al mar o en sitios similares y a 0,28 en ciudades o sitios asimilables a las ciuda-
des en cuanto a la rugosidad del terreno para los efectos de acción del viento.
XX.8.3. La velocidad “v”, máxima instantánea del viento, que se considera para el cálculo de la
presión básica, deberá provenir de una estadística directa o indirecta, fidedigna en cuanto
a instrumentos usados y a período de observación.

Artículo XX.9.- Tablas para la presión básica del viento. En caso de que se cuente con esa
estadística fidedigna, deberán usarse los siguientes valores mínimos de presión básica, en construc-
ciones hasta de 100 metros de altura, debiendo interpolarse linealmente para alturas intermedias
entre las anotadas:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -169-


XX9.1. Construcciones situadas en la ciudad o en lugares de rugosidad comparable

Altura sobre el terreno Presión Básica

(m) ..................................... q (kg/m2)


0........................................................... 55
15 ........................................................ 75
20 ........................................................ 85
30 ........................................................ 95
40 ...................................................... 105
50 ...................................................... 110
75 ...................................................... 120
100..................................................... 130

XX.9.2. Construcciones en campo abierto frente al mar y sitios similares.

Altura sobre el terreno Presión Básica

(m) .......................................... q (kg/m2)


0.......................................................... 70
1.......................................................... 70
7.......................................................... 95
10 ..................................................... 105
15 ..................................................... 120
20 ..................................................... 125
30 ..................................................... 135
40 ..................................................... 145
50 ..................................................... 150
75 ..................................................... 165
100.................................................... 170

Artículo XX.10.- Métodos de cálculo.


XX.10.1. Podrá emplearse otro método de cálculo, basado en estudios más avanzados, cuando
la importancia de la construcción o la complejidad de su estructura lo justifique, a juicio
de la autoridad revisora. En este caso deberá entregarse a esa autoridad el estudio
justificativo, completo.
XX.10.2. En ningún caso la presión básica determinada por algún método dinámico se aplicará
con un valor inferior al 85% de la que resultaría al emplear las tablas del artículo XX.9.
Tampoco conviene que sea superior al 120% de esos valores.
XX.10.3. Los valores determinados según los artículos anteriores se aumentarán en un 20% en
los casos siguientes:
— En gargantas de cerros, en las que el viento pueda producir efectos Venturi que
incrementen su velocidad.
— En cimas de cerros o promontorios.
—En bordes de barrancas.
XX.10.4. Las presiones básicas se aplicarán a las construcciones clasificadas según su uso en el
artículo XIX.5, afectándolas por el siguiente coeficiente de uso:

Grupo Coeficiente
A ................................................... 1,2
B ................................................... 1,0
C ................................................... 0,7

Investigaciones Jurídicas, S.A. -170-


XX.10.5. La presión básica se aplicará con igual intensidad, cualquiera que sea la posición de la
superficie afectada con respecto a la dirección del viento. Sin embargo, el valor del
cálculo será el que resulte luego de aplicar a la presión básica los factores que se
establecen en el artículo XX.7.

Artículo XX.11.- Superficie de cálculo. El área “A” de las superficies sobre las que actúa el
viento, se determinará como sigue:
Cuerpos limitados por superficies planas: El área verdadera.
Cuerpos de sección transversal circular o aproximadamente circular ya sean de eje hori-
zontal o vertical: El área correspondiente a la sección axial perpendicular a la dirección del viento.
Varias superficies de techo yuxtapuestas, en un mismo edificio: El área total de la primera
superficie azotada por el viento y el 50% del área de las superficies siguientes.
Esta reducción se hará sólo para el cálculo de las fuerzas que se transmiten a otros elementos
de la estructura y para verificar la seguridad contra el volcamiento.
El cálculo aislado de cada techo se hará considerando su área total.
En todo caso, para que la reducción sea aplicable, la distancia entre planos de techo no podrá
ser superior a dos veces su altura.
Banderas y anuncios con telas firmemente fijadas: El área total.
Banderas y anuncios con telas sueltas: 25% del área total.
Elementos reticulares, compuestos de perfiles estructurales o de tubos: Area de proyección de
las barras del enrejado sobre un plano vertical.

Artículo XX.12.- Factor de forma. La fuerza del viento por unidad de superficie se obtiene
multiplicando la presión básica “q” por un factor de forma “C”, dependiente de las condiciones de
forma total y de aberturas que tenga la obra en proceso de diseño. El factor “C” es positivo si la
acción del viento produce presión y negativo si el efecto es de succión.

Factores de forma “C”:


Edificaciones cerradas de paredes planas:
Pared frente al viento: C: presión 0,8
Pared del fondo: C: succión 0,4
Techo frente al viento: C: 1,2 sen A-0,4 siendo A
el ángulo de pendiente.
Techo de fondos: C: Succión 0,4

Edificaciones abiertas:
Pared frente al viento: C: 0,8
Pared frente al viento: C: succión 0,4
Pared de fondo: C: Presión 0,6 succión 0,4
Paredes de los lados: Presión y succión alternativamente 0,4

Techos frente al viento: Presión 1,2 Sen A-0,4,


presión hacia arriba 0,8
Techos laterales y de fondo: Succión y presión 0,4
Techos de fondo: Presión hacia arriba 0,8

Si el área de las aberturas es inferior a 1/3 y superior a 1 y 1/5 del área total de la superficie
expuesta, el factor de forma para la presión del viento que actúa de abajo hacia arriba, perpendicu-
larmente al plano del techo, variará linealmente desde 0 hasta los valores anotados, conforme varíen
las aberturas.

Muros aislados con altura inferior a 5 veces al ancho: 1,2

Investigaciones Jurídicas, S.A. -171-


Muros aislados de alturas mayores: ................... 1,6

Conductores eléctricos, cables, tuberías de gas para:

Chimeneas industriales, tuberías de gas para:

0,70 donde d está en cm y q en kg/m2

Estructuras reticuladas, superficies


Directamente expuestas: .................................... 1,6
Estructuras reticuladas, superficies protegidas por reticulados semejantes: 0,083 x, donde x es
la razón de distancia de la armadura analizada a la armadura que la protege, a la altura total de la
armadura.
Torres reticuladas de cuatro patas: 1,6 la frontal y 1,2 la posterior.
Torres reticuladas de tres patas: 1,6 la cara frontal y caras
Laterales 0,3.

Artículo XX.13.-Fuerza del viento. La fuerza del viento sobre la edificación se determinará por
la acción conjunto de presiones y succiones.
El valor de la fuerza del viento es el producto:
F = Qxcxa
q = Presión básica en kg/me
A = Area expuesta en m2
C = Factor de forma.

Artículo XX.14.- Otras cargas. En estructuras que deban soportar carga temporales o sobre-
cargas que produzcan impacto o vibraciones, las fuerzas adicionales resultantes serán tomadas en
cuenta mediante un incremento porcentual de tales cargas, según se indica a continuación:
XX.14.1. Para soportes de ascensores ................................................................................ 100%
XX.14.2. Para vigas principales (vigas-riel) de
grúas-puente y para las conexiones de
esas vigas ............................................................................................................... 25%
XX.14.3. Para soportes de maquinaria liviana
movida por motor aplicado directamente
al eje o por medio de transmisión ........................................................................... 20%
XX.14.4. Para soportes de maquinaria de movimiento
alternativo o movida mediante interposición
de contrapesos ....................................................................................................... 80%
XX.14.5. Para tirantes formados por barras roscadas,
que soporten pisos o balcones ................................................................................ 33%
XX.14.6. La fuerza lateral que actúa sobre los rieles y las vigas-riel de una grúa-puente, produci-
da por el movimiento transversal del carro, se considerará como el 20% de la suma de
la carga máxima que la grúa puede levantar y del peso del carro, sin tomar en cuenta
ningún otro componente de la grúa. Esta fuerza se supondrá aplicada por mitades so-
bre la cabeza de cada riel y actuando en ambos sentidos, perpendicularmente a los
rieles.
La fuerza longitudinal que produce el movimiento del puente será igual al 10% de la
carga máxima sobre sus ruedas aplicada al nivel de la cabeza de los rieles.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -172-


Capítulo XXI
Albañilería, techos y entrepisos

Artículo XXI.1.- Concreto. En la fabricación del concreto deben extremarse las medidas para
obtener una proporción lo más exacta posible a la indicada en el diseño de la mezcla.
Los ingredientes áridos deben escogerse limpios y de una granulometría tal como se indica en el
diseño. El transporte y la colada deben hacerse con el cuidado necesario para evitar segregación de
los ingredientes. Una vez endurecido debe curarse con agua el tiempo necesario.

Artículo XXI.2.- Concreto ciclópeo. El concreto ciclópeo es una variedad de concreto que con-
tiene un ingrediente adicional: piedra bruta. En su preparación y colocación deberán seguirse las
siguientes indicaciones:
XXI.2.1. Las piedras brutas tendrán una dimensión máxima, en cualquier sentido, no mayor que
la mitad del ancho del elemento a rellenar.
XXI.2.2. Deberá usarse, en lo posible, piedra de río sin partir, a fin de que conserve sus condicio-
nes de canto redondo.
XXI.2.3. El concreto desplazado por la piedra bruta no debe en ningún caso exceder del 50% del
volumen del elemento a rellenar.
XXI.2.4. La piedra bruta empezará a colocarse a mano, después de haber vaciado en la base
del elemento a rellenar una capa de por lo menos 5 cm de espesor del concreto corrien-
te que integrará el concreto ciclópeo.
XXI.2.5. Las piedras se dispondrán de modo que la distancia mínima entre ellas y el encofrado o
las paredes de excavación sea de 3 cm.
XXI.2.6. El concreto debe cubrir o envolver totalmente a cada piedra.

Artículo XXI.3.- Muros de albañilería. Los muros de albañilería se construirán con piezas sóli-
das o huecas de material adecuadamente resistente, dispuesta según un patrón o aparejo predeter-
minado y ligadas con un mortero que asegure una resistencia homogénea del conjunto.
XXI.3.1. Son aplicables al diseño de los muros de albañilería las reglas contenidas en los capí-
tulos 20 y 21 del Código Sísmico de Costa Rica.
XXI.3.2. Se consideran como piezas sólidas las que tengan en su sección horizontal más desfa-
vorable un área neta de por lo menos 75% del área bruta.
Las piezas huecas admisibles son aquellas que en su sección horizontal más desfavo-
rable tienen un área neta de por lo menos 50% del área bruta y cuyo espesor de pare-
des es de 2 cm como mínimo.
Las piezas huecas que no cumplen esos requisitos sólo podrán usarse en muros no estruc-
turales.
XXI.3.3. La calidad resistente de ladrillos y bloques, morteros y vara de refuerzo, es la especifi-
cada en el artículo 21,4 del mencionado Código Sísmico y en la Norma E 2,1 (76) del
MEIC.
XXI.3.4. Un muro de albañilería será considerado sismo-resistente si queda confinado entre
elementos de refuerzos formados por mochetas y vigas de amarre, de material acorde
con solicitación de esfuerzo y es diseñado estructuralmente o cumple con las siguien-
tes disposiciones.
XXI.3.5. Su espesor mínimo será de 12 cm y su razón altura a espesor no será superior a 20. Si
esta razón es sobrepasada, deberán disponerse elementos rigidizantes diseñados para
impedir la posibilidad de pandeo del muro.
XXI.3.6. Deberán construirse elementos de refuerzo (pueden ser integrales) por lo menos en
los siguientes lugares:
En la intersección de los muros.
En ambos extremos de todo muro aislado.
En los bordes libres de todo muro exterior.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -173-


Alrededor de los huecos de puertas, ventanas y otras aberturas de los muros.
XXI.3.7. Se dispondrán vigas de amarre a distancias verticales no superiores dos metros y
medio (2,50m) y sobre el borde libre superior de todo muro.
Las mochetas deberán tener una separación no superior a 3 metros. Las mochetas y
vigas de amarre tendrán por lo menos el mismo espesor del muro al que sirven de refuer-
zo. La otra dimensión de estos elementos será no inferior a 15 cm.
XXI.3.8. En muros aislados, sin apoyo transversal, los elementos verticales de refuerzo deberán
diseñarse para resistir las fuerzas sísmicas perpendiculares al plano del muro y empo-
trarse en cimientos capaces de resistir el momento flexionante causado por el sismo.
XXI.3.9. Se deberá evitar grandes huecos en los muros estructurales. Si tales aberturas son
inevitables, deberán ubicarse simétricamente en la pared.

Artículo XXI.4.-Techos.
XXI.4.1. La techumbre, cualesquiera que sean su estructuración y materiales, deberá anclarse
adecuadamente a los muros o columnas que la soportan, de manera tal que los ele-
mentos de anclaje y sus uniones resistan a las acciones de sismo y vientos.
XXI.4.2. En el caso de que la techumbre descanse sobre elementos estructurales de concreto,
los dispositivos de anclaje deberán colocarse preferentemente en su posición definitiva
antes de vaciar el concreto.
XXI.4.3. Los elementos que forman una techumbre de madera, cerchas o vigas, deberán ama-
rrarse a la estructura del edificio por medio de abrazaderas, gazas o dispositivos atorni-
llados, debidamente anclados a esa estructura.
En ningún caso se permitirá un anclaje por simple clavadura sobre soleras u otros ele-
mentos de madera.
XXI.4.4. Las correas que dan soporte a la cubierta, se anclarán adecuadamente a la estructura
de la techumbre por medio de gazas, clavos y tornillos o soldadura, según sea el mate-
rial de la estructura de soporte, de manera tal que se asegure su resistencia al sismo y
al viento, especialmente cuando pueda producirse succión.
XXI.4.5. Las láminas metálicas y de asbesto-cemento que sirven de cubierta, serán atornilladas
a las correas o amarradas a éstas por medio de ganchos o sujetadores calculados par
resistir las fuerzas de presión, de succión y otras fuerzas laterales y mantener la lámina
en posición. En correas de madera de poco espesor se permitirá clavar las láminas si
los clavos atraviesan totalmente a las correas y sobresalen lo suficiente como para
doblar sus extremos en una longitud de por lo menos dos centímetros (2,00 cm) por
debajo de las correas. En láminas metálicas se permitirá el clavo con arandela de plo-
mo doblado a la correa de acero.
Si se usan tejas, planas o curvas, de arcilla o de concreto, cada teja llevará inserto de
fábrica un trozo de alambre dúctil galvanizado o de otro material inoxidable, de diáme-
tro mínimo de 1,6 mm (Nº 16), que sobresalga de la teja una longitud suficiente para
amarrarle a clavos clavados a las correas. Las tejas planas tendrán un reborde inferior
mínimo de diez milímetros (10 mm) de altura en su borde superior, que servirá para
apoyar la teja contra la correa respectiva.
El alambre inserto podrá ser reemplazado por un agujero hecho en fábrica, que permita
pasar un alambre del diámetro indicado, para amarrar cada teja.

Artículo XXI.5- Correas metálicas. Se diseñará para resistir las cargas permanentes y tempo-
rales. Alternativamente se revisarán para resistir una carga temporal concentrada en el centro del
clavo de 100 kg

Artículo XXI.6.- Entrepiso. Los entrepisos de los edificios deberán ser construidos con una losa
de concreto armado, que se vaciará integralmente con las vigas de concreto que lo soportan o por
viguetas de concreto armado prefabricadas, pretensadas, postensadas o de acero y bloques espe-
ciales entre viguetas o formaletas.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -174-


Los entrepisos de viguetas deberán llevar una loseta contínua de concreto armado, vaciado en
sitio, que asegure una acción de diafragma para distribuir las fuerzas horizontales entre los elemen-
tos resistentes. Sólo se permitirán entrepisos de estructura de madera en el caso contemplado en el
artículo XXV.3 de este Reglamento.
Se aceptarán otros tipos de entrepisos sujetos a aprobación por el INVU y el Ministerio de Salud.

Capítulo XXII
Estructuras de acero

Artículo XXII.1- Diseño sísmico. El diseño sísmico de las estructuras de acero


se hará de acuerdo con el Código Sísmico de Costa Rica.

Artículo XXII.2.- Cargas. Las cargas se calcularán de acuerdo con el capítulo XIX de este Re-
glamento.

Artículo XXII.3.- Diseño, fabricación y erección. El diseño fabricación y erección de las estruc-
turas de acero se regirá por las normas contenidas en el documento “Normas para el Diseño, Fabri-
cación y Erección de Acero Estructural para Edificios”, obtenidos de la traducción directa de las
normas dictadas por el Instituto Estadounidense de Construcción de Acero (abreviado AISC) conte-
nidas en el documento “Specifications for the Design, Fabrication and Erection of Structural Stweel
for Buildings”, adoptado el 17 de abril de 1963 por el Instituto, o por las que éste adopte posterior-
mente. Estas normas se aplicarán siempre que no se contraponga a lo establecido en este Regla-
mento ni en el Código Sísmico de Costa Rica.

Artículo XXII.4.- Planos. Los planos de fabricación de las estructuras contendrán toda la infor-
mación necesaria para fabricar todos sus componentes incluyendo ubicación, tipo y tamaño de
remaches, tornillos y soldadura, con la clara distinción de cuáles de estos elementos serán coloca-
dos en el taller y cuáles en el campo. Deberán contener también detalles del anclaje de los elemen-
tos metálicos a otros elementos de la construcción.

Artículo XXII.5.- Materiales de Acero. Los materiales más usados en la fabricación de estructu-
ras de acero están regidos por las siguientes normas:
Acero estructural ASTM, A7, A36, A373, A 440, A441 y A442.
Tuberías de acero, soldada y sin reborde ASTM A53 gr. B
Tubos y perfiles de acero carbono, soldados y sin reborde ASTM A 500
Tubos y perfiles de acero carbono, soldados y sin reborde. ASTM A500
Acero estructural con punto de fluencia mínimo de 2940 Kg/cm2 ASTM
Edificaciones para remaches, estructurales ASTM A520 gr. 1 ó gr.2, ASTM A141, A195 y A406
Especificaciones para tornillos corrientes ASTM A 307
Tornillos de alta resistencia paraUniones de acero estructural ASTM A 325

Los electrodos para soldar (varilla de soldadura) para soldadura manual de arco protegido se
rigen por las especificaciones para electrodos de acero dulce recubiertos AWS A 51, o por las espe-
cificaciones para electrodos de acero de baja aleación recubiertos, AWS A5.5.

Artículo XXII.6.- Diseño de cerchas y estructuras para techo. Las cerchas de acero destina-
das exclusivamente a soportar el techo, los marcos rígidos y los edificios de tipo industrial destinados
a soportar solamente las cargas del techo y las cargas horizontales debidas al viento o al sismo, se
diseñarán de acuerdo con lo siguiente:
XXII.6.1. La carga temporal será alternativamente carga temporal de 40 Kg/m2 uniformemente
distribuida tal como se indica en el capítulo XX de este Reglamento, carga de viento
como se indica en el mismo capítulo, o carga sísmica conforme lo indica el Código
Sísmico.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -175-


En el caso de la carga uniformemente distribuida se aplicará en las áreas donde pro-
duzca mayores esfuerzos y en techo de más de quince metros de luz, podrá usarse
solamente en la mitad de la luz.
XXII.6.2. La cuerda inferior de las cerchas deberá arriostrarse a las distancias necesarias para
evitar la oscilación debida a los temblores.
XXII.6.3. La cuerda superior de las cerchas deberá revisarse para la razón de delgadez en el
sentido perpendicular al plano de la cercha.
XXII.6.4. La cuerda superior y las porciones que estén en comprensión de la cuerda inferior en
los marcos rígidos y en los edificios tipo industrial deberá revisarse para la razón de
delgadez en sentido perpendicular al plano del marco o estructura.
XXII.6.5. La cuerda inferior de los marcos rígidos deberá arriostrarse a distancias convenientes
aún estando en tensión. Este arriostre puede consistir en piezas inclinadas soldadas a
los clavadores.
XXII.6.6. El arriostramiento de la cuerda superior deberá calcularse para tomar las fuerzas hori-
zontales perpendiculares a la cercha o marco rígido. Servirá también para acortar la luz
libre de esa cuerda en el plano perpendicular al plano de la cercha.
XXII.6.7. Cuando se usan correas de acero soldadas o atornilladas a la cuerda superior de una
cercha, cuya separación no sea mayor de un metro con veinte centímetros (1,20m), la
longitud libre para calcular la razón de delgadez en el sentido perpendicular al plano de
la cercha, podrá tomarse como la mitad de la longitud entre arriostres.
XXII.6.8. Todas las cerchas deberán estar unidas, preferiblemente en el plano de la cumbrera,
por un contraviento vertical para evitar que se vuelquen.
XXII.6.9. En el plano perpendicular a las cerchas se colocará uno o varios contravientos vertica-
les calculados para transmitir las fuerzas horizontales perpendiculares a las cerchas y
transmitirlas a los tramos que tengan arriostres en la cuerda superior.

Artículo XXII.7.- Diseño de las correas. Se diseñarán de acuerdo con el artículo XXI.5 de este
Reglamento.

Capítulo XXIII
Materiales de construcción

Artículo XXIII.1.- Normas para los materiales. Mientras no existan normas nacionales oficiales
para los materiales de construcción, se aplicarán las que fijan los siguientes organismos:
— Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos.
— Servicio Nacional de Electricidad.
— Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillados.
— Universidad de Costa Rica.
— Ministerio de Economía, Industria y Comercio.
— Ministerio de Obras Públicas y Transportes.
— Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo.
— Instituto Costarricense de Electricidad.
Aquellos materiales para los cuales las instituciones mencionadas no hayan fijado una norma
propia o la aplicación de una norma o normas extranjeras se ceñirán, en cuanto a calidad y condicio-
nes de uso a las normas de la Asociación Estadounidense para Ensayos y Materiales (American
Society for Testing and materials), designadas abreviadamente como normas ASTM, según su últi-
ma revisión.

