Sie sind auf Seite 1von 58

MIGUEL SERRANO

LA RESURRECCI Ó N DEL

H É ROE

A ÑO 97 DE LA ERA HITLERIANA

­

1 ­

http://Rebeliones.4shared.com

­ 2 ­ http://Rebeliones.4shared.com

­ 2 ­

http://Rebeliones.4shared.com

­ 3 ­ http://Rebeliones.4shared.com

­ 3 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Savitri Devi, en noviembre de 1978, en Nueva Delhi, India. A Savitri Devi, mujer de

Savitri Devi, en noviembre de 1978, en Nueva Delhi, India.

A Savitri Devi, mujer de gran cultura, con profundos conocimientos filos ó ficos, filol ó gicos

y clá sicos,

estudiosa de la historia, de las mitolog í as, simbolog í as y religiones comparadas,

hitlerista total, hasta los ú ltimos d í as de su vida en este mundo. Y ahora, en Asgard.

M á s que todo lo anterior, ella fue

una sacerdotisa od í nica, del Hitlerismo Esot é rico,

la primera en reconocer la aparició n del Avat â ra y la divinidad de Hitler. Erigi ó en India un Templo a Adolf Hitler, siendo tambi é n una sacerdotisa del culto a su memoria. Sus libros nos ilustran sobre la influencia del F ührer en la India y sobre su fe, destinada a imponerse y triunfar m í sticamente,

m á gicamente, en todos los continentes y en los futuros milenios, si es que a ú n los hay.

­ 4 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Palabras iniciales

El 20 de abril del añ o 1986 de esta fat í dica era cristiana, en el Aniversario del Nacimiento de Adolf Hitler, al cumplirse los 97 a ños de su Nacimiento, en el Añ o 97 de la Nueva Era Hitleriana, prepar é y le í a mis camaradas las ideas fundamentales contenidas en este documento, que ahora entrego a la circulaci ó n, para que sea má s ampliamente conocido, antes de la visita que a este pa í s har á ese funesto personaje que es el Papa de la Iglesia jud ía de Roma, quien, conjuntamente con la Gran Sinagoga y las Logias Mas ó nicas, prepara ya el advenimiento del Mesías Jud í o, del "Rey del Mundo", para lo cual aportar á su propio Mes ías, Jesucristo, convenciendo a su grey, a "su reba ñ o de ovejas", que as í se cumple el regreso de Cristo, en gloria y majestad, previsto por los Evangelios y tan esperado por los cristianos durante casi dos mil a ños. ¡Juan Pablo II! Aparte del simbolismo que esa Iglesia da a este nombre, nosotros pensamos en el sentido fat í dico de esos dos nombres juntos: "Apocalip sis" y realizaci ó n de las má s recónditas aspiraciones del judí o Saulo de Tarso, tambié n llamado Pablo, o San Pablo, el verdadero creador del cristianismo, tal como lo hemos visto imponerse en los veinte siglos de su sangrienta historia. Todo esto se explicar á en estas p á ginas. El actual Papa es destinado a realizar entre los cristianos los planes ú ltimos del juda í smo (Pablo) en el Apocalipsis del mundo (Juan). A1 servicio de la Bestia Demon í aca, cuyo Nú mero es 666. El Demiurgo y su "Mes ías Electr ó nico". (Ver mi libro: Nacionalsocialismo, ú nica Soluci ó n para los Pueblos de Am é rica del

Sur).

Los antiguos conocí an bien el poder secreto y má gico de los nombres. En mi obra, NOS, Libro de la Resurrecci ó n, en el cap í tulo La M ú sica Ó rfica, me refiero a este asunto

fundamental. Los verdaderos nombres, los nombres inici á ticos, se guardaban en secreto, pues su conocimiento equival ía a obtener un poder decisivo sobre su portador. Y as í tambi é n suce­

d ía con las ciudades, las que eran fundadas por sabios y magos, en ceremonias hermé ticas,

llevadas a cabo en el má s grande secreto. El nombre má gico, esoté rico, de la ciudad (nomen mysticum) era solamente conocido por los sacerdotes, los magos y los reyes. Por el Faraó n, en Egipto, y el Emperador, en Roma; por el Dalai Lama, en el Tibet; equivaliendo a una ceremo­ nia de iniciaci ó n la entrega del conocimiento de este Nombre Secreto, al nuevo gobernante, o al nuevo supremo sacerdote, el Pontifex Maximus. Los SS tambi é n hicieron uso de este conocimiento en la fundaci ó n de los Castillos de la Orden Negra. Y Hitler, en sus planes grandiosos de edificaciones má gicas. Yo estoy seguro que los espa ñ oles, fundadores de ciudades en el Nuevo Mundo, tambi é n dieron nombres secretos, cargados de poderosa significaci ó n y simbolismo a las ciudades que aqu í levantaron. Eran depositarios de la tradici ó n visigoda y de la romana (edificaban sobre el cuadrado má gico, la llamada "manzana"). Don Pedro de Valdivia, por ejemplo, aparte del nombre de Santiago dado a la capital de Chilli Mapu, habr á dispuesto un nomen mysticum y secreto, s ó lo por é l conocido y que se pasarí a a su sucesor. El mismo nombre de Santiago es ya poseedor de un profundo significado. Santiago es el Patr ó n de la Caballer ía espa ñ ola visigoda, una especie de Kalki; el Ú ltimo Avat â ra, que se aparece tambi é n montando un Caballo Blanco y blandiendo una Espada, para ayudar a sus guerreros en el combate. El Nombre Secreto de la capital de Chile habr á pasado de un gobernante a otro en el mayor sigilo. Y jam ás ser ía revelado. ¿Cu á l habr á sido el ú ltimo go bernante de Chile en saberlo? ¿Se habr á ya perdido el conocimiento del nomen mysticum? Si as í hubiera sido, los

­ 5 ­

http://Rebeliones.4shared.com

peores males nos aguardan; má s a ú n, si este nombre ha llegado a conocimiento de nuestros enemigos, porque, en ese caso, ellos habr í an adquirido un poder decisivo sobre este paí s y sus habitantes. Esperemos que el nombre ú nicamente esté siendo desconocido de los malos gobernantes y que se guarde en. los Archivos secretos y m á gicos de la Ciudad de Santiago de la Nueva Extremadura, bien custodiado por los Esp íritus Tutelares. Ser í a una tragedia de pro­ porciones incalculables si este Nomen fuera entregado al conocimiento del Papa, en la visita que pr ó ximamente nos har á . Porque, si é l lo pronunciara, la m ás grande desgracia caer ía sobre nosotros. ¡Es ese un siniestro pasu! Pero si el conocimiento del Nombre Má gico se guarda en alg ú n Cofre de oro y plata, hecho de maderas preciosas del bosque del Arauco de los Ré ­ché y est á aú n al alcance de un gobernante de Chilli­Mapu, o de alg ú n iniciado de esta Tierra Sacra, de los Andes sublimes, ¡que lo pronuncien!, como un medio de poder neutralizar el maleficio de esa sombr ía presen­ cia, que muy pronto se har á sentir en estos territorios de la patria m í stica. Para el lector culto y para los camaradas del Hitlerismo Esot é rico, no ser á difícil llegar a entender que las siguientes p á ginas no son anti­kristianas, del verdadero Kristianismo (con K), el de los arios, que ha preservado su tesoro esoté rico y m á gico y que es el Kristianismo de Wotan y los griegos. Estas p á ginas son s í profundamente anticristianas, del cristianismo jud í o de Saulo, de Pablo de Tarso, que fuera inventado por un jud í o, como el marxismo, y controlado por jud í os, hasta el presente. Creemos que estas p á ginas son importantes, pues han logrado resumir y expresar las má s profundas vivencias del Hitlerismo Esoté rico, nunca antes expues tas de este modo, siendo inspiradas ­diremos dictadas­ por el Avat â ra. Las publicamos ahora, a causa de la emergencia que Chile vive. Son tambi é n, y antes que nada, un homenaje rendido a Adolf Hitler, al cumplirse los 97

a ñ os de su nacimiento, haciendo posible la instauraci ó n de una Nueva Era en el mundo, justo al comienzo de la Edad de Acuario. La Era Hitleriana.

Abril del Añ o 97 de Nuestra Era

Heil Hitler!

Edad de Acuario. La Era Hitleriana. Abril del A ñ o 97 de Nuestra Era Heil

­ 6 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Astrolog í a y Alquimia

Mi vivencia es la siguiente: la astrolog í a y la alquimia se refieren por igual a un drama secreto. Nos está n revelando en s í mbolos un gran misterio: Las Eras astrol ó gicas son un D ía en el A ñ o de las Rondas. Y cada uno de estos D ías nos entrega una Dispensaci ó n arquetí pica. Tauro; la religi ó n solar del toro; Aries, la del carnero, de Rama, del Padre como Cordero. La de Piscis, el Pez de Kristos, el Hijo Solar. En la constelaci ó n de Tauro, la estrella principal es Venus, habiendo entrado en el sistema como un cometa, para quedar fija como estrella. Su brillo hacía visible dos cuernos luminosos, de modo que represent ó al Toro del firmamento. Venus, la Verde, para los egipcios. As í , la adoraci ó n del Toro es la adoraci ó n de Venus. Plat ó n nos cuenta que los reyes de la Atlá ntida sacrificaban al toro vistiendo trajes de colores rituales y cubiertos con el gorro frigio, entregado por los Dioses. Esto sucedi ó en Aries, cuando nace la religi ó n ariapersa­atlante de Mithra, el sacrificador del toro. El sacrificio del cordero se cumple en los comienzos de la Era de Piscis. Astrolog í a y alquimia ­porque cada planeta representa un metal determinado­ como s ímbolos de un proceso de transmutaci ó n, que nos lleva a cognocer, por medio de ambas, vivenciando la muerte y resurrecci ó n de un Dios. Mejor dicho; la transmutaci ó n de un Hé roe en m á s que un Dios. Aun cuando deseá ramos poder explicar con la mayor claridad y con palabras sencillas estas cosas, por su intr í nseca naturaleza ello no es posible. Son é stos territorios ocultos, muy dif íciles de transitar con la inteligencia racional. Los ciclos astrol ó gicos no se hallan absolutamente cerrados; los Dioses mueren; pero resucitan en el pr ó ximo ciclo con ropajes distintos, transmutados. El toro, sí mbolo de la luz en Tauro, muere en Aries; sacrificado por el Hé roe Mithra; porque ha pasado a transmutarse en su opuesto, s ímbolo de la sombra, de las fuerzas ciegas de una Naturaleza corrompida; como lo fuera en su tiempo e1 Drag ó n. Y, as í , Mithra y Siegfried son uno, en lucha contra las potencias oscuras. Mithra mata al toro, Siegfried al drag ó n. Y ambos en representaci ó n del Sol; de Helios, su Padre. ¡Cuá nto má s sab í an los antiguos de la historia de los hombres, que los "historiadores cient í ficos" actuales y su irrisorio cientificismo, se puede ver en que su Historia no era só lo de los hombres, sino tambié n inclu ía a los Dioses. Los hombres y los Dioses. Dioses que involucionaban en hombres y hombres que se convertían en Dioses. Animales que eran Dioses ­Dioses con cabezas de animales­. Todo el Universo visible se está rigiendo por los ciclos de las constelaciones ­que son figuras de animales­dioses: le ó n, toro, carnero, etcé tera­. Inevitablemente, la Edad de Oro primera se corrompe y lleva a la del Hierro. Invariablemente, todo volver á a comenzar. Y as í, ab aeterno, en el Eterno Retorno. El Crep ú sculo de ­tos Dioses se terminar á con la Resurrecció n de los Dioses. He aquí la Astrolog ía, el Ciclo de la Astrolog ía. El Demon del Eterno Retorno de lo Mismo, en lo m á s grande como en lo má s pequeñ o. El Reino del Demiurgo y sus arquetipos ilusorios. El Imperio de Maya, la Ilusi ó n.

