Sie sind auf Seite 1von 7

c JUSTIFICACION

La presente investigación se justifica porque siendo la vida lo más

valioso que posee el ser humano, ésta debe de ser respetada por todos los

individuos, aún el propio estado debe respetarla, siendo el sexto mandamiento

en la ley de Dios, ³EL NO MATARÁS´, es conveniente eliminar permanentemente

este castigo que se aplica injustamente sin darle la oportunidad al individuo de

permanecer en la sociedad dedicado al trabajo puesto que solo Dios es dueño de

nuestras vidas. Advirtiendo que en GUATEMALA como en cualquier país del

mundo, nadie debe matar, ni el estado mismo, pues este tiene una gran

responsabilidad de educar a su población, debe enseñarnos a no matar, y

el ejemplo más contundente sería que el mismo estado respetando a la

vida humana, debiéndose así derogar de nuestra Constitución la pena de

muerte, imponiendo otra sanción que de verdad sirva como escarmiento al

infractor y a la sociedad, no el eliminarlo, aun sea este el más miserable de los

delincuentes.

Ahora bien, conscientes somos que los intereses que el derecho intenta

proteger son muy importantes, y entre ellos existen algunos cuya tutela debe ser

asegurada a toda costa, por ser fundamentales para garantizar la

supervivencia misma del orden social. Como lo establece el art. 1 de la

Constitución Política de la Republica de Guatemala que trata del BIEN COMUN

que es la obligación principal del estado. Para lograr tal fin, está naturalmente

facultado y obligado a la vez, a valerse de los medios adecuados, originándose

así la necesidad y justificación del derecho, en este caso del derecho penal,

que por su naturaleza especialmente punitiva es capaz de crear y

conservar el orden, en beneficio de la sociedad misma.


básicamente varias juristas del mundo entero coinciden en que en los

países en donde se aplica ésta, no se disminuye la comisión de delitos, así

pues, demostrado está que hay un mayor índice de delincuencia. Por otro

lado, el artículo 18 de nuestra Carta Magna nos habla sobre las personas que

no se le aplica dicha pena, mismos que serán motivo de estudio, en lo individual

posteriormente. Ya que en dicho art. No se tiene una explicación del porque esas

personas son absueltas de la pena.

Además, en el caso de aplicarse en nuestro país, posiblemente sería

a gente inocente o bien a los delincuentes más humildes, que por no tener

los recursos económicos para contratar a un abogado con experiencia,

serían blancos fáciles de ser eliminados de esta vida terrenal. De esta

manera la pena de muerte, coincidi con expertos juristas, es radicalmente

injusta e inmoral, pues el gran número de delincuentes amenazados con esta

pena, se compone de gentes de bajos recursos como lo dijimos antes, por

tanto, ellos son víctimas del abandono que han vivido por parte del estado,

víctimas de la incultura, y principalmente de la desigualdad económica, del

desempleo y de la falta de educación, siendo en todo caso culpables no ellos,

sino el estado y la sociedad en donde viven, por no tener principios y no practicar

valores y falta de amor así mismo y sobre todo al prójimo siempre debemos

recordar el segundo mandamiento de la ley de Dios ³AMARAS AL PROJIMO

COMO A TI MISMO´
cc  PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Considere que no es aconsejable que la vida de una persona esté a merced

de un funcionario judicial y mucho menos quitarle la vida a un ser inocente que

en un momento de locura no piensa lo que hace , que como ser humano que

es, está sujeto a cometer errores, dado que nadie es perfecto, y pudiera

condenar por error, o a causa de una mala defensa o inexperiencia del

abogado defensor, o simplemente porque se encontraba en el lugar equivocado y

en la hora equivocada.

ccc  DELIMITACION DEL PROBLEMA

D DELIMITACION DEL AMBITO GEOGRAFICO.

c  rIPOTESIS

Dado a que la vida es lo más valioso con lo que contamos los seres humanos, y

de hecho es la garantía individual más valiosa que existe, propogo que la

pena de muerte desaparezca por completo de la legislación guatemalteca ,

inclusive del mundo entero, porque no cumple con la finalidad de la pena

que es la readaptación social del individuo, al compurgar el reo una pena

de prisión impuesta por el estado, de alguna manera la misma sociedad perdona

el agravio cometido a la comunidad.

 MARCO TEORICO
Si analizamos sin ningún perjuicio ideológico, la definición de la pena de

muerte, podemos afirmar que es la sanción penal que ordena la privación de la

vida a un delincuente. Ejecución que tiene muchas variantes, pero en común

deben matar a quien se aplique. La pena de muerte, es la sanción jurídica

capital, la más rigurosa de todas, consistente en quitar la vida a un

condenado mediante los procedimientos y órganos de ejecución establecidos

por el orden jurídico que la instituye.

En palabras de c  
 la pena de muerte o pena capital es la

privación de la vida o supresión radical de los delincuentes que se considera

que son incorregibles y altamente peligrosos.

Es importante mencionar que existen dos grandes corrientes sobre la pena

capital, estando por un lado la ³Corriente Abolicionista´, en la que los

autores sostienen que la aplicación de la pena a estudio en nada soluciona

el orden social ni disminuye el índice de la comisión de delitos, a contrario-sensu,

existe la ³Corriente que la Justifica´ y por ende está de acuerdo en la aplicación

de la pena, a los ciudadanos incorregibles, afirmando que es lo mejor que se

puede hacer por ellos en beneficio de la sociedad y del estado.

