Sie sind auf Seite 1von 132

Ramatís La Misión del

Espiritismo

La Misión
del
Espiritismo

Ramatís
Psicografiada por: Dr. Hercilio Maes

1
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Traducida del portugués por MANUEL VALVERDE


CUARTA EDICIÓN
EDITORIAL KIER S.A.
Av. Santa Fe 1260 (1059) Buenos Aires - Argentina
Se hallan reservados todos los derechos.
Sin autorización escrita del editor, queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra por
cualquier medio -mecánico, electrónico y/u otro- y su distribución mediante alquiler o préstamo públicos.
Título original portugués
MISSAO DO ESPIRITISMO
Ediciones en castellano
Editorial Kier S.A. - Buenos Aires Años: 1973 - 1977 - 1987 - 1997
Tapa: BALDESSARI
LIBRO DE EDICIÓN ARGENTINA
I.S.B.N. 950-17-1331-8
Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723
© 1997 by Editorial Kier S.A. - Buenos Aires
Impreso en la Argentina - Printed in Argentina

2
Ramatís La Misión del
Espiritismo

HOMENAJE A:

Pablo Castaldelli, ruego al Padre para que lo sustente


en su ánimo de acoger a los Hermanos, cuya existencia
dolorosa es un beneficio para su Redención,
como espíritu endeudado.

HERCILIO MAES
Curitiba, 18 de febrero de 1967

3
Ramatís La Misión del
Espiritismo

AGRADECIMIENTO

Nuestros sinceros agradecimientos al Hermano Edson


Guiraud, estudioso umbandista, por la ayuda que nos
prestó al esclarecernos sobre los diversos temas de la
Umbanda, que desconocíamos, facilitándonos la
composición de la mayoría de las llamadas al pie de las
páginas, expuestos en el capítulo intitulado "Espiritismo y
Umbanda".

GRUPO RAMATÍS

4
Ramatís La Misión del
Espiritismo

A LOS LECTORES

En base a la exigüidad del espacio en la presente obra, no pudimos detallar


a gusto el asunto tratado en el capítulo Espiritismo y Umbanda.
Mientras tanto, el preclaro Mentor Ramatís, nos prometió dictar por el mismo
médium, una obra más amplia y pormenorizada sobre las actividades
umbandistas, esclareciéndonos sus propósitos y significado en Brasil.
Entonces, serán esclarecidos satisfactoriamente los objetivos y la valerosa
actividad de un gran número de espíritus elevados, de gran condición espiritual,
que trabajan en medio de las falanges de la Umbanda, para neutralizar los
efectos maléficos de la magia negra, perjudicial para la evolución del hombre. Es
un portentoso trabajo, de actividad beneficiosa, incorporado a las huestes del
Amado Cordero Jesús.
Nuestro sincero homenaje a los resplandecientes espíritus, que abandonan
sus moradas principescas, para descender a nuestro desventurado mundo, para
ayudarnos en la trágica hora, plasmada de calamidades y denominada de "Juicio
Final", a causa de la desobediencia de nuestra humanidad a los preceptos
estatuidos en el Evangelio de Jesús.

EDSON GUIRAUD
Curitiba, 27 de marzo de 1967

5
Ramatís La Misión del
Espiritismo

HERMANO PAULO CASTALDELLI

¡Pasan los siglos y los milenios!


Y los acontecimientos de la vida humana se esfuman como las últimas escenas de los films
cinematográficos. Mientras tanto, en lo íntimo del espíritu aún vibra el eco apagado de los carruajes,
llenos de esplendores, los gemidos de los vencidos y de los esclavos, en medio de los caminos, entre
las multitudes delirantes y entusiastas.
¡Pasan los siglos y los milenios!
Otra vez, la reminiscencia de la furia y de la insanidad caldea el alma impetuosa y viril de los
conquistadores. Entonces, nuevamente, cabalgaduras veloces, montadas por hombres enloquecidos,
de rostros endurecidos y quemados por el sol, se lanzan a toda carrera por los desiertos, lanza en
ristre y las capas sueltas al viento, como águilas en busca de su presa. Los gritos salvajes y de triunfo
aturden a los componentes de ese voraz grupo de guerreros, mientras caen los cuerpos de los
vencidos, pagando el tributo de resistirse a la muerte. ¡Pasan los siglos y los milenios!
Ahora, los "hombres enloquecidos", los veis aquí y allí, en manos de la miseria, en las puertas de
las iglesias, viviendo bajo los puentes, y tirados en los bancos de las plazas públicas. Son cuerpos
que palpitan, semivivos, con caras de imbéciles, ojos apagados, miembros atrofiados, figuras
mogólicas e hidrocéfalas, caricaturas humanas, cuyo impulso de vida flaquea, paralizado en la
conciencia del ser. Son una especie de moribundos, hijos de la demencia y de la morfología
teratológica, que otrora, en loca tropelía, sembraron la muerte y ultrapasaron los derechos de la vida.
¡Pasan los siglos y los milenios!
¡Hermano Paulo! — ¡Recógelos cariñosamente, pues son cuales guerreros derrotados en la
batalla de la propia vida! ¡Alegraos, por lo tanto, en holocausto de esa tarea incomún, porque el cetro
del comando, ahora pertenece al Cristo— Jesús!

RAMATÍS
Curitiba, 16 de febrero de 1967

6
Ramatís La Misión del
Espiritismo

PROLOGO

Mis hermanos:

Reconocemos que otros espíritus transmitieron aclaraciones, más que suficientes, respecto a la
verdadera "misión" del Espiritismo. Estudiosos como Gabriel Delanne, Paul Gibier, León Denis,
Aksakof, Lombroso, Cari Duprel, De Rochas y otros, siguiendo las normas establecidas por Allan
Kardec, expusieron el contenido, el sistema filosófico, religioso y científico de la doctrina espirita,
disciplinando las relaciones entre los encarnados y desencarnados y satisfaciendo la ansiedad
humana respecto del "por qué" de la Vida y de la Muerte.
En consecuencia, la presente obra apenas es una modesta contribución o un pálido homenaje al
magnífico trabajo realizado por tantos hombres, que se desconocen por su modestia en el mundo
entero, en el sentido de divulgar los valores trascendentales y morales de la doctrina Espirita. No
tenemos la presunción de transmitiros novedades que sobrepasen a las ya manifestadas, apenas
intentamos daros rápidos cotejos del Espiritismo con otros temas, asuntos y doctrinas, tratando de
acentuar su elevada misión de solidaridad universal y movimiento liberador del Espíritu, todavía
encadenado a las pasiones animales.
Nuestra incumbencia principal es de atender a los lectores en sus solicitudes, tratando de aclarar
las Preguntas que nos fueron formuladas por intermedio de nuestro médium. De esa forma,
intentamos alinear observaciones que nos parecieron útiles, como la de comparar el Espiritismo con
otros movimientos espiritualistas, destacándole el ideal de Fraternidad y su elevada función de
atender a los interrogantes sobre el conocimiento y la capacidad humana. Como garantía que el Ideal
Cristiano ha de predominar un día en la tierra, según las predicciones del propio Cristo, con el
advenimiento Consolador, el Espiritismo es el complemento indiscutible del verdadero Cristianismo,
cuya proclamación está exceptuada de ídolos, jerarquías sacerdotales, liturgias o dogmas. Su éxito
es innegable e implacable, porque su actuación en el mundo, además de ser disciplinada por sus
adeptos encarnados y por la seguridad federativa, también es administrada por las organizaciones
avanzadas de los Espíritus desencarnados, que presiden el evento Espirita en vuestro mundo bajo la
égida de Jesús, el Gobernador Espiritual de la tierra.

RAMATÍS
Curitiba, 26 de febrero de 1967

7
Ramatís La Misión del
Espiritismo

ALGUNAS PALABRAS

Aunque muy poco pueda agregar a esta obra, dado mi condición de insignificante intérprete
mediúmnico, me cabe exponer algunas consideraciones sobre el motivo y consideración de su texto.
Como es habitual y conforme a lo sucedido en las obras anteriores, el texto de La Misión del
Espiritismo, fue elaborado de acuerdo a los asuntos que se iban presentando, por efecto de la
secuencia de las Preguntas. El sistema de Preguntas y respuestas se hace más que accesible a los
lectores y menos cansador para continuar con la lectura. Después que Ramatís nos comunicó el
asunto principal de la obra que nos va a dictar, organizamos la relación entre un conjunto de
Preguntas, que nos pareció de mayor importancia, dentro del tema general, dando comienzo a la
obra. Todo aquello que necesita posteriores esclarecimientos, sugiere dudas o requiere Preguntas
suplementarias, está providenciado por el propio Ramatís, a través de mi mediumnidad. De esa
forma, cuando nosotros agotamos nuestra capacidad y nuestros conocimientos sobre el asunto
enfocado, el mismo, prosigue con la composición mediúmnica, a fin de satisfacer a todos los lectores.
En La Misión del Espiritismo, Ramatís retoma algunos asuntos que mencionó en obras
anteriores, pero resume, clarifica o acrecienta a través de nuevos enfoques. Muchas veces nos advir-
tió que sus comunicaciones mediúmnicas, no deben encararse como un motivo de entretenimiento o
una especie de literatura atrayente, ni tampoco debe estar enclavada en los cánones académicos de
nuestro mundo. Lo esencial es que el lector saque sus propias conclusiones de los temas abordados,
sin necesidad de abdicar de su simpatía hacia cualquier credo o doctrina. Por eso, las repeticiones
insistentes sobre un mismo asunto, pero encarado bajo otros puntos de vista, tiene por finalidad
ayudar a los lectores menos familiarizados con los temas tradicionales del Espiritismo, y asimilar con
más facilidad aquello que realmente le pueda aclarar sus dudas.
Ojalá, la lectura de esta obra promueva nuevas "reflexiones sobre la vida inmortal y la gloriosa
misión del Espiritismo, como movimiento de influencia universalista entre los hombres.

HERCILIO MAES
Curitiba, 26 de febrero de 1967

8
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo I
LA MISIÓN DEL ESPIRITISMO

Pregunta: Conforme dicen los espiritas, el Espiritismo ¿es la doctrina más compatible con la
evolución actual del hombre?
Ramatís: El Espiritismo es la doctrina más apropiada para la evolución del ciudadano moderno.
Sus enseñanzas son accesibles a todos los hombres y se ajusta perfectamente al progreso científico
de los tiempos actuales. Es el Consolador prometido por Jesús. Le cabe la misión de incentivar y
disciplinar la "facultad mediúmnica en todos los seres humanos", estimulando por medio de las voces
del Más Allá, las luchas por la evolución moral. A través de los médiums, los espíritus sabios,
amorosos y angélicos, enseñan las cosas sublimes del "Espíritu Santo", conforme a la predicción
evangélica.1
Pregunta: También es evidente, que antes de la codificación espirita, los hombres se redimían a
través de otras doctrinas, filosofías y religiones. ¿No es verdad?
Ramatís: Indudablemente, la mayoría de las almas que forman la humanidad celestial, jamás
conocieron el Espiritismo y fueron promovidas por otras doctrinas religiosas, como son el
Hermestismo, Confucionismo, Budismo, Judaísmo, Islamismo, Hinduismo, Catolicismo y otras sectas
reformistas. Además, algunas de esas religiones nunca oyeron hablar de Jesús, el sintetizador de las
enseñanzas de todos sus precursores. Desde el comienzo de la civilización humana, las almas
evolucionaron en forma independiente de cualquier doctrina, sectas o religiones. El camino de la
"salvación" está determinado por la acción en pro del bien y no por la creencia del adepto.
Pregunta: Considerando que los hombres se salvan por sus obras, antes que por su creencia,
entonces ¿cuál es el papel que le cabe desempeñar al Espiritismo?
Ramatís: No tengáis la menor de las dudas, que es explicar a los hombres el mecanismo de la
acción y reacción que rige al Universo. El bien será el Bien y el mal será el Mal. Eso, tan sencillo
induce al hombre a que practique las obras buenas.
Pregunta: Nos podéis decir, ¿cuál es el motivo para que el Espiritismo supere a los demás
movimientos religiosos del siglo?
Ramatís: El espiritismo es la doctrina más apropiada para la mente moderna, porque no contiene
adornos inútiles, complejidades doctrinarias, posturas fastidiosas o "tabúes" religiosos. Sus
enseñanzas son simples y directas, no cansan a sus discípulos, haciéndoles perder su precioso
tiempo en busca de la Verdad. La hora profética de los "Tiempos Llegados" ya no requiere doctrinas o
religiones subordinadas a símbolos o ritos, supersticiones o alegorías dogmáticas de carácter
especulativo.
Pregunta: ¿Que atractivo fundamental tiene el Espiritismo, para ser aceptado por el pueblo?
Ramatís: Es el de generalizar y esclarecer las actividades del mundo oculto para las masas
comunes, en forma de reglas simples y atrayentes, proporcionando la iniciación espiritual a la "luz del
día", en forma clara y objetiva, sin terminologías dificultosas o lenguaje iniciático, pues tanto aprende
el sabio como el hombre común, el viejo, como la criatura. Sus fundamentos doctrinarios se basan en
la creencia en Dios, la Reencarnación y la Ley del Karma, procesos estos, que señalan el camino del
perfeccionamiento del espíritu inmortal.
Pregunta: El Espiritismo, ¿no es una doctrina electiva para los occidentales únicamente, es decir,
para un sector de la humanidad?
1
"Si me amáis, guardad mis mandamientos; y yo rogaré a mi Padre y El os enviará otro Consolador, para que quede
con vosotros eternamente el Espíritu de la Verdad que el mundo no puede recibir, porque no lo ve, ni tampoco lo conoce. En
cuanto a vos lo conoceréis, porque quedará con vosotros y estará en vos. Pero, el Consolador, que es el Santo Espíritu que
mi Padre enviará en mi nombre, os enseñará todas las cosas y os hará recordar todo lo que os tengo dicho." (Juan, Cáp.
XVI, vs. 15, 16, 17 y 26.) Véase también, el Capítulo "Misión del Espiritismo" de la obra Roteiro de Emmanuel.
Ramatís: Las raíces doctrinarias del Espiritismo se introducen en el conocimiento de la filosofía
9
Ramatís La Misión del
Espiritismo

espiritual de todos los pueblos de la tierra, como son la Reencarnación y la Ley del Karma. Por eso, lo
interpretan fácilmente los chinos, hindúes, árabes, africanos, latinos, germanos, eslavos o sajones.
Aun los judíos, tan arraigados a los dogmas y preceptos mosaístas, ingresan en el Espiritismo,
ajustándose a sus prácticas mediúmnicas y objetivos filantrópicos. Además de ser una doctrina
fácilmente asimilable para cualquier tipo de persona, su mensaje se adapta a todos en general,
porque estudia la disciplina de los fenómenos mediúmnicos, que son comunes a todas las razas de la
tierra. La fenomenología mediúmnica es un hecho comprobado por todos los pueblos y civilizaciones
como las de Atlántida, Lemuria, China, Hebraica, Egipto, Persia, Caldea, Cartago, Asiría. Grecia,
Babilonia, India, Germania o Arabia. Lo manifestado se comprueba fácilmente por su historia,
leyendas o folklore, cuyos fenómenos fueron evidenciados hasta en los propósitos guerreros,
inclusive, de los pueblos más primitivos. Los escandinavos, principalmente los "vikingos", relatan sus
encuentros con brujas, sirenas y entidades fascinadoras, que surgían de las misteriosas brumas,
persiguiéndolos durante las noches de luna llena. Las historias musicalmente creadas por Wagner en
sus óperas y piezas sinfónicas, confirman el espíritu de religiosidad y la creencia en el mundo
invisible por parte de los pueblos germánicos y anglo sajones. Rendían sus homenajes a los dioses,
genios y deidades, considerándolos habitantes de un mundo extraño, diferente al habitado por los
hombres. Las leyendas brasileñas también son pródigas en fenómenos mediúmnicos.
Pregunta: ¿Qué significa la iniciación a la 'luz del día", popularizada por el Espiritismo?
Ramatís: Antiguamente las iniciaciones espirituales eran secretas y exclusivas de las
agrupaciones esotéricas, cuyas pruebas simbólicas y hasta sacrificiales, servían para controlar el
valor personal y el entendimiento psíquico de los discípulos. Sin embargo, los candidatos debían
poseer cierto desenvolvimiento esotérico y dominio de la voluntad en el mundo profano, para poder
graduarse en las pruebas decisivas. De esa forma, el intercambio con los Maestros o espíritus
desencarnados, solo era permitido a unos pocos adeptos, entrenados en las iniciaciones secretas.
Con el advenimiento del Espiritismo se abrieron las puertas de los templos secretos, eliminó la
compleja terminología y el vocabulario simbólico de las prácticas iniciáticas, transfiriendo el
conocimiento espiritual directamente al pueblo a través de reglas y principios lógicos para el progreso
humano. Divulgando el conocimiento milenario de la Ley del Karma y la Reencarnación, demostró a
los hombres su responsabilidad personal en la cosecha de los frutos, buenos o malos que haya
sembrado otrora. Eliminó la absurda idea del infierno que estimulaba virtudes por medio de amenazas
sobre los sufrimientos eternos, pero advirtió, que más se salva el hombre por sus obras que por la
creencia aprendida. Aclaró, que ninguno consigue abolir sus pecados en la hora extrema de la
muerte, por medio de sacerdotes, pastores o maestros ficticios propuestos como procuradores
divinos. El cielo y el infierno son estados inherentes al espíritu, consecuente de su mal o buen vivir
sobre la tierra. En verdad, el hombre es el único responsable por su gloria o desdicha.
En el siglo XX, el discípulo evolucionó por las pruebas iniciáticas que se le presentan a cada
instante en la vida cotidiana, sin necesidad de recogerse en instituciones, conventos o fraternidades
iniciáticas. El entrenamiento del espíritu debe ejercerse conviviendo en medio de todo el mundo, a
través de los sufrimientos, fracasos, vicisitudes o miserias que se le presenten, cuales lecciones
severas y pedagógicas presentadas por lo Alto, que lo gradúan conforma a su comportamiento. No es
necesario que el hombre se aísle del mundo, en una vida totalmente contemplativa, para poder
alcanzar la sabiduría espiritual, que el mundo ofrece por demás en el trato cotidiano. El discípulo dili-
gente y disciplinado, trabajando espiritualmente en la vida moderna, se promueve a un nivel superior,
si sabe aprovechar cada minuto de su vida, si es obediente a los postulados espiritas y sumiso a los
preceptos evangélicos de Jesús.
Pregunta: ¿Podríais darnos algunos ejemplos prácticos de esa iniciación a la 'luz del día'?
Ramatís: Es evidente que los hombres concurren a las iglesias católicas protestantes, sinagogas
judías, mezquitas musulmanas, pagodas chinas, santuarios hindúes, centros espiritas, "tatwas"
esotéricos, agrupaciones teosóficas, fraternidades Rosa Cruz o terreiros de la Umbanda, buscando el
conocimiento y el confort espiritual para sus almas debilitadas. Pero su perfeccionamiento no se
procesa por la adoración de los ídolos, meditaciones esotéricas, interpretaciones iniciáticas,
10
Ramatís La Misión del
Espiritismo

reuniones doctrinarias o ceremonias cansadoras. En tales momentos, los fieles, creyentes, adeptos,
discípulos, o simpatizantes, sólo aprenden las reglas y procedimientos que tendrán que aplicar en el
mundo profano. Los templos religiosos, las agrupaciones teosóficas, cofradías iniciáticas,
instituciones espiritas o tiendas de Umbanda, tienen cierta semejanza con las agencias de
informaciones, que ofrecen el programa de las actividades espirituales recomendadas por lo Alto y
conforme a las preferencias de determinados grupos humanos.
Las prácticas a la "luz del día" gradúan a los discípulos en forma imprevista porque las ejercen
bajo la espontaneidad de la vida en común. Aquí el discípulo es probado en la virtud de la paciencia
por la demora de los cajeros, al servicio del comercio, o por la reacción colérica del guarda del
ómnibus; allí se prueba la tolerancia por la descortesía del egoísta que se antepone en la fila de
espera, o por la intransigencia de los agentes que dirigen el tráfico en las populosas ciudades; acullá,
por la renuncia y el perdón después de haber sido explotado por el vendedor, insultado por el
conductor del taxi o perjudicado por el robo del empleado.
Así, en el transcurso de vuestras actividades humanas, sois enfrentados con los graves
problemas, exponiendo vuestra meritoria ejercitación de paciencia, bondad, tolerancia, humildad, re-
nuncia o generosidad. Os ha de herir la calumnia del vecino malintencionado, el mal trato del patrón o
seréis explotados por el mejor de los amigos. El Espiritismo, por lo tanto, con su doctrina racional y
electiva a la mentalidad moderna, puede enseñarnos la mejor compostura espiritual en los momentos
de esas pruebas iniciáticas a la "luz del día", sin complejidades, misterios o secretos. Es tan simple
como la propia vida, pues en medio de la agitación neurótica o lucha desesperada para poder vivir, el
hombre del siglo XX aprende los programas salvadores, elaborados en el interior de los templos
religiosos o instituciones espiritualistas, para después ejercerlos en las actividades de la vida
cotidiana.
Pregunta: Muchos espiritas dicen que el Espiritismo debe predominar en el aspecto científico y no
religioso, como lo hacen los pregonadores evangélicos. Además, refuerzan sus decires por las
palabras que Allan Kardec, que dicen: "El Espiritismo será científico o no sobrevivirá." ¿Qué nos
podéis aclarar?
Ramatís: El Espiritismo filosófico y científico puede satisfacer la exigencia especulativa del
intelecto, pero el Evangelio, es el único que ilumina el corazón de los hombres. Recordemos, que a
pesar del cuidado y la atención que merece la contextura de la lamparilla eléctrica, nada puede hacer
sola, sino recibe la energía que proviene de la usina.
Por eso, Allan Kardec fundamentó la codificación espirita en la moral evangélica, pues estaba
seguro que los resultados científicos pueden convencer al hombre de su inmortalidad, pero el
Evangelio es el único capaz de convertirlo para las condiciones de la línea espiritual superior. La
misión del Espiritismo no consiste solamente en comprobar la vida inmortal, también le cabe consolar
al espíritu, dándole luz en la lamparilla de la conciencia, para después seguir iluminando al mundo.
Pregunta: Naturalmente, esos espiritas, mencionados anteriormente, temen una vulgarización del
Espiritismo a semejanza de lo sucedido con la pureza iniciática del Cristianismo, desvirtuado por la
pompa del Catolicismo e infantilizado por los dogmas bíblicos, ¿no es verdad?
Ramatís: Considerando que el Espiritismo codificado por Allan Kardec no admite imágenes, culto
material, simbolismos cabalísticos, insignias u organizaciones jerárquicas, es natural, que su mensaje
espiritual no será pregonado por sectarismos religiosos ni desfigurado por los ceremoniales del
mundo. No pide templos apropiados para la adoración estandarizada con la Divinidad, pero admite la
reunión evangélica en el hogar o el lugar elegido, bajo la recomendación del Maestro, que dijo así:
"Donde estuvieren dos o más reunidos en mi nombre, allí estaré yo en espíritu."
Desde que la ciencia es sinónimo de investigación y exactitud, el Espiritismo es
predominantemente científico, pues además de sus investigaciones y experimentaciones continuas
sobre la vida oculta, se distingue por la exactitud de sus preclaros e insustituible principios, porque no
depende de fórmulas, dogmas o fantasías religiosas. Además, no existen sacerdotes o instructores
intermediarios para interpretar el modo personal de las enseñanzas espiritas, como en el caso de la

11
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Biblia, donde centenas de sectas religiosas discuten de modo diferente los mismos versículos.
Pregunta: Sin embargo, algunos espiritualistas, opinan que el Espiritismo no reveló ninguna
novedad, digna de admiración, pues la Ley del Karma y la Reencarnación, eran postulados milenarios
pertenecientes a las filosofías orientales. ¿Cuál es vuestro parecer?
Ramatís: Sin lugar a dudas, que el Espiritismo popularizó en forma disciplinada y bastante fácil
para la mente moderna, los conocimientos que anteriormente se elucidaban en la intimidad de los
templos fraternistas y velados por una dificultosa terminología iniciática. Pero, también demostró
aquello que era superfluo e incoherente, además de complejo para interpretar algunos pasajes, que
esas corrientes orientalistas poseían en sus enseñanzas iniciáticas. La codificación espirita se
transformó en una copa de agua cristalina, sin ningún colorante particular que la pueda confundir,
perfectamente accesible a la mentalidad occidental y adversa a los adornos y supersticiones, muy del
agrado oriental.
Allan Kardec adoptó el método lógico para sus experimentaciones, y su doctrina brotó
directamente de la observación de los hechos. Los postulados espiritas no es el fruto de las tradi-
ciones, impuesta por cualquier escuela del espiritualismo oriental, pues el codificador no aceptó
ninguna afirmación que no fuera la propia, para definir positivamente sus principios doctrinarios.
Pregunta: ¿Nos podéis citar alguna cosa, que Kardec haya encontrado incoherente, respecto a
las corrientes espirituales de Oriente?
Ramatís: Inicialmente, rechazó el dogma de la "metapsicosis", puesto que los egipcios e hindúes
admitían la transmigración del alma humana para el cuerpo de un animal, como castigo por los
pecados cometidos por el hombre en vidas pasadas. Los sacerdotes enseñaban al pueblo, que el
espíritu encarnaría en la especie, adecuada al tipo de su pecado; el glotón en el puerco, el irascible,
en el toro, el bruto en el elefante, el terco en el asno. Mientras tanto, Allan Kardec rechazó ese pos-
tulado, explicando que el espíritu no retrograda, como tampoco admitió la concepción
reencarnacionista del Brahamanismo, con su orgullosa división de castas aristocráticas y
sacerdotales, resaltando sobre la despreciable condición de los desheredados parias.
Realmente, el Espiritismo no aportó revelaciones inusitadas en el campo de la Reencarnación y
de la Ley del Karma, expuestos milenariamente por las escuelas orientales; pero Allan Kardec, sólo
aceptó tales enseñanzas o postulados después de someterlos a la unánime y rectora opinión de los
espíritus, que estaban al servicio de la doctrina. Los admitió, obediente a la coherencia de lo Alto y
por la sensatez en la solución de los problemas del mundo trascendental, cuando confirmaron el ori-
gen de las diferencias entre los seres humanos, la conciencia de existir, el destino, el libre albedrío, el
bien y el mal en la transitoriedad de la vida terrena.
Pregunta: ¿Qué fundamento tiene el afirmar, que el Espiritismo es una doctrina Universalista?
Ramatís: Indudablemente, el Espiritismo es una doctrina universalista, porque el motivo principal
para actuar y existir son los acontecimientos derivados de los diferentes problemas del Espíritu
inmortal, es decir, de la entidad universal. Su fundamental motivo es el Espíritu inmortal, sea luz,
energía, llama, centella o ser imponderable e indiscutible a nuestro entendimiento humano, pero
siempre ha de ser el "eslabón" de nuestra conciencia con el Absoluto, el sustentador de la Vida y del
Universo.
Pregunta: Si el Espiritismo es doctrina universalista, ¿por qué determinados espiritas combaten a
los credos, filosofías o mensajes mediúmnicos, inclusive, hasta nuestras comunicaciones
mediúmnicas?
Ramatís: Repetimos: El Espiritismo es universalista, pero no le cabe la culpa si muchos espiritas
desmienten ese elevado concepto y pierden su precioso tiempo en juzgamientos y agresividad mental
para los demás trabajadores de la espiritualidad.
Pregunta: Algunos colegas, dicen que tienen necesidad imperiosa de defender los principios del
Espiritismo, a fin de evitar la mezcla o sincretismos religiosos.
Ramatís: La argumentación es bastante débil, pues lo que es invulnerable a la influencia o

12
Ramatís La Misión del
Espiritismo

agresión exterior, no necesita defensa alguna. El rosal plantado en cualquier terreno, continuará
dando rosas, sin esperar que cambie la modalidad de esa especie floral. Evidentemente, muchos
espiritas reviven en modernas sublimaciones, los dogmas de los viejos credos que agradaron en ésta
o en reencarnaciones pasadas. Revelan en el medio espirita la intolerancia religiosa, el pesimismo y
la mala disposición que tienen hacia las ideas y trabajos ajenos, que ultrapasan las fronteras de sus
convicciones y simpatías. Bajo nuevos aspectos doctrinarios reproducen el vicio de excomunión del
pasado, aunque sean cultos o conscientes del más avanzado programa espiritual. El peligro de
disolución doctrinaría del Espiritismo debido a los conceptos o mezclas extrañas, desaparecerá si los
espiritas estuvieran integrados y convencidos de los postulados doctrinarios, cuyas raíces son
indestructibles. Sólo la convicción absoluta puede afianzar la "fe que transporta las montañas"; sólo la
fe viva, continua y fuerte, puede sustentar a cualquier ideal, esa especie de fe citada, es la que
recomendamos para los espiritas temerosos de una posible confusión.
Pregunta: ¿El Espiritismo no se contradice en su universalismo al rechazar cualquier
aproximación de credos o postulados espiritualistas?
Ramatís: Naturalmente, pero nosotros nos estamos refiriendo al universalismo, que es fruto de la
convicción basada en la cultura y en el discernimiento espiritual del hombre, ajenos a los simples
ajustes de credos, principios religiosos, prácticas diversas o variedad de creencias. El Espiritismo es
una doctrina espiritualista, porque está por encima de los conflictos y de las contradicciones
religiosas, juzgando las actividades humanas en forma global y beneficiosa.
Además, expone el conocimiento oculto de todos los pueblos, sin complejidades, en lenguaje
simple y exceptuado de enigmas alegóricos, y su texto, moral y filosófico puede ser comprendido con
suma facilidad por todos los seres y sin necesidad de herir los postulados ajenos 2 Su sentir
universalista está comprobado por el elevado deseo de comprender y servir a todos los seres en
cualquier latitud de la tierra. Por el hecho de no incorporar en sus bases revelaciones o conceptos de
otras fuentes espiritualistas, eso no desmiente su verdadero tenor de universalismo. En verdad, se
evita el sincretismo religioso o doctrinario, para no fatigar o crear complejidades a todo cuanto fue
dicho con tanta simplicidad.
Pregunta: Ante los esfuerzos eclécticos de unir otras religiones, como sucede actualmente al
Catolicismo a través de sus concilios ecuménicos, aun así, ¿el Espiritismo debe considerarse
universalista, aunque se mantenga al margen de tales iniciativas?
Ramatís: Es misión del Espiritismo conjugar los valores inherentes a la inmortalidad y despertar
en los hombres la simpatía y el respeto hacia todas las creencias e instituciones religiosas del mundo,
encendiendo en el alma de sus prosélitos la llama ardiente en la búsqueda común de la Verdad. Es
mensaje universalista porque valoriza los esfuerzos del ser humano en favor del Bien y de la
comprensión espiritual, en una visión global del conocimiento, sin necesidad de unir credos o sectas
religiosas, en una fusión improductiva que bajaría la cualidad original, en base a la mezcla de
postulados.
Universalismo no es un manto confeccionado con un pedazo de cada religión y doctrinas
espiritualistas, es el entendimiento panorámico de las costumbres, temperamentos y sentimientos
religiosos de los hombres, convergiendo hacia un solo objetivo espiritual.
Pregunta: ¿Qué nos podéis decir sobre el Espiritismo, ante la crítica de ciertos movimientos
espiritualistas orientales, que lo juzgan como una doctrina prematura y hasta peligrosa para las
masas populares?
Ramatís: Aunque la doctrina espirita divulgue en sus postulados viejas enseñanzas de la
tradicional filosofía espiritualista de oriente, también es cierto que la Teosofía, el Rosa Cruz y algunas
instituciones esotéricas critican desairosamente el Espiritismo y no aconsejan sus prácticas
mediúmnicas. Alegan que el ejercicio de la mediumnidad es un arma de dos filos, que colocan al
médium bajo el peligroso control de los espíritus maléficos del mundo invisible.

2
Véase el Capítulo "Misión del Espiritismo" de la obra Roteiro de Emmanuel, dictada a Chico C. Xavier, en Brasil.

13
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Como es lógico, el uso de la mediumnidad exige prudencia, estudio y rigurosa elevación moral,
pues las anomalías psíquicas, como las obsesiones, fascinaciones o comunicaciones mediúmnicas
indisciplinadas, son propias de la ignorancia e imprudencia humana.
El Espiritismo, además de ser un sistema filosófico disciplinado y de experiencia científica, posee
la garantía moral del Evangelio de Jesús. Lógico y criterioso en sus principios, en cien años de
actividades doctrinarias jamás causó perjuicios directos a los estudiosos y adeptos bien
intencionados. En sus enseñanzas, fácilmente comprensibles y sin objetivos personales, fue
delineado para la emancipación espiritual de la humanidad del siglo XX.
Pregunta: Se dice que el Espiritismo, no es la Tercera Revelación, tan propalada por los espiritas.
¿Qué opináis al respecto?
Ramatís: Evidentemente, Antulio, Anfión, Numú, Orfeo, Pitágoras, Lao Tsé, Fo Hi, Zoroastro,
Mahoma, Confucio, Krisnha, Buda y otros mensajeros de lo Alto, también fueron reveladores de la
Verdad Espiritual y portadores de enseñanzas que atendieron las necesidades y costumbres de cada
raza. De sus actividades nacieron creencias, doctrinas, agrupaciones inicia-ticas, sectas religiosas y
movimientos filosóficos, que aún hoy están esparcidas por el mundo y son ajenas al Espiritismo. La
Tercera Revelación prevista por el Maestro Jesús, tiene especial significado en la hora actual que vive
la humanidad, pues obedece a lo programado dentro del conocido "juicio final" o 'los tiempos son
llegados".
Pregunta: Esa Tercera Revelación, ¿no corresponderá únicamente al fenómeno de la
mediumnidad, que según decía Jesús: "se derramaría por la carne de los nombres", en la época
prevista?
Ramatís: El fenómeno mediúmnico es factor común para todos los seres, sin excepción, es
propio del espíritu humano, por eso existe desde los tiempos que el hombre pisó la tierra. La
expansión mediúmnica no es propiamente la "Tercera Revelación", pero sí es el Espiritismo en su
conjunto doctrinario al revelar el mundo oculto a todos los seres, y tiene la responsabilidad de
investigar y controlar el desenvolvimiento mediúmnico.3
Pregunta: ¿Cuáles son las principales características que justifique, que la doctrina espirita sea la
"Tercera Revelación"?
Ramatís: El Espiritismo es la "Tercera Revelación" porque su mensaje mediúmnico proveniente
de lo Alto, tiene la función de transformar radicalmente al espíritu de la humanidad. Su procedimiento
se asemeja al de sus antecesores, como sucedió con las dos revelaciones anteriores, la de Moisés y
Jesús.
La "Primera Revelación" promulgó los "Diez Mandamientos" a través de la mediumnidad de
Moisés, en el Monte Sinaí; la "Segunda Revelación" codificó el Evangelio por el sacrificio de la vida
del Maestro Jesús. En ambos casos, fueron significativos movimientos de elevado contenido
espiritual, pues además de influir decisivamente sobre la raza hebraica, se hizo extensivo a toda la
humanidad.
Examinando detenidamente los mensajes de otros instructores, fuera de los de Moisés y Jesús,
comprobamos que fueron algo personales e intencionalmente dirigidos a los pueblos, razas y seres,
cuyas costumbres y temperamentos estaban ajustados a las enseñanzas de la época. Antulio, el
filósofo de la Paz, predicó entre los Atlantes; Confucio pregonó a los chinos; Orfeo dedicó las
enseñanzas de lo Alto para los griegos; Hermes a los Egipcios; Buda a los asiáticos; Zoroastro a los
persas; Krishna a los hindúes. Mientras que los mensajes de Jesús y Kardec trascendieron la
peculiaridad específica de las razas y fueron divulgados bajo el carácter de universalista, porque
estaban dirigidos a la humanidad entera.
3
Aconsejamos la lectura de la excelente obra mediúmnica Seara de los Mediums de Chico C. Xavier, por el espíritu de
Emmanuel, principalmente los capítulos "En la Mediumnidade", "Forca Mediúmnica", Formacao Mediúnica" y "Médiums
Transviados". Obra editada por la F.E.B.

14
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Los Diez Mandamientos, el Evangelio y la Codificación Espirita sobrepasaron los preconceptos y,


costumbres racistas de cualquier pueblo, pues sirven de orientación espiritual para todos en general.
Pregunta: Si había diferencia de costumbres, procedimientos y moral en la época de cada
revelación, ¿por qué motivo debe aplicarse hoy, lo que sólo sirvió para otro tiempo?
Ramatís; Esas tres revelaciones fundamentales ocurrieron en épocas diferentes y conforme al
entendimiento intelectivo y psicológico de los pueblos. Sin embargo, los preceptos "no hurtarás", "no
matarás" y "honra a tu padre y a tu madre", extraído de los Diez Mandamientos de Moisés; los
conceptos, 'amarás a tu prójimo como a ti mismo" o "hace a los otros lo que quisieras que te hagan a
ti", de Jesús, y "fuera del amor y la caridad no hay salvación", de Allan Kardec, son enseñanzas de
orden universalista, porque además de ser accesible a todos, adoctrinan con sentido moral e
independiente de razas, credos o costumbres.
Aunque son mensajes espirituales muy semejantes a los de otros instructores como Buda,
Krisnha o Confucio, se destinan y aplican a todo género humano por estar exceptuados de alegorías,
tradiciones, reglas o costumbres peculiares a pueblo alguno. Ligan el pasado con el futuro, en tres
etapas distintas, pero de acuerdo con la comprensión espiritual en la época de sus revelaciones.
Están identificadas por el mismo contenido espiritual de la humanidad, sin exclusivismos racistas o
simbología de iniciados.
La verdad es que después de la revelación de los Diez Mandamientos transmitidos por Moisés,
del Evangelio vivido por Jesús y de la Codificación del Espiritismo por Allan Kardec, se produjeron
considerables transformaciones en la humanidad. Son tres revelaciones que se distinguen fundamen-
talmente en sus respectivas épocas, modificando la moral de los hombres por la liberación gradual de
las pasiones inferiores y por el conocimiento exacto de la Vida Inmortal.
Pregunta: ¿No podéis aclarar mejor, el sentido mesiánico de la primera revelación?
Ramatís: Obedeciendo al esquema de progreso espiritual de la humanidad terrena, trazado por
los Maestros Siderales, Moisés transmitió por los Diez Mandamientos la primera revelación; la Ley de
la Justicia: Jesús fue el mensajero de la Ley del Amor a través del Evangelio, y Allan Kardec, el fiel
expositor de la Ley del Deber, por medio de la codificación del Espiritismo.
La primera revelación a cargo de Moisés fue una severa amenaza para aplacar la ferocidad
humana, advirtiendo a la humanidad de los castigos infernales que deberían afrontar aquellos que se
rebelaran contra los Diez Mandamientos. La humanidad todavía bastante esclavizada a los instintos
inferiores, no podía modificarse a través de consejos y sugestiones pacíficas. Por eso, el mensaje
severo de Moisés exponía los rigores de la Justicia Divina, advirtiendo a las personas para que
pensaran tranquilamente en los castigos, antes de pecar.
Las catástrofes de Babilonia, Sodoma, Gomorra, Herculanum y Pompeya, quedaron ante la
historia como civilizaciones castigadas por un Dios, en base a las irregularidades y afrenta de los
hombres a las leyes divinas.
Pregunta: ¿Cuál es el sentido exacto de la segunda revelación?
Ramatís: No hay dudas, que cada revelación se identifica con el sentido educativo del espíritu del
hombre y la forma de conducirlo a la realidad de la vida eterna. La primera revelación fue un
imperativo del cielo, a través del temor y la amenaza; la segunda revelación, fue una invitación
celestial, bajo la tónica de la renuncia y el amor: la tercera revelación, el despertar mental para que el
hombre alcance el "edén" construyendo su propio destino.
En la segunda revelación por intermedio de Jesús, hizo vibrar fuertemente a los espíritus
encarnados, que en vidas anteriores habían admitido seriamente las reglas de los Diez Man-
damientos, de la primera revelación. Jesús comunicó a la humanidad la nueva expresión de la
Divinidad, substituyendo a Jehová, dios irascible, guerrero y vengativo, por la agradable concepción
del Padre Magnánimo, donador de gracias y providencias, que aliviaría a los enfermos, protegería a
los pobres y compensaría las injusticias. Moisés condenó sumariamente a los pecadores y bajo
amenaza de terribles castigos divinos, prohibió los abusos, el paganismo, el orgullo, la envidia, la ira,
la avaricia y la perversidad. Mientras tanto, Jesús trajo la promesa del reino de Dios, con las
15
Ramatís La Misión del
Espiritismo

esperanzas y los consuelos para todos los seres sufrientes. Su mensaje hablaba a las criaturas que
tenían vicisitudes y padecían injustamente y a los desheredados de los bienes del mundo. Los
discípulos de Jesús eran las víctimas de los crueles, poderosos y egoístas.
Resumiendo, Moisés atemorizó señalando los pecados y Jesús consoló valorizando las virtudes.
Los espíritus que admitieron la primera revelación de los Diez Mandamientos, más tarde, en nuevas
reencarnaciones, también vibraron intensamente con el mensaje divino y amoroso de Jesús, en su
admirable Evangelio.
Pregunta: En realidad, ¿cuál es el significado de la Tercera Revelación atribuida al Espiritismo?
Ramatís: Repetimos: Moisés reveló a la humanidad la Ley de la Justicia, Jesús la Ley del Amor y
Allan Kardec la Ley del Deber. Kardec fue la inteligencia y el buen sentido, codificando el mensaje de
emancipación del hombre a través del "conocimiento de sí mismo". Cada una de esas revelaciones
marca un ciclo o época de amplitud universal en la superficie de la tierra, aunque continúen existiendo
innumerables credos y doctrinas promulgadas por otras revelaciones menores, peculiares al
temperamento, tradiciones y costumbres de ciertos pueblos.
Pregunta: Nos habéis dicho, que los Cristianos aceptaron con más facilidad la pregonación
evangélica de Jesús, porque en vidas anteriores se habían convertido a los Diez Mandamientos, de la
revelación de Moisés. ¿No es verdad?
Ramatís: La evolución o ascenso angélico no se hace a saltos, pues los espíritus encarnados se
someten a diversas etapas de graduación espiritual, así como los niños obedecen por la amenaza de
los castigos, y los jóvenes son accesibles a las sugestiones de los más viejos y compenetrados en
sus deberes.
Malgrado haber frenado sus instintos por las amenazas de Moisés, los espíritus que vibraron
favorablemente con la revelación de los Diez Mandamientos, un milenio después, se mostraron afines
a la investigación evangélica de Jesús. No tendría lógica, que los sarcásticos, indiferentes y
adversarios a los Diez Mandamientos, aceptasen dócilmente el tierno mensaje del Evangelio de
Jesús, si recusaron anteriormente la revelación de Moisés.
Pregunta: ¿Por qué los hombres aún se odian y se matan, a pesar de las extraordinarias
revelaciones de Moisés, Jesús y Kardec? ¿No hubo progreso suficiente entre esas tres etapas de la
humanidad?
Ramatís: Son almas primarias, cuya sensibilidad psíquica aún es deficiente para vibrar a tono con
las enseñanzas de lo Alto. Su gran mayoría todavía predomina en la tierra con su tipo inferior y
reencarnan casi inconscientes de su condición espiritual, pues viven en la superficie bajo los impulsos
instintivos y deseos incontrolables. Además, a medida que los espíritus son promovidos para habitar
esferas superiores, son substituidos por nuevas carnadas de almas primarias, tal como sucede en las
escuelas del mundo material, cuando los aprobados en el curso primario pasan al secundario,
dejando esos lugares para nuevos e incipientes estudiantes.4
Por eso, cuando llega la fase selectiva del "fin de los tiempos" en cada mundo habitado, los
espíritus relapsos o alumnos atrasados, colocados a la "izquierda" del Cristo, son enviados hacia otro
mundo de condiciones primarias, para volver a repetir las lecciones, que no quisieron aprobar.
También debéis recordar que un buen número de almas, jamás han querido imponerse del mensaje
salvador de las tres revelaciones mencionadas. Moisés prohibió con cierta violencia el uso de las
cosas perjudiciales para el espíritu, mientras que Jesús demostraba la transitoriedad de las glorias del
mundo, invocando el amor, la renuncia, la pobreza, el perdón y el sufrimiento, como condiciones
auspiciosas para la redención del pecado humano y el ingreso del ser en el Paraíso. Finalmente,
Kardec reveló por medio de la codificación espirita las nociones del deber del espíritu para consigo
mismo, encontrando los mejores cooperadores entre aquellos seres que habían obedecido al
mensaje de Moisés y participado en el trabajo evangélico del Cristo-Jesús.
4
Es suficiente recordar lo que hizo Hitler y sus secuaces en la última guerra, ahogando, metrallando y matando judíos
en las cámaras de gas, para comprobar; una vez más, que viven en la tierra, los mismos espíritus del tiempo de Moisés,
cuyos oídos quedaron cerrados ante los mensajes de lo Alto.

16
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Pregunta: ¿Queréis decir, que los espíritus actuales, en su mayoría, son egresados del
Cristianismo?
Ramatís: La mayor parte de los actuales líderes y trabajadores del Espiritismo, obedecieron a las
normas de los Diez Mandamientos de la primera revelación, frenando los instintos inferiores. Más
tarde, pacificaron las pasiones iniciando el desenvolvimiento de algunas virtudes honrosas bajo la
égida del Evangelio de Jesús. Actualmente, ese conjunto de almas, sensibles a las dos primeras
revelaciones, conviven en el seno del Espiritismo desenvolviendo el autoconocimiento, divulgándole
los preceptos liberadores.
Así como procede el jardinero, que debe arrancar las hierbas dañinas para no asfixiar el
desenvolvimiento de las hermosas especies florales, el clima espiritual de la tierra también requiere
de la limpieza de los espíritus malhechores, para favorecer el rápido progreso de las almas bien
intencionadas.
Los izquierdistas del Cristo, o "hierbas dañinas", son los espíritus que no obedecieron a los Diez
Mandamientos de Moisés, no aportaron su ayuda al Evangelio de Jesús, ni tienen en cuenta
seriamente el Espiritismo de Kardec u otros movimientos espiritualistas. Todavía son indiferentes a su
propia ventura espiritual, y viven preocupados únicamente con los intereses inferiores y las pasiones
animales. En consecuencia, no se modificaron con las enseñanzas de Moisés, no vibraron con la sua-
ve invitación de Jesús, ni se interesaron por los esclarecimientos del Espiritismo sobre sus
obligaciones morales como Espíritu Eterno.
Pregunta: ¿El Espiritismo podría volverse un eclecticismo religioso?
Ramatís: Es un movimiento de solidaridad fraterna entre todos los hombres. El Espiritismo no es
una doctrina separativista, ni eclecticismo religioso que especula sobre la Vida del Espíritu Inmortal. A
pesar del bien intencionado entusiasmo de algunos espiritas para unificar las diversas sectas
religiosas en el seno de la doctrina, la mezcla heterogénea siempre sacrifica la pureza íntima de la
esencia. La cualidad de ser sustancia espirita, se reduciría por la cantidad o mezcla provenientes de
los ingredientes de otras religiones adversas.
El Espiritismo puede ser eclecticismo espiritual, unido en espíritu con las demás religiones o
credos, porque también afirma sus doctrinas y postulados en la realidad inmortal del espíritu. Pero,
sería insensato la mezcla heterogénea de las prácticas, dogmas, principios y composturas
devocionales diferentes entre sí, a fin de formar otro movimiento espiritualista excéntrico. Además, la
doctrina espirita lleva una buena delantera en la preparación del terreno, para el advenimiento del
"Mentalismo" en el próximo milenio, porque está liberado de dogmas, fórmulas, liturgias, idolatrías,
fetiches o sacerdocios, tan comunes en otras actividades religiosas del mundo. Su misión, en fin, es
liberar al hombre y no sujetarlo aún más a las fórmulas y supersticiones del mundo carnal transitorio.
Pregunta: El Espiritismo, como ya sucedió con otras creencias y religiones, ¿no podrá sufrir en el
futuro alteraciones en sus principios iniciáticos?
Ramatís: Si eso llegara a suceder, ya no sería Espiritismo, podría denominarse de algún
sincretismo religioso o movimiento excéntrico, al margen de la doctrina codificada. Espiritismo puro,
es aquel que se practica bajo la disciplina de sus preceptos doctrinarios originales; cualquier
interferencia o mezcla que le manche la virginidad iniciática, es un desmentido flagrante a la base
codificada por Allan Kardec.
Allan Kardec no elaboró las reglas y los postulados fundamentales de la doctrina espírita,
solamente en el transcurso de su última existencia física, en Francia. El dio cuerpo y disciplina a los
principios espirituales que investigó y afirmó en su memoria espiritual, después de tres milenios de
variadas encarnaciones, vividas en diversas latitudes geográficas de vuestro orbe.
En el Egipto del faraón Mernephtá, fue Amenofis, estudioso médico del "Libro de los Muertos" y
de los fenómenos del Más Allá; en la India, después de profundizar los conocimientos de los Vedas,
desenvolvió el poder mental, y más tarde se le conoció como el "maestro del silencio"; en Caldea
vivió como Shiranosóstri entre los magos babilónicos y fue poseedor de poderes mediúmnicos
extraordinarios. Grecia lo conoció como elevado hierofante del Templo; vivió en Asiría y en Persia in-
17
Ramatís La Misión del
Espiritismo

vestigando los fenómenos de las fuerzas ocultas de la naturaleza; además, participó de las
ceremonias de los Druidas en las florestas sagradas de la Galia. Kardec revivió en el Espacio toda su
trayectoria iniciática vivida anteriormente en los diversos pasajes terrenos, antes de partir hacia la
tierra para ser Hipólito Denizart Rivail, el codificador del Espiritismo.
Antes de su existencia en Francia, vivió en Escocia, en una existencia de reposo psíquico en
contacto con el mundo, preparando la síntesis de los conocimientos espirituales para la futura
codificación del Espiritismo. En su alma, todavía vibraban las evocaciones del politeísmo de la
Lemuria, las revelaciones de los genios de la Atlántida, los esfuerzos infatigables de los mentores de
la raza adámica, la peregrinación iluminada de Buda y los organizadores del pueblo judío. Convivió
entre los sacerdotes de Egipto, iniciados de la India, de los Vedas, asimilando los fundamentos
hermetistas, las prácticas del Brahamanismo, el proceso de la Ley del Karma y el conocimiento de la
Reencarnación. Más tarde, en el Espacio, peregrinó por las regiones que sirvieron de escenario para
la vida del Sublime Jesús, acompañando conmovido, las investigaciones de los "archivos siderales" 5
las bases evolutivas del Cristianismo.
En sus existencias pasadas estaba definido el rumbo de su vida misionera en Francia, habiéndole
trazado los preludios del grandioso plan elaborado por las Altas Esferas, como fue realmente, el
Espiritismo en el siglo XX. La firmeza de intenciones y la tenacidad indomable de Kardec,
garantizaban la divulgación de la doctrina espirita en el momento psicológico de la comprensión
mental del mundo occidental y del intercambio provechoso con el plano invisible.
La superioridad de la pedagogía espirita codificada por Kardec, resalta en favor del ascenso
humano, porque sus fundamentos no son el producto de la observación realizada en una sola
existencia humana, sino, que es la síntesis de los principios sublimes, investigados durante varias
existencias.
Pregunta: ¿Podéis extenderos un poco más sobre las diversas vidas terrenas que tuvo Allan
Kardec, cuando investigaba los fundamentos de la codificación del Espiritismo?
Ramatís: Las raíces del Espiritismo se pierden en los milenios transcurridos, se profundizan en
casi todos los templos iniciáticos de Oriente y en las experiencias espirituales de todos los pueblos.
Renaciendo en Francia y en contacto con la fuerza atractiva de los fenómenos del Más Allá, el genial
codificador fue alcanzado por una avalancha de ideas y recuerdos de sus vidas pasadas, que le
hicieron admitir, sin duda alguna, la "Ley de la Reencarnación" y la "Ley del Karma", como preceptos
de gran contenido familiar para su espíritu.
Bajo la influencia de sus evocaciones pasadas, en su retina espiritual se delineaban las pompas
sacerdotales de Rá y Osiris, en el suntuoso culto a los "muertos que sobreviven"; las figuras
imponentes de los Druidas, en el culto del Fuego Sagrado; la ofrenda en medio de la floresta de los
griegos presidiendo los misterios de Eleusis, o de los misterios órficos del alma, sublimándose en las
vibraciones de la música celestial.
Hermes, Krisnha, Lao Tsé, Fo Hi, Zoroastro, Rama, Buda y el divino Jesús, le influenciaron el
alma poéticamente por algún tiempo, aunque era francés y criado y educado bajo una severa
disciplina científica. Actuaba en su mente sensibilizada el pasado de intensa actividad espiritual, la
evocación de sus prolongados pasajes por las instituciones espiritualistas y templos religiosos de
todos los pueblos. Su espíritu, insaciable en la búsqueda de la Verdad, había investigado las diversas
fuentes humanas de la revelación espiritual, pero siempre se mostró adverso a las prácticas
excéntricas, fórmulas complicadas o dogmas infantiles. Su bagaje milenario lo constituía un gran
caudal de valores exactos y preciosos, y en su última existencia, en Francia, no fue creyente hasta
los cincuenta años de edad, porque tenía ojeriza a las supersticiones y dogmas de la época: Por eso,
la seguridad doctrinaria del Espiritismo se afirma, principalmente, en las bases milenarias de las
experiencias e investigaciones de un espíritu adulto, que resaltó su realización universalista por la
adopción incondicional del "Código Moral" del Evangelio de Jesús.
5
Akasa o "Éter Reflector".

18
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Pregunta: Sin embargo, afirman algunos espiritualistas e iniciados, que el Espiritismo no puede
sobrevivir como doctrina universalista porque le falta el método y la disciplina, propias de la cultura
iniciática de los templos esotéricos. Que se trata de un movimiento popular, que varía conforme a la
versatilidad de las masas, las que no tienen el discernimiento espiritual consciente de los iniciados en
el ambiente profano. ¿Qué decís al respecto?
Ramatís: Existen épocas apropiadas para la revelación de cada sistema religioso y doctrinario de
comprobada responsabilidad espiritual. Evidentemente, difieren muchísimo entre sí, el tipo de los
mensajes revelados por Moisés, Jesús y el mismo Kardec. La contextura y enseñanza de cada uno
de esos mensajes, varían conforme a la psicología, el entendimiento, las costumbres y la cultura
espiritual de los pueblos de la época, en que se hizo la revelación. Lo alto no acostumbra a violentar
la inmadurez espiritual de los hombres en su aprendizaje planetario, pero sí les gradúa las
revelaciones para el Espíritu Inmortal conforme a la capacidad de su asimilación y discernimiento. El
Jehová intransigente y feroz revelado por Moisés hace tres mil años, nada tiene de común con la
ternura del "Padre" amoroso manifestado por Jesús, así como el mensaje espirita de Kardec, no
contiene amenazas con las penas del infierno, pero despierta la conciencia del hombre respecto a
sus obligaciones espirituales y las consecuencias morales a través de la Ley del Karma. De ese
modo, las intervenciones sacerdotales, las gracias y los favores concedidos a última hora a los
pecadores arrepentidos, perdieron fuerza y significado, en base a la enseñanza espirita, que
advierte sobre la responsabilidad personal de cada criatura en la construcción de su propio destino.
En consecuencia, el hombre no se gradúa en ciudadano angélico bajo las amenazas de
puniciones eternas. Evoluciona por el estudio, por el servicio caritativo que presta a sus semejantes; y
el propio sufrimiento resulta apenas un proceso de rectificación espiritual, dando estímulos para
alcanzar el tiempo perdido.
La principal característica del mensaje espirita es despertar al alma de los hombres para la
interpretación de la Ley Espiritual, que disciplina la formación de la conciencia individual en el seno
del Cosmos. Dios no hace concesiones especiales conmovido por las solicitudes compungidas de sus
hijos, pero le proporciona el camino educativo para el "auto esclarecimiento" y conciencia de su
responsabilidad en la tierra.
En el siglo XX, el Espiritismo es la doctrina indicada, que ayuda al ciudadano terreno para
reconocer su responsabilidad espiritual.
Pregunta: ¿Por qué el Espiritismo no fue codificado mucho antes, a fin de esclarecer a los
hombres y liberarlos con más tiempo de sus culpas pasadas?
Ramatís: Mientras el hombre común no estaba capacitado para percibir la naturaleza
imponderable del mundo oculto, era justo y muy lógico que los esclarecimientos espirituales se
hicieran por etapas graduales en el interior de los templos iniciáticos, la humanidad tiene un índice
más que suficiente para entender los orígenes y actividades ocultas de la vida inmortal. Por eso, el
Espiritismo es una doctrina de iniciación espiritual a la luz del día, cuyo templo es la naturaleza y el
sacrificio es eL corazón del hombre. Apareció en el momento exacto de la madurez científica y
receptividad psíquica del hombre actual, y sus enseñanzas simples y prácticas lo orientan en la trama
de la vida y en el intercambio con las demás criaturas. El escenario abierto del mundo substituye las
tradicionales paredes del templo iniciático; y las prácticas esotéricas de hoy están comprendidas por
la resignación, paciencia, renuncia, bondad, tolerancia y humildad, que deben ejercerse en el hogar,
en las filas, esperando el transporte, en las diversiones, reuniones sociales, en el trabajo, en el
deporte y en los establecimientos educacionales.
El Espiritismo en el siglo actual, abrió las compuertas del mundo oculto para todos los ciudadanos
del mundo, sin excepción, pero exige que sus adeptos también abandonen las sandalias empolvadas
del mundo ilusorio en el portal del templo del "Espíritu".
Pregunta: ¿Por qué el Espiritismo debe superar a tantas filosofías y doctrinas espiritualistas de
nuestro mundo, cuando ellas también pregonan la "Ley del Karma", "La Reencarnación" y el
"Autoconocimiento"?

19
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Ramatís: La mayoría de las doctrinas o filosofías espiritualistas que admiten la Ley del Karma y
de la Reencarnación, requieren adeptos, simpatizantes o discípulos, que tengan alguna preparación
superior, a fin de poder compartir las prácticas iniciáticas. Mientras tanto, a pesar de que el
Espiritismo afirmó sus raíces en las elevadas doctrinas de Oriente, hizo lo más importante, que
ninguna otra realizó hasta la fecha, deshizo los tabúes de las iniciaciones ocultas y clarificó las
enseñanzas esotéricas de los símbolos y terminologías complejas, ofreciendo el conocimiento puro
para todos en general.
Pregunta: Antes del Espiritismo, ¿los antiguos no se comunicaban con los muertos, como lo
hacían los sacerdotes egipcios?
Ramatís: Sin lugar a dudas, el Espiritismo asienta su base principal en la comunicación con los
espíritus. Pero, nosotros sabemos que esa comunicación siempre existió y es tan vieja como el
mundo. Si el mismo Moisés prohibió el intercambio del pueblo hebreo con los muertos, es porque era
razonablemente posible.
Sin embargo, es bueno que sepamos que, sólo después que surgió el Espiritismo, hubo un
cuerpo organizado, un sistema competente, filosófico, religioso y científico, con el interés de
disciplinar y controlar las experiencias con los desencarnados. Entonces, los espíritus comenzaron a
satisfacer las necesidades de los investigadores, y además de dar pruebas sobre la inmortalidad del
alma, les ofrecieron directrices para que el hombre supiera .comportarse en el intercambio con los
"fallecidos".
Antes de la codificación espirita, los magos, hechiceros e iniciados mantenían el intercambio con
los desencarnados, pero lo conseguían a través de prácticas absurdas y complejas para conseguir un
breve y confuso contacto con el mundo oculto.6
Pregunta: ¿El Espiritismo puede constituirse en una escuela espiritualista de occidente, sin
recelos de ser desmentida en el futuro por parte de la ciencia, ya que ésta cada vez domina más en el
mundo?
Ramatís: El fenómeno espirita puede fundamentar los postulados de una nueva escuela
espiritualista, porque está suficientemente comprobado en sus manifestaciones.
Los fenómenos de materialización y las diversas manifestaciones mediúmnicas de comunicación
entre los vivos y los mal llamados muertos, ya fueron investigados, analizados y determinados por los
afamados hombres de ciencia, contando entre ellos a médicos, filósofos, químicos, escritores y
estudiosos, como fueron Gabriel Delanne, León Denis, Aksakoff, Paul Gibier, William Croockes,
Lombroso, Bozzano, Car Duprel, Gonzáles Soriano, Oliver Lodge, Conan Doyle, Dennis Bradley y
otros que recurrieron a los más avanzados aparatos de laboratorio y de investigaciones técnicas,
concluyendo por afirmar la realidad de los fenómenos mediúmnicos y la lógica de los postulados
espiritas. No importa si los adversarios del Espiritismo alegan que tales científicos fueron ingenuos
cobayos en las manos de hábiles prestidigitadores. Los aparatos de precisión y las máquinas
fotográficas que registraron las experiencias no mienten ni confunden los fenómenos.
Pregunta: ¿Fuera de las investigaciones científicas, que pruebas puede aportar el Espiritismo
para comprobar la realidad de las comunicaciones mediúmnicas?
Ramatís: Es la unanimidad de conclusiones filosóficas de la vida sobre el mundo oculto, que los
espíritus han transmitido a través de centenas o millares de médiums, entre los pueblos de las más
diversas razas. Examinando las comunicaciones de los espíritus, comprobamos un perfecto calce en
las descripciones de Kardec y los estados de las almas de su vida en el Más Allá. No existen
desmentidos o contradicciones entre lo dicho por los espíritus ingleses, españoles, portugueses, bra-
sileños o franceses. En la esencia de las comunicaciones, res petando el temperamento, la índole y
las costumbres del comunicante, se observa el mismo contenido de la revelación y la unidad de los
motivos.

20
Ramatís La Misión del
Espiritismo

6
Véase la llamada al pie de la Pág. 26, capitulo 1, de la obra Mediumnidad de Cura, de Ramatís.
Pregunta: ¿No podéis ofrecer algún ejemplo sobre lo manifestado, es decir, el resultado obtenido
entre los muertos que se comunican en los diversos medios de nuestro mundo?
Ramatís: Los espíritus buenos y respetuosos, aunque se comuniquen en medio de los pueblos o
razas exóticas, son unánimes al explicar, que no existe el infierno, el purgatorio y el cielo teológico
pintados en los viejos cuadros hebraicos; que los "muertos" sienten en su periespíritu o "involucro"
postmortem las emociones y sensaciones aún dominantes de su vida física; que el hombre sufre en
sus futuras vidas, en la carne, los efectos de las causas que generó en existencias pasadas; que los
espíritus nacen simples e ignorantes, y son puesto en la senda evolutiva de los mundos planetarios,
para adquirir la conciencia de sí mismos y elevarse hasta la angelitud. Todavía agregan, que existe la
pluralidad de los mundos habitados, pues "hay muchas moradas en la casa de mi Padre", por último,
la sobrevivencia de todos los hombres, sin excepción y la ventura para todos los seres.
Pregunta: Aunque concordamos con vuestras consideraciones, hemos compulsado obras
mediúmnicas de origen inglés y americano, donde discrepan con la Ley de la Reencarnación y
aseguran que los descarnados no retornan nunca más a la tierra. ¿Qué opináis al respecto?
Ramatís: Realmente, en las obras "Rumbo a las Estrellas", de Bradley, el espíritu de Johanes,
responde que nada sabía de la reencarnación, mientras que Simpson, en los Estados Unidos,
también alegaba la misma cosa, en las reuniones mediúmnicas de efectos físicos.
Cuando el Espiritismo todavía no había conquistado a los hombres del pueblo, sólo era conocido
por los doctos y experimentadores. En base al preconcepto racial del pueblo americano y a las
veleidades de la aristocracia inglesa, el mundo Espiritual tomó recaudos para velarle la realidad sobre
la reencarnación en las comunicaciones con el Más Allá, hasta que la doctrina afirmase sus bases
indestructibles entre el pueblo.
Pregunta: ¿Qué perjuicio podría provocar, que tanto los ingleses como los americanos,
conocieran la realidad de la reencarnación?
Ramatís: Aún no convenía estremecer las frágiles raíces del Espiritismo naciente en Inglaterra y
en los Estados Unidos, por la revelación del proceso reencarnatorio y el consecuente obstáculo para
propagar la doctrina incipiente. Es evidente, que el americano no aceptaba, que en una vida futura
tuviera que reencarnar como un negro, como el inglés aristocrático, podría concebir su renacimiento
en la figura de un plebeyo. Los brahamanes pregonaban la reencarnación por castas, porque no po-
dían aceptar la idea de tener que volver a la carne en condiciones inferiores, después de gozar del
privilegio sacerdotal del Brahamanismo. Entonces enseñaban que el paria renacería como paria y el
raja, conforme a su rango.
Pregunta: ¿Qué pruebas se podría presentar, para justificar que la reencarnación no es como la
manifiestan los brahamanes?
Ramatís: No existe contradicciones en la Creación; todo lo que es visible o invisible para los
sentidos del hombre, se origina de una sola fuente, ¡En Absoluto! Existe una sola esencia en lo íntimo
de todos los seres, pues las discordancias exteriores son el fruto de las diversas etapas evolutivas de
los seres en su variedad de manifestación. La discordancia es una ilusión captada por los sentidos
corporales de las criaturas, pero inexistente para la visión panorámica del espíritu. Así como las per-
las de un collar están adheridas por el único hilo, los espíritus del Señor están ligados por el único
eslabón divino.
En consecuencia, Dios no creó castas privilegiadas o desheredadas, sino, que proporciona la
felicidad a todas sus criaturas. El americano niega la reencarnación por no admitir que puede renacer
en un negro despreciado; el inglés opone resistencia ante la posibilidad de regresar a la tierra como
un mísero plebeyo, después de haber sido un orgulloso aristócrata; los brahamanes jamás se
humillarían ante las perspectivas de retornar a la carne en la figura de parias, expulsados del orden
social de la vida.

