Sie sind auf Seite 1von 28
Autores: Daniel Cruz (Editor) danielcruzantia@gmail.com La Comunidad de La Ceiba (principalmente familias Suárez,
Autores:
Daniel Cruz (Editor) danielcruzantia@gmail.com
La Comunidad de La Ceiba (principalmente familias Suárez, Sáenz, Villegas, Acosta,
Pérez)
Revisión:
Pablo Andrés Ramos, Sindy Martínez, Carolina Forero
Fotografías:
Daniel Cruz, Manuel Romero, Clemencia Amaya
Ilustraciones:
Maryory Lorena Puentes, Eriberto Villegas, Jimmy Sáenz
Diseño y Diagramación:
Maryory Lorena Puentes (mayis_puentes@hotmail.com)
Yeison Martínez
Impreso en:
Unión Gráfica LTDA
Cítese:
Cruz-Antia D. (Ed.) 2011. El manejo de los animales: Rescatando nuestro
conocimiento tradicional - Comunidad de La Ceiba. Fundacion Omacha - Facultad
de Estudios Ambientales y Rurales - Pontificia Universidad Javeriana - Corporación para el
Desarrollo Sostenible del Norte y Oriente Amazónico. Bogotá. 28p.
Agradecimientos:
A la Comunidad de La Ceiba, a Fernando Trujillo y Clemencia Amaya de la Fundación
Omacha, a Ismael Rolón de la Facultad de Estudios Ambientales y Rurales de la
Pontificia Universidad Javeriana, a Manuel Romero del Centro de Documentación y
Estudios Amazónicos Parature y especialmente a Clemencia López y Agustín Cruz Antia.
Cartilla realizada dentro de la propuesta de investigación titulada “Cambio cultural,
economía e instituciones: análisis de la sostenibilidad de la cacería en la comunidad
La Ceiba-río Inírida (Guainía-Colombia)” desarrollada en el Plan de Acción (PA 2007-
2011) de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Norte y Oriente Amazónico –
CDA-, específicamente en la línea temática CONOCIMIENTO, CONSERVACIÓN Y USO
SOSTENIBLE DE LOS RECURSOS NATURALES RENOVABLES Y DE LA BIODIVERSIDAD,
en el programa Promoción de la investigación y conocimiento de la biodiversidad
regional. Así como de la línea temática ORGANIZACIÓN Y PARTICIPACIÓN SOCIAL Y
CAPACIDAD INSTITUCIONAL PARA EL DESARROLLO LOCAL Y REGIONAL RURAL Y
URBANO SOSTENIBLE, en el programa Fortalecimiento de la organización social para
la participación.
ISBN:
978-958-8554-17-4
Nuestra Intención Nuestra cultura se está olvidando, por eso nosotros queremos rescatar el conocimiento tradicional
Nuestra Intención
Nuestra cultura se está olvidando, por eso nosotros queremos rescatar el conocimiento
tradicional de nuestros antepasados.
Nuestros abuelos sabían todo sobre el monte, sobre los animales, sobre los peces, nosotros
queremos aprender todo esto nuevamente. Vamos a preguntar a nuestros abuelos y a los
payés de nuestra comunidad. Después les vamos a contar a nuestros hijos, para que nunca
se vuelva a olvidar.
Al rescatar nuestro conocimiento tradicional, vamos a poder usar mejor a los
animales y a los peces. Así es que podremos conservar el monte, nuestro territorio.
Nosotros somos comunidades autónomas, porque somos capaces de organizarnos y cuidar
nuestro territorio, el monte, los animales y los peces.
Cuando
cuidamos
nuestros
recursos
nos
estamos
cuidando
a
nosotros
mismos.
Así,
lograremos
que
nuestros
hijos
tengan
un
territorio
donde
vivir,
una
cacería
y
una
pesca
para
alimentarse
y
una
cultura
para
transmitir.
Comunidad de La Ceiba
¿Dónde queda nuestra comunidad? ¿Quiénes somos? Nosotros somos de la Comunidad de La Ceiba, vivimos
¿Dónde queda nuestra comunidad? ¿Quiénes
somos?
Nosotros somos de la Comunidad de La Ceiba, vivimos en Colombia, en el
departamento del Guainía, en el Resguardo Indígena Almidón – La Ceiba. Nuestro
territorio se ubica sobre el río Inírida, tenemos mucho monte, sabanas, caños y lagunas,
de aquí sacamos todo para alimentarnos, la pesca, la cacería, los frutos del monte. Nuestra
comunidad está conformada por familias de las etnias curripaco, puinave, guanano y tucano. Acá
vivimos 25 familias, somos 105 paisanos. Algunos somos del Guainía, otros
venimos del Vaupés.