Artículo XXIII.2.- Normas aplicables. Las siguientes normas rigen para los
Materiales más importantes y más comúnmente usados en la construcción de edificios:
XXIII.2.1. Acero:
Estructural ASTMA 36
Estructural laminado en frío A 570
Refuerzo para concreto B-1,1 (78) MEIC
y ASTMA 615

Investigaciones Jurídicas, S.A. -176-


Alambre para refuerzo, en concreto A 82
Alambre para concreto preesforzado A 421
XXIII.2.2. Agregados para concretos
y morteros de cemento:
Agregados para concreto ASTM C 33
Agregados livianos para concreto ASTM C 330
Agregados para mortero ASTM C 144
XXIII.2.3. Alambres:
Corriente ASTM A 510
Para concreto pre y postensado ASTM A 416
XXIII.2.4. Bloque para albañilería:
Arcilla cocida ASTM C 34
Concreto E-2,1 (76) MEIC y ASTM C90
Cal ASTM C 141
XXIII.2.5. Cañerías:
Asbesto-cemento ASTM C 296
Cobre ASTM B 88
Hierro galvanizado ASTM A 53
PVC para agua potable,
Cédula 40 ASTM D 1785
PVC para agua potable, SDRASTM D 2241
PVC para alcantarillado ASTM D 2729
Pegamento para cañerías de PVCASTM D 2564
XXIII.2.6. Cemento:
Portland ASTM C 150
Puzolánico ASTM C 595
XXIII.2.7. Concreto de Cemento:
Aditivos ASTM C 494
Agregado ASTM C 33
Definición de Términos ASTM C 125
XXIII.2.8. Ensayos de calidad:
Muestreo de concreto fresco ASTM C 172
Obtención de muestras para
concreto fresco ASTM C 31
Obtención de muestras para
concreto duro ASTM C 42
Preparado en plantas industriales
(ready-mixed) ASTM C 94
Preparado en plantas en campo
(batching plant) ASTM C 685
XXIII 2.9. Ladrillos:
Arcilla L-1,1 (56) MEIC y
ASTM C 62
Concreto ASTM C 55
XXIII.2.10. Láminas para techo:
Asbesto-cemento ASTM C 221
Hierro galvanizado ASTM A 361
XXIII.2.11 Tuberías y accesorios:
Alcarraza (arcilla cocida) ASTM C 700
Concreto no reforzado ASTM C 14
Concreto reforzado ASTM C 76
Empaque para tubería de
Concreto ASTM C 443

Investigaciones Jurídicas, S.A. -177-


Para los materiales no consignados en esta nómina parcial, es válida la disposición
general establecida en el artículo XXIII.1. Si tales normas no existieren en absoluto
respecto a un material determinado, su calidad y uso se ceñirán a las reglas que la
técnica y el arte de construcción determinan.

Artículo XXIII.3.-Restricciones y control.


XXIII.3.1. No podrán usarse materiales de construcción que no cumplan las normas del presente
Reglamento o con aquellas a que éste haga referencia.
XXIII.3.2. El MEIC prohibirá el comercio de los materiales que no satisfagan las disposiciones de
este Reglamento.
XXIII.3.3. Las municipalidades podrán disponer que se compruebe o determine la calidad de los
materiales a usar en un edificio mediante ensayos que serán a cargo del fabricante, del
constructor o del propietario.

XXIII.3.4. El hecho comprobado de usar materiales que no cumplan con las disposiciones de
este Reglamento autoriza a las municipalidades y a los organismos citados en XXIII.1 en lo que a
cada uno corresponda para paralizar las obras en construcción y para ordenar las demoliciones que
resulten procedentes sin perjuicio de otras sanciones que corresponda aplicar a los responsables.

Capítulo XXIV
Suelos y cimentaciones

Artículo XXIV.1.- Suelos. Serán aplicables a suelos, todas las disposiciones contenidas en el
capítulo 4 del Código Sísmico de Costa Rica.

Artículo XXIV 2.- Diseño de fundaciones. El diseño de las fundaciones de edificios y otras
obras civiles, debe basarse en la capacidad resistente del suelo determinado mediante los ensayos
y estudios necesarios.
Sólo estarán exentos de esta regulación los edificios destinados a ocupación humana (casas,
clínicas, hoteles, centros de enseñanza y similares), cuya altura no sea mayor de dos pisos y los
edificios de estructura metálica o de madera destinados a talleres, industrias, bodegas y similares
cuya altura no sobrepase los 6 metros.
En estos casos, la responsabilidad de decidir la capacidad soportante del suelo será del profe-
sional que realice el diseño estructural.

Artículo XXIV.3.- Profundidad de los cimientos. La excavación para cimientos, excepto en


roca, se profundizará hasta el nivel en que se obtenga una protección segura contra los efectos del
agua superficial.

Artículo XXIV.4.- Terrenos húmedos. En los terrenos húmedos o en los que existan aguas
subterráneas o poca profundidad, se dispondrán elementos aislantes a prueba de capilaridad o se
construirán drenajes para impedir que la humedad ascienda por los muros de los edificios o que el
agua subterránea socave las cimentaciones.

Artículo XXIV.5.- Cimentación. Los cimientos se apoyarán directamente sobre el terreno ade-
cuado sobre pilotes.
En el caso de usar pilotes de madera, el pilotaje completo deberá quedar por lo menos a treinta
centímetros (30 cm) por debajo de la cota mínima de la capa de agua subterránea, es decir, que
deben quedar permanentemente sumergidos en agua friática.

Artículo XXIV.6.- Dimensiones de los cimientos. Las dimensiones de los cimientos serán tales
que la presión máxima sobre el terreno no exceda el valor admisible determinado según el artículo
XXIV.2.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -178-


XXIV.6.1. Los cimientos se diseñarán de tal modo que cualquier asentamiento que pueda produ-
cirse sea lo más uniforme posible para la estructura, especialmente por lo que se refiere
a las acciones horizontales.
XXIV.6.2. Deberán descansar, en todos los casos, sobre superficies horizontales.
XXIV.6.3. En cimentaciones sobre placas a distinta profundidad, el ángulo que forma la línea que
une los bordes contiguos de placas adyacentes con la horizontal, no será mayor que el
talud natural del terreno y en ningún caso mayor de cuarenta y cinco grados (45º).
XXIV.6.4. Los escalonamientos individuales de placas continuas a lo largo de un muro, en terre-
nos no conglomerados, no excederán de cuarenta y cinco centímetros (45 cm) de altura
y la gradiente de una serie de ellas no será mayor que la del talud natural, con un
máximo de treinta grados (30º).
XXIV.6.5. Si el techo de cimentación está formado por suelos comprensibles o suelos de diferen-
tes comprensibilidad, el efecto de los diversos asentamientos deberá ser considerado
en el proyecto de la cimentación y de la estructura.

Artículo XXIV.7.- Profundidad de los cimientos. Los cimientos


deberán penetrar por lo menos veinte centímetros (20 cm) en las capas no removidas de terreno,
considerando en todo caso, que no se sobrepasen las tasas de resistencia previstas.
No obstante, podrá cimentarse sobre suelos de sustitución, de material adecuado, que hayan
sido compactados a un mínimo de noventa y cinco por ciento (95%) del Proctor Estándar.

Artículo XXIV.8.- Cimiento de muros. Ningún cimiento podrá tener un ancho menor que el del
muro que soporte, incluyendo sus salientes estructurales.
El espesor mínimo de los cimientos corridos de concreto será de treinta centímetros (30 cm) y el
de los de concreto ciclópeo de cuarenta centímetros (40 cm).

Artículo XXIV.9.- Cimientos sin armar. Los salientes o sarpas de cimientos de concreto sin
armar, no podrán tener un ancho mayor que la mitad de su altura.

Artículo XXIV.10.- Cimientos fuera de línea de propiedad. La municipalidad puede permitir


que los cimientos o salientes de las placas de fundación sobresalgan del plano vertical de la línea
oficial de propiedad según artículo 35 de la Ley de Construcciones.
En este caso el nivel superior de los cimientos o placas deberá quedar a una profundidad mínima
de 1 metro bajo el nivel de la acera de la calle y su ancho no será superior a la quinta parte de esta
profundidad o el que permita la municipalidad.

Artículo XXIV.11.- Cimientos de máquinas. Los cimientos de máquinas que producen vibracio-
nes deberán construirse aisladas de las fundaciones y piso del edificio y tomar precauciones para
evitar la transmisión de la vibraciones al propio edificio o a las construcciones vecinas, previa apro-
bación del Ministerio de Salud.

Capítulo XXV
Reglas especiales para edificios de uno y dos pisos

Artículo XXV.1.- Diseño sísmico. Deberán diseñarse de conformidad con el Código Sísmico.
Igualmente de conformidad con ese Código, se permite cualquier tipo de estructuración, sistemas
de prefabricación, etc. Siempre que un estudio detallado demuestre su estabilidad y resistencia, así
como su acción integral, para la acción de las fuerzas sísmicas especificadas en ese Código.

Artículo XXV.2.- Techumbre y cubierta de techo. Para el anclaje de las estructuras de techum-
bre y de las láminas y otros elementos de cubierta se aplicarán las reglas que se establecen en el
artículo XXI.4, de este Reglamento, con las siguientes variantes:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -179-


XXV.2.1. El anclaje de las cerchas o vigas de madera a la viga de corona u otros elementos de
concreto que las soporten, podrá hacerse por medio de ganchos en “U” cuyo lado hori-
zontal tenga interiormente la dimensión del ancho de la viga o cercha y cuyas ramas
sobresalgan de la viga de corona una longitud suficiente para doblarlas por sobre y
hacia las caras laterales de tales cercha o vigas.
Estos ganchos deberán ser colocados y afianzados a la armadura de la viga de corona
o embebidos un mínimo de 20 cm de profundidad en otros elementos de concreto, a las
distancias preestablecidas, antes de vaciar el concreto y sus ramas, luego de doblarlas
sobre las cerchas o vigas deberán ser afianzadas a éstas por medio de grapas o de
clavos doblados. El diámetro mínimo de las varillas que formen estos ganchos será de
10 mm.
XXV.2.2. En caso de que la techumbre esté constituida por cerchas o vigas de acero, éstas
deberán soldarse o atornillarse a la estructura de los muros, directamente o por medio
de un dispositivo adecuado con anclaje, según sea el material de que estén construi-
das las paredes.
XXV.2.3. En ningún caso se permitirá el anclaje de cerchas o vigas de madera por simple clavadura
sobre soleras u otros elementos de madera.

Artículo XXV.3.- Entrepisos. Se aplicarán a la estructura del entrepiso de los Edificios de dos
pisos los preceptos establecidos en el artículo XXI.6 de este Reglamento.
En cuanto se refiere a entrepisos y pisos de madera, su construcción deberá ceñirse de las
siguientes reglas:
XXV.3.1. Se usarán de preferencia maderas cuyo peso específico básico fluctúe entre 0,40 y
0,70 definiendo este valor como la razón entre el peso de la madera secada al hor-
no(12% de humedad) y el volumen de la madera verde.
Este peso específico básico corresponde aproximadamente a las llamadas maderas
semiduras y duras existentes en el país.
XXV.3.2. La distancia entre vigas no será superior a 50 cm y la sección de las vigas deberá ser
determinado por el cálculo, de acuerdo con las propiedades mecánicas de la variedad
de madera que se use.
XXV.3.3. La estabilidad lateral de la vigas se asegurará mediante la colocación de trozos de
madera intercalados entre viga y viga, perpendicularmente a ella y a distancias no su-
periores a un metro y medio (1,50 metros). Estas piezas deberán tener la misma altura
de las vigas y ser clavada por cabezas, para lo cual serán instaladas con el desplaza-
miento adecuado. Cuando la altura de las vigas sea grande, se usarán piezas de made-
ra en diagonal en ambos sentidos.
XXV.3.4. Las piezas de piso en planta baja se apoyarán sobre zarpas de 5 cm de ancho mínimo
que se dejarán a los cimientos. Su luz podrá acortarse mediante la interposición de
vigas maestras que podrán a su vez, apoyarse en bases intermedias debidamente fun-
dadas.
Para asegurar la circulación de área por debajo del piso, se dejarán agujeros de venti-
lación a razón de 4 por aposentos, con un área mínima de 1 m2 cada uno. Estos aguje-
ros se dispondrán tanto en los cimientos exteriores como en los interiores.
XXV.3.5. Las vigas de madera de entrepiso se apoyarán sobre la viga de concreto intermedia de
las paredes la que para este objeto deberá sobresalir un mínimo de cinco centímetros
(5 cm) respecto al parámetro interior de los muros del segundo piso. Eventualmente
podrán ser apoyadas sobre una solera adosada a la viga de concreto, debidamente
anclada a ella mediante tornillos que se dispondrán en sitio antes de vaciar el concreto
de esa viga, o en dispositivos metálicos adecuados para ello.
XXV.3.6. Se permitirá también apoyar las vigas de madera sobre la viga intermedia de concreto,
debiendo quedar embutida cinco centímetros (5 cm) en los muros del piso superior
cuando menos. En este caso, los extremos de las vigas deberán ser forrados con car-

Investigaciones Jurídicas, S.A. -180-


tón o fieltro asfáltico y los espacios entre vigas deberán rellenarse con concreto de
resistencia por lo menos igual a la del muro de albañilería que se levante sobre ella. La
reducción de la sección horizontal del muro en que se embuten las vigas de madera no
podrá exceder de 1/6 de la sección total.
XXV.3.7. En la construcción de envigados de piso y entrepisos sólo podrán usarse maderas que
no deformen debido a los cambios en su contenido de humedad.

Capítulo XXVI
Instalaciones de servicios
(en el interior de un edificio)

Artículo XXVI.1.- Anclaje e inserción de tuberías. Las tuberías que por razones arquitectóni-
cas deban quedar insertas horizontal o verticalmente en elementos de concreto integrante de la
estructura resistente.
No será permitida la inserción de tuberías susceptibles de corrosión debido al fluido que trans-
porten.
En muros de bloques huecos sólo se permitirá la inserción de tuberías verticales o lo largo de los
huecos de los bloques.
Se podrán embutir horizontalmente tuberías de un diámetro exterior máxima de treinta y tres
milímetros (33 mm) siempre que se lleven a lo largo de una junta entre hiladas y por el eje de la
pared.
En ningún caso se permitirá picar las paredes exteriores de los bloques para embutir tuberías.
No se permitirá picar la superficie de paredes de elementos macizos (ladrillos o concreto) en una
profundidad superior a treinta milímetros (30 mm) para embutir tuberías. En estos casos las paredes
deberán revocarse con un espesor tal que produzca un recubrimiento mínimo de dos centímetros (2
cm) sobre las tuberías insertas con el fin de prevenir la formación de grietas o fisuras.
Las instalaciones sanitarias se diseñaran y ejecutarán teniendo en cuenta el aspecto estructural
de la edificación, debiendo evitarse cualquier daño o disminución de la resistencia en paredes, vigas,
cimentaciones y otros elementos estructurales.

Artículo XXVI.2.- Cajas insertas en las paredes. Las paredes que deban contener cajas de
control, de medidores, de distribución, etc., de cualquier servicio interior, embutidas parcial o total-
mente en ellas, deberán ser adecuadamente reforzadas alrededor del marco de cada caja.
En los casos necesarios, derivados del tamaño de tales cajas, el refuerzo deberá indicarse en los
planos estructurales del edificio.

Artículo XXVI.3.- Tuberías horizontales. Las tuberías horizontales de cualquier tipo que co-
rresponda a servicios sanitarios en general, baños, cocinas, lavanderías, etc., se instalarán sobre o
debajo de la estructura de piso, adecuadamente ancladas, evitando al máximo la perforación de los
entrepisos.
Sólo podrán ser embutidos en el entrepiso si se cumple lo establecido en el artículo XXVI.1 del
presente Reglamento.

Artículo XXVI.4.- Zanjas para tuberías. El ancho de las zanjas para soterrar tuberías deberá
permitir el acoplamiento satisfactorio de los tubos y sus accesorios y la compactación adecuada del
material de relleno de las zanjas.
La profundidad de las zanjas será determinada por el trazado vertical de las tuberías. En el caso
de cañerías para agua potable, esta profundidad tendrá un mínimo de treinta centímetros (30 cm),
bajo el nivel de piso terminado.

Artículo XXVI.5.- Tuberías a la vista. Las tuberías proyectadas para quedar a la vista deberán
ser ancladas a la estructura del edificio, de acuerdo al material de que estén fabricadas, a sus di-
mensiones y a la disposición de su instalación y accesorios.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -181-


Artículo XXVI. 6.- Anclaje de tuberías. En el anclaje de tuberías, de cualquier tipo y uso, a
estructuras metálicas, no se permitirá la perforación de los elementos resistentes de estructuras para
dar paso a gazas o tornillos de amarre.
Los dispositivos de anclaje deberán en este caso amarrarse a la estructura por soldadura o por
presión (fricción).

Artículo XXVI.7.- Calderas. Los edificios y demás obras civiles destinados a alojar calderas se
ceñirán en su aspecto constructivo, en particular, a las disposiciones del presente Reglamento y en
General al Reglamento de Calderas del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en sus artículos
pertinentes y el artículo V.18 de este Reglamento.

Artículo XXVI.8.- Ascensores y montacargas. La escotilla o caja de los ascensores de pasaje-


ros y de carga deberá ser cerrada en todos sus costados y construida con materiales incombustibles,
sin otras aberturas que las puertas de acceso a los diferentes pisos.
Se permite la instalación de ascensores y montacargas en una escotilla común subdividida
transversalmente, al nivel de cada piso, por vigas de material incombustible.
La escotilla terminará inferiormente en un pozo y superiormente, en el caso de sala de máquina
superior, en un espacio libre ubicado entre el nivel de la última parada y el piso de la sala de máqui-
nas. Tanto la profundidad del pozo como la altura del espacio libre superior, son función de la veloci-
dad del ascensor y están definidas en la sección correspondiente de este Reglamento.

Artículo XXVI.9.- Sala de máquinas de ascensores. La sala de máquinas será construida de


tal forma que se evite la transmisión de vibraciones, de dimensiones suficientemente amplias para
permitir una disposición y mantenimiento adecuados de la maquinaria, con acceso fácil y proporcio-
nado al tamaño de los elementos que se instalarán en su interior, con ventilación eficiente, ilumina-
ción artificial suficiente y cerrada con puertas de material incombustible, provistas de cerraduras que
puedan abrirse sin llave desde el interior.
La altura de la sala no podrá ser inferior a dos metros cuarenta centímetros (2,40 m) para
ascensores con velocidad de hasta 1,75 m/seg, y menos de tres metros (3,00 m) para ascensores
con velocidad superior a este valor.
Las cargas transmitidas por la maquinaria podrán ser resistidas directamente por el piso como
conjunto o por vigas metálicas o de concreto armado empotradas en la estructura del edificio.
El piso o las vigas de soporte de la maquinaria se supondrán cargadas por una carga igual a la
suma del peso de todos los aparatos que descansen sobre ellos y del doble de la carga máxima
suspendida.
En cualquier caso la deflexión máxima de la estructura de soporte no podrá pasar de un
dosmilésimo (1/2000) de la luz, bajo la acción de las cargas estáticas.

Artículo XXVI. 10.- Conductores eléctricos de los ascensores.


Los conductores instalados dentro de las cajas de ascensores, para la alimentación de fuerza,
luz, control y teléfono deberán embutirse en tubería de acero, plástico o en cable de intemperie
afianzado sólidamente a las paredes de la caja, salvo el cable flexible que une la instalación eléctrica
de la cabina con los conductores fijos.
No se permitirá instalar dentro del ducto del ascensor ningún otro conductor fuera de los especi-
ficados en este artículo, ni cajas de empalme ni ningún otro ducto de instalaciones ajenas a las del
ascensor.

Artículo XXVI.11.- Amortiguadores. Si se proyectarán vías de circulación bajo el pozo de la


caja del ascensor, el apoyo de los amortiguadores deberá resistir el impacto del contrapeso o de la
cabina con su carga máxima, en la hipótesis de que la velocidad de caída sea 50% superior a la
velocidad de régimen.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -182-


Capítulo XXVII
Obras provisionales durante
el proceso de Construcción

Artículo XXVII.1.- Andamios y pasillos elevados.


