Sie sind auf Seite 1von 8
Ciudad de Buenos Aires · Diciembre de 2007 Año 3 · Nro. 7 · Distribución
Ciudad de Buenos Aires · Diciembre de 2007 Año 3 · Nro. 7 · Distribución

Ciudad de Buenos Aires · Diciembre de 2007 Año 3 · Nro. 7 · Distribución gratuita · 5000 ejemplares

ecos 19 es un emprendimiento del grupo pasteur, el proyecto de pasantía del taller de periodismo del colegio nº 19 “luis pasteur” de villa devoto

declarada de interes cultural de la ciudad por la legislatura
declarada
de interes
cultural
de la ciudad
por la legislatura
del colegio nº 19 “luis pasteur” de villa devoto declarada de interes cultural de la ciudad

2

ecos 19

diciembre de 2007 · ciudad de buenos aires

· redacción ·

· dirección general: Claudio Morales.

· subdirección: Emiliano Carbonell.

· jefe de redacción: Sergio Fernández.

· subjefe de redacción: Diego Sívori.

· coordinación editorial: Emiliano Sánchez.

· diseño y diagramación: Rodolfo Viale

· ilustraciones: Ana Sanfelippo

· redactores especiales: Ezequiel Cabrera y Alejandra Pose.

· redactores: Caty Antognini, Magdalena

Arévalo, Felipe Barreiros, Nadia Boscaro, Guido Comerci, Alejandra Cruz, Lara Fachino, Nicolás Monca, Vanesa Ocampo, Gustavo Quezada, Lucía Singh y Joaquín Túñez.

· investigación periodística: Nicolás

Amoruso, Guido Arévalo, Julieta Cerbino, Alejandra Cipolla, Bruno Cóppola, Octavio Corazza, Leila Costilla, Micaela Costilla, Rosa Damín, Micaela Del Gaudio, Lucía Di

Matteo, Priscilla Dionisi, Denise Fernández, Cristian Ferrari, Nayla Garcilazo, Victoria González Calviño, Damián González, Carolina Grosso, Javier García Guerra, Andrés Hernández, Julián Jamardo, Pablo Lavandeira, Mariana Leibinstein, Axel Monteverdi, Bárbara Nuñez Loaglia, Sebastián Pereira Bogarín, Mariano Pérez Solveyra, Federico Rico, Daiana Romero, Yamila Romero, Daniela Rubaldo, Martín Rubaldo, Nicolás Soifer, Ana Sorín, Olena Tkachenko, Sofía Trigal, Maximiliano Vadell Cosin y Matías Zarattini.

· colaboradores: Martín Anzovino, Lucía

Blanco, Camila Garbuio, Prof. Mónica Lebedinsky, Prof.Eda Montealbetti, Magalí

Salgado, Prof. Roxana Spagna y Prof. Tina Tintpilver.

· fotografía: Nicolás Amoruso, Gustavo

Brugnoni, Sergio Fernández, Cristian Ferrari, Javier García Guerra, Claudio Morales, Sebastián Pereira Bogarín.

· publicidad: Taller de Periodismo y Grupo Pasteur.

Para comunicarse y anunciar en Ecos19:

Tel. 45036317 / 15-4187-2240 E-mail: grupopasteur@fibertel.com.ar

los artículos firmados en ecos 19 y altavoz pueden ser reproducidos parcial o totalmente citando la fuente y los autores. registro nacional de la propiedad intelectual en trámite.

impreso en los talleres gráficos cogtal rivadavia 763/7 - cdad. de buenos aires

¿dónde encontrar ecos 19?

Parada Raúl - Av. Beiró y Emilio Lamarca Parada Av. Beiró y FCG San Martín Parada Oscar - Av. Beiró y Av. Chivilcoy Parada Enrique - Av. Beiró y Concordia Parada Colito - Av. Beiró y Sanabria Parada Av. Beiró y Marcos Paz Parada Av. Beiró y Av. Lastra Parada Av. Beiró y Cuenca Parada Av. Beiró y Av. San Martín Parada Estación Villa Devoto (FCGSM) Parada Hospital Zubizarreta Parada Cuenca y R.Gutiérrez (FCGSM) Parada Av. Nazca y Nogoyá Parada Av. Nazca y Santo Tomé Parada Av. Nazca y Camarones Parada Av. San Martín al 4300 Parada Pascual - Artigas y José L. Cabezón Parada Carrefour Norte - Roosevelt 5765 Parada Av. Olazábal y Av. Triunvirato Parada Av. Forest y Av. De Los Incas Parada Ameghino - Est.Sáenz Peña (FCGSM) Parada J. Ingenieros y Colectora Gral. Paz Parada Av. Beiró e Irigoyen

editorial

Colectora Gral. Paz Parada Av. Beiró e Irigoyen editorial En sus manos el número 7 de

