Sie sind auf Seite 1von 126
I N F O R M E C A M P O D E D U

I N F O R M E

C A M P O D E

D U N A R

P U N T A

C O N C O N

Elaborado por:

MESA TÉCNICA DERIVADA DE LA MESA DE TRABAJO PARA EL “ACUERDO VOLUNTARIO CAMPO DUNAR DE PUNTA CONCÓN”

ABRIL 2002

I N F O R M E C A M P O D E D U
I N F O R M E C A M P O D E D U
I N F O R M E C A M P O D E D U
I N F O R M E C A M P O D E D U

Informe Campo Dunar de Punta Concón

I N F O R M E

C A M P O

P U N T A

D U N A R D E C O N C Ó N

Participantes Mesa Técnica:

JORGE INOSTROZA

Secretario Ejecutivo Consejo Regional de Monumentos Nacionales, V Región

MARÍA VIRGINIA VICENCIO D.

Asesora Urbanista Ilustre Municipalidad de Concón

MARÍA LORETO VALENZUELA L.

Alumna de Título – Arquitectura Universidad de Viña del Mar

CRISTIÁN BELMAR G. GABRIEL MENDOZA M.

Comisión Nacional del Medio Ambiente, Región de Valparaíso

ABRIL 2002

Informe Campo Dun ar de Punta Concón I N F O R M E C A
Informe Campo Dun ar de Punta Concón I N F O R M E C A
Informe Campo Dun ar de Punta Concón I N F O R M E C A
Informe Campo Dun ar de Punta Concón I N F O R M E C A

Informe Campo Dunar de Punta Concón

TABLA DE CONTENIDOS

Contenidos

Pág.

PRESENTACIÓN

4

INTRODUCCIÓN

5

CAPITULO I

Características distintivas del Campo Dunar

  • 1.1. Emplazamientos y características generales

7

  • 1.2. Formación y evolución

10

  • 1.3. Unidades geomorfológicas

13

  • 1.4. Recursos naturales

  • 1.4.1 Pendientes y nivel de accesibilidad

16

  • 1.4.2 Hidrología y asoleamiento

18

  • 1.4.3 Viento y relieve

21

  • 1.4.4 Flora

24

  • 1.4.5 Fauna

37

  • 1.4.6 Vistas y desplazamiento hacia el mar

50

  • 1.4.7 Paisajes singulares

56

  • 1.4.8 Tipos de paisajes

59

  • 1.4.9 Estructura del paisaje. Antecedentes espaciales – perceptuales - paisaje

63

1.4.10 Inserción del Campo Dunar en el Ordenamiento Territorial de Concón.

69

CAPITULO II

Impactos ambientales actuales y dinámica de uso del Campo Dunar

  • 2.1 Sectores reconocidos por usos consolidados

71

  • 2.2 Grado de Morfoconservación y Estado Actual

75

CAPITULO III

Aspectos normativos

  • 3.1 Antecedentes de la declaración y modificación del Santuario de la Naturaleza Campo Dunario de Punta Concón

77

  • 3.2 Implicancias geográficas y ambientales respecto a la Declaración y Modificación del Santuario de la Naturaleza

81

  • 3.3 Normativa vigente y normativa propuesta

  • 3.3.1 Normativa vigente – Plan Regulador de Viña del Mar

83

  • 3.3.2 Normativa propuesta – Modificación parcial al Plan Regulador de Viña del Mar – Seccional Borde y Litoral Costero de la Comuna de Concón

84

  • 3.3.3 Instructivo para la elaboración de Guías de Manejo de los Santuarios de la Naturaleza

85

Informe Campo Dunar de Punta Concón

CAPITULO IV

Trabajo elaborado por la Mesa Técnica, derivada de la Mesa de Gestión para el Acuerdo Voluntario en el Campo Dunar Punta Concón

  • 4.1 Conclusiones de los antecedentes y recomendaciones

87

  • 4.2 Consideraciones para una propuesta de Zonificación

  • 4.2.1 Zonas Patrimoniales

94

  • 4.3 Propuesta de Zonificación

  • 4.3.1 Zonas Homogéneas

100

BIBLIOGRAFÍA

105

ANEXOS

Actas Nº1, 2 y 3 de Mesa de Trabajo del Acuerdo Voluntario del Campo Dunario

Punta de Concón. Decreto Supremo Nº481 de 1993

Decreto Supremo Nº106 de 1994

Estudios más significativos

Oficios más importantes

Recortes de prensa

Informe Campo Dunar de Punta Concón

PRESENTACIÓN

Los Acuerdos Voluntarios corresponden a una línea de gestión ambiental impulsada desde el año 1995 por la Comisión Nacional del Medio Ambiente, CONAMA Región de Valparaíso; cuyo objetivo es la generación de espacios de diálogo y negociación entre personas naturales e instituciones públicas y privadas, para resolver conflictos ambientales complejos, que no ha sido posible resolver a través de los instrumentos tradicionales que establece la legislación, ni la institucionalidad vigente.

Considerando que en la negociación para alcanzar los Acuerdos participan las partes en conflicto directo; es decir, personas y/o actividades impactadas, servicios públicos y empresas, podemos concluir que los procesos de negociación alcanzan altos grados de complejidad y diversidad de aprendizajes, entre los que destacan la posibilidad de transformar escenarios de disputa y beligerancia en diálogos de contenido y, por otro lado, la validación de esta nueva herramienta de trabajo –no normada- por parte de todos los actores involucrados.

Los Acuerdos requieren para su adecuado desarrollo, definir algunas fases claves que ayuden a la construcción colectiva de soluciones. En tal sentido, el trabajo se orienta a la generación de un diagnóstico común frente al problema y al avance en la búsqueda de soluciones que sean técnicamente factibles, económicamente viables y socialmente aceptables.

Sin duda, los Acuerdos Voluntarios constituyen una experiencia orientada a promover nuevas visiones de la gestión ambiental, destacando el diálogo y la responsabilidad compartida para la resolución de conflictos, que en definitiva, pareciera ser la única vía hacia la búsqueda democrática de los caminos que construirán bases de comuni cación y coordinación pública y privada para el desarrollo sustentable.

En este contexto, impulsado por la Ilustre Municipalidad de Concón y la CONAMA Región de Valparaíso, con fecha 12 de Octubre del año 2001 se constituyó la Mesa de Trabajo tripartita, formada por representantes de la comunidad, servicios públicos y empresarios, a fin de avanzar hacia un “Acuerdo Voluntario del Campo Dunario de Concón”.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

Introducción

Constituida la Mesa de trabajo para el Acuerdo Voluntario del Campo Dunario de Punta de Concón, su objetivo se orientó a promover el diálogo entre los distintos actores públicos y privados, que tienen di recta relación con el Campo Dunario de Concón; a objeto de reconocer las perspectivas de uso, implementación y manejo de este sector, poniendo en valor sus atributos ambientales, naturales, urbanísticos, paisajísticos, económicos y culturales.

