Sie sind auf Seite 1von 32

CONTENIDO

SISTEMAS

DE

Refrigeración

YAIRE

ACONDICIONADO

Introducción

 

3

1. Detección de fugas en los sistemas de refrigeración de automóviles y camiones

3

2. Cómo instalar los manómetros del múltiple

 

5

3. Pruebas de la presión

 

8

4. Cómo descargar, hacer pruebas de barrido, evacuar y cargar el sistema

 

11

5. Instalación del sistema de enfriamiento de un automóvil

 

15

6. Revisiones y reparaciones

 

16

7. Unidades independientes de refrigeración para remolques

 

17

8. Ciclo de refrigeración de la unidad refrigeradora de un remolque

 

20

9. Cómo descongelar la unidad refrigeradora de un remolque

 

21

10. Revisiones y reparaciones de las unidades refrigeradoras de remolques

 

23

11. Cómo evacuar y volver a cargar los sistemas de refrigeración de remolques

25

12. Mantenimiento del sistema de refrigeración de un remolque

 

27

13. Resumen

 

29

14. Tareas prácticas

 

30

15. Examen

,

 

31

Detección de fugas y mantenimiento de los sistemas de refrigeración automotriz

L466 - 6a

Contenido

Introducción, 3

Detección de fugas en los sistemas de refrigeración de automóviles y camiones, 3

Cómo instalar los manómetros del múltiple, 5

Pruebas de la presión, 8

Cómo descargar, hacer pruebas de barrido, evacuar y cargar el sistema, 11 Reglas de seguridad, 14

Instalación del sistema de enfriamiento de un automóvil, 15

Revisiones y reparaciones, 16 Problemas del sistema de refrigeración, 17

Unidades independientes de refrigeración para remolques, 17

Ciclo de refrigeración de la unidad refrigeradora de un remolque, 20

Cómo descongelar la unidad refrigeradora de un remolque, 21

Revisiones y reparaciones de las unidades refrigeradoras de remolques, 23

Cómo evacuar y volver a cargar los sistemas de refrigeración de remolques, 25

Mantenimiento del sistema de refrigeración de un remolque, 27

Resumen, 29

Tareas prácticas:

Identificación física de las partes que conforman un sistema de transporte refrigerado, 30

Examen, 31

Introducción

El futuro de un técnico de servicio en aire acondicionado de tipo automotriz es cada vez más seguro. Esto se debe a que los autos modernos cada vez vienen mejor equipados y, por lo tanto, traen el aire acondicionado como equipo de línea. En esta lección estudiaremos la mane- ra de detectar fugas de refrigerante en sistemas automotrices. Le indicaremos asimismo la forma de descargar, de hacer pruebas de barrido, de evacuar y de cargar el sistema. Por último, estudiaremos todo lo refe- rente al mantenimiento, tanto preventivo como correctivo, de este tipo de sistema de refrigeración. A estas alturas del curso, ya habrá us- ted decidido seguramente su campo de trabajo, conforme a lo que ha aprendido y a sus preferencias. Si en su lugar de resi- dencia el clima alcanza altas temperatu- ras, sin duda habrá muchos automóviles equipados con aire acondicionado. Tam- bién camiones con remolques refrigera- dos, los cuales requerirán un manteni- miento oportuno y satisfactorio. En esta lección hemos eliminado el epígrafe "Definiciones y descripciones", pues consideramos suficiente el glosario incluido en la lección anterior.

Detección de fugas en los sistemas de refigeración de automóviles y camiones

Las fugas pueden presentarse en casi cual- quier lugar de los sistemas de refrigera- ción. No obstante, la mayoría de ellas se producen en los siguientes lugares:

Conexiones

Empaques

Sellos, en especial el de la flecha del compresor

Tubería sin apoyo

Muescas del evaporador

Serpentines corroídos del condensa-

dor

En los sistemas de los automóviles y camiones es normal que haya algunas fu- gas. Cuando hay una fuga en el lado de baja presión, es lenta; en el lado de alta presión, es rápida. De hecho, este tipo de fugas, la mayoría de las veces, es masiva y repentina y se traduce en la pérdida total del refrigerante. Es posible que para ha- llar una fuga en el lado de alta presión no le haga falta un detector de fugas. Antes de hacer cualquier prueba en busca de fugas, la carga del refrigerante debe ser de por lo menos 50 psi cuando el sistema no está en funcionamiento. La presión se comprueba con un conjunto de manómetros del múltiple. (En la siguiente sección veremos cómo se instala y se usa esta herramienta.) La temperatura del ai- re debe ser de por lo menos 13 °C (unos 55 °F) también en estos casos. Existen cuatro maneras de detectar fu- gas en los sistemas de refrigeración de automóviles y camiones. Son éstas:

• una solución jabonosa

• un soplete de haluro

• un detector electrónico

• tinte en solución

Es fácil hallar una fuga con jabón. Ha-

Fig. 66-1. Un típico soplete de haluro.

ga una mezcla espesa de agua y jabón; luego, cubra con ella el lugar en donde crea que hay una fuga. De ser así, el gas que se escapa hará que el jabón produzca burbujas. También se puede comprar una solución preparada con la cual cubrir o rociar el posible lugar de la fuga. Estas soluciones se basan en una sustancia que produce burbujas más fuertes y duraderas que las del jabón. Cuando termine de ha- cer la prueba, quítele el jabón o la solución al sistema. Otra manera mejor de localizar fugas es usar un soplete de haluro. Funciona con los sistemas de automóviles y camiones, porque éstos utilizan el R-12, que es un refrigerante halógeno. El soplete de halu- ro es un detector muy sensible. Revela la presencia del gas refrigerante incluso en cantidades muy pequeñas, como 20 ppm. Estos sopletes vienen en gran variedad de tamaños y estilos, pero todos se parecen mucho al soplete de haluro que se muestra en la Figura 66-1. ¿Cómo funcionan estos sopletes? Se

hace pasar aire por la manguera explora- dora y hasta la flama. Si hay alguna canti- dad de R-12 en el aire, la flama cambia de color. Cuando el R-12 atraviesa la flama, se produce gas fosgeno. Este gas es veneno- so, así que siempre que trabaje con un soplete de haluro, póngase una máscara bien ajustada. La manguera también pue- de recoger y dejar en la flama vapor del combustible, polvo y otras materias. Eso podría producir una explosión o un incen- dio. De manera que tenga cuidado de que no haya materias peligrosas en el sitio en donde se encuentre trabajando. Para localizar las fugas, pase la man- guera de succión por todos los sitios en el cual pudiesen estar. Fíjese si la flama cam- bia de color. Si usa un modelo de soplete con alas en cada lado de una abertura grande que hay en el escudo, esté atento a los siguien- tes cambios:

La flama exterior se vuelve amarilla o anaranjada con amarillo. Hay una fuga pequeña.

La flama inferior se vuelve azul claro y brillante. Hay una fuga mayor. En este caso, la parte superior de la flama se pone de un color azul violáceo. Si el soplete no tiene alas en los lados de la abertura del escudo, esté atento a estos cambios:

La flama exterior se vuelve verde azuloso y brillante. Hay una fuga pequeña.

La parte inferior de la flama pierde su tinte verdoso. Hay una fuga mayor. En este caso, la parte superior de la flama se pone de un color azul violáceo. No crea usted que no se puede locali- zar el lugar exacto de la fuga. Sí es posible, pero para ello hay que observar la flama

Fig. 66-2.

Detector electrónico de fugas.

con sumo cuidado. Su color desaparecerá tan pronto como uno pase por donde está la fuga. Tratándose de fugas grandes, ha- llarlas es más difícil. Es necesario juzgar en qué sitio están. El más sensible de los detectores de fugas es el electrónico. Puede detectar fu- gas muy pequeñas, hasta de apenas 1.5 centilitros de refrigerante por año. Es el detector más popular y es muy seguro. Hay tres tipos de detectores electrónicos:

• De fuente de iones

• De resistencia térmica

• De absorción dieléctrica

Cuando detectan una fuga, los tres ti- pos se lo indican al usuario por medio de una luz intermitente, un sonido, o ambas señales. El sonido es un chillido agudo o un zumbido. El más sensible de los dispositivos para detectar fugas, y el que más se usa, es el de tipo dieléctrico. Para usarlo, ponga la pis- tola en funcionamiento. Luego, ajústelo de acuerdo con las instrucciones del ma-

nual del propietario. Pase la sonda por encima de los lugares en donde suponga pueda haber una fuga. Coloque la punta justo debajo de la posible fuga. El refrige- rante es más pesado que el aire, por lo cual desciende. Mueva despacio la punta, a dos o tres centímetros por segundo. En caso de que haya una fuga, escuchará un sonido de advertencia, verá una luz intermitente, o tal vez ambas señales. Para cargar el sistema, se puede usar un tinte en solución. El tinte se encuentra en un refrigerante líquido. Siga las instruc- ciones que vienen en el cilindro de refri- gerante. Asegúrese de que, en el lado de succión del compresor, la presión no pase de 40 psi. Si hay una fuga, la encontrará fácilmente, porque el tinte se escurre de cualquier fuga. También se escurre por las conexiones flojas. Obviamente, para cargar el sistema necesitará instalarle el múltiple y la línea de servicio. Vamos a tratar sobre estos aspectos en la sección que sigue a conti- nuación.

