Sie sind auf Seite 1von 51
INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL UNIDAD PROFESIONAL INTERDISCIPLINARIA DE INGENIERÍA Y CIENCIAS SOCIALES ADMINISTRATIVAS INGENIERÍA INDUSTRIAL INGENIERÍA DE

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL UNIDAD PROFESIONAL INTERDISCIPLINARIA DE INGENIERÍA Y CIENCIAS SOCIALES ADMINISTRATIVAS INGENIERÍA INDUSTRIAL INGENIERÍA DE

UNIDAD PROFESIONAL INTERDISCIPLINARIA DE INGENIERÍA Y CIENCIAS SOCIALES ADMINISTRATIVAS

INGENIERÍA INDUSTRIAL

INGENIERÍA DE MEDICIÓN DEL TRABAJO

CAPITULO III “ESTUDIO DE TIEMPO CON CRONOMETRO”

Mtra. Gpe. Esperanza Trejo Parada

Nov. 2005

ÍNDICE DEL CAPITULO III

ESTUDIO DE TIEMPOS CON CRONOMETRO

Objetivo

Nov. 2005 ÍNDICE DEL CAPITULO III ESTUDIO DE TIEMPOS CON CRONOMETRO Objetivo 3.1 Definición de Estudio
  • 3.1 Definición de Estudio de Tiempos con Cronometro

  • 3.2 Fase de Acercamiento

3.3. Fase Operativa

  • 3.4 Tipos de Cronometraje

  • 3.5 Numero de Ciclos a Cronometrar

  • 3.6 Sistema de Calificación de la Actuación

    • 3.6.1 Calificación por Elemento

      • 3.6.1.1 Por Velocidad

      • 3.6.1.2 Calificación Objetiva

  • 3.6.2 Calificación Global

    • 3.6.2.1 Por Nivelación

    • 3.6.2.2 Plan para Calificar Actuaciones

  • 3.6.3 Calificación Mixta

    • 3.6.3.1 Calificación Sintética

  • 3.7 Curva de Aprendizaje

    • 3.7.1 Procedimiento Analítico

  • 3.8 Calculo de Tiempo Normal o Básico

  • 3.9 Suplementos o Tolerancias

  • 3.9.1

    Concepto, Clasificación y Aplicaciones

    • 3.9.2 Por Necesidades Personales

    • 3.9.3 Por Proceso

    • 3.9.4 Por Políticas

    • 3.9.5 Por Especiales

    • 3.10 Calculo de Tiempo Estándar

    • 3.11 Estándares de Preparación

    Bibliografía

    CAPITULO 3 ESTUDIO DE TIEMPOS CON CRONOMETRO

    OBJETIVO:

    Aplicar

    y

    analizar

    la

    metodología

    del

    determinar el tiempo estándar.

    estudio

    de

    tiempos

    con

    cronometro

    para

    3.1. DEFINICIÓN DEL ESTUDIO DE TIEMPOS CON CRONÓMETRO

    El estudio del trabajo esta constituido por dos técnicas, las cuales son el estudio de métodos y la medición del trabajo.

    Uno de los objetivos importantes en un proceso productivo es la estandarización de las tareas u operaciones y esto se logra por medio de la técnica de la medición de trabajo.

    El estudio con cronómetro es el método más común empleado para medir el tiempo que se lleva una tarea. Se emplea para determinar el tiempo que necesita un operador promedio, trabajando a un ritmo normal en la ejecución de una tarea determinada.

    El fin del estudio, es la determinación del tiempo normal que se tarda en hacer una tarea, expresado en minutos por pieza.

    Es una técnica de medición de trabajo empleada para registrar los tiempos y ritmos de trabajo correspondientes a los elementos de una tarea definida, efectuándola en condiciones determinadas, y para los datos a fin de averiguar el tiempo requerido para efectuar la tarea según una norma de ejecución preestablecida.

    Recomendaciones para un Estudio de Tiempos.

    • 1. Cuando una lectura no es observada a tiempo, lo mejor es anularla y no tratar de adivinar su valor.

    • 2. Si el operario omite con constancia algún elemento o no los hace en el orden establecido, se deberá suspender el estudio.

    • 3. Cuando ocurriese un elemento extraño (interrupciones ocasionadas por algún empleado, por el supervisor o por una herramienta que se rompe, o el operario se para a tomar agua), se anotará la designación alfabética del elemento que sigue a la interrupción. Se utiliza la letra A para designar el primer elemento extraño, la letra B para el segundo y así sucesivamente; haciendo una breve descripción del mismo.

    4.

    Algunos elementos que pueden presentarse y tenerse como extraños al ser estudiados resultan estar estrechamente conectados con el trabajo. En tales casos el elemento debe considerarse como irregular.

    El estudio de tiempos exige cierto material fundamental, a saber:

    Un cronómetro

    Un tablero de observaciones

    Formularios de estudio de tiempos

    Estos son los útiles que debe llevar en todo momento el especialista, pero además tendrá en su oficina:

    Una pequeña calculadora

    Un reloj exacto con segundero

    Instrumentos para medir: cinta métrica, regla de metal, micrómetro, balanza de resortes, tacómetro (contador de revoluciones) y quizá otros instrumentos afines, según el tipo de trabajo que estudie.

    CRONÓMETRO

    Se usan generalmente dos tipos de cronómetro para el estudio de tiempos: el cronómetro ordinario y el cronómetro con vuelta a cero. A veces se emplea el cronómetro de registro fraccional de segundos u otra unidad de tiempo.

    Sistema de Unidades

    A veces se emplea el cronómetro de registro fraccional de segundos (MKS) u otra unidad de tiempo como con el cronometro de minuto decimal 1/100 (minutos) y con el cronometro hora decimal (horas).

    Para

    el

    Estudio de Tiempos se usan

    generalmente dos tipos de cronómetros: el

    cronómetro ordinario y el cronómetro con vuelta a cero.

    Legibilidad

    Los cronómetros mecánicos pueden tener una de las tres esferas graduadas siguientes:

    • 1. Para registrar un minuto por vuelta, a intervalos de 1/5 de segundo, con una manecilla que puede contar hasta 30 minutos.

    • 2. Para registrar un minuto por vuelta, con esfera graduada en 1/100 de minuto y una manecilla que puede registrar 30 minutos (cronometro de minuto decimal 0.01 min.)

    • 3. Para registrar 1/100 de hora por vuelta, con esferas graduadas en 1/10 000 de hora; una manecilla registra hasta una hora en 100 espacios (cronometro de hora decimal).

    También

    hay

    cronómetros

    con

    esferas

    de

    minuto

    decimal

    y

    una

    esfera

    auxiliar

    independiente, generalmente en rojo, graduada en segundos y quintos de segundo.

    Cronómetro Mecánico

    En este tipo de cronómetro se inicia o se detiene el movimiento por medio de una corredera (A) situada al lado de la corona para dar cuerda (B). Si se presiona la corona, las dos manecillas vuelven a cero sin que se detenga el mecanismo, y desde ese punto inmediatamente se ponen de nuevo en movimiento. Utilizando la corredera es posible detener las manecillas en cualquier punto de la esfera y hacerlas después reanudar la marcha al soltar la corredera, sin necesidad de volver a cero. Este tipo de cronometro puede utilizarse para cronometrar con vuelta a cero o en cronometraje acumulativo.

    También hay cronómetros con esferas de minuto decimal y una esfera auxiliar independiente, generalmente en rojo,
    También hay cronómetros con esferas de minuto decimal y una esfera auxiliar independiente, generalmente en rojo,

    Esfera Pequeña

    Manecillas

    Esfera

    grande

    Cronómetro electrónico

    Los cronómetros electrónicos son más prácticos estos proporcionan una resolución de 0.001 segundos y una exactitud de +0.002 %. Permiten tomar el tiempo de cualquier número de elementos individuales, mientras sigue contando el tiempo total transcurrido. Entonces, proporcionan tanto tiempos continuos como regreso a cero (botón c), sin las desventajas de los cronómetros mecánicos. Para operar el cronómetro, se presiona el botón superior (botón A). Cada vez que se presiona este botón aparece una lectura numérica. El presionar el botón de la memoria (botón B) se obtienen las lecturas anteriores.

    TABLERO PARA FORMULARIOS DE ESTUDIO DE TIEMPOS Es sencillamente un tablero liso, generalmente de madera contrachapada

    TABLERO PARA FORMULARIOS DE ESTUDIO DE TIEMPOS

    Es sencillamente un tablero liso, generalmente de madera contrachapada o de un material plástico apropiado, donde se fijan los formularios para anotar las observaciones. Deberá ser rígido y de u tamaño mayor que el más grande de los formularios que se utilicen. Puede tener un dispositivo para sujetar el cronómetro, de modo que el especialista quede con las manos relativamente libres y vea fácilmente el cronómetro. Las personas que no son zurdas colocan habitualmente el cronómetro en la parte superior derecha del tablero, que descansa en el antebrazo izquierdo, con el borde inferior contra el cuerpo, y el índice o el mayor de la mano izquierda listos para oprimir la corona cuando haya que ajustar el cronómetro. Otros prefieren sujetar el cronómetro con elásticos fuertes o tiras de cuero alrededor del anular y del mayor de la mano izquierda. Esos detalles dependen del gusto de cada uno; lo importante es que el cronómetro esté firmemente sujeto y se pueda consultar y manipular con facilidad. También se debe fijar al tablero una pinza para papeles que sostenga los formularios donde se hagan los apuntes.

    Cuando el tamaño del tablero no corresponde al del antebrazo, el que lo usa pronto se cansa. Por eso los especialistas prefieren mandarse hacer un tablero a la medida, una vez que han comprobado con la práctica cuál es el tamaño que les resulta más cómodo.