21
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Sin embargo, ninguno de ellos podrá huir de su origen en común con los demás seres, en su
formación de centellas lucíferas emanadas de la misma llama del Creador. Las palabras y sofismas,
jamás destruyen o desmienten la realidad divina de la Creación. Dios no admite privilegios para
ninguno de sus hijos.
Pregunta: Ciertos espíritus opinan que el Espiritismo debe interferir públicamente en la política del
mundo, para depurar las actividades de los responsables. Otros, dicen que la doctrina nada tiene que
ver con la política. ¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: No cabe al Espiritismo la misión de crear partidos, sistemas o escuelas que sirvan de
orientación política para los hombres. Su función es desenvolver el amor, la tolerancia, la fraternidad,
la honestidad, la renuncia y el altruismo entre los hombres, influyendo para que las instituciones
humanas se armonicen por la moralización de sus propias partes. Debe conquistar el corazón de los
hombres, pero no debe imponer condiciones partidarias o crear leyes de orden político en el mundo.
Tratándose de un movimiento destinado a cobijar en su seno a las criaturas de diversas
opiniones, creencias, color, castas, nacionalidad, cultura o moralidad, jamás podrá aislarse en la
condición de partido político, credo religioso o sistema de casta social. En verdad, y en forma
independiente del Espiritismo, los espíritus influencian continuamente a los hombres, sean
trabajadores, parias o reyes, mendigos o afortunados, sabios o analfabetos, negros o blancos.
En consecuencia, los buenos políticos serán asistidos por buenos espíritus, y los malos políticos
son el blanco predilecto de los malhechores y burlones del mundo oculto. No será la doctrina espirita
la que corregirá la inmoralidad de los partidos políticos maquiavélicos, sino, la renovación moral del
individuo, que lo distingue y lo transforma como una pieza sana en medio de la organización política,
social, religiosa o educativa donde le tocara actuar.

22
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo II
ESPIRITISMO Y RELIGIÓN

Pregunta: A innumerables espiritualistas y religiosos les parece inapropiado y hasta impertinente,


que los espiritas manifiesten que el Espiritismo es el Cristianismo reactivado. ¿Qué nos podéis decir?
Ramatís: Evidentemente, eso ha de ser posible cuando exista semejanza de acción entre ambos.
El Cristianismo era una doctrina desprovista de pompas, complejidades, dogmas, ritos y al alcance de
todas las criaturas, pescadores, campesinos, mujeres, niños, viejos, sacerdotes o doctores. Revelaba
los atributos naturales del espíritu inmortal, estimulando al hombre hacia el culto de las virtudes
superiores y balsamizaba los efectos del pecado.
El Cristianismo era un movimiento exceptuado de jerarquías, cuya fuerza y pureza doctrinaria no
necesitaba de intérpretes especiales, pues impactaba directamente en el alma y en el corazón de los
seres. Los hombres se reunían bajo la caricia del sol amigo, tocados por la hermosa brisa de Galilea,
mientras escuchaban a Jesús que les hablaba con amor de las esperanzas del "reino de Dios" y del
sublime placer de ayudar al prójimo. Todo era muy simple, sin preconceptos, sin exigencias filosóficas
o consultas complejas. Cuando Jesús pregonaba, los bienes valiosos del mundo material eran
superados por la indescriptible paz del espíritu y la serenidad que envolvía a sus discípulos y oyentes.
En consecuencia, el Espiritismo es una doctrina similar al Cristianismo porque también está
exceptuado de las prácticas iniciáticas, dogmas, compromisos, rituales, ofrendas, símbolos, insignias
y del sacerdocio organizado. El Cristo Jesús se manifestaba en cualquier parte y a cualquier hora, a
la luz del día o de la noche, en ambientes cerrados o abiertos, en los campos o en las ciudades,
inspirando a los hombres para realizar cosas útiles y sublimes.
Así como lo hacían los cristianos, los espiritas también deben cuidar de la realidad espiritual,
promoviendo reuniones simples, sin atavíos, ceremonias o idolatrías.
Pregunta: Uno de los fundamentos principales del Espiritismo, es comprobar la inmortalidad del
alma por medio de la mediumnidad, ¿no es verdad?
Ramatís: No es suficiente probar la inmortalidad del alma por la fenomenología mediúmnica, sino,
que es necesario desenvolver en el espíritu humano las cualidades evangélicas, pregonadas por
Jesús. Saben los espiritas, que es más provechoso y lógico ejercitar en las criaturas la paz, la
ternura, la humildad y el amor que convierten hacia la angelitud, que sorprenderlas con los
fenómenos transitorios sobre la inmortalidad.
Es mucho más importante para los espiritas trabajar intensamente para que el hombre ignoto
transforme su moral y aprenda a liberarse de los instintos inferiores, que los libera definitivamente de
la indeseable rueda de las encarnaciones expiatorias. Indudablemente, que es una gran tontería para
el hombre, saber que existe un hermoso paraíso y que no haga nada para habitarlo. El fenómeno
psíquico demuestra características de la revelación, pero no es un proceso fundamental para mejorar
la evolución del alma.
El Espiritismo se asemeja con el Cristianismo, por la misma finalidad doctrinaria, de transformar
al hombre animalizado, en ciudadano angélico. Los fenómenos espectaculares, aunque impresionen,
no transforman los sentimientos malos en virtudes sublimes, ni las pasiones violentas en caricias del
alma. Eso se consigue únicamente por medio de la transformación moral, en el santuario silencioso
del ser.
Además, Jesús, el más elevado instructor de la tierra, prometió fenómenos a los hombres,
después que alcanzaran la redención .espiritual. En verdad, el ser evangelizado también es un
fenómeno. Por eso, el amado Maestro no hizo milagros derogando las leyes del mundo, puesto, que
por encima de todo, El era un sublime instructor de almas. Jamás se prestó a la condición de
prestidigitador promoviendo espectáculos para las multitudes supersticiosas.
Pregunta: El Espiritismo, ¿también es una religión?
Ramatís: Depende de vuestras consideraciones sobre religión, pues el Espiritismo no es una
23
Ramatís La Misión del
Espiritismo

secta más, que se particularice entre las tantas y diversas que ya existen por el mundo. Sin embargo,
es "Religión", en la acepción del vocablo de "religare", proceso éste de religar el espíritu del hombre a
la Conciencia Cósmica de Dios. Su función es dinamizar el "quantum" energético de la centella
espiritual que domina en su intimidad, haciéndola aflorar cada vez más a la superficie de la transitoria
personalidad humana, consolidando la individualidad eterna del ser consciente de su existir en el
Universo. No es un movimiento con miras a reunir hombres e incentivarlos para que adoren a Dios
bajo un aspecto muy particular, ni se distingue por las ceremonias en los templos, dogmas,
compromisos o posturas peculiares demarcados en estatutos religiosos. Es norma de vida para el
espíritu encarnado, que lo induce a liberarse lo más rápido posible de la animalidad, que lo tiene
aferrado a los ciclos encarnatorios en los mundos planetarios. Eso ha de ser ejercido como un
"estado" de espíritu en el hombre, sin limitaciones, preconceptos, obligaciones o exigencias a sus
fieles y adeptos. El esfuerzo de la criatura en "religarse" a la brevedad con el Padre, debe ser
espontáneo o voluntario. Jamás será obligatorio, pues eso le quitaría el mérito de la acción. Las
ceremonias, los ritos, los símbolos, las distinciones jerárquicas que tanto impresionan a los sentidos
humanos, son recursos o exteriorizaciones que pueden identificar a conjuntos de creyentes
practicando cultos religiosos simpáticos entre si, pero no prueba estar viviendo el verdadero sentido
de la religión. En consecuencia, Religión es el esfuerzo que la criatura realiza en el sentido de adquirir
una mayor sintonía con Dios, lo que es perfectamente compatible con el Espiritismo, cuya doctrina no
pretende competir con las sectas religiosas del mundo, sino esclarecer a los hombres en forma
independiente de cualquier compromiso devocional. La verdadera religión no tiene barreras, ni color
local o limitaciones doctrinarias, puesto que abarca a todas las criaturas que viven dentro de una
norma o esquema semejante de entendimiento espiritual, que universaliza el espíritu, apura la mente
y sensibiliza el corazón a través de una mayor interpretación de las Leyes de la Vida y de Dios.
Pregunta: Nos decís que la verdadera religión proviene del vocablo "religare" y tiene por función
espiritual "religar" el espíritu del hombre con el de Dios. Por ventura, ¿no estamos "ligados" a Dios
por medio de los atributos que de El poseemos, aunque más no sea en grado infinitesimal?
Ramatís: Sin duda alguna, que todas las criaturas son centellas emanadas de la única Fuente
Divina; y por lo tanto permanecen indestructiblemente ligadas a Dios. Mientras tanto, ser la sustancia
de algo, es una cosa y tener conciencia de eso, es otra. Todos los hombres están ligados a Dios
porque su contextura es la emanación de El, pero, como el espíritu surge ignorante e inconsciente,
todo esfuerzo que realiza para ampliar su conciencia y abarcar mayor amplitud dentro de la
Conciencia Cósmica de Dios, es un proceso "religioso de "religare". El espíritu está ligado a Dios,
desde el momento que El mismo lo creó, pero después trata de "religare" por el desenvolvimiento de
su conciencia.
De esa forma, el Espiritismo es una Religión, porque está destinado a desenvolver la conciencia
espiritual del ser. Sin embargo, nada tiene que ver con las organizaciones sectaristas religiosas, que
tienen métodos exclusivos y dogmáticos en sus cultos y adoración al Padre. A través del Espiritismo
el hombre aprende, que ese "religamiento" con el Creador deberá hacerlo a través de las obras, de
los hechos y el desenvolvimiento, en vez de esclavizarse a los credos, creencias, compromisos, cere-
monias o dogmas.
Pregunta: Entonces consideráis, ¿que el Espiritismo es el Cristianismo reactivado?
Ramatís: El Espiritismo es la reactivación del Cristianismo, ya sea por su doctrina moral y
elevación del hombre, como por su mensaje consolador, que fuera prometido por Jesús. Además,
Allan Kardec levantó valerosamente la punta del "Velo de Isis", popularizó las enseñanzas y prácticas
iniciáticas, que antiguamente sólo era factible para los iniciados ocultistas o discípulos eruditos. Las
prácticas complejas y mediúmnicas llevadas a cabo en esos santuarios, fueron simplificadas por
medio de preceptos claros y lógicos, a través de las obras didácticas para los médiums estudiosos e
interesados en su progreso espiritual, fuera de los peligros que ofrece el empirismo improductivo. A
las vísperas del Tercer Milenio o del denominado "Milenio del Mentalismo", la doctrina espirita es un
curso espiritual valioso, a fin de que el hombre se libere de los dogmas sorpresivos, de las prácticas
supersticiosas y amplíe su conciencia para entrever la realidad de su "Yo Superior".
24
Ramatís La Misión del
Espiritismo

A través de la sencillez del Espiritismo, el hombre común adquiere los valores espirituales que se
encuentran adormecidos en su alma, pudiendo reorientarse hacia una moral superior en el mundo
físico y hasta conseguir su pasaporte para ingresar definitivamente en el seno de la humanidad
angélica. Además, los postulados espiritas no deben confundirse con los principios de las sectas
exclusivistas. Esos postulados definen a la luz del siglo XX, las enseñanzas del Cristianismo de
Jesús, como si fuera un estímulo en el medio donde se difunden. No compete al Espiritismo activar
las contiendas religiosas o acrecentar los fanatismos humanos, tampoco le cabe tomar defensivas
ortodoxas o separativistas en las competiciones religiosas del mundo. Es un movimiento filosófico
espiritual de disciplina científica, pero por encima de todo es orientación moral para el alma aferrada
en la senda de las ilusiones del mundo carnal.
Pregunta: ¿Por qué las diversas religiones no pudieron cumplir con su misión esclarecedora para
la humanidad?
Ramatís: Las religiones, como el Catolicismo, Mosaísmo, Hinduismo, Confucionismo,
Protestantismo, Budismo y otros movimientos de gran renombre, perdieron el contacto iniciático con
la fuente en que se inspiraron. Comúnmente, se subordinaron a los poderes del mundo de César,
manchando la simplicidad iniciática con el peligroso, juego de las especulaciones políticas y por la
posesión de los bienes temporales. Actualmente, innumerables sacerdotes de la religión oficial, que
habían huido del mundo profano para refugiarse en los conventos, monasterios o seminarios, una vez
liberados de ese aislamiento, retornaron a la vida pública para conquistar un puesto de diputado o
senador.
Inicialmente, renuncian al mundo profano y a los deberes comunes del ciudadano, para
recogerse voluntariamente a la vida monástica; más tarde, regresaron para competir con el poder
temporal y público, desmintiendo totalmente su anterior iniciativa. Son elegidos para difundir los
bienes del Cristo después compiten para conquistar las glorias políticas de la vida efímera del mundo
material.
Esas disposiciones contradictorias de renuncia y competición, propia de los líderes de algunas
religiones del mundo, terminan creando la desconfianza en los fieles y debilitando el interés por lo
espiritual. Antiguamente, los sacerdotes eran considerados los procuradores de la Divinidad,
siéndoles vedado todo aquello que fuera negocio de la vida profana. Eran los emisarios de un mundo
superior y liberados de las inferioridades y pasiones, propias de la vida terrena. Mientras tanto, la reli-
gión falló rotundamente en su misión salvadora y educativa para el hombre, porque además de las
infracciones cometidas por sus elevados representantes, aun estimula las fantasías bíblicas, niega la
reencarnación e impone dogmas que crean la desconfianza en los menos preparados.1
Mientras los satélites rotan alrededor de la tierra, los submarinos cruzan las calotas polares y la
Ciencia reemplaza riñones o corazones deteriorados, los sacerdotes católicos y pastores protestantes
todavía pregonan seriamente la subida de Elías al cielo, en un carro de fuego, de Habacuc por los
cabellos, mientras Jesús y María ascienden en cuerpo físico.
Pregunta: Considerando que las religiones de diversos pueblos fallaron en su misión de
esclarecer espiritualmente a la humanidad, en virtud de haberse adherido a los poderes políticos y
temporarios del mundo profano, ¿eso mismo no podría sucederle al Espiritismo?
Ramatís: Sin lugar a dudas, pues no todos los espiritas y médiums cumplen rigurosamente con
los principios superiores de la doctrina, dado que suelen dedicarse al mundo de César, olvidando el
mundo del Cristo. Sin embargo, la seguridad del Espiritismo se fundamenta en su liberación radical
de los cultos externos, dogmas, compromisos, símbolos, rituales, adoraciones o ceremonias
complejas, que satisface a los creyentes respecto a sus obligaciones externas, pero que no le
transforma el espíritu.

1
En Brasil es muy común ver obras escritas por padres solteros, que enseñan reglas de como criar hijos, vivir
conyugalmente, atender los problemas neurálgicos del sexo, o no descuidar los peligros que ofrece el divorcio.
Paradójicamente se observa, que en el seno de su iglesia pregonan las ingenuas fantasías bíblicas, mientras que por el otro
lado, se constituyen en verdaderos sabios sobre los severos problemas de la humanidad.
25
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Además, Allan Kardec dijo muy sensatamente, que "se conocería al espirita por su constante
transformación moral". Los adeptos de las iglesias, que se dedican al culto externo, necesitan de
sacerdotes; pastores, maestros, adeptos, swamis o rabinos, que les proporcionen los medios para
cumplir con sus obligaciones religiosas habituales.
Esas iglesias se ayudan con recursos exóticos y pintorescos del mundo profano, que en
definitiva, deforman el significado de lo espiritual para atraer a las multitudes, que aún suelen
impresionarse por los sentidos físicos. Son procesiones y encuentros de imágenes dramatizadas, es
la introducción de los ritmos modernos en los oficios religiosos, que aumentan la cantidad de
creyentes, pero también sacrifica demasiado la cualidad espiritual. El culto externo requiere una
especie de propaganda dirigida, con "slogans" sugestivos y recursos de la radiofonía, televisión,
teatro y cines, a semejanza de los recursos del mundo profano. Así, los fieles se sienten alejados de
otras obligaciones íntimas con su iglesia, porque concurren al santuario y atienden a los sacerdotes
en todas las fiestas y días especialmente fijados. En consecuencia, gran parte de las enseñanzas del
"hombre interno" fue sacrificada por la ceremonia exterior, y los católicos, principalmente, se
consideran cumplidores con sus deberes religiosos, por el solo hecho de frecuentar disciplinadamente
el templo.
La doctrina espirita, cuya función principal es el "culto interno del espíritu", no puede admitir
mezcla de ninguna especie, mistificación o contradicción moral de sus adeptos, porque eso los coloca
al margen de la conducta de sus orientadores. Ya nadie más confía en aquéllos, que intitulándose
espiritistas hacen de su obligación moral, un negocio y confunden a los incautos con sus seudas
sabidurías. Por encima de todo, no es la ceremonia, la liturgia, el ritual o la constancia de ir al templo,
lo esencial que requiere la doctrina, sino, la autenticidad del criterio moral y la actividad escrupulosa
que desarrolla. En el Espiritismo codificado, los negociadores, mistificadores o vanidosos se estrellan
contra los espiritas humildes o apegados al Evangelio de Jesús, entonces, terminan por constituirse
en movimientos aparte, anómalos y excéntricos, que no inspiran confianza, ni gozan del crédito de los
espiritistas. Realmente, quedan apartados aunque se esfuercen por corresponder a las exigencias de
la mayoría.
Pregunta: Sin embargo, ¿qué opináis respecto al Espiritismo, que siendo un movimiento de
sentido universalista, por veces también censura a otros credos, a pesar de no ser una secta, que
compite con las demás religiones?
Ramatís: La verdad es muy simple. Cada religión o doctrina espiritualista atiende a determinada
cantidad de adeptos, hasta saturarles el entendimiento. El Cristianismo sustituyó al Judaísmo y el
Catolicismo es el Cristianismo deformado en su base iniciática. El Espiritismo, mientras tanto, es un
nuevo esfuerzo emprendido por lo Alto en el sentido de recuperar o retornar a la simplicidad del
Cristianismo, despojándolo de los dogmas, liturgias o ceremonias embarazosas.
En consecuencia, así como el Cristianismo superó al Mosaísmo, el Protestantismo se rebeló
contra el Catolicismo por la exuberancia formalística y el ceremonial lujoso, el Espiritismo viene a
divulgar la inmortalidad y los deberes del alma, sencillamente, alejado de las fórmulas arcaicas e
improductivas de las religiones sectaristas. Es un movimiento conciliador de la necesidad espiritual y
mental del hombre del siglo XX, en sintonía con el avance apresurado de la Ciencia humana, en el
campo de las energías del mundo oculto. Basado en el Evangelio de Jesús para orientar a los
hombres en su conducta moral y en la Ciencia, que proyecta y garantiza la estabilidad y el progreso
de la existencia material, el Espiritismo aún subsistirá por muchos milenios, aunque se pueda corregir
algunos postulados, que en el futuro serán inadecuados o obsoletos para las nuevas formas de vida.
Desprovisto del ropaje misterioso de los símbolos, dogmas o fantasías, propias de las más variadas
religiones del mundo, la doctrina espirita también evita el prosaísmo de movilizar los recursos
transitorios de la materia, para valorizar las cualidades eternas del Espíritu inmortal.
Además, el Espiritismo, como doctrina universalista no pretende guerrear con la Iglesia Católica o
cualquier religión, puesto que aún están cumpliendo con una misión digna junto a una humanidad
totalmente descuidada. Mientras tanto, está obligado a esclarecer a sus adeptos que en su seno no
se cultivan dogmas, supersticiones paganas, fantasías bíblicas, liturgias o pompa alguna. Su
26
Ramatís La Misión del
Espiritismo

movimiento admite y se conjuga a todas las realizaciones de la Ciencia Académica y descubrimientos


de nuevos valores que incentiven el progreso del mundo. De esta forma, se niega a incorporar en sus
postulados doctrinarios todo aquello que pudiera pertenecer al pasado y que además, la Ciencia las
pulverizó en base a sus comprobaciones científicas en la hora actual.
Pregunta: El Espiritismo, en la actualidad, ¿qué función religiosa le cabe demostrar?
Ramatís: Los mentores de la tierra, en la actualidad, buscan entre los "muchos llamados y pocos
escogidos", a los colaboradores activos y valerosos, que puedan atender el servicio religioso del
Cristo a la luz del día y en completa dedicación a la humanidad. Pero, esa tarea ímproba no puede
ser ejercida, solamente en los "momentos religiosos" dentro de las iglesias o bajo los "compromisos
iniciáticos" en las agrupaciones esotéricas; ni tampoco en los "momentos de meditación", en las logia
teosóficas, en las disciplinas o investigaciones de las agrupaciones rosacruces o en las reuniones
fraternas de los esoteristas.
El mundo conturbado exige a cada instante, que los sanos de espíritu y entendidos de la
inmortalidad, cooperen continuamente en todos los momentos de la existencia humana y princi-
palmente, fuera de los templos y de las cofradías iniciáticas. Los verdaderos servidores del prójimo,
hoy entregan todo cuanto poseen de talento, experiencia y realización espiritual en la vida en común
con sus hermanos de peregrinar terreno. He ahí por qué, el médium, es una figura en constante
actividad, moviéndose por todos los lugares de la ciudad a fin de consolar y aliviar dolores o
solucionar problemas angustiosos en medio de cualquier familia. Indudablemente, que tendrá que
vivir completamente controlado, tener una conducta intachable y ser impecable en contacto con los
demás, pues aunque sea un ciudadano común del mundo, no deja de ser un sacerdote, que oficia la
religión del Amor y del Cristo.

27
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo III
ESPIRITISMO Y EVANGELIO

Pregunta: ¿Por qué Allan Kardec fundamentó la doctrina espirita sobre el Evangelio de Jesús, si
decía que era una doctrina filosófica y científica?
Ramatís: El Espiritismo es una doctrina totalmente liberada de ritos, devociones, jerarquías,
símbolos e idolatrías, puesto que Allan Kardec tuvo sumo cuidado para que los postulados de la
codificación pudieran abastardarse futuramente debido a la divergencia de las interpretaciones
personales. Las enseñanzas espiritas son simples y directas, impactan al entendimiento del hombre y
están exceptuadas de los dogmas peculiares de las sectas religiosas. Todo es claro y muy fácil, no
hay vocabulario iniciático, misterios o símbolos que exijan profundos análisis y demora de tiempo
para su interpretación.
El codificador consideró el Espiritismo como una Religión, pero de sentido filosófico (y no de
secta), cuya doctrina es de confraternización y comunión de pensamientos sobre las leyes de la
naturaleza. Las reuniones espiritas deben realizarse con respeto y el debido recogimiento por ser
ideas valiosas y sublimes, como es creer en Dios, en la inmortalidad del alma, en la rectificación
espiritual a través de la reencarnación, en la ventura humana, en la igualdad de justicia, en la práctica
de la caridad y en el ejercicio incondicional del Bien.1
En consecuencia, el Espiritismo es una doctrina de "sentido religioso", una iniciativa sensata para
"religar" a la criatura con el Creador por medio de proceso más digno del Espíritu inmortal. Además
de una doctrina filosófica es afín a la ciencia del mundo y disciplina el culto religioso en la sublime
intimidad de las criaturas para acercarlas armónicamente a su Creador. Allan Kardec reconoció que
no había Código Moral más avanzado y electivo a los propósitos del Espiritismo, que el Evangelio de
Jesús.
Pregunta: ¿Cuáles fueron los motivos que hicieron preferir a Allan Kardec el Evangelio de Jesús,
a fin de fundamentar la moral de su doctrina?
Ramatís: En primer lugar, porque las enseñanzas de Jesús, como las que encierran los
postulados espiritas, son simples y exceptuadas de símbolos complicados. Además, Jesús no exigía
que los hombres se volvieran santos o héroes bajo la influencia inmediata de sus palabras. Enseñaba
los predicados del Cielo en medio de la vida en común, en las calles, en los caminos, en los campos,
en los hogares y a las orillas de las playas. El Maestro prefería vivir en medio del pueblo afligido y
sufriente que pedía consuelos, antes que interesarse por los poderes políticos o las complicaciones
religiosas del mundo. Sus máximas eran simples, comprensivas y tomaban el camino directo del
corazón, a través de las recomendaciones inolvidables como fueron "Ama a tu prójimo como a ti
mismo", "Haced a los otros, lo que quisierais que te hagan", "Quien se humilla será exaltado" o "Cada
uno recoge conforme haya sido su siembra".
Ningún otro Código Moral fue tan sublime, ni hubiera podido fundamentar al Espiritismo, cuya
doctrina es un perfeccionamiento de simplicidad, lógica y liberalidad. La verdad es, que ninguna moral
enseñada por los espíritus podría compararse con la prédica evangélica que Jesús expuso a los
hombres de la tierra. Allan Kardec, una vez más comprobó, de lo elevado de su misión entre los
terrícolas, cuando escogió el Evangelio de Jesús para orientar las actividades espiritas.
Pregunta: Los católicos y reformistas manifiestan, que el Espiritismo interpreta el Evangelio a su
modo, y lo consideran un competidor más en las discusiones milenarias de las sectas religiosas,
sobre las actividades de Jesús.
Ramatís: La doctrina espirita jamás pretendió aislarse dogmáticamente, respecto a la
interpretación exclusiva sobre el Evangelio de Jesús, ni tampoco lo utiliza como garantía para los
puntos de vista personales.
1
Ideas expresadas en el discurso de Allan Kardec, pronunciado en la Sociedad Parisiense, el 1º de noviembre de
1868.

28
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Por otra parte, el Espiritismo se consagró a través de cien años de prácticas beneficiosas y acti-
vidades doctrinarias, sin imponerse religiosa o políticamente por medio de los poderes del mundo del
César. Tampoco considera las enseñanzas de Jesús como simples dogmas, estáticos en el tiempo,
pero si, los divulga entre los seres por la fuerza dinámica, como lo ejemplificó el bondadoso Jesús,
desde la cuna hasta la cruz. Es el Cristo vivo, cuyo calvario y crucifixión fueron lecciones inmortales
de renuncia, perdón y amor para los hombres. El Espiritismo no discute ni hace interpolaciones
personales sobre lo que Jesús "dijo" o que "tendría que haber dicho"; le basta el sacrificio de su vida
cumpliendo integralmente con el plan previsto para educar y salvar a los hombres necesitados.
Pregunta: ¿Podríais decirnos en qué punto coincide la realización del Espiritismo, respecto al
Evangelio?
Ramatís: Sin duda alguna, que el principal objetivo de la doctrina espirita es la redención de los
espíritus a través de una realización consciente y continua, desechando el milagro de lo instantáneo.
El espirita debe interesarse personalmente por su propio perfeccionamiento, en forma independiente,
sin confiar ciegamente en los maestros o adoctrinadores. No basta tener la convicción de la
inmortalidad del alma, pues debe observar su progreso y conversión a la moral superior del Cristo.
En consecuencia, ningún Código Moral o Tratado sobre el Espíritu Inmortal será más perfecto
para la educación y liberación del espirita, de lo que es el Evangelio de Jesús, cuyas enseñanzas
están exceptuadas de misterios o complejidades. De ahí, entonces, su afinidad con el Espiritismo,
que también está desprovisto de liturgias, dogmas y "tabúes".
No se trata de un conjunto de preceptos para el uso ajeno, pues fueron creados por la
convivencia personal de su propio autor. Jesús no estableció un culto ostensivo para Dios, ni pregonó
a las multitudes diciendo que los sacerdotes tuvieran poderes divinos, pero sí fue muy claro cuando
dijo: "Quien quiera salvarse, tome su cruz y sígame." Fue una invitación directa y personal para cada
hombre en su naturaleza física y capacidad espiritual.
Además, dio un toque divino para todas las situaciones y condiciones humanas infelices, creando
la admirable disposición de transformar angustias, fracasos y desesperos en fuerzas vitales, para
alcanzar el camino del cielo. Mostró ante los ojos atónitos de los hombres, una nueva era y
transformó dolores en bendiciones, vicisitudes en lecciones renovadoras, llantos, sufrimientos y
aflicciones en ventura eterna. En vez de menospreciar la vida física, como si fuera un fardo
indeseable o aconsejar la fuga del mundo para adherirse a la mística de la oración, enseñó el
incalculable valor que posee el cuerpo carnal como instrumento necesario e imprescindible para
alcanzar el perfeccionamiento del alma. Ningún suspiro, ninguna lágrima o dolor será perdido ante la
magnanimidad del Señor de la Vida. Es evidente, entonces, que existe una perfecta armonía moral y
espiritual en ambos casos, entre el Espiritismo y el Evangelio. Ambos piden la redención humana y
valorizan la vida de la persona como un camino educativo, antes de ser una condición expiatoria o
sufriente.
Pregunta: ¿De qué forma podríamos percibir la acción del Evangelio a través del Espiritismo y
que éste, no estuviera impregnado de particularidades de la doctrina espirita?
Ramatís: El principal papel del Espiritismo es revelar a los hombres del presente, las condiciones
superiores de la vida futura. Presenta, por lo tanto, el esquema de la acción humana del porvenir con
los postulados morales, a ser admitidos hoy por los hombres. Ha de influir en todas las actividades,
exponiendo derroteros sanos y de vida superior, no como una doctrina estática, de culto y sistema
particularizado, sino, la vivencia incondicional en las relaciones de la vida en común.
El Espiritismo, es como una lámpara que tiene la función de iluminar a la humanidad y el
Evangelio es combustible que lo alimenta en esa función superior. Sin embargo, el hombre no debe
esperar la aproximación del Evangelio, sino, buscarlo por medio del constante ejercicio de los
preceptos, que en él encierra y que es norma de vida superior. El Evangelio es una fuente creadora
de hombres incomunes, justos, altruistas, humildes, tiernos y pacíficos. Será el reino de los hombres
santos o gigantes vencedores de sus pasiones, participantes de una civilización de la aristocracia
espiritual, donde los brazos fuertes no esgrimen las armas de la muerte, pero que son el símbolo de

29
Ramatís La Misión del
Espiritismo

la vida eterna y del Amor al Cristo.


Todos los problemas del mundo serán solucionados bajo la rectora ley del Evangelio, en una vida
fecunda y sublime, de hombres que se alimentan del amor fraterno del Divino Maestro.
Pregunta: ¿No es suficiente el Evangelio, como un Código Moral y superior para la humanidad
terrícola? ¿Es necesario que el Espiritismo lo divulgue por medio de sus actividades doctrinarias?
Ramatís: La doctrina espirita, por su elevado valor moral de función liberadora, es el intérprete de
un mensaje de mayor valor, como lo es el Evangelio. Sin cultos externos, sin jerarquías sacerdotales
y como doctrina universalista, es lógico, que le cabe difundir entre sus adeptos las enseñanzas del
Maestro Jesús, exceptuadas de las deformaciones propias de los hombres, que acostumbran a
regular las actividades religiosas conforme a sus intereses personales.
Pregunta: Sin embargo, existen los espiritas que se dedican exclusivamente al esclarecimiento
científico de la doctrina ante la emotividad de la pregonación religiosa. Critican la divulgación de un
Evangelio excesivamente lloroso, pero improductivo. ¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: En realidad, hay exceso de melodrama y exhortación lacrimosa de parte de ciertos
evangelizadores espiritas, sin provecho alguno para alcanzar la transformación espiritual positiva del
hombre. Evangelizar, en verdad, no es exponer los conceptos de las parábolas a través de los
suspiros, palabras entrecortadas y expresiones compungidas, cosa ésta que era más apropiada a las
antiguas tragedias griegas.
Existen adoctrinadores espiritas que se dejan arrastrar por sus propias emociones, deslumbrados
por el efecto "pirotécnico" de su oratoria al público. Aquí en el Espacio, muchos sermonistas y
pregonadores famosos, de las más variadas sectas religiosas viven en estado de penuria, pues
confundieron su exaltación personal con la simplicidad elocuente del Evangelio. Desde lo alto de los
pulpitos, de las tribunas, de los estrados de las instituciones religiosas o espiritualistas, fascinaron,
conmovieron, impresionaron e hipnotizaron al público por su elocuencia, memorización de una
fabulosa erudicción sobre conocimiento del texto del Evangelio de Jesús.
Sin dudas, que exaltaron en forma altilocuente la grandiosidad, el poder y la fuerza del Evangelio,
en verdaderos desafíos a las críticas de los adversarios obstinados. Terminaban sus prédicas y
sermones bajo la apoteosis de las multitudes, y el público se sentía como pigmeo delante de esos
gigantes de la palabra pródiga de metáforas, enriquecida por los floreos literarios de un mundo
transitorio, cuya elocuencia verbal exaltaba y enaltecía las sencillas y tranquilas palestras del Maestro
Jesús.
Oradores poco comunes, pasaron por la tierra como meteoros deslumbrantes, portando en su
cola el acervo de las palabras y frases rebuscadas. Mientras tanto, todavía estaban apegados a la
personalidad humana y bastante preocupada por el juzgamiento del público y el respeto a su talento y
arte de la oratoria. Muchas veces sacrificaron la claridad y la sencillez de los textos evangélicos,
asfixiándolo bajo el torrente de adjetivos brillantes. Las ontologías del mundo aún divulgan en páginas
seductoras el cántico de la oratoria de esos famosos oradores, destacándoles la erudicción y el poder
hipnótico de la palabra. En realidad, hay mucha verba atrayente, pero nada dicen del contenido
liberador del Evangelio. Las enseñanzas del amoroso Jesús, les sirvieron de trampolín para afirmarse
en las glorias humanas.
Indudablemente, que hay razones para que algunos espiritas científicos deploren el
compungimiento lagrimoso de ciertos evangelizadores, que verdaderamente se preocupan
únicamente por la forma religiosa de la doctrina. Conforme conceptuó el propio Kardec, el
"Espiritismo será científico o no sobrevivirá". En consecuencia, es una verdadera tontería intentar
reproducir aquello que Jesús dijo de modo muy natural y sencillo, sobrecargando con adornos
improductivos, que por demás, evidencia el toque y el rebusque de las cosas del mundo transitorio en
que vive el hombre; así también, por más vistoso que fuera el cofre, no logra aumentar el valor de las
joyas preciosas que guarda.
No es necesario agregar para el público, nada que no sea la fiel interpretación del mensaje
liberador que Jesús expuso al máximo con extrema sencillez, en su admirable Evangelio. El
30
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Evangelio, como método de vida sublime y regla del mundo angélico, es de un valor tan superior, que
la más amplia erudicción y elocuencia humana jamás podría acrecentarle ningún valor adicional.
Ninguno se evangeliza prematuramente por el toque sobresaliente de los extraordinarios
oradores, aunque sus palabras sean poéticas y seductoras. Es más convincente la moral y los sanos
ejemplos personales del orador, que propaga el Evangelio, que su rebuscada elocuencia y erudicción
sobre el público. Un gesto de irritación o sarcasmo, las palabras de las críticas anti-fraternas, pueden
crear la desconfianza sobre el orador más famoso. Sin embargo, la benevolencia, la exhortación
amiga y las palabras sencillas, el respeto y el buen juzgamiento, atraen e- inspiran confianza en el
peor orador del mundo.
Auto evangelización no se pregona a los gritos, con modales teatralizados y altilocuencia de las
explosiones emotivas. Los recursos de la erudicción del mundo, que más pueden agregar a los
conceptos indestructibles y fáciles de comprender, como el "Amaos los unos a los otros, como os
amo", o "Haced a los otros lo quisierais que os hagan". Ninguno puede agregar o quitar una coma en
esas sentencias de liberación espiritual, pues Jesús, su autor, el más sabio de los hombres,
enseñaba sin hacer grandes gestos o cualquier otra expresión que pudiera identificarlo con el hacer
superficial del mundo.
Pregunta: Nosotros hemos escuchado a un famoso orador de la religión oficial, que en su
vehemencia arremetía contra Allan Kardec, porque cometió censurable sacrilegio al introducir al
Evangelio de Jesús a la doctrina espirita. ¿Qué opináis al respecto?
Ramatís: Allan Kardec, realmente fue quien aseguró definitivamente, que "el Espiritismo contiene
la misma moral enunciada por el Maestro Jesús". Eso implica una enorme responsabilidad para el
codificador y sus adeptos espiritas, porque no es la doctrina espirita la que estatuyó una moral
superior, puesto que desde el comienzo se había sometido incondicional-mente a los preceptos
morales y evangélicos del Maestro Jesús. En consecuencia, Kardec subordinó la investigación y el
saber del espirita a la moral orientadora del Cristo Jesús. Notablemente inspirado, Kardec
comprendió que no bastaría el conocimiento y la cultura del mundo para conseguir la metamorfosis
del espíritu humano, pero sí, dependería fundamentalmente de su iluminación moral.
Cuando elaboró el "Evangelio según el Espiritismo", era su intención esclarecer a los espiritas,
respecto a la sustancia moral del Evangelio de Jesús, desechando las interpretaciones compungidas
o de exagerado misticismo. Kardec expuso las enseñanzas del Divino Maestro como un "Código
Moral" para vivirlo fuera de las discusiones e interpretaciones personales, basadas en la frialdad de la
letra. Estaba por arriba de los sofismas, de la dialéctica discutible, de la cronología de los
acontecimientos y de los aspectos psicológicos de razas o credos, él se preocupaba
fundamentalmente con la fuerza positiva y moral, que las enseñanzas de Jesús deberían ejercer en
los hombres. En vez de adoptar el Evangelio como un repositorio de fe o mística, de uso exclusivo
para lo religioso, prefirió orientar al hombre en la vida profana.
El codificador, no cometió ninguna falta al conjugar el Evangelio como una disciplina moral para
los espiritas, pues no enmendó ningún precepto bajo su interpretación personal, tampoco discutió la
configuración ni las bases de las fórmulas evangélicas. Extrajo el espíritu de las enseñanzas
cristianas para ofrecerlo límpidamente al entendimiento de los hombres de buena voluntad. Espíritu
sensato y humilde, Allan Kardec prefirió el yugo suave del Evangelio de Jesús para consolidar el
"Código de la Moral Espirita", en vez de componer un acervo de máximas o preceptos morales,
brillantes y seleccionados por su elevado nivel intelectual, pero que no tendría la fuerza redentora y
consagrada por el sacrificio mesiánico del Maestro en la cruz. El Evangelio era el intermediario de lo
Alto, indiscutible y estatuido para el bien de la humanidad. Criticar el espíritu del Evangelio, sería la
estigmatización de la inmoral. Aun más, el codificador rechazó los recursos que le brindaba la fuente
religiosa y moral del espiritualismo de Oriente e incorporó al Espiritismo la esencia del Cristianismo,
divulgado por los apóstoles y consolidado por la sangre de los mártires cristianos.
Aunque el Espiritismo asiente sus bases en la revelación expuesta por las filosofías de Oriente,
Allan Kardec abandonó la ética de los Vedas, el convincente contenido moral de Buda, las reglas
disciplinadas de Krisnha, los severos preceptos de Zoroastro y Confucio, prefiriendo las sencillas
31
Ramatís La Misión del
Espiritismo

enseñanzas vividas por Jesús y perfectamente electa a la simplicidad y claridad de la doctrina


espirita.

32
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo IV
ESPIRITISMO Y CATOLICISMO

Pregunta: ¿En qué se diferencia el Espiritismo y el Catolicismo?


Ramatís: El Espiritismo es la doctrina que se divulga preservando la pureza iniciática del
Cristianismo, puesto que desechó los ritos, símbolos, insignias, idolatrías y dogmas. Sus actividades
son sencillas y desprovistas de cualquier ceremonia que desperdicie el tiempo de sus adeptos. Trata
de seguir la misma directriz iniciática de las reuniones, que el Maestro Jesús tenía con sus apóstoles.
Mientras tanto, el Catolicismo, también se inspira en el Cristianismo, pero es una organización
religiosa regida por una extensa jerarquía sacerdotal, bajo la dirección del Papa. Para atraer e
impresionar a las masas, adoptó en sus templos un ceremonial pomposo y de complicada liturgia.
Pregunta: ¿El Catolicismo falló en su misión religiosa?
Ramatís: Gracias a la Iglesia Católica, la figura del inolvidable Jesús permaneció viva,
destacándose en la mente humana hasta el presente siglo. Aunque haya abandonado la sencillez y la
naturalidad de aquellos tiempos, debemos al Catolicismo el mensaje fundamental del Cristianismo.
No pretendemos juzgar los errores de la Iglesia Católica, pues tales equívocos son frutos de la
imperfección humana. Tampoco debemos olvidar las consagradas figuras de Francisco de Asís,
Vicente de Paul, Teresa de Jesús, Don Bosco, Padre Damián, Antonio de Padua y otros misioneros
más, que valorizaron el Cristianismo a través de los preceptos católicos.
El Catolicismo falló en su misión espiritual, desde el momento que se introdujo en la política del
mundo, tratando de agrupar el poder material. Fueron propósitos oscuros donde la Iglesia Católica
Romana se alió a los reyes y poderosos, dando nacimiento y dirección al movimiento triste de la
inquisición, en un flagrante desmentido a la ideología espiritual del Cristo.
No se puede ni se debe censurar a toda la comunidad católica, puesto que ella también iluminó al
mundo inspirando actos sublimes, a través de sus sacerdotes y frailes crísticos. Muchas veces,
obispos y sacerdotes, dignificados por una conducta superior se rebelaron, prefiriendo la excomunión,
antes que abdicar a favor de las bulas y decisiones, que darían poderes a la Iglesia, pero que
desmentirían el "reino del Cristo". La Iglesia hubiera sido arrasada, sino hubiera cedido en sus
reacciones contra los dominadores del mundo y conquistadores de la época, en una lucha épica por
la sobrevivencia, principalmente en las invasiones contra sus dominios.
Pregunta: ¿Podríamos admitir, que el Espiritismo diverge del Catolicismo, porque no admite
ritualismos, pompas, jerarquías sacerdotales y demás movimientos religiosos?
Ramatís: La doctrina espirita no fue codificada para contrariar y criticar las actividades de la
Iglesia Católica, como si fuera un juez religioso sobre la faz de la tierra. El Espiritismo es una
actividad espiritualista, que apareció en el momento psicológico, para que el hombre comprendiera la
existencia de las fuerzas ocultas del mundo, a través de la evolución de la ciencia. Innumerables
descubrimientos de la ciencia actual, existen desde la formación del mundo, pero estaban hábilmente
veladas por la simbología tradicional de los templos, cofradías iniciáticas o por la complicada
terminología de la magia de los alquimistas.
El Espiritismo reveló el mundo oculto sin esas complejas alegorías, explicándolo fácilmente, con
claridad y sin supersticiones. De ahí el motivo porque rechaza los dogmas, simbologías exóticas o
ceremonias complejas, sin el ánimo de censurar a la Iglesia Católica, que todavía precisa de esos
recursos para incentivar a los fieles, presos a las cosas del espíritu y menos al espíritu de las cosas.
Además, las sectas religiosas y los movimientos reformistas, que divergen y contrarían la misma
fuente de donde emanaron, nacen, crecen y desaparecen, después de afrontar a determinados
grupos de creyentes, electos a su forma doctrinaria. Es el caso del Protestantismo, que se rebeló
contra la Iglesia Católica a través de Martín Lutero, que después se subdividió en decenas de
ramificaciones, dispersas por el mundo en agresiva competición religiosa.

33
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Pregunta: ¿Se justifica en la actualidad la existencia de la Iglesia Católica, a pesar del avance
científico, que demuestra la existencia de fenómenos poderosos, que desmienten las historias
infantiles de la Biblia?
Ramatís: La Iglesia Católica todavía cumple determinada función junto a las criaturas incapaces
de identificarse con la Divinidad, sin el recurso infantil de las imágenes, ritos y adoraciones idólatras.
Por eso, no debe subestimársele en su fe e ingenuidad religiosa, que son condiciones propias de su
grado espiritual. A medida que los católicos fueran despertando de su letargismo mental, acicateados
por el cientificismo del mundo, buscarán otras doctrinas, que les atiendan con mayor eficacia, las
nuevas disposiciones espirituales acerca de los destinos humanos y de las consecuencias de la vida
del espíritu, más allá de la tumba.
Muchos de los católicos, todavía no consiguen dar el "gran salto" para liberarse de las formas
esclavizantes del lujoso rito y dogmas de la Iglesia, y acogerse a la simplicidad de las reuniones
espiritas, exceptuadas de los atractivos de las imágenes, liturgias o decoraciones pomposas. Por esa
misma causa, en Brasil, los católicos pasan de su religión a la Umbanda, atraídos por los ritos,
simbologías, incienso y cánticos, que les evoca el ambiente peculiar de la iglesia, que aún perdura en
sus memorias. En contacto con los viejos negros, salvajes y mestizos, es como si estuvieran
actuando con los sacerdotes en su confección verbal, exprimiendo sus aflicciones y rogando la ayuda
divina. Sin embargo, a pesar de haberse transformado la Umbanda en "agencia de empleos y
soluciones materiales", allí aprenden los procesos apropiados de la Ley del Karma y de la
Reencarnación, que no les fue enseñado por la iglesia católica.
Por lo tanto, la mística de la Iglesia Católica aun es el alimento de las almas imposibilitadas de
sustituir bruscamente, las historias y leyendas bíblicas que conservan hace siglos. También es bueno
recordar, que al Espiritismo le cabe la función de liberar al hombre del fetichismo, del culto idólatra,
supersticiones y fanatismos religiosos, que debe hacerse sin violentar la inmadurez espiritual.
Pregunta: ¿En qué punto el Espiritismo es más amplio con referencia a la Iglesia Católica?
Ramatís: La doctrina espirita es un mensaje universalista dirigido a todos los hombres religiosos,
sin pretender mezclar las sectas que desprecian su contenido y que traerían aparejado, mucha
confusión. Es la invitación, llena de esperanzas y alegrías futuras, honrando el amor universal del
Cristo por medio del sublime Evangelio, terminando con el miedo a la muerte y el terror por las
puniciones infernales. Es un mensaje optimista e ilimitado, que respeta los credos y doctrinas ajenas,
conforta y estimula las prácticas del bien en todas las instituciones del mundo. Enseña la evolución
del ser por medio de su esfuerzo y sacrificio, sin privilegios o gracias extemporáneas. El amor es el
arma inseparable del espirita y el Bien su máxima realización. El sufrimiento y el dolor, reajustan y no
castigan; purgan el espíritu de las miasmas de sus acciones pecaminosas, ofreciéndole la bendecida
recuperación espiritual por medio de la reencarnación. La violencia, intolerancia, maldad, venganza,
odio y el crimen, a pesar de ser atribuidos en la Biblia al orden divino, jamás será endosado por la
doctrina espirita.
En fin, la vieja divisa, que "fuera de la Iglesia no hay salvación", fue superada por la insignia de la
doctrina espirita, que dice "fuera de la Caridad no hay salvación".
Pregunta: Sin embargo, algunos católicos dicen que los hombres pecadores, quedan
exceptuados de cualquier responsabilidad o punición, después de la muerte, pues la doctrina espirita
niega el Cielo y el Infierno. ¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: Conforme al mensaje mediúmnico de nuestro compañero Atanagildo, 1 y que ahora
recordaremos algunos trechos de su composición original, el infierno teológico es un producto
legendario y tradicional, creado por la fantasía de los pueblos hebreos. Escogieron lo mejor del
mundo para formar un escenario agradable, que denominaron el cielo, y tomaron lo que encontraron
de más cruel sobre la tierra, para imaginar el infierno, con su temible Satanás.

1
Véase la obra La Sobrevivencia del Espíritu, en el capítulo "El Diablo y la Sede de su Reinado", dictado por
34
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Atanagildo y supervisado por Ramatís.


Mientras las religiones católicas y protestantes consideran el infierno un lugar pródigo en azufre y
fuego, preparado adrede para el sufrimiento eterno de las almas pecadoras, el Espiritismo explica lo
mismo, por los estados de sufrimientos, pavor, miedo y remordimiento, propio de los espíritus
errados, que sufren en sí mismos las puniciones infernales. Pero, el sufrimiento eterno, conforme al
molde católico y como un castigo de Dios, está mejor explicado por el Espiritismo bajo la expurgación
moral de los venenos psíquicos adheridos al periespíritu de los fallecidos. Es una saludable
higienización del alma impura y de un proceso sideral, para acondicionarlo en el cielo.
Los católicos y protestantes también creen en el purgatorio, especie de antecámara entre el cielo
y el infierno, de la cual las almas sólo se liberan, después de purgar sus pecados menores. El
Espiritismo, también admite la idea del purgatorio, pero en el saludable concepto de que las almas
expelen sus impurezas periespirituales durante la vida física o en los pantanos y charcos del astral
inferior. Los espíritus pecadores expurgan la escoria de su periespíritu hacia la carne, a través de
existencias sucesivas y el saldo deletéreo restante, lo drenan, definitivamente, en las regiones
lodosas del bajo astral.
Mientras el Catolicismo admite el infierno y el purgatorio como castigo y sufrimiento para el
pecador, el Espiritismo admite el sufrimiento y la purgación como procesos de "limpieza" y reajuste
periespiritual. En la concepción espirita, el hombre crea su propio estado infernal y el necesario
purgatorio para eliminar sus impurezas; en la tradición católica, Dios es el autor del infierno para
ajusticiar a sus hijos pecadores. En consecuencia, a pesar de que la doctrina espirita niega el cielo y
el infierno, como lugares de expiación, sin embargo, los espíritus errados no dejan de sufrir las
condiciones disciplinarias de sus actos condenables. La superioridad de la tesis espirita, sobre la
católica, es que no existe "punición divina", sino, "rectificación espiritual".
Pregunta: ¿Qué explicación nos podríais dar sobre el Infierno descrito por el Catolicismo, dado
que para el espirita no existe? Y, ¿cómo nació esa concepción infernal?
Ramatís: La concepción del Infierno, en verdad, está basada en el sufrimiento de los espíritus
que desentuman, alucinados por causa de sus crímenes o procederes pecaminosos sobre su
existencia terrena. Dejan el cuerpo físico con el periespíritu sobrecargado de magnetismo tan denso e
inferior, que caen específicamente en los charcos purgatoriales del astral inferior, atraídos por la
fuerza de la ley "de los semejantes atraen a los semejantes". Sufren intensamente, como si todavía
estuvieran ligados al sistema nervioso del organismo físico. Les quema la piel periespiritual,
produciéndoles la sensación ardiente del fuego, cuyo líquido viscoso y adherente, de los pantanos
astralinos, se infiltra como agua hirviendo en las carnes, del hombre encarnado. Por eso, nació y
creció en lo íntimo del ser humano la idea del infierno, lleno de braseros, calderos de agua y de cera
hirviendo, alimentados por un fuego indestructible. Así como el placer hace pasar el tiempo
fácilmente, el sufrimiento del espíritu parece eterno, por eso, los pecadores, en el más allá, se juzgan
eternamente condenados al fuego infernal.
Pregunta: Sin embargo, los católicos insisten que el infierno fue creado por Dios, hacia donde
fueron desterrados los ángeles rebeldes. ¿Qué opináis?
Ramatís: Dios no creó ningún infierno especial para castigar a sus hijos pecadores, puesto que
sería incompatible con su sabiduría y magnanimidad divina. La idea se generó en el cerebro humano
por fuerza de los sufrimientos del espíritu, en sus peregrinajes de rectificación por el Espacio. El
infierno teológico, representado en los antiguos grabados hebreos, es el producto legendario y
tradicional, creado por la fantasía de los hombres. Obedeciendo al condicionamiento de la vida
humana, los sacerdotes crearon el cielo para estimular las virtudes y el infierno para reducir los
pecados. La belleza, bondad y pureza humana servirían para ejemplificar la figura atrayente del
ángel, mientras que la maldad, la perfidia, sadismo y furia humana son los atributos atemorizantes de
Satanás. El ángel es lo mejor que se pueda imaginar del hombre y el diablo todo lo peor.
Sin embargo, los teólogos se olvidaron de mejorar el cielo y el infierno a medida que la
humanidad evolucionaba a través de los descubrimientos científicos y realizaciones artísticas. En
consecuencia, el paraíso teológico, hoy, todavía presenta las mismas emociones y placeres
35
Ramatís La Misión del
Espiritismo

mediocres, conocidos hace milenios; y el infierno continúa con los mismos castigos anacrónicos y el
escenario medieval, que la gente pudo haber imaginado en aquella época.
En realidad, el Diablo no deja de ser, más que un producto mórbido de la imaginación humana.
Por otra parte, al hombre le es muy difícil pintar un diablo peor de lo que es él mismo, pues la historia
terrena es pródiga de atrocidades, crímenes, torpezas, impiedades y venganzas, que ultrapasan la
imaginación estrecha de cualquier Lucifer. Evidentemente, que él no tendría capacidad para llevar a
cabo cometidos tan devastadores y horribles como los efectuados por las cruzadas de la edad media,
donde se despedazaban vivos a los "infieles", millares de católicos apuñalaban a los protestantes por
orden de Catalina de Médicis, los sacerdotes quemaban herejes y judíos en las hogueras de la Santa
Inquisición. Incursionando en otras edades, observamos la matanza de los cristianos en los circos
romanos, además, transformarlos en antorchas vivas, para iluminar las orgías imperiales. Gengis
Khan hacía pirámides con las cabezas cortadas al enemigo; Atila, el "flagelo de Dios", arrasaba
ciudades indefensas, mezclando la sangre humana con el fuego; acullá, en China, practicaban
matanzas monstruosas; en Turquía, se enterraban vivos a los condenados; en la India, clavaban
vivos en palos puntiagudos a los infelices. Finalmente, en la última guerra, los nazistas asesinaron
millones de judíos en las cámaras de gases o los fusilaban en masas. Y, el pobre diablo mitológico,
hubiera quedado entristecido, ante la voluptuosidad y sadismo del hombre del siglo XX, que con sólo
apretar un botón, arrojó la bomba atómica y transformó en gelatina hirviente a 120.000 criaturas que
respiraban oxígeno y hacían planes de ventura.
Por consiguiente, el Diablo, en la actualidad, es una figura de poca importancia y bastante
superada por el maquiavelismo de los hombres, que lo vencieron en la maldad, hipocresía, lujuria,
avaricia y deshonestidad.
Pregunta: ¿Consideráis que es perjudicial la idea del infierno, conforme predican las sectas
religiosas?
Ramatís: Creemos que ya es hora, que el sacerdocio católico y las comunidades protestantes
esclarezcan las mentes de los hombres, haciéndoles comprender que Dios no es ningún bárbaro e
impiadoso, y que no castiga eternamente a sus hijos. En virtud que son muy pocas las almas que
parten de la tierra, 0.gozando de felicidad, la mayoría se sienten despavoridas al enfrentarse con las
sombras de ultratumba, aprisionadas en sus propias creaciones mentales, en lo que respecta a las
llamas del infierno y las garras de Satanás. Es un estado indescriptible de desesperación que
imposibilita al desencarnante para coordinar sus fuerzas mentales e inmunizarse contra ciertos
factores a través de la bendecida oración. Jamás podréis valuar el daño que inflinge a las almas
tímidas, la convicción íntima del castigo eterno, sin esperanzas de salvación futura, mientras que la
mayoría todavía palpitan en las imágenes del hogar amigo, que dejó en la tierra. Eso causa pavores y
desesperaciones tan intensas, que son fuertísimos obstáculos para los espíritus benefactores,
encargados de atenuar ese tipo de matriz mórbida, profundamente grabadas en el campo mental de
esas pobres y desventuradas almas. La eternidad del infierno, con su histérico Satán, plastifica en los
fieles, los cuadros tenebrosos y enfermizos, que adquieren una fuerte vitalidad mental y torturan a las
almas desesperadas después de la muerte corporal. Los espíritus que ayudan a esos gravosos
desencarnantes, no pueden impedir los desastrosos estados que presentan esos seres, debido a la
insensatez de los sacerdotes o líderes religiosos, al plasmar en sus mentes figuras atemorizantes.2
Por eso, es más consolador el esclarecimiento que entrega la doctrina espirita, cuando afirma
que existe un Padre amoroso, incapaz de castigar a sus hijos y mucho menos, hacerlos sufrir
eternamente. Ese aspecto ayuda al desencarnante a recuperar sus fuerzas y esperanzas, ante la
seguridad de liberarse del sufrimiento que su culpa le obliga a recoger. El Espiritismo enseña que el
infierno es un cuento infantil, y el peor de los sufrimientos, sea en la tierra o en el espacio, es
provisorio y jamás se pierde las esperanzas de una recuperación espiritual. Dios no creó a sus hijos,
para luego castigarlos por la incapacidad demostrada por el desajuste con sus leyes.
De ahí la gran importancia que tiene el mensaje del Espiritismo, aclarando a los hombres sobre lo
provisorio del mal y del sufrimiento, porqué eterna, sólo es la felicidad.

