Sie sind auf Seite 1von 4

EL BAROMETRO DE LA FE

Por: Jorge Villavicencio

MISION CARISMATICA AL MUNDO

www.mcmcolombia.org
Cali: Colombia
EL BAROMETRO DE LA FE
Por: Jorge Villavicencio

Introducción:

¿Cómo esta tu fe?, Qué temperatura tiene tu fe, bajo cero, o sobre cero?, mas
vale que avivemos el fuego de la fe para que alcance una buena temperatura
para poder afrontar las tribulaciones de la vida.

Texto: 1Reyes 18:41-46

Por tres años y seis meses, Dios había mandado un gran juicio contra el pueblo
de Israel debido a los muchos pecados pero el pueblo se arrepintió y volvió a
consagrarse a Jehová Dios.

1 Reyes 18:38-39 “Entonces cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la


leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja. Viéndolo
todo el pueblo, se postraron y dijeron: ¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!”

Dios cumple su promesa volviendo a bendecir a su pueblo con lluvias


abundantes.

LA FE OYE LO QUE NADIE OYE:

1Reyes 18:41 “Entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una lluvia
grande se oye”.

Hasta ese momento no estaba cayendo ni siquiera una pequeña gota de lluvia, el
cielo continuaba rígido como bronce, como hierro. Por tres años y medio no
EL BAROMETRO DE LA FE| www.mcmcolombia.org

había caído ni siquiera una tenue llovizna, sin embargo a diferencia de los oídos
sordos de los habitantes de Israel, el único que escuchaba el rugido atronador de
un diluvio de bendición era Elías.

Acab no escuchaba esa lluvia, pero el profeta que tenía los sentidos agudizados
si la percibía, porque la fe oye, lo que nadie oye.

Bartimeo el ciego, oyó la voz del divino caminante, que rodeado de una
compacta multitud caminaba por el sendero rumbo a Jericó.

Marcos 10:47 “oyendo que era Jesús Nazareno, comenzó a dar voces y a decir:
¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!”

Todos conocemos la historia de cómo los mismos discípulos lo regañaron por


atreverse a invocar al maestro y “molestarlo”, sin embargo Jesús no lo regaña
antes bien le otorga la petición solicitada, diciéndole; “vete tu fe te ha salvado”.

1
Había muchísimos mendigos al borde del camino, pero solo fue sano Bartimeo,
porque el escuchó, oyó la voz de Jesús.

¿Oyes tú con los oídos de la fe, las bendiciones que están en camino?, ¿Oyes los
pasos del maestro que camina al borde de tu necesidad? O es que
desafortunadamente estas con los oídos pesados como lo expresa:

Mateo 13:15 “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos
oyen pesadamente.”

Es menester, pues, agudizar nuestros oídos espirituales, saturarnos de fe,


sabiendo que la fe es por el oír, y el oír la palabra de Dios.

Con razón Jesucristo amonestaba: “El que tiene oídos para oír, oiga”. Lucas 8:8

Con razón el apóstol Pablo amonestaba y advertía:

Hebreos 4:2 “Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva


como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe
en los que la oyeron”.

LA FE ORA Y AYUNA MIENTRAS OTROS COMEN Y BEBEN:

1 Reyes 18:42“Acab subió a comer y a beber. Y Elías subió a la cumbre del


Carmelo, y postrándose en tierra, puso su rostro entre las rodillas”.

Interesante este versículo que contrapone dos actitudes antagónicas: Ambos


necesitaban lluvia, tanto Acab, el rey, como el profeta Elías. El primero se
dedicaba a la indulgencia, el segundo a la soledad del Carmelo y a la oración y al
ayuno.

Encontramos que una base bíblica para afirmar que la oración juntamente con el
ayuno va mermando paulatinamente la incredulidad, haciendo crecer

EL BAROMETRO DE LA FE | www.mcmcolombia.org
progresivamente la fe. En el evangelio según San Marcos 9, encontramos que los
discípulos no pudieron sacar un espíritu que estaba atormentando a un joven
hasta que Jesús tomo el control de la situación y echó fuera este demonio, los
discípulos indagaron al maestro sobre la razón de su fracaso. Él les responde
claramente: “ustedes no pudieron sacar este demonio por falta de fe, ya que
este genero no sale sino con ayuno y oración”.

Concluimos, pues que el ayuno juntamente con la oración esta íntimamente


relacionado con el fortalecimiento de la fe. Marcos 9:29 “Y les dijo: Este género
con nada puede salir, sino con oración y ayuno”.

LA FE MIRA LO QUE NADIE VE:

1Reyes 18:43 “Luego dijo a su criado: Sube ahora y mira hacia el mar. Él subió,
miró y dijo: No hay nada. Pero Elías le ordenó de nuevo: Vuelve siete veces”.

Elías orienta su dialogo hacia su criado, hacia su servidor, instruyéndole que mire
hacia el mar. El criado observa en lontananza y no percibe nada, pero Elías tenia
una visión diferente. Elías observaba una lluvia torrencial, un diluvio de

2
bendiciones, lluvias de fertilización y de abundancia, mas esa visión era ajena al
criado.

Elías podía ver lo invisible porque estaba lleno de la presencia de Dios, por tanto
las visiones de Dios golpeaban su mente consagrada y su corazón enfervorizado.

El profeta Eliseo discípulo de Elías había aprendido a ver lo invisible, para creer
en lo imposible, es por eso que el le dijo a su criado cuando vio el ejército
enemigo atacando o amenazando a los hombres: “Más son los que están con
nosotros, que los que están con ellos” y luego oró para que Dios abriera los ojos
de éste y pudiera ver el mundo invisible. Y efectivamente él pudo percibir
después de esa oración que había miles y miles de carros celestiales y angélicos
salvaguardando sus vidas.

LA FE PERSEVERA MIENTRAS OTROS DESMAYAN:

1Reyes 18:44 “A la séptima vez el criado dijo: Veo una pequeña nube como la
palma de la mano de un hombre, que sube del mar. Elías dijo: Ve y dile a Acab:
“Unce tu carro y desciende, para que la lluvia no te lo impida”.

El profeta Elías instruye al criado que volviera siete veces a observar el


horizonte. Al cabo de la séptima vez el criado observa una nube del tamaño de
una mano, pero Elías, sabia que no era del tamaño de una mano. En el mundo
natural, en el mundo de lo terrenal, si era del tamaño de una mano, pero en el
mundo de la fe, en el mundo de lo espiritual, esa nube era del tamaño de un
trasatlántico, es por eso que alerta con inmediatez extrema al rey Acab a que
prepare su carruaje y fuera rápidamente a la ciudad de Jezreel.

La Biblia nos dice que la fe y la paciencia heredan las promesas. Podríamos


parafrasear la fe y la perseverancia, heredan las promesas. Siete veces tuvo que
rodearse la ciudad de Jerusalén para que ésta cediera su resistencia a los
ejércitos celestiales.
EL BAROMETRO DE LA FE| www.mcmcolombia.org

Siete veces tuvo que zambullirse Naaman venciendo el orgullo para dar cabida a
la fe.

Más que una exigencia aritmética, el insistir siete veces, es un principio de


perseverancia y de persistencia.

Charles Karlson desarrolló el proceso de la fotocopia en 1938 pero tuvo que


perseverar por 21 años antes que la primera fotocopiadora Xerox fuera
manufacturada.

Chuck Yeager, en su primer vuelo como pasajero en un pequeño aeroplano, tuvo


nauseas y vomitó sobre el asiento trasero. Juró nunca mas subir a un avión pero
perseveró y se constituyó en el primer hombre que quebró la barrera del sonido
con un jet.