Sie sind auf Seite 1von 18

1. Problemas económicos básicos.

Cualquier sociedad, independientemente de su tamaño, de su grado de desarrollo y de su sistema político trata de solventar, en la medida de lo posible, el problema económico fundamental: ¿cómo satisfacer las necesidades de sus componentes, que son ilimitadas, por medio de unos recursos que son escasos?

Problemas

económicos

básicos:

¿Qué producir?

¿Cómo producir?

¿Para quién producir?

Este problema de carácter general se subdivide en otros tres más concretos, pero, a su vez, fundamentales e interdependientes:

¿Qué producir?

¿Cómo producir?

¿Para quién producir?

Así, la formulación de estas tres preguntas nos lleva al origen mismo de la economía como ciencia que no es otro que la escasez. De este modo, dicha escasez es la que provoca el

nacimiento de la necesidad, y ésta, a su vez, la que origina la actividad productiva, por medio de la cual las organizaciones económicas obtienen los bienes y servicios que ayudan

a mitigar esa escasez inicial. Por tanto, de no producirse esa escasez inicial, no sería necesario elegir qué queremos hacer con los recursos, cómo se van a combinar para obtener los productos y quién va a disfrutar de los mismos una vez producidos.

Por otro lado, como veremos más adelante, la manera en que las sociedades respondan a estas tres preguntas configurará la forma de organización económica o el sistema económico de la misma.

1.1. ¿Qué producir?

La respuesta a la primera de las cuestiones ha de servir para orientar la actividad productiva de la sociedad, es decir, en qué va a emplear los recursos productivos ésta y qué cantidad de producto final va a obtener con esos medios de producción, lo cual va a depender de las necesidades de sus miembros y de los recursos de los que disponga, ya que éstos son limitados y susceptibles de usos alternativos.

Este hecho conlleva que la organización económica se plantee cuestiones tales como: ¿Se producirán más bienes de consumo o de inversión? ¿Primará la cantidad o la calidad en la producción? ¿Se incrementará la producción de bienes materiales o la prestación de servicios? ¿Se producirán bienes para el mercado interior u orientaremos nuestra producción hacia la exportación?

1.2. ¿Cómo producir?

Se refiere a la organización de la producción, es decir, quién va a ser el encargado de llevar

a cabo la actividad productiva, cómo va a acometer dicha actividad y cómo van a combinarse los factores productivos de los que se dispone.

Todo ello implica que la sociedad se plantee ciertas cuestiones: ¿Se utilizarán tecnologías intensivas en maquinaria o en mano de obra? ¿Se hará a través de empresas privadas o de iniciativa pública? ¿Qué fuentes de energía se utilizarán en la producción? ¿Se optará por procesos productivos contaminantes o respetuosos con el medio ambiente?

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

1

1.3.

¿Para quién producir?

Toda sociedad ha de diseñar un sistema de reparto de los bienes y servicios producidos, lo que comporta que reflexione sobre las siguientes cuestiones: ¿Quiénes serán los destinatarios de esa producción, sólo unos pocos o la gran mayoría de los ciudadanos? ¿Qué método o sistema se va a utilizar para distribuir la totalidad de la producción? ¿La distribución de la renta será igualitaria o se producirán diferencias muy acusadas entre los componentes de la sociedad?

2. Formas de afrontar los problemas económicos: la tradición, la autoridad y el mercado.

A lo largo de la historia, las distintas sociedades han intentado resolver las tres cuestiones

clave anteriormente mencionadas de muy diversas formas, las cuales se pueden agrupar

en tres tipos muy diferentes entre sí:

La tradición

La autoridad

El mercado

A continuación, vamos a analizar estas tres formas de adoptar las decisiones económicas por parte de las sociedades.

2.1. La tradición

Puede ocurrir que los bienes y servicios que se produzcan en una organización económica,

la forma de obtenerlos y la manera de repartirlos se decidan en virtud de una costumbre

que responde a un uso social transmitido de generación en generación. Así, en el Antiguo Egipto se consideraba un sacrilegio si el hijo cambiaba el oficio que había realizado toda la vida el padre. Igualmente, en la Europa medieval, bajo el sistema feudal, los campesinos, los artesanos y casi todos los que vivían en las ciudades heredaban su posición en la sociedad, así como sus trabajos específicos, que realizaban según el modo tradicional.

Dicha forma de tomar las decisiones económicas, se basa en la ley, las costumbres o las creencias, que determinan los métodos de producción considerados por la sociedad más correctos y eficientes. Por otro lado, en este tipo de organizaciones el concepto de propiedad privada no suele estar bien definido, lo que conlleva que la propiedad sea tenida en común. Finalmente, la producción obtenida se distribuye entre los distintos miembros de

la sociedad de acuerdo con tradiciones establecidas en el pasado.

Por tanto, esta forma de organizar la actividad económica funciona correctamente en entornos estáticos, en los que no se requiere que los individuos tomen decisiones de manera continua para satisfacer las necesidades de sus miembros.

Por otro lado, esta forma de adoptar las decisiones económicas conlleva los siguientes

inconvenientes:

Se anteponen las costumbres, sean operativas o no, a la racionalidad y a la eficacia.

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

2

En el sistema productivo ni se persigue la optimización de los recursos (la eficiencia) ni se corrigen las posibles deficiencias que vayan surgiendo.

Hay un claro menosprecio por la investigación y desarrollo (I+D), lo que coarta la posibilidad de crecimiento económico de estas sociedades.

Si bien esta forma de afrontar los problemas económicos básicos nos pueda parecer lejana en el tiempo, actualmente podemos encontrar algunos casos de colectividades que se siguen guiando por la tradición como forma de organizar la actividad económica. Por ejemplo, en la selva del Brasil, en el Ártico canadiense y en el Himalaya, entre otros. Finalmente, hay que señalar que en la mayoría de los países más pobres del mundo, aspectos relevantes de su comportamiento económico siguen gobernados por patrones tradicionales.