36
Ramatís La Misión del
Espiritismo

2
Véase la obra Acción y Reacción, de André Luiz, capítulo IV. Edición Kier, agosto de 1971.
Pregunta: ¿Qué fundamento tiene el Espiritismo para no aceptar el casamiento religioso católico,
entre sus adeptos? ¿Debe o no aceptarlo en sus instituciones?
Ramatís: El espirita consciente, sabe que el Espiritismo no adopta ceremoniales o culto religioso
en su forma dogmática, por lo tanto, tampoco acepta la consagración religiosa del casamiento, sea de
formación católica o espirita. Le basta las leyes de los hombres para su compromiso conyugal, que
debe garantizar la convivencia bajo el respeto del mundo. No cabe a los espíritus condenar las
preferencias o convicciones de otros religiosos, pues la creencia es libre, pero, bajo la enseñanza
espirita, no ignora que las fórmulas, cultos, preceptos y dogmas religiosos son absolutamente
transitorios en el convencionalismo de la vida humana. Aunque sean excelentes mensajes para el
hombre interno, es una preciosa pérdida de tiempo para quienes ya descubrieron el camino, liberado
de alegorismos y que sólo alcanza la Realidad Espiritual.
Pregunta: A título de perfeccionamiento, ¿el espirita no podría esclarecer al prójimo de la
inutilidad del bautismo, casamiento y de las ceremonias religiosas, dado que no modifican la
estructura íntima del alma?
Ramatís: El espirita necesita distinguir con mucha claridad, entre "esclarecer" y "criticar". Muchas
veces, como dice el adagio "Mientras crecen hierbas dañinas en el jardín del jardinero, su principal
preocupación, es criticar el estado del jardín del vecino". Además, el respeto, la tolerancia y la bondad
para las equivocaciones del prójimo, son preceptos fundamentales de la moral espiritista.
Aunque el Espiritismo no admita liturgias, ceremonias y cultos complejos, no es lícito que los
espíritus critiquen a quienes no adoptan sus postulados doctrinarios. Las instituciones religiosas o
espiritualistas son las gradas que corresponden a determinados grados de evolución de sus adeptos.
A medida que progresan hacia un entendimiento superior, es obvio que también buscan nuevas
fuentes de devoción y aprendizaje espiritual. Cuando el católico se cansa con el culto agobiador de
los dogmas misteriosos, es más accesible a otros credos, como puede ser el Protestantismo, el
Espiritismo, la Umbanda o el esoterismo. Mientras tanto, la Iglesia Católica continúa cumpliendo con
la misión de amparar, bajo sus alas protectoras, a los creyentes que se afinan con su tipo doctrinario.
Si considerásemos, que la Administración del Más Allá, no acostumbra a Preguntar sobre la
religión del recién "fallecido", pero sí por su tipo de obra realizada, nos parece secundario e infantil,
preocuparse por la religión o método que utilizó para adorar al Señor. No es el rótulo de Católico,
Protestante, Espirita o iniciado lo que abre las puertas del cielo, eso está subordinado a su redención
espiritual. Además, dice un viejo adagio de vuestro mundo, que el "zorro puede cambiar el pelo, pero
no las mañas", lo que implica, que no basta decir que somos tal o cual cosa, sino, saber renovar el
contenido espiritual interior.
Pregunta: Si la función principal del Espiritismo es antidogmática, ¿no es importante liberar al
prójimo de los dogmas y ceremoniales inútiles?
Ramatís: No es apropiado convencer al hermano de la inutilidad de su fe y devoción a las
imágenes de San Antonio, San Sebastián o Nuestra Señora de las Gracias, que le pide en medio de
la nave iluminada y llena de flores, cuando existe un gran número de médiums indisciplinados y en
grandes proporciones anímicos, que por momentos, tienen incorporaciones excesivamente lúgubres,
descontroladas y atemorizantes, siendo angustioso para el católico recién salido de la iglesia,
soportar con éxito, el nuevo panorama de "liberación espiritual", ofrecido por los espiritas!
Todo tiene su tiempo y su hora, pues la fruta arrancada prematuramente es ácida y mala de
digerir. Los religiosos dogmáticos o viciados al culto externo son como las criaturas que se aferran a
determinados objetos; no se les debe quitar lo que aun les resulta familiar y agradable, sin darle algo
que sea semejante. La liberación espiritual no es el fruto de exigencias, sino, de elección. Por lo
tanto, dijo el mismo Jesús: "Dad agua a quien tiene sed." Por eso, el espirita consciente de su res-
ponsabilidad y de los valores de la doctrina que cultiva, es la fuente de agua que debe atender la sed
del hermano sediento, de su largo caminar entre símbolos, ídolos, ceremonias y temores. Es el
momento oportuno y psicológico para indagar sobre las decepciones y cansancio del compañero
37
Ramatís La Misión del
Espiritismo

desanimado, ofreciéndole las nuevas enseñanzas sin tropiezos alegóricos o litúrgicos, tal como lo
enseña el Espiritismo.
Pregunta: ¿Qué nos podéis decir de la misa católica? ¿No es un acto puramente exterior, que no
logra modificar a los creyentes, ni tampoco proporciona la "salvación" para los muertos?
Ramatís: Por tratarse de un acto exterior, es digno de todo el respeto humano, porque es una
ceremonia que trata de armonizar la mente de sus fieles y los aparta de los pensamientos bajos o
maldicientes, haciéndolos convergir hacia un solo - objetivo, de elevación espiritual. Los hombres que
asisten, a misa, en una actitud tranquila, respetuosa y electa a la idea de Dios, están entrenando las
fuerzas del espíritu hacia lo divino. Aunque son ceremonias convencionales, que no dicen nada de
nuevo en los conocimientos espirituales, no deja de ser saludable para la "conciencia mental", en
favor de una elevación superior.
Es mucho mejor que los católicos desperdicien su precioso tiempo en el culto externo y
dogmático de la Iglesia Católica, antes de verlos entregados al culto censurable del alcohol o en los
ambientes viciosos.
Pregunta: ¿En qué se fundamenta la adoración de las imágenes, por parte de los católicos, si el
Génesis y los Diez Mandamientos, prohíben tal cosa?
Ramatís: Cuando se es católico, no hay motivos de censura porque se entregue al culto de las
imágenes, dado que es propio de los postulados de la Iglesia Católica. Es muy natural que los
espiritistas no sientan apego en ese aspecto religioso, pero tampoco es justo, que exija la misma
comprensión al prójimo. Es un absurdo que la generalidad de los hombres viajen en avión, por el solo
hecho de comprobar, que el transporte terrestre es más lento.
La imagen todavía sirve para la fijación mental de los religiosos, que no pueden elaborar el
pensamiento sin el punto de apoyo de la forma. Además, es inútil criticar la adoración de imágenes, si
el crítico aún es víctima de las pasiones desordenadas o vicios pecaminosos que también lo
encadenan a la esclavitud de las formas. Es más pernicioso para la salud física y espiritual del
hombre, el culto a los "ídolos" como son el cigarrillo, el alcohol, el juego de las cartas, cuyas
imágenes no son adoradas, pero se hacen adorar. Existen espiritas que condenan la idolatría católica
a las imágenes de piedra, sin embargo, ellos se devotan peligrosamente a los ídolos de carne y
hueso, que desgraciadamente no tiene lugar en los nichos de las iglesias. Es preferible la devoción
fanática ante la figura de yeso de San Antonio o Santa Teresita, que el culto a las imágenes
imponderables de la maledicencia, cólera, mentira, libidinosidad, odio y el crimen.
Pregunta: ¿Qué fundamento tiene la práctica del ayuno, pregonado por el catolicismo?
Ramatís: No aceptamos los exagerados ayunos de 40 días atribuidos a Jesús, en el desierto,
aunque el Maestro, realmente recurrió a tal práctica, como delicadísima terapéutica para conservar la
dirección del espíritu sobre la carne. El ayuno es una práctica aconsejada para desentorpecer la
circulación sanguínea de los tóxicos producidos por los cambios fisioquímicos de la nutrición y
asimilación; debilita las fuerzas agresivas del instinto inferior a través de la carne, aquieta la
naturaleza animal, clarifica la mente y el sistema cerebro-espinal, pasando a circular una sangre más
limpia.
Durante el reposo digestivo, la naturaleza renueva sus energías, restablece los órganos
debilitados, activa el proceso drenativo de las vías emuntorias, por donde se expelen los tóxicos y
sustancias perjudiciales para el organismo. Es obvio que el ayuno enflaquece, debido a la
desnutrición, pero compensa, porque reduce el yugo de la carne y desahoga el espíritu, permitiéndole
reflexiones lúcidas e intuiciones seguras.
Durante el enflaquecimiento orgánico por causa del sufrimiento o del ayuno, las facultades
psíquicas se aceleran y la lucidez espiritual se hace más nítida, conforme se observa en muchas
personas, prontas a desencarnar, pues recuperan su claridad mental y rememoran lejanos hechos de
su existencia. La caída de las energías físicas proporciona mayor libertad a la conciencia del espíritu;
existe una tendencia innata del espíritu para huir de su cuerpo físico, ni bien éste se debilita. Dice el
vulgo, que las personas afiebradas, acostumbran a "desvariar", es decir, ven alucinaciones, llegando
38
Ramatís La Misión del
Espiritismo

a identificar a personas que conocieron y que murieron hace tiempo, como también ven insectos,
figuras grotescas y cosas extrañas, que son ajenas al mundo terreno.
Esa práctica, obedece a principios elevados de alta espiritualidad, puesto que la frugalidad es una
virtud aconsejada por Jesús y el ayuno es la compensación de los instantes mal gastados, por el
exagerado hambre animal. Como la vida física es un proceso de educación espiritual, que enseña la
liberación de la centella divina para que retorne a su mundo superior, el ayuno, es el recurso que
ayuda al entrenamiento de esa liberación y coopera en el dominio de la mente sobre el cuerpo físico.
Mientras tanto, la virtud se encuentra en el medio, por cuyo motivo es censurable la glotonería que
aprisiona al espíritu a las idiosincrasias animales, como el ayuno exagerado, que perturbe y debilite al
cuerpo, dañándolo en su armonía física. Para los hombres de elevado intelecto, el ayuno es un
recurso que armoniza la excesiva tensión de su espíritu sobre la carne, cuya actividad mental provoca
saturaciones magnéticas en el área cerebral.
Pregunta: ¿Qué significado tiene el ayuno, antes de la comunión católica, si nos habéis dicho,
que sólo es una práctica terapéutica?
Ramatís: Ya hemos dicho que el espíritu se libera del triste yugo de las encarnaciones físicas,
después que desenvuelve su voluntad a punto de dominar todos los fenómenos esclaviza-dores del
mundo material. Por eso, los instructores espirituales aconsejan las "virtudes" que liberan y censuran
los "pecados" que encadenan a las formas perecibles. El beber, el fumar, el juego y otros vicios
elegantes son grilletes que aprisionan al espíritu por tiempo indeterminado. El espíritu desencarnado
que conserva en su intimidad periespiritual, el "deseo" del aguardiente, del cigarro o el sangriento
bife, es como la mujer de Lott, que se transformó en una estatua de sal, al volverse para mirar el
incendio de Sodoma.
El espíritu eterno necesita caminar hacia el frente, sin "mirar hacia atrás", o preocuparse con los
bienes quemados en el incendio de la vida inferior del mundo transitorio de la carne.
Desde el comienzo de las civilizaciones terrícolas, los maestros espirituales fundaron sectas
religiosas y cofradías iniciáticas para ayudar a los hombres a desenvolver la voluntad, dominar el
pensamiento, decantar deseos inferiores y buscar los bienes del espíritu eterno. Por eso,
innumerables prácticas aconsejadas por la Iglesia Católica Romana son normas para ayudar a sus
prosélitos, a fin de entrenarlos constantemente para su liberación. El "sacrificio" de la misa, obliga a
los católicos a desligarse del mundo profano durante el tiempo en que el sacerdote oficia a Dios; la
postura de rodillas, el acompañamiento de las oraciones, las concentraciones durante la elevación del
cáliz y otras partes de la liturgia, son pequeños esfuerzos que dinamizan el alma hacia una condición
superior. El ambiente iluminado de la nave, la quema del incienso, los altares y las imágenes de los
santos, homenajeados poéticamente por las flores, los adornos dorados y las vibraciones colectivas o
los cánticos, como aves que fluctúan sustentadas por la sonoridad grave del órgano, son el llamado al
espíritu para liberarse de la carne y que medite sobre el mundo divino. La Religión, en el sentido
amplio de la palabra, es la unión del ser con el Creador, cuyo sentimiento divino debe apurarse en lo
íntimo del hombre y estar por encima de las exigencias esclavizadoras de la carne. Por eso, las
ceremonias católicas tratan de que sus adeptos converjan su voluntad, sentimientos y deseos en un
ejercicio de liberación bajo la inspiración de los símbolos y liturgias elevadas.
El escenario pintoresco e iluminado de la nave, las imágenes, los cánticos y las ceremonias,
representan las fuerzas del cielo implorando al ser humano, que se desligue del mundo profano y se
ejercite espiritualmente en dirección al mundo divino. El incienso, es la síntesis del néctar de las
flores, que incita al olfato para eliminar los olores profanos; la música sacra, en su armonía auditiva,
aquieta el alma y estimula los sentidos psíquicos, mientras las oraciones crean fronteras protectoras
alrededor de los creyentes. Todo eso ayuda al espíritu a familiarizarse con las disposiciones emotivas
y superiores, en un condicionamiento hipnótico hacia el cielo.
Pregunta: ¿Qué opináis, sobre aquellos que afirman, que el escenario de la iglesia, es la copia
fiel del viejo paganismo?
Ramatís: Hace muchos milenios, el pueblo no estaba en condiciones de entender la "técnica" o

39
Ramatís La Misión del
Espiritismo

"proceso científico" de las ceremonias y liturgias que los sacerdotes o instructores de elevada
envergadura espiritual, preparaban para atraer y ayudar a los encarnados de las ligaduras de la
materia. Los atlantes, caldeos, asirios, hebreos y principalmente los hindúes y egipcios, inspirados
por la espiritualidad superior, organizaban sectas religiosas,- construían templos apropiados,
componían liturgias, eran devotos a la Naturaleza y a sus múltiples dioses, pero sólo estaban
preparando el camino de la unificación de Moisés y el Evangelio de Jesús. A pesar del juzgamiento
desairoso de muchos críticos radicalistas, en lo íntimo de casi todas las religiones, que todavía
extienden sus lozanas ramas hasta nuestros días, contienen una "contextura iniciática", velada por
los símbolos, imágenes, altares y objetos, prácticas y ceremonias excéntricas, que escapa a los fieles
y sacerdotes primarios.
Imposibilitado de entender y dirigir las poderosas fuerzas al servicio de la mente humana, el
pueblo activa los poderes innatos del espíritu inmortal en forma indirecta y por la sugestión del
ceremonial exterior. En la esfera de los deportes, sabemos que diversos tipos de juegos y
competiciones, no dejan de ser un ceremonial con el objetivo importante de despertar y desenvolver
los recursos vitales del cuerpo físico. El manoseo de los símbolos y alegorías son estímulos y
coordinaciones para atraer los sentidos del alma hacia un solo objetivo, de progreso espiritual.
Aunque el alma sea inconsciente del objetivo oculto que presencia, no deja de prepararse durante el
proceso de sumisión, de respeto y devoción en el templo, favoreciéndole la armonía del campo
mental, a la vez que le produce estímulos para alcanzar un ritmo superior.
Pregunta: ¿Podrías darnos algunos ejemplos de esa técnica o proceso científico, que puede
existir en lo íntimo de las ceremonias o alegorías de la Iglesia Católica?
Ramatís: Sabemos perfectamente, que la magia es el arte de emplear conscientemente los
poderes invisibles, a fin de obtener efectos visibles. La voluntad, el amor y la imaginación son
poderes mágicos que todo el mundo posee, y quien sabe emplearlos o desenvolverlos a gusto, es
considerado un mago. Tales recursos empleados para fines beneficiosos, se llama magia blanca;
quien los emplea para el mal, entonces practica la magia negra.
En consecuencia, desde las antiguas civilizaciones, existieron hombres poderosos que
desenvolvieron sus fuerzas ocultas y las emplearon en la magia blanca al servicio del prójimo,
mientras que los malhechores practicaban la magia negra para alcanzar sus mezquinos intereses. No
podemos dejar de rendir nuestros honores a los "magos blancos" de todas las épocas y razas, que
inspirados por la Sabiduría y Magnanimidad del Señor, hicieron todo lo posible para amenizar el
espinoso y arduo camino del ascenso espiritual de la humanidad. Ellos fueron entregando el oculto y
peligroso conocimiento al hombre común, revistiéndolo de símbolos y alegorías inofensivas, así como
se guardan las armas peligrosas en cofres inaccesibles para los niños. Los hombres de hoy, mucho
le deben a los magos blancos, sacerdotes e instructores que supieron ocultar a través de la liturgia y
alegoría religiosa la realidad de la vida eterna del espíritu.
Pregunta: ¿Nos podrías explicar el significado de algunas ceremonias, símbolos, objetos o
prácticas religiosas, de cierto valor oculto para la Iglesia Católica?
Ramatís: Lamentablemente, las sectas religiosas debilitaron su poder de magia sobre las masas,
porque introdujeron prácticas y sustituyeron viejos recursos del cientificismo del mundo oculto, por
cosas más suntuosas, pero menos eficientes en su finalidad mágica.
Es lo que está sucediendo con la Iglesia Católica Romana, cuya liturgia iniciática se debilitó
demasiado en su objetivo de despertar las fuerzas espirituales de sus fieles.
Los sacerdotes modernos parecen ignorar la función iniciática de la ceremonia con objetos o
pertrechos del culto, que incide y modifica los pensamientos de los adeptos. En los viejos templos
eran construidos con madera de cedro, sin pintura, porque su principal finalidad era atraer y absorber
los fluidos nocivos, emanados de los presentes en los momentos de la concentración y elevación de
los cálices sagrados. Durante la meditación interior, la criatura penetra íntimamente en el mundo
espiritual, y por así decir, "fluctúan" alrededor del periespíritu los residuos mentales y astrales de los
pensamientos desordenados y emociones indisciplinadas.

40
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Bajo la acción benéfica de los espíritus técnicos en actividad en el templo o en la iglesia, esos
fluidos perniciosos son dirigidos y condensados por el "campo magnético" super activado en la
madera del cedro de los altares, cuyo árbol es bien conocido por su elevada receptividad magnética.
Mientras tanto, los sacerdotes actuales, para impresionar mejor a sus fieles, optaron por los altares
de mármol, contradictorios a las leyes de la magia litúrgica. Lo mismo sucede con las velas, que
deben ser exclusivamente de cera; la oblación a los santos preferidos, consiste, en que el propio
enfermo o necesitado done, a través de la ofrenda, la energía sutil del perfume, que es impregnado
de un excelente éter físico. Mientras tanto, muchos fieles modernos ofrecen a los santos velas de
esperma de ballena, que además de no tener la energía etérica del perfume de las flores, está hecha
de sustancia animal.
Pregunta: ¿Qué propiedad magnética tiene el cedro, para ser utilizada en la construcción de los
altares?
Ramatís: Es muy común, que en los días de tempestad, el rayo caiga sobre el cedro, antes de
alcanzar otra especie de árboles, aun más, están los que aconsejan, que en días de tormenta, nadie
debe guarecerse bajo el árbol de cedro. Es una madera de óptima conductibilidad sonora, siendo
utilizada para la construcción de instrumentos, como son los violoncellos, pianos y órganos. Es liviano
y de contextura poco compacta, es un leño muy observado por el mundo invisible por su atomismo
refulgente, debido a la predominancia del éter físico, de tenor muy energético. Por esa causa, los
egipcios preferían el cedro para los altares de sus templos.
Pregunta: ¿Qué opináis sobre la adopción del ritmo moderno, para sus prácticas, por parte de la
iglesia católica?
Ramatís: En el mundo siempre hubo una perfecta distinción entre la música sacra y la música
profana, como expresiones sonoras de dos mundos o de dos estados de espíritu, totalmente
diferentes. En el primero de los casos, es la melodía sublimando las fuerzas del espíritu; en el
segundo, es el ritmo estimulante para las actividades del cuerpo. Sin dudas, que se destacan las
composiciones sinfónicas en su expresión musical superior y muy por encima de las melodías
populares. A pesar de las adaptaciones de letras adecuadas al ambiente religioso, la música profana,
jamás podrá atender las finalidades elevadas de las ceremonias de la iglesia, así como el "tam-tam"
del salvaje no podrá sustituir los movimientos de la sinfonía, que es la prolongación sonora del alma.
Además, todo ritmo o producción musical, están impregnados de las emociones, sueños,
intenciones u objetivos de sus autores; por lo tanto, existe un inmenso abismo de armonía entre el
significado espiritual que emociona dulcemente al espíritu, al ritmo compuesto para dinamizar al
cuerpo físico.
Pregunta: ¿La Iglesia Católica, debe permitir esos hechos, que desmiente lo delicado de las
piezas musicales tradicionales y de elevada jerarquía?
Ramatís: Evidentemente, el Clero Romano ha emprendido tentativas elogiosas para atraer a los
fieles a los templos o comulgar con más intimidad, sobre los progresos modernos. Sin embargo, es
imprudente admitir en los templos, la música moderna que no guarda la línea, compatible con el culto
a realizar. En el ambiente de la vida profana, es muy natural que los jóvenes necesiten de la música y
ritmos en sintonía con las necesidades vitales de su cuerpo joven, como sucede en la esfera del
deporte, que es un eficaz recurso para el equilibrio orgánico. Así como en la actualidad predomina la
música moderna y movediza, en otras épocas predominó el "charleston" y el "swing". La iglesia no
debería adoptar esa música profana por el hermoso y colosal mensaje que ya consagraron los com-
positores de la "música sacra", que es indestructible y perdura a través de todos los tiempos.
La función principal de la música sacra es desmaterializar la personalidad inferior, para que surjan
los sentimientos definitivos del ángel creador. En el templo religioso o en cualquier institución
espiritualista, la música tiene la finalidad de apresurar la emotividad y realzar el razonamiento de los
oyentes. Si la música profana transmite el sentimiento o emotividad de su autor, la música sacra porta
en sus armonías el mensaje sonoro de los ángeles. Es un cántico divino, en donde el hombre elimina
la personalidad, buscando la poesía, la belleza y la inspiración de Dios, como alimento para su

41
Ramatís La Misión del
Espiritismo

conciencia espiritual.
El templo católico, protestante o de cualquier otra secta religiosa, debe ser el ambiente de
recogimiento para los fieles cansados o decepcionados por las luchas del mundo. Así también, es
deber para los católicos, dejar en el umbral del templo sus pensamientos dañinos, perturbados o
indisciplinados, mientras el sacerdote debe ofrecer a sus fieles, sugestiones o recursos celestiales. La
iglesia debería representar el lugar de reposo para el espíritu cansado por las emociones violentas y
de las luchas constantes con la astucia y pensamientos dañinos que por doquier abunda y
definitivamente incide en su personalidad. Todo debe prepararse en forma tal, donde prime la
sugerencia, que extasía y exalta al creyente para que olvide la materia y aprenda a vivir las
emociones superiores del espíritu. Son antípodas el mundo religioso y el mundo profano, pues el
primero estatuyó la vida del espíritu y el segundo estimula las taras animales.
En consecuencia, es justo que la juventud se manifieste alegre y llena de optimismo con los
bailes modernos, pero, no debemos olvidar, que no se afina con la severidad y el ceremonial religioso
de la Iglesia Católica Romana, porque es cadencia bulliciosa e instintiva del mundo carnal.
Pregunta: ¿Qué nos podéis decir sobre las campañas sistemáticas que llevan a cabo los
sacerdotes católicos contra el Espiritismo, utilizando el recurso de la hipnosis?
Ramatís: Nosotros, espíritus, que observamos las cosas desde nuestro plano de vida, creemos,
que esas campañas son de excelente provecho para que los espiritas demuestren la seguridad y
eficiencia que contiene el Espiritismo, y aunque se trate de fenómenos de hipnosis y letargía con la
finalidad de herir y desmoralizar a los simpatizantes kardecistas, nada podrán hacer en ese sentido.
Así como el temple resalta la condición del acero, el Espiritismo se manifiesta más sólido que nunca
en sus principios, después de las agresiones adversas, recordándonos al ave Fénix que resurge de
sus propias cenizas.
Es necesario que se ilumine todo su contenido superior e inalterable. Los adversarios ayudan
extraordinariamente, porque sus críticas se colocan en un ángulo impersonal y señalan equívocos o
distorsiones de los mismos espiritas, abriendo camino hacia una purificación superior. Ninguna
doctrina espiritualista fue tan combatida y perseguida como el Cristianismo, sin embargo, su
continuidad y sobrevivencia vital, se le debe a sus adversarios, que la eternizaron a través del martirio
a las figuras como las de Jesús, Pedro, Pablo, María de Mágdala y tantos otros, glorificados por el
amor incondicional, entregándose a la humanidad sin distinción de credos, razas o colores. El sacri-
ficio de los seguidores de Jesús, desde las persecuciones en Judea hasta el holocausto en los circos
romanos, divulgó el Cristianismo con más éxito, que si lo hubieran hecho a través de eximios
oradores. Lo mismo sucedió con el Espiritismo. Su principal fuerza para sobrevivir la tomó desde el
momento que comenzaron las campañas, de los ataques y sarcasmos que sufrió por parte del Clero.
La quema de las obras espiritas en la hoguera del Santo Oficio, en Barcelona, fue el sello definitivo de
su glorificación entre los hombres.
A nuestra forma de ver, los sacerdotes que incursionan por las diferentes latitudes del globo y
principalmente sobre algunas naciones americanas, como son Argentina y Brasil, en su campaña
febril de ridiculizar al Espiritismo, se debería homenajearlos por parte de los espiritas, en base a su
eficientísimo trabajo de "testear" los valores que la doctrina encierra, y además, por exponer en
público las cualidades morales pregonadas por Allan Kardec. Jamás los espiritas podrán pagarles un
trabajo tan útil y necesario, en verdad, están separando el yuyo del trigo, lo falso de los verdaderos,
puesto que divulgan y señalan aquello que no es Espiritismo.
Pregunta: Sin embargo, podrían causar impresiones negativas en el público lego, puesto que
mezclan la fenomenología mediúmnica espirita, con la hipnosis y letargía. ¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: Los fenómenos de hipnosis y letargía, no desmienten ni destruyen la realidad de la
fenomenología mediúmnica, mejor aun, la confirman. A través de esa práctica citada, los sacerdotes
católicos terminan convenciendo al público lego en la materia, sobre la existencia irrevocable del
espíritu en el hombre. Por lo tanto, corrobora la enseñanza espirita, porque una vez probada la
existencia del espíritu, presente y activo en las experimentaciones de la hipnosis y letargía en la

42
Ramatís La Misión del
Espiritismo

esfera del sacerdocio católico, resta solamente encarar la tesis de cada doctrina o religión, en lo
tocante a la manera de creer y juzgar a ese espíritu.
Dice el Catolicismo, que el alma es creada en la hora del nacimiento de la persona, después de la
muerte física, ella va hacia el cielo, cuando es virtuosa, o hacia el infierno cuando es pecadora. El
sacerdocio católico asegura que los muertos no pueden comunicarse con los vivos, conforme a la
prohibición de Moisés, y si realmente sucede, ¡son las artimañas utilizadas por el Diablo, que se
divierte engañando a los hombres ingenuos! En fin, después resulta, que los mismos sacerdotes
comprobaron por la letargía y la hipnosis, que el alma es una realidad y habita en el cuerpo del
hombre, resta apenas, discutir las teorías católicas y espirita, respecto a su manifestación.
Pregunta: Según el Espiritismo y el Catolicismo, ¿cuál de las dos tiene mayores divergencias
respecto al comportamiento del alma?
Ramatís: El Espiritismo diverge del Catolicismo, puesto que enseña que el alma del hombre se
originó a través de los tiempos y forjó su conciencia por medio de todas las especies de animales
inferiores, hasta adaptarse al cuerpo humano, en una evolución paralela con la modificación de la
materia hacia estados superiores. Después de la muerte del cuerpo físico el alma retorna a su mundo
espiritual, donde continúa trabajando y estudiando para seguir perfeccionándose. Después, vuelve a
encarnarse nuevamente, a fin de recapitular sus lecciones aprendidas y corregir los errores de las
existencias pasadas, bajo la disciplina rectificadora de la Ley del Karma. Es importante observar, que
no va hacia ningún paraíso de los ociosos o infierno de los pecadores errados, después de una sola
existencia en la carne. Eso sería absurdo e injusto, por parte de Dios, al crear almas, que en tan poco
tiempo, serían virtuosos y otras, fatalmente pecadoras.
Evidentemente, la tesis espirita es mucho más lógica, cuando admite la reencarnación como
camino de recuperación, para que el alma errada pueda volver a reajustarse ante la Ley de Causas y
Efectos o llamada de otra forma; la Ley del Karma. Además, si el alma proviene de Dios y penetra en
el cuerpo humano, conforme dice el Catolicismo, entonces es viable que pueda volver a reencarnarse
de nuevo en la tierra. Si consiguió encarnarse por primera vez, también podrá hacerlo otras diez,
veinte o cien, ¿por qué habría de quedar truncado su perfeccionamiento? Y, si las almas hicieron lo
más difícil —subir al cielo, también podrían efectuar lo más fácil— bajar a la tierra. Probablemente,
Dios no creó las almas por algún capricho tonto o acicateado por el sadismo de exiliarlas de la tierra,
para después negarles el justo placer de visitar a sus parientes y familiares humanos! Aun sería
razonable, que los pecadores no pudieran salir del infierno para comunicarse con los vivos, pero, eso
no se justifica con los virtuosos, que merecen otro tratamiento divino.
Resumiendo, el alma del católico desciende de Dios, habita el cuerpo por una sola existencia y
después retorna al cielo o al infierno, estando terminantemente prohibido visitar nuevamente al
planeta, donde los más longevos, alcanzan a vivir casi cien años. Mientras tanto, el alma de los
espiritas, también descienden de Dios, cuyo ente, se desprende de la masa espiritual, o espíritu
grupo 3 y habita, gradualmente, los reinos mineral, vegetal, animal y finalmente se fija como centella
consciente para dirigir la forma humana. Durante su progreso espiritual, sutiliza la materia que le sirve
de sustentáculo en el mundo planetario, pues nace y renace tantas veces, como le fueran necesarias
para su "autoconocimiento" y purificación de su cuerpo perispiritual, exigido en su mundo de origen.
Conforme a la explicación espirita, el alma progresa y se angeliza en forma independiente de
privilegio o prohibición divina. Es un autodidacta que erra o acierta, sufre y goza, ignora y sabe, hasta
completar el ciclo terrestre y ser merecedor para ingresar a otros mundos más venturosos.
Por eso, los sacerdotes católicos contribuyen satisfactoriamente a favor del Espiritismo, respecto
a sus prácticas hipnóticas o letárgicas, comprobando ante el público asistente, la irrevocable verdad,
de la existencia del alma. Lo incomprensible para ese sujeto llamado público, es que la misma tesis
católica que aprueba la existencia del alma, por el otro lado la niegan rotundamente.
Pregunta: ¿Qué posición debe tomar el joven o la joven espirita, que no admite la ceremonia
religiosa, pero que su futuro cónyuge es católico y desea casarse por la iglesia?
Ramatís: Sin lugar a dudas, que es una magnífica oportunidad, para que el creyente espiritista

43
Ramatís La Misión del
Espiritismo

demuestre su elevado grado de tolerancia y comprensión de su doctrina, cediendo en favor de su


compañero o compañera, cuya vocación es casarse bajo los auspicios de su querida religión.

3
Véase el capítulo XI "Los Tres Reinos" Pregunta 592 "Los Animales y el Hombre" del Libro de los Espíritus, de A.
Kardec; el capítulo XVII, "Sobre los Animales" de la obra de Emmanuel, Pág. 87 al 92: Preguntas 163 a la 170, sobre
"Preguntas concernientes a los Animales", de la obra Filosofía Rosacruz, en Preguntas y Respuestas, edición Editorial
Cultura, Huérfanos 1165 — Santiago — Rep. de Chile.
El espirita no pierde absolutamente nada en ese acto de tolerancia fraterna, pues concordar en
casarse por la iglesia, no es admitir sus postulados, pero sí un gesto de respetarlos por la alegría que
manifiesta otro. La tolerancia es una cualidad superior del alma; es patrimonio del espíritu
evolucionado, que camina hacia el altruismo. No son tolerantes los espíritus que tienen un
desenvolvimiento rudimentario, que son incapaces de comprender que es un deber y excelente
cualidad espiritual, respetar las opiniones y procedimientos ajenos.
Pregunta: Pero, ¿por qué debe ceder el joven espirita y no lo hace el católico, si ambos deben
sustentar los mismos principios, de respeto mutuo?
Ramatís: Si cediera el católico ante la incomprensión del espirita, eso demostraría, que el más
capacitado es el católico. Además, el casamiento por la Iglesia Católica, no altera absolutamente su
convicción. Se trata de un acto con finalidad espiritual; es un compromiso íntimo y moral de la unión
que los cónyuges hacen delante de Dios a través de la ceremonia religiosa. Mientras que la Ley
oficial apenas los compromete sobre el vínculo carnal. La religión advierte sobre la responsabilidad
que ambos asumen, para respetarse, comprenderse y amarse hasta el fin de la vida.
Pregunta: Perdonad nuestra insistencia, pero el casamiento por la iglesia, ¿no es un desmentido
a las convicciones de los espiritistas?
Ramatís: Espiritismo es doctrina y espiritualidad de grado evolutivo. No se conquista el corazón
ajeno, despreciándole sus simpatías religiosas, y principalmente, cuando se trata de la futura o futuro
esposo. No es conveniente comenzar el largo camino conyugal, perturbando la paz y la armonía, que
proviene, justamente, desde el comienzo de la hora del esponsalicio. Ese acto de tolerancia por parte
de cualquiera de los citados, gana un mayor aprecio de la familia del cónyuge, por demostrar el
respeto a sus convicciones religiosas.
Pregunta: Es muy posible, que muchos espíritus se extrañen ante vuestras conclusiones,
respecto al asunto tratado. ¿Qué opináis?
Ramatís: La verdad, es que no existe otra alternativa; alguno de los dos deberá ceder, sea el
espirita o el católico. Y, ¿por qué no ha de ser el espirita, que siempre se juzga más comprensivo y
esclarecido, que el católico? Además, eso nos hace recordar los viejos proverbios indochinos, que
dicen así: "El más sabio y el mejor, que se contente con lo peor."
Pregunta: Pero, también debemos pensar, que la parte católica, que exige casarse por la iglesia,
lo haga movido por la repercusión de la ceremonia, antes que por sus convicciones, ¿no es verdad?
Ramatís: El ceremonial del esponsalicio religioso en la Iglesia Católica, que simboliza la "unión
espiritual", entre dos seres en la tierra, es de gran importancia entre las jóvenes casaderas, porque
les deja un grato recuerdo para el futuro. Además, el casamiento religioso es uno de los más
importantes rumbos en la vida del joven católico, sin llegar a ser una manifestación de vanidad, pero
sí un sentimiento tierno y hasta infantil. Existen personas que sienten un vacío y hasta desconfianza,
cuando los principales acontecimientos de su vida, no están remarcados por un acto público o
ceremonial, que satisfaga sus sentidos físicos.
Por eso, el casamiento civil les parece no tener significado alguno, cuando se realiza sin el
amparo ritual, consagrado por la iglesia, con sus vestidos nupciales apropiados a las fórmulas
convencionales del mundo.
Pregunta: Considerando, que la novia o el novio católico, exigen su casamiento en la Iglesia,
impulsados por su "amor propio" u obstinación religiosa, ¿aun así, debe ceder el espirita?

44
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Ramatís: Sin dudas, ese amor propio puede ser tan obstinado en los jóvenes católicos, que
"exigen" casarse por la Iglesia, cuando los espiritas se "niegan", conforme a su convicción espiritista.
En ambos casos puede predominar el amor propio; pero el rechazo siempre ha de ser indecoroso
para el espirita, porque se sobreentiende que es el más esclarecido espiritualmente. Al ceder en favor
del casamiento religioso con la persona que escogió para la ventura de su hogar, tal vez le está
dando realidad a un largo y dorado sueño, alimentado desde su juventud, en la vivencia mental y
prematura del ceremonial festivo en la Iglesia. La nave iluminada, las imágenes adornadas de flores
en medio de sirios, los vestidos sacerdotales, la "Marcha Nupcial" tocada por el órgano acompañando
el coro de las voces humanas, no sólo fascinan a las jóvenes católicas, sino, a muchas jóvenes
espiritas.
Pregunta: ¿No es censurable, que los padres espiritas permitan a sus hijos casarse en la Iglesia
Católica o en Templo Protestante, dado que no admiten ceremoniales religiosos en el seno del
Espiritismo?
Ramatís: La obstinación de los progenitores espiritas, prohibiendo a sus hijos casarse por la
iglesia, puede causarles frustraciones indeseables, que perduran por mucho tiempo. El casamiento
civil, por su sencillez y brevedad, bajo el formalismo rígido de la Ley, puede convencer a la pareja
sobre la legalidad del acto pero de forma alguna complementa con el ceremonial esperado ante la
Iglesia. La joven, frustrada en sueño de casarse bajo la brillantísima ceremonia religiosa, ha de incidir
en su dolor, cada vez que debe asistir a un acontecimiento igual, sintiéndose humillada, por haberle
sido negado lo que otras jóvenes alcanzaron en un acto de tan alta significación. No debéis olvidar,
que mentalmente se vienen preparando para tales hechos, que por otro lado y bien mirado, ponen
todas sus ansias de vivir.
Pregunta: Los padres espiritas, esclarecidos por ese Espiritismo liberador de las fórmulas
transitorias del mundo, ¿no llegaron a probar a sus hijos, de la inutilidad de ese casamiento religioso?
¿Por qué persistir en un acontecimiento que fue superado por el esclarecimiento superior?
Ramatís: El casamiento religioso en la historia de la humanidad, antecedió al casamiento civil, por
eso, en lo recóndito del alma del hombre, permanece el yugo secular de la ceremonia religiosa del
esponsalicio en la Iglesia. Los espiritas de hoy, ¿cuántas veces pudieron haberse casado en el seno
de la Iglesia Católica, en vidas anteriores? Además, ¿la mayoría de los espiritas, acaso no provienen
del Catolicismo, en donde comulgaron con su ritual religioso?
El juzgar como satisfactoria la causa nuestra, no es motivo para imponernos sobre las opiniones
ajenas, sean parientes, amigos o hijos adultos. Los padres espiritas deben orientar y convencer a los
hijos respecto a los principios superiores y liberadores de la doctrina Espirita, pero no tiene el derecho
de imponerlas ante cualquier exigencia, que no les son simpáticas. Eso ha de ser intolerancia y
flagrante desmentido a los sanos postulados espiritas. Donde comienza la prohibición termina la
espontaneidad, y en cuestión religiosa, cada persona tiene el derecho de escoger el camino que
mejor condice a su índole, simpatía y comprensión.
Pregunta: ¿Los padres espiritas, no deben orientar a sus hijos en la creencia propia, que tanto les
beneficia?
Ramatís: Orientar no es imponer. Los espiritas deben saber que el conjunto o agrupación familiar,
está formado por espiritas de la más variada gama de sentimientos, moral y capacidad intelectiva. Es
inútil obligar al culto espirita a los hijos que se manifiestan contrarios, más cuando se da el caso, que
en otras encarnaciones han sido sacerdotes, monjas o devotos fanáticos, fuertemente condicionados
al ámbito secular de la Iglesia Católica.
La creencia religiosa, es el fruto de la elección, y no de la imposición. Más vale un buen católico,
que un mal espirita, lo que sería perjudicial para el Espiritismo. La tolerancia siembra venturas en el
prójimo y la obstinación personal, que impone convicciones personales, produce amarguras
inolvidables.
Pregunta: Si ambos novios son espiritas, ¿no es censurable que se casen por la Iglesia Católica?
Ramatís: Si los novios que citáis, se casan por la iglesia, no son espiritas, sólo están
45
Ramatís La Misión del
Espiritismo

comprendidos en el concepto de "simpatizantes" del Espiritismo. Los espiritas conscientes y con-


vencidos de su doctrina, no necesitan del casamiento religioso, ni tampoco de su centro espirita,
porque la ceremonia pertenece a los atractivos del mundo material y no condice con los sencillos
postulados del Espiritismo.
Pregunta: Sin embargo, hemos comprobado el casamiento religioso de algunos respetables
trabajadores de la siembra espirita, inclusive, de algunos médiums de gran actividad pública. ¿Qué
opináis al respecto?
Ramatís: Kardec dijo algo muy claro y preciso y os recordamos, una vez más; "se conoce al
espirita por su constante transformación moral", pero no se refirió a la mayor convicción sobre la
creencia. En base a que el Espiritismo rechaza tabúes y dogmas religiosos, como así también las
prohibiciones sagradas, no es posible que el Espiritismo determine si debe o no hacer "prohibiciones"
para que los espiritas se casen o no religiosamente. Como se trata de una cuestión íntima del alma y
no pudiendo tasarse en el reino oculto de la mente del adepto, o simpatizante, cuál es su grado
exacto de comprensión espiritual, ninguno ha de poder prever, cómo ha de reaccionar ante la hora de
aprobar los principios espiritistas. La verdad es, que los espíritus conscientes de su doctrina no se
casan religiosamente, no por desprecio a la iglesia, sino, porque se ha superado de las fórmulas y
convicciones del mundo terreno.
Pregunta: ¿Los espiritas pueden bautizar religiosamente a sus hijos?
Ramatís: Siempre que los padres estuvieran totalmente esclarecidos sobre los postulados
espiritas, saben que es innecesario bautizar a sus hijos en cualquier credo religioso que fuera,
aunque eso, sea un acto de simbolismo espiritual. El bautismo, como "salvación" es un mito, porque
el hombre se gradúa por sus obras y no por las ceremonias o creencias humanas.
Pregunta: En ese caso, ¿no se estaría violando el futuro derecho de la creencia católica de los
hijos, como sucede con el casamiento religioso?
Ramatís: Cuando los hijos de los espiritas pretendan casarse, ya tienen pleno discernimiento y la
edad suficiente para "decidir" respecto a su creencia religiosa católica, protestante o espirita. Pero, en
el caso del bautismo, le cabe a los padres decidir por sí mismos, pues el niño no sabe distinguir lo
que es más coherente o inútil en cuestión religiosa.
Pregunta: Suponiendo que la criatura, al llegar a su juventud, se decide por el catolicismo, ¿no
implica serios inconvenientes para sus padres, por haberle negado el bautismo, como fundamento de
la creencia que optó por seguir?
Ramatís: No hay ningún tipo de inconveniente para los padres, dado que la iglesia permite el
bautizo a cualquier edad. Sin embargo, es bueno señalar, que los padres espiritas no deben
prolongar la superstición del bautismo, por el sólo hecho que los hijos pudieran preferir la religión
católica, cuando fueran adultos.
Pregunta: Entonces, ¿no debe admitirse que algunas espiritas bauticen a sus hijos en el seno del
Espiritismo, aunque lo hagan en forma sencilla y sin ritual ostensivo?
Ramatís: Bajo cualquier aspecto que se realice, sencillo o complejo, el bautismo es prioridad de
la Iglesia Católica, cuya fórmula le pertenece por antigüedad y tradición. El resto no deja de ser
imitación o interpretación personal, a pesar que lo intenten realizar a través de un sencillo acto, en el
centro espirita. El bautismo espirita no deja de ser una especie de sublimación o recordación de los
"ex católicos" transferidos para el Espiritismo. Aunque lo practiquen con toda sencillez no deja de ser
el fruto de una intención oculta, una especie de amarra instintiva, condicionada en los ceremoniales
católicos. Ante esas perspectivas, es preferible que el espirita bautice a su hijo directamente en la
iglesia, puesto que así evita practicar actos incongruentes en el centro donde milita, y además, ajeno
a los preclaros postulados espiritas.
Pregunta: Nosotros encontramos un poco extremada y censurable, esa preocupación por parte
de los espiritas, para evitar cualquier motivo, acto o fórmula que pueda parecerse al Catolicismo. Si el
Catolicismo demuestra excesivo dogmatismo, ¿no existe demasiado "fanatismo" en el obstinado
"vacío" evidenciado por el Espiritismo?
46
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Ramatís: Existe una enorme diferencia entre los mensajes católico y el espirita, puesto que
ambos, se expresan en extremos opuestos. La iglesia despierta en el hombre a través de la emoción
de su alma, la fantasía del ceremonial, que definitivamente simboliza el mundo divino; el Espiritismo
no acepta el ceremonial y expone la realidad exacta y ajustada para la mente humana. De esa forma,
la doctrina espirita jamás podrá transigir con idea alguna o sugestión que intente encadenar nue-
vamente a sus adeptos a las ceremonias religiosas del mundo. El Espiritismo, como liberador de
conciencias, debe rechazar el menor intento que pueda fascinar al alma a cualquiera de las fórmulas
que pertenezcan a la vida corporal y transitoria.

47
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo
ESPIRITISMO Y PROTESTANTISMO

Pregunta: ¿Podríamos admitir, que el Protestantismo se haya más próximo al Espiritismo, que la
religión católica romana?
Ramatís: Conforme a nuestra forma de ver, diríamos, que el Protestantismo se encuentra más
identificado con el Espiritismo. En otras oportunidades hemos dicho, que es mucho más fácil conducir
a los adeptos de las doctrinas orientalistas a que acepten los postulados de la doctrina espirita, que
conseguir lo mismo con los católicos, protestantes o adventistas. Los primeros, aunque se encuentren
practicando otros postulados, tienen a su favor -k. comprensión indiscutible sobre la Ley de la Re-
encarnación y el Karma, cosa ésta, no admitida por los católicos y reformistas.
En consecuencia, los protestantes también serán adversos a los postulados del espiritismo
codificado, porque son oriundos de los católicos. Cuando Lutero emprendió la reforma protestante,
los mentores de la tierra se regocijaron por el nuevo y simple mensaje de liberación, ajeno a la
suntuosidad del Clero y de las Iglesias convencidos, que el Protestantismo no tardaría en asimilar
esas dos leyes sensatas y lógicas de la vida espiritual; La Ley del Karma y de la Reencarnación.
Pero, si los reformistas luteranos se apartaron del lujo y de la pompa, abolieron las jerarquías
fastuosas y evitaron el exhibicionismo de las joyas y de los tesoros, propios del Vaticano, sin
embargo, cayeron en otro anacronismo fanático, eligiendo a la Biblia y sus profetas con las mismas
características de la infalibilidad papal. Hubo cambio de trajes y escenarios, pero subordinaron su
razonamiento a las mismas e infantiles creencias de antaño, pregonadas por la Iglesia Católica, pon-
tificando las leyendas e historias bíblicas, insustentables en base a la lógica del buen sentido.
La misa fastuosa fue sustituida por el culto personal y los protestantes compensaron los rezos
con los cánticos religiosos. Sumergieron a los santos y elevaron a los profetas, se eliminó el misal,
pero se restauró la Biblia. El ciudadano protestante, como lo es el católico, es un fugitivo de los
pecados del mundo, más difícilmente un dominador de vicios y pasiones.
Sin embargo, la reforma protestante fue un paso adelante, en dirección a la simplicidad del
Cristianismo del tiempo de Jesús y digno de mencionar y considerar sus trabajos de orden caritativo,
y su programa, de paz y amor al prójimo. Sus adeptos incursionan en todos los terrenos, llevando el
consuelo, la ayuda y medicamentos a los infelices parias, distantes de cualquier recurso humanitario
y asistencia médica. Son disciplinados, eficientes, fieles y hasta heroicos en sus trabajos de ayuda al
prójimo.
Lastimosamente, quedaron paralizados en las reformas de Lutero, y se ramificaron en decenas
de sectas protestantes, con preferencia de éste o aquel profeta, por éste o aquel pasaje del Viejo o
Nuevo Testamento. La pródiga fuente de la Biblia se abrió en minúsculos riachos, que aun después,
se subdividen en nuevas ramificaciones, atendiendo a los variados tipos psicológicos de personas
ansiosas de nuevas revelaciones en el campo de la religiosidad fenoménica del mundo.
Pregunta: Alegan muchos protestantes y católicos, que en el seno del Espiritismo también se
producen disensiones, para después surgir nuevas entidades y sistemas de trabajos diferentes, y
algunas veces, adversos entre sí. Citan a los kardecistas, umbandistas, neoespíritas, redentoristas,
escuelas Basilio y otros movimientos más, creados a la sombra del Espiritismo de Allan Kardec para
después constituirse en otras tantas sectas desligadas de la entidad "mater" federativa. ¿Cuál es
vuestro sentir al respecto?
Ramatís: Conforme a los diversos tipos de psicología, veleidades y personalismo humano,
creemos que todavía han de surgir muchas sectas más, derivadas de la codificación espirita, tal como
alegan católicos y protestantes. Eso es muy natural en el mundo donde los hombres deben
desenvolver el espíritu a través del sufrimiento, vicisitudes y desengaños, para cultivar la virtud del
amor, de la unión, tolerancia y fraternidad.
El planeta tierra todavía no es un mundo de orden superior, por eso porta sobre su superficie una
48
Ramatís La Misión del
Espiritismo

gran variedad de doctrinas, emanadas de las principales fuentes religiosas, compatibles con el
entendimiento y capacidad de sus nuevos adeptos. El acontecimiento más importante en esa
multiplicación proverbial de sectas, sea en el Catolicismo, Protestantismo o el Espiritismo, es
comprobar en qué forma se han de conducir en el futuro, las fuentes originales de donde emanaron
las citadas. No importa que surjan mil riachos de colores diferentes, si la fuente original de donde
provienen, mantiene la limpidez y pureza iniciática. Es evidente, que los fundadores de las nuevas
sectas, lo hacen impulsados por insatisfacciones, vanidades, desavenencias o contrariedades.
Descontentos u obstinados, esos adeptos rebeldes no pueden imponer sus ideas, por esa causa,
fundan nuevos movimientos sectaristas, atendiendo a su personalidad egocéntrica.
Por otra parte, los "innovadores" o "reformistas" no presentan novedades importantes en sus
agrupaciones, sectas o doctrinas, porque jamás podrán cortar las raíces del árbol original y que por
otra parte, es donde ellos afirman sus ramas rebeldes. Algunas veces, no van más allá de hacer
modificaciones superficiales de la misma doctrina que hostilizan, adaptando sustituciones, por veces,
ridículas o primarias. Copian, sustituyen o deforman postulados consagrados anteriormente, elaboran
nuevos ceremoniales sin la fuerza de la magia religiosa o cambian viejos ídolos por simpatías
modernas. Sin embargo, jamás podrán liberarse del nombre del padre que les dio vida.
Pregunta: ¿Nos podríais dar algunos ejemplos prácticos sobre el tema mencionado?
Ramatís: En Brasil surgieron dos movimientos separativistas de la fuente original de la Iglesia
Católica Romana, con nuevo ritual y ceremonial en portugués. Sin embargo, los nuevos reformistas
nada de nuevo agregaron al credo, limitándose únicamente a sustituir santos, ceremonias,
paramentos y devociones, sin poder huir a la jerarquía tradicional del Clero Romano. Se .intentó
modificar o simplificar el ceremonial del bautizo, casamiento y liturgia tradicional, mas el pueblo sintió
la debilidad de los renovadores y su impotencia en convencer a los fieles. Con el interés de atraer un
mayor número de adeptos para la nueva iglesia, sus responsables admitieron los postulados de la
Ley del Karma y de la Reencarnación, que son las bases fundamentales del Espiritismo, de la
Umbanda e innumerables filosofías y doctrinas espiritualistas de Oriente.
El recurso, aunque renovador e inteligente, no produjo el efecto deseado, por dos motivos
bastante significativos; los espiritas kardecistas no se inclinaron por la nueva iglesia, a pesar de
admitir la Ley del Karma y de la Reencarnación, porque el Espiritismo es adverso a liturgias, dogmas,
adoraciones, casamientos y bautismos. Los umbandistas, mientras tanto, poseen su ceremonial
tradicional y característico de los trabajos en los terreiros, además de su tradicional intercambio con
los "viejos negros", indios y mestizos. En consecuencia, muchos adeptos y hasta sacerdotes de la
nueva iglesia católica brasileña volvieron a la vieja mansión de la Iglesia Católica Romana, siendo
recibidos como "hijos pródigos", pues la fuente original quedó intacta, a pesar del desbande
producido por los inconformistas. El fenómeno se explica con facilidad, pues en realidad no hubo una
protesta o "reforma" contra el Catolicismo, sino, apenas un cambio de rótulo de "romano" para
"brasileño". Evidentemente, que es mucho mejor continuar con el original conocido, antes que el
innovador a conocer.
Pregunta: Nos parece que el fenómeno es muy diferente entre los protestantes, siendo bastante
raros aquellos que retornan al Catolicismo. ¿No es verdad?
Ramatís: Insistimos en decir, que Lutero no tenía interés en proseguir con las mismas
características de la Iglesia Católica Romana. El planeó una "reforma" completa sobre las costum-
bres, ceremoniales y jerarquías, oponiéndose al fausto clerical e intentaba volver a la simplicidad que
caracterizaba al Cristiano. Pero, en base a la diversidad de temperamentos, entendimientos,
costumbres, simpatías y hasta intereses, se derivaron del Protestantismo iniciático decenas de sectas
nuevas, que atendían a los grupos formados en forma independiente y que no podían ajustarse
satisfactoriamente a los postulados reformistas. Algunas adoptaron prácticas religiosas e
interpretaciones bíblicas excéntricas, sin poder liberarse definitivamente, de la fuente original que les
dio vida. Aunque continúe existiendo cierta pragmática familiar en todas las sectas, se observa un
gran esfuerzo de superioridad entre sí y de propagar intensivamente sus postulados.
Pregunta: ¿Podéis citarnos algunas de las sectas, que mencionáis, como derivadas de la reforma
49
Ramatís La Misión del
Espiritismo

inicial de Lutero?
Ramatís: Malgrado a la multiplicidad de sectas y movimientos reformistas, fundados a la sombra
de la reforma de Lutero, y que continúan lanzando nuevas ramificaciones por el mundo, citaremos las
que son oficialmente reconocidas como unidades religiosas y de responsabilidad jurídica. Son los
Presbiterianos, Metodistas, Mormones, Bautistas, Episcopales, Luteranos, Testigos de Jehová,
Adventistas del Séptimo Día, Discípulos de la Iglesia Cristiana, Grupo Pentecostés y Científicos
Cristianos.
Pregunta: ¿En qué situación se encuentra el Espiritismo codificado, con relación a otros
movimientos que se han derivado de él o que puedan surgir por causa de nuevos inconformismos?
Ramatís: Cualquier movimiento rebelde contra el Espiritismo codificado, sólo manifiesta el
inconformismo de ciertos adeptos contra sus postulados doctrinarios. Eso no es nada desairoso para
la doctrina, siempre que ella permanezca íntegra e inalterable en su "fuente original".
La Umbanda, por ejemplo, no es un movimiento reformista o protestante contra la codificación
kardecista, sino, un simple sincretismo religioso y movimiento espiritualista, derivado de la magia y el
folklore africano y amerindio, basado en el fenómeno de la mediumnidad. Respecto a algunos
movimientos de espiritistas que se observan en Brasil, mezclan sus prácticas con algunos agregados
pertenecientes a otras doctrinas reencarnacionistas, mejor expresado, diríamos que es una especie
de insubordinación contra la tutela de la federalización oficial del Espiritismo. El propio Racionalismo
Cristiano o Espiritismo Redentorista, fundado por Luis de Matos, como una protesta contra los
médiums mercenarios, crédulos, místicos o fanáticos, dogmáticos recalcitrantes, élites conservadoras
y adeptos interesados en el bienestar material, que en nada afecta a la Codificación Espirita, ha sido
por una razón muy simple; Allan Kardec previo y señaló tales diatribas en una sentencia impecable:
"El Espiritista se conoce por su constante transformación moral". El Racionalismo Cristiano, de Luis
de Matos, no es una "protesta" contra el Espiritismo, pero sí, contra los malos espiritas.
Pregunta: En el caso del Protestantismo, ¿las sectas que derivan de él, no se liberan de las viejas
fórmulas conservadoras, organizando movimientos liberales y religiosos, ofreciendo un padrón más
elevado en sus nuevas actividades religiosas?
Ramatís: Hasta el día de hoy, no pudieron ofrecer nada que fuera más allá de lo conocido y
tradicional, presentado por el tronco central donde se originaron. No obstante, por la admisión de-
ciertas reglas y conceptos que difieren un poco de la fuente original, podrán liberarse del sectarismo,
biblismo y profetismo de la Reforma Protestante iniciada por Lutero.
Pregunta: ¿Qué nos decís del Metodismo?
Ramatís: El Metodismo fue fundado por Juan y Carlos Wesley, miembros de la Iglesia Anglicana;
a pesar de querer organizar una agrupación religiosa de estímulo y convivencia más santificada y de
efectiva protesta contra el mundanismo de aquella época, con el decorrer del tiempo, ellos también
terminaron adorando y consagrando la jerarquía, el bautismo y entronizando varios trechos bíblicos,
como fundamento de su credo.
Conforme a las enseñanzas metodistas, un creyente en Cristo se puede perder o "caer de
gracia"; pero si se arrepiente puede recuperar la gracia divina por la Voluntad de Dios. Su bautismo
tampoco es de inmersión, sino de aspersión, a semejanza de la ceremonia religiosa católica. Adoptan
de las Escrituras, muchos trechos del Viejo y Nuevo Testamento, respecto al pecado, a la salvación,
del bautismo o de la iglesia, basando sus enseñanzas principales en los Actos de los Apóstoles y
particularizados en las epístolas de Pablo, con alguna preferencia específica al Evangelio dé Jesús.
Pregunta: ¿Qué significado tiene la Iglesia Presbiteriana?
Ramatís: Calvino y Juan Xnox, en el siglo XVII, fundaron las colonias norteamericanas. Los
presbiterianos consagran a las personas al ministerio religioso de la entidad, bautizando y propagaron
la salvación del hombre bajo la protección de algunos conceptos vertidos en las Escrituras. Es una
secta meritoria y misionera, con millares de adeptos que se hayan diseminados por el mundo en
actividades de ayuda a los enfermos, desheredados de la suerte y a los ignorantes de las leyes de
Dios.
50
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Los presbiterianos también realizan el bautismo infantil, por aspersión, pregonando que la fe es
necesaria, pero únicamente la fe de los padres es la que puede actuar en pro de los hijos. Como los
metodistas, se devotan particularmente por las Epístolas de Pablo, que se observa en casi todos los
fundamentos de sus actitudes religiosas.
Pregunta: ¿Podríais decirnos algo sobre la Iglesia Protestante Episcopal y los Bautistas?
Ramatís: La Iglesia Protestante Episcopal está regida por los treinta y nueve artículos de la
religión, incorporados en el Libro de Oración Común, considerada como doctrina de regeneración
bautismal bajo un severo ritual, administrado por la inmersión o aspersión, hecho éste, que ha
provocado muchas discusiones entre los adventistas derivados de la Reforma Protestante. Los
episcopales han dado muchos beneficios a la vida americana, sea por el desenvolvimiento cultural,
por las misiones esparcidas por todo su territorio y en otras partes del mundo. Sus pastores, después
de viejos o inválidos, reciben "pensiones del fondo de la caja episcopal. Los niños a bautizar deben
ser presentados por padrinos que responden por ellos, respecto a aceptar el Credo Apostólico. En el
Ministerio Religioso se reconocen tres órdenes diferentes: obispos, sacerdotes y diáconos.
Los Bautistas son los remanecientes de una entidad espiritual, agrupados a través de siglos, que
aceptaban y practicaban lo que el Nuevo Testamento enseñaba. La Biblia era su regla de fe, de
sobrevivencia y actividad en el mundo. En consecuencia, era casi todo un pueblo llamado Bautista,
que profesaba bajo los principios de una iglesia libre. Por esa causa, fundó una comunidad civil,
donde los hombres debían ser libres para adorar a Dios, conforme a los dictámenes de su conciencia.
Los Bautistas enseñan que la "salvación" viene por la gracia divina, mediante la fe en Dios, antes
que la Ley, ordenanzas y ceremonia alguna. Y, no se debe anular a nadie en su creencia religiosa o
espiritual. Adoptaron la separación entre el Estado y la Iglesia, y sólo puede ser miembro de la
misma, quien se haya regenerado sin necesidad de ser bautizado. Aceptan el Cristo, como el Señor
Vivo y no lo ponderan como hace el Catolicismo, en el ceremonial fúnebre de la muerte.
Pregunta: Respecto a los Mormones, ¿qué nos decís?
Ramatís: Los Mormones, o sea, la "Iglesia de los Santos de los Últimos Días", fue fundada en
1830, en el Estado de Nueva York, por Joseph Smith. Dice la tradición de esa secta, que los Nefitas,
sobrevivientes de una lucha religiosa en Jerusalén, huyeron hacia Arabia y a través de los océanos
Indico y Pacífico, llegaron hasta la América del Sur, peregrinando más tarde, hacia la América del
Norte. Su historia fue escrita en "tablas", "láminas" u "hojas" de oro por Mormón y las entregó a su
hijo Moroni, que la enterró en un cerro cerca de Palmyra, Estado de Nueva York. Joseph Smith,
fundador de los Mormones, declaró haberse comunicado con el espíritu resucitado de Moroni, del
cual recibió la indicación del lugar donde se encontraban enterradas las hojas de oro.
Esas tablas, entonces habrían sido traducidas en el "Libro de los Mormones", conteniendo unos
quince libros, pero que en su mayor parte fuera extraído de la Biblia, formando cierta contextura
similar. Los Mormones también pregonan el bautismo como condición necesaria para que alguien
pueda entrar en el reino de los cielos; tienen cargos apostólicos perpetuos, apóstoles y profetas. El
Libro de los Mormones está considerado como superior, por contener algunas profecías que no
existen en la Biblia.
Los convertidos a la doctrina deben entregar un décimo de su propiedad y de su renta a la
comunidad. Joseph Smith fue muerto por un grupo de adversarios en el Estado de Illions. Más tarde,
fue elegido presidente de la Iglesia el señor Brigham Young, que desde 1852 adoptó la poligamia en
su secta, prohibida más tarde por la Corte Suprema de los Estados Unidos. Actualmente, los
Mormones tienen sus actividades más intensas en Salt Lak City, en el Estado de Utah, dominando un
fuerte sistema económico, político y religioso. Siguen varios esquemas de las sagradas escrituras,
concernientes a sus prácticas y creencias.
Pregunta: ¿Y, los "Adventistas del Séptimo Día"?
Ramatís: Es la secta protestante que da mucha importancia a la fundación de escuelas,
hospitales, revistas y al evangelismo; tienen innumerables hospitales, casas editoriales de revistas,
obras misioneras y construcción de campos misioneros, además distribuyen su literatura en
51
Ramatís La Misión del
Espiritismo

doscientas lenguas diferentes. En 1860, cierto grupo de creyentes de la reforma decidió considerar el
día domingo, por eso cambiaron el nombre de la secta como "Adventistas del Séptimo Día".
También aceptan el bautismo por inmersión y los miembros nuevos, deben comparecer ante los
pastores u oficiales de la Iglesia local, para ser previamente examinados. Aceptan los 10
mandamientos, como norma direccional, cuidan el último día de la semana y son atentos
observadores de la Ley de Moisés; consideran la muerte como un estado de inconsciencia hasta el
día de la resurrección, y los pecadores no convertidos desaparecerán después del Juicio Final.
Siguen diversos versículos del Nuevo Testamento que les confirma la adoración del día sábado, el
juicio final, el infierno, el cielo y la salvación del hombre por el arrepentimiento.
Pregunta: ¿Qué nos podéis decir sobre "Los Testigos de Jehová"?
Ramatís: La secta surgió de una pequeña reunión dirigida por Charles T. Russel y el movimiento
tuvo diversos nombres como Russellitas, Alborecer del Milenio, Asociación Internacional de
Estudiantes de la Biblia, Sociedad Bíblica y de Tratados de la Torre de Vigilia. En 1931, fue escogido
definitivamente la denominación de "Testigos de Jehová", por el Juez J. C. Rutherford, que sustituyó
al Pastor Russel.
Los “Testigos de Jehová" están diseminados por casi todas las ciudades de Estados Unidos y en
otras partes del mundo, con el propósito fundamental de estudiar la Biblia. No construyen templos
para uso propio y acostumbran a reunirse en salones amplios y alquilados; publican su literatura en
muchas lenguas y se considera que ponen en circulación más de 200.000.000 de ejemplares. Son
inquietos, aunque trabajadores, celosos y por veces provocan discordias por su fanatismo irreductible
respecto a sus conceptos religiosos. Niegan la divinidad de Jesús, afirmando que Jesús era un
hombre perfecto, nada más y nada menos. Nació a nivel humano para tener naturaleza divina, en su
resurrección. Enseñan, que millones de personas vivas, jamás han de morir, porque les será dada la
vida eterna cuando llegue el tercer milenio y los pecadores serán juzgados delante de los tribunales
divinos, donde Jesucristo es el Redentor de la humanidad. El hombre es alma, pero no tiene alma; y
que Jesús no resucitó el cuerpo, pero lo conserva en algún lugar para mostrarlo a los pueblos en el
momento profético. Niegan que haya un infierno eterno, pero admiten el "Hades", como sepultura. Se
oponen a todos los gobiernos presentes, son pacifistas, pero irascibles en tiempo de guerra y no
aceptan la transfusión de sangre de réprobos o profanos.
Aprovechan de las escrituras sagradas, aquello que confirme sus convicciones, sea del Nuevo
Testamento, como de algunos pasajes del Viejo Testamento.
Pregunta: Por último, ¿podéis emitir vuestro parecer sobre los Luteranos?
Ramatís: Los Luteranos están esparcidos por todo el mundo y sus adeptos alcanzan la cantidad
de cien millones. Martín Lutero, después de graduarse de doctor en la Universidad de Wurttemberg,
decidió que la paz espiritual y seguridad de la persona, se encontraban en los preceptos y prácticas
de la Iglesia Católica Romana, pero exceptuados de las enseñanzas de las Escrituras, mediante la fe
y la comunión individual con Jesús. De ahí, que fue excomulgado por el Papa, por atacar los
concilios, la venta de indulgencias y la pompa del Clero. Rápidamente tradujo la Biblia para la lengua
alemana y estableció una forma simple de culto para los luteranos; escribió los catecismos que aún
se utilizan en las iglesias. Las iglesias luteranas escogen a sus ministros y el candidato es ordenado
por un sínodo, en una tradicional reunión anual. Ese sínodo ejerce su jurisdicción sobre determinado
estado, distrito o grupo de fieles.
También es evidente que al rechazar la Iglesia Católica Romana a Martín Lutero, éste tampoco
abandonó por completo su bagaje de sabiduría católica romana, pues de ella conservó el bautismo
infantil, la concepción sacramental de las ordenanzas, sustituyó el control del Papa por el Estado
religioso, dándole realce a la letra que no pondera mucho la condición del espíritu. El bautismo entre
los luteranos es una cosa imprescindible, puesto que es necesario para la salvación de los hombres y
también concede el perdón de los pecados. Son afectuosos a las escrituras, pero gustan mucho
discutirlas, algunas veces promueven serias disensiones por causa de una simple interpretación de
los versículos y de los pasajes evangélicos.

52
Ramatís La Misión del
Espiritismo

La verdad, es que la Reforma Luterana también siente su debilidad en el esfuerzo de esclarecer a


la humanidad; pierde mucho terreno por su fanática obstinación de considerarse la única religión que
pregona la Verdad. La Dirección de lo Alto emprendió innumerables tentativas para conducir a la
Iglesia Católica y a los Protestantes hacia la interpretación de la Ley del Karma y el proceso de la
Reencarnación, pues para su mejor interpretación de las continuas sugerencias, les evidenció en sus
propios trabajos, la existencia de grandes valores de la mediumnidad entre los dirigentes de más
relieve, para acentuar la creencia, de que los muertos pueden llegar a comunicarse con los vivos.
Entre los padres franciscanos o capuchinos, los mentores espirituales encontraron el camino más
accesible para despertar la videncia, audición e incorporación mediúmnica, inclusive, el curanderismo
controlado por el Más Allá. Pero, tanto el Catolicismo como el Protestantismo, no sólo rechazaron
esas revelaciones, sino, que combatieron al Espiritismo y demás movimientos que admiten los lógicos
principios de la Reencarnación.

53
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo VI
ESPIRITISMO Y TEOSOFÍA

Pregunta: ¿Qué nos podéis elucidar sobre la Tesofía, doctrina que también admite la
Reencarnación y la Ley del Karma?
Ramatís: Teosofía en esencia, debería expresar la idea sobre la "Ciencia de Dios"; sin embargo,
también se haya constituida con cierto aspecto religioso, gracias a la fundación de la "Sociedad
Teosófica", de Nueva York, en 1875, por Madame Blavatsky. La sociedad, posteriormente progresó
con la adhesión de adeptos de gran intelecto, como Annie Besant, el obispo C. W. Leadbeater, Sinnet,
Olcoot y otros que siguieron los pasos de Madame Blavatsky.
Pregunta: ¿Qué relación existe entre la Sociedad Teosófica y el pregonador Krishnamurti, que
difunde su pensamiento por el mundo, en la actualidad y que perteneció a esa entidad?
Ramatís: Conforme a los comunicados desde el Espacio, los miembros de la Sociedad Teosófica
esperaban la venida del Instructor Espiritual del siglo XX, el cual debería corresponder a.
determinadas señas y que sería encontrado en el momento oportuno. En determinada época,
Madame Blavatsky y Leadbeater, juzgaron haber encontrado al niño que poseía todas las condiciones
referidas por los mentores. Entonces, se encargaron de proporcionarle la educación necesaria para
que lograra su desempeño mesiánico, protegiéndolo hasta su madurez. Se llamó Alcione, más tarde
designado como Krishnamurti, y desde muy temprano reveló una notable espiritualidad, pues a los
quince años realizó un notable trabajo, intitulado "A los Pies del Maestro".
En el año 1913 hubo escisión y excomunión pura 2400 adeptos y miembros de la Sociedad
Teosófica, por seguir al Maestro R. Steiner, de Alemania, que era contrario al mesianismo y a la
consagración de Kríshnamurti. El mismo Krishnamurti, tiempo más tarde, abandonó la Sociedad
Teosófica, aunque lo consideraran el Avatar, el Mesías moderno, y por su parte alegó, que lo habían
transformado en un ídolo, cuando él sólo vino a esclarecer a los hombres a fin de que se liberaran de
la explotación religiosa.
Pregunta: A vuestra forma de ver las cosas, ¿cuál es el fundamento principal, de la doctrina
teosófica fundada por Madame Blavatsky?
Ramatís: Se asemeja a casi todas las doctrinas religiosas que tienen por finalidad principal,
esclarecer a la criatura humana respecto a su origen divino, y una vez realizado sus experiencias en
la materia, retorna a la fuente creadora de Dios. La Teosofía, como el Rosacruz y el Espiritismo,
enseñan al hombre la necesidad que tiene de liberarse, cuanto antes, de los grilletes de la materia o
de las ilusiones de la vida humana. Por consecuencia, acude al conocimiento, educación y dominio
del espíritu sobre la carne, aclarando minuciosamente respecto a la nocividad de los vicios, pasiones
y hábitos, que encadenan al ser a la vida física. Es el conocimiento de la Verdad, la iluminación por la
meditación o por el raciocinio desenvuelto por la voluntad disciplinada. La Teosofía no se ajusta a la
idea de un Dios personal; pregona la fraternidad entre todos los hombres como un recurso de amparo
y protección para la propia persona.1
Pregunta: ¿En qué puntos la Teosofía es más compatible con el Espiritismo?
Ramatís: La Teosofía, como es peculiar a la doctrina espirita, también se considera filosofía,
religión y ciencia. Se ajusta al concepto filosófico porque explica el proceso evolutivo de las almas y
de los cuerpos en los diversos ciclos de los planetas de nuestro sistema solar; es religión, porque
señala el camino hacia la moral a través del esfuerzo consciente del hombre a fin de acercarse a su
Creador; como ciencia, trata la investigación y estudio de los fenómenos del mundo imponderable,
pero liberados de tabúes, supersticiones y leyendas.