La Mesa de Trabajo la conforman catorce personas, que corresponden a los reconocidos como actores clave, por su relación con el Campo Dunar, debido a diversas razones. Se compone de la siguiente manera:

 

Nombre

 

Representación

 

Oscar Sumonte González

Alcalde Ilustre Municipalidad de Concón

 

Gerardo Guzmán Grimaldi

Director Comisión Nacional del Medio Ambiente, CONAMA Región de Valparaíso.

Jorge Inostroza

Secretario Ejecutivo Consejo Regional de Monumentos Nacionales V Región

Un representante del Concejo Municipal

Ilustre Municipalidad de Concón

 

Juan Ignacio Soza Donoso

Gerente General RECONSA S.A.

Marcelo Riveros

Presidente Concejo Ecológico de Concón

 

Oscar Poblete

Junta de Vecinos de Costa Brava, comuna de Concón

 

Carlos Cárcamo

Presidente Junta de Vecinos de Bosques de Montemar, comuna

Julio Enrique Leigh

de Concón Director de Obras y Urbanizaciones de la I. Municipalidad de Concón

María Virginia Vicencio D.

Asesora Urbanista de la I. Municipalidad de Concón

Cristián Belmar G.

Jefe Unidad de Participación Ciudadana, CONAMA Región de Valparaíso

María Loreto Valenzuela

Alumna de Título – Arquitectura, Universidad de Viña del Mar.

 

Rodrigo Villaseñor

Docente

Universidad

de

Playa

Ancha

de

Ciencias

de

la

 

Educación, UPLACED

 

Bebé Henríquez

Encargada Oficina de Medio Ambiente de la I. Municipalidad de Concón

En la tercera sesión del pleno de la Mesa de Trabajo, se acordó conformar una Mesa Técnica más reducida; que se hiciera cargo de elaborar el presente documento, cuyo contenido se refiere al Fundamento que demuestra el valor que tiene el “Campo Dunar Punta Concón”, tanto a nivel del sector declarado como Santuario de la Naturaleza como de los sectores dunarios del entorno. Según se verá a continuación, los valores que subyacen en las Dunas de Concón son de muy diversa índole y han sido reconocidos por varios especialistas a través de múltiples estudios, que son los que se han recopilado y estudiado para elaborar el presente Informe del Campo Dunar de Concón.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

CAPITULO I

Características distintivas del Campo Dunar

ANTECEDENTES CONTENIDOS EN LOS ESTUDIOS “VALORACIÓN DE LOS ESPACIOS SILVESTRES – EN FUNCIÓN DE GENERAR UNA ESTRUCTURA URBANA QUE OTORGUE DESTINO A CONCÓN” Y “PARQUE SILVESTRE URBANO CAMPO DUNAR”, ELABORADOS POR

MARÍA LORETO VALENZUELA L. – SEMINARIO Y PROYECTO DE TÍTULO ESCUELA DE ARQUITECTURA DE LA UNIVERSIDAD DE VIÑA DEL

MAR – 1999- 2002.

1.1. EMPLAZAMIENTO Y CARACTERISTICAS GENERALES. 1

Geológicamente, el Campo Dunar se extiende desde el mar hasta la Ruta Internacional 60 - CH. Sin embargo hoy, recibe este nombre, el sector que limita al norte con la urbanización de Costa de Montemar, al este con la Avenida Reñaca- Concón y al sur con la comuna de Viña del Mar (Plano 1). A excepción de tres albergues muy precarios de madera y paja utilizados por eventuales mariscadores y cazadores de conejos, construidos entre rocas y matorrales de la ladera costera, la Av enida Borgoño, sus miradores y cuatro propiedades colindantes a ella; la totalidad restante del campo no posee ninguna edificación, calle, cerco u obras de urbanización en su interior. Existen unos pocos senderos peatonales marcados en la vegetación por la carencia de ella, en sentido longitudinal. Como también, numerosos senderos vehiculares, marcados de la misma forma, pero en todos los sentidos, por la frecuencia de recorridos de vehículos todo terreno.

Sus principales partes se nombran a continuación (Lámina 1, 2 y Plano 2):

  • - Cima (Fig. 2 y 3): Sector más elevado que divide en dos laderas al Campo Dunar, se constituye principalmente de una cresta a todo lo largo, y un sector de suaves lomas arenosas al norte. La cresta, es la línea de arena creada por el viento, que se forma en el límite de la capacidad de carga de elevar las partículas de arena desde la pendiente a barlovento. Es utilizada como ruta de paseo y observación del paisaje, por su suave pendiente y máxima elevación, que permite vistas panorámicas.

  • - Ladera interior. (Lám.23): Ladera entre la Avenida Concón-Reñaca y la cima. Tiene sectores arenosos y vegetativos bajos. Su desarrollo en pendiente es de 100 a 250 m. de largo. Constituye un borde visual a lo largo del camino y desde los espacios edificados próximos. Es muy visitada por turistas y ciudadanos para recrearse y acceder a la cima. La cubierta vegetal, el perfil sinuoso de la arena, la carencia de horizonte marino y la integración del cielo por contraste, hacen que sea un paisaje hito.

  • - Ladera costera (Fig.4): Ladera entre la Avenida Borgoño y la cima enfrentando al mar, tiene acantilados rocosos en la base, sectores arenosos y sectores con una cubierta vegetal baja, con zonas de matorral más denso, y árboles aislados. Su desarrollo en pendiente es de 200 a 400 m. de largo.

1 Referenciado en: Visitas a terreno; Fotografías aéreas años 1987, 1993 y 1999; Planos de Plan Intercomunal de Valparaíso, 1965; Planos de Plan Regulador de Viña del Mar, 1986; Planos de Estudio Reformulación Plan Regulador de Viña del Mar, 1993.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

Por su gran magnitud es un frente visual desde lejos. En la proximidad se sale del campo de visión dejando de aparecer como un total, pero se incorpora al paisaje en fragmentos desde la ruta costera. Los acantilados rocosos no permiten acceder desde la Avenida Borgoño, entonces se habita desde arriba haci a abajo, como un contenedor visual más que como un suelo. Recibe la brisa marina constantemente, y su cubierta vegetal en la franja inferior es continua, en mati ces pardos, cafés y verdes. Es menos frecuentada que la anterior, y sus recorridos son más longitudinales en su parte media y alta, que transversalmente.