2.2. La autoridad

En este caso, una autoridad central (normalmente el Estado) es la que intenta resolver los tres problemas económicos básicos. Así, las economías que utilizan este método de asignación de recursos se caracterizan por la supeditación del interés individual al interés social o colectivo, persiguiendo una mayor equidad entre sus miembros, y por la centralización en la toma de decisiones, a través del establecimiento de una serie de planes elaborados y complejos sobre el comportamiento económico que desean imponer.

Esta forma de afrontar los tres problemas económicos básicos dará lugar al sistema económico de planificación centralizada, que será estudiado con detalle en el siguiente punto de la unidad.

2.3. El mercado

La segunda forma de adoptar las decisiones económicas es la que confía en el mercado y en el sistema de precios como método de asignación de los recursos que genera una sociedad.

Tres son los principios en los que se apoya la lógica del mecanismo de mercado, que nos van a ayudar a entender mejor su funcionamiento:

Mercado: Institución social en la que los bienes y servicios, así como los factores productivos, se intercambian libremente.

Precio: Número de unidades de dinero que han de pagarse por unidad física de un bien.

Principio de soberanía de los consumidores: dicha soberanía se ejerce a través de una votación peculiar. Los compradores o consumidores eligen los bienes y servicios que necesitan, los que más desean, solicitándolos en el mercado y pagando precios más elevados por los mismos. Los precios son, así, un indicador que expresa de forma bastante correcta qué bienes se han de producir y en qué cantidad, ya que los bienes más solicitados por los consumidores serán los que tengan un precio más elevado.

Principio del beneficio: el productor tiene como objetivo conseguir los máximos beneficios posibles (maximizar beneficios), para ello deberá atender al movimiento de los precios de los distintos bienes y servicios, que vendrá dado por los deseos de los consumidores. Por otro lado, tendrá que competir con el resto de productores por conseguir el mayor número de demandantes posible, lo que implica la utilización de procesos productivos eficaces y eficientes. Todo ello determina cómo se ha de producir.

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

3

Eficiencia:

Empleo

de

la

menor cantidad

posible

de

recursos para

obtener

una

cantidad

determinada

de

producto.

Principio de la escasez: Como sabemos, la cantidad de recursos con los que cuenta una economía son escasos en relación a las necesidades que hay de ellos. Por tanto, hay que diseñar un sistema de reparto de los bienes y servicios producidos. En el caso del mercado, dicho reparto tendrá como beneficiarios a los propietarios de los medios de producción, que serán remunerados por su aportación al proceso productivo. De tal manera, que cuanto más escaso sea el recurso productivo mayor será su remuneración y viceversa.

Por tanto, hemos visto que el funcionamiento del mercado está determinado por el comportamiento de los agentes que lo conforman: los compradores o consumidores y los vendedores o productores, donde ambos persiguen la consecución de sus propios intereses. Así, el objetivo de los compradores o consumidores es maximizar su utilidad, es decir, intentan conseguir la máxima satisfacción posible de los bienes y servicios que consumen, dentro del presupuesto del que disponen, mientras que, por otro lado, los productores pretenden conseguir el máximo beneficio posible. De esta forma, a través del mecanismo de los precios se coordina la acción de compradores y vendedores, ya sea en el mercado de bienes o en el de factores, consiguiéndose la asignación de los recursos.

Como veremos, esta forma de afrontar los tres problemas económicos básicos dará lugar al denominado sistema de economía de mercado, que será analizado detalladamente en el siguiente epígrafe.

DOCUMENTO DE APOYO

Adam Smith y la mano invisible

“El hombre casi siempre tiene la ocasión de recibir la ayuda de sus semejantes, y es inútil que la espere de su benevolencia solamente. Es más probable que lo consiga si puede inclinar en su favor el egoísmo de ellos demostrándoles que les

interesa hacer lo que él les pide (

No es la benevolencia del carnicero, del

cervecero o del panadero la que nos procura el alimento, sino la consideración de

)

su propio interés (

).

Todo individuo (

)

ni pretende promover el interés público ni sabe cuando lo está

promoviendo (

)

Lo único que busca es su propio provecho, y en éste, como en

otros muchos casos, una mano invisible lo lleva a promover un fin que no entraba

en sus intenciones. Tampoco es siempre malo para la sociedad que no entrara en sus intenciones. Al buscar su propio interés, promueve el de la sociedad más eficazmente que si realmente no pretendiera promoverlo”

(“La riqueza de las naciones”. Adam Smith)

Actividades sobre el documento

1. ¿Cuál de las formas de adoptar decisiones económicas que hemos estudiado crees que defiende Adam Smith?

2. Según Smith, ¿qué mueve al ser humano a la hora de tomar decisiones?

3. ¿A qué crees que se refiere el autor con el término “mano invisible”?

4. ¿Crees que la “mano invisible” sigue vigente en la actualidad?

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

4

3. Los sistemas económicos.

A lo largo de la historia cada sociedad ha tenido que decidir el mecanismo organizado a

adoptar para enfrentarse de manera adecuada a sus problemas económicos y, de esta manera, buscar soluciones aceptadas por todos sus miembros.

Sistema económico: Forma

de

para

sociedad

sus problemas

económicos básicos.

organizarse

resolver

una

Por este motivo, han surgido los denominados sistemas económicos que no es otra cosa que la forma en que se organizan los individuos de una sociedad para solucionar sus problemas económicos. Dicho sistema económico es el resultado de un conjunto heterogéneo de elementos, entre los que podemos destacar:

Los problemas económicos de la sociedad.

Sus precedentes históricos.

El marco socio-jurídico y geográfico de la actividad económica.

Los procedimientos técnicos empleados.

Su modo de organización

El móvil dominante (el factor psicológico que anima a los agentes económicos de esta sociedad).

Así, nos podemos encontrar diversas formas de clasificar los sistemas económicos, una de las más extendidas es la que clasifica dichos sistemas económicos en función de los mecanismos de coordinación de las decisiones empleados, encontrándonos con:

El sistema de economía de mercado.

El sistema de planificación centralizada.

El sistema de economía mixta.

3.1. El sistema de economía de mercado

En dicho sistema, la asignación de los recursos viene determinada por una enorme cantidad de decisiones independientes y descentralizadas, llevadas a cabo por los consumidores y los productores, coordinadas a través de los mercados mediante el mecanismo de los precios.