En sus manos el número 7 de "Ecos 19, para to- da la Ciudad", la publicación joven que está di- rigida al conjunto de la comunidad. Se trata de una producción gráfica realizada por el Grupo Pasteur, el multimedio cultural-educativo ju- venil surgido desde el colectivo del Taller de Periodismo del Colegio Nº19 "Luis Pasteur", a modo de pasantía diseñada para los alum- nos egresados de la institución educativa de Villa Devoto, en la Ciudad de Buenos Aires –capital federal de la República Argentina–. Sin lugar a dudas, no resulta nada sencillo llevar adelante una publicación que no persigue interés comercial ni de lucro alguno, que sólo se mantiene mediante los avisos publicitarios que los integrantes del colectivo juvenil deben bus- car, no siempre con el éxito esperado. Nosotros queremos comunicarnos con la co- munidad educativa del Colegio, pero también

pretendemos que Ecos 19 y su suplemento edu- cativo Altavoz, con una tirada de 5.000 ejempla- res de 16 páginas de distribución gratuita, se di- funda por los barrios de VillaDevoto, Villa del Parque, Villa Pueyrredón, Villa Real, Versalles, Monte Castro, Floresta y La Paternal. Además, se podrá hallar a esta publicación juvenil en las lo- calidades de Sáenz Peña, Santos Lugares, José In- genieros, Ciudadela y Caseros, en el partido de Tres de Febrero. Por eso estamos en la calle sobre el cierre de 2007. Queremos mostrar a nuestros lecto- res todo –o parte– de lo que se trabaja en el Taller de Periodismo de un colegio estatal de la Ciudad. Pero, también pretendemos ilus- trar acerca de lo que se hace en las aulas de la Escuela Pública. Y, además, difundir pro- yectos extra-escolares como es el Grupo Pas- teur, que es una novedosa experiencia juvenil

surgida del seno del taller del ex-Nacional 19. En tiempos que una vez más la Escuela Públi- ca parece ser el blanco de sectores de la sociedad porteña, de medios de comunicación y de las nuevas autoridades del gcba, se impone la nece- sidad de redoblar esfuerzos para sostener lo po- sitivo de esta educación que no reconoce oríge- nes ni diferencias de ningún tipo. Y por cierto, mejorar todo lo que conlleve a una mayor cali- dad de la enseñanza, en un marco plural de ide- as, saberes y opiniones. Presentamos el número 7 de Ecos 19, publi- cación declarada de interés cultural por la Legis- latura en 2006, con el ánimo de defender lo pú- blico y de exponer lo mucho que se hace en el seno de nuestras instituciones. Aguardamos sus comentarios y sugerencias.

la dirección.

memoria del periodismo comprometido

ANCLA: comunicación desde la clandestinidad

A
A

30 años de la puesta en marcha de una de las más importantes experiencias de comu-

nicación alternativa y de la muerte de su creador Rodolfo Walsh, un repaso por su rica historia. Cuando la casa donde funcionaba la Redacción fue interceptada, definió alguna vez Carlos Azná- rez –integrante fundador de ANCLA–, “pensamos que ya sabían quienes éramos, pero no, sólo tenían el nombre de un compañero y su compañera que en un acto de valentía nos habían salvado la vida a todos impidiendo con una trampa para ellos y una simple confusión de palabras para nosotros que entráramos allí cuando los militares llegaron”. Días más tarde, volvieron a aquella casa donde habían montado la redacción con las máquinas de escribir, un gran archivo, los mimeógrafos y un ma- pa del país donde estaban marcados los centros clandestinos de detención, entre otras cosas. Allí, unos meses atrás, los posteriores a marzo del año 1976, habían comenzado a construir su elemento de lucha ante el cerco informativo que instauró el golpe de Estado. Al llegar a la casa la observaron desde lejos co- mo era costumbre, no había nada inusual, ningún movimiento fuera de lo común, se habían ido, en un gran operativo entraron allí. Lograron rescatar las cosas más importantes, entre ellas, el archivo que no habían encontrado los militares. En aquel momento –para su sorpresa– cuando estaban bajando las escaleras para retirarse del lu- gar, un grupo armado los esperaba, ellos pudieron escapar. A partir de aquel momento, se puso en marcha el Plan B, que ya estaba preparada la des- centralización, se separaron en varias casas en ca- da una de ella funcionaba una redacción, la impre- sión con el mimeógrafo de alcohol se realizaba durante algún tiempo en un local que aparentaba

realizaba durante algún tiempo en un local que aparentaba funcionar en otro rubro, o iba rotando,

funcionar en otro rubro, o iba rotando, el archivo

se dividió en partes.

ANCLA (Agencia de Noticias Cadena Latinoame- ricana)

A pesar de las complicaciones que implicó la descen-

tralización, la constancia en la entrega de la informa-

ción por parte de la Agencia continuó siendo la mis-

ma,

tradicional,

tuvieron un horario normal, el estilo de los cables era

el usual, respetaba los cánones de cualquier agencia

informativa, respetaron el título y la información más

funcionaron

como

de

manera

· amigos ·

· amigos · Parada Rául. Puesto de Diarios y Revistas ubicado en Av.Francisco Beiró y Emilio

Parada Rául. Puesto de Diarios y Revistas ubicado en Av.Francisco Beiró y Emilio Lamarca, Devoto.