  • - Mesetas (Fig.3 y 5): Existen dos mesetas elevadas con montículos y depresiones que están en los extremos del Campo Dunar, y que son muy recorridas recreativamente por vehículos de tracción. En la meseta de matorral, hacia el sur, se distingue una depresión principal, que se franquea fácilmente por los senderos abiertos por el uso y con más dificultad por la vegetación estacional baja. En la meseta de arena, al norte, existen varias depresiones y elevaciones de arena sola, permitiendo deambular más libremente por toda la superficie

  • - Rocas (Fig.1): Son los roqueríos bajos que emergen de la superficie del agua, las rocas que forman macizos sobresalientes del nivel de la avenida, y los acantilados cortados en la construcción de la misma. Tiene sectores con vegetación baja muy adaptada a la salinidad, y algunas playas angostas y reducidas de bolones. Algunas son ocupadas como miradores y lugares de recreación, siendo su morfología una particularidad reconocida del paisaje urbano, porque le dan al mar de horizonte pasivo una orilla de mucha movilidad que genera contención y distensión al recorrido del borde costero.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

CARACTERISTICAS GENERALES

Lámina

1

Informe Campo Dunar de Punta Concón CARACTERISTICAS GENERALES Lámina 1 Página 9 de 111

Informe Campo Dunar de Punta Concón

1.2. FORMACION Y EVOLUCION. 2

La originalidad de este Campo Dunar es el estar constituido por dunas antiguas "colgadas" sobre una terraza marina ó Batolito Costero, y que no están siendo alimentadas por una playa vecina, sino más bien separadas del mar por un acantilado rocoso. Es decir, son dunas relictas, porque fueron generadas en el pasado. Estas dunas antiguas, en parte estabilizadas y en parte reactivas, pertenecen al primero y segundo período del Cuaternario (1 a 25 millones de años atrás), Pleistoceno y Holoceno respectivamente, y el Batolito Costero pertenece al período Jurásico (110 a 150 millones de años atrás). (Fig.9)

La formación de dunas está condicionada por diversos factores que deben funcionar sincrónicamente durante un prolongado período. Estos factores son climáticos, petrográficos (meteorización de rocas para producir arenas), hidrográficos (drenaje de arena a mar por ríos), topográficos, oceánicos, fitogeográficos (vegetación como control de dunas) y antrópicos.

Generalmente, las dunas costeras, se forman cuando las arenas que quedan alternativamente cubiertas y descubiertas en el estrán arenoso -franja entre mareas bajas y altas- son recogidas por el viento para trasladarlas al interior del continente. Este viento, que no es suave ni constante, sino que violento llamado "arrachado", coge partículas cuyos diámetros osci lan desde 0.053 mm. hasta 2 mm., y las transporta, descargándolas cuando surge un obstáculo o disminuye la capacidad de arrastre del viento. La acumulación se produce delante del obstáculo, a barlovento, aumentando en altura hasta igualar la del objeto causante de la acumulación. Una vez alcanzado este nivel, trasmonta el obstáculo desarrollando una cola de duna, a sotavento.

El Campo Dunar de Concón, que está a más de 30 m. del nivel del mar, llegando a alcanzar cimas entre 80 y 135 m.s.n.m., también se formó con el proceso anterior, pero en el Cuaternario, cuando el nivel del mar estaba más bajo que el actual. El viento barría las playas llevando las arenas (generadas por el estero de Reñaca, que en ese entonces era más caudaloso) al interior del continente, en donde, frenada por la terraza litoral (que se eleva 5 cm. anuales promedio, por la presión de la placa de Nazca) se depositaba y acumulaba. Posteriormente, el nivel marino subió lentamente hasta su posición actual, erosionando las playas que la alimentaban. Así mismo, la existencia en el pasado de condiciones climáticas más húmedas y cálidas, generó un suelo incipiente que con el tiempo permitió el establecimiento de la vegetación que estabilizó una gran superficie del campo dunario. La altura actual, además de la presión de la placa de Nazca, se debe a un proceso de elevación provocado por pulsaciones tectónicas (como referencia en el terremoto de 1822 las dunas subieron 1,2 m., y en el terremoto de 1985 subieron 1,5 m.)

2 Referenciado en: Visitas a terreno; “Desarrollo Urbano Sustentable en Areas de Crecimiento Urbano: El Caso Concón”, Escuela de Arquitectura de la Universidad de Viña del Mar, Mikel Martija, 1999; “Diagnóstico y Plan de Desarrollo Comunal de Concón”, Ilustre Municipalidad de Concón, SGA Ibersis S.A., 1999.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

En el presente, el campo dunar (Fig.6) está sometido a las acciones naturales del viento, que genera formas de deflación, y a la lluvia que crea formas de erosión lineal. Sólo en la última década el hombre ha tenido una influencia modeladora.

El viento predominante, antiguamente del oeste, y ahora del suroeste genera una línea de cresta y barjanes; que pueden cambiar de altura y forma, conservan la misma dirección de sur a norte y casi paralelo a la costa. La ladera de barlovento es de pendiente suave y gran desarrollo, en cambio, la ladera a sotavento - con un frente de avance o de deslizamiento - tiene una pendiente de más de 35º y menor desarrollo.

El frente de avance se encuentra en parte estabilizado por la vegetación. Y en aquellos sectores expuestos al viento, en los cuales la cubi erta vegetal posee discontinuidades por senderos y canteras, el viento actúa como agente de deflación, removilizando las arenas que han quedado al descubierto y originándose así diversas formas de corredores y cavidades de deflación, reactivando el transporte de partículas.

Los contrastes entre las lluvias invernales y la estación seca prolongada favorecen la acción erosiva de la lluvia. En el verano, disminuye la cubierta herbácea y con las primeras lluvias invernales se remueve la capa superficial del suelo (erosión laminar), posteriormente, la energía del escurrimiento concentrado en sectores, incide en el terreno y genera regueras. Esta erosión lineal se facilita porque los materiales dunarios son poco cohesionados y erosionables, favorecida por la topografía ondulada de las pendientes, la escasez de vegetación, y los senderos abiertos por la acción del hombre.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

FORMACION Y UNIDADES GEOMORFOLOGICAS

Lámina 2

Informe Campo Dunar de Punta Concón FORMACION Y UNIDADES GEOMORFOLOGICAS Lámina 2 Página 12 de

Informe Campo Dunar de Punta Concón

1.3. UNIDADES GEOMORFOLÓGICAS. 3 (Plano 2 y Lámina 2)

Es posible diferenciar varias unidades, según diferentes estudios, que consideran el tipo y estado de la cubierta vegetal con la topografía.

  • - Unidad geomorfológica de duna libre (a). (Fig.11): La conforma el conjunto de dunas más altas en el sector central del campo dunar, donde se visualizan las cimas más altas. Constituida por arenas libres, modeladas por el viento que crea barjanes y crestas transversales a la dirección del viento actual suroeste dominante. Las crestas principales alcanzan hasta 135 m.s.n.m. El flanco de barlovento de la duna es de pendiente débil, y el de

sotavento con pendientes de más de 35º. Este es el frente de avance y se encuentra estable, ya que entre los años 1955 y 1987 no se observó un avance sensible. Esto porque la vegetación ha colonizado la base del frente de avance y también porque, la cubierta vegetal subyacente opone una superficie de rugosidad eficaz, que impide el avance de las arenas.