1
Las obras que hacen el conocimiento más importante de la Teosofía son: Compendio de Teosofía, de Leadbeater,
Budismo Esotérico, de Sinnet, La sabiduría Antigua, de Annie Besant, Conferencias Teosóficas y Fundamentos de la

54
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Teosofía, de Jinarajadasa.
Enseña, que el hombre no debe confiar ciegamente en la fe teológica sin tener base positiva,
pero debe examinar por si mismo, los poderes latentes que existen en la intimidad de los seres y que
sólo lo entrega el Espíritu Creador del Padre.
Pregunta: Respecto a la muerte, ¿se aproxima bastante a los fundamentos que contiene el
Espiritismo?
Ramatís: Los teosofistas encaran la muerte como un hecho sumamente común. Es el término
lógico de una vida, que entrega al hombre las posibilidades para acumular, concentrar y dinamizar las
energías, que más tarde le son necesarias en los mundos etéreos. Consideran la muerte, como el
individuo que cambia de traje. Al igual que los espiritas, los teósofos consideran la cuna y la tumba,
como un período donde el alma debe comparecer a una audiencia en la superficie del planeta, a fin
de reajustar sus complicaciones e imprudencias cometidas otrora. La Teosofía enseña también, que
el Ángel u Hombre Perfecto, ingresa más tarde en la Jerarquía Sideral Superior para transformarse
en un Maestro de los "adeptos menores", que todavía marchan a la retaguardia, camino a su
redención espiritual. 2
Por lo tanto, el hombre debe superar gradualmente, los diversos vehículos que utiliza en sus
respectivas encarnaciones; evoluciona desde el tipo salvaje hasta el organismo selecto del ángel,
desenvolviendo la inteligencia, la voluntad y el discernimiento espiritual a través de sus diferentes
etapas.
Pregunta: ¿La Teosofía prohíbe a sus adeptos, que se dediquen a otras religiones o doctrinas?
Ramatís: Considerando que el término teosofía es la definición de "ciencia divina", y aunque sea
una doctrina de carácter particular, no debe limitar, restringir o contrariar la creencia ajena, pudiendo
esclarecer, enseñar y elevar al creyente de cualquier religión, sin exigirle abdicación o adopción
absoluta de los preceptos teosóficos. En su finalidad religiosa debe restituir la creencia o fe debilitada
a los creyentes ajenos. Su función o misión, todavía incomprendida por muchos de sus adeptos, sería
despertar y desenvolver en el hombre, participante de cualquier credo o doctrina, la confianza, el
ánimo, la investigación y estudio de sí mismo, haciéndole percibir, que él es el único y capaz de
organizar su propia ventura espiritual. Cada uno es el responsable de su ventura, gloria o sabiduría.
Ninguno podrá imponer la felicidad al prójimo, ni descubrirle la realidad del alma, si actúa desde el
mundo exterior hacia su interior.
En nuestra última encarnación en la Indochina, aprendíamos desde muy temprano, el siguiente
aforismo: "Ninguno puede encontrar el espíritu por fuera, si antes no lo encuentra por dentro." "No se
puede probar a alguien la realidad del espíritu, si duda de que existe."
Pregunta: ¿Cómo encara la Teosofía la Ley del Karma?
Ramatís: Las vicisitudes, tragedias, los dramas y maleficios, la teosofía los toma y explica como
hechos temporarios, superficiales, provisorios, pero de gran importancia para la evolución espiritual.
Considera que el objetivo más importante de la vida para la persona, es su propia angelitud, por lo
tanto, el buen teosofista no debe protestar contra el destino desagradable, que le da la oportunidad
de desenvolver sus cualidades creadoras y demostrar su sabiduría en medio de la humanidad. La
desgracia, que tanto conturba y estigmatiza a la persona, a veces, es la oportunidad en donde los
mentores llegan a conocer la capacidad del alumno. El hombre no debe dejarse arrastrar por la
tristeza ni el desespero, puesto que todo es transitorio y forma parte de un proceso de angelización.
Naturalmente, que el teosofista no ha de ser insensible a los males y problemas que lo rodean, pero
debe superarlos como cosas provisorias, caminos educativos y de poca duración. Evidentemente,
que nos estamos refiriendo al teosofista consciente y estudioso, como los espiritas dedicados a los
principios saludables de su doctrina.
La Teosofía enseña que los espíritus ingresan en la vida atribulada del mundo físico, para triunfar
en el campo de las actividades humanas, sea en la pobreza o en la riqueza. El hombre no debe

2
Véase la obra En el Recinto Externo, de Annie Besant, cuyo texto es por demás elucidativo de esa concepción
55
Ramatís La Misión del
Espiritismo

teosófica.
aferrarse a lo que acumula, realiza o adquiere, pero sí, a sus realizaciones superiores y sin
esclavizarse en su obra. Puede vivir como viven los hombres ricos o potentados, pero
prudentemente, sin dejarse prender por las cadenas de los bienes y objetos del mundo ilusorio.
El teósofo debe ser consciente de su absoluta unidad espiritual a la humanidad, como un todo,
compenetrado de la sustancia lucífera de la Fuente Divina. Jamás ha de sacar provecho de sus
acciones que perjudiquen a otras personas. Bajo cualquier condición religiosa, de creencia o doctrina
humana, el espíritu del hombre progresa en dirección a la angelitud, proporcionalmente al beneficio
desinteresado que entrega a sus hermanos de trayectoria planetaria.
Pregunta: Nosotros sabemos, que los teósofos no aceptan la mediumnidad ni las comunicaciones
con los espíritus, tal como sucede con los espiritas. ¿Cuál es vuestro parecer, al respecto?
Ramatís: Es natural, que si aceptaran la práctica mediúmnica y la comunicación con los espíritus,
en la forma establecida por A. Kardec, los teósofos serían sencillamente espiritistas. Su forma de
trabajar es diferente, porque se reúnen en grupos para estudiar e investigar sobre la filosofía
espiritual, pero, lo hacen más por la vía de la intuición, en vez de utilizar las comunicaciones
mediúmnicas.
También es cierto e ineludible, que se relacionan con los espíritus desencarnados, aunque niegan
hacerlo por los recursos de la mediumnidad directa. Todos los hombres están rodeados de espíritus
que los asisten, tentan, protegen, ayudan o explotan, ya sean teosofistas, rosacruces, yogas, espiritas
o católicos. Los encarnados atraen espíritus conforme sean sus ideas, pasiones o intenciones, poco
importa su creencia o religión.
Pregunta: El trabajo de los pases, recetarios, adoctrinaciones e incorporaciones de los espíritus
necesitados, ¿no es un proceso eficiente y caritativo y de mayor provecho que las reuniones
intelectivas e investigadoras de los teosofistas?
Ramatís: Debéis tener presente, que son dos formas distintas de profesar la Divinidad o de
relacionarse con el mundo oculto. Las reuniones espiritas obedecen a un sistema doctrinario,
implantado por las bases kardeciana, y las reuniones de los teósofos es la forma peculiar de su
proceder. No hay ni debe haber censura para los espiritas en la forma de cumplir con sus postulados
doctrinarios, ni para los mencionados hermanos, de cumplir con su habitual proceder doctrinario.
Respecto a la caridad, es un asunto muy amplio para juzgarlo a través de simples reuniones de
hombres que practican los postulados de su doctrina. Existe caridad física, moral, espiritual y hasta
educativa. Es muy posible que en la mesa de los teósofos y sin tener presente la preocupación
directa de la caridad, sus enseñanzas, por veces, liberen de la bebida a un padre de familia,
destruyan la idea del suicidio, de algún desesperado o reconforte y consuele a quien ya perdió toda
su confianza en la vida. Se producen transformaciones individuales, discernimientos y decisiones
nuevas, que son capaces de transformar desde un individuo, un barrio o toda una ciudad.
Pregunta: Alegan los teósofos, que la mediumnidad pasiva, conforme la proclama la doctrina
espirita, es contraproducente, porque el médium, al recibir a los espíritus perturbados, se hace
pasible de sus enfermedades orgánicas o alienaciones mentales. ¿Qué fundamentos existen, para
interpretar, que los fluidos enfermizos de los espíritus inferiores, puedan o lleguen a provocar
trastornos en los médiums?
Ramatís: Todo depende del estado psíquico y de las condiciones morales del médium, de su
carácter, sentimientos y conducta moral. La persona se resguarda de los fluidos perniciosos de los
malos espíritus, cuando se integra al criterio moral y superior.
Mientras tanto, debéis saber, que la criatura humana no se encuentra totalmente desprotegida de
ciertas influencias del mundo oculto, pues el periespíritu, a través de los milenios de adaptaciones y
actividades en medio de las energías de los mundos planetarios, también desenvolvió su capacidad
de defensa contra las embestidas maléficas. Tal como sucede con el organismo físico, que consigue
regenerar las zonas afectadas y corregir las lesiones producidas por los medios del mundo inferior.
Evidentemente, que si el periespíritu es la matriz fisiológica o etérica de la organización humana, es
56
Ramatís La Misión del
Espiritismo

natural, entonces, que supere las embestidas malhechoras por parte de los espíritus de las sombras.
El periespíritu dispone de recursos maravillosos para sobrevivir y protegerse en medio de las
energías inferiores, tal como lo hace el organismo físico, para defenderse de cualquier reacción
nociva para su equilibrio vital.
Pregunta: ¿Nos podéis ofrecer algún aspecto comparativo?
Ramatís: A la simple picada de un insecto en el cuerpo físico, el mismo hace chorrear un agüilla
alrededor de la zona ofendida, a fin de debilitar el efecto del veneno inyectado. De la misma forma, el
periespíritu debilita o desintegra los malos fluidos que penetran por su aura desprotegida, ante el
descuido espiritual de su dueño. Sin lugar a dudas, que esa defensa será tan útil, como sea la
contribución espiritual que aporta su dueño. Los "fotones" periespirituales proyectados por la Luz
intrínseca del mismo hombre, tiene acción profiláctica y desintegra los malos fluidos. En
consecuencia, los médiums también se encuentran protegidos para su seguridad espiritual, aunque
esa resistencia varíe conforme a su estructura moral. Así como los fluidos perniciosos actúan
coercitivamente, adensando el aura periespiritual de las criaturas y favorece el campo de acción para
los miasmas o bacilos del astral inferior, los fluidos luminosos suministrados por los espíritus
angélicos son recursos profilácticos que ayudan a disolver la carga deletérea de los fluidos nocivos.
También es lógico, que eso no es causa para que el hombre sea médium o espirita para
exponerse a los peligros de los espíritus inferiores, pues los encarnados también son espíritus y
pueden causar perjuicios tan nefastos, como el de los desencarnados. Las sugestiones y las
invitaciones para incidir en el vicio, en el pecado o actos condenables, son más peligrosos cuando
son provocados por los vivos, que por los muertos. Además, el ejercicio de la mediumnidad pasiva, no
se hace únicamente alrededor de una mesa espirita. Puede suceder en cualquier momento, conforme
a las "invocaciones" buenas o malas, que los vivos hacen a los muertos en sus proyectos de
venganza, disposiciones maledicientes, deseos lúbricos, resentimientos, exceso de orgullo y de amor
propio.
Pregunta: Sin embargo, los teósofos critican severamente, que el médium espirita se entregue
por su mediumnidad pasiva, a las entidades sufrientes o malévolas. ¿Tienen algunas razones, que
justifique esa actitud?
Ramatís: Sería ideal que el hombre pudiera alcanzar una perfecta mediumnidad, a través de la
intuición o de la inspiración de los espíritus superiores. Sería un desenvolvimiento consciente y sano,
sin espasmos ni sufrimientos, propios de la presencia de los espíritus infelices o conturbados. Para
los teósofos, los médiums que desarrollan junto a la mesa kardecista, no dejan de ser "bengalas
vivas" sumisas a la voluntad buena o mala de los desencarnados. Es natural, que ese concepto es un
poco exagerado, pues las personas de mala cualidad espiritual, aunque no sean médiums espiritas,
también son "bengalas vivas" de los espíritus malhechores, aunque manifiesten ser teósofos.
No es la doctrina, creencia o religión, la simpatía o participación en las cofradías iniciáticas lo que
inmuniza al hombre de los malos espíritus, puesto que esa defensa únicamente depende de su
conducta moral.
También es verdad, que las cofradías iniciáticas del pasado, prohibían el desarrollo de la facultad
mediúmnica y pasiva, así como el "sujeto" se dejara hipnotizar a voluntad por un extraño. Sus
adeptos no debían someterse a la dirección del mundo oculto, ni a la interferencia mental de nadie, a
no ser de sus maestros y guías tradicionales. Antiguamente se enseñaba que el desenvolvimiento de
las fuerzas ocultas latentes en todos los hombres, debía intentarse después del perfeccionamiento
moral y discernimiento mental del discípulo sobre las cosas del mundo. En los templos ocultistas se
enseñaba, que el metabolismo psico-físico del ser dependía fundamentalmente de su nivel espiritual.
El periespíritu, o control de los chakras y centros de fuerzas etéreas eran estudiados
meticulosamente. Se exigía disciplina sexual, pues el fluido que circula por la columna vertebral en
cohesión con el "fuego serpentino" de los efluvios telúricos de la tierra, fortifica la mente cuando son
utilizados con fines superiores y se aleja del mecanismo sexual. El discípulo era vegetariano y frugal
en su alimentación; controlaba todos los vicios y superaba los deseos inferiores. Aun, cuando era

57
Ramatís La Misión del
Espiritismo

asediado por los dolores, rechazaba los medicamentos lenitivos, pero utilizaba las oraciones e
invocaciones sublimes. Esa conducta lo ayudaba a inmunizarse contra las arremetidas de las
entidades inferiores, carnívoras, viciadas, lujuriosas y bebedoras, que no desistían en su empeño,
hasta no dar con el candidato que le proporcione el mínimo placer de un goce sexual o a fin a su
vicio. También es cierto, que la mayoría de los médiums espiritas toman bebidas alcohólicas, fuman,
excédanse en las mesas con la alimentación carnívora, discuten, irrítense y encienden en su mente
los deseos lúbricos ante el primero de los atractivos y ondulantes cuerpos femeninos que pasan a su
frente. Eso los condiciona a ser más vulnerables a las penetraciones del astral inferior y justifica, en
parte, la crítica de los teósofos.
Sin embargo, no es el desarrollo mediúmnico del tipo kardecista, lo que puede afectar seriamente
al hombre en sí. Si el Maestro Jesús o Francisco de Asís intentaran desarrollarse mediúmnicamente,
es lógico, que transmitirían únicamente comunicaciones angélicas. A pesar del juzgamiento
exagerado de los teósofos contra la prédica y práctica mediúmnica, algunos de ellos han encontrado
en sus propias familias dolorosos problemas de obsesiones y venganzas del mundo invisible, total-
mente alejados de cualquier práctica con el mundo oculto. Y, muchos de los citados, sólo pudieron
solucionar sus problemas aflictivos, por intermedio de los trabajos espiritas de desobsesión, puesto
que les falló las invocaciones solicitadas a sus Maestros y a los recursos intelectuales de la Logia
Teosófica. No nos olvidemos, que Jesús estuvo treinta y tres años en la superficie del globo
terráqueo, en permanente contacto con el mundo oculto y jamás cosa alguna pudo contaminarle su
alma sublime.
Pregunta: Es natural que la mediumnidad sensibiliza al médium, por esa causa queda más
desprotegido que el teósofo, ¿no es verdad?
Ramatís: El médium que se despreocupa de la higiene física, moral o espiritual, el propio A.
Kardec en sus obras, les advierte sobre el éxito del intercambio mediúmnico, el cual reside en las
condiciones espirituales de los médiums, es decir, del basamento moral que posea.
Nosotros, insistimos en deciros, que nadie se libra de las comunicaciones conscientes o
inconscientes, buenas o malas, sean espiritas, teosofistas, yogas o católicos, por el solo deseo de
querer rechazarlas. Los espíritus desencarnados "rodean a los hombres" y lo dijo Pablo en sus
epístolas: "y accionan a las criaturas conforme sean su receptividad moral". Cuanto adelanta el
teósofo condenando al médium espirita, si él es una antena viva, capaz de recepcionar a los
desencarnados, variando únicamente, las cualidades de sus comunicantes, debido a su forma de
actuar y pensar!
Pregunta: Según vuestra opinión, se comprende, que sería mejor para la criatura humana que
abandonara las prácticas mediúmnicas preceptuadas por el Espiritismo, en base a la precariedad
espiritual en ese intercambio con lo Invisible. ¿Estamos interpretando bien vuestro pensamiento?
Ramatís: Aunque sean bien interpretadas las consideraciones de los teósofos sobre la materia
mediumnidad, es conveniente distinguir en la época que estáis viviendo y la de aquellos tiempos de
las cofradías ocultas y de rigurosa exigencia para las prácticas espirituales. El mismo Jesús anunció
la venida del "Consolador" y que además, se derramaría por la carne de todos los hombres,
preparando a los mismos respecto a las profecías y al don de curar a las criaturas, jóvenes y viejos,
teniendo por base, el advenimiento de la mediumnidad generalizada.
El Maestro previo que al comienzo del siglo XX la humanidad estaría cada vez más neurótica,
afligida y desesperada, ante la aparición del instinto animal e inferior intentando romper el temor
religioso y las convenciones sociales del mundo. Por eso, Juan Evangelista profetizó que en el "fin de
los tiempos", la Bestia del Apocalipsis intentaría ejercer su dominio sobre la humanidad por medio de
las sensaciones inferiores, el lujo y la fortuna. En verdad, está creciendo la perturbación en la huma-
nidad entera, pues fueron abiertas las compuertas del astral inferior y descienden a la carne
cantidades de espíritus tenebrosos, que vivían estigmatizados en el caldo de cultura de los pantanos
infernales. Así, aumenta la fauna de los indisciplinados, rebeldes, viciados, tiranos, perversos e
inescrupulosos, demostrando tener taras extrañas y cometiendo crímenes impresionantes. Y
"Satanás sería soltado mil años después, pero tendría poco tiempo para actuar", pues Satanás, en
58
Ramatís La Misión del
Espiritismo

verdad, es el símbolo de la escoria espiritual accionando sobre la superficie de la tierra.3


El hombre no consigue sustraerse del contacto con el mundo espiritual, ni liberarse de la horda
de almas sedientas de placer, venganza y pasiones que se arrojan ávidamente sobre la humanidad
ignorante. Además, no es el hombre el que busca la sensibilidad mediúmnica; es ella la que aparece
en su vida, a pesar de su descreencia o rebeldía a los postulados espiritas. Ni la Teosofía, con su
normal aversión hacia la mediumnidad ostensiva, podrá resguardar a sus adeptos de la probabilidad
de que resulten "bengalas vivas" de los desencarnados. Los espíritus obsesores y malhechores viven
adheridos al polvo del mundo y deambulan por la superficie de la tierra, alimentándose de los efluvios
pecaminosos, frutos de las pasiones y vicios detestables de la humanidad indisciplinada. Ellos, sólo
entienden la naturaleza del mundo, en donde vivieron en otras encarnaciones y simpatizan con
aquellos que viven conturbados, afines a sus pasiones y vicios. Son almas saturadas de
resentimientos y rebeladas contra cualquier movimiento conciliador, que les solicite modificar su
intimidad espiritual. Pero, su contacto con los hombres, también les determina que tarde o temprano
han de ser envueltos por los pensamientos y sentimientos de los buenos trabajadores del Cristo,
hasta que sean sometidos a los servicios de la mediumnidad, cuyos médiums serán los intérpretes de
sus propias aflicciones y problemas atroces.
El Creador, jamás perderá una sola de sus ovejas, por eso, los satanaces también han de ser
salvados en su momento oportuno.
Pregunta: Por otra parte, ¿a los teósofos no les asiste la razón, cuando dicen, que el hombre
puede lograr su redención espiritual, sin necesidad de las prácticas mediúmnicas?
Ramatís: Siempre que los hombres se comprometan integralmente con las enseñanzas
espirituales suministradas en todas las latitudes del globo, a través de Hermes, Orfeo, Moisés,
Krisnha, Zoroastro, Fo-Hi, Confucio, Buda o Jesús, entonces sí, creemos oportuno que puede
dispensar del complejo proceso de la mediumnidad y su desarrollo por medio de los espíritus sufrien-
tes y rebeldes, que por veces los conturban. Entonces, la humanidad desenvolvería su mediumnidad
únicamente por medio del plano de la Intuición Pura, tal como sucedía con el Maestro Jesús, que le
era posible conversar con los ángeles, aunque su espíritu estaba enclaustrado en la carne.
Pregunta: Los teósofos tampoco concuerdan, en el aspecto de adoctrinar a los espíritus
desencarnados y sufrientes a través de un médium de incorporación, puesto que alegan, que dicho
procedimiento ya existe en el Espacio y sin la interferencia de un médium encarnado. ¿Cuál es
vuestra opinión?
Ramatís: Sin lugar a dudas, que antes de la codificación espirita existían espíritus sufrientes que
eran adoctrinados en el Espacio y no necesitaba de los trabajos mediúmnicos de la tierra. Pero, en
base a la época profética del "fin de los tiempos" y de la selección espiritual, sin contar con la carga
magnética e inferior que satura a todo el orbe, los Maestros Siderales autorizaron la eclosión de la
mediumnidad entre los hombres, a los fines de prestar cooperación espiritual en la redención de sus
infelices hermanos desencarnados.
En consecuencia, el Espiritismo es el movimiento espiritualista más eficiente y lógico para
disciplinar a los médiums y orientarles en las peligrosas relaciones entre los "vivos" y los "muertos",
dándoles la garantía y seguridad contra las arremetidas malhechoras del mundo oculto. Por eso, es
una doctrina que no tiene misterio alguno, tabúes o compromisos religiosos. El espirita no necesita
abandonar sus obligaciones cotidianas, ni someterse a los retiros purificadores o aislarse en los
conventos, monasterios y cofradías secretas, para merecer el apoyo de los Maestros.
Pregunta: Dicen los teosofistas que la liberación espiritual sólo es posible a través del "auto
transformación" o "auto discernimiento" y no por la práctica mediúmnica. Que nada tiene que ver la
existencia de cofradías iniciáticas en el pasado, cuya finalidad era resguardar los valores del Espíritu
por parte de los elegidos. ¿Cuál es vuestra contestación al respecto?
Ramatís: No podemos negar, que el apresuramiento íntimo y espiritual, la abdicación consciente
de las ilusiones de la vida carnal o el entrenamiento mental para liberarse de los instintos inferiores,
es lo que realmente gradúa al espíritu para su ascenso angelical.
59
Ramatís La Misión del
Espiritismo

3
"Y prendió al dragón, a la serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás; y le ató por mil años; y le metió en el abismo,
y lo encerró, y puso sello sobre él, para que no engañe más a las gentes, hasta que sean cumplidos los mil años, y después
de esto conviene, que sea desatado por un poco de tiempo." Apocalipsis de Juan, capítulo XX, versículos 2 y 3.
El Espiritismo, aunque sea una doctrina que populariza los secretos iniciáticos a la luz del día, es
la lumbrera que se proyecta sobre la oscuridad del escepticismo humano para mostrar a los hombres
el largo camino de la vida inmortal.
Las viejas escuelas espiritualistas podían iniciar a los hombres que manifestaban cualidades o
tendencias para el conocimiento superior. Admitían a los discípulos que poseían capacidad psíquica y
adiestramiento mental y que sólo pudieran corresponder a los "tests" severos y a las complejas
argumentaciones exigidas por los Maestros de esas cofradías. Los candidatos eran seleccionados a
través de pruebas que los obligaba a manifestar sus cualidades superiores, pero los escépticos,
curiosos y poco preparados en espiritualidad, es decir, los que más necesitaban de esclarecimientos
espirituales, quedaban al margen, reprobado? por su insuficiencia. En fin, eran admitidos los más
preparados y desaprobados los más necesitados.
Por esa causa, lo Alto optó por las prácticas mediúmnicas, aunque sabían que era un evento un
tanto inmaduro para los hombres, todavía esclavizados a las pasiones inferiores, aferrados a los
postulados separativistas de la patria, raza y religiones, que sólo sirve de combustible para las
guerras fratricidas. La mediumnidad, por lo tanto, es el recurso de emergencia, una especie de
"aceite alcanforado" para elevar la vitalidad espiritual del hombre terrícola y mantenerlo despierto
hasta alcanzar la profética selección del "Juicio Final". No importa si las enseñanzas y secretos de las
cofradías iniciáticas fueron vulgarizadas por el Espiritismo o extraídos del sigilo de los templos, pero
la verdad, es que lo Alto, de esa forma, proporciona los bendecidos recursos de salvación para todos
los hombres, sin excepción. Entonces sálvese quién quiera salvarse, más el Señor de los Mundos,
hizo todo lo posible para que no se pierda una sola oveja.

60
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo VII
ESPIRITISMO Y BUDISMO

Pregunta: Existe una cantidad apreciable de personas entendidas en espiritualismo, que dicen o
consideran al Instructor Buda, superior a Jesús. ¿Qué nos podéis decir al respecto?
Ramatís: Jesús es el sintetizador de todos los credos, doctrinas o religiones del mundo, porque
es el Gobernador espiritual de la tierra. No debéis preocuparos respecto a la superioridad o no de un
determinado instructor, que lo haya antecedido o precedido. Los antecesores de Jesús prepararon el
camino para un mejor entendimiento iniciático de su pasión y crucifixión. Cada instructor aportó un
mensaje adecuado a cierto tipo de raza o pueblo, enseñándoles la inmortalidad del alma y los
deberes del espíritu encarnado en afinidad con los postulados evangélicos de Jesús.
Confucio, preparó el camino en China, Krisnha en la India, Zoroastro en Persia, Hermes en
Egipto, Orfeo en Grecia y Buda en Asia. Todos ellos expusieron conceptos semejantes a los de
Jesús, que el sintetizador expondría en Judea, aunque bajo las características peculiares de su
pueblo. Ellos fueron la preliminar del Cristo Jesús, los niveladores del terreno para afirmar
definitivamente la comprensión futura del Cristianismo. Buda también transmitió a los asiáticos
mensajes renovadores en perfecta sintonía con los vertidos por Jesús, pero con el toque y perfume
peculiar de la filosofía oriental.
Pregunta: ¿De qué forma comenzó la misión de Buda?
Ramatís: El príncipe Siddharta Sakya-muni Gautama, más tarde conocido por Buda, el "Señor de
la Mente", o "el Esclarecido", nació en la India cerca del Himalaya y creció entre los placeres de la
corte real de Kapilavastu. Era un joven bonito, muy disputado por las jóvenes, sin embargo en medio
de todo ese bienestar, se encontraba molesto ante tanta riqueza, gloria y confort principesco.
Cierta vez, salió a escondidas del palacio y encontró en su camino a mendigos, deformados y
enfermos, cosa que nunca sucedía en un viaje oficial, pues los infelices estropeados y parias de los
caminos, se les prohibía que aparecieran en los caminos bajo pena de muerte. Profundamente
impresionado por la desdicha humana, que hasta ese momento desconocía, se sintió muy infeliz ante
sus compatriotas desprovistos de suerte alguna. Cierta noche, cuando se realizaba una esplendorosa
fiesta en su palacio, desapareció dispuesto a compartir el dolor de sus semejantes y aliviarles el peso
de su sufrimiento.
Era un alma elevada y misionera, por eso, su corazón se sentía herido ante tantas aflicciones. Su
amor por la naturaleza eran inconcebibles, pues demostraba cariño ante una simple flor. Siendo muy
sensible a las inspiraciones del mundo espiritual, su tiempo lo invertía pensando en silencio junto a la
naturaleza, meditando largas horas sobre el motivo de la existencia y del sufrimiento humano. En
poco tiempo comprendió como el hombre se esclavizaba a las supersticiones, a los sacrificios inútiles
y repugnantes, a los fanatismos separativistas y odiosos.
Presintió en su alma la naturaleza ardiente y gloriosa de su Creador, e intentó transferir para sus
discípulos la idea y sentimientos que le embargaban, respecto a la Divinidad. Pero, muy pronto
observó la imposibilidad que tenían los hombres para comprender la existencia de Dios, o por lo
menos, alguna idea aproximada del Absoluto. Buda confirmó la reencarnación admitida en la India
desde los Vedas, y esclareció a sus seguidores en cuanto a la Ley del Karma, explicando, que el
espíritu del hombre debe liberarse conscientemente de la cárcel corporal, para después alcanzar el
Nirvana o la región de bienaventuranza.
Enseñó que toda la miseria y sufrimiento humano es el fruto de las ambiciones desmedidas y
egoístas, como también estar subyugado por el placer incansable del sexo. El budista no debía robar,
ni aun para mitigar el hambre, no mentir ni embriagarse, evitar los pecados del odio, de la ambición,
de la arrogancia, de la avaricia y de la impudicia. Enseñaba a cultivar la paciencia, la humildad y la
ternura para vencer a los duros de corazón. En fin, el budismo, aún hoy, se consagra por las máximas
y sus ocho conceptos siguientes: Acción recta, existencia recta, lenguaje recto, visión recta, voluntad

61
Ramatís La Misión del
Espiritismo

recta, aplicación recta, pensamiento recto y meditación recta, equivalentes a la buena regla de la
vida, buenos sentimientos, buenas ideas, buenas palabras, buena conducta, buenos esfuerzos y
buena meditación.
Pregunta: ¿Podéis manifestarnos cuál es la diferencia más pronunciada entre Espiritismo y
Budismo?
Ramatís: Es muy grande la diferencia respecto a la comprensión y temperamento que existe
entre Oriente y Occidente. Los orientales, principalmente los hindúes, son meditativos y buscan
aprender la realidad inmortal en el silencio del alma, mientras que los occidentales tratan de buscar el
conocimiento a través de las formas o manifestaciones fenoménicas del mundo.1
La vida inquieta y tumultuosa de Occidente proporciona a la persona entendimientos de las cosas
espirituales a través de la vida cotidiana, desatinada, mientras que los Orientales se dedican
intensamente a la meditación en la pasible naturaleza y con mucho fervor a las cosas íntimas del
espíritu. La figura tradicional del Maestro caminando poéticamente en las calurosas veredas de la
India, no se ajusta al torbellino arrasador de Occidente. La vida occidental es ruidosa, saturada de
ruidos como son las bocinas de los autos, gritos, pregones, pitadas y barullos ensordecedores; los
niños atraviesan las calles corriendo y saltando entre los vehículos, los adultos caminan a los
empujones y nerviosos, porque pierden su valioso tiempo. Las constantes exigencias del mundo
exterior, arrasando los sentidos humanos, imposibilitan a la persona para concretarse interiormente y
lograr movilizar sus fuerzas interiores y espirituales.
El Maestro Oriental resalta por sus vestiduras blancas y largas, por su turbante inmaculado y por
su mirar sereno, impasible delante de los acontecimientos más tormentosos, como avanzados del
mundo material. Sus gestos son apacibles y sus palabras llenas de sabiduría. Mientras tanto, el
Maestro occidental atraviesa las calles apresurado, perdiéndose en medio de las multitudes azoradas
para cumplir con las tareas más prosaicas.
Ninguno lo conoce como jefe de algún grupo religioso o instructor de alguna escuela iniciática,
pero aparece en el momento propicio, como un simple ciudadano que sabe dar soluciones
apropiadas en el plano de la espiritualidad, reajustar temperamentos atormentados y orientar con
sabiduría al prójimo. El también se encuentra sujeto a los rígidos horarios, afectado al transporte
común, tiene responsabilidad por el sustento de su familia y parientes y está subordinado a todas las
leyes fiscales del mundo. Entonces, regresa a su hogar cansado, inquieto y también nervioso, puesto
que debe tratar de resolver los problemas domésticos en común y amenizar los conflictos de la familia
humana.
Cuando atendió sus obligaciones de afuera y dentro de su hogar, lo domina el cansancio y le
sobra muy poco tiempo para la peculiar meditación de los orientales. Invierte algunos minutos u horas
estudiando los principios del mundo espiritual, como así también, sobre la conducta humana de sus
hermanos. Existe en sí, el ferviente deseo, casi espontáneo, de servir al prójimo, tratando de ayudarlo
en sus dolores y problemas porque vibra en su alma la misma ansiedad variando únicamente el
ambiente donde Dios lo colocó para cumplir con sus deberes espirituales.
Pregunta: Entonces, ¿el hombre de Occidente es menos favorecido por las enseñanzas, con
relación a los beneficios que reciben los orientales?
Ramatís: Apenas queremos decir, que la turbulencia de la vida occidental exige una doctrina o
religión que sea acorde a esas actividades.

1
"El occidental considera el Universo por el lado de afuera, por sus manifestaciones externas, concretas, palpables,
visibles; el oriental nace con la intuición interior y considera el aspecto externo, como el efecto de una Causa invisible, más
no la Realidad. Por eso, en Oliente no hay ateos ni materialistas; su conciencia habitual vive en otra dimensión, pues la
realidad invisible, es para él, el objeto de la intuición espiritual y le da plena confianza. Para el oriental, lo visible es derivado
de lo invisible; para el occidental, lo invisible es efecto de lo visible. Para el oriental, los occidentales son cazadores de
sombras, es decir, maya, ilusión. El oriental vive muy ajeno a las cosas de la vida terrena; el occidental vive sustraído por las
cosas terrestres; realiza mucho más cosas a su alrededor, de lo que debiera hacer para su interior." (Trechos extraídos de la
62
Ramatís La Misión del
Espiritismo

obra: "Espíritu de la Filosofía Oriental", de Huberto Ronden.)


El pueblo occidental necesita enseñanzas sintéticas y de carácter popular, que le sirvan a todas
horas del día a fin de ir asimilando y progresando, sin tener que abandonar sus onerosas
obligaciones en medio de la sociedad, del trabajo, del estudio, el deporte y aun en la diversión.
En consecuencia, el Espiritismo resulta ser la doctrina más indicada para el siglo XX, que puede
atender las necesidades del hombre, enseñándole la inmortalidad del espíritu, los preceptos de la
Reencarnación y la Ley del Karma, en forma directa y fácil, sin exigir grandes esfuerzos. Además,
tanto el Budismo como el Espiritismo, intentan liberar al hombre de sus cadenas carnales, solamente
se diferencian en la modalidad y aplicación de sus enseñanzas.
Buda se servía de comparaciones para enseñar su doctrina, recordándonos mucho a la
naturaleza poética de Jesús y sus parábolas. El Espiritismo, mientras tanto, es electo a la mente
occidental, manifiesta sus enseñanzas directamente, exceptuado del sentido poético o del simbolismo
que requieren demoradas meditaciones. Es una doctrina de esclarecimientos imperativos y
apropiados a la época actual, dado que el tiempo no sobra para encarar extensas contemplaciones,
propias de la escolástica oriental. El espíritu se ajusta correctamente a las necesidades del hombre
siempre apurado, activo y obligado con la vida moderna, pero no deja escapar la oportunidad de
servir a su prójimo y meditar, también, sobre la vida espiritual.
Pregunta: Nos agradaría que nos dieseis algunos ejemplos más, sobre el aspecto comparativo
que media entre las enseñanzas del Budismo y el método directo del Espiritismo, en nuestra época.
Ramatís: Buda y la doctrina espirita, en esencia, dicen una misma cosa, pero, en forma diferente;
el primero se dirige a la mente oriental, poética y mística, partiendo de 600 años antes de Cristo,
cuando inició su misión liberadora; el segundo (el Espiritismo) se dirige, particularmente, al ciudadano
occidental del siglo XX, lleno de dudas o interpretaciones equivocadas.
El budista aun puede alegar, que le falta entrenamiento meditativo para interpretar, a rigor, ciertas
máximas budistas; pero, el espirita asimila las enseñanzas, que tanto son accesibles para la criatura
como al hombre viejo, al analfabeto como al sabio. En la época de Buda y de Jesús, el conocimiento
sobre el mundo oculto podía transmitirse al pueblo en forma "exabrupta", puesto que sólo daría lugar
a la superstición, el temor y el fanatismo. De ahí la peculiaridad de las máximas budistas y de las
parábolas de Jesús, que revelaban a la masa común, cierta parte de las enseñanzas trascendentales.
Por eso, aún hoy, los exegetas bíblicos discuten el sentido de la parábola, por la cual Jesús hizo
secar la higuera, porque le traería la guerra y no la paz, o se pretende decir, que Jesús llamó al
Templo de Jerusalén (un matadero de aves y animales), en vez de "casa de Dios".
Obviamente, el Espiritismo no pretende superar el Budismo, pero en base a la gran disparidad de
condiciones evolutivas, realizaciones científicas y descubrimientos técnicos, dominio del mundo
oculto y demás avance del hombre actual, la doctrina espirita es apropiada para las masas populares,
mientras que el budismo requiere mentes y costumbres más electas a la meditación. En la escuela
budista, comúnmente, el discípulo debe sacar sus propias ilaciones, después de escuchar el
concepto doctrinario, mientras que en el esclarecimiento espirita, la enseñanza es directa y taxativa.
Decía Buda: "Quien renuncia a los deseos se vuelve un brahmán", es decir, cuando el discípulo
buscaba saber lo que significaba un brahmán, entonces asimilaba la enseñanza debido a que un
brahmán era aquel que ya no reencarnaba más y alcanzaba el Nirvana, región equivalente al Cielo
del Catolicismo. Mientras tanto, relacionándolo con la exposición de nuestro concepto, el Espiritismo
es rápido, práctico, directo y eficaz puesto que explica, que aquel que se libera definitivamente de la
carne, será un ángel. Buda dice: "Quien injuria al hombre virtuoso, es como el que escupe contra el
viento." Y la doctrina de A. Kardec, en sus simples enseñanzas, indica la misma cosa a través de lo
siguiente: "Quien injuria al prójimo, será injuriado." La poética y simbólica composición doctrinaria de
Buda en otra de sus enseñanzas dice: "Las cosas brotan del corazón y el corazón las dispone; quien
habla o actúa con mal corazón, el dolor lo acompaña, como el animal que lo arrastra; quien habla o
procede con el corazón, la felicidad lo acompaña como si fuera la propia sombra." El Espiritismo,
maravilla de sinterización, simplifica las enseñanzas para todos en general y explica sin rodeos
poéticos al traducir los mismos conceptos de la siguiente forma: "El hombre recoge en el presente o
63
Ramatís La Misión del
Espiritismo

en el futuro los efectos felices o desventurados de las causas buenas o malas del pasado." Buda dice
en otra de sus enseñanzas para los orientales: "Si tu pides que la orilla opuesta del río venga a ti,
¿ella vendrá? ¡No! Tu debes atravesar el río para encontraría." Siguiendo los pasos de Jesús y bajo el
mismo tema, el Espiritismo es unánime en explicar, que sin esfuerzos, el hombre nada alcanza, por
eso, sólo dice algo que encierra mucho en pocas palabras: "Buscad y encontraréis."
Pregunta: Basándonos en el conocimiento, que en vuestra última encarnación fuisteis indochino,
¿qué doctrina profesabais en la vida carnal?
Ramatís: Era el Budismo, pero nos dedicábamos esencialmente a su forma iniciática, al espíritu
de la doctrina, exceptuada de cualquier símbolo embarazoso, alegorías o sugestiones indirectas, tal
como hoy lo hacen muchos espiritualistas que saben distinguir entre el Evangelio de Jesús o "el
espíritu que vivifica y la letra que mata". Además, íbamos más allá del aspecto contemplativo de
ciertas normas budistas, pues desenvolvíamos los poderes psíquicos y latentes en el alma, a través
de prácticas esotéricas. El magnetismo, la psicometría, levitación, voz directa, radiestesia,
materialización y psicografía, eran del conocimiento común de los sacerdotes budistas, dispersos por
decenas de templos en la enorme extensión del territorio indochino.
El Budismo, como el Espiritismo, asienta sus bases en la Ley del Karma y de la Reencarnación,
como principal finalidad para esclarecer a los hombres y liberarlos de las supersticiones, mentiras,
lubricidad, avaricia, miedo, sufrimiento, orgullo, ambición y de todo deseo que esclaviza y mantiene
unido al espíritu a la materia. El ideal pregonado por Buda no tiene ninguna diferencia con el ideal
asentado en el Evangelio del Cristo Jesús, aunque algunas veces divergen en sus formas de
expresión.
Buda fue un esclarecido, una entidad de luz y dominante en el plano mental —hoy más conocido
por el plano búdico— su doctrina es fuente de profunda belleza moral. Así como Jesús fijó al
Cristianismo la simplicidad y la dulzura de su santificada vida, el Budismo imprimió en sus bases, la
humildad de un príncipe glorioso y poderoso, que cambió los ropajes de seda y piedras preciosas del
cuerpo por la túnica de lana del humilde peregrino.
Sin embargo, debemos distinguir el Budismo, doctrina iniciática dirigida directamente al corazón
de los hombres, sin ritos ni supersticiones, a una religión organizada por la clase sacerdotal
oprimiendo la Verdad pura y simple bajo el peso de las liturgias.
Pregunta: Los sencillos principios del Espiritismo, ¿conseguirán influenciar a los budistas
religiosos, que todavía se encuentran aferrados a los dogmas seculares?
Ramatís: Sería mucho más fácil que el budista abandonara la pompa, la liturgia y el temor a las
clases sacerdotales y se devotara al Espiritismo con fuerza y sinceridad, porque ya aprendió las
Leyes del Karma y de la Reencarnación, mientras que el Católico y el protestante son muy adversos
a esos postulados.
No obstante la diferencia y el condicionamiento de razas, climas, preconceptos y costumbres, en
todas las latitudes geográficas, siempre resulta ser la misma carnada de espíritus apropiada a la
escuela educativa de la tierra. En verdad, en todos los pueblos y razas, existen tipos espirituales de
graduaciones y sentimientos semejantes. Tanto en Oriente, como en Occidente, las religiones
tuvieron principios simples y puros, pero a medida que pasaron los años y los siglos, fueron
perdiendo la simplicidad iniciática, sofocada por las supersticiones, temores, liturgias, sistemas
eclesiásticos y fanatismo sectaristas. Así como sucede con el Catolicismo, que debido a su pompa y
al poder interfiere en la política de varios países, el Budismo de hoy, también sacrificó la pureza y
simplicidad de las enseñanzas pregonadas por Buda a la luz de las estrellas, en medio de los
arbustos del campo y en las puertas de las casas.
Por esa causa, en el seno del Budismo también se encuentran insatisfechos millares de budistas,
cuya madurez espiritual los hace más conscientes de la realidad de la vida superior. Algunos son
religiosos tradicionalistas, por cuestión de familias, de tolerancia o situaciones políticas, pero en la
intimidad de sus almas ya perdieron la fe en los postulados consagrados por el mundo exterior, más
vacíos de la fuerza angélica del inigualable Buda. Esos adeptos, vibrarían con más facilidad al son
64
Ramatís La Misión del
Espiritismo

del Espiritismo, que los católicos, protestantes y otras sectas tradicionales de Occidente. Si alguna
vez, la doctrina espirita se allegara a ellos, con su tradicional forma de atravesar la costra de las
inutilidades pomposas y dogmas atrofiantes del Budismo, les resultaría muy fácil aceptar y profesar
una doctrina occidental de gran semejanza con las raíces fundamentales de la Ley del Karma y de la
Reencarnación, contenidas en las enseñanzas budistas. Además, rápidamente se adaptarían, satis-
fechos, a la disciplina lógica y sensata de la comunicación con los muertos sin la proverbial
obstrucción de las supersticiones y temores, que transforman a los familiares fallecidos en seres
irreales y moradores de un mundo ridículo.

65
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo VIII
ESPIRITISMO Y PSICOANÁLISIS

Pregunta: En varias oportunidades hemos recogido la versión por parte de reputados médicos,
que los hechos o fenómenos mediúmnicos bajo la égida del Espiritismo, son propios de la esfera del
"psicoanálisis" de Freud. ¿Qué opináis al respecto?
Ramatís: No hay dudas que la mayoría de los fenómenos mediúmnicos, se encuadran en su
apariencia, en la psicología individual y profunda del inconsciente, investigada por Segismund Freud y
generalizada bajo el término "psicoanálisis".
Es obvio, que las comunicaciones de los espíritus desencarnados, aunque tengan ciertas
semejanzas con las manifestaciones señaladas por Freud, no pertenecen al médium. Este es un
transmisor del psiquismo del espíritu desencarnado. En consecuencia, el espíritu comunicante es el
que debería ser psico-analizado y no el médium, simple intérprete de la voluntad ajena.
Pregunta: ¿Qué tipo de espíritus desencarnados serían pasibles de una investigación o análisis
freudiano?
Ramatís: Sin lugar a dudas, los espíritus sufrientes, primarios, desajustados o perseguidores, que
se comunican en las sesiones espiritas para su tratamiento espiritual, puesto que es un inmejorable
material respecto a los resentimientos y demás tendencias mórbidas freudianas.
Pregunta: Conforme preceptúa el Psicoanálisis respecto a esos complejos, tendencias o
resentimientos mórbidos que emergen del inconsciente a la luz de la conciencia en estado de vigilia,
a través del método de Freud, ¿el paciente se libera de la perturbación o conflicto psíquico?
Ramatís: Sí; por lo menos es así que Freud lo propuso en su método y lograba sus curas.
Pregunta: Si los espiritas aplicasen el mismo método de investigación y terapéutica freudiana en
los espíritus y enfermizos, que se comunican por los médiums, ¿no es más apropiado para curarlos o
liberarlos de las perturbaciones que poseen después de la muerte corporal?
Ramatís: El problema del espíritu desencarnado es muy complejo y de muy difícil solución, si lo
comparamos con el método psicoanalítico aplicado a los encarnados. Las personas enfermas de la
mente y pasible de éxito con la terapéutica freudiana, son los desajustados o acomplejados con el
"medio" en que viven. Después de la corrección mental e identificada la causa mórbida o la
frustración enfermiza que desde la infancia los atormentaba, los pacientes, recién se liberan de sus
cadenas o estímulos inconscientes y perturbadores.
Después de eliminada la causa determinante en el inconsciente, la mente del enfermo pasa a
funcionar libre de los impulsos incontrolables o manifestaciones indeseables. Eso mejora su contacto
con el ambiente y armoniza sus relaciones con las personas del mundo, integrándolo a una existencia
normal libre de inhibiciones ocultas, permitiendo el afecto y la conciliación entre los familiares, amigos
y extraños.
Pero, nada adelanta aplicar el método de la investigación freudiana en el espíritu desencarnado y
enfermo que se manifiesta a través del médium, ni interiorizarse del inconsciente, si resurgen las
raíces mórbidas de los complejos y resentimientos culpables que tuviere. En verdad, las causas
mórbidas no pueden removerse en el espíritu desencarnado, porque siempre estuvieron ligadas al
mundo material en forma de crímenes, calumnias, traiciones, rapiñajes, perversidades, avaricias,
lujurias o tiranías. Son deudas o "pecados" que practicó contra el prójimo y no el producto de
choques, conflictos o desajustes desde la infancia o juventud, que más tarde se manifestarán
hiriéndolo en su mente indisciplinada.
No se trata de causas desconocidas en la vida secreta del inconsciente, sino de acontecimientos
positivos y degradantes, que fueron estigmatizados en la conciencia bajo la forma de remordimientos,
temores o desesperos.
En tal caso, el espíritu sufriente no vive a través del médium una condición contradictoria o

66
Ramatís La Misión del
Espiritismo

forjada por causa de su inconsciente; él sufre los efectos de las maldades practicadas con
conocimiento de causa. El psicoanalista apenas podría identificarle los cuadros mórbidos, pero no
podría devolver al paciente a la vida física donde practicó sus delitos. Ninguno podrá liberarlo del
recuerdo de sus actos censurables y conscientes que practicó en el mundo material. Únicamente y a
través de nuevas existencias se apagarán de su memoria los efectos dañinos. Además, sería
imposible rescatarlo de la región del astral inferior, donde se aloja todo delincuente espiritual, por
fuerza y causa de su magnetismo denso.
El espíritu enfermo puede amenizar sus angustias y aflicciones por medio del tratamiento
"evangélico" preceptuado por el Maestro Jesús, el médico de las almas y será inocuo a la cura por el
método freudiano.
Pregunta: Considerando que los espíritus encarnados o no, son entidades inmortales y que
vivieron en "otras vidas", ¿no se justifica que eso motive los resentimientos, complejos o tendencias
enfermizas para ser tratadas por el método freudiano?
Ramatís: Actualmente los mismos psicoanalistas y diversos psicólogos atenuaron bastante la
cobertura de la terminología freudiana que pesaba sobre la humanidad, puesto que sería muy difícil
encontrar sobre la tierra alguna persona que estuviera totalmente exceptuada de cualquier anomalía
registrada en los procedimientos freudianos. El arsenal freudiano era inmenso y tenía rótulos para
todas las actitudes, actividades y comportamiento humano. El mundo se llenó de complejos, desde
los más ridículos hasta los más excéntricos.
Había complejos de pobreza, de riqueza, de inferioridad, de superioridad, de gloria, de derrota, de
masculinidad, de feminidad, de frustración, de todo cuanto se le pueda ocurrir a la mente humana,
atribuidos a efectos causados por los conflictos desde la infancia. Muchos acontecimientos, impulsos
y ciertas actividades que hace milenio perturba a la humanidad en la terminología sencilla de los
"pecados" tradicionales y aun, cuando el hombre lucha contra su propia organización espiritual,
servirían de base a numerosas y excéntricas obras en la sistematización de Freud. El nuevo rotulado
médico aplastó violentamente las viejas "fobias" habituales, como ser "claustrofobia" que pasó a ser
un complejo de prisión ante la presencia y miedo de lidiar con las multitudes. Además y siguiendo el
mismo criterio, ni el mismo Jesús, el más sabio y equilibrado de los hombres, escaparía de la manía
freudiana. El Divino Maestro no dejaría de ser un enfermo resentido, portador del "complejo
mesiánico", quizás producido por alguna arrasadora frustración de dirigir desde la infancia.
En consecuencia y bajo la luz de Freud, cualquier hombre debe tener su complejito enterrado en
su inconsciente y que será descubierto por la pericia del sentencioso psicoanalista. El motivo ha de
ser por lo menos, proveniente de alguna escena violenta que presenció cuando era pequeño o por el
susto que se llevó ante el grito y gesto rabioso de su progenitor, ajusticiando a su madre.
Pregunta: ¿Los médiums no tienen motivos o complejos pasibles de un examen psicoanalítico?
¿No es posible que se confunda mediumnidad con ciertos complejos freudianos?
Ramatís: Apartándonos de las exageraciones y fantasías de los psicoanalistas, Freud realmente
identificó muchas causas mórbidas radicadas en el subconsciente, aplicando una técnica re-
volucionaria en todos los métodos y estudios psicológicos anteriores. También es cierto, que existen
médiums de "mesa" o de "terreiro" (médium de la Umbanda), que requieren un drenaje freudiano para
mejorar su contacto con el mundo psíquico y distinguir su interferencia anímica en las
comunicaciones con los fallecidos. Tanto en la línea espirita como en los terreiros de la Umbanda, hay
criaturas neuróticas, esquizofrénicas, exaltadas, neurovegetativas e histéricas, que tienen un contacto
empobrecido con el Más Allá y confunden sus propios resentimientos (complejos) y alucinaciones
como si fueran las manifestaciones de los espíritus.
No hay dudas, que el médium en general reviste nuestras ideas con algo de su naturaleza
anímica, pudiendo deformar parte de nuestros pensamientos por su forma de sentir y pensar.
Evidentemente, una buena sacudida psicoanalítica tal vez podría sanear la mente complicada de
muchos médiums, ajustándolos en su función de verdaderos intérpretes del Más Allá.
Pregunta: ¿Podrías darnos algunos ejemplos que evidencie lo manifestado?
67
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Ramatís: Existen los médiums indisciplinados en sus emociones y entontecidos por el exceso de
fantasías, motivados por las imágenes que bailan en su mente descontrolada. Cuando son histéricos,
exaltados, neurovegetativos o esquizofrénicos, transfieren fácilmente para la actividad mediúmnica
los hechos o simpatías que más lo impresionaron en su vida. Los grandes líderes, profetas, santos,
escritores, artistas, gobernadores, ministros y demás personalidades que se destacan en la vida ma-
terial, ejercen una gran impresión en los médiums muy anímicos. Entonces, sustituyen a sus guías
espirituales con los nombres que más resaltaron en la historia religiosa o literatura profana. A través
de supuestas comunicaciones mediúmnicas del Más Allá, los personajes exaltados en los romances
históricos o grandes nombres de la ciencia, aún continúan manifestándose con insistencia en ciertos
trabajos espiritas, copiando las mismas características que hace siglos debían tener en vida.
Bajo tales condiciones, predominan las ideas fijas, los falsos mecanismos, auto exaltaciones,
resentimientos, fobias y sublimaciones engañosas. Aunque esos médiums actúen sin mala intención,
son improductivos y hasta siembran perjuicios por confundir lo sensato con lo ridículo, lo verdadero
con lo falso. Sin dudas, el método del psicoanálisis freudiano podría ayudar a esos médiums en lo
que respecta al drenaje de sus propias contradicciones y complejos, manifestados a cuenta de la su-
puesta mediumnidad.
Pregunta: ¿Qué tipo de diferencia es la que se observa entre el psicoanálisis de Freud y el
Espiritismo de Allan Kardec?
Ramatís: El Psicoanálisis se limita a investigar en la intimidad humana y hace "resurgir" del
subconsciente, resentimientos o complejos que se presume han sido adquiridos en una sola
existencia terrestre, mientras que el Espiritismo estudia la personalidad humana en un área más
extensa, porque analiza y esclarece acontecimientos mórbidos y característicos de otras vidas
pasadas. De ahí la limitación de Freud, que investigaba factores mórbidos en las personas en un
lapso de tiempo que va desde la cuna hasta el presente, ignorando, que la verdadera individualidad
del hombre se genera en el tiempo y en el espacio, remontándose algunos milenios atrás.
Innumerables fenómenos de carácter enfermizo, cuyo origen obedecía a ciertos acontecimientos
seculares, Freud los clasificó en la sencilla distancia de una corta vida terrena, o sea, en algunos
"minutos" de vida que posee el espíritu milenario. Hechos mórbidos fijados en la contextura inmortal
del periespíritu fueron analizados a cuenta de casos y conflictos sucedidos en la infancia del paciente.
Mientras Freud trataba de examinar la personalidad humana a través de los hechos sucedidos en la
precariedad de una sola vida carnal, el Espiritismo se remonta a los milenios para estudiar al espíritu
inmortal.
Pregunta: La fuente de investigación de Freud, ¿no es el subconsciente, que los espíritus
también consideran el repositorio de las vidas pasadas? En consecuencia, al examinar ciertos
orígenes mórbidos también estarían investigando el pasado milenario del espíritu. ¿No es verdad?
Ramatís: Sin dudas, el subconsciente es el "depósito" de los deseos, impulsos, emociones y
estímulos que permanecen guardados y que luego los transmite al consciente. Es una especie de
"guardarropa" de la memoria instintiva en donde los espíritus acostumbran a archivar todo cuanto les
impresiona y domina. La herencia de los instintos animales también se guarda en ese depósito de la
individualidad humana, que actúa en forma de automatismo, que además, puede actuar sin la
aprobación de la conciencia. El hombre aun nutre y repara los perjuicios ocasionados a su edificio
celular sin necesidad de tener conocimiento consciente, porque el subconsciente trata del asunto en
forma satisfactoria, esclarecido por la experiencia milenaria.
Sin embargo, Segismundo Freud se equivocó, puesto que confundió las adquisiciones mentales y
emotivas del espíritu, a través de varias encarnaciones en la tierra, como hechos oriundos de una
sola existencia humana. A pesar de su terminología brillante, investigación sincera y obstinada,
inclusive sus concepciones sobre el deseo y fuerza oriunda del instinto sexual, o "instinto vital", según
Jung, él apenas investigó un fragmento del espíritu inmortal. Sus impresionantes teorías para los
doctos de la época, debilitaron su vitalidad científica porque desconocía la reencarnación del espíritu
en las vidas sucesivas. Además, Freud como otros tantos investigadores, ignoraban que la mayoría
de los disturbios nerviosos, mentales o emotivos se radicaban fundamentalmente en el periespíritu
68
Ramatís La Misión del
Espiritismo

preexistente y sobreviviente después de la muerte del cuerpo físico.


Innumerables psicosis del sexo, impulsos delincuentes, conductas excéntricas o extravagantes,
son el producto del impacto "pre reencarnatorio" del espíritu naufragando en el vórtice de las
pasiones y los instintos inferiores en vidas pasadas. Muchos complejos de inferioridad, de Edipo o
Electra, señalados por los "expertos" del psicoanálisis, son las proyecciones mórbidas del pasado y
no reflejos de la infancia humana. Hay frustraciones seculares vibrando en la delicada contextura del
periespíritu del hombre, que jamás podrían ser curadas por la terapéutica de Freud, fundamentada en
una sola vida carnal. Son acontecimientos que traumatizaron una existencia entera en el pasado,
cuyos estímulos mórbidos aun se centuplican en la vida del espíritu desencarnado, incrementando la
desesperación en su mundo de ultratumba.
Los psicoanalistas no podrán liberar a sus pacientes de sus complejos, cuyo origen se pierden en
la trama secular o milenaria de las encarnaciones pasadas. Son disturbios generados por el odio,
egoísmo, orgullo, por la ambición, la crueldad, venganza o codicia. En tales casos, los brillantes
postulados de Freud son incapaces de solucionar los problemas espirituales, sensibles únicamente a
la medicación del Evangelio del Cristo. Jamás, los sentimientos y actos pecaminosos producidos por
el espíritu en sus anteriores vidas, pueden lograr soluciones satisfactorias con la investigación de los
hechos ocurridos en la infancia del hombre, situados en el plazo de una sola existencia carnal.
Pregunta: Desearíamos entender mucho mejor ese caso.
Ramatís: El espíritu reencarnado sufre el asedio constante de los estímulos enfermizos de las
existencias anteriores. Hay criminales que aún guardan en lo recóndita de la memoria peri-espiritual
la escena de su infamante crimen; calumniadores que viven asustados temiendo ser descubiertos de
sus maldades realizadas; tiranos que ambulan desesperados por las calles de las ciudades, huyendo
inconscientemente de los gritos de sus víctimas seculares. Están los espíritus que luchan
despavoridos contra los estímulos suicidas de sus vidas anteriores; mujeres que intentan la santidad
aun sintiendo en los labios el gusto amargo del Iodo de la prostitución; hombres de talento que vagan
sin rumbo fijo acicateados por las imágenes torpes de la lectura libidinosa que infiltraron otrora en la
mente de la juventud; criaturas aparentemente sanas, empalidecen y temen al enfrentarse con el
escenario de la iglesia que corrompieron en el pasado o desmayan ante los cepos sangrientos de los
mataderos reviviendo en la memoria periespiritual, su vida, como "verdugo" en aquel pasado
pecaminoso y lleno de faltas.
Jamás Freud y sus seguidores podrían identificar el origen de esas características, recurriendo
sumariamente a los hechos vividos en la infancia, e indagando en los conflictos emotivos de sus
progenitores. Tendrán que penetrar en el pasado reencarnatorio del alma eterna. Entonces, si podrán
reajustar sus clasificaciones mórbidas y ampliar su repertorio freudiano, anotando, indiscutiblemente,
los "complejos" prereencarnatorios, como son los complejos del suicidio, calumnia, odio, tiranía,
crueldad, perversidad, lujuria o rapiñaje.
Por eso, la terapéutica espirita es muy superior al análisis freudiano, porque además de
remontarse a las causas "prereencarnatorias", aun ofrece el eficiente medicamento del Evangelio
para higienizar al espíritu eterno. El psicoanálisis convence al paciente que determinadas
perturbaciones provienen de los acontecimientos y conflictos vividos durante la infancia. El Espiri-
tismo, mientras tanto, señala la delincuencia del espíritu en el pasado y le ofrece la oportunidad de
reajustarse por la submisión al proceso kármico de las vidas sucesivas. El espíritu es clasificado
como deudor, pero también recibe el endoso espiritual para liquidar su débito conforme sea su
capacidad y entendimiento.
Pregunta: Bajo vuestra opinión, el método desenvuelto por Segismund Freud en la investigación
sobre la mente humana, ¿aportó algún beneficio a la humanidad?
Ramatís: ¡Incuestionablemente! Segismund Freud se aproximó a la verdadera lucha espiritual del
ser en su trayectoria y clasificó innumerables problemas del espíritu, aun preso en los umbrales de la
vida inferior. Mientras tanto, no alcanzó la solución, porque ya hemos dicho, que atribuyó y restringió
a una sola vida, resentimientos o taras que se venían complicando a través de los siglos. Sus eruditas

69
Ramatís La Misión del
Espiritismo

palabras y alentadoras exposiciones como legal investigador de las enfermedades mentales, fueron
motivos de satisfacción para muchos curiosos y exigentes, esclavos a la terminología académica.
Pero, no pudieron ofrecer el remedio positivo, que es el fruto del amor y del entendimiento espiritual.
Sin embargo, hoy ya no se puede ignorar que la mente humana se puede diagnosticar y cuidarse,
tanto como el cuerpo humano. Aunque os parezca fantasía, la cirugía del cuerpo evoluciona hacia la
cirugía del espíritu; en el futuro, será función del médico operar determinada afección mental, tal
como lo hace hoy para eliminar un quiste o apéndice. Las excrecencias y deformaciones que se
producen alrededor del alma, tienen sus raíces mórbidas fijadas en el pasado, así como el cáncer
afirma sus ramificaciones en las entrañas del organismo carnal.
Consecuentemente, malgrado a la frialdad y a la indiferencia espiritual de la teoría de Freud, no
podemos olvidar que dio comienzo a un verdadero proceso de investigación y cirugía para la mente
enfermiza, señalando a los científicos modernos el proceso y fundamento de innumerables
anormalidades radicadas exclusivamente en la actividad mental del ser. El nos hizo sentir el fabuloso
poder de la mente, así como las debilidades del espíritu, pueden llegar a enfermar al cuerpo que
anima.

