You are on page 1of 7
prmnrueses poneb oqonme Pp epmone® rsdomed soy “AL REGLAS Y PRINCIPIOS EN BL DERECHO ENRIQUE BARROS + 1 1a doctrina juridice ha vacilado permanentemente entre dos forums de entender ol derecho: (1) Ie comprensién a partir de principios, de los cuales se derivan por argumentacién los otros componentes del orden juridico, y (2) su desctipcién como un conjunto de reghs concretas y relarivemente.particularizadea Ta distincién entre reglas y principios disctimina’ entre diversos tipos de directivas © pautss de conducts. No se refiere al problema clisico de si el derecho debe ser entendido desde el punto de vista ae su fundamentacién 0 legitimided, como afirman las doctrines del derecho natural, o de su realidad como instcumento de ordenacién, como afirman las teorfas del derecho positive, Pero si bien las distinciones entre derectio natural y- derecho positivo, por wn lado, y entre reglas y principios, por el otto, cortes- ponden « diferentes preguntas, es posible establecer ciertas correlacio- nes entce elas, Las doctrinas del derecho natural plantean ta preguata or la fundamentacién del derecho y su forma usual de razonar es partir de principios. Las teorfas del derecho positivo ignoran los pro- blemas de fondamentaciéa, limiténdose a describir los carecteres comu- es de fos derechos positives vigentes, y cienden a adoptar como unided de anélisis las normes o las seglas, Exe trabajo atiende sélo impliciamente «tales cotrelaciones. Su ‘objetivo es mostrar Jas diferencies entre el comportemientd conforme una regla y ef que sigue a un principio, Luego se planteen algunas Profesor de Derecho Civil y Filosofia del Derecho en In Universidad de Chile Doctor en Derecho por fa Universidad de Munich Mesie ncerea «le Ia Tost sistema jurldico. rr Uno de fos teimas ms recurrentes del derecho, Ie filosofia moral y las ciencins sociales ¢5 el dilema eutre elnsticklad y precisién de tas putas de conducta. Si se recorten esas dliseiplinas se comprueba que los principios y valores; por un lado, y las reghs © normas, por el oto, son los con ceptos que mejor expresan, respectivamente, esns caracte ticidad y_precisidn, Las ieglas 0 tormas son entendidas como directivas precists, cuye aplicacién es_mis bien “formal”, “logics”, ny “resutictiva”. A los principios se asocia, por el contrario, una aplicacién “argumentativa”, “teleolégien”, “erendora” y “evolutiva n verdad, In distincién es tipica y no clasificntoria, Las reglas pueden Ser imprecisas por In veguedad de su formulacién 0 por lo sorpresivo e impredecible de las situaciones en que se aplican, A ver, Ia argumentacién a partir de un principio puede ser bastante co! clusiva, especiatmente en situaciones limites, como lo muestra ef dest srolio coinparado del derecho constitucional. De heoho, entonces, las reglas y los principios pueden ser mejor concebidos como extremos de un continuo, que como alternatives radiceles de ordenacida, Con tod, Ja distincién cs ilustativa de formas diferemes de actuacién del derecho y, en general, del orden social La actuaciin de tin principio 5 usualmente més imprecisa que In de una regle, Une regia puede definir con bastante exectitud Ins con- diciones de su aplicacién. Tas normas del txfnsito que ijan velocida- des miximas, las que establecen los pla2os procesales 0 sefialan In forma de ejecutar ciertos actos son tipieas en tal sentido, Por el co tunrio, un principio, con el de buena fe o el del debido proceso, con- tiene sélo orientaciones generales, sin precisar los casos 0 situaciones particulares a los que se aplica, Expresado en términos Jogicos, & los principios subyace wna ligica ‘ordinal, que se expresa en los eérminos smientras que a las reglas subyace una I6gica not ‘que se expresa en Ia alternative “si/n0". sta diferencia hace de los principios factozes activos, dinamizan. rents pant Un principio es el punto de partida de una segment, Es ol ‘sustento de un saz nmms part La regla, por el c uniento que orienta el entes v. sario, puede ser concebida como usa pauta de conducta cuys aplicacién es nis neuteal, pues no exige delibers cid, Ello se expresa en In formulacisn lingiifstica de las reglas como juicios hipotéticos: dada cierta circunstancia, se debe actuar de, cierta manera. Por eso, Ia aplicacién dle In reght es, tépicamente, wn proble tna de constatecién de los hechos y no uno de rxzouamiento, Atendida su funcién, Jos principios no se expresan ‘en juicios hhipotéticos, como les reglas, sind on juicios cxtegéricos, Mientess. Ia regia se expresn en In f6rmula “si a, emonees b”, el principio contiene una prescripeién implfcia que, dicho metaféricamen aplisida en todas las situaciones posibles. sin embargo, 10 impide fen forma eategérien, actie en pico son tos conflicts entre Tikertadl igualdad, entce seguridad juridiea y buena fe, entie soberanin popu Ine y"constitucionalismo, En summa, pose pleno sentido alirmar que los principios son conteadictorios entre tf y, sin embargo, son stiultd neamente vitidos. La iclea de justicia, aplicada al orden social, busca precisamence encontrar una orlemscién y equilibrio entre cliversus principios Algo distinto ocurre con kes reglas, Si una segla prescribe que se debe pagar un 20% de impuesto alas ventas y servicios y otra poste: rior sefialn que se debe pagar un 109%, se estima que In segunda regia deroge ticitamente’ a la primera, pues el solo hreclo ele que sean com: ttadictorias provoca [a invalider de alguna de ellas. Las tcnicas para resolver