  • - Unidad geomorfológica de dunas longitudinales con matorral costero (b) (Fig.12):

La conforma el sector de ladera costera entre el límite sur del campo dunar y la proyección imaginaria de la Roca Orejas de Burro Posee una topografía ondulada de crestas dunarias longitudinales con lineamientos paralelos, orientados de suroeste a noroeste y separadas por depresiones también longitudinales. Dichas crestas longitudinales están cubiertas por el matorral bajo costero, de especies arbustivas, en las que predominan Vautro y Chagual. La vegetación arbustiva que estabi liza estas dunas se encuentra bien conservada y constituye uno de los escasos sitios del borde costero de la Comuna, en el cual aún es posible observar asociaciones de matorrales, características del litoral central. La circulación vehicular y peatonal en algunos sectores, ha destruido la cubierta vegetal, el viento removiliza las arenas que se encontraban estabilizadas; así, retomadas desde las cavidades de deflación, las arenas son depositadas más lejos generando pequeños frentes de avance activo.

  • - Unidad geomorfológica de cubierta dunaria en ladera con matorral costero

degradado (c) (Fig.8): Se conforma por toda la zona de Acantilado de Terraza Marina, que recorre la totalidad del campo dunar, de norte a sur y que se encuentra contigua a la Avenida Borgoño (camino costero). La duna con cubierta vegetal cubre la ladera de barlovento de la terraza marina. La pendiente promedio de la ladera, es de 29º y la vegetación

3 Referenciado en: Visitas a terreno; Entrevistas con Gastón Gaete, Director del Museo de Concón, Geógrafo de la Universidad de Valparaíso; Entrevista con Jorge Redón F., Director de Investigación Departamento de Medio Ambiente Universidad Viña del Mar; Entrevista con Gerardo Leighton S., Instituto de Oceanología de la Universidad de Valparaíso, Agrónomo; “Peritaje Geográfico del Campo de Dunas de Punta Concón”, Consuelo Castro y Belisario Andrade, 1990, Pág. 1 a 28; “Las dunas”, Instituto de Geografía de la Universidad Católica de Valparaíso, 1993, Pág. 902 a 910; “Las Dunas Litorales en Chile”, Instituto de Geografía Universidad de Chile, Reynaldo Borgel, pág. 5 a 15, 1963; “Plan de Conservación de Medio Ambiente Concón”, Secretaria Ministerial de Educación, 1991; “Las Dunas Chilenas como Hábitat Humano, Florístico y Faunístico”, Bosque V13 N°1, Carlos Ramírez, 1992; “Estudio Plan Regulador de Viña del Mar”, Campo de Dunas Punta Concón, 1990; “Desarrollo Urbano Sustentable en Areas de Crecimiento Urbano: El Caso Concón”, Escuela de Arquitectura de la Universidad de Viña del Mar, Mikel Martija, 1999; “Diagnóstico y Plan de Desarrollo Comunal de Concón”, Ilustre Municipalidad de Concón, SGA Ibersis S.A., 1999.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

corresponde al matorral bajo, abierto, en el que se intercalan a modo de mosaico las asociaciones bien conservadas de chaguales y cactos. El tránsito de personas y la extracción selectiva de especies vegetales para la venta y leña, favorecen la erosión del suelo, que se encuentra surcado de regueras en los sectores de mayor pendiente y por huellas de deflación en las partes más altas y más expuestas al viento. En general, la vegetación se encuentra muy degradada. Sin embargo, en sectores preferenciales, aún se conservan asociaciones de puya y cactáceas de gran interés.

  • - Unidad geomorfológica de cubierta dunaria con gramíneas degradada (d) (Fig.13):

Está constituida por dos sectores ubicados contiguos a la Avenida Concón – Reñaca, ubicados a lo largo de la totalidad del campo dunar y solamente interrumpidos por el sector de Duna Libre más alta, donde se emplaza el “sector de tirarse”. La topografía es ondulada, de pendiente débil. La cubierta dunaria esta fijada por un tapiz de gramíneas. Hay una degradación progresiva de la cubierta vegetal, debido a la proliferación de botaderos de basuras y escombros, de senderos, y madrigueras de roedores, además de la presencia de vegetación "rueral", característica de la intervención antrópica. Sin embargo, presenta manchones muy reducidos con asociaciones nativas, que reflejan como era el paisaje antiguo.

  • - Unidad geomorfológica de rocas en costa (e) (Fig.10): Está constituida por los roqueríos bajos que emergen en la superficie del agua, las rocas que forman macizos sobresalientes del nivel de la avenida y del agua, las playas de bolones y arenas situadas al oeste de la Avenida Borgoño. El proceso de modelado terrestre en este relieve, muestra en la disposición de sedimentos y cortes estratigráficos, las secuencias de la evolución geológica de la región. Los aspectos de este modelado son la meteorización, que desintegra y descompone las rocas, y la erosión, que desmenuza y transporta los materiales, depositándolos como sedimentos en dunas, playas y suelo. Los agentes son el viento, las olas, la lluvia, las aguas subterráneas, los cambios climáticos y los cambios químicos (producto de la variada biota que alberga entre intersticios y superficie).

Informe Campo Dunar de Punta Concón

Informe Campo Dunar de Punta Concón

1.4. RECURSOS NATURALES

1.4.1. PENDIENTE Y NIVEL DE ACCESIBILIDAD (Plano 3)

La variable de Pendiente está destinada a identificar y valorar las pendientes del suelo natural, en cuanto condicionantes para la implantaci ón de viviendas. Por tal razón, en un extremo se califican aquellas pendientes que imposibilitan la construcción y en el otro se agrupan suelos donde las pendientes son imperceptibles para el transitar urbano. Y se determinan cuatro tipos de zonificación:

  • - Acantilado con pendiente de 30° a 90°.

  • - Ladera con pendiente de 10° a 30°.

  • - Lomajes con pendiente de 5° a 10°.

  • - Plano con pendiente de 0° a 5° (Martija, M. 1999). Se observa que la pendiente en toda la extensión, es de ladera. La pendiente plana, se concentra hacia el lado este de la Avenida Concón – Reñaca. Y la pendiente de acantilado, se reúne hacia el lado este de la Avenida Borgoño.

La variable de Nivel se desglosa en dos partidos:

  • - La zonificación de Nivel semejante; que se relaciona con la posibilidad de un

circuito vial de acceso, dentro de un rango de 10 metros de altura, correspondiendo

a las extremas de nivel de las avenidas adyacentes. Se observa una factibilidad mayor de accesibilidad desde la Avenida Concón – Reñaca, con un recorrido por el centro del Campo Dunar, paralelo a las avenidas, por tener pendientes inferiores a los 30°. En cambio, desde la Avenida Borgoño, se dificulta el acceso, por tener un borde de acantilados.

  • - La zonificación de Nivel más elevado; que se relaciona con la posibilidad de vistas

panorámicas, al ser los suelos más elevados del sector urbano de Concón, con alturas entre 115 a 136 metros sobre el nivel del mar. Sólo en Lomas de Montemar existen alturas mayores, hasta los 185 m.s.n.m., pero retiradas del mar. Se observa un sector alargado más alto (hasta 136 m.s.n.m.), al sureste, entre

las dos grandes laderas y paralelo a las avenidas; y un sector pequeño circular menos alto (hasta 124 m.s.n.m.), en el centro al nordeste.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

1.4.2. HIDROLOGÍA Y ASOLEAMIENTO (Plano 4)

La variable de Hidrología se relaciona con la posibilidad de aporte de

humedad al suelo dunar para el desarrollo vegetal. Se compone de cuatro unidades:

  • - Vertiente de agua dulce.