    FORMULARIOS PARA EL ESTUDIO DE TIEMPOS

    Los apuntes se pueden tomar en hojas en blanco, pero hay que trazar entonces los renglones cada vez. Mucho más cómodo es emplear formularios impresos, todos del mismo formato, lo que además permite colocarlos en ficheros fáciles de consultar después, como lo exige un estudio de tiempos bien hecho. Por otra parte los formularios impresos (o policopiados) prácticamente obligan a seguir cierto método y no dejan, pues, omitir ningún dato esencial.

    Los principales modelos caen en dos categorías: los que se utilizan mientras se hacen las observaciones, de modo que deben de tener un formato adaptado al del tablero, y los que sirven después, en la oficina, cuando se han reunido ya los datos.

    FORMULARIOS PARA REUNIR DATOS

    Primera hoja (con membrete), en la cual figuran los datos esenciales sobre el estudio,

    los elementos en los que fue descompuesta la operación y los “cortes” que los separan entre ellos. También pueden anotarse los primeros ciclos del estudio mismo. Hoja siguiente, para los demás ciclos del estudio. Generalmente se imprimen las

    columnas en

    las dos

    caras

    de la hoja, pero en el reverso no se necesitan los

    encabezamientos.

    Estos dos formularios son los de uso más corriente, y juntos son suficientes para casi todos los estudios de tipo general. En cambio, tratándose de operaciones repetitivas de ciclo breve, es más cómodo emplear formularios con columbras especiales.

    Formulario para ciclo breve, del que se presentan dos ejemplos: un modelo sencillo que se presta para estudiar casi todos los trabajos corrientes de ciclo breve; y otro mas complicado y se basa en un modelo usado comúnmente en los Estados Unidos, que da mejor resultado cuando el trabajo de ciclo breve es más bien la regla que la excepción.

    FORMULARIOS PARA ESTUDIAR LOS DATOS REUNIDOS

    Hoja de trabajo, para analizar los datos anotados durante el estudio y hallar tiempos representativos de cada elemento de la operación. Hojas de resumen del estudio, donde se transcriben los tiempos, seleccionados o

    deducidos, de todos los elementos, con indicaciones de su respectiva frecuencia. Como su nombre lo indica, esta hoja permite resumir claramente los apuntes tomados. Hoja de análisis de los estudios, donde se transcriben, a partir de las hojas de

    resumen, los datos de todos los estudios efectuados sobre la operación del caso, independientemente de sus autores o del momento en que se hicieron. Esta es la hoja que sirve para computar es definitiva los tiempos básicos de los respectivos elementos de la operación. Los suplementos por descanso a menudo también se registran en una hoja especial.

    A continuación se presentan algunos tipos de formatos que se emplean para la toma de datos dentro del estudio de tiempos con cronometro:

    Logotipo de la empresa

    DEPARTAMENTO: SECCIÓN: ESTUDIO No. HOJA No: OPERACIÓN: TERMINO: INSTALACIÓN / MAQUINA: Núm.: COMIENZO: TIEMPO TRANSCURRIDO: HERRAMIENTAS
    DEPARTAMENTO:
    SECCIÓN:
    ESTUDIO No.
    HOJA No:
    OPERACIÓN:
    TERMINO:
    INSTALACIÓN / MAQUINA:
    Núm.:
    COMIENZO:
    TIEMPO TRANSCURRIDO:
    HERRAMIENTAS Y CALIBRADORES:
    OPERARIO:
    Núm.:
    PRODUCTO /PIEZA:
    Núm.
    OBSERVADO POR:
    PLANO Núm.:
    MATERIAL;
    FECHA:
    CALIDAD:
    AUTORIZADO POR:
    CONDICIONES DE TRABAJO:
    NOTA: Dibuje plano del taller al dorso.
    T.O.
    T.M.
    CICLO ( min.)
    F.C.
    T.N.
    S.
    T.E.
    No.
    ELEMENTO
    T.
    O
    1
    2
    3
    4
    5
    6
    7
    8
    9
    10
    OBSERVACIONES:

    Ve la Presentación 3.1 Estudio de tiempos con cronometro.

    Individualmente

    realiza

    la

    Evaluación

    espetrepa@yahoo.com.mx Regresa al Índice del Capítulo III

    del

    Aprendizaje

    3.1,

    envíala

    al

    correo

    • 3.2. FASE DE ACERCAMIENTO

    El primer paso para iniciar un estudio de tiempos se hace a través del jefe del departamento o del supervisor de línea. Después de revisar el trabajo en operación, tanto del jefe como el analista de tiempos deben estar de acuerdo en que el trabajo en operación esta listo para ser estudiado.

    Un aspecto muy importante a considerar es que de la técnica usada por el analista para establecer contacto con el operario, dependerá mucho la cooperación que reciba. A este trabajador deberá tratársele amistosamente e informársele que la operación va a ser estudiada. Debe dársele la oportunidad de que haga todas las preguntas que desee acerca de cosas como técnica de toma de tiempos, método de evaluación y aplicación de márgenes. En casos en el que el operario sea estudiado por primera vez, el analista debe responder a todas las preguntas sincera y pacientemente. Además, debe animar al operario a que proporcione sugerencias y, cuando lo haga, éstas deberán recibirse con agrado demostrándole que se respeta su habilidad y sus conocimientos.

    El analista debe mostrar interés en el trabajo del operario, y en toda ocasión ser justo y franco con su comportamiento hacia el trabajador.

    Una vez elegido el trabajo que se va a analizar, el estudio de tiempos consta de la fase de acercamiento la cual consta de dos etapas:

    1. OBTENER Y REGISTRAR toda la información posible acerca de la tarea, del operario y de las condiciones que puedan influir en la ejecución del trabajo.

    Antes de iniciar el estudio propiamente dicho deberá registrarse, a partir de lo observado, la información que se indica a continuación o los datos aplicables a la operación del caso.

    Es importante registrar toda la información pertinente obtenida por observación directa, por si acaso se debe consultar posteriormente el estudio de tiempos. Si la información es incompleta, el estudio puede ser prácticamente inútil a los pocos meses.

    Dicha información puede agruparse como sigue:

    Información que permita hallar e identificar rápidamente el estudio cuando se necesite:

    Número del estudio;

    Número de la hoja y, a veces, número de hojas;

    Nombre del especialista que hace el estudio;

    Fecha del estudio;

    Nombre de la persona que aprueba el estudio (jefe del departamento de estudio del trabajo, jefe de producción u otro superior competente).

    Información que permita identificar con exactitud el producto o pieza que se elabore:

    Nombre del producto o de la pieza;

    Número del plano o de la especificación;

    Número de la pieza (si no es del plano);

    Material;

    Condiciones de calidad.

    Información que permita identificar con exactitud el proceso, el método, la instalación o la máquina:

    Departamento o lugar donde se lleva a cabo la operación;

    Descripción de la operación o la actividad;

    Número de la hoja de estudio de métodos o de instrucciones (cuando existan);

    Instalación o máquina (marca de fabrica, tipo, tamaño o capacidad);

    Herramientas, plantillas, dispositivos de fijación y calibradores utilizados;

    Croquis del lugar de trabajo o de la maquinaria, y de la pieza, o de una u otra,

    mostrando las superficies trabajadas (al dorso del formulario o, caso necesario, en hoja aparte anexa al estudio); Velocidad y avance de la máquina u otros datos de la regulación que determinen el ritmo de producción de la máquina o proceso (como temperatura, presión, caudal, etc.). Es preferible que el capataz ponga su visto bueno en la hoja misma como confirmación de la exactitud de los datos.

    Información que permita identificar al operario:

    Nombre del operario;

    Número de la ficha del operario.

    Duración del estudio:

    Comienzo (hora en que se empieza el estudio);

    Término (hora en que termina el estudio);

    Tiempo transcurrido.

    Condiciones físicas de trabajo:

    Temperatura, humedad, buena o mala luz y demás datos que no figuren en el croquis

    del lugar de trabajo.

    2. REGISTRAR una descripción completa del método descomponiendo la operación en elementos.

    Después de registrar todos los datos sobre la operación y el operario necesarios para poderlos identificar debidamente más tarde y de comprobar que el método que se utiliza es adecuado o el mejor en las circunstancias existentes, el especialista deberá descomponer la tarea en elementos.

    Elemento es la parte delimitada de una tarea definida que se selecciona para facilitar la observación, medición y análisis.

    Es necesario detallar los elementos para poder:

    • 1. Separar el trabajo (o tiempo) productivo de la actividad (o tiempo) improductiva;

    • 2. Evaluar la cadencia de trabajo con mayor exactitud de la que es posible con un ciclo íntegro: el operario quizá no trabaje al mismo ritmo durante todo el ciclo y tienda a ejecutar ciertas operaciones más rápidamente que otras;

    • 3. Reconocer y distinguir los diversos tipos de elementos para ocuparse de cada uno según su tipo;

    • 4. Aislar los elementos que causan especial fatiga y fijar con mayor exactitud los tiempos marginales de descanso (suplemento por fatiga);

    • 5. Verificar más fácilmente el método, de modo que más tarde se note en seguida si se omiten o añaden elementos, para el caso de que haya protestas contra el tiempo tipo de la tarea;

    • 6. Hacer una especificación detallada del trabajo;

    • 7. Extraer los tiempos de los elementos que se repiten a menudo, como el manejo de los mandos de máquinas o el quita y pon de piezas en los dispositivos de fijación, a fin de poder establecer datos tipo.

    Ve la Presentación 3.2 Fase de Acercamiento.

    Individualmente

    realiza

    la

    Evaluación

    espetrepa@yahoo.com.mx Regresa al Índice del Capítulo III

    del

    Aprendizaje

    3.2,

    envíala

    al

    correo

    3.3. FASE OPERATIVA

    Una vez que el analista ha realizado el acercamiento correcto con el operario y registrado toda la información importante (debe anotarse toda la información acerca de las máquinas, herramientas de mano, plantillas o dispositivos, condiciones de trabajo, materiales en uso, operación que se ejecuta, nombre del operador y número de tarjeta del operario), está listo para tomar el tiempo en que transcurre cada elemento.

    El observador de tiempos debe colocarse unos cuantos pasos detrás del operario, de manera que no lo distraiga ni interfiera en su trabajo. Es importante que el analista permanezca de pie mientras hace el estudio. En el curso del estudio, el tomador de tiempos debe evitar toda conversación con el operario, ya que esto tendería a trastornar la rutina de trabajo del analista y del operario u operador de máquina.

    A continuación se presentan la serie de pasos o etapas de las cuales esta conformada la fase operativa dentro del estudio de tiempos:

    3. EXAMINAR ese desglose para verificar si se están utilizando los métodos y movimientos, y determinar el tamaño de la muestra.

    Es importante comprobar el método empleado por el operario. Si el propósito del estudio es fijar un tiempo tipo, ya se habrá hecho el estudio de métodos y se habrá establecido la hoja de instrucciones. En tal caso basta comparar lo que se hace de hecho con lo que especifica la hoja. Si el estudio se debe a que a que un operario se quejó de no lograr la producción fijada en el estudio anterior, habrá que comparar muy cuidadosamente el método del operario con el utilizado cuando se efectuó el primer estudio. Es frecuente comprobar en tales casos que el operario no se atienen a las instrucciones originales: talvez emplea otras herramientas u otro montaje, velocidad o avance de la maquinaria, o esta haciendo movimientos innecesarios, o bien han variad la temperatura u otras condiciones del proceso.

    En trabajos repetitivos de ciclo breve, como los efectuados en bandas transportadoras (montar piezas pequeñas, empaquetar galletas, clasificar baldosas), los cambios de método probablemente sean mucho mas difíciles de descubrir, porque a menudo se deben a que el operario mueve los brazos y manos en otra forma (cambio su esquema de movimientos), lo cual no se observa a simple vista y exige aparatos especiales para analizar el cambio.

    También

    se

    debe

    de

    determinar

    el

    tamaño

    de

    la

    muestra

    o

    el

    número

    de

    observaciones que deben efectuarse para cada elemento, dado un nivel de confianza y un

    margen de exactitud predeterminados.

    Para el

    caso

    de

    la determinación

    del tamaño

    de

    la muestra se puede utilizar

    un

    método

    estadístico

    o

    un

    método

    tradicional,

    que

    más

    adelante

    se mencionaran

    detalladamente.

    4. MEDIR el tiempo con un instrumento apropiado, generalmente un cronómetro, y registrar el tiempo invertido por el operario en llevar a cabo cada elemento de la operación.

    Una vez delimitados y descritos los elementos e puede empezar el cronometraje.

    Existen dos procedimientos principales para tomar el tiempo con cronómetro:

    Cronometraje acumulativo, y

    Cronometraje con vuelta a cero.

    En el cronometraje acumulativo el reloj funciona de modo interrumpido durante todo el estudio; se pone en marcha al principio del primer elemento del primer ciclo y no se lo detiene hasta acabar el estudio.

    En el cronometraje con vuelta a cero los tiempos se toman directamente: al acabar cada elemento se hace volar el segundero a cero y se lo pone de nuevo en marcha inmediatamente para cronometrar el elemento siguiente, sin que el mecanismo del reloj se detenga ni un momento.

    5. DETERMINAR simultáneamente la velocidad de trabajo efectiva del operario por correlación con la idea que tenga el analista de lo que debe ser el rito tipo.

    Cada clase de trabajos requiere cualidades humanas distintas: unos exigen agilidad mental, concentración, buena vista; otros, fuerza física, y la mayor parte, alguna destreza o conocimiento especial adquirido. No todos los obreros tienen las aptitudes necesarias para determinado trabajo, pero si la dirección aplica procedimientos serios de selección y buenos programas de capacitación para el puesto, normalmente se consigue que la mayoría de los trabajadores tengan dotes necesarias para desempeñar sus funciones. Se aproximaran entonces al trabajador calificado definido como:

    “Trabajador calificado es aquel de quien se reconoce que tiene aptitudes físicas necesarias, que posee la requerida inteligencia e instrucción y que ha adquirido la destreza y conocimientos necesarios para efectuar el trabajo en curso según normas satisfactorias de seguridad, cantidad y calidad”.

    El analista tiene que disponer de algún medio para evaluar el ritmo de trabajo del operario que observa y situarlo con relación al ritmo normal. Ese es el proceso que denominamos valoración del ritmo.

    Valorar el ritmo de trabajo es justipreciarlo por correlación con la idea que se tiene de lo que es el ritmo tipo. Por definición, valorar el ritmo es comparar el ritmo real del trabajador con cierta idea del ritmo tipo que uno se ha formado mentalmente al ver cómo trabajan naturalmente los trabajadores calificados cuando utilizan el método que corresponde y se les ha dado motivo para querer aplicarse.

    6. CONVERTIR los tiempos observados en tiempos básicos.

    El analista ha llenado los espacios del membrete de la hoja de resumen, enumerado los elementos, anotado las frecuencias y, en caso necesario, dibujado al dorso un plano claro

    del taller. Para poder seguir con el resumen, el analista tiene que hacer ahora los cálculos, que se deben efectuar en el propio formulario de estudio de tiempos. Los resultados de esos cálculos se consignan en el mismo formulario, pero con tinta o con otro color de lápiz que las anotaciones hechas durante el estudio en el taller.

    Si el estudio se cronometró con vuelta a cero, se puede pasar inmediatamente a la conversión. Si se empleó en cambio el método acumulativo, hay que restar primero cada indicación del cronómetro de la siguiente, para obtener el tiempo observado de cada elemento. Esas cantidades merecen el nombre de tiempos restados, más bien que de tiempos observados. No obstante, como los tiempos restados obtenidos con el método acumulativo equivalen exactamente a los tiempos observados con el sistema de vuelta a cero, se utilizará sencillamente la expresión tiempo observado para referirse a unos y otros.

    El paso siguiente consiste en convertir cada tiempo observado en tiempo básico. El tiempo básico es el que se tarda en efectuar un elemento de trabajo al ritmo tipo.

    • 7. DETERMINAR los suplementos que se añadirán al tiempo básico de la operación.

    Ya hemos visto que al hacer el estudio de métodos imprescindible antes de cronometrar cualquier tarea, la energía que necesite gastar el trabajador para ejecutar la operación debe reducirse al mínimo, perfeccionando los métodos y procedimientos de conformidad con los principios de economía de movimientos y, de ser posible, mecanizando el trabajo. Sin embargo, incluso cuando se ha ideado el método mas practico, económico y eficaz, la tarea continuará exigiendo un esfuerzo humano, por lo que hay que prever ciertos suplementos para compensar la fatiga y descansar. Debe preverse asimismo un suplemento de tiempo para que el trabajador pueda ocuparse de sus necesidades personales, y quizá haya que añadir al tiempo básico otros suplementos más (por ejemplo, por contingencias) para establecer el contenido de trabajo.

    • 8. DETERMINAR el tiempo tipo propio de la operación.

    El tiempo tipo de la tarea será la suma de los tiempos tipo de todos los elementos que la componen, habida cuenta de la frecuencia con que se presenta cada elemento, más el suplemento por contingencias (con su añadido por descanso). En otras palabras: “tiempo tipo es el tiempo total de ejecución de una tarea al ritmo tipo)

    Ve la Presentación 3.3 Fase Operativa.

    Individualmente

    realiza

    la

    Evaluación

    espetrepa@yahoo.com.mx Regresa al Índice del Capítulo III

    del

    Aprendizaje 3.3, envíala al correo

    3.4. TIPOS DE CRONOMETRAJE

    Los tipos de cronometraje depende

    de

    la actividad

    o

    del

    proceso

    que

    se

    esta

    evaluando, porque estos se basan en ciclos largos y cortos.

    En las operaciones de montaje

    de aparatos eléctricos y radios, por ejemplo, las

    operaciones son generalmente de ciclo breve y de elementos muy cortos.

    Es preciso reiterar la importancia de dividir, definir y describir adecuadamente los elementos.

    Se debe tomar en cuenta que la cantidad de descripción de los detalles depende de una serie de cosas, por ejemplo:

    Los trabajos que se hacen por lotes pequeños y a intervalos bastante largo necesitan descripciones menos detalladas de los elementos que la producción en gran serie por períodos prolongados.

    Los movimientos de un lugar a otro requieren generalmente menos descripción que los movimientos de manos y brazos.

    Los elementos deben comprobarse durante varios ciclos y escribirlos antes de cronometrarlos.

    Existen dos procedimientos principales de cronometraje para tomar el tiempo con cronometro.

    Cronometraje acumulativo

    Cronometraje con vuelta a cero.

    Cronometraje acumulativo.

    El reloj funciona de modo interrumpido durante todo el estudio; se pone en marcha al principio de cada elemento del prime ciclo y no se le detiene hasta acabar el estudio. El final de cada elemento se apunta la hora que marca el cronometro y los tiempos de cada elemento se obtienen haciendo las respectivas restas después de terminar el estudio. Con este procedimiento se tiene la seguridad de registrar todo el tiempo en que el trabajo esta sometido a observación.

    Ventajas:

    • a) Si se omite un elemento o no se registra alguna actividad esporádica, el tiempo total no cambia.

    • b) Se adapta mejor para registrar elementos muy cortos.

    • c) Es más exacto que el de vuelta a cero.

    Desventajas:

    • a) Se requiere mayor trabajo de oficina, para determinar el tiempo de un elemento.

    Desventajas: a) Se requiere mayor trabajo de oficina, para determinar el tiempo de un elemento. Cronometraje

    Cronometraje con vuelta a cero.

    Los tiempos se toman directamente: al acabar cada elemento se hace volver el segundero a cero y se lo pone de nuevo en marcha inmediatamente para cronometrar el elemento siguiente, sin que el mecanismo del reloj se detenga ni un momento.

    La suma de los tiempos de todos los elementos y demás actividades anotadas, mas el tiempo improductivo, mas los tiempos para punteo, constituye el tiempo registrado, que también se anota.

    Ventajas:

    • a) Como los tiempos obtenidos de cada elemento son leídos directamente, reduce el trabajo de oficina. Es decir no se tienen que efectuar las restas sucesivas para obtener el tiempo de cada elemento, como sucede en la técnica de tiempo continuo.

    • b) Los tiempos ejecutados fuera de orden por el operario pueden registrarse fácilmente, sin recurrir a anotaciones especiales.

    Desventajas:

    • a) Se pierde tiempo en regresar la manecilla a cero.

    • b) No es preciso

    • c) Es difícil tomar el tiempo de elementos cortos (de 0.6 min o menos)

    • d) No se puede verificar el tiempo total sumando los tiempos de las lecturas elementales.

    La experiencia de las misiones OIT que han enseñado y aplicado el estudio de tiempos indicaespetrepa@yahoo.com.mx Regresa al Índice del Capítulo III Aprendizaje 3.4, envíala al correo 18 " id="pdf-obj-17-2" src="pdf-obj-17-2.jpg">

    La experiencia de las misiones OIT que han enseñado y aplicado el estudio de tiempos indica que es preferible el cronometraje acumulativo, por las razones siguientes:

    • 1.- Se adquiere una precisión más rápida.

      • 2.- No importa que los observadores inexpertos omitan a veces tiempos, puesto que no se

    cambia el tiempo total del estudio.

    • 3.- Al valorar el ritmo de trabajo del operario es menos fácil caer en la tentación de ajustar la

    valoración del ritmo.

    • 4.- Los trabajadores y sus representantes tendrán probablemente más confianza en la

    equidad del estudio como base para la fijación de primas.

    Ve la Presentación 3.4 Tipo de Cronometraje.

    Individualmente

    realiza

    la

    Evaluación

    del

    espetrepa@yahoo.com.mx Regresa al Índice del Capítulo III

    Aprendizaje 3.4, envíala al correo

    3.5. NÚMERO DE CICLOS A CRONOMETRAR

    Determinar cuantos ciclos se van a estudiar para llegar a un estándar justo es un tema que ha causado polémica entre los analistas de estudio de tiempos, al igual que entre los presentantes del sindicato. Como la actividad de una tarea y su tiempo de ciclo influyen en el número de ciclos que se pueden estudiar, desde el punto de vista económico, el analista no puede estar gobernado de manera absoluta por la práctica estadística que demanda cierto tamaño de muestra basado en la dispersión de las lecturas individuales del elemento.

    No es posible apoyarse en la práctica estadística que requiere un cierto tamaño de muestra basado en la dispersión de lecturas individuales.

    La media de las muestras de las observaciones deben estar razonables cerca de la media de la población por consiguiente el analista debe tomar suficientes lecturas para que cuando sus valores se registren obtenga su distribución de valores en la que hay una característica de dispersión de la población, es posible determinar matemáticamente el numero de ciclos a cronometrar.

    Los métodos estadísticos pueden servir de guía para determinar el numero de ciclos a estudiar. Se sabe que los promedios de las muestras x tomados de una distribución normal de observaciones con respecto de la media de la distribución

    =

    DONDE:

    n = tamaño de muestra. S 2 = varianza de la población

    Tal expresión supone que se conoce la desviación estándar de la población. En general, lo anterior no se verifica, pero la desviación estándar de la población puede ser estimada mediante la desviación estándar de la muestra s, donde:

    s =

    n

    • i = 1

    (

    x

    i

    n

    X

    )

    2

    1

    Para determinar el número de observaciones necesarias para un valor k, se emplea la siguiente formula:

    Donde:

    n =

    st

    2

    k X

    S = desviación típica o estándar N = número de ciclos

    TABLA t DE ETUDENT 1 Puntos de porcentaje de la Distribución t (las probabilidades se refieren a la suma de áreas de cola: para una sola cola, divida la probabilidad entre 2)

     

    PROBABILIDAD (P)

     

    n

    0.9

    0.8

    0.7

    0.6

    0.5

    0.4

    0.3

    0.2

    0.1

    0.05

    0.02

    0.01

    0.001

    1

    0.158

    0.325

    0.510

    0.727

    1.0

    1.376

    1.963

    3.078

    6.314

    12.706

    31.821

    63.657

    636.619

    2

    0.142

    0.289

    0.445

    0.617

    0.816

    1.061

    1.386

    1.886

    2.920

    4.303

    6.965

    9.925

    31.598

    3

    0.137

    0.277

    0.424

    0.584

    0.765

    0.978

    1.250

    1.638

    2.353

    3.182

    4.541

    5.841

    12.941

    4

    0.134

    0.271

    0.414

    0.569

    0.741

    0.941

    1.190

    1.533

    2.132

    2.776

    3.747

    4.604

    8.610

    5

    0.132

    0.267

    0.408

    0.559

    0.727

    0.920

    1.156

    1.476

    2.015

    2.571

    3.365

    4.032

    6.859

    6

    0.131

    0.265

    0.404

    0.553

    0.718

    0.906

    1.134

    1.440

    1.943

    2.447

    3.143

    3.707

    5.958

    7

    0.130

    0.263

    0.402

    0.549

    0.711

    0.896

    1.119

    1.415

    1.895

    2.365

    2.998

    3.499

    5.405

    8

    0.130

    0.262

    0.399

    0.546

    0.706

    0.889

    1.108

    1.397

    1.860

    2.306

    2.896

    3.355

    5.041

    9

    0.129

    0.261

    0.398

    0.543

    0.703

    0.883

    1.100

    1.383

    1.833

    2.262

    2.821

    3.250

    4.781

    • 10 0.700

    0.129

    0.260

    0.397

    0.542

    0.879

    1.093

    1.372

    1.812

    2.228

    2.764

    3.169

    4.587

    • 11 0.260

    0.129

    0.396

    0.540

    0.697

    0.876

    1.088

    1.363

    1.796

    2.201

    2.718

    3.106

    4.437

    • 12 0.695

    0.128

    0.259

    0.395

    0.539

    0.873

    1.083

    1.356

    1.782

    2.179

    2.681

    3.055

    4.318

    • 13 0.694

    0.128

    0.259

    0.394

    0.538

    0.870

    1.079

    1.350

    1.771

    2.160

    2.650

    3.012

    4.221

    • 1 Niebel, Ingeniería Industrial, Métodos, Estándares y Diseño del Trabajo.- Edit. Alfaomega.- Décima Edición.- México, 2001.- Pág. 689

    • 14 0.393

    0.128

    0.258

    0.537

    0.692

    0.868

    1.076

    1.345

    1.761

    2.145

    2.624

    2.977

    4.140

    • 15 0.393

    0.128

    0.258

    0.536

    0.691

    0.866

    1.074

    1.341

    1.753

    2.131

    2.602

    2.947

    4.073

    • 16 0.392

    0.128

    0.258

    0.535

    0.690

    0.865

    1.071

    1.337

    1.746

    2.120

    2.583

    2.921

    4.015

    • 17 0.392

    0.128

    0.257

    0.534

    0.689

    0.863

    1.069

    1.333

    1.740

    2.110

    2.567

    2.898

    3.965

    • 18 0.392

    0.127

    0.257

    0.534

    0.688

    0.862

    1.067

    1.330

    1.734

    2.101

    2.552

    2.878

    3.922

    • 19 0.391

    0.127

    0.257

    0.533

    0.688

    0.861

    1.066

    1.328

    1.729

    2.093

    2.539

    2.861

    3.883

    • 20 0.391

    0.127

    0.257

    0.533

    0.687

    0.860

    1.064

    1.325

    1.725

    2.086

    2.528

    2.845

    3.850

    • 21 0.391

    0.127

    0.257

    0.532

    0.686

    0.859

    1.063

    1.323

    1.721

    2.080

    2.518

    2.831

    3.819

    • 22 0.390

    0.127

    0.256

    0.532

    0.686

    0.858

    1.061

    1.321

    1.717

    2.074

    2.508

    2.819

    3.792

    • 23 0.390

    0.127

    0.256

    0.532

    0.685

    0.858

    1.060

    1.319

    1.714

    2.069

    2.500

    2.807

    3.767

    • 24 0.390

    0.127

    0.256

    0.531

    0.685

    0.857

    1.059

    1.318

    1.711

    2.064

    2.492

    2.797

    3.745

    • 25 0.390

    0.127

    0.256

    0.531

    0.684

    0.856

    1.058

    1.316

    1.708

    2.060

    2.485

    2.787

    3.725

    • 26 0.390

    0.127

    0.256

    0.531

    0.684

    0.856

    1.058

    1.315

    1.706

    2.056

    2.479

    2.779

    3.707

    • 27 0.389

    0.127

    0.256

    0.531

    0.684

    0.855

    1.057

    1.314

    1.703

    2.052

    2.473

    2.771

    3.690

    • 28 0.389

    0.127

    0.256

    0.530

    0.683

    0.855

    1.056

    1.313

    1.701

    2.048

    2.467

    2.763

    3.674

    • 29 0.389

    0.127

    0.256

    0.530

    0.683

    0.854

    1.055

    1.311

    1.699

    2.045

    2.462

    2.756

    3.659

    • 30 0.389

    0.127

    0.256

    0.530

    0.683

    0.854

    1.055

    1.310

    1.697

    2.042

    2.457

    2.750

    3.646

    • 40 0.388

    0.126

    0.255

    0.529

    0.681

    0.851

    1.050

    1.303

    1.684

    2.021

    2.423

    2.704

    3.551

    • 60 0.387

    0.126

    0.254

    0.527

    0.679

    0.848

    1.045

    1.296

    1.671

    2.000

    2.390

    2.660

    3.460

    120

    0.126

    0.254

    0.386

    0.526

    0.677

    0.845

    1.041

    1.289

    1.658

    1.980

    2.358

    2.617

    3.373

    0.126

    0.253

    0.385

    0.524

    0.674

    0.842

    1.036

    1.282

    1.645

    1.960

    2.326

    2.576

    3.291

    EJEMPLO:

    Calculo del número de observaciones requerido.