Cómo instalar los manómetros del múltiple

El múltiple de pruebas utilizado en los automóviles y camiones se compone de válvulas, mangueras y manómetros. Es preciso que usted sepa cómo usar este múltiple, para diversas pruebas y tipos de servicio. Según puede verse en la Figura 66-3, la manguera azul se conecta en el lado de baja presión del múltiple; la manguera ro- ja se conecta en el lado de alta presión, y la manguera amarilla se une con la cone- xión de servicio del centro del múltiple. Por lo general, estas mangueras llevan en los extremos un aditamento especial. Es un saliente que oprime la válvula Schrader que se encuentra en el puerto de servicio

BAJA

AMARILLA

AZUL

ROJA

-ALTA

Fig. 66-3. Las mangueras del múltiple de pruebas tienen colores distintos, de acuerdo con sus funciones.

de muchos compresores. Antes de conectar el múltiple, asegú- rese de que sus válvulas estén cerradas. Póngase unos anteojos protectores o de seguridad. Conecte la manguera azul con el puerto de servicio de succión del com- presor. Casi siempre, el lado de succión del compresor está marcado. Pero si no lo está, se puede indentificar porque la línea del evaporador está conectada con el lado de succión. Apriétela firmemente con la mano. Conecte la manguera roja con el lado de alta presión y apriétela firmemen- te con la mano. En los acondicionadores de aire utili- zados en los automóviles y camiones, se emplean dos tipos de válvulas de servicio. Una es de tipo Schrader; se instala en el puerto de servicio de muchos compreso- res. A veces, como ya lo indicamos, la manguera del múltiple lleva en su extremo un dispositivo para oprimir la válvula Schrader. Esto permite llegar al compre- sor para darle servicio. El otro tipo es la válvula manual de servicio. Para que funcione, se hace girar

el vastago. Las válvulas de este tipo tienen tres posiciones:

• Asentamiento delantero

• Asentamiento trasero

• Abierta

Asentamientodelantero.Cuandoelvasta-

go de una válvula de vastago se hace girar en el sentido de las manecillas del reloj hasta que se detiene, la válvula queda en asentamiento delantero. Esto cierra la vál- vula. Mediante el asentamiento delantero, el compresor se aisla del múltiple y del resto del sistema. La válvula de servicio de descarga nunca debe ponerse en asenta- miento delantero mientras el compresor esté funcionando. Cuando funciona, el compresor bombea refrigerante y lo ex- pulsa por la válvula de servicio. Si se le obstruyera esta salida, se dañaría. De he- cho, hasta podría estallar.

ASENTAMIENTO DELANTERO

ASENTAMIENTO TRASERO

Fig. 66-4. Posiciones de las válvulas. Asentamiento delantero (A). Asentamiento trasero (B). Abierta (C).

Asentamiento trasero. Cuando el vastago de una válvula se hace girar en sentido

contrario al de las manecillas del reloj has-

ta que se detiene, la válvula queda en asen-

tamiento trasero. La posición de asenta- miento trasero cierra el acceso de servicio

y abre el pasaje entre el compresor y la

manguera de servicio. Esto hace que se abra la válvula. Para el funcionamiento normal, la válvula siempre está en una posición de asenta- miento trasero.

Abierta. Cuando el vastago de una válvula

se hace girar entre una y media y dos vuel-

tas en el sentido de las manecillas del reloj, a partir de una posición de asentamiento trasero, la válvula queda abierta. La posi- ción abierta o intermedia abre el puerto de servicio. Cuando se da servicio a un sistema de enfriamiento, lo más común es que se abran las válvulas.

Ejercicio de Autoevaluación

Las válvulas de servicio no siempre se encuentran en el compresor. Algunas ve- ces se localizan en las líneas o en otras partes del sistema. En tal caso, hay que tener cuidado de que las líneas queden conectadas con las válvulas que les corres- ponden. Es necesario purgar las mangueras al conectarlas. O sea, que se llenan de refri- gerante para sacarles el aire. Este método se aplica a cualquier pieza que se conecte en el sistema de refrigeración. Una vez que el múltiple esté conecta- do, se debe abrir ligeramente la válvula de baja presión del mismo múltiple. Se dejará abierta hasta que escape un poco de refri- gerante por la manguera amarilla. Enton- ces se cierra la válvula. Mediante este pro- cedimiento, la manguera azul queda pur- gada. Luego se hace lo mismo con la vál- vula de alta presión, para purgar la man- guera roja.

Escoja de la lista de la derecha el término que corresponda a cada una de las afirmaciones de la izquierda. Luego, anote en las líneas del centro la letra que identifica el término elegido. 1. Dispositivo para localizar fugas de refrigerante a. Schrader b. Asentamiento

2. Dispositivo más sencillo y que más se usa para

detectar fugas.

c.

3. Tipo de válvula utilizada en los acondicionadores

d.

trasero Soplete de haluro Asentamiento

de aire de automóviles y camiones. delantero

4. Posición en la cual debe estar una válvula para el funcionamiento normal del sistema.

5. Posición del vastago de una válvula cuando éste se hace girar en el sentido de las manecillas del reloj hasta que se detiene.

Respuestas

e.

Tipo

dieléctrico

Ahora que usted ya sabe la manera de conectar el múltiple, puede hacer las prue- bas de la presión del sistema. Asimismo, puede cargar y descargar el sistema. Va- mos a ver a continuación estos dos proce- dimientos.

Pruebas de la presión

El sistema de enfriamiento depende de la diferencia de la presión. Depende de la diferencia entre la presión del lado de alta y la del lado de baja. El lado de alta es aquel en donde la presión es alta. Abarca el compresor, la línea de descarga, el con- densador y la línea del líquido. El lado de baja es aquel en donde la presión es baja. Abarca el evaporador y la línea de succión. Debe medidarse la succión. Las lectu- ras de la presión le pueden revelar a uno mucho de lo que ocurre en el sistema. Las lecturas de la presión son una manera de revisar y localizar las fallas de un sistema para poder repararlas. Pero antes de pro- bar la presión de un sistema, es necesario conectar el múltiple, conforme vimos en la sección anterior. Y es necesario abrir las válvulas de servicio para leer las presiones. También se necesita una tabla de tem- peraturas para el R-12. En una de las pri- meras lecciones del curso tratamos sobre dichas válvulas. La Figura 66-5 es parte de

Temp.

Aire

Presión

Temp.

baja

Descarga

7-15

46-49

7-15

47-50

7-15

49-52

7-30

50-53

7-35

51-54

alta

70

145-155

80

170-180

90

200-21

100

215-225

110

220-230

Fig. 66-5. Tabla de temperaturas y presiones para el R-12 de un sistema de refrigeración automotriz.

la tabla de temperaturas y presiones para el R-12. Las temperaturas se muestran en grados Fahrenheit y las presiones en libras por pulgada cuadrada (psi). Las presiones de la Figura 66-5 repre- sentan un rango, porque las presiones exactamente correctas dependen de va- rios factores. Esos factores son:

• La capacidad del sistema

• El diseño del sistema

• La temperatura ambiente

• La humedad

En el sistema de refrigeración de un auto o camión puede haber diversas con- diciones de presión. Cada condición que no es normal indica determinadas fallas. De modo que hay ciertas medidas que deben tomarse para resolver el problema. Esta es una manera de revisar y reparar el sistema. Por ahora, vamos a revisar y repa- rar el sistema de un vehículo, consideran- do únicamente la presión. Más adelante, en esta misma lección, trataremos acerca de este tema de manera más amplia. Hay ocasiones en las cuales las presio- nes son normales, pero el sistema no en- fría. Las causas pueden ser numerosas. Compruebe que el núcleo del calentador no esté caliente. Si lo está, revise la válvula de interrupción la cual impide que el agua caliente (el enfriador del motor) penetre en el núcleo del calentador. Aveces, es posible que el sistema fun- cione bien en las mañanas pero no durante el resto del día. Por lo general, esto signi- fica que el desecante del receptor-secador está lleno de humedad. Hay que reempla- zarlo. Descargue el refrigerante, instale el nuevo receptor-secador y cargue el siste- ma otra vez.

A medida que los dos manómetros se aproximan a la misma lectura, la falla del compresor aumenta de grado. Si las pre- siones alta y baja son iguales, el compresor no está funcionando. Si el compresor tiene válvulas de interrupción, deberá aislarlo. De lo contrario, descargue el refrigerante. Compruebe que las piezas del compresor no estén gastadas ni dañadas. Cualquier parte gastada o dañada debe ser reempla- zada. Tal vez sea necesario reemplazar el compresor. Hay ocasiones en que la presión baja es inferior a la normal y la presión alta es igual o inferior a la normal. Lo más fre- cuente es que esto signifique que la carga del refrigerante está baja. Si el sistema tiene un vidrio de nivel, consúltelo. En caso de que se haya agotado el refrigeran- te, el vidrio de nivel estará claro o tendrá manchas de aceite. El manómetro de la presión baja dará una lectura de vacío. Si el sistema está cargado parcialmente, se verán burbujas ocasionales o continuas en el vidrio de nivel. El manómetro de la presión baja indicará una presión que de- pende de la cantidad de refrigerante que quede todavía en el sistema. Descargue el resto del refrigerante. Reemplace el re- ceptor-secador. Haga las pruebas indica- das para determinar si hay fugas. Evacué y cargue el sistema. En una lección anterior, vimos de qué manera se evacúa y carga el sistema. Más adelante, en esta lección, re- pasaremos el procedimiento. Si la presión es muy baja, es posible que el sistema tenga una fuga. Habrá que localizarla y repararla. En los sistemas de enfriamiento de autos y camiones, es nor- mal que se pierda hasta la mitad del refri- gerante de una a otra temporada, sobre todo si el sistema no se utiliza entre tem- poradas. Cuando en ambos lados del sistema la presión es inferior a la normal, también puede ser indicio de que hay una obstruc-

ción. Es posible que el flujo del aire a través del evaporador esté obstruido, o que tenga alguna restricción. Lo mismo podría estar sucediendo con el flujo del refrigerante a través del lado de alta pre- sión del sistema. Los puntos de las líneas del refrigerante en donde es más probable que haya obstrucciones son los siguientes:

• La malla de la válvula de expansión

• La malla del receptor-secador

• Algún lugar en donde la humedad del sistema se ha congelado y obstruye una línea.