importante en el primer párrafo. En cambio, a diferencia de otras agencias, tu- vieron una particularidad los cables, no se relle- naron, poseían la información justa, los despa- chos más extensos llegaban a una carilla y media; a excepción de algunos despachos que se realiza- ban de manera especial, que ya abarcaban una in- vestigación mayor, se realizan de manera periódi- ca ante algún aniversario, o por ejemplo, la represión hacia los periodistas. A la hora de obte- ner el material en base al cual realizaban sus ca- bles, cada entrevista, el chequeo de la información que llegaba de manera misteriosa, o mismo de los diferentes informantes y colaboradores desde los barrios, o los corresponsales que transmitían acerca de los despidos en las fábricas significó pa- ra ellos la posibilidad de ser encontrado. Expusieron su propio cuerpo para darle fin a la desinformación. Pusieron en marcha un proyecto de obtención de la información que estuvo constituido por distintos canales que iban más allá de los tradi- cionales documentos que "leían entre líneas" de los mismos militares y las escuchas, de las colaboracio- nes usuales de los periodistas que se encontraban en los medios masivos, los contactos o las mismas per- sonas de las fuerzas que estaban asqueadas de lo que estaba pasando, sino que gran parte de esta expe- riencia se consolidó debido a la apertura de un nue- vo canal de participación popular. Desde aquel día en el que lograron escapar del operativo, se evidenció el inicio de una represión que a medida que avanzaba el año también aumen- taba, cada vez era menor el margen que tenían pa- ra retransmitir la información en el ámbito local los periodistas. Las muertes y las desapariciones fueron cada vez mayores. Fue a partir de allí que comenzaron a plantear- se la posibilidad de trasladarse al exterior. Final- mente, el último cable de ANCLA salió hacia fines de agosto del año 1977, pese a las intenciones de montar la Agencia en el exterior este proyecto no se concretó debido a que gran parte del grupo hu- mano que compuso la casa en un primer momen- to había sido secuestrado, dos compañeros, entre ellos, Rodolfo Walsh, que había volcado en la Agencia para su buen funcionamiento gran parte de sus conocimientos adquiridos cuando creó Prensa Latina en Cuba; y en otros casos, que el exi- lio estaba muy cerca.

micaela del gaudio.

que el exi- lio estaba muy cerca. micaela del gaudio. Declaracion 119/2006 de la Legislatura de
Declaracion 119/2006 de la Legislatura de la Ciudad: "Declarar de Interés Cultural a Ecos 19

Declaracion 119/2006 de la Legislatura de la Ciudad: "Declarar de Interés Cultural a Ecos 19 Para toda la Ciudad"

diciembre de 2007 · ciudad de buenos aires

ecos 19

3

Rodolfo Wash: periodista como pocos

a censura de prensa, la persecución a intelec- tuales, el allanamiento de mi casa en el Tigre,

el asesinato de amigos queridos y la pérdida de una hija que murió combatiéndolos, son algunos de los hechos que me obligan a esta forma de expresión clandestina después de haber opinado libremente como escritor y periodista durante casi treinta años” (Carta Abierta a la Junta Militar - 1977). Con estas palabras, Rodolfo Walsh da comien- zo a su alegato, para concluir con dos sentencias que determinan el decurso, su historia como indi- viduo y el futuro próximo de la historia colectiva que a todos los argentinos les tocaría en suerte, más allá y a pesar de la muerte del autor. “Éstas son las reflexiones que en el primer ani- versario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser persegui- do, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles” (Carta Abierta a la Junta Militar - 1977). Pues bien, basta como ejemplo, y como máxi- ma aporía, la acusación final y última, la firma de la sentencia en las propias manos del senten- ciado, la escritura y posterior envío de la "Carta abierta de un escritor a la Junta Militar" (1977). Luego de una serie de publicaciones de gran va- lor periodístico, cumplido el primer aniversario del golpe de Estado en manos de la Junta Militar, Rodolfo Walsh envía al gobierno de facto su de- nuncia pública. Tenía por entonces unos cincuenta años y pre- senció el caos y el infierno como nadie fue capaz de expresarlo, con una voz que hasta nuestros días sentimos que sigue haciéndose resistencia. Su labor en materia periodística, inmensa, y el origen de su aparición claro. 1955, tras el fusila- miento de personas inocentes por militares en un descampado de José León Suarez que fue precisa- mente detallado y rescatado en su libro "Operación Masacre", publicado dos años más tarde. Desde en- tonces, aquel gran jugador de ajedrez, su gran pa- sión, no descansaría nunca hasta dar a conocer la verdad de lo que acontecía en nuestro país por me- dio de sus escritos. Escritos testimoniales que se originan como una suerte de discursos de resistencia fuertemente ins- criptos en el espacio de lo social, en el contexto de la proscripción de 1955 y del proceso de violencia

L
L

política que se prolongaría hasta mediados de la década del ochenta.

Desde Cuba con la fundación de la agencia de noticias Prensa Latina, desde sus escritos clandes- tinos, y desde su lucha como militante montonero, Rodolfo Walsh nunca rescindió su contrato social que él mismo se había impuesto, informar.

El Río Negrino, nacido en la localidad de Cho-

ele Choel, en 1927, es el mejor estandarte en Perio-

dismo de Investigación que tiene nuestro país. El valor por la verdad, la información y el deber de ha- cerla pública son valores incunables en los escritos de Rodolfo Walsh. Con tono fuerte y definitivo, la contundencia de sus palabras produce una grieta entre el antes y el después de la historia del periodismo y la literatu- ra comprometida en la Argentina. Su carácter de innovador en la materia de lite- ratura ponderó su labor como periodista ya que a partir de mediados de la década de los años cin- cuenta, y luego de la Revolución Libertadora, co- mienzan a circular en la Argentina una serie de tex- tos inscriptos en el denominado género novela de no ficción o relato testimonial. En este sentido, suele pensarse que los narrado- res norteamericanos han sido los precursores, tal es el caso de Norman Mailer, Truman Capote o Tom Wolf, sin embargo, años antes de que Capote publicara "A sangre fría" (1965), Rodolfo Walsh ya había publicado en nuestro país su reconocida "Operación Masacre" (1957). Como si fuera poco, se rescata en sus obras el compromiso para con su trabajo, la valoración de la verdad como algo que le pertenece al pueblo y no como una mercancía a vender. “La verdad es algo que debemos dar a aquellos que no la tienen” (Carta a un amigo en el Tigre - Rodolfo Walsh, 1970).

