You are on page 1of 171
RAFAEL SECO MANUAL GRAMATICA ESPANOLA Revisado y ampliado por MANUEL SECO SP x TOLLE, LEGE AGUILAR NOVENA EDICION, 1967 PRIMERA REIMPRESION, 1968 SEGUNDA REIMPRESION, 1969 TERCERA REIMPRESION, 1971 Depésito Lecat, M. 1291.—1971 © HEREDEROS DE RAFAEL SECO, 1953; MANUEL SECO, 1953. Aauitar, S, A. DE EDICIONES, Juan Bravo, 38, Madrid (Espafia), 1971. Printed in Spain, Impreso en Espafia por Selecciones Graficas, Avda, del Dr, Federico Rubio y Galf, 184, Madrid.—1971. INTRODUCCION INTRODUCCION EL LENGUAJE Y SU IMPORTANCIA El lenguaje es el gran instrumento de comunicacién de que dispone la Humanidad, intimamente ligado a la civili- zacién, hasta tal punto, que se ha llegado a discutir si fue el lenguaje el que nacié de la sociedad o fue la sociedad la que nacio del lenguaje. Todas las agrupaciones humanas de la tierra disponen de un sistema de signos—idioma—para la expresién del pensa- miento o del sentimiento, y, en cada una de ellas, cada hom- bre se ve precisado a usar ese sistema, no otro, para ser comprendido por los demas, de la misma manera. que tiene que emplear en sus negocios una determinada moneda que sea precisamente la corriente y admitida dentro de esa co- munidad. Y asi como una moneda circula porque todos los moradores del pais han convenido en darle un cierto valor, asi también una palabra o un uso lingiiistico cualquiera circula y tiene valor en un idioma por convenio de todos los hablantes del mismo. Pero este pacto solo se cumple en teoria, En la practica. no hay nadie que posea todas las palabras y todos los usos del idioma. No es solamente el campesino el que no com- prende bien lo que le dice el hombre culto, sino que este mismo @ su vez desconoce infinitas palabras de aquel, tan legitimas——Zpor qué no?—como las suyas propias. Lo que lamamos “nuestro idioma” no es nuestro nds que en parte, pues de él solo poseemos los escasos mules de palabras y los pocos centenares de construcciones que empleamos en nues- tra conversacion diaria, més los otros pocos miles de pala- -bras y construcciones que entendemos, sin usarlas nosotros, al oirlas o leerlas en la calle, en el periddico, en la radio o en el libro. Fuera de nuestro dominio, de nuestro alcance,