You are on page 1of 16

1

LA VERDAD REAL SOBRE LAS EXPERIENCIAS


CERCANAS A LA MUERTE

El interés en lo oculto y la astrología está explotando hoy. Por todo el mundo, los
hombres y mujeres parecen estar interesados en el asunto de la vida después de la
muerte. No hace mucho tiempo Ralph Moody, Hijo, escribió un libro llamado Vida
después de la Vida - la idea es que cuando una persona muere, deja su cuerpo, pasa por
un largo túnel, al final de ese túnel encuentra un ser de blanco. Ese ser de blanco
siempre está aceptando - asegura al difunto que no importa lo que él haga, él es amado
y aceptado.

¿Qué hay sobre estas experiencias de la casi-muerte?. ¿Están los seres humanos
interesados en saber la respuesta a la pregunta, "lo que pasa después de la muerte?".
Nos fascina la muerte y somos curiosos sobre lo que realmente sigue más allá de la
tumba. ¿Dónde podemos encontrar nosotros la información fiable sobre lo que pasa
más allá de la tumba?. ¿Son algunas voces que interrumpen el silencio de muerte
peligrosas?. ¿Quiénes son los espíritus del espiritismo?. ¿Es posible que los muertos se
comuniquen con los vivos?.

Cuando yo estaba celebrando reuniones en Copenhague, Dinamarca, aprendí que a lo


largo de la costa del Mar Norte, entre las costas danesas y las costas suecas, una
novedad muy de moda entre muchos daneses adinerados era contratar a un espiritista
por miles de dólares en una tarde de sábado para hacer que ese espiritista intentara
materializar la apariencia de un ser amado que había muerto. El espiritismo era
desenfrenado en Dinamarca durante los años 80s y en los tempranos años noventa.

No hace mucho tiempo un grupo de adolescentes se entrevistó en los Estados Unidos


en un de programa de T.V. nacional de la NBC. Se les preguntó a ellos, "cree usted que
el muerto puede comunicarse con los vivos?. Estos adolescentes dijeron,
"Ciertamente," y de hecho una muchacha dijo: "Efectivamente yo creo. Yo
frecuentemente veo a mi abuela muerta que se me aparece". ¿Pero puede comunicarse
el muerto realmente con el vivo?. ¿Hay una alma inmortal que deja el cuerpo, y puede
hablar a nosotros en ciertos momentos?.

El espiritismo es engañoso y peligroso

Incluso algunos clérigos están acariciando la idea de comunicarse con los muertos. Yo
pienso en el Obispo James Pike, Obispo Episcopal de California en los años 60. Su
hijo mayor, James Jr., cometió suicidio en una habitación de hotel en Nueva York en
1966. El Obispo estaba muy aproblemado por la muerte de su hijo, y aunque él creía
que la Biblia tenía instrucción moral buena, él no creía que era de verdad la Palabra de
2

Dios. De modo que el Obispo rechazó algunas de las enseñanzas de la Biblia.


Particularmente, él rechazó el hecho que Cristo era divino- él pensó que Cristo era un
hombre bueno. Él también rechazó las enseñanzas de la Biblia sobre la muerte. Él
creyó que su hijo realmente podría intentar comunicarse con de algún modo. Él tomó
un año sabático en Inglaterra para estudiar los Pergaminos del Mar Muerto, y caminó a
menudo a lo largo del Canal inglés.

Un día el Obispo regresó a su cuarto y notó fotografías de su hijo encima de su


velador. Él también notó otras cosas extrañas. Los relojes en su cuarto habían se
detenido a las 8:20 - precisamente la hora en que su hijo había muerto. Extrañamente,
los alfileres de gancho que él había dejado cerrados en la cómoda estaban abiertos a un
ángulo extraño. Él empezó a pensar que algo extraño estaba ocurriendo y se preguntó
lo que podría ser. Las fotografías de su hijo continuaron apareciendo alrededor del
cuarto. El espejo se inclinó a ese ángulo 8:20. La ropa de su hijo fue sacada de sus
cajas y se arrugó en el suelo.

Él se dijo: “Mi hijo está intentando avisarme. Mi hijo muerto, Jimmy, está intentando
hablarme”. Fue entonces a uno de los espiritistas de Londres y le pidió que produjera
una aparición de su hijo. El Obispo debe de haber sabido que rechazando la enseñanza
de la Biblia estaba entrando en hielo -hielo muy delgado que crujiría bajo sus pies.

Ese espiritista de Londres trajo al hijo del Obispo, y el hijo dijo: “Sí, Padre. Yo estoy
en el cielo, un lugar eterno, pero no he visto a Jesús. Jesús era un hombre bueno,
pero no el Salvador que murió para toda la humanidad. Oh, Padre, yo quiero
encontrármelo. Yo tengo un mensaje para usted. Vaya a Jerusalén, salga al desierto, y
yo me lo encontraré allí."

Así que el Obispo Pike fue a Jerusalén. Él y su esposa tomaron su automóvil fuera de
la ciudad antigua y empezaron a vagar en las colinas de Judea. El Obispo se
deshidrató, pero él creía que realmente se encontraría con su hijo en las afueras de
Jerusalén. Su esposa corrió por ayuda, pero era demasiado tarde. Vagabundeando en el
desierto de Judea, buscando a su hijo quien él creyó que le había hablado en una sesión
espiritista, el Obispo murió.

Jugar con el espiritismo es jugar con el desastre. Seguir las voces de espíritus malos es
seguir voces que capturarán su alma y destruirán su vida. Muchos hoy están jugando
con la astrología y los fenómenos psíquicos, están escuchando las voces de más allá de
la tumba pero están rechazando la verdad de la Biblia y su sabiduría. La Biblia dice en
Santiago. 1:5, "Si a cualquiera de ustedes le falta sabiduría, pídala a Dios, que él da a
todos los hombres liberalmente". Jesús dice en Juan 17:17, "Santifícalos en Tu verdad:
Tu Palabra es verdad."
3

Y en Juan 8:32 Jesús dice: "Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres". Pero la
senda de comunicarse con los muertos es la senda que lleva al engaño.