• La válvula de expansión que está daña- da por humedad congelada

En caso de que el manómetro de la presión baja dé una lectura de vacío, es posible que haya una obstrucción total. Cierre el sistema y deje que se caliente hasta el mismo grado de la temperatura ambiente. Revise todas las líneas y com- pruebe que todas las conexiones estén se- lladas y bien apretadas. Ponga el motor en funcionamiento y fije el sistema en la po-

PRESION

COMBINADA

Fig. 66-6. Las lecturas de presión del múltiple revelan carga baja y fugas de refrigerante.

sición máxima. Si el evaporador se enfría, significa que la válvula de expansión se congeló debido a la presencia de humedad en el sistema. Descargue el refrigerante y reemplace el receptor-secador. Investigue

si hay fuga y en caso de haberla, repárela.

Evacué y cargue el sistema. Si el evaporador no enfría después de que usted haya vuelto a poner el motor en funcionamiento, investigue si el sistema tiene obstrucciones. Revise entre el re- ceptor-secador y la válvula de servicio de baja presión. Palpe todas las conexiones, las líneas y las piezas. Si alguna de ellas se siente fría o está helada, ahí es donde está la obstrucción. Otras veces, la presión baja es normal

y la presión alta es superior a la normal. Por lo general, esto significa que hay una sobrecarga de refrigerante. Esto rara vez sucede en la fábrica; usualmente se debe

a que antes se le dio un mal servicio al

sistema. Esta condición es causa de que el compresor haga un ruido excesivo. El compresor puede trabarse, y las mangue- ras pueden reventarse o estallar y separar- se de sus conexiones. Si hay demasiado refrigerante descargúelo hasta que sólo quede en el sistema la cantidad correcta. Para hacerlo, deje que el refrigerante es- cape por la manguera de servicio. A veces, la presión baja es superior a la normal y la presión alta es normal o superior a la normal. Esta situación puede ser indicio de varias cosas, entre otras de

que:

• Hay exceso de refrigerante

• Las válvulas de expansión no trabajan como se debe

• El condensador no trabaja en la forma debida

Acaba usted de leer acerca de la con- dición del exceso de refrigerante. Si la válvula de expansión no cierra como se debe, el evaporador se inunda. Entonces, el refrigerante líquido se introduce en el compresor y lo daña. Además, éste se vol- verá muy ruidoso. En tal caso, el lado de succión del compresor estará más frío que en condiciones normales. Incluso puede cubrirse de escarcha. Para arreglar esta falla, lo primero que debe hacerse es probar el sensor del ter- mostato. Asegúrese de que esté en contac- to con la salida del evaporador, y de que esté cubierto con cinta aislante. Si todo parece estar bien, cerciórese de que fun- cione el sensor. Quítelo del evaporador, caliéntelo con las manos y póngalo en unos hielos para que se enfríe. Fíjese en las presiones que resulten al hacer esto. Cuando el sensor está frío, la válvula de expansión debe cerrarse y el manómetro de baja presión debe mostrar una presión inferior a la normal. Cuando el sensor está caliente, la válvula de expansión debe abrirse y el manómetro de baja presión mostrar una presión superior a la normal.

Fig. 66-7. Si el compresor tiene refrigerante líquido, es posible que el lado de succión se cubra de escarcha.

Son varias las razones por las cuales el condensador tal vez no trabaje en la forma debida. El flujo del refrigerante podría estar obstruido. La causa podría ser que el núcleo estuviese abollado, que el núcleo del condensador estuviera recubierto de aceite o que el receptor-secador estuviera tapado. La obstrucción se puede hallar palpando las piezas del lado de alta pre- sión. Pero se debe hacer con cuidado, por- que muchas de ellas están sumamente ca- lientes. El punto de la obstrucción se sen- tirá más frío. Limpie el condensador. Ase- gúrese de que los ventiladores funcionen como se debe y de que el flujo del aire no se encuentre obstruido. Cuando termine de hacer las pruebas de presión y cualquier otro servicio deri- vado, ponga las válvulas de servicio en posición de asentamiento trasero. Para ello, hágalas girar en sentido contrario al de las manecillas del reloj hasta que se detengan. Así, las válvulas se abren para ser usadas por el compresor. Quedan ce- rradas para el manómetro de presión. Al desconectar la manguera de la válvula, póngale un trapo en el extremo. Acuérde- se de volver a poner los capuchones de servicio. Apriételos manualmente tanto como pueda. Una vez que haya terminado su trabajo, limpie el sistema y el sitio en que estuvo trabajando. Asimismo, limpie sus herramientas antes de guardarlas.

Cómo descargar, hacer pruebas de barrido, evacuar y cargar el sistema

Cuando descarga un sistema, se le quita el refrigerante. Usted tendrá que descargar sistemas por diversas razones. Este proce- dimiento se necesita en muchos trabajos de mantenimiento y reparación. Primero, conecte los manómetros en el múltiple del sistema. Ponga una man-

guera larga en la conexión central del con- junto. Ponga el otro extremo de la man- guera en una salida de escape o fuera del edificio en donde se esté haciendo el tra- bajo. Asegúrese de que las dos válvulas del múltiple se encuentren cerradas. Abra las ventanas. Ponga a funcionar el motor, y déjelo en marcha lenta. Fije el control de la temperatura del sistema de enfriamien- to en su posición máxima. Ponga el inte- rruptor del soplador en alto. Deje que el sistema funcione de esta manera durante 15 minutos. En el transcurso del procedi- miento, la mayoría del aceite del compre- sor del sistema regresará al cárter. Luego detenga el motor. Abra un po- quito la válvula de alta presión del múlti- ple. Así, el refrigerante será descargado despacio. Deje que sea descargado hasta que el manómetro de alta presión indique cero. Ahora, abra la válvula de baja pre- sión del múltiple. De este modo, se libera- rá cualquier refrigerante que haya queda- do atrapado en el lado de baja del sistema. A continuación haga la carga corres- pondiente a la prueba de barrido. Es una manera rápida y fácil de investigar si hay fugas. Esta carga también ayuda a secar el

Fig. 66-8. Estas son las conexiones apropiadas para descargar el sistema de refrigeración de un automóvil o camión.

sistema, ya que expulsa la humedad que está atrapada dentro de él. El refrigerante utilizado para esta prueba no contiene aceite refrigerante. De manera que, antes de comenzar esta prueba, asegúrese de que el sistema tenga el aceite necesario. Si el compresor tiene que funcionar con me- nos aceite del que necesita, resultará se- riamente dañado. El manómetro del múltiple está conec- tado en el sistema. Conecte la manguera amarilla en el cilindro que contiene el re- frigerante para pruebas. Abra la válvula

surtidora del cilindro. Voltee el cilindro boca abajo y abra la válvula de alta presión

delmúltiple.Lléneloderefrigerantelíqui-

do únicamente por el lado de alta presión. Hágalo solamente cuando no estén traba- jando ni el compresor ni el motor. Nunca ponga a funcionar el compresor cuando esté abierta la válvula de alta presión. Tampoco ponga a funcionar el motor si la válvula de alta presión está abierta. Afloje la conexión del múltiple para la manguera azul de baja presión. Deje que escape el aire hasta que el refrigerante también es- cape. Luego, vuelva a apretar la manguera. Por último, cierre la válvula de alta pre- sión. Este refrigerante especial contiene un tinte. Así, si hay fugas en el sistema, éstas se pueden ver rápidamente. En caso de que llegara a detectar alguna fuga, repáre- la de inmediato. El sistema se evacúa para eliminar la humedad. Durante la evacuación, la pre- sión del sistema se reduce hasta que queda por debajo de la presión atmosférica nor- mal. Se crea un vacío. Esto hace que se reduzca el punto de ebullición de la hume- dad que hay en el sistema. Por lo tanto, se evaporará de manera más rápida y com- pleta. Para evacuar el sistema se necesita una bomba de vacío. Las hay de muy diversos tipos. Lo mejor es hacer la evacuación

cuando las temperaturas del aire estén ca- lientes. Una buena evacuación depende de los siguientes factores:

• La cantidad de vacío

• La temperatura del aire

• La duración del proceso

Cuanto más vacío se pueda crear, tanto mejor será la evacuación que se obtenga. Cuanto más alta sea la temperatura del aire, tanto mejor será la evacuación. Cuan- to más tiempo se dedique a evacuar, tanto mejor será la evacuación consiguiente. Primero, conecte el conjunto de manó- metros en el múltiple y descargue el refri- gerante, según lo explicado anteriormen- te. Después, conecte la manguera amarilla de servicio con la bomba de vacío. Ponga la bomba a trabajar. Abra la válvula de baja presión del múltiple. En unos cinco minutos, el manómetro le dará una lectura de vacío de unos 28" a 29" Hg. En caso contrario, querrá decir que el

Fig. 66-9. Manera de conectar el manómetro del múltiple con la bomba de vacío.