A 30 años de su muerte, muchos periodistas de

la actualidad tienen un grado de compromiso dis- tinto y parcial por lo que hacen y deben hacer, in- formar. Rodolfo Walsh, sólo uno hubo. “Las causas que hace más de veinte años mue- ven la resistencia del pueblo argentino no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977).

diego sebastián sívori.

causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
causado y la revelación de las atrocidades cometidas” (Carta a la Junta Militar - 1977). diego
4 ecos 19 diciembre de 2007 · ciudad de buenos aires memoria del horror: la
4
ecos 19
diciembre de 2007 · ciudad de buenos aires
memoria del horror: la noche de los lápices
¡Desde el Taller decimos que
En la madrugada del 16 de septiembre de 1976, entre las 0030 y las
0500 horas, fueron secuestrados en la Ciudad de La Plata los estudian-
tes secundarios Claudia Falcone, María Clara Ciocchini, Claudio de
Acha, Daniel Racero, Horacio Ungaro y Francisco López Muntaner.
Tenían entre 16 y 18 años, con la ternura de la infancia en el rostro y
la utopía de la adolescencia en el alma. Estaba en marcha un abomina-
ble plan de eliminación de centenares de adolescentes “subversivos”,
en el marco de la desaparición física de 30.000 personas durante la úl-
tima dictadura militar.
Es claramente ineludible la relevancia de un boleto estudiantil cuando
estamos en la pelea por una educación pública y popular, un boleto estu-
diantil que garantice el acceso de todo el pueblo a la educación, no admi-
timos exclusión ni distinción alguna en el otorgamiento, ni caminos bu-
rocráticos que terminen impidiéndonos el pleno ejercicio de este
derecho. ¡Se exige que se nos garantice nuestro derecho a estudiar!
Joaquín Túñez
Pablo Díaz, secuestrado unos días después, permaneció en las sombras
junto a otros estudiantes, como Víctor Treviño, Walter Docters, Nés-
tor Silva, su novia “la negrita” y José María Schunk.
La Noche de los Lapices fue un claro ejemplo de la lo-
cura que se vivia tras el golpe militar del ´76. Locura, a
mi
entender, es la mejor forma de calificar este perio-
do en el cual perdimos nuestra libertad. Julian Jamardo
El relato de Pablo, uno de los únicos sobrevivientes de la “Noche de
los Lápices”, se dió a conocer durante el Juicio a las Juntas, en 1985.
Claudio Morales
Cuando escucho sobre "La Noche de los
Lápices", inmediatamente me viene al pen-
samiento el sentimiento de la indignación,
ya que estos alumnos luchaban por un de-
recho que se considera justo. Pero, este
sentimiento aumenta al escuchar el final
de la historia, ya que me parece que es una
injusticia que durante esa época la gente
que estaba en el poder decidiera sobre la vi-
da ajena y menos cuando estos reclamaban
por sus derechos.
Micaela Del Gaudio
Lucharon con la palabra, cosa que ahora es muy difícil de
ver en nuestro país. Y aunque para nosotros el boleto es-
tudiantil sea algo insignificante, es un derecho que deberí-
amos defenderlo igual que tantos otros.
Priscilla Dionisi
Eran solo chicos que reclamaban uno de sus derechos, estaban
proponiendo algo justo.
Denise Fernandez
Disfrutemos de nuestra libertad, no dejemos que nada ni nadie nos quite ese derecho, y
tampoco dejemos que este suceso quede impune, pues, ¿cómo podríamos vivir con ello?
Xavier García Guerra
Queremos valorar y honrar la memoria de los
que hoy ya no estan y de los que estan, y que
en ese momento tuvieron que padecer esa re-
presion luchando por una noble y justa causa.
Pablo Ezequiel Lavandeira
Creo que esta trágica noche debería ser
más recordada, por lo que significa que jó-
venes en plena dictadura alzaran su voz
para reclamar por sus derechos y que ésta
fuera la causa para que fueran secuestra-
dos, torturados y desaparecidos.
Mi
pensamiento es que dado es-
te
hecho muy horrible hay que
seguir pidiendo justicia por
todos los chicos desaparecidos
También, se debería resaltar el hecho de que
chicos en plena adolescencia lucharan con
tanta convicción por sus ideales teniendo
en cuenta que hoy son pocos los adolescen-
tes que los tienen claros y menos los que
arriesgarían sus vidas por defenderlos.
16 de Septiembre no es
solo una fecha mas del
calendario, es el re-
cuerdo y la memoria
de todos los estudian-
tes secundarios.
el 16 de septiembre de 1976.
Yamila Romero
Federico Rico
Daniela Rubaldo Tarrab
Pensemos que podríamos haber sido cualquiera de nosotros,
Bestias, trastornados, alienados, ado-
sados a lo que de muerte puede haber en
un cuerpo, no causan más que muerte,
más que dolor, más que humillaciones,
vejaciones. Estos pobres tipos, sin
alma, sin deseo, de puro goce capricho-
so, aniquiladores de psiquísmos, de
almas, pueden encontrarse en todo mo-
mento en cualquier lado.
Gustavo Quezada
o bien, nuestros padres o familiares
Ellos no tuvieron la
oportunidad de conocer la vida, de ser padres y madres
Romina Bustamante
Todos estos encapuchados no tenian piedad. Torturaban,
maltrataban, todo sin un poco de vergüenza.