El espiritismo dice que los muertos realmente no mueren cuando ellos mueren. Yo
quiero que usted vea qué dicen los espiritistas porque quiero mostrarle cómo sus
engaños están sacudiendo a la Iglesia cristiana y entrando en las Iglesia cristianas hoy
y, según Apococalipsis,está preparándolos para el engaño espiritista final de Satanás. J.
Arturo Hill, en la página 25 del libro “Espiritismo: la Historia, Fenómenos, y la
Doctrina” dice: "El principio fundamental en el espiritismo es que los seres humanos
sobreviven a la muerte corporal, y de vez en cuando, bajo condiciones no todavía
totalmente entendidas, nosotros podemos comunicarnos con aquéllos que se han ido
antes". El espiritismo dice que cuando usted muere, usted no está muy muerto
realmente. Cuando usted muere, usted tiene una parte inmortal que se mantiene viva.
De hecho, la segunda demanda del espiritismo es que el muerto puede comunicarse
con los vivos.

El espiritista inglés Oliver Lodge dice, "no hay ningún muerto en el cementerio. Yo
tengo charlas frecuentes con los muertos. Yo no puedo dudar que las personas vivan
después de la muerte, porque yo frecuentemente hablo con ellos". De manera que el
espiritismo enseña que hay una parte inmortal de usted que continúa viviendo, que no
hay ninguna barrera entre la vida y muerte, y que el muerto puede comunicarse con los
vivos. El espiritismo enseña que una persona muerta puede regresar a su casa y puede
hablar a aquéllos que viven allí. ¿No sería habitual para el diablo cautivar nuestras
emociones mientras nosotros estamos afligidos por de un amado que se murió?. ¿No
sería propio del diablo abusar de nosotros en un momento de pesar y dolor?. El diablo
sabe que nosotros anhelamos ver a ese amado de nuevo, que anhelamos abrazarle y
hablarle de nuevo. De modo que él se aprovecha de nuestras más sentidas emociones -
de nuestro deseo de abrazar y retener?. ¡De hecho, él es!
La primera mentira del diablo

De hecho, la Biblia dice que Satanás es "el padre de mentiras." En Juan 8:44, Jesús
dijo, "Ustedes pertenecen a su padre, el diablo, y quieren llevar a cabo el deseo
de su padre. Él era un asesino desde el principio y no se atiene a la verdad, porque
ninguna verdad está en él. Cuando él miente, habla su idioma nativo: porque él es un
mentiroso y el padre de mentiras". ¿Qué quiso decir Jesús con eso de que Satanás es
“el padre de mentira?". ¿A quién dijo Satanás la primera mentira?. A Eva, cuando él le
dijo en Génesis 3:1-4, "Puedes comer del árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, y
no morirás". Porque la primera mentira en este Viejo Mundo tenía que ver con la
muerte. La Biblia dice en Romanos 6:23, "La paga del pecado es muerte". Pero Satanás
mintió y dijo que usted podría pecar y que usted no se morirá porque usted tiene una
alma inmortal que sigue viviendo. Siempre recuerde que él es el padre de mentira - y la
primera mentira tenía que ver con la muerte.
4

El espiritista dice que Satanás no es un mentiroso, sino que él dijo la verdad. Aquí el
espiritista E. W. Sprague incluso llega hasta citar la Biblia cuando dice: El Espiritismo
dice que los muertos saben más que los vivos. Y la serpiente dijo a la mujer, "Tú no
morirás ciertamente". Génesis 3:4 nos dice en este pasaje, como en muchos otros
pasajes de la Biblia, el Señor no está en error. Si el Señor dice en Génesis 2:17, "Usted
se morirá ciertamente", Usted se morirá ciertamente.

La Biblia enseña la única manera en que nosotros podemos ser salvos. La prueba ácida
no es qué enseña mi iglesia, o qué enseña mi pastor, si lo es que enseña Jesús. Así que
vamos a la Biblia. ¿Dice la Biblia que cuando una persona se muere, él puede regresar
a su casa y puede hablar con los vivos?. Dios responde esa pregunta en Job 7:9, 10
uede venir él de nuevo a su casa, según la Biblia? No, él no puede.

Espíritus de diablos obrando milagros

Todavía alguien dice, "Pero yo lo vi. ¡Yo lo vi con mis propios ojos!". Amigo, el
diablo puede hacerse pasar y puede tomar la forma de un muerto que uno amó. Aquí
está la manera como la Palabra de Dios habla de muerte la en Job 16:22. Cuando una
persona muere, no puede volver.

Una vez yo estaba dando una serie de conferencias en las Islas Filipinas, cuando un
tifón pasó una tarde. Cientos y cientos de las personas vinieron a la reunión, y yo les
enseñé lo que la Biblia enseña sobre la muerte. La noche del tifón, uno de los
funcionarios del ejército filipino que estaban viniendo a las reuniones y habían
aceptado lo que la Biblia dice, se acostó. Su esposa se había muerto seis meses antes.
Cuando él se acostó esa noche, la lluvia cayendo, el viento aullando, las contraventanas
golpeando en la casa lo despertaron. Él miró y vio una forma bonita sobre él. ¡Era su
esposa, no cuando ella estaba viva y tenía 60 años, sino que cuando ella estaba en los
35 o 36, mucho más bonita! Su piel era un color de la aceituna, encantadora. Tenía
pelo negro largo, fluido y los ojos castaños magníficos. Ella le extendió la mano y dijo:
"Querido, te he extrañado. Quiero abrazarte y besarte".