sistema tiene algún problema. Si la pre- sión desciende a una velocidad regular, algo está mal. Detenga la bomba. Cierre la válvula del múltiple. Si la presión aumen- ta, lo más probable es que haya una fuga. Si el manómetro de alta presión no indica presión de cero o menos, es posible que haya una obstrucción. Suspenda la evacua- ción y busque la obstrucción. Usted ya sabe cómo hacerlo: vimos el procedimien- to en una de las secciones anteriores de esta lección. Si el manómetro de baja presión des- ciende a una velocidad regular y el manó- metro de alta presión indica cero o menos, es señal de que todo está bien. Abra la válvula de alta presión. De esta manera, el sistema puede ser evacuado más comple- tamente. Evácuelo por lo menos durante 30 minutos. Ahora es necesario cargar o llenar el sistema. Conecte la válvula surtidora de

Fig. 66-10. Manera de conectar el manómetro del múltiple con el cilindro refrigerante para cargar el sistema de refrigeración de un automóvil o camión.

refrigerante en la manguera del centro. Gire la válvula de interrupción en el sen- tido de las manecillas del reloj para perfo- rar el cilindro de refrigerante. Afloje la conexión del múltiple para la manguera del centro. Deje que escape refrigerante durante unos segundos. Vuelva a apretar la conexión. Ahora, la manguera del cen- tro está llena de refrigerante y libre de aire. A continuación, abra la válvula del múltiple para el manómetro de alta pre- sión, y deje que penetre libremente en el sistema la mayor cantidad posible de refri- gerante. La cantidad puede variar entre media libra y una libra. Esta es sólo una carga parcial. En este punto, ambos manó- metros deben mostrar lecturas muy simi- lares. Cierre la válvula de alta presión del múltiple. Ponga el motor a trabajar, y há- galo funcionar como a 1,250 rpm. Ponga el sistema de enfriamiento en posición de máximo enfriamiento. Fije el control de la velocidad del soplador en su posición más alta. Abra la válvula de baja presión del múltiple. Deje que el refrigerante penetre despacio en el sistema. Siga llenándolo

Fig. 66-11. Si usted tiene el pelo largo, sujéteselo antes de comenzar a trabajar.

hasta que el vidrio de nivel esté claro y ya no haya burbujas. Cierre la válvula de baja presión del múltiple. Vea las lecturas de los manóme- tros. La lectura apropiada será entre 10 y 1 psi. En otras palabras: la lectura del manómetro de alta presión deberá ser co- mo diez veces mayor que la del manóme- tro de baja presión. Las propias lecturas variarán según sea la temperatura del aire. Cuando termine de cargar el sistema, póngale un trapo a los extremos de las mangueras y desconéctelas. Acuérdese de volver a poner los capuchones de servicio. Apriételos con la mano tanto como pueda. Limpie el sitio donde haya estado traba- jando. Limpie también sus herramientas y guárdelas.

Reglas de seguridad

Recuerde que siempre que mida la pre- sión de un sistema o que le dé servicio, es conveniente que observe algunas reglas de

seguridad. En la lección anterior tratamos sobre varias de ellas. Ahora le presenta- mos otras reglas que le servirán para ser un mejor técnico:

• Asegúrese de que los vapores de esca- pe puedan dirigirse hacia el exterior del edificio en donde esté trabajando.

• No toque el múltiple del escape. Casi siempre está muy caliente y le puede causar quemaduras de tercer grado.

• No deje herramientas en ningún sitio desde el que puedan caer sobre el ven- tilador del radiador.

• En todo momento, mantenga alejados de las bandas los ventiladores y de los ventiladores mismos las manos, los pies, el pelo y la ropa suelta o muy holgada.

Ejercicio de Autoevaluación

Escriba en los espacios vacíos el término quefaltapara completar las siguientes afirmaciones.

1. Si el sistema está parcialmente

, se verán burbujas ocasionales o

continuas en el vidrio de nivel.

2. En caso de que el manómetro de baja presión indique

haya una obstrucción total en el sistema.

, es posible que

3. La construcción del flujo de refrigerante en el sistema se puede hallar palpando las piezas

del lado de

presión.

4. Durante la evacuación del sistema, la presión se reduce hasta que quede por de la presión atmosférica normal.

5. Cuando el sistema se encuentra parcialmente cargado, ambos manómetros deben

mostrar lecturas muy

.

Respuestas

Instalación del sistema de enfriamiento de un automóvil

Cuando vaya a instalar usted el sistema de enfriamiento de un automóvil, tenga en

cuenta que habrá instrucciones aplicables a ese sistema particular. Esta sección con- tiene instrucciones generales para las ins- talaciones. Las podrá aplicar junto con las instrucciones específicas que vendrán con

el sistema de enfriamiento.

Lea estas instrucciones como si se en- contrara usted en el asiento del conductor. Asegúrese de que todas las líneas y cone-

xiones del refrigerante lleven una tapa o un tapón en tanto no estén conectadas. Ponga un par de gotas de refrigerante

todas las conexiones, para que sellen herméticamente. No las apriete demasia- do, porque se dañarían. Por último, antes de empezar a hacer la instalación, desco- necte el cable negativo de la batería. A menos que pueda alcanzar fácilmen-

a

te

la polea del cigüeñal, tendrá que quitar

el

radiador. Primero, vacíe el radiador y

desóncete las mangueras y las líneas. Qui-

te la gualdera y los pernos de apoyo. Le-

vante el radiador y sáquelo del automóvil. Las instrucciones que vienen con el sistema le indicarán cómo debe instalar la

Fig. 66-12. Trabaje desde la perspectiva del asiento del conductor.

montura del compresor y el conjunto im- pulsor. Algunas veces, tendrá que instalar el compresor en su montura antes de co- locarlo en el motor. Lea las instrucciones que vienen con la caja del embrague. En ellas se indica la manera de instalar el embrague en el ci- güeñal del compresor. Luego necesitará una llave de horqui- lla. Es un dispositivo en forma de media luna, el cual encaja en una ranura de la flecha del compresor. También encaja en una ranura machihembra localizada en el cubo del embrague e impide que aquél gire. Compruebe la alineación de la llave de horquilla. Instale en el compresor la bobina del campo del embrague. Con la mano haga girar la polea. De esta manera podrá estar seguro de que girará libremen- te, así como de que nada se interponga entre el rotor y el campo del embrague. Con la arandela y el tornillo que vienen con el sistema apriete el rotor de modo

que el cigüeñal quede sujeto firmemente. Cuando termine de instalar el sistema, acuérdese de volver a apretar este tornillo de presión. Si estuviera flojo, podría dañar la llave de horquilla, el cubo del embrague o el cigüeñal del compresor. A continuación, instale el condensa- dor. Debe ir entre el radiador y la parrilla. Colóquelo de manera que las conexiones queden del mismo lado que el compresor. Debe queda r entr e 1.5 y 4.5 cm del radia- dor y lo más cerca posible del cofre. En el sistema se incluyen unas ménsulas y unos tornillos para metal con los cuales montar el condensador en la horqueta del radia-

dor.

Ahora, instale las líneas del refrigeran- te. Tal vez tenga que hacer algunos aguje- ros en la parte superior de la horqueta del radiador. Ponga en los agujeros unos pro- tectores, con objeto de que no se dañen las líneas. Instale el receptor-secador en el pozo

de la salpicadera. Procure que quede en posición tan vertical como sea posible. El sistema viene con unos tornillos para met- al y una abrazadera. Conecte el accesorio de entrada en el accesorio de 3/8 de pul- gada que tiene el condensador. Monte el evaporador debajo del table- ro de instrumentos. Para ello, use los so- portes de suspensión. Póngalos en cada extremo del evaporador, antes de montar- los debajo del tablero. Marque y haga los agujeros de acuerdo con los soportes de suspensión. Haga lo mismo en el caso de los agujeros de desagüe y los agujeros para las líneas del refrigerante. Conduzca las líneas del refrigerante procedentes del compartimiento del mo- tor a través de los agujeros que perforó. Conéctelas en los accesorios del evapora- dor apropiado. Luego asegure firmemen- te el evaporador. El sistema de enfriamiento incluirá un diagrama esquemático. Como usted sabe, es un diagrama del tendido eléctrico. Uti- lícelo para completar el tendido eléctrico. Conecte la línea de succión en el lado de succión del compresor. Conecte la lí- nea del líquido en el receptor-secador, y la de descarga en el lado de descarga del compresor. Asegúrese de que las líneas del refrigerante no toquen los múltiples, ni los tubos de escape, ni partes del motor que se calienten, ni bordes afilados. Una vez que haya instalado el sistema, será necesario que le haga la prueba de barrido, lo evacué y lo cargue. Ya antes, en esta misma lección, vimos los procedi- mientos respectivos.

Revisiones y reparaciones

Como técnico en refrigeracióny aire acon- dicionado todos los días de trabajo necesi- tará recurrir a sus conocimientos sobre la investigación, localización y reparación de

fallas. Estos conocimientos se ponen en práctica cuando se sabe que algo está mal, pero no se sabe qué. Hacen posible hallar con rapidez las causas de los problemas. Y una vez que se conoce la causa, es posible reparar cualquier falla. Seguramente usted ya ha aprendido bastante acerca de este tema. Antes, en esta lección, vimos cómo se revisay repara con unjuego de manómetros del múltiple. También vimos los aspectos básicos de los sistemas de refrigeración, el porqué y có- mo trabajan. En las lecciones anteriores, estudiamos algunas de las técnicas para la revisiónyreparaciónde fallas. De manera que ahora puede aplicar alguno de sus conocimientos a la revisión y reparación de sistemas de enfriamiento de automóvi- les y camiones. Conforme vayamos revisando el siste- ma de un vehículo imaginario, enunciare- mos el problema. Luego hablaremos so- bre sus posibles causas. Una vez que se conoce la causa, puede idearse fácilmente la manera de resolverlo. Esta vez, no vol- veremos a repasar la revisión y reparación con un juego de manómetros del múltiple. Ya lo hicimos antes, en esta misma lec- ción.