  • - Posa de aguas lluvias.

  • - Curso de escurrimiento superficial de aguas lluvias y

  • - Zona de mayor aspersión de humedad marina.

En la línea de costa, a la altura del afloramiento del basamento rocoso se verifica la presencia de líneas de manantiales (vertientes), asociadas a la infiltración de las aguas lluvias en los sectores altos de las terrazas marinas. Estos cursos son permanentes y escurren por sobre la roca (Andalué et. al. 2000), entregando una provisión de agua dulce que permite el desarrollo de un matorral higrófilo silvestre en el entorno inmediato al escurrimiento. La composición granular de la arena, favorece la acumulación de agua suficiente para la provisión hídrica de especies de plantas. Las capas profundas de grandes campos dunarios contienen hasta un 3 – 5 % de agua en períodos de estaciones secas. Pero hay que considerar que las dunas aisladas (barjanes) permanentemente trasladadas por el viento, son muy secas a diferencia de las dunas longitudinales, donde incluso bajo vientos permanentes, el aprovisionamiento de agua, es favorable para las plantas (Müller – Hohenstein, K. 1992). El clima mediterráneo del sector, con lluvias invernales y sequía prolongada, la topografía ondulada de los sectores de mayor pendiente y la escasez de vegetación (Castro et al. 1990), contribuyen al drenaje rápido del agua dulce por cursos de escurrimientos estacionales, impidiendo una mayor retención de esta humedad en laderas y acantilados. Pero, la infiltración al subsuelo y la acumulación de sedimentos arrastrados por estas mismas lluvias, hacen que se concentre agua dulce en las depresiones de puntos bajos, generando posas que se evaporan y drenan con posterioridad, aportando humedad a su entorno. La distribución espacial de la Zona de Dunas Secundarias en Concón, abarca desde las rocas no inundadas por el agua de mar, hasta la cima de las laderas a barlovento (San Martín et al. 1992). Es humedecida por aspersión con la humedad que trae el viento marino (Ramírez et al. 1992), impregnando el sustrato superficialmente, pero que al ser permanente, es altamente eficaz como aporte hídrico para la sustentación de una flora adaptada. Se observa que las vertientes se concentran en una línea continua al suroeste del Campo Dunar, al costado este de la Avenida Borgoño, brotando desde las paredes de roca. Existe una sola vertiente, de las mismas condiciones, al noroeste. Además, de un manantial que anega un sector de suelo blando, retirado una decena de metros de la misma avenida. Todos estos manantiales aparecen aproximadamente a 20 m.s.n.m., a excepción del último, que está entre los 25 y 50 m.s.n.m. Se observa que las posas se agrupan en las planicies noreste, al poniente de la Avenida Concón – Reñaca. Existiendo dos en niveles cercanos a 70 m.s.n.m. y cuatro en niveles próximos a los 90 m.s.n.m. Además de una posa más al sur, cercana a 100 m.s.n.m. Se observa que los cursos de escurrimiento superficial se dan mayoritariamente en la ladera a barlovento, por pequeñas quebradas y regueras, desde los 95 m.s.n.m. hacia la Avenida Borgoño. Además de tres cursos que nacen en las cimas, sobre 110 m.s.n.m. hacia la Avenida Concón – Reñaca y que se drenan libremente.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

Se observa que la zona de mayor aspersión de humedad marina abarca la totalidad del poniente del campo Dunar.

La variable de Asoleamiento, está destinada a identificar sectores o zonas de la superficie urbana, donde se experimenta una determinada cantidad de horas de sol diariamente, como promedio anual. Atendiendo a la conformación del territorio urbano, van desde un Asoleamiento Pleno hasta zonas que sólo tienen Sol

Parcialmente en horas de la mañana o de la tarde (Martija, M. 1999). Se desglosa en tres zonificaciones de asoleamiento:

  • - Mayor parte del día.

  • - Normal y

  • - Escasas horas del día.

Se observa que el asoleamiento normal es predominante y extensivo en el campo dunar. El asoleamiento de escasas horas al día corresponde a un sector de fuerte pendiente de la ladera a barlovento, al sur de la Roca Oceánica y orientado en dirección suroeste, que sólo recibe el sol de la tarde. Y el asoleamiento de mayor parte del día corresponde a un sector en la planicie alta al norte, que recibe el sol desde la mañana hasta la tarde.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

Informe Campo Dunar de Punta Concón

1.4.3. VIENTO Y RELIEVE (Plano 5)

La variable de viento, está orientada a identificar la capacidad de carga y la dirección de arrastre de las partículas que componen el suelo, para entender tanto su estructura actual, como también las incidencias de presentes y futuras intervenciones antrópicas. Porque hay que considerar que estas dunas no están siendo alimentadas desde una playa vecina; que el viento actúa remodelando las arenas libres, como las que quedan al descubierto por la destrucción de la cubierta vegetal y que entre los años 1955 y 1987 no se observa un avance sensible (Castro et al. 1990) de la duna. Entonces, se puede suponer que el Campo Dunar podría variar en sus formas internas, pero no así en su volumen de arena o en su extensión territorial, a menos que las partículas de su suelo sean arrastradas sustancialmente fuera de los límites actuales por cambios en los vientos existentes. Sólo a partir de una velocidad de 16 Km./h (grado 4 de la escala de Beaufort) empiezan a moverse unos granos finos y secos de arena, que se desplazan por rodamientos o saltos sucesivos. La humedad aumenta la cohesión de la arena y se requiere de vientos más fuertes para movilizarla. (Paskoff, R. 1989). El viento se caracteriza de la siguiente manera, según análisis a Borgel, R. 1963:

  • - Viento Dominante: de constante dirección, que sopla diariamente con diversa velocidad y duración.

  • - Viento Ocasional: de diversa dirección, que sopla ocasionalmente con diversa velocidad y duración. Provoca la superposición de acumulaciones o Duna Monticular.

  • - Viento Arrachado: es un viento ocasional muy fuerte. Influye más directamente en la extensión dilatada de campos de dunas, al provocar grandes y extensas acumulaciones, y al mismo tiempo, pueden erosionarla creando Caminos de Viento.

La variable de Relieve se desprende del mismo análisis a Borgel, R. 1963.

Ateniéndose a la teoría pura sobre la formación de dunas, uno de los factores que organiza la acumulación dunaria es la relación entre la presencia de un obstáculo y la competencia del viento (velocidad y carga), además de la dirección y duración del viento. De acuerdo a esto, se identifica:

  • - Duna de Barján: acumulación de arena, en la cual la pendiente a barlovento es de 5° a 10° y la de sotavento es de 80° a 85°. Según Castro et al. 1990, esta duna tiene pendientes mayores a barlovento y menores a sotavento.