Cuando él miró, recordó lo que la Biblia dice: "El que baja a la tumba no vuelve". Él
recordó que la Biblia dice que los muertos nunca puede volver a su casa. Recordó un
verso de Apocalipsis 16:14, "Ellos son los espíritus de diablos y obran milagros".
Recordó a 2ª de Corintios 11:14, "El propio Satanás se transforma en un ángel de luz".
Recordó la historia de la Biblia que habla sobre la bruja de Endor - cómo la bruja trajo
un demonio que se hizo pasar por como el profeta Samuel y cómo el Rey Saúl escuchó
al demonio, perdió la batalla, y salió y se suicidó. Y el hombre entendió que ésta no
era su esposa, aunque se parecía a su esposa y hablaba como su esposa. ¡Y dijo,
"Usted no es mi esposa!. En el nombre de Jesucristo, vete. Vete, en el nombre de
5

Jesucristo". Y el hombre dijo que justo delante de sus ojos, la figura fantasmal de su
esposa desapareció.

Dios dice en Levítico 20:27 y en Deuteronomio 18:10-12 . ¿Por qué debiera Dios
emitir tan fuertes y condenatorias prohibiciones contra aquéllos que podrían ponernos
en contacto con los muertos y podrían hacer de ello una capital ofensa - exigir su
muerte?. ¿Por qué Dios nos prohibe consultar a nuestro amados ya idos, si están vivos
y pueden hablarnos?. Dios nos ama, y nos lo dice en Salmos 84:11 dice. ¿Por qué,
entonces, nos impide Él cualquier contacto con nuestro deudo?. ¡Podrían ganarse tanto
consuelo y sabidurías si nosotros podríamos hablar con un padre amoroso que ahora
mora en la misma presencia de Dios!. Por qué debe importarle a Dios?. Porque Dios
sabe que los espíritus supuestos de los muertos realmente son espíritus de los
demonios!.

No juegue con el espiritismo, mi amigo. No importan lo que sus emociones le dicen,


esa forma no es su esposa, su hijo, su hija. La Biblia dice, "Cuando ellos descienden ya
no pueden regresar". La Biblia, en Isaías 8:20, nos apunta "A la ley y al testimonio: si
ellos no hablan según esta palabra, no hay luz en ellos". La Palabra de Dios en la
Biblia es la norma por la que nosotros debemos probar la verdad. La Biblia dice: no
vayas en busca de conocimiento sobre los muertos en alguna fuente espiritista. Busca a
Dios. Busca lo que la Biblia dice sobre la muerte. Busca lo que Escritura revela sobre
la muerte.

Alma es una palabra importante

Recodemos la creación para encontrar lo que realmente pasa cuando una persona
muere. Quizá si nosotros entendemos lo que pasó a la creación de hombre, podamos
entender algo sobre lo que pasa a la muerte. La Biblia dice que Dios formó al hombre
del polvo de la tierra. ¿Eso es su cuerpo, verdad?.

Entonces Él respiró en sus orificios nasales el aliento de vida - el poder de Dios - y el


hombre se volvió un alma viviente.

De hecho, virtualmente todas traducciones de la Biblia modernas dan las palabras "un
alma viviente" como "un ser viviente" o "una persona viviente" - porque eso es lo que
el texto significa. De modo que la fórmula se lee: Polvo + el Espíritu = el Alma
Viviente. O, para traducirlo de otra manera: los Elementos de la Tierra + el aliento = el
Ser Viviente.

Suponga que usted fue al supermercado, y cuando usted vino a casa le dijo a su
marido, "no había un alma allí". ¡Y su marido graciosamente le contesta: "Oh, yo me
alegro que no había ninguna alma allí, porque eso me habría asustado!". Él sabe que
6

cuando usted dice eso, usted quiere decir "no había una persona allí. "La Biblia dice
en Hechos 27:37 que había 276 "almas" en la nave. ¿Qué significa eso?. Había 276
personas o personas. De manera que es teológicamente correcto decir: "Esa pobre
alma está esforzándose por mantenerse con un ingreso fijo". La Biblia nunca dice que
una persona "tiene" un alma -como si fuera una entidad separada que nosotros
poseemos. Yo no tengo un alma, yo soy un alma, una criatura viviente, una persona -
y lo mismo es usted.

¡Pero alguien puede decir: "Espere un minuto - yo no quiero que me entrampen con
palabras no más!. Simplemente contésteme una cosa: Nuestros cuerpos físicos se
mueren, pero nuestras almas nunca jamás pueden morir, ¿verdad?". Bien, Dios dice
que pueden y que lo hacen: "El alma que pecare, morirá. Fueron los griegos paganos,
especialmente el filósofo Platón quien afirmó que el alma de hombre es
"imperecedera".

Un alma es una persona, y si una persona peca, él o ella se morirá. Las versiones de la
Biblia modernas dan Ezequiel 18:4 como sigue: "La persona que pecare es la que
morirá." (La Versión inglesa de Hoy). "Es por los propios pecados de un hombre que
ÉL se morirá". (La Biblia Viviente). "El ALMA que pecare se morirá".

La palabra alma de la Biblia también puede significar "vida." Por ejemplo, Jesús
enseñó que "Quienquiera que quiera salvar su VIDA la perderá: y los que perderán su
VIDA por Mi causa la encontrarán”. ¿Por qué, qué gana un hombre, si él ganara el
mundo entero, y pierde su propia ALMA?. ¿O qué dará un hombre a cambio de su
ALMA?". Mateo 16:25,26 (semejantemente traducido en Marcos 8:35-37). En este
pasaje, Mateo escribió cuatro veces la misma palabra psuche griega, pero los
traductores del Rey James lo dieron como "vida" dos veces y dos veces como "alma".
Usted puede ver que las dos palabras son intercambiables. Y usted puede ver, más allá,
que "vida" no es naturale irrevocablemente algo nuestro - nosotros podemos perderlo,
porque nosotros no somos inherentemente inmortales.

