You are on page 1of 7

Y DIOS NO CASTIGÓ AL MUNDO

Programa para Navidad.


Adaptado por Millys Sánchez.

Objetivos del Programa:

1. Mostrar que el amor de Dios es real, aunque Satanás siempre ha tratado de


desfigurarlo.
2. Mostrar que gracias al sacrificio de Cristo somos salvos.
3. Dar un nuevo enfoque a nuestra celebración de la Navidad.

Planes para el Programa: Este programa tiene como fin llevar a la congregación a un
climax de alabanza y gratitud, con motivo del nacimiento de Jesús en el pesebre. Los
encargados de llevar a cabo este programa deben imbuirse de todo el significado de la
venida de Cristo al mundo como indefenso niño. Para que el programa no caiga en el
ridículo ni en lo grosero, es de suma importancia que las escenas y los diferentes
personajes que se utilizarán sea lo mejor que la directiva puede ofrecer. Recomendamos
que se busque el auxilio divino para poder transmitir la belleza que posee el tema.

En sociedades de jóvenes pequeñas puede emplearse una sola persona para representar
varios perssonajes.

PRIMERA ESCENA.
(Los personajes que representan a los habitantes de los mundos no caídos, aparecen
vestidos con túnicas blancas, conversando. El tema de la conversación de ellos es lo que
acaba de suceder en el planeta tierra. Mientras conversan pueden contemplar una
diapositiva del planeta tierra proyectada sobre una pantalla grande. Música instrumental
suave de fondo)

Ester: Amigos, creo que todos ustedes saben lo que acaba de suceder en ese planeta recién
creado por nuestro Soberano.

Carlos: ¿Te refieres al Planeta Tierra?.

Ester: Exactamente. ¿Recuerdas cuánta alegría nos produjo ver esa preciosa joya azul y a
la maravillosa pareja que lo habitaría?.

Carlos: Si, es cierto, pero no sé lo que acaba de sucerder, ¿Por qué no me lo cuentas?.

Ester: Los ángeles que pasaron de visita hoy nos han informado que la pareja fracasó en la
prueba, y cedieron a los engaños del enemigo, pensé que lo sabías.

Carlos: No, no sabía nada (Exclama asombrado). ¿Quieres decir que fallaron en la misma
prueba que nuestros antepasados superaron con éxito?, ¿La del árbol de la ciencia del bien
y del mal?.

Ester: Efectivamente. Así es.


Carlos: Eso me preocupa Ester. No quiereo siquiera pensar que después de todo Lucifer
haya tenido razón al decir que las leyes de nuestro Soberano eran imposibles de cumplir.
Ester: Por favor, Carlos, ni siquiera debías pensar en esa posibilidad. Lucifer ha engañado
a los ángeles y ahora pretende seguir con su engaño en todo el Universo. Me pregunto si el
Todopoderoso destruirá ahora ese Planeta. Yo creo que debería hacerlo, pues ahora mismo
es la única mancha de todo el Universo.

Carlos: Un momento, Ester, nuestro soberano no es tan vengativo, recuerda que el


fundamento de su gobierno es el amor. Sin embargo, no puedo imaginar como irá a actuar
Dios en esta situación.

Ester: No te preocupes Carlos. Nuestro Dios es sabio. Yo tengo un profundo interés en


los acontecimientos que seguirán. Creo, que ese planeta Tierra se ha convertido en el
centro de atención de todo el Universo. Vamos a casa, a ver si hay alguna nueva noticia.

Carlos: Vamos.
(Salen)

NARRADOR: El gobierno de Dios incluía no sólo a los habitantes del cielo, sino también
los de todos los mundos que había creado. Era necesario que los planes de Satanás se
desarrollasen en toda su plenitud para que su verdadera naturaleza y tendencia fuesen
vistos por todos. Aún los ángeles leales no podían discernir bien su carácter, ni ver hacia
dónde se encaminaba su obra. Ahora el enemigo había triunfado en la tierra, ¿Qué hará
Dios?.