Sale el sol sobre las selvas del Guainía, el cielo se torna de un color
Sale el sol sobre las selvas del Guainía, el cielo se torna de un color rojizo con destellos rosados,
los monos aulladores dan los buenos días con su ronquido y la guacamaya vuela por el horizonte,
hasta encontrarse con el canto del paujil entre las ramas de los árboles, la niebla se levanta y el
agua del río refleja la luz del sol. Mientras tanto, en la comunidad de La Ceiba, Alicio, el capitán
de la comunidad despierta a su hijo Diego, un niño de 9 años, y le dice:
-Diego, vamos pa´l monte, hoy le voy a enseñar algo muy importante-
Muy emocionado, Diego se viste, y en la cocina empaca la piña y el casabe que
su mamá le dá después de despedirse. Se inicia la caminata.
Padre e hijo caminan varias horas por el monte, hasta que llegan al
pié de un cerro. El padre le dice a Diego:
-Hijo, este cerro es la casa de los animales, de aquí es que salen
los animales de nuestro territorio-
Diego responde: ¿De verdad papá?, yo no sabía eso! ¿Papá
como sabe todo eso?
-De eso quería hablarle hijo- responde Alicio- Es que
cada vez más nos estamos olvidando de nuestra
cultura, por eso yo le quería contar todo lo que yo
sé sobre los animales y el monte, lo que me
enseñaron mis abuelos y abuelas.
Si nosotros recordamos estos conocimientos,
vamos a poder usar mejor a los animales
y a los peces. Así es que podremos
conservar el monte, nuestro territorio,
y cuando lo cuidamos nos estamos
cuidando a nosotros mismos. Voy
a empezar contandole cómo
vivíamos antes:
¿Cómo vivíamos antes? La forma en que vivían nuestros antepasados era diferente a la de
¿Cómo vivíamos
antes?
La forma en que vivían nuestros antepasados era diferente a la
de ahora. Antiguamente no vivíamos en un solo sitio, íbamos
moviéndonos a través de la selva buscando cacería, pesca y frutos
del monte, estábamos un tiempo determinado y luego nos íbamos,
esto servía para no acabar con todos los recursos del monte, como
cuando dejamos descansar el conuco después de cosecharlo,
para que se recupere. Como nosotros andábamos tanto
por el monte, aprendimos mucho de los animales, ahí
fue que aprendimos todo lo que sabemos hoy,
gracias a nuestros abuelos y padres que nos
enseñaron sus conocimientos.
Antiguamente nosotros teníamos
maloca, en ella vivíamos, éramos
poquitos, en una sola maloca
vivíamos cinco familias.
¿Cómo cazábamos antes? Antiguamente, nosotros nos relacionábamos con los animales y los peces a través
¿Cómo cazábamos antes?
Antiguamente, nosotros nos relacionábamos con los animales y los peces a
través del Payé, con sus poderes él era el encargado de abrir o cerrar la puerta
de las casas de los animales, que se encuentran en los raudales y en los cerros.
El payé tenía la responsabilidad de abrir la puerta el tiempo suficiente para
que salieran animales para el alimento, pero no podía dejar la puerta mucho
tiempo abierta porque ahí salían los dueños de monte, que son peligrosos.
Awacarruna, Curupira, Yupinai, Yáwari, Boraró, Nerenoa ó Ium, ellos son los
protectores de los animales de monte, los payés decían que si uno cazaba
más de lo necesario la naturaleza se enoja, por eso ellos no mataban mucho
animal, solo lo que necesitaban para el alimento de su familia y la maloca.
Nuestros abuelos siempre compartían el alimento, y también los
conocimientos. Este intercambio se hacía a través de la celebración del
Dabukurí, Pudale o Poosé, esta fiesta duraba varios días, se reunían
muchas comunidades, el payé decía a la comunidad dónde debían
ir de cacería y de pesca, él conocía. El payé rezaba a la gente para que
pudiera conseguir fácil. Todo el alimento se reunía y se compartía mientras
se hacían cantos y bailes con instrumentos sagrados yuruparí, yapurutú,
cachovenado , carrizos, morrocoy. En estos cantos recordábamos las épocas
cuando los animales salían más, por ejemplo la música de morrocoy decía:
Hay
otro
camino
que
va
de
morroco
a
caño
venado,
allá
hay:
Mico churuco todo el año
Paujil y pava todo el año
Cajuche y gallineta todo el año
Danta en el invierno
Picure todo el año
Venado todo el año
Cachicamo en invierno
Tigre todo el año
Lapa en el verano
Chácharo zaíno todo el año […]
Los payés y nuestros abuelos también nos contaban las luchas entre payés y los espíritus
Los payés y nuestros abuelos también nos
contaban las luchas entre payés y los espíritus de la
selva; nos decían de qué clan éramos y si éramos del
clan morrocoy no podíamos comer morrocoy porque
era como comerse a un hermano. Nos enseñaban
cómo mirando la posición de las estrellas a lo largo
del año podíamos saber cuándo iba a ser tiempo de
mayor cacería o de mayor pesca. Nos decían cómo
usar las pusanas, unas plantas mágicas que ayudan en
la cacería, había una pusana para cada animal, también
para mejorar las capacidades del cazador o del perro.