Sólo Dios es inmortal

La palabra mortal significa "sujeto a la muerte" e inmortal significa el opuesto -


imperecedero. ¡Usted no encuentra el término "alma inmortal" o "la inmortalidad del
alma" ni siquiera una vez en la Biblia entera!. La Palabra de Dios no enseña semejante
concepto. La Biblia usa las expresiones "alma" y "espíritu" más de 1,600 veces, pero ni
una sola vez une el término "inmortal" a una de esas palabras. Si los seres humanos
realmente tuvieran un alma inmortal o el espíritu inmortal, ¿no piensa usted que la
Biblia usaría por lo menos ese término una de 1,642 veces?.
7

La humanidad tiene la promesa de ser dada al creyente como un regalo cuando Jesús
vuelve. Vea, nosotros los mortales, que estamos sujetos a la muerte y nos
deterioramos, tendremos que "revestirnos" de inmortalidad a la Segunda Venida de
Cristo. Pero el hombre no es inherentemente o naturalmente inmortal ahora. En la
Biblia, los seres humanos son siempre mortales, nunca inmortales. Job pregunta en
Job 4:17, "¿Será el hombre mortal más justo que su Fabricante?". En Romanos 2:7
Dios nos anima a "buscar la ... inmortalidad," pero si nosotros ya fuéramos inmortales
por naturaleza, por qué nos diría Dios que la “buscáramos"?. En la Biblia, la
inmortalidad es algo que sólo Dios tiene, algo que nosotros no tenemos, algo que
nosotros siempre buscamos, y algo que nosotros sólo recibiremos a la Segunda Venida
de Cristo.

De hecho, la misma palabra inmortal sólo se usa una vez en las Escrituras, y en ese
solo caso encontramos en 1ª de Timoteo 1:17 - La palabra se aplica para no al hombre
sino al "único Dios sabio". Para remachar este punto, miremos en la misma epístola –
1ª de Timoteo 6:15, 16 - donde el teólogo Pablo, inspirado declara explícitamente que
"el Rey de reyes, y Señor de señores... el único que tiene inmortalidad". ¡Vuélvase a
esos textos y léalos con sus propios ojos en su propia Biblia!.
Cuando la Biblia declara que Dios simplemente es el único inmortal, que" [Él]
SOLAMENTE TIENE inmortalidad," no necesitamos gastar nuestro tiempo intentando
encontrar versos que dicen al HOMBRE que es inmortal o que tiene un inmortal alma,
porque no los encontraremos. El Espíritu Santo no se contradice.

Además, la Biblia nunca dice que una persona "tiene" una alma a la que deja el cuerpo
en la muerte - una clase consciente, sintiendo, y pensando de una etérea cosa que se
aleja flotando. Pero si un alma fuera nuestra "esencia" inmaterial, una espada no
podría herirla.

"Espíritu” es una palabra clave

Ahora, ¿Qué pasa cuándo morimos?. Cuando Adán fue creado, Dios formó su cuerpo
del polvo de la tierra, sopló el aliento de vida o espíritu en sus orificios nasales, y él se
volvió una alma viviente. Según la Biblia en Eclesiastés 12:7, exactamente lo opuesto
ocurre a la muerte: "Volverá el polvo entonces a la tierra” – así que el cuerpo va a la
tierra "y el espíritu volverá a Dios que lo dio”. ¿Qué se remonta a Dios?. El espíritu, o
el aliento. La Biblia dice ni una sola vez que el alma se remonta a Dios. El espíritu se
remonta a Dios.

Aquí es donde las personas cometen un error: Ellos no entienden lo que el "espíritu"
es. ¿Cuál es el espíritu que se remonta a Dios?. ¿Es algo que piensa?. ¿Es algo que está
consciente?. La propia palabra espíritu viene de la misma raíz que otras palabras
comunes que pertenecen a “espiración” o “respirar” como inspirar o respiración. En el
8

Nuevo Testamento la palabra griega para "espíritu" es pneuma, que nos da palabras
como la pulmonía, las enfermedades respiratorias, y neumático, los neumáticos que
nosotros llenamos con aire.

Pero permitamos a la Biblia definir lo que el espíritu que se remonta a Dios que lo dio.
En el idioma hebreo del Antiguo Testamento hay un recurso literario llamado
paralelismo en el que la primera frase dice algo y la segunda frase lo define. Leamos
Job 27:3, y usted me dice a qué el espíritu de Dios se iguala: “Que todo el tiempo que
mi alma esté en mí, y haya hálito de Dios en mis narices...” De manera que el espíritu
es igual a la respiración. Dios sopló en el hombre la respiración de vida - Dios sopló en
el hombre Su espíritu dador de la vida. Cuándo un hombre muere, ¿Qué se remonta a
Dios?. La respiración de Dios, o el poder de Dios - esa chispa de vida – regresa a Dios.
Santiago 2:26 dice, "El cuerpo sin espíritu está muerto." Así es cómo describimos la
muerte incluso hoy: decimos, "Él se murió" o "Él expiró" o Él exhaló su último
aliento". De modo que el cuerpo sin la respiración de Dios está muerto, porque a la
muerte, el espíritu de Dios o Su respiración se remonta a Él.

Los muertos inconscientes no pueden pensar

Pero esa respiración no es una entidad pensante y consciente que sobrevive a la


muerte. Dado que la Biblia dice que el polvo vuelve a la tierra "como era", nosotros
podemos asumir que la respiración o el espíritu vuelve a Dios tal "como era". Y la
respiración de Adán no estaba consciente antes que Dios lo creara soplando en sus
orificios nasales, así que, ¿Por qué debemos asumir nosotros que está consciente
después de la muerte?. Ningún estudiante de la Biblia cree en la pre-existencia del
alma humana o de la persona antes de la vida en la tierra - eso es un concepto pagano.