Para           , se pronuncia en contra de la

pena de muerte y dice: México presenta, por desgracia, una tradición

sanguinaria; se mata por motivos políticos, sociales, religiosos, pasionales, y

aun por puro placer de matar; la ³ley fuga´, ejecución ilegal de presuntos

delincuentes, es otra manifestación de la bárbara costumbre; las convulsiones

políticas mexicanas se han distinguido por el exceso en el derramamiento de

sangre.

Algunos gobiernos argumentan que la pena de muerte es necesaria en

sociedades atemorizadas por los delitos violentos. La pena máxima es necesaria,

dicen, para disuadir a otros de cometer crímenes similares, y para dar respuesta a

los sentimientos de las víctimas del crimen y de sus familiares imponiendo un

castigo proporcional al delito cometido.


Esos gobiernos están simplemente eludiendo sus responsabilidades. Deben

concentrarse en erradicar el crimen mejorando el trabajo de los agentes de la ley y

abordando sus causas. La rápida «solución» definitiva de la pena de muerte no

contribuye más que otros castigos a disuadir de cometer crímenes. En cambio,

contribuye a incrementar el clima de violencia. Los gobiernos podrían ofrecer a las

víctimas del crimen y a sus familias apoyo económico y de otro tipo para que

puedan rehacer sus vidas destrozadas. En lugar de ello, algunos ceden a la

presión popular y se centran en el castigo, creando un clima de venganza y

brutalidad. Los gobiernos podrían introducir reformas para erradicar la pobreza, la

marginación y la desesperación. En lugar de ello algunos se apoyan en sistemas

judiciales plagados de deficiencias para remediar las consecuencias de la

desesperación de la única forma que pueden hacerlo: imponiendo castigos

durísimos.

Todas las personas deben tener derecho a la vida. Si no es así, el asesino

adquiere involuntariamente una definitiva y perversa victoria moral al convertir al

Estado también en asesino, reduciendo de esa manera el aborrecimiento de la

sociedad hacia la extinción deliberada de otros seres humanos

Según las sagradas escrituras þ   


       

(Romanos 6.26) nos dice La justicia y el juicio es un acto divino que Dios ha

delegado en el gobierno humano para garantizar la armonía y el bien común. La

pena de muerte, un atributo único de Dios, también ha sido delegado en el

gobierno como medio de castigo a ciertos crímenes.

La pena de muerte no es inmoral, es una responsabilidad que Dios delegó en el

gobierno y los jueces humanos, pero los fines o motivos con los que se usa

pueden ser morales o inmorales. Es legítimo cuando se aplica para garantizar el

derecho a la vida de aquellos individuos que sí cumplen con la ley. Es inmoral

cuando se aplica por venganza personal, a los opositores o enemigos políticos,

creando esto una sociedad corrupta y oprimida. Esto ha ocasionado que muchas

personas rechacen la pena de muerte, pero no es el ejercicio del poder en sí

mismo la causa de este rechazo, sino el uso inmoral de éste.


También podría ser inmoral no aplicar la pena de muerte cuando ésta

corresponda. Cuando no se aplica podría perjudicarse a aquellos que sí obedecen

las leyes y, que por la falta del castigo apropiado, se convierten en víctimas de la

violencia creciente. La falta de la correcta aplicación de ésta por las autoridades

cuando es necesario, ha dado como resultado en la venganza personal. Una

aplicación correcta y ordenada de la pena capital bajo los principios bíblicos trae

como resultado paz y justicia en la sociedad.

Según la biblia h chh hhh, la aplicación de la

pena de muerte fue delegada por Dios a la humanidad después del diluvio. En

aquellos tiempos la sociedad humana se perdió en extremo ya que no había una

debida administración de la justicia. ³Y vio Dios que la maldad de los hombres era

mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos

era de continuo solamente el mal´ (Génesis 6.5). Esto llevó a Dios a enviar el

diluvio como juicio sobre esa maldad. Para evitar que esto sucediera de nuevo y

no tener que enviar otro diluvio que acabara con la sociedad de nuevo, Dios

delegó en la humanidad la responsabilidad de administrar justicia y de aplicar la

pena de muerte. El objetivo inicial de esto era evitar la propia destrucción de la

raza humana y las consecuencias de vivir en libertinaje. Se debe notar que la pena

de muerte fue introducida en el mismo momento que se delegó la responsabilidad

de aplicar la justicia. (Génesis 9.5-6) Algunos podrían confundir

la pena de muerte con el sexto de los diez mandamientos. Un análisis más

detallado revela que la palabra hebrea usada en Éxodo 20:13 "rasah" tiene por

significado matar haciéndolo intencionalmente, con malicia y hasta con alevosía.

En otras palabras, este mandamiento dice literalmente ³No asesinarás´.

Se debe notar que la misma ley del Antiguo Testamento no culpaba a

aquellos que cometían homicidios ³culposos´, es decir, accidentales o sin intención

(Levítico 21.1-3, Números 35.25-28). h  h h  h  c 

hchc La Biblia sí menciona casos en el que el rey perdona la vida de

un condenado a muerte por misericordia a este. El más notorio, es cuando David

perdonó la vida de Simei el día en que fue restituido a rey luego de una rebelión.

David queriendo aplicar la misericordia lo perdonó (2 Samuel 19:16-23).


ray que hacer notar que luego su hijo Salomón cuando accedió al trono, lo

aprisionó a este hombre, reconociendo el peligro y luego lo mandó a ejecutar

cuando este quebrantó la ley (1 Reyes 2:36-46).