XXVII.1.1. Toda la madera que se use en la construcción de andamios, puentes y pasillos eleva-
dos debe ser de calidad semidura o dura y sin nudos muertos o flojos, grietas y otros
defectos que afecten su resistencia estructural.
XXVII.1.2. Los andamios deben ser diseñados y calculados para resistir cuatro veces más carga
vertical que la que en realidad se estima.
Deben considerarse obligatoriamente las fuerzas horizontales sísmicas y de impacto.
Los soportes verticales deben proveerse de bases adecuadas, especialmente cuan-
do deban descansar sobre tierra u otros materiales sueltos. Deben considerarse en
todo caso, las dimensiones mínimas y la disposición básica que se prescriben en el
Reglamento de Seguridad en Construcciones (Ministerio de Trabajo y Seguridad So-
cial).
XXVII.1.3. Los clavos que se usen deberán ser de un largo tal que penetren por lo menos cuatro
centímetros (4 cm) en el elemento base.
Los clavos deberán sumirse totalmente y sus puntas sobresalientes doblarse de modo
que se evite la posibilidad de accidentes.
XXVII.1.4. Si los andamios llegan a alturas superiores a 12 metros, el constructor deberá pre-
sentar los cálculos y planos justificativos a la municipalidad.
XXVII.1.5. Los andamios y pasillos elevados metálicos tubulares, tendrán elementos verticales
con un diámetro mínimo exterior de cinco centímetros (5 cm) para alturas hasta de 20
metros y de seis y medio centímetros (61/2 cm) para alturas superiores.
Este tipo de andamiaje deberá montarse, arriostrarse y amarrarse, de acuerdo con
las instrucciones de sus fabricantes.
XXVII.1.6. Los andamios, puentes y pasillos que se requieren construir sobre la acera, dejarán
una altura libre de dos metros veinticinco centímetros (2,25 cm) sobre el nivel de
acera y su ancho o proyección no será mayor del indicado en el artículo III.2.
En este caso, el primero nivel de andamiaje, puentes o pasillos, se construirá con
elementos de pisos cuyas junturas eviten en lo posible el paso de polvo o de materia-
les. Deberá llevar además, un reborde vertical superior de treinta centímetros (30 cm)
de altura en todas sus paredes. El primer nivel podrá reemplazar al techo menciona-
do en el artículo III.2 si se asegura que el tránsito y el transporte de materiales sobre
él, no significan riesgo para los transeúntes.
XXVII.1.7. La municipalidad podrá exigir que el andamiaje se cierre parcial o totalmente con
entablados, lonas, arpilleras, etc. Cuando los trabajos produzcan mucho polvo o exis-
ta peligro de caída de materiales o escombros a la vía pública.
XXVII.1.8. Para el acceso a los diferentes niveles del andamiaje deberán instalarse escaleras
seguras y fijas a su estructura o a la del edificio.
XXVII.1.9. Para la construcción de rampas se aplicarán las normas establecidas para los anda-
mios y pasillos.
XXVII.1.10. Los escombros y otros desechos que deban bajarse desde los andamios deberán
conducirse por ductos cerrados en cajones movidos por grúas o montacargas. Es
prohibido dejar caer o arrojar libremente tales escombros y desechos.

Artículo XXVII.2.- Andamios colgantes.


XXVII.2.1. Podrán usarse, cuando así lo determine la conveniencia o la naturaleza de la obra,
andamios colgantes con estructura metálica salvo el piso mismo que podrá ser de
madera.
XXVII.2.2. Estos andamios se colgarán desde el alero, cornisa o borde superior del edificio, por
medio de ganchos ad hoc, de hierro forjado o de acero maleable, de diámetro mínimo

Investigaciones Jurídicas, S.A. -183-


de veinticinco milímetros (25 mm) a razón de dos ganchos por cada andamio. Los
cables de accionamiento serán de acero y se arrollarán o desenrollarán por medio de
mecanismos motorizados o manuales, provistos de frenos de seguridad.
La estructura de la plataforma deberá permitir la colocación de barandas y rodapiés
en todos sus bordes. La baranda constará de dos elementos horizontales: uno a altu-
ra de noventa centímetros (90 cm) sobre el piso y el otro a la mitad de esa altura.
XXVII.2.3. En un andamio colgante no podrán estar más de dos personas simultáneamente y no
se permite tener sobre la plataforma otro material más que el indispensable para la
labor que se realiza desde éste.
XXVII.2.4. Para cada trabajador que permanezca en el andamio se colocará una cuerda salvavi-
das, suspendida independientemente del andamio y que llegue hasta piso seguro.
Cada trabajador deberá estar permanentemente atado a su cuerda salvavidas por
medio de un cinturón de seguridad.
XXVII.2.5. Luego de colgar un andamio y antes de comenzar a usarlo deberá ser probado baján-
dolo hasta piso seguro, cargándolo con un peso igual a cuatro (4) veces el que ha de
soportar, levantándolo treinta centímetros (30 cm) del suelo, y manteniéndolo en esa
posición durante tres (3) minutos.

Artículo XXVII.3.- Ademado.


XXVII.3.1. Antes de comenzar obras de excavación deberá efectuarse un reconocimiento cuida-
doso del sitio a fin de determinar las medidas de refuerzo y de seguridad que se
consideren necesarias.
Deberá tenerse especial cuidado cuando las obras se realicen en zonas próximas a
carreteras y a estructuras e instalaciones de servicio público.
Se deben localizar las instalaciones de servicios públicos soterradas y dar oportuno
aviso a las entidades a cargo de ellos para desviarlos o protegerlos.
XXVII.3.2. Cuando los trabajos de cimentación se efectúen junto a edificios de cimientos menos
profundos que los que se construyen, las excavaciones necesarias se harán por sec-
ciones y los cimientos antiguos deben ser apuntalados, si así se requiriera por peligro
de asentamiento.

Artículo XXVII.4.- Encofrados.


XXVII.4.1. El encofrado para moldear el concreto deberá diseñarse considerando las cargas por
peso del concreto fluido y fraguado a que quedará sometido y los efectos de vibracio-
nes e impacto provenientes del acarreo y acondicionamiento del concreto.
Especial consideración deberá darse al refuerzo y al apuntalamiento de los encofrados,
con el fin de evitar deformaciones de las obras de concreto y peligro de colapso que
pueda producir accidentes en perjuicio de los trabajadores y transeúntes.
XXVII.4.2. El encofrado podrá construirse con cualquier material y con cualquier sistema que
asegure el cumplimiento de las condiciones estipuladas.
XXVII.4.3. Ningún elemento de concreto podrá desenconfrarse sin que haya fraguado debida-
mente. Los tiempos mínimos de permanencia del encofrado, sin alterar su
apuntalamien-to y refuerzo, se establecen en el capítulo XXXII de este Reglamento.
XXVII.4.4. Las rampas que se instalen para subir materiales en carretillo deben cumplir las con-
diciones constructivas de los andamios en cuanto a calidad de madera, resistencia y
barandas de seguridad.
Si la rampa tiene una gradiente superior a uno en seis (17 cm por cada metro) deberá
tener travesaños, clavados al piso, perpendicularmente a la gradiente, cada cincuen-
ta centímetros (50 cm) para impedir que los operarios resbalen al transitar por ellas.

Artículo XXVII.5.- Equipo para subir o bajar.


XXVII.5.1. Cualquiera que sea el tipo de equipo que se use para subir o bajar materiales y otros
elementos en una obra, se deberán tomar todas las precauciones necesarias para la
seguridad de trabajadores y transeúntes.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -184-


Deben seguirse a cabalidad las instrucciones del respectivo fabricante.
XXVII.5.2. Las cargas suspendidas no deberán pasar sobre calle, salvo en casos especiales en
que la municipalidad lo autorice o sobre edificios o predios vecinos salvo con la
autorización de sus propietarios.
XXVII.5.3. De acuerdo con las normas vigentes es prohibido el izamiento o bajada de personas
en cabinas y plataformas de montacarga y en cagilones y ganchos de grúas de cual-
quier especie.

Artículo XXVII.6.- Iluminación.


XXVII.6.1. Entre las obras provisionales debe darse especial importancia a la instalación de
alumbrado eléctrico cuando se programen trabajos que no pueden efectuarse con
luz natural.
XXVII.6.2. La intensidad de la iluminación deberá ser suficiente como para que las labores se
ejecuten sin perjuicio de la total seguridad de los trabajadores.

Capítulo XXVIII
Reparación, remodelación, modificación

Artículo XXVIII.1.- Daños estructurales. En caso de que una estructura sea dañada por sismos,
incendios y otras causas, la estructura deberá ser reparada de modo que alcance por lo menos su
resistencia estructural primitiva. Si el comportamiento de la estructura durante un sismo revela que la
estructuración, el diseño o la construcción son deficientes en tal grado que se pueda producir un
colapso en un sismo futuro o por la acción de otras cargas, la estructura deberá ser reparada de
acuerdo con las normas del Código Sísmico de Costa Rica o en su defecto, deberá ser demolida,
todo a juicio de la autoridad competente tal como lo indica el artículo 12.2 de este Código.

Artículo XXVIII.2.- Cambio de cargo o estructuración. Cuando la remodelación o modificación


de un edificio implique cambio de grupo en cuanto al uso (artículo XX.1. del presente Reglamento), le
agregue carga gravitacional o le varíe su estructuración, la estructura deberá ser rediseñada de
conformidad con lo que establece el artículo 12.3. del Código Sísmico de Costa Rica.

Artículo XXVIII.3.- Demoliciones. Para toda demolición se aplicará lo indicado en el artículo


IV.1.
Para la demolición de edificios deberá procederse en la forma siguiente:
XXVIII.3.1. Avisar a las entidades a cargo de servicios públicos para el retiro de lámparas de
alumbrado público, placas indicadoras de nombres de calles, anclajes de línea eléc-
tricas, telefónicas, de telegrafía o artefactos similares.
XXVIII.3.2. Adoptar medidas de seguridad para trabajadores y transeúntes y para evitar daños a
las vías públicas: cierres provisionales, techos protectores, señales legibles y lumino-
sas, protección contra el polvo.
XXVIII.3.3. Apuntalar el propio edificio de demoler y los edificios y otras estructuras colindantes
si se prevé peligro de daños o derrumbes.
XXVIII.3.4. Provisión de medios adecuados de bajada de los materiales y escombros: cajones o
ductos, que den seguridad contra caídas y esparcimiento de polvo.
XXVIII.3.5. Demolición progresiva de arriba hacia abajo, piso por piso, terminando por completo
el trabajo en los pisos superiores antes de retirar elementos estructurales soportantes
y soportes provisionales en los pisos inferiores.

Artículo XXVIII.4.- Demolición con equipo mecánico. En caso de que se efectúe la demolición
con equipo mecánico pero de impacto, pala y otras, deben observarse las siguientes reglas:
XXVIII.4.1. La altura del edificio no debe ser superior a 24 metros.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -185-


XXVIII.4.2. La zona de demolición se debe proteger con un cercado a una distancia mínima
igual a una vez y media (1 1/2 veces) la altura del edificio.
XXVIII.4.3. Solo podrán entrar y permanecer en esa zona los trabajadores encargados de la
demolición. Mientras las máquinas estén trabajando sólo podrán permanecer en la
zona los operadores del equipo.
XXVIII.4.4. Se debe usar dos o más eslingas para sujetar la pera al gancho de la grúa.

Artículo XXVIII.5.- Demoliciones frente a la vía pública. Cuando la demolición afecte de cual-
quier modo a una vía pública, el responsable de la demolición deberá dar aviso a la municipalidad
respectiva para que ésta, de acuerdo con el tránsito de la vía y la importancia de la demolición, dé
instrucciones tales como las que se indican a continuación:
XXVIII.5.1. Horas del día dentro de las cuales podrán efectuarse los trabajos.
XXVIII.5.2. Cierres provisionales (calidad y disposición), que sea necesaria construir.
XXVIII.5.3. Medios mecánicos que deben usarse para bajar los materiales de la demolición.
XXVIII.5.4. Clase y cantidad de materiales y elementos de trabajo que puedan depositarse
transitoriamente en la vía pública y plazo correspondiente.
XXVIII.5.5. Cualquier otra disposición relativa a evitar riesgos a los transeúntes y a la propia
vía.

Artículo XXVIII.6.- Colindancia en edificios peligrosos. En el caso de que el propietario de un


edificio o predio que se considere amenazado por la existencia de un edificio peligroso para el caso
de sismos, viento u otras causas, podrá solicitar que éste sea inspeccionado por técnicos de la
municipalidad respectiva, la que resolverá de acuerdo con las prescripciones del Código Sísmico de
Costa Rica y del presente Reglamento las medidas que deban tomarse.

Artículo XXVIII.7.- Pararrayos. Los edificios de altura igual o superior a veinticinco metros (25
metros) deberán ser provistos de un sistema de pararrayos instalado en sus puntos más altos. El
pararrayos deberá estar debidamente conectado a tierra por conductores de cobre de calibre ade-
cuado, en forma de asegurar que se eviten daños a personas y a la propia construcción.

Artículo XXVIII.8.- Instrumentación sísmica. De conformidad con el artículo 12.1.1 del Código
Sísmico de Costa Rica, en todo edificio de diez pisos o más deberá instalarse, por cuenta del propie-
tario, un acelerógrafo de movimiento fuerte, de tres componentes, que se colocará en la base del
edificio.
En edificios de quince o más pisos deberá instalarse un segundo acelerógrafo, de iguales carac-
terísticas, en el nivel inmediatamente inferior al techo del edificio.
La calidad mínima y la forma de instalación de esos instrumentos deberán ser consultados por el
constructor al Instituto Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica.

Artículo XXVIII.9.- Anemógrafos. En todo edificio de altura igual o superior a cuarenta y cinco
metros (45 m), el propietario deberá permitir que se instale un anemógrafo por parte del Instituto
Meteorológico de Costa Rica.
Dicho Instituto podrá eximir al propietario de esta obligación si así lo determina considerando la
proximidad de instrumentos similares ya instalados.
El mantenimiento y la observación de estos instrumentos serán de responsabilidad del mencio-
nado Instituto para lo cual el propietario permitirá el paso de empleados de ese organismo.

Artículo XXVIII.10.- Limpieza. Antes de ser entregados los edificios a su uso y ocupación, sus
patios y las aceras y calzadas afectadas por su construcción deberán quedar totalmente limpios y
despejados de toda clase de escombros, materiales sobrantes, andamios, ademes y cualquier otro
elemento que no pertenezca a la obra terminada definitiva.
La municipalidad respectiva no dará su aprobación final a la obra mientras este requisito no esté
realmente cumplido.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -186-


Capítulo XXIX
Construcción de zanjas
y estructuras subterráneas

Artículo XXIX.1.- Normas y especificaciones aplicables. Los siguientes documentos vigentes


son aplicables a la construcción de zanjas en sus partes pertinentes:
XXIX.1.1. Normas para proyectos de acueductos y alcantarillados, aprobados por la Junta Di-
rectiva del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) con fecha 26
de abril de 1973.
XXIX.1.2. Normas de presentación, diseño y construcción para urbanizaciones y
fraccionamientos, de la misma aprobación y vigencia.
XXIX.1.3. Especificaciones generales para la construcción de caminos, carreteras y puentes -
CR-77, en uso oficial por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes de Costa Rica.

Artículo XXIX.2.- Ubicación de ductos. La ubicación de los ductos de agua potable y alcantari-
llado se hará como sigue:
XXIX.2.1. Agua potable: Las tuberías se ubicarán en el costado norte de las avenidas y en el
oeste de las calles, a 1,50 m de distancia del cordón del caño.
Se colocarán a distancias mínimas libres de las tuberías de alcantarillado, de veinte
centímetros (20 cm) en vertical y dos metros (2,00 m) en horizontal. Su profundidad
máxima será de un metro veinte centímetros (1,20 m) y su profundidad mínima de
ochenta centímetros (80 cm) medidas entre la rasante de pavimento terminado y la
corona de tubo.
XXIX.2.2. Alcantarillado sanitario: Las tuberías se ubicarán a lo largo del eje de las calzadas de
calles y avenidas.
Las profundidades máximas y mínimas serán de cuatro metros (4,00 m) y un metro (1,00 m)
respectivamente, medidas entre la rasante de pavimento terminado y la corona del
tubo, salvo casos especiales.
XXIX.2.3. Alcantarillado pluvial: Las tuberías se ubicarán al costado sur de las avenidas y al
este de las calles a un metro y medio (1,50 m) de distancia al cordón del caño.
Su profundidad máxima será de cuatro metros (4,00 m) y su profundidad mínima de un metro
(1,00 m) medidas entre la rasante de pavimento terminado y la corona del tubo, salvo casos especia-
les.

Artículo XXIX.3.-Diseño de tuberías. Disposición y carga sobre las tuberías:


La resistencia de las tuberías en cuanto a su disposición en zanjas o en terraplenes, así como el
cálculo de las cargas que sobre ellas actúan, se ceñirá a las reglas que establecen las normas para
proyectos de acueductos y alcantarillados incluidos en su Sección 6.2.

Artículo XXIX.4.- Materiales para tuberías. Los materiales usados en la fabricación de ductos
deben cumplir con las siguientes normas estadounidenses, en tanto no se establezcan normas na-
cionales al respecto:
XXIX.4.1. Agua potable (tubería y accesorios):
Tubería hierro fundido AWWA C 102-53
Accesorios hierro fundidoAWWA C 100-55
Válvulas hierro fundido AWWA C 500-61
Hidrante hierro fundido AWWA C 500-64
Plástico PVC ASTM D 1784
Espesores SDR-17 para diámetro
de 19 mm ASTM D 2241
y Schedule 40 para
diámetro de 12 mm ASTM D 1785

Investigaciones Jurídicas, S.A. -187-


Tubería de cobre para uniones
domiciliarias (previstas), tipo KASTM B 88-47
Tuberías de asbesto-cementoISO R-160 ASTM C-296
XXIX.4.2. Alcantarillado sanitario y pluvial (tubería y accesorios):
Tubería de arcilla vitrificada (alcarraza)ASTM C 462 (C 600)
Tubería de concreto no reforzadoASTM C 14
Tubería de concreto reforzadoASTM C 76
Tubería de hierro fundidoAWWA C 102-53
Tubería de acero AWWA C 201
Tubería de cloruro de polivinilo (PVC Sanitario).

Artículo XXIX.5- Excavación de zanjas.


XXIX.5.1. El trabajo horizontal de las zanjas seguirá el eje de las tuberías respectivas de confor-
midad con los planos aprobados.
XXIX.5.2. El ancho de las zanjas será el mínimo compatible con la labor de acoplamiento satis-
factorio de los tubos y con la compactación eficiente de material de relleno, por debajo
y alrededor de la tubería.
XXIX.5.3. Con el fin de facilitar el posterior relleno de las zanjas y asegurar la eficiencia de su
compactación, se tendrá especial cuidado en dejar separadas a lado y lado de la
excavación, las tierras de diferentes calidades.
XXIX.5.4. No deberán profundizarse las zanjas más allá de las rasantes de fondo proyectadas,
con el fin de dar a la tubería un asiento uniforme sobre un suelo de igual calidad.
Si tales rasantes son sobrepasadas, deberá profundizarse toda la longitud afectada
con una profundidad mínima adicional de quince centímetros (15 cm) y rellenarse con
lastre u otro suelo de calidad capaz de alcanzar una compactación Proctor Estándar
de noventa y cinco por ciento (95%) hasta lograr la rasante requerida.
XXIX.5.5. A las distancias determinadas por la longitud de los tubos se excavarán, con un míni-
mo de profundidad y ancho compatibles con el tipo de unión, los huecos necesarios
para lojar las campanas u otros dispositivos de acoplamiento.
XXIX.5.6. Si el suelo de asiento de la tubería resulta ser de carácter expansivo o granular muy
irregular, deberá ser sustituido en una profundidad mínima de quince centímetros (15
cm) con lastre u otro suelo adecuado, que se compactará hasta su Proctor Estándar
de noventa y cinco por ciento (95%).

Artículo XXIX.6.- Seguridad en la excavación de zanjas. En la excavación de zanjas deben


observarse, en general, las estipulaciones del Reglamento de Seguridad en construcción (Regla-
mento del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social) y en particular, las siguientes disposiciones:
XXIX.6.1. Todas las zanjas de más de dos metros de profundidad deben ademarse y arriostrarse,
cualquiera que sea el tipo de terreno en que se excaven, excepto en roca maciza, a
menos que sus paredes se excaven, con talud adecuado.
XXIX.6.2. En ademado y el arriostramiento deben continuarse hacia abajo, a medida del avance
de las excavaciones.
XXIX.6.3. Se deben ademar y arriostrar todas las zanjas, sin consideración al tiempo en que
permanecerán abiertas.
XXIX.6.4. El material excavado se debe colocar a una distancia mínima de cincuenta centíme-
tros (50 cm) del borde de la zanja.
XXIX.6.5. No deben trabajar personas ajenas a la labor en la zona de acción en que esté ope-
rando una máquina excavadora.
XXIX.6.6. En las zanjas que tengan más de un metro y medio (1 1/2 m) de profundidad se deben
colocar escaleras provisionales a distancia máxima de veinticinco metros (25 m).
XXIX6.7. Para el método de ademe y arriostramiento, se recomienda ceñirse a las reglas que
establece el Manual de Prevención de Accidentes en la Construcción, publicado por
el Consejo Interamericano de Seguridad (Véase anexo).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -188-


Artículo XXIX.7.- Relleno de las zanjas. Para el relleno de zanjas se seguirán las siguientes
disposiciones:
XXIX.7.1. El relleno de la parte inferior de la zanja, por debajo y alrededor de la tubería y hasta
cuarenta centímetros (40 cm) por sobre su corona superior, se hará con material
seleccionado, apisonado a mano.
Se entenderá por material seleccionado el que corresponde a suelos no cohesivos
del tipo limoso y a suelos granulados del tipo lastre y arenas.
El relleno se hará por capas de espesor máximo de diez centímetros (10 cm), medi-
dos en la tierra suelta y se compactará hasta un Proctor Estándar de noventa y cinco
por ciento (95%).
XXIX.7.2. El resto de la zanja se rellenará con tierra de la mejor calidad obtenible, proveniente
de la propia zanja o de préstamos.
El relleno se hará por capas de tierra suelta de quince centímetros (15 cm) de espesor
máximo. La humedad óptima se obtendrá agregando agua en forma uniforme al ma-
terial que se ha de usar en el relleno, antes de vaciarlo a su interior. La tierra será
revuelta con herramientas adecuadas para darle también humedad uniforme antes
de vaciarla a la zanja.
XXIX.7.3. La compactación del relleno se efectuará preferentemente usando medios mecáni-
cos de impacto. Podrán usarse vibradores en el caso de rellenos con materiales pura-
mente granulares (grava o arenas). Cada capa de relleno se compactará uniforme-
mente en toda la longitud del tramo de zanja en trabajo.
XXIX.7.4. En el caso de tuberías metálicas, el relleno por debajo y alrededor de la tubería se
efectuará con suelo de una misma calidad y procedencia, con el fin de evitar la pro-
ducción de corrientes galvánicas que puedan conducir a la corrosión de los tubos.
XXIX.7.5. Queda terminantemente prohibido en el proceso de relleno:
a) La densificación del mismo por simple consolidación, definiendo como tal a la
obtenida por la aplicación estática de cargas en forma contínua y por tiempo pro-
longado.
b) El uso de suelos contaminados con materiales orgánicos, basura o inorgánicos
degradables.
c) El uso de escombros y desechos orgánicos e inorgánicos de la construcción:
cascotes de bloques, ladrillos o tubos, trozos de madera, piedras sueltas, etc.
XXIX.7.6. Deberá evitarse en todo lo posible, el uso de suelos expansivos (arcillas) como mate-
rial de relleno.
XXIX.7.6.1. Triturar los terrenos provenientes de la excavación hasta lograr tamaños máximos
de dos y medio centímetros (2,50 cm) y mojarlos uniformemente hasta lograr una
humectación adecuada antes de vaciarlos a la zanja.