SEGUNDA ESCENA:
(Adán y Eva, que pueden ser dos de los que representan otros personajes, puesto que no
aparecerán más, vestidos de pieles, están postrados en tierra sumidos en profundo dolor.
En la otra mitad del escenario, los ángeles comentan con tristeza lo ocurrido).

Angel 1: Yo estoy dispuesto a dar mi vida por salvar a esa querida pareja. Me apena
verles sufrir tanto.

Angel 2: A mí me pasa lo mismo, y creo que a todos nosotros también. He sabido que
algunos ángeles han ido a ofrecer sus propias vidas a nuestro soberano, y le han dicho que
todos estamos listos a ofrecernos en sacrificio.

Angel 1: Por cierto, ahí llega uno de los que han ido a presentarse ante nuestro Señor.
Veamos que nos dice.

Angel 3: (Entrando con cara entristecida) Compañeros, lamento informarles que nuestro
soberano dice que la vida de un ángel no puede satisfacer la deuda. Sólo nuestro amado
Comanadante puede hacerlo, y él está listo a pagar el precio.

(Hay murmullos de sorpresa y de dolor entre los otros dos ángeles)

Angel 1: ¡ No puede ser!, Nuestro amado jefe no puede rebajarse tanto.

(Después de estas palabras se proyecta una diapositiva de Jesús, antes de escucharse quien
hará la voz de Cristo)
(Los ángeles se postran al escuchar la voz de Jesús)
Voz de Cristo: Mis amados, el plan es que mediante mi encarnación en naturaleza humana
y posterior muerte, rescataré a muchos y destruiré el imperio de la muerte. Ustedes
tendrán una parte activa, ayudarán en este plan de salvación; cuidarán y protegerán de los
ángeles caídos a los que me acepten. Todavía no ha llegado el momento en que me iré a la
tierra, pero cuando llegue el cumplimiento del tiempo haré lo que fuere necesario

(SE APAGAN LAS LUCES Y LA DIAPOSITIVA, Y LOS ANGELES SALEN)

NARRADOR: (Música apropiada de fondo) Adán y Eva tuvieron muchos hijos e hijas,
muchos de ellos se rebelaron contra Dios y el mundo cada vez se corrompió más y más,
tanto que Dios tuvo que enviar el diluvio para limpiarlo (Efectos de sonido de Lluvia y
Gritos). Después del mismo, las nuevas generaciones parecían haber comprendido la
lección, pero pronto manifestaron el mismo espíritu de rebelión. Sólo un hombre mostró
ser un verdadero hijo de Dios (Espacio para poner diapositiva de Abraham). Abraham,
quien sería el padre del pueblo de Israel. Escuchemos las noticias comentadas por los seres
no caídos de otros mundos.

TERCERA ESCENA:

(Entran por el pasillo central, los habitantes de otros mundos hablando mientras caminan
hacia el frente).

Ester: Carlos, me alegra comunicarte que el plan de Dios para salvar a la tierra ha tomado
un nuevo rumbo.

Carlos: (Dice con voz alegre y a la expectativa). ¿De verdad? ¡!Cuéntame, me interesa!!.

Ester: Nuestro soberano ha elegido a un pueblo especial para que le cuente al mundo que
su Hijo irá a la tierra para rescatarlos del poder del enemigo.

Carlos: (Con mucha algarabía). ¡Excelente!, Sin duda ese pueblo que ha sido elegido
especialmente, llevará con rapidez a todas las naciones las buenas nuevas.

Ester: Si yo creo que sí, puesto que de ese pueblo saldrá el Libertador, el Hijo de Dios que
tomará la forma humana y la nacionalidad de ese pueblo. Sigamos adelante para contarle
la noticia a nuestros vecinos.

Carlos: Claro, ¡!Vayamos!!.

MUSICA DE FONDO TRISTE Y LUCES A MEDIO APAGAR. SE PROYECTA


DIAPOSITIVA DE UN PROFETA HABLANDO AL PUEBLO.