    Un estudio piloto de 25 lecturas para un elemento dado mostró que

    x = 0.30 y s =

    0.09. Una probabilidad de error de 5% para 24 grados de libertad (25 menos 1 grados de libertad para estimar un parámetro) conduce a t = 2.064. (Vea los valores de t en la tabla) al

    resolver la ecuación se obtiene:

     

    0.09

    2.064

    2

    n

     

    0.05

     

    0.30

    =

    155.3

    154observaciones

     

    Para asegurar la confianza requerida, siempre se redondea hacia arriba.

    Ve la Presentación 3.5 Número de ciclos a Cronometrar.

    Con tu Equipo de Trabajo efectúa la Actividad de Aprendizaje 3.5., entrégala en clase

    Individualmente

    realiza

    la

    Evaluación

    espetrepa@yahoo.com.mx Regresa al Índice del Capítulo III

    del

    Aprendizaje

    3.5,

    envíala

    al

    correo

    3.6. SISTEMAS DE CALIFICACIÓN DE LA ACTUACIÓN

    Mientras el observador del estudio de tiempos esta realizando un estudio, se fijara, en la actuación del operario durante el curso del mismo. Tal actuación será conforme de la definición exacta de lo que es la “norma”, o “estándar”. Es esencial hacer algún ajuste al tiempo medio observado a fin de determinar el tiempo que se requiere para que un individuo normal ejecute el trabajo en un ritmo normal.

    La calificación de la actuación es el paso del procedimiento del trabajo. El paso mas sujeto a crítica, se basa en la experiencia, adiestramiento y buen juicio del analista de medición de trabajo.

    La calificación de la actuación es una técnica para determinar con equidad el tiempo requerido para que el operario normal ejecute una tarea después de haber registrado los valores observados de la operación en estudio. Se definió a un operario “normal”, como un trabajador competente y experimentado que trabaja en las condiciones que prevalecen ordinariamente en el sitio de trabajo, a un ritmo no rápido ni lento.

    No hay método aceptado para calificar actuaciones, aun cuando las técnicas se basen en el criterio o buen juicio del analista de tiempos. El analista debe tener las superiores características personales. El buen juicio es el criterio para la determinación del factor de calificación, si que importa si dicho factor se basa en la celebridad o “tiempo” de la ejecución o en la actuación del operario observando con la del trabajador normal.

    Características de un buen sistema de calificación

    La primera y la más importante de las características es su exactitud. No se puede esperar consistencia en el modo de calificar, ya que las técnicas para hacerlo se basan en el juicio personal del analista de tiempos.

    El plan de calificación que de resultados más consistentes será también el más útil, si el resto de los factores son semejantes. Nada destruirá tanto la confianza de los operarios hacia el procedimiento del estudio de tiempos, como la incongruencia en el modo de calificar.

    Un procedimiento para calificar al operario que produzca resultados incongruentes, cuando lo empleen diferentes analistas de tiempos, es seguro que terminen en fracaso. Resultaría mejor que buscaran otra forma de ganarse la vida los analistas de tiempos, que, aun después de un completo entrenamiento, tuvieran dificultades en designas calificación de mozo congruente.

    Un sistema de calificación sencillo, conciso, fácil de explicar y anclado a puntos de comparación bien establecidos tiene más éxito que u sistema complejo que requiere factores de ajuste elaborados y técnicas de cálculo que confunden al empleado promedio de la planta.

    En vista de las limitaciones de exactitud, cada empresa tendrá, en el transcurso del tiempo, un cierto número de estándares que serán considerados como “estrechos” u

    “holgados” por el personal de producción. Las tasas holgadas se deben al mejoramiento de métodos implantado en un cierto tiempo, sin volver a estudiar el trabajo desde el punto de vista del estudio de tiempos.

    3.6.1 Calificación por elemento

    El elemento es una parte delimitada de una tarea definida que se selecciona para facilitar la observación, medición y análisis.

    Los elementos se han clasificado en ocho tipos: repetitivos, casuales, constantes, variables, manuales, mecánicos, dominantes y extraños, según sus características, a saber:

    Elementos repetitivos son los que reaparecen en cada ciclo del trabajo estudiado.

    Ejemplos: los elementos que consisten en recoger una pieza antes de la operación de montaje, en colocar el objeto que se trabaja en la plantilla, en poner a un lado el articulo terminado o montado. Elementos casuales son los que no reaparecen en cada ciclo del trabajo, sino a intervalos tanto regulares como irregulares. Ejemplos: regular la tensión o aprontar la máquina, o bien recibir instrucciones del capataz; los elementos casuales forman parte del trabajo provechoso y se incorporarán en el tiempo tipo definitivo de la tarea.

    Elementos constantes son aquellos cuyo tiempo básico de ejecución es siempre igual. Ejemplos: poner en marcha la máquina; medir un diámetro; atornillar y apretar una tuerca; colocar la broca en el mandril. Elementos variables son aquellos cuyo tiempo básico de ejecución cambia según

    ciertas características del producto, equipo o proceso, como dimensiones, peso, calidad, etc. Ejemplos: aserrar madera a mano (el tiempo varía según la dureza y el diámetro); barrer el piso (depende de la superficie); llevar una carretilla con piezas a otro taller (depende de la distancia) Elementos manuales son los que realiza el trabajador.

    Elementos mecánicos son los realizados automáticamente por una máquina (o proceso) a base de fuerza motriz. Ejemplos: templar tubos; cocer baldosas; dar forma a botellas de vidrio; prensar una chapa de carrocería de automóvil; la mayoría de las operaciones de corte en máquinas-herramientas. Elementos dominantes son los que duran más tiempo que cualquiera de los demás

    elementos realizados simultáneamente. Ejemplos: mandrilar una pieza y mientras tanto calibrarla de vez en cuando; calentar agua y mientras tanto preparar la tetera y las tazas; revelar películas fotográficas y mientras tanto agitar la solución de cuando en cuando. Elementos extraños son los observados durante el estudio y que al ser analizados no

    resultan ser una parte necesaria del trabajo. Ejemplos: lijar el borde de una tabla de ebanistería no acabada de acepillar; desengrasar una pieza no acabada de trabajar a máquina.

    3.6.1.1 Por velocidad

    Cuando se realiza un estudio de tiempos, es necesario efectuarlo con trabajadores calificados, ya que por medio de estos los tiempos obtenidos serán confiables y consistentes.

    El trabajador calificado es aquel que reconoce que tiene las actitudes físicas necesarias, que posee la inteligencia requerida e instrucción y que ha adquirido la destreza y conocimientos necesarios, para efectuar el trabajo en curso según normas satisfactorias de seguridad, cantidad y calidad.

    La calificación por velocidad es un método de evaluación de la actuación en el que sólo se considera la rapidez de realización del trabajo (por unidad de tiempo). En este método el observador mide la efectividad del operario en comparación con el concepto de un operario normal que lleva a cabo el mismo trabajo, y luego asigna un porcentaje para indicar la relación o razón de la actuación observada a la actuación normal. Es necesario que el observador tenga un conocimiento pleno del trabajo antes de evaluarlo.

    Al calificar por velocidad, 100 % generalmente se considera ritmo normal. De manera que una calificación de 110% indicaría que el operario actúa a una velocidad 10 % mayor que la normal, y una calificación del 90 %, significa que actúa con una velocidad de 90 % de la normal.

    Con el procedimiento de calificación por velocidad, el analista realiza en primer lugar una estimación acerca de la actuación, a fin de averiguar si está por encima o por debajo de su concepto de lo normal. Luego formula un segundo juicio tratando de ubicar la actuación en el sitio preciso de escala, que dé la evaluación correcta de la diferencia numérica entre la actuación estándar y la que se estudia.

    A continuación se presenta detalladamente la escala que se utiliza para realizar la evaluación o calificación por velocidad:

    ESCALA

    DESCRIPCION DE DESEMPEÑO

     

    VELOCIDAD DE MARCHA

     

    Muy lento, movimientos torpes e

     

    inseguros, el

    operario parece

    50%

    medio dormido y sin interés al

    3.2

    Km./.hr.

    trabajo.

     

    75%

    Ritmo constante, sin prisa como de obrero no pagado a destajo pero vigilado, parece lento pero no pierde el tiempo adrede mientras lo observa.

    4.8

    Km./.hr.

     

    Ritmo

    normal, activo como de

     

    obrero calificado a destajo logra

    100%

    con

    tranquilidad

    el

    nivel

    de

    6.4 Km. / hr.

     

    calidad y precisión fijado.

     
     

    Ritmo

    muy

    rápido,

    el

    operario

     

    actúa

    con

    gran seguridad,

    125%

    destreza

    y

    coordinación

    de

    8.0 Km. /hr.

    movimientos muy por encima del

    obrero calificado.

     
     

    Ritmo excepcional

    rápido

     

    150%

    concentración y esfuerzo intenso sin probabilidad de durar largos

    9.6 Km. / hr.

    periodos.

     

    3.6.1.2 CALIFICACIÓN OBJETIVA

    El procedimiento de calificación conocido como “calificación objetiva”, desarrollado por M. E. Mundel, trata de eliminar las dificultades para establecer un criterio de velocidad o rapidez normal para cada tipo de trabajo. En este método se establece una asignación de trabajo con la que se comparan, en cuanto a marcha se refiere, todos los demás trabajos. Los factores que influyen en el ajuste de dificultades son: 1)extensión o parte del cuerpo que se emplea, 2)pedales, 3) bimanualidad, 4)coordinación ojo-mano, 5)requisitos sensoriales o de manipulación y 6)peso que se maneja o resistencia que hay que vencer.

    Existen dos factores para la determinación del factor para la calificar la actuación:

    • a. Calificación por Velocidad.

    • b. Grado de Dificultad.

    En este método, mide la efectividad del operario en comparación con el concepto de operario normal que lleva a cabo el mismo trabajo y luego asigna un porcentaje para indicar la relación o razón de la actuación observada a la actuación normal.