XXIX.7.6.2. En ningún caso podrá usarse material de esta clase en el relleno por debajo y alre-
dedor del tubo, hasta una altura de cuarenta centímetros (40 cm) sobre su corona.
XXIX.7.6.3. Colocar inmediatamente sobre este relleno de protección del tubo, una capa de
piedra gruesa de tamaño comprendido entre quince y veinte centímetros (15 y 20 cm)
acomodada a mano, sobre la cual se vaciará el suelo expansivo sin obligarlo a relle-
nar los huecos entre las piedras. El relleno se continuará como se explica en el artícu-
lo XXIX.8.
XXIX.7.7. Cualquiera que sea el material de relleno usado y el método de compactación em-
pleado, la densificación deberá llegar a un Proctor Estándar de noventa y cinco por
ciento (95%), según se define en las normas ASTM D 698 o AASHO T 99.
XXIX7.7.8. Si tal grado de compactación no es posible de obtener, el material de relleno
deberá ser sustituido por un suelo adecuado cuya compactación pueda llegar al gra-
do requerido. En este caso, la sustitución debe ser total, en toda la profundidad de la
zanja. No será de ningún modo aceptable la sustitución parcial sólo en las capas
superiores de relleno.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -189-


XXIX 7.9. En calles que deberán soportar tránsito considerado como pesado, se sustituirán en
todo caso los suelos cohesivos de relleno, de cualquier clase, por suelos granulares
adecuados.

Artículo XXIX.8.- Zanjas en calles existentes. Cuando se excaven zanjas en calles existentes
se deben cumplir los siguientes requisitos:
XXIX.8.1. En las calles sin pavimentar las zanjas y otras excavaciones que se abran deberán
cumplir con todas las prescripciones detalladas en los artículos XXIX.5, XXIX.6 y XXIX.7
en cuanto a apertura y relleno, con la sola excepción de que el grado Proctor Stan-
dard de compactación podrá llegar sólo al que corresponde en general al suelo com-
ponente de los cincuenta centímetros (50 cm) superiores del terreno de la calle res-
pectiva.
XXIX.8.2. Si la compactación de este terreno no es determinada previamente por un laboratorio,
la autoridad revisora exigirá para el relleno de las zanjas el noventa y cinco por ciento
(95% ) Proctor Estándar que este Reglamento establece en general. El relleno así
compacto llegará en todo caso, hasta la rasante de la calle debiendo quedar la capa
superior de relleno, una vez debidamente compactada, absolutamente al ras con di-
cho rasante.
XXIX.8.3. En calles pavimentadas las zanja y cualesquiera otras excavaciones que se abran
deberán cumplir con todas las prescripciones establecidas en los artículos XXIX.6,
XXIX.7 y XXIX.8 de este Reglamento en cuanto a apertura y relleno, cualquiera que
sea la clase de pavimento existente en la calle respectiva. No se permitirá rellenar
estas zanjas con suelos expansivos. Si la tierra resultante desechada y sustituida por
material no expansivo que pueda alcanzar una compactación Proctor Estándar de
noventa y cinco por ciento (95%). Si la calle afectada por las excavaciones es consi-
derada de tránsito pesado, el relleno deberá hacerse con suelos granulados adecua-
dos, preferentemente del tipo lastres o tobas volcánicas, con una compactación míni-
ma de noventa y cinco por ciento (95%) del Proctor Estándar, logrando uniformemen-
te en toda su profundidad. El relleno llegará hasta una altura de cuarenta centímetros.
(40 cm) por debajo de la rasante del pavimento existente. Este espacio se dejará para
dar lugar a la pavimen-tación, según estipula el artículo XXX.1.8.

Artículo XXIX.9.- Estructuras para redes sanitarias. En cuanto a redes sanitarias, incluyéndo-
se en ellas a las de agua potable y de alcantarillado, los siguientes tipos de estructuras y de instala-
ciones especiales se ceñirán a los modelos que se insertan en el anexo 3 de las Normas de Presen-
tación, Diseño y Construcción para Urbanizaciones y Fraccionamiento, de A y A: pozos de registro,
conexiones domiciliarias de alcantarillado, cajas de registro, sumideros, cajas para válvulas de agua
potable, conexiones para hidrantes, y conexiones domiciliarias de agua potable. El diseño de las
estructuras e instalaciones no incluidas en esta enumeración deberá ser sometido a la aprobación
previa de AyA.

Artículo XXIX.10.- Estructuras subterráneas para redes de energía eléctrica y de señales.


El diseño de estas estructuras deberá conformarse a las normas vigentes o que en el futuro establez-
ca el Servicio Nacional de Electricidad.

Artículo XXIX.11.- Materiales y construcción. La calidad de materiales y reglas de construc-


ción de las obras civiles integrantes de las estructuras indicadas en los artículos XXIX.2 y XXIX.11
deberán cumplir con las estipulaciones de este Reglamento en todo lo que les sea pertinente.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -190-


Capítulo XXX
Pavimento

Artículo XXX.1.- Normas y especificaciones aplicables. En las obras de pavimentación se


deberán seguir las especificaciones vigentes para pavimentación de carreteras del Ministerio de
Obras Públicas y Transportes de Costa Rica, contenidas en el documento titulado “Especificaciones
Generales para la Construcción de Caminos, Carreteras y Puentes”, última edición. Alternativamen-
te pueden usarse las especificaciones que se describen como básicas a continuación en este capí-
tulo.

Artículo XXX.2.- Diseño de pavimentos. Los pavimentos deberán ser diseñados de acuerdo
con las condiciones del suelo soportante del tránsito sobre las calles debidamente proyectado a la
vida útil de la calle y a cualesquiera otros factores que deban ser tenidos en cuenta.

Artículo XXX.3.- Control de calidad. El control de calidad de los materiales, de la compactación,


de la resistencia y de cualquier otro factor incidente en la calidad final del pavimento deberá ser
ejercido por medio de laboratorios aceptados por la autoridad revisora.

Artículo XXX.4.- Subrasante. Cualquiera que sea la calidad del terreno y cualquiera que sea el
método usado para llegar a nivel de la subrasante, si es corte, la compactación del suelo, por debajo
y hasta el nivel quince centímetros (15 cm) bajo la subrasante, deberá tener o alcanzar una
compactación mínima de noventa y cinco por ciento (95%) del Proctor Estándar. Si es relleno, todo
deberá ser compactado al 95% del Proctor Estándar.
Los cuarenta centímetros (40 cm) superiores del suelo de las calles que corresponde a la
subrasante deben conformarse a los siguientes valores del Proctor Modificado y de CBR (California
Bearing Ratio o Razón Californiana de Soporte), según sea la clase de suelo base.

Suelos Compactación

Clase Plasticidad Proctor CBR

Cohesivos 30% 85% 3


30% 90% 5
No cohesivos 95% 30

El valor soportante del suelo debe ser previamente determinado por un laboratorio en cada pro-
yecto particular para los efectos del diseño respectivo.
En consecuencia, si habiéndose logrado durante la construcción los grados de compactación
exigidos el valor soportante CBR de control determinado conjuntamente con el grado Proctor resul-
tante inferior a las cifras anotadas, el constructor deberá aumentar el grado de compactación hasta
lograr un valor soportante aceptable.
Si subsistiera la incompatibilidad en las cifras, el ingeniero responsable deberá decidir, de acuer-
do con la calidad del terreno en la zona afectada comparada con la de las áreas vecinas a las
condiciones propias del suelo en la zona afectada y otras consideraciones sobre la aceptación o
sustitución de dicho suelo.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -191-


Artículo XXX5.-Subbase. El material de la subbase se compondrá de partículas duras de esco-
ria, piedra quebrada, grava, pizarra o lastre cuya graduación granulométrica de acuerdo al diseño,
debe ser alguna de las siguientes:

% en peso que pasa

TAMIZ A B C D

76,2 mm 100 — — 100


38,1 mm — 100 — —
25,4 mm — —— 100 —
Nº 4 40-70 40-70 45-80 50-100
Nº 40 10-50 10-50 15-60 20-70
Nº 200 0-15 0-15 5-20 5-35

Para su determinación se usarán los procedimientos de ensayo establecidos en las normas


AASHTO (American Association of State Highways and transportation officials - Asociación Estado-
unidense de Funcionarios de Carreteras y Transporte del Estado) Nos. ASTM C- 136 y C-177;
AASHTO T-11 y AASHTO T-27.

Artículo XXX.6.- Calidad de material de la subbase.


XXX.6.1. Si el material queda expuesto a la intemperie y a los efectos de tránsito, la porción de
material que pasa el tamiz Nº 40 tendrá un índice de plasticidad no menor de cuatro
(4) ni mayor de diez (10) según ensayo AASHTO T-90, y un límite líquido no mayor de
cuarenta (40), según ensayo AASHTO T-89.
XXX.6.2. Si queda protegido de la intemperie y al tránsito, la porción que pasa el tamiz Nº 40
tendrá un índice de plasticidad no mayor de siete (7) y un límite no mayor de treinta y
cinco (35). Si el material que atraviesa la malla Nº 200 no es superior a un seis por
ciento (6%) el índice de plasticidad aceptable puede aumentarse hasta diez (10).
XXX.6.3. El material tendrá un valor de soporte (CBR) mínimo de treinta (30) según la prueba
ASTM D-1883, conjuntamente con una compactación de noventa y cinco por ciento
(95%) del Proctor Modificado.

Artículo XXX.7.- Base no tratada de piedra quebrada. El material se compondrá de partículas


duras y durables de piedra o escoria trituradas cuya graduación granulométrica, determinada según
las normas AASHTO T-11 y AASHTO T-27, sea, de acuerdo con el diseño, alguna de las siguientes:

% en peso que pasa

TAMIZ A B C

50,8 mm 100 — —
38,1 mm 90-100 100 —
25,4 mm — 70-100 100
19,0 mm 55-85 60-90 70-100
9,5 mm — 45-75 50-80
Nº 4 30-50 35-60 40-65
Nº 10 — 25-50 25-50
Nº 40 10-25 10-30 5-30
Nº 200 6-16 6-20 6-20

Investigaciones Jurídicas, S.A. -192-


El valor soportante (CBR) del material debe alcanzar un mínimo de treinta (30) para una
compactación de noventa y cinco por ciento (95%) del Proctor Modificado.

Artículo XXX.8.- Base tratada con cal hidratada.


XXX.8.1. Materiales. Los agregados para la construcción de bases estabilizadas con cal hidratada
deberán consistir en partículas duras y durables de escoria, piedra quebrada, grava,
pizarra o lastre, tamizados para obtener la siguiente graduación granulométrica.

TAMIZ% en peso que pasa.

25 mm 100
Nº 4 50-100
Nº 40 20-70
Nº 200 5-35

El índice de plasticidad del material no deberá exceder de diez (10) y su límite líquido no será
mayor de cuarenta (40) ambos valores determinados según las normas AASHTO T-90 y AASHTO T-
8,respectivamente.
La cal hidratada que se use como aglomerante deberá satisfacer los requisitos de la norma
ASTM C-207, tipo N, cuya composición será:
Oxidos de calcio y magnesio, mínimo noventa y cinco por ciento (95%)
Bióxido de carbono, máximo ocho por ciento (8%); sus residuos, deben cumplir la norma mencio-
nada en cuanto a porción residual en el tamiz Nº 30
La calidad de la base estabilizada con el porcentaje de cal establecido en laboratorio y compactada
al noventa y cinco por ciento (95%) de la densidad mínima obtenida según ensayo AASHTO T-160,
Método A, deberá cumplir los siguientes requisitos:
Resistencia mínima de veinte kilogramos por centímetro cuadrado (20 Kg/cm2) a la comprensión
inconfinada, a los siete (7) días de edad.
El valor soportante (CBR) mínimo de cien (100) a la misma edad.

Artículo XXX.9.- Base tratada con cemento Portland. Los agregados serán los mismos espe-
cificados en el artículo XXX.7 para la base tratada con cal hidratada.
El cemento portland se conformará a la norma AASHTO M-85.
La calidad de la base estabilizada con cemento portland en la proporción óptima determinada
por un laboratorio, compactación al ciento por ciento (100%), de la densidad máxima obtenida por el
ensayo AASHTO T-134, se establecerá por una resistencia mínima de treinta y cinco kilogramos por
centímetro cuadrado (35kg/cm2) en la comprensión inconfinada, a la edad de siete (7) días.

Artículo XXX.10.- Base de toba- cemento plástico. La granulometría, índice de plasticidad y


límite de la toba (lastre) a usar serán los mismos especificados en el artículo XXX.8 para la base
tratada con cal hidratada.
El cemento cumplirá la norma AASHTO M-85.
El revenimiento de esta mezcla, amasada con agua, deberá fluctuar entre uno (1) y tres centíme-
tros (3 cm).
La calidad de la base se medirá por una resistencia mínima a la ruptura en comprensión de
treinta kilogramos por centímetro cuadrado (30 kg/ cm2, a la edad de siete (7) días, mediante ensayo
realizado según la norma AASHTO T-22.

Artículo XXX.11.- Imprimación de pavimentos bituminosos. De acuerdo con el diseño en


cuanto a la calidad de terminación de la base y a cantidad de imprimante a usar, la base se sellará
mediante el riego de una capa de asfalto líquido de algunas de las calidades RC-O, RC-1, MC-0, MC-
1, SC-1 o SC-2, especificadas en las normas AASHTO M-81 y M-141, respectivamente.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -193-


Artículo XXX.12.- Pavimentos mezclados en planta. La mezcla bituminosa se compondrá
básicamente de agregados minerales, relleno mineral, aditivos (si fueren necesarios) y bitumen ínti-
mamente combinados en las proporciones y a las temperaturas requeridas por el diseño, apoyado
en los ensayos de laboratorio que se hayan estimado necesarios.
La mezcla luego de compactada, deberá contener un volumen de vacíos que permita la
compactación adicional debida al tránsito, sin que ella produzca afloramiento de asfalto o pérdida de
estabilidad. De acuerdo con su finalidad de mezcla deberá cumplir los siguientes requisitos:

Destino Agregado Tam. Max. Vacíos %

Capa desgaste 12 mm 3a5


Refuerzo inferior
capa desgaste 19 mm 3a5
Base asfáltica 35 mm 3a6

Luego de determinada la mezcla según se indica más adelante, sus componentes deberán man-
tenerse dentro de las siguientes tolerancias:

Agregados que pasen al tamiz Nº 4 y queden retenidos en el tamiz Nº 8 de 4% positivo o nega-


tivo.
Agregados que pasen el tamiz Nº 8 y queden retenidos en el tamiz Nº 100 de 7% positivo o
negativo.
Agregados que pasen el tamiz Nº 200 de 2% positivo o negativo.
Material bituminoso de 0.5% positivo o negativo.
Temperatura de la mezcla de 10% centígrados positivo o negativo.
El agregado grueso, definido para este efecto como el retenido por el tamiz Nº 8, deberá ser
piedra triturada, salvo distinta estipulación y deberá satisfacer los requisitos de calidad AASHTO Nº
79, excepto que no será exigible el ensayo de sanidad en sulfato de sodio AASHTO T-104.
Si se usa grava triturada, ella deberá cumplir los requisitos de la sección 3,1 de la norma AASHTO
M -62 y mostrar que por lo menos el 50% de las partículas retenidas por la malla Nº 4 tiene una cara
fracturada.
El agregado fino, correspondiente al retenido por el tamiz Nº 8, consistirá en partículas de piedra
natural o quebrada o en una combinación de ambas, salvo que haya sido de otra manera estipulado.
Deberá en todo caso cumplir la norma ASTM D-1073.
Los materiales bituminosos deberán satisfacer las normas siguientes:

Cemento Asfáltico AASHTO M - 20


Alquitranes AASHTOM -52
Asfaltos líquidos
Cura rápida(RC) ASHTO M -81
Cura media(MC) AASHTO M -82
Cura lenta(SC) AASHTO M-141
Asfalto emulsionado AASHTO M -140

Artículo XXX.13.- Pavimento caliente mezclado en planta. El agregado deberá conformarse a


alguna de las siguientes graduaciones granulométricas, según lo haya definido el diseño:

% en peso que pasa

TAMIZ A B C

25,4 mm 100 — —

Investigaciones Jurídicas, S.A. -194-


19,0 mm 80-100 100 —
12,7 mm — — 100
9,5 60-80 70-90 80-100
Nº 4 48-65 50-70 55-75
Nº 8 35-50 35-50 35-50
Nº 30 19-30 — 18-29
Nº 50 13-23 13-23 13-23
Nº 100 7-15 — 8-16
Nº 200 0-8 3-8 4-10

Artículo XXX.14.- Pavimento frío mezclado en planta. El agregado para preparar mezclas de
pavimento se conformará a la siguiente graduación granulómetrica:

% en peso que pasa

TAMIZ Capa inferior Capa de desgaste

38,1 mm 100 ——
25,4 mm 85-100 ——
19,0 mm 40-70 100
12,7 mm 10-35 95-100
Nº 4 4-16 15-40
Nº 8 0-5 10-25
Nº 30 — 4-13
Nº 50 — 0-5

El agregado para el acabado final consistirá en arena seca o polvo de piedra, granulado de tal
modo que por lo menos el 95% pase el tamiz Nº 4 y no más del 40% pase el tamiz Nº 50.

Artículo XXX.15.- Pavimento mezclado en camino. Los materiales bituminosos deberán cum-
plir las mismas normas establecidas para los que se usen en mezclas preparadas en planta.
Los agregados deberán cumplir la norma AASHTO M-62, excepto la exigencia del ensayo de
sanidad en sulfato de sodio AASHTO T-104.
Si se usa grava triturada, no menos del 50% en peso de las partículas retenidas por el tamiz Nº
4 deberá tener por lo menos una cara quebrada.
La graduación granulométrica de los agregados nuevos será la siguiente:

TAMIZ % en peso que pasa.

19,0 mm ................................ 100


Nº 4 ....................................45-65
Nº 8 ....................................33-53
Nº 50 ..................................10-20
Nº 200 ....................................3-8

Los agregados recuperados de la demolición de una superficie pavimentada existente se confor-


marán en general, a la graduación establecida para agregados nuevos.
Sin embargo, puede usarse el material selecto granular encontrado en la superficie existente,
aunque su graduación sea diferente, siempre que ella sea aprobada por el ingeniero residente. En
todo caso, no podrán usarse partículas de tamaño superior de treinta y ocho milímetros (38 mm).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -195-


Artículo XXX.16.- Calidad del pavimento bituminoso. La calidad del pavimento bituminoso,
en cualquiera de sus modalidades, deberá ceñirse a las exigencias establecidas a este respecto por
el Ministerio de Obras Públicas y Transportes de Costa Rica en el documento de especificaciones
señalado en el artículo XXI.1.

Artículo XXX.17.- Pavimento de concreto. Los diferentes materiales que se usan en la cons-
trucción de pavimentos de concreto deben ceñirse a las normas que a continuación se indican.

Agregado fino AASHTO M-6


Agregado grueso AASHTO M-80
Aditivos para inclusión de aire AASHTO M-154
Aditivos químicos AASHTO M -194
Cemento Portland AASHTO M -85
AASHTO M -134
Cloruro de calcio AASHTO M -144
Mezclas líquidas para curación AASHTO M - 148
Papel impermeable para curación AASHTO M - 139
Papel para subrasante AASHTO M -74
Película de polietileno para curaciónAASHTO M - 171
Relleno para juntas AASHTO M - 173
Acero para refuerzos AASHTO M - 31
AASHTO M - 54
AASHTO M - 55

La dosificación del agua, el cemento y los agregados se basará en la resistencia mínima.