Sofia Trigal
diciembre de 2007 · ciudad de buenos aires ecos 19 5 los lápices no se
diciembre de 2007 · ciudad de buenos aires
ecos 19
5
los lápices no se rompen!
Fue brutal. Fue injusto. Fue una excusa, como sucede en
todos los hechos violentos. La Noche de los Lápices es
otro ejemplo más de la represión vivida durante la úl-
tima dictadura militar.
Chicos de mi edad estaban exigiendo algo tan sencillo como lo
que fue, que el boleto sea más accesible para los estudiantes y
que favoreciera la educación.
Lucía Di Matteo
¿Por qué ocurrió? Porque no se permitían los reclamos
que pedían por una vida más justa y digna, porque se
habían degenerado los conceptos de justicia y libertad,
y porque la oposición que permite la democracia había
sido anulada.
La lucha por el boleto estudiantil que los jóvenes lle-
vaban como bandera no fue el único ni principal deto-
nante: todos ellos participaban de grupos políticos, y
cualquier manifestación era interpretada por los dino-
saurios como una amenaza.
Testimonios de estudiantes sobrevivientes, como Pablo Dí-
az, nos enseñan que el mayor error que podemos cometer
hoy en día, es olvidar, ya que si lo hacemos podemos vol-
ver a sufrir lo mismo, lo mismo por lo que pasaron aque-
llos jóvenes estudiantes. 30.000 no es una cifra, sino hom-
bres, mujeres y niños a los que se les privaron la
oportunidad de vivir.
Damián González
Vanesa Ocampo
A
31 años recordamos la masacre de aquel día, en
la
que los milicos secuestraron, torturaron y mata-
ron a alumnos que reclamaban un boleto estudiantil
en la ciudad de La Plata. Hoy, como todos los días,
los recordamos.
Disfrutemos de nuestra libertad, no dejemos que nada
ni nadie nos quite ese derecho, y tampoco dejemos que
este suceso quede impune, pues, ¿cómo podríamos vivir
con ello?
Xavier García Guerra
Magalí Salgado
Intento buscar una explicación a un hecho abe-
rrante de nuestro pasado, denominado “la noche
de los lápices”. Pero creo que no podré hacerlo.
Nadia Boscaro
A modo de conclusión, "tómala vos, dámela a mí"
decían por ese entonces, hagamos de este un día
distinto, un día de memoria, de rememoración a
compañeros que dejaron la vida en una lucha estu-
diantil, que aún hoy sigue abierta.
Caty Antognini
A 31 años del horror, debemos seguir honrando la memoria de
aquellos estudiantes que pelearon por lo que les pertene-
cía, en una causa justa.
La Noche de los Lápices nos ense-
ña que hay que mantener latente en nuestras mentes, la fra-
se "Nunca más", para evitar que la historia se repita.
Damián González
16 de septiembre de 1976. ¡Qué noche trá-
gica! Digo trágica porque nos robaban a
siete chicos.
Es muy difícil expresar con palabras todo lo que se siente y se piensa, cuando se
ven y escuchan este tipo de situaciones tan horrorosas. Se podría decir que nos da
bronca, odio, tristeza… sí, se podría pero con decir no alcanza, las palabras no
solucionan los problemas.
Micaela Costilla
Para mí no es una fecha cualquiera, es una
fecha angustiante. Quizás por sentirlos tan
parecidos a nosotros y ver cuán diferente
fue su vida a la nuestra. Uno a veces no lo-
gra tomar conciencia de lo que es vivir en
democracia. Simplemente vive.
Eran subversivos para los militares. Eran considerados
subversivos todas aquellas personas que realizaban activi-
dades que podian considerarse sospechosas o que ponian
en dificultades la instauracion de un orden.
Daiana Romero
Pero hay que recordar a esos chicos y a
otros tantos que por desgracia ya no están.
Porque hay 30.000 razones para mantener
viva la llama de la memoria. Y ese es nues-
tro trabajo.
Fue uno de los tantos actos injustificados du-
rante la última dictadura militar, en la que se
violaron los derechos humanos.
Magdalena Arévalo
Es verdaderamente triste ya que
muchos chicos sufrieron torturas,
Lo sucedido con estos estudiantes nos deja como
reflexión que tenemos que disfrutar de la li-
bertad viviendo en democracia y haciendo respe-
tar nuestros derechos.
castigos, frios y en la mayoria de
Lucía Singh
los casos, su desaparicion fisica.
Andres Hernandez
Producción: El Taller de Periodismo del Colegio nº19 y el co-
lectivo multimedia cultural-educativo juvenil Grupo Pasteur

6

ecos 19

diciembre de 2007 · ciudad de buenos aires

memoria de la guerra civil española

Luis Alberto Quesada: testigo de una realidad pasada

N acido en la localidad de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, el poeta y escritor

Luis Alberto Quesada es uno de los máximos ex- ponentes de la guerra civil española. De padres es- pañoles que llegaron a nuestro país en busca de un mejor horizonte, vivió sus primeros tres años en la Argentina. Años más tarde, la familia regresó al vie- jo continente instalándose en la Ciudad de Madrid, en el barrio de Cuatro Caminos. Allí se cría, crece, elige una ideología como forma de vida y lucha por ella porque la cree justa, no sólo para su patria sino para el resto de la humanidad.