conflictos entre reglas (derogncidn técita, jerarquia, especiali- dad) se basin precisunence en fa idea de que dos reglas incompat bles no pueden coexist. Tas regls, al expresurse tipicamente en la. alvernativa establecen una especie de esquematizacién binaris, que es Ia mis sim ple de las formas de pensar. Por eso, el modelo de las reglas no sopor que otro prin tun sentido contratie, Caso contradicciones, Asi, un sistema de regles formuladas en un lengusje suficientemente preciso .es idenlmente algo muy similar a wn modelo ctbernético, Psa “wpe “sS1sOONN untae wn 2p Epuied op ownd pp sa ound uy eufior.o ssuqypap rmuauepens wed sopesn wos sub 5 Siew ‘eiiiaigby el ‘idaielo “dela eBplad" dbo” hates “entgords. las dificulades que pueden surgir al aplicar un precepro, La vaguedad de In formulscién 0 Ja imprevisibilidad de las situnciones impidea fre ccuentemente que In aplicacién sea un acto puramence “dgieo”. De alt que se afirme que iodo acto de aplicacién pueda implicar simukines- mente un acto de creacién, La aplicacidn propiamente tal se mueve en el campo de lo univoco y de lo previsible. Més alld de es0, ocuite un sew de cceaclin que no sigue criterios jusidicos preestablecidos,‘Téc- niicamente, lo que no es aplicacién de una regla aparece como dec sién discrecional El modelo de los principios, por el contrario, tiende a enrender In aplicactén det derecho como un scio de rezonamiento, que s2 expresa en una argumenteciGn, Desde esta perspectiva, toda decisién debe ser justificada. La iden de decisién correcta excluye necesaria- mente el decisionismo y In discrecionalidad, Aun los casos més atipicos debian ser resueltos de conformided « slgtia ctlterlo acepeble, que justifique In decisién, I Un buen camino paia analizar el valor selativo de las reylas y de los principios en el derecho consiste en imaginar un orden juri- ico compuesto solamente por unas u otros. La doctrina positivista ha afirmado desde lnce cxsi 200 afios que el derecho es un sistema de reglas, predominante © exclusivamente ‘readas por el poder ptblico. Ta fuerza de conviecién de esta ceorla radica en el hecho, bastante evidente, de que toda sociedad selati- vamente estable posee reglas juridicas preclsas ccerea de la mayorla de los aspectos claves de Ie vida social: la atribucién y organizacién el poder piiblico; las conductas penadas; ta forma de Ja propiedad y ua extensién de los derechos que a ella se vinculan; los otros derechos bbisicos de las personas;’fos efectos de fos conteatos; el manejo de Ix ‘economia nacional y muchas otras materies, ‘La mayoria de estas regles son seguidas por Jas personas, les fun- cionarios y los jueces, sin preguntarse por su justificacién, Ellas son consideradas como partes integrances del sistema jueidico con J ma- yor espontancidad, El criterio predominante es haber sido formalmente promulgedss, lo que evita la discusién de fondo acerca de su sazons- bilidad. Sigoiendo 2 Luhmann, puede afirmarse que el derecho crea tuna legitimidad medisate’ prccedirhientss:" d”teorfa juridica de. in validez expresa esta caracteristica distintiva del defecho en una socie- ded moderna, Ts obvio que ty situaciones en que se plantean preguntas in- quietantes acerca de Ja regia aplicable, Pero cuando tales preguntas adquieren dimensiones generalizdas, se trata mis bien de un sinvoma de debilided que de fortalexe de las instituciones afectadas por Ia duda. Cuando In dude slcanea a las reglas que constituyen el poder priblico, puede Megar a hablarse, con Hart, de ‘estados patoligicos del sistema jurtdico, Hn otras palabras, el derecho es un poderoso instrumento paca crear certezs. Ast Jo entendié Milles, al afiemar que el valor jurldico por excelencia era Is seguridad. La teorfa social contemporinea adopts, en buenn parte, ln misona ppetspectiva. Fl mundo moderno ha devenide en exttemo complejo y diversifieado, De alt quc sea cada vez més dificil reconsteair la mol- tiplicidad de relaciones e imercambios posibles en un sistema univoco de principios. Un orden basado exclusivamente en principios es cema- siado inestable © imprevisible, En una sociedad moderna, ello es cada vex menos viable, La sociedad moderna no puede ser simbolizada por tun orden de principios 0 valores univocos y jetarquizados. Tos prin- ccipios que rigen Ja familia, la economfa pablica, los contrates priva- dos, In politica, Ia pasién o In ciencia no son intercambiebles. Al in- terior de cada grupo o sistema de relaciones, tampoco existen rela clones fijas entre principios y seglas, de modo que étas pucdan infe- ritse inequivocamente de aquellos. Aqui radican también fas dificultades de concebir el derecho desde a perspectiva de una ideologia. Las ideologlas pretenden reducir ta complejided del orden social mediante [a formulacidn de un conjunto de principios simples. Todas las instituciones y reglas vigentes son juzgedas a partir de ta crltica radical impuesta. por dichos princi El tesultado de los intentos hist6ricos de crear un orden juridico. por completo renovado, que responda a estos principios intransables ¢ incon mensurables, es generalmente un creciente decisionismo, Bajo la. apa- siencia de una vinculacién a verdades mis profunds, el abandono de Ja dea de regla provoct que incluso las acciones més atroces, pueda ser argumentativemente jastificedas. De ahi que In vigencin inmediata ¢ incondicionada de principios, especialmente en los perfodos mis ideo- logizados de las revoluciones, derive con facilidad en situaciones que