De este modo, no existe contacto directo entre consumidores y productores, la relación entre ambos agentes económicos se realiza de forma indirecta a través de los precios y de los mercados. La clave de su funcionamiento son las señales que proporcionan a ambos agentes los precios. Así, si los consumidores desean una mayor cantidad de un bien o servicio, demandarán más del mismo y los productores ante esta situación elevarán más su precio con el objetivo de racionalizar la oferta, animándose, a su vez, a incrementar la producción. Lo contrario ocurrirá si hay un excedente de producción; en este caso, los vendedores intentarán deshacerse de dicho excedente bajando los precios, de modo que se restablezca el equilibrio.

El mismo caso que hemos analizado con los bienes y servicios ocurre con los factores de

producción, ya que, por ejemplo, si en un momento determinado se necesitan muchos trabajadores expertos en informática, esto provocará que las oportunidades de empleo en este campo de actividad sean mayores y la remuneración de los mismos tenderá a subir,

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

5

mientras que por el contrario, si para un trabajo determinado existen multitud de personas cualificadas para llevarlo a cabo el salario de los mismos bajará.

Después de esta descripción del funcionamiento del sistema de economía de mercado, vamos reseñar cuáles son sus características más relevantes:

Los precios de los bienes y servicios, y de los factores productivos se determinan en sus respectivos mercados.

División del trabajo y especialización en la producción.

La propiedad de los medios de producción es privada.

Existe libertad de entrada y salida de empresas para operar en el mercado.

La distribución de la renta dependerá de la aportación que se haga al proceso productivo.

No se precisa de ninguna autoridad planificadora para llevar a cabo la asignación de recursos.

Una vez analizado su funcionamiento y las características que lo definen, vamos a ver cómo el sistema de economía de mercado resuelve los tres problemas económicos básicos:

¿Qué producir y en qué cantidad?: vendrá determinado por los gustos y preferencias de los consumidores, que estarán dispuestos a pagar más por aquello que más desean (principio de soberanía del consumidor), lo que conducirá a las empresas a producir los bienes y servicios que más demandan los consumidores, movidas por su afán de obtener el máximo beneficio posible (principio del beneficio).

¿Cómo producir?: en un entorno enormemente competitivo, sólo sobrevivirán aquellas empresas que fabriquen productos de calidad, utilizando métodos de producción eficientes, que supongan los menores costes posibles a los productores.

¿Para quién producir?: vendrá determinado por el mercado de factores. Es en dicho mercado donde se establecen las rentas de la tierra, los salarios y los intereses, que son la retribución de los recursos productivos y constituyen los ingresos de los individuos, los cuales, a su vez, determinarán la capacidad de compra de los mismos. Por tanto, la distribución de renta entre la población vendrá determinada tanto por la cantidad de factores productivos que posean como por el precio de éstos.

A pesar de que es un sistema económico que presenta un elevado nivel de eficiencia y de libertad económica, la economía de mercado también presenta algunas limitaciones, entre las que cabe destacar las siguientes:

La distribución de la renta entre los individuos no es equitativa: como hemos visto, la renta se reparte en función de la distribución de la propiedad de los factores y del precio de los mismos, lo que provoca la aparición de diferenciales de renta muy grandes.

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

6

La publicidad puede ser utilizada para manipular a los consumidores:

determinadas empresas pueden llevar a cabo campañas publicitarias con el fin de manipular los deseos de los consumidores y de crearles necesidades artificiales.

Las economías de mercado tienden a ser inestables: no pueden garantizar una estabilidad en la evolución de la actividad económica, sufriendo de forma periódicas crisis más o menos acusadas, los denominados ciclos económicos que serán analizados con detalle en la Unidad 14.

Los fallos del mercado: en su intento de alcanzar la eficiencia económica, hay ocasiones en que el mercado, por diversas causas, falla. Algunos de estos fallos son: la competencia imperfecta, en sus diversas formas, los efectos externos o externalidades y la existencia de bienes públicos. Dichos fallos serán analizados con mayor detalle en las unidades 5 y 6.

PENSAMIENTO ECONÓMICO

Escuela Clásica.

Esta escuela se sitúa entre el último cuarto del siglo XVIII y el último cuarto del XIX. Siendo más concretos, arranca en 1776 con la publicación por parte de Adam Smith de la obra “Investigación sobre la Naturaleza y causas de la Riqueza de las Naciones” (más conocida como “La riqueza de las Naciones”), mientras que finaliza con la publicación de las obras “Teoría de la Economía Política” de William Stanley Jevons y “Principio de Economía” de Carl Menger, ambas publicadas en 1871, que cerraron el ciclo clásico y abrieron paso a la Escuela Neoclásica.

Aunque entre los propios autores clásicos existían ciertas discrepancias, los puntos básicos en los que se apoyaba su doctrina eran los siguientes:

1. Su estudio tiene un carácter macroeconómico. Consideran la economía como un todo.

2. La economía tiende al equilibrio por sí sola. La libre competencia establece la producción, la satisfacción de las necesidades y la distribución de la renta. Son ardientes defensores del “laissez faire, laissez passer” (dejar hacer, dejar pasar), de tal forma que piensan que el mejor gobierno es aquel que menos interviene en los asuntos de carácter económico.

3. Los agentes económicos privados buscando su propio interés, logran cubrir los intereses de la sociedad en su conjunto.

4. Respetan la idea mercantilista de que la fuente principal de riqueza proviene del comercio, la de la escuela fisiocrática, según la cual, proviene de la agricultura, incorporando como fuente de riqueza la industria.

5. Aportaron importantes métodos de análisis para poder estudiar la economía en su conjunto.

Los principales autores de esta rama del pensamiento económico son los siguientes:

Adam Smith (1723-1790): se le considera el fundador de la Economía como ciencia, ya que fue el primero en hacer un estudio sistematizado y científico sobre los grandes problemas económicos. Algunas de sus principales aportaciones al pensamiento económico fueron:

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

7

La división del trabajo, y la consiguiente especialización, como factor fundamental para el crecimiento económico: según Smith, la división del trabajo posibilita el incremento de la producción por tres razones. En primer lugar, aumenta la destreza de cada operario al realizar repetidamente una tarea sencilla. En segundo lugar, se ahorra tiempo, ya que el trabajador no necesita cambiar de una clase de trabajo a otra. Y, por último, permite la introducción de maquinaria, para la realización de tareas simples y repetitivas.