El Mundo del Demiurgo

Pareciera como que dentro del mundo del Destino, de los Ciclos astrales, de las constelaciones y del Eterno Retorno, dentro del "Universo concentracionario" del Demiurgo, se presiente una Fuerza extra ña, misteriosa, que lucha por cambiarlo todo, por transmutar el proceso ciego en algo diferente, espiritual. Y entenderemos esto como una situaci ó n distinta,

­ 7 ­

http://Rebeliones.4shared.com

a la que Nietzsche definiera como "un Universo regido por otras leyes, o por ninguna ley", "algo jam ás so ñ ado ni por los má s grandes utopistas". Que esto pueda acontecer aqu í mismo, dentro del C írculo de la Fatalidad, nos está mostrando que el Universo visible del Demiurgo

no es totalmente de su posesi ó n, habiendo sido ú nicamente corrompido; aprisionado por ese Drag ó n, que es tambi é n un Toro, y por las huestes sombrí as de los guerreros de la causalidad, que luchan bajo sus ó rdenes. Entonces, el Universo visible a los ojos terrestres, el de los astros y constelaciones, tiene detr á s otro Universo a ún pr í stino (que "mora má s all á de las estrellas", como dec ía Goebbels, citando a Beethoven) hoy torturado; esclavizado; que gime y pena por su transfiguraci ó n. Es el Universo del Ansia y la Nostalgia. En verdad, es como una Reina, o una Bella Durmiente, prisionera de un Ogro, que espera al bello h é roe que habrá de despertarla.

S ó lo los Mitos y las Leyendas pueden aproximarnos a las vivencias de estos Misterios.

Si hemos dicho que la astrolog í a y la alquimia se refieren por igual a un mismo drama, deber í amos agregar que es precisamente la alquimia la que nos está propiciando un camino de salida ­o de escapede la esclavitud de los astros. Y es dentro de este "Universo concentracionario" del Demiurgo, y precisamente en el Eterno Retorno de los Ciclos astrales, donde se extrae; o se nos entrega, el secreto de la posible salida, o Liberaci ó n, por existir aqu í mismo escondidas la capacidad y la Ciencia, que permiten al Hé roe forzar una puerta para transmutarse en má s que el Dios que una vez fuera, antes de caer en la prisi ó n del Eterno Retorno. Podr ía transfigurarse, redimiendo a este Universo, por añ adidura, a la Naturaleza corrompida por el Demiurgo y sus Arquetipos.

M á s all á del Arquetipo

Desde ese Universo opuesto, "regido por otras leyes, o por ninguna ley", entran a este mundo, "gobernado por las leyes de la mecá nica", los Dioses. Vienen a combatir a las fuerzas ciegas de la Fatalidad, a transfigurarlas: Luchan con el Drag ó n y el Toro. En verdad, lo hacen con el Demiurgo, due ñ o de este otro mundo. Son guerreros triunfantes, o son sus v íctimas propiciatorias. Y es en el comienzo de cada nueva Era, si somos capaces de leer má s allá de su apariencia demi ú rgica, en los Arquetipos y Aiones, que el Demiurgo usa y corrompe por igual, donde se le entrega repetidamente al h é roe el mensaje oculto (el Ansia) que le permita forjar el arma m á s poderosa, para abrirse un camino de redenció n y salida de la oscura Fatalidad. Son los mismos Arquetipos recurrentes los que aportan el mensaje y descorren el velo del secreto de la ciencia; para construir la espada con la cual poder desintegrar el fantasma que ellos representan. Para pasar má s allá de El. Porque, lo que el Arquetipo nos pide, precisamente, es que lo desintegremos. ("Es necesario que El muera para que Yo viva"). El Arquetipo viene a nosotros deseoso de transformarse en s í mbolo, dir íamos, parafraseando a Nietzsche. Es por esto que toda dispensaci ó n m í tica o religiosa de una Era determinada, toda resurrecci ó n de los Dioses, deber í a ser vista desde atrá s, por as í decirlo, má s all á de su puro exoterismo, en su Misterio, en su secreto simb ó lico. En una palabra, en su alquimia. Debiendo entenderse por alquimia la ciencia que permite al H éroe transmutarse en má s que el Dios que fuera antes de entrar aqu í y quedar aprisionado en el Universo ilusorio y

­ 8 ­

http://Rebeliones.4shared.com

concentracionario del Demiurgo. Sincron í sticamente, la Naturaleza se transfigura. De este modo, el H é roe le habr á ganado la guerra al Demiurgo. Es bajo el signo de Leo cuando empieza a perderse la Edad Dorada. El sol se fija en este signo zodiacal, hasta que la Hiperb ó rea terrestre y polar (as í llamada por los griegos; la Aryana Baiji, de los arios de la India; la Asgard, de los germanos; la Hiberbortikon, de Wolfram von Eschenbach; la Ciudad de los C é sares, de los arios de Sudam é rica) entra en el Tiempo, bajo la é gida de Kronos­Saturno, siendo en ese preciso instante cuando los Dioses se ponen a combatir a la inversa de ese Tiempo, que se ha hecho terrestre, con el emblema de la Sw á stica Lev ó gira, por la recuperació n de la pureza primigenia, que se ha perdido. Los Dioses han devenido Hé roes y Gigantes. Sans ó n ser ía uno de ellos, aparte de la corrupci ó n hist ó rica que se ha hecho de su simbolismo, al aplicarlo a una leyenda nacionalista. Su fuerza resid í a en su cabellera, porque era una cabellera de le ó n, de Leo. Cortá ndosela, la mujer­ sacerdotisa ha sacrificado al Le ó n.

Los Godos

Son é stos los Dioses que entran a combatir a esa Fuerza extrañ a que ha corrompido la pureza antehist órica, arriesgando la contaminaci ó n de su sangre í gnea, al plasmar aqu í sus formas, materializá ndolas, aprision á ndolas en el "Universo concentracionario y recurrente". Dios es Goten, o Gott, en alemá n, y es God, en ingl é s. Viene de Gut, bueno en alem án,

y Good, bueno en ingl é s. Es decir; Dios es Bueno, es Lo Bueno. Tambi é n es G üeno; en

castellano arcaico, del Cid, de los visigodos de Españ a. Y hombre bueno es Gutman, en alem á n y es Guzm á n, en castellano­g ó tico, o visig ótico. Por ello, el Rey Felipe II de Españ a decía que "la guerra de Chile contra los araucanos le hab í a costado la flor de sus Guzmanes", queriendo significar lo mejor de sus visigodos, de sus "hombres buenos", o g ü enos. De sus godos. Y no deja de ser curioso que los c átaros del Languedoc g ó tico, tambi é n ocupado por los visigodos, se llamaran a s í mismos Bonhommes; es decir, hombres buenos. Porque Dios

es Bueno. Por ello el nombre de Wotan, el Dios germano, es tambi é n Gutan (G ü atan, entre los vikingos de Amé rica del Sur), debiendo significar algo gené rico, el mismo pueblo de los godos, de los Gutanes; es decir, todo el Pante ó n de los Dioses que entraron a combatir al Demiurgo y sus huestes, en el Universo visible, aprisionado dentro del ciclo zodiacal: los gerreris bersecos, venidos de Asgard, la Ciudad sagrada de los Asen. As­en, Achse, el Eje Polar, antes de que fuera desviado por la cat ástrofe que sumergi ó a Hiperb ó rea y su capital, Thule. (Ver anexo I). Gott, God, Godo. Los Dioses son los Godos, los Gutanes. El pueblo de los godos se divide en varias ramas. Algunas de ellas entran a Españ a. Los Ostrogodos, son los "Godos Brillantes" (Dioses Brillantes); los Visigodos, son los "Godos Sabios" (Dioses Sabios). En Espa ñ a, los visigodos se llaman entre ellos, Asen, para recordarse su procedencia divina, de otro mundo, de As­gard, o de As­garten, el Jard í n de los Asen, El Jard í n de las Hesp é rides, de las Manzanas de Oro: La Edad Dorada. Aryana Baiji, o Ariana Vaejo; Hiperb ó rea. Hijo de Wotan es Sieg, la Runa Sieg, la del Triunfo. Es tambié n el Emblema del pueblo godo. Los Jetta, o Getas, una de sus tribus, se consideraban "el pueblo elegido de Dios", hijos de Gott (hijo­dal­go; hidalgo), Dios mismo; porque "El Hijo y el Padre son una misma Persona'". Un Godo.

­ 9 ­

http://Rebeliones.4shared.com

En la India, Godo es Gotama o Gauthama, el Buda. Se cree que los Asen se llamen de este modo por causa de As­gard, la Morada u Olimpo de los Dioses, de donde ellos descienden a combatir a las fuerzas demi ú rgicas, antes de involucionar en los hé roes y antes de que el Achse (Eje) se desviara. Antes de que el Dios "se mezclara con las hijas de los hombres", e involucionara en Hé roe.

La Sw á stica Lev ó gira

El camino del triunfo, de la liberaci ó n, se dirige en contra de la corriente de la involuci ó n, hacia atr á s, contra el Tiempo de Saturno­Kronos, hacia ese punto imaginario donde Saturno mismo entra en el Tiempo, se transforma en el Tiempo­Kronos. Aun antes, en el Satya­Yuga. Sat­ya, Sat­Ur­No. Este camino retr ó grado est á simbolizado por la Sw á stica Lev ógira, girando en contra del movimiento rotatorio de la tierra, es decir, en contra de ese tiempo aparecido al desviarse el Eje y correrse su Polo geogr á fico. Es é ste, el Emblema del h é reo ario, que marcha hacia la recuperaci ó n de Hiperb ó rea, de Asgard, tras haber descendido tan profundamente en la materia, con la derrota y la prisi ó n en los campos de batalla del Demiurgo; resignado a veces, olvidado de su origen divino las má s. Y es justo pensar que sea a trav é s de la misma materia natural (innatural, en este caso), donde Otra Fuerza le sostiene, hacié ndole llegar un mensaje que es una recordaci ó n constante y simb ó lica del drama acaecido: la historia de la p érdida (¿voluntaria?) de Asgard, la entrada o ca ída en el Universo concentracional, para combatir como h éroe (que ha olvidado su inmortalidad, que no sabe ya que no puede morir). En toda nueva Ronda del Eterno Retorno, la misma historia sacra de los Godos­Asen se est á contando, con la actualizaci ó n de un Arquetipo y su bestiario simb ó lico zodiacal. La historia se refiere al descenso de un Dios entre los hombres, del Godo, a la materia demi úrgica y su sacrificio para impedir que la corrupci ó n se extienda y el Universo de la Mec á nica se expanda a costa de aquel Otro, donde no existen las leyes de la causalidad. Es una guerra a muerte y eternidad. Y el Dios devenido Hé roe no dispone de otra ayuda ni otro puntal fuera del recuerdo de su propia historia divina y sagrada, contada una y otra vez por dispensaci ó n de los Dioses que se quedaron afuera y que de este modo vienen en su ayuda, utilizando los arquetipos zodiacales del Demiurgo, vali é ndose de sus leyes c í clicas y estelares. El recuerdo del origen del Drama se halla muy obnubilado ya, en la oscuridad s ó rdida de las mazmorras del Demiurgo; pero los Dioses se valdrá n de la esencia incorrupta de los Hé roes, que Aqué l no ha podido pervertir, del Ansia y la Nostalgia que, como un eco lejano, repetidamente se hace escuchar al fondo del alma del guerrero. Tambi é n en la Naturaleza y hasta en el Arquetipo. Contra esto, el Demiurgo posee s ó lo el arma de la corrupci ó n. Corromper, desnaturalizar la forma y el sentido de la revelaci ó n, apropiarse la historia sacra de los arios, falsificarla, cambiar su direcci ó n, antropomorfizar el Arquetipo, hacerlo persona sin individuarlo; destruirlo, sin superarlo; alterando su cará cter simb ó lico­m í tico, neutralizando su potencial má gicoenerg é tico, para presentarlo bajo un aspecto exclusivamente religioso. Entregando al mundo una religi ó n exot é rica y dogm á tica.