LOS SIETE PASOS DE LA REVISIÓNY REPARACIÓN

> conocer el sistema

> hablar con el cliente

> manejar el equipo

> inspeccionar el equipo

> enumerar las posibles causas

> llegar a una conclusión

> probar nuestra conclusión

Fig. 66-13. Siga estos pasos en sus visitas de servicio y será un técnico eficaz.

Problemas del sistema de refrigeración El sistema enfría, pero no es eficiente. Cuando el flujo de aire es insuficiente, el sistema no puede enfriar lo suficiente, por lo que se debe comprobar el funciona- miento del soplador. ¿Hay alguna obstruc- ción en la red de distribución del aire? ¿Está tapado el evaporador? ¿Está cu- bierto de hielo? Este problema también puede ser cau- sado por una falla de la válvula de control de la temperatura del calentador. Revíse- la. Es posible que se necesite ajustaría o que haya que reemplazarla. Siempre existe la posibilidad de que el dueño del vehículo no sepa cómo hacer funcionar el sistema. Esto es todavía más cierto actualmente, cuando muchos siste- mas son de gran complejidad. Puede suce- der que los controles del calentador o el control del ventilador se encuentren tra- bajando. En tal caso, explíquele al dueño de qué manera se usa el sistema. Pero hágalo con tacto.

El motor del ventilador soplador funcio- na, pero el aire no fluye. Es posible que el ventilador esté flojo en la flecha del motor. Revíselo. Tal vez esté tapado el filtro del aire o la entrada del aire. Limpíelo o reem- plácelo, según se requiera.

El ventilador soplador no trabaja. Tal vez se haya fundido el fusible. En tal caso, podría deberse a un corto en el tendido eléctrico o en el motor. También podría ser el resultado de una sobrecarga. Instale un fusible nuevo. Si el fusible está bien, es posible que haya una conexión eléctrica mala. También puede ser que el motor del ventilador tenga una falla.

El compresor trabaja, pero está ruidoso. Es posible que las bandas se encuentren flojas o estén muy gastadas. Los tornillos

podrían estar flojos o haberse caído. Tal vez esté rota una ménsula. Podría haber un exceso de refrigerante.

El compresor trabaja, pero el sistema no enfría. Nuevamente, asegúrese de que el calentador no se encuentre funcionando. Revise la carga del refrigerante. Si no tie- ne refrigerante, o tiene muy poco, el siste- ma no puede enfriar.

El compresor no trabaja. Tal vez se haya fundido el fusible. En tal caso, investigue si hay un corto en el tendido eléctrico. Podría tratarse de no más que una sobre- carga pasajera. Reemplace el fusible. Si el fusible está bien, revise el interruptor de supercalor. ¿Está abierto? Vea si hay co- nexiones malas. ¿Está roto el interruptor del termostato? Revise el aceite.

Elventiladordelcondensadornotrabaja.

Es posible que se haya fundido el fusible. Como siempre, esto se debe a un corto o

a una sobrecarga. Si el fusible está bien,

revise las conexiones eléctricas y el motor del ventilador. Asimismo, cerciórese de que el ventilador no esté flojo en la flecha del motor.

Unidades independientes de refrigeración para remolques

Habrá ocasiones en las que tendrá que dar servicio a unidades de enfriamiento de tractocamiones. Los remolques refrigera- dores se llaman también "refris", como en

la palabra refrigerado. Tienen una unidad

independiente de refrigeración. Ahorava- mos a ver una de las más populares que es bastante representativa de los sistemas de enfriamiento y calefacción para remolques. Este típico sistema de enfriamiento y calefacción es una unidad totalmente eléc- trica, que se instala en el frente del remol-

que. Es de una sola pieza y totalmente independiente. Puede haberse diseñado para enfriar, calentar o ambas cosas. Para el enfriamiento, se usa un compresor se- mihermético. Este funciona con corriente trifásica de 220 voltios y 60 ciclos. El siste- ma tiene tres cilindros y está clasificado como de cinco caballos de fuerza. Un in- terruptor de circuito lo protege contra la sobretemperatura y las sobrecargas. Si el compresor se calienta demasiado, el inte- rruptor se cierra. Entonces, el compresor vuelve a funcionar. Para la calefacción, se usan unas tiras de calentamiento por resis- tencia. Algunos modelos tienen controles de temperatura; otros tienen ductos verti- cales de descarga del aire que penetran en el techo del remolque. Cuando el tractocamión está circulan- do, un generador eléctrico instalado deba- jo del remolque proporciona la corriente eléctrica. Este generador es impulsado por un motor diesel. Cuando el remolque

Fig. 66-14. Vista de frente de un típico sistema de refrigeración y calefacción para remolques.

se estaciona en un andén, y se conecta a una toma de corriente, obtiene electrici- dad de 220 voltios. Fíjese bien en el lado derecho del sis- tema de refrigeración y calefacción para remolques que se muestra en la Figura 66-14, verá que tiene varias perillas e inte- rruptores. Este es el panel de control de la unidad. Además de los interruptores, lleva otros dispositivos de control.

Interruptor de apagado y encendido. Cuando este interruptor está en la posi- ción de encendido, y si los otros interrup- tores se han fijado en la forma debida, la unidad funciona. Cuando está en la posi- ción de apagado, la unidad no funciona.

Interruptor de frío y calor. Cuando este interruptor está en la posición de frío, la unidad funciona hasta que la temperatura del remolque alcanza la fijada en el ter- mostato. Entonces se detiene. Vuelve a funcionar cuando el aire del remolque re- basa cierta temperatura prefijada. Cuando el interruptor está en la posición de calor, la unidad funciona hasta que el remolque llega a la temperatura fijada en el termos- tato. Entonces se detiene. Vuelve a fun- cionar cuando el aire del remolque baja de cierta temperatura prefijada.

Interruptor de ciclo y continuidad. Este

interruptor controla cuándo y de qué ma- nera funcionan los ventiladores. Si está en la posición de ciclo, los ventiladores traba- jan sólo cuando la unidad trabaja. Cuando la unidad termina su ciclo, los ventiladores se detienen. ¿A qué ventiladores nos esta- mos refiriendo? A los del condensador y el evaporador. Si el interruptor está en la posición de continuidad, los ventiladores trabajan durante todo el tiempo que la unidad esté trabajando. Esté o no esté en el ciclo la unidad, los ventiladores funcio-

nan.

Interruptordedeshielomanual. Parades- congelar la unidad, se oprime este inte- rruptor. Si la unidad necesita descongelar- se, lo hará; en caso contrario, seguirá en- friando. Más adelante, en esta misma lec- ción, trataremos en detalle la refrigera- ción.

Fusibles. La unidad lleva un pequeño fu- sible, de 5 amperios, el cual protege el circuito de control de 24 voltios. También usa tres fusibles más grandes, de 10 ampe- rios cada uno, para proteger los circuitos del calentador.

Termostato. El termostato se fija de acuerdo con la temperatura que se desea para el remolque. Entonces, el termostato mantiene esa temperatura en el vehículo.

Termómetro. El termómetro indica la temperatura del aire que es devuelto a la sección del evaporador. Este aire será el más caliente que haya en el remolque.

Fig. 66-15.

del típico sistema de refrigeración y calefacción

para remolques.

Así se ve de cerca el panel de control

Manómetro combinado. Este dispositivo indica la presión existente en la línea de regreso al cárter del compresor. Cuando usted haga arrancar el sistema de refrigeración y calefacción del remol- que, hágalo de acuerdo con el procedi- miento siguiente:

• Conecte la unidad en su fuente de energía.

• Ajuste el termostato en la temperatura deseada.

• Coloque el interruptor de frío y calor en la posición deseada.

• Ponga el interruptor de ciclo y conti- nuidad en la posición deseada.

• Ponga el interruptor de apagado y en- cendido en la posición de encendido.

• Compruebe la rotación de los ventila- dores.

• Verifique la lectura del manómetro combinado.

Si el tractocamión anda en la carretera o está por salir a la carretera, su fuente de energía será el generador que va colocado debajo del remolque. Recuerde que lo im- pulsa un motor diesel. Si el remolque se encuentra estacionado en un andén, la fuente de energía será una toma de co- rriente CA trifásica de 220 voltios y 60 ciclos. Es importante comprobar la rotación de los ventiladores, porque en caso de que fuera incorrecta el aire sería expulsado a través del serpentín del condensador. Más adelante, en esta misma lección, cuando tratemos sobre las revisiones y reparacio- nes veremos las lecturas de la presión.

Ejercicio de Autoevaluación

Escoja de la lista de la derecha el término que corresponda a cada una de las afirmaciones de la izquierda. Luego, anote en las líneas del centro la letra que identifica el término elegido. 1. Sitio donde se instala el receptor secador del a. Bajo el tablero

sistema.

de

2. Sitio donde se instala el evaporador.

3. Tipo de prueba que se hace al sistema una vez

instrumentos b Pozo de la salpica- dera

que éste ha sido instalado.

c.

De

ciclo

y

continui-

4. Tipo de compresor que se emplea en un sistema

dad

de refrigeración de camión.

d.

Barrido

5. Tipo de interruptor que controla cuándo y de qué manera funcionan los ventiladores.

e.