    Se asignan valores numéricos, como resultado de experimentos, para un intervalo de cada factor. La suma de los valores numéricos para cada uno de los seis factores forma el ajuste secundario. La calificación (C) se puede expresar como:

    Donde

    C = P X D

    P = Factor de la calificación del paso, D = Factor de ajuste por dificultad de la tarea

    Este procedimiento de calificación del desempeño proporciona resultados consistentes. Si el observador compara el paso de la operación en estudio con el de una operación con la que esta familiarizado por completo, esto es mucho más sencillo que juzgar al mismo tiempo todos los atributos de una operación y compararlos con un concepto de normal para la tarea especifica.

    TABLA DE LOS AJUSTES POR LA DIFICULTAD DEL TRABAJO

    Categoría

    Descripción

    Letra de

    Condición

    Porcentaje de

    No.

    Referencia

    Ajuste

    1

    Parte del cuerpo

    A

    Escaso uso de dedos.

    0

    usada

    B

    Muñeca y dedos.

    1

    C

    Codo, Muñeca y dedos.

    2

    D

    Brazo.

    5

    E

    Tronco.

    8

    E2

    Levantar del piso con las piernas.

    10

    2

    Pedales

    F

    Sin pedales o un pedal con fulcro bajo el pie.

    0

    G

    Pedal o pedales con fulcro fuera del pie.

    5

    3

    Bimanualidad

    H

    Las manos se ayudan entre si, o trabajan

    0

    alternadamente.

    18

    H2

    Las manos trabajan simultáneamente haciendo el

    4

    Coordinación ojo-

    I

    Trabajo mismo trabajo burdo principalmente en piezas iguales. al tacto.

    0

    mano

    J

    Visión moderada.

    2

    K

    Constante, pero no muy cercana.

    4

    L

    Cuidadosa, bastante cercana.

    7

    M

    Dentro de 0.4mm.

    10

    5

    Requerimientos

    N

    Puede manipularse burdamente.

    0

    de manipulación

    O

    Solamente un control burdo.

    1

    P

    Debe controlarse, pero puede estrujarse.

    2

    Q

    Debe manejarse cuidadosamente.

    3

    R

    Frágil.

    5

    6

    Peso o

    Se identifica con la letra W, seguida por el peso o resistencia real. Use la tabla

    resistencia a

    adicional

    vencer

    CATEGORÍA 6: PESO, LETRA: W (WEIGHT)

     

    % de ajuste

    % de ajuste

    % de ajuste

    % de ajuste

    Peso en

    kilogramos

    Levanta con

    el brazo

    Levanta con la

    pierna

    Peso en

    kilogramos

    Levanta con el

    brazo

    Levanta con la

    pierna

    • 0.5 1

    2

    4.0

    19

    5

    • 1.0 1

    5

    4.5

    20

    6

    • 1.5 1

    6

    5.0

    22

    7

    • 2.0 2

    10

    5.5

    24

    8

    • 2.5 3

    13

    6.0

    25

    9

    • 3.0 3

    15

    6.5

    27

    10

    • 3.5 4

    17

    7.0

    28

    10

    3.6.2 Calificación global

    3.6.2.1 Por nivelación

    Sistema WESTHING HOUSE

    Uno de los sistemas más antiguos y de los más ampliamente, es el desarrollo por la

    Westinghouse Electric Corporation. En este método se consideran cuatro factores al evaluar

    la actuación del operario, que son la habilidad, esfuerzo o empeño, condiciones y

    consistencia. La habilidad se define como “pericia” en seguir un método dado” y se puede

    explicar más relacionándola con la calidad artesanal, revelada por la apropiada coordinación

    de la mente y de las manos.

    Según el sistema Westinghouse de calificación o de nivelación, existe seis grados o

    clase de habilidad asignables a operarios y que representan una evaluación de pericia

    aceptable. Tales grados son: deficiente, aceptable, regular, buena, excelente, y extrema (u

    óptima). El observador debe evaluar y asignar una de las seis categorías a la habilidad o

    destreza manifestada por un operario.

    DESTREZA O HABILIDAD

    +0.15

    A1

    Extrema

    +0.13

    A2

    Extrema

    +0.11

    B1

    Excelente

    +0.08

    B2

    Excelente

    +0.06

    C1

    Buena

     

    +0.03

    C2

    Buena

    0.00

    D

    Regular

    -0.05

    E1

    Aceptable

    -0.10

    E2

    Aceptable

    -0.16

    F1

    Deficiente

    -0.22

    F2

    Deficiente

    Según este sistema o método de calificación, el esfuerzo o empeño se define como

    una “demostración de la voluntad para trabajar con eficiencia”. El empeño es representativo

    de la rapidez con la que se aplica la habilidad, y puede ser controlada en alto grado por el

    operario. Cuando se evalúa el esfuerzo manifestado, el observador debe tener cuidado de

    calificar sólo el empeño demostrado en realidad. Con frecuencia un operario aplicará un

    esfuerzo mal dirigido empleando un alto ritmo a fin de aumentar el tiempo del ciclo del

    estudio. Igual que en el caso de la habilidad en lo que toca a la calificación del esfuerzo

    pueden distinguirse seis clases representativas de rapidez aceptable: deficiente(o bajo).

    Aceptable, regular, bueno, excelente y excesivo.

     
     

    ESFUERZO (O EMPEÑO)

     

    +0.13

    A1

    Excesivo

    +0.12

    A2

    Excesivo

    +0.10

    B1

    Excelente

    +0.08

    B2

    Excelente

    +0.05

    C1

    Bueno

    +0.02

    C2

    Bueno

    0.00

    D

    Regular

    -0.04

    E1

    Aceptable

    -0.08

    E2

    Aceptable

    -0.12

    F1

    Deficiente

    -0.17

    F2

    Deficiente

    Las condiciones a que se han hecho referencia en este procedimiento de calificación

    de la actuación, son aquellas que afectan al operario y no a la operación. En más de la

    mayoría de los casos, las condiciones serán calificadas como normales o promedio cuando

    las condiciones se evalúan en comparación con la forma en la que se hallan generalmente

    en la estación de trabajo. Los elementos que afectarían las condiciones de trabajo son:

    temperatura, ventilación, luz y ruido.

    CONDICIONES

    +0.06

    A

    Ideales

     

    +0.04

    B

    Excelentes

    +0.02

    C

    Buenas

    0.00

    D

    Regulares

    -0.03

    E

    Aceptables

    -0.07

    F

    Deficientes

    El último de los cuatro factores que influyen es la consistencia del operario. El analista

    debe ser capaz de hacer las restas sucesivas y de anotarlas conforme progresa el trabajo, la

    consistencia del operario debe evaluarse mientras se realiza el estudio. Los valores

    elementales de tiempo que se repiten constantemente indican, desde luego, consistencia

    perfecta. Tal situación ocurre muy raras veces por la tendencia a la dispersión debida a las

    muchas variables, como dureza del material, afilado de la herramienta de corte, lubricante,

    habilidad y empeño o esfuerzo del operario, lecturas erróneas del cronometro y presencia de

    elementos extraños. Hay seis clases de consistencia : perfecta, excelente, buena, regular,

    aceptable y deficiente.

     

    CONSISTENCIA

     

    +0.04

    A

    Perfecta

    +0.03

    B

    Excelente

    +0.01

    C

    Buena

    0.00

    D

    Regular

    -0.02

    E

    Aceptable

    -0.04

    F

    Deficiente

    El analista de estudio debe estar prevenido contra el operario que continuamente

    actúa de manera deficiente tratando de engañar al observador. Esto se logra fácilmente por

    uno mismo, estableciendo un ritmo que pueda ser seguido con exactitud. El método

    Westinghouse para calificar la actuación está adaptado a la nivelación de todo el estudio,

    más que a la evaluación elemental.

    3.6.2.2 PLAN PARA CALIFICAR LA ACTUACION

    Frecuentemente se presenta el problema de cuántas veces habrá que calificar al

    operario en el curso de un estudio. Aun cuando no hay regla segura acerca del intervalo

    límite que permite una calificación concisa, que puede decirse, en general, que cuanto más

    frecuentemente se califique el estudio, tanto más exacta será la evaluación de la actuación

    mostrada por el operario.

    Existe solo una ocasión en que se debe realizar la calificación y es durante el curso de

    la observación de los tiempos elementales. A medida que el operario avance de un elemento

    al siguiente el analista evaluará cuidadosamente la velocidad, la destreza, la ausencia de

    falsos movimientos, el ritmo, la coordinación la efectividad y todos los demás factores que

    influyen en el rendimiento, cuando sigue el método prescrito. Es en este tiempo, y solo

    entonces cuando la actuación del operario resulta evidente para el observador en

    comparación con la actuación normal.

    Para calcular el tiempo normal debemos conocer el tiempo medio observado (TMO) y el

    factor de calificación (FC), por medio de la siguiente expresión algebraica.

    TN = (TMO)(FC)

    El tiempo medio observado se calcula con facilidad y rapidez por medio de cualquiera

    de las técnicas de medición de tiempos, y la cifra así obtenida puede explicarse fácilmente al

    operario. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta un criterio para nivelar o compensar los

    tiempos por tanto debemos tomar en cuenta alguno de los métodos de calificación de la

    actuación.

    Existen diferentes métodos de calificación de la actuación, los cuales son los siguientes:

    Calificación sintética.

    Calificación por velocidad.

    Calificación objetiva.

