Sie sind auf Seite 1von 26

INTRIGANTES Y MARAVILLOSAS

Puro g lam o u r

Las orquídeas se destacan en una floricultura siempre dinámica*

E lsectorde flores ornamen­

tales comenzó a desarro­

llarse en la Argentina des-

deprincipiosdeladécadade 1920 en explotaciones del tipo familiar y a cargo de cultivadores inmi­ grantes de orígenes étnicos diver­ sos, en su mayoría japoneses (40 por ciento del total), portugueses, italianos, alemanes y holandeses. Las últimas dos décadas del siglo evidenciaron un singular creci­

miento del sector, el valor bruto de su producción en 2001 fue de 284 millones de pesos. Si bien los productores del subsector están en todo el territorio nacional, el

2

cinturón verde bonaerense agru­ pa el 50 por ciento de los mismos. De acuerdo con un censo reali­ zado en 2003, la superficie total cultivada es de 2.466 ha; el 26 por ciento corresponde a cultivos bajo cubierta (634 ha) y el 74 por ciento restante a cultivos a cam­ po o bajo umbráculos (1.831 ha). Si bien la floricultura se desperdi­ ga por todo el país, Misiones tiene el orgullo de ser la capital nacio­ nal de las orquídeas, sin dudas una de las especies más buscadas de la actividad. Los invitamos entonces a aprender a cultivar­ las, cuidarlas y, claro, admirarlas.

UN UNIVERSO POR DESCUBRIR

A rco ir is

Las orquídeas presentan innumerables formas, colores y rendimientos. Pero a todas las especies las une la obligación de prestarles un cuidado exhaustivo.

b o

t á

n ic o

E n los últimos años han

aparecido en la Argentina

gir. El desarrollo de esta actividad a nivel mundial es tan grande que en la actualidad se cuenta con casi todos los colores de orquídeas, en prácticamente todos sus géneros:

azules, violetas,

amarillas, rojas,

nuevos orquidiófilos, con

una fuerte apuesta a esta especie

botánica ornamental. Actual­ mente el cultivo de orquídeas

puede ser un ne­ gocio atrayente.

Los

fueron algunos productores de Estados Unidos y Europa que comprendieron que sólo cam­ biando el rumbo podrían resur­

Hasta el momento se descubrieron alrededor de 35 mil especies diferentes, a las que se les suman 150 mil híbridos

reconocidos.

blancas, ama­ rillas con labios

rojos y rosas, por mencionar sólo algunos. Normalmente, las orquídeas flo­ recen una vez al año y la época está determinada por la genética

pioneros

NORMALMENTE,

LAS

ORQUIDEAS

FLORECEN

UNA

VEZ

AL

A ÑO

Y

LA

E P O C A

E S T A

D E T E R M I N A D A

POR

LA

G E N E T I C A

DE

LA

P L A N T A .

ASI

Y

T ODO,

SE

E N ­

CUENTRAN

QUE

DESARROLLADOS

EN

D I S T I N T O S

F L O R E C E N

4

DIFERENTES M O ME N T O S

HIBRIDOS

DEL

AÑO.

O rquídeas A rg en tin as

Por Marcela Sánchez

Investigadora del INTA Castelar y docente de la Universidad de Morón.

L a Argentina cuenta con aproximadamente 280 especies incluidas en 76 géneros de orquídeas y, con excepción

de la Antártida, las encontramos en todas las regiones. Las especies epífitas, es decir aquellas que lograron adaptarse pa­ ra vivir sobre los troncos y ramas de árboles, habitan desde las selvas de Misiones hasta Punta Lara, en la provincia de Buenos Aires.

En las restantes regiones, desde Neuquén a Tierra del Fuego

y los pastizales de alta montaña de los Andes encontramos

especies terrestres, que llaman la atención por su follaje y floración. Semejante éxito de poder colonizar y sobrevivir en tan variados hábitats se debe a las increíbles adaptaciones que han desarrollado las orquídeas, tanto en su cuerpo como en sus ingeniosos sistemas de reproducción, Lamentablemente, muchas especies están viendo amenazada su supervivencia debido a la tala indiscrminada de bosques y selvas, la quema de

pastizales y al comercio de plantas en viveros no multiplicadas, sino extraídas directamente de la naturaleza. Todos los amantes de las orquídeas podemos contribuir a evitar

la extinción evitando coleccionar plantas en estado silvestre,

rescatando ejemplares de zonas de desmonte o de árboles caí­ dos y adquiriendo plantas propagadas en viveros inscriptos.