Semihermético

Respuestas

Ciclo de refrigeración de la unidad refrigeradora del remolque

Todos los ciclos de refrigeración son muy parecidos. Estos ciclos se basan en la ley física de que el calor se traslada de una sustancia más caliente a otra más fría. El refrigerante líquido absorbe calor a medi- da que se evapora y se convierte en gas. Entonces se deshace del calor y se convier- te en líquido otra vez. En el típico sistema de refrigeración y calefacción que se instala en remolques, el evaporador se enfría a medida que el re- frigerante absorbe calor y se transforma en gas. El ventilador del evaporador hace circular aire por encima de los serpenti- nes. Así, se envía aire frío a través del remolque para enfriar la carga. El gas ya caliente es bombeado y expulsado del eva- porador. Es enviado hacia el serpentín del condensador, donde cede su calor y vuelve

a su forma líquida. El refrigerante líquido va hasta el tanque receptor y desde ahí vuelve a circular por el sistema. El refrigerante sale del tanque recep- tor a través de la válvula de salida. Luego, fluye por el deshidratador, que es un dis- positivo secador que elimina la humedad del refrigerante. También tiene un filtro que elimina cualquier materia extraña que se haya introducido en el sistema. Entonces, el refrigerante fluye a través del intercambiador de calor. Ahí es enfria- do por el refrigerante que se desborda del evaporador, de modo que cuando llega al evaporador ya está frío. Pero antes, pasa por la válvula de ex- pansión, la cual dosifica la cantidad de refrigerante que penetra en el evapora- dor. Ahí hierve, o se evapora, al absorber el calor. El compresor bombea y expulsa del evaporador al gas a baja presión. Este pasa por el acumulador, donde cualquier vestigio de refrigerante hierve. El aceite se

Fig. 66-16. Ciclo de refrigeración de un típico sistema de refrigeraciónycalefacciónpararemolques.

acumula en el acumulador, y penetra en la línea de succión a través de un agujero de purgado que se localiza en el tubo "U" del acumulador. Luego, regresa al compresor. En el compresor, el gas refrigerante a baja presión se convierte en un gas a alta pre- sión, el cual es bombeado hacia el conden- sador. Ahí cede su calor al aire circundan- te, que está más fresco y otra vez se con- vierte en líquido. Entonces fluye hacia el receptor para iniciar un nuevo ciclo. Este es el mismo ciclo de refrigeración sobre el que hemos tratado una y otra vez

1. Solenoide maestro

2. Serpentín del condensador

3. Válvula de interrupción

4. Válvula de retención

5. Tanque receptor

6. Vidrio de nivel

7. Intercambiador de calor

8. Válvula de expansión

9.Acumulador

10. Amortiguado r de vibraciones

11. Descarga

12. Succión

13. Válvula de servicio

14. Motor del compresor

15. Regulador de la presión de succión

16. Deshidrataador

17. Colector de goteo

18. Serpentín del evaporador

19. Válvula de retención

20. Válvula de tres pasos

21. Línea de descongelamiento

en el transcurso de estas lecciones. Segu- ramente usted ya se lo sabe de memoria.

Cómo descongelar la unidad refrigeradoradeunremolque

Al igual que muchas unidades de refrige- ración, los sistemas de remolques necesi- tan ser descongelados. Esto se hace con gas caliente. En una lección anterior estu- diamos este método, pero lo repasaremos ahora. En un sistema de remolque, el ciclo de

Fig. 66-17.

sistema de refrigeración para remolques.

descongelamiento puede iniciarse de cualquiera de estas dos maneras: (1) Me- diante el interruptor del diferencial de la presión neumática, o (2) mediante el inte- rruptor manual de descongelamiento. En ambos casos, el ciclo es detenido por el termostato de descongelamiento. El interruptor del diferencial de la pre- sión neumática funciona del modo si- guiente. El interruptor siente qué tanta oposición encuentra el aire que fluye a través del serpentín del evaporador. Cuando el hielo se acumula en el serpen-

Ciclo de descongelamiento de un típico

1. Solenoide maestro

2. Serpentín del condensador

3. Válvula de interrupción

4. Válvula de retención

5. Tanque receptor

6. Vidrio de nivel

7. Intercambiador de calor

8. Válvula de expansión

9. Acumulador

10. Amortiguador de vibraciones

11. Descarga

12. Succión

13. Válvula de servicio

14. Motor del compresor

15. Regulado r de la presión de succión

16. Deshidratador

17. Colector de goteo

18. Serpentí n del evaporador

19. Válvul a de retención

20. Válvula de tres pasos

21. Línea de descongelamiento

tín, el interruptor se cierra, haciendo que funcione la unidad de descongelamiento y que se envíe electricidad a un solenoide maestro. Entonces, se bombea gas refrige- rante caliente procedente del compresor hasta el serpentín calentador del colector de goteo. Desde ahí, pasando por el distri- buidor, llega hasta el serpentín del evapo- rador. Cuando el serpentín está libre de hielo y su temperatura aumenta a 10 °C (50 °F), se abre el termostato de descon- gelamiento. Con ello, el ciclo de refrigera- ción se inicia otra vez.

Fíjese en la Figura 66-17 en la línea que sale de la línea de descongelamiento, pasa por la válvula de retención y llega hasta la válvula de interrupción. Durante el ciclo de descongelamiento, esta línea presuriza el tanque receptor. Esto impide que se acumule el refrigerante líquido. La presión en el receptor impulsa al refrige- rante líquido hasta la válvula de expan- sión. De este modo, se aumenta la presión de operación durante el descongelamien- to. Cuando se aumenta la presión, se au- menta el calor, lo cual significa que el ciclo de descongelamiento transcurre con más rapidez. Fíjese en la segunda válvula de reten- ción en la línea que baja de la válvula de interrupción. Se encuentra entre el con- densador y el receptor. Esta válvula impi- de que el refrigerante penetre en el con- densador cuando se presuriza el receptor durante el ciclo de descongelamiento.

Revisionesyreparacionesde las unidades refrigerantes de remolques

Como usted verá, esta tarea no se diferen- cia casi nada de la de revisar y reparar cualquier otra unidad de refrigeración. Como de costumbre, se empieza instalan- do el juego de manómetros del múltiple. En la Figura 66-18 se enumeran los pasos para hacerlo. Naturalmente, verificará el compre- sor. Una vez que haya instalado los manó- metros del múltiple, ponga la unidad en funcionamiento. Luego, poco a poco, pon- ga la válvula de servicio de succión en posición de asentamiento delantero. Es- pere a que el manómetro combinado indi- que un vacío de 20 a 25 pulgadas. Cuando lo haga, detenga la unidad. Si la presión aumenta, repita los pasos anteriores. Es posible que aumente conforme se evapora

el resto del refrigerante en el aceite del compresor. Cuando el manómetro vuelva

a indicar de 20 a 25 pulgadas de vacío,

detenga la unidad. Ahora, observe el ma- nómetro compuesto. La presión debería aumentar, pero sin exceder 10 pulgadas en un período de tres minutos. En caso de que aumente más aprisa, la unidad tiene

una falla. Es posible que haya una fuga en

el sello del plato de válvula del compresor.

Tal vez el solenoide maestro tenga una fuga. Quizá no esté bien apretado el asen- tamiento delantero de la válvula de servi- cio de succión. Revise estas cosas antes que nada. Como usted sabe, la técnica de la in- vestigación, localización y reparación de fallas lo ayuda a organizar sus conocimien-

tos sobre sistemas de refrigeración. Es una manera de descifrar los problemas. Prime- ro estudia uno el problema y luego, con base en lo que conoce sobre sistemas de refrigeración, decide cuáles pueden ser sus causas. Una vez que se conoce la causa, se puede encontrar la manera de resolver

el problema. En una lección anterior, vi-

mos este tema muy ampliamente. Mucho de lo que aprendió usted entonces lo pue- de aplicar ahora. A continuación, enume- raremos los problemas, causas y solucio- nes más comunes en la revisión y repara- ción de sistemas de refrigeración de re- molques.

El compresor no funciona. Tal vez esté abierto el interruptor de línea del motor. En tal caso, ciérrelo o reemplácelo. Puede ser que se haya fundido el fusible. De ser

así, reemplácelo. Si la sobrecarga se dispa- ró, determine la causa y elimínela. Tal vez

se haya quedado atorado el interruptor de

control. Repárelo o reemplácelo. El pis- tón pudiera estar atascado. Quite la tapa del motor, y vea si hay piezas que se en- cuentren atoradas o válvulas rotas. Si el compresor o los cojinetes del motor se han

INSTALACIÓN DEL MANÓMETRO DEL MÚLTIPLE

• Limpie el área alrededor de las válvulas pasándole un trapo limpio.

• Quíteles

las

los

capuchones

a

válvulas de servicio.

• Ponga las válvulas de servicio en asentamiento trasero (es decir: gire los vastagos en sentido contrario).

• Quite los tapones de los extremos de las líneas de los manómetros del múltiple.

• Quíteles los capuchones a las

conexiones

de

los

puertos

de

servicio.

• Conecte y apriete bien la línea del manómetro de alta presión en la válvula de servicio de descarga.

• Conecte la línea del múltiple del manómetro combinado, dejándola un poco floja, con la válvula de servicio de succión.

• Asegúrese de que la conexión central del manómetro del múltiple esté cubierta.

• Abra la válvula de servicio de descarga para que el refrigerante purgue el múltiple y las líneas.

• Apriete la línea del múltiple del manómetro combinado que está conectado con la válvula de servicio de succión.

