You are on page 1of 1

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA (RSC):

OTRA FORM A DE INNOVAR

¿Qué es eso de la RSC? ¿Se trata de una moda? ¿Es una nueva forma de gestión?
Estas y muchas otras preguntas son debatidas por el tejido empresarial actual.

La encuesta realizada por la Fundación Adecco, puso de manifiesto que el 65% de los
españoles desconoce el significado de Responsabilidad Social Corporativa y un 17%
de la muestra analizada confunde el concepto con acción social o filantropía.

Por tanto se demuestra que la principal barrera o freno que sufre el modelo sostenible
es precisamente el gran desconocimiento sobre su significado, sus características y
sus beneficios.

Otra de las grandes barreras es el error de pensar


que la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)
es sólo una nueva forma de hacer marketing, o una
mera acción social basada en “ayudar a los pobres
o plantar árboles”.

Incorporar un modelo de gestión responsable en


una empresa, supone el reconocimiento e
integración de las preocupaciones sociales,
laborales, medioambientales y de respeto a los
derechos humanos en la gestión cotidiana de la
Pyme.

Estas preocupaciones generan políticas, estrategias y procedimientos que satisfacen


dichas preocupaciones y configuran una relación transparente con sus interlocutores.

Con la implantación de un sistema de Gestión Responsable, se consigue detectar de


una manera más rápida y sencilla las carencias que una organización tiene respecto a
su entorno en general y a sus grupos de interés en particular.

Es imprescindible que la alta dirección de la empresa haga una reflexión profunda


sobre su entorno económico y social, es necesario que entienda que toda actividad
económica genera un impacto en la sociedad (siendo este positivo y negativo a la
vez), lo que se pretende con el modelo de gestión responsable, es por un lado paliar
los efectos negativos derivados de nuestra actividad, y por otro lado conseguir una
mayor y mejor comunicación con nuestros grupos de interés (clientes, proveedores,
trabajadores, comunidad, etc.) los cuales configuran la base de todo desarrollo
empresarial.

La Responsabilidad Social Corporativa no sólo debe ser implantada por las


multinacionales, sino que las Pymes tienen que incorporar la RSC como un elemento
de ventaja competitiva, y una herramienta válida capaz de generar valor en la empresa
y en la sociedad con la que convive.

Pero este concepto aún no ha llegado a muchas Pymes, por lo que se necesita una
labor de concienciación y promoción dentro de las organizaciones y desde el Estado.

TAMARA PRIETO FERNÁNDEZ


Directora de IT VIRTUAL