de la planta. Así y todo, se en­ cuentran desarrollados diferentes

híbridos que florecen en distintos momentos del año. Esto nos da

la posibilidad de tener flores per­

manentemente. Gomo todas las plantas, la orquídea se reprodu­ ce por semilla. Es una epífita, lo que significa que en la naturaleza crece y se desarrolla en los árbo­ les. Para que su semilla germine necesita asociarse a uno. Hasta que el plantín se convierte en

planta pasan, como mínimo, tres

o cuatro años. En algunas varie­

dades como las Phalaenopsis y las Dmdrobiumphalamopm; la primera flor aparece durante ese período.

FlX)RACION. Los Cymbidium flo­

recen a los cinco o seis años de crecimiento y los del género Ca- ttleya (que son los más tardíos), a los siete u ocho años. Estaprimera floración es muy débil, ya que la planta es aún joven y recién llega­ rá a su esplendor, es decir tendrá máximo vigor, óptima cantidad de flores y óptimo tamaño de flor, tres años más tarde. Hacien­ do un sencillo cálculo se observa que deben transcurrir entre seis

y once años para poder vender la

primera flor. He aquí uno de los

principales motivos que encare­ cen este producto en el mercado. No es conveniente tener plantas

demasiado grandes, ya que no por ello se obtiene mayor produc­ ción. Las plantas chicas, en pro­ porción, producen más A .

y,

se distribuyen mucho m ejor /

fy

en el vivero. El

por otra parte,

*— ~

5

Jg&

r x

TT

1

objetivo que debe perseguirse es tener la mayor cantidad de plan­ tas, con la más alta producción en el mínimo espacio posible. Hay híbridos que brindan una buena oportunidad de rentabili-

NO ES C ONV E NI E NT E TENER PLANTAS DEMA­ SIADO GRANDES, YA QUE NO POR ELLO SE OBT I E­ NE MAYOR PRODUCCI ON, LAS PLANTAS CHI CAS , EN PROPORCION, PRODUCEN MAS Y, POR OT RA PARTE , SE DISTRIBUYEN MUCHO MEJOR EN EL VIVERO.

dad anual. Por ejemplo, híbridos de Cattleya dan cinco o seis flores por planta al año, algunos híbri­ dos de Dendrobiumproducen dos o tres varas por plantas anuales. En

1. Polinización

Abarca también la formación del fruto hasta la maduración de la semi­ lla. Dura de cinco a doce meses, según la variedad.

este caso cada vara puede tener entre diez y quince flores. La Cym- bidiumposee un promedio de tres varas por planta anualmente, en este caso cada vara produce entre siete y doce flores y la Phalaenop- sís3 da una o dos varas por planta al año, con aproximadamente veinte flores, entre las dos varas.

R ie g o * Este paso debe ser muy cuidadoso, poca agua puede re­ sultar tan malo como el exceso. Además, es importante que entre riego y riego, la raíz se seque. La asiduidad con que se haga esta operación variará según la época del año, la zona y la ventilación del vivero, entre otros factores. El agua utilizada para el riego debe ser de la mejor calidad po-

2. Cultivo in vitro

Siembra en frascos estériles como medio de cultivo nutritivo hasta al­ canzar tamaño para salir al vivero. Dura unos doce meses.

PASO A PASO

3. Vivero

Sacado de frasco y plantado en bandejas comunitarias bajo condi­ ciones controladas de humedad, luz y temperatura.

sible. Com o se mencionó ante­ riormente, las orquídeas crecen sobre la corteza de los árboles, lo que les permite secarse rápi­ damente cuando se mojan. Para imitar lo que es natural en estado salvaje, se las cultiva en corteza triturada, carbón, piedra o algu­ na sustancia muy aireada, lo que le permitirá a las plantas empa­ parse y secarse inmediatamente. El riego debe ser preferiblemente por la mañana. De esta forma le dará tiempo al medio de cultivo de secarse, aprovechará el ma­ yor metabolismo matutino de la planta y evitará quemaduras por la acción conjunta del agua y el sol. En días de intenso calor se puede regar las orquídeas con mayor frecuencia y reducir la