    Por factor de nivelación (Sistema Westinghouse)

    3.6.3 CALIFICACIÓN MIXTA

    3.6.3.1 CALIFICACIÓN SINTÉTICA

    R. L. Morrow estableció un procedimiento conocido como “nivelación sintética”. El

    procedimiento de nivelación sintética determina un factor de actuación para elementos de

    esfuerzo representativo del ciclo de trabajo para la comparación de los tiempos reales

    elementales observados con los desarrollados por medio de los datos de movimientos

    fundamentales. Por la tanto el factor de actuación puede expresarse algebraicamente como:

    Donde:

    P =

    F

    t

    O

    P = Factor de actuación o nivelación

    F t = Tiempo de movimiento fundamental

    O = Tiempo elemental medio observado para los elementos utilizados en F t

    Por consiguiente, el factor así determinado se aplicaría entonces el resto de los

    elementos controlados manualmente y comprendidos por el estudio. Desde luego como es el

    caso en todas las demás técnicas de clasificación, los elementos controlados por máquinas

    no se califican. En realidad todos los analistas experimentados siguen inconscientemente,

    hasta cierto punto, el procedimiento de calificación sintética. La mente del analista de

    tiempos está llena de puntos de referencia establecidos por experiencias anteriores en

    trabajos semejantes.

    Una de las mayores objeciones a la aplicación del procedimiento de nivelación

    sintética, es el tiempo que se requiere para elaborar un diagrama bimanual de los elementos

    seleccionados para el establecimiento de movimientos básicos.

    Ve la Presentación 3.6 Sistema de Calificación de la actuación.

    Con tu equipo de Trabajo efectúa la Actividad de Aprendizaje 3.6., entrégala en clase.

    Individualmente

    realiza

    la

    Evaluación

    Regresa al Índice del Capítulo III

    del

    Aprendizaje

    3.6,

    envíala

    al

    correo

    3.7 CURVA DE APRENDIZAJE

    El proceso de aprendizaje

    puede

    ser descompuesto

    en

    dos partes:

    la parte

    de

    introducción o preparatoria durante la cual la persona aprende la secuencia de

    operaciones

    que debe de hacer,

    la parte

    complementaria cuando el individuo sabe la

    secuencia y por repetición mejora su capacidad para realizar la tarea.

    En el aprendizaje complementario es donde se aplica la curva de aprendizaje, ya

    que, el aprendizaje preparatorio pende de factores muy variados como son calidad del

    material para su uso, técnicas apropiadas para enseñar al personal, capacidad de

    comprensión d e individuo, etc.

    Una operación sencilla o complicada toma un tiempo antes de que el operario logre

    la coordinación física y mental que le permitan proceder de un elemento a otro sin duda o

    demora. Este periodo y el nivel relacionado de aprendizaje forman la curva de aprendizaje.

    Una

    vez que

    el

    operario alcanza la

    problema para desarrollar un estándar.

    parte más plana de la curva, se simplifica el

    La teoría de la curva de aprendizaje propone que cuando se duplica la cantidad total

    de unidades producidas, el tiempo por unidad disminuye en un porcentaje constante.

    Mientras más pequeña sea la tasa porcentual de mejora, mayor será la mejora progresiva en

    la tasa de producción.

    Importancia de la curva de aprendizaje.

    Es útil disponer de curvas de aprendizaje representativas de las diversas operaciones.

    Esta información se puede utilizar para determinar la etapa de producción en la que seria

    deseable establecer el estándar, también para proporcionar una guía del nivel de

    productividad esperado de un operario promedio con un grado conocido de familiaridad con

    la operación, después de producir un número fijo de piezas.

    3.7.1 PROCEDIMIENTO ANALÍTICO

    La medición del trabajo humano siempre ha constituido un problema para la

    administración, ya que a menudo los planes para la provisión de bienes o servicios, de

    acuerdo con un programa confiable y un costo predeterminado, dependen de la exactitud con

    que se puede pronosticar y organizar la cantidad y tipo de trabajo humano implicado, los

    ingenieros industriales, los ingenieros de factores humanos y otros profesionales interesados

    en el estudio del comportamiento humano reconocen que el aprendizaje depende del tiempo.

    Aún la operación más sencilla puede tomar hora dominarla. El trabajo complicado toma días

    o semanas antes de que el operario logre la coordinación física y mental que le permitan

    proceder de un elemento a otro sin duda o demora.

    Este periodo y el nivel relacionado de aprendizaje forman la curva de aprendizaje. Son

    muchos los procedimientos convencionalmente aceptados que requieren de un reloj para la

    recopilación de tiempos necesarios; asimismo, suelen ser numerosos los detalles que

    implican dichos procedimientos para el registro real de los datos no siendo raro que varíen

    radicalmente de un compañía a otra. Una vez que el operario alcanza la parte más plana de

    la curva, se simplifica el problema de calificar el desempeño. Sin embargo, no siempre es

    conveniente esperar tanto para desarrollar un estándar. Quizá los analistas se vean

    obligados a establecer el estándar en el punto en que la pendiente de la curva es mayor. En

    tales casos, han de poseer un agudo poder de observación y deben poder juzgar con

    madurez según la amplia capacitación para calcular un tiempo normal equitativo.

    La teoría de la curva de aprendizaje propone que cuando se duplica la cantidad total

    de unidades producidas, el tiempo por unidad disminuye en un porcentaje constante.

    El porcentaje de aprendizaje esta dado por la siguiente formula:

    TPU

    2

    TPU

    1

    =

    h N

    (

    2

    )

    C

    h N

    (

    1

    )

    C

    =

    2

    C

    =

    % Aprendizaje

    Donde:

    TPU = Tiempo promedio unitario.

    h = Tiempo de elaboración de la primera unidad.

    N = Numero de piezas.

    • C = Pendiente de la curva de aprendizaje.

    Por lo general las ecuaciones de la curva de aprendizaje son de la forma:

    Y

    =

    KX

    A

    Y = Tiempo por ciclo.

    K = Tiempo del primer ciclo

    • X = Numero de ciclos.

    A = Una constante para cualquier situación dada.

    Aplicando logaritmos en ambos lados de la ecuación 1 se obtiene una recta:

    log Y = log K

    - log X

    Otra forma de calcular la pendiente es la siguiente:

    log % A = C log 2

    C =

    log % A log 2

    Por lo tanto, si se grafica la ecuación sobre papel logarítmico; A será la pendiente y K

    la intersección. Una de las propiedades útiles de esta ecuación es que cada vez que X (el

    numero de ciclos) se duplica, Y (el ciclo por ciclo) disminuye en un porcentaje fijo. Este es

    el origen de la expresión comúnmente usada “curva de aprendizaje porcentual”. Por ejemplo

    cada vez que el numero de unidades se duplica el valor de Y correspondiente a una curva

    de 90 % será el 90% de valor anterior. Supóngase que la primera tenía un tiempo de ciclo

    de 10 min.

    El problema es un tanto complejo ya que se puede presentar el caso en el que el

    operador olvidara algo de lo aprendido, como resultado d el descanso a esto se le llama

    disminución. Se ha encontrado que la cantidad de disminución esta en función del punto de

    la curva de aprendizaje donde se encontraba el operador al tomar su descansó. Se puede

    hallar una aproximación al punto de disminución donde el operador iniciara la siguiente

    serie trazando una recta entre el tiempo correspondiente al primer ciclo y el tiempo estándar

    • S. La ecuación para dicha recta es:

    DONDE:

    R

    =

    K

    K

    S

    CS

    (Xi)

    R = El tiempo para el primer ciclo después del descansó.

    CS = El numero de ciclos al estándar calculado para la primera serie de 50 ciclos.

    Xi = El numero de ciclo, después del descansó.

    El tiempo medido para un numero dado de ciclos también es el interés, ya que puede

    ser utilizado como factor de corrección para tiempos que han sido establecidos bajo el

    supuesto de que el personal esta completamente entrenado. Se aplica la siguiente

    ecuación:

    Tiempo medido = Tiempo Acumulado para N ciclos

    N

    Diversos factores influyen en la rapidez con que las personas aprenden a realizar tareas

    repetitivas. La complejidad o el efecto de oportunidad inherentes en la tarea influyen en el

    régimen de aprendizaje. También, la capacidad del trabajador produce efecto son tres las

    variables principales que intervienen en la complejidad desde el punto de vista de

    aprendizaje. Son las siguientes:

    1. Duración del ciclo. Se considera normalmente que los trabajos mas largos son más

    complejos, por que el trabajador olvidara mas entre los actos repetitivos. La duración

    del ciclo se tiene en cuenta parcialmente al menos en las ecuaciones de curva de

    aprendizaje, por que el tiempo

    ciclo.

    acumulado aumenta

    en

    función de la duración del

    • 2. Grado de inseguridad en los movimientos. La inseguridad se mide generalmente por el número de movimientos que requieren mas habilidad. Por ejemplo las posturas mas difíciles y los movimientos y acciones de asir que son simultáneos. Mientras mas inseguridad haya en la tarea, mas tiempo le llevara al operador el aprenderla a hacerla.

    • 3. Nivel de capacitación anterior. En muchos casos el trabajador puede desarrollar grana habilidad realizando ciertas sub - tareas. Una vez que el trabajador tiene suficientes oportunidades de practicar para adquirir destreza, el grado de disminución es muy bajo.

    A

    aprendizaje, por que el tiempo ciclo. acumulado aumenta en función de la duración del 2. Grado
    N DONDE: A = Tiempo promedio unitario (TPU). N = producción, ciclo o numero de pieza.
    N
    DONDE:
    A = Tiempo promedio unitario (TPU).
    N = producción, ciclo o numero de pieza.
    1.
    este valor en la escala de N.

    Pasos que hay que seguir para encontrar el valor de la N.

    Sea N = El numerador de ciclos necesarios para alcanzar el tiempo tipo, localizar

    aprendizaje, por que el tiempo ciclo. acumulado aumenta en función de la duración del 2. Grado

    2.

    Subir verticalmente hasta cortar la curva.

    • 3. Seguir horizontalmente hasta cortar la escala A.

    Cuando se usa papel lineal

    para graficar, la curva

    de aprendizaje es una curva de

    potencia de forma y = kx n . En papel algorítmico, la curva se representa por:

    donde: y = tiempo de ciclo,

    log

    10

    y

    =

    log

    10

    k

    +

    n

    log x

    x = número de ciclos o unidades producidas,

    n = exponente que representa la pendiente,

    k =valor del primer tiempo de ciclo.