La libertad de competencia: el hecho de que los agentes económicos privados busquen su propio interés particular hace que, guiados por una mano invisible, consigan incrementar el interés común sin pretenderlo.

La teoría de la ventaja absoluta en el marco del comercio internacional.

David Ricardo (1772-1823): fue la figura más destacada en el desarrollo de la escuela clásica, introduciendo el método abstracto en el estudio de la Economía. Su obra más destacada fue “Principios de Economía Política y Tributación” (1817). Algunas de sus principales aportaciones a la ciencia económica fueron:

Enunció la ley de los rendimientos decrecientes, que analizaremos con detalle en la Unidad 4.

Formuló la teoría de la ventaja comparativa, que justificaba la conveniencia del comercio internacional.

Introduce el término renta diferencial para referirse a las rentas que perciben los terratenientes, calificándola así porque se determina según la diferencia en la calidad de las tierras.

Thomas Robert Malthus (1766-1834): su teoría acerca de la población, recogida en su obra “Ensayo sobre el principio de la población” (1798), constituye su aportación más conocida. En dicha obra Malthus afirma que el ritmo de crecimiento de la población es superior al de la capacidad de la tierra para aumentar su producción de subsistencias. Así, partiendo de la base de que el alimento es necesario para la existencia del hombre y de que el instinto de multiplicarse se presenta como necesario, la población, si no se controla su crecimiento, aumentará en progresión geométrica, mientras que los alimentos lo harán en progresión aritmética, por lo que concluía “el hambre parece ser el último y más temible recurso de la naturaleza”.

Jean Baptiste Say (1767-1832): su aportación principal al pensamiento económico es la conocida como ley de Say que se puede enunciar de la siguiente manera “Toda oferta crea su propia demanda”, de forma que Say descartaba una superproducción general.

John Stuart Mill (1806-1873): es considerado como el último de los grandes economistas clásicos. Fue tal vez el economista clásico que mejor expuso el funcionamiento monetario de la economía. Por otro lado, defendió la inmutabilidad de las leyes de producción, ya que, según Mill, venían fijadas por la naturaleza y la tecnología, no así las de la distribución del producto social, que, según Mill, estaban socialmente determinadas y quedaban sujetas al control humano, de forma que podían ser alteradas.

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

8

Escuela Neoclásica.

Surge a mediados del siglo XIX. Su aportación fundamental y revolucionaria respecto al pensamiento económico clásico es el denominado “marginalismo”, que va a introducir nuevos métodos y enfoques (el microeconómico) dentro de la ciencia económica.

El núcleo del pensamiento neoclásico o marginalista se centra en los siguientes puntos:

1. Los fenómenos económicos se explican por la medición del momento último o “margen”, ya que la valoración de éste es la base de la toma de decisiones.

2. Su campo de acción son las unidades económicas individuales, es decir, la Microeconomía.

3. Su método de análisis es muy similar al utilizado por los economistas clásicos:

abstracto y deductivo (de lo general a lo particular). Parten de lo que consideran una situación ideal de la economía, la libre competencia, y a partir de esa situación estudian las demás como variantes.

4. Dan entrada a la consideración de aspectos subjetivos a la hora de tomar las decisiones económicas.

5. El factor tierra es un factor productivo más, y por tanto su retribución (renta) sigue los mismos parámetros que el resto de factores.

La extensión, difusión y auge del pensamiento neoclásico se debe, aparte de la firmeza de sus ideas y demostraciones, a que sus aportaciones están hechas por autores que realizaron sus estudios de forma independiente y en varios países casi al mismo tiempo. Algunos de los más relevantes son: William Stanley Jevons (1835-1882), Carl Menger (1840-1921), Leon Walras (1834-1910) y Alfred Marshall (1842-1924).

3.2. El sistema de planificación centralizada

Este sistema estuvo vigente en la Unión Soviética y en los países socialistas del Este de Europa hasta finales de la década de los 80. En él, las decisiones económicas son tomadas por una autoridad central, normalmente el Estado, a través de una agencia de planificación, que dirige el funcionamiento de la economía. Se caracteriza porque los medios de producción son de propiedad estatal y los deseos de los individuos son generalmente sacrificados en aras de la satisfacción de necesidades de tipo social y colectivo.

Con todo esto, vamos a ver como resuelve este sistema económico los tres problemas económicos básicos:

¿Qué producir y en qué cantidad?: lo decidía la agencia de planificación central a través de la elaboración de un plan económico en el que se determinaba qué bienes y servicios había que producir y qué cantidad de ellos, y los recursos de los que se disponía para obtenerlos. Obviamente la elaboración del plan era un trabajo que entrañaba una enorme dificultad, dado que se precisaba de una gran cantidad de información y de una compleja estructura piramidal, con distintos niveles de gobierno, cuya base operativa eran las empresas públicas que, en última instancia, se encargaban de ejecutarlo.

Tradicionalmente, solía prevalecer la producción de bienes de capital por encima de los de consumo, lo que provocaba un gran aumento de la capacidad productiva

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

9

a corto plazo de la economía, pero, a su vez, conllevaba que las necesidades individuales de consumo no fueran satisfechas en dicho plazo.

¿Cómo producir?: una vez aprobados los objetivos de producción por parte de la autoridad central, se pone en práctica el plan, en el que los distintos niveles de gobierno definidos por la estructura piramidal centraban sus esfuerzos en la supervisión y control continuo del mismo, proponiendo correcciones y ajustes en caso de incumplimiento.