4. Trasplante

A macetas individuales de tamaño pequeño, intermedias y grandes fina­ les, según los ciclos de las especies que se manejen.

temperatura regando alrededor de la planta como anteriormente indiqué; evidentemente, en épo­ ca de lluvia suspenda o minimice los riegos. Los riegos también se deben disminuir gradualmente cuando una planta evidencie en­

concentración de nutrientes y, además, no tolera ningún nivel de sales. En secuencia, hay que regu­ lar cuidadosamente esta opera­ ción. Respecto a la luz existen dos factores a tomar en cuenta. Por un lado, la luz es importante -como

trar en reposo, esto se hace paten­ te cuando su orquídea no presenta crecimiento '"víSasI de nuevas raíces, g Necesita una fer- * y# tüización especial

en todas lasplantas- para el proce­ so de fotosíntesis. Por otro, muchas orquídeas son fotoperiódicas, es decir que florecen de acuerdo con la duración de la luz diurna. Para resumir esta primera parte,

porque está

/

y

1

apelamos a palabras ajan Pahl,

acostum - brada a í R L. A

/

I

/

especialista con reconocimien­ to internacional: “El cultivo de orquídeas es una producción in­ tensiva en el que se posee un im­ portante capital en muy poco es­ pacio. De ahí que sea necesario hacer un exhaustivo control” .

5. Entutorado

Iras la inducción floral y apertura de pimpollos, se hace el acondicio­ namiento estético para la venta. Ahí es donde prima el buen gusto.

Las cinco especies básicas que no pueden faltar

Existen orquídeas muy requeridas por ser difíciles de conseguir, o híbridos muy novedosos. Pero se han pagado más de u$s10.000 por algunos ejemplares.

3- Oncidium

Precio: $40

Infog rafia:

Femando San Martín

P h a la e n o p s is

1-

Precio: $50

v

TMürii

4- Dendrobium

Precio: $40

2-

Precio: $80

C a ttle y a s

h

|

Fruto en forma de cápsula con tres

sacos de semillas i

j

microscópicas.

A

Labelo

— Tres

sépalos

Tiene los dos sexos en un mismo aparato denominado columna. Su polen tiene forma de masas (masas polínicas), y no de polvo, como es común.

Tres pétalos (uno de ellos, modificado que se llama labelo)

5- Cymbidium

Precio: $50

 

Baja;

nunca

1- Phalaenopsis

Interior o

debe

invernadero

recibir

 

luz solar

directa

Intensa,

filtrada,

2- Cattleya

Exterior sin

heladas o

invernadero

con algo

de sol

directo por

 

la mañana

Intensa,

3- Oncidium

 

filtrada,

sin sol

 

Exterior

directo

sin

4- Dendrobium

heladas

Intensa,

 

con sol

directo en

5- Cymbidium

otoño

) * Sin cloro

e invierno

La más vendida:

Phalaenopsis

Producción anual

mundial:

200 millones

Abundante en

Corteza de

verano. Dejando

pino,

el sustrato

carbón y

levemente

algo de

mojado

musgo

sphagnum

Corteza

de pino,

Abundante

carbón

en verano.

Dejando

secar

siempre

entre riegos

Corteza

de pino,

carbón

Abundante en

verano. Dejando

Corteza

el sustrato

de pino

mojado

Venta en la Argentina:

50 mil

ejemplares

Características de un invernáculo para el cultivo de orquídeas

Riego: se puede hacer en forma manual con manguera y pico aspersor.

1- Estructura:

4- Calefacción:

madera, hierro pintado o aluminio

algún sistema que no seque el ambiente

I 2* Cobertura:

5- La ventilación:

polietileno para viveros, vidrio o policarbonato

ventilador o ventanas superiores

3- La humedad

Termómetro:

ambiente se logra con riegos al piso

es importante para controlar la temperatura

Regar por la mañana: evitará quemaduras por la acción conjunta del agua y el sol.

Si sospecha alguna manifestación viral en una de sus plantas, apártela inmediatamente.

Flor de reyes

Por Ana Luisa Fischer

Autora de “Cultivo de Orquídeas” y miembro de la Unión Aficionados a las Orquídeas.