  • - Duna Transversal: acumulación de arena que se constituye como cordón alargado paralelo a la playa. Es transversal al viento y su forma se debe a una abundante carga de material en el viento. La pendiente a barlovento es suave y la de sotavento es fuerte.

  • - Duna Longitudinal: acumulación de arena que se dispone paralela a la dirección del viento. Entre los cordones longitudinales quedan algunas depresiones conocidas como Caminos de Viento.

  • - Duna de Cola: es la sección de la acumulación a sotavento del obstáculo, que es formada por el desborde de arena que cae, cuando el viento sobrepasa la cúspide de barlovento.

  • - Frente

de Avance: el desplazamiento de una o más Dunas de Cola por la acumulación de arena.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

En aquellos sectores expuestos al viento y en los cuales la cubierta vegetal posee discontinuidades, el viento actúa como agente de deflación, removilizando las arenas que han quedado al descubierto (Castro et al. 1990) originando, en conjunto con otros agentes, las siguientes formas:

  • - Corredor de Deflación: depresión angosta y alargada de arena entre vegetación, abierta por el tránsito del hombre y posteriormente en desgaste permanente por el viento.

  • - Cono de Deslizamiento: deslizamiento de arena hasta la base de la terraza marina, proveniente de las zonas de deflación. La lluvia y la gravedad contribuyen al fenómeno.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

Informe Campo Dunar de Punta Concón

1.4.4. FLORA. (Plano 6, Láminas 3, 4, 5, 6, 7 y Tabla 1)

Este análisis está destinado a dar cuenta del valor ecológico de la vegetación.

En el cual se sostiene, que las zonas de Chile central se encuentran dentro de la categoría de "puntos calientes" de la biodiversidad mundial, que se refiere a aquellos lugares que cubren una pequeña zona del planeta y presentan un alto porcentaje de variedad de especies. Estos sectores cubren apenas el 1,4 % de la

superficie terrestre y, sin embargo, acogen al 44% de las especies vegetales y el 35% de los animales vertebrados. En la zona central de Chile existen cerca de dos especies vegetales endémicas por cada 100 Km.2, alcanzando un total de 1.605 plantas, junto a 91 vertebrados. Más del 46% de las plantas que allí existen no se encuentran en ningún otro lugar del mundo, y representan dos tercios de todas las especies de Chile, además, es una concentración excepcional de biodiversidad para un área tan pequeña (Mittermeier, C. 2000). Por otro lado, el origen fitogeográfico de la flora de las dunas litorales chilenas determinó que el 66,7% de las especies son autóctonas (nativas) y el restante 33,3% son alóctonas (introducidas)

(San Martín et al. 1992).

Las dunas del litoral pacífico chileno presentan una flora muy peculiar y característica (San Martín et al. 1992), que evoluciona por etapas desde la orilla del mar hacia el interior, aumentando el número de especies, cobertura y complejidad (Ramirez et al. 1992). Se constituye de varias asociaciones vegetales dispuestas en una gradiente latitudinal y en una zonación de franjas perpendiculares a la orilla del agua (Woodhouse, 1982).

Informe Campo Dunar de Punta Concón 1.4.4. FLORA . (Plano 6, Láminas 3, 4, 5, 6,

Zonación de dunas en Concón:

  • 1 = Dunas Primarias

  • 2 = Dunas Secundarias

  • 3 = Dunas Terciarias

Flora y Vegetación:

a = Nolanetum paradoxae b = Myoporus laetus y Tamarix gallica c= Neoporterio Colletietum, d= Cristario – Ambrosietum, e= Baccharis concava y Retanilla ephedra.

(Fuente: San Martín et al. 1992)

En el Campo Dunar las asociaciones vegetales se disponen de la siguiente manera:

- Dunas primarias: Corresponde al sector desde la línea de marea alta hasta roqueríos medios con vegetación, al oeste de la Avenida Borgoño. Con ellas se inicia la colonización. La influencia de la salinidad es alta, el

Informe Campo Dunar de Punta Concón

sustrato inestable, escaso y frecuentemente inundado en las marejadas. La

vegetación es de carácter pionero y de baja cobertura (Ramirez et al.

1992)

- Dunas secundarias: Corresponde al sector entre los roqueríos medios, al oeste de la Avenida Borgoño, hasta la parte superior de la ladera a sotavento, al oeste de la Avenida Concón - Reñaca. Se caracteriza por tener una cubierta dunaria con matorral bajo costero en las laderas de exposición este en el sector de dunas y acantilados, desde el sur de Costa Brava hasta el sector norte de Cochoa, siendo la formación mejor representada y menos alterada de la costa de Concón (Castro et al. 1990).

Tiene una interesante asociación de vegetación arbustiva baja con plantas xerófitas y trasfondo herbáceo, típica de los matorrales del litoral central, que se encuentra en las quebradillas que bajan hacia la costa. Representa un cierto interés botánico (Montandón, R. 1992) en su flora general y porque se intercalan a modo de mosaico las asociaciones bien conservadas de chaguales y cactus (Castro et al. 1990).

En la parte baja de los acantilados, donde brotan manantiales, existen formaciones pantanosas, que contrastan con la típica vegetación xerófita del resto de las dunas (Ramirez et al. 1987).

En la parte superior de las rocas altas y peñones costeros, se conserva una vegetación igual al paisaje costero antiguo de la zona central de Chile, con especies como los oxalis, las sosas, chaguales, docas y cactáceas, entre otras 4 . (Redón, J. 2000)

De acuerdo a observaciones en visita a terreno, a clasificaciones

realizadas en el sector y literatura respectiva, principalmente: Mesa Técnica 2001; Redón, J. 2000; Leigthon, G. 2000; Andalué et al. 2000; Hoffmann, A. 1995; Castro et al. 1990; Ramirez et al. 1992), se determina que las siguientes comunidades tienen valor ecológico:

La Comunidad de Subarbustos y hierba en desierto costero sobre rocas frente al mar es de interés para la conservación, pues el terreno rocoso y de acantilado que ocupa la ha mantenido y mantiene protegida.

La Comunidad de Costa de arbustos bajos y subarbustos que tienen escasa cobertura, representan los primeros pasos de la sucesión de psamosere. Es de interés para la preservación, debido a que es una comunidad muy frágil que representa los primeros estados de colonización en las playas.

4 Se pudo constatar esta afirmación en las pinturas del siglo pasado de la paisajista inglesa Marianne North, expuestas en el Museo Nacional de Historia Natural de Valparaíso el año 2001. En las cuales las especies vegetales de los cuadros “Vista de Concón” y “Paisaje de las Salinas”, dibujadas y descritas en textos anexos, coincidían con la vegetación presente en el Peñón Orejas de Burro y en diversos sectores de los acantilados. La colección pertenece a la Galería Knew Garden de Londres.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

Informe Campo Dunar de Punta Concón

La Comunidad de Matorral abierto y bajo, en suelo arenoso, con arbustos de hasta 1 m., de exposición este está poco alterada. Teniendo alto interés científico y botánico ya que es una comunidad poco representada en Chile y con un alto peligro de desaparecer por la gran cantidad de construcciones que se han realizado en su hábitat.