­ 10 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Wotan y las Runas

En el Continente del Polo Norte, la Primera Hiperb ó rea semif í sica se ha perdido. Con ella, tambi é n las Runas, esos signos del Zod íaco interior de un Dios, originarios de un Otro Universo, centros de fuerzas, que en s á nscrito llamar ían shakras. Primeros signos de un lenguaje no hablado, concretizaciones del Verbo Espermaticos. Porque la palabra, el lenguaje hoy conocido, equivale a una involuci ó n en las comunicaciones entre los seres ya creados. El lenguaje superior carecía de palabras, parecié ndose al de los animales, los p á jaros y los

rboles. Pr í stina transmisi ó n instantá nea de la energ ía, del pensamiento no pensado. Para recuperar lo perdido, posiblemente los Dioses ­entre ellos Wotan­Gutan, que los representa a todos­ descienden a la materia, se materializan; vie nen a lo alterado, a lo corrupto. Y Wotan se crucifica en el Arbol llamado Yggdrasil, "del Espanto". En un fresno, Esche, en alem á n, casi igual a Asen, el nombre de esos Dioses que descienden de Asgard y tan parecido a Achse, el Eje terrestre y polar. Por ello, habr á que entender el Misterio así : el Asen, el Dios, pende de su propio Eje, de su Columna, que se ha desviado como el Polo y con el Polo. Pende por Nueve Noches, seg ú n la Saga n ó rdica de las Edda. Y Nueve es el n úmero m á gico por excelencia, porque en todos sus m ú ltiplos se repite; adem á s, es sacro porque ha "transpolado" el N ú mero demon íaco ­del Demiurgo, de la Gran Bestia­ el 6, volvi é ndolo del revé s, transmutá ndolo en 9 1 . Simboliza el triunfo, la salida. Wotan va a tratar ahora de cambiar el Eje del Polo y del astro a su posici ó n antigua. De la Columna que afirmaba el Cielo en Hiperb ó rea y que sujetaba el Hombre­ C ó smico, el Cosmokrator. Va a tratar de enderezarlo dentro de s í mismo, para as í retornar la Edad Dorada, pasando de la Sw á stica Lev ó gira a la Dextró gira.

á

de la Sw á stica Lev ó gira a la Dextr ó gira. á 1 Dante,

1 Dante, iniciado en la Orden Esot é rica de los Fedele d 'Amore, revela su secreto: Beatriz es el Nú mero 9. La conoci ó cuando é l ten í a 9 a ñ os. Le escribi ó el primer poema cuando ella ten í a 18 a ños (1 +8 = 9) y Beatriz muere a los 27 añ os (2 + 7 = 9). Es decir 999. La transmutaci ó n por la iniciaci ó n tá ntrico­alqu í mica del Amor M á gico (de A­Mor), del Nú mero 666 de la Bestia Apocal íptica, o del Mes í as de Sió n.

­ 11 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Hemos dicho que é sta es una Historia Sagrada. En verdad es una Autobiografí a Sacra escrita por los mismos Dioses. Los Dioses se cuentan a sí mismos su p é r dida y su resurrecci ó n. Adoran el Fresno, Esche, porque es el Asen, el Eje, Achse. Se adoran a s í mismos. Mas, lo cierto es que Wotan se ha crucificado en una Piedra. En la Roca de los Externsteine, en el centro de los bosques de la antigua Germania. All í le he visto. Su gigantesca figura ha sido impresa en ese "plasma c ó smico", con la cabeza inclinada hacia un costado, pendiendo en esa posici ó n para se ñ alar a los Hé roes que el Eje, su Eje, ha sido desviado hacia ese lado y só lo trabajando desde aquella posició n (desde la izquierda, con la Sw á stica Lev ó gira) se podr á remontar el Tiempo y recuperar la Eternidad. ("Tiempo aú n no usado, tiempo en reserva", como defin í a la Eternidad Knut Hamsum). Y Wotan recupera las Runas y puede as í desprenderse en la Novena Noche, resucitando y entreg á ndonos el Nuevo Futhark, que en el siglo IX, bajo influencias extra ñ as, ha sido modificado, en un fallido intento por cristianizarlo. En efecto, la Runa Odal, la de Wotan, ha sido substraí da. En cambio, se ha incluido la Runa Hagal ­*­. Por ello no deber í amos sorprendernos al comprobar que el judaí smo se apropia este signo del androginato má gico y alqu ímico en la pretendida Estrella de David, de seis puntas. La Runa Hagal simboliza tambi é n el Pez, la Era de Piscis, y es, adem á s, el monograma del Kristos griego, de lesous Xristos, de un Aion, una entidad solar. Pez en griego es Ixtios, con I; como Iesous; adem á s, se parece a la palabra Xristos. La I de Iesous (y de Ixtios) al cruzar la X de Xristos forma la Runa Hagal. Es todo un s í mbolo astrol ó gico, adem á s de alqu í mico, pues tambi é n representa al hombre y a la mujer reunidos, el Andr ó gino; religados. La Runa Hagal debi ó simbolizar el Xristianismo Esoté rico de la Era de Piscis, entregado por Wotan al desprenderse del " Árbol del Espanto" (de la Cruz Lev ó gira) en la Novena Noche. La Re­Ligion del hombre Absoluto, del Hombre Casto, del Xristos Andr ó gino. Pero el 9 se cambi ó en el 6 de los jud íos, en la Estrella de David y en el cristianismo exot é rico y judaizado. La Runa Odal recuperada aparece como enseñ a en la portada de esta obra, porque aqu í se trata del Kristianismo de Wotan, del Hitlerismo Esoté rico. La Runa Hagal no tiene por qu é excluir a la Odal; por el contrario, se complementan. Deber á nuevamente ser incluida en el

Odal; por el contrario, se complementan. Deber á nuevamente ser incluida en el ­ 12 ­

­ 12 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Futhark de Odin, para que sea realmente de Wotan. Y esto en la Era de Acuario, cuando la Runa Hagal deberá ampliarse en la Estrella de Ocho Puntas, la de Venus, la de Hiperb ó rea y de los Arios. La Estrella de A­Mor, que tambi é n fuera la de los Ré ­ch é araucanos y se encontrara en la primera Bandera de Chilli Mapu. (Hoy robada del Museo Hist órico Nacional de Santiago de Chile). La Estrella de Ocho Puntas y que yo llamarí a Runa Veneris (de Venus), la Runa Verde (del Rayo Verde), se compone de dos Runas Hagal, pudiendo reemplazar a é sta, que podr í a quitarse del Futhark, en Acuario, por corresponder a un Signo de Piscis, ya superado. Y porque el androginato no es el fin al que tiende el Hitlerismo Esoté rico, sino el Hombre­ Absoluto; el Hombre y la Mujer Absolutos, unidos y separados para siempre. Las Dos Runas Hagal entrecruzadas (unidas y separadas) representan al Hombre y a la Mujer Absolutos. La Estrella de Ocho Puntas, que ya es un Astro, que tiene la forma de un Astro, del S é ptimo Sol de los Mayas, que es un Hombre­Total: La Runa Veneris encerrada por un C írculo, girando dentro del C írculo. Y que es un OVNI, un Vimana. El fin ú ltimo de la Guerra aqu í emprendida, con la entrada de los Dioses­Guerreros, de los Divyas y los Vî iras, en el Universo del Demiurgo, est á simbolizado por la Estrella Venus, la de los Asen, los frisones y los araucanos. El Hombre­Absoluto, individuado, unido a su Ella, unido en la separaci ó n. ELELLA y ELLAEL, en mi propia terminolog í a. Porque la salida de este Universo se encuentra por Venus, como la entrada. La Estrella de la Ma ñ ana y de la Tarde, que en sí ya es una doble Runa Hagal, una Estrella Doble, un Hombre y una Mujer Absolutos, Dos Estrellas en Una, la Doble Estrella de A­Mor: Baphomet, Quetzalc óatl, Abraxas. Por all í se va al Sol Negro, que nos transporta, succion á ndonos, hasta la inexistencia del Rayo Verde; el Universo del Hombre y la Mujer Absolutos. Esa Flor Inexistente 1 . Los intentos del Enemigo por adulterar el Futhark de Odin, la má s poderosa arma de los godos, se revelan en el cambio que tambié n operaron en la Runa F, la letra a, que simboliza a los A­sen. Ahora simboliza el fresno. Una simple artimaña, casi infantil, para conformar a la curia del siglo IX; pues, como hemos visto, fresno en alemá n es Esche. Y el fresno es el Árbol Yggdrasil, del que pende Wotan. Por eso, los germanos han pasado a adorar el Árbol; primero el fresno, luego la encina.

1 En la India, la Estrella de la Ma ñ ana, que tambi é n es la Estrella de la Tarde, Venus, se representa por los dos guerreros Aschvinos, de los tiempos v é dicos. En la ilustraci ó n aqu í incluida, se les puede ver tomados de la mano. Es una escultura de m á s de dos mil a ñ os, que se halla en mi poder. Equivale a Cautes y Cautopates, del Mithraísmo, D ía y Noche. Para los griegos y los romanos fueron los Di ó scuros, Castor y Polus, semidivino y divino, la puerta de entrada y la ventana de salida de Venus. Tambié n es Jano y es Baphomet, con dos rostros, indic á ndonos, de este modo, que los templarios fueron seguidores de Venus, de la Virgen Negra, de Isis. Su Sello, de Dos Monjes­Guerreros en un solo caballo, expresa el mismo simbolismo de la Doble Estrella de A­ Mor. Una Iniciaci ó n alqu í mica y tá ntrica. Los Aschvinos han sido tambi é n comparados con los Cabirios alqu ímicos de Goethe. Resalta tambi é n la similitud gr á fica entre Asch­vinos y Esche, fresno, en alem á n y Achse, eje, en alem á n. Adem á s, Asen. Por algo se habla de lenguas indoeuropeas. As í, los Aschvinos son los guerreros Asen, que han entrado a este mundo demi ú rgico a combatir al Enemigo, a trav é s de la Puerta de Venus, la Doble Estrella de A­Mor, que ellos representan. Y Venus es Lucifer, el Se ñ or de la Luz de Otro Universo. Luci­Bel. El mes de Venus es abril.Y el 20 de abril naci ó Adolf Hitler.

­ 13 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Las Runas son inseparables del culto a Wotan y los Asen , de los gigantes

Las Runas son inseparables del culto a Wotan y los Asen, de los gigantes Anaquim, nacidos de la uni ó n de los Dioses con las "hijas de los hombres", de los godos, "los má s grandes enemigos de los jud í os", seg ú n Ecequiel. Pero la verdad es que Wotan, al entrar en este mundo se ha crucificado, primero en una piedra, en una roca, como lo vemos en los Externsteine, ah í se ha "plasmado", en el mineral primero. (Luego ser á en el á rbol, despu é s en el animal, para continuar en el hombre). Ha nacido aqu í en una Piedra. Y sobre esa misma Piedra transfigurada se "edificar á la Resurrecci ó n del Hé roe". Sobre el lapis alchimicum philosophal.

La Muerte de los Dioses

¿Có mo mueren los Dioses? El Tiempo los cubre, los envuelve, Kronos­Saturno; el Lobo del Firmamento, de nombre Fenrir, los devora. Como una inmensa ola sumerge la morada de los Asen, la Asgard polar, llamada Hiperb ó rea por los griegos, e Hiberbotikon, por Wolfran von Eschenbach. Y sucumbe la Edad Dorada, la aurea aetas, el Satya­Yuga. Wotan sab í a que ello suceder í a. En la divina memoria de su sangre recordaba el Eterno Retorno. Hab ía ordenado a los enanos construir cadenas para amarrar al Lobo Fenrir. Pero el Lobo las romp ía todas, hasta que Wotan orden ó construir una cadena imaginaria, hecha con "el ruido de los pasos de un gato, con la saliva de un p ájaro, la respiraci ó n de un pez, la ra í z de una roca, los pelos de la barba de una mujer". La Cadena Gleipnig. Es decir, cosas todas que no existen. Ú nicamente ella fue capaz de inmovilizar al Lobo. Porque eran las leyes del Otro Universo, de donde los Dioses son oriundos. Leyes que no existen. Y el Lobo qued ó aprisionado, hasta que los Dioses entraron a dudar de lo que no existe. De esa Flor Inexistente, que crece en los jardines de Asgard. Y el Lobo Fenrir rompi ó la cadena má gica, devor ó a todos los Dioses y tambié n a Asgard.

­ 14 ­

http://Rebeliones.4shared.com

El primero en morir fue Balder, o Baldur, el m á s dulce, el m

El primero en morir fue Balder, o Baldur, el má s dulce, el má s bello de los Dioses. Hasta su pira funeraria fue Wotan, a susurrarle en el o ído algo que nadie nunca ha conocido. Le habl ó , tal vez, de esa Flor Inexistente y de la seguridad del retorno y de la Resurrecci ó n. De la vuelta a la Ciudad de Asgard, la que no existe, la que nunca existir á , pero que es má s real que todas las ciudades de esta tierra.