Para nosotros, los animales son muy importantes
porque nos dan el alimento y por ser un valor de
la
región,
pero
nuestros
antepasados
también
respetaban a los
animales como los ocarros por
ser el rey de los animales, a las toninas porque son
como personas, y a las dantas porque los payés las
utilizaban para mandar mensajes entre
comunidades. Estos animales eran muy
valorados. Nuestros abuelos no cazaban en
los lugares donde mantenían esos animales,
tampoco cazaban en los sitios donde sabían que vivían
los dueños de monte, esos sitios eran respetados.
El cazador debía tener muchos conocimientos sobre
los animales, su comportamiento, a qué hora podían
encontrarse, los lugares dónde capturarlos,
reconocer los rastros, comederos, caminos, madrigueras,
debía poder atraer a los animales imitando sus sonidos,
también debía tener cuidado de no enfurecer a los
dueños de monte cazando solo lo necesario. Todo lo que
era capturado, debía compartirse, pero el cazador era
respetado, a él le servían en un plato aparte y
le daban más comida en agradecimiento por haber
traído el alimento.
También cazábamos con las armas tradicionales: el arco y la flecha, la puya y la
También cazábamos con las armas tradicionales: el arco y la flecha, la puya y la
cerbatana, estaban hechas de palos, fibras, espinas, huesos y piedras. Estas
armas eran efectivas solo cuando se les untaba el veneno curare o mawculia, que
era extraído de un bejuco del monte, no todos sabían de dónde se sacaba ni
cómo se preparaba. Nuestros abuelos también usaban trampas, podían ser de
caída o de cuerda.
Los abuelos sabían cómo usar los recursos del monte, por eso no capturaban
hembras ni pichones. También sabían que si se cazaba todos los años en el
mismo sitio los animales se acababan o se iban, por eso siempre cazaban en
lugares distintos. Sabían que si mataban solo una especie de animal, como la lapa, se
iba a ir acabando, por eso cazaban distintos tipos de animales. Tampoco mataban
animales en las épocas de reproducción. Ellos sabían, por eso siempre
estaban pendientes si algún animal estaba disminuyendo y ahí mismo lo dejaban
descansar, para dejar que produjera. Eso permitía que siempre hubiera comida
para la comunidad.
Nuestros abuelos también sabían que si solo nos alimentábamos de la
cacería, los animales se iban a ir alejando de la comunidad, por eso
también conseguían el alimento pescando,recolectando frutos del
bosque y sembrando el conuco. Así se tenían varias fuentes de comida.
La forma como los abuelos manejaban el
ambiente era algo muy grandioso porque ellos no
cazaban ni pescaban más de lo que necesitaban, por
eso no les faltaba el alimento. Por eso es importante
rescatar ese conocimiento.(ProfesorJesúsVillegas-guanano)
¿Qué ha pasado en nuestro territorio? El territorio del Vaupés y del Guainía, tiene una
¿Qué ha pasado en nuestro territorio?
El territorio del Vaupés y del Guainía, tiene una gran riqueza en recursos naturales, por
eso, a lo largo del último siglo mucha gente ha venido a extraer los recursos del monte, a
principios del siglo pasado se extraía el caucho; los indígenas trabajábamos para
patrones blancos colombianos, ellos nos llevaban a sitios bien metidos en la selva. Como
teníamos que estar todo el tiempo en el monte, nos encontrábamos con mucha cacería, en
vez de darnos remesas los patrones nos dieron escopetas para que cazáramos, desde ahí em-
pezamos a matar mucho animal.
Después empezamos a cazar animales para vender las pieles, de perros de agua, cachirres y
tigres, venían gente de Brasil, Venezuela y Colombia a comprar cueros, nosotros matábamos
harto. Se las dábamos a unos patrones blancos en Inírida y ellos las mandaban a Estados
Unidos, Europa y Asia. Eso después se acabó porque cada vez era más difícil encontrar a los
animales, se estaban yendo, o se estaban acabando porque la gente no los dejaba producir.
Por la escasez de animales el gobierno puso una ley prohibiendo el comercio de pieles,
Por la escasez de animales el gobierno puso una ley prohibiendo el
comercio de pieles, cueros y carne de monte, para evitar que los animales se
acabaran. Además, para proteger a las comunidades indígenas del acceso a personas
de otros lados que quisieran apropiarse de tierras, el gobierno creó los Resguardos
Indígenas, en donde nosotros somos autoridades autónomas. Todo eso fue en los años
70.
Después nos
dedicamos
a
sacar
oro,
pero
igual
que
el
las pieles,
el
oro
se
fue
acabando,
cada
vez
era
más
caucho, el pendare y
difícil conseguirlo, todo
lo habían
sacado.
En
ese
momento
muchos
indígenas
se
fueron a buscar
trabajo en el pueblo, ellos ya dejaron nuestras costumbres, ahora ellos son de ciudad.
