Sie sind auf Seite 1von 7

Elena Verdía

Blog Desarrollo ProfesELE


abril 2009

FICHA DE OBSERVACIÓN
LA CORRECCIÓN DE ERRORES

Objetivo de la tarea

El objetivo de esta tarea es reflexionar sobre la atención que se presta al error en la


clase y el tratamiento que se da a este. Esta ficha se centra en la forma en que se
corrigen los errores de los alumnos: qué tipo de errores se corrigen y cuáles no, a
qué procedimientos recurre el profesor para corregirlos y cuál es la respuesta de los
alumnos a estas correcciones. Esta ficha permite realizar una reflexión sobre la
reacción de los alumnos y de los profesores frente al error y lleva al profesor a
reflexionar sobre los criterios conscientes o inconscientes que aplica a la hora de
corregir.

Introducción teórica

La retroalimentación que proporciona el profesor al alumno sobre su nivel de


corrección es fundamental para ayudarle a mejorar su competencia.
Probablemente, la corrección de los errores sea uno de los aspectos más complejos
en la enseñanza de una lengua extranjera, por la cantidad de factores que lo
condicionan y por los aspectos psicológicos que conlleva. En clase el profesor debe
tomar importantes decisiones sobre la corrección de los errores: ¿qué corregir?,
¿cuándo? y ¿cómo? Esto requiere del profesor una gran dosis de sensibilidad.

¿Qué corregir?
Para tomar la decisión de qué va a corregir el profesor debe tener en cuenta varios
aspectos relacionados con:

La actividad que se está realizando:


- el tipo de actividad y la fase en la que se presenta el error: presentación,
práctica controlada, producción libre o evaluación;
- los objetivos que pretenden alcanzar: fluidez, precisión, corrección, etc.;
- la información que proporciona el alumno: si es importante para él (aspectos
personales) o es un ejercicio mecánico (donde no aporta información).

Los alumnos:
- el carácter, la personalidad y el estado anímico del alumno: perfeccionista,
relajado, desanimado, etc.;
- el estilo de aprendizaje del alumno y el efecto que produce en él la
corrección: pérdida de confianza, descenso de la autoestima, desánimo o por
el contrario, deseo de mejorar, sentimiento positivo frente al aprendizaje,
etc.;
- su reacción ante la corrección: le gusta ser corregido o no, presta atención a
la corrección y la asimila, etc.

Las características del propio error:


- su importancia: si dificulta o no la comunicación, trivialidad del error, lapsus,
etc.;
- el nivel del alumno: si es propio de su nivel o no, si es un contenido ya
trabajado o no, etc.;
- el riesgo que asume el alumno: si el alumno pide ayuda para confirmar una
hipótesis, titubea, duda, etc.;
- la cantidad de errores que comete: muchos o pocos;
Elena Verdía
Blog Desarrollo ProfesELE
abril 2009
- la frecuencia del error: si es aislado o se repite con cierta frecuencia.

La situación comunicativa:
- si se da durante el desarrollo de la clase o fuera de la clase.

¿Cómo corregir?
El profesor puede optar por:
no corregir el error o
corregir el error
Si el profesor decide corregir el error puede optar por alguna de las siguientes
formas:
de forma indirecta, indicando que hay un error sin señalar cuál es:
- recurriendo a la comunicación no verbal: un gesto facial, un movimiento de
la mano, un ruido, un carraspeo, etc.
- recurriendo al lenguaje: con una interrogación, una exclamación, una
pregunta, un eco, etc.

de forma directa: señalando que hay un error


- dando la versión correcta;
- dando una explicación del error;
- invitando al alumno a corregirse;
- invitando a los demás alumnos a corregirle;
- pidiendo una explicación del error al propio alumno;
- pidiendo una explicación del error a los demás alumnos.

Una vez corregido el error, el profesor puede:


insistir en que el alumno repita la forma correcta o
dejarle libertad para que decida si desea repetir la corrección o no.

Además, no podemos olvidarnos de que todo esto se puede llevar a la práctica de


muy diversas formas: amablemente, asertