Sie sind auf Seite 1von 1

No se puede negar que las nuevas tecnologías han propiciado un cambio de intereses

de la audiencia respecto a su consumo mediático. Esto afecta a los medios


tradicionales, pero tal vez en mayor medida a la prensa escrita.

Debido a que ahora es más fácil publicar contenidos, cualquier usuario, en la red,
es un informador potencial. Todo el mundo tiene hueco en este mundo, lo que puede
generar la sobreproducción de información de la que tanto hemos oído hablar.

Así, el verdadero trabajo de un periodista digital consiste en filtrar esa


información, en gestionarla de manera que al lector no le llegue un bombardeo
informativo sin ningún tipo de criterio fiable. Más esta tarea de filtración que
la de elaboración de contenidos es lo que debería ocupar las jornadas de trabajo
de este tipo de periodistas.

Pero Internet no sólo es esa red que dificulta, por su amplitud, la jerarquización
y análisis de información, sino que puede simplificar la tarea de búsqueda
documentación, imágenes y sonidos y verificar noticias, entre otras.
En la actualidad, y basándose en los porcentajes decrecientes de los periódicos
impresos, parece que son los diarios digitales los que marcan las pautas del mundo
de la comunicación, aunque este tipo de afirmaciones aún se pueden discrepar.

Aun así, prueba de ello es que, cada vez más, los medios tradicionales se están
digitalizando. Casi todos los diarios tienen una versión digital, creada con el
fin de reinventarse y no quedarse atrás ante tantas modernizaciones. Y es que ya
se sabe que la tecnología va mucho más rápido que la mente humana que la creó, y
en el caso de Internet, la velocidad es vertiginosa.

En esta línea, también han nacido diarios que son exclusivamente digitales, como
Libertad Digital, Periodista Digital, El Confidencial, IBL News, Estrella Digital…
Y esto sólo en el ámbito local de Madrid. En esta página en concreto, la de
Libertad Digital (http://www.libertaddigital.com/), el usuario puede encontrar
diversos contenidos como una sección multimedia, juegos, una sección de
participación que incluye blog, chat, foro, etc., una hemeroteca… Y también
diversas secciones (de salud, profesionales, Internet, motor), entre las que se
encuentra, como no podía ser de otra forma, la de Religión.

El diseño opta por la agrupación de información en forma de sumarios, pudiendo


acceder a la información completa en un solo click. Aparte de esto, la web es rica
en contenidos publicitarios de productos muy diversos (una agencia de viajes,
libros, centros comerciales…), ya que ésta es la forma en que este tipo de medios
subsisten. Como dato, cabe añadir que publican bajo licencia copyright.

Estos medios digitales están enfocados, más que ninguno, a interactuar con el
usuario/lector. Esto se ve claro en la cantidad de contenidos, tanto escritos como
en otros formatos de apoyo como pueden ser los vídeos, que, aunque en principio
formen parte de un complemento de la información redactada, pueden convertirse en
un sustituto del medio televisivo informativo.