Las especificaciones del concreto serán las siguientes:
Asentamientos para concreto no
vibrado ............................................................................................................................ 4 a 8 cm
Asentamientos para concreto vibrado ............................................................................ 1 a 4 cm
Resistencia a la flexión según método de 3 puntos,
AASHTO T -97, no menor de ....................................................................................... 40 kg/cm2
Resistencia a la flexión (alternativa) según
método del punto medio AASHTO T - 177
no inferior a ................................................................................................................... 45 kg/cm2
Resistencia a la comprensión, a 14 días,
AASHTO T -22, mínimo de ......................................................................................... 250 kg/cm2

Alternativamente se podrá usar adoquines de concreto sobre subrasante, subbase y base simi-
lar a la necesaria para carreteras de asfalto, todo de conformidad con el diseño.
El adoquín se podrá colocar en vías en donde el tránsito sea liviano o zonas de parqueo para
vehículos livianos. La norma de resistencia, que deberá desarrollar el adoquín a la fecha de coloca-
ción es:
1.) Un valor de resistencia promedio de 300 kg/cm2.
2.) Un valor de resistencia mínima permisible de 250 kg/cm2 con una tolerancia hasta de un 15%
como máximo bajo el límite de resistencia mínimo establecido.
3.) El cemento usado deberá de cumplir con la norma AASHTO M -85 (Especificaciones Estándar
para cemento Portland).

Con respecto a la subrasante, subbase y base se deberá cumplir con las Especificaciones Gene-
rales para la Construcción de Caminos, carreteras y puentes, última edición.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -196-


Capítulo XXXI
Obras de superficie en calles

Artículo XXX1.1.- Cordones y caños. Los cordones y caños que conforman el


Límite entre calzada y aceras, deberán construirse de conformidad con los planos de diseño y
sobre terreno compactado en los cuarenta centímetros (40 cm) superiores, a un mínimo igual al
establecido para la subrasante en el artículo XXX.5 de este Reglamento, de acuerdo a la clase de
suelo. En su construcción se usará concreto de resistencia mínima de ciento setenta y cinco kilogra-
mos por centímetro cuadrado (175 kg/ cm2), a la comprensión, a los veintiocho (28) días de edad.

Artículo XXXI.2.- Sumideros y tragantes. Los sumideros y tragantes para aguas pluviales se
construirán de conformidad con los modelos diseñados por A y A, usando concreto de resistencia de
doscientos diez kilogramos por centímetro cuadrado (200 kg/ cm2) a la comprensión, a los veintiocho
(28) días de edad.

Artículo XXXI.3.- Tapas y rejillas. Las tapas para pozos de registro de alcantarillado se fabrica-
rán e instalarán según el modelo establecido por A y A.
Las rejillas para tragantes y sumideros y las cajas para válvulas de agua potable se fabricarán e
instalarán conforme a modelos diseñados por ese mismo organismo.
Para cualquier uso las tapas de las cajas ubicadas en las aceras, deberán ser diseñadas para
resistir las fuerzas a que estarán sometidas, el desgaste ocasionado por el tránsito y fabricado con
materiales y dispositivos que proporcionen absoluta seguridad a los peatones tanto en sus cualida-
des antideslizantes como evitando que cualquier elemento sobresalga sobre el nivel de la acera.

Artículo XXXI.4.- Hidrantes. De conformidad con las normas del A y A los hidrantes se instala-
rán en los puntos señalados por el diseño, junto al borde del cordón.
Los hidrantes serán de hierro fundido y fabricados de acuerdo con la norma AWWA C-502, pro-
vistos de acoplamiento y tornillos quebrables y se ceñirán en todo a lo previsto por el Instituto Nacio-
nal de Seguros.

Artículo XXXI.5.- Aceras. El tipo de material superficial a usar en las aceras deberá ser aproba-
do por la municipalidad respectiva. Este material se colocará de acuerdo con sus cualidades de
resistencia mecánica, sobre una base o contrapiso de resistencia adecuada y en conformidad con el
diseño correspondiente.
La subrasante o terreno sobre el cual se construirá la base se conformará según especificacio-
nes establecidas en el proyecto.
La superficie de las aceras tendrá en todo caso, una gradiente transversal de dos por ciento (2%)
bajando hacia los caños o cunetas que la limiten exteriormente. Esta superficie deberá quedar libre
de rugosidades y huecos que dificulten el tránsito o constituyan riesgos para los peatones.
Los tramos de acera sujetos al paso de vehículos deberán ser diseñados y construidos para
soportar los esfuerzos inducidos por el peso y movimiento de los vehículos y el desgaste que su
tránsito produce.

Artículo XXXI.6.- Otras obras. Cualquiera otra obra de superficie que deba construirse en una
calle deberá sujetarse al diseño que haya sido necesario efectuar de conformidad con las normas
que haya establecido o establezca la municipalidad respectiva.

Artículo XXXI.7.- Repavimentación. Los trabajos de repavimentación, ya sea para reponer


pavimentos destrozados o para tapar zanjas y otras excavaciones que se efectúen en las calles, se
ceñirán a las reglas establecidas para pavimentos.
Se tendrán en cuenta especialmente las siguientes disposiciones:
XXXI.7.1. El relleno de los cuarenta centímetros (40 cm) superiores de las zanjas y otras

Investigaciones Jurídicas, S.A. -197-


excavaciones, definidas en el artículo XXIX. 8, será considerado como subrasante y
se conformará con material granular adecuado, preferentemente del tipo lastre o toba
volcánica compactado hasta noventa y cinco por ciento (95%) del Proctor Modificado.
El resto de la excavación será rellenado en conformidad con las especificaciones
definidas para subbases, bases y capa de rodamiento.
XXXI.7.2. La repavimentación de zonas de calles cuyo pavimento debe reponerse, se ajustará
en todo lo posible a esas mismas especificaciones.
XXXI.7.3. Se pondrá especial cuidado en que las nuevas superficies de rodamiento coincidan
con la rasante de las superficies existentes, de modo de evitar resaltos o hendiduras
en las juntas con el pavimento que permanece.

Artículo XXXI.8.- Obras aéreas. Las obras aéreas de las calles corresponden al tendido de
líneas de energía eléctrica y de comunicaciones y a sus soportes y anclajes: torres, postes, tirantes,
puntales o similares.
Su construcción, tanto en lo referente a las líneas mismas como a las acometidas para dar
servicio a los edificios, se ceñirán estrictamente a las normas establecidas o que establezca en el
futuro el Servicio Nacional de Electricidad.

Capítulo XXXII
Diseño de obras de concreto armado

Artículo XXXII.1.- Normas aplicables. En general, las normas aplicables serán las contenidas
en el documento titulado “Código de las Construcciones de Concreto Reforzado” obtenido como
traducción directa del “Building Code Requirements for Reinforced Concrete (ACI 318-77)”, publica-
do por el Instituto Estadounidense del Concreto (American Concrete Institute) o última edición.
Se aplicarán las disposiciones que el presente Reglamento señala en su Artículo XXXIII.2. res-
pecto a las pruebas de carga que se hagan necesarias con el fin de evaluar la resistencia de estruc-
turas existentes.
No es aplicable por consiguiente, el capítulo 20 del mencionado Código ACI 318-77.
Tampoco es aplicable el capítulo I del Código citado, relativo a permisos, planos , inspección y
aprobación de sistemas especiales de diseño y construcción, materias para las cuales rige el capítu-
lo II del presente Reglamento.

Artículo XXXII.2.- Empleo del Reglamento ACI 318-77.


XXXII.2.1. La documentación técnica necesaria para la obtención de permisos de construcción,
detallada en el capítulo II de este Reglamento, deberá ser preparado usando las uni-
dades del Sistema Métrico Decimal, conforme con el artículo II.13.
XXXII.2.2. El Código ACI 318 - 77 debe ser usado con la debida adaptación de títulos de autori-
dades y otras entidades y de términos derivados de su traducción, a la terminología
que se inserta en el capítulo I del presente Reglamento al lenguaje en uso corriente
en el país.
XXXII. 2.3. La notación que se empleará en el diseño y cálculo de elementos de concreto
reforzado será la que se define en el mencionado Código ACI 318-77, apéndice B.

Artículo XXXII.3.- Alcances al uso del Código ACI 318-77. Este artículo contiene notas relati-
vas a la vigencia del contenido del Código ACI 318-77 con el fin de incorporar ese documento como
parte oficial del presente Reglamento.
XXXII.3.1. Al capítulo 3 del ACI. Materiales:
Los ensayos de los materiales componentes y del concreto como tal, deberán ser
efectuados por laboratorios oficiales o por laboratorios privados.
Se aplicarán las normas ASTM correspondientes a los ensayos de los materiales.
Asimismo, se usarán tales normas como cuerpo de especificaciones para los mate-
riales componentes del concreto reforzado y del concreto como tal.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -198-


XXXII.3.2. Al capítulo 4 del ACI, Calidad del Concreto:
La calidad del concreto será la que se establece en ese capítulo.
Se aplicarán las normas ASTM a la comprobación de la calidad
XXXII.3.3. Al capítulo 5 del ACI, Mezcla y Colocación del Concreto:
La mezcla y vaciado del concreto se conformarán a las disposiciones de ese capítulo.
XXXII.3.4. Al capítulo 6 del ACI, Encofrado, Tuberías Insertables y Juntas de Construcción:
El artículo XXVI.1 del presente Reglamento, relativo a la inserción de tuberías en el
concreto, se interpretará dentro de las limitaciones que impone el capítulo 6 del Có-
digo ACI, el cual se aplicará en todos los casos.
XXXII.3.5. Al capítulo 7 del ACI, Detalle del Refuerzo:
Se aplicará en todos los casos este capítulo del Código ACI.
XXXII.3.6. Al capítulo 8 del ACI, Análisis y Diseño:
En el diseño a cargas sísmicas se usarán las indicadas por el Código Sísmico de
Costa Rica.
El diseño a cargas laterales, en general, se ceñirá a las disposiciones del Código
Sísmico en lo que se refiere a viento.
Se aplicará en todos los casos ese capítulo con las salvedades que deriven de la
consideración del Código Sísmico de Costa Rica.
XXXII.3.7. Al capítulo 9 del ACI, Requisitos de Resistencia y Comportamiento:
La capacidad de resistencia a las combinaciones de posibles cargas que ese capítulo
establece en su artículo 9.3, se usará siempre que no se contraponga con la que
establece este Reglamento en lo que se refiere a viento (artículo XX.7)
Con la salvedad que se establece en el párrafo precedente, se aplicará el capítulo 9 el
Código ACI.
XXXII.3.8. Se declaran totalmente aplicables:
Capítulo 10 Cargas Axiales y de Flexión Combinadas.
Capítulo 11 Fuerza Cortante y Torsión.
Capítulo 12 Desarrollo del Refuerzo.
Capítulo 13 Sistemas de losas de Paneles Múltiples, Rectangulares o Cuadrados.
Capítulo 14 Muros.
Capítulo 15 Placas de Cimentación.
Capítulo 16 Concreto Precolado.
XXXII.3.9. Al capítulo 17, Conjuntos de Elementos Sujetos a Flexión:
Serán aplicables las disposiciones de este capítulo.
XXXII.3.10. Al capítulo 18, Concreto Pretensado:
Serán aplicables las disposiciones de este capítulo.
XXXII.3.11. Al capítulo 19, Cáscaras y Placas Delgadas:
Serán aplicables las disposiciones de este capítulo.
XXXII.3.12. Al capítulo 20, Evaluación de la Resistencia de Estructuras Existentes:
No serán aplicables las disposiciones de ese capítulo,
En su reemplazo deberán aplicarse las reglas del capítulo 31 del presente Reglamen-
to
XXXII.3.13. Al apéndice A, Disposiciones Especiales para Diseño Sísmico:
Serán aplicables las disposiciones contenidas en ese apéndice en lo que no se con-
traponga con lo establecido en el Código Sísmico de Costa Rica.
XXXII.3.14. Al apéndice B, Notación:
Será oficial la notación definida en ese apéndice para su aplicación obligatoria en las
memorias de diseño y cálculo, planos y especificaciones necesarias para la solicitud
de permisos de construcción.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -199-


Capítulo XXXIII
Evaluación de la resistencia
de estructuras existentes

Artículo XXXIII.1.- Alcance. La realización de pruebas de carga de elementos estructurales de


concreto reforzado, será necesaria cuando las especificaciones técnicas de una determinada obra
así lo requieran o cuando los resultados de los ensayos corrientes sobre probetas de concreto fresco
o de ensayos no destructivos sobre productos de concreto endurecidos, no den resultados satisfac-
torios respecto a las resistencias previstas en el diseño.

Artículo XXXIII.2.- Pruebas de carga.


XXXIII.2.1. Si el carácter particular de una obra determinada la conveniencia de comprobar
que ella reúne, una vez terminada, ciertas condiciones específicas, las especificacio-
nes de la obra deberán establecer las pruebas oportunas que se realizarán, con clara
indicación de la forma de conducir los ensayos y de interpretar sus resultados.
XXXIII.2.2. Salvo indicación en contrario de las especificaciones de las obras, no será nece-
sario someter a pruebas de carga las obras proyectadas y construidas con arreglo al
presente Reglamento en las que el concreto haya alcanzado las resistencias previs-
tas a las edades correspondientes.
XXXIII.2.3. Si las especificaciones obligan a la ejecución de pruebas de carga, deberán
establecerse en ese documento las siguientes condiciones:
XXXIII.2.3.1. Zona de la obra que deben cargarse.
XXXIII.2.3.2. Magnitudes que debe medirse.
XXXIII.2.3.3. Métodos de medición que deben usarse.
XXXIII.2.3.4. Puntos o zonas en que deben efectuarse las mediciones.
XXXIII.2.3.5. Manera de cargar y descargar.
XXXIII.2.4. Si las especificaciones no imponen la realización de pruebas de carga pero
éstas resultan necesarias si los resultados de los ensayos de control sobre probetas
no son satisfactorios, las condiciones anteriores serán fijadas de común acuerdo en-
tre el diseñador o la autoridad revisora y el ingeniero responsable.
XXXIII.2.5. Si las pruebas deben realizarse obligatoriamente por especificación, ninguna de
ellas se efectuará antes de que el concreto haya alcanzado, por lo menos la resisten-
cia considerada en el cálculo, según se haya determinado por ensayos sobre probetas.

Artículo XXXIII.3.- Sobrecargas para las pruebas.


XXXIII.3.1. La sobrecarga de prueba no deberá exceder en ningún caso de la sobrecarga
característica tenida en cuenta en el cálculo.
Esta sobrecarga deberá aplicarse de modo que se produzca los máximos esfuerzos
en las secciones críticas, considerando que los elementos vecinos colaboren la resis-
tencia del elemento bajo prueba.
XXXIII.3.2. Si la prueba se efectuara con sobrecargas fijas se evitará cualquier impacto o
vibración que pueda afectar desfavorablemente al elemento bajo ensayo y se dispon-
drán las cargas de manera que no se produzcan efectos de arco o la bóveda que
puedan transmitir directamente a los apoyos una parte de la carga aplicada.
XXXIII.3.3. Si la prueba se realizara con cargas móviles, éstas deberán aplicarse a una
velocidad lo más parecida posible a la prevista para las sobrecargas de utilización de
la obra.
XXXIII.3.4. Salvo expresa indicación en contrario de las especificaciones, se permitirá siem-
pre la sustitución de las fuerzas dinámicas previstas en el cálculo por una sobrecarga
estática equivalente.
XXXIII.3.5. Se aplicará la carga en partes sucesivas dividiéndola en por lo menos cuatro,
que serán colocadas a intervalos que permitan la estabilización de las deformacio-
nes; para este efecto, se recomiendan intervalos mínimos de 15 minutos.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -200-


XXXIII.3.6. Luego de aplicada la carga total se dejarán pasar 12 horas como mínimo antes
de retirarla observando, previamente al retiro, la presencia de fisuras u otros efectos
que se hayan producido.
XXXIII.3.7. Es necesario proteger a la estructura bajo ensayo y a los instrumentos de medi-
ción contra temperatura muy diferentes a las que el elemento debe trabajar realmen-
te, con el fin de evitar perturbaciones en los resultados.
XXXIII.3.8. Los instrumentos de medición deberán anclarse a soportes firmes y estables,
protegidos de la intemperie y alejados de cualquier influencia extraña que pueda
deformarlos o hacerlos entrar en vibración.

Artículo XXXIII.4.- Interpretación de los resultados. El resultado de la prueba se considerará


satisfactorio si se cumplen las siguientes condiciones conjuntas:
XXXIII.4.1. En el transcurso del ensayo no se producen fisuras cuya amplitud pueda com-
prometer la seguridad o la durabilidad de la obra.
XXXIII.4.2. Las flechas medidas no exceden de los valores establecidos en el diseño como
máximo compatibles con la correcta utilización de la obra.
XXXIII.4.3. La flecha residual después de retirar la carga, habida cuenta de tiempo en la
que dicha carga se mantuvo aplicada, es lo suficientemente pequeña como para es-
timar que la obra presenta un comportamiento esencialmente elástico: Esta condición
deberá satisfacerse tras el primer ciclo de carga-descarga o en su efecto, tras un
segundo ciclo que podrá realizarse para tal propósito.
XXXIII.4.4. Después de un primer ciclo de carga-descarga total, la flecha residual
estabilizadora deberá ser en general inferior a un quinto de la flecha total, medida
bajo carga total. Si no resulta así, se procederá a efectuar un segundo ciclo de carga-
descarga total, al final de la cual la flecha residual no podrá ser mayor que un octavo
de la flecha total medida bajo carga total durante este segundo ciclo.

Artículo XXXIII.5.- Resultados no satisfactorios. Si la prueba de carga arroja resultados que


no cumplen las condiciones establecidas en el artículo anterior, la autoridad revisora o la inspección
de la obra exigirá al ingeniero responsable adoptar las reformas estructurales necesarias para resta-
blecer las condiciones de seguridad y de durabilidad de la obra.
Si tales reformas no pueden ser realizadas, los elementos no satisfactorios y aquellos que aún
indirectamente sean afectados, deberán ser demolidos y reconstruidos.

Capítulo XXXIV
Protección de estructuras contra incendio

Artículo XXXIV.1.- Protección de las columnas. Las columnas de acero de una estructura de
ese material y el acero longitudinal en las de concreto armado, deberán ser protegidas contra el calor
intenso de un incendio rodeándolas de una capa protectora de un material retardatorio al fuego. Esta
protección deberá ser completa, desde el piso hasta la parte inferior del piso superior o de las vigas,
incluyendo ménsulas, capiteles y otras piezas que transmitan esfuerzo o el calor. No debe ser inte-
rrumpida por agujeros, tubos o ductos que permitan la entrada al calor.
En los edificios comerciales de almacenamiento o en los que guarden mucho material combus-
tible, según artículo XXXIV.9., la protección al fuego deberá ser de materiales retardatorios por tres
horas, en todos los pisos dedicados a ese uso.
En edificios residenciales, de oficinas, hoteles y en los que haya poco material combustible, esa
protección deberá ser de una hora.
La cara exterior de las columnas exteriores, deberá protegerse cuando el edificio vecino esté
construido con materiales combustibles.
La protección en las columnas de acero deberá sujetarse por medio de alambres arrollados a la
misma, cedazo grueso u otro medio que le impida desprenderse durante un incendio o durante el uso
del edificio.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -201-


La protección de las varillas longitudinales en las columnas de concreto armado será suficiente
con el recubrimiento más el repello.

Artículo XXXIV.2.- Protección contra incendio de pisos y vigas. Las vigas y las trabes de
acero y el refuerzo de las vigas y trabes de concreto armado, deberán protegerse contra incendio
con material retardatorio al fuego así:
XXXIV.2.1. Protección de tres horas en edificios comerciales, de almacenamiento y en los que
se guarde mucho material combustible.
XXXIV.2.2. Protección de una hora en edificios de apartamentos, oficinas, hoteles y en los que
contengan poco material combustible.
XXXIV.2.3. En los pisos con viguetas de acero la protección puede lograrse con un cielo raso de
repello de cemento y arena, yeso y otro material aprobado. El cielo raso repellado se
hará sostenido por cedazo y éste por piezas o alambres de material incombustible.
En el planeamiento y construcción del cielo deberá tenerse mucho cuidado para que
no haya aberturas o grietas por donde pueda entrar el fuego.

Artículo XXXIV.3.- Protección de estructuras de techo. Las estructuras de acero y de madera


de los techos deberán protegerse contra incendio por medio de un cielo raso de repello o de otro
material aprobado retardante al fuego por una hora. Este cielo deberá ser planeado y construido con
los cuidados indicados en el inciso tercero, del artículo XXXV.9.
Se exceptúan de este requisito los edificios residenciales de no más de dos pisos, los locales
destinados a las industrias metal-mecánicas, los que presentan poco riesgo de incendio debido al
material con que trabajan o almacenan a juicio del Ministerio de Salud, los que contengan poco
material combustible y los locales que tengan las cerchas a más de seis metros (6,00 m) de altura
sobre el piso.

Artículo XXXIV.4.- Edificaciones de madera. Las edificaciones de madera deberán construir-


se de manera que su combustión sea lenta para evitar un colapso rápido de su estructura, y se
ajustarán a los siguientes requisitos:
XXXIV.4.1. La dimensión mínima de las columnas de llevar carga es de veinte centímetros (20
cm).
XXXIV.4.2. Las dimensiones mínimas de las vigas de los pisos ha de ser de veinte por quince
centímetros (20x15 cm).
XXXIV.4.3. Las viguetas que sostienen el piso serán de siete y medio por quince centímetros
(7,5x15 cm) como mínimo.
XXXIV.4.4. Los pisos serán de tabloncillo machimbrado, de madera laminada o aglomerada
machimbrada, todas de veinticinco milímetros (25 mm) de espesor. Debe tenerse
cuidado de que no queden rendijas por donde pueda pasar el fuego.
XXXIV.4.5. Los forros de las paredes serán de tabla machimbrada, madera laminada o conglo-
merada machimbrada, de no menos de diecinueve milímetros (19 mm) de espesor,
Se pueden usar forros de asbesto-cemento de seis milímetros de espesor siempre y
cuando la unión entre dos láminas sea bien ajustada y tapada con alguna pasta no
combustible. En el interior de las paredes de doble forro se colocarán horizontalmente
piezas de madera de no menos de cinco centímetros de espesor, con una separación
no mayor de 1,00 m bien ajustados a los forros, de manera que sirvan de contrafuego.
Solamente se usarán maderas duras o semiduras, con una densidad mínima de 0,50
calculada como se define en el artículo XXV.2.

Artículo XXXIV.5.- Puertas. Las puertas retardatorias al fuego a que se refieren los artículos
V.9, IX.18 y XVII.4 deberán montarse con sumo cuidado para que no queden aberturas entre la
puerta y el marco y entre éste y la pared.
Se acepta como material para las hojas resistentes al fuego por una hora la madera dura sólida,
madera laminada o conglomerada de veinticinco milímetros (25 mm) de espesor. Se debe construir
cada hoja de una sola pieza. Puertas de mayor resistencia al fuego necesitan un diseño especial.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -202-


Artículo XXXIV.6.- Muros cortafuegos. Los muros cortafuegos tales como el indicado en el
artículo V.9, con muros que se levantan desde las fundaciones hasta una altura de cuarenta centíme-
tros (40 cm) sobre el techo. No deben tener ninguna abertura ni ser atravesados por vigas de acero,
de madera o tuberías de ninguna clase.
Deberán ser diseñados contra sismos tomando en cuenta el arriostramiento que le pueda dar la
estructura. Asimismo se tomará en cuenta en el diseño el empuje de las vigas de acero por dilata-
ción térmica hasta una temperatura de quinientos cincuenta grados centígrados (550ºC).
Para edificios residenciales, de oficinas y hoteles, así como para los que almacenan poco mate-
rial combustible esos muros podrán ser construidos de ladrillo de barro, bloques de concreto o con-
creto armado de por lo menos diez centímetros (10 cm) de espesor y con repello mínimo de un
centímetro y medio (1,5 cm).
Parar edificios comerciales, de almacenamientos o aquellos que contengan mucho material com-
bustible, los muros cortafuego deberán ser de por lo menos quince centímetros (15 cm) de espesor,
repellados como en el párrafo anterior se indica.

Artículo XXXIV.7.- Plásticos y otros materiales aislantes. En el interior de los edificios queda
prohibido el uso de plásticos y otros materiales que produzcan mucho humo o gases venenosos al
calentarse.
El uso de materiales similares, deberá ser aprobado por el Ministerio de Salud.

Artículo XXXIV.8.- Rociadores. Todo edificio de más de diez pisos deberá contar con rociadores
en todos sus locales, conectados a un sistema termostático que los haga funcionar cuando la tempe-
ratura en el aposento suba a grado que denote incendio incipiente.
El sistema de rociadores estará conectado a una cañería independiente que funcionará por gra-
vedad. Deberá tener un tanque de almacenamiento con capacidad suficiente para que los rociadores
de un piso funcionen durante una hora.
Deberá colocarse un rociador por cada diez metros cuadrados (10,00 m2) de área de piso.

Artículo XXXIV.9.- Carga de fuego. Para determinar si la cantidad de material combustible se


clasifica como poca o mucha al aplicar los artículos XXXV.8, XXXV.9, XXXV.10 y XXXV.13 seguirá el
siguiente procedimiento:
K = El peso en kilogramos de cada uno de los materiales combustibles presentes en un piso,
habitación o local.
P = La potencia calorífica (calor de combustión) en calorías randes por kilogramo de cada uno de
los materiales combustibles presentes. La potencia calorífica es la cantidad de calorías producidas
por un material durante su combustión perfecta. La potencia calorífica de la madera se asume de
cuatro mil cuatrocientos calorías por kilogramo (4.400 cal/kg).
Q = El peso de la madera en kilogramos equivalente en potencia calorífica a la suma de todas
las potencias caloríficas de los materiales combustibles presentes.
q = Carga de fuego (equivalente en madera) en kilogramos de madera por metro cuadrado.
A = Area de piso, habitación o local para el que se está calculando la carga de fuego.

Entonces:

4400 Q = <K P
Q = < KP
Q = Q/A = < K/440 P/A

Cargas de fuego menores de cincuenta kilogramos (50 kg) de madera equivalente por metro
cuadrado se consideran como poco material combustible. Esta carga es usual en oficinas, residen-
cias y hoteles. La protección contra el fuego por una hora es suficiente.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -203-


Cargas de fuego mayores de cincuenta kilogramos de madera equivalente por metro cuadrado
se consideran como mucho material combustible y requieren protección contra el fuego de tres ho-
ras.

Artículo XXXIV.10.- Materiales retardatorios al fuego. Los materiales retardatorios al fuego


que se pueden usar serán aquellos que no pasen la prueba ASTM - C 152 y ASTM - E 119-76.
La siguiente tabla indica el espesor de los diferentes materiales retardatorios al fuego que se
deben usar para determinar protección. Es una adaptación de la tabla 43-A del Código Uniforme de
Construcción (Uniform Building Code) de los Estados Unidos de América.

Tiempo de protección dado por algunos


materiales retardatorios del fuego

Parte estructural que Material Espesor en cm.


debe ser protegida aislante 3 horas 1 hora

Concreto 5 2,5

Concreto colocado
neumáticamente 4 2

Vigas y columnas de acero.


Miembros de estructurasLadrillo 10 5
de arcilla o Principales mortero de arena.

Tiempo de protección dado por algunos


materiales retardatorios del fuego

Parte estructural que Material aislante Espesor en cm.


Debe ser protegida 3 horas ... 1 hora

Bloques de concreto,
repellado con un centímetro
de cemento y arena .................................... 10 ... 2,5

Yeso Chorreado ............................................ 4 ... 2,5

Repello de yeso o ce-


mento con arena en tela
metálica o cedazo ....................... — .. 2,5

Refuerzo de acero en Concreto .... 4 .. 2,5


columnas y vigas de
concreto armado.

Protección de armaduras Repello de yeso o ce- 42


de techo, viguetas y armento con arena en tela
maduras secundarias por metálica o cedazo
medio de cielos Productos de yeso o
arcilla quemada

Investigaciones Jurídicas, S.A. -204-


Capítulo XXXV
Seguridad e higiene en la construcción

Artículo XXXV.1.- Leyes y reglamentos aplicables. Todas las reglas de seguridad e higiene en
la construcción están basadas en los siguientes documentos vigentes de carácter legal:
Código de Trabajo.
Ley General de Salud (Nº 5395)
Reglamento General de Seguridad e Higiene de Trabajo - Decreto de los ministerios de Trabajo
y Bienestar Social y de Salubridad Pública., 2 de enero de 1967.
Reglamento de Seguridad en Construcciones - Decreto del Ministerio de Trabajo y Seguridad
Social, 16 de febrero de 1955.
Enfermedades Profesionales - Decreto Ejecutivo, publicado en “La Gaceta” el 6 de junio de 1956
Por consiguiente, las disposiciones que siguen deben cumplirse sin perjuicio de las demás re-
glas pertinentes que integren los documentos mencionados.

Artículo XXXV.2.- Obligación de los patronos. Todo patrono o su representante, intermediario


o contratista, de acuerdo con las leyes vigentes debe adoptar y poner en práctica en los centros de
trabajo, medidas de seguridad e higiene adecuadas para proteger la vida, la salud y la integridad
corporal de los trabajadores, especialmente en lo relativo a:
XXXV.2.1. Edificaciones, instalaciones y condiciones ambientales.
XXXV.2.2. Operaciones y procesos de trabajo.
XXXV.2.3. Suministro, uso y mantenimiento del equipo de protección personal.
XXXV.2.4. Colocación y mantenimiento de resguardos y protecciones de las máquinas y todo
género de instalaciones.
XXXV.2.5. Buen estado de conservación, mantenimiento y uso de la maquinaria, las instalacio-
nes y las herramientas de trabajo.
XXXV.2.6. Promoción de la capacitación de su personal en materia de seguridad e higiene en el
trabajo.
XXXV.2.7. Dar permiso a las autoridades competentes para la colocación, en los centros de
trabajo, de textos legales, avisos, carteles y anuncios similares, destinados a promo-
ver la seguridad e higiene en el trabajo.

Artículo XXXV.3.- Instalaciones sanitarias. Toda obra en construcción deberá


contar con un sistema adecuado de disposición de las excretas.
Si existe red exterior de alcantarillado, el desagüe de los inodoros, y otras piezas sanitarias
deberá conectarse a la tubería. Si no existe red, se construirán letrinas de cajón, sobre pozos de
capacidad adecuada.
Se instalarán inodoros o letrinas a razón de uno por cada 30 trabajadores.
En el caso de construcciones de gran extensión superficial, los inodoros o letrinas se espaciarán
adecuadamente.
Los inodoros o letrinas se encerrarán en cubículos que den privacidad a los usuarios.
Los pozos de las letrinas que dejan de usarse, ya sea porque se agote su capacidad o porque se
terminen las obras, deberán ser tapados con una capa de cal viva de treinta centímetros (30 cm) de
espesor y luego con tierra.

Artículo XXXV.4.- Provisión de agua potable. Se deberá dotar a los trabajadores de un servi-
cio de agua potable para su aseo y consumo personales. El agua se tomarán, en forma suficiente
para el tipo de labor y la cantidad de trabajadores, preferentemente de la red pública.
Si no existe red pública, el agua podrá obtenerse de un manantial, pozo o corriente existente. En
cualquiera de estos casos, deberá haber seguridad de que el agua que se entregue al consumo sea
realmente potable en los términos definidos por las autoridades competentes.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -205-


Artículo XXXV.5.- Campamentos de trabajo. Todo campamento de trabajo deberá estar pro-
visto de los elementos de saneamiento básico para proteger la salud y bienestar de los trabajadores
y para evitar focos de infección o de contaminación del ambiente.
Se entiende por campamento de trabajo toda instalación destinada a albergar a los trabajadores
en construcción.
Toda persona natural o jurídica queda obligada a cumplir con las normas técnicas que el Ministe-
rio de Salud dicte estableciendo las condiciones de sanidad básica de los campamentos de trabajo.
No se podrá iniciar la construcción de instalaciones para ser usadas como campamentos sin la
autorización de dicho Ministerio.

Artículo XXXV.6.- Primeros auxilios. Es obligación del patrono proporcionar a la víctima de un


accidente del trabajo los primeros auxilios, aún cuando hubiere asegurado a sus trabajadores o
aunque existan indicios fundados de que, por cualquier motivo, podrá en definitiva declararse la
exención de la responsabilidad patronal.

Artículo XXXV.7.- Botiquín. Para los fines de prestar primeros auxilios a los accidentados, en
cada obra o construcción se deberá mantener un botiquín que contenga por lo menos los artículos y
medicinas indicadas por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Artículo XXXV.8.- Comienzo de obras. No se podrá comenzar ningún trabajo de construcción


sin que estén en orden todas las instalaciones y demás requerimientos de seguridad e higiene.

Artículo XXXV.9.- Trabajo en lugares subterráneos. Para el trabajo en lugares subterráneos o


semisubterráneos deberá proveer las necesarias y adecuadas condiciones de ventilación, ilumina-
ción y de protección contra la humedad.
Es prohibido el trabajo en pozos, galerías y en general ambientes subterráneos o
semisubterráneos, sin determinar previamente la ausencia de gases o sustancias nocivas o de con-
diciones tales que puedan poner en peligro la vida o la seguridad de los trabajadores o sin sanear
previamente el ambiente mediante conveniente ventilación.
Cuando existe duda sobre la peligrosidad del ambiente, los trabajadores deberán estar provistos
de equipo de seguridad y de protección adecuados y ser vigilados durante la duración del trabajo.

Artículo XXXV.10- Riesgos de la electricidad. Sin perjuicio de las demás estipulaciones del
Reglamento General de Seguridad e Higiene de Trabajo, deberán observarse específicamente las
siguientes reglas:
XXXV.10.1. Todos los conductores de energía eléctrica dentro de los lugares de trabajo deberán
estar perfectamente protegidos y aislados y en condiciones de seguridad máxima.
Tales conductores se instalarán, en lo posible, fuera del alcance o contacto del perso-
nal, de las máquinas y de cualquier artefacto.
XXXV.10.2. No deberá efectuarse trabajo alguno en conductores de energía eléctrica, provisio-
nales o permanentes, sin asegurarse de que han sido totalmente desconectadas y
aisladas las secciones en que se vaya a trabajar y sin que se tomen las medidas
necesarias para que no se haga la reconexión hasta que hayan concluido los traba-
jos.
XXXV.10.3. Los trabajos de instalación y reparación de líneas eléctricas sólo podrán ser ejecuta-
dos por personal competente y responsable.
XXXV.10.4. Todos los interruptores que se usen deberán ser de tipo cerrado y a prueba de
riesgos.
XXXV.10.5. Las lámparas eléctricas portátiles estarán provistas de mangos o empuñaduras fir-
mes y aislantes, de dispositivos protectores y de cables resistentes eléctrica y mecá-
nicamente.
XXXV.10.6. Las extensiones para lámparas, herramientas, máquinas de soldar y otros aparatos

Investigaciones Jurídicas, S.A. -206-


operados por electricidad, estarán protegidos por una cubierta de caucho duro y si
fuere necesario, por una protección adicional metálica flexible.
Deberán además, mantenerse en buenas condiciones, especialmente en cuanto a
aislación, enchufes y demás accesorios.
XXXV.10.7. La carcaza de todas las máquinas eléctricas de soldar debe unirse a tierra con un
cable de calibre Nº 8 o más grueso.
Tanto los cables de las terminales de tierra como los de los electrodos se deben
tender de modo que no obstruyan el paso ni constituyan un riesgo para los trabajado-
res.
XXXV.10.8. El conductor a tierra del circuito para soldar deberá ser mecánicamente fuerte y
tener la capacidad eléctrica adecuada a su servicio.
XXXV.10.9. Los conectores de enchufes volantes para unir tramos de los conductores de tierra y
de electrodos de los circuitos de soldar, deberán ser aislados y blindados y asegurar
una unión mecánicamente fuerte,
XXXV.10.10. Las uniones permanentes de los cables de los circuitos de soldar deberán hacerse
soldadas o por conectores y aislarse adecuadamente con cinta aisladora.
XXXV.11.11. Todas las líneas eléctricas de alta tensión que estén a tres metros (3,00 m) o menos
de un edificio en construcción deberán protegerse con mangas plásticas aislantes
desde el inicio de la obra hasta su conclusión.

Artículo XXXV.11.- Escaleras portátiles. Las escaleras portátiles o movibles


que se utilicen, deberán ser sólidas y seguras y estar dotadas de dispositivos de seguridad, fijos
o removibles, en sus extremos.
Para trabajos en altura, las escaleras deben ser convenientemente ancladas y arriostradas.

Artículo XXXV.12.- Dobladura de los clavos. A menos que se disponga su extracción inmedia-
ta, todos los clavos sobresalientes de la madera en desuso deberán ser doblados contra la pieza de
madera, de modo que no constituyan un riesgo de rasguños y heridas punzantes.

Artículo XXXV.13.- Señalización y avisos de prevención. Todas las zonas o lugares, dentro
del recinto de las obras o en las calles adyacentes, en que existan condiciones peligrosas debidas a
trabajos en ejecución, a zanjas y otras excavaciones abiertas, deberán ser debidamente protegidas
y señalizadas contra accidentes.
En el caso de calles en uso público en las que deban ejecutarse obras de tuberías subterráneas,
pavimentación, repavimentación y otras que afecten al tránsito de vehículos y de peatones, deberán
tomarse precauciones especiales en cuanto a solidez, visibilidad e inamovilidad de las protecciones
y de la señalización. Deberán además proveerse señales nocturnas luminosas por medio de lámpa-
ras eléctricas, quemadores de kerosene, diesel, alquitrán o cualquier medio similar que no permita
que la seña se apague debido al viento o a la lluvia.
Se deberá permitir a las autoridades competentes la colocación de avisos. Por su parte, el cons-
tructor deberá colocar por su cuenta avisos adecuados cuando deba realizar trabajos de especial
peligrosidad, tales como voladuras con explosivos, derrumbe de edificios en demolición, zanjas y
otras excavaciones profundas y cuando mantenga en operación o deba operar temporalmente equi-
po riesgoso tal como grúas, maquinaria pesada para movimiento de tierras, máquinas soldadoras,
torres elevadoras y similares.

Artículo XXXV.14.- Seguridad personal de los trabajadores. Se deberá proporcionar a los


trabajadores, según la clase de trabajo y según lo dispuesto por la autoridad competente, los si-
guientes implementos:
Máscaras o caretas respiratorias, cuando por la índole del trabajo no sea posible eliminar satis-
factoriamente los gases, vapores, polvo u otras emanaciones nocivas.
Gasas y pantallas protectoras contra toda clase de proyección de partículas sólidas, líquidas o
gaseosas, calientes o no , que puedan causar daño a los trabajadores.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -207-


Gafas y protectoras especiales contra radiaciones luminosas y caloríficas peligrosas.
Cascos contra toda clase de proyecciones sólidas violentas o posible caída de materiales pesa-
dos.
Guantes, manoplas, manguitos y calzado especial para la protección conveniente del cuerpo
contra proyecciones, emanaciones y contactos peligrosos.
Cinturones de seguridad para trabajos en altura en condiciones peligrosas de caída.
Trajes y equipo especial para el trabajo, cuando éste ofrezca marcado peligro para la salud o la
integridad física del trabajador.
Aparatos respiratorios de tipo aislante, ciclo cerrado o de tipo máscara, en comunicación por
medio de tubería con una fuente exterior de aire puro, en todos aquellos trabajos que deban efec-
tuarse en ambientes altamente peligrosos.
Cualquier otro elemento, equipo, dispositivo o prenda, que proteja al trabajador contra los ries-
gos propios del trabajo que deba realizar.
Cuando este equipo de protección personal pueda convertirse en un medio de contagio de enfer-
medades infecciosas, deberá ser de uso individual y ser debidamente desinfectado antes de transfe-
rirlo a otra persona.

Artículo XXXV.15.- Usos específicos del equipo protector. Sin perjuicio de la obligatoriedad
general de dar debida protección a todos los trabajadores, los siguientes elementos son de uso
imprescindible en las labores que se mencionan:
Gafas corrientes: en trabajos de picadura y demolición de obras de piedra, concreto, ladrillo y
mortero, ya sea con herramientas de mano o con máquina de percusión.
Gafas y máscaras especiales: en trabajos de soldaduras y de corte al arco y oxiacetilénico de
metales
Cascos: En todas las labores. Todos los trabajadores deben estar provistos de un casco y usarlo
continuamente mientras permanezcan en el recinto de la obra.
Guantes: en trabajos en concreto de cemento, con asfalto y sus componentes, con cal, con
morteros, con madera, con acero estructural y de refuerzo del concreto, con tubería pesada, con
hojalata y en excavaciones con herramientas manuales.
Calzado de seguridad: en labores de movimiento y colocación de elementos estructurales pesa-
dos tales como: vigas de acero y de concreto pretensado, componentes prefabricados, encofrados y
similares.
Cinturones de seguridad: en trabajos peligrosos de alturas tales como techumbres, líneas eléc-
tricas, demoliciones y los que requieren el uso de andamios colgantes.

Artículo XXXV.16.- Protección para el manipuleo del concreto. Los trabajadores que se ocu-
pen en la preparación y manipuleo del concreto serán provistos de guantes y zapatos apropiados
para protegerlos de las quemaduras. El patrono instalará, a disposición de los trabajadores que
laboren en la preparación y manipuleo del concreto, los medios necesarios para que se aseen debi-
damente en el lugar de trabajo, a fin de evitar la acción irritante del cemento.

San José, 10 de noviembre de 1982.- Clara Zomer, Presidenta Ejecutiva.-

Normas Especiales De Construcción Para Vivienda


Progresiva Y Conjuntos Residencial

Estas normas complementan al Reglamento de Construcciones para efectos de lo indicado en


el artículo V.3 sobre normas para vivienda de interés social y rigen para los proyectos auspiciados

Investigaciones Jurídicas, S.A. -208-


por el Estado y para aquellos que se acojan a las normas sobre proyectos de Vivienda Progresiva o
de Conjuntos Residenciales dirigidos a los estratos sociales de ingresos bajos.

1.1. Dimensiones, área y posible combinación de ambiente:

Ambiente Ancho mínimo Area mínima


(Libre en m.) (m2)

Baño .......................... 1,05 .....................2,00


Cocina ........................ 1,60 .....................4,00
Pilas (externo) ............ 1,00 .....................1,50
Espacio múltiple ......... 2,50 ....................12,50
Dormitorio Principal ... 2,50 .....................7,50
Dormitorios Auxiliares 2,00 .....................6,00
Sala ............................ 2,50 .....................7,50
Comedor .................... 2,50 .....................6,50
Sala-Comedor ............ 2,50 ....................12,50
Cocina-Comedor ........ 2,50 .....................9,00
Sala-Cocina-Comedor 2,50 ....................13,00

Las áreas mínimas netas en cada solución no podrán ser menores en ningún caso a la siguiente
norma:

Núcleo sanitario mínimo: ......................... 7 m2


Núcleo sanitario espacio múltiple: ......... 20 m2
Vivienda Cascarón (para dos dormitorios):30 m2
Por cada dormitorio adicional: ............... 10 m2

1.2. Acabados, muebles sanitarios y materiales:

Se permite el uso de materiales combustibles o no combustibles o la combinación de éstos para


la erección de los muros de cierre o paredes.
En caso de uso de materiales combustibles, deberá aislarse la vivienda de las colindancias,
dejando un espacio mínimo de un metro y medio de la estructura a la línea del lote, las paredes
podrán ser a un solo forro. Las viviendas podrán entregarse sin cielo raso siempre y cuando se
garantice una circulación de aire en la parte superior de la viga corona (espacio entre el techo
y la viga). La altura de piso a cielo o parte superior de la viga corona no podrá ser menor de 2,20 m.
Todos los espacios internos proyectados deberán contar con un área de vano (ventanas) para
garantizar la luz y la ventilación adecuadas. El porcentaje mínimo de vanos será el siguiente:

En zonas templadas o frías: 10% del área de piso del espacio interior.
En zonas húmedas calientes:20% del área de piso del espacio interior.
En zonas secas calientes: 15% del área de piso del espacio interior.