NARRADOR: Durante más de 1.000 años los judíos esperaron la venida del Mesías. En
este acontecimiento habían cifrado sus más gloriosas esperanzas, sólo que ellas se basaban
en la grandeza mundanal. Desde el tiempo en que entraron en la tierra de Canaán, se
apartaron de los mandamientos de Dios y siguieron los caminos de los paganos. En vano
Dios les mandaba advertencias por sus profetas. En vano sufrieron el castigo de la
opresión pagana. A cada reforma le seguía una apostasía mayor. Aunque los judíos
deseaban el advenimiento del Mesías, no tenían verdadero concepto de su misión.
INTERMEDIO MUSICAL.

DIRECTOR: Detengámonos un momento y veamos cómo se cumplió lo predicho por los


profetas..
(CONSEGUIR UNA PIZARRA Y ESCRIBIR EN EL CENTRO: EL CUMPLIMIENTO
DEL TIEMPO. TENER UN MAPA DEL IMPERIO ROMANO A MANO. EL
DIRECTOR HABLA MIENTRAS MUESTRA EL MAPA.

Quiero destacar que todo se estaba preparando para la venida del Mesías. El mundo entero
estaba maduro para recibirlo. Veamos por qué:

1. Las naciones estaban unidas bajo un mismo imperio.


2. Los judíos que habitaban en otros países acudían a Jerusalén para las
fiestas.
3. Las Escrituras estaban traducidas al Griego.
4. Los sistemas paganos estaban perdiendo su poder sobre las personas, y
la humanidad estaba cada vez más degradada por siglos de transgresión.
Veamos lo que sigue sucediendo en los mundos no caídos.

(EL DIRECTOR SALE Y SE ILUMINA LA PARTE DONDE ESTAN LOS


HABITANTES DE OTROS MUNDOS, ESTER Y CARLOS, MIRANDO A LA
DIAPOSITIVA DEL PLANETA TIERRA QUE SE PROYECTA)

CUARTA ESCENA:

Ester: Creo que la situación del planeta tierra ya es intolerable. Tu te habrás enterado de la
maldad que reina en la tierra. Observa, parece que toda ella estuviese en tinieblas.

Carlos: Yo había pensado que ese pueblo elegido sería la solución para iluminar el mundo.
Me espanta ver que el enemigo ha vencido.

Ester: Yo había pensado igual que tu Carlos. Ellos también se han corrompido. El profeta
tiene razón, cuando dijo que “desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa sana,
sino herida, hinchazón y podrida llaga”.

Carlos: (Alzando la mano imperativo) Yo creo que ha llegado el momento en que Jehová
debe levantarse a barrer a los habitantes de la tierra.

Ester: Estoy de acuerdo contigo Carlos. Ya no hay más esperanzas para el mundo; es el
momento en que debe desaparecer de nuestro universo.

Carlos: Yo creo que todos los seres del universo piensan igual . Nuestro amado
comandante no tiene porque ir a rebajarse y sufrir por quienes no tienen ningún interés por
él. Y si no, vayamos a preguntar a los demás.

(Salen)
NARRADOR: Si Dios hubiese actuado como pensaban los seres del Universo. El
enemigo habría triunfado. El habría dicho que sus acusaciones eran ciertas y habría
extendido su rebelión a los mundos superiores. En lugar de destruir al mundo Dios envió a
su hijo para salvarlo.
(EXPLOSION DE MUSICA NAVIDEÑA... AL MUNDO PAZ NACIO JESUS) (SE
APAGAN LAS LUCES)

QUINTA ESCENA
(CUANDO SE ENCIENDEN LAS LUCES, LOS ANGELES ESTAN EN EL
ESCENARIO DEL CIELO.)

Angel 1: Por lo que nuestro soberano ha dicho en la última reunión, ha llegado el tiempo
en que el niño prometido nacería en la tierra.