70
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo IX
ESPIRITISMO Y UMBANDA

Pregunta: ¿Los Mentores Espirituales cómo encaran el movimiento de la Umbanda observado


desde el Espacio?
Ramatís: Vosotros sabéis que no existe separatividad ni competición entre los espíritus del Bien,
responsables por la espiritualización de la humanidad. Las disensiones sectaristas, críticas comunes
entre los adeptos espiritualistas, discusiones estériles y conflictos religiosos, son frutos de la
ignorancia, inquietud e inestabilidad espiritual de los encarnados. Los Mentores Espirituales no se
preocupan con la ascendencia del Protestantismo sobre el Catolicismo, del Espiritismo sobre la
Umbanda, de los teósofos sobre los espiritas, sólo les interesa desenvolver en los hombres el Amor
que salva y el Bien que construye.
La luz de la conciencia espiritual que poseemos, no nos permite conjeturar críticas tontas contra
nuestros hermanos de otras sectas. En primer lugar, verificamos que no existe equívoco alguno en la
creación de Dios y segundo, que todavía no tenemos la seguridad de que cultivamos la mejor Verdad.
Además, todas las cosas son ejercidas y conocidas en el tiempo apropiado al grado de madurez que
presenta la humanidad y cada ser en particular, porque el Espíritu de Dios permanece inalterable en
el seno de las criaturas y las orienta hacia objetivos superiores. Las continuas lecciones que los
hombres reciben por encima de su grado espiritual, significa la "nueva posición evolutiva", que él
deberá asumir, cuando termine su experiencia religiosa en curso.
Obviamente los Mentores Espirituales consideran el movimiento de la Umbanda como una
secuencia o aspiración religiosa muy natural y destinada a atender una fase de la graduación
espiritual del hombre. La Administración Sideral no pretende imponer al Universo una religión o
doctrina exclusivista, pero en el esquema divino de la vida del espíritu eterno, sólo existe un objetivo
irreductible y definitivo: el Amor.
En consecuencia, ser católico, espirita, protestante, umbandista, teósofo, musulmán, budista,
israelita, hinduista, yoga, rosacruciano, krishnamurtiano, esoterista o ateo, no deja de ser una
experiencia transitoria en determinada época del curso ascendente del espíritu eterno. Las polémicas,
los conflictos religiosos y doctrinarios del mundo, no es más que una estulticia e ilusión, pues sólo la
ignorancia del hombre puede llevarlo a combatir aquello que "ya fue" o que aun "ha de ser". Es tan
desairoso para el católico combatir al protestante, o el espirita al umbandista, como en sentido
inverso, pues los hombres deben ayudarse mutuamente en el culto religioso, respetándose en la
preferencia ajena, según sea su grado de entendimiento espiritual.
Es muy deshonesto condenar la preferencia ajena, ante cualquier forma espiritual que se desee
argumentar. Por el simple hecho de que una persona rechace los limones, no le da derecho alguno
para solicitar la destrucción de las plantaciones de los mismos, ni menos que se haga un injerto a su
gusto personal.
Pregunta: Maestro Ramatís, ¿qué concepto tenéis de la Umbanda?
Ramatís: Reconocemos que el vocablo trinarlo Umbanda, en su vibración intrínseca y real,
significa la "Ley Mayor Divina", rigiendo bajo el ritmo septenario, el desenvolvimiento de la Filosofía,
Ciencia, Religión y la existencia humana por la actividad de la magia en todas las latitudes del
Universo, y en este modesto capítulo nos referimos a la Umbanda, apenas como doctrina de
espiritualismo de "terreiro". Sabemos que la palabra Umbanda es síntesis vibratoria y divina, que
abarca el conjunto de leyes que disciplinan el intercambio del Espíritu y la Forma, antes de ser una
doctrina religiosa o fetichista. Se le conoce desde los Vedas y demás escuelas iniciáticas del pasado,
pero fue olvidada en la letárgica de las lenguas muertas y abastardadas en los ritos africanos,
pasando a definir prácticas fetichistas y actos de sortilegios. En ciertos casos, llegaron a confundirla
con las actividades del sacerdote negro.
Sin lugar a dudas que se deterioró en su divina musicalidad y debilitó en su intimidad sonora en el

71
Ramatís La Misión del
Espiritismo

elevado significado de un "mantram" cósmico. Debido a la ancestralidad divina existente en el espíritu


humano, la Umbanda será nuevamente expresiva y comprendida en su amplitud cósmica, merced al
trabajo perseverante de los mismos umbandistas, estudiosos y ajenos al fetichismo esclavizante de
las sectas.
En este trabajo mediúmnico nosotros seguiremos examinando a la Umbanda, en su actual
condición de sistema doctrinario mediúmnico religioso.
Pregunta: ¿Qué nos podéis decir de la Umbanda como "espiritualismo de terreiro"?
Ramatís: En base a nuestro prolongado aprendizaje en el curso redentor de la vida humana,
deseamos que la doctrina espiritualista de la Umbanda alcance los objetivos trazados por la
Administración Sideral.
También es cierto, que la Umbanda como secta, no pasa de ser una aspiración religiosa algo
entontecida, pero que busca sinceramente una forma de elevada representación en el mundo. No
presenta una unidad doctrinaria y realmente convincente, porque todo "terreiro" adopta un modo
particular de trabajar y cada jefe o director se preocupa en monopolizar las enseñanzas por medio de
su convicción o preferencia personal. Pero, lo que parece un mal indeseable, es una consecuencia
natural de la multiplicidad de formas, trabajos y concepciones que se acumulan pródigamente en el
basamento fundamental de la Umbanda.
Aquellos que censuran esa inestabilidad, muy propia de la riqueza y variedad de los elementos
formativos umbandistas, son malos críticos, que debido a la facilidad de cosechar los frutos
sazonados de un naranjal crecido, no admiten la dificultad que se presenta en el período y proceso de
la siembra.
Pregunta: ¿Nos podéis presentar algunas imágenes comparativas que nos pueda sugerir un
mayor entendimiento sobre la situación actual de la Umbanda?
Ramatís: La Umbanda es como un edificio grande sin control de condominio, donde cada
inquilino vive a su modo y antojo. En consecuencia, el edificio muestra en su fachada la
desorganización que tiene por dentro. Los más excéntricos colores decoran las ventanas, al gusto
personal de cada morador; allí están las ropas colgadas para secar, adornos exóticos, banderas,
cortinas, flores, vasos, gatos, perros, papagayos y jaulas de pájaros, demostrando ostensivamente un
desorden descomunal. Se asoman por las ventanas criaturas de todo color, raza, índole, cultura,
moral, condición social y situación económica, mientras sigue llegando gente nueva que trae nuevo
acervo de costumbres, gustos, temperamentos y preocupaciones, que a breve plazo intentan imponer
a los demás.
A pesar de la barahúnda existente, no es necesario dinamitar el edificio y dejar desamparada a
tanta gente que busca un abrigo y consuelo para vivir su experiencia humana. Evidentemente, es
mucho más lógico y sensato afirmar las directrices que puedan organizar la vivencia provechosa de
todos los moradores en común, a través de leyes y reglamentos formulados por la dirección central
del edificio, destinada a mantener la disciplina, el buen gusto y la armonía deseable.
Pregunta: A pesar de la confusión reinante en la Umbanda, ¿ella tiende a ser una unidad
doctrinaria?
Ramatís: Aunque se evidencia esa apariencia doctrinaria heterogénea existe una estructura
básica y fundamental que sustenta la integridad de la Umbanda, así como el edificio, anarquizado por
sus moradores, su estructura se mantiene indestructible gracias a la garantía que le ofrece su
armazón de acero.
De la misma forma el edificio de la Umbanda, en la tierra, continúa indeformable en sus
"lineamientos centrales", bastando que sus líderes y estudiosos se orientan a través de las diversi-
dades de formas exteriores, pero que a la brevedad se comprobará la unidad doctrinaria iniciática.
Los terreiros aún luchan entre sí, atacándose mutuamente, en nombre de los principios doctrinarios y
de rituales semejantes, aunque sacrifican la autenticidad de la Umbanda, por la obstinación y el
capricho de la personalidad humana. Es tiempo ya, de que sus líderes abdiquen de su amor propio,
de la egolatría y de los intereses personales, a fin de investigar sinceramente en los "lineamientos"
72
Ramatís La Misión del
Espiritismo

citados de la Umbanda, dejando de lado las tendencias propias y que confunden como si fueran
principios doctrinarios.
Pregunta: Considerando que la Umbanda es de orientación espiritual superior, ¿qué es lo que le
preocupa a sus actuales dirigentes, en el Espacio, respecto al movimiento que dirigen?
Ramatís: A los Mentores de la Umbanda, lo que más le preocupa en estos momentos, es eliminar
las prácticas obsoletas, ridículas, dispersivas y hasta censurables, que todavía ejercen los
umbandistas, ajenos a los fundamentos y objetivo espiritual de la doctrina. Sin lugar a dudas, que
algunos adoptan formas de expresiones inútiles y abusivas en el rito y características doctrinarias de
la Umbanda, ya sea por ignorancia, algunos por ingenuidad y otros por vanidad e interés de
impresionar al público. Innumerables prácticas, que al comienzo sirvieron para dar colorido y forma a
la doctrina, ya pueden abolirse en favor del progreso y la limpieza de los "terreiros". Además, la
Umbanda es un trabajo espiritual digno y provechoso, pero también es necesario proceder a la
selección de los adeptos y médiums, apartando a los negociadores con el dolor y dificultades ajenas.
Son raros los umbandistas que perciben el sentido específico religioso de la Umbanda, en el
sentido de confraternizar con las diversas razas bajo un mismo padrón de contacto espiritual con el
mundo oculto. Sin violentar los sentimientos religiosos ajenos, los viejos negros son el "denominador
común" capaz de contemporizar con las angustias, súplicas y desventuras de los tipos humanos en
general. Son los avanzados trabajadores, una especie de abanderados que aparecieron en medio de
la selva virgen, cuya misión es alumbrar el entendimiento lógico de la vida espiritual, preparando a
sus hijos y habituándolos a comportarse humildemente a fin de que a la brevedad entiendan el
mensaje iniciático del Espiritismo.
La Umbanda tiene fundamento y cuando fuera conocido totalmente su programa esquematizado
en el Espacio, sus propios críticos verificarán y comprobarán lo que dice el viejo aforismo "Dios
escribe derecho por líneas torcidas".
Pregunta: ¿Qué quiere decir en esencia el vocablo Umbanda?
Ramatís: Etimológicamente, el vocablo Umbanda proviene del prefijo AUM 1 y del sufijo BANDHA,
ambos del sánscrito, cuya raíz se encuentra en los famosos libros de la India, en los Upanishads y en
los Vedas, hace algunos milenios.
La palabra AUM es de muy elevado significado espiritual y consagrado por los Maestros de
Oriente 2 y su pronunciación debe efectuarse de una sola vez, en un sólo impulso sonoro, desde lo
suave al grave profundo. Las cofradías católicas iniciáticas, en especial los frailes franciscanos, la
pronunciaban con excesiva reverencia y veneración, dándole el máximo de entonación mística en sus
oraciones colectivas y coros sacros. En las invocaciones de alto nivel espiritual, Aum es el símbolo
sonoro que representa la Trinidad del Universo, es decir, el Espíritu, Energía y Materia, Pensamiento
Original, Amor y Acción, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo de la Liturgia Occidental.
Bandha, en su expresión mística iniciática, quiere decir movimiento constante, fuerza centrípeta
emanada del Creador, lo Ilimitado ejerciendo atracción al ser humano a fin de hacerlo despertar en su
conciencia angélica. Más tarde, pasó a comprenderse como la "Ley Mayor Divina", poder emanado
del Absoluto. En consecuencia, el prefijo Aum y el sufijo Bandha formaron la palabra Aum-bandha, la
que pronunciada en forma mántrica en los círculos y cofradías iniciáticas de Oriente, resulta con
mejor sonoridad Om-bandá y que en buen linaje espiritual quiere decir lo finito en lo Infinito, la parte
en el Todo, lo humano en lo Divino. En ciertas fraternidades esotéricas, Aum-bandha tenía un sentido
más dinámico, queriendo decir el principio generador de la Vida o la constante evolución del Espíritu.

1
Dice el Diccionario de Ciencias Ocultas, obra editada por la "librería del Pensamiento", lo siguiente: "Aum, palabra
sagrada del esoterismo oriental y cuya emisión en meditación, es inexcedible, reiterada, sin límites, facilita las obras
psíquicas y apresura la madurez del sexto sentido.
Es el problema de la trinidad en la unidad. Pronunciase Om. Se compone de tres letras: A, U, M. O A unido a la U da Au
o O largo; y la U unida íntimamente a la emisión nasal, forma el sonido único Om. Es interesante notar que éste nombre
está formado por las letras Alpha, Omega y My, que son la primera, la última y media, del alfabeto griego. En la Cabala, las
dos letras Aleph (primera), y Men son letras madres. Es palabra sánscrita, pero su origen debe ser anterior a la raza ariana.
73
Ramatís La Misión del
Espiritismo

2
Véase la obra Aum, de Krumm-Heller, edición Kier, Buenos Aires, Argentina.
Sin embargo, es un poco difícil daros una idea exacta del significado místico de esa palabra
"sánscrita", si la examinamos bajo el criterio fuertemente objetivo de los pueblos occidentales. Los
iniciados orientales dinamizan su voluntad, por la fuerza espiritual, bajo ciertos vocablos o "mantrans",
consagrados en el curso esotérico, transformándolos en detonadores psíquicos, proporcionándoles
mayor amplitud en la auscultación de los atributos de la Divinidad. Por eso la palabra Aum-bandha se
consagró como una convención léxica y sonora, cuya pronunciación en forma insistente, termina por
sensibilizar al ser, predisponiéndolo vibratoriamente para la rápida comprensión e intuir al Espíritu de
Dios. También es necesario recordaros, que la sensibilización psíquica bajo la fuerza mántrica de esa
palabra, varía de acuerdo con la graduación espiritual de sus cultores.
Pregunta: La Umbanda conocida en Brasil como espiritismo de terreiro, ¿tiene su origen en la
mística del vocablo Aum-bandhá puesto que es un símbolo de elevada jerarquía entre los pueblos de
Oriente?
Ramatís: La palabra "Aum-bandha" consagrada por el hinduismo iniciático, difiere grandemente
de Umbanda, secta o doctrina religiosa de prácticas mediúmnicas y originadas en las selvas
africanas.
Pregunta: Sin embargo, ¿qué nos podéis decir sobre la semejanza entre "Aum-bandhá" del
orientalismo iniciático y Om-Bandá o Umbanda, doctrina que se conoce en Brasil por los trabajos
mediúmnicos en los terreiros?
Ramatís: En base a lo restringido del espacio en esta obra, no podemos detallar paso a paso los
motivos por los cuales la expresión sánscrita "Aum-Bandhá", de la terminología iniciática de Oriente,
se derivó, siendo ajustada a la doctrina de Umbanda practicada en Brasil. Evidentemente, el vocablo
Aum, tal vez penetró en las selvas africanas llevado por algún contacto egipcio o hindú con los
negros; pero la verdad es que el "mbandá" de origen bantú, también no deja de ser una deformación
del término Umbanda de procedencia sánscrita.
En consecuencia, por un fenómeno común de generalización, más tarde se fundieron en una sola
calificación, tanto el poder incondicional del sacerdote negro sobre los elementos de la naturaleza y
su autoridad entre el mundo y Aruanda, 3 como todas las actividades religiosas y prácticas
mediúmnicas africanas en la invocación de los espíritus. Entre los pueblos nagós y de Angola,
practicar Umbanda era curar con remedios, consultar el futuro a través de conchas, vísceras animales
o residuos de alimentos, invocándolos como protectores en las guerras, tratar con los espíritus de la
naturaleza y hacer encantamientos, preparar objetos, animales y sacrificios sangrientos para mayor
éxito de la ligazón entre el mundo oculto y la materia.
No importa si hubo deformación del vocablo iniciático sánscrito de Umbanda, o si fue adjudicado
el prefijo Aum al de "mbanda", familiar del negro bantú; lo cierto es que todas las prácticas y
actividades de los sacerdotes negros, cuyo poder estaban por encima de los reyes de la tribu,
terminaban en una sonancia vocabular correspondiente a la palabra Umbanda.
Pregunta: La mayoría de los umbandistas aseguran que la Umbanda se originó de los ritos o
actividades iniciáticas de los hindúes o egipcios. ¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: Es muy probable que algunos entendidos sobre el hermetismo egipcio y de la
escolástica hindú pretendan probar que la actual doctrina umbandista proviene de la llamada "Ley
Mayor Divina" interpretada en las viejas iniciaciones. La verdad es que entre los africanos, la
sonancia de tal palabra, nada tenía de iniciática o significado de legislación cósmica; pero sí, abar-
caba la vulgaridad de las prácticas mediúmnicas fetichistas, en el intercambio ritualístico con los
espíritus primarios y los elementales de la naturaleza, además de toda clase de sortilegios, creencias
y cultos a los muertos.
Sin embargo y a pesar de algunas protestas de espiritualistas estudiosos, negando rotundamente
que los africanos hubiesen manoseado el término Umbanda, y que hace poco tiempo, en Brasil, se le
llama a las prácticas mediúmnicas de los terreiros, ninguno puede negar que el gran sacerdote entre

74
Ramatís La Misión del
Espiritismo

3
Aruanda: Cielo de los civilizados.
los pueblos de Angola, era conocido por "Kimbanda-Kia-dihamba", como legítimo invocador de los
espíritus y "Kimbanda-Kusaka", cuando sólo era fetichista o curandero. Evidentemente, el término
"mbanda" aunque es una deformación del binario final de la palabra sagrada Umbanda, ya existía
dominantemente en las prácticas africanas.
Más tarde, ese conjunto de prácticas africanas, ciertas o erradamente, tasada de Umbanda, se
mezcló en Occidente, principalmente en América latina, -con otras creencias religiosas y se influenció
con las costumbres y el temperamento de cada pueblo, y hasta llegó a recibir denominaciones
diferentes, aunque todas eran incluidas en el mismo estudio del Africanismo.
También es verdad que las prácticas fetichistas, ritos, dogmas, compromisos y exorcismos, no
representan intrínsicamente al espíritu iniciático del vocablo "Aum-Bandha", en el simbolismo
figurativo del aspecto trinario del Universo. Reiteramos, que en las relaciones mediúmnicas con los
espíritus de los indios, mestizos, negros o congéneres y en las prácticas rituales de los terreiros y
conocidas como Umbanda, no es más que la expresión propia de una secta, doctrina o movimiento
religioso con actividades originadas en África, bajo un sentido totalmente benéfico y opuesto a lo que
se presume de Quimbanda.
A pesar del loable empeño del umbandismo por atribuirse el origen de una secta procedente de
las fuentes originadas en Egipto, Caldea o la India, la verdad es, que la doctrina de la Umbanda,
actualmente practicada en Brasil, deriva fundamentalmente del culto religioso de la raza negra de la
vieja África. Sus principios doctrinarios nada tienen que ver con la magia o escolástica de cualquier
rama iniciática de las religiones o cultos egipcios, hindúes, caldeos, asirios o griegos. En realidad son
el fruto del "folklore", de los proverbios, aforismos, leyendas, creencias populares, canciones y
tradiciones de los negros africanos. El vínculo del negro persiste implacable, a pesar de la penetra-
ción del blanco y de las tentativas de los occidentales por considerar a la Umbanda como una secta
originaria de las antiguas cofradías de Oriente.4
Pregunta: Además de lo tratado, ¿por qué se le dice "Línea Blanca de la Umbanda”?
Ramatís: Las tribus africanas, ignorantes y simples, antes de tomar contacto con la civilización no
tenían noción sobre el bien y el mal en sus prácticas mediúmnicas y de fetichería. Ya hemos dicho,
anteriormente, que la moral y la conducta humana evolucionan distinto de una época para otra; entre
los antiguos salvajes brasileños, era un bien comer la carne del valiente guerrero, así como en las
guerras de los civilizados es un bien matar el mayor número de enemigos. Sin embargo, hoy es un
mal ser antropófago, y mañana será un gran mal matar a su prójimo.
Además, la fetichería era practicada entre los negros como un encantamiento, como proceso
técnico disciplinado por las leyes dinámicas de la Magia. No les pasaba por la mente que estuvieran
practicando actos de perversidad, sino que se estaban sirviendo de los más avanzados recursos para
sobrevivir en el mundo que les tocaba vivir. El encantamiento a través de los objetos, aves, animales,
vegetales o residuos humanos, era parte de una lucha heroica, inmunizándose contra las fieras y los
reptiles, defendiéndose contra las calamidades de la naturaleza y eliminando a sus enemigos. En
verdad, los hombres civilizados también sustentan otra forma de fetichismo, empleando bombas
atómicas, gases mortíferos, lanza-llamas y hasta gérmenes virulentos en la magia negra del
genocidio.5
4
Nota de Edson Guiraud: Es oportuno manifestar, que Ramatís expone apreciaciones directas sobre el movimiento de
la Umbanda tal como se está practicando en Brasil, en forma indiscriminada y apegado excesivamente al fetichismo. Sin
embargo, ya existe un gran número de prosélitos que practica la Umbanda bajo conceptos, ritos, adoctrinaciones y orden
histórico social, cuya diferenciación tiende hacia un sentido más elevado, que lo distinguirá en el día de mañana, de las
prácticas que no correspondan a su verdadera necesidad. Tal modalidad, consecuente de un estudio sensato y de una
mayor autenticidad espiritual del significado místico y divino del vocablo Umbanda, que por supuesto, no atrae tantos
adeptos, como es peculiar en el género procedente de los cultos africanos y absorbidos por los principios de otras
religiones. Por lo tanto, hay que buscar en lo íntimo de la Umbanda.
3
Solo el hechizo de la bomba atómica causó la muerte de 120.000 personas, en la magia negra científica de los
nuevos sacerdotes de la Ciencia, que dominaron las fuerzas ocultas de la naturaleza para fines malignos. Los magos
africanos perdían noches enteras con el batuque para dinamizar las energías inferiores del invisible; los magos negros
75
Ramatís La Misión del
Espiritismo

modernos pierden días haciendo lo mismo a través de reactores y ciclotrones poderosos.


Los africanos hacían uso de la magia indistintamente, como un proceso de dinamismo y acción
para controlar las energías del mundo oculto, apoyados por sus "orixás" o espíritus de la naturaleza.
No distinguían la magia negra como actividad maligna, o la blanca como sentido benéfico, sólo la
magia con sus correspondientes procesos de encantamientos o fetichería. Después que esas
prácticas fueron trasplantadas a otros pueblos, surgió la diferenciación; el hechizo pasó a ser
considerado magia negra, porque además de ser un proceso preferido por los negros, eran
actividades paralizantes, enfermizas y mortíferas. Y todo lo opuesto, era la acción de destruir el
hechizo, conocido como magia blanca, siendo así, todo encantamiento o rito que beneficia al ser
humano. También podría decirse hechizo negro, cuando es práctica adversa y hechizo blanco, si se
ayuda al prójimo.
En base a tales consideraciones, los umbandistas prefieren denominar "Línea Blanca de la
Umbanda" para distinguirla de la "Línea Negra" de los magos que trabajan en forma destructiva. Sin
embargo, esa denominación es innecesaria, porque Umbanda en la acepción del vocablo, aunque se
refiere a una doctrina y no a la vibración mística, que es expresión de actividad beneficiosa.
Pregunta: ¿Qué diferencia existe al decir "Línea Blanca de Umbanda" y "Umbanda Blanca"?'
Ramatís: En base a los actuales procedimientos, costumbres y eventos científicos de la
civilización, es imposible la práctica de la Umbanda en los moldes, rigurosidad y ritualismo genuino
africano, donde existen ritos, ofrendas y obligaciones tan nauseabundas y bárbaras, que chocan con
los más rudimentarios preceptos de la higiene, el buen sentido y compostura humana. Por otra parte,
los ritos africanos variaron de una tribu a otra, dependiendo de costumbres, leyendas, creencias y del
grado de belicosidad de sus componentes.6
Sucede, que ante esa denominación de Umbanda, los ritos, consagraciones e intercambio
mediúmnico, eran conocido solamente como "candomblé" y "macumba", bajo el dominio del genuino
negro africano versado en la magia grosera de su tierra.
No había "Padre del santo" mulato o blanco en el ceremonial religioso africanista en el Brasil
colonial.
Eso se debe a la desaparición del original negro africano, y la frecuente penetración de
elementos blancos en otras razas no africanas, así como la cultura cristiana, se introdujo en el sentir
de la ética brasileña.
A medida que los africanos fueron desencarnando, los pegis o dioses y la mística africanista en
Brasil, pasó a manos de los oriundos del país, quienes no pudieron soportar la línea iniciática de los
ritos negros en su manifestación original. Entonces las macumbas y los candomblés se fueron
impregnando de las creencias católicas, de las leyendas y magia amerindia y del influjo creciente del
Espiritismo. Los mulatos pasaron a dominar en los terreiros y gradualmente están cediendo el cetro a
los blancos procedentes de todas las razas, siendo bastante difícil ver a un negro calificado de "Padre
del Terreiro".
Numerosos caballos (médiums) y jefes de los terreiros, son descendientes de italianos,
portugueses, sirios, polacos, alemanes, japoneses y hasta judíos, en el más genial espíritu de
confraternización con las algarabías de los viejos negros y el lenguaje, brusco, vigoroso e imponente
de los indios.

6
He aquí una de las iniciaciones bárbaras de aquella época. Cuando un candidato daba señales de incorporar a su
orixá y deseaba ser médium, debía someterse a la iniciación, que era bastante dolorosa e incómoda, además del período
agotador que debía permanecer bajo la guardia de los dioses, es decir, su representante en la tribu. Llegado el día de la
solemnidad era totalmente depilado, fuera mujer u hombre, después se lo lavaba con el agua de una cascada o fuente
sagrada. Ante la imposibilidad de ese baño depurador, se sustituía por un cocimiento de hierbas fuertes y olorosas,
portadoras de poderes mágicos. El candidato era vestido de acuerdo a las particularidades de su orixá, haciéndole tres tajos
en cada lado del rostro, en vertical, y dos en la cabeza en forma horizontal, cuyas cicatrices después comprobaban estar
subordinado y consagrado a su orixá. A continuación se hacían una serie de sacrificios de aves y animales, en donde se
acostumbraba a mezclar la sangre de los consagrados. En base a las prohibiciones de tales actos, perjudiciales para la

76
Ramatís La Misión del
Espiritismo

integridad física y hechos en los genuinos trabajos de los "candomblés", actualmente, los cortes en la cara de los iniciados
se hacen con pinturas.
Cada vez se hace más intensa la influencia de ciertas doctrinas hindúes en los terreiros,
debilitando la vieja magia africanista, justificando la presencia de los blancos por la fórmula de
"Umbanda Blanca".
Pregunta: ¿Se justifica la existencia de la Umbanda en Brasil? ¿No es una práctica mediúmnica
deformada, que está creando supersticiones, compromisos excéntricos, adoraciones vanas, ritos y
simbologías paganas, que sobrepasa el interés por el negocio lucrativo?
Ramatís: Conforme explicamos, la Umbanda, en Brasil, es un movimiento de naturaleza religiosa
y mediúmnica, proveniente de raíces africanas y divulgada por los esclavos oriundos de Angola,
Cambinda, Mozambique y el Congo, que mezclaron sus creencias supersticiosas, ritos y prácticas
ocultas de los amerindios con el culto católico. Ese sincretismo religioso se fortaleció aun más por la
divulgación del Espiritismo, influenciándolo con algunas de sus prácticas, preces y postulados.
Reiteramos, que lo practicado bajo la denominación de Umbanda, entre los africanos, tenía por
finalidad curar con los remedios naturales de la selva virgen o por medio de hechizos y exorcismos,
además se pronosticaba el futuro por intermedio de los espíritus desencarnados. Era un contacto
ingenuo, pero eficiente con ese mundo oculto, a través de objetos, ceremonias, compromisos y actos
en la orilla del mar, a la orilla de los ríos, en medio de la selva, junto a las cascadas, en los campos y
en los cementerios.
Actualmente, en algunos terreiros, las ceremonias oriundas de Nagó, Banto, Angola o Cambinda,
inclusive los ritos de los antiguos negros y de los salvajes de Brasil, se encuentran mezclados con
diversas tradiciones, magias y folklores de los hindúes, egipcios, europeos y pieles rojas. La
Umbanda poco a poco se occidentaliza y pierde su tradicional característica iniciática africana, en
base a las influencias tan diferentes en costumbres, temperamentos y graduaciones espirituales.
Así como existen malos espiritas y médiums mercenarios que cobran las recetas y
medicamentos, no invalida la dignidad y la pureza del Espiritismo, los umbandistas comerciantes no
destruyen los objetivos beneficiosos de la Umbanda en Brasil.
Se justifica que el Espiritismo desautorice en su medio el uso de los símbolos, ritos, jerarquías
religiosas, prácticas fetichistas, adoraciones y cantos folklóricos, debido, a que su composición
doctrinaria cuida principalmente de liberar al espíritu de las formas transitorias del mundo. Pero en la
Umbanda no se puede censurar el uso de elementos, ceremonias y costumbres primitivas, porque es
un movimiento espiritualista con prácticas y costumbres diferentes de la codificación kardecista. El
equívoco, en ese caso, es del adepto espirita por condenar a la Umbanda, cuya doctrina en su
desenvolvimiento y actividad en su contacto con el mundo invisible, utiliza métodos muy diferentes a
los establecidos por Kardec.
Pregunta: ¿Por qué motivo se aprobó el movimiento de la Umbanda por la Dirección Espiritual de
lo Alto, si se preveía el advenimiento del Espiritismo?
Ramatís: La Umbanda en Brasil obedece a una Ley religiosa muy natural —la evolución moral.
Previendo la decadencia del Catolicismo por causa de sus envejecidos dogmas, el advenimiento
liberador y mentalista del Espiritismo y el consecuente progreso científico del mundo, fue suficiente
para que los Maestros espirituales elaboraran el esquema de una doctrina religiosa que fuera capaz
de aprovechar las simientes buenas de la Iglesia Católica, incluyendo en sus postulados el estudio de
la Reencarnación y la Ley del Karma. Siendo así, fue delineada la doctrina que hoy se conoce como
Umbanda, despojada de preconceptos racistas debido a su origen africano, en el sentido de agrupar
en sus actividades a esclavos, señores, negros, blancos, nativos, exiliados y emigrados,
descendientes de todos los pueblos del mundo que se radicaron en el suelo brasileño.
Así como no es apropiado quitarle un objeto de su preferencia a un niño, sin antes sustituirlo por
otro equivalente, lo Alto también programó el crecimiento de la Umbanda a medida que el Catolicismo
va perdiendo terreno por causa de la imposición de los eventos modernos. Por el momento, la
Umbanda está viviendo su periodo de inestabilidad religiosa, así como en las mezclas de las

77
Ramatís La Misión del
Espiritismo

sustancias no se puede definir rápidamente el contenido definitivo y provechoso. Más, ha de ser una
institución loable, en Brasil, porque recibió del Cristo la venia para prestar el servicio del Bien, y
además, corresponde a la ansiedad religiosa del pueblo brasileño, cada vez más descreído por la
obstinación sacerdotal católica, que aún defiende sus dogmas seculares.
Pregunta: En el caso que la Iglesia Católica Romana admitiera sinceramente la Ley de la
Reencarnación y la Ley del Karma y el intercambio con los desencarnados, ¿continuaría atendiendo
sus objetivos religiosos?
Ramatís: Sin lugar a dudas, si el Clero Romano hubiese aceptado incondicionalmente la fórmula
racional de la Reencarnación y el estudio de la Ley del Karma y el intercambio con los espíritus, no
habría necesidad de otra religión en Brasil. Pero, el sacerdocio obstinado aún se empeña en
subestimar los descubrimientos científicos del siglo atómico y continúa pregonando el génesis infantil
del mundo, las leyendas y los milagros narrados por la Biblia, aunque el cielo se llene de cohetes y
aviones a retropropulsión.
Pregunta: ¿La Umbanda no vendría a ser como un movimiento de competición religiosa, en este
caso, con la Iglesia Católica?
Ramatís: A través de la dignidad y sentimientos amorosos de muchos sacerdotes, el Catolicismo
ha contribuido inmensamente con el pueblo brasileño y ha enaltecido la figura del Maestro Jesús en
el tiempo y el espacio. Pero, es la Ley creada por Dios, donde las religiones también nacen, crecen,
envejecen y desaparecen, corno lo ha demostrado la historia del mundo. A medida que van perdiendo
su autonomía sobre los fieles, y se obstinan por enseñar siempre los mismos postulados infantiles y
supersticiosos de varios siglos atrás, inevitablemente que van siendo sustituidas por otros credos o
movimientos espiritualistas que se ajustan al progreso científico del mundo y de la actual humanidad.
Por eso, la Umbanda progresa y además de amparar los sentimientos religiosos del pueblo brasileño,
le proporciona los caminos semejantes a los recibidos por la Iglesia Católica; es una doctrina
actualizada, que enseña la lógica de las vidas sucesivas y la justicia del Karma.
Pregunta: ¿Por qué los católicos y hasta los protestantes simpatizan con más facilidad con la
Umbanda, que por las sesiones espiritas?
Ramatís: Los católicos, protestantes y otras religiones vinculadas a la adoración de las imágenes,
rituales, cánticos, a las velas, al incienso y otras aparatosidades del culto exterior, encuentran en la
Umbanda un clima algo familiar que los acostumbra al intercambio con los espiritas desencarnados, y
por consecuencia, en el futuro, les será más fácil adecuarse a los postulados del Espiritismo
codificado por Allan Kardec. A pesar de los exotismos y anacronismos que los espíritus censuran por
las prácticas umbandistas, los "neófitos" e "hijos del terreiro" aprenden con los viejos negros y
mestizos, la realidad sobre la doctrina de la Reencarnación y de la Ley del Karma, que antes les era
imposible aprender en las iglesias y templos religiosos.
Aunque os parezca increíble, las prácticas extrañas efectuadas en los terreiros de la Umbanda, a
los neófitos, provenientes del catolicismo y de otras religiones, terminan por calmar sus recelos
delante de las imágenes conocidas por San Antonio, San Jorge, San Jerónimo, San Sebastián,
Nuestra Señora de la Concepción, San Juan Bautista y hasta el propio Maestro Jesús, consagrados
como Oxalá u orixá mayor. Los caballos (médiums) vestidos de blanco y con ciertas indumentarias
bordadas, les recuerda a los sacristanes en el oficio religioso; las velas y recipientes incineradores,
las flores, los cánticos, los puntos claves y las invocaciones a las falanges, les hace pensar en la
iglesia cuando festejaba sus días de fiesta. En los días de Yemanjá, la "Reina del Mar", el sacerdocio
promueve las grandes procesiones a la orilla del mar, en medio de cantos y ofrendando flores,
jabones, toallas y peines de una blancura inmaculada, simbolizando la pureza de María, la madre de
Jesús. Es un culto ingenuo, puro y sincero, que aun hace parte del alma brasileña y no puede
eliminarse en forma "exabrupta", pues dejaría un vacío que podría ser llenado con otras prácticas
censurables y peligrosas.
Además, los viejos negros, consejeros paternales, tolerantes y generosos, sustituyen a gusto a
los pastores o sacerdotes, cuidando seriamente de los problemas y ruegos de sus hijos. Aunque no

78
Ramatís La Misión del
Espiritismo

sean diplomados por las instituciones científicas del mundo terreno, son alumnos dedicados
enteramente a la escuela del Cristo. Jamás niegan su ayuda amorosa y aconsejan sin censuras y
aman sin interés alguno. Existe una gran diferencia entre el viejo negro, que orienta y conforta
personalmente a los creyentes indisciplinados en la vida profana, en comparación al sacerdote o
pastor, que sube al pulpito para excomulgar severamente los pecados cometidos por el hombre.
Pregunta: Nosotros, personalmente creemos, que la Umbanda al tener sus bases afirmadas en lo
primitivo de los cultos africanos, no están en condiciones de ofrecer al pueblo, todo aquello que se
refiere al arte, higiene y cultura de una religión de extremada experiencia, como lo es el catolicismo.
¿Cuál es vuestro parecer?
Ramatís: Aunque os parezca extraño y a pesar de su primarismo religioso, enseña la
Reencarnación y la Ley del Karma, expresiones avanzadas y de muy alto espiritualismo. Aunque
nosotros apreciemos las meritorias realizaciones de la Iglesia Católica, embelleciendo el panorama
del mundo a través de innumerables obras de arte, infelizmente, ella se estacionó y no prosiguió con
el programa concerniente a la dinámica del esclarecimiento espiritual para sus creyentes, resultando,
por consecuencia, el advenimiento de otros movimientos espiritualistas inteligentes y actualizados
que sacian la sed de las indagaciones del hombre moderno.
La Umbanda, en forma moderada está ofreciendo a sus prosélitos las prácticas religiosas
semejantes a las de la Iglesia Católica y a su vez, les suministra los conocimientos de las doctrinas
más evolucionadas como son el Espiritismo, Esoterismo, la Teosofía, el Rosacruz y el Yoga. Algunos
terreiros comenzaron a evolucionar, adaptándose ediliciamente a los templos religiosos, de
arquitectura apropiada para las grandes concentraciones de fieles, revelando el buen gusto y el
confort de las cosas modernas. Las imágenes de culturas primitivas se van sustituyendo por un bello
artesanato; los caballos (médiums) y demás participantes de la organización que asiste al público,
visten trajes limpios y apropiados, que inspiran mucha confianza. Surge el método y la disciplina, en
los días apropiados para los trabajos delicados de desobsesiones y de curas, proporcionando al
ambiente, el toque adecuado a cada género de obligaciones espirituales. En ciertas tiendas, más
evolucionadas, se realiza el estudio severo de las obras de Oxalá, o Jesús, que pasó sobre la tierra
sufriendo el martirio de la cruz para salvar a la criatura humana. Algunos umbandistas, hombres
estudiosos y universalistas, preocupados por el perfeccionamiento del "hombre interno", intenta
realizar los trabajos exceptuando el fetichismo y busca la unión divina por el desprendimiento de la
materia.
La Umbanda, entonces, está evolucionando a través de su mediumnismo ostensivo y
fenoménico, que sorprende a los escépticos y despierta a los indiferentes, preparándolos con más
facilidad para los eventos de esclarecimiento espiritual emprendido por Allan Kardec.
Pregunta: Aunque consideramos la emotividad del pueblo brasileño, apegado a los ídolos,
liturgias, adoraciones y ritos católicos, acaso, ¿el Espiritismo no ofrece los mismos beneficios
religiosos, sin necesidad de existir la Umbanda?
Ramatís: No pretendemos hacer distinciones de la cualidad espiritual entre el Espiritismo y la
Umbanda; pero si dejamos el precedente, que los creyentes de otras religiones se acomodan
fácilmente en los terreiros, porque encuentran lo apropiado para expresar su emotividad religiosa y
aun consiguen soluciones para sus males físicos y desdichas morales.
Aunque el Espiritismo ofrezca compensaciones elevadas en el campo de la espiritualidad, muy
pura, por cierto, le resulta mucho más difícil al católico abandonar la iglesia con sus imágenes, luces,
flores, cánticos y la pompa, para adaptarse súbitamente a la sesión mediúmnica de mesa, efectuada
a media luz, bajo la severa exigencia de la concentración, y algunas veces, con la presencia de
médiums anímicos, que dramatizan las comunicaciones más sencillas, impresionando mal, hasta los
mismos adeptos espiritas.
Es un salto muy brusco para el católico de principios, el pasaje súbito de la "claridad" de la
iglesia, donde todo le resulta familiar y simpático, para la "oscuridad" de la sesión mediúmnica, donde
bajan espíritus desconocidos, bajo la lúgubre voz de ciertos médiums. Durante su pasaje por la

79
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Umbanda se va familiarizando con la técnica de las comunicaciones, aprende a discernir sobre las
sutilezas del mundo invisible y confía en la protección de los "mestizos" o "viejos negros", entre
santos y rituales que le son simpáticos.
Pregunta: La mayoría de los espiritas aseguran que en la Umbanda sólo bajan espíritus
inferiores, aferrados a las supersticiones y prácticas paganas. ¿Qué nos podéis decir?
Ramatís: Infinidad de veces hemos advertido que la presencia de los espíritus inferiores no
depende del género del trabajo mediúmnico, ni del tipo de doctrina espiritualista, sino, de la conducta
y del criterio moral de las autoridades y adeptos. 7
Juntamente con las falanges de espíritus primarios o paganos, también trabajan en la Línea
Blanca de la Umbanda espíritus de elevada estirpe espiritual, confundidos entre los mestizos, viejos
negros e indios, originarios de diversas tribus africanas. Por ventura, Jesús no prometió: "Cuando dos
o más se reunieran en mi nombre, allí estaré yo presente."
Además, en base a la agresividad que actualmente impera en el mundo por el renacimiento físico
de espíritus provenientes del astral inferior, los trabajadores mediúmnicos ayudan a atenuar la
violencia de esas entidades que se agrupan sobre la superficie de la tierra tramando objetivos
incalificables, satánicos y vengativos. Los equipos de mestizos, indios y negros experimentados,
conforman una valerosa defensa alrededor de los trabajos mediúmnicos de varios centros espiritas.
Conforme al pensamiento de los kardecistas, lo ideal sería adoctrinar obsesores y esclarecer a los
obsediados sin usar la violencia, que a veces, adoptan las falanges de la Umbanda. En general, tanto
la víctima como el verdugo están imantados por el mismo odio del pasado, entonces es necesario
segregar la entidad rebelde y perversa, que a veces sobrepasa los derechos de la venganza, así
como en vuestro mundo no se deja libre a las fieras en medio de las ciudades. Tanto ahí en la tierra,
como aquí en el Espacio, el libre albedrío es prohibido cuando el mal uso comienza a herir los
derechos ajenos.
Pregunta: Los espiritas critican a la Umbanda porque es una doctrina muy apegada a los
fenómenos de la vida material. ¿Cuál es vuestro parecer?
Ramatís: No hay dudas. La Umbanda aún es un culto fetichista, porque ejerce su acción con
particularidad sobre el aprovechamiento de las fuerzas de la naturaleza, donde los magos negros
también extraen sus energías para sus prácticas malignas. Los espiritas, no ignoran que en el mundo
invisible existen servidores del Creador y en todos los planos de la naturaleza, conocidos por los
teósofos como "elementales" o entidades primarias.8 Esas falanges primitivas del mundo oculto son
dirigidas por poderosos seres que pueden interferir fuertemente en los fenómenos de la vida física.
Las leyendas del folklore de todas las razas terrenas siempre han mencionado la existencia de esos
poderosos espíritus bajo la denominación de genios, hadas, gigantes o criaturas fabulosas, que
dominan el viento, la lluvia, el trueno, el rayo y el océano.
Los africanos, de donde la doctrina de la Umbanda tomó su fundamento, profesaban y obedecían
a los "señores de la naturaleza" bajo la forma de Orixás menores y mayores, conforme a su poder y
responsabilidad para guiar a los hombres. Ese culto y entendimiento recíproco se hacía a través de la
fenomenología física, en el plano intermedio de las dos fuerzas de !a naturaleza. Entonces había
ceremoniales, compromisos y deberes para con los jefes de las líneas y falanges del mundo oculto,
con los tradicionales presentes y ritos a la orilla de los ríos, del mar, de los campos y en la misma
selva virgen. Los antiguos sacerdotes bantos hacían curas fabulosas, modificaban el ambiente,
hacían predicciones avanzadas a través del examen psicométrico del aura de los objetos y de las
hierbas dinamizadas en sus propias energías.

7
Véase el capítulo VI "El Médium Kardecista y el Médium Umbandista", de la obra Mediumnismo, de Ramatís. Edición
Kier, Buenos Aires, Argentina.
8
Véase la obra Nuestro Hogar en el capítulo "Ciudadano de Nuestro Hogar" dictado por el espíritu de André Luiz a
Chico Xavier, que dice: "No solo el hombre puede recibir o emitir fluidos. Las fuerzas naturales hacen lo mismo, en los
diversos reinos que se subdividen. Para el caso de nuestro enfermo, necesitamos de los árboles. Ellos nos ayudan eficaz-
mente. Narcisa llamó a alguien con expresiones que yo no podía comprender. Después de un momento, ocho entidades
80
Ramatís La Misión del
Espiritismo

espirituales atendieron su pedido. Inmensamente sorprendido, vine a comprobar que había plantaciones de mangos y
eucaliptos. Debidamente informada por los amigos, que a mi me eran totalmente extraños, la enfermera explicó: "Son
servidores comunes del reino vegetal, los hermanos que nos atendieron."
Véase también, la obra Los Mensajeros, capítulo "Entre los Árboles, del mismo autor espiritual, en el trecho": El reino
vegetal tiene numerosos cooperadores. Ustedes posiblemente ignoran que muchos hermanos se preparan para una nueva
encarnación en la tierra, prestando servicios en los reinos inferiores. El trabajo con el Señor es una escuela viva en todas
partes.
Sabían invocar a los espíritus de la naturaleza y los más poderosos producían enfermedades ex-
trañas en las tribus enemigas, preveían tempestades, inundaciones, asalto de los animales feroces y
toda clase de hechos que bien podrían tomarse de milagrosos. Sin lugar a dudas, que eran ritos
bárbaros donde corría pródigamente la sangre de los animales sacrificados, y en ciertos casos, las
entidades perversas exigían el holocausto humano.
En consecuencia, no es desairoso ni censurable que la Umbanda sea una doctrina apegada a los
fenómenos materiales, cuando su principal metabolismo de la vida está basado en las fuerzas
groseras de la naturaleza. Si él no tuviera el arsenal que hace parte de su culto religioso actual y que
forma el nexo con los espíritus primarios de la naturaleza, no sería Umbanda, se llamaría otra cosa.
Pregunta: ¿Qué habéis querido decir con "ese arsenal", del culto religioso de la Umbanda?
Ramatís: El arsenal a que nos referimos varía en su nomenclatura y cantidad, de acuerdo al
grado evolutivo de los adeptos a los terreiros, así como a la naturaleza del trabajo a realizarse, cuya
efectividad está subordinada a las falanges que de la Umbanda, se observa, el trabajo cooperativo de
los elementos de la naturaleza, con sus ritos y ceremonias en las festividades de Ogum, Yamenjá y
Xangó. Ellos están presentes en las orillas de los ríos, en el mar, en la selva y en los sitios elegidos
donde se realizan las descargas con hierbas olorosas, denominado el acto, comúnmente de "limpia
cuerpo" y se acompaña las ceremonias por medio de puntos cantados y trazados en el suelo,
utilizando una serie de objetos y cosas que se identifica con los preceptos de la magia tradicional
africana.
Para enumerarlos, diremos que la conforman las imágenes de los católicos, las velas, cigarros,
vasijas de barro, talismanes y cuantos objetos se pueda imaginar, acompañando a éstos, toda clase
de bebidas y últimamente se agregó la llamada Lágrima de Yemenjá y espuma del mar, de acuerdo al
linaje de los padres de los terreiros.9
También es cierto, que existen terreiros donde abunda la exageración respecto a los objetos y
prácticos fetichistas, que no tienen expresión alguna en el campo de la magia africana, debido a la
culpa, ignorancia o vanidad de los médiums.
Pregunta: ¿Qué motivos tiene la Umbanda para profesar a los santos católicos, en detrimento de
sus ídolos africanos?
Ramatís: Los esclavos africanos trajeron al Brasil, en el siglo pasado, sus postulados religiosos,
ritos, fetiches y cultos bárbaros. Aquí, en Brasil, refundieron su creencia primaria con el culto católico,
en una tierna devoción. Así, los viejos orixás, 10 elementales y entidades africanas se fusionaron en un
todo heterogéneo y regional con los santos católicos que más se afinaban a sus características
sobrenaturales. Aunque se observe alguna diferencia en su interpretación, entre un terreiro y otro, lo
cierto es, que cada orixá corresponde a un santo católico con temperamento, poderes, intenciones y
objetivos semejantes. A medida que los esclavos fueron aprendiendo, por medio de las historias y
leyendas católicas los atributos de los santos preferidos, más tarde pasaron a profesarlos como otros
tantos orixás de los blancos.

9
N. de R. G.: Para ilustración del lector, ajeno a estas prácticas, diremos que ciertas y graciosas expresiones,
preferidas por los viejos negros e indios; puntos cantados o claves (en brasileño; riscados), son llamadas y esquemas de
trabajos utilizados en el intercambio con las falanges, las que revelan cierta índole de los convocados y su género de
actividad en el astral; giz: se refiere a tizas de varios colores; punteros: son puñales o puntas de hierro, muy agudas, con las

81
Ramatís La Misión del
Espiritismo

que se trazan los puntos a fin de concentrar las energías del éter mineral; fundanga: es la pólvora; pito de barro: es el
cachimbo o pipa; guías: son los rosarios de cuentas vegetales; patúas: son pequeñas bolsas de paño conteniendo oraciones
o talismanes hechos de objetos, que acumulan la fuerza magnética. Las bebidas tienen el siguiente significado; sangre de
Cristo, es el vino tinto; marafa, es la cachaza (bebida muy parecida a la grapa o aguardiente; marambaia, la cerveza; agua
de azúcar, es el licor; blanco de ángel, la leche; lágrimas de Yemenjá, vino blanco y espuma de mar, la moderna champaña.
10
En el fetichismo africano el Orixá es el espíritu que dirige las variadas fuerzas de la naturaleza; cuando el Orixá
concordaba con los sacerdotes y hechiceros negros obtenían éxito en todas sus empresas.
El orixá Ogum, considerado en el folklore africano como el dios de la Justicia y el Poder contra los
monstruos del mal, pasó a ser reconocido como San Jorge, el poderoso vencedor del dragón del
catolicismo; Xangó, dios del fuego y señor de los truenos, pasó a ser San Jerónimo, cuya leyenda le
atribuye poderes incomunes sobre el fuego; Xangó Abomi, orixá que podía manifestarse en lugares
diferentes al mismo tiempo, fue representado por San Antonio, en base a su poder mediúmnico de
bilocación; San Sebastián pasó a ser conocido como Oxossi el curador y Nuestra Señora, es
Yemenjá, la diosa de las aguas y señora del mar. Finalmente, el gran orixá mayor, el conocido por
Oxalá, Rey de los Mundos y Señor de los Dolores, que en el folklore africano vierte la sangre para
salvar al hombre, encontró perfecta analogía en Jesús, el gran sacrificado en favor de la humanidad.
Hay otra cantidad de santos que suplantan y dirigen a las falanges de la Umbanda, conforme a
sus actuaciones y objetivos en el mundo, que forman las líneas de los "Santos" o también llamados
"Padres Blancos". Además, en las líneas y falanges que trabajan y ejecutan operaciones
excepcionales, en el "bajo astral", los negros identificaron a otros tantos santos católicos con
cualidades semejantes a la de sus orixás, pero de orden más inferior. Así, consideran a San Lázaro
como el santo más adecuado para representar al orixá Omulú, el rey del cementerio, cuyas falanges
efectúan sus operaciones de magia con la tierna magnetizada por el "tonus vital" de los cuerpos
desintegrados en la tumba.11
Pregunta: Los Umbandistas alegan que su doctrina se basa esencialmente en la Magia. ¿Qué
opináis?
Ramatís: Eso es evidente, pues ¿cuál es la raza o pueblo que no reveló su tendencia natural
hacia la Magia? La Magia, no es una entidad definida, es una ciencia o arte de emplear
conscientemente los poderes invisibles y obtener resultados en el campo de la vida material. Y, como
la eficiencia y el éxito de la Magia dependen muchísimo de la voluntad, del amor y principalmente de
la imaginación humana, cada raza o pueblo ajusta el ritmo o desenvolvimiento mágico a su
idiosincrasia, a sus costumbres y conocimientos, como a sus leyendas y manifestaciones religiosas.
La Magia está ligada a la botánica, a los minerales y hasta a los animales, conjugados a los efectos
del magnetismo astrológico, a la energía del agua corriente de los ríos y de los mares, a la fuerza
vitalizante e higienizadora del sol, combinada a los efectos hipnóticos o excitantes de los rayos
lunares. Todo eso es parte del crisol de las razas y pueblos, cuyos magos estudiaron siglos y siglos
todas las manifestaciones de la Vida alrededor de su pueblo y del ambiente donde viven. Ellos tratan
de eliminar las escorias, tonterías e infantilidades en el esquema dinámico de la Magia, pero tratando
de conservar la dirección de los impulsos estimulantes de las fuerzas de la naturaleza.
Por consecuencia, existe la magia egipcia, babilónica, asiría, hindú, griega, escandinava,
germánica, latina, africana y amerindia. Y conforme a la expansión geográfica y amplitud de la raza,
aún se pueden incorporar nuevos elementos dinámicos o progresos mágicos, frutos de las
costumbres y del clima del mismo pueblo.12 Por eso, los elementos puros e iniciáticos que conforman
la magia de ciertas razas, se vuelven procedimientos bastardos cuando son utilizados en el proceso
mágico de otro pueblo, debilitándole el ritmo y fracasando por consecuencia. Se sabe que el aceite y
el vino son productos agradables y aprovechables, pero si se mezclan pierden sus cualidades
intrínsecas. Así es la Magia; cuando está subordinada al tema folklórico, costumbres y conocimientos
del mismo pueblo y raza, dinamiza las energías de la naturaleza y cataliza el magnetismo del mundo
astral, en un proceso coherente y útil.
Pero, no pasa de ser un simple pasatiempo o práctica supersticiosa, cuando se entrevera con los
símbolos, objetos, hierbas, minerales o elementos pertenecientes a otras razas o pueblos, distintos al
que se forjó.
82
Ramatís La Misión del
Espiritismo

11
Véase la obra Obreros de la Vida Eterna, pág. 233, capítulo "Prestando Asistencia", donde trata sobre la dispersión
del tonus vital de los desencarnados, evitándose la impregnación en el cementerio.
12
En Brasil, país amplio y de climas antagónicos, es muy probable encontrar acentuadas diferencias en el estudio
sobre la magia practicada en el norte, donde vive el tipo campesino, en el centro, compuesto por las tradiciones mineras y
cariocas, y el sur, tuyo pueblo es formado por la ascendencia de las razas europeas, asiáticas y launas.
¿Cómo se podría conjugar en un mismo proceso, totalmente armónico, la magia y el mentalismo
indomable del sacerdocio hindú, el magnetismo poderoso de los templos egipcios, la proyección
etéreo-física de los viejos magos de la Caldea, el manejo de las energías selváticas en el astral
inferior de los negros africanos, el dominio del fuego por los pieles rojas, el poderío y el curanderismo
de los pajes brasileños, sobre los elementos de la naturaleza? Sin lugar a dudas, que esa mezcla
divergente debilita el ritmo ascendente y dinámico de la magia, pues la cualidad es perjudicada por la
cantidad heterogénea.
Pregunta: Los umbandistas veteranos afirman que practican la magia africana iniciática, siendo
los neófitos los que debilitan el proceso, debido a la confusión y mezcla de elementos que pertenecen
a otras razas.
Ramatís: Excepto algunas razas entendidas en el asunto, la mayor parte de los umbandistas aún
practican una mezcla de la magia africana, amerindia y católica impregnada por ceremonias y
"mantrams" del ocultismo oriental, formando un sincretismo religioso bien intencionado, pero muy
impuro en su expresión mágica.13
En Brasil, la Umbanda todavía resulta ser una doctrina manejada por muchas personas
incipientes, que después de breves contactos en los terreiros, luego intentan erigirse en "jefes" o
entendidos, actuando como si fueran veteranos experimentados, manifestándose en grotescas y
hasta cómicas expresiones, como si fueran procesos elevados de magia. Entonces, se introduce una
verdadera confusión de símbolos extraños o ridículos simulando ser los verdaderos "puntos llaves",
que además de no vibrar en el plano del astral invisible por la falta de éter físico suficiente, no
condicen con la naturaleza de las falanges convocadas, ni tampoco se identifican con el tipo de
trabajo mediúmnico tradicional de la Línea de la Umbanda.14 La mayoría de esos improvisados
magos, creen que es suficiente trazar algunas líneas entrecruzadas que forman una estrella de cinco
puntas o el signo de Salomón, o entrelazar por medio de espirales al sol y la luna, para lograr un
efecto impactante en las falanges a los fines de desencadenar el ritmo de la magia adecuada. El ritmo
mágico, a nuestro entender, es el aprovechamiento científico de las fuerzas ocultas de la naturaleza
para trabajar con criterio y amplio discernimiento en el mundo material, pero deben estar sus leyes en
perfecto conocimiento de su autor, que además, debe tener una poderosa y perseverante voluntad.
En verdad, cosas semejantes también pueden suceder en algunas sesiones espiritas, cuando
ciertos neófitos enfermizos, histéricos, esquizofrénicos o neurovegetativos, confunden el fenómeno
mediúmnico con sus propias manifestaciones mórbidas. Algunas personas sin experiencia y hasta
perturbadas, a veces se transforman en misioneros dominados por la febril preocupación de "salvar a
la humanidad", profesando en la línea espirita como adoctrinadores y médiums, exponiendo cosas
ridículas a cuenta de revelaciones de elevada sabiduría espiritual. En base del intercambio
mediúmnico bajo la égida kardecista, el médium que es predominantemente intuitivo, estudioso y por
lo tanto, menos fenoménico y de más interferencia mental, es el que responde satisfactoriamente a
los elevados objetivos del Espiritismo.

13
N. de Ramatís: Poco a poco y bajo la dirección de los estudiosos del asunto, la Umbanda codificará la magia castiza
y coherente que proviene de las costumbres y temperamentos del pueblo brasileño, cuyos trabajos producirán excelentes
efectos beneficiosos en el campo de la curación y en la fenomenología mediúmnica. Además, muchos umbandistas ignoran
que Los altares de los "gongás" deben estar construidos de cedro, de álamo o de olmo, maderas de óptima receptividad
magnética, sin pintura y apenas lijado, a los fines de absorber el magnetismo enfermizo que se desprende de los creyentes
en los momentos de la plegaria religiosa, tal como se hacía en el viejo Egipto.

83
Ramatís La Misión del
Espiritismo

14
N. de Ramatís: Ciertas veces, algunos médiums y jefes incipientes de terreiros, convocan a la Línea de Ogum para
un trabajo de Justicia o de Yemenjá para hacer una descarga fluídica en el astral del mar y trazan puntos claves de tal
infantilidad, que terminan mezclando símbolos, emblemas y exotismos incomprensibles, además de fragmentos de
convenciones y llamadas de otras falanges, como la de Xangó, Oxossi o Omulú, que nada tiene que ver con el caso a tratar.
Existen terreiros saturados de tantos adornos, que se parece más a un bazar, que a un culto religioso. En otros trabajos, se
convocan a centenas de espíritus para resolver un caso individual, de poca importancia, que nos hace recordar a los niños,
que usan la "pata de conejo" para pedir una golosina.
Pregunta: ¿Tiene fundamento la denominación de Espiritismo de Umbanda, como lo llaman
algunos adeptos umbandistas?
Ramatís: Umbanda es mediumnismo, pero no es Espiritismo. Aunque sea una doctrina que
admite la Ley de la Reencarnación y el proceso de Causas y Efectos del Karma, merecen los más
sinceros votos de felicitación debido a la enorme cantidad de personas curadas de obsesión y
víctimas de la magia negra. La Ley de la Umbanda no es una doctrina codificada con principios
exclusivos e inmodificables, tal como sucedió con el Espiritismo. Tampoco es reforma, como el
Protestantismo, ni tampoco se consagró como una comunidad religiosa a semejanza de lo sucedido
hace tiempo con el Catolicismo.
El Espiritismo, como sistema o doctrina de los espíritus, afirma sus bases en los principales
postulados transmitidos desde el Más Allá, mientras que la Umbanda, en la actualidad, es un
sincretismo religioso, una amalgama de concepciones heterogéneas de creencias, folklores,
supersticiones, ritos y costumbres religiosas de varias razas y pueblos. También es cierto, que la
Umbanda se encuentra en el período de preparar el terreno y comenzar la siembra, pero debe tratar
con algunos frutos muy sazonados y otros totalmente negativos. Pero, es un movimiento religioso y
mediúmnico en franco progreso para alcanzar una eficaz confraternización entre los pueblos. Por eso,
en sus terreiros tienen cabida los blancos, negros, alemanes, polacos, italianos, sirios, españoles,
portugueses y judíos, que no oponen resistencia al influjo y afabilidad de los "viejos negros", o la
demostración sincera de los indios.
Allí, verdaderamente se terminan todas las nociones de razas, distinciones jerárquicas, niveles de
sabiduría, emblemas académicos o posición social, existiendo solamente los "hijos del terreiro",
clamando por la ayuda amorosa de los viejos negros, por la protección de los indios, saturados de
vitalidad y la solución de los problemas por la habilidad y abnegación de los mestizos.
Pregunta: Algunos entendidos umbandistas, dicen, que tratándose de la comunicación de los
espíritus en los terreiros de la Umbanda, el término Espiritismo no debe ser exclusivo de la
codificación kardeciana. ¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: Esa alegación no tiene justificación debido a que los espíritus siempre se comunicaron,
desde los tiempos más remotos, y sin embargo nadie les fijó un término para designar las prácticas
mediúmnicas con el Más Allá. Además, las macumbas, candomblés y otros ritos mediúmnicos
africanos, que forman la base de la actual Umbanda, existían antes de que Allan Kardec
codificara el Espiritismo. A nuestra forma de ver las cosas, la denominación que mejor se ajusta, sería
la de "Espiritualismo de Umbanda", debido al trabajo objetivo en los terreiros, y porque difunden las
enseñanzas de la reencarnación y las leyes kármicas.
Pregunta: Frecuentemente se dice que los médiums se desenvuelven o desarrollan con más
rapidez en los terreiros de la Umbanda, puesto que en las sesiones espiritas demoran mucho tiempo.
¿Qué nos podéis decir?
Ramatís: Sin lugar a dudas, puesto que es muy grande la diferencia entre el modo de desarrollar
o desenvolver al médium junto a la mesa kardecista y a la técnica aplicada al "caballo" (médium) de la
Umbanda. Bajo la égida del Espiritismo, el médium de mesa debe preocuparse muchísimo para
determinar la especie de ideas de sus comunicantes, en un intercambio acentuadamente mental;
pero el "caballo" del terreiro cuida de reconocer la identidad de los espíritus que incorpora.
Diríamos que la práctica mediúmnica del Espiritismo se asemeja a una agencia de informaciones,
donde lo importante es el texto a informar, antes que saber quién es el que informa; la Umbanda, se
preocupa mucho más en saber quien es el que informa, así como en el mundo físico, se da mayor