No más de la mitad de estos porcentajes será cerrado en forma permanente. Se podrá usar
como cierre de las áreas de ventilación: block de ventilación, cedazo, ventanas de madera removibles,
linternillas, vidrios y similares.
Todos los elementos estructurales de cimientos, paredes y techos, deberán cumplir con las nor-
mas mínimas de diseño estructural solicitados en el Código Sísmico de Costa Rica, para lo cual se
deberá presentar en el trámite de aprobación del proyecto la memoria de cálculo de la vivienda.
Los pisos podrán ser de suelo cemento estabilizado, en cascote (concreto) o cualquier otro ma-
terial que tenga una relativa durabilidad, siempre que el mismo quede nivelado y libre de desprendi-
miento de polvo o partículas por el uso diario de las personas o muebles.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -209-


1.3. Toda solución de vivienda progresiva deberá prever desde el diseño el núcleo sanitario
básico y la o las distintas alternativas de ampliación que pueda sufrir la vivienda en el futuro, de
manera que las personas que adquieren la vivienda conozcan desde un inicio la forma en que las
mismas pueden ser terminadas por auto-construcción. Deberá presentarse un manual descriptivo
completo, junto con planos de detalle o detalles de las posibilidades de ampliación, elementos a
construir por los futuros propietarios, etc., para garantizar un adecuado sistema de asesoría a las
familias y para evitar que por falta de conocimiento los propietarios construyan espacios no previstos
en el proyecto, que se constituyan en problemas futuros de sanidad, deterioro de ambiente del espa-
cio urbano o pérdida de tiempo y dinero para los propietarios.

1.4. Separación entre edificios:

Cuando se trate de conjuntos de edificación (más de una vivienda por lote y multifamililares o
similar), las unidades se deberán separar unas de otras aplicando la norma V.3.5. del Reglamento de
Construcciones cuando existan ventanas o vanos; en el caso de paredes cerradas se separarán las
unidades un mínimo equivalente a un cuarto de la sumatoria de la altura de los parámetros opuestos
pero nunca menor de tres metros.

Ley para el Establecimiento de un


Código Antisísmico en Obras Civiles

Ley Nº 6119 de 9-11-1977

Artículo 1.- Todas las construcciones y obras civiles, que se realicen en el territorio nacional,
deberán cumplir con normas mínimas de diseño y construcción antisísmicas:

Artículo 2.- El diseño y la construcción antisísmica tendrán como fines principales proteger la
vida e integridad física de las personas, asegurar la continuidad de los servicios esenciales y minimi-
zar los daños a la propiedad.

Artículo 3.- El poder Ejecutivo dictará normas mínimas, por vía reglamentaria, para lo cual reca-
bará la opinión del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos en calidad de obligado colaborador.

Artículo 4.- Las normas que dicte el Poder Ejecutivo deberán tener como propósito, que todas
las construcciones y obras civiles así diseñadas y realizadas:
a) Resistan sismos menores sin ningún daño.
b) Resistan sismos moderados con algún daño estructural.
c) Resistan sismos de gran intensidad sin sufrir colapso, admitiéndose algún daño estructural, re-
parable en lo posible.

Artículo 5.- El incumplimiento de lo dispuesto en esta ley y en las normas reglamentarias que la
complementen, se sancionará en la forma prevista en los artículos 93 y 96 de la Ley de Construc-
ciones (Decreto-Ley Nº 833 de 4 de noviembre de 1949, y sus reformas).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -210-


Artículo 6.- Rige a partir de su publicación.

Comuníquese al Poder Ejecutivo

Asamblea Legislativa.- San José, a los veintisiete días de mes de octubre de mil novecientos
setenta y siete.-

Rolando Araya Monge Carlos Luis Fernández


Primer secretario Segundo Secretario

Elias Soley Soler


Presidente

Casa Presidencial.- San José, a los nueve días del mes de noviembre de mil novecientos setenta
y siete.

Ejecútese y Publíquese
Daniel Oduber

Enrique Azofeifa Víquez


Ministro de Obras Públicas y Transportes.

Reglamento para el Trámite de Visado


de Planos para la Construcción

Nº 27967-MP-MIVAH-S-MEIC

El Presidente de la República y los Ministros


de la Presidencia, de Vivienda y Asentamientos
Humanos, de Salud y de Economía,
Industria y Comercio,

En uso de las atribuciones que les confieren el artículo 140 de la Constitución Política en sus
incisos 3) y 18); el artículo 28.2b de la Ley General de Administración Pública Nº 6227 de 2 de mayo
de 1978 y sus reformas; la Ley de Planificación Urbana Nº 4240 del 15 de noviembre de 1968 y sus
reformas; la Ley General de Salud Nº 5395 del 30 de octubre de 1973; los artículos 34 y 35 de la Ley
Forestal Nº 7575 del 13 de febrero de 1996; la Ley de la Promoción de la Competencia y Defensa
Efectiva del Consumidor Nº 7472 de 20 de diciembre de 1994 y sus reformas,

Considerando:
1º- Que la Ley de la Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor, Ley
7472 del 20 de diciembre de 1994, en su artículo 3 establece que: “los trámites y los requisi-
tos de control y regulación de las actividades económicas no deben impedir, entorpecer ni

Investigaciones Jurídicas, S.A. -211-


distorsionar las transacciones en el mercado interno ni internacional. La Administración Pú-
blica debe revisar, analizar y eliminar, cuando corresponda esos trámites para proteger el
ejercicio de la libertad de empresa y garantizar la defensa de la productividad...”.
2º- Que la tutela de los intereses de la colectividad puede lograrse con reglas claras, coherentes
y simples; en contraste con situaciones ambiguas, donde se multiplican y superponen com-
petencias y requisitos que no agregan valor significativo e implican costos directos e indirec-
tos para los individuos y la sociedad, reduciendo en definitiva su capacidad de producción y
el bienestar del país. Todo lo anterior en observancia y respeto de los principios contempla-
dos en los numerales 15 y 16 de la Ley General de Administración Pública Nº 6227 de 2 de
mayo de 1978 y sus reformas, y dentro de los límites que imponen la eficiencia, razonabilidad,
proporcionalidad y el mismo ordenamiento jurídico.
3º- Que el trámite de visado de planos previo al permiso de construcción emitido por las muni-
cipalidades, puede agilizarse y simplificarse para reducir los costos incurridos por ciudada-
nos, empresas y evitar el desperdicio de recursos que reduce la capacidad productiva del
país.
4º- Que es imprescindible establecer, por decreto ejecutivo, las instituciones involucradas en el
trámite y los requisitos de visado de planos para la construcción, conforme a sus competen-
cias legales, con el fin de brindar una mayor seguridad jurídica a los administrados.
5º- Que el actual proceso de visado de planos para la construcción constituye un obstáculo a la
atracción y consolidación de las inversiones nacionales y extranjeras.
6º- Que es necesario liberar al Estado y a sus Instituciones, incluidos los Colegios Profesiona-
les, de labores insustanciales para que puedan dedicar sus escasos recursos a la prosecu-
ción de los fines y objetivos para los que fueron creados.
7º- Que el presente decreto deroga y sustituye el decreto ejecutivo Nº 24327-MP-MIVAH del 24
de mayo de 1995 y sus reformas, de creación de la Oficina Central para el Trámite de Visado
y Planos de Construcción, y establece un nuevo procedimiento y requisitos de visado de
planos.
8º- Que el presente decreto únicamente se refiere al trámite de visado de planos para la cons-
trucción, no así a autorización de otra índole que son propias de los órganos o entes públicos
conforme al ámbito de su competencia legal, tales como las que a continuación se enumeran
y que cuentan con plena vigencia:

a) Artículos 17 y siguientes de la Ley Orgánica del Ambiente Nº 7554 del 4 de octubre de 1996 y sus
reformas, Reglamento de Procedimientos de la Secretaría Técnica Nacional del Ambiente
(SETENA),
b) Numeral 3 de la Ley de la Zona Marítimo Terrestre Nº 6043 del 2 de marzo de 1977 y su regla-
mento, Decreto Ejecutivo Nº 7841 del 16 de diciembre de 1977 y sus reformas,
c) Decreto Ejecutivo Nº 24865-MINAE del 20 de diciembre de 1995, Reglamento para la Regula-
ción del Sistema Nacional de Comercialización de Combustibles y sus reformas, Capítulo IV,
artículos 43 y siguientes.

9º- Que en salvaguarda de la autonomía del régimen municipal, el presente decreto únicamente
establece, los trámites y requisitos de visado de planos para la construcción concernientes al
Estado, sus instituciones y empresas; no así lo relativo a las municipalidades, entidades que

Investigaciones Jurídicas, S.A. -212-


continuarán siendo las competentes para otorgar los permisos de construcción respectivos.
Por tanto,

Decretan:

Reglamento Para El Trámite De Visado


De Planos Para La Construcción

Capítulo I
Aspectos generales

Artículo 1º- Los únicos requisitos de visado de planos para la construcción son los establecidos
por las siguientes leyes:
a) Ley de Planificación Urbana, Nº 4240 del 15 de noviembre de 1968 y sus reformas, artículos 10,
inciso 2); 33, 34, 38, 58, inciso 2).
b) Ley General de Salud, Nº 5395 del 30 de octubre de 1973 y sus reformas, artículos 276, 287,
289, 309, 312, 323.
c) Ley General de Caminos Públicos y sus reformas, Ley Nº 5060 del 22 de agosto de 1972, artícu-
lo 19.
d) Artículos 18, inciso vii) de la Ley de Aviación Civil Nº 5150 del 14 de mayo de 1973.
e) Artículos 33 y 34 de la Ley Forestal, Nº 7575 del 13 de febrero de 1996.
f) Ley del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, Nº 2726 del 14 de abril de 1961,
artículo 21.
g) Ley de adquisiciones y expropiaciones y constitución de servidumbres del Instituto Costarricen-
se de Electricidad (ICE), Ley Nº 6313 del 4 de enero de 1979, artículo 23.
h) Ley de Construcciones, Nº 833 del 4 de noviembre de 1949 y sus reformas, artículos 2, 18, 28 y
83.
i) Artículo 54 de la Ley Orgánica del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos, Nº 3663 del
10 de enero de 1966 y sus reformas.
j) Artículo 79 de la Ley del Instituto Costarricense de Deporte y la Recreación, Ley Nº 7800 del 4 de
abril de 1998.

Los requisitos a que se refieren los incisos anteriores serán detallados de acuerdo con los artícu-
los siguientes del presente decreto ejecutivo.
Se exceptúan de la aplicación de las disposiciones del presente decreto las siguientes:
a) Artículos 17 y siguientes de la Ley Orgánica del Ambiente Nº 7554 del 4 de octubre de 1995,
Decreto Ejecutivo Nº 85705-MINAE del 8 de octubre de 1996 y sus reformas, Reglamento de
Procedimientos de la Secretaría Técnica Nacional del Ambiente (SETENA),
b) Numeral 3 de la Ley de la Zona Marítimo Terrestre Nº 6043 del 2 de marzo de 1977 y su regla-
mento, Decreto Ejecutivo Nº 7841 del 16 de diciembre de 1977 y sus reformas,
c) Decreto Ejecutivo Nº 24865-MINAE del 20 de diciembre de 1995, Reglamento para la Regula-
ción del Sistema Nacional de Comercialización de Combustibles y sus reformas, Capítulo IV,
artículos 43 y siguientes.

Artículo 2º- Requisitos de visado a presentar ante las municipalidades. Para el diseño y
elaboración de los planos deben cumplirse los requerimientos establecidos por las leyes especiales
y detallados en el presente artículo. Para estos efectos, los interesados deberán cumplir con la
obtención de los siguientes documentos para su presentación ante la municipalidad correspondien-
te:
a) Una copia del plano catastrado y certificación notarial o registral de la propiedad incluyendo las
servidumbres inscritas en caso que existan. De existir servidumbres inscritas, adicionalmente el

Investigaciones Jurídicas, S.A. -213-


plano catastrado deberá contener la línea de construcción de las servidumbres propiedad estatal
o la autorización al proyecto por parte del titular de la servidumbre.
b) Alineamiento de construcción del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) en caso de
carreteras nacionales.
c) Alineamientos en zonas de protección de nacientes, ríos, quebradas, arroyos, lagos y embalses
naturales o artificiales y acuíferos de conformidad con lo establecido en el artículo 33 de la Ley
Forestal Nº 7575 del 13 de febrero de 1996, revisados por la Dirección de Urbanismo del INVU.
d) Alturas máximas de construcción en zonas definidas como de aproximación a aeropuertos y
campos de aterrizaje según la Dirección General de Aviación Civil (DGAC).

Artículo 3º- Trámite ante el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos. Todo plano
debe estar respaldado por la firma y número de carné del profesional o profesionales responsables
participantes en el diseño. Deberán además, estar sellados y timbrados por el Colegio Federado de
Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), y previo a su tramitación ante las instituciones competentes. Lo
anterior de conformidad con el artículo 54 de la Ley Orgánica del Colegio Federado de Ingenieros y
de Arquitectos, Nº 3663 del 10 de enero de 1996 y sus reformas.

Capítulo II
De las viviendas unifamiliares y edificaciones
de hasta 300 metros cuadrados de construcción
en dos pisos o menos

Artículo 4º- Requisitos para los planos de construcción. Los planos de construcción corres-
pondientes a vivienda unifamiliar y de edificaciones de hasta los 300 metros cuadrados de área de
construcción en dos pisos o menos, deberán sujetarse a las regulaciones estipuladas en el Regla-
mento de Construcciones, publicado en “La Gaceta” 56, Alcance 17 del 22 de marzo de 1983 y sus
reformas.

Artículo 5º- Trámite. El trámite de visado de planos de viviendas unifamiliares o individuales y


de edificaciones de hasta los 300 metros cuadrados de área de construcción en dos pisos o menos,
se realizará con los planos constructivos finales. Los interesados deberán presentar ante las oficinas
locales del Ministerio de Salud:
a) Dos juegos de planos constructivos completos, uno para su presentación ante la municipalidad y
otro para el propietario.

El Ministerio de Salud únicamente revisará que los planos constructivos cumplan con las dispo-
siciones de sanidad e higiene.
El Ministerio deberá resolver en un plazo máximo de cinco días hábiles.

Capítulo III
De los condominios
en propiedad horizontal

Artículo 6º- Requisitos. Los planos de condominio en propiedad horizontal deberán sujetarse a
las regulaciones establecidas en el Reglamento al artículo 8 de la Ley de Propiedad Horizontal,
decreto ejecutivo Nº 26259-MIVAH-MP publicado en el Alcance Nº 44 a “La Gaceta” Nº 168 del 2 de
setiembre de 1997 y en el Reglamento de Construcciones, publicado en “La Gaceta” 56, Alcance 17
del 22 de marzo de 1983 y sus reformas.

Artículo 7º- Planos básicos. Se entiende por plano básico aquel que incluye, como mínimo, las
plantas de conjunto, plantas de distribución, fachadas, secciones, elevaciones y plantas de techo.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -214-


Adicionalmente deberá contener el criterio de la solución de los sistemas de evacuación y su-
ministro de aguas (sistemas de tratamiento de aguas servidas, agua potable y agua pluvial), trata-
miento de desechos sólidos y sistema eléctrico.
En el caso de urbanizaciones, los planos básicos adicionalmente deben incluir la distribución de
los lotes, geometría de las calles, indicación de las áreas comunales y curvas de nivel.

Artículo 8º- Trámite para condominios ante la Dirección de Urbanismo del INVU. Para el
trámite de visado de planos de condominios se emplearán planos básicos. Los interesados deberán
presentar a la Dirección de Urbanismo del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU):
a) Un juego de planos básicos para la revisión por parte de la Dirección de Urbanismo del INVU, la
cual revisará su conformidad con las regulaciones establecidas en los reglamentos citados en el
artículo 6 del presente reglamento.
b) Un juego de planos básicos para su revisión por parte del Ministerio de Salud, el cual revisará su
conformidad con las disposiciones de sanidad e higiene.
c) Dos juegos de planos básicos adicionales: uno para el propietario y otro para su presentación a
la Municipalidad.

La Dirección de Urbanismo actuará como receptora de los planos y los entregará inmediatamen-
te al Ministerio de Salud para su correspondiente visado.
La Dirección de Urbanismo del INVU entregará las resoluciones de ambos entes en un plazo
máximo de un mes calendario contado a partir de la fecha de presentación de todos los requisitos
legales exigidos para su gestión en el presente decreto. Vencido el mes sin que se hayan pronuncia-
do, se tendrán por aprobados sin trámite alguno ni requisitos adicionales para el interesado. Ambas
instituciones podrán hacer observaciones, por escrito, sobre dichos requisitos una única vez dentro
del plazo señalado. En este caso, el interesado deberá presentar los documentos con las correccio-
nes u observaciones señaladas y la institución correspondiente deberá resolver esta presentación
dentro del plazo máximo de 7 días naturales a partir de la presentación de los documentos corregi-
dos.
Una vez aprobado el plano básico, los interesados deberán presentar, ante la municipalidad
correspondiente, el plano básico y los requisitos establecidos en el artículo 2 del presente decreto.
Previo al inicio de la construcción, los interesados deberán presentar los planos constructivos corres-
pondientes a cada etapa a la municipalidad..
Los planos constructivos finales deberán estar en el sitio de realización de la obra para disposi-
ción de los inspectores.

Capítulo IV
De las urbanizaciones y fraccionamientos

Artículo 9º- Requisitos. Los planos de urbanizaciones y fraccionamientos deberán cumplir con
las regulaciones establecidas en el Reglamento para el Control de Fraccionamientos y Urbanizacio-
nes, Reglamento del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) Nº 3391 del 13 de diciembre
de 1982 y sus reformas.

Artículo 10.- Trámite para urbanizaciones y fraccionamientos. Para el trámite de visado de


planos de fraccionamientos y urbanizaciones se emplearán planos básicos. Los interesados debe-
rán presentar a la Dirección de Urbanismo del INVU:
a) Un juego de planos básicos para la revisión por parte de la Dirección Urbanismo del INVU de
conformidad con las regulaciones establecidas en el artículo anterior.
b) Un juego de planos básicos para su revisión por parte del Ministerio de Salud en lo referente a
sanidad e higiene.
c) Un juego de planos básicos para su revisión por parte del Instituto Costarricense de Acueductos
y Alcantarillados (ICAA).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -215-


d) Dos juegos de planos básicos uno para el propietario y otro para su presentación en la municipa-
lidad.

La Dirección de Urbanismo actuará como receptora de los planos y los distribuirá inmediatamen-
te a las instituciones mencionadas para su correspondiente visado.
La Dirección de Urbanismo del INVU entregará las resoluciones de los tres entes en un plazo
máximo de un mes calendario contado a partir de la fecha de presentación de todos los requisitos
legales exigidos para su gestión en el presente reglamento. Vencido el mes sin que se hayan pronun-
ciado, se tendrán por aprobados sin trámite alguno ni requisitos adicionales para el interesado. Las
instituciones podrán hacer observaciones, por escrito, sobre dichos requisitos una única vez dentro
del plazo señalado. En este caso, el interesado deberá presentar los documentos con las correccio-
nes u observaciones señaladas y la institución correspondiente deberá resolver esta presentación
dentro del plazo máximo de 7 días naturales a partir de la presentación de los documentos corregi-
dos.
Una vez aprobado el plano básico, los interesados deberán presentar, ante la municipalidad
correspondiente, el plano básico y los requisitos establecidos en el artículo 2 del presente decreto.
Previo al inicio de la construcción, los interesados deberán presentar los planos constructivos corres-
pondientes a cada etapa a la municipalidad.
Los planos constructivos finales deberán estar en el sitio de realización de la obra para disposi-
ción de los inspectores.

Capítulo V
De otras edificaciones

Artículo 11.- Requisitos. Cualquier obra o edificación distinta a las contempladas en los Capítu-
los anteriores, deberá cumplir con las regulaciones estipuladas en el Reglamento de Construcciones,
publicado en “La Gaceta” 56, Alcance 17 del 22 de marzo de 1983 y sus reformas.

Artículo 12.- Trámite. Para el trámite de visado de cualquier obra o edificación distinta a las
contempladas en los Capítulos anteriores se emplearán planos básicos.
Los interesados deberán presentar a las oficinas centrales del Ministerio de Salud para su revi-
sión en cuanto a las regulaciones de sanidad e higiene contenidas en el Reglamento de Construc-
ciones:
a) Tres juegos de planos básicos: uno para el propietario, otro para el Ministerio de Salud y otro
para la Municipalidad.