Angel 2: Sardis, (Dirigiéndose al ángel 1) Tú que has recorrido la tierra, ¿está la


humanidad preparada para tan majestuoso evento?.

Angel 2: (Dice muy apenado), No, por el contrario. Todos están distraídos en sus propias
actividades. Sólo unos pocos leen las Escrituras, pero aún ellos no se dan cuenta del
tiempo en que viven. Oye ahí viene Gnosis el director del coro (señala hacia el pasillo
central por donde viene acercándose el Angel 3), a ver qué tiene que decirnos.

Angel 3: (en tono muy alegre) Compañeros, Dios me ha dado la orden de que bajemos a
la tierra a saludar con cánticos al niño de Belén al mismo tiempo que anunciemos a los
Pastores su llegada.

Angel 1 y 2: Pues vamos hacia allá. (SALEN TODOS MUY CONTENTOS).

SE APAGAN LAS LUCES Y SE RETIRA EL BIOMBO QUE CUBRE LA ESCENA DEL


PESEBRE, MIENTRAS SE ESCUCHA MUSICA NAVIDEÑA DE FONDO: “SE OYE
UN CANTO EN ALTA ESFERA”).
(SE ENCIENDEN LAS LUCES Y APARECEN LOS PASTORES VINIENDO DESDE
ATRÁS, DIRIGIÉNDOSE AL PESEBRE).

Pastor 1: ¿Ha nacido algún bebé aquí esta noche? (dice preguntando al público).

Persona del público: (Dice poniéndose en pie), Si allí en el establo. (Señala hacia el
pesebre).

Pastor 2: Seguramente que este es el niño del cual nos habló el ángel. (Dice mientras se
llegan hasta donde están María y José).

(LOS PASTORES LLEGAN AL PESEBRE Y SE POSTRAN ANTE EL NIÑO)

José: (Saliendo al encuentro de los pastores) Pero, qué hacéis aquí a estas horas de la
noche?.

María: ¿Habéis venido a llevarnos a otro lugar?.

Pastor 2: (Poniéndose en pie los pastores). No, quedaos tranquilos. Estábamos en la


vigilia de la noche hablando del tiempo en que nacería el Mesías, cuando quedamos
iluminados por una luz blanca, de tal modo que podíamos ver a las ovejas cerca nuestro, a
las colinas de Israel, y hacia la ciudad de Belén.

Pastor 1: Quedamos tan asombrados que no podíamos ni siquiera hablar, mientras


escuchábamos un coro sublime cantar: “!Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz
para con los hombres!

Pastor 2: De pronto un ángel se nos acercó y nos dijo: No temáis, pues he aquí que os
traigo una buena nueva , que será de gran de alegría para todo el pueblo: que os ha nacido
hoy en la ciudad de David un Salvador, que es el Mesías, el Señor!.

Pastor 1: No podíamos creerlo. ¡El Mesías ha nacido!. Entonces el ángel agregó: “Y esto
os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre.

María: ¡Alabado sea el Señor! Bendito y sagrado su nombre que ha mirado con gracia a
su sierva para ser madre del Redentor de Israel. Ahora entiendo que su rostro se inclina
para cuidar tiernamente a este niñito que será el Santo, el Poderoso, el Salvador.

(ENTRAN LOS MAGOS DESDE EL FONDO DEL SALON, PREGUNTANDO A


DIFERENTES PERSONAS POR EL MESIAS).

Rey 1: ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?.

Judía: (Se levanta desde el público). ¿Rey de los Judíos? N ¿Se refiere usted a Herodes?.

Rey 2: No. Un nuevo rey. Vuestro rey. Su estrella hemos visto en el oriente y hemos
venido para adorarlo.

Judío 2: (Poniéndose en pie y en tono enojado) No hay ningún nuevo rey aquí.

Rey 3: Pero debe haber. Venimos desde el Oriente porque apareció una estrella más clara
y brillante que las demás. Ya hace tiempo que investigamos a los profetas de vuestro
pueblo, y según esas profecías está pro venir o ha venido ya el Mesías. ¿Acaso no
conocéis las profecías? (Dice dirigiéndose al público).