­ 15 ­

http://Rebeliones.4shared.com

El Lobo Fenrir irrumpi ó aqu í como un cometa, como en el mito griego

El Lobo Fenrir irrumpi ó aqu í

como un cometa, como en el mito griego de Phaeton, y lo incendi ó todo. El era ese cuerpo celeste que

c í clicamente retorna para producir tan

grandes catá strofes. No existe, entonces, soluci ó n tratando de encadenar al Lobo para impedir el Crep ú sculo de los Dioses, el G ö tterd ä mmerung. La Muerte de los Dioses. Por que al final los mismos Dioses dudan de lo que no existe, de su propio Universo, de su Flor. La

ú nica forma de poder impedir el

triunfo de la Fatalidad, es hacerse amigo del Lobo y transformarlo en un perro. Porque no siempre el Lobo fue voraz, ni Sat­á nico (de Sat­Ur­No). Primero fue un Zorro que se transmut ó en Lobo y que el Demiurgo corrompi ó , vali é ndose de su mejor arma, el Tiempo zodiacal, los ciclos astrales. Mas, en verdad, Zorro, Lobo y Perro son grados inici á ticos, estadios del opus alchimicum. Por eso todos los cuarteles generales de Hitler durante la Gran Guerra, llevaban el nombre de "Lobo" (Wolf). Y por ello tambi é n iba siempre acompañ ado por un perro. Perro es Dog, en ingl é s, y Dios es God. Es decir, el perro es Dios al rev é s. De este modo, y con esta secuencia ­zorro, lobo, perro­ se prepara la Resurrecci ó n de los Dioses. Y la recuperaci ó n de la inmortalidad del H é roe.

Mithra y el Cristianismo

El Crep ú sculo de los Dioses puede que haya acontecido al cumplirse Leo, con la imposici ó n de Saturno­Kronos. Así , la promesa que Wotan hiciera a Baldur se habr á realizado muchas veces. Con distintos nombres los Dioses resucitan, en C á ncer, en G éminis, en Tauro, en Aries; pero no en Piscis. Retornan, vuelven, para darse ello mismos la posibilidad de la verdadera Resurrecci ó n y del triunfo, forzando la salida del mundo del Demiurgo, derrot á ndolo en la Guerra Santa que emprendieran. Es en Aries cuando los Dioses vuelven con Mithra, el "Sacrificador del Toro", de Tauro.

­ 16 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Deberemos concentrarnos en su historia simb ó lica, porque el drama que aqu í acontece nos afecta directamente a lo largo de toda la Era de Piscis, que ha sido, por desgracia, la nuestra. Si en Aries fue Baldur quien retornara como Mithra, en Piscis debi ó ser Wotan quien resucitara como Kristos. En el yash X, del Zenda Avesta, el Libro Sagrado de los zoroastrianos de Persia, Mithra nace sobre la monta ñ a mitol ó gica Hara B é r è zaith (el Meru hind ú), donde hoy se encuentra el monte Elbruz, en el C á ucaso, contraparte f í sica del Hara Bé r è zaith, as í como el Kailas lo es del Meru en la India. Desde esa cima, Mithra contempla la tierra de los arios. Lleva una es­ pada en una mano y un mundus en la otra. Es el Kosmokrator de los griegos, el Regente del Universo. Algunas veces se le representa con una antorcha en lugar de una espada; porque tambi é n es el Portador de la Luz, el enviado del Sol.

tambi é n es el Portador de la Luz, el enviado del Sol. La roca de

La roca de la monta ñ a contiene fuego y luz; es un pedernal, una piedra luminosa. De all í surge Mithra, Dios del Fuego y de la Luz. Tambi é n existen repre sentaciones de Mithra pendiendo de un árbol, como Wotan. En todo caso, Mithra nace e125 de diciembre (fecha plagiada por el cristianismo), de la petra genetrix, de la Piedra, de lapis. Para los que tengan alg ú n conocimiento de la Alquimia no les ser á dif ícil entender que aquí se está narrando una historia simb ó lica y esoté rica, que hace referencia al nacimiento de Rebis, ese ser artificial, que se produce al final del opus, de la Obra, como producto del encuentro de lapis, la Piedra Filosofal. Se ha encontrado la Piedra, que es Fuego y es Luz (Pedernal): un Carb ú nculo caído de Venus, de la Estrella de la Ma ñ ana. Por ello Wolfram von Eschenbach nos dice en su Parzival que el Gral es una Piedra caí da de la Corona de Lucifer

­ 17 ­

http://Rebeliones.4shared.com

(Phosphoro = Venus = Lucifer). Y en el Kristianismo Esoté rico se afirma que "Pedro es Piedra y sobre esa Piedra se edificar á la Gran Obra". La Catedral, la Iglesia. (Ver anexo II). Existen, ademá s, otras representaciones del nacimiento de Mithra, con la presencia de

pastores, lo que no deberí a extra ñarnos, pues se trata de la Era de Aries, el Cordero. Tambi é n esto ha sido llevado al nacimiento de Jesú s, como plagio, d á ndole un significado social y una connotaci ó n judaica de "lucha de clases", de "nacimiento humilde", de "rebeli ó n de los esclavos", de los "pastores, o inquilinos". Religi ó n exot é rica y antropom ó rfica, edificada sobre el resentimiento y la subversi ó n. Cuando Mithra nace (renace) junto a El se encuentran siempre dos extra ñ os personajes, que son sus ayudantes, o testigos. Dos servidores, llamados Cautes y Cautopates. (Nos hace recordar la revelaci ó n alqu ímico­tá ntrica de Mozart, en "La Flauta M á gica", con Pamino

de Mozart, en "La Flauta M á gica", con Pamino y Pamina, Papageno y Papagena). Uno

y Pamina, Papageno y

Papagena). Uno a cada lado del Dios resucitado, o naciente.

Portan antorchas. Cautes dirige

el fuego hacia arriba y

Cautopates hacia abajo. Simbolizan as í el d ía y la noche. El Tiempo, puesto que el Dios ha entrado nuevamente en el Tiempo y es aqu í donde va a entablar su combate con el Toro, con el Demiurgo. Las dos enigm á ticas figuras son tambi é n representaciones del Aion gn ó stico, del Zervan persa (curiosa similitud con servant, sirviente), del Sarapis egipcio, del Kronos griego y del Saturno romano. Todos regentes del reino de los. muertos. Zervan controla el Tiempo infinito; es decir, el Eterno Retorno. Para los zervantistas iranios, Ahura Mazda, el Dios de los zoroastrianos, y Ariman, el Demonio, tienen su origen en Zervan, el Tiempo, as í como Mithra lo tendr í a al renacer como Dios­Hombre. Pero, para Zarathustra, Zervan es s ó lo un intermediario al servicio de Ahura Mazda. La posici ó n humilde y secundaria de Cautes y Cautopates, de ayudantes y testigos del proceso de la Resurrecci ó n, nos estaría se ñ alando que Zarathustra está en la razó n y no los zervantistas. El Aion es só lo un regente de un ciclo de­ mi ú rgico, un se ñ alizador de un tiempo, de una Era astrol ó gica, tambi é n prisionero moment á neo del Demiurgo. (¿Acaso voluntariamente?). Los testigos aportan y quitan la Luz.

­ 18 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Y sin esa iluminaci ó n nadie verí a lo que all í acontece. Son, entonces, la conciencia, que es

donada por el Tiempo, por Saturno y que se inmortalizará con el guerrero ario, si logra vencer

en el combate alqu í mico, contra el Mundo ilusorio del Demiurgo.

alqu í mico, contra el Mundo ilusorio del Demiurgo. Mithra es tambi é n apodado "el

Mithra es tambié n apodado "el Ladr ó n del Toro"; porque se roba un toro para sacrificarlo dentro de una caverna. Este motivo extra ñí simo del robo se est á repitiendo

constantemente en las historias m í ticas. Tambi é n Heracles­H ércules va a robar las manzanas

de oro en el Jard í n de las Hesp érides y Jas ó n, el Vellocino de Oro a Medea ­con la ayuda de

Medea, esa soror m í stica­. Yo creo que el Gral tambi é n tiene que ser robado. En este mundo enemigo somos extranjeros, en este campo de batalla, y hemos entrado aqu í "como un ladr ó n "

en la leyenda kr ística, del Kristianismo Esoté rico. (Y son Demas y Cystas, en el cristianismo

en la noche

Y luego, ese Cautes y Cautopates se transforman en el Buen y el Mal Ladr ó n

judaizado, dos cipayos). En verdad, el Tiempo, Kronos­Saturno, es el Ladr ó n, pues se roba las im á genes de nuestra vida, la juventud y la entera existencia. Cautes y Cautopates

­ 19 ­

http://Rebeliones.4shared.com

simbolizan el Tiempo, el paso del D ía a la Noche, de la Luz a la Oscuridad. Porque toda la Historia aqu í contada se cumple dentro del Tiempo ­toda historia posible de ser contada­ donde un Dios ha retornado para vencerlo y recuperar la Eternidad. Pero de un modo ahora consciente.

para vencerlo y recuperar la Eternidad. Pero de un modo ahora consciente . ­ 20 ­

­ 20 ­

http://Rebeliones.4shared.com

La Misa Mithra í sta Misa, del lat í n messis , cosecha, ofrenda. Feriae
La Misa Mithra í sta Misa, del lat í n messis , cosecha, ofrenda. Feriae
La Misa Mithra í sta Misa, del lat í n messis , cosecha, ofrenda. Feriae
La Misa Mithra í sta Misa, del lat í n messis , cosecha, ofrenda. Feriae

La Misa Mithra í sta

Misa, del lat í n messis, cosecha, ofrenda. Feriae messis, fiesta romana de la recolecció n. Missus, enviado. Mesias, el Sol, enviado anual que hace madurar los frutos.

Lo hemos dicho, en cada nueva Era astroló gica se entra a contar la misma Historia del renacimiento de un Dios y su encarnaci ó n entre los hombres. Un impulso, una energ í a poderosa vuelve a proyectarse, dando vida al Arquetipo, revistié ndolo con los s í mbolos y los ropajes del nuevo tiempo, al desplazarse el punto vernal con relaci ó n a la tierra en las constelaciones del Zod í aco. Y hace explosi ó n en el Inconsciente Colectivo de los hombres, dando otra posibilidad a los h é roes, para encenderse de entusiasmo, y poder captar el mensaje y su sentido, abriendo la Estrecha Puerta, o Ventana de salida de este

Universo. Derrotando al Demiurgo. En el origen del Tiempo, es Wotan crucific ándose en la roca, o en un fresno. Allá , en el norte de los hielos, en la recié n perdida Hiperb ó rea, Aryana Baiji, el Continente primigenio de los arios polares, Asgard. El Kristos griego, el Kosmokrator, o Kosmokristos, es Wotan. Esp íritu Solar, anima mundi, crucificado en los cuatro reinos de la Naturaleza, seg ú n Plat ó n. Tambié n Mithra es Wotan; porque todos lo son. El Arquetipo s ó lo muy raras veces se personaliza. Su venida entre los humanos es como un fuego que se extiende, como un

­ 21 ­

http://Rebeliones.4shared.com

incendio inextinguible. Los hombres ú nicamente contribuyen a su propagaci ó n, en una Edad determinada. Son los magos, o Magis persas (Mago = "el que sabe"), sacerdotes de Zarathustra, del Mazde í smo, los que propician la religi ó n y culto de Mithra, en acuerdo con su propia religi ó n zoroastriana; porque Mithra ser í a un intermediario, o el Hijo de Ahura Mazda. Es así como los zoroastrianos pretend í an adaptarse a la Era de Aries. (No deja de ser extra ñ o, a primera vista, la semejanza entre el nombre ario­persa de Magi y el de Machi araucano. En germano la Ch se pronuncia como la g, lo que dar ía exactamente Magi. Sobre el posible origen fris ó n de los araucanos se puede consultar a Toribio Medina y tambi é n a mis libros, "Adolf Hitler, el Ultimo Avatâ ra" y Nacionalsocialismo, Ú nica Soluci ó n para los Pueblos de Am é rica del Sur).

Ú nica Soluci ó n para los Pueblos de Am é rica del Sur). ­ 22
Ú nica Soluci ó n para los Pueblos de Am é rica del Sur). ­ 22
Ú nica Soluci ó n para los Pueblos de Am é rica del Sur). ­ 22
Ú nica Soluci ó n para los Pueblos de Am é rica del Sur). ­ 22
Ú nica Soluci ó n para los Pueblos de Am é rica del Sur). ­ 22

­ 22 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Hay signos inconfundibles de wotanismo en Mithra. Como Wotan, El tambi é n va acompa ñ ado por un cuervo y un perro ­grados, ademá s, de la inicia ció n mithra í sta. Curiosamente, el cuervo se llama Korax, y Korakenke era el nombre del Cuervo del Inka, o Inca. Tambi é n Korava es cuervo y es el nombre sá nscrito de una de las partes en la Gran

Guerra del Mahabharata. Los Korava y los Pandava vienen a ser los Vanen y los Asen de la saga germ ánica. En otra parte, hemos dichos ya que el Inka era un vikingo, descendiente de Wotan y adorador de Wotan. (Ver "Adolf Hitler, El Ultimo Avat âra" y "Nacionalsocialismo,

ú nica Soluci ó n para los Pueblos de Am érica del Sur").