La Palabra de Dios específicamente evita cualquier idea de conciencia después de la


muerte. ¿Qué pasa con nosotros cuando nuestro aliento se remonta a Dios?. Salmos
146:4 nos dice que cuando un hombre muere, en ese mismo día perecen sus
pensamientos". ¿Así que puede un hombre muerto pensar?. La Biblia dice que en el día
que él muere, "sus pensamientos perecen." Eclesiastés 9:5 simplemente dice, "Los
vivos saben que morirán: pero el muerto no sabe nada... También su amor, y su odio, y
su envidia perecen ahora." ¡Amigos, no importa lo que nos hayan enseñado en el
pasado, no importa lo que el diablo dijo primero a Eva en esa primera mentira, el
muerto no sabe nada!.
9

La muerte es un dormir sin sueños

La Biblia enseña esa muerte es sólo un sueño que dura hasta la Segunda Venida de
Cristo. Más de cincuenta veces, escritores de la Biblia describen la muerte de forma
consistente como un sueño. Escribiendo bajo inspiración, el Salmista David oró a Dios
para que no él "duerma el sueño de la muerte". En todas estas citas podemos encontrar
verdades acerca de la muerte: Salmo 13:3, 1ª de Reyes 2:1 y 10. El propio Jesús habló
de la muerte como un sueño. El Maestro dijo, en Juan 11:11-14, cuando su amigo
querido Lázaro enfermó en un pueblo cercano, "Nuestro amigo Lázaro se ha dormido,
pero yo voy a despertarlo del sueño”. Los discípulos le dijeron, “Señor ` si él se ha
dormido, se recuperará”. Ahora Jesús había hablado de su muerte, pero ellos pensaron
que Él quiso decir descansando en el sueño. Entonces Jesús les dijo simplemente,
“Lázaro está muerto".

Cuando una persona muere, su cuerpo va a la tierra y su espíritu (o respiración) se


remonta a Dios que lo dio. Entonces él espera el retorno de Cristo en un absolutamente
sosegado, sueño sin sueños. No hay ningún dolor más, ningún sufrimiento, ningún
dolor de corazón, ningún dolor más. ¡Es como si nosotros descansamos en los brazos
de Jesús hasta que Él nos toque en el hombro y diga, "Despierta, Hijo mío, es tiempo
de ir a casa!".

Alguien dice, "Pero, Pastor, me gusta siempre pensar que mi madre esta en cielo y me
mira hacia abajo. Eso me hace sentirse bien". ¡Otro dice, "me gusta pensar en Papá que
me mira hacia abajo tan orgulloso!". Oh, estimados amigos, yo sé que nosotros nos
hemos lavado el cerebro así en esta cultura que va a tomar un esfuerzo consciente de
nuestra parte decir a Jesús: "Estimado Señor, yo sólo quiero saber Tu voluntad, Tu
verdad. Enséñame la verdad sobre el estado de los muertos".

En Job 14:21 la Biblia dice que después que un hombre muere, no sabe lo que incluso
está pasando a su propia familia: "Si sus hijos le honran, él no lo conoce..."

La manera de Dios es la mejor manera

Y si nosotros lo pensamos bien, comprenderemos que la manera de Dios es la mejor


manera. Supongamos que una madre murió y que ella tiene un alma consciente e
inmortal en el cielo. Supongamos que ella puede mirar hacia abajo y puede ver todo lo
que pasa en tierra. Ella ve a su hijo en la Guerra de Vietnam que vuela a una misión de
combate. Los enemigos apuntan sus armas hacia él, vuelan su helicóptero, y él es
10

derribado. Él es tomado prisionero de guerra y es torturado. ¿Piensa usted que la


madre en el cielo estaría contenta?.

O un pequeño muchacho seis o siete años está jugando pelota, y la pelota sale a la
calle. Él corre para conseguirla cuando un automóvil viene calle abajo, y el automóvil
va a atropellarlo. ¡Si su madre fuera consciente de todo esto en cielo, ella gritaría, "Oh,
por favor, deténgase!. "O piense en la madre muerta cuyo hijo está en las drogas y ella
le ve tendido en una callejuela. Él destruye su cuerpo entero. ¿No lloraría esa madre y
gritaría por ver esto?. ¡O un marido muerto mira abajo del cielo y ve a su esposa
querida que padece cáncer terriblemente, no hay nada que él puede hacer, sin
embargo!. Usted ve, Dios es tan misericordioso, Su manera es mejor.

La manera de Dios es que cuando usted muere, usted sólo descansa, usted duerme
sanamente. Es un descanso perfecto en los brazos de Jesús. Usted está tan seguro, y
cuando Jesús viene a despertarlo de nuevo, el dolor de corazón de la tierra y el sufrir
serán terminados. Nuestros amados que han ido a su descanso incluso no están
conscientes del paso del tiempo. Ellos no ven a ese niño abusado. Ellos no ven a ese
chófer borracho atropellar a esos niños. Ellos no ven a ese hombre que viene a casa y
golpea su esposa. ¡La manera de Jesús es mejor!.

Leámoslo de nuevo - Eclesiastés 9:5, "Los vivos saben que ellos morirán, pero el
muerto no sabe nada." ¿No es la manera de Dios mejor?. ¿No da gracias a Dios de que
la muerte no es sino un sueño profundo, inconsciente hasta la resurrección?. Salmo
115:17 no podría decirlo más claro. Sin embargo, usted sabe que si usted murió e
inmediatamente fue al cielo, usted alabaría al Señor, ¿verdad?. La Biblia dice, "El
muerto no sabe nada. "La Biblia dice: "Los muertos no alaban al Señor".