L as primeras referencias sobre orquídeas provienen de la antigua China y Japón, donde eran cultivadas por los

nobles y se las conocía con el nombre Ran” . En la antigua

Grecia recibideron el nombre de uorchis” , que significa tes­ tículo, por su forma y los poderes de virilidad y fertilidad que

se

le atribuían.

A

principios del siglo XVIII, estas flores, caras y escasas por

la

complejidad de su cultivo, eran un privilegio exclusivo de la

realeza. Como se creía que necesitaban altas temperaturas y

humedad, se construyeron “casas de vapor” , como se llamaba

a los invernaderos, que funcionaban con calderas que estaban

a cargo de prestigiosos jardineros reales.

En esa época, expediciones completas se mandaban no sólo para traer nuevos ejemplares sino para destruir la región del hallazgo, así nadie tendría una flor igual y se mantendría su carácter exclusivo. La reina de las orquídeas, la Cattleya, debe su nombre a Sir William Catley, un importador de plan­ tas inglés que decidió cultivar una de las plantas que usaban para empaquetar y proteger los musgos y liqúenes del nuevo mundo.

AIRE, PLAGAS Y FERTILIZACION

D

e

t

a

l

l

e

s

a

t

o

m

a

r

n

o

t

a

El buen manejo depende de tener sensibilidad. Contar con un buen equipo de jardinería se torna fundamental.

U na buena forma de au­

mentar el espacio dis­

ponible para el cultivo

de orquídeas es plantarlas sobre

estructuras hechas para este fin,

o

bajo pérgolas que permitan

el

paso del sol quebrado. Otra

alternativa -pero no muy estéti­ ca- es plantarlas protegidas bajo mallas. Una forma de planifi­ cación “ideal55para su jardín es hacerlo de tal modo que el resul­ tado sea conseguir bastante cla­ ridad, pero no sol directo, con la precaución de que las corrientes

de aire sean más bien circula­ ción del mismo en contraparte

a viento fuerte o estancado.

Resulta recom endable plan­ tarlas con suficiente espacio

■ Los expertos reconocen que no hay

coleccionista en el mundo capaz de reconocer individualmente atodas las variedades existentes.

entre sí, lejos de raíces de otras plantas y lejos de plantas li­ beradoras de toxinas com o los bambúes y los eucaliptos. Es una regla primordial respetar el reposo de una orquídea para

que éste actúe com o

gatillo de

la próxima floración. Recuerde que al regar sus orquídeas, debe hacerlo de tal forma que le dé al

medio de cultivo tiempo para secarse, para evitar que la orquí­ dea pase la noche muy húmeda.

11

R ES UL T A

RECOMENDABLE

PLANTARLAS

CON

SUFICIENTE

ESPACIO

E

N T R E

SI,

L E J OS

DE

R

A I C E S

DE

O T R A S

P

L A N

T A S

Y

L E J O S

DE

PLANTAS

LIBERADORAS

DE

TOXINAS

COMO

LOS

B A M B U E S

Y

LOS

EUCALIPTOS.

A y u d a s . Si hay una clave para obtener buenas floraciones, ella es usar fertilizantes para orquí­ deas. Si usted no es una persona constante, despreocúpese, sus plantas no morirán si descuida su abonamiento. Lo más prác­ tico es comprar un fertilizante que favorezca tanto al creci­ miento como a la floración. Du­ rante el reposo de una planta, es aconsejable suspender el abo­ nado o la frecuen­ cia del mismo. Las orquídeas no están exentas

, de ataques de pa- \ rásitos, hongos, virus,

12

bacterias e insectos dañinos, por lo que siempre tenga a la mano productos para combatirlos. Si sospecha de alguna manifesta­ ción viral en una de sus plantas, apártela inmediatamente; si corrobora sus sospechas, lo más sensato es destruir la planta in­ fectada. Los virus se transmiten de una planta infectada a otra sana a través de acarreo por par­

te de insectos portadores, así co­

mo por medio de implementos utilizados en jardinería. Esto se realiza primero con la llama de

un mechero convencional para cigarrillos, de esta manera se evi­ tará que se comporten como vec­ tores de transmisión entre una planta y otra de las infecciones. En relación a los hongos y bac­ terias, éstos sólo aparecen si sus plantas son mal cultivadas o cui­ dadas (por ejemplo: mal regadas

o iluminadas), o bajo condicio­

nes de humedad y lluvias extre­ mas. En relación a este tipo de infecciones bacteriales lo mejor es cortar las partes infectadas.