Como todos los h é roes solares, tambi é n Mithra realiza una serie de trabajos simb ó licos, que deber í an beneficiar a sus seguidores. Adem á s de sacrificar al toro, bebe y da a beber su sangre, en una ceremonia lit úrgica y ritualista, en que esta sangre es consagrada y transmutada en Licor de Vida Eterna (refrigerium) por el descenso de una Fuerza de lo alto, de Otro Universo. La sangre del Toro ha sido transmutada en la propia sangre de Mithra. Luego, come y da a comer la carne del Toro, tambi é n transubstanciada en su misma carne. ("Tomad y bebed, é sta es mi sangre; tomad y comed,

é sta es mi carne"). La ceremonia mágica es una repetició n ab aeterna de la aria hiperb ó rea, de

la Minnetrinken, cuando los gerreris bersecos beb í an su propia sangre astral, el Soma, y los reyes de la Atl ántida, el Licor del Gral, en copas de oricalco. Los antiguos arios persas beb ían el Ahoma.

oricalco. Los antiguos arios persas beb í an el Ahoma . Esta Misa Mithra í sta
oricalco. Los antiguos arios persas beb í an el Ahoma . Esta Misa Mithra í sta
oricalco. Los antiguos arios persas beb í an el Ahoma . Esta Misa Mithra í sta

Esta Misa Mithraí sta es oficiada, despu é s de la partida de Mithra, s ó lo por los iniciados de grados má s altos, por los "Padres". Otro grado alto es el de "Le ó n". El "Padre Supremo" es el Jefe de la Iglesia de Mithra. Y Padre, o Santo Padre, pasa tambi é n a llamarse el Papa de la Iglesia cristiana de Roma. Por lo dem á s, Papa quiere decir padre. Otro grado de la religi ó n esoté rica de Mithra es Mile, el soldado, de donde deriva la palabra milicia y tambi é n militar. Todo el culto de Mithra es oficiado en lat ín, llegando a tener una enorme influencia e importancia entre las legiones del Imperio romano, porque Mithra es "el Se ñ or de los Ejé rcitos" y su religi ó n es

­ 23 ­

http://Rebeliones.4shared.com

guerrera, de modo que la Legió n romana se conforma, casi esot éricamente, en sentido mithra í sta, como esoté rica fue desde un comienzo la organizaci ó n militar de las SS hitleristas. En la "Milicia" mithra í sta se habr á n inspirado tambié n los guerreros assassin persas, del "Viejo de la Monta ña" Los colores de los oficiantes de Mithra son alqu ímicos y de ellos se apropiará la curia cristiana de Roma. Las legiones romanas llevan el culto de Mithra hasta los confines del Imperio. En Espa ñ a, las Corridas de Toro son una reliquia de aquel culto, religiosas y esoté ricas en sus or í genes. El "traje de luces" del torero corresponde a los colores alqu í micos de los grados inici á ticos del mithra ísmo y su ritual es sacro, hierá tico. Con el tiempo la Corrida se ha exoterizado, gregarizado. Pero ya el Rey Alfonso el Sabio, en su C ó digo de "Las Siete Partidas", prohib í a el cobro de dinero y cualquier ganancia material en la "Fiesta Brava". Porque las Corridas de Toro son una Misa arcaica, de Aries, con sus antecedentes aú n má s antiguos, en Tauro y en la "Danza de las Abejas", de las sacerdotisas v írgenes del Minotauro, en Creta.

Mile es el soldado al servicio voluntario de Mithra, que enfrenta el combate heroico como ascesis guerrera, como gnosis, contra las potencias sombr ías y al servicio del Dios de la Luz, de Mithra, de Ahura Mazda. Tambi é n el torero, al igual que Mithra, se purifica con la sangre

del Toro, al mismo tiempo que redime al animal. Ellos van a sobreponerse de la ca í da, a limpiar la mezcla con el animal­hombre, el "pecado racial" de los Dioses y los

H é roes.

En algunas misas mithra í stas el vino consagrado reemplazaba a la sangre, como bebida. Se transubstanciaba la sangre del animal, as í como en la alquimia se produce el cambio del plomo en oro. El representante de Mithra en la tierra es el Pater Patrum, Padre de Padres, el "Gran Pastor", el Summus Pontifex. El entrega los siete grados de la iniciaci ó n, cada uno bajo protecci ó n de un planeta. El Pater se halla protegido por Saturno. Los emblemas del Pater eran un anillo y un cetro, s ímbolos

por Saturno. Los emblemas del Pater eran un anillo y un cetro, s í mbolos ­

­ 24 ­

http://Rebeliones.4shared.com

de la sabidur í a y del desposado en Mithra. Todo esto ha sido tomado por la Iglesia romana. Pero el Pater es tambi é n un Magi. Nada de malo existir ía en un plagio por el cristianismo, si no se hubiera realizado

ú nicamente para atraer a su redil a las legiones romanas, convirtiendo y desarmando espiritual

y materialmente a los guerreros, castr á ndolos moralmente. Lo mismo han hecho con el wotanismo, en la conversi ó n forzada de los sajones. Plagio, expoliaci ó n, falsificaci ó n y corrupci ó n de lo divino, de lo lleno de Sentido, en la plasmaci ó n real de un Arquetipo.

Mithra Extrae Agua de la Piedra

Uno de los milagros de Mithra ha consistido en extraer agua de la Piedra, golpeá ndola con una espada. (Recordemos: Excalibur es extraí da de una roca). Agua de la Vida Eterna, fons perennis. Y Anna perennis se llamaba la bebida m á gica de los romanos. Es a Mois é s, el "salvado de las aguas", a quien se le atribuir á una acció n semejante. Con la Vara o el Caduceo del Faraó n golpear á la roca en el desierto y har á surgir el agua para calmar la sed de los del é xodo. Pero todo esto ha sido tambi é n exoterizado, para aplicarlo a la historia nacional jud í a, aun cuando Moisé s no era jud í o, sino egipcio, de nombre Osarsiph y posiblemente un sacerdote de At ó n, que debi ó escapar luego del triunfo de los sacerdotes de Am ó n y la derrota de Amenofis IV, llamado Akenaton: Con la abolició n de su culto monote í sta. Mithra es representado portando el gorro frigio, el mismo que usaran los reyes de la Atlá ntida para sacrificar al toro y beber su sangre en copas de oricalco, seg ú n Plat ó n. Este gorro equivale al uraeus de los faraones egipcios, la cabeza de cobra emergiendo de su frente. Los uraeus son siete, el n ú mero de los shakras y de los grados de la iniciaci ó n mithraí sta. El de la frente representa la Sierpe de Kundalini, ya activada, el poder del Vril; o sea, la Vara, el Caduceo, el Cetro, la Espada. Energ í a capaz de extraer la fuerza oculta en la Piedra, en el lapis, y hacer renacer a un Dios y la Edad Dorada. El oro alqu í mico, Aurum Potabile, que se bebe y da, la vida eterna. El Soma, el Ahoma, Anna Perennis, la Quintaesencia, el Licor Philosophal. El Gorro Frigio se dobla hacia adelante, formando una saliente parecida al uraeus. Tambi é n representa a Kundalini, y ha sido entregado al h éroe como premio por los Dioses. Mithra lo porta y el hé roe deber á merecerlo, descubriendo el mensaje oculto en su simbolismo. Kundalini activa significa por igual la protuberancia sobre el cr á neo de Buddha. Es en extremo curioso poder conocer que es en el culto y "Misa" de Mithra donde tiene su origen la costumbre de saludarse estrech á ndose las manos dere chas, iunctio dextrarum. El pater sacrum, el mystagogus, el Iniciador, saluda as í al adepto, al heliodromus, el Correo del Sol, justo al otorgarle este grado de iniciaci ó n. Ni los romanos, ni los griegos, ni los hind ú es se saludaban de este modo. Es un saludo inici á tico del zoroastrismo, que ha venido a

de este modo. Es un saludo inici á tico del zoroastrismo, que ha venido a ­

­ 25 ­

http://Rebeliones.4shared.com

corromperse como tantas otras cosas, democratizado por el cristianismo y las logias mas ó nicas. Así se saludaron Mithra y el Sol, al establecer su Pacto.

As í se saludaron Mithra y el Sol, al establecer su Pacto. Kristianismo y Cristianismo Justo

Kristianismo y Cristianismo

Justo es que sea en Piscis, con la entrada en la Era de Piscis, cuando se sacrifique al Cordero de Kristo, al Cordero de Aries. Y ser á el Pez, en su aspecto benigno. ¡Las metamorfosis del Cordero! Y el Becerro de Oro, que fuera oro alqu í mico en Aries, ser á la Usura, su aspecto maligno, en Piscis. Y el Pez, Ixtio, Iesous Xristos, nace en un pesebre, rodeado de pastores, para se ñalar que la Era de Piscis se origina en la de Aries. Y la Estrella Errante, que fuera un cometa, la de Ocho Puntas, señ ala el camino a los Tres Reyes Magos, o Magis, hacia el nuevo tiempo, hacia la nueva Dispensaci ó n, o Resurrecci ó n de un Dios, hacia el ReNacimiento. No era necesario, por supuesto, hacer desaparecer del Nuevo Futhark la Runa Odal, la del Antiguo Futhark; porque en el Mito Krí stico, bien comprendi do, se estaba reencarnando en Piscis el Arquetipo de Odin­Wotan, con su crucifixi ó n en el Fresno (Esche­Asen­Achse­ Eje). o en la Roca de los Externsteine. En verdad, el fresno (Esche) no es un á rbol, un le ñ o, un madero, sino el Asen y el Eje (Achse), la columna espiritual del Asen, del Godo, del Dios, que se ha desviado en su Polo Norte (A­polo). Este Misterio adulterado, exoterizado, ha venido a convertirse en la Cruz cristiana, con un cuerpo sanguinolento pendiendo del madero. Siendo su simbolismo lo que en verdad importaba. Y, sobre todo, la Roca, como luego veremos. Ixtio es el Pez y Xristos es Wotan, el Antropos, Melothesia, para los gn ó sticos, el Hombre­Total. A su vez Iesous­Ixtio es el Dios­Pez, renacido en Piscis. Y la Runa Hagal ­*­ simboliza, como monograma, a Iesous y a Ixtio, a Jes ú s y a Kristos. La I, como inicial, cruza en diagonal la Runa Man, de la Vida y la Runa Ir, de la Muerte, juntando a ambas. Anuncia así la resurrecció n del Dios con la posible recuperaci ó n de su totalidad, en la Era de Piscis. Y esta revelació n ha venido a producirse sola, por así decirlo, sin la intervenci ó n del hombre, como la plasmaci ó n directa del Arquetipo en la materia de este mundo. Como la resurrecció n de un Dios, de Wotan­Baldur. En los comienzos de la Era de Piscis ello a ú n se expresa en griego y en lat í n, entre los arios griegos y romanos, facilitado por Mithra y su culto heroico y guerrero, al finalizar la Era de Aries. El Mithra ísmo debi ó dar f á cilmente el paso al Kristianismo ario de los godos, de los griegos y los romanos, abriendo la posibilidad en Piscis de un camino para que los h é roes

­ 26 ­

http://Rebeliones.4shared.com

prisioneros pudieran liberarse y derrotar al Demiurgo, recuperando la divinidad, la totalidad del Sonnenmensch, del Superhombre, y redimiendo a la Naturaleza esclavizada. Pero fue en este punto crucial, definitivo, cuando el Demiurgo intervino, haciendo uso de un instrumento que ya ven í a conformando de manera experimental a travé s de las edades:

su robot­golem, el jud í o. En su intervenci ó n ha sido ayudado, adem ás, por los "Traidores Blancos", y por los "Angeles Neutrales", de que nos habla Wolfram von Eschenbach. (Ver mi libro, "Adolf Hitler, el Ultimo Avat âra"). Y ser á el jud í o Pablo de Tarso, "teledirigido" por el Demiurgo ­que el jud í o pasa a llamar Jahv é ­Jehov á ­ quien consiga distorsionar el proceso alqu í mico y m á gico, con astucia diab ó lica. Ya nos extenderemos sobre esto. Tal vez se haga necesario, en este instante decisivo, entrar a pensar que as í como el

jud í o es una proyecci ó n o cristalizaci ó n ps íquica del Demiurgo, tambié n Jahv é ­Jehová podr ía llegar a ser una proyecci ó n del Inconsciente Colectivo judí o, en reciprocidad, de modo que un

d ía ambos podr ían anularse o destruirse simult á nea y mutuamente. Nos estamos refiriendo a