La luz de vida sale a la muerte

Alguien dice, "Explique de nuevo a mí sobre esta alma y espíritu. Yo no lo entendí


realmente". Supongamos que usted toma una ampolleta y la enchufa. Cuando usted
enchufa la ampolleta, flujos de poder eléctricos corren a través del cordón. El poder
que fluye a través del cordón viene a la ampolleta, y el resultado es iluminación o una
luz. Usemos el símbolo de la luz para ilustrar nuestra condición humana. La ampolleta
representa el cuerpo. El poder eléctrico representa el espíritu, el poder de Dios. Cuando
el espíritu o el poder entra en el cuerpo, nosotros tenemos vida - representada por la
luz. Si usted desenchufa la ampolleta, no hay iluminación - hay sólo oscuridad cuando
la ampolleta es desenchufada, porque es la combinación de ampolleta y poder que
provocan la luz resultante. Y es la combinación de cuerpo y espíritu que producen al
alma o la persona viviente. Considere la tabla siguiente:
11

AMPOLLETA + PODER = LUZ.


CUERPO +ESPÍRITU = VIDA - UN alma viviente o persona.
AMPOLLETA - PODER = OSCURIDAD.
CUERPO - ESPÍRITU = MUERTE.

Cuando nosotros apagamos el poder, la luz desaparece. Podemos preguntar, ¿"Dónde


fue la luz?". No fue a ninguna parte - dejó de existir simplemente. Y exactamente la
misma cosa pasa cuando un hombre muere. El alma o la persona no "va" a cualquier
parte - deja de existir como una personalidad consciente hasta la resurrección
simplemente. Así que cuando nosotros somos "desenchufados" de la Fuente de vida,
nosotros dejamos de vivir pero descansamos en los brazos de Jesús. Nosotros
descansamos firmemente hasta la llamada del Dador de la vida.

La inmortalidad natural es un concepto pagano

¿De dónde vino la doctrina de la inmortalidad natural?. Del hombre – eventualmente,


por supuesto, veladamente de Satanás. Los paganos adoraban en el día del sol – el
domingo, el primer día de la semana – y daban obediencia al dios sol. En esos mismos
siglos los griegos llegaron a creer en la inmortalidad natural del alma. Creían que el
alma vivía fuera del cuerpo, como una entidad separada y consciente – una idea
popularizada por Platón y otros filósofos paganos. Cuando los paganos se hicieron
cristianos e ingresaron a la iglesia, llevaron con ellos muchas de sus creencias y
prácticas paganas. Trajeron las imágenes e ídolos de sus dioses paganos. Trajeron el
domingo como día santo. Y trajeron la idea de la inmortalidad natural del alma a la
iglesia. Aquí está lo que William Gladstone – cuatro veces Primer Ministro de Gran
Bretaña y un brillante estudioso de la Biblia – escribió: “La doctrina de la
inmortalidad natural del cristiano ... entró a la Iglesia por la puerta de atrás... La
inmortalidad natural del alma es una doctrina totalmente desconocida para las
Sagradas Escrituras”.

¡Digo que es hora de volver a la Biblia!. ¡Es hora de volver a lo que Jesús dice, porque
una vez que usted acepta la idea de la inmortalidad del alma y la idea de que hay un
alma inmortal que puede comunicarse con usted, usted es vulnerable a los engaños del
demonio. Según Apocalipsis, el diablo se está preparando para engañar a miles de
cristianos haciéndose pasar por sus amados y diciéndoles que no es necesario obedecer
la ley de Dios. Vamos a encontrarnos con grandes engaños espiritistas en estos
últimos días.

El caso de la coma mal colocada


12

Mi Biblia dice: “Seguid las enseñanzas de Jesús.” ¿Qué dijo Jesucristo sobre la
muerte?. Siempre me preguntan por el ladrón en la cruz. ¿Qué quiso decir Jesucristo
cuando le habló al ladrón en Lucas 23: 43, ¿Quiso decir que el ladrón iría con él al
paraíso ese día?. Obviamente no, porque recordemos que cuando María vino a
Jesucristo la mañana de la resurrección ella miró a Jesús a través de sus lágrimas y
pensó que se trataba del jardinero. Ella preguntó: “¿Dónde han puesto a mi Señor?” y
Jesús dijo “María”, nadie más podía llamarla así – y una vez que Jesús dijo “María”, su
corazón se conmovió y dijo: “Maestro”, y corrió a abrazar sus pies. Pero Jesús dijo:
“No me toques; porque aún no he subido a mi Padre.”

La promesa de Jesús al ladrón parece, en la superficie, presentar algunas sorprendentes


contradicciones. Primero, parece contradecir la clara enseñanza bíblica sobre el tema
de la muerte de que el hombre duerme en la tumba hasta ser sacado por Jesús.
Segundo, si Jesús no había ascendido todavía a su Padre el domingo por la mañana,
¿Cómo pudiera decirle Él al ladrón el viernes que ellos estarían en paraíso ese día?.
¿Debemos creer la declaración de Cristo a María el domingo de mañana o Su promesa
al ladrón el viernes de tarde?. Cuando nosotros encontramos una contradicción clara en
la Biblia, nosotros comprendemos inmediatamente que algo no está equivocado con la
Palabra de Dios sino en nuestra comprensión limitada o en la traducción, o algo más.

Pero cualquier contradicción clara desaparece al instante con el movimiento simple de


una coma. La colocación de una coma puede hacer un mundo de diferencia. Nosotros
debemos recordar que la puntuación encontrada en la Biblia NO es inspirada. ¡De
hecho, el griego del Nuevo Testamento original no tenía NINGUNA puntuación en
absoluto!. La puntuación no se agregó hasta aproximadamente el tiempo de la Reforma
- año 1500. Incluso cuando la Versión del Rey Jacobo apareció en 1611 con alguna
puntuación, todavía no tenía comillas alrededor de las palabras citadas - eso se agregó
en versiones todavía más tardías.

