You are on page 1of 2

Florentinos de manzanas

Pueden usar los aros que venden las casas de artículos para repostería, pero también latitas petisas,
como las de atún o morrones (desfondadas y muy bien lavadas, por supuesto).
javascript:history.back()javascript:history.back()

javascript:onclick=print()javascript:onclick=print()

Crema de almendras
Ron 4 cdtas.
Manteca Blanda 90 g.
Huevos Grande 1
Azúcar Impalpable 3/4 taza
Almendras Tostadas y procesadas a polvo 2/3 taza + 3 cdas.
General
Harina 0000 3 y 2/3 tazas
Esencia 2 cdtas.
Esencia de vainilla 2 cdtas.
Azúcar 3/4 taza
Manteca Blanda 1 y 1/2 taza
Huevos Grande 1
Mezcla de claras
Almendras 1 y 1/2 taza
Claras 3
Azúcar 3/4 taza
Preparación de manzanas
Canela 1 cda.
Esencia 1 cdta.
Esencia de vainilla 1 cdta.
Manzanas 1 kg.
Azúcar 1/4 taza
Salsa de caramelo
Manteca 1 cda.
Crema 1/2 taza
Crema de leche 1/2 taza
Azúcar 2/3 taza

Batir la manteca con el azúcar. Incorporar el huevo y la esencia. Agregar la harina,


formando una masa. Estirarla y colocarla sobre una placa. Cortar círculos utilizando
aros de metal de 10 cm de diámetro. Quitar la masa que quede entre ellos, sin retirar
los aros. Enfriar durante 30 minutos en la heladera. Preparar la crema de almendras
combinando la manteca con el azúcar impalpable y el polvo de almendras. Añadir el
huevo batido y el ron, integrando bien todo. Pelar las manzanas y cortarlas en cubos.
Cocinarlas con el azúcar, la canela y la vainilla. Para la mezcla de claras, procesar las
almendras y unirlas con las claras y el azúcar. Armar los florentinos colocando sobre los
discos de masa (dentro de los aros) la crema de almendras, luego la preparación de
manzanas y por último una cucharada de la mezcla de claras. Cocinar en el estante
central del horno de 40 a 50 minutos, hasta que se doren. Retirar del horno y sacar los
aros con cuidado. Servir los florentinos con helado y salsa de caramelo. Para hacer la
salsa, colocar el azúcar en una sartén. Llevar sobre fuego moderado y revolver
suavemente con un tenedor hasta que se forme un caramelo de color rubio. Incorporar
de a poco la crema de leche, sin dejar de revolver hasta que el caramelo se disuelva
por completo. Agregar la manteca y continuar revolviendo hasta que se integre.