PARTICULARIDADES DE ALGUNAS ESPECIES

CYMBIDIUM

Son los cultivos que se encuentran con mayor fa­ cilidad en el mercado. Son plantas que requieren una gran cantidad de luz, aun­ que debemos protegerlas de los rayos del sol para evitar guemaduras en las hojas. Por lo general son bastante resistentes al trío, se las puede plantar en el jardín

en los lugares con clima templado, donde estarán a salvo de las heladas.

PAPHIOPEDILUM

Debemos asegurarnos de que el medio de cultivo per­ mita el drenaje del exceso de agua, evitando así que se pu­ dranlas raíces, aunqueprocu­ rando al mismo tiempo que el medio de cultivo permanezca húmedo. La frecuencia del rie­ go dependerá de la humedad ambiental del lugar en gue los cultivemos. En algunos casos, será necesario proporcionar­ les un período de reposo para la floración.

DENDROBIUM

Son muchas las especies de Dendrobium gue existen en el mundo, aunqueparaadquirirlas, deberá dirigirse a comercios especializados.Sinembargo,hay una especie de Dendrobium gue es posible encontrar con facili­ dad en el mercado: "Dendrobium Nobile". La razón es bien sencilla, ya gue se trata de una planta fá­ cil de cultivar y con una vistosa floración. Si desea tener éxito en el cultivo de estas plantas, debe proporcionarles un lugar fresco.

PHALAENOPSIS

Lasflores son igualmente va­ riables, aungue las diferencias de tamaño son aquí mucho menos notorias. La variación fundamen­ tal se produce aguí en el color y la forma en que éste se distribuye a lo largo de la flor. Una de las características notables de las Phalaenopsis es la duración de sus flores. El medio de cultivóse compondrá fundamentalmente de corteza de pino fragmentada, que puede mezclar con musgo para enriguecerlayarcillaexpandida.

13

La circulación del aire alre­ dedor de una orquídea es un factor importante: con ligeras variaciones, las orquídeas re­ quieren que las corrientes de aire sean más bien buena circu­ lación del mismo en contrapar­ te a viento fuerte o estancado.

DETALLES. Algunos problemas que puedan tener sus plantas podrían deberse a un mal uso del fertilizante (no confundir

TÍP

■ La Iglesia Católica llegó a considerar

satánicas a las orquídeas en la época de la Edad Media. En el siglo XVIII se convir­ tieron en flores de culto de la realeza.

con poco uso del mismo, siga al pie de la letra las etiquetas). C o­ rrecta fertilización significa un mejor desarrollo de la planta, así como floraciones más sanas, pero tenga en cuenta que esto no le garantiza más floraciones, ya

que éstas dependen en muchas

de las orquídeas (aparte de diver­ sos factores co­ mo humedad y temperatura) del fotoperío- do (duración del día), así

com o

correcta “ admi­ nistración” lumíi ca por su parte. No crea que fertilizando más le garanti­ zará floraciones fuera de época. Recuerde que el exceso de fertili- zaciónespésimoparasusplantas.

Por más bonito que conside­ re la composición o arreglo de orquídeas de su jardín, procure no iluminarlo con luz artificial, esto seguramente desequili­ brará el metabolismo de sus plantas, produciendo en al­ gunos casos que no florezcan. Este problema puede ser muy común en orquídeas que se en­ cuentran muy cerca de la ilumi­ nación que todo jardín posee.

de una

INFORMACIONEINSPIRACION

UNION A FIC IO N A D O S A

L A S ORQUIDEAS (UAO).

Av.

Autónom a de Buenos lili@overnet.com .ar

M ayo

de

666

C iudad

Aires.

AFD PARQUE. (011) 4553-

5635 - (011) 4248-3227 - (011)

156-991-5254.

ORQUIDEAS

O E

CO LEC CIO N *

6060.

yahoo. corn.ar.