Por tanto, lo único que realmente importaba era el cumplimiento de los objetivos, no así cómo se conseguían los mismos. De tal manera, que las empresas públicas carecían de incentivos para aplicar procesos productivos eficientes, donde se minimizasen costes. Más bien todo lo contrario, ya que intentaban asegurarse la mayor cantidad posible de recursos, en la mayoría de las ocasiones muy por encima de sus necesidades, con la finalidad de cumplir a toda costa los objetivos fijados por el plan. De este modo, las empresas de los sistemas de planificación centralizada no eran innovadoras ni en productos ni en procesos, ya que carecían de motivación alguna para serlo, debido a que no se contemplaba ningún sistema de recompensas, en forma de beneficio privado, que incitara a innovar, como sí ocurría en las economías de mercado anteriormente analizadas.

Todo esto no nos debe llevar a pensar que no se realizaban actividades de I+D en estos sistemas económicos, ya que, por ejemplo, en la antigua Unión Soviética el progreso tecnológico era considerable y su capital humano muy alto. El problema era que los esfuerzos se centraban exclusivamente en la investigación, no así en la innovación, por las razones que hemos analizado con anterioridad.

¿Para quién producir?: En este sistema, el criterio de distribución no viene determinado por el mecanismo de los precios, como en el sistema de economía de mercado, sino por la necesidad que se tenga del producto. Ahora bien, el problema es decidir qué es o no es “necesario” para cada individuo y para toda la sociedad, siendo la autoridad central quien toma dicha decisión. Por tanto, estas economías solían optar por dos mecanismos de asignación alternativos al sistema de precios:

Cartillas de racionamiento: los bienes y servicios son asignados mediante dichas cartillas siguiendo un criterio de reparto basado en la equidad. Ahora bien, presentaba dos problemas fundamentales. En primer lugar, se necesitaba de un gran aparato burocrático para la gestión de este mecanismo y, en segundo lugar, no tiene en cuenta los gustos y preferencias de los individuos, lo que propiciaba malgastar gran cantidad de tiempo intercambiando cupones para adquirir aquellos productos que realmente se deseaban o incluso motivaba la aparición del mercado negro.

Precios intervenidos: dados los problemas propios del racionamiento, estas economías en algunas ocasiones optaban por la implantación de un sistema de precios, tanto para el mercado de bienes y servicios como el de factores, al margen de la ley de la oferta y la demanda. Así, los planificadores fijaban salarios altos para aquellas ocupaciones que deseaban promover y precios altos para aquellos productos cuyo consumo se deseaba desalentar, lo que provocaba que en algunos productos la oferta superara a la demanda, generándose grandes excedentes, mientras que en otros la demanda superaba a la oferta, lo que provocaba tanto necesidades insatisfechas como la aparición del mercado negro.

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

10

Innovación: implementación de un producto (bien o servicio) o proceso nuevo o con un alto grado de mejora, o un método de comercialización u organización nuevo aplicado a las prácticas de negocio, al lugar de trabajo o a las relaciones externas.

TEXTO DE APOYO

Categorías de I+D: Investigación pura o básica, Investigación aplicada y Desarrollo.

Las nuevas tecnologías surgen de la investigación, en la que a su vez cabe distinguir entre investigación pura e investigación aplicada. La investigación pura, también llamada investigación básica o fundamental, equivale a la generación de nuevas ideas, de nuevos conocimientos. Es la búsqueda del saber por el saber, con independencia de su aplicabilidad o utilidad. Después de la investigación pura viene la investigación aplicada, mediante la cual se trata de aplicar la primera a fines prácticos, aunque en esta fase del ciclo de desarrollo tecnológico el afán de saber por el saber es todavía más importante que el motivo del beneficio o lucro, al menos a corto plazo. La tercera fase de dicho ciclo es la de desarrollo, cuando la investigación pura y, sobre todo, la aplicada (si bien entre esta segunda fase y la tercera existen bastantes solapamientos) se pretenden aplicar a fines productivos. Después de un período más o menos largo de experimentación o adaptación se podrá conocer el éxito o el posible fracaso de la nueva innovación tecnológica. En este sentido conviene tener siempre presente que, más que de su perfección técnica, el éxito de una innovación tecnológica depende de su rentabilidad comercial.

(“Curso de Economía de la Empresa”. Andrés S. Suárez Suárez)

Actividades sobre el texto

1. ¿Qué diferencia hay entre la investigación pura y la aplicada?

2. ¿Es lo mismo investigar que innovar?

3. A tu juicio, en el sistema económico de planificación centralizada ¿qué primaba la invención o la innovación? ¿y en el sistema de economía de mercado? Razona tu respuesta en ambos casos.

Aunque en el sistema de planificación centralizada la distribución de la renta resulta más igualitaria que en los sistemas de economía de mercado y apenas aparecía el fenómeno del desempleo, las causas que llevaron a su fracaso fueron las siguientes:

Las agencias de planificación, con frecuencia, se equivocaban en sus previsiones y no tenían en cuenta las necesidades reales de la sociedad.

El crecimiento del sistema productivo acarreó la existencia de un enorme aparato burocrático que controlara a las empresas, lo que ralentizó enormemente la toma de decisiones.

No existían mecanismos para incentivar el esfuerzo, la eficiencia y la responsabilidad de los agentes económicos encargados de llevar a cabo la actividad productiva. Así, la falta de estímulos generó una situación en la que las empresas no se esforzaban por ser competitivas, elaborando productos que no podían venderse en los mercados mundiales por falta de calidad y con costes muy altos. Todo ello se tradujo en una acumulación de pérdidas y en un endeudamiento progresivo, asumido por el Estado, que provocó la quiebra del sistema.

En este sentido, el documento que se encuentra al final de la unidad ayudará a entender mejor las causas de la caída de dicho sistema.

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

11

A pesar de que, como se ha comentado, este sistema fue abandonado a finales de los 80 por la antigua Unión Soviética y por los países de Europa del Este, en la actualidad sigue vigente en países como Cuba y Corea del Norte.

PENSAMIENTO ECONÓMICO

El Marxismo.

Se centra en la figura de Karl Marx (1818-1883) y en sus obras “El Manifiesto Comunista” (1848) y “El Capital”, del que sólo el primer tomo fue publicado en vida de éste en 1867, ya que los dos siguientes fueron editados por Engels después de su muerte. En concreto, el segundo tomo en 1885 y el tercero en 1894.