Jahv é ­Jehová , proyecci ó n de la idiosincrasia jud ía en el Demiurgo, devoluci ó n de mano, por

así decir. Y aun cuando Jahv é­Jehov á desaparezca con el judí o, el Demiurgo permanecer á. La profundidad de esta intuici ó n, o la intuici ó n de este Misterio, se hace casi imposible de penetrar con la conciencia. Ademá s, tambié n puede suceder que Jahv é y Jehová sean dos situaciones distintas en un Arquetipo, negativa una y positiva la otra. En todo caso, y para centrarnos en el tema aqu í tratado, es un hecho que el Kristianismo ­con K­ nada tiene que ver con el Cristo jud í o, con Jesucristo, que le ha sido sobrepuesto, agregado, inventado, as í como lo fuera Jahv é ­Jehov á en el Demiurgo, como una proyecci ó n sobre un Arquetipo o un A ion zodiacal, sobre el embri ó n de un Dios que pugnaba por nacer,

o renacer. Porque el verdadero Kristianismo era el Mithra í smo, como ya hemos visto; má s

a ú n, Wotanismo, Odinismo. Pura Alquimia. Y muy anterior al cristianismo de Saulo de Tarso

y a la curia sionista que se apoderara de Roma. El mismo nombre de Jes ú s ha sido transpolado del Iesous griego y del Pez, Ixtio, de

Xristos. Iesous Xristos. Y la Runa Hagal, que sintetiza todo el Misterio ario de la totalidad de los or í genes, convertida en la Estrella de David, casi sin posibilidad ya de escapar del

N ú mero 6, de la Bestia Apocal í ptica, a no ser transmutada en la Estrella de Ocho Puntas, la

Runa Veneris. Todo un proceso de Ká bala Fon é tica, aria (Hiranyagarbha­Cabda) de K ábala

Ó rfica, de Alquimia R ú nica, ha sido estropeado y adulterado; antropomorfizado, plebeyizado.

La crucifixi ó n de Wotan en la Piedra Alqu í mica, en el lapis, de la que surgir á el Agua de la Vida, fons perennis, aurum potabile, anna perennis, soma, ahoma, se ha exoterizado al hacer pender a Jes ú s, el jud í o, de un le ñ o y de su costado manar agua, por el lanzazo de un soldado romano (Mile). Es la adulteraci ó n del golpe de la Espada de Mithra sobre la Roca del opus alchimicum. Y todo esto como plagio e invenci ó n de Saulo­Pablo, luego apodado San Pablo, porque jam á s ha existido un Jes ú s crucificado, ni un Rab í jud í o de este tipo, ni semejante historia. El jud í o Pablo de Tarso se apropia del Arquetipo renaciente, para introducirlo subrepticiamente en su anti­raza, de modo de hacer posible la exaltaci ó n y a ú n deificaci ó n de los celotes, tribu fan áticamente sionista, a la que habr í an pertenecido los llamados "ap ó stoles", tambi é n apodados "pescadores" en Piscis. Los Evangelios son de siglos posteriores a la pretendida crucifixi ó n, salvo el de Juan, que se refiere a asuntos simb ó licos relacionados con el Kristos griego, habiendo sido escrito en griego. Su "Apocalipsis" tiene que ver con los godos, con las Edda y el Ragnar ö k, o Crep ú sculo de los Dioses, con la destrucci ó n por el Lobo Fenrir, al que ha apodado La Bestia. El secreto del "Apocalipsis" se encuentra en el significado oculto numeral del alfabeto

­ 27 ­

http://Rebeliones.4shared.com

griego, derivado del filisteo, que, a su vez, viene del alfabeto r ú nico, como escritura original hiperb ó rea, seg ú n Spanuth. Como hemos dicho en la Introducci ó n, tambi é n en clave se encontrar í a el significado del mensaje siniestro que representa el nombre del Papa actual, del eslavo ("esclavo") Juan Pablo II. En el final apocal í ptico que se aproxima (Juan) los jud í os sionistas de la Gran Sinagoga ­sus "hermanos mayores", seg ú n propia confesi ó n de este Papa­ entran a cumplir los planes ú ltimos de Saulo­Pablo, con la asimilaci ó n del Mes ías de los Jud í os, su "Rey del Mundo", en una sola persona con el "regreso del Jes ú s jud í o", que esperan los cristianos cató licos, apost ó licos, romanos. Se ha pretendido hacer aparecer al cristianismo en aparente oposici ó n con la historia nacional de los jud í os; los Evangelios con el Antiguo Testamento, ambos inventados y falsificados del comienzo al fin. Que esta oposici ó n no es tal, ha venido a manifestarse en los inicios de la presente Era de Acuario, cuando el Papa ha visitado la Sinagoga de Roma para rendir pleites ía a sus "hermanos mayores", los Rabinos jud íos. Queda as í definitivamente en claro, para todos aquellos que tengan ojos para ver y corazó n valiente para reconocerlo de una vez por todas, que nunca, en casi dos mil añ os, existi ó esa pretendida oposici ó n entre cristianos y jud í os. Ambos trabajaban por idé ntica causa y para el mismo Amo absoluto, para el Uno. Ambos siempre fueron monote ístas, servidores del Uno, del Demiurgo, Jahvé , y enemigos de los godos, de los arios, de la Raza Pura de los Arios. Abiertamente lo declara San Agust í n, afirmando, en comunicaci ó n al Papa, que "los godos son de otra raza que la nuestra", "seres distintos, de otra naturaleza". Y ten í a razó n. Tan ciegos son los arios para ver esto que por má s de un milenio no han reparado en el hecho abominable de que la Iglesia de Roma celebra como festividad el 1 ° de enero, D ía de la "Circuncisió n de Jesucristo". ¡La circuncisió n de un jud í o! Aun cuando necesariamente el cristianismo jud í o fuera enemigo del zoroastrismo, del mithra í smo y de las concepciones griegas del Kristos, de los Misterios griegos y egipcios y de toda la tradici ó n aria, debi ó forzosamente hacer concesiones al comienzo de su camino de abominaciones. Tuvo que aceptar variadas posiciones simb ó licas pertenecientes al mithra í smo, como hemos visto, sin poder evitar la inclusi ó n de temas esot é ricos, que le fueran necesarios para la conversi ó n del enemigo ario, ayudado por los "Traidores Blancos", extraterrestres y terrestres, como Carlomagno y Bonifacio, entre otros. No pasar ía mucho tiempo, sin embargo, antes de que la Roma cristiana se deshiciera de esos resabios esoté ricos inc ó modos, llegando a condenarlos como "productos y trampas del Demonio". transformá ndose as í en la ú nica religi ó n en el mundo que no ha guardado en reserva un conte­ nido simb ó lico­esoté rico para una é lite de iniciados. Todo esto se ha cumplido en beneficio del juda ísmo y de su Demon, Jahv é . Porque el esoterismo deber á ser reservado exclusivamente para la Gran Sinagoga rab ínica, de modo que el esoterismo cristiano es el esoterismo rab í nico. Ahora y siempre. El esoterismo de los Sabios de Sion. El cristianismo no fue má s que el anzuelo con que el juda í smo cazó incautos arios, neutraliz á ndolos, castr á ndolos, asesin á ndolos en sus esencias, cortá ndolos para siempre de la verdadera revelació n Krí stica de Wotan y Mithra. La aparente oposici ó n entre cristianismo y juda í smo ha sido una h á bil trampa demi úrgica, semejante a la que hoy se tiende con la simulada oposici ó n entre marxismo y capitalismo. S ó lo que la trampa cristiana ha estado activa por casi dos mil añ os.

­ 28 ­

http://Rebeliones.4shared.com

El Kristianismo Esot é rico

La misa cristiana constituye cada vez má s una parodia de la Misa má gica mithra í sta, con un trasfondo g ó tico­ario: la caza del animal corrupto, involucionado, su sacrificio y su

transubstanciaci ó n alqu í mica en alimento de vida eterna, de inmortalidad. La redenció n de la Naturaleza, su transfiguraci ó n simult á nea con la del Hé roe iniciado. Es en el mithraí smo donde la sangre se substituye por el vino y la carne por el pan. Para que el plagio no se hiciera

p ú blico, los cristianos destruyeron las esculturas, las pinturas y documentos, junto. con los

Mithraeum, o templos mithraí stas. Es Mithra quien se daba en alimento para la inmortalidad del adepto, como en los Misterios de Dionisos. La Eucaristía cristiana se apropia las palabras de Zarathustra: "El que no beba de mi sangre y no coma de mi cuerpo, é se, no ser á hecho uno conmigo y yo no seré uno con él. No alcanzar á la salvaci ó n". Idé nticas palabras han sido puestas en boca de Jesucristo: "El que coma de mi cuerpo y beba de mi sangre, tendrá vida eterna". Y el sacerdote cristiano, el "padre" que oficia la misa cat ó lica, se toca con la "mitra", que usaban los Magi de Persia, del zoroastrismo. No se ha atrevido, sin embargo, a portar el gorro frigio de Mithra, porque habr í a simbolizado una familiaridad con Kundalini, que los "padres" cristianos conscientemente tratan de evitar, una exaltaci ó n de la Serpiente í gnea, que ellos combat ían, con la maliciosa interpretaci ó n que el cristianismo jud í o hace de la "tentació n" del G é nesis. Sin embargo, el cristianismo en sus or í genes está empapado de Kristianismo, de su simbolog ía esoté rica y alqu í mica. Los movimientos gn ó sticos, penetrados luego por el juda í smo, dan fe de ello. Una estrella gu ía a los tres Reyes Magos. Ellos poseen tres colores diferentes y van a presenciar el Nacimiento, que es Renacimiento de Dios, de un Ni ñ o­Dios. ¿Por qué Reyes y Magos?, nos preguntamos. Reyes, ¿de d ó nde? Nunca se ha aclarado. Magos, bien, porque son los Magi de Zarathustra, los mismos que propician el nacimiento de Mithra, como Hijo de Ahura Mazda, del Padre Sol. Má s a ú n, magos, porque pura magia deberá ser ese nacimiento, que es re­nacimiento de un Dios. El renacimiento en Piscis, en un pesebre, entre pastores y corderos de Aries, con la aceptaci ó n de Aries, como testigos, puesto que ser á el mismo Cordero inmolado que se metamorfosear á en Pez, en Piscis. El Pez de Xristos, la posible actualizaci ó n y realizaci ó n de la Runa Hagal, del Hombre­Total. Y para que acontezca esto deber á certificarse por medio de los "regalos" de los tres Reyes Magos. Porque el final feliz del opus es siempre un regalo, equivalente a un milagro. Y los tres colores de los Reyes son los del opus alquí mico, el ú nico capaz de hacer posible la resurrecci ó n de un Dios, la transmutaci ó n del Hé roe en Dios, del Ase, enderezando su columna, su propia Cruz, su Achse, su Eje, que fuera desviado en la pé rdida y en la derrota, con la entrada voluntaria a combatir en este mundo concentracionario e ilusorio del Demiurgo, en la caí da de la mezcla, en el mestizaje con los hijos de la tierra. Los Tres Reyes Magos representan as í la totalidad del opus alchimicum, la Gran Obra Hermé tica, simbolizada por los colores negro, blanco y rojo. Nigredo, albedo y rubedo. M á s el Regalo: Y ellos son reyes, porque el verdadero nombre de la Alquimia es Arte Real, Ars Regia, en Egipto, donde ú nicamente era practicado por el Faraó n, como Rey y Supremo Sa­ cerdote, má s los Sacerdotes­Magos que le rodeaban en el círculo exclusivo y hermé tico. Hasta all í lleg ó el conocimiento de este Arte como tradici ó n desde la lejana y perdida Hiperb ó rea. Pudo venir desde la India, como afirmar ía Gobineau, con los n ó rdicos de las primeras dinast í as, en un lenguaje r ú nico que habr ía sido el lenguaje perdido de Thoth. El secreto de este Arte de Reyes habr á descendido desde la Asgard transcelestial junto con los

­ 29 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Asen y los Godos, hasta llegar a esa

"Tierra Negra" de Egipto. ("Quimia", de al­quimia, significa negro, precisamente, siendo alquimia palabra compuesta, donde el prefijo "al" sería un agregado de origen

á rabe posterior). Egipto quiere decir "Tierra Negra". Así , el Ars Regia es un aporte, un secreto, un tesoro, un regalo de reyes y para reyes, que celosamente guardaban los Godos divinos, los Dioses aqu í descendidos, o entrados a combatir en el centro del mundo del Demiurgo, del Destino y la

Fatalidad. S ó lo los reyes podr í an hacer uso de é l, porque s ó lo los reyes pueden regalar. Y el regalo se lo hacen al Dios re­ nacido, al H éroe renacido en Dios. Este Arte Real era algo as í como el antiveneno que los Dioses traí an consigo al Mundo de la Fatalidad, donde ellos iban a ser envenenados en su sangre, y s ó lo con ese antí doto podr í an salvarse y triunfar de la muerte demi ú rgica.