    Por definición, el porcentaje de aprendizaje es entonces igual a:

    k

    (

    2

    x

    kx

    n

    )

    n

    = 2

    n

    Tomando logaritmos en ambos lados de la ecuación,

    n =

    log

    10

    porcentaje de aprendizaje

    (

    )

    log

    • 10 2

    Para un 80% de aprendizaje, se tiene

    n =

    log

    10

    (0.80)

    log

    10

    2

    =

    0.0969

    0.301

    =

    0.322

    También se puede encontrar n a partir de la pendiente:

    EJEMPLO

    n =

    y

    x

    =

    (log

    10

    y

    1

    (log

    10

    x

    1

    log

    10

    y

    2

    )

    log

    10

    x

    2

    )

    Calculo de la curva de aprendizaje

    Suponga que toma 20 minutos producir la unidad numero 50 y 15 horas producir la

    unidad 100. ¿Cuál es la curva de aprendizaje?

    n =

    y

    x

    =

    (log

    10

    20

    (log

    10

    50

    log

    10

    15)

    log

    10

    100)

    1.301

    =

    1.699

    1.176

    =

    2.00

    0.4152

    El porcentaje de la curva de aprendizaje es:

    2 -0.4152 = 75%

    Para completar la ecuación de la curva de aprendizaje, se sustituye uno de los puntos,

    como (20,50), en la ecuación y se despeja k:

    k

    =

    n y x = 20 50
    n
    y x
    = 20 50
    • 0.4152 101.5

    =

    Así, los costos obtenidos para las primeras unidades producidas restan basados en un

    tiempo de 101.5 minutos para producir un ensamble, no en los 10 minutos derivados de los

    datos estándar.

    Ve la Presentación 3.7 Curva de Aprendizaje.

    Con tu Equipo de Trabajo efectúa la Actividad de Aprendizaje 3.7., entrégala en clase.

    Individualmente realiza la Evaluación del

    Regresa al Índice del Capítulo III

    Aprendizaje

    3.7,

    envíala

    al

    correo

    3.8 CALCULO DEL TIEMPO NORMAL O BÁSICO

    Para calcular el tiempo normal debemos conocer el tiempo medio observado (TMO) y el

    factor de calificación (FC), por medio de la siguiente expresión algebraica.

    TN = (TMO)(FC)

    El tiempo medio observado se calcula con facilidad y rapidez por medio de cualquiera

    de las técnicas de medición de tiempos, y la cifra así obtenida puede explicarse fácilmente al

    operario. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta un criterio para nivelar o compensar los

    tiempos por tanto debemos tomar en cuenta alguno de los métodos de calificación de la

    actuación.

    Calificación Objetiva:

    TN = Tiempo Normal

    TN

    =

    TMO FCO

    Donde :

    FCO

    =

    FV

    FD

    TMO = Tiempo Medio Observado

    FCO = C = Factor de calificación objetiva

    FV = P = Factor de Calificación por Velocidad

    FD = D = Factor de Dificultad

    Calificación Por Nivelación:

    TN = Tiempo Normal

    TN = TMO(1 + FN )

    TMO = Tiempo Medio Observado

    FN = Factor por Nivelación

    Calificación por velocidad:

    TN = Tiempo Normal

    TN = (TMO)(FC )

    TMO = Tiempo Medio Observado

    FC = Factor de Calificación por Velocidad

    Calificación Sintética:

    Donde:

    TN = Tiempo Normal

    TN = (TMO )(P)

    P =

    F

    t

    O

    TMO = Tiempo Medio Observado

    P = Factor de actuación

    F t = Tiempo de movimiento fundamental

    O = Tiempo elemental medio observado para los elementos utilizados en F t

    Ve la Presentación 3.8. Calculo del Tiempo Normal.

    Con tu equipo de Trabajo efectúa la Actividad de Aprendizaje 3.8., entrégala en clase.

    Individualmente realiza la

    Evaluación

    Regresa al Índice del Capítulo III

    del

    Aprendizaje

    3.8,

    envíala

    al

    correo

    3.9 SUPLEMENTOS O TOLERANCIAS

    3.9.1 CONCEPTO, CLASIFICACION Y APLICACIONES

    La determinación de los suplementos quizá sea la parte del estudio del trabajo más

    sujeto a controversia. Por razones que se explicarán más adelante, es sumamente difícil

    calcular con precisión los suplementos requeridos por determinada tarea. Por lo tanto, lo que

    se debe procurar es evaluar de manera objetiva los suplementos que pueden aplicarse

    uniformemente a los diversos elementos de trabajo o a las diversas operaciones.

    El hecho de que el cálculo de los suplementos no pueda ser siempre perfectamente

    exacto no justifica que se utilicen como depósitos donde acumular los factores que se hayan

    omitido o pasado por alto al efectuar al estudio de tiempos. Ya se ha visto cuantas horas

    puede tardar el analista para llegar a normas de tiempo justas y exactas. Lo primordial es

    que los suplementos nunca se ocupen como “margen de elasticidad”.

    La dificultad de preparar un conjunto universalmente aceptado de suplementos

    exactos, que pueden aplicarse a cualquier situación de trabajo y en cualquier parte del

    mundo, se debe a varios factores. Entre los más importantes figuran los siguientes:

    Factores relacionados con el individuo. Si todos los trabajadores de una zona

    de trabajo determinada se estudiarán individualmente, se descubriría que el

    trabajador delgado, activo, ágil y en el apogeo de sus facultades físicas necesita

    para recuperarse de la fatiga un suplemento de tiempo menor que se colega

    obeso e inepto. De igual manera, cada trabajador tienen su propia curva de

    aprendizaje, que pueda condicionar la forma en que ejecuta su trabajo. También

    hay motivos para creer que la reacción al grado de fatiga experimentada por los

    trabajadores puede variar por razones étnicas particularmente cuando lleven a

    cabo trabajadores manuales pesados. Los trabajadores mal alimentados

    requieren más tiempo que los otros para reponerse de la fatiga.

    Factores relacionados con la naturaleza del trabajo en sí. Muchas de las

    tablas elaboradas para calcular los suplementos dan cifras que pueden se

    aceptables para los trabajos fabriles ligeros y medios, pero que son insuficiente si

    se trata de tareas pesadas y arduas. Además, cada situación de trabajo tiene

    características propias, que pueden influir en el grado de fatiga que siente el

    trabajador o pueden retrasar inevitablemente la ejecución de una tarea. Existen

    otros factores inherentes al trabajo que también pueden justificar, aunque de

    forma diferente, la necesidad de suplementos; por ejemplo, utilización de

    vestimenta o guantes protectores, existencia de un peligro constante, o riesgo de

    deteriorar o dañar el producto.

    Factores relacionados con el medio ambiente. Los suplemento y en particular

    los correspondientes a descansos, deben fijarse teniendo debidamente en cuenta

    diversos factores ambientales, tales como calor, humedad, ruido, suciedad,

    vibraciones, intensidad de la luz, polvo, agua circundante, etc., y cada uno de

    ellos influirá en la importancia de los suplementos de descanso requeridos.

    Podrá verse que los suplementos por descanso son la única parte esencial del tiempo

    que se añade al tiempo básico. Los demás suplementos, como por contingencias, por

    razones de política de la empresa y especiales, solamente se aplican bajo ciertas

    condiciones.

    Los suplementos se aplican a tres partes del estudio: 1) al tiempo de ciclo total; 2) sólo

    al tiempo de maquina, y 3) sólo al tiempo de esfuerzo manual. Los suplementos aplicables al

    tiempo de ciclo total se expresan como porcentaje del mismo y compensan demoras como

    necesidades personales, limpieza de la estación de trabajo y lubricación de la maquina. Los

    suplementos de tiempo de maquina incluyen el tiempo para mantenimiento de herramientas y

    variaciones en la energía, mientras que las demoras que representan los suplementos por

    esfuerzo son fatiga y ciertos retrasos inevitables.

    3.9.2 Suplementos por descanso.

    Suplemento por descanso es el que se añade al tiempo básico para dar al trabajador

    la posibilidad de reponerse de los efectos fisiológicos y psicológicos causados por la

    ejecución de determinado trabajo en determinadas condiciones y para que pueda atender a

    sus necesidades personales. Su cuantía depende de la naturaleza del trabajo.

    Los suplementos por descanso se calculan de modo que permitan al trabajador

    reponerse de la fatiga. Se entiende aquí por fatiga el cansancio físico y/o mental, real o

    imaginario, que reduce la capacidad de trabajo quien lo siente. Sus efectos pueden

    atenuarse previendo descansos que permitan al cuerpo y a la mente reponerse del esfuerzo

    realizado, o aminorando el ritmo de trabajo, lo que reduce el desgaste de energía.

    Normalmente, los suplementos por fatiga se añaden elemento por elemento a los

    tiempos básicos, de modo que se calcula por separado el total de trabajo de cada elemento,

    y los respectivos tiempos se combinan para hallar el tiempo tipo de toda la tarea u operación.

    En cambio con los suplementos que se necesiten para compensar climas extremos so se

    puede hacer lo mismo puesto que el elemento tal vez se ejecute una vez cuando el aire este

    fresco y otra cuando apriete el calor. Los suplementos por variaciones climáticas deben

    aplicarse al turno de trabajo o a la jornada de trabajo, más bien que al elemento o tarea, de

    modo que se reduzca la cantidad de trabajo que se espera del trabajador al término del turno

    del día. El tiempo tipo de la tarea permanece inalterado, que se ejecute en verano o invierno,

    dado que debe servir para medir el trabajo que contienen la tarea.

    Los suplementos por descanso tienen dos componentes principales: los suplementos

    fijos y los suplementos variables.

    Los suplementos fijos, a su vez se dividen en los siguientes:

    Suplemento por necesidades personales, que se aplica a los casos inevitables

    de abandono del puesto de trabajo. Incluyen suspensiones del trabajo para

    mantener el bienestar del empleado, por ejemplo, beber agua e ir al sanitario. Se

    considera un 5 por ciento del tiempo básico.