ASÍESCÓMOSEVEÍAELANTIGUOGRIEGOPOR
SUPUESTOESTONOESGRIEGOESESPAÑOL

Usted ve, aquéllos que agregaron las comas y otras marcas de puntuación a la Escritura
no tenían ayuda del manuscrito griego de Lucas, porque el griego se escribió todo en
letras MAYÚSCULAS, sin pausas entre las frases - de hecho –
SINPAUSASINCLUSOENTRELASPALABRAS - para ahorrar en pergaminos
costosos.
De modo que la coma en este verso no se agregó sino después de muchos siglos. Los
traductores usaron su juicio mejor insertando la puntuación, pero ellos no fueron
inspirados ciertamente. Si su interpretación del texto estuviera coloreada por su
creencia equivocada en la inmortalidad del alma - pusieron la coma naturalmente en el
lugar incorrecto - que es exactamente lo que pasó.
13

La coma en este texto de la Biblia puede ponerse antes o después de la palabra "hoy.
"De cierto te digo, hoy estarás conmigo en el paraíso."
"De cierto te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso."

"Hoy" es un adverbio de TIEMPO y dice cuándo algo pasa. Puede modificar al verbo
"ser" y dice cuándo el ladrón estaría con Jesús en el paraíso. O puede modificar al
verbo "decir" y dar énfasis a cuándo Jesús habló esas palabras al ladrón.

Lo que dijo Jesús realmente al ladrón es muy simple. Audazmente le prometió hoy,
cuando me muero en la cruz y Mi ministerio acaba en agonía y vergüenza; hoy, cuando
la sangre corre por Mi cara y los clavos agujerean Mis manos; hoy, cuando no parece
que yo puedo salvar a alguien y Mi pretensión de ser el Hijo de Dios parece falsa; hoy,
cuando Mis propios discípulos me han desamparado en Mi hora más oscura, en medio
de todas estas perspectivas abandonadas y esperanzas destruidas el Cristo crucificado
se vuelve al ladrón arrepentido y majestuosamente declara: "De cierto, te digo hoy,
estarás conmigo en el paraíso”.

La Biblia es clara que el propio Jesús no fue al paraíso en ese día. En cambio, ese día,
Cristo entraría en la tumba y descansaría en la tumba. Y como leímos anteriormente, Él
no ascendió al Padre hasta algún tiempo después de encontrar a María Magdalena el
domingo por la mañana. Todo conflicto y contradicción desaparecen cuando la coma
se pone apropiadamente.

Porque Cristo rompió las ataduras de la tumba, porque los grilletes de la muerte no
pudieran sostenerlo, porque Jesús entró en la tumba y salió del otro lado triunfante,
usted y yo no necesitamos temer a la muerte. El propio Cristo quitó la picadura trágica
de la muerte y nos dio la victoria sobre la tumba.

Tome la mano de Jesús

El Cristo que conquistó la muerte tomará nuestra mano y nos guiará a través de él. El
Cristo que resucitó de la muerte nos resucitará de los muertos. La muerte es un dormir
- un dormir sin sueños hasta la Venida del Señor. Nosotros no necesitamos llorar y
llorar y lamentar a nuestros amados como otros que no tienen esperanza. Hay una
pérdida emocional ciertamente. Nuestros corazones están rotos si un amado muere,
pero la Biblia dice que nuestro Señor vendrá. ¡La Biblia dice que esas tumbas se
abrirán, y usted y yo podemos tener la convicción absoluta que aunque nosotros
entremos en la tumba, Cristo nos llevará a través de la muerte a la vida eterna!.

Este es el epitafio interesante en la lápida de Paul Adams:


14

Detenga, mi amigo, cuando pase por aquí. Como usted es ahora, así una vez era yo.
Como yo soy ahora, usted será pronto, Así que prepárese para seguirme.

Palabras serias, de hecho. Muchas personas se preparan para la vida pero no se


preparan para la muerte. De hecho, un día un muchacho vino con un barra de lápiz y
escribió algunas palabras de verso debajo de ese epitafio:

Seguirlo, no me satisface
Hasta que sepa adónde usted fue.

Es importante saber adónde usted va, saber que la muerte para usted no es el fin, saber
que su vida está en las manos de Dios.

Cuando yo entré en las catacumbas antiguas de Roma y caminé alrededor de esas


cavernas oscuras, sucias, la guía tradujo los epitafios en las lápidas. Es fácil saber con
seguridad cuáles son cristianos y cuáles son las tumbas paganas. Note estas líneas de
una tumba pagana:

Adiós para toda la eternidad; adiós para siempre.

Los paganos no sabían adónde ellos iban y no tenían esperanza. Sus palabras son
lamentos afligidos que suenan con dolor de corazón y desesperación:

Adiós para toda la eternidad;


Yo me he ido, ido - ido para siempre sin esperanza.
Pero los epitafios cristianos en las catacumbas tienen un tono completamente diferente:

Adiós hasta que nos encontremos de nuevo.


Buenas noches hasta la mañana.

Los cristianos se mantuvieron a flote con su esperanza en la venida de Cristo, la


esperanza de que un día ellos verían a sus amados de nuevo. Marido, si usted perdió a
su esposa por la muerte; esposa, si usted perdió a su marido por la muerte; hijo, si
usted perdió una madre o padre por la muerte; padres, si ustedes perdieron un niño por
la muerte, yo tengo noticias buenas para ustedes. ¡Yo tengo las noticias más buenas del
mundo para usted! Nosotros podemos anhelar ver a ese marido o esposa, ese padre o
madre, ese hermano o hermana, o hijo de nuevo. No es para el cristiano decir adiós
para siempre.
Es adiós hasta que nos encontremos de nuevo. Es buenas noches hasta la mañana.