La Comunidad de Matorral denso y bajo, poco alterada, sin dejar suelo desnudo, con arbustos de no más de 50 cm. de altura. De alto interés científico y botánico ya que es una comunidad poco representada en Chile y con un alto peligro de desaparecer por la gran cantidad de construcciones que se han realizado en su hábitat. Es una comunidad muy característica de las dunas de esta zona; es la más rica en especies nativas.

La Comunidad de Matorral abierto alto sobre dunas móviles, de exposición este, frente al mar, en forma de manchones, presenta sólo algunas especies introducidas. Es de interés conservar, ya que son de escasa representación en el país. Sólo en dunas del litoral central.

La Comunidad de Matorral abierto alto sobre dunas estabilizadas, corresponde a la transición entre el matorral costero y el matorral esclerófilo. En lugares protegidos de exposición este: Es una comunidad de alto interés científico y botánico, ya que es una comunidad poco representada en Chile y con un alto peligro de desaparecer por la gran cantidad de construcciones que se han realizado en su hábitat. Son pocos los espacios que quedan libres de construcciones en las dunas y que presentan esta comunidad.

Finalmente, la Comunidad de Plantas acuáticas y palustres en lugares anegados por las vertientes hacia el mar, presenta interés botánico, debido al buen estado de conservación, por Ej., Helecho costilla de vaca.

- Dunas terciarias: Corresponde al sector entre la Avenida Concón - Reñaca y la parte superior de la ladera a sotavento, al oeste de la misma avenida. Está cubierto por vegetación algo degradada y discontinua de gramíneas en los sectores más planos y por doca en densas manchas aisladas en algunos frentes de las dunas de arena libre. Esta vegetación que se estableció sobre un suelo formado por la descomposición de antiguas capas vegetales, frena en gran parte el avance de las dunas libres.

(Montandón, R. 1992).

Existen pequeños sectores con asociaciones nativas bien conservadas al norte del sector de deslizamiento (Redón, J. 2000) y especies aisladas de puyas y cactáceas en las depresiones al sur de este sector.

En general se observa que de las 72 especies de flora del Campo Dunar (incluidas las rocas y peñones al borde del mar), 50 son nativas (70%) y 22 introducidas. La especie de Doca está presente en 9 comunidades, Vautro en 7, Crucero en 6, Dicha Grande, Plántago y Pasto en 4 cada una, Chagual, Perlilla, Pingo Pingo,

Informe Campo Dunar de Punta Concón

Quisquito y Malvilla en 3 cada una, Buchú, Cachiyuyo, Coralillo, Esparto, Hierba del Chancho, Huingán, Manzanilla Cimarrona, Paja, Aromillo, Manzanillón y Verbena en 2 cada una. De estas, sólo dos especies son introducidas. Además, todas las restantes especies del Campo Dunar están presentes en 1 comunidad cada una. El Quisquito o Cacto (Neoporteria subgibosa), el Chagual (Puya Chilensis) y el Quisco (Echinpsis Litoralis) están en Estado de Especies Vulnerables a nivel nacional (Benoit, J.L. 1989).

La Pichoga, Romaza y Suspiro del Campo son exclusivas de las Dunas primarias. Oxalis, Paja, Quilo, Pata de Pollo, Rábano y Senecio son exclusivas de las Dunas terciarias. El Manzanillón y Vautro están presentes en las Dunas secundarias y terciarias. La Doca y Dicha Grande están presentes en las Dunas primarias, secundarias y terciarias. Todas las restantes especies están presentes en la Duna Secundaria. Las Dunas secundarias concentran el mayor número de especies nativas, de 63 especies en total, 44 (70%) son nativas. Las Dunas primarias concentran el mayor porcentaje de especies nativas, de 5 especies en total, las 5 (100%) son nativas. Las Dunas terciarias tienen el menor porcentaje de especies nativas, de 10 especies en total, solo 6 (60%) son nativas.

Informe Campo Dunar de Punta Concón

CATALOGO DE LA FLORA

Tabla 1

NOMBRE COMUN

NOMBRE CIENTIFICO

 

SECTOR DE HABITAT

 

ORIGEN

REFERENCIAS

   

Dunas secundarias

 

Dunas terciarias

Vegetacion azonal

 

Dunas Primarias

         

Matorral abierto alto sobre dunas móviles.

Matorral abierto alto sobre dunas estabilizadas.

 

Matorral denso y alto en fuerte pendiente. Vegetación acuáticas y palustres en lugares de vertientes.

             

Flora general

Flora general

Subarbustos y hierba sobre roca.

Estepa arbustiva.

Matorral abierto y bajo.

Matorral denso y bajo.

Flora general

Formación de pradera de malezas.

Estepa subarbustiva.

Estepa herbácea y subarbustiva.

Arboles y/o arbustos grandes aislados. Vegetación de Areas Verdes.

Vegetación rueral.

Amor seco

Acaena pinnatifida

         

X

                     

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Aromillo

Albizzia lophanta

           

X

 

X

               

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Alstromeria o Lirio

   

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Dicha grande

Alstromeria sp. Ambrosia chamissonis

X

X

X

X

     

X

       

X

       

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

Hierba loca

Astragalus sp.

 

X

                           
  • X nat

X

 

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Cachiyuyo

         

X

X

                     

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Teatina

Atriplex semibacchata Avena barbata

             

X

                 

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Vautro

Baccharis concava

     

X

X

X

X

X

X

 

X

           

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

Romerillo

Baccharis linearis

           

X

                   

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Manzanilla cimarrona

Bahia ambossioides

         

X

   

X

               

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Helecho costilla de vaca

Blechnum chilensis

                 

X

             

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Cebadilla

Bromus hordeaceus

 

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

No conocido

Bromus madritensis

 

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

Pasto

   

X

   

X

   

X

               
  • X nat

X

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

Pata de guanaco

Bromus rigidus Calandrinia arenaria

         

X

                     

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

 

Calandrinia grandiflora

X

 

XX

                           

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Doquilla Cala

Calla palustris

                 

X

             

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Tahay

Calydorea xiphioides

 

X

                             

nat(1)

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Cortádera

   

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

Coirón

Carex pumila Carex setifolia

         

X

                     

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Doca

Carpobrothus aeqiuifolia

X

 

X

X

X

X

X

X

X

 

X

 

X

     
  • X nat

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

Quinguillo

Chenopodium murale

                               

X

int

Valenzuela 2001, Redón 2000, Hoffmann 1995

Orquídeas

Chloraea sp.