Para Marx, todas las épocas históricas en sus aspectos políticos e intelectuales no son otra cosa que consecuencias de la estructura productiva de la sociedad y, por lo tanto, la Historia es un continuo escenario de la lucha de clases entre los explotadores (la burguesía) y los explotados (el proletariado), resolviéndose dicha situación con la denominada revolución del proletariado.

Una de las principales aportaciones de Marx a la doctrina económica es la denominada Teoría del valor-trabajo. Según ésta, el valor de los productos está fijado por la cantidad de trabajo que se incorpora a la producción, y que tan sólo parte del valor total vuelve a los trabajadores en forma de salario, por lo que la que va destinada al factor capital es una “plusvalía” que no le corresponde. De este modo, el capitalista busca insistentemente dicha plusvalía lo que posibilita la acumulación capitalista y la formación del proletariado.

Pero, según Marx, este afán de acumulación por parte del capitalista será el que acabe con el sistema. Así, al competir los capitalistas entre sí utilizarán sistemas productivos intensivos en capital con la finalidad de ensanchar sus escalas de producción a expensas de sus competidores. En este sentido, una de las consecuencias de dicha tendencia es la concentración de capital en unas pocas manos. Resulta, sin embargo, que para llevar a cabo esa expansión en la producción se requerirán más trabajadores y, para obtenerlos, los capitalistas tendrán que competir entre ellos, lo que provocará una subida en los salarios y un descenso en los beneficios, que se intentará contrarrestar sustituyendo obreros por máquinas. Pero como los beneficios están constituidos por la diferencia entre los costes del trabajo y lo que se percibe por las ventas de los productos, el margen de beneficios seguirá reduciéndose al haber menos trabajadores de quien extraer la plusvalía, por lo que independientemente del camino que elija el capitalista sus beneficios disminuirán y las crisis serán cada vez más acusadas.

En definitiva, este proceso se volverá cada vez más violento, hasta que las contradicciones se vuelvan insostenibles, y el sistema (según Marx) o bien sentirá la hecatombe en sus carnes o bien evolucionará por necesidad al socialismo o comunismo.

3.3. El sistema de economía mixta

En la realidad no existen economías de mercado puras o economías de planificación centralizada puras. Todas las economías reales suelen ser mixtas, con distintos grados de confianza sobre los mercados o la planificación centralizada. Así, la aparición del Estado con políticas intervencionistas cada vez más acentuadas, ha transformado el sistema de economía de mercado en un sistema mixto, en el que si bien prima el mercado como

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

12

criterio para asignar los recursos, el Estado interviene en la actividad económica regulando

su funcionamiento.

Vamos a analizar cómo resuelve este sistema económico los tres problemas básicos:

¿Qué producir y en qué cantidad?: al igual que en el sistema de economía de mercado la asignación de la mayoría de los recursos se llevará a cabo en el mercado a través de las decisiones de los agentes económicos privados, pero el Estado tendrá un papel importante en la producción de bienes y servicios de interés social, como la educación y la sanidad y, a su vez, puede intervenir en la formación de precios tanto en el mercado de bienes y servicios como en el mercado de factores, con la finalidad de favorecer el interés general.

¿Cómo producir?: al igual que en la economía de mercado, primará la eficiencia en la producción, pero en las empresas de capital público el móvil principal será la consecución del interés social.

¿Para quién producir?: vendrá determinado, en su mayor parte, por el mercado de factores, pero el Estado interviene en la distribución de la renta a través de impuestos y transferencias (prestaciones por desempleo, pensiones de jubilación, etc.), con el objetivo de que dicha distribución sea más equitativa.

A pesar de ser el sistema imperante en la gran mayoría de los países, no ha resuelto

adecuadamente determinadas cuestiones como las siguientes:

Los

fallos

del

externalidades.

mercado:

mercados

concentrados,

bienes

públicos

y

Inestabilidad cíclica del sistema.

El problema del desempleo.

Los problemas medioambientales.

Las desigualdades en la distribución de la renta

El problema del Tercer Mundo y el subdesarrollo.

En lo referente al Estado español, éste ha llevado a cabo distintas acciones planificadoras con el fin de coordinar la actuación de sectores concretos como, por ejemplo, el sector eléctrico. Por otro lado, a través de políticas industriales se está haciendo especial hincapié en la mejora de la competitividad exterior, a través de un mayor esfuerzo en innovación tecnológica, que permita incrementar la productividad de los factores.

Por último, en lo relativo a la distribución de la renta ha desarrollado un amplio sistema de prestaciones de la Seguridad Social y de servicios sociales suministrados de forma colectiva, que tienden a elevar el nivel de vida de las clases sociales menos privilegiadas y a garantizar un nivel mínimo de bienestar a los ciudadanos.

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

13

PENSAMIENTO ECONÓMICO

La Escuela Keynesiana.

La base de esta escuela es el propio John Maynard Keynes (1883-1946) y su obra “Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero”.

El punto de partida de Keynes es que la economía no tiende por sí misma al pleno empleo de recursos, por lo que el Estado debe intervenir con objeto de estabilizar la economía. Así, para fomentar el empleo, el Estado puede regular el tipo de interés a la baja para que crezcan las inversiones o bien redistribuir la renta con el objeto de aumentar los gastos de consumo. Si estas medidas fuesen insuficientes, en última instancia puede incrementar el Gasto Público. De esta manera, crecerán tanto la renta como el empleo.

De este modo, la inestimable aportación de Keynes consiguió adecuar la economía a los cambios de la sociedad moderna, mediante un nuevo liberalismo que, aun manteniendo el sistema de libre empresa, da al Sector Público un protagonismo que le había sido negado por clásicos y neoclásicos.

3.4. Comparativa de los sistemas económicos. Ventajas e inconvenientes.

Una vez analizados los sistemas económicos más relevantes, el siguiente cuadro refleja las ventajas e inconvenientes que presentan cada uno de ellos.