Judío 2: Bueno, lo que se ocupan de eso son los sacerdotes. Una persona como yo no
necesita saber de teología.

(Los magos hablan entre sí en medio del pasillo, mientras se escucha al Narrador).

NARRADOR: Muy pronto la ciudad entera estaba hablando acerca de estos extranjeros
que habían viajado centenares de kilómetros para encontrar al nuevo rey de los judíos.
Para entonces las noticias relativas a los sabios de oriente llegaron a oídos de Herodes, y la
historia sonaba a traición. Se sintió perplejo. Tal vez los judíos estaban por rebelarse de
nuevo y esta historia relativa al nuevo rey era parte de un complot. De manera que llamó a
“todos los príncipes de los sacerdotes y a los escribas y exigió que le dijeran “dónde había
de nacer el Mesías”.

Mujer del pueblo: (Poniéndose en pie desde un banco de delante se levanta llevando un
cántaro en la cabeza, y se dirige a los reyes hablándole). Los sabios de nuestro pueblo
dicen que en Belén de Judá, nacería el Mesías, pues escrito está por el profeta: “Y tú
Belén, tierra de Judá, no eres ciertamente la más pequeña entre los príncipes de Judá,
porque de ti saldrá un jefe que apacentará a mi pueblo, Israel”. (sigue su camino)

Rey 2: Vamos rápido para allá.


Rey 3: ¡Vayamos pues!.
Rey 1. Si, démonos prisa. (PARTEN HACIA EL PESEBRE).

(AL LLEGAR AL FRENTE SE POSTRAN Y OFRECEN PRESENTES AL NIÑO).


(MUSICA DE FONDO NAVIDEÑA PERO SOLEMNE, NOCHE DE PAZ, POR
EJEMPLO).

María: Muchas gracias, distinguidos sabios. Venís a honrar al niño que es el Mesías.
¡Dios os bendiga!.

(SE ESCUCHA LA MUSICA DE MAS ALTA, MIENTRAS SE APAGAN LAS LUCES.


SE ENCIENDEN CUANDO LOS HABITANTES DE OTROS MUNDOS ENTRAN. SE
ILUMINAN LAS DOS PARTES DEL ESCENARIO:

Ester: No puedo creerlo! ¡Dios se humilló hasta lo sumo para salvar a la humanidad.! ¡ Y
yo que creía que la destruiría!.

Carlos: Sabía del amor de Dios, pero no me imaginaba que fuera tan grande. Hay algo
que me asombra sobremanera, y es la indiferencia de la gente. Sólo unos pocos pastores y
los tres extranjeros vinieron para adorarle, cuando hubiese tenido que estar lleno el establo.

Ester: ¿Será que las generaciones futuras lo identificarán como su Salvador? ¿O será que
harán igual que los israelitas de hoy?.

Carlos: El transcurrir de los siglos lo dirá Ester. Mientras tanto estaremos todos los
habitantes de estos mundos atentos para ver qué sucederá en el Planeta Tierra.

MUSICA APROPIADA DE FONDO.

NARRADOR: Y LA HUMANIDAD SIGUIO EL MISMO CAMINO QUE SUS


ANTEPASADOS. AL IGUAL QUE ANTAÑO, UNOS POCOS SON LOS QUE
ESPERAN A JESUS EN SU SEGUNDA VENIDA. TAMBIEN UNOS POCOS SON LOS
QUE VALORAN EL SACRIFICIO HECHO POR EL REY DEL UNIVERSO AL
HACERSE NIÑO Y NACER JUNTO A LAS BESTIAS. ¿A QUE GRUPO
PERTENECES TU? ¿AL QUE IGNORA LOS TIEMPOS EN QUE VIVIMOS Y EL
SACRIFICIO DE NUESTRO SEÑOR, O AL QUE ESPERA ANSIOSO LA SEGUNDA
VENIDA DE JESUS?. TU DECIDES.