Otros nos quedamos en la comunidad y seguimos con nuestras actividades tradicionales,
la pesca, la cacería, la recolección de frutos y la siembra del conuco, todo esto nos
da lo necesario para vivir bien y alimentarnos. También nos dedicamos a la pesca
ornamental y comercial, la venta de productos del conuco y venta de fibra. De esto es
lo que nosotros vivimos actualmente:
En la siguiente figura vemos en qué años duraron esas actividades y eventos:
En la siguiente figura vemos en qué años duraron esas actividades y eventos:
¿Qué pasó con nuestra cultura, nuestra comunidad y los animales de cacería? ¿Por qué olvidamos
¿Qué pasó con nuestra cultura, nuestra
comunidad y los animales de cacería? ¿Por qué
olvidamos nuestros conocimientos?
Los eventos históricos que sucedieron generaron grandes cambios en nuestra cultura y en el
estado del monte y los animales, por tal razón nuestro bienestar también sufrió cambios
drásticos. La nueva religión prohibió los mitos, los cantos y las celebraciones tradicionales, sin
eso, nuestros abuelos no pudieron transmitirnos el conocimiento que tenían sobre el monte.
La religión también acabó con los payés, eso dejó a nuestra cultura sin un guía sobre cómo
usar de la manera correcta y respetuosa al monte y a los animales y peces, desde ahí fue
que la gente se fue olvidando del respeto a los dueños de monte, empezamos a cazar más
de lo necesario. Ya no se respetan las épocas ni los lugares de reproducción, se caza en los
mismos sitios, ya no se respetan los animales sagrados.
Nosotros teníamos métodos
de
control
del
número
de
hijos
a
través
de plantas
especiales,
la
religión
prohibió
eso,
por
eso
ahora
somos
tantos
y
mientras más
somos menos
comida
tenemos
para
cada
uno.
Ahora
vivimos
en
un
solo
sitio,
ya
no nos movemos
a través
del
monte, por eso
los animales se
han vuelto mañosos.
Una población grande en una
comunidad causa que las
cacerías disminuyan.
(Fabio Pérez-curripaco)
Cuando llegaron las economías extractivas y de mercado, es decir, la época del caucho, el
Cuando llegaron las economías extractivas y de mercado, es decir, la época del caucho, el
pendare, las pieles, la coca y el oro, fue que llegó mucha gente de otras regiones y países, eso
hizo que los indígenas adoptáramos muchas de las costumbres de los blancos para la cacería,
comenzamos a utilizar la escopeta, dejamos las armas tradicionales, el uso del curare se fue
olvidando.
Desde la época en que se vendían los cueros la gente empezó a valorar a los animales
por el dinero que representan, eso hizo que nuestra relación con los animales
cambiara, por eso es que los animales escasean, porque algunos paisanos matan muchos, solo
para ganar plata. Ellos se han olvidado del respeto a los animales como lo hacían nuestros
abuelos.
Antes de que adoptáramos costumbres de los blancos matábamos variedad de animales,
para dejar que produjeran, pero después de que llegaron los blancos aprendimos de ellos
a matar solo animales grandes, con el tiempo nos estamos dando cuenta que eso no es tan
bueno porque cada vez es más difícil encontrar a esos animales, como los cazamos tanto,
se van volviendo mañosos y se van.
Hoy día hay muchas tribus que no saben, ya los viejos se han muerto,
está completamente borrado. Por eso muchas tribus han perdido
todo, los muchachos no quieren saber nada, pero todavía habemos
mucha gente que sabe, puede ser la historia, pero es importante no
olvidar. Con la persona que se interesa uno habla. (Payé Eriberto
Villegas-guanano)
Todos estos cambios fueron haciendo que los animales y peces se fueran alejando cada vez
Todos estos cambios fueron haciendo que los animales y peces se fueran alejando cada
vez más de nuestra comunidad, además, como ahora somos tantos en las comunidades y
matamos tanto animal, hasta los pichones y las hembras, ahora cada vez es más difícil
conseguir peces y cacería.
Con los animales también hemos venido notando cómo cada vez hay menos,
antes había mucha pava, paujil, lapa, uno podía cazar en una noche 5 o 6 animales,
ahorita eso casi no se vé. Eso es porque los hemos matado mucho y no los dejamos producir.
En esta figura vemos como ha aumentado la gente y cómo han disminuido los animales,
los peces y el monte:
Aquí había mucho pescado y animal, harto,
yo no sé qué será de nosotros ahorita, ya no
hay nada de pescado, ni animal de monte.
Se fueron los animales, porque los mataban
mucho, empezó a haber mucha gente, eso
los acabó. Los animales se fueron, saben yá.
(Julio acosta-curripaco)
¿Por qué son importantes los animales? ¿Qué pasa si se acaban? ¿Qué pasa si se
¿Por qué son importantes los animales? ¿Qué
pasa si se acaban? ¿Qué pasa si se van?
Los animales son muy importantes para nuestro alimento, nosotros vivimos gracias a la carne
que nos da la cacería.