• Cierre

los

las

dos válvulas

de

manómetrosdelmúltiple.

Fig. 66-18. Forma correcta de conectar un manómetro del múltiple al sistema de refrgeración de un remolque.

congelado, es posible que pueda reparar- los. Pero es probable que tenga que reem- plazar el compresor. Tal vez no haya sufi- ciente refrigerante, lo cual haría que la sobrecarga se dispare una y otra vez. Si falta refrigerante, recargue la unidad. En una sección posterior de esta misma lec- ción, le diremos cómo hacerlo.

El ciclo de la unidad es muy corto. La unidad arranca y luego se detiene casi de inmediato. Esto puede deberse a que la válvula de descarga tenga una fuga. Reví- sela. Es posible que la sobrecarga del mo- tor del compresor se esté desconectando. Las causas pueden ser que la presión su- perior sea alta, los cojinetes estén muy ajustados, los pistones se encuentren ato- rados o el condensador esté tapado. En su momento, estudiaremos algunas de estas condiciones. Quizá no haya la cantidad de refrigerante debida. Investigue si hay una fuga. Recargue el sistema. Si la válvula de expansión tiene una fuga, reemplácela. Revise el ventilador y el flujo del aire.

El compresor no arranca, pero zumba. Compare el tendido eléctrico con el que se muestra en el diagrama respectivo. Pruebe el voltaje. Cerciórese de que los contactos del relevador cierren bien. Re- vise los devanados. Asegúrese de que el devanado del estator esté conectado a tie- rra. Si los plomos están en buenas condi- ciones, reemplace el estator. En una lec- ción anterior, vimos cómo se hacen estas pruebas. En caso necesario, puede con- sultarla. Compruebe la presión alta de descarga. Asegúrese de que esté abierta la válvulade interrupción de ladescarga. Re- vise el nivel del aceite en el compresor.

La unidad trabaja durante mucho tiem- po, o todo el tiempo. Esto puede suceder si falta refrigerante o si los contactos del control están congelados. Puede ser cau-

Fig. 66-19. Utilice un manómetro múltiple para verificar y dar servicio a un sistema de refrigeración.

sado por un condensador sucio o por la presencia de aire en el sistema. En caso de que el sistema tenga aire, purgúelo. Revise las válvulas y los pistones del compresor. Compruebe si el serpentín del evaporador tiene hielo o si está obstruido. Es posible que se necesite ajustar la válvula de expan- sión. Verifique las líneas del refrigerante, y asegúrese de que no estén obstruidas.

La presión superior es demasiado alta. Esto puede deberse a una sobrecarga de refrigerante. En tal caso, purgúelo. Tam- bién puede deberse a la presencia de aire en el sistema. Tal vez el condensador esté sucio u obstruido. Asegúrese de que el ventilador trabaja.

La presión superior es demasiado baja. Esto puede ser ocasionado por una falta de refrigerante. En tal caso, investigue si hay fugas; y si encuentra alguna, repárela. Recargue la unidad. Revise las válvulas de succión y descarga del compresor. Quizá sea necesario limpiarlas. Podría haber fu- gas en los sellos del plato de válvula. En tal caso, reemplácelos.

La unidad hace ruido. Cuando el compre- sor no tiene suficiente aceite, la unidad hace mucho ruido. Añada aceite hasta el nivel apropiado. Pruebe los soportes. Si están flojos, apriételos. Vea si el compre- sor tiene refrigerante o aceite cenagoso. Es posible que necesite ajustar el nivel del aceite o el del compresor. Revise que la válvula de expansión no tenga fugas. Hemos visto este tema desde la pers-

pectiva de los refrigeradores y los sistemas para automóviles. En la siguiente sección,

lo estudiaremos en función de los sistemas

para remolques.

Cómo evacuar y volver a cargar los sistemas de refrigeración de remolques

Cuando una unidad pierde toda su carga,

o casi toda, es necesario evacuarla. En

otras palabras, se le deben extraer todo el

aire y toda la humedad antes de volver a cargarla. En la Figura 66-20 se enumeran

los pasos que se deben seguir para evacuar

el sistema de refrigeración de remolques.

Una vez evacuado el sistema, se puede proceder a cargarlo otra vez. Para ello, se deben seguir los pasos enumerados en la Figura 66-21. No ponga el compresor en funciona-

miento cuando el sistema tenga un alto vacío. Si lo hace, el refrigerante puede entrar demasiado rápidamente y expulsar

el aceite del compresor, lo cual lo daña.

COMO EVACUAR UN SISTEMA DE REFRIGERACIÓN

• Encuentre y repare todas las fugas.

• Conecte la línea de carga del cilindro de refrigerante con la válvula de servicio de succión o con la conexión central del manómetro múltiple.

• Ponga la válvula de servicio de descarga en asentamiento trasero.

• Abra la válvula de servicio de succión que comunica con el compresor.

• Abra el cilindro de refrigerante y cargue el sistema a 30 libras de presión.

• Cierre la válvula del cilindro y compruebe que no haya fugas.

• Si encuentra fugas, purgúelas.

• Si no encuentra fugas, o una vez que haya hecho las reparaciones necesarias, libere la presión del sistema cerrando parcialmente la válvula de servicio de descarga.

• Conecte una bomba de vacío a la válvula de servicio de descarga.

• Evacué el sistema a 28 pulgadas de vacío.

• Continúe evacuándolo durante 20

minutos,

funcionamiento.

con

la

bomba

en

Fig. 66-20. Manera de evacuar el sistema de refrigeración.

COMO RECARGAR UN SISTEMA DE REFRIGERACIÓN

• Conecte la línea de carga del cilindro de refrigerante alaentradade servicio del secador.

• Conecte la línea de carga de la válvula de servicio de succión a la salida del extremo del secador.

• Para purgar el aire, transfiera gas del cilindro, a través del secador, hasta la línea de carga.

• Apriete la conexión de la línea en la válvula de servicio de succión.

• Pese el cilindro de refrigerante y anote el peso.

• Abra como dos vueltas la válvula del cilindro de refrigerante y laválvula de servicio de succión.

• Deje que el refrigerante fluya y penetre en el sistema, hasta que la presión se iguale.

ponga el compresor en

• Ahora,

funcionamiento.

• Déjelo funcionando hasta que se haya bombeado al sistema la cantidad de refrigerante adecuada.

• Vigile la escala, para evitar que haga una carga insuficiente o excesiva.

• Ponga la válvula de servicio de succión en asentamiento trasero.

• Cierre la válvula del cilindro de refrigerante.

• Desconecte el equipo de carga.

• Reemplace y apriete los capuchones de las válvulas de servicio.

Fig. 66-21. Manera de recargar un sistema de refrigeración.

L466

Mantenimiento del sistema de refrigeración de un remolque

Conservar una carga apropiada de refrige- rante es uno de los trabajos de manteni- miento más importantes. Cuando falta refrigerante, la temperatura del remolque no puede alcanzar suficiente frío. Y si hay demasiado, el compresor se desgasta más rápidamente. Existen diversas maneras de saber si falta o no refrigerante. Una es verificar la presión de succión que disminuye confor- me se reduce la carga de refrigerante. Otra manera es cubrir el evaporador con una bolsa o una caja. Hay que ama- rrarla, para que no se vuele. Pero antes, ponga dentro un termómetro. Coloque los manómetros del múltiple y haga que la unidad enfríe hasta que la temperatura del interior de la bolsa o la caja sea de unos 18 °C (como O °F). Para obtener esta tem- peratura, tendrá que dejar que la bolsa o la caja filtren un poquito. Fíjese en el ma- nómetro combinado. Deberá mostrar que la presión de succión es de cero libras. La presión de descarga deberá ser de 150 libras (unos 69 kg). En caso de que sea más baja, ponga un pedazo de cartón sobre el serpentín del condensador. Ahora, deberá poder ver refrigerante en el vidrio de nivel del tanque receptor. En caso contrario, sa- brá que hay una falta de refrigerante. Para añadir refrigerante, ponga la vál- vula de servicio de succión en asentamien- to trasero. Quítele el capuchón y colóque- le, un poco suelta, la línea de carga. Ponga el otro extremo en el cilindro del refrige- rante. Recuerde que el cilindro debe estar en posición vertical, para que salga nada más gas refrigerante. Cerciórese de que haya un secador de servicio entre el cilin- dro de refrigerante y la unidad, de manera que sólo entre refrigerante seco. Luego, abra el cilindro, pero única-

TERMOMETRO

PRESIÓN DE SUCCIÓN

PRESIÓN DE DESCARGA

VIDRIO DE NIVEL

Fig. 66-22. Cuando la temperatura es cero, la presión de succión es cero y la presión de descarga es 150, se debe poder ver el refrigerante en el vidrio de nivel.