-¿Cómo eran esos años de vida en tiempos de la Re- pública? -En aquel entonces España estaba mucho más atrasa- da que la Argentina. Por ejemplo, en los colegios reli- giosos las niñas que pagaban tenían un uniforme de algodón blanco o rosa y las que no pagaban, uno ma- rrón oscuro. Y no podían hablar las que pagaban con las que no pagaban porque entonces las castigaban. En aquel entonces todavía se pegaba con la regla en la mano. Mi padre no quiso que fuéramos a ningún colegio de esos. Y entonces, cuando tuve siete años, que yo ya montaba una bicicleta, nos llevó a una escue- la alemana protestante. Y en ese lugar estábamos jun- tos los chicos y chicas, y tenía la ventaja de que la ma- yoría de los profesores eran republicanos, de los tiempos republicanos. Porque en aquella época era muy compleja la cuestión… Era tan compleja que, por ejemplo, las mujeres no podían salir a la calle solas.

-¿Cuál era el estado del gobierno español? -Por ese entonces, para el año 1931, se había hecho una huelga general sin que se cumplieran bien los objetivos porque dentro de esa huelga general esta- ba implicado el ejército español en el norte, que lu- chaban por ideales justos. Estaban dispuestos a lu- char a favor de la República. Pero, estos fueron reprimidos y los ejércitos de la derecha y la ultra de- recha fusilaron a aquellos soldados que se habían unido a las cuestiones de la huelga. La huelga y el fu- silamiento de los soldados del ejército del norte fue muy importante porque grabó en la sociedad espa- ñola la idea de que los partidos políticos solos no po- dían luchar en contra de todos los enemigos de la derecha o la ultraderecha, que estaban permanen- temente en acuerdo en esa cuestión. Porque era la dictadura del dinero, que se parece siempre en to- dos los países hasta llegar al ahora. Esa dictadura no se conmovía… Entonces, detuvieron a socialistas, a comunistas y anarquistas. Y entonces se llegó a la conclusión de que había que hacer una cosa que fue- ra unitaria de todos esos partidos y se consiguió por parte de esas organizaciones el presentarse en las elecciones que venían después y ganó la República. Anteriormente a esa, al haber ganado la República, hubo otro tipo de elecciones. ¿Cómo responde España ante el golpe de Estado del general Franco? Al declararse la guerra por parte de Franco, en Ma- drid hay prácticamente un escándalo de gente por la calle. Yo tenía 16 años cuando llega la sublevación fas-

cista en contra de nosotros. Y nos reunimos en un lu- gar determinado, que estaba también en Cuatro Ca- minos. Allí había un lugar en donde existía un sindi- cato. Y en ese lugar del sindicato había enfrente una Iglesia que tenía un muro y desde allí empezaron a dispararnos una tarde. Y nosotros estábamos abrien- do huecos porque ya habíamos conseguido que nos dieran armas. Me acuerdo que cuando estaba en eso, vino alguien y me dijo "Luis, me parece que te llama

tu padre" y vino mi padre con un guardián a decir que

yo era menor de edad y que no podía estar allí y que

me llevaba para casa. Y me llevaron para casa, me en- cerraron allí y a los pocos días me escapé. Me escon-

dí en casa de unos amigos.

días me escapé. Me escon- dí en casa de unos amigos. “Mi padre me fue a

“Mi padre me fue a visitar allí y no podía entender que el General, con el cual yo ya estaba trabajando, me ha- bía hecho ya Comisario de Brigada y estuviera encantado conmigo y con la gente. Me habían pasado de Bata- llón a Comisario de Brigada”

-¿Cuál era su ubicación al desatarse la Guerra Civil en 1936? -Estaba en la defensa de Madrid. Nos invitan a pa- sar, que vayamos del sur del Tajo a la defensa de Madrid un batallón y este batallón que viene tie- ne la parte fundamental de los mineros de Huel- va. Y a nosotros, cuando llegamos a Madrid nos lle- van a un punto de la capital y nos informan que nos van a avisar de alguna novedad. Resulta que nadie nos avisa y cuando vamos allí a preguntar "Qué es

lo

que pasa", vemos que en el lugar donde estaba

el

gobierno de la República estaba lleno de pape-

les que habían tirado por el suelo y no hay nada más que dos personas allá, un militar y una mujer. El ejército de Franco se había apoderado del lu- gar donde estaba la comunicación del gobierno es- pañol para que no se pueda transmitir cosas que

podían llegar a tener importancia hacia el exterior.