Los animales también son muy importantes porque ellos cuidan el monte. Sin los animales
el bosque no podría existir. Por ejemplo las pavas comen frutos de los arboles, después
vuelan y defecan en otro sitio, como ahí va la semilla ahí vuelve a crecer otro árbol igual, eso
hacen todos los animales, sobre todo los pájaros y los micos. Cada animal tiene una función.
Los animales también son importantes porque nos recuerdan nuestra cultura, nuestro
origen, ellos son nuestros antepasados, por eso nosotros somos de los clanes
danta, tigre, lapa, si los animales se acaban es como si perdiéramos a nuestros hermanos.
El problema es que no estamos dejando
que los animales ni los peces
produzcan, si continuamos así los
recursos de nuestro territorio se van a
agotar!
¿Cómo es el manejo actual de los animales en nuestra comunidad? Como perdimos animales, fue
¿Cómo es el manejo actual de los
animales en nuestra comunidad?
Como perdimos
animales, fue
mucho
de
nuestro
conocimiento,
comenzamos
a
usar
mal
a
los
por
eso
que
el
gobierno
prohibió
el
comercio
de
carne
de
monte y cueros. Eso ha sido bueno porque los animales han ido recuperándose un poco.
El problema de eso es que como el gobierno puso las normas, a nosotros los
indígenas se nos olvidó que como autoridades de nuestro territorio también
podemos poner normas para usar mejor a los animales, nosotros podemos seguir la norma del
gobierno, y al tiempo poner otras que ayuden a que los animales se recuperen y produzcan.
Por ahora manejo
de
los
animales
hay
muy
poco,
nosotros
ya no tenemos
normas
internas
para el
buen uso de
los
animales, eso lo tenían los abuelos, eso nos
preocupa, porque el manejo lo
hace
cada
quien, pero hay gente que no respeta,
entonces ellos dañan el trabajo de los que sí queremos dejar que los animales se recuperen.
Nosotros decíamos que las normas las debíamos poner cuando viéramos que los
animales se estuvieran acabando, pero ahora nos damos cuenta que las debemos
poner ya, si queremos que haya animales para que nuestros hijos puedan alimentarse.
No podemos esperar a que los animales y peces
estén a punto de acabarse para poner normas,
eso debe ser antes, para dejar que con nuestro
buen uso, los animales se recuperen.
Aunque en la comunidad de la Ceiba nosotros no cazamos mucho, como cada vez vamos
Aunque en la comunidad de la Ceiba nosotros no cazamos mucho, como cada vez vamos
a ser más familias y como no hemos puesto normas para usar bien a los animales llegará
un momento en que los animales se acaben, es como lo que ahorita está pasando con los
peces, que ya casi no hay, por eso debemos organizarnos y mirar qué es lo que vamos a
hacer!
Algunas normas que hemos pensado en poner son:
• No matar las hembras
• Cuidar los pichones, evitar matar hembras preñadas
• Matar solo lo necesario para el alimento
Nosotros somos autoridades autónomas en nuestro
territorio, por eso nosotros somos los que mejor
podemos cuidar nuestros recursos, la mejor forma
es organizándonos para usar bien a los animales y
a los peces, para que siempre haya suficiente para
poder alimentarnos!
¿Cómo podemos usar mejor a los animales y
así tener comida para nuestra comunidad?
Para usar bien a los animales, necesitamos nuestro CONOCIMIENTO TRADICIONAL,
ese es el valor más importante de nuestra cultura. Si nosotros sabemos dónde están
los animales, cada cuánto salen, cada cuánto se reproducen, cuántas crías tienen,
cuáles son las hembras, vamos a poder aprovechar estos conocimientos para saber
cuántos podemos cazar y cuándo cazarlos.
Por ejemplo: si sabemos que la lapa tiene
poquitas crías, y que solo se reproduce en el
verano, la norma que pondríamos sería la de no
matar lapa durante el verano.
¡TODO ESTO HACE QUE LOS ANIMALES PUEDAN
PRODUCIR OTRA VEZ!
¿Qué conocimientos tenemos sobre nuestros animales? • Animales en distintas lenguas Es muy importante que
¿Qué conocimientos tenemos sobre
nuestros animales?
• Animales en distintas lenguas
Es muy importante que sepamos cuáles son los animales de nuestro
territorio, para hablar de ellos y discutir si disminuyen o aumentan
dependiendo del uso que hagamos de ellos. Acá mostramos los distintos
nombres de los animales en nuestras lenguas, en español y en
nombre científico:
NOMBRE CIENTIFICO
ESPAÑOL
PUINAVE
GUANANO
TUCANO
CURRIPACO
MAMÍFEROS
Tayassu tajacu
Tayassu pecari
Tapirus terrestris
Mazama gouazoubira/M. americana
Odocoileus virginianus
Cacajao melanocephalus
Alouatta seniculus
Cebus apella
Cebus albifrons
Saimiri sciureus
Aotus vociferans
Callicebus torquatus
Hydrochaeris hydrochaeris
Dasyprocta fuliginosa
Agouti paca
Coendou prehensilis
Sciurus sp./ Microsciurus sp.