   

SISTEMAS ECONÓMICOS

 
 

Economía de Mercado

   

Planificación Centralizada

 

Economía Mixta

Toma de

Agentes económicos privados (productores

El Estado

 

El mercado y el Estado

decisiones

y consumidores)

   
 

- Los agentes económicos pueden elegir,

-

Altos niveles de empleo

 

- Libertad de acción para consumidores y productores - El Estado puede intervenir

Ventajas

producir y consumir libremente según sus preferencias y disponibilidades

- población cubiertas

Necesidades

básicas

de

la

-

Sistema de precios, que regula excedentes

- Distribución de la renta igualitaria

para corregir los desajustes del mercado

 

y

escaseces

   

-

Sistema de incentivos

   
 

-

Desigual distribución de la renta

 

- Errores de previsión

 

- Los mismos que los otros dos sistemas, en función del peso específico que tengan el

-

Fallos

del

mercado:

bienes

públicos,

- Escasa capacidad de reacción y

Inconvenientes

externalidades y competencia imperfecta

 

de adaptabilidad

 

- Inestabilidad cíclica del sistema

- Falta de incentivos

Estado y el mercado en cada

- Publicidad,

que

puede

manipular

los

- Excesiva burocracia

 

país

gustos y preferencias de los consumidores

- Altos niveles de ineficiencia

UNIDAD 2 – SISTEMAS ECONÓMICOS - IES MARÍA MOLINER CURSO 2007-08 MATERIAL ELABORADO Y CEDIDO POR L. J. HERAS

14

Actividades.

1. ¿Cuáles son los tres problemas económicos básicos a los que se enfrenta cualquier sociedad?

2. ¿Qué inconvenientes presenta la

tradición a la hora de afrontar problemas económicos?

los

3. ¿Qué

se

económico?

entiende

por

sistema

4. ¿Cuáles son las características más importantes del sistema de economía de mercado?

5. ¿Cómo se puede desincentivar el consumo de un producto determinado en un sistema de planificación centralizada?

6. ¿Cómo se lleva a cabo la distribución de la renta en un sistema de economía de mercado?

7. Explica con tus propias palabras en qué consiste el “principio de soberanía del consumidor”. ¿En qué sistema económico se da dicho principio?

8. ¿Cómo se regulan los excedentes en un sistema de economía de mercado?

9. Comenta la siguiente frase: “El ensanchamiento de las funciones del Estado, necesario para la adaptación recíproca de la propensión a consumir y de la incitación a invertir, parecería (a algunos) una horrible infracción de los principios individualistas. Este ensanchamiento nos parece lo contrario y el único medio para evitar la destrucción completa de las instituciones económicas actuales, y la condición para un feliz ejercicio de la iniciativa individual.”

a)

¿A

pertenece?

qué

autor

crees

que

b) ¿Crees

la

intervención del Estado en la economía?

que

defiende

10. Describe brevemente el sistema de distribución de la producción basado en los precios intervenidos.

11. A tu juicio, ¿cuáles son los principales inconvenientes del sistema de economía de mercado?

12. En

sistema de planificación

centralizada, ¿tienen las empresas incentivos para llevar a cabo actividades innovadoras? Razona tu respuesta.

el

13. ¿Por qué crees que la publicidad es una limitación de la economía de mercado?

14. ¿Pueden quebrar las empresas en el sistema económico de planificación centralizada? Razona tu respuesta.

15. Comenta la siguiente frase: “El capitalismo está cavando su propia tumba. La centralización de los medios de producción y la socialización del trabajo llegan a un punto en que son ya incompatibles con su envoltura capitalista. Esta envoltura estalla. Suena la hora de la propiedad capitalista. Los expropiadores son expropiados”.

que

a) ¿A

qué

autor

crees

pertenece?

b) ¿Qué sistema económico crees que defiende?

PREGUNTAS VERDADERO O FALSO

PREGUNTAS TIPO TEST

1.

Los

sistemas

de planificación

1. ¿Cuál de estos autores no pertenece a

a) Keynes

centralizada se caracterizan por la no intervención del Estado en las decisiones económicas.

la Escuela Clásica?:

 

b) Adam Smith

 

2.

En los sistemas económicos mixtos la

c) David Ricardo

propiedad de los medios de producción es del Estado.

d) John Stuart Mill

 

2. En

un

sistema

económico

de

3.

Una de las limitaciones del sistema de

Las empresas de las economías de

planificación

centralizada,

las

economía de mercado es la desigual

empresas:

 

4.

distribución de la renta.

planificación centralizada tienen como

a) Buscan la eficiencia en la producción.

b) Tienen como objetivo maximizar beneficios.

principal objetivo la maximización de beneficios.

c) Han de cumplir los objetivos de la agencia de planificación.

5.

En España el sistema económico actual es el de economía de mercado.

d) Ninguna de las anteriores.

 

6.

La Escuela keynesiana defendía la

3. Un sistema productivo eficiente será aquel:

intervención del

Estado

en

la

economía.

 

a) Que cumpla sus objetivos de

7.

Cuando Adam Smith formuló el

producción independientemente de los recursos que utilice.

término “mano invisible”, se refería al Estado como asignador de recursos.

b) Que sea capaz de producir cualquier bien.

8.

En un sistema de economía de mercado, cuando los consumidores

c) Que sea capaz de sacar el máximo provecho de los recursos de los que dispone.

varían sus gustos o preferencias están decidiendo qué debe producirse.

d) Ninguna de las anteriores.

 

9.

4. Un sistema de economía mixta se caracteriza por lo siguiente:

10.

Uno de los principales problemas del sistema económico de planificación

centralizada es su excesiva burocracia.

a) La inexistencia de fallos de mercado.

b) Un año toman las decisiones los agentes económicos privados y al

c) En parte es una economía

En un sistema de economía de mercado los agentes económicos privados (familias y empresas) persiguen el interés social.

año siguiente el sector público.

desarrollada y en parte está en vías de desarrollo.

11.

El principio del “laissez faire, laissez passer” es propio de la Escuela Clásica.

d) Colaboración del sector público con los agentes económicos privados en las decisiones económicas.