Y entonces, cuando atendían ese teléfono decían:

"Acá no mandan ustedes" y cortaron las comuni- caciones. Por si fuera poco, la gente de Franco se había encargado ya de asesinar a varios generales de la República. Resulta que la gente de Franco les decía: "Usted hable con el gobierno de España y dí- gale que todo está bien, que usted está a su lado y que no se preocupe". Entonces, los generales iban hablando y a medida que empezaba a oír eso les

pegaban cuatro tiros en la cabeza y los mataban.

-Frente a tanta gente fusilada, ¿qué impresión le produjo la noticia de la muerte de García Lorca? -La impresión que nos produjo a todos es una amar- gura muy grande por todos los trabajos que hizo Lor-

ca. Por ejemplo, cuando está todavía la dictadura en

la

guerra en Barcelona, él publica el libro ese que di-

ce

una republicana: "Yo qué crimen cometí, por qué

me matan, dónde está la razón de la justicia… En la

bandera de la libertad juré lo más alto de mi vida". En todos los movimientos suyos en España hay la actividad permanente con los vailladores y las vaillado- ras que tanto van recorriendo los pueblos de España y despertándolo hacia el grito "Quién mató al encon- mendador. Ovejuna, señor". Y nosotros nos movilizá- bamos con todos esos actos para ir a los pueblos.

“Mi padre, que estaba enfermo del corazón, se entera del suicidio de los Comisarios y le dice a mi ma- dre "Luis ha muerto".

Comisarios y le dice a mi ma- dre "Luis ha muerto". -¿Cómo fueron esos últimos días

-¿Cómo fueron esos últimos días de combate? -Y Madrid siguió aguantando, inclusive cuando no-

sotros desde Barcelona habíamos agarrado parte de

la

frontera retirándonos porque no teníamos suficien-

te

fuerza. Nosotros ofrecimos al gobierno de la Repú-

blica que nos podíamos quedar en la frontera france-

sa pero dentro de España porque allí el enemigo no

podía subir por la cantidad de cuestas que había y no- sotros teníamos armas que ellos nos daban. Y el go- bierno nos indicó que no, que pasáramos para Fran- cia. La idea del gobierno era que estando allí nos facilitara para pasar a Madrid, que era el punto clave que estábamos defendiendo. No nos admitieron nin- guna de esas cosas. Y me atendieron bien los france- ses y fueron muy amables cuando teníamos armas pe- ro cuando el gobierno de la República nos pidió que dejáramos las armas, nos partieron y nos llevaron a distintos campos de concentración.

Al final de la guerra Luis Alberto Quesada se exilió en Francia pasando por varios campos de concen- tración. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, for- maba parte de una Compañía de Trabajadores que fue llevada a la frontera con Bélgica para trabajar en las fortificaciones de la línea Maginot.

pocos meses fue detenido. Conoció las cárceles de General Porlier, Carabanchel, Alcalá de Henares y Burgos, donde permaneció trece años desplegan- do una gran actividad reivindicativa y cultural.

-La primera detención -me entregó un camarada mío-. Me detuvieron en la Puerta del Sol. A mí me tuvieron más de quince días pegándome y con las manos amarradas atrás con un policía de vista per- manente. Estuve allí y ellos querían saber con este enemigo que había dado datos de quiénes eran los que yo dirigía en Madrid. Entonces yo decía que había llegado allí, que no di-

rigía a nadie, que quería dirigir pero no, tal y cual, y ellos querían saber. Mi mujer se había quedado con

mi hijo en Burdeos y la fue a buscar el que me entregó

a mí y le dijo: "Luis está con trabajo, está trabajando muy bien y me ha dicho que vayas para allá". Entonces

mi mujer le creyó y así con el hijo pues al pasar la fron-

tera la estaban esperando los guardias y la detuvieron. Entonces cuando la detuvieron, la llevaron primero a una cárcel y después la pasaron a donde yo estaba.

a una cárcel y después la pasaron a donde yo estaba. “Murió mucha gente acá, estuve

“Murió mucha gente acá, estuve 4 meses condenado a la pena de muerte. A las cuatro de la madru- gada es cuando te sacaban a gol- pearte todos los días”

Y yo oía llorar a un niño y no sabía quién era el ni-

ño que estaba llorando con el policía cerca y al final

cuando me llevaron a la cárcel de Gral. Rodríguez me enteré que el niño que estaba llorando era mi hijo. Y mi familia, yo tenía en la familia más gente de derechas que de izquierda. Mi cuñado se había quedado en Má- laga y logré que viniera porque a mi mujer se le cortó

la leche y le habían dado una leche que no correspon-

 

día

para los niños. Mi cuñado y la familia lograron que

-¿A qué tipo de campo lo llevaron a usted?

mi

mujer saliera de la cárcel pero se tenía que presen-

-Al terminar la Guerra Civil me llevaron a Barcadez.

tar

todos los días. A mí me bajaron de nuevo y me die-

Y más tarde, al estallar la Segunda Guerra Mundial

terminamos en la línea Maginót. En la línea Magi- nót yo dirigía a los argentinos y españoles porque era en un lugar al lado de la Frontera Belga. Allí nos pro- pusimos reunirnos todos y elegir cuál sería el jefe del grupo. Entonces, como yo había sido Comisario en España, como era agente de la JS U (Juventud Socia- lista Unificada) y como eran gente de otro lugar don- de habíamos estado en Barcadez, me eligieron a mí. Entonces, venía el francés y me decía: "Esto no es la guerra de España" y yo le decía "No, cuando en el campo soplen los rifles alemanes, aquí se termina". El campo donde estábamos nosotros construyendo co-

sas para que no entraran los alemanes, había sido un campo de la Primera Guerra Mundial.