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Senecio

Chrysanthemoides moniliferum

               

X

     

X

       

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Manzanillón

Chrysanthemum coronarium

             

X

   

X

         
  • X int

X

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Achicoria

   

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Crucero

Cichorium intybus Colletia ferox

       

X

X

X

X

X

               

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Crucero

Colletia spinosa

 

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

No conocido

           

X

                     

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Flor de la viuda

Colliguaya odorifera Conanthera bifolia

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Violeta de campo

   

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

 

Conanthera campanaluta Conanthera trimaculata

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Pajarito del campo Malvilla

Cristaria glaucophylla

 

X

   

X

X

                   
  • X nat

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

 

Cynodon dactylon

                       

X

       

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Pata de pollo Junco

Cyperus eragrostis

               

X

               

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Chépica

     

X

                           

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Quisco

Dystichlis spicata Echinopsis litoralis

   

X

                           

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Informe Campo Dunar de Punta Concón

CATALOGO DE LA FLORA

Tabla 1 (continuación )

NOMBRE COMUN

NOMBRE CIENTIFICO

 

SECTOR DE HABITAT

 

ORIGEN

REFERENCIAS

   

Dunas secundarias

 

Dunas terciarias

Vegetacion azonal

 

Dunas Primarias

         

Matorral abierto alto sobre dunas móviles.

Matorral abierto alto sobre dunas estabilizadas.

 

Matorral denso y alto en fuerte pendiente. Vegetación acuáticas y palustres en lugares de vertientes.

             

Flora general

Flora general

Subarbustos y hierba sobre roca.

Estepa arbustiva.

Matorral abierto y bajo.

Matorral denso y bajo.

Flora general

Formación de pradera de malezas.

Estepa subarbustiva.

Estepa herbácea y subarbustiva.

Arboles y/o arbustos grandes aislados. Vegetación de Areas Verdes.

Vegetación rueral.

Pingo Pingo

Ephedra breana

 

X

   

X

X

 

X

                 

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

 

Equisetum bogotense

                 

X

             

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Hierba del platero Cardoncillo

             

X

                   

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Dedal de oro

Eryngium paniculatum Eschscholzia californica

                   

X

           

int

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

   

X

         

X

                 
  • X nat

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

Pichoa o Pichoga Coirón

Euphorbia portulacoides Festuca arundinacea

 

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

 

Festuca pratense

         

X

   

X

     

X

       

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Paja Flor de la culebra

Fumaria officinalis

                   

X

           

int

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Buchú

Haplopappus canescens

           

X

X

                 

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Cacho de cabra

Haplopappus sp.

   

X

                           

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Hierba del chancho

Hipochoeris scorsonei

           

X

                   

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Hierba del chancho

Hypochaeris taltalensis

 

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

Suspiro

Ipomoea purpurea

                 

X

             

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Arvejilla

Lathyrus hookeri

 

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Huilli

Leucocoryne ixioides

 

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Huilli azul

   

X

                             

nat(1)

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Tabaco del diablo

Leucocoryne violacescens Lobelia excelsa

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Altramuz

Lupinus microcarpus

                               
  • X nat

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Coralillo

     

X

       

X

                 

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Estrella azul

Lycium chilense Malesherbia linearofolia

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Perla o Perlilla

   

X

 

X

 

X

X

                   

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Quilo

Margyricarpus pinnatus Muehlenbeckia hastulata

 

X

               

X

         
  • X nat

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Mioporo

   

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

Berro

Myoporus laetus Nasturtium officinale

                 

X

             

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Quisquito

   

X

   

X

X

                     

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

Sosa brava

Neoportera sugibbosa Nolana crassulifolia

X

 

XX

                           

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

 

Nolana paradoxa

X

                               

nat

San Martín et al. 1992

Suspiro del campo No conocido

   

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

Don Diego de la noche

Noticastrum leucopappum Oenothera affinis

               

X

             
  • X int

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Vinagrillo

Oxalis carnosa

X

X

X

   

X

                     

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

 

Oxalis cernua

 

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Vinagrillo amarillo Oxalis

Oxalis laxa

                               
  • X nat

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Culle amarillo

Oxalis lineata

                   

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

 

Oxalis mallobolba

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Flor de la perdiz Azulillo

Pasithaea coerulea

 

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Caña

Phalaris aquatica

                 

X

           

X

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Pino

Pino insigne

                           

X

   

int

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Plantago

Plantago hiospidula

 

X

   

X

X

 

X

                 

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

Informe Campo Dunar de Punta Concón

CATALOGO DE LA FLORA

Tabla 1 (continuación)

NOMBRE COMUN

NOMBRE CIENTIFICO

 

SECTOR DE HABITAT

 

ORIGEN

REFERENCIAS

   

Dunas secundarias

 

Dunas terciarias

Vegetacion azonal

 

Dunas Primarias

         

Matorral abierto alto sobre dunas móviles.

Matorral abierto alto sobre dunas estabilizadas.

 

Matorral denso y alto en fuerte pendiente. Vegetación acuáticas y palustres en lugares de vertientes.

             

Flora general

Flora general

Subarbustos y hierba sobre roca.

Estepa arbustiva.

Matorral abierto y bajo.

Matorral denso y bajo.

Flora general

Formación de pradera de malezas.

Estepa subarbustiva.

Estepa herbácea y subarbustiva.

Arboles y/o arbustos grandes aislados. Vegetación de Areas Verdes.

Vegetación rueral.

Yantén

Plantago majus

                 

X

             

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Poa

Poa douglassi

 

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

Duraznillo

Polygonum persicaria

                 

X

             

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Chagual

Puya chilensis

 

X

X

   

X

   

X

 

X

           

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Chagualillo

Puya venusta

 

X

X

   

X

   

X

 

X

           

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Rábano

Raphanus sativus

                     

X

         
  • X int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Retamilla

Retanilla ephedra

                   

X

           

nat

San Martín et al. 1992

Retamilla

Retanilla ephedra

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Añañuca

   

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Higuerilla

Rhodophiala advena Ricinus communis

                                 
  • X int

Valenzuela 2001, Redón 2000, Hoffmann 1995

Zarzamora

Rubus ulmifolius

                 

X

             

int

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Romaza marina

Rumex cuneifolius

X

                               

nat

San Martín et al. 1992

Palito amargo

Salpiglosiss sinuata

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Huingán

             

X

X

               
  • X nat

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

 

Schinus polygamus Schizanthus litoralis

 

X

                             

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Mariposita Tome o Quilmén

Scyrpus nodosus

 

X

             

X

             

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995, San Martín et al. 1992

Huilmo

             

X

                   

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Esparto

Sisyrinchium graminifolium Solanum heterantherum

 

X

   

X

X

                   
  • X nat

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Huelle

           

X

                     

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Cerrajilla

Solidago chilense Sonchus oleraceus

                               
  • X int

 

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Mayo

Sophora macrocarpa

                           

X

   

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Tralhuen

Talguenea quinquinervia

 

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Tamarindo

   

X

                             

nat

San Martín et al. 1992

Tevo

Tamarix gallica Trevoa trinervis

 

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Cactus

Trichocereus chilensis

 

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Cebolleta

Tristagma sp

 

X

               

X

           

nat

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

 

Tropaeolun majus

                 

X

             

nat

Valenzuela 2001, Andalue et al. 2000, Hoffmann 1995

Espuela de galán Mitrun

                     

X

           

int

Valenzuela 2001, Hoffmann 1995

Verbena