í an salvarse y triunfar de la muerte demi ú rgica. Ú nicamente por medio del

Ú nicamente por medio del Ars Regia, de la Alquimia, los Dioses involucionados en

H é roes podr ían recuperar la divinidad, la totalidad e inmortalidad per didas, llegando a ser

a ú n m á s que los Dioses, gracias al tr á nsito en guerra por este mundo. Arte, ciencia para Hé roes. Por ello Cesare della Riviera titul ó a su extraordinaria obra sobre Alquimia, escrita en 1605, "Il Mondo Magico de Gli Heroi". Hermes Trismegisto es el revelador de la Alquimia en el Egipto Antiguo, personaje semidivino, mí tico y que da origen a la palabra "hermetismo", que tambié n se usa para la Alquimia. Con gran celo se nos ha ocultado el hecho de que todos los poqu í simos textos sacros salvados de los derrumbes cíclicos y luego expoliados por los agentes del Demiurgo, s ó lo se refieren al mismo tema "hermético" y simb ó lico, de modo que un d ía estuvieron al alcance de

los Reyes y los Hé roes. "El Cantar de los Cantares" es alquimia tá ntrica; aún má s, lo es "El

G énesis", con sus siete d ías de la creaci ó n, refiri é ndose a los siete shakras y sus elementos

simb ó licos. En ese Gran opus, el hombre es creado de la "tierra negra" (pienso que de Egipto, porque el "Gé nesis" tiene que haberse encontrado en Egipto, adem á s de en Ur), del barro; es decir de la nigredo alqu í mica. Y Adá n quiere decir "el rojo", significando el estadio final del opus, la rubedo. La recuperaci ó n de la integridad original ú nicamente se hará posible en el Jard í n del Edé n, que es el mismo Jard í n Polar de las Hespé rides, el Garten de Asgard, donde hay un Arbol con las Manzanas de Oro, con el Gral, con el Vellocino de Oro. Es el Arbol Yggdrasil, de Wotan, y es la Columna de Adam Kadmon, que só lo comiendo de esas Manzanas de Oro, que le ofrece su soror mistica, bebiendo y comiendo el oro alqu í mico, el oro potable, podr á enderezar su columna y recuperar la inmortalidad perdida, la integridad divina, transmutando

a Ad á n en Lucifer. Y es Lilith­Medea y no Eva la que hace posible que el Hé roe "coma" de la Manzana de Oro y active a la Serpiente Kundalini, pudiendo llegar a ser de nuevo un Dios y má s que un Dios. Ha comido y bebido la carne y la sangre de un Dios, del Gral.

­ 30 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Se hace f á cil entender que el Demiurgo, vali é ndose de sus servidores, los jud í os y los cristianos, haya tratado de destruir las huellas del Ars Regia, falsifi cando revelaciones y documentos, hasta llegar a asesinar a un Ni ñ o­Dios naciente. En verdad, fueron ellos los que mataron a todos los ni ñ os nacidos al comenzar la Edad de Piscis, por temor a que un H é roe­ Dios destronara a su Demiurgo, a Jahv é .

El Camino Heroico de la Resurrecci ó n y la Inmortalidad

El Arte Real, el Camino de los Hé roes, se cumple en tres etapas má gicas, o estadios:

nigredo, albedo y rubedo. Traducido al espa ñ ol: la Obra Negra, la Obra Blanca y la Obra Roja. Para quien desee profundizar en la vivencia de este Misterio de transmutaci ó n, encontrar á ayuda en mi libro El Cord ó n Dorado, Hitlerismo Esoté rico, donde me he detenido má s en el tema, en relaci ó n con el tantrismo de las SS.

Nigredo es el tr á nsito por la disoluci ó n de la personalidad egot í stica del h é roe­oficiante, una muerte voluntaria, semejante a la entrada del Dios en este Universo opuesto del Enemigo, regido por la necesidad y la causalidad. El ser divino cae y se bastardiza, al mezclarse con las "hijas de la tierra", con los "esclavos de la Atlá ntida", los robots del Demiurgo. Hace impura su sangre astral, se disuelve. Creemos que el Dios pueda haber aceptado a conciencia este sacrificio, esta enorme prueba, como ú nico medio de poder arrebatarle al Enemigo parte de su creació n mec ánica. Si el Enemigo expande su creaci ó n a expensas del Universo de los Dioses, la justa estrategia serí a que los divinos entren a combatirlo en su propio territorio, arrebat á ndole, a su vez, porciones de este otro. Y si el Demiurgo ha hecho prisioneros y hasta ha convertido a su causa a los habitantes de lo eterno ("Traidores Blancos", " Ángeles Neutrales')bueno es que los Dioses, involucionados en

H é roes, logren, con inmenso sacrificio, divinizar a algunos animaleshombres, transmutando a

poqu í simos pasus en viras. Milagro casi imposible de realizarse y que se cumple a riesgo de

la p é rdida de la eternidad e inmortalidad de un Dios devenido Hé roe, por medio de la adop­

ci ó n para la eternidad de una impronta terrestre. Para los que entiendan, no ser á dif ícil apreciar que estamos penetrando en el verdadero Kristianismo Esoté rico, en el auté ntico sentido de la Encarnaci ó n. Esto es, el Wotanismo y el Kristianismo de Juan. Un Kristianismo g ó tico, de los Godos. La Alquimia hace posible al H é roe, al Dios aqu í aprisionado, escapar de la prisi ó n, llevá ndose consigo a algunos camaradas (a Cautes y Cautopates) y hasta a unos pocos seres oriundos de este Otro Universo concentracionario, a los que ha redimido con el sacrificio de un mestizaje, o de un "pecado racial", aceptados como estrategia. (Es el "descenso de Kristos

a los Infiernos"). Y el premio será , precisamente, la eternizaci ó n de un "yo" terrestre, la

inmortalidad de la conciencia aqu í adquirida, la posibilidad de dar un Rostro a la Mó nada indiferenciada, un Rostro y una figura terrestre, de hombre, al Astro en que el Hé roe se transmutará . Ser á , as í, má s que los Dioses. M á s que el Dios que aqu í entrara y se dividiera en muchos iguales. Porque habr á inmortalizado a uno solo de esos muchos. A un "yo". Plató n explicar ía el Kristianismo de la siguiente manera: Kristos, Esp íritu Solar, se ha crucificado en los cuatro reinos de la naturaleza, encarn á ndose. La cruz lo representa: la vertical, hacia abajo (con las ra í ces bajo tierra), es el reino mineral y vegetal; la horizontal es

­ 31 ­

http://Rebeliones.4shared.com

el reino animal, porque la columna vertebral de los animales está en esa posici ó n; la vertical,

hacia arriba, es el hombre, con su columna vertebral erecta. La Alquimia consiste en transformar esa Cruz en Sw ástica, hacié ndola girar

lev ó giramente, de. derecha a izquierda, de modo de encontrar una salida, por medio de la velocidad, de la intensidad, hacia el origen divino, con anterioridad a la entrada, a la caí da, a

la derrota (¿Aceptada?). Este es el Kristianismo de Wotan.

Las Tres Noches de la Resurrecci ó n

En la nigredo, estadio negro de la iniciaci ó n alqu í mica, se repite internamente este proceso de ca ída y disoluci ó n. Esoté ricamente, se lo ha definido como "muerte m í stica", "muerte má gica", porque es el "yo" el que arriesga su desaparici ó n, "su muerte". En los

grabados alqu ímicos del Rosarium Philosophorum, que reprodujera en Adolf Hitler, el Ultimo Avat â ra, la nigredo está representada por el bañ o del Rey y la Reina, en el agua disol­ vente y oscura. (En el Inconsciente, dirí a Jung.Ver anexo III). En la leyenda del Gral, esta etapa se corresponde con el viaje de Parzival por las aguas desconocidas, hacia el Occidente (Amé rica, Polo Sur); porque "Occidente" es " ó xido", disolució n, muerte m í stica, m á gica, voluntariamente propiciada. Los metales que intervienen en la primera etapa del opus transformationis, y a lo largo de todo el proceso, son el azufre y el mercurio, masculino el primero y femenino el segundo. El azufre vulgar muere, a causa del agua disolvente, del principio femenino, tambi é n vulgar;

o sea el yo inferior, puramente fí sico, racional. Tras la crisis, al unirse el azufre al agua

divina, al Eterno Femenino ("que conduce al cielo", seg ú n Goethe), al Mercurio superior, al aspecto positivo de la mujer, o del ré gimen de la Luna, se descubre la abertura, la ventana, la escondida salida (el "tubo astral") y se resucita en estado ext á tico, se recupera el yo; pero como azufre incombustible, que no se enciende, que es capaz de preservarse a trav é s del cambio de estado. Ha terminado la Obra Negra, la nigredo. El Hé roe es ahora un Aryo de verdad, un renacido, un Nacido Dos Veces. Podr á continuar su marcha lev ó gira en direcci ó n a la Hiperb ó rea recuperada. Sin embargo, y es bueno decirlo, la Edad Dorada, aurea aetas, nunca volver á a ser lo que una vez fuera. Porque la pureza original es irrecuperable. El Dios ahora ser á consciente, con una personalidad "manchada" por la tierra del Demiurgo, por as í decir, aú n cuando El haya sido capaz de redimir, de eternizar la Naturaleza, de inmortalizar su "yo" terrestre. La ingenuidad se ha perdido para siempre, porque nada de lo que aqu í viviera ser á olvidado jam á s. Es incorporado como pensamiento no pensado, como memoria no recordada, a una Otra Asgard y a la existencia de un Dios que es m á s que un Dios: Un Hombre­Dios.