Tamandua tetradactyla
Myrmecophaga tridactyla
Priodontes maximus
Dasypus novemcinctus
Choloepus didactylus
ECHIMYIDAE
Leopardus pardalis/ L. wiedii
Zaíno
Cajuche
Danta
Venado de monte
Venado Sabanero
Chocuto
Araguato
Maicero
Mono
Tití
Mico nocturno
Viudito
Chiguiro
Picure
Lapa
Puercoespín
Ardilla
Oso Hormiguero
Oso Palmero
Ocarro
Cahicamo
Perezoso
Rata espinosa
Tigrillo
Dejut
Yejceburú
Yejceburú
Yamuritú
Depí
Yejcestieina
Yejcésujtigú
Apiá
Yap
Wacheú
Wecú
Jema
Somcot
Ñamá
Ñamasagñ
Neduitu
Sompup
Ñamá
Ñamasaariti
Neerri
Sao
Pichojturú
Pijcoturu
Carrubirri
Emú
Emo
Iichi
Buri
Pichojturú
Ajqueñi
Puve
Su
Yecerirú
Majsaaqué
Jaario
Seu
Savaro
Mereisí
Pitipiti
Puipú
Kun
Mujpú
Múcurí
Wuaú
Guaú
Waqui
Itdé
Diabachí
Diawekú
Keeto
Bo
Buú
Buuj
Piichi
Det
Saamán
Cemén
Daapa
Ñikí
Wató
Wató
Ñarrada
Bikú
Misoa
Misoa
Maderrí
Woi
Mién
Umukaripai
Aate
Ñan
Oachímién
Bujcó
Tarro
Wacheupámo
Wekúpamo
Áyana
Pamó
Pamo
Aridari
Jum
~
Weré
Wamo
~
~
~
~
Wayáo
Misitucurú
Yaidorogaja
Yawi
AVES
Ara spp.
Amazona spp. / Aratinga spp.
RAMPHASTIDAE
Mitu tomentosa
Penelope sp./Ortalis sp.
COLUMBIDAE
Tinamus major
ARDEIDAE
Anhinga anhinga
Guacamaya
Yuú
Majá
Majá
Ádarro
Loros
Som
Wachó
Vejkó
Warro
Tucanes
Uan
Dasá
Dajsé
Yate
Paujil
Wanopí
Waropi
Cuichi
Pavas
Jompi
Katamajá
Kajtá
Marre
Palomas
Íti
Bujá
Bujá
Jurito
Gallinetas
Bou
Kjá
Ajá
Maami
Garza blanca
Bup
Yajá
Yejé
Maari
Pato aguja
Kaduá
Kodasá
Ajcodacé
Wanarí
REPTILES
Podocnemis expansa
Podocnemis erythrocephala
Geochelone denticulata
Peltocephalus dumerilianus
Chelus fimbriatus
Paleosuchus trigonatus
Paleochus palpebrosus
Terecay
Yúc
Kuuri
Ícurí
Chipiro
Cipirú
Naacurí
Usoagn
Chipiro
Morroco
Macarcaburu
Újuri
Ichidá
Cabezón
Uvá
~
Udejuapai
Waranaco
Matamata
Yoyac
Diacurí
Údere
Maivirrunaré
Cachirre negro
Woubom
Ijsóbujtigú
Catchirrejarekai
Cachirre blanco
Woupi
Ijsoñigú
Catchirreitakai
• Mapa y Animales de cacería Saber dónde están los animales nos ayuda a saber
• Mapa y Animales de cacería
Saber
dónde
están
los
animales
nos
ayuda
a
saber
que
podemos
cazarlos
en
varios sitios,
no
siempre
en
el
mismo
sitio,
para
que
puedan
producir.
Este
mapa
nos
muestra
los
sitios
donde
hemos
capturado
animales
durante las
épocas de verano e invierno, estos sitios los podemos dejar descansar un tiempo:
INVIERNO
VERANO
• Calendario de cacería en nuestro territorio Saber las épocas en que los animales salen
• Calendario de cacería en nuestro territorio
Saber las épocas en que los animales salen más y se reproducen nos ayuda a saber
cuándo debemos tener cuidado de no matar hembras preñadas para dejar que los
animales produzcan, debemos recordar que cada animal se reproduce, está preñado
y tiene pichones en épocas distintas, eso depende de qué tanto conozcamos sobre
los animales de nuestro territorio.
Este es un calendario donde mostramos cuándo salen los animales:
¿Por qué son importantes estos conocimientos? ¿Por qué debemos rescatarlos? Nuestra cultura nos ayuda a
¿Por qué son importantes estos conocimientos?
¿Por qué debemos
rescatarlos?
Nuestra cultura nos ayuda a recordar cómo nuestros abuelos manejaban la
naturaleza, ellos aprendieron de sus antepasados, ellos eran sabios porque
mantenían observando cómo vivían los animales, ellos aprendieron, por eso
cuando nosotros rescatamos nuestro conocimiento tradicional, estamos
aprendiendo cómo usar bien a los animales. Esa es la enseñanza de nuestros antepasados.