84
Ramatís La Misión del
Espiritismo

importancia y responsabilidad entre aquello que dice el cabo y lo que informa el general.
Como el desarrollo o desenvolvimiento mediúmnico no consiste en hacer una serie de
movimientos rítmicos, semejantes a gimnasia física, el candidato a médium debe apresurar sus atri-
butos angélicos, antes de tener la preocupación de ser un buen intermediario para los espíritus
desencarnados. ¿De qué vale un desenvolvimiento mediúmnico rápido, si individualmente no tiene
nada de útil y bueno para ofrecer al prójimo? La facultad mediúmnica no es un baño milagroso capaz
de transformar instantáneamente a su portador en un sabio o santo, por el solo hecho de transmitir
comunicaciones del Más Allá. Tratándose de una hipersensibilización prematura y de prueba, lo más
indicado para su recuperación espiritual es el mismo médium, antes de pseudamente titularse un
suceso en la especialidad.
Por esa causa, hay médiums que demoran su progreso junto a las mesas kardecistas, puesto
que aún les falta incorporar la virtud del Evangelio del Cristo, mucho antes que transmitir el
pensamiento de los fallecidos. No es suficiente plasmar la altivez del indio, la configuración senil del
viejo negro o interpretar el modismo del mestizo, para comprobar la suficiencia de la mediumnidad. A
nuestra manera de ver, tanto los kardecistas como los umbandistas pierden su precioso tiempo junto
a sus médiums, cuya compostura moral es muy inferior a su desenvolvimiento mediúmnico. ¿De qué
sirve la taza vacía ante quien agoniza de sed?
Pregunta: Aseguran los umbandistas, que el desenvolvimiento adoptado en los terreiros, permite
la mediumnidad totalmente inconsciente y liberada del animismo tan peculiar en los trabajos espiritas.
¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: La mediumnidad inconsciente es muy rara, tanto en los terreiros como en los trabajos
espiritas. También es cierto, que los espíritus primitivos o sufrientes son más "posesivos", porque sus
fluidos demasiados vitalizados por el éter físico de la tierra actúan en forma coercitiva, reduciendo
algo la conciencia de sus instrumentos. Eso sucede generalmente, con las personas obsesadas, que
pierden el dominio de su cuerpo y cuando se recuperan de su crisis, poco recuerdan de lo sucedido.
Además, cuanto más sublime es el espíritu, menor es su acción física sobre los médiums y su
comunicación es predominantemente inspirativa.
El desenvolvimiento mediúmnico se demora mucho más en las mesas kardecistas, porque de
acuerdo a los preceptos doctrinarios del Espiritismo, los médiums son advertidos a los fines de
sustraerse a toda manifestación excéntrica o descontrolada.
De esa forma, los mensajes mediúmnicos de la mayoría de los médiums de mesa, están
sometidos a la mayor o menor cultura y capacidad de los mismos. La principal preocupación del
médium kardecista es evitar exageraciones y formas de comportamiento caricaturesco de los
comunicantes, reduciendo en grandes proporciones las posibilidades de los desencarnados para
manifestar sus características o personalidad. No hay dudas, que los médiums de elevada
responsabilidad, también reproducen gestos, tonos de voz e innumerables particularidades de los co-
municantes, aunque no formen parte de ningún terreiro. Sin embargo, ese tipo de médium, si
participara de los trabajos mediúmnicos de la Umbanda, sin lugar a dudas, que sería uno de los
mejores "caballos" del terreiro.
Pregunta: ¿Por qué se dice en la Umbanda, "caballo" en vez de médium, como es tradicional en
el Espiritismo?
Ramatís: Aunque ambos vocablos definan una misma cosa, es decir, el intermediario de los
espíritus desencarnados, sin embargo, divergen en el sentido de su aplicación o función en los
respectivos trabajos. El médium que trabaja bajo la égida del Espiritismo debe atenerse a las
recomendaciones de Allan Kardec y mantener el control y la disciplina defensiva, sin abdicar de su
propia autoridad espiritual o someterse dócilmente a las iniciativas de los desencarnados. El médium
kardecista es una especie de representante de los espíritus, pero ha de estar siempre vigilante ante el
peligro de la fascinación u obsesión por descuido, fanatismo o conducta censurable.
Mientras tanto, los espíritus que actúan en los candomblés, macumbas o actualmente en la
Umbanda, llaman caballos a sus médiums, porque les exigen abdicación de su personalidad, cultura,
85
Ramatís La Misión del
Espiritismo

temperamento, lenguaje y preocupación por su oratoria. El médium de terreiro debe ser dócil como el
caballo domesticado y sumiso a la voluntad de su dueño, sin protestas ni negaciones. Aunque sea
culto y un excelente orador, habla confuso, limitándose a la filosofía doméstica, muy popular de los
viejos negros; a pesar de su prestigio en el mundo profano como académico o de graduación
superior, tendrá que ser humilde, comunicativo y tolerante, capaz de atender seriamente los pedidos
más tontos o criticables.
El denominado "cambono" no es médium o caballo, sólo cumple la función de una especie de
secretario de los Padres de los terreiros, debiendo explicar a los hijos de la Umbanda, los ritos y
especificar el sentido de las ceremonias, traduciendo el embarazoso lenguaje de los viejos negros y
demás entidades conocidas en el medio. Existen dichos y manifestaciones peculiares de los espíritus
de la Umbanda, que sólo el cambono las sabe explicar a fin de volverse familiar en la cita doctrinaria.
Pregunta: Conforme mencionasteis anteriormente, los médiums de mesa deben mantener el
control espiritual y mental sin perder el dominio de su individualidad, a fin de evitar la infiltración
peligrosa de los espíritus malhechores. Mientras tanto, en los terreiros, se da exactamente lo
contrario, es decir, los caballos obedecen ciegamente a las entidades que incorporan,
correspondiéndoles en su lenguaje truncado, configuraciones peculiares, actos y costumbres,
además de fumar, beber cachaza (grapa), vino o cerveza. Conforme advierte Kardec, ¿tamaña
imprudencia no conduce a la obsesión?
Ramatís: No podemos extendernos sobre los detalles que hacen a la diferencia de los trabajos en
los terreiros y en las mesas kardecistas, ni a los motivos fundamentales que distingue a la Umbanda
del Espiritismo. Las serias y sensatas advertencias de Allan Kardec, tiene por finalidad hacer que los
médiums se vuelvan prudentes y observadores contra la penetración de los espíritus burlones o
malhechores. La defensa del médium reside, casi exclusivamente en su conducta moral y elevación
de pensamientos, puesto que sus guías de trabajos, una vez cumplida su tarea beneficiosa, deben
atender otras obligaciones, que son parte de sus responsabilidades en su mundo espiritual.
Para vuestro conocimiento, debéis saber que la principal actividad desarrollada en los terreiros de
la Umbanda, se ejerce en el submundo de las energías degradantes y fuente primaria de la vida; los
caballos deben afrontar toda clase de tropiezos, celadas, mistificaciones, magia y pedidos contra
entidades sumamente poderosas y crueles, que manipulan las fuerzas ocultas con absoluto éxito. En
consecuencia, la protección de los hijos de los terreiros está formada por eficaces tropas de choque
bajo la dirección de los experimentados jefes, conocedores profundos de las mañas, astucia y maldad
de los magos negros. Su trabajo se ejerce permanentemente sobre la superficie de la tierra y vigilan
atentamente a los caballos contra las arremetidas de las falanges adversas, porque saben
perfectamente, que la defensa de los caballos es muy precaria en base a la "elevación de pensa-
mientos" o de una conducta moral superior, aun tan poco vista entre los mejores hombres terrenos.
Por esa causa, al entorpecer los trabajos emprendidos por las falanges negras, los caballos de la
Umbanda son vigilados constantemente por esas cofradías de malhechores. Por otra parte, no se
trata de confortar únicamente a los espíritus sufrientes, conmover al obstinado obsesor o encauzar al
hermano desorientado; el caballo de la Umbanda es el "eslabón" o punto de apoyo donde se afirman
los padres de los terreiros en su lucha tenaz contra las agrupaciones y poderosas falanges de las
tinieblas. En consecuencia los jefes de las Líneas y falanges de la Umbanda, asumen pesados
deberes a cumplir con la debida responsabilidad, por la seguridad y protección de sus pupilos. Es un
compromiso de trabajo y fidelidad mutua, pero de mayor responsabilidad para los padres de los
terreiros.
De ahí que se producen las grandes descargas fluídicas en los terreiros, así como la
recomendación para utilizar hierbas por parte de los caballos y cambonos (secretarios) y adeptos, a
los fines de expulsar los malos fluidos que pudieran haberse plasmado en los trabajos de limpieza.
Pero, la libertad de la manifestación mediúmnica en los terreiros y la docilidad pasiva del caballo
a los estímulos ocultos, permite a los espíritus comunicantes trabajar más sobre los plexos nerviosos,
asumiendo el dominio del cuerpo físico y plastificar, por así decir, sus principales características.
Entonces, los indios, viejos negros, mestizos, abuelitas y otros familiares del culto, se demuestran con
86
Ramatís La Misión del
Espiritismo

las costumbres y similares inquietudes, que realmente viven en el plano espiritual donde viven, allá en
el Espacio. Los indios saludan con gran estilo, dando a su médium el aire de altivos y fuertes, 15
capaces de hacer movimientos rápidos, casi felinos y hasta llegan a dar saltos asombrosos; los viejos
negros, las abuelitas y titías viejas, son curvados y sentenciosos en sus dichos moralistas,
acentuando sus voces alegre y afable, con el lenguaje característico de los viejos esclavos del Brasil.
Los mestizos manifiestan la finura, propia del campesino brasileño, con sus charlas originales,
propias del hombre del interior, demostrando ser muy despiertos, sinceros y hasta desconfiados.15a.
Por eso, los asiduos concurrentes a los terreiros, conocen rápidamente a los padres en base al toque
peculiar de la pronunciación, ni bien pronuncian las primeras palabras o bien, en su forma de
incorporarse.
Pregunta: Esa caracterización fiel de los comunicantes, acaso, ¿no puede darse en las sesiones
mediúmnicas de los espiritas?
Ramatís: Son muy raros los médiums de transfiguración, capaces de demostrar, con
espontaneidad la exacta configuración de los espíritus desencarnados. Y, como casi la totalidad de
los médiums son conscientes o semiconscientes, cualquier coacción o advertencia en el ejercicio de
la mediumnidad, reduce enormemente la pasividad mediúmnica y además despierta el animismo. La
disciplina mediúmnica en los centros o sociedades espiritas, tienen otra orientación, puesto que es de
mayor importancia el contenido moral de los mensajes dictado por las entidades, que conocer su tipo
de personalidad. Y, por otra parte, la tradición espirita kardecista dice que los espíritus se manifiestan
por el "pensamiento", cabiéndole a los médiums transmitir sus mensajes con su propio vocabulario,
desestimando la configuración de los comunicantes.
En base al habitual desajuste mediúmnico en los trabajos espiritas, los desencarnados se limitan
al intercambio a través del tipo mental y menos fenómeno, es decir, más ideas y menos personalidad.
Cuando el médium es culto, elocuente y prolijo, los espíritus se comunican abiertamente y en forma
intelectiva, pero cuando es inculto y lacónico termina por reducir la manifestación y desfigura la
individualidad del comunicante. A veces, y aunque parezca paradójico, sucede que los espíritus
primarios se comunican por intermedio de un médium dotado de intelecto y preparación, entregando
un mensaje culto y elocuente, mientras que en otras oportunidades, se desconcierta el adepto, al
observar que la personalidad que transmite el mensaje es o fue de alto vuelo literario y muy conocido
por la historia terrena, pero su mensaje es tan empobrecido y de tan bajo nivel, que es el verdadero
producto de un médium poco instruido y de muy pocos recursos. He aquí, que aun hoy, la ignorancia
de aquellos médiums que no agradan del estudio y la disciplina recomendada por Allan Kardec,
manifiestan que no es necesario estudiar para ser un buen médium, puesto que el intelecto y la
inteligencia del comunicante, puede más que los obstáculos que pueda poseer un médium
analfabeto, pero de muy buenas intenciones.
Los buenos médiums amplían, sinonimizan elegantemente y hasta aclaran el pensamiento oscuro
de los comunicantes iletrados, mientras que los mediocres empañan y contradicen a los nombres
famosos que por ellos se comunican. También es cierto que existen médiums psicógrafos excelentes,
que manifiestan a través de la escritura mediúmnica, las características fundamentales de sus
comunicantes, sin necesitar de la técnica tradicional del desenvolvimiento en los terreiros.16
Además, en el futuro, como ya sucedió en otros planetas mucho más evolucionados que el
nuestro, los espíritus desencarnados podrán revelar sus condiciones particulares con cierta facilidad,
gracias a los eventos científicos sobre las investigaciones en el campo de la mediumnidad.17
15
N. del Médium: Cierta vez me sometí a la incorporación del indio Caboracy, que en su última existencia fue el jefe de
la tribu de los Aracys, a la orilla del Río de las Muertes y sorprendí a los asistentes, inclusive a mi propia esposa, al estirar
un poderoso arco de tirar flechas, de los antiguos Bororós, con la facilidad de alguien que mueve una varita de mimbre.
Después de la desincorporación, no pude hacer lo mismo, aunque trató de ayudarme en dos consecutivos intentos, un señor
bastante robusto.
15a
N. de Adson Guiraud: En los medios umbandistas, se denomina comúnmente a los caboclos, como si se tratara de
los mestizos, indios o salvajes.
15b
En las mesas kardecistas, también se observa, que las entidades se dan a conocer a los presentes, por señas
87
Ramatís La Misión del
Espiritismo

habituales, como ser llaves o expresiones que dicen así: "Gloria a Dios en las alturas"; "Qué la Paz sea Contigo";
"Paz, Luz y Verdad" o "Benditos seáis vosotros".
16
N. del Médium: A mi forma de ver, incluyo en esa cita de "médiums excepcionales, que manifiestan el estilo y la
índole de los comunicantes, aunque no sean caballos de terreiros, a los mediadores como Chico Xavier, Fernando de
Lacerda, Vale Owen, W. Krijanowsky, Yvone A. Pereira, Waldo Vieira, Zilda Gama y Dolores Bucellar.
Pregunta: Los kardecistas tienen conciencia de la reducción que imponen con sus cualidades
mediúmnicas, a los mensajes recibidos por parte de las entidades. Esa acción, ¿no crea desventajas
para la divulgación del ideal y sus buenas prácticas, en lo que se refiere al médium, como
retransmisor de la verdad?
Ramatís: Respecto a los médiums o caballos en sí, es un asunto de disciplina en cada
desenvolvimiento de las facultades mediúmnicas, tal vez un poco difícil de prever en particular,
porque cada persona o mediador, presenta condiciones distintas y no se puede juzgar en forma
general. Mientras tanto y esto es lo que más interesa, el Espiritismo como la Umbanda, a pesar de
ser trabajos mediúmnicos diferentes están cumpliendo determinaciones de lo Alto y tienen similares
objetivos. Mientras la Umbanda perfecciona la práctica mediúmnica en el campo del fenómeno y
favorece la reproducción plástica de los espíritus comunicantes, bajo la pasividad y versatilidad de los
caballos de los terreiros, el Espiritismo adoctrina a los hombres para su liberación definitiva del
mundo de las formas, es decir, del mundo de la carne. Malgrado y a pesar de que las apariencias de
ambos parece contradecirse, la Umbanda ajusta el vaso y el Espiritismo purifica el líquido; la
Umbanda apresura el mecanismo de la lámpara y el Espiritismo sutiliza la fuerza de la llama.
Pregunta: Los kardecistas critican el lenguaje de los viejos negros, indios y mestizos en los
terreiros, alegando, que el espíritu después de desencarnado es pensamiento, pudiendo dispensar
del mecanismo del lenguaje humano, sin necesidad de tener que "hablar errado". ¿Cuál es vuestra
consideración al respecto?
Ramatís: En la época de la codificación espirita, el concepto generalizado de sus adeptos sobre
la muerte del cuerpo físico, era que al morir éste, el espíritu desencarnado solamente podía actuar en
el campo netamente mental. En consecuencia, todos los fenómenos inherentes al mundo físico, no
dejarían de ser meras ilusiones, que muy bien podían eliminarse en las adoctrinaciones dirigidas a los
espíritus sufrientes. De esa forma, la mayor preocupación de los adoctrinadores era eliminar de la
mente de los comunicantes, los recuerdos "obstructivos" o reminiscencias de la vida material.
Sin embargo, después del advenimiento de innumerables obras mediúmnicas, psicografiadas por
excelentes médiums, se pudo comprobar, que el periespíritu no es un cuerpo tan simple como se
imaginaba o se suponía a través de las primeras revelaciones espiritas.18 Pero, tratándose de un
equipo complejo y sobreviviente, que además de su capacidad mental, es el vehículo astral y
conocido desde el tiempo de los Vedas como el "cuerpo de los deseos" y fiel transmisor de los
sentimientos y otros fenómenos del Espíritu inmortal. En consecuencia, el simple despojo del cuerpo
carnal no elimina vicios, deseos y viejos hábitos estratificados en el mundo físico, así como los
fenómenos "post mortem" de sufrimientos, lesiones, fatigas, hambre y sed, no son el fruto de los
pensamientos desordenados, sino, la cruciante realidad que se hace sentir con más fuerza en el
espíritu desencarnado.19
17
"Hasta que la Ciencia establezca la libre y generalizada comunicación con las inteligencias desencarnadas, el
espíritu que mora en los planos espirituales, para comunicarse con los hombres, depende del médium, como el alma, para
tomar cuerpo en el medio físico, depende del refugio materno." Trecho extraído de la obra Entre Hermanos de Otras Tierras,
Cáp. veinte; Asuntos con William James, de Chico Xavier y Waldo Vieira. Obra de la Librería de la F.E.B. Véase también, En
el Campo de la Mediumnidad y Coetánea del Más Allá, del espíritu de André Luiz por intermedio de Chico Xavier. Edición
LAKE.
18
Véase el Cáp. "Periespíritu", de la obra El Libro de los Espíritus, de Allan Kardec.
19
El presente relato pertenece al autor André Luiz en la obra "Nuestro Hogar", Cáp. II de Chico Xavier, después de su
desencarnación, se manifestaba de la siguiente forma: "El hambre me torturaba, la sed me abrasaba. Determinados
fenómenos de la experiencia material se patentizaban a mi vista. Me crecía la barba, la ropa comenzaba a romperse por los
esfuerzos que hacía, en esa región desconocida. De vez en cuando encontraba verdores que me parecían agrestes,
alrededor de minúsculos hilos de agua, donde me arrojaba ansioso. Devoraba aquellas hojas desconocidas, mojaba los
88
Ramatís La Misión del
Espiritismo

labios en aquella naciente de agua, tanto como me lo permitían las fuerzas irresistibles que me impulsaban constantemente
hacia adelante.
La muerte transfiere al espíritu para otra morada, sin violentarle el campo de las ideas y
emociones cultivadas en el mundo material. El hombre culto se vuelve a comunicar con la tierra,
exponiendo su vasto caudal de conocimientos y experiencias, en lenguaje sencillo y correcto,
mientras que el ignorante lo hace en lenguaje apropiado a su cultura y demás cualidades personales.
El problema de la manifestación mediúmnica, si es más o menos auténtica, depende de la
versatilidad o sumisión del médium a las características del comunicante.
De ahí, el hecho que los indios, mestizos y viejos negros se manifiesten en los terreiros con sus
peculiaridades vividas en el mundo físico por encontrar a sus médiums adecuados a sus tipos. Se
manifiestan sin constricción alguna y con su lenguaje habitual, despreocupados de cualquier
advertencia severa de que deben "hablar bien" y sin errar. ¡De qué le vale al viejo negro disponer de
un médium letrado y altilocuente, pero que le desfigura la individualidad o tipo peculiar de un anciano
agotado por la esclavitud! ¿No sería absurdo exigir a los niños que demuestren elevada moralidad,
por el solo hecho de encontrarse entre adultos?
Pregunta: Entonces, ¿por qué Allan Kardec explica que los espíritus comunicantes se manifiestan
a través del pensamiento y no tienen necesidad de "hablar errado", mientras que los indios y mestizos
continúan comunicándose con su lenguaje excéntrico y con la algarabía tradicional de los terreiros?
Ramatís: Cuando Allan Kardec codificó el Espiritismo, en Francia, lo hizo en función a los
problemas creados en el astral europeo, pero no se enfrentó con una cuestión tan compleja, como la
desencarnación prematura y en masa de espíritus de salvajes y viejos esclavos, situados en el lejano
Brasil. Por otra parte, desconocía sus creencias, mitos, supersticiones e infantilidades, como el de
comunicarse con tanta peculiaridad, en caso de tener un médium espontáneo y sin barreras de
ninguna especie, tal como sucede con los caballos de la Umbanda. Pero, detrás del lenguaje
atravesado de muchos padres de los terreiros y umbandistas estudiosos, se puede descubrir a
muchos espíritus iniciados, que en un heroico esfuerzo enfrentan el astral primario de la tierra para
ayudar al hombre terreno a liberarse de sus vicios e ignorancia del mundo espiritual.
Pregunta: Los espiritas aseguran, que en las esferas superiores, los espíritus se entienden a
través de la telepatía. ¿Qué nos podéis decir?
Ramatís: Los espíritus que manejan la telepatía en el mundo espiritual, es porque ya son
experimentados y la utilizaron cuando vivían en la carne. Como no hay privilegios ni milagros, "cada
uno recibe conforme a sus obras". Fuera de lo dicho, el intercambio en las colonias espirituales se
hace a través de la palabra hablada.
Pregunta: ¿Queréis decir, que en el Espacio también existe la barrera del lenguaje?
Ramatís: Sin duda, en las colonias espirituales situadas alrededor del mundo tierra, sus
moradores hablan el idioma de las razas allí congregadas, tal como sucede en el mundo físico.
Cuando visitamos agrupaciones espirituales de otros pueblos, también utilizamos los intérpretes,
salvo, cuando son entidades despojadas de las formas materiales y de los nacionalismos del mundo,
en donde la telepatía pura es su habitual lenguaje. Por eso, lo Alto intensifica constantemente la
propagación del idioma Esperanto entre los terrícolas, puesto que el idioma es de gran influencia en
el área espiritual, adyacente a la tierra.20
20
Véase la obra Sobrevivencia del Espíritu, los diversos capítulos sobre el Esperanto, de Ramatís. Trecho extraído de
la obra Entre Hermanos de Otras Tierras, comunicación de André Luiz, capítulo; Veinte asuntos con William James:
"Sabemos que el pensamiento es el idioma universal; mientras tanto, es una realidad inmediata en los dominios de la
inducción o la telepatía, trabajosamente ejercitada. Sería posible tranquilizar a un enfermo con la simple presencia de la
idea de paz y optimismo, cura y esperanza, pero no es posible darle los avisos inmediatos del tratamiento, si no lo hacemos
por medio de su lenguaje tradicional. Por otra parte, hechos de xenoglosia se pueden obtener con suma facilidad. Es
necesario comprender, que en el actual estado de evolución de la humanidad, la barrera de las lenguas es inevitable, debido
a que la mayoría de los desencarnados, comúnmente prosiguen arraigados al ambiente doméstico en que vivieron. De esa
forma, los amigos espirituales ligados a los Estados Unidos, que aspiren a ser escuchados sin reparos en Brasil, deberán
irremediablemente estudiar el portugués."

89
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Pregunta: ¿Por qué asisten mayor número de personas a los terreiros de la Umbanda, que a los
centros espiritas?
Ramatís: En los centros kardecistas el número de personas aumenta en los días que se recetan
remedios y dan pases mediúmnicos, y disminuye el día de explicación doctrinaria o interpretaciones
sobre el Evangelio. Eso es natural y bastante humano, pues los terrícolas todavía son espíritus
primarios, cuyo estómago predomina sobre el cerebro y el cuerpo carnal sobre el espíritu. En las
sesiones de pases y recetas buscan recursos para resolver su estado de salud y soluciones para su
vida terrena. Y, así transcurren sus necesidades espirituales, atrofiando el discernimiento y las
iniciativas propias.
Como la Umbanda realiza un trabajo denominado tierra a tierra y de ayuda directa por medio de
los hijos de los terreiros, por eso es mayor el número de personas que asisten, al verse favorecidas,
aparentemente en la vida material. Pero, no se puede, ni se debe censurar ese trabajo mediúmnico
por causa de tales concesiones, pues atrayendo a los hombres por sus vicisitudes humanas, también
se les enseña la Ley del Karma y la ecuanimidad de la Reencarnación.
Aunque la Umbanda trabaja más en lo físico que el Espiritismo, tiende para el mismo objetivo; la
liberación espiritual del hombre, puesto que sabe, que la mayoría de las personas necesitan del
fenómeno mediúmnico y de los hechos incomunes en sus vidas, para llegar a creer en su propia
inmortalidad. Mismo Allan Kardec, despertó su curiosidad para las cosas del Más Allá, después de
comprobar los extraños fenómenos de las "mesas danzantes". Aunque hoy se hable de la filosofía
criteriosa del Espiritismo, codificado para el esclarecimiento de la vida de las personas, todavía se
argumenta sobre los fenómenos sucedidos con las hermanas Fox, Hydesville, al espíritu golpeador
de Charles Rosna, que a través de los golpes en clave, narró su asesinato, más tarde comprobado, al
hallar su cuerpo, tal como lo había indicado.
En consecuencia, la Umbanda, con su fenomenología ostensiva y algunas veces sorprendiendo a
los más afamados sabios en el dominio de su materia, atiende a las personas escépticas, pero dignas
de ser atendidas, como el Señor lo hace con todos sus hijos. También es cierto, que algunos hijos de
los terreiros se habitúan a la comodidad de "pedir" indiscriminadamente para que los padres
resuelvan sus fútiles problemas de la vida material. Por otra parte, tal como sucede entre los espiritas
kardecistas, una buena parte de los adeptos se liberan de esa mendicidad espiritual y desenvuelve el
autodiscernimiento acerca de su propio destino.
Pregunta: Suponemos que los centros espiritas no ofrecen las mismas condiciones de ayuda, que
son peculiares en la Umbanda. ¿No es verdad?
Ramatís: No es conveniente confundir ambos géneros de trabajo. El Espiritismo alcanza al
conjunto de personas que demuestran condiciones para activar su progreso espiritual en forma
independiente de las costumbres materiales del mundo; la Umbanda, es un mensaje dirigido a los
hombres que todavía requieren el punto de apoyo del rito, de las imágenes, de los símbolos y del
fenomenismo mediúmnico para poder centralizar sus actividades religiosas. Pero, no tiene
importancia si el individuo es espiritista o umbandista, lo que interesa es su conducta y proceder junto
a la humanidad. ¡Ninguno vale por su creencia, pero sí, por sus obras!
Lo cierto es, que el género de trabajo mediúmnico de la Umbanda elimina el miedo de sus hijos
para pedir las cosas más absurdas, pues los viejos negros se ofrecen a voluntad. Mientras tanto, es
muy grande la diferencia entre pedir y ser correspondido, pues los padres de terreiros, cuando son
instructores de nivel espiritual superior, jamás conceden aquello que pueda perturbar el
adiestramiento de sus pupilos en la materia. Los asiduos frecuentadores a los centros espiritas son
advertidos, que no deben pedir cosas que se refieran al orden material, por eso, recelan exponer sus
problemas y vicisitudes comunes, limitándose a solicitar pases y recetas para la salud del cuerpo
físico. Dado que ignoran, que la asistencia de los espíritus, respecto a la salud corporal, no deja de
ser problema de orden material.
Los terreiros atraen mucha gente porque sus padres nada rechazan ni censuran, pero escuchan
atentamente las quejas entontecidas de sus hijos, con sus pedidos, a veces, desvergonzados. Entre

90
Ramatís La Misión del
Espiritismo

otras cosas, prometen curar a los familiares enfermos, disciplinar a la jovencita rebelde, corregir a la
mujer frívola, poner en línea al esposo voluble, apartar el hechizo molesto o ayudar a recuperar el
patrimonio material. Destinan al indio o mestizo vigoroso para proteger al nuevo hijo del terreiro,
hacen la descarga de los malos fluidos por medio de las falanges adiestradas, recetan los baños de
hierbas para limpieza y revitalización del periespíritu, orientan sobre el nuevo rumbo a tomar en la
vida y prescriben obligaciones a ser puestas en prácticas en el hogar.
Los consultantes se animan ante las promesas del nuevo rumbo a seguir para beneficio de su
vida, tomando baños de descargas para desintegrar el cúmulo de fluidos malos, y la mayoría se
sienten seguros con los talismanes 21 presentados por los viejos negros, o adornando los jardines con
palmas de San Jorge, o bien propician la defensa, plantando un determinado vegetal que cumple con
la función de sublimar las emanaciones nocivas. El jefe del hogar, para sorpresa de la familia, a
veces, es el primero en tomar la iniciativa para defumar el ambiente de la casa; la esposa y los hijos
inician un nuevo período de camaradería, elevando el nivel de los pensamientos bajo la bendecida
sugestión de los puntos mentalizados y la recomendación de los padres de los terreiros.
Bajo las sugerencias y apoyo moral de los padres de los terreiros, el hijo trata de mejorar y cuida
de no emitir malos pensamientos, habituándose algunas horas a la semana al entrenamiento
espiritual, frecuentando asiduamente el terreiro para recibir renovadas recomendaciones y
esperanzas sobre la responsabilidad humana. De esa forma, dinamiza las energías debilitadas,
fortifica su voluntad, corrige las explosiones de cólera, quiebra su orgullo y vanidad, atiende sus
obligaciones, y sin dudas, que termina por sintonizarse a nivel de las corrientes superiores, buscando
las fuerzas para superar los reveces y las tragedias tan comunes a la especie humana. Después de
ganar amigos poderosos en el Más Allá y de sus aptitudes favorables, se consigue la deseada y
eficaz ayuda espiritual. Además, a medida que el hijo pasa a conocer la justicia de la Ley del Karma y
la lógica de la vida que le toca vivir, en base a sus desatinos del pasado. También sucede, que los
pobres no consiguen los recursos financieros para curar su cuerpo enfermo, en base al
encarecimiento de los medicamentos que se necesitan de urgencia, entonces recurren a los centros
espiritas en los días de recetarios y ayuda, donde llegan a recibir los medicamentos sin costo alguno.
Si no fuera por los terreiros de la Umbanda y la peculiar actividad caritativa de los kardecistas, sin
duda alguna, sería muy grande la cantidad de sufrientes, que el Estado brasileño tendría que
solucionar.22
Pregunta: ¿No es censurable que los adeptos de la Umbanda, primero quieran la solución de sus
problemas materiales?
Ramatís: Sin dudas, no compete a los guías o mentores de cualquier especie de trabajo
mediúmnico, la función prosaica de oficiar de pitonizas para la complicada materia de sus pupilos.
Eso corresponde a la responsabilidad de los mismos encarnados, a fin de no atrofiar su
discernimiento espiritual, tan necesario para el aprendizaje educativo en el mundo físico. Pero, los
padres del terreiro, también son espíritus sabios, amorosos y tolerantes, que jamás desilusionan o
censuran a sus "hijos", perdonándoles sus inquietudes caprichosas.
A través del amor, de la comprensión y subordinación al concepto del "haced a los otros lo que
quisiera que te hicieren", ellos escuchan afectuosamente los problemas aflictivos de los encamados y
responden, sin deformarle el verdadero sentido de la vida humana.

21
Trecho extraído de la obra Volví, del hermano Jacobo, psicografiada por Chico Xavier, Cáp. III, período "Entre
Amigos Espirituales", dice así: "Más tarde percibí que los objetos de nuestro uso personal, emiten radiaciones, y nosotros,
debimos cuidarnos para no ser atraídos o perturbados." Más adelante, dice: "El ambiente doméstico estaba impregnado de
cierta sustancia que la clasificó de fluidos gravitantes y que no favorecía nuestra liberación."
22
Conforme dice la estadística oficial, existe en Brasil un médico por cada 10.000 brasileños. Además, del conjunto de
médicos graduados anualmente, por el diminuto número de facultades de medicina, el 10 % no trabaja, puesto que son los
hijos de los padres ricos, el 10 % prefieren dedicarse a la política, a fin de ocupar cargos de diputados; otro 10 % desiste de
la profesión e ingresa en el comercio o la industria; un 10 % más los absorbe la policía o el ejército; otro 10 % fracasa en la
profesión, pues transforma la medicina en un negocio de cirugía, dedicándose al aborto organizado. De los 50 % restantes,
solo la mitad tiene valor para prestar sus servicios en el interior del país... Y, aun están aquellos que desean acabar con el
91
Ramatís La Misión del
Espiritismo

recetario espirita y el curanderismo de la Umbanda…


Entonces, consuelan a los afligidos, reaniman a los débiles y ayudan, hasta donde pueden, con
buen sentido espiritual. Los viejos negros cuentan sus dolores y sufrimientos pasados y glorifican el
sacrificio de Jesús por el amor a los hombres, valorizando el sufrimiento humano con relación a la feli-
cidad. Los equívocos censurables de la- Umbanda no es culpa de los viejos negros, indios o
mestizos, sino, que es culpa de los mismos adeptos, que pretenden esclavizar a esas almas simples
y humildes, en base a sus pedidos incalificables con el mundo espiritual.
Pregunta: Conforme explica el Espiritismo, la tierra es una escuela de educación espiritual, que
adiestra las virtudes del alma por medio de las dificultades e iniciativas humanas. Por eso, se censura
a la Umbanda que resuelve las cosas materiales de sus hijos, pero atrofia las energías del espíritu.
¿Cuál es vuestro parecer?
Ramatís: Todo depende del punto de vista en que se encara el problema, pues si los fines son los
mismos, no se debe censurar la diferencia de los medios empleados por la Umbanda o el Espiritismo.
Ejemplifiquemos; cierta esposa desesperada ruega encarecidamente al viejo negro de la
Umbanda que ayude a su marido sin trabajo, a fin de que pueda mantener a su hogar. Eso es
censurable bajo el concepto kardecista, puesto que es un pedido de ayuda material, cabiéndole al
hombre desempleado conseguir trabajo sin necesidad de recurrir a los espíritus desencarnados.
Mientras tanto, junto a la mesa kardecista, donde se censura la solicitud de origen material, otra
esposa angustiada también solicita al guía espiritual, una receta para curar a su esposo enfermo,
cuya falta al trabajo le ha causado serias dificultades económicas en el hogar. Indudablemente, tanto
el pedido por el desempleo gestado ante el viejo negro de la Umbanda, como la receta solicitada al
guía del centro espirita, sólo tienen un objetivo: "ayudar a ambos en su desempleo y que retornen a
sus trabajos". La diferencia está en que el viejo negro indica donde se encuentra el trabajo solicitado,
mientras que el guía espirita prescribe el remedio para devolverle la salud y retornar definitivamente a
su trabajo, sin pérdidas de días de salarios. En verdad, en ambos casos los pedidos son netamente
de "ayuda material".
Pregunta: Según vuestro entender, ¿es lícito que los adeptos umbandistas soliciten a los padres
del terreiro, que aparten a los novios o las novias de sus hijos, porque son pobres, modestos
empleados públicos o tienen cualidades no propicias al deseo de los jefes de familia?
Ramatís: Bien, lo que estáis Preguntando, no es Umbanda, eso se llama Quimbanda. No es un
trabajo para los espíritus umbandistas, pero sí un servicio censurable de los quimbandeiros.
Pregunta: ¿En qué se diferencia la práctica de la Umbanda a la Quimbanda?
Ramatís: Es lo mismo que kardecismo y bajo espiritismo. La doctrina de la Umbanda, a pesar de
su ritualismo y proceso de acción directa en la fenomenología del mundo material, se define por un
trabajo al servicio del Bien. Más los negociados inescrupulosos y todo aquello que sea de carácter
bochornoso y negativo, lisa y llanamente se titula quimbandismo, porque trabaja en detrimento del
prójimo.
Como ya hemos explicado, Kimbanda o Quimbanda era el nombre del gran sacerdote de los
negros batúes, especie de médico, oráculo, consejero, juez y experimentado hechicero, cuyo poder
sobrepasaba al rey de la tribu. Pero, a medida que las creencias y rituales bárbaros africanos se
fueron mezclando con ritos y prácticas extrañas, especialmente en Brasil, bajo la influencia católica y
amerindia, adquirió un sentido deliberadamente beneficioso.
De ahí en adelante sus cultores tuvieron la necesidad de diferenciar el nuevo sincretismo
religioso, liberándolo de la matriz donde se había generado; y de allí surgió la Umbanda, como
denominador de magia blanca, al servicio del Bien. A medida que los trabajos de la Umbanda se iban
definiendo en un curso benéfico, el nombre de Kimbanda, perteneciente al viejo sacerdote bantú,
pasó a tener un sentido más particular, que lo identificaba con la magia negra. De ahí, que la tradición
afirma que todo trabajo beneficioso es umbandismo y todo trabajo maléfico es quimbandismo. En
ambos casos, se está definiendo los extremos del Bien y del Mal, en el servicio y contacto con el
mundo oculto, a través de los procesos mágicos.
92
Ramatís La Misión del
Espiritismo

El umbandista es el médium, el caballo, el mago o el hijo del terreiro que debe practicar
únicamente el bien; el quimbandeiro, es el médium, el caballo, el mago o el hijo de terreiro que
practica exclusivamente el mal. El primero es el intérprete de los orígenes angélicos; el segundo, es
lo marginal, el hechicero o discípulo de las fuentes diabólicas. Obviamente, el verdadero umbandista
solamente acepta servicios que redunda en bien del prójimo, mientras que el quimbandeiro pone en
movimiento poderes mediúmnicos y energías ocultas para usufructuar ventajas personales, aunque
perjudique al prójimo. Es lo marginado de la Umbanda, como lo es el médium inescrupuloso y exiliado
de la senda espirita. Ninguno de los dos son dignos de crédito, confianza y además, sus actos
deplorables, invierten el sentido beneficioso de las iniciativas del mundo espiritual. Por otra parte,
después de su desencarnación pagarán muy caro su traición al mundo espiritual.
Pregunta: ¿El hermano Ramatís, aprueba esa mezcla de los intereses materiales y espirituales,
que son tan comunes en los terreiros de la Umbanda?
Ramatís: No aprobamos a todos aquellos que abdiquen de su discernimiento y entrenamiento
espiritual para resolver cómodamente todos los problemas de orden material, puesto que la tierra es
una valiosa escuela de educación espiritual. Se debe mantener el sentido combativo delante de las
vicisitudes, la persistencia en los objetivos superiores, la fe en las instituciones religiosas y
espiritualistas del mundo, a fin de no desmerecer el sentido de la iniciativa individual. Ni los
umbandistas esclarecidos, aprueban los pedidos solicitados en los terreiros, basados en las
soluciones de los negocios, mejorías en los puestos públicos, amores contrariados y toda gama de
cosas que desmientan la índole del bien y lo correcto. Todo eso termina debilitando al hombre en su
sentido directivo espiritual y adormece las fibras para las experiencias futuras, que predisponen al ser
para el dominio de la angelitud sobre la fuerza de la carne.
Sin embargo, jamás podremos juzgar los actos del prójimo, porque en situaciones desesperadas
o desalientos arrasadores, tal vez, nosotros mismos, procediéramos de la misma forma. Existen en la
vida de los seres humanos, acontecimientos imprevistos y tan terribles, que la creencia religiosa y la
cultura personal, ni aun la fuerza moral y espiritual, consiguen sustraernos del error. Hombres
honestísimos han llegado al robo para alimentar a sus familiares, y mujeres dignas y respetables se
han prostituido por amor a sus hijos. Hay momentos en que el hombre se aferra a cualquier pedazo
de tabla que lo ayude a mantenerse, aunque le cueste todo lo provechoso que pudo haber realizado
en su existencia, pues la debilidad y la imperfección es propio de los terrícolas, pobres alumnos que
todavía deletrean bastante mal el abc del espíritu en su vida sobre la tierra. En este sentido existen
proverbios populares de profundos significados que nos advierten sobre los juzgamientos
precipitados, como éstos: "Nunca digas de esta agua no he de beber"; "El roto ríe del andrajoso."
Tantos los kardecistas como los umbandistas son seres humanos portadores de los mismos
defectos y virtudes. La única diferencia está en que los adeptos a los terreiros se comportan a
voluntad, mientras que en los centros espiritas se les prohíbe los pedidos de orden material. Mientras
los umbandistas abusan de los padres de los terreiros con sus más caprichosos pedidos, los
kardecistas sobrecargan a sus guías con los pedidos de recetarios y pases fluídicos para atender la
salud "corporal".
De la misma forma que ciertos umbandistas abusan de la bondad con que son tratados en los
terreiros, los centros espiritas se colman de asistentes en los días destinados al recetario
mediúmnico, de operaciones fluídicas, irradiaciones y curas a la distancia. Los solicitantes espiritas
también desperdician el tiempo de los buenos espíritus asistentes, sin justificar la ayuda que
promovieron un tanto abusiva, además, tampoco se conforman cuando el guía les prescribe en un
mensaje fraterno: "Mi hermano; tenga fe y ánimo en sus amigos espirituales. Le estamos ayudando."
23

23
Nota del Médium: Cuando atendíamos afanosamente el recetario homeopático del Centro Espirita B. V. de Curitiba,
los espíritus recetistas sugirieron que se numeraran todas las recetas; y bajo sus instrucciones, combinamos con el
farmacéutico de la única farmacia homeopática de la ciudad, hacer una lista en serie, rebajando de la misma, todas las
recetas que no fueran preparadas. Al término de dos meses habíamos psicografiado 726 recetas y al computarlas con el
listado de la farmacia, comprobamos que solo se habían mandado preparar 148 recetas. Cierto colega nuestro, había

93
Ramatís La Misión del
Espiritismo

solicitado 6 recetas en ese plazo, pero se comprobó, ¡que no había mandado hacer una sola!
Muy pocos son los que aceptan la bendecida ayuda por medio de la oración, bajo la égida del
Evangelio de Jesús. Desean y buscan soluciones fáciles y milagrosas para sus molestias físicas.
Pregunta: ¿Definitivamente, en la Umbanda, los hijos del terreiro, pueden hacer cualquier clase
de pedidos?
Ramatís: A pesar de la complacencia de los viejos negros, la lealtad de los indios o la simplicidad
fraterna de los mestizos, en la misma proporción que dan facilidades para las posibles soluciones de
sus hijos o adeptos, también les proporcionan los indispensables correctivos (paliza), 24 cuando salen
de la línea de los compromisos asumidos. La Umbanda es una especie de espada de dos filos; a
quien mucho pide, en la misma proporción le será pedido. Los espíritus kardecistas no están
.sometidos ni obligados a corresponder en forma similar a la de los padres de los terreiros, porque la
ayuda junto a las mesas está subordinada preferentemente al campo de la salud corporal y psíquica,
antes de atender soluciones que alcanzan al patrimonio del mundo físico.
Pregunta: ¿Es verdad que la Umbanda hace pactos con las falanges malhechoras, del Espacio, a
fin dé conseguir mejores resultados en los trabajos de quebrar hechizos o trabajos de magia negra?
Ramatís: Los espíritus de la "izquierda", habituados al mal, son entidades primarias que
obedecen ciegamente a sus jefes, sin Preguntarles sus objetivos o intenciones, siempre que se les
pague con las cuotas de obligaciones secundarias de la magia africana, importándoles muy poco
hacer el bien o el mal. Son instrumentos inconscientes en manos de los magos o hechiceros, que
aceptan los pedidos de los interesados y verdaderos responsables por la continuidad de esas
prácticas nefastas, que es la magia negra. Esas falanges cumplen incondicionalmente la voluntad de
esos jefes o magos, tal como lo hacen los cargadores de los vagones ferroviarios, que transportan
indiferentes una caja que contiene medicamentos apreciados, como una fatídica bomba-reloj.
La Umbanda opera en los planos nauseabundos del subsuelo astralino, donde convergen las
fuerzas violentas y salvajes de la creación inferior, mientras que el Espiritismo no trata con "hor-
migueros" tan peligrosos, puesto que su actividad en el plano astral es menos accesible a las
embestidas agresivas de los magos de las sombras. Las falanges de la Umbanda son agrupaciones
de espíritus valientes, heroicos y experimentados, que se sumergen en los pantanos de la astralidad
del planeta, a los fines de neutralizar las energías virulentas y destruir los trabajos de magia negra y
reconducir a las víctimas a la normalidad de su vida física. Son espíritus, semejantes a los humildes
obreros, que cavan los fosos para poder cementar las bases de los grandes edificios.
Innumerables veces, los trabajadores de la Umbanda reciben órdenes de lo Alto para ayudar a
determinadas personas o liberarlos de los pesados fluidos de la magia negra; otras veces son
convocados para proteger determinados centros espiritas, para defenderlos de ciertas entidades
agresivas que se ocupan deliberadamente de destruir los trabajos mediúmnicos de fenómenos
físicos, tiptología u operaciones trascendentales.
Pregunta: ¿Es verdad que espíritus de elevado rango espiritual participan en medio de las
falanges de la Umbanda, hábilmente disfrazados bajo la indumentaria de viejos negros, indios o
mestizos?
Ramatís: Realmente, espíritus de elevada estirpe sideral trabajan activamente en medio de la
Umbanda; algunos de los mismos fueron canonizados por la Iglesia Católica, mientras que otros son
muy conocidos en las sesiones del espiritismo kardecista. Aunque son entidades de luz, disimulan su
resplandeciente espiritualidad bajo el manto de los llamados "cascarones peri-espirituales" evocados
en sus anteriores encarnaciones, mezclándose con las falanges primitivas de la Umbanda,
habituándolos en las prácticas del Bien.

24
Paliza o correctivo, término característico denominado en brasileño (Ceroulada) que se les aplica a los hijos
indisciplinados o negligentes. Algunas veces los hijos son ayudados para realizar alguna obra caritativa o beneficiosa con el
fin de proporcionarles un mejoramiento de condición con la "contabilidad" espiritual. Pero, ni bien se desvían, los padres de
los terreiros no tienen contemplaciones; hacen todo lo posible, inclusive vuelcan sus esfuerzos para volverlos a la situación
primitiva, a la vez, que el hijo en falta, pierde una excelente oportunidad de progreso, además de recibir una buena "paliza" o
94
Ramatís La Misión del
Espiritismo

"ceroulada".
Algunos espíritus superiores, audaces y heroicos, llegan a penetrar en las agrupaciones de los
quimbandeiros para neutralizarles sus prácticas de magia negra y sembrar sus buenos propósitos,
aunque cumplan con las exigencias y supersticiones, propias de la Ley de la Magia Africana.
Su situación, a forma de "punta de lanza" dirigidas por el mundo angélico, debilita a las huestes
malhechoras de los magos negros, en un trabajo peligroso, constante y agotador, que resulta como
un verdadero "sabotaje" a favor del Bien.
Pregunta: ¿Cómo debemos interpretar, lo recién manifestado, de "cascarones" usados, por los
espíritus de luz en el seno de la Umbanda?25 ¿Esa terminología no corresponde a la Teosofía?
Ramatís: Conforme explicó Helena Blavatsky y además es creencia común para los teósofos, que
los "cascarones" resultan ser elementos que poseen una cierta inteligencia instintiva, heredada
después de la muerte de sus dueños y que se comunicaban en las sesiones mediúmnicas, en vez de
ser los propios espíritus desencarnados, conforme lo preceptúa el Espiritismo. Mientras tanto, el
propio Olcoot, uno de los más íntimos de E. Blavatsky, admitió más tarde, que la señora se había
equivocado.
En el caso de los espíritus de luz, que utilizan "cascarones" para comunicarse en los trabajos de
los terreiros de la Umbanda, eso nada tiene que ver con la teoría de la Sociedad Teosófica que
obedece a la conducción original de la señora Blavatsky y que además es bastante ingenua.
Innecesario es decir, que el instrumento más poderoso y eficiente del espíritu inmortal, es la
mente. Nada se hace o se crea antes de que el espíritu actúe en el plano mental y se ajuste
disciplinadamente a las energías, tan necesarias para alcanzar su finalidad en el campo físico. El
poder mental crea y destruye, redime o crea infelicidad; tanto puede ejercerse para el Bien como para
el Mal. Los mundos físicos, en realidad, son el producto materializado de aquello que Dios pensó en
su Mente Divina. De igual forma, el hombre es el producto de su actividad mental, puesto que es el
resultado exacto de lo que pensó y practicó.
Por eso, los espíritus de elevada categoría espiritual, poderosos en la dirección de su poder
mental, consiguen mentalizar sus antiguas formas periespirituales de indios, negros, mestizos y otras
configuraciones primarias, que vivieron en el pasado. De esa forma se adaptan a las características
peculiares de las falanges de la Umbanda, aceptando el sacrificio de volver a incorporar o vestir la
indumentaria grosera y primitiva, para debilitar las actividades nefastas de los magos negros.
Los entendidos de la Umbanda y prácticos de los terreiros, conocen e identifican a esos espíritus
superiores, que animan a los "cascarones" o formas primarias, como "padres del secreto".26

25
Conforme dicen las obras mediúmnicas de muy buena procedencia, los espíritus elevados entran en contacto visible
con las entidades en los planos inferiores, cuando lo creen oportuno, y para hacerlo, envuelven a su periespíritu con los
fluidos groseros del ambiente donde deben actuar. Un denominado "padre del secreto" es el espíritu superior, que bajo una
abdicación poco común, consigue materializarse en lo» planos inferiores, a través de su periespíritu bajo la adherencia de
los fluidos del propio medio. Trecho extraído de la obra Liberación, Cáp. "En una Ciudad Extraña", del espíritu de André Luiz,
por Chico Xavier: "Nuestras organizaciones periespiríticas, a manera de escafandra confeccionada con el material
absorbente, bajo un acto deliberado de nuestra voluntad, no debe reaccionar contra las bajas vibraciones de ese plano.
Estamos en una posición semejante, a las personas que por amor, descienden a trabajar en las regiones húmedas, a fin de
ayudar eficientemente a todos aquellos que se adaptaron a ese medio, debiendo cubrirse con la sustancia del medio, su-
friendo con paciencia y coraje, la influencia deprimente de ese elemento"
26
Nota di Médium: Habiendo sido invitado en el conocido terreiro de Curitiba y atendiendo a la fraternal disposición de
las autoridades, en esa noche de homenaje al Cristo-Jesús, fui sorprendido ante la videncia, en donde el conocido indio
Jupará cambió su figura para tomar la de un conocido espíritu que trabaja en nuestras mesas espiritas, el que nos asintió
con la cabeza, mientras esbozaba una traviesa sonrisa. También de la misma forma, descubrí el secreto del mestizo Nho
Quim, cuando después de hacer un trabajo en ese medio, desapareció súbitamente en su figura campesina para
presentarse como la del iniciado Fuh-Planuh, antiguo sacerdote de las pagodas chinas. Fuh Planuh vivió en la Indochina y
fue hermano de la progenitora física del Maestro Ramatís.
Pregunta: Debemos admitir ¿que todos los indios, mestizos o viejos negros, que participan en la
Umbanda, son entidades de luz?

95
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Ramatís: Las legiones y falanges de la Umbanda están formadas por indios, mestizos, viejos
negros y africanos, bajo la dirección de caciques, jefes y "padres de los secretos" siendo minoría
estos últimos. Los demás son espíritus primitivos, desconfiados, agresivos y aun vengativos, que
arremeten contra los encarnados cuando abusan de su ingenuidad o sumisión. Se asemejan a las
fuerzas de la naturaleza, que tanto destruyen, como dan toda clase de vida. En general, los viejos
negros, las madres negras y abuelitas, son afables, comprensibles y serviciales, prestando muy
buenos servicios a los hijos de los terreiros, como lo hacían en la tierra, cuando fueron esclavos de
los blancos.
Pregunta: Creemos que los "padres de los secretos", debido a su condición espiritual, de orden
superior, les correspondería ser incondicionalmente tolerantes y amorosos. ¿No es verdad?
Ramatís: Hay casos donde el "padre del secreto" es mucho más severo que el propio viejo negro,
original de África o antiguo esclavo del Brasil. En el mundo espiritual no existe el desorden que se
observa en las agrupaciones de los encarnados, porque los espíritus angélicos que los dirigen,
aunque sean bondadosos y comprensivos, también providencian los correctivos necesarios para
restablecer la armonía perturbada.27
No hay Espíritu de Luz más refulgente, Sabio, Justo, Poderoso y Magnánimo que el propio
Creador. Mientras tanto, a pesar de que todos sus hijos son amados, no nos libera de las vicisitudes
humanas y de los correctivos kármicos, cuando optamos por incursionar por los caminos oscuros o
acogernos a equivocados objetivos.
Pregunta: ¿De qué forma los Umbandistas distinguen a los "padres de los secretos" de los
verdaderos indios, mestizos, viejos negros y negros africanos?
Ramatís: Los espíritus primitivos que son dirigidos por los "padres de los secretos" no tienen
capacidad y discernimiento suficiente para captar la graduación espiritual de dichos "padres", así
como los hombres insensibles, sólo pudieron comprender la sublimidad del divino Jesús, después de
su muerte sacrificial. El "padre del secreto" es un jefe enérgico y poderoso, que dirige a sus falanges
con suma certeza, y en ciertas circunstancias, desaparece, probando la capacidad de sus dirigidos,
aunque este proceder les causa temor y asombro.
Así como un hombre versado en latín y familiarizado con las costumbres de los conventos,
consigue pasar por un buen fraile en medio de los mismos, el "padre de los secretos" no causa
sospechas, porque es un espíritu sumamente adiestrado en todas las artimañas de los afiliados a la
Umbanda. Hay espíritus superiores tan abnegados, esclarecidos y hábiles, que consiguen interferir
los trabajos de la Quimbanda sin despertar sospecha alguna.
Los caballos, cambonos o umbandistas iniciados en la simbología de los puntos cantados, saben
distinguir perfectamente cuando un "padre de los secretos" se manifiesta en el terreiro, o lo hace un
espíritu primario, pero obediente a la Ley de Umbanda. Existen convenciones, señales y símbolos en
los puntos cantados, que identifica la condición de esos padres, cuando trabajan junto a los humanos.

27
A propósito de las consideraciones de Ramatís, encontramos en el capítulo "Problema de la Alimentación" de la obra
Nuestro Hogar, dictada por el espíritu de André Luiz a Chico Xavier, la perfecta corroboración sobre la energía correctiva.
Dice un trecho, en la pág. 46 de la primera edición: "Mandó cerrar (el Gobernador de Nuestro Hogar) provisoriamente el
Ministerio de Comunicación y determinó que comenzaran a funcionar todos los calabozos de la Regeneración a fin de aislar
a los más rebeldes. El Ministerio de Esclarecimiento, cuyas impertinencias soportó por más de treinta años consecutivos,
prohibió temporariamente la ayuda a las regiones inferiores, y por primera vez, en su administración, ordenó poner en
funcionamiento las baterías eléctricas sobre las murallas de la ciudad, a fin de emitir dardos magnéticos en servicio de la
defensa común".
Pregunta: En los casos en que esos "padres de los secretos" interfieren en los trabajos de la
Quimbanda: ¿no es estar haciendo magia negra?
Ramatís: Vosotros decís que respetáis el derecho del prójimo, para lo cual manifestáis, que el
pensar en lo que otros dicen, no es adherirse a sus ideas; los espíritus sublimes camuflados por
medio de los "cascarones" de indios, mestizos o negros, pueden tolerar la práctica del mal sin
necesidad de que esto implique aprobación. Mientras tanto y sin necesidad de pactar con la magia
96
Ramatís La Misión del
Espiritismo

negra, esos "padres" trabajan entre los quimbandeiros, debilitando el procedimiento maléfico e
induciendo a los espíritus pecaminosos a invertir su acción maligna. Además, algunos antiguos
sacerdotes y jefes de origen africano, se integran a la Umbanda bajo la adoctrinación paciente y
amorosa de los "padres de los secretos" a fin de asumir nuevos deberes y el compromiso de servir a
las falanges del Cordero. También es evidente, que ellos continúan manteniendo los tradicionales
lazos de amistad con sus antiguos compañeros; por eso, son aprovechados hábilmente como
verdaderos puntos de conexión en medio de los quimbandeiros.
Como no hay privilegio en el ascenso espiritual, los "padres de los secretos" de hoy, fueron los
fabulosos magos negros del pasado; pero, ahora disfrutan la ventura de transitar por la senda
crística de la conciencia divina. En consecuencia, están realizando la misma tarea, que otras
entidades de Luz hicieron con ellos para convertirlos a la égida del Cristo.
Pregunta: ¿Podríais darnos como ejemplo algún "punto cantado" que identifique el linaje de los
"padres de los secretos"?
Ramatís: Apenas atenderemos vuestra solicitud, para lo cual mencionaremos algunos "puntos
cantados" que permita reconocer el linaje superior de esas entidades y sólo comprensibles por los
umbandistas estudiosos.28
He aquí uno de ellos:
De cuando en cuando,
Cuando yo vengo de Amanda,
Traigo lápiz
¡Para salvar a los Hijos de la Fe!...

En el presente y en los demás que analizaremos, se encuentran palabras convencionales que


definen las características y los objetivos de las falanges que representan, inclusive identifican el
linaje de los jefes o padres que los dirigen. La primera estrofa "cuando yo vengo de Amanda", quiere
decir que el jefe de la falange es el "padre del secreto", pues viene del cielo de Amanda, "trayendo
lápiz", es decir, autorización para escribir y salvar a los hijos de la fe, o hijos del terreiro, disciplinados
bajo los dictámenes del bien proporcionado por las reglas de la Umbanda. Está claramente definido
que el jefe viene "de cuando en cuando de Amanda", lugar donde él habita, para participar con las
falanges como "padre de los secretos".
"En mi aldea,
Allá en Jurema,
No se hace nada
Sin la Ley Suprema."

28
Nota de Edson Guiraud: Además de los "puntos cantados" que menciona el Jefe de la falange, existen otros puntos
que se aplican conforme sea la tarea a realizarse. Por eso, existen los puntos característicos para la defumación, descarga,
defensa y de poner fuego a la pólvora. Sin embargo, conviene recordar, que no es suficiente el "punto cantado" en
coincidencia con el "punto trazado" para lograr identificar al "padre del secreto", pues dentro de un ambiente donde se trata
con vibraciones muy variables, complejas y mentales, tanto entre encarnados como desencarnados, muchos lobos pueden
pasar como si fueran corderos.
El segundo punto manifiesta la finalidad de la falange al servicio incondicional del bien, que se
explica obviamente en las dos últimas estrofas, "no se hace nada sin la Ley Suprema". Aunque el jefe
sea indio, mestizo o viejo negro, ese "punto cantado" demuestra la condición espiritual muy superior,
pues no ha de hacer nada que contraríe los principios evolutivos de la Ley Suprema de Dios.
Además, la estrofa "allá en Jurema" dice tratarse de la tribu o falange de indios del litoral habituados
al tratamiento de los males, como la lepra, heridas y llagas, aplicando la hoja de Jurema, conocida
científicamente por la "Mimosa verrugosa", cuyas cáscaras son amargas, astringentes y de aplicación
narcótica, aliviando los fuertes dolores.
97
Ramatís La Misión del
Espiritismo

"Tome naranja del suelo,


Quien así lo quiera...
Pero, coma maná allá en el cielo,
Quien sólo puede."

El tercer "punto cantado" se manifiesta bajo un admirable y atrayente aforismo, capaz de ofrecer
algunas provechosas ilaciones filosóficas respecto al espíritu. La naranja simboliza el producto de la
tierra, que nace, crece y muere, como las ilusiones del mundo material. Además, el punto alude a los
que pasan por la carne una existencia fácil, con las cosas servidas o adquiridas sin gran esfuerzo,
pues las primeras estrofas son muy claras al respecto: "tome naranja del suelo, quien así lo quiera".
La naranja caída, es muy fácil tomarla sin esfuerzo, mientras que para arrancarla, siempre queda a
voluntad del primero que la desee. Es el símbolo de la suerte o de la facilidad para todos aquellos que
gozan de las satisfacciones y confort del mundo; pero, es un bien provisorio, puesto que la toma
quien realmente lo quiere. Mientras tanto, "come maná allá en el cielo, quien sólo puede", dado que
es la antítesis de "tomar naranja del suelo", pues el bien eterno, se deduce de la vida espiritual.
"Quien sólo puede" liberarse del mundo material y dirigir a su espíritu, también ha de ser merecedor
de un alimento superior, que es el "maná del cielo", como lo hizo Dios con los israelíes al enviarles la
lluvia en el desierto cuando padecían de sed. Es el perfecto simbolismo de dos formas distintas de
alimentación; la del cuerpo y la del espíritu.
Además, en el sentido iniciático, el cántico es una especie de adoctrinación, con la finalidad de
esclarecer a los hijos para que se liberen de los frutos perecibles de la tierra y que busquen, tanto
como les fuera posible, las dádivas del cielo. Es una invitación del Señor que desciende del Paraíso,
llamando a sus hijos a la lucha, renuncia y realización, implícitas sibilinamente en aquello que dice
"quien sólo pueda". Es la falange perfectamente identificada entre los "comandos escogidos" del
Espacio, que actúan bajo la égida del concepto crístico: "muchos son los llamados, pocos los
escogidos". Obviamente, el jefe es un "padre del secreto" de elevada categoría espiritual, pues
ningún indio, mestizo o negro tiene capacidad para dar lecciones tan profundas y filosóficas.
I
"En su Aldea tiene
A sus indios
En su selva tienen
la cascada.
II
En su sayo tiene
Pluma dorada
Su casco brilla
En la Alborada."

El cuarto punto cantado, expone en sus estrofas el linaje elevadísimo del "padre del secreto" que
dirige la falange. Se percibe su fabuloso poder, su graduación mental avanzada, el valeroso espíritu
de lucha, dinamizado a elevado grado por la causa del bien. Resalta como una entidad acostumbrada
a dirigir agrupaciones de espíritus en su elevada morada, un mentor de alto plano celestial, pues el
punto aclara lo siguiente: "En su Aldea tiene a sus indios", es decir, la aldea de ese "padre del
secreto", que es el mundo espiritual, donde él vive y tiene a sus discípulos; "sus indios".
"En su selva tienen la cascada", es decir, la límpida agua de la vida eterna, en el simbolismo de
una cascada permanente, que calma la sed del alma y la bautiza con el baño lustral de la redención,
conforme al rito bantú, cuando el médium neófito está listo para recibir al padre o santo. Pero, donde
se percibe claramente el nivel mental de ese "padre del secreto" es en la siguiente, y pintoresca
98
Ramatís La Misión del
Espiritismo

estrofa: "En su sayo tiene pluma dorada". El sayo o especie de pollera corta, confeccionada de tejido
fuerte, que las mujeres acostumbran a usar por debajo de otras prendas, indica que el jefe de la
falange posee por debajo del "cascarón" o bajo la apariencia de un viejo negro, indio o mestizo, otra
indumentaria, más fuerte y duradera, o sea, su realidad espiritual. Además, la pluma dorada sobre el
sayo, conforme se explica en la cromosofía trascendental, significa la luz dorada de su aura fluyendo
por el periespíritu, cuyo matiz, hermoso y brillante, comprueba el extraordinario poder mental que
posee. Las plumas, realmente identifica la intelectualidad adquirida por el ser; es el emblema del
orientador o creador en el campo de las letras o de las ideas. Los iniciados de la Umbanda, saben
que la pluma y en especial, la de color dorado, son el binomio que identifica a un "maestro kármico", o
una entidad resplandeciente descendida del plano mental o búdico, con amplios poderes para
interferir y modificar el destino de sus hijos, si así lo juzgara conveniente. En realidad es un auténtico
"Señor del Karma" de la vieja tradición teosófica, cuya inmensurable sabiduría lo hace un
incondicional procurador de la Divinidad en medio de las brumas tristes de la vida carnal.
Finalmente, su "casco" manifiesta ser una entidad combativa, valerosa y heroica, de ánimo
invencible; especie de guerrero medieval, es decir, cuya actividad creadora data de muchos milenios,
a partir de la edad media del planeta. Su casco de guerrero para el bien, brilla en la alborada y no en
el crepúsculo; reluce por la madrugada, al despuntar la mañana, pues mientras la mayoría de la
humanidad duerme, permanece activo en su lucha iniciada hace muchos milenios, dedicándose a la
liberación de los espíritus, esclavos a la vida ilusoria de la carne. Su tarea es creadora, así como la
alborada representa una nueva etapa de la vida, el despertar de la juventud, el comienzo de una
nueva era.
He ahí pues algunas pequeñas digresiones sobre algunos "puntos cantados", cuyo sentido
espiritual no está al alcance de la comprensión de la mayoría de los umbandistas. Sin embargo, a
pesar de su loable graduación espiritual superior, algunos de esos "padres del secreto", recurren al
servicio de ciertos jefes de la "izquierda" situados en las regiones astralinas inhóspitas, de quienes
son amigos y se valen de su concurso en momentos neurálgicos para socorrer a sus adeptos en
difícil trance espiritual. Esos jefes y amigos quimbandeiros efectúan la parte más grosera, violenta y
repulsiva de la lucha contra los astutos adversarios, hábiles en el género de la magia negra, y que los
"padres del secreto" evitan, justificando el viejo axioma de que "el ángel no lucha con las armas del
diablo".29