­ 32 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Aurea aetas ú nicamente puede

volver id é ntica a como lo fuera para aquellos no liberados, prisioneros en las Rondas del Eterno Retorno de lo Mismo. Y por un n ú mero limitado de Rondas y nada má s, antes de que el

n ú mero de sus oportunidades se

acabe, exhausto, en "la energ ía limitada y en el tiempo infinito", como podr í a decir Nietzsche. Volver mec á nicamente, en las Rondas cíclicas de los Kalpas, Manvataras y Yugas. Mas, para el H é roe que ha descendido a Occidente, desde el Polo Norte al Polo Sur, el camino es muy otro y le lleva a "un Universo jamá s so ñado, ni por los má s grandes utopistas". Su Edad Dorada es el Or­ iente del Preste Juan, el Oro Alqu í mico, el que se bebe, el aurum potabile, el lapis, la Piedra Philosophal En verdad, es una Flor Inexistente, que é l deberá crear, inventar. Tambi é n es el "Viaje a Oriente", de Hermann Hesse. El opus transformationis, Las Metamorfosis

de Piktor. El que sobrepasa la nigredo, es el "salvado de las aguas". ¡Alquimia, pura alquimia, en todos estos nombres y s í mbolos, en los viejos textos, corruptos por la acci ó n del Demiurgo y sus agentes! Y cada vez má s olvidados, a medida que se desciende en el KaliYuga. En las grandes rocas de los Extersteine, en Westfalia, se halla un gran sarc ófago de piedra abierta, d ó nde los iniciados deb ían pasar una noche ­quizá s nueve noches, como Wotan­ para levantarse de all í resucitados, como Kristos. Era la nigredo. Savitri Devi, la sacerdotisa od í nica del Hitlerismo Esoté rico, entr ó en esa "tumba", y all í pas ó toda una noche.

en esa "tumba", y all í pas ó toda una noche. Los Tres Reyes Magi Tras
en esa "tumba", y all í pas ó toda una noche. Los Tres Reyes Magi Tras

Los Tres Reyes Magi

Tras

estadio, despué s de cumplirse la

nigredo, es cuando el Rey Mago, Negro, entrega su

presente

Ni ñ o re­nacido,

"vuelto a ser como un ni ñ o"

esta primera etapa, o

al

­ 33 ­

http://Rebeliones.4shared.com

(porque, en verdad os digo, si no volvé is a ser como ni ñ os no entrar é is en el reino de los

. En la albedo, la etapa siguiente alquí mica, . el Aryo, resucitado como hombre­blanco, con su sangre purificada, deberá peregrinar en las arenas del Exodo, siempre en direcci ó n al Polo Blanco, a Thule, a Hiperb ó rea, a Asgard. Volver á a recorrer el Desierto del Gobi. (Y en

esa direcci ó n se hab ía planificado la campa ña militar esoté rica de Hitler, despu é s de escalar el Monte Elbruz, en el C á ucaso). En el Desierto, el H éroe alqu í mico deber á extraer el agua de la piedra, con el poder del Vril recuperado, con el Caduceo y con la Espada. El agua de Vida, fons perennis, soma, hidromiel, aurum potabilis. Ha despertado a Kundalini, la Serpiente de Oro, el uraeus de la frente, el Shakra Ajna. Y ya puede portar el Gorro Frigio, el de Mithra. Y convidar á a beber a sus "testigos", a Cautes y Cautopates. Kristos­Wotan le asegurar á al Buen Ladr ó n ­y tambi é n al otro que ha dudado de lo que no existe­ que podr á entrar con El a Asgard. , Ahora es el Rey Mago, Blanco quien entrega su presente al Ni ñ o Re­nacido. Y as í , adviene la rubedo, la Obra Roja. Se halla representada en Parzival, de Wolfram von Eschenbach, por el combate con el Caballero Rojo, por la Armadu ra Roja, indestructible. Pensamos que tambi é n podr ía significar el paso del Mar Rojo, en su verdadero simbolismo sincron ístico, no revelado. Es un milagro que hace invencible. Y que deber á colocarse al final de un camino, despu é s de la peregrinaci ó n en el Desierto, de la albedo. La Armadura Roja es la Resurrecci ó n de la Carne, de la materia, revestida ahora con una substancia, o energ í a inmortal, incorruptible, "dura como el diamante, roja como el rub í ", de nombre vr â ja, en

cielos

").

s á nscrito.

de nombre vr â ja , en cielos "). s á nscrito. As í , se

Así , se ha resucitado con el cuerpo. Y en el ata ú d, o "tumba", no se hallar á a nadie, s ó lo una Espada. El "Doblemente Nacido" ha resucitado con su cuerpo, indestructible, de vr â ja roja, inmortal. Por esto se, dice que ha sido llevado al cielo en un carro envuelto en llamas. Y es por esto que los arios queman sus muertos, en recuerdo de una capacidad perdida: la de disolver la materia corruptible en un fuego interior, en la magia alqu í mica de las transmutationis. Nada tampoco queda del cad á ver en la pira funeraria. Pero ning ú n cuerpo de vr â ja inmortal ha resucitado. En la Obra Roja, en la rubedo, ha alcanzado vida adulta el Ni ñ o que hab í a nacido como embri ó n en la nigredo y crecido en la albedo. En los grabados del Rosarium Philosophorum, un peque ñ o ni ñ o asciende del Ba ñ o de los A­mantes. Es el cuerpo astral, Rebis (de res­bina, la Naturaleza Doble) el Um ú nculo que está naciendo. Y, al final, es el Rey y la Reina con un solo cuerpo. Y es tambi é n el Andró gino Coronado. El

­ 34 ­

http://Rebeliones.4shared.com

Hombre­Total. El Hombre y la Mujer Absolutos. El Alquimista y su soror. El Hé roe y su Walkiria. El Rey Mago, Rojo, entrega su presente al H é roe Resucitado: Vr â ja, la Materia Incorruptible. Y el Hé roe ­como Enoch­ asciende a su propio Universo, en direcci ó n a su Flor Inexistente, en un Carro de Fuego, en un Vimana. Se ha mutado en un Astro. Es un Vimana.

Semana Santa, Eastern, Ostara, La Fiesta de la Luz de Or­iente, El Oro que se Bebe

Este proceso de resurrecci ó n, de transformaciones y mutaciones, ha debido durar nueve noches, seg ú n el wotanismo ario. En la Alquimia, aqu í descrita, las nueve noches se cumplen en tres etapas, por ser el tres un m ú ltiplo del Nueve. Tres veces tres. En la Noche Antigua, se habló de Nueve. En la Resurrecci ó n de Mithra­Kristos, ser á tambi é n el Tres. Las Tres Noches, o Tres D ías de la Alquimia y de los Reyes Magis: nigredo, albedo y rubedo. Nadie dio de beber hidromiel a Wotan en sus Nueve Noches pendiendo del Árbol Yggdrasil, del "Espanto", nadie a Kristos en su Cruz. Hasta que el Hé roe­Guerrero golpe ó la Piedra con su Espada y redescubri ó las Runas ­re­cre ó los shakras­. Entonces, pudo beber del Agua de la Vida, de fons perennis y comer la carne (de vr â ja) del Toro celestial. En Tres D í as se cumple la "Pasi ó n" de Kristos. El Primer D ía es el "Viernes de Tinieblas", de VenusVeneris­Viernes; Friday, en ingl é s; Freitaj, en alemá n, de la Diosa germana Freya. Kristos muere por A­Mor. Es su muerte voluntaria y má gica; su nigredo. El Segundo D ía es el "Sá bado de Resurrecci ó n" Albedo. Sat­ur­day, en ingl é s. Dí a de Sat­ur­no, de la Resurrecci ó n de Hiperb ó rea, cuando el Tiempo, Saturno­Kronos, ha sido regenerado y hecho tambié n eterno, al incorpor á rsele ese "tiempo a ún no usado", de Knut Hamsum, que es el "azufre incorruptible"; el tiempo unido a la Eternidad, por medio de la alianza del azufre y el mercurio, del principio masculino reforzado y del femenino superior, del "Eterno Femenino". La fusi ó n del Rey y la Reina, en el agua oscura, "tenebrosa", del ba ñ o de la nigredo. Una aproximaci ó n a lo que la nigredo de KristosWotan pudo haber sido, nos la da el escritor ingl é s tantrista y simpatizante del hitlerismo, D.H. Lawren ce, en su bell í simo y

ú ltimo libro, The Man Who Died. Y cuando los soldados (Mile) y las mujeres van a ver la tumba de Kristos (de Wotan en los Externsteine) all í no encuentran un cad á ver, porque el Hé roe, el iniciado tá ntrico, del Ars Regia, ha resucitado con su cuerpo y se elevar á al cielo en la rubedo, en un carro de llamas rojas y con la carne roja, de vr â ja. Esto acontece en el "Domingo de Gloria", en el Tercer D ía. Sunday, en ingl é s; Sontaj, en alemá n. Dí a del Sol, de Helio, de Surya, del Padre de Mithra. El Hijo ha vuelto al Padre, porque tambi é n fue el Padre. ("Yo y el Padre somos una misma persona"). Es el Pater Patrum, el Pontifex Maximus. El Puente, la Uni ó n. La rubedo representa, entonces, el momento en que el H éroe, mutado en Asen nuevamente, en Godo, en Dios, logra abrir una brecha en el mundo concentracionario del Demiurgo y sale triunfante a un Universo ajeno a toda ley mecá nica, inexistente para los de ac á, "má s all á del sue ñ o de los m ás grandes utopistas", debiendo descender primero a los infiernos, al Muspelheim, el Reino de Hades, para sacar de all í a los camaradas prisioneros del Demiurgo, del Demonio, Jahv é . Y lo ha conseguido, porque junto a El le fue dado redimir

­ 35 ­

http://Rebeliones.4shared.com

y transfigurar la Naturaleza aprisionada, calmando su imposible Nostalgia. Y ello, porque "el Arquetipo es uno e indivisible", como afirmaba Jung, y "basta que uno solo, en cualquier parte de este Universo, sea capaz de enfrentarlo con certeza, para que ello tenga validez "

cambiado

universal y eterna

Y aunque todo en este mundo vaya a continuar siendo igual y nada haya "

"parecer á como que lo fuera, parecer á como que lo fuera

Esta es la rubedo. El combate con el Caballero Rojo.

fuera Esta es la rubedo . El combate con el Caballero Rojo. La Virgen Negra Sabemos

La Virgen Negra

Sabemos ya que Egipto quiere decir "tierra negra". Albania y Albi ó n

son la "tierra blanca". (Por esto Hitler

no invadi ó Inglaterra, por no destruir

un posible opus sincron ístico y planetario). Y Ad á n quiere decir "rojo". Es decir, no serí a el primer hombre, sino el ú ltimo, producto

"artificial" del opus alqu í mico y de una muy larga peregrinaci ó n, desde la pé rdida de Hiperb ó rea, de Paradesha, del Para íso. Equivale al regreso de Lucifer, de Lucibel, del "Hermano de

la Luz", del verdadero Kristos. De

este modo, y como lo hemos dicho, el "Gé nesis" es el relato de un opus alqu í mico, donde Ad á n viene a ser el Rebis, el Divino resurrecto, el creado

al final de "Siete Shakras", con carne

roja, de vr â ja inmortal. La Resurrecci ó n de la Carne. Isis, la Diosa egipcia, es negra,

por representar a la nigredo y tambi é n

a

la tierra negra de Egipto. Por

idé

ntica causa lo son las V írgenes

Negras, que jalonan las rutas y lugares

alqu í micos de las peregrinaciones de Occidente. Lugares de "occidaci ó n",

de muerte inici ática y de resurrecci ó n.

El Ni ñ o­Dios, que esas V írgenes portan en sus brazos, es el Dios resurrecto, producto del opus alchimicum, del Ars Regia. Los colores de los há bitos de esas v í rgenes negras son los de los iniciados mithra í stas, cuando no son los del opus: negro, blanco y rojo. Tambi é n estos son los colores de la Bandera de la Alemania Hitlerista. Nuestra Virgen del Carmen, Patrona de los Ej é rcitos de Chile (de la Milicia, de Mile) es una Virgen Negra, que tambi é n debe propiciar el nacimiento del Hijo del Hombre.

­ 36 ­

http://Rebeliones.4shared.com

El nombre Carmen no es á rabe, ni jud í o; es g ó tico, con el radical Ca, de can, perro (el perro m í stico, Dios al revés); viene de Caba o Kaaba, que significa Piedra Negra, precisamente. (La Kaaba de la Meca, un á piedra negra, estaba all í mucho antes de Mahoma y fue adorada en un templo de Saturno). Ca, C á bala caballo (Caballería sacra, guerrera), caballero, Carmel, Carmen, Piedra de Lucifer, de la Corona de Lucifer, caída de Venus. Carb ú nculo. Hiranyagarbha­Cabda, Kabala Aria, Fon é tica. Los Iniciados chilenos, del Hitlerismo Esoté rico, constituyen una Orden Herm é tica y Guerrera, de Caballeros de la Virgen del Car­men, de esa Piedra Negra, o Virgen Negra, de esa Ca­ba, o Kaaba, que hace posible el Nacimiento, Re­Nacimiento del Hijo del Hombre. Y la transfiguraci ó n del Chile M í stico, de la tierra sagrada de Chile. El Emblema de la Ca­baller ía u Orden Guerrera Hitlerista de Chile, es la Estrella de Ocho Puntas, la de los Ré ­ch é de Arauco. (Hombres de raza pura, dos veces reyes, nacidos dos veces). La Estrella de Venus. Porque la Virgen del Car­men es un Car­b ú nculo caído de Venus. Es Venus, la Estrella de la Ma ñana.

El Hijo del Hombre

Así tambi é n ha sido mencionado Kristos por el Kristianismo Esoté rico, durante el tiempo en que los llamados "b á rbaros" (vocablo que quiere decir extranjeros), los germanos, lograron introducir la influencia de la simbolog í a de Wotan en el cristianismo de Roma. Los godos, esa gente extraña, "esos seres de otra contextura", seg ú n Agust í n; esos extranjeros en este planeta. Lo que la Alquimia simb ó licamente busca es la Piedra Filosofal, lapis, tambi é n llamada Quintesencia, por medio de la transmutaci ó