El Ministerio de Salud deberá resolver en un plazo máximo de un mes calendario contado a partir
de la fecha de presentación de todos los requisitos legales exigidos para su gestión establecidos en
el presente artículo. Vencido el mes sin que el Ministerio se haya pronunciado, se tendrán por apro-
bados sin trámite alguno ni requisitos adicionales para el interesado. El Ministerio podrá hacer obser-
vaciones, por escrito, sobre dichos requisitos una única vez dentro del plazo señalado. En este caso,
el interesado deberá presentar los documentos con las correcciones u observaciones señaladas y el
Ministerio deberá resolver esta presentación dentro de un plazo máximo de 7 días naturales a partir
de la presentación de los documentos corregidos.
Una vez aprobado el plano básico, los interesados deberán presentar, ante la municipalidad
correspondiente, el plano básico y los requisitos establecidos en el artículo 2 del presente decreto.
Previo al inicio de la construcción, los interesados deberán presentar los planos constructivos corres-
pondientes a cada etapa a la municipalidad.
Los planos constructivos finales deberán estar en el sitio de realización de la obra para disposi-
ción de los inspectores.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -216-


Capítulo VI
Disposiciones varias

Artículo 13.- Estacionamientos. Para el trámite de visado de proyectos de estacionamientos y


edificaciones con estacionamientos, los accesos a las carreteras nacionales deberán contar de pre-
vio con el visto bueno del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT). Para tal fin, el intere-
sado presentará dos copias de la planta de conjunto correspondientes de los planos básicos al
MOPT para su correspondiente autorización. En estos casos, dicha autorización deberá presentarse
a la municipalidad respectiva, junto con los requisitos establecidos en el artículo 2 del presente
decreto.

Artículo 14.- Instalaciones deportivas. Los proyectos de construcción de instalaciones públi-


cas destinadas a la educación física, al deporte y recreación, deberán sujetarse a la reglamentación
del Instituto del Deporte para estos efectos y contener la aprobación del plano básico por parte del
Instituto del Deporte.
En estos casos además de los requisitos establecidos en el artículo 12 de este decreto, el intere-
sado deberá presentar una copia adicional al Ministerio de Salud, el cual actuará como receptor de
los planos y los distribuirá inmediatamente al Instituto del Deporte para su correspondiente aproba-
ción. En este caso, se entenderá el párrafo segundo del artículo 12 referido a la resolución de ambos
entes.

Artículo 15.- El presente decreto únicamente establece los trámites y requisitos de visado de
planos para la construcción concernientes al Estado, sus instituciones y empresas; no así lo relativo
a las municipalidades, entidades que continuarán siendo las competentes para otorgar los permisos
de construcción respectivos.

Artículo 16.- Deróganse los decretos ejecutivos:


Nº 24327-MP-MIVAH publicado en “La Gaceta” del 9 de junio de 1995. Creación de la Oficina
Central para el Trámite de Visado de Planos de Construcción; Nº 24850-MP-MIVAH publicado en “La
Gaceta” del 19 de enero de 1996; Nº 26722-MP-MIVAH publicado en “La Gaceta” del 12 de marzo de
1998.

Artículo 17.- Rige a partir del 16 de julio de 1999.

Dado en la Presidencia de la República.-San José, al primer día del mes de julio de mil novecien-
tos noventa y nueve.

Miguel Angel Rodríguez Echeverría.-Los Ministros de la Presidencia Roberto Tovar Faja, de


Vivienda y Asentamientos Humanos, José Antonio Lobo Solera, de Salud, Rogelio Pardo Evans y de
Economía, Industria y Comercio, Samuel Guzowski Rose.

(Publicado en el Alcance Nº 49 a La Gaceta Nº 130 de martes 6 de julio de 1999).

Investigaciones Jurídicas, S.A. -217-


Reglamento sobre Escalera de Emergencia

(Nº 22088-S de 22 de marzo de 1993)

El Presidente de la República
y el Ministro de Salud

En uso de las facultades que les confiere el artículo 140 incisos 3) y 18) de la Constitución
Política; 312 y 322 de la Ley Nº 5395 de 30 de octubre de 1973 “Ley General de Salud”.

Considerando:
1º.- Que el Ministerio de Salud, tiene la obligación de velar por cada edificación que se construya
en nuestro país, cumpla con los requisitos mínimos que garanticen la salud y seguridad de la
población.
2º.- Que para el cumplimiento de tal obligación, es urgente modernizar las disposiciones regla-
mentarias sobre escaleras de emergencia, de modo que se ajusten a la realidad actual.

Decretan:

El siguiente

Reglamento sobre escalera de emergencia

Artículo 1º.- Toda edificación que presente alguna o varias de las condiciones siguientes:
a) Cuatro o más pisos.
b) Que tengan una altura de 8 m o más, medidos desde el nivel de piso terminado de la primera
planta hasta el nivel de piso terminado de la última planta, deberá contar con una o varias esca-
leras de emergencia, quedando a criterio del Ministerio de Salud, solicitar escaleras de emergen-
cia, en edificios de menor altura, dependiendo de su uso, grado de peligrosidad y de aspectos
arquitectónicos que hagan difícil su evacuación en forma ágil y segura.

Artículo 2º.- El diseño y construcción de toda escalera de emergencia, deberá cumplir con los
siguientes requisitos:
a) Toda escalera de emergencia deberá ser ubicada de manera tal que permita a los usuarios en
caso de emergencia, salir del edificio en forma rápida y segura; deberán desembocar y a la
acera, al nivel de suelo o en vía pública amplia y segura hacia el exterior.
b) En la construcción de toda la estructura se usará material incombustible con un coeficiente de
retardación al fuego de 1 hora.
c) Por cada seiscientos metros cuadrados (600 m ) de área de piso o fracción superior de trescien-
tos metros cuadrados (300 m ), cada piso deberá estar servido por una escalera de emergencia.
ch) Las escaleras serán de diseño recto y deberán tener un ancho mínimo de 90 cm si la carga de
ocupación es menor de 49 personas y 120 m si la ocupación es superior a 50 personas. El ancho
del descanso será igual al ancho de la escalera.
d) Tendrán una huella mínima de veintiocho centímetros y una contrahuella máxima de dieciocho
centímetros.
e) Sus puertas de acceso abrirán en la dirección normal de salida de las personas y sus cerrojos
serán de tal naturaleza que permitan abrirlas fácilmente desde adentro. Cada puerta debe con-
tar con su respectivo cierre automático.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -218-


f) Las barandas de protección tendrán como mínimo 1 m de alto. g) Las escaleras de emergencia
podrán ser exteriores pero cada piso deberá tener acceso directo a ellas a través de una puerta
de salida.
h) Los pisos de los descansos y las huellas y contrahuella de las escaleras de emergencia serán
sólidos y de material antiderrapante. En las exteriores se permiten perforaciones de no más de
doce milímetros (0,012 m) de diámetro para desagüe.
i) Todas las escaleras exteriores de emergencia deben ser fijas en forma permanente en todos los
pisos excepto el inferior, en el que se podrán instalar plegables. En este caso, se diseñarán en
forma tal que el peso de veinte kilogramos las haga descender hasta el suelo.
j) Ni las escaleras de emergencia, ni el acceso a sus puertas, podrán ser obstaculizados por má-
quinas, muebles, cajones ni ninguna clase de objetos.
k) El acceso a las escaleras de emergencia será indicado por letreros permanentes y señales per-
fectamente visibles.
l) Las escaleras de emergencia y sus puertas de acceso, serán objeto de servicio constante de
mantenimiento, para garantizar su operación en cualquier momento y para evitar su deterioro
por el transcurso del tiempo.

Artículo 3º.- Correrá a cargo de los ingenieros, arquitectos, propietarios, administradores, en-
cargados o arrendatarios en su caso, el cumplimiento de las normas previstas en el reglamento.

Artículo 4º.- El Ministerio de Salud y las demás oficinas y entidades públicas que corresponda,
no aprobarán los planos de edificación que requiriendo escaleras de emergencia, no indiquen clara-
mente la ubicación y diseño de las escaleras de emergencia de conformidad con los requisitos seña-
lados en este Reglamento.

Artículo 5º.- Deróganse los Decretos Ejecutivos Nos. 7538-SPPS de 7 de octubre de 1977 y
11112-SPPS de 24 de enero de 1980.

Artículo 6º.- Rige a partir de su publicación.

Reglamento para la Colocación de


Dispositivos de Protección en Obras

Nº 4247-T de 22-10-1974

El Presidente de la Republica y el Ministro


de Obras Publicas y Transportes,

Decretan:

El siguiente:

Reglamento para la Colocación de


Dispositivos de Protección Obras

De conformidad con el Decreto Ejecutivo Nº 2564-S-T la Dirección General de Transporte Auto-


motor del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, emite el siguiente REGLAMENTO:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -219-


Artículo 1º.- Las señales u otros dispositivos que se instalen a efecto de controlar y orientar el
movimiento de tránsito a través de calles, caminos, carreteras en construcción, o en obras comple-
mentarias como drenajes, acueductos y alcantarillados o adyacentes a las mismas, se colocarán
transitoriamente durante el tiempo necesario para la duración de los trabajos de ejecución de las
obras.

Artículo 2º.- Las señales transitorias cumplen en cada caso particular una finalidad diferente
acorde a la magnitud y clase de trabajo en ejecución. El objeto de las señales es brindar protección
y serán: preventivas, informativas, de reglamentación, barreras y otros dispositivos pudiendo con-
sistir en diferentes actos como un simple abanderamiento, señales durante el día o la noche tenién-
dose entre las últimas algunas como mecheros, linternas, reflectores u otros aparatos luminosos.

Artículo 3º.- Es responsabilidad exclusiva de los ministros, empresas, municipalidades e institu-


ciones el respectivo señalamiento que ha de hacerse cuando deban realizarse obras dentro de las
calles, carreteras o caminos y aceras y las adyacentes a ellas que interfieran el tránsito de vehículos
y el movimiento de peatones.
Para ejecutar los trabajos referidos, deberá observarse lo siguiente:
a) No se podrá iniciar obra alguna sea de construcción o reparación sin disponer de las señales que
sean necesarias a ese efecto.
b) Situar y conservar adecuadamente las señales que se instalen.
c) No obstruir la visibilidad de los dispositivos que señalen con el equipo, materiales, herramientas,
etc., que se usen en las labores.
d) Retirar en forma inmediata a la conclusión, las señales instaladas.

Artículo 4º.- El tamaño y ubicación de los dispositivos para la protección de obras deberán
reunir las condiciones generales de una señal a saber: llamar la atención, implicar Comprensión,
proporcionar tiempo para Reaccionar e infundir Respeto.

Artículo 5º.- Señales: Las señales usadas transitoriamente que indiquen peligro u obstrucción
conductores y peatones deberán ser:

a) Señales preventivas:

Tendrán por objeto prevenir a los conductores, sobre la existencia de un peligro y la naturaleza
de éste, así como proteger al trabajador y al equipo de posibles accidentes, motivados por la igno-
rancia de las condiciones de emergencia existentes.

b) Forma, tamaño y color:

Estas características, son las mismas de las señales de prevención y deben ser de material
reflectivo, de un tamaño no menor de 60 x 60 cm., con fondo amarillo caminero y leyenda en negro.

c) Localización:

Se colocarán al lado derecho de la calle, carretera o camino y a una distancia prudencial del
lugar de peligro a fin de que los conductores puedan tener el tiempo necesario para reducir la veloci-
dad y tomar las precauciones del caso.

Artículo 6º.- Señales informativas: Las señales informativas que se usen como protección en
los trabajos de construcción, conservación y otros trabajos, inherentes a la calle, carretera o camino,
tendrán por objeto guiar a los conductores en forma ordenada y segura, de acuerdo con los cambios
temporales necesarios para las obras y las siguientes características:

Investigaciones Jurídicas, S.A. -220-


a) Forma, tamaño y color:

Estas características serán las mismas de las señales de información de carácter permanente.
La forma debe ser rectangular de 1.20 m. X 0,75 m., con fondo blanco y leyenda negra, en material
reflectivo.

b) Localización:

Se colocarán con suficiente anticipación al lugar del peligro, con el objeto de advertir al conductor
y ponerlo en condiciones óptimas de seguridad

Artículo 7º.- Señales de reglamentación: Las señales de reglamentación en obras de cons-


trucción, conservación y en obras complementarias de drenajes, acueductos, alcantarillado o en
obras adyacentes a la calle, camino o carretera, tienen por objeto indicar a los conductores, ciertas
restricciones y prohibiciones que regulan el uso de las vías de circulación, tal es el caso de las
señales para moderar la velocidad, evitar rebases, señalar sentidos de circulación, obligar a los
conductores a hacer el Alto o a Ceder El Paso, etc..
Las características serán iguales a las de las señales de reglamentación permanentes y con
excepción de las señales de Alto y Ceda El Paso, son rectangulares, de 70 X 42 cm., con el fondo
blanco y la leyenda en negro, en material reflectivo.

Artículo 8º.- Barreras: En todas las obras de construcción, conservación y trabajos inherentes a
la calle, carretera o camino, las barreras deberán usarse en forma adecuada, como dispositivo de
canalización para proteger a los trabajadores y a los usuarios y peatones. Estos dispositivos no
expresan por si mismos, un mensaje específico, pero sobre las barreras podrán colocarse otras
señales. Tienen por objeto imponer un obstáculo a la circulación, sus características serán las si-
guientes:

a) Forma, tamaño y color:

La barrera mínima aceptada debe de consistir de una regla horizontal de 0,20 m. de ancho por
2,00 m. de largo, colocada sobre dos soportes de 1,00 metro de altura. La regla o reglas deberán
pintarse con franjas negras y blancas, alternas, de 0,10 m. de ancho a un ángulo de 45º de derecha
a izquierda.

b) Ubicación:

Las barreras se colocarán con la suficiente anticipación para prevenir al conductor del peligro u
obstáculo.

Artículo 9º.- Iluminación: Durante la noche o cuando la claridad y la distancia de visibilidad


disminuyan, se requiere una iluminación artificial para llamar la atención y para indicar la localización
de las obstrucciones o peligros en la calle, carretera o camino. Estas fuentes de luz pueden ser:
a) Antorchas, mecheros y linternas.
b) Lámparas de destello.
c) Luces incandescentes eléctricas de mediana intensidad.

Artículo 10.- Otros dispositivos: En casos no previstos por el contratista, institución, municipa-
lidad o ministerio, se podrá recurrir a colocar otros dispositivos en forma temporal, tales como:
a) Conos.
b) Tambores o barriles.
c) Sacos de arena.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -221-


d) Montículos de arena.

Todos estos dispositivos deberán ser plenamente identificados con pintura reflectiva, mecheros
o linternas durante la noche.

Artículo 11.- En todos los casos el contratista, institución, municipalidad, o Gobierno, además de
las disposiciones de este Reglamento, deberá cumplir con las que establece las Especificaciones
Generales para la Construcción de Caminos y Puentes (F.P.-61) y con las estipuladas en el contrato
respectivo.

Artículo 12.- El Departamento de Ingeniería de la Dirección General de Transporte Automotor,


suplirá asesoramiento técnico a las empresas o instituciones que lo soliciten y la Dirección General
de Tránsito velará por el estricto cumplimiento de las normas aquí establecidas.

Artículo 13.- Para mayor información sobre el tamaño, color, forma y ubicación de las señales
indicadas en este Reglamento, se suplirá un Manual de Señales Viales al interesado, mediante
solicitud presentada en papel sellado de un colón y cinco colones en timbres fiscales.
Todas las señales temporales utilizadas, deberán ajustarse en forma, color y tamaño, a las espe-
cificaciones contenidas en ese Manual.

Artículo 14.- Para los efectos del artículo Nº 3 del decreto Nº 2564-S-T, la Dirección General de
Transporte Automotor o la Dirección General de Tránsito, notificarán a la Municipalidad respectiva,
de aquellas construcciones que estén indebidamente obstaculizando calles o aceras con desechos o
materiales de construcción, a efecto de que la Corporación en cada caso proceda a paralizar la
construcción y tomar las medidas necesarias para la remoción del obstáculo, e implantar la sanción
que para ese fin prevé el Código respectivo.

Artículo 15.- El incumplimiento de este Reglamento permite al Ministerio de Obras Públicas y


Transportes, mediante la acción de la Dirección General de Transporte Automotor, a colocar el seña-
lamiento adecuado y obligar por la vía judicial, si fuera del caso, a sufragar los gastos de materiales
y mano de contra al contratista.

Artículo 16.- El pago de los materiales y mano de obra, estudio y movilización será cancelado
por el contratista mediante la compra de señales de tránsito de acuerdo con la lista de materiales que
para tal efecto preparará la Dirección General de Transporte Automotor. Las infracciones que se
cometan serán notificadas al Departamento de Asuntos Legales de este Ministerio para los efectos
del caso.

Artículo 17.- Rige a partir de su publicación.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -222-


Reglamento De Seguridad En Construcciones

Decreto Ejecutivo
Nº 25235-MTSS de 5-2-1996

El Presidente de la República y el Ministro


de Trabajo y Seguridad Social

En uso de las facultades que les confiere los artículos 140 inciso 18) de la Constitución Política
y 193 del Código de Trabajo, y

Considerando:
1º.- Que el Reglamento de Construcciones promulgado por Decreto Nº 6 del 16 de febrero de
1955, se ha mantenido vigente durante cuarenta y un años, perdiendo su actualidad desde el
punto de vista técnico.
2º.- Que es de suma importancia para el país, actualizar y adaptar la normativa sobre seguridad
en construcciones a los diferentes tipos y técnicas aplicadas en los procesos constructivos,
que se han incrementado con el desarrollo tecnológico y estructural del país.
3º.- Que la accidentabilidad en el sector construcción, ha crecido en forma sostenida en los últi-
mos años, producto de la falta de actualización de las normas de seguridad y normas pre-
ventivas en la ejecución de labores de construcción.
4º.- Que como corolario de esta situación el Poder Ejecutivo ha externado la necesidad de
implementar un nuevo Reglamento de Seguridad en Construcciones.
5º.- Que de conformidad con lo dispuesto en el numeral 361 de la Ley General de la Administra-
ción Pública se otorgó participación a los diversos sectores involucrados en la materia de la
construcción, sea Cámara de Construcción, Asociación Nacional de Maestros de Obra, Co-
legio de Ingenieros Civiles, Colegio de Ingenieros Tecnológicos, Instituto Nacional de Segu-
ros y el Consejo de Salud Ocupacional, a efecto de obtener la colaboración en el proceso de
elaboración de la normativa general correspondiente.
6º.- Que la reglamentación sugerida se ha elaborado con fundamento en las disposiciones gene-
rales del Convenio de Seguridad e Higiene en la Construcción y las Obras Públicas, Conve-
nio Sobre Seguridad y Salud en la Construcción, Informes sobre Seguridad e Higiene en la
Construcción, Informe sobre la Seguridad e Higiene en los Trabajos de Construcción en los
Países de América Latina, Manual para Estudios y Planes de Seguridad e Higiene en la
Construcción, todos de la Organización Internacional de Trabajo. Por tanto,

Decretan:

Reglamento De Seguridad En Construcciones

Titulo I

Capítulo Unico
Disposiciones generales

Artículo 1º.- Para los efectos del presente Reglamento y su aplicación se entenderá por “Cons-
trucción”:
a) La edificación, incluidas las excavaciones y construcción, las transformaciones estructurales, la
renovación, la reparación, el mantenimiento (incluidos los trabajos de limpieza y pintura) y la
demolición de todo tipo de edificios y estructuras.

Investigaciones Jurídicas, S.A. -223-


b) Las obras civiles tanto públicas como privadas, incluidos los trabajos de excavación y la cons-
trucción, transformación estructural, reparación, mantenimiento y demolición de obras tales como
aeropuertos, muelles, puertos, canales, embalses, obras de protección contra avalanchas, aguas
fluviales y marítimas; carreteras y autopistas, ferrocarriles, puentes, túneles, viaductos y obras
relacionadas con la prestación de servicios, como comunicaciones, desagües, alcantarillado y
suministros de agua y energía.
c) El montaje y desmontaje de edificios y estructuras a base de elementos prefabricados, así como
la fabricación de dichos elementos en las obras o en sus inmediaciones.

Artículo 2º.- Toda empresa o Institución que ejecute cualesquiera de las obras señaladas en el
artículo anterior, está en la obligación de velar por el fiel cumplimiento de las normas de seguridad e
higiene que contempla el presente Reglamento.

Artículo 3º.- El Consejo de Salud Ocupacional tendrá a su cargo la divulgación de estas normas
entre todas las Instituciones y gremios involucrados en el área de construcción, para lo cual contará
con el apoyo necesario de las instituciones públicas afines a efecto de posibilitar su aplicación en
cada centro de trabajo.

Artículo 4º.- Los trabajos deben comenzar solo cuando estén en orden las instalaciones de
seguridad e higiene que correspondan, acorde a los riesgos que se presenten. En todo caso se debe
observar lo siguiente:
a) Que estén identificadas las Brigadas de Seguridad, la de primeros auxilios y la comisión de salud
ocupacional del centro de trabajo, cuando las normas correspondientes las exijan. Para la apli-
cación de este inciso se tomará en cuenta la planilla total de los centros de trabajo.
b) Que estén debidamente habilitadas instalaciones de protección o almacenamiento de sustan-
cias peligrosas y explosivos.
c) Que todos los trabajadores ocupados en labores de construcción con riesgo de accidente, ten-
gan los implementos de seguridad adecuados.
d) Que se cumpla con los requisitos que se establecen en las normas de aseguramiento de la
póliza de riesgos del Trabajo del Instituto Nacional de Seguros.

Artículo 5º.- Los materiales de las instalaciones de seguridad deben ser los adecuados para
que cumplan con los objetivos de este Reglamento, en relación con cada obra en particular.

Artículo 6º.- Toda construcción deberá tener un letrero en la entrada de la obra o en