Nosotros tenemos muchos conocimientos que
podemos utilizar para poner normas en nuestra
comunidad para usar mejor a los animales!!!
Sabemos muchas más cosas, si les preguntamos a
nuestros abuelos o a los payés nos van a dar más
conocimiento sobre los animales para saber cómo
usarlos mejor, eso es lo que tenemos que rescatar!
¿Cómo podemos aplicar nuestro conocimiento tradicional para usar bien a los animales? Usar bien a
¿Cómo podemos aplicar nuestro
conocimiento tradicional para usar bien
a los animales?
Usar bien a los animales se refiere a cazar los necesarios para poder
alimentar a nuestras familias pero procurando que los animales
produzcan.
Usar bien a los animales es dejar que haya suficientes animales para
que puedan mantener el bosque al dispersar las semillas de los árboles.
Cuando usamos bien a los animales vamos a conservar el
monte, y si el monte está bien, nosotros y nuestra cultura viviremos
por muchos años!
Las acciones que haremos en nuestra comunidad para usar mejor a los animales son: •
Las acciones que haremos en nuestra
comunidad para usar mejor a los animales
son:
• Debemos
aprender
de
lo
que
les
pasó a nuestros abuelos, ellos
olvidaron muchas cosas y por eso no nos las enseñaron, todavía nosotros
podemos rescatar los conocimientos y aplicarlos para usar bien el monte y los animales.
Vamos a volver a valorar a los animales por que nos alimentan, porque
son
importantes
para
nuestra
cultura
y
porque
cuidan
el
bosque, por eso
continuaremos
siguiendo
la
norma
de
la
CDA de no comerciar carne de
monte, lo que matemos lo vamos a utilizar para nuestro alimento únicamente.
• Vamos a pensar no solo en el presente, vamos a pensar en el futuro, si
por ejemplo matamos una lapa preñada hoy, debemos ser conscientes de que
mañana será más difícil encontrar lapas, y si seguimos así, pasado mañana no habrá
lapas para nuestros hijos.
• Vamos a estar pendientes de la abundancia de cada uno de los animales de
cacería, si vemos que un animal está escaseando, lo vamos a dejar descansar,
cuando ya veamos que salen más ahí si ya podemos empezar a cazarlo otra vez.
Vamos
a
proteger
a
los
pichones,
a
las
hembras
y
sobre
todo
a
las
que
estén preñadas,
esto
sirve
para
que
los
animales puedan producir.
Cuando
sea
la
época
en
la que las hembras estén preñadas o tengan
pichones vamos a procurar no matarlas, vamos a cazar animales que no estén en
tiempo de reproducción.
En
nuestro
territorio
la
lapa,
la
danta,
el
zaíno,
el
cajuche
y
el
chigüiro están
escaseando,
por
eso
vamos
a
dejarlos
descansar
para
que
produzcan,
esto
lo
haremos
hasta
que
ya
veamos
que
hay
más
de
estos
animales. Cuando otro animal comience a escasear vamos a hacer lo mismo.
• En nuestra comunidad cada cazador siempre caza en los mismos sitios, desde ahora vamos
• En nuestra comunidad cada cazador siempre caza en los mismos sitios, desde
ahora vamos a dejar los sitios en los que siempre hemos cazado y cazaremos en
nuevos lugares, para dejar descansar a los animales. Cada seis meses cambiaremos de sitios de
cacería. Esto es como cuando dejamos descansar el conuco después de cosechado, para
que el monte y los animales se recuperen.
• Como lo hacían nuestros abuelos, vamos a respetar los sitios donde sabemos
que viven los dueños de monte, sobre todo en la cabecera de Caño Pajarito. Debemos
respetar a los espíritus del monte.
Cada
animal
tiene
un
sitio
donde
va
a
comer
y
donde
duerme,
podemos
cuidar
algunas
partes
de
los
caños
y
algunos
dormideros,
si
no
matamos
animales en algunos de esos sitios vamos a dejar que los animales produzcan más.
Procuraremos
cazar
distintos
tipos
de
animales,
no
vamos
a
cazar
siempre
el
mismo
animal,
esto
sirve
para
que
los
animales
no
se
vuelvan mañosos.
• Nuestros abuelos y payés nos pueden decir cómo usar bien a los animales, si
nosotros les preguntamos ellos pueden darnos mucho de su conocimiento. A los payés
debemos valorarlos y respetarlos, porque ellos son los portadores de nuestra cultura.
• Vamos a preguntarle a los abuelos y payés de nuestra comunidad sobre los
mitos, las danzas, y los cantos de nuestra cultura, vamos a rescatar lo que somos
como indígenas y vamos a transmitirlo a nuestros hijos. Vamos a hacer una reunión a
la semana donde le contemos a nuestros hijos sobre los mitos y danzas tradicionales.