Nuestro Señor nos dio una promesa en 1ª de Tesalonicenses 4:13 dice: No ignoréis –
no estéis confundidos por la idea de la inmortalidad supuesta del alma, no aceptéis la
15

vieja idea pagana de la inmortalidad natural - no ignoréis, porque si usted ignora, usted
será engañado. No se aflija como otros que no tienen esperanza. Entonces Él sigue
para decir en el verso 16, "Porque el Señor mismo descenderá del cielo. . . ". El Cristo
que murió, el Cristo que ofrece perdón, el Cristo que puede transformar su vida, es el
Cristo que entró en la tumba y salió de la muerte victorioso, victorioso! "El Señor
mismo descenderá del cielo con un grito, con voz de arcángel, y con el triunfo de Dios:
y los muertos en Cristo subirán primero". ¡Noticias buenas!. Las manos de ese bebé
pequeño pueden tocar sus mejillas de nuevo. ¡Noticias buenas!. Usted puede ver la
sonrisa de nuevo en la cara de ese hijo o hija. ¡Noticias buenas! Usted puede abrazar a
su esposa y puede mirarla de nuevo a los ojos. ¡Noticias buenas! ¡Usted puede oír esas
palabras de nuevo - "Oh, yo amo tanto!"

La muerte no es el fin

La muerte no es el fin del camino- es un sueño. Es un momento, un abrir y cerrar de


ojos, porque no hay ningún conocimiento del paso del tiempo en la muerte. La Biblia
dice que nosotros vamos al cielo cuando Jesús viene y los muertos resucitan. El
enfoque entero de la Biblia es sobre ese grande y glorioso Evento de la Segunda
Venida de Jesucristo.

Pero si las personas murieran y fueran inmediatamente al cielo, ¿por qué deben anhelar
ellos la Segunda Venida?. ¡Ellos ya están en la presencia de Cristo y paseando por esas
calles de oro!. El mensaje cristiano entero está basado en el hecho que el Cristo que
vino una vez está viniendo de nuevo. La Biblia menciona la Segunda Venida de Jesús
1,500 veces, cada 25 versos en el Nuevo Testamento. Para cada profecía en el Antiguo
Testamento sobre la primera Venida de Jesús hay ocho de Su Segunda Venida. Sí, la
tumba no es el in. No, la muerte no es un agujero oscuro en la tierra.

¿Lo ha establecido usted en sus vida - realmente lo ha establecido?. Los epitafios


afligidos en las tumbas paganas nos hablan. Los paganos no tenían esperanza porque
ellos no tenían ningún Cristo. Sin Cristo no hay esperanza. Sin Cristo no hay ninguna
vida, hay sólo muerte. Y Jesús nos dice usted y a mí, "yo quiero que ustedes vivan, no
meramente durante un tiempo, pero para toda la eternidad. Usted puede tener la
convicción de la vida eterna. Usted puede tener la convicción que aunque usted puede
ir a la tumba, salir, como yo lo hice." La eternidad es un tiempo largo, largo.

Cuándo yo era un muchacho joven, me pregunté, "¿Cuán larga es la eternidad?".


Infinita, usted sabe, está más allá de nuestra habilidad de comprender. Pero como he
envejecido, yo me lo he imaginado de varias maneras. He pensado en la inmensidad
del océano, con su número infinito de gotas diminutas de agua. O he pensado en la
inmensidad de una montaña estupenda más grande que el Monte Everest. ¿Cuánto
tiempo tomaría a un pájaro pequeño desgastar esa montaña grande de granito sólo
16

afilando una vez su pico diminuto sobre ella una vez al año?. El pájaro volaría a la
montaña y rascaría su pico una vez en cada lado para afilarlo y entonces volaría lejos.
Entonces un año después ese pájaro pequeño volaría para repetir el proceso simple de
nuevo. ¡El tiempo que le tomó para que la montaña enorme quedara completamente
gastada sería sólo un segundo de eternidad!.

De modo que la eternidad es un tiempo largo, largo. ¿Ha establecido usted dónde usted
va a pasar la eternidad?. Usted podría decirle a Jesús: "Señor, entra en mi vida. Yo
quiero decidirlo ahora en mi corazón. Si yo estoy vivo cuando Tú vengas, yo quiero ser
llevado para encontrarte en el cielo. Pero, Señor, si yo cierro mis ojos en el sueño, la
próxima voz que yo quiero oír es la Tuya diciendo, Juan, ven acá, Mark, ven acá,
Alice, ven acá, Mary, ven acá”. La próxima cara que yo quiero ver es Tu cara. El
próximo sentimiento que yo quiero tener es la nueva vida está pulsando a través de mis
venas".

¿Lo ha decidido usted en su corazón?. ¿Usted está dispuesto a decirle a Jesús que estar
con Él por la eternidad lo vale todo?. ¿Usted le dirá a Jesús que ponerse a favor de Él
significa seguir la verdad que usted nunca ha seguido antes, si significa hacer cambios
en su vida, si significa seguir la Palabra de Dios y no del hombre, si significa obedecer
a Dios no importa qué pase - ¿usted dirá," yo te amo bastante, Señor, y quiero pasar la
eternidad contigo. ¡Yo quiero oírte decir ' bien hecho!. Yo quiero sentir Tu
aprobación. Yo quiero vivir para siempre contigo, porque la eternidad es un tiempo
largo."

Jesús está llamándole a seguirlo. La eternidad merece la pena. Él le dará convicción -


como a Pedro, para que usted pueda poner su vida en las manos de Cristo, le pueda
amar y seguir a su Líder y a su Dios. Es mejor seguir a Jesús a lo desconocido que
seguir al hombre en lo conocido. Si usted quiere vivir con Dios a lo largo de toda la
eternidad, entonces diga, "yo estoy viniendo casa, viniendo a casa, a tus brazos, Señor.
Amén".