29
Nota del Médium: Durante dos años concurrimos a los trabajos de fenómenos físicos, cuyo médium era el médico C.
M. y nos sorprendía ver en la videncia, una larga hilera de salvajes tupis-guaranis, que rodeaba toda la residencia, cuyo jefe,
cierta noche se materializó y se dio a conocer como el cacique Bogotá. En otra oportunidad fuimos invitados a presenciar los
trabajos de desobsesión en el Centro Espirita A. U. de Curitiba y llegamos a impresionarnos muchísimo ante la figura de un
gigantesco indio Tupinambá, con su medio cuerpo desnudo, adornado de collares de huesos en distintos colores y un
penacho de tres plumas coloradas sobre su cabeza; en su mano blandía una especie de machete grande, el que sin lugar a
dudas, custodiaba los alrededores de la casa por medio de unos treinta salvajes. Las entidades maléficas y cínicas que se
acercaban con fines inconfesables, a una leve señal del jefe Tupinambá, eran rechazados a fuerza de lanzas, cuyas puntas
estaban revestidas con acero. Mientras tanto, los espíritus benefactores, los enfermos y los obsesados, que llegaban
acompañados, eran introducidos en el centro bajo la amistosa salutación del gigantesco Tupinambá.
Pregunta: Desearíamos tener una definición o explicación más intrínseca sobre la actuación de
los espíritus elevados que hacen parte de la Umbanda y que disimulan su identidad bajo la
denominación de "los padres de los secretos", y que además interfieren los trabajos de las falanges
malhechoras. ¿Podrías satisfacer nuestra inquietud?
Ramatís: Es evidente, que nosotros también hemos sido entidades malhechoras, y que a través
del sufrimiento y de las vicisitudes humanas, nos convertimos a las líneas del Cristo. Eso mismo les
va a suceder a las actuales falanges de quimbandeiros entregados al servicio de la magia negra, que
en el futuro descenderán a la tierra para la siembra del Bien. Acaso, ¿Jesús no fue el príncipe de Luz,
que abandonó el Paraíso para habitar la tierra y convivir entre las falanges de criaturas pecadoras?
También es verdad, que se manifestó en la tierra como un hombre sencillo, hijo de un carpintero, pero
que nosotros sabemos, era como "padre de los secretos", un ángel camuflado bajo la apariencia de la
99
Ramatís La Misión del
Espiritismo

vestimenta grosera y compacta de un ser humano y que habló a sus congéneres del mundo en un
lenguaje comprensivo y sumamente objetivo.
En vez de condenar a los seres malhechores o atemorizados por medio de su resplandeciente luz
sideral, el Amado Maestro prefirió habitar en medio de los mismos para hacerles entender los
beneficios que tiene el luchar por su propia felicidad. Antes de impresionarlos con lenguaje brillante,
académico o científico, prefirió enseñarles a través de sencillas historietas y de las fecundas
parábolas, consolándolos por la fuerza amorosa de las bienaventuranzas del Sermón de la Montaña.
Estamos bien seguros, que sólo podremos modificar al prójimo después de habernos conquistado
su amistad y confianza. Los "padres de los secretos" conquistan afectos y simpatías incondicionales
entre las falanges primitivas, que participan o dirigen, para después conducirlas hacia la ruta de
Jesús. En verdad, es un esfuerzo y sacrificio poco común por parte de esos iluminados espíritus de lo
Alto, que están obligados a reducir su hermosa cuota de luz para situarse en los groseros contornos
de su "cascarón primario". Abogados, ingenieros, médicos, sacerdotes, profesores, magistrados,
filósofos, científicos, líderes y antiguos instructores espirituales, comparecen junto a esas almas
primarias para ayudarlas a ascender. Usan el mismo lenguaje y viven sus costumbres primitivas, pero
en un entrenamiento muy hábil les modifican el ritmo censurable, condicionándolos para la vida
superior. Como los "padres de los secretos" les conocen las mañas, intenciones diabólicas y
proyectos vengativos, los disuaden cautelosamente de sus miras malignas a cambio de otros
servicios beneficiosos.
Pregunta: Algunos mentores espiritas encuentran absurdo esa citada filtración de los espíritus de
luz, en medio de las actividades negativas de las falanges negras. ¿Cuál es vuestro parecer?
Ramatís: Por ventura, ¿los médiums espiritas se niegan a dar pases a las prostitutas? ¿No
ayudan a los alcohólicos o desviados de la vida, por el solo hecho de ser pecadores? Los
protestantes, las monjas y los padres generosos, ¿no atienden en sus necesidades a los viciados,
delincuentes, aberrantes sexuales y otros infelices, elevándolos de su mundo torpe y perturbado, a fin
de salvar sus almas? Además, el mismo Jesús, no sólo descendió hasta los hombres terrenos, sino,
que convivió con publícanos, mujeres desviadas, pecadores malcriados y criaturas marginadas, a fin
de conocerles mejor sus problemas aflictivos y censurables.
Pregunta: Creemos que el hechizo, que es el principal objetivo combativo que persigue la
Umbanda, sólo es el resultado de los trabajos perniciosos de las falanges quimbandeiras y bajo el
control de los magos negros. ¿No es verdad?
Ramatís: Os pregunto a vosotros: ¿sólo los negros practican el mal? ¿Quién puede producir tanto
males como los desencadenados por Atila, Gengis Khan, Temerían o Hitler, aunque eran blancos y
nacido en medio de una gran civilización?
En verdad, toda persona que desea el mal a otra, lo haga por el pensamiento, por la palabra o a
través de objetos imantados por malos fluidos, siempre ha de ser un hechicero, un quimbandeiro o un
mago negro; en fin, un agente del mal que siembra perjuicios ajenos. El hechizo comprende todo
aquello que sea practicado mal contra nuestro prójimo. Las historias y leyendas del mundo son
unánimes en afirmar, que el autor del hechizo siempre sufre el inevitable choque de retorno que
practica o manda hacer. Quien no paga en la misma existencia el maleficio ocasionado, lo ha de sufrir
en el futuro, como una carga deletérea que regresa a su punto de origen, justificando el viejo aforismo
que "el hechizo siempre se vuelve contra el hechicero".
Pregunta: La mayoría de los kardecistas no creen en el hechizo. ¿Qué opináis?
Ramatís: Hechizo es un vocablo originado de la raza negra y de la magia oriental, que implica
genéricamente, la práctica del mal. El hechicero es la persona que perjudica al prójimo; no importa de
qué forma, ni tampoco su raza o color.
Obviamente, si los espiritas no creen en el hechizo, tampoco debieran creer en el mal. Es cierto
que el término hechizo se conoció en occidente como aquello que define la práctica maligna a través
de los objetos, residuos humanos o animales, los cuales, los magos negros utilizan trabajándoles las
fuerzas destructivas y violentas del mundo oculto, en contra del prójimo. Sin embargo, ¿cómo
100
Ramatís La Misión del
Espiritismo

deberíamos determinar a los "hechiceros blancos", a esos hombres que consiguieron dominar la
energía oculta y poderosa de la bomba atómica, que con solo arrojarla desde un diminuto avión,
asesinó a millares de criaturas humanas en Japón?
Es indiscutible, que ellos también se apoderaron de una fuerza destructora, oculta en lo invisible,
pero que sabiamente la emplearon maléficamente contra las personas humanas, quedando
encuadrados, también, en la moral contenida en el aforismo de que el "hechizo se vuelve contra el
hechicero".
Pregunta: Entonces, ¿debemos creer ciegamente en el hechizo, cuando "algo" indescifrable
interfiere en nuestra vida, transcurriendo todo de mal en peor?
Ramatís: Muchas veces, ese "algo", como vosotros lo denomináis, penetra en el seno de una
familia debido a la carga del hechizo, ocasionado por algún envidioso encarnado, aunque la mayoría
de esos "encantamientos" o "hechizos" obedecen con más particularidad a las iniciativas de los
espíritus desencarnados. Cuando los espíritus de las tinieblas no pueden actuar directamente sobre
los encarnados por causa de su protección o defensa, entonces tratan de movilizar las fuerzas
agresivas de la naturaleza, recurriendo a los magos negros de la tierra, que se dedican a la
preparación especial de objetos y otros elementos adecuados. De esa forma, inexplicablemente cae
enfermo el jefe de la familia, sus seres queridos se desorientan, las personas sufren accidentes
frecuentes, la esposa se enferma por exceso de trabajo, se pierden los objetos valiosos, se deterioran
los aparatos domésticos, se rompe fácilmente los utensilios de loza, las aves y los animales
entristecen, los negocios van mal, mientras que el dinero prácticamente desaparece por los gastos
excesivos, provocado por los casos imprevistos, debiendo agregar una serie continua de vicisitudes,
denominadas cosas del "azar".
Sin embargo, es necesario no generalizar, pues los "casos" de infelicidad también obedecen al
rescate kármico o a la negligencia e imprudencia de los humanos. Además, los componentes de una
familia, a veces, reciben de retorno los mismos fluidos de celos, codicia, venganza o maledicencia
generados imprudentemente contra otras criaturas. Mucha gente genera fluidos hechizantes en las
conversaciones intencionadas y por el juzgamiento precipitado sobre el prójimo; la cólera, la in-
conformidad sobre la buena suerte de los ajenos, la frustración del noviazgo o casamiento, la pérdida
por los malos negocios, la imposibilidad de alcanzar una buena promoción, las mejores notas
escolares de los hijos del vecino, todo eso y mucho más, puede ser la fuente creadora de los malos
fluidos. Y la carga fluídica, alimentada por la imprudente forma de pensar y hablar mal, incorpora
nuevas energías destructoras en el transcurso de la acción hacia el blanco prefijado, retornando aún
más virulenta en busca de la descarga a tierra en la propia fuente que la emitió.
En ese “auto hechizamiento", las personas envidiosas, celosas, ambiciosas, irascibles,
despechadas, maledicientes e insatisfechas, son verdaderas usinas productoras de fluidos dañinos,
una especie de depósitos de carga negativa y violenta, muy bien dispuesta, que los magos negros
refuerzan con sus trabajos de hechicería. Hay personas que al visitar un hogar, lo dejan minado de
perturbaciones, pues su sola presencia, con su aura de influencia negativa, vive emitiendo y
recibiendo fluidos perniciosos en base a su descontrol mental. Son verdaderas estaciones de emisión
y recepción, que esparcen emanaciones perturbadoras a su alrededor; y a veces, llegan a enfermar
hasta los vegetales, animales y aves, como también producen el tradicional "mal de ojo" en los recién
nacidos, que más tarde requiere la asistencia de la "curandera" o entendida, que en base a los "pases
fluídicos" u oraciones, terminan dispersando la carga nociva.
Pregunta: Alegan los espiritas que la buena conducta y los pensamientos elevados, es suficiente
para que el hombre se libere de la presencia de los espíritus inferiores, sin necesidad de emplear
recursos tan prosaicos del mundo material, como es hábito en las prácticas de la Umbanda. ¿Cuál es
vuestro parecer?
Ramatís: De acuerdo con la matemática divina en el orden de la creación, cada cosa tiene su ley
y su lugar, sea en el mundo físico o espiritual. Así como no es posible transportar piedras en carritos
de papel, ni mover piedras con palancas de cartón; los espíritus de elevada vibración sideral tampoco
pueden actuar o interferir en las zonas de fluidos pegajosos y agresivos del mundo inferior. Existen
101
Ramatís La Misión del
Espiritismo

trabajos de magia a niveles tan densos y bajos, que resultan impermeables a los intentos más
esforzados por parte de los hijos de la Umbanda. Allí, ningún poder mental, por más sublime y fuerte
que fuera, conseguirá destruir la masa fluídica y condensada que es dirigida hacia el hogar de la
familia hechizada.
En tales ocasiones, sólo la interferencia directa de los espíritus de contextura primaria y bajo la
conducción de jefes experimentados y decididos, pueden combatir las bases fluídicas de la magia
negra.
Pregunta: En la actualidad, ¿cuáles son las deficiencias que presenta la Umbanda y que le
faltaría para encuadrarse definitivamente en sus objetivos mediúmnicos y doctrinarios?
Ramatís: Ya hemos explicado anteriormente, que a la Umbanda le falta una codificación o
selección definitiva de sus valores auténticos, los cuales dependen de los estudios, investigaciones,
debates, tesis y simposios entre los principales mentores, jefes y responsables de todos los terreiros
del Brasil. También sería conveniente definir la posición de la Umbanda, dado que se halla afectada
por la penetración constante de los blancos, y contrasta con los trabajos tipo del "candomblé" de culto
deliberadamente primitivo y fetichista, fundamentalmente arraigado a las danzas histéricas del
mediumnismo del negro africano.
Se le debe fijar reglas, ceremonias y métodos de trabajos imprescindibles para la característica
fundamental de la Umbanda, como ambiente simpático a la libre manifestación de los negros y
mestizos, pero desechando tanto como le fuera posible, el uso exagerado e inútil y hasta ridículo de
pertrechos, en el servicio mediúmnico y de magia. Se justifica también, la uniformidad de las
vestimentas a ser usadas por los caballos y cambónos (secretarios) en su color blanco, pero
observando rigurosamente la higiene y la simplicidad, en vez de la fascinación que causa el uso de
adornos del tipo eclesiástico y que pueden terminar en la imprudencia del lujo y del fausto. Creemos
también, que sería muy beneficioso para la Umbanda, que fijaran definitivamente el santo católico
que mejor se afina a las características peculiares de cada orixá africano que dirige sus líneas y
falanges. De acuerdo al fetichismo africano y primitivo, los orixás dirigen las fuerzas de la naturaleza y
forman la interminable escala jerárquica de entidades, que se mezclan con la vida espiritual y física
del negro.29a
Finalmente, la Umbanda puede ser la aspiración o manifestación religiosa de un estado evolutivo
del pueblo brasileño, pero compatible con la actual evolución de la civilización, sin tener que
presentar las excentricidades de los batuques primitivos y de la gritería histérica que dura
interminables horas. Es bueno saber, que la fidelidad y el espíritu de sacrificio, no se demuestran
participando en los ritos y cantos prolongados, que perturban la vivencia común de los demás seres
pues la Iglesia Católica y el Protestantismo también practican sus liturgias en horas y días que jamás
provocan protestas o censuras. Los negros africanos seguían sus ritos y danzas histéricas hasta bien
entrada la madrugada, debido a que disponían totalmente del día siguiente para recuperarse
29a
N. de E. G.: Probablemente, Ramatís se refiere a la conveniencia de uniformar el paraninfo de los santos católicos a
las líneas de la Umbanda, dado que existe diferencia entre lo expresado para un mismo fin, en el norte y en el sur del país.
Mientras Oxalá, Ogum, Oxosi y Yemenjá, son representados respectivamente en Bahía por el Señor del Buenfin, San
Antonio, San Jorge y Nuestra Señora del Rosario, el carioca prefiere a Zambi o Dios para Oxalá, a San Jorge para
Ogum, a San Sebastián para Oxosi y a Nuestra Señora de la Concepción para Yemanjá.
físicamente, a través de un prolongado sueño. Pero, el ciudadano actual, es un esclavo del reloj y de
miles de obligaciones diarias, que le exigen el reposo adecuado para no malograr el sustento de su
familia.
Pregunta: En ciertas oportunidades, habéis mencionado el uso exagerado de elementos que
utiliza la Umbanda en sus trabajos. ¿Podríais detallarnos con más exactitud, vuestras observaciones?
Ramatís: En las prácticas devocionales de la Umbanda se justifica el uso de una gran cantidad de
objetos y cosas imprescindibles para el culto fundamental de la magia, en especial, cuando se trata
de los trabajos de "anular" o romper los hechizos o encantamientos, como así también, aportar lo
solicitado por las falanges primitivas del Más Allá. Sin embargo, puede prescindirse de las ceremonias
agotadoras, el exceso de material fetichistas utilizado y la multiplicidad de puntos trazados, cuando
102
Ramatís La Misión del
Espiritismo

los viejos negros y mestizos hacen acto de presencia en los terreiros, puesto que únicamente se
objetiva la finalidad de "conversar", consolar o recetar a sus hijos.30
Umbanda también puede ser una verdadera "fiesta espiritual" de congraciamiento entre los hijos
menores y mayores, entre viejos adversarios y nuevos amigos.
En ese caso, basta con mantener las características apropiadas para facilitar el ambiente electivo
para los viejos negros y mestizos, con los puntos cantados, que son tan significativos, conmovedores
y recordativos; la ropa blanca y limpia, las sandalias, utilizadas únicamente para el trabajo
mediúmnico, puesto que es bueno recordar, que tanto al médium kardecista o umbandista al
desarrollar su tarea mediúmnica, especialmente cuando se trata a los seres necesitados de asistencia
espiritual, se debe dar la impresión de higiene, corrección en el vestir, como así mismo, el ambiente
personal debe también entrar a primera vista, como dice el vulgo, pues la ropa de trabajo profano,
ajena al medio espiritual, la falta de aseo y el trato con ciertos ambientes y elementos de la vida
cotidiana, trae adherido ciertos residuos nocivos, sustancias químicas, fluidos y radiaciones inferiores,
que deterioran la armonía necesaria. En tales casos, se emplea la defumación, imprimiendo en el
ambiente olores agradables, en especial aquellos derivados del incienso, mirra o sándalo que
proporcionan un estado espiritual propicio para recepcionar o emitir buenos pensamientos. Sin lugar a
dudas, que Umbanda no es Kardecismo, por eso, no puede prescindir de la imagen de Oxalá y de los
principales santos representativos de los orixás de la tradición africana.
Pero, considerando que la liturgia tiene por función principal dinamizar el psiquismo humano de
las criaturas, incipientes de su realidad espiritual, entonces la Umbanda puede llegar a ser un culto
agradable y elevado, bajo un disciplinado intercambio mediúmnico, eliminándole las excrescencias
tontas y supersticiones primitivas, lo que es muy frecuente observar en ciertos caballos preocupados
únicamente de impresionar al público con ritos excéntricos y acontecimientos enigmáticos.
Pregunta: Algunos umbandistas sinceros y de mayor apreció en el medio, nos dicen, que la
Umbanda se corporificó en Brasil con la finalidad de combatir la magia negra o también llamada
Quimbanda. ¿Cuál es vuestro parecer al respecto?
Ramatís: Como todo evoluciona en el mundo, también lo hacen las expresiones inferiores de
cualquier actividad humana, entonces los ritos, procesos y elementos primitivos de la magia negra o
blanca, se hacen cada vez más obsoletos e ineficaces como condensadores o acumuladores de
fuerzas en los hechizos. El involucro exterior y supersticioso de la magia, se debilita ante el progreso
científico, que también transforma a la mente humana y revela a la luz del día, todo aquello que
anteriormente era digno de crédito o enigmático.

30
Nota de E.G.: Creemos que Ramatís tiene razón, puesto que hay trabajos en que los aficionados trazan decenas de
puntos por todo el suelo, cantan otras tantas cantidades de puntos, encienden decenas de velas y las colocan por todas
partes del terreiro, bajo rituales largos y cansadores, mientras mueven convencionalmente palos y piedras, mientras los
"viejos negros" y mestizos apenas bajan para transmitir un mensaje aleccionador o afectuoso para sus hijos. Por otra
parte, es importante destacar el error de los Umbandistas, cuya creencia aún se basa en que cumplir con la "Ley de la
Umbanda" es prolongar sus ceremonias hasta alta hora de la noche al compás de los tambores y batuques, palmas y
zapateado, así como también, clamar desaforadamente, que en definitiva, sólo consiguen molestar a la vecindad del
terreiro.
En verdad, así como la Astronomía se deriva de la Astrología, la Ciencia también desciende de la
Magia, por cuyo motivo, el hechizo también se moderniza y pierde su aspecto tradicionalmente
misterioso. Diríamos, que su tendencia es a desmaterializarse o astrálizarse a medida que los
científicos van penetrando en el campo de la energía de ese mundo oculto y a su vez, vencen la
letárgica de la materia.
Conforme al programa elaborado por la Administración Sideral desde muchos milenios atrás,
cada cosa es sustituida o modificada, a su debido tiempo, en su progreso natural o desuso común.
Por eso, a medida que desaparecen de los terreiros los legítimos "padres de los santos" o viejos
"babalaos" africanos, va cediendo también el régimen de seguridad de la magia auténtica en la
103
Ramatís La Misión del
Espiritismo

"demanda" o "destrucción" de los hechizos y por ende, se debilita el ritual tradicional. Los blancos que
ingresan a la Umbanda, además de ser incipientes e ignorantes de los principios fundamentales de la
magia africana, necesitan de la ayuda de los "viejos negros" y mestizos. Ante la presencia de
innumerables objetos utilizados en el rito africano y temerosos delante de la cantidad de puntos
trazados y cantados, pronto pasan a sentirse optimistas en el trato con los baños de descarga fluídica
y terapéuticos, pero se alarman y asombran ante el uso de cigarros, pipas y bebidas que utilizan los
mestizos y viejos negros. Sin embargo, la humildad y la renuncia del negro o del mulato, llega a
entregarles la dirección del terreiro a los blancos, convencidos de que son más competentes y sabios.
Pero, los blancos no conocen el proceso "científico" de la magia elaborada por los "padres de los
terreiros", los que en tiempos muy lejanos fueron magos poderosos y geniales alquimistas. Raros son
los que conocen el efecto de los minerales que hacen parte constitutiva de las plumas auténticas; la
reproducción de los puntos trazados que se prolongan en formas luminosas en el plano astral; el po-
tencial energético del éter físico que emana de la quema de las hierbas olorosas o las potenciales
fuerzas que se liberan ante el fuego aplicado a la pólvora, las que destruyen carnadas de bacilos,
miasmas y larvas astralinas que infectan el ambiente perturbado o vampirizan el periespíritu de los
hechizados.
Obviamente, si la Umbanda hubiera sido corporificada por lo Alto con la exclusiva finalidad de
combatir a la magia negra, es lógico, que también se debilitaría o terminaría, a medida que fuera
desapareciendo la brujería. Mientras tanto tiene una finalidad mucho más amplia, puesto que atiende
las diversas modalidades del ascenso y del esclarecimiento espiritual de sus profesantes.
Pregunta: La Umbanda, además de combatir la magia negra, ¿qué otra finalidad importante
tiene?
Ramatís: Mientras el Kardecismo restringe los fenómenos mediúmnicos en su manifestación
física, la Umbanda asegura plena libertad de acción a los espíritus comunicantes por intermedio de
sus caballos, los que se hayan protegidos por la autoridad defensiva de los negros y mestizos,
encargados de alejar a las entidades mal intencionadas. El terreiro, en realidad, quiere decir la
"macumba" del negro y la "choza" para el salvaje, en donde pueden dar rienda suelta a sus alegrías,
mantener sus tradiciones primitivas, creencias religiosas y manifestaciones, afines a su idiosincrasia.
Como es natural, un indio ha de sentirse mucho más cómodo, sentado en el modesto banquito de
madera de un hogar pobre, que ocupando un finísimo sillón de un lujoso palacio.
Pregunta: ¿No os parece poco aconsejable, ese tipo de entrenamiento con los espíritus
inferiores, como sucede con los trabajos efectuados en los terreiros, cuyo peligro tanto advirtió
Kardec en sus obras doctrinarias?
Ramatís: Si los espíritus de los africanos, negros, mulatos e indios son primitivos e inferiores, ¿es
una razón valedera para que evitemos cualquier relación espiritual con ellos? Siendo así, ¿por qué no
averiguamos nuestro grado de inferioridad respecto a la categoría sublime de los espíritus mentores,
que no temen tomar contacto espiritual con nosotros?
Por nuestra parte, sabemos que Jesús no tuvo ningún temor para renacer en la tierra y convivir
en medio de los terrícolas inferiores, que devoraban vísceras sangrientas y bebían sangre en forma
de chorizos, adoraban ídolos y los festejaban con sacrificios humanos, prostituían a las hijas del
prójimo, robaban los bienes ajenos, traicionaban a sus amigos sinceros, masacraban a los más
débiles, que promovían marchas guerreras y caminaban seguros hacia la muerte, cuya finalidad era
defender pedazos de trapos en colores, o se erigían en jefes políticos explotando a los más tontos.
Evidentemente, que no debemos temer las relaciones inferiores con el mundo oculto, y menos
aún si nos creemos tener la misma cualidad espiritual, puesto que de acuerdo a la ley, de los
"semejantes atraen a los semejantes", nosotros seremos debidamente correspondidos.
Pregunta: ¿Entonces, estamos equivocados cuando mencionamos las prácticas que hemos visto
en la Umbanda, y que a nosotros nos parecen ridículas, repulsivas y hasta supersticiosas?
Ramatís: La Umbanda es un terreno sumamente fértil donde la siembra libre permite germinar
todo tipo de simiente. No hay dudas, que las primeras flores que se abrieron, contenían algunos
104
Ramatís La Misión del
Espiritismo

insectos dañinos y los primeros frutos generados demostraban decaimiento a causa de la avidez
vampírica de algunos parásitos. Sin embargo, el terreno es propicio y beneficioso y robustecido por la
avanzada intuición de la raza negra, la que sólo reclama buen trato, experimentaciones sanas y la
separación del yuyo del trigo por parte de los labradores inteligentes y criteriosos. De ahí, entonces,
que la naranja salvaje puede transformarse en fruto sazonado y la rosa silvestre en una bella flor
civilizada. Todo depende de la paciencia, devoción, renuncia, generosidad y servicio heroico bajo la
égida del Cristo.
Además, la Umbanda es un denominador kármico de reajuste espiritual o el camino de corrección
para muchos blancos, que se encuentran endeudados desde hace siglos con los negros y salvajes.
Pregunta: ¿No podéis explicar mejor ese asunto?
Ramatís: El astral que rodea al Brasil está poblado de salvajes y negros, que desencarnaron bajo
regímenes de explotación y sufrimientos desde los primeros tiempos de la formación colonial; sus
almas aun se hayan entontecidas en ese mundo espiritual. Por esa causa se mueven en sus
respectivos planos, adjunto a la superficie de la tierra, promoviendo conflictos belicosos y apegados a
los cultos fetichistas y primitivos, y es tal su estado espiritual, que confunden la vida espiritual con la
encarnada.
Al comienzo del año 1531, las carabelas de Martín Alfonso de Sousa traían esclavos para Bahía,
oriundos de Mozambique, S. Tomé, Angola, Bangala, de la Costa de Mina, del Congo y otras regiones
africanas. Conforme a las estadísticas oficiales, dos siglos después existía en Brasil, cerca de dos
millones de esclavos. Aunque la inmigración de millones de africanos hacia Brasil y otros países,
obedeció a los imperativos de la Ley Kármica de reajuste para innumerables entidades fracasadas en
la civilización, debemos recordar lo que Jesús advirtió: "¡El escándalo es necesario, pero ay de aquel
que lo provoque!"
En consecuencia, la culpa de esa carga espiritual primitiva, rebelde y desagradable, adherida al
astral brasileño, le cabe a los blancos, que siendo señores de las haciendas, capitanes de navíos
negreros, comerciantes de esclavos y salvajes indomables, fueron a cazar a los negros africanos en
su morada natural.
Después les dividieron las familias, los vendieron como si fueran ganado, les marcaron el sello
del cautiverio y los explotaron como materia prima viva hasta la última gota de sudor, bajo el látigo
correctivo. Muchos de esos blancos, comprometidos por la esclavitud infamante en Brasil, hoy
participan de los trabajos espiritistas, rosacruces, esotéricos, teosóficos y algunos son Umbandistas,
pretendiendo aun expulsar a los negros y salvajes, condenándolos por su lenguaje truncado, con-
diciones primitivas e infantilismo espiritual.
Malgrado el haber cometido actos tan repudiables delante de la Ley Espiritual, creen que podrán
liberarse holgadamente de sus víctimas del pasado, por el solo hecho de ignorarlas o evitarlas
simplemente. Los blancos más presuntuosos, exigen que los salvajes, que otrora fueron castigados y
masacrados en sus tierras, se limpien los pies en el felpudo de las "puertas civilizadas" y dejen sus
arcos y flechas, como todas sus indumentarias primitivas. Aun más, dejen de pronunciar su lenguaje
entrecortado y 'hablen derecho", totalmente liberados de sus creencias y supersticiones, propias de
su naturaleza primaria, la cual fue violentada por el tráfico infamante de la esclavitud.
Pero, como la Ley Espiritual no se condiciona a los caprichos humanos, y el Padre no pretende
perder una sola de sus ovejas, la Umbanda significa el bendecido camino, para que muchos blancos
compensen sus deudas del pasado, en un contacto afectivo y respetuoso con sus propias víctimas de
antes. Cuantas veces se ve al señor dueño de la hacienda, al capitán del navio negrero, al capataz
endurecido o comerciante de carne negra en el pasado, moviéndose en la actualidad por los terreiros
con la pipa entre los labios y bebiendo cachaza, a la vez que transmite a los hijos de la Umbanda
recomendaciones amorosas, seres éstos, que en otras encarnaciones explotaron vilmente su
condición humana.
He ahí el motivo del por qué la Umbanda evoluciona y converge hacia una estructura de
avanzada doctrina, capaz de satisfacer el sentimiento intuitivo y religioso de los brasileños, a pesar de
105
Ramatís La Misión del
Espiritismo

las confusiones, disensiones, prácticas fetichistas y actividades mercenarias de ciertos adeptos


inescrupulosos.
Pregunta: ¿Por qué, además de los indios y esclavos del Brasil, participan en el astral brasileño,
diversas falanges primitivas de negros, oriundos de Angola, Bengala, Mozambique y del Congo,
conforme se comprueba en los terreiros de la Umbanda?
Ramatís: Los millones de negros sacados brutalmente de su vida primitiva de las selvas africanas
y bajo cautiverio, fueron trasplantados a las tierras brasileñas, con ellos fueron atraídos hacia el
astral, los parientes, amigos y compañeros de la misma índole y color, que impulsados por la sed de
venganza, intentaron toda clase de desquite contra los blancos comerciantes de negros.31
Sin embargo, gracias a los negros, envejecidos por el designio de la esclavitud brasileña y
sumisa a las enseñanzas del Cristo Jesús, el bendecido Oxalá, pudieron atenuar la furia vengativa de
sus compañeros de raza, rebelados contra los blancos usurpadores. Los viejos negros, en su ternura,
humildad y renuncia, no sólo amenizaron la ofensiva destructora de sus congéneres, sino, que
consiguieron cambiar a muchas de las falanges rebeldes, para el servicio útil y protector de la
Umbanda, conforme se observa en los buenos terreiros. El compromiso kármico del pueblo brasileño
y americano con los salvajes arrebatos de sus bienes terrenales y para los negros cazados como
animales en medio de las selvas africanas, no será saldado por el solo hecho de conceder
situaciones fraternas o facetas de cultura civilizada, puesto que se trata de un severo gravamen, que
requiere mucha renuncia, paciencia y buena voluntad. Los negros africanos fueron llamados
prematuramente a tomar parte en la civilización de los blancos, por eso, el problema exige solución
amistosa y sensata, transportado al mecanismo de la reencarnación.
Los pioneros americanos robaron las tierras a los pieles rojas y mataron a sus descendientes,
más la Ley Kármica hizo que las víctimas encarnaran en medio de su propia civilización. Sin
embargo, en base a su primitivismo espiritual y temperamento belicoso e indomable, los espíritus de
los pieles rojas se desajustaron en medio de las grandes ciudades, pretendiendo vivir existencias
similares a las que otrora cultivaban en las grandes planicies. De todo ello, emanó el problema de los
"gangsters" que pesa muchísimo y aun se transforma en el oprobio de sus antiguos perseguidores.
De la misma forma, en vuestro país existen problemas debido al primarismo mental y de la
excentricidad moral de muchos de nuestros hermanos salvajes y remanescientes de África, que
explotados en el pasado, hoy les toca vivir hombro a hombro con vosotros, la exótica configuración de
civilizados. Por eso, el fútbol, la radio y la televisión brasileña han trabajado beneficiosamente por el
negro, mucho más que los educadores blancos.
Pregunta: Sin embargo, están los que afirman que la Umbanda es una introducción primaria, que
finalmente termina asimilándose al Espiritismo Kardecista. ¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: En ese caso, el Espiritismo también podría ser la introducción para alguna doctrina o
filosofía espiritualista, principalmente la Yoga, que además de expresarse positivamente por encima
de cualquier manifestación sectaria o doctrinaria religiosa, desenvuelve al espíritu del hombre y lo
emancipa a través de los caminos disciplinados del Raja y del Gnani Yoga.

31
Nota del Médium: Aunque la noticia parezca no tener fundamento, el espíritu del Tío Jeremías nos explicó, como
padre del terreiro, que después de un largo tiempo en el astral brasileño, las falanges africanas consiguieron dominar las
energías del mundo oculto y de algunos elementales del luego, provocando algunas catástrofes contra los blancos, en las
cuales, últimamente podemos consignar la explosión del "Almirante Saldanha" y la tragedia de Cajú.
Además, los Yogas jamás pregonan el universalismo de su doctrina, como hacen ciertas
doctrinas espiritualistas y que a su vez, tocan las campanas de las críticas y se aprestan a combatir a
otras sectas hermanas.
En obediencia al esquema trazado por lo Alto, la Umbanda día a día evoluciona, en el sentido de
ser una cobertura religiosa y de sentimientos devocional y religioso para el pueblo brasileño, y a su
vez, esclarece las avanzadas enseñanzas de la Ley del Karma y de la Reencarnación. "El brasileño
conserva desde la cuna de su raza la tendencia fraterna y afectiva de las tres razas que le formaron

106
Ramatís La Misión del
Espiritismo

su temperamento y psicología psicológica. Del negro, heredó la resignación, la ingenuidad y la


paciencia; del salvaje, el sentido de la independencia, intrepidez y buena fe; del portugués, la
simplicidad comunicativa y chispeante. En él se imprimió un tipo de sangre caliente y versátil, por la
cual, tanto circulan las virtudes excepcionales como los pecados extremos, pero con determinaciones
loables con predominancia, al carácter de espíritu superior. De ese acrisolamiento heterogéneo o
mezcla, que podría sacrificar la cualidad de sus caracteres originales, sin embargo, terminó por avivar
el psiquismo del brasileño, despertándole un sentido espiritual, poco común y en condiciones de
poder sintonizarlo fácilmente para la vida del mundo oculto. Se consolida entonces, una raza
poseedora de varios valores étnicos, de naturaleza espiritual beneficiosa, que tanto el Espiritismo
como la Umbanda catalizan de a poco, para los grandes desideratos de la Fraternidad entre los
pueblos de la tierra." 32
El brasileño jamás ha de vivir alejado de un rito, una ceremonia o el contacto con los espíritus
desencarnados, lo que justifica las prácticas del Espiritismo como de la Umbanda. El brasileño ateo
es una anomalía psicológica, un caso de tratamiento psicoterápico. Por otra parte, es bueno saber,
que ese brasileño tan aferrado y sintonizado a la religiosidad, es la simiente que germinará y
constituirá la séptima raza madre espiritual de la tierra. He ahí el motivo por qué la Umbanda a través
del denominador psicológico o "eslabón", que es el "viejo negro" consiguió realizar a corto plazo la
confraternización positiva e incondicional de varias razas, bajo un mismo credo, cosa que jamás pudo
hacer cualquier doctrina diferente, filosofía o sistema político del mundo. La Umbanda consiguió
amparar bajo el manto de una misma bandera a negros, polacos, italianos, sirios, portugueses, rusos,
españoles, alemanes, japoneses y judíos, los cuales se comportan como criaturas respetuosas
delante del "viejo negro" o del "mestizo" amigo, que los conduce con cierta rudeza.
Pregunta: A medida que la Umbanda consiga liberarse dé los ritos y elementos que conforman el
fetichismo heredado de los africanos, ¿no podría convergir directamente hacia el género mediúmnico
de la mesa kardecista?
Ramatís: Aunque la Umbanda y el Espiritismo sean doctrinas similares en su trabajo espiritual y
converjan hacia el mismo objetivo, que es liberar al espíritu de las ilusiones de la carne, varían en sus
prácticas doctrinarias.
El Espiritismo debe mantenerse irreductible en su linaje iniciático, rechazando y prohibiendo en
su seno, la idolatría, cultos excéntricos, ceremonias, promesas, cánticos, fetiches, obligaciones
religiosas, creencias mitológicas, simbolismos y jerarquías sacerdotales, puesto que es la "fuente"
límpida que debe atender a las criaturas que ultrapasan la fase de la idolatría y el fetichismo del
mundo profano. La Umbanda obedece a otro esquema de actividades, trazado por la Administración
Sideral, dado que es una escuela doctrinaria con los atuendos del culto y tradiciones primitivas,
destinada a la ayuda de sus adeptos, para dinamizarles sus energías espirituales, afirmándoles el
pensamiento y la emoción en el proceso litúrgico y en las configuraciones exotéricas. A medida que
los umbandistas evolucionen en el intercambio afectivo con los viejos negros y mestizos, sus
elementos y estudios religiosos serán sustituidos por otros más avanzados y modernos, tal como
sucedió con los escolares primarios, que antes utilizaban la pizarra y la tiza, mientras que ahora
utilizan papel y lapiceras estilográficas.
32
Trecho extraído de la obra Esclarecimientos del Más Allá, expuesto bajo la recomendación de Ramatís, su autor
espiritual.
La Umbanda no tiende a orientarse definitivamente en el kardecismo porque las tradiciones y la
libertad fenoménica en el intercambio mediúmnico incondicional con los negros y mestizos, que
forman su basamento doctrinario, no puede ser sustentado por los kardecistas. Obviamente son
censurados los kardecistas que exigen a la Umbanda, que se libere del fetichismo, cultos, rituales, y
prácticas de magia, de la misma forma que a los umbandistas se les ocurriera encender velas y trazar
puntos en las mesas espiritas. Que el Espiritismo siga su rumbo orientado por el buen sentido y la
lógica de Allan Kardec, y la Umbanda marche hacia la liberación espiritual de sus adeptos, dentro del
propio condicionamiento fetichista.

107
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Pregunta: Sin embargo, la Umbanda cada día parece volcarse más al género de consultas,
recetarios, limpieza fluídica, desobsesión y adoctrinaciones, que son tan familiares en los trabajos
espiritas, dando la sensación que se van alejando cada vez más, del campo de la magia. ¿Qué
opináis?
Ramatís: El principal fundamento de la Umbanda, es mantener el ambiente propicio para que los
negros y mestizos puedan comunicarse a gusto, en su vivencia regionalista, en su lenguaje
pintoresco y entrecortado, plasmándose a través de los caballos sin restricciones de ninguna
especie.
Ya hemos explicado, que la magia africana, día a día se debilita en los terreiros, ante la
desaparición del babalao o padre del santo africano, el que debía potencializar el eterismo físico y
químico de los objetos y cosas, transformándolos en condensadores y acumuladores de fuerzas,
mientras preparaban sus trabajos de defensa para equilibrar y controlar las energías de la naturaleza.
Además, el tradicional desenvolvimiento mediúmnico e iniciático que se utilizaba antiguamente en los
trabajos africanistas, hoy se realiza en los "candomblés", cuya finalidad es revitalizar el "doble etérico"
y despertar el chakra principal de los caballos o médium, permitiendo la incorporación sonambúlica de
los padres de los terreiros los que entonces podían corregir o salvar cualquier dificultad que se
presentara en el ritual o en la práctica do la magia.
Los blancos y los recién llegados a los terreiros, que recibieron la herencia de los ritos y los
procesos magísticos de los babalaos y padres de los santos del viejo africanismo, ahora se
encuentran casi nulos para controlar las fuerzas de la naturaleza. Recurren a los amuletos,
emblemas, fetiches, collares de vidrio, punteros desimantados, plantas y hierbas sin potencial
magnético, defumadores de compuestos vegetales, puntos cantados sin fuerza mántrica y trazados
carentes de la grafía iniciática, además de las invocaciones irregulares a las falanges. Por otra parte,
diversos objetos y cosas halladas en el comercio común que sirven satisfactoriamente para el culto
religioso de la Umbanda, resultan totalmente inocuas para ser utilizadas en el proceso de la magia.
Pregunta: ¿Qué son los "puntos trazados"?
Ramatís: Los puntos trazados son códigos registrados en las "Congregaciones de la Umbanda"
cuya base se encuentra en el mundo espiritual. En ellas se hayan comprendidos los poderes, las
responsabilidades de los espíritus y los tipos de actividades y vínculos iniciáticos de las falanges.
Cuando esos puntos son trazados con lápices vulgares y sin conocimiento de causa, no proyectan su
grafía luminosa en el astral y son tomados como signos inocuos, siendo el blanco para la burla de los
espíritus mordaces. Sería preferible que los caballos de la Umbanda hicieran un curso básico para
tomar conocimiento de la magia "etéreo física", antes de ponerse a escribirlos sin sentido alguno y
esperando que se haga el milagro de la revelación mediúmnica inesperada.
Pregunta: ¿Son eficaces los baños de hierbas, que funcionan o se aplican para las descargas
fluídicas nocivas o bien, para acelerar el desenvolvimiento mediúmnico?
Ramatís: Las hierbas para los baños de descarga fluídica, curativos o para el desarrollo
mediúmnico, son muy eficientes, cuando están recetadas de acuerdo al tipo planetario de la persona
indicada y siempre que fueran recogidas bajo la influencia astrológica y lunar favorable. Las hierbas
de buena savia vegetal están saturadas de un fuerte potencial magnético, por lo cual producen
efectos casi milagrosos, puesto que elimina los fluidos maléficos, adheridos al periespíritu, llegando a
curar las peores enfermedades. En la savia vegetal existe un "quantum" de electricidad común, que
podría decirse, que biológicamente impregna al cuerpo humano, y que proviene de la misma tierra,
puesto que es atraída y concentrada por el doble etérico y más tarde exudada o irradiada por el aura
de las plantas. Lo mismo sucede con las aves, animales y el mismo ser humano. Conforme a las
influencias astrológicas y a la acción lunar, esa "electrización" aumenta, disminuye o queda inactiva
en el doble etérico de las plantas. En consecuencia, la cosecha debe hacerse con inteligencia y
habilidad para aprovechar al máximo la energía "electrovegetal" contenida en la especie deseada.
Cuando el enfermo o necesitado tiene la suerte de adquirir hierbas supercargadas de savia y
potencial electromagnético, sus baños son por demás efectivos. Pero, si la cosecha se hiciera bajo el
influjo astrológico o lunar negativo, no quepa la menor duda, que tales hierbas son verdaderos
108
Ramatís La Misión del
Espiritismo

"cadáveres vegetales".
Pregunta: ¿Podríais darnos una idea de esa influencia astrológica y lunar en la cosecha de las
hierbas?
Ramatís: En base a nuestro propósito de transmitiros una obra detallada sobre el asunto,
haremos una rápida digresión para atender a vuestro pedido. Desde la época de los Esenios, se
conocía las propiedades de las plantas para tratar las enfermedades del cuerpo físico, del doble
etérico y el cuerpo astral, variando su fuerza terapéutica, incidencia etérica y psíquica conforme a la
influencia positiva o negativa del astro en vigencia. Las plantas no sólo reciben la influencia y acción
física o vital del sol y de la luna, durante el día o la noche, sino, que absorben y catalizan el
magnetismo del planeta ascendente a través del doble etérico o matriz fundamental, que existe entre
el organismo físico y el periespíritu. Ciertas plantas recetadas para el tratamiento de los enfermos
nacidos bajo la influencia astrológica de la luna, deben cosecharse antes de nacer el sol, a fin de
conservar el flujo o magnetismo lunar, mientras que otras, necesitan recogerse al atardecer, porque
necesitan acumular un mayor potencial de energía solar y rayos infrarrojos.
Generalmente las plantas deben recogerse cuando los planetas que las gobiernan se encuentran
en sus signos o casas, es decir, cuando el sol pasa por el signo de su planeta regente, o cuando la
luna se encuentra en buen aspecto con el planeta gobernante. Ese potencial etérico o magnético de
las plantas, recrudece en su aspecto terapéutico o de disolvencia fluídica, cuando son recogidas
exactamente en la "hora astrológica" del planeta gobernante. Respecto a los baños o tisanas, se
recomienda las hojas de las plantas que deben ser recogidas en el período de "cuarto creciente" o
bien "luna llena"; pero si su prescripción obedece a las raíces, las mismas deberán recogerse en el
"cuarto menguante" debido a que la savia desciende por el flujo lunar. Hay plantas que presentan el
color y configuración muy parecidas al del astro dominante, como el girasol y la naranja, que son
astrológicamente solarianas. Las plantas lunares son preponderantemente lozanas, de color blanco,
como la rosa blanca y la azucena, pero muy poco atractivas, exceptuadas de olor, antiafrodisíacas,
recordándonos el "sabor a luna". Son lechosas, frías, de hojas redondas y ovaladas, como el repollo,
la col y la lechuga; algunas son hipnóticas, evocando las noches de luna, como la amapola
blanca.
Por eso, cuando la medicina académica se muestra confusa a pesar de su arsenal químico
medicamentoso, las hierbas hacen milagros cuando son recogidas bajo la regencia positiva y exacta
del astro.
Pregunta: También queremos exponer nuestra marcada antipatía por el uso de la cachaza,
cerveza o vino en los terreiros, pues no podemos admitir, que los espíritus sin cuerpo material,
necesiten de los ingredientes que son por demás nocivos y viciosos para los encarnados. ¿Cuál es
vuestro parecer?
Ramatís: Para Dios no existe lo malo o pecaminoso, puesto que la equivocación y el vicio es el
fruto de las pasiones humanas. El perfeccionamiento es constante en las cosas de la naturaleza, los
seres y el propio espíritu del hombre. Todo evoluciona por etapas decisivas y en su justo tiempo.
Obviamente, lo mismo sucede con la Umbanda, pues aunque ella se occidentalizó, adquiriendo
una buena cuota de civilización, no implica que deba destruir ingratamente las prácticas, ritos y
costumbres que heredó del africanismo. Le cabe higienizar y perfeccionar la herencia recibida, el
patrimonio constituido por el experimento, trabajo, aspiración y heroísmo de los negros, impulsados
por el sagrado derecho de buscar su propia felicidad. ¿Qué hubiera hecho la Umbanda en Occidente,
sin el acervo febril y virginal de las relaciones del hombre primitivo con el mundo oculto? ¿Cuántos
óbices el negro africano superó en su intercambio mediúmnico? ¿Cuántos trabajos e inseguridades
por parte de aquellos intrépidos sacerdotes y hechiceros negros tuvieron que enfrentar, hasta ejercer
su dirección y provecho sobre los elementos de la naturaleza?
El jardinero bondadoso y competente no destruye las plantas salvajes que aparecen en su
siembra, pues a través del injerto y el abono, consigue transformarlas en especímenes delicados y
provechosos. Sólo las almas insignificantes y malignas acostumbran a realizar estadísticas de los

109
Ramatís La Misión del
Espiritismo

pecados ajenos y exigen la destrucción de las cosas imperfectas.


En los antiguos y bárbaros ritos de las doctrinas y prácticas africanistas, donde los sacerdotes y
hechiceros negros dominaban las fuerzas de la naturaleza y convocaban a los espíritus primitivos y
elementales para potencializar las operaciones de magia primitiva, les exigían en tales casos, sangre
de aves, animales y hasta de seres humanos, como así también, las bebidas expresamente
preparadas, pues además de vitalizarles el cuerpo astral, bastante rudimentario, les favorecía el
contacto con los encarnados. Actualmente, en los candomblés o terreiros auténticamente africanos,
los espíritus elementales todavía chupan la sangre de los gallos u otros animales, dejándolos com-
pletamente desvitalizados en una fracción de minuto. Los pedazos de carne sangrientos encontrados
en las puertas de los cementerios o en las cruces de los caminos, son ofrendas provenientes de los
procesos bárbaros de la magia africana. Además, es una práctica ingenua e inofensiva si la
comparamos con las horribles matanzas que diariamente realizan los matarifes en los frigoríficos, con
la -finalidad de engrosar el cementerio de la barriga de los civilizados. Ante ese pródigo abaste-
cimiento de sangre fresca y saturada de fluido vital, ofrecida diariamente, los espíritus de las sombras
no tienen ningún interés en atender los ritos o negocios malignos en el campo de la magia negra. Los
propios civilizados le ofrecen con hartura el éter físico contenido en la sangre y gracias al progreso y
a los eventos de la ciencia moderna, que "electroniza" mataderos y carnicerías, matando bueyes,
carneros, cerdos y caballos, mientras los espíritus vampiros gozan tranquilamente respecto a su
mórbida nutrición sanguinolenta.
De ahí entonces, las entidades con excelente progreso espiritual, que bajan en los terreiros,
acompañan las prácticas aceptando el vaso de cachaza, de cerveza, sangre de Cristo, vino tinto o
blanco, agua de azúcar o licor o bien un poco de champaña, todo eso, con la única finalidad de
sustituir la sangre exigida en los viejos barbarismos africanos. Además, los umbandistas esclarecidos,
saben que los espíritus de mucha elevación espiritual, o "padre de los secretos", cuando asisten a los
terreiros sin sus correspondientes falanges, que no están llamados a realizar ningún tipo de tarea
específica, optan por tomar una simple copa de agua.
Pregunta: ¿Cuáles serían vuestras recomendaciones para nuestros hermanos de la Umbanda?
Ramatís: Los hermanos umbandistas deben considerar, por sobre todas las cosas, que los
espíritus malévolos lo único que pueden hacer es fascinar, esclavizar u obsidiar a los encarnados que
poseen una pésima conducta moral, y que nada tienen que ver los trabajos mediúmnicos que se
realicen, sea de terreiros o de mesa; es obvio, que el hombre radicalmente evangelizado se inmuniza
a cualquier trabajo o práctica de hechizo, o bien, a los procesos de la obsesión.
Bajo tal aspecto psicológico, recomendamos a los caballos, cambónos y adeptos de la Umbanda,
que jamás olviden las enseñanzas del Cristo Jesús, pues los mistificadores del Más Allá siempre se
hayan atentos para infiltrarse ante la presencia de alguna falla entre los trabajadores del Bien. Los
umbandistas deben ser muy celosos de las "obligaciones" solicitadas en sus trabajos por parte del
Espacio, pues los "padres de los terreiros", auténticos y amigos, no piden compromisos ridículos o
censurables a sus hijos.
Las entidades malévolas y subversivas del Más Allá, en especial, los que fueron organizadores
de la Inquisición o los crueles perseguidores religiosos de la Edad Media, se infiltran solapadamente
en medio de los trabajadores de la Umbanda, intentando copar a los caballos y cambónos para
hacerlos caer en una pasividad improductiva y peligrosa, hasta alcanzar el descontrol mediúmnico y
finalmente vincularlos a las actividades demoníacas, que sólo terminan satisfaciendo a los lujuriosos
desencarnados y a su vez, corrompen el servicio del Bien. Hemos observado a innumerables caballos
imprudentes, que se dejan dominar por "esos espíritus" de elevado intelecto, pero de pésimas
condiciones, que bajan en los terreiros como negros viejos y mestizos "falsificados", trabajando en un
programa maquiavélico a fin de minar las bases armoniosas de la Umbanda. Después de conquistar
la amistad y la confianza de los "hijos", los inducen a las prácticas más absurdas y los convencen de
estar vinculados a las más altas esferas espirituales. Astutamente resaltan el orgullo, satisfacen la
vanidad, proporcionan facilidades materiales y justifican ciertas inmoralidades en los hogares,
mientras que por otro lado, siembran la discordia, la intriga, el ridículo, la desunión y el
110
Ramatís La Misión del
Espiritismo

desmembramiento del trabajo mediúmnico.


Repetimos; los padres de los terreiros que trabajan para el Cordero Jesús, el loado Oxalá, que es
la fuente genuina de inspiración de los viejos negros, jamás exigirán a sus caballos y cambónos,
prácticas desagradables u obligaciones que los ponga en ridículo o contraríen la ética tradicional de la
vida humana actual. La exigencia, imposición o amenazas, no provienen de las entidades
consagradas al servicio de Oxalá, pero si son características de los espíritus despechados,
vengativos, vanidosos, celosos y mal intencionados. La Umbanda tiene fundamento, pero es
necesario que los caballos, cambónos y adeptos vigilen rigurosamente sus propios actos y eviten el
"enternecimiento" espiritual, que obedece al exceso de pedidos para alcanzar felicidades materiales.
La tierra es una escuela de educación espiritual y el hombre no debe abdicar de su discernimiento,
pues es tan incorrecto y nocivo, para sí mismo, que el umbandista recurra al padre del terreiro a los
fines de alquilar una casa, como el kardecista, que molesta a su guía espiritual para que le cure un
resfriado.
Los espíritus gozadores, maquiavélicos e interesados, no practican la caridad y no conceden
protección gratuita; sólo acostumbran a realizar "negocios" tal como hacen los egoístas en la tierra,
que se apoderan del mejor pedazo, aunque les cueste la vida al prójimo. Los malhechores de las
sombras cobran precios elevados, cuando prestan algún favor a los encarnados, pues a cambio de
algunas pocas gotas de agua, exigen un tonel de indemnización. Por eso, tiene mucho fundamento la
legenda, sobre las personas que venden su alma al diablo. Aquel que abdica de su voluntad y
discernimiento en los contactos con el Más Allá, se arriesga a ser un esclavo más del cautiverio
astralino.
Pregunta: Para finalizar, ¿cuál sería el "pensamiento" del Cristo sobre la Umbanda?
Ramatís: El Cristo "modeló" la Umbanda por amor a los sufrientes y desamparados; pero, los
umbandistas se deben "modelar" en el Cristo, por amor a su propia felicidad.33

33
Nota de Edson Guiraud: A pesar de las consideraciones de Ramatís en colocar a la Umbanda como Mediumnismo y
no como Espiritismo, podemos afirmar por parte de los umbandistas conscientes y estudiosos de la realidad, que el
Kardecismo es acatado y reconocido como un elevado movimiento de liberación para el hombre terreno. Además, ante el
parecer de la "Comisión Doctrinaria del Consejo Nacional", de la Federación Espirita Brasileña", de que "todas las religiones
son buenas" y de los mismos espíritus desencarnados, a través de lo centros espiritas, que ponderan juiciosamente a la
secta umbandista, queda comprobado, que los adeptos no pierden sus calificaciones de hermanos eternos, puesto que
todos los caminos religiosos llevan a Dios. Respecto a la armonía entre hermanos kardecístas y umbandistas, creemos que
es un asunto superado, pues tanto los estudios filosóficos y morales de los espiritas, como las prácticas realizadas por los
umbandistas en el campo de la fenomenología mediúmnica y la divulgación de la Ley de Reencarnación, convergen hacia el
mismo tenor respecto a la Verdad Eterna.
Umbanda es nuestra religión, más el Espiritismo o Kardecismo son el blanco de nuestros sinceros respectos y
veneración, pues no pretendemos el título máximo, en la ingenua convicción de que somos portadores únicos de la Verdad.
La creencia se armoniza de acuerdo a la evolución individual, no es efecto de la propaganda o proselitismo, sino, una
espontánea adquisición en la intimidad del ser. No es un movimiento de masas o cantidades, es un movimiento que trata de
insuflar la convicción a través del razonamiento. Y, la Religión Única y Verdadera, que sintetiza la Verdad Eterna, no es la
secta o doctrina religiosa, es la convivencia incondicional y constante del AMOR.

111
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo X
ESPIRITISMO Y LA BIBLIA

Pregunta: ¿Qué opinión tenéis sobre la Biblia?


Ramatís: La Biblia es el conjunto de libros antiguos, que describía la vida y costumbres de
muchos pueblos. Más tarde fueron agrupados y atribuidos a un solo origen, conocido por la raza
hebrea.
Pregunta: ¿Era un tratado científico o filosófico, de esos pueblos antiguos?
Ramatís: No, su fundamental valor, es la revelación religiosa. El Viejo Testamento, a pesar de su
sentido simbólico y alegórico y entendido por los ancianos de aquella época, no deja de ser un
verdadero repositorio de la "revelación". Su sentido iniciático se va perdiendo con el progreso
científico de vuestro mundo actual, y la Biblia, en estos momentos, parece una historia inverosímil y
casi infantil.
A la medida que la comprensión humana crece y la ciencia adquiere nuevos valores, la revelación
de ese libro pierde su atractivo.
Pregunta: Los espiritualistas modernos y en especial los espiritas, ¿por qué le tienen ojeriza al
texto de la Biblia?
Ramatís: Si los espiritualistas creen en la influencia jerárquica espiritual sobre la tierra, no se
debe despreciar a la Biblia, aunque no se admita como una fuente de investigaciones o explicaciones
espirituales. A pesar de su contenido fantasioso y alegórico, no deja de, ser un gran esfuerzo,
realizado por los espíritus en el pasado, en el sentido de dar a conocer la gloria, el poder y las
intenciones de Dios.
Pregunta: Los religiosos que aceptan la Biblia, en realidad, ¿creen que es una revelación directa
de la "palabra de Dios"?
Ramatís: No se puede atribuir al texto de la Biblia el carácter vertical de la "palabra de Dios", sin
embargo, los espiritas saben perfectamente que fueron mensajes mediúmnicos comunicados por los
emisarios de lo Alto, a través de médiums de elevado valor, como lo fueron Moisés, Jeremías y otros
más. La mentalidad de los pueblos y su forma de vida en aquella época, exigía que la comunicación
no ultrapasara el entendimiento, tal como sucede hoy, dado que el hombre moderno domina la
terminología de fluidos, ondas, átomos, energías, radiaciones, fuerzas mentales y etéricas. ¿Qué
términos podrán utilizarse dentro de dos o cuatro mil años más adelante? ¿Serán verdaderamente
comprendidos los textos de hoy? ¿Quién podrá predecir las conjeturas que suscitarán?, tal vez,
análogas al examen de la Biblia en vuestros días.
Pregunta: La Biblia determina que su revelación, obedece a la "Voz de Jehová", lo que quiere
decir, directamente del Creador. ¿No es verdad?
Ramatís: El pueblo, muy supersticioso, no estaba preparado para aceptar y confiar en los
poderes y revelaciones por parte de almas, semejantes a los seres humanos, lo que de saberse,
hubiera debilitado muchísimo las bases de la revelación espiritual. Mientras tanto, la "Voz de Jehová"
o de Dios, se aceptaba unánimemente, ya sea por el temor o por la imposibilidad que tenían los
hebreos para considerar la naturaleza sublime y poderosa del Señor.
La verdad es, que en sus fundamentos se asientan todos los esfuerzos posteriores y el éxito, en
el sentido de haber sido comprendida la unidad de Dios, que más tarde Moisés consolidó en el Monte
Sinaí. Los médiums en aquella época, le atribuían una gran autoridad a los mensajes recibidos.
Además, la mentalidad humana no cambió mucho, pues aún hoy, en los centros espiritas y terreiros,
los médiums continúan recibiendo entidades de elevada espiritualidad, pero materializándolas de tal
forma, que les rebajan el valor, casi a la altura de las pasiones humanas.
Los hombres todavía no se percataron, que el camino mediúmnico no tiene la finalidad de
producir milagros, ni asistir incondicionalmente a los poseedores de problemas, que sólo pide el

112
Ramatís La Misión del
Espiritismo

discernimiento y la iniciativa personal. Ignoran que la presencia de los elevados y propuestos del
Señor, obedece al programa de liberación espiritual, antes que satisfacer las actividades transitorias
de la materia. En el tiempo de Moisés, como en la actualidad, todavía se explota a los desencarnados
para solucionar las consecuencias nefastas ocasionadas por la imprudencia de los humanos.
Pregunta: Sucede, que en base a las costumbres deformantes que poseía el pueblo hebreo,
narrado en la Biblia, nosotros quedamos en dudas respecto a su elección para el advenimiento de
Jesús. ¿No es verdad?
Ramatís: Por ventura, ¿a vosotros no les fue profetizado, que vuestro Brasil sería el "Corazón del
Mundo y Patria del Evangelio" 1 en base a la divulgación del Espiritismo? Mientras tanto, aún persiste
en su pueblo la corrupción moral, vicios infamantes, desequilibrio social, juventud desviada,
desórdenes administrativos y fanatismo religioso, conjugados a las crisis políticas, sociales y
económicas. En las favelas domina el crimen, el vicio de las drogas y los grandes desmanes en la
época carnavalesca, predomina el lenocinio y se multiplica las uniones ilícitas por el advenimiento
tardío del divorcio. En el futuro, cuando los estudiosos investiguen la historia del Brasil, quedarán
sorprendidos de la Patria del Evangelio, así como hoy criticáis las epopeyas bíblicas de los judíos. Sin
embargo, la verdad es, que el pueblo brasileño, a pesar de su irresponsabilidad y atentados a la
moral vigente, constituye la base para el desarrollo del Espiritismo y el enaltecimiento del Evangelio.
Sin dudas que la Biblia relata la vida del pueblo judío con sus costumbres y sistemas
censurables, totalmente diferente a la ética occidental y moderna; sin embargo, ninguna nación fue
tan obstinada en su fe hacia Dios y tan preocupada por el reinado espiritual del alma, por eso, merece
la gloria por el advenimiento de Jesús y la siembra del Evangelio, debido a su fe inquebrantable en
Jehová y por la sinceridad en exponer sus propios errores y costumbres. Ningún pueblo produjo
aquellos pescadores iletrados y campesinos rudos, que salieron por el mundo a pregonar una nueva
ética que era en extremo, contraria a la moral racista y orgullosa de la época. La humanidad actual,
tan evolucionada científicamente y capaz de fotografiar la cara oculta de la luna y saturar el espacio
de satélites y cohetes interplanetarios, todavía no consiguió asimilar debidamente la fe y la sinceridad
con que los hebreos amaron incondicionalmente a Jehová.
La raza que gestó a un Isaías, Juan el Bautista, Timoteo, Juan Evangelista, Pablo de Tarso,
Pedro, María de Mágdala, Tiago y la pléyade de mártires anónimos criminalmente arrojados a la
arena de los circos romanos, pudieron mezclar la vida profana con la divina y atribuido sus defectos a
la "palabra de Dios", pero pregonaron en la Biblia una moral extraña y hasta aberrativa, que aportó la
mayor contribución a la humanidad, dado que fue la cuna del Salvador del Mundo.
Pregunta: Insistimos, que en la Biblia hay relatos escabrosos, que pecan contra la buena lectura y
hasta contra la ética judaica, por eso nos extraña que haya sido el pueblo escogido para el
advenimiento de Jesús. ¿Cuál es vuestra opinión?
Ramatís: Debemos comprender que la Moral tiene aspectos relativos, por eso, lo que antes era
moral, en el presente puede ser inmoral. No se puede hacer juicios sobre la vida de un pueblo con
más de dos mil años de antigüedad, teniendo por base el criterio de vuestro siglo. En ciertos pueblos
de Oriente la poligamia es una buena moral, a fin de equilibrar el mayor nacimiento del sexo
femenino. Algunas tribus asiáticas tienen por moralidad quemar a la viuda a la muerte de su esposo,
para el occidental es normal que sobreviva sin tocar el fuego purificador. La moral sublime que Jesús
pregonó en su época, fue el motivo para crucificarlo, puesto que esa moral cristiana se consideraba
subversiva en base al predominante instinto inferior de los hombres de aquella época.
Sin embargo, en algunos casos, la moral moderna también se vuelve inferior conforme al criterio
de la moral del pasado. Antiguamente, los hombres se arrancaban un "pelo de la barba" y lo
entregaban al acreedor, como garantía del pago de sus deudas; hoy se firman títulos bajo el
estampillado fiscal y luego se niegan a pagarlos, sufriendo los acreedores serios perjuicios, aun
después de protestados.
1
Véase la obra "Brasil, Corazón del Mundo y Patria del Evangelio", por el espíritu de Humberto de Campos, a través
del médium Chico Xavier; y la obra de Ramatís: Esclarecimientos del Más Allá, Capítulo I. (Edición Librería Kier S. A.)