Cuento historias, los niños van aprendiendo, en lengua,
para que entiendan mejor. Mi mensaje a los jóvenes es
que aprendan música, sus nombres, mojarra, carrizos,
que toquen eso, que aprendan la música tradicional
que eso tienen nombre, picure, cachovenado, morroco.
Los niños aprenden. (Payé Fernando Villegas-
guanano)
Con las danzas mostramos nuestra identidad, con eso mostramos lo que somos nosotros. (Profesor Jesús
Con las danzas mostramos nuestra identidad, con eso
mostramos lo que somos nosotros. (Profesor Jesús
Villegas-guanano)
• Vamos a hacer una reunión mensual para hablar de cómo están los
peces y los animales de monte y vamos a tomar medidas en esas reuniones.
Cuando
nosotros
dejamos
descansar
el
conuco
para
que
crezca
nuevo
monte,
también
estamos
permitiendo
que
la
cacería
vuelva
a
esos
sitios,
en
los
cuales
podemos
cazar,
por
eso
seguiremos
dejando
descansar
los
conucos
después
de
cosecharlos.
Continuaremos
alimentándonos
no
solo
de
la
cacería, sino
también
de
la pesca,
de
los
productos del conuco y de los productos del
monte.
Cuando
nosotros
nos
alimentamos
de
varias
fuentes de comida
estamos
asegurando
nuestro
bienestar,
porque
si
por
ejemplo
el conuco
no da buenos frutos, pues todavía tenemos los otros alimentos para comer.
• Así
como
queremos
usar
bien
a
los animales de monte, también
debemos usar bien a la pesca, también usar bien el monte cuando
recolectemos o sembremos conuco. Debemos recordar que este territorio es
nuestro y de nuestros hijos, por eso debemos preservarlo para que nuestra cultura
perdure.
La clave para esto es aprovechar nuestro conocimiento del monte, de los peces y de
La clave para esto es aprovechar
nuestro conocimiento del monte,
de los peces y de los animales, estar
organizados entre nosotros y
siempre estar pendientes de si
estos recursos empiezan a escasear
para poder actuar.
Hay que valorar el conocimiento de
todos en la comunidad y
transmitirlo a nuestros hijos.
Por eso yo le estoy enseñando eso
hoy!
Gracias papá, ahora sé que lo que hagamos
con los animales hoy, va a tener
consecuencias para nuestros hijos.
Debemos usar bien a los animales, porque
cuando cuidamos al monte nos estamos
cuidando a nosotros mismos y a nuestra
cultura.
Desde hoy voy a tener presente que la
herramienta para usar bien a los animales es
nuestro conocimiento tradicional!!
El manejo de los animales: Rescatando nuestro conocimiento tradicional-Comunidad de La Ceiba Resumen científico Las
El manejo de los animales: Rescatando nuestro
conocimiento tradicional-Comunidad de La Ceiba
Resumen científico
Las etnias puinave, curripaco, tucano y guanano, ubicadas a lo largo de los
ríos Guainía e Inírida (departamento del Guainía) y de los ríos Vaupés e Isana,
(departamento del Vaupés) han venido interactuando desde hace más de 90
años con eventos de colonización, sedentarización, bonanzas extractivas y
misiones evangélicas, que han repercutido en la forma de percibir y manejar
su territorio, generando mayor presión sobre los ecosistemas y sus recursos.
Para las comunidades indígenas asentadas a lo largo del río Inírida, la
cacería de subsistencia es indispensable para el aporte de proteína y su
continuidad cultural. Tras los procesos de transculturación, se registra
una transformación drástica en las prácticas y creencias de cacería en la
comunidad.
Aunque en La Ceiba se registran bajas tasas de aprovechamiento como
resultado de la normatividad centralizada (restricción al comercio de carne
de monte y uso de armas de fuego) y de aspectos socioculturales (alto
costo de la cacería en tiempo, esfuerzo y dinero, no bien retribuidos),
ciertos factores hacen pensar en la trayectoria insostenible de la cacería
en un futuro próximo: se evidencian el abandono a prácticas culturales de
cacería, el bloqueo de mecanismos de generación, acumulación y
difusión del conocimiento ecológico tradicional, así como de los
mecanismos de internalización cultural, se observa también la carencia de
instituciones endógenas para el manejo de la fauna de caza, prácticas de
captura no sostenibles, el no favorecimiento de las fuentes de renovación
(culturales y biológicas) y constante presión por crecimiento demográfico.
Así pues, esta compilación es el producto de la integración entre las
percepciones y conocimientos de los habitantes de la comunidad y la
aplicación de las teorías de resiliencia en los socio-ecosistemas como
indicador de la sostenibilidad de la cacería. Con el fin de desarrollar una
primera aproximación al rescate de la memoria social de la comunidad,
el refuerzo de la experiencia institucional y la acción colectiva, junto con
la valoración y rescate del conocimiento ecológico tradicional para el
manejo sostenible de la fauna de cacería a través de un enfoque adaptativo.
Daniel Roberto Cruz (Ecólogo)