El fracaso de la planificación central

El año 1989 enseñó al mundo lo que muchos economistas venían argumentando desde mucho tiempo atrás:

la superioridad del sistema de precios de mercado sobre el método de organización de la actividad económica basado en la planificación central. El fracaso de la planificación central tuvo muchas causas, pero cuatro fueron especialmente significativas.

El fracaso de la coordinación

En las economías planificadas centralmente, un grupo de planificadores intenta coordinar todas las decisiones económicas sobre producción, inversión, comercio y consumo, que deberían ser tomadas por los productores y consumidores de todo el país. Esto se reveló como una tarea imposible de realizar con un grado razonable de eficiencia. Cuellos de botella en la producción, escasez de algunos bienes y excedentes de otros plagaron toda la Unión Soviética durante décadas. Por ejemplo, en 1989 gran parte de una abundante cosecha se pudrió en las granjas por culpa de la escasez en los medios de transporte y en el almacenamiento, y durante muchos años hubo una amplia oferta de televisores en blanco y negro y gran escasez en papel higiénico y jabón.

Friedrich von Hayek (1899-1992), un crítico persistente de la planificación central, sugirió una analogía con una batalla para comparar el sistema de mercado con la planificación central. En un ejército, los soldados sólo se pueden mover en la dirección y magnitud que les ordena un general que opera desde el centro; en otro ejército, los soldados reciben los objetivos generales y se les pide que respondan adaptándose a las situaciones que se les planteen. Está claro quién ganará la batalla.

El fracaso de los controles de calidad

Los planificadores centrales pueden conocer cuál es el número de unidades producidas por cualquier empresa y, en consecuencia, premiar a aquellas que cumplen con los objetivos de producción y castigar a aquellas otras que producen demasiado poco. Pero es mucho más complicado para ellos conocer el nivel de calidad que se consigue. Un problema soviético constante fue, en consecuencia, la producción de bienes de baja calidad. Los directores de las empresas estaban preocupados en cubrir las cuotas que se les asignaban por todos los medios disponibles, y una vez que los productos salían de sus empresas lo que les ocurriera a esos bienes ya no lo consideraban de su incumbencia. De esta forma, el problema de la calidad llegó a ser tan serio que muy pocos de los productos

manufacturados en la Europa del Este podían soportar la recientemente permitida competencia de los bienes, de calidad superior, producidos en las avanzadas sociedades de mercado.

En las economías de mercado, la baja calidad de los productos es penalizada con un descenso de las ventas, y los minoristas pronto dan la señal de alarma a los directivos de la empresa desplazando sus pedidos hacia otros oferentes de mayor calidad. Los incentivos que obviamente se desprenden de una discrecionalidad de compra del sector privado son inexistentes por lo general en una economía dirigida, donde los pedidos y las ventas son decididos y planificados centralmente.

Los incentivos equivocados

En las economías de mercado, las compensaciones y salarios relativos proveen los incentivos para que el factor trabajo se desplace de un lugar a otro, y la posibilidad de perder el trabajo es un incentivo para trabajar diligentemente. Éste es un duro mecanismo que castiga a los perdedores con disminuciones de sus ingresos (aunque los programas sociales establecen un techo al castigo económico que se puede sufrir). En las economías planificadas, los trabajadores normalmente tienen seguridad en el trabajo. El desempleo en el sector de la industria es poco común, e incluso cuando se da se les suelen encontrar nuevos trabajos a aquellos que los han perdido. Aunque el elevado nivel de seguridad en el trabajo sea atractivo para muchos, se ha revelado como incapaz de proveer los incentivos suficientes para que se trabaje en tales condiciones de una forma razonablemente eficiente. En palabras del historiador de Oxford Timothy Garton Ash, quien escribió crónicas como testigo de la evolución de la Europa del Este entre 1980 y 1990, el contrato social entre los trabajadores y el gobierno en los países del Este era “We pretend to work, and you pretend to pay to us” (“Nosotros simulamos que trabajamos y vosotros hacéis ver que nos pagáis”).

Como consecuencia de la inexistencia de un sistema de incentivos en el trabajo, las diferencias en los ingresos no suponen el incentivo que se da en un mercado libre. En su lugar, las diferencias en los ingresos fueron utilizadas por los miembros del partido para hacer respetar sus reglas. La diferencia mayor en los niveles de ingresos se daba entre los miembros del partido y los que no lo eran. Los primeros tenían acceso a privilegios tales como tiendas especiales en las que se podían comprar productos importados, hospitales especiales en los que el cuidado médico y sanitario era más eficiente, y lugares de descanso especiales en los que podían pasar sus vacaciones. En contraste, los que no eran miembros del partido no tenían ninguno de esos privilegios.

La degradación ambiental

La consecución de los planes de producción se convirtió en el objetivo primordial de las economías planificadas, excluyendo con ello muchos otros objetivos como el del medio ambiente. Como resultado, en todos los países del Este se dio una degradación ambiental a una escala desconocida en las naciones occidentales. Un ejemplo especialmente preocupante es lo que ocurrió en Asia Central, donde las elevadas cuotas de producción de algodón que se establecieron condujeron al uso indiscriminado del regadío y los plaguicidas. A consecuencia de ello, ahora se detectan problemas físicos en uno de cada tres recién nacidos, y el enorme Mar de Aral se ha desecado en gran parte, causando incalculables efectos medioambientales.

El fracaso en la protección del medio ambiente ha sido el resultado de una combinación de la presión ejercida para lograr lo planificado y la falta de un mercado político. El proceso democrático permite a los ciudadanos expresar sus opiniones sobre el uso de los recursos escasos para proteger el medio ambiente. A pesar de que el sistema puede ser imperfecto, en las economías de mercado democráticas el resultado en la protección del medio ambiente en las economías de mercado ha sido ampliamente superior al conseguido en las economías dirigidas.

(“Economía positiva”. Richard G. Lipsey y K. Alec Chrystal).

Actividades sobre el texto

1. A tu juicio, ¿por qué los productos de Europa del Este no podían competir en calidad en los mercados internacionales?

2. ¿Qué tipo de incentivos defienden los autores del texto?

3. ¿Por qué se dio tal grado de degradación ambiental en los países del Este?