mente dos vueltas, para purgar el aire de la línea de carga. Ahora, apriete el extre- mo de la línea de carga que colocó en la válvula de servicio de succión. Ponga la unidad en funcionamiento. Gire dos ve- ces, en el sentido de las manecillas del reloj, la válvula de servicio de succión. Asegúrese de que la presión de descarga se conserve en 150 libras. Tal vez necesite poner un pedazo de cartón sobre el ser- pentín del condensador, con objeto de conservar esa presión. Cada dos minutos, ponga en asentamiento trasero la válvula de servicio de succión. Deje la unidad tra- bajando durante 15 minutos, y entonces compruebe el nivel del refrigerante con el vidrio de nivel. Siga añadiendo refrigeran- te hasta que haya la cantidad suficiente. Cuando la unidad esté totalmente carga- da, ponga en asentamiento trasero la vál- vula de servicio de succión. Cierre la vál- vula del clindro de refrigerante. Separe la línea de carga de la válvula de servicio de succión. Reemplace el capuchón y aprié- telo con la mano. Como técnico en servicio, es posible

que tenga la responsabilidad de hacer las revisiones de mantenimiento periódicas que requieren los sistemas de refrigera- ción de remolques. La prueba fundamen- tal es la inspección anterior a la carga. Es entonces cuando se debe ver si la unidad tiene algún daño. Revise las principales conexiones eléctricas. Ponga la unidad en funcionamiento y vea cómo trabaja. Des- pués de las primeras 50 horas, engrase los cojinetes de la flecha del ventilador. Vuel- va a hacerlo después de cada 1,000 horas defuncionamiento. Algunas de las pruebas se deben hacer después de cada 200 horas de funciona- miento. Revise la banda impulsora del ventilador. Deberá encontrarse en buen estado. Pruebe su tensión, empujándola con un dedo. La sección más larga deberá ceder como 190 mm. Revise cuidadosa-

mente todo el sistema, para comprobar que no tenga fugas. Para ello, use un de- tector de fugas, ya sea de haluro o electró- nico. Limpie el serpentín del condensador con un chorro de aire dirigido contra el serpentín desde el lado del ventilador. Pruebe los pernos de montaje del compre- sor y del motor del ventilador. Verifique en qué condición se encuentran los alam- bres y las terminales eléctricas. Revise la carga de refrigerante y el nivel del aceite del compresor. Limpie los desagües de descongelamiento. Ponga la unidad en funcionamiento y vea cómo trabaja. Después de cada 1,000 horas de fun- cionamiento debe engrasar los cojinetes de la flecha del ventilador. Cada 2,000 horas de funcionamiento, debe revisar el arranque maestro y los relevadores, para comprobar que no tengan puntos quema-

Ejercicio de Autoevaluación Encierre en un círculo la letra V si considera verdadera la afirmación, o la letra F si la considera falsa.

1. Los sistemas de refrigeración de los remolques se

descongelan con gas caliente.

F

V

2. Cuando el serpentín del evaporador está lleno de F V hielo y su temperatura aumenta a 10 °C (50 °F), el termostato de descongelamiento se abre.

3. Cuando el compresor no trabaja, tal vez esté F V abierto el interruptor de la línea del motor.

4. Cuando el compresor no tiene suficiente aceite, la F V unidad hace mucho ruido.

5. Al revisar el sistema, el técnico se debe asegurar de que la presión de descarga se conserve en 100 libras.

Respuestas

F

V

dos, picados o corroídos. También se de- ben apretar todas las conexiones y todas las terminales eléctricas.

Resumen

En esta lección ha estudiado usted a fondo el problema de las fugas en los sistemas de refrigeración de automóviles y camiones. Ahora ya conoce los lugares en que con mayor frecuencia se producen estas fugas. También sabe las diversas maneras de de- tectarlas: con una solución jabonosa, con un soplete de haluro, con un detector elec- trónico y mediante un tinte en solución. Está ya familiarizado asimismo con el manómetro del múltiple, y con su utilidad para diversas pruebas y tipos de servicio. Este instrumento consta de válvulas, man- gueras y manómetros. En los sistemas de refrigeración de automóviles y camiones se utilizan dos tipos de válvulas: la válvula de Schrader y la válvula manual de servi- cio. También conoce las tres posiciones de esta última, que dependen de cómo se haga girar el vastago. Ahora ya sabe usted que el sistema de refrigeración depende de las diferencias de presión, y que es muy importante saber medir esta última para revisar y localizar las posibles fallas, y para repararlas. La lección también le ayuda a interpretar las lecturas de presión, e ilustra los problemas con muchos ejemplos. Se dan igualmente

Fig. 66-23. Sistema básico de enfriamiento para aire acondicionado de vehículos.

instrucciones muy detalladas para descar- gar, hacer pruebas de barrido, evacuar y cargar el sistema. Aquellas vuelven a darse para instalar todo un sistema de refrigera- ción. Esta primera parte, dedicada a siste- mas de refrigeración en automóviles y ca- miones, concluye con instrucciones muy concretas para diagnosticar y reparar las fallas principales. El final de la lección, que está consa- grado a los sistemas de refrigeración de los remolques de tractocamión, aborda los mismos puntos estudiados antes en auto- móviles y camiones: evacuación y carga de refrigerante, mantenimiento, y diagnósti- co y reparación de unidades refrigerado- res de remolques. A estas alturas, ya será usted todo un especialista en este terreno. ¡Felicidades!

Tareas

prácticas

Identificación física de las par- tes que conforman un sistema de transporte refrigerado

Materiales que usted necesitará

• un tractocamión con remolque refri- gerante

• esta misma lección

• papel y lápiz

Información previa Antes del uso de la refrigeración mecáni- ca, los productores perecederos tenían que depender de la distribución local de sus productos, o recurrir al hielo para mantenerlos en condición de venta. La tendencia reciente ha sido hacia la instalación de refrigeración mecánica en los carros de ferrocarril usados para el transporte de productos perecederos. Es- tas unidades de refrigeración son acciona- das directamente por los ejes en rotación de los carros cuando están en movimiento, o por motores eléctricos o de gasolina cuando los coches están en el patio de carga por un tiempo largo. Los camiones refrigerados y los remol- ques son hoy en día más evidentes en las autopistas de lo que acostumbraban ser. La combinación máquina-motor es tal que, cuando el camión está en marcha, la transmisión del vehículo opera la unidad de refrigeración. Pero cuando el camión

está estacionado, con su máquina apaga- da, se utiliza un motor estándar para su operación. Los motores de gasolina o die- sel operan la unidad automáticamente cuando la carga del sistema lo requiere. Algunos camiones y remolques utilizan un sistema de refrigeración dual, con una uni- dad estándar para una eventual sustitu- ción, cuando el motor del camión no ha trabajado por largo tiempo.

Lo que deberá hacer Identificará plenamente las partes que conforman un sistema de refrigeración de camión.

Procedimiento

1. Localice un taller o alguna terminal de camiones de carga a donde lleguen o se encuentren camiones con sistemas de refrigeración.

2. Solicite permiso para inspeccionarlo de- tenidamente e identificar cada una de sus partes.

3. Una vez obtenido el permiso, localice la unidad condensadora que generalmen- te se encuentra en el frente del remol- que y que está formada por las partes siguientes: compresor, condensador y válvula de expansión.

4. Identifique plenamente las partes de la unidad condensadora.

5. Luego, pase al interior del remolque e identifique el evaporador y los difusores (ventiladores).

Conclusiones Usted puede localizar fácilmente las par- tes que conforman un sistema de refrige- ración para camión o ferrocarril; y como su forma de operación es igual a todos los sistemas mecánicos podrá repararlo sin problemas.

Examen

INSTRUCCIONES: Resuelva elsiguiente examen y no dude en consultar el texto de la lección cuantas veces sea necesario. Encierre en un círculo la letra que identifique a la respuesta conecta. Verifique cuidadosamente sus respuestas y luego, en el talón de abajo, escriba dentro de cada cuadro la letra que usted circuló en cada caso. Escoja una sola respuesta para cada pregunta. Recorte el talón sobre la líneapunteada, anote claramente su número de matrícula, su nombre y domicilio y envíelo a la escuela.

1. El contacto de refrigerante R-12 con fuego produce gas

3. Cuando el refrigerante del sistema está agotado el vidrio del indicador de nivel

a. carbónico.

está

claro

o

tendra

manchas de

b. butano.

a-

agua.

c. natural.

b-

aceite.

d. fosgeno.

c. refrigerante.

d. pintura.

2. En los acondicionadores de aire que se utilizan en los automóviles y camiones,

4. Cuando se descarga un sistema, se le

se instalan dos tipos de válvulas de ser- vicio: tipo Schrader y tipo

quita el a. aceite.

a. manual.

b-

agua.

b. automático.

c. refrigerante.

c. mecánico.

d. calor.

d. eléctrico.

L466

31

Recorte aquí el talón de respuesta y envíelo a la escuela

5. En la operación del sistema, la lectura del manómetro de alta presión con res- pecto a la del de baja presión deberá ser mayor

a.

b.

c. quince veces.

d. veinte veces.

cinco veces.

diez veces.

6. El condensador del sistema de aire acondicionado automotriz se debe colo- car entre la parrilla y el a. acumulador.

8. El refrigerante líquido absorbe calor a medida que se evapora y se convierte en

a. gas.

b. líquido.

c. sólido.

d.

fluido.

9. Si la unidad arranca y luego se detiene casi de inmediato, puede ser debido a que exista una fuga en

a. la válvula de succión.

b. el condensador.

b.

generador.

c. la válvula de descarga.

c.

motor de arranque.

d. el evaporador.

d.

radiador.

7.

Para el enfriamiento de remolques re- frigerados, se usa un compresor hermé- tico que funciona con corriente trifási-

10. Los cojinetes de la flecha del ventila- dor se deben engrasar después de las primeras

ca de

a. 30 horas de servicio.

a.

110 volt s 60 ciclos

b. 50 horas de servicio.

b.

220 volts 60 ciclos

c. 60 horas de servicio.

c.

110 volts 50 ciclos

d. 70 horas de servicio.

d.

220 volts 50 ciclos

32

L466

Una vez resuelto el examen usted puede enviarlo a la escuela por FAX. Asegúrese de marcar su nombre y respuesta con tinta negra y si desea la respuesta también por FAX, anote ambos números de Fax y telefónico en lugar de su dirección.