113
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Argentina.
Los esposos consideraban sagrado el casamiento por tratarse de un "contrato bilateral", cuya
desunión sería una indignidad y descortesía delante de la sociedad; actualmente, el contrato
conyugal, para muchos hombres y mujeres, no deja de ser un recurso para saciar apetitos o
consolidar fortunas, pudiendo deshacerse una vez alcanzado los objetivos propuestos.
Pregunta: Entonces, ¿debemos tratar de ignorar esos aspectos bíblicos, que nosotros
consideramos deformantes?
Ramatís: No recomendamos textos bíblicos o de cualquier tratado espiritualista que puedan
deformar la "mejor moral" de vuestro tiempo. Apenas estamos resaltando, que el judío, a pesar de
atribuirse las presunciones divinas bajo sus propias equivocaciones, las reveló a la luz del día,
exponiendo infantilmente ante la opinión pública sus errores íntimos, violencias fanáticas de sus
líderes, venganzas y rebeldías del pueblo exaltado bajo la ferocidad de sus comandantes guerreros.
Además, la diferencia que existe entre la moral judaica expuesta en la Biblia y la de vuestro siglo, es
bastante pequeña. El judío las expuso en público, mientras que la humanidad moderna la esconde
hábilmente, pues la civilización actual practica las más abyectas y viles torpezas, pero acude a los
templos religiosos y demuestra estar congraciado con la divinidad. La creciente corrupción, el lujo
desmedido y las uniones conyugales modernas que disimulan los cálculos astutos; la degeneración
precoz, las intrigas internacionales, que generan el comercio diabólico de la muerte y matan a los
pueblos "enemigos de Dios", por ventura, ¿no merecen la urgente atención de todos los moralistas
modernos?
Jehová protegía las tribus de Israel contra los pueblos enemigos y las victorias se honraban con
el nauseabundo "olor a sangre de los holocaustos", pero hoy, la religión también bendice los cañones,
cruceros y aeronaves de guerra, mezclando al Dios del Amor pregonado por Jesús, con las
carnicerías humanas peores a las descriptas en la Biblia. Los hombres modernos, acaso, ¿se inspiran
en el Diablo cuando arrojan bombas sobre las ciudades llenas de ciudadanos indefensos? ¿Qué pasó
y a qué inspiración superior obedeció la bomba atómica arrojada sobre Hiroshima, derritiendo a
millares de seres? Evidentemente, que esos hombres también recurrieron a Dios para sus objetivos
sangrientos, tal como lo hacían los judíos con Jehová.
Pregunta: ¿Nos podéis citar algunos hechos narrados por la Biblia que merezcan censura?
Ramatís: Entre las narraciones elogiosas existente en la Biblia, se destacan las vehementes
demostraciones de fe y heroísmo del pueblo hebreo, pero hay relatos de historia bárbara e ingenuas,
que desmienten rotundamente la intervención divina, debiendo rechazarse debido a que corresponde
a épocas primitivas.
En el "Libro de los Reyes", exalta el profeta Elías, que bajo la ira y el espíritu de venganza,
mandó degollar a la orilla del río Kison, a los sacerdotes de Baal, se manifiesta también la
deshonestidad y traición de Judith y las matanzas de David. Muy extraño resulta el episodio vivido por
el profeta Eliseo cuando se dirigía para Bethel y fue víctima de las burlas de unos muchachos que le
gritaban "Sube, calvo, sube calvo". Dice la narración bíblica, que el profeta enfurecido los maldijo e
inmediatamente surgieron del bosque dos osos, que mataron a los cuarenta y dos muchachos. (Libro
cuarto de los Reyes, Cáp. II, vers. 23 y 24.) En el libro de los Números, Cáp. XXXI, vers. 1 al 18,
cuenta sobre una de las más criminales de las historias dirigidas por el mismo Moisés e inspiradas
por la venganza de Jehová, que mandó armar a los guerreros para asaltar a Midian. Los propuestos
por Moisés esclavizaron a mujeres y niños y les quemaron sus casas, les robaron todos los bienes y
rebaños, mataron a los inválidos y terminaron cargando los tesoros y despojos para entregarlos a la
comunidad del pueblo de Israel. El Viejo Testamento afirma que Moisés se enfureció porque sus
guerreros tomaron vivas a las mujeres y niños cuando invadieron la ciudad de Midian. Enfurecido e
inconforme con ese proceder, les ordenó, conforme dice el texto bíblico; "Matad, pues a cuanto
varones hubiere, y también a los niños; y degollad a las mujeres que en coito conocieron a hombres;
más reservaos sólo las muchachas y las doncellas".
Sin lugar a dudas, que en esos trechos extraídos del Viejo Testamento, no se justifica la
presencia sublime del Señor, más es la expresión del carácter inferior del hombre acicateado por sus
114
Ramatís La Misión del
Espiritismo

pasiones inferiores.
Pregunta: ¿No sería más apropiado exceptuar las citas bíblicas, ya que ellas sólo relatan hechos
censurables, y que aun empeoran las cosas, atribuyéndolas a Jehová?
Ramatís: El espíritu humano no se emancipa alejándose de aquello que le desagrada, sino, por el
discernimiento que hace sobre el bien y el mal. Quien intenta salvar su alma huyendo de la vida en
común y del pecado del mundo, es como el náufrago que se aferra al último salvavidas y abandona a
sus compañeros de infortunio.
Sin embargo, el Espiritismo explica satisfactoriamente los motivos de las contradicciones bíblicas,
entre esa época y la actual, destacando pronunciadamente la gran diferencia que existe entre la
personalidad de Moisés y la de Jesús. El primero fue la base de la unificación divina y el médium
transmisor de los Diez Mandamientos; el segundo, fue el mensajero de la verdadera contextura del
Padre Sublime y Justo. Por eso, Allan Kardec abandonó todos los códigos morales de los
instructores, profetas y líderes del mundo, para afirmar la codificación espirita en el bendecido y
amoroso Evangelio de Jesús.
Pregunta: No podemos olvidar, que el espiritualismo de hoy, se basa en una idea de Dios, muy
superior a la estipulada por Jehová, el Dios sanguinario de los hebreos. ¿No es verdad?
Ramatís: Hace dos o tres mil años, era muy razonable que un pueblo carente de cultura
científica, semejante a la de vuestro siglo, desconociendo la electricidad, la radio, la televisión, la
cinematografía, el avión, los satélites y los cohetes teleguiados, adheridos únicamente a la
concepción infantil de un cielo pasivo y de un infierno melodramático, es casi lógico que confundieran
su instinto belicoso y su moral censurable con los preceptos divinos. En la actualidad, es tener
demasiada ceguera, al invocar a Dios para matarse entre sí, y a su vez solicitar su bendición para
utilizar las armas criminales. El pueblo judío merece censuras porque actuó apoyándose en el
ardiente exceso de fe y de sumisión al Creador; mientras que el hombre del siglo XX practica los
mismos desatinos y se alardea de una mayor emancipación espiritual, con el agravante de haber
conocido al Maestro Jesús.
Si vuestra civilización pretendiera escribir su Biblia y adoptara la misma franqueza y simplicidad
infantil con que el pueblo judío escribió la suya, erigiría el más inmoral y bárbaro de los tratados sobre
la historia humana, puesto que relataría los peores errores e ignominias religiosas que se hayan
practicado en nombre de Dios. El nacimiento de Jesús entre los israelíes, es una prueba eficiente, de
que ese pueblo estaba preparado espiritual-mente para ser la gloria de la cuna del Mesías y debería
merecer el afecto de la humanidad, ante la misión que tuvo, al afirmar el sólido basamento del edificio
eterno del Cristianismo.
Pregunta: Según vuestra forma de ver las cosas, ¿tiene relación la Biblia y el Espiritismo?
Ramatís: La relación se haya en la revelación espiritual, pues si a la Biblia se le quita las
alegorías que tanto desfiguran las expresiones atribuidas a la "Voz de Jehová", presenta mensajes
similares a todos los expresados por las diferentes doctrinas espiritualistas del mundo. La "Verdad"
transmitida desde lo Alto es una sola y no se distorsiona con el transcurso del tiempo; pero, a medida
que el hombre aprende y progresa, identifica sin ninguna dificultad, en lo íntimo de cada religión o
comunidades espiritualistas, la misma revelación. Rama, Krisnha, Hermes, Zoroastro, Confucio,
Moisés, Lao-Tsé, Orfeo, Buda y Jesús revelan en la esencia de sus enseñanzas, la misma idea de
Dios y de la Vida Inmortal. Mientras tanto, cada mensaje fue revestido de un involucro simpático y
adecuado a las costumbres, temperamento, moral, capacidad y objetivo de cada raza o pueblo, pues
existe mucha diferencia entre la poesía y el aforismo del pueblo chino, con la idea de Allah, inspirado
en su índole agresiva, vitalizante y apasionada del árabe tostado por el sol del desierto, Buda veló
sus enseñanzas bajo la cáscara fina de los aforismos; Jesús utilizó las parábolas para esclarecer a
los occidentales. Mientras tanto, a pesar de los siglos transcurridos, los asiáticos no entendieron el
sentido oculto de los aforismos de Buda, ni los occidentales el pensamiento de Jesús, oculto en las
parábolas. Ambos dieron la enseñanza pura del Espíritu y fueron sofocadas por la letra en los
templos, rígidos y faustuosos, cobijando el reinado de los dogmas y las fantasías más absurdas que

115
Ramatís La Misión del
Espiritismo

se puedan concebir.
Pregunta: Otro punto discordante, es la absurda narración del Génesis, cuando dice que Dios
creó el mundo en seis días, dicho asunto, observado fríamente ante la explicación irrevocable de los
científicos de nuestro siglo, da por tierra todo concepto bíblico. ¿No es verdad?
Ramatís: A pesar de la aparente incongruencia en el relato bíblico de la Creación, se observa un
perfecto orden y disciplina en los actos de Dios, puesto que todo aparece gradualmente y cada cosa
a su debido tiempo. Evidentemente, sería una tremenda ingenuidad de los críticos del Viejo
Testamento, suponer que el Génesis se refiere a los días de la Creación, pues se trata de una
alegoría que vela la idea de los "largos períodos" de la evolución geológica a través de muchos
milenios. En la época de la revelación, el pueblo no entendía el proceso de la condensación de la
energía cósmica, hasta formar la materia, por medio de fases demoradas y sin punto de apoyo mental
para configurar todo el proceso creativo. Tampoco no se admitía la forma esférica de la tierra y la
naturaleza del sistema geocéntrico de Kepler con una serie de planetas alrededor del sol, ni siquiera
pensar o admitir la contextura atómica y molecular de la sustancia terráquea, evolucionando hacia
formas más perfeccionadas.
Pregunta: Tomando el Viejo Testamento, ¿cómo encontraríamos o percibiríamos la idea inicial de
Dios, antes de la Creación del Universo?
Ramatís: Conforme explica Juan Evangelista, "en el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con
Dios, y el Verbo era Dios". A través de la acción dinámica del Verbo, conceptuando el pensamiento
como "fuera de Dios", la condición abstracta en la Mente Divina o Cósmica, entonces se revelaba en
forma de "materia" o mundos exteriores,- es decir, el pensamiento virgen de Dios como principio de
todas las cosas y seres.
El Génesis relata ese descenso del Pensamiento puro del Omnipotente hasta llegar a
exteriorizarlo en forma de materia, que conforma el mundo exterior. "Al comienzo Dios creó la tierra,
pero estaba vacía; y las tinieblas cubrían los abismos; y el espíritu de Dios era llevado sobre las
aguas", demostrando que la energía cósmica proveniente de Dios, todavía estaba en forma líquida y
en camino de forjar la sustancia materia. En seguida, el Creador va dando forma a la tierra y destaca
de ella al mar, después el reino vegetal, como los árboles y la semilla reproductora; después los
reptiles, los peces, las aves y los animales, cada uno según su especie, pero, todo ello en una escala
progresiva conforme lo corrobora la ciencia a través de los diversos períodos de formación planetaria.
Finalmente, crea el hombre a su imagen, que gobierna a los peces, a las aves, a las bestias y a todos
los reptiles, que se mueven por toda la tierra, y domina, en fin, toda la tierra. Después de esa
enunciación, que habla claro sobre su creación propiamente dicha, el Señor bendijo todo cuanto hizo,
ordenando que todos los seres "crecieran y se multiplicaran". Y así Dios descansó el séptimo día, es
decir, una vez creado el mundo "exterior" emanado de Sí Mismo, dejó que la vida y el progreso de las
especies, cosas, seres y hombres continuaran bajo el impulso interior, por ser "hechos a su imagen".
Durante seis días o equivalentes a prolongados períodos geológicos de materialización en el mundo
físico, el Señor trabajó operando en la transmutación de las energías en sustancias sólidas y en la
materialización de su Pensamiento Increado hasta, plasmar la vida planetaria con sus respectivos
reinos mineral, vegetal, animal y hominal. El descanso de Dios, período éste, muy conocido como el
"Día de Brahama" y "Noche de Brahama", en la prosecución de cada "Manvantara" que significa todo
el período en que la creación sigue automáticamente el plano o impulso inicial de la Divinidad, que
obedece a su pensamiento y voluntad creadora. Es el retorno del Espíritu fragmentado en las
especies "vivas" en la materia, o el "hijo pródigo" en busca del hogar sideral de donde partió un día,
en el llamado descenso vibratorio hasta forjar la conciencia de "ser" y "existir".
Pregunta: En nuestras concepciones espiritas somos adversos a los relatos bíblicos sobre Adán y
Eva, con sus dos únicos hijos, Caín y Abel, donde el primero mata al segundo, y no se explica el
origen de tantos seres y razas sobre nuestro planeta. ¿No es absurdo, todo esto?
Ramatís: No podemos extendernos en explicaciones minuciosas, respecto a la interferencia de
los "Constructores Siderales" en la creación de la tierra, de sus reinos y del linaje humano. La verdad
es, que transcurrieron muchísimos siglos hasta que la superficie de la tierra manifestara las
116
Ramatís La Misión del
Espiritismo

condiciones apropiadas para la existencia humana. El cuerpo terráqueo se forjaba en medio de la


ignición y fuerzas telúricas, sometido a toda especie de reacciones y ensayos para poder
transformarse en la inorada, que más tarde tendrían que habitar los seres, hechos a imagen de Dios.
Se formaron los océanos por fuerza de los vapores, que inundaban la atmósfera, mientras el planeta
se agitaba, inestable y confuso, herido por rayos y tempestades, hasta fijarse en su órbita y
someterse dócilmente a la dirección del poderoso centro solar.
Finalmente, las condiciones terráqueas fueron propicias para la vida animal, gracias a la
materialización del protoplasma 2 esencia de la vida orgánica. Los propuestos de Dios se dedicaron
fielmente a organizar las especies inferiores, plasmadas por el aglutinamiento de infusorios y vidas
microbianas. Al transcurrir los milenios en el calendario sideral, evolucionó la especie animal bajo la
presión interna del Espíritu, dando forma a su vestidura exterior y transitoria a fin de relacionarse con
el medio planetario y plasmar la propia noción de ser y existir.
Los espíritus creadores "aglutinaron las vidas microscópicas como las amebas, células
albuminoides, protozoarios y unicelulares que se multiplicaban constantemente bajo el calor apro-
piado de las aguas, plasmándose las formas de condición superior. Delineada la configuración del
globo terráneo, aparecen los crustáceos marinos y terrestres, así como los batracios, que dejan poco
a poco las aguas, para adaptarse a los charcos en las superficies más firmes. Las condiciones de
vida, a pesar de ser lodosa e inestable, son sacudidas periódicamente por las convulsiones que
provienen del núcleo central. Era el sexto día prescripto por el Génesis y el período terciario fijado por
la Ciencia terrena. Esos ensayos y adaptaciones concluyeron con la aparición de Adán y Eva,
precursores de la raza adámica, formada por los exiliados de un satélite de Cápela, de la constelación
de Cochero.
Sin embargo, muchos milenios antes del exilio de esos "ángeles caídos" del mundo capelino,
vivían en la tierra las razas descendientes de los lémures y atlantes; los primeros habitaban cerca de
las grandes vías fluviales y habitáculos enclavados en las piedras y terrenos volcánicos. En
consecuencia, la tierra en el tiempo de Adán y Eva ofrecía condiciones para la vida humana, porque
en esos lugares vivían los descendientes de la vieja Atlántida.
Pregunta: Insistimos, que no nos cae nada simpática la versión de los primeros habitantes de la
tierra y sus dos hijos. ¿Según vuestro parecer, la Biblia consigna otros habitantes en la tierra, en
períodos anteriores?
Ramatís: La prueba de que existían habitantes de la tierra, antes del exilio de los originarios del
satélite de Cápela y que luego formaron la raza adámica y tronco original de los arias, puede
comprobarse en la misma Biblia a través del Génesis, cuando Caín, después de asesinar a su
hermano Abel, sale por el mundo bajo el peso del homicidio cometido. Dice entonces el Génesis: "Y
luego que salió Caín de la presencia del Señor, habitó fugitivo en la tierra hacia el lado oriental de
Edén." "Y conoció Caín a su mujer, la cual concibió y parió a Henóch y éste engendró a Maviael y
éste engendró a Mathusael y él engendró a Lamech." (Génesis, Cáp. 4, vers. 16 al 19).
Obviamente, cuando Caín mató a su hermano Abel existían otros pueblos en la tierra, del mismo
linaje de los terrícolas, debiéndose considerar junto a ellos a los exiliados de Marte y del satélite de
Júpiter, cuyo conjunto provenían de las civilizaciones desaparecidas de la Atlántida.3

2
Véase el capítulo II "Vida Organizada" de la obra El Camino de la Luz Psicografiada por Chico Xavier y dictada por
Emmanuel, donde destacamos el trecho: "El protoplasma fue el embrión de todas las organizaciones que hubo sobre el
globo terráqueo, y esa materia, sin forma definida cubría la superficie solidificada del planeta, al poco tiempo dio origen a la
aparición del núcleo, comenzando las primeras manifestaciones de los seres vivos". Aconsejamos a los lectores, compulsar
esa magnífica obra, que expone todas las particularidades de la Creación e imposible de ser expuestas por Ramatís, en el
espacio fijado para el presente capítulo.
3
Véase la obra El Enigma de la Atlántida, del Cnel. Braghine Cáp. III, "Las Razas Adámicas". En la obra El Camino de
la Luz, pág. 29 dice lo siguiente: "Con esas entidades nacieron sobre el orbe los ascendientes de las razas blancas. En su
mayoría se radicaron en Asia y atravesaban el istmo de Suez en dirección al África, en la región de Egipto, llegando sus

117
Ramatís La Misión del
Espiritismo

incursiones hasta las lejanas tierras de la Atlántida, de donde varias regiones de la actual América, conservan señalados
vestigios. Además, los Fenicios, derivados del griego "phoinos" (rojo) descendían del pueblo de Caru rama atlántica que se
aisló de la raza madre, cuando sucedió la ruptura del istmo de Gibraltar.
En consecuencia, el primer casal bíblico no deja de ser más que la representación alegórica del
núcleo central de los exiliados de Capela. Además, y contrariando la convicción de algunos religiosos
dogmáticos, después de Caín y Abel, Adán y Eva tuvieron otro hijo llamado Seth, conforme dice el
Génesis: "Y conoció aun Adán a su mujer; y parió un hijo, y llamó su nombre Seth, diciendo: Dios me
ha dado otra simiente, en lugar de Abel, a quien mató Caín" (4-vers. 25). Dice aun el Señor que hizo
el hombre a su semejanza, crió macho y hembra y los llamó por el nombre de Adán el día que fueron
criados; Adán, después que generó a Seth, aun generó más hijos e hijas y vivió 930 años. (Génesis,
Cáp. 5, vers. 1 al 5.)
Esa narración corrobora perfectamente que Adán y Eva representaban en la tierra a los "hijos de
Dios", es decir, los exiliados de Cápela. Habían desenvuelto la conciencia de tal forma, que de por sí,
los clasificaba como "hijos de Dios", pero rebeldes, cuales ángeles caídos y expulsados del Paraíso.
Pero, es necesario distinguir a los espíritus exiliados o "hijos de Dios", descendientes del cielo, de los
habitantes primitivos, oriundos de la misma tierra y conocidos en esa época, como "hijos de los
hombres".
Pregunta: ¿Podríais indicarnos alguna cita de esos "hijos de los hombres "en la Biblia o en
cualquier obra espiritualista?
Ramatís: Dice el Génesis: "Y habiendo comenzado los hombres a multiplicarse sobre la tierra, y
engendrado hijos, viendo los hijos de Dios las hijas de los hombres que eran hermosas, se tomaron
mujeres las que escogieron entre todas. Y había gigantes sobre la tierra en aquellos días, porque
después que los hijos de Dios tomaron a las hijas de los hombres, y ellas tuvieron hijos, éstos son los
poderosos desde la antigüedad, varones de fama. (Génesis, 6: 1 al 4.)
Sin lugar a dudas, que el mismo Génesis está explicando que los espíritus exiliados o adámicos
fueron expulsados del paraíso de Cápela y se casaron con las hermosas hijas de los "hombres de la
tierra". Además, había otra raza de gigantes sobre la tierra, o sea, "exiliados" de Júpiter, de una gran
estatura, que aún se encuentra alguno que otro sobre la tierra, pero notablemente disminuidos de su
contextura original.
Las narraciones bíblicas sufrieron algunas alteraciones sobre la historia original de la humanidad,
en base a tantas traducciones, quitándole brillo al espíritu histórico de la realidad, tras-formando en
dramas siderales, aquello que sólo fue un sencillo acontecimiento de la vida humana. Fueron hechos
sin expresiones altilocuentes, ceñidos a las leyes comunes y costumbres naturales del pueblo; todo
aquello se registró como una modesta noticia de prensa, sin querer darle un aspecto ceremonioso o
melodramático, que los historiadores religiosos le imprimieron en el futuro. Muchas cosas claras
fueron oscurecidas y hechos sin importancia, fueron elevados, como casos de enorme magnitud.
Pregunta: ¿Qué otra relación común puede encontrarse entre la Biblia y el Espiritismo?
Ramatís: La mediumnidad no fue inventada por el Espiritismo, puesto que es tan vieja como la
edad del hombre. Es una facultad oriunda del espíritu y no de la materia. En consecuencia, existe
desde que la primera criatura surgió en la tierra, porque el primer hombre, también era un espíritu en-
carnado. Naturalmente, su nítida manifestación depende mucho de sus centros nerviosos y de la
sensibilidad del ser, que a través del tiempo se transformó en un instrumento de ligazón entre el
mundo oculto y el mundo físico. Las entidades del mundo invisible comenzaron su intercambio con la
materia, después que el terrícola alcanzó una eficiente sensibilización. La Humanidad ha sido guiada
desde su origen por las leyes del mundo oculto y por demás comprobada sobre el mundo tierra,
cuando apareció la facultad mediúmnica e innata en el primer espíritu encarnado. Todas las historias,
leyendas y narraciones de leyendas milenarias sobre vuestro orbe, están saturadas de
acontecimientos, revelaciones, fenómenos y manifestaciones extraterrenas, que confirman la
existencia de la mediumnidad entre los hombres de las razas primitivas.
Y el Espiritismo, encuentra en la Biblia la base de los fundamentos que prueban la existencia de
la mediumnidad en tan lejanos tiempos y que además confirma las bases doctrinarias de los espiritas.
118
Ramatís La Misión del
Espiritismo

A pesar de atribuírsele fantasía y milagros a la mediumnidad, sigue siendo el más apreciado


"eslabón" que se pueda concebir, entre el mundo espiritual y la vida carnal de los hombres.
Aunque los hechos mediúmnicos descriptos en la Biblia están velados por el simbolismo de la
raza hebraica o por la poesía religiosa, en verdad, son fenómenos mediúmnicos tan específicos y
positivos, como aquellos que Allan Kardec y tantos otros enumeraron en sus estudios, conforme
citamos en la obra anterior y que pertenece a nuestro nombre.4

4
Véase la obra Mediumnidad de Cura, Cáp. I, La Antigüedad del fenómeno Mediúmnico y su comprobación Bíblica, de
Ramatís.

119
Ramatís La Misión del
Espiritismo

Capítulo XI
ESPIRITISMO Y HOMEOPATÍA

Pregunta: ¿Qué relación existe entre Espiritismo y Homeopatía?


Ramatís: El Espiritismo es una doctrina de esclarecimiento del espíritu inmortal; la Homeopatía es
la ciencia que estudia y trata los efectos mórbidos que la mente produce en el organismo psicofísico.
Su aplicación terapéutica es integral, puesto que cura al cuerpo estudiando las reacciones mentales
de los enfermos, emanando de allí, la eficacia del tratamiento.
Pregunta: ¿Cómo debemos entender esa "medicación con el tipo mental del enfermo"?
Ramatís: Samuel Hahnemann, el pionero de la ciencia homeopática, no sólo consideró, sino que
probó, que la enfermedad, como la salud se origina en la mente, en las emociones y acciones de la
persona. Por esa causa, debe tratarse como un todo vivo, es decir, cuerpo y alma, pues las
manifestaciones físicas atañen a la parte grosera o densa del cuerpo físico. La salud como la
enfermedad, provienen desde el interior hacia afuera y de arriba hacia abajo, o sea, desde el alma
hacia el cuerpo. Esa conceptuación era muy atrevida para la época y que hoy la reafirma el
Espiritismo. Esa conceptuación que se preocupa por la cura del alma y consecuentemente, por la
salud del cuerpo. Además, una conocidísima entidad predijo que "La medicina del futuro, tendría que
ser eminentemente espiritual, sin mancha alguna, provocada por la fiebre del oro; y los apóstoles de
esa realidad grandiosa, no tardarán en aparecer en los horizontes académicos del mundo, cual
testimonio del nuevo ciclo evolutivo de la humanidad". (Emmanuel, 124.)
La Homeopatía es la medicina de orden psíquica, capaz de drenar de la mente indisciplinada los
residuos nocivos del enfermo, en perfecta sintonía con el Espiritismo, que esclarece a los hombres
para que "no pequen más", así gozarán de una perfecta salud.
Pregunta: Es difícil comprender que la medicación homeopática, pueda interferir directamente en
el seno del alma, mientras detectamos fácilmente úlceras, atrofias, congestiones hepáticas,
inflamaciones renales, fiebres, afecciones pulmonares y cánceres, cosas que son objetivas y
dilacerantes en el cuerpo físico.
Ramatís: La salud y la enfermedad son el producto de la armonización o desarmonización del
individuo hacia las leyes espirituales, las que, desde el mundo oculto actúan sobre el plano físico. Las
molestias, en general, tienen su comienzo en el mundo psíquico e invisible para los sentidos de la
carne, y advierten que el alma está enferma. El cuerpo carnal es el centro de convergencia de todas
las actividades psíquicas del espíritu encarnado, cuyo comportamiento orgánico o fisiológico depende
fundamentalmente de los pensamientos y de los sentimientos del ser. Si el hombre controla su mente
y evita los bombardeos perniciosos que le sacuden toda la contextura carnal, definitivamente gozará
de muy buena salud, porque permite a las colectividades microbianas que conforman el cosmos ce-
lular, a que trabajen satisfactoriamente a los fines de componer el organismo físico.
Pregunta: ¿Cuáles son vuestras consideraciones sobre el aforismo que dice, que la enfermedad y
la salud vienen de "arriba hacia abajo" y de "adentro hacia afuera"?
Ramatís: El espíritu encarnado piensa por la mente y siente por el astral y reacciona por el físico.
A través de la mente, circulan de "arriba hacia abajo" los pensamientos de odio, envidia, sarcasmo,
celos, vanidad, crueldad y orgullo, incorporando en su pasaje las emociones del llanto, miedo, alegría
o tristeza y que ineludiblemente perturban el equilibrio del organismo físico. El miedo ataca la región
umbilical, a la altura del nervio vago simpático y puede alterar el funcionamiento del intestino delgado;
la alegría afloja el hígado y drena la bilis; el sentimiento de piedad se refleja instantáneamente hacia
la zona del corazón. La envidia comprime el hígado, derrama la bilis, confirmando así, el viejo refrán
de que la "criatura cuando queda amarilla es por que le invade la envidia". El miedo produce sudores
fríos y la adrenalina puede llegar a erizar los cabellos, mientras la timidez hace fluir la sangre al
rostro, causando rubor. El hombre queda mortalmente pálido delante la fiera o el enemigo implacable;
la cólera congestiona el rostro y paraliza el flujo de la bilis; la repugnancia expulsa el contenido de la

120
Ramatís La Misión del
Espiritismo

vesícula hepática, cuya penetración en la circulación produce náuseas y tonterías. Existe el eczema a
causa del cólera o de la injuria después de la intoxicación hepática, cuyas toxinas mentales penetran
en la circulación sanguínea; la urticaria es común en aquellos que viven bajo tensiones nerviosas y
preocupaciones mentales. Las emociones violentas, de alegría o desesperación, provocan muertes
súbitas debido a un síncope o apoplejía.
Todas las partes del cuerpo humano son influenciadas por la mente, a través del cerebro
humano, cuyas ondas de fuerza descienden por el cuerpo y se gradúan conforme a su campo
energético. La onda de rabia llega a crispar las extremidades de los dedos, pero las ondas emitidas
por sentimientos dulces, llenos de bondad o perdón aflojan los dedos de la mano, cual verdadero
gesto de paz. Hay una gran diferencia entre la mano movida por un gesto de odio, y la que bendice. A
través del sistema nervioso, circulatorio, linfático y endocrínico, las emociones alteran la función
normal de los órganos del cuerpo físico.
Después de observaciones tan lógicas, Hahnemann, comprobó que la terapéutica más
capacitada para actuar e influir en la raíz de las emociones y de los pensamientos perturbados, sería
la homeopatía. Las dosis infinitesimales y potencializadas por el proceso homeopático, desahogan
del psiquismo el potencial peligroso generado por la mente indisciplinada. Es una terapéutica exacta,
que reactiva los órganos abatidos, sin exigirle la drenación violenta ocasionada por la medicación
tóxica alopática.
Pregunta: Interpretamos el sentido de vuestras palabras y lo expresado por Hahnemann, pero no
podemos comprender, en dónde se encuentra la relación entre el Espiritismo y la Homeopatía. ¿Nos
podéis aclarar ese punto?
Ramatís: El Espiritismo enseña al hombre a dominar sus pensamientos indisciplinados y
pecaminosos, mientras que la Homeopatía actúa a nivel mental, ayudando al cuerpo físico a liberarse
de los residuos deletéreos que lo enferma. El Espiritismo esclarece al espíritu y la Homeopatía lo
ayuda eficientemente.
Pregunta: ¿No cabe criticar severamente a la Homeopatía, debido a su interferencia, al destruir
los efectos pecaminosos de las personas que producen dichos venenos por fuerza de sus malos
pensamientos y que son responsables por la enfermedad engendrada? Ese proceder, ¿no debilitaría
el sentido rectificador de la Ley del Karma, que establece la relación de la culpa, conforme haya sido
ésta?
Ramatís: No existe el Mal absoluto ni el castigo en las fuentes eternas de Dios; todo sufrimiento
humano es el producto de las contradicciones del mismo hombre contra las leyes de la vida. Lo que
se considera por castigo, apenas resulta ser el reajuste del espíritu hacia su ventura eterna. Las leyes
de Dios, que regulan las actividades y el progreso espiritual no se conmueven por las súplicas
melodramáticas de las personas, ni reaccionan por las rebeldías humanas. El sufrimiento y los
correctivos obedecen a las perturbaciones, lo que podría interpretarse, como la aplicación científica
de esas leyes beneficiosas.
Por eso, la filosofía, la religión y la ciencia del mundo encausan sus esfuerzos con la finalidad de
solucionar los difíciles problemas, generados por los hombres en todos los sectores de la vida. Dios
no quiere el castigo de sus criaturas, sino, su felicidad. Si la Homeopatía no debe sanar los efectos
malignos causado por los pensamientos y emociones equivocadas, para no perturbar la Ley del
Karma, entonces, el Espiritismo tampoco debería esclarecer a los seres humanos antes de pecar.
Pregunta: ¿Por qué el recetario mediúmnico espirita, sólo receta la medicina homeopática, si en
algunos casos no dio resultados positivos?
Ramatís: Obedeciendo a la Ley del Karma, existen criaturas que no merecen la cura por las dosis
infinitesimales de la homeopatía. No son predispuestas para ese tratamiento racional e indoloro, por
eso, la receta médica o la mediúmnica homeopática no les hacen efecto.
Pregunta: ¿Cómo se explica vuestro decires sobre las personas con predisposición electiva hacia
la Homeopatía?
Ramatís: Indudablemente, que las personas curadas por la homeopatía se debe a su
121
Ramatís La Misión del
Espiritismo

predisposición, diríamos, son más armónicas en todas sus cosas, de aquellas otras, que sólo reaccio-
nan bajo el toque de la medicina alopática. La homeopatía no produce reacciones dolorosas y
violentas; no requiere perforar las carnes por las agujas; no es medicina tóxica o repulsiva, que
elimina un síntoma y provoca otro más grave. Por eso, hay enfermos cuyo karma les da una
naturaleza que sólo reaccionan a los medicamentos agresivos y dolorosos, creyendo entonces, que la
medicina infinitesimal es inocua.
El Espiritismo es una doctrina de esclarecimiento espiritual y puede apoyar a la medicina
homeopática, que actúa con mucho éxito en las funciones de la mente humana. Las personas, que
son sanas de pensamientos y sentimientos, son más sensibles a la terapéutica que actúa en el
psiquismo, como es la Homeopatía. Existe una gran simpatía y armonía entre la doctrina espirita y el
sistema homeopático, puesto que ambas obedecen a la ley de "los semejantes atraen a los
semejantes" y a la ley kármica, que dice "las mismas causas generan los mismos efectos". En su
actividad bienhechora, el Espiritismo conduce a las personas para su pronta evangelización. Ese
estado de cosas les limpia la mente y les purifica los sentimientos, logrando las curas de las
enfermedades del alma, como son el odio, la rabia, la lujuria, la violencia, la crueldad y el orgullo.
De esa forma, es la providencia más eficiente para disminuir las enfermedades del mundo, ya
que las molestias son el producto de las actitudes del alma. A medida que el hombre se evangeliza,
resulta un paciente mucho más fácil de curar por la homeopatía, porque es la medicina electiva para
las personas de buen nivel espiritual.
Pregunta: ¿La Homeopatía es medicina adversa a la Alopatía?
Ramatís: La Homeopatía no es una doctrina médica con aspectos adversos a la Alopatía, sino, la
resultante natural del progreso terapéutico en el mundo terreno y conforme al progreso espiritual, es
decir, a la evolución mental y psicológica del hombre.
Pregunta: ¿Existen otros motivos que prueben que la Homeopatía es una medicina de gran
alcance psíquico?
Ramatís: En el tratamiento de la salud humana debemos reconocer la disciplina y acción de una
Ley Espiritual, que además de sustituir gradualmente las técnicas terapéuticas de acuerdo con el
progreso mental y científico del hombre, se preocupa por la superación de las curas psíquicas. En el
mundo material, al hombre se le trata conforme a su grado de evolución espiritual. La medicina fuerte
del pasado con su corte de aplicaciones dolorosas, fueron los grados ascendentes para alcanzar la
medicina alopática del siglo actual, donde se cuenta con el beneficio de la penicilina, de las sulfas y
de la anestesia. La Homeopatía es, en la actualidad, el mayor de los grados, alcanzado por la
medicina del mundo y es el "eslabón" de acceso para la futura medicina psicoterápica, cuando el
hombre obtenga un mejor condicionamiento espiritual.
El paciente del médico homeópata no se le debe considerar como un ser que sólo sufre por un
órgano o sistema afectado, por encima de todo, se le debe estudiar en razón a su tipo psicosomático,
teniendo en cuenta su idiosincrasia y síntomas mentales. La suma total, o sea, mental, psíquico y
físico del individuo, es lo que interesa al médico homeópata; su entendimiento psicológico, su
sentimiento, emotividad y raciocinio, confrontado con el ambiente donde vive. Cualquier
manifestación enfermiza en el individuo no es aislada o ajena al sentimiento, razón y voluntad, pues,
lo contrario, sería alienación mental, descontrol orgánico y por ende, su muerte fatal.
De ahí, entonces, la correlación de la Homeopatía con la sabiduría divina, pues si el hombre es
un todo manifestándose en el escenario del mundo, cuando se enferma, debe ser tratado de "acuerdo
a sus obras", es decir, conforme a sus realizaciones, pensamientos, voluntad y sentimientos,
consagrados en su vida, física y psíquica. El médico homeópata esclarecido, examina al paciente y
se preocupa por su temperamento, manías, reacciones emotivas, creencia o negaciones, gustos
artísticos y si es posible, sus virtudes y pecados. Sólo así, podrá recetarle de acuerdo a su carácter y
al cuadro mental que presenta, prescribiendo la dosis de mayor cobertura para la manifestación
mórbida del alma y del cuerpo afectado.
He ahí, el porqué la medicina homeopática es profunda en su acción psíquica sobre los
122
Ramatís La Misión del
Espiritismo

enfermos, puesto que no cuida únicamente de las manifestaciones mórbidas del cuerpo físico, sino,
por la síntesis mental, moral, espiritual y física.
Pregunta: ¿Nos podéis ejemplificar la relación que existe entre la Ley Kármica y el tratamiento
empleado por la Homeopatía?
Ramatís: En Homeopatía, las dosis infinitesimales dinamizadas en determinados venenos o
sustancias, deben curar las enfermedades, provocadas por las mismas o similares ingeridas en la
tintura madre. A la Ley Kármica se la puede considerar una especie de "homeopatía espiritual",
puesto que acciona bajo la disciplina de los "semejantes" para curar a los espíritus en falta. El tirano
será esclavo, el orgulloso humillado, y el cruel, victimado por el despotismo tiránico, rectificándose en
existencias futuras, a semejanza de dosis pequeñas y constituidas de los mismos elementos que
causaron la "enfermedad espiritual".
La Ley del Karma, como la Homeopatía, reeduca al espíritu errado y enfermo sin violentarlo, pero
le proporciona la renovación a través de los caminos educativos, bajo la predominancia de los
semejantes, de la cual hizo mal uso. La Homeopatía cura el delirio con la dosis infinitesimal de la
belladona, porque esa sustancia ocasiona el delirio cuando se toma en dosis masiva; la Ley del
Karma cura el orgullo del espíritu, sometiéndolo deliberadamente a las dosis pequeñas de la
humillación, producidas y aplicadas por intermedio de los hombres orgullosos y bajo la ley de los
"semejantes".
Pregunta: Y, ¿cuál es la diferencia entre la Ley Kármica y el tratamiento alopático?
Ramatís: La Ley Espiritual, por ejemplo, en vez de violentar al enfermo que sufre enfermedades
virulentas y propias de ser tratadas con la alopatía, pero que en definitiva no elimina la causa interior
que la promueve, prefiere kármicamente colocarlo entre los males menores, a fin de ir decantando de
a poco el mal enfermizo que engendró en el pasado, acompañándolo con el tratamiento homeopático.
Por lo tanto, la Ley del Karma reeduca al tirano, haciéndole sentir en sí mismo, en dosis
homeopáticas, los mismos efectos tiránicos y perjudiciales que sembró otrora. Pero, le deja el
raciocinio abierto para que comience su rectificación psíquica, a semejanza de lo que hace la
medicina homeopática, que reeduca el organismo sin violentarlo, predisponiéndolo hacia una mejor
cohesión mental.
Además, como la purificación del espíritu debe procesarse de "adentro hacia afuera", por medio
de la evangelización consciente y a través de una vida ejemplar, toda absorción de fluidos animales
inferiores ofusca u oscurece el campo áurico del peri-espíritu. La cólera, violencia, crueldad, envidia,
perfidia, celos u orgullo, son estados instintivos heredados de la animalidad y archivados en el
depósito de la "mente instintiva" del subconsciente. Por eso, las causas que enferman al cuerpo
físico, descienden de la mente, o bien, como dice Hahnemann, de arriba hacia abajo, y como
nosotros lo vemos, decimos que ese descenso enfermizo adensa al periespíritu en base a la toxicidad
mental.
En consecuencia, la terapéutica homeopática, cuyas dosis infinitesimales y acción por la ley de
los "semejantes curan a los semejantes", alcanza lo íntimo del espíritu, haciéndole drenar las toxinas
perjudiciales, o residuos mentales, por lo tanto, es una excelente terapéutica para el mismo espíritu.
Pregunta: ¿Qué relación existe entre el tipo electivo para el Espiritismo y el enfermo con
predisposición hacia el tratamiento homeopático?
Ramatís: El individuo electivo para la homeopatía es aquel que tiene predisposición mental y
psíquica para ese delicado tratamiento. Así, como hay personas predispuestas para la música, pintura
o escultura, lo mismo sucede con los que son sensibles al medicamento homeopático, cuyo
psiquismo confía en la droga, a pesar de la apariencia inocua. Considerando que la homeopatía es
una terapéutica enraizada en los planos espirituales, todas las condiciones psíquicas positivas,
ayudan a la asimilación energética de las dosis muy diluidas, mientras que las disposiciones
negativas, son contrarias a estos procesos. El individuo de sensibilidad espiritual, accesible a las
ideas buenas, que se preocupa por su redención y ascenso espiritual, es "simpático" o electivo a la
homeopatía, porque su disposición superior lo encamina hacia la efectividad de la medicina, cuya
123
Ramatís La Misión del
Espiritismo

acción fundamental se produce en la intimidad de la contextura del periespíritu.


Lo mismo sucede con la persona "afín" o electiva al Espiritismo, porque es una consecuencia de
la disposición, sensibilidad y atracción íntima con los principios de acentuada predominancia
espiritual. Indiscutiblemente, que sólo se convierten al Espiritismo las personas cansadas de las
ceremonias, promesas, cultos, sacerdocio organizado, supersticiones y "tabúes" religiosos. Buscan la
doctrina que les conforme la sed de esclarecimientos, pero "directos" para su alma atribulada; desean
el conocimiento y el derrotero espiritual, exceptuado de cualquier rito o interpretaciones dudosas.
Prefieren que el esclarecimiento les llegue al fondo del alma sin complicaciones simbólicas o
complejidades iniciáticas. Y, el Espiritismo, terapéutica directa para las necesidades del alma, se
asemeja a la medicina homeopática, cuya acción alcanza el dominio de la mente humana y ejerce la
cura deseada.
Pregunta: Y, ¿cuáles serían los pacientes adversos a la homeopatía?
Ramatís: El glotón, el impiadoso, el descreído, el libidinoso, el alcohólatra, el colérico, el avariento
o el celoso, no son afines a la terapéutica suave y generosa de la Homeopatía, porque sus mentes
son usinas generadoras de fluidos deletéreos y aniquilantes de la acción energética de las dosis
infinitesimales. Mientras que el hombre frugal, piadoso, pacífico, honesto, abstemio y espiritualista,
reacciona con extrema facilidad a la medicina homeopática porque su elevada condición psíquica se
afiniza al tipo sutil y suave de la citada medicina.
Pregunta: Considerando que la función espiritual de la Homeopatía es curar el cuerpo físico y no
la moral del enfermo, a nosotros nos extraña, que la simple creencia o no, como la naturaleza de las
virtudes y pecados, puedan influir en ese tratamiento. ¿No es verdad?
Ramatís: Las dosis homeopáticas incitan las energías acumuladas en la intimidad de las fuerzas
creadoras, de ese mundo infinitesimal; consecuentemente, ejercen mayor acción en el individuo
superior, afectado a las ideas constructivas y a las virtudes del espíritu. El hombre interesado en su
redención espiritual, es una criatura de frecuencia elevada en su contextura periespiritual a causa de
su magnetismo y disposición mental optimista. En el ansia de superar el dominio instintivo de las
fuerzas ocultas del mundo animal, eleva la frecuencia vibratoria de su psiquismo. Cuando es
consciente de su sobrevivencia espiritual, siendo más esperanzado, se vuelve optimista, confiado y
ordenado en sus pensamientos, facilitando extraordinariamente la acción homeopática en la delicada
contextura del periespíritu. La función de la Homeopatía es "despertar" energías en el cuerpo
humano, siendo preciso que el enfermo presente condiciones apropiadas para la medicación, sin
rechazar o bombardear su acción sutilísima. Por eso, cuando el médico se ve imposibilitado para
curar al hombre de instintos primarios e inmorales, alcanza notable éxito ante un paciente místico,
cuya alma comprensible, de naturaleza frugal y pacífica, es de óptima "electricidad" para el
tratamiento terapéutico.
En verdad, la Homeopatía no tiene por finalidad médica, resolver los problemas morales del ser;
sin embargo, como depende de las condiciones mentales del enfermo, su éxito consiste en dinamizar
las energías de su mente, antes que violentarlas. Del grado de esa receptividad homeopática,
depende la cura, como, la exacta prescripción de la dosis, baja o más alta. Por eso, las criaturas
curadas fácilmente por la homeopatía, no reaccionan negativamente y jamás cambiarían esa
medicación suave, por otra violenta y dolorosa, como son las drogas de acción tóxica o de gustos
repulsivos.
Pregunta: ¿Existe alguna otra relación simpática entre el Espiritismo y la Homeopatía?
Ramatís: Bajo el concepto homeopático no existen enfermedades, pero sí enfermos; bajo el
concepto espirita, no existen pecados, pero sí, pecadores. En ambos casos, la acción terapéutica
debe concentrarse en los individuos "enfermos" o "pecadores", antes de buscar cualquier entidad
enfermiza o responsable.
La cura homeopática dependerá del propio paciente, conforme al celo, perseverancia, paciencia y
confianza en el tratamiento sutil, de lo que el médico le prescriba en las dosis infinitesimales. La dieta,
reposo, control, emotividad y serenidad mental son los factores positivos y eficientes para una cura
124
Ramatís La Misión del
Espiritismo

más pronta. La Homeopatía se ejerce a través de la mente y de los sentimientos del ser, entonces,
alcanza lo íntimo de la contextura periespiritual y cual impacto atómico certero, impulsa hacia las vías
emuntorias el morbo psicofísico. Mientras que la medicina Alopática, en vez de catalizar las energías
vitales del organismo humano, penetra bruscamente en el cosmos celular, arremetiendo con el
quimismo de las sustancias tóxicas inyectables, provocando las reacciones violentas de la vieja
disciplina de los "contrarios" preconizada por Galeno.
Hay religiones que combaten el pecado y se olvidan de esclarecer al pecador, pues lo
excomulgan y le decretan la violencia sádica del infierno; hay doctrinas que esclarecen al pecador y lo
ayudan a redimirse en forma tolerante, afectuosa y sin amenazas. Siendo así, la Alopatía ataca las
enfermedades y la Homeopatía ayuda a los enfermos.
Pregunta: En vuestras consideraciones dijisteis que pueden modificarse ciertas situaciones
emotivas y mentales, es decir, en el tratamiento homeopático. Preguntamos: ¿ese proceder no induce
a pensar en una nueva terapia, que es capaz de modificar mecánicamente la, conducta del individuo?
De esa forma, ¿no desaparece la responsabilidad y el mérito espiritual del hombre en conocerse a sí
mismo y orientar conscientemente su propia evolución?
Ramatís: Pensando las cosas mejor, el ciclo de las reencarnaciones ¿no es una terapéutica
divina, que obliga al espíritu a rectificarse y a progresar compulsoriamente, colocándolo en ambientes
hostiles o en medio de la familia, cuyos miembros pueden ser adversarios del pasado a fin de purgar
sus enfermedades espirituales? ¿Cuántas veces el hombre es abatido por la deformidad física, por
una molestia congénita, que lo paraliza orgánicamente, quedando a merced de las vicisitudes
económicas y morales, obligándolo a encuadrarse en los dictámenes del Bien? Aunque todo eso
parezca calamitoso, el espíritu no pierde el mérito de su rectificación espiritual, pues delante de la es-
cuela implacable de la vida física, es su conciencia la que decide respecto a lo que aprovecha o
desprecia sobre la inexorable terapéutica kármica, aplicada compulsoriamente por la Justa Ley del
Padre.
Las dosis infinitesimales, por el proceso homeopático, realmente pueden modificar ciertos
síntomas mentales del paciente, pues ellas descargan y volatizan los residuos psíquicos que se han
acumulado a través del tiempo, ya sea intoxicando al periespíritu, descontrolando las emociones o
afectando la dirección normal del espíritu. Es de sentido común, que algunas drogas tóxicas y
entorpecedoras como el opio, la morfina, o "aurum metalicum", mescalina, el ácido lisérgico, la
belladona o la cocaína, pueden influir en la mente perniciosamente, puesto que provocan distorsiones
mentales, delirios alucinatorios, estados esquizofrénicos o melancolías en el psiquismo del hombre
sano. Conforme a la ley homeopática, de que los "semejantes curan a los semejantes" esas
sustancias y tóxicos, que en dosis alopáticas o macizas, provocan estados de morbidez en los
pacientes o viciados, después de haberse dinamizado inteligentemente y suministradas en dosis
infinitesimales, pueden efectuar curas en casos cuyos síntomas sean semejantes.
El impacto energético de la dosis infinitesimal libera al psiquismo de la carga, que se genera por
el abuso de los tóxicos, como ser miasmas, virus psíquicos, enfermedades mentales y residuos que
son la resultante de los desequilibrios emotivos.
Pregunta: Bajo vuestra opinión, ¿el Espiritismo contribuye al éxito de la Homeopatía, y ésta
corresponde recíprocamente a la doctrina espirita?
Ramatís: Indudablemente, ambas se complementan en el binomio "psicofísico" en su acción
benéfica en la intimidad del espíritu humano. La Homeopatía acciona en la intimidad del ser y ayuda a
mantener el control psíquico. Distribuye la energía potencializada en medio del vitalismo orgánico,
ayudando al espíritu para efectuar las modificaciones urgentes y saludables para el cuerpo.
Obviamente, es el psiquismo el que modifica el quimismo orgánico en base a la mejor disposición
emotiva y energética y por lo tanto, su consecuente equilibrio fisiológico. El impacto energético
producido en el campo mental y psíquico del paciente a través de la energía extraída de la sustancia
material potencializada por las dinamizaciones homeopáticas, elevan la frecuencia vibratoria del
espíritu enfermo, proporcionándole condiciones optimistas y estimulantes para sus reacciones
favorables. Sin lugar a dudas, que mejorando el estado mórbido, también se reduce el pesimismo o la
125
Ramatís La Misión del
Espiritismo

melancolía.
Por eso, que el médico homeópata, además de ser un hábil científico ha de ser un inteligente
filósofo, para relacionar la terapéutica del mundo infinitesimal con los principios inmortales del alma.
Pregunta: Nos cuesta comprender, esa acción de la homeopatía en el cuerpo humano, que es
capaz de afectar el psiquismo y remover la carga mental perniciosa. ¿Nos podéis aclarar un poco
más ese asunto?
Ramatís: El espíritu del hombre, a pesar de estar encarnado, permanece adherido al mundo
oculto de la energía libre," interpenetrado por las fuerzas de los planos, de la vida creada por Dios.
Consecuentemente, la homeopatía es medicación apropiada para lograr el restablecimiento de la
salud en el enfermo, porque está dirigida hacia ese mundo, donde el hombre tuvo su origen. Eso es
posible porque el remedio homeopático es "energía" y no masa; es dinámica y no letárgica; más
fuerza y menos medicamento; más activo y menos estático. Se asemeja a un poderoso catalizador
que despierta energías, acelera reacciones en el organismo afectado, dado que intensifica y eleva su
"quantum" de vitalidad adormecida, ajustando el potencial psicofísico desarmonizado, y acciona a
través de su energía infinitesimal potencializada.
La energía infinitesimal que dormita en el seno de una gota homeopática puede desatar el
poderoso campo de fuerzas que acciona el psiquismo humano y que dirige su cosmos orgánico. Es
tan grande la afinidad de la acción terapéutica homeopática con el equipo periespiritual del hombre,
que los "chakras" o centros de fuerza del doble etérico captan esa energía liberada y potencializada,
absorbiéndola por los vórtices irisados. Entonces se produce un amortiguamiento vibratorio de las
energías en combinación con el medicamento homeopático, permitiendo la condensación hacia la
intimidad del cuerpo físico. La energía liberada y potencializada de las "altas dosis" homeopáticas se
concentran con cierta rapidez en la región áurica del cráneo, convergiendo vigorosamente hacia la
región cerebroespinal, diseminándose poco a poco, por las zonas de los plexos nerviosos braquial,
cervical y dorsal, alcanzando inmediatamente el plexo solar, situado en la región abdominal. Bajo la
influencia de esa carga energética y poderosa, el sistema nervioso trabaja activamente y restablece el
metabolismo del sistema endocrino debilitado, incidiendo gradualmente en el equilibrio de todas las
funciones orgánicas perturbadas. La glándula hipófisis, que es la regente del cosmos orgánico del
hombre, se renueva y se conjuga con la epífisis, formándose un puente con la esfera mental y
psíquica, aportando para el cuerpo físico todas las energías disponibles y activadas por la dosis
infinitesimal homeopática.
El periespíritu, maravilloso potencial de fuerzas y responsable por el equilibrio del organismo
carnal, acelera su producción energética, ni bien recibe el refuerzo dinámico de la alta dinamización
homeopática.
Pregunta: ¿Existe alguna relación entre los pases y radiaciones, tan comunes en las prácticas
espiritas y los efectos homeopáticos en el hombre?
Ramatís: Es tan importante la relación del potencial homeopático con ciertos recursos adoptados
por el Espiritismo en sus trabajos prácticos, que podríamos decir, comparativamente, que la dosis
homeopática en su 100.000 a dinamización equivale al agua fluidificada por excelentes médiums, o al
efecto producido por un efectivo pase magnético de acción continuada. Los ocultistas saben, que la
dinamización homeopática potencializada, del alma vital de la planta, del mineral o de la sustancia
tóxica extraída del animal, producen un poderoso campo de éter físico que se subordina al control
instintivo del enfermo en su ansiedad por curarse.
La Mente Divina es el principio coordinador de la creación cósmica y se manifiesta a través del
alma del hombre, conforme a su capacidad. Obviamente, actúa durante la enfermedad, orientando al
paciente para que utilice las energías con cierta urgencia a los fines de restablecer su armonía y
salud a través de los cambios vitales orgánicos, fortaleciendo los sistemas dinámicos del cuerpo. La
energía emanada del alma vital de la especie vegetal, mineral o animal, se manifiesta en forma de un
poderoso eterismo que es potencializado por la dinamización homeopática. Bajo la dirección oculta
de la mente de la persona, en sintonía y coordinación con la Mente Divina, esa energía acciona como

126
Ramatís La Misión del
Espiritismo

un catalizador, especie de fermento etérico, que despierta energías latentes, acelera los campos
electrónicos y produce las reacciones necesarias para retomar el equilibrio de la salud. Todo eso, es
una operación que sucede en el campo mental y desde allí en adelante, sufre toda suerte de
interferencias, para el mejor aprovechamiento de las fuerzas que le son puesta a su disposición.
A través de las prácticas espiritas, los enfermos readquieren su salud por la terapia de los pases
y radiaciones, sucediendo lo mismo, con el medicamento homeopático de acción enérgica en el
mundo infinitesimal del ser. En ambos casos queda aprobado el poder asombroso de la mente
humana en la faz de la reconstrucción orgánica y de la armonía psíquica, cuyo trabajo en el silencioso
laboratorio del alma y sin el conocimiento consciente del hombre, le asegura el equilibrio de la vida.
La misma Ciencia dice, que la materia y la energía son diferentes modalidades vibratorias pero de
una misma cosa; cuando la energía libre baja en dirección a la vida física, se constituye en materia o
en estado de energía condensada. En consecuencia, el peri-espíritu —molde y matriz preexistente en
el hombre— bajo la acción inteligente de la mente y a través de su campo energético acumulado,
munido de su poder químico trascendental, aglutina la energía libre a su alrededor, bajando luego
hacia la materia viva, a fin de sustentar las vidas inferiores que conforman el cuerpo físico y
determinan su prolongación en la materia.
Pregunta: El Espiritismo ofrece a sus adeptos los valores sublimes de la adoctrinación, los que
aplicados conscientemente producen su mejoría moral y los vuelca a un orden superior. Mientras
tanto, según vuestras afirmaciones, la Homeopatía produce modificaciones psíquicas y mentales sin
la intervención consciente del ser, a través de las dosis infinitesimales. ¿Nos podéis aclarar este
punto?
Ramatís: Los médicos homeópatas experimentados prescriben la dosis después del examen
psíquico del paciente; en verdad, se preocupan más por el enfermo que por sus síntomas aislados.
Tienen especial cuidado de constatar el conjunto arquitectónico de la criatura, e indagan sobre las
causas ocultas que puedan sufrir la influencia de la mente y del psiquismo perturbado del enfermo.
Investigan, también, la síntesis de los síntomas reveladores y de qué manera se comporta el enfermo
con las personas de su relación y el medio ambiente. En fin, debe ser la copia fiel de las actividades
globales del individuo, en el binomio "psico-físico", pues es de sentido común, que el sufrimiento y las
vicisitudes cambian el padrón común de la actividad mental y psíquica del ser. Existe mucha
diferencia entre la persona que goza de excelente salud corporal y aquel que vive acicateado por los
dolores ulcerosos.
El homeópata, como el hábil ingeniero, antes de preocuparse por la grieta de una pared, se
preocupa por la naturaleza del terreno que soporta el edificio. Por lo tanto, el ser humano debe ser
examinado en su función coordinativa psíquica y anímica, antes de tratarlo como un simple agregado
de moléculas y células, dado que estas últimas sufren la influencia de las variaciones registradas en
el campo mental y emotivo.
Bajo lógico concepto, fue que Hahnemann consideró que la salud, como la enfermedad, viene de
"adentro hacia afuera" y de "arriba hacia abajo", regla ésta que forma el basamento de las prácticas
homeopáticas. La terapéutica homeopática aplicada en razón del tipo psicofísico de la persona,
produce reacciones de las cuales se sirve la mente del enfermo, para mejorar sus condiciones
psíquicas. Efectivando la drenación y consecuente limpieza de los residuos enfermizos, las dosis
homeopáticas eliminan los síntomas que afectan a la mente y hasta los sentimientos del enfermo,
pues aplaca su irritación e intranquilidad. Conforme al tipo de medicación, se producen estímulos
beneficiosos en el campo mental, que son verdaderas modificaciones o substituciones de estados
morales del ser, impeliéndolo a mantener hábitos mejores.
El Espiritismo esclarece a las personas a través de sus principios superiores, provocando una
constante renovación moral, mientras que la Homeopatía, es el complemento de esa manifestación
espirita, porque además de eliminar la escoria mental y desahogar los sentimientos alterados,
predispone al enfermo para que cultive valores morales superiores. El Espiritismo se dirige a la
conciencia de la persona para esclarecerlo de su vida inmortal y lo invita a incentivar sus buenas
costumbres morales, que le permitirán vivir en las futuras humanidades angélicas. La Homeopatía,
127
Ramatís La Misión del
Espiritismo

por su acción positiva al modificar los estados mentales y emotivos, puede considerarse como un
corolario del Espiritismo, en la función elogiosa de agilizar el camino psicofísico del enfermo,
haciéndole aprovechar eficientemente los valores espirituales.
Pregunta: ¿Podríais ejemplificar todo ese aspecto de las relaciones entre la medicación
homeopática y el estado mental y psíquico de los enfermos?
Ramatís: Dice la ley homeopática que "los semejantes curan a los semejantes"; por lo tanto, las
sustancias tóxicas que producen estados mórbidos en "dosis masivas", después de dinamizar-las
inteligentemente y aplicadas en "dosis infinitesimales", pueden curar casos cuyos síntomas mentales
se asemejan. La ipecacuana, por ejemplo, administrada en dosis maciza, provoca vómitos y
hemorragias de sangre rojo vivo y acceso de asma; después de dinamizada en dosis infinitesimales,
cura los síntomas y enfermedades semejantes a las que produce. En el primer caso se suministra la
ipecacuana en sustancia, "corporalmente"; en el segundo, la dosis infinitesimal es la energía del alma
vital de la planta, destinada a curar los efectos semejantes.
Es de sentido común, que ciertas drogas tóxicas y algunos entorpecedoras, como el opio, la
morfina, el "aurum metalicum", etc., influyen en la mente perniciosamente, dado que provocan
distorsiones mentales, delirios alucinatorios, estados esquizofrénicos o melancolías en el psiquismo
de la persona sana.
Pregunta: Perdonad nuestra insistencia, pero ¿podríais darnos un ejemplo específico de esa
condición homeopática?
Ramatís: Nuestro mayor interés, es unificar las explicaciones que os entregamos, desde diversos
ángulos, a fin de que la elucidación alcance todos los niveles mentales, puesto que nuestros temas
son para todos los interesados en profundizar las causas ocultas, que promueven los hechos.
Hay un tipo de cáñamo europeo conocido por "Pango" o "Diamba", cuyo tóxico produce en el
hombre sano, los más variados síntomas mentales, pues ataca el sistema nervioso, determinándole
un estado de intensa exaltación, extensiva a todas sus percepciones emotivas, concepciones
mentales y sensaciones, que se vuelven exageradas.
La exageración es el principal "síntoma mental", que ese cáñamo provoca en sus intoxicados.
Bajo la acción tóxica del "Pango", las personas mansas, aun se vuelven más tiernas, placenteras y
felices, mientras que las de fácil irritación se vuelven violentas, coléricas y rabiosas. Después se
quejan de que los minutos les parecen horas y algunos pasos caminados, les parecen millas; sus
ideas se agolpan y confunden en el cerebro, pudiendo llegar hasta el "delirium tremens", histeria
excesiva y a la subyugación total por las ideas fijas.
Bajo la ley del "similia similibus curantur" y para casos idénticos a los citados anteriormente, la
Homeopatía prescribe la dosis de Cannabis indica, que es el llamado "cáñamo europeo" o
vulgarmente dicho "Pango", en dinamizaciones terapéuticas infinitesimal. Sin embargo, es
conveniente comprender, que la Cannabis Indica no es el remedio homeopático indicado, para las
personas atacadas por el tóxico del "Pango", pero la medicación sirve para los enfermos que
presentan síntomas idénticos, a los que provocaría el cáñamo "Pango". Aquello que en sustancia o
dosis macizas provoca determinados síntomas enfermizos, físicos y mentales, después los cura en la
dinamización de las dosis infinitesimales.
De la misma forma, la dosis homeopática de la Ignatia Amara, cura las grandes contradicciones
del espíritu y los estados súbitos de pesar a los de alegría, o viceversa, así como los temperamentos
excesivamente caprichosos, las tendencias a la melancolía y al llanto sin motivo alguno, se debe a
que la haba de San Ignacio, originaria de las Filipinas, produce los mismos síntomas mentales a
quienes las comen inmoderadamente. El Helleborus Niger, planta medicinal de la familia de las
Liláceas, cuando intoxica, provoca un estado de postración física, deja al enfermo silencioso, o habla
estupideces; además, se vuelve sumamente melancólico y sin gobierno espiritual, dando la impresión
que su cuerpo no obedece, mientras tanto, dinamizada en forma de dosis homeopática, cura todos
esos tipos de enfermedades. Por eso, es que la Belladona y la China han curado casos de delirio o
locura, aplicada en dosis homeopática, porque esas sustancias proporcionada en dosis macizas e
128
Ramatís La Misión del
Espiritismo

inmoderadas, provocan tales síntomas, como ocurrió en los tratamientos epidémicos de las gripes y
malarias.
Pregunta: ¿Qué diferencia existe entre tener "fe" en la Homeopatía para ser curado y el tener "fe"
en el Espiritismo para ser redimido?
Ramatís: La fe, que muchas personas juzgan ser necesaria para obtener éxito en el tratamiento
homeopático, no es una creencia o estado místico religioso, que el paciente debe asumir'
obligatoriamente para poder curarse. La fe, en ese caso, es la confianza, el optimismo y la simpatía
del enfermo. De ahí, que despierta su naturaleza receptiva y se vuelva positivamente dinámico en su
campo mental y astro etéreo, favorablemente electivo para la absorción de la energía dinamizada,
suministrada por la dosis homeopática.
El pueblo presiente, debido a su innata intuición, que la Homeopatía es una medicina de acción
energética, que se introduce en el mundo imponderable; es menos medicamento y más energía. Y,
como éstas accionan sobre el psiquismo, las dosis deben ser tomadas con confianza, aunque su
apariencia parezca inocua o simple agua destilada. Además, la fe implica paciencia y tranquilidad,
estado de espíritu óptimo para alcanzar éxito en la terapia de las dosis infinitesimales. Las curas
milagrosas, siempre se hicieron bajo un estado muy particular de fe, contribuyendo a dinamizar las
propias energías en favor de la creencia y del taumaturgo o del santo a que acudieron. La fe agrupa
las fuerzas mentales dispersas y las conduce a un punto dado o centro acumulativo,
transformándolas en poderosas palancas, que en una fracción de segundos, produce el "milagro" tan
en boga en la creencia popular.1
Esa fe tan pregonada para alcanzar éxito homeopático, es de similar afinidad a la fe de las
personas, que ponen todo su empeño para ser curadas por los llamados "curadores del alma" que
operan bajo la doctrina espirita. No basta creer en la Homeopatía para adquirir la salud sin violencias
o intoxicaciones no agradables; es necesario confiar y mostrarse electivo, deseoso y receptivo a esas
dosis tan diminutas. De igual forma, que no basta creer en los postulados espiritas, sino que se debe
tener la fe, que es fruto del ánimo, de la buena disposición, confianza y receptividad. De ahí entonces,
que el enfermo tanto se cura por la Homeopatía, por la sugestión, por los pases mediúmnicos o de los
magnetizadores, porque ese estado de fe, fue generado con entera confianza y optimismo.
Pregunta: ¿De qué forma contribuye la filosofía espirita para el éxito de la Homeopatía?
Ramatís: El Espiritismo es una doctrina optimista y esclarece al hombre respecto a su
inmortalidad y redención espiritual, a través de las vidas sucesivas. Relata el encuentro venturoso
entre los familiares queridos en el Más Allá, demuestra que el Mal es relativo a las condiciones
evolutivas del ser, no hay castigos eternos por parte de Dios, sino caminos apropiados para la
recuperación del tiempo perdido. El sufrimiento es purgación y limpieza del periespíritu
sobreviviente, o "vestido nupcial" del espíritu, que se prepara para un día conseguir el ingreso defini-
tivo en las comunidades angélicas del Edén. La vida física es ilusoria y transitoria, apenas es un
simple banco escolar, donde el espíritu aprende el alfabeto espiritual para luego entender el lenguaje
de los planos angélicos.
En el seno de la doctrina espirita, los buenos médiums todavía prueban la vida espiritual a través
de las comunicaciones mediúmnicas, materializaciones y voces directas, que ponen de manifiesto la
identidad de las personas fallecidas. Además, efectúan pases, proporcionan el recetario curativo en
forma gratuita y realizan operaciones asombrosas. En fin, por medio de esos abnegados
trabajadores, los espíritus enseñan, esclarecen, confortan, ayudan, curan y renuevan la mente
humana para que prosigan su camino de ventura eterna.
Obviamente, la doctrina espirita es una de las más valiosas contribuciones para la Homeopatía,
porque sus adeptos no pueden ser pesimistas, tristes, desesperados o rebeldes, porque aprendieron
que son seres inmortales; por lo tanto, el dolor es transitorio y útil y despoja al espíritu de su bagaje
animal.

1
"Eso prueba que existen energías fabulosas en lo íntimo de cada ser, que al ser dinamizadas por un esfuerzo mental

129
Ramatís La Misión del
Espiritismo

poco común, o por un estado de fe o confianza absoluta, se unifican y producen, lo que el vulgo llama de milagro. Son
energías que destruyen lesiones, bajan o elevan la temperatura accionando los centros térmicos; purifican la linfa de la vida
y electrizan el corazón. Sin embargo, no pueden ser curados todos los enfermos. El enfermo debe ir ¡il encuentro del
curador y hacerse electivo a la cura..." Trecho extraído del Cáp. XXIII, "Jesús, Sus Milagros y Efectos" de la obra El Sublime
Peregrino, de Ramatís. Edición Kier S. A. - Av. Santa Fe 1260, Buenos Aires, Rep. Argentina.
La desilusión en el mundo carnal, impulsa al hombre a buscar compensaciones en el mundo
espiritual; la necesidad de alivio para los dolores tremendos, les hace desear la muerte, que es
liberación. Todos los días se producen transformaciones en los seres, cambiándoles el aspecto físico
y agradable de la niñez para la figura decrépita del viejo; las alternativas de placer y dolor, riqueza o
pobreza, exaltación o humillación, convencen a las personas que viven en un mundo inseguro y
decepcionante, como el náufrago que se posa en las arenas movedizas. Todo eso conduce al
pensamiento humano a confiar en otras posibilidades de vida, más provechosa y pacífica, donde
pueda vivir sus ideales, que son frustrados por la inestabilidad de la vida material.
Sin lugar a dudas, que esa condición que el Espiritismo crea en las personas, es un estado de
espíritu ideal y electivo para el éxito de la Homeopatía. La vivencia humana bajo el mensaje espirita
es un estado de "fe" que elimina fronteras y acerca al hombre a su fuente de recuperación física.
Pregunta: ¿El recetario mediúmnico en base a la homeopatía, tiene mayor eficacia en aquellos
que le depositan fe?
Ramatís: En verdad, las personas habituadas a la 5ª dinamización y que ha sido generalizada por
el recetario mediúmnico, no creen que la homeopatía pueda causar reacciones o modificaciones en el
cuerpo enfermo. En general, desconocen las altas dosis de 100, 500, 1000 o 10.000 dinamizaciones,
cuya reacción atómica es profunda y penetrante en la contextura del periespíritu, arrastrando toxinas,
drenando residuos y provocando transformaciones importantes, que necesitan receta médica. El
recetario mediúmnico homeopático, sin embargo, alcanza muchos efectos positivos, aunque se
trabaje exclusivamente con la 5ª dinaminzación, pues lo correcto es cuando se acierta con la dosis
que coincide con el tipo electivo del enfermo.
Pero, si los médium recetan remedios homeopáticos sin darle la importancia científica que
merece, y aun se los mezcla con infusiones de hierbas, leche o café u otras drogas medicamentosas,
es preferible que sólo recomendaran el agua fluidificada y la práctica de los pases mediúmnicos, que
sin duda alguna, es mucho más beneficioso 2.
Pregunta: ¿Qué otra afinidad tiene el Espiritismo con la Homeopatía?
Ramatís: ¡La simplicidad! Ambos son simples en sus postulados y actúan directamente en el ser,
sin los tropiezos y complejidades que presenta la medicina alopática. La Homeopatía ayuda a las
personas a eliminar los residuos de la mente indisciplinada y el Espiritismo enseña a sus adeptos a
disciplinar la mente. El vehículo más importante para suministrar el remedio homeopático, es el agua,
y el medio más importante del Espiritismo es el espíritu —la razón de la vida—. Toda mezcla extraña
a la codificación del Espiritismo, debilita su fuerza doctrinaria.
Pregunta: Aunque os parezca algo excéntrica nuestra Pregunta, ¿qué nos podéis decir sobre la
"dieta" homeopática y la misma, aconsejada por el Espiritismo?
Ramatís: En base a la sutileza y pureza de la medicación, la cura ha de ser más fácil si el
enfermo se abstiene de los alimentos condimentados o excesivamente gordos, alcohólicos y nocivos
para ese tratamiento. Lo mismo sucede con el Espiritismo, cuando se trata de los enfermos del
alma, cuya cura se haría más rápida si se siguiera una "dieta" y se evitara el fumar, beber, excesos de
odio, celos envidia, orgullo o maledicencia. En ambos casos, las dietas proporcionan un excelente
estado psico-físico, que favorece muchísimo la cura del enfermo.

130
Ramatís La Misión del
Espiritismo

2
Véase el libro de Ramatís, Mediumnidad de Cura, capítulos 4 y 5. "La Asistencia Terapéutica de los Espíritus y la
Medicina Oficial de la Tierra", "Aspecto del Recetario Mediúmnico Alópata". Edición Kier S. A., Bs. Aires, Argentina.
Pregunta: ¿Cuál sería vuestra recomendación, en materia de alimentación, a todos aquellos que
aceptan el régimen homeopático?
Ramatís: La misma que Jesús usaba para desahogar su espíritu y ponerse a tono con su realidad
inmortal —el ayuno—. El cuerpo se recupera con más eficacia apoyándose en las energías que
debería emplear en el fenómeno de la digestión; y el espíritu se revitaliza con el ayuno, en base a la
mayor liberación de esos elementos extraños, que en definitiva son los causantes de tantos males.

131
Ramatís La Misión del
Espiritismo

ÍNDICE

Agradecimiento 4
A los lectores 5
Hermano Paul Castaldelli 6
Prólogo 7
Algunas palabras 8
I. La misión del Espiritismo 9
II. Espiritismo y Religión 23
III.Espiritismo y Evangelio 28
IV. Espiritismo y Catolicismo
32
V. Espiritismo y Protestantismo 46
VI. Espiritismo y Teosofía 52
VII. Espiritismo y Budismo 59
VIII. Espiritismo y Psicoanálisis 64
IX. Espiritismo y Umbanda 69
X. Espiritismo y la Biblia 110
XI. Espiritismo y Homeopatía 118

132