Tras el inicio de la ofensiva alemana contra Fran- cia, huyó en bicicleta hacia el sur llegando a Burde- os. Aquí contrajo matrimonio con Asunción Allué. Nada más nacer su hijo pasó a España. Al cabo de

ron como aniversario una paliza, pero bueno… Con una amargura tremenda vio que el que me

había entregado a mí y a ella estaba siempre hablan-

do con los policías y un día le dijo a mi mujer: "¿Qué

haces aquí?" y mi mujer le dijo: "No, pero ¿Tu estás al servicio de estos o qué es lo que pasa?". Y así se que-

la cosa, ella pudo salir, pudo estar, pero todos los

días se tenía que presentar y muchos días dejaba el hi- jo con una de mis hermanas… Luis Alberto Quesada fue puesto en libertad en

1959 y el gobierno lo expulsó de España conmuta-

da la pena de cadena perpetua por la de extraña- miento perpetuo. Se instaló en Buenos Aires don- de desarrolló desde entonces una intensa actividad en pro de la libertad de España y hoy es autor de va- rios libros de cuentos y poemas.

equipo de producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.

producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.
producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.
producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.
producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.
producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.
producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.
producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.
producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.
producción: nadia boscaro, sergio fernández, claudio morales, emiliano sán- chez, diego sívori y joaquín túñez.

diciembre de 2007 · ciudad de buenos aires

ecos 19

7

La actualidad de la paleontología en nuestro país

a Argentina está viviendo desde hace va-

rios años una época en la que se están pro-

duciendo numerosos hallazgos de animales prehistóricos. Se han descubierto dinosaurios al sur y al norte del territorio, mamíferos prehistó- ricos en la Capital Federal e incluso dinosaurios e ictiosaurios en los helados suelos de la Antártida. En el norte se han descubierto especímenes como el Zupaysaurus Rougieri que significa "reptil diablo". Fue hallado en La Rioja, más exactamente en la Quebrada de los Jachaleros. Vivió en el período triásico, hace unos 220 millo- nes de años. Medía entre 5 y 6 metros por lo que era un animal grande teniendo en cuenta que un elefante africano mide como mínimo 7,5 metros. Era un carnívoro feroz con un centenar de afila- dos dientes en sus mandíbulas. En el sur, se han encontrado gran cantidad de fósiles en los últimos años, entre ellos, el Talen- kaunen Santacrucensis, que fue presentado en sociedad el viernes 2 de abril de 2004, en el Zo- ológico de Buenos Aires, por el paleontólogo Fernando Novas. Éste era un dinosaurio herbí- voro. Además, se encontraron los restos de un es- fenodonte, un reptil que no era dinosaurio y

L
L

gran cantidad de descubrimientos que dieron vuelta al mundo, como el del Argentinosaurus –el dinosaurio más grande del mundo–, el Me- garaptor –en estudio– y el Giganotosaurus, el carnívoro más grande del mundo. Incluso, más grande que el Tyrannosaurus Rex. Recientemen- te, se encontraron en la construcción del subte D varias corazas de gliptodontes, mamíferos prehistóricos relacionados con los armadillos ac- tuales. En territorio bonaerense se han encontra- do restos de mamíferos prehistóricos. En la Antártida se encontraron dos nuevas es- pecies de dinosaurios (en estudio) y un ictiosau- rio llamado Lakumasaurus. Este era un reptil de los mares, no un dinosaurio. Medía 5 metros y vi- vió hace 70 millones de años en el período cretá- cico. Era carnívoro. La actualidad de la paleonto- logía argentina es de grandes descubrimientos, pero también de carencias y falta de dinero. Por eso, la paleontología argentina también tiene problemas para poder seguir adelante y conti- nuar descubriendo a los fascinantes animales que vivían en el norte, sur y centro del vaso territo- rio argentino.

felipe busker.

y centro del vaso territo- rio argentino. felipe busker. · por el barrio · Coordinados por
y centro del vaso territo- rio argentino. felipe busker. · por el barrio · Coordinados por
· por el barrio · Coordinados por la docente Tina Tintpilver, Taller de Arte trabaja
· por el barrio ·
Coordinados por la docente Tina Tintpilver, Taller de Arte trabaja para el desarrollo expre-
sivo de niños y adolescentes. Un espacio para la libre creatividad, el goce y el libre juego.
Taller de Arte es un proyecto artístico-educativo que tiene su sede en el Club Gimnasia y
Esgrima de Villa del Parque. Está abierto a toda la comunidad, con aranceles accesibles.
su sede en el Club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque. Está abierto a toda
su sede en el Club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque. Está abierto a toda
Ciudad de Buenos Aires · Diciembre de 2007 Año 3 · Nro. 7 · Distribución
Ciudad de Buenos Aires · Diciembre de 2007
Año 3 · Nro. 7 · Distribución gratuita · 5000 ejemplares
ecos 19 es un emprendimiento del grupo pasteur,
el proyecto de pasantía del taller de periodismo
del colegio nº 19 “luis pasteur” de villa devoto