(011) 4244-

javiertarilloegner@

ING.AGR* ¡MARIA JU L IA FREULER. (011)4771-6592

GUSTAVO OGATA, P ro d u cto r de orqu ídeas Cymbidium. y otras varieda­

des.Teléfonos: (011) 155-007-

7621 /

(011)4664-7739

EQUIPOS DE RIESGO

R IE G O S T A M A T I .(0341) 435-7473, riego@ stam ati. corn.ar. Herborriego: (03488) 42-7584. herboriego@arn.et. corn.ar.

INSTRUMENTOS DE MEDICION

TE SM A * bernardo@tesma. corn.ar.

DONDE ENCONTRARLOS

I N S T R U M E N T A L ! A.

Tel. (011) 4935-3000. instru- mentalia@permint.com.

INSUMOS

CAMPO. Tel. (011)15 5037- 3793. Herminia.vivas@fertivas.

com.ar. FERTILIZANTES.

Growing SA, teléfono (011) 15 4998-0305. growingagro@h.o- tmail.com. Fertilizantes y otros insunios.

VIVEROS

VIVERO

ORQUIDEAS*

Australes-Ornamentales. (0221) 475-0051. www.orqui-

deasaustrales.com . ar

ORQUIDEA SHOP. W W W .

orquideashop. com , Tel: (011)

4812-5151

33 FLORES. 0800-333-

5673

www. 33flores.com .ar

/

(011)

4 5 2 3 -8 3 8 3 .

MAQUINAAGRICOLA

AGROVIAL ESCOBAR,

tel (03488) 21-1196, e-mail:

agrovial@datamarkets. com. ar.

*

ARREGLOS CON ORQUIDEAS

P or B etty B años, de O rquídeas S hop A rg.

Los arreglos con orquídeas tienen una ven­ taja frente a otros: su mayor duración. A eso se le agrega, por cierto, la cuota de sofisticación por el sólo hecho de que estas ñores sean las estrellas. Como primeros requerimientos, las orquí­ deas no deben estar al sol, ya que acelera el proceso de maduración, y, además, deben te­ ner materia húmeda cerca del tallo, para que pueda seguir hidratándose. Cada arreglo es una obra de arte pensada y las flores deben estar en la cantidad adecuada para que el arreglo sea armónico y balanceado, aun cuando no sea simétrico. Si bien preferi­ mos arreglos con números impares de flores, ¡no existe un número mágico! Sin dudas la especie más buscada de orquí­ deas es la Phaleanopsis. Es muy delicada en su aspecto y por ello las novias se identifican ma­ yormente con ellas. Las flores van del blanco y pasan por el rosa hasta llegar al fucsia. Los ra­ mos de novia más elegantes se hacen a base de estas flores, las que por tener tallos muy cortos deben ser trabajadas en forma individual.

¡v-

Tratamos de mantener las flores en los en­ vases originales, es decir terracota o plástico, ya que son los que tienen buenos drenajes y permiten mejor cuidado. Las presentamos lue­ go dentro de recipientes de vidrio o cerámicos especialmente blancos, para ambientes sutiles, o bases de cemento con formas geométricas puras para ambientes modernos. Los precios oscilan entre los $85, en plena temporada de flores, hasta los $250 cuando empiezan a esca­ sear, y también varían según la especie. Otra orquídea muy utilizada es el Cym- bidium. De flores carnosas, y de un aba­ nico de colores más extenso, que tiene la característica de permitirnos sumergirla en agua, por lo tanto podemos realizar diseños más audaces, combinarlas con acuáticas, etc. Cualquiera fuera la elección, mi mejor consejo es no ponerse ansioso, regarlas poco, en pequeñas gotas, mejor con un rociador y habrá muy buenos resultados. Mucho mejor si se puede hacerlo con agua mineral.

EL FEDERAL

empmndínmmtús

exitosos

Director: Ignacio Fidanza. Secretario de Redacción: Ariel Cukierkorn. Redacción: Miguel Lara. Director de Arte: Daniel Vega. Arte: Florencia González Benítez y

Romina Cattaneo. Scanner y retoque: Orlando Díaz. Jefe de Fotografía: Lucio Solari. Circulación y distribución: Oscar Pentivolpe. Corrección: Adrián Guerin Bozzano. Departamento de Márketing: Noel Jessen. Departamento Comercial: Marcelo Carbone. Ejecutivo de cuenta: Sebastián Ibaldi. Contacto comercial: 4318-7780.