Sie sind auf Seite 1von 3

REDUCCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA MEDIANTE EL CAMBIO

TECNOLÓGICO EN LA ACTIVIDAD ALFARERA EN EL VALLE DE SOGAMOSO, BOYACÁ,


COLOMBIA

El Valle de Sogamoso se encuentra localizado en el centro de Colombia a 260 Km al noreste


de Santa Fe de Bogotá. La zona cubre un área de 23,189 km2 y cuenta con una población
cercana a los 150,000 habitantes. La principal actividad económica es la fabricación de ladrillo;
por lo que existen 140 hornos localizados en la zona urbana y 80 en el área rural, con una
producción anual de 5,002,504 unidades.
SITUACIÓN ACTUAL
Las empresas localizadas en la zona se caracterizan por ser predominantemente informales y
con tecnologías no apropiadas. Por lo tanto existe un elevado nivel de contaminación del aire
en el valle atribuible al consumo de carbón utilizado para la cocción de los ladrillos, que
asciende aproximadamente a 14,063 toneladas anuales. Los ineficientes sistemas de
combustión en los “chircales”, sitios donde se fabrican los ladrillos, son otra causa de la
degradación ambiental.
Los niveles de emisiones por la quema del carbón en la zona son los siguientes:
Promedio de emisiones atmosféricas (1996) *

Partículas (T/año) CO (T/año)** CO2 (T/año) SO2 (T/año) NOx (T/año)


678 3,940 1,690 1,318 216
*Estimadas de acuerdo al consumo de carbón
**Considerando una eficiencia de combustión de 29% en el horno de Fuego Dormido
En cuanto a la situación socioeconómica, se tiene que las ladrilleras son en su mayoría
organizaciones familiares con bajo nivel educativo, precarias condiciones de salud y difícil
acceso a servicios básicos. Esto condiciona a que los “chircales” sean un modelo económico
de subsistencia y no de acumulación; los ingresos de estas familias ascienden a US$1,475 al
año [1]. También cuentan con débiles esquemas de comercialización, falta de diversificación de
productos y uso ineficiente de la energía.
La ineficiencia de los sistemas de combustión causan grandes consumos de carbón
desperdiciando su potencial energético durante el proceso. Estos desperdicios del recurso
pueden disminuirse considerablemente al mejorar los sistemas de combustión; sin embargo, la
dificultad radica en la falta de voluntad por parte de los propietarios y en la informalidad del
sector.
La siguiente tabla presenta las eficiencias energéticas de diversos hornos utilizados para la
cocción del ladrillo:
Eficiencia energética de hornos*

Tipo de horno Kcal/Kg Kg carbón/unidad


Fuego Dormido** 2,800 2.8
Colmena 1,400 1.4
Zig Zag 500 0.5
Hoffman 450 0.45
Túnel 350 0.35
*Para la elaboración de la tabla se consideró carbón con un poder calorífico igual a 7,000 Kcal
y cada unidad de ladrillo con un peso de 7 Kg
** Horno más utilizado en el Valle de Sogamoso
ESTRATEGIAS
La estrategia general consistió en generar una serie de alternativas de solución:
• Mantener la situación actual en perjuicio del entorno incluyendo a los habitantes,
debido a los problemas de orden social que puedan presentarse al iniciar procesos de
transformación tecnológica.
• Crear parques industriales cuyo giro corresponda al indicado para la zona de acuerdo
al Plan de Ordenamiento Territorial de la región, que diferencia zonas residenciales de
las de explotación minera y de producción. Esta alternativa incluye reubicar industrias
de acuerdo con los usos del suelo, y el cambio radical de tecnologías empleadas por
sistemas más eficientes como puede ser el uso de otro tipo de hornos en la actividad
alfarera.
• Mejorar las condiciones de las ladrilleras sin afectar su actividad, situación que ha
detenido en varias ocasiones proyectos de mejoramiento tecnológico y ambiental. Esta
opción presenta una solución intermedia entre las anteriores.
ACCIONES IMPLEMENTADAS
La segunda alternativa fue la seleccionada para mejorar la problemática de la región; los
hornos de Fuego Dormido fueron sustituidos por los de tipo Colmena. Este cambio ofrece
algunos beneficios como la disminución del consumo de carbón y, por consiguiente, de las
emisiones correspondientes. Sin embargo, estos hornos muestran una deficiencia ya que
realmente solo utilizan 40% del total de la energía suministrada para la cocción del ladrillo,
mientras que 50% queda en los gases de combustión. Esto indica que el principal foco de
ineficiencia se encuentra en esta parte del proceso.
La propuesta formulada por PROPEL apuntó a hacer una optimización en el uso de la energía
en este tipo de hornos, mediante la recuperación de calor de los gases de combustión para el
precalentamiento del aire primario y la regulación de la relación aire/combustible. Al regular el
exceso de aire para que no sea superior a 100% y recuperar energía de los gases de
combustión de tal forma que éstos salgan a una temperatura inferior a 120 °C, se consiguen
ahorros hasta de 40% en el consumo de carbón. Así se obtiene una eficiencia de
funcionamiento cercana a la del horno Zig Zag con una inversión considerablemente menor.
RESULTADOS
El beneficio inmediato al cambiar un horno de Fuego Dormido por uno tipo Colmena operado
con recuperación de energía y regulación del exceso de aire, es la disminución en el consumo
de carbón de 2.8 a 0.8 Kg carbón/unidad. Tomando como referencia la producción media anual
actual se tiene una reducción considerable en el consumo de carbón al cambiar de horno:
Horno de Fuego Dormido: 14,063 T/año.
Horno Colmena: 4,018 T/año.
De los datos anteriores se obtiene una disminución de 70% en el consumo de carbón. Gracias
al concepto de núcleos productivos es posible aumentar sensiblemente la producción,
disminuyendo el impacto que puede tener la actividad alfarera en el medio ambiente por
concepto de emisiones de gases y partículas.
Bajo este esquema las emisiones anuales provenientes de sistemas mejorados son:
Emisiones estimadas mejorando la eficiencia de combustión en hornos

Partículas (T/año) CO (T/año)* CO2 (T/año) SO2 (T/año) NOx (T/año)


34 160 1,446 53 36
*Considerando 90% de eficiencia de combustión en el horno de Fuego Dormido
Por último, y para resumir los beneficios del cambio tecnológico, se presenta un cuadro
comparativo de los indicadores de ecoeficiencia utilizando tecnología convencional, contra los
obtenidos con la tecnología más limpia:
Indicadores de ecoeficiencia

Factor Tecnología Tecnología Porcentaje de


convencional Más Limpia disminución (%)
T materia prima/T producto 1.17 0.9 20
J / T producto 11,725.3 3,350.1 70
* Horno Colmena mejorado
CONCLUSIONES
Dada la situación actual del Valle de Sogamoso, el de mayores índices de contaminación
atmosférica en Colombia, resulta necesario el inicio de procesos de reconversión que permitan
mejorar tanto la situación ambiental, como la eficiencia energética del sector alfarero.
Los datos sobre el mejoramiento energético de los hornos corresponden a los obtenidos
mediante la aplicación de un Modelo para la Evaluación de Sistemas de Secado y Cocción en
la fabricación de ladrillo (MESSYC), desarrollado en la Universidad Nacional de Colombia con
el apoyo de PROPEL.
A través de la aplicación del MESSYC, fue posible evaluar el funcionamiento actual de los
hornos. También fue posible predecir su comportamiento al introducir algunos cambios
tendientes al mejor uso de la energía en las diversas etapas de producción, tales como
recuperación de calor en gases, precalentamiento y regulación del exceso de aire primario.
El modelo de núcleos productivos aún no se ha implementado debido a los problemas
socioculturales que se mencionaron; sin embargo en la actualidad, y debido al interés que
existe por mejorar la situación de estos pequeños productores, se están adelantando gestiones
para iniciar su aplicación. Esta solución nació de las experiencias de trabajo de PROPEL con
los ladrilleros de Ibagué y los del Valle de Sogamoso, razón por la cual existe la certeza de que
es la mejor manera para que estas industrias se integren al camino de la ecoeficiencia con
todos los beneficios que esto genera.
GLOSARIO [2]
Horno de Fuego Dormido: Horno artesanal compuesto por una bóveda semicircular en donde
se apilan los ladrillos dejando espacios para las ventanas de ventilación y salida de los gases
de combustión.
Horno Colmena: Horno intermitente con techo redondo, chimenea, puerta de carga y de tres a
cinco quemadores distribuidos simétricamente en el contorno del horno dependiendo de su
capacidad.
Hornos Zig Zag y Hoffman: Hornos de tipo continuo y de alta producción. El tipo Zig Zag está
compuesto por más de dos cámaras con quemadores que se localizan en la parte superior del
horno, mientras que tipo Hoffman tiene dos largas galerías con bóvedas de cañón conectadas
en sus extremos por pasa fuegos. En estos hornos la llama es móvil y la carga estática.
Horno Túnel: Horno formado por una galería revestida de ladrillo refractario, por la que pasan
plataformas a través de las tres secciones del horno (precalentamiento, cocción y
refrigeración), en donde reposan las pilas de ladrillos. En este horno la carga es móvil y las
zonas de cocción fijas.
CONTACTO

Ing. Carlos Humberto Barragán


PROPEL
Carrera 12 # 93-31 Oficina 406
Bogotá, Colombia
Tel. (57-1) 622 1314/1336
Fax (57-1) 622 1247
Correo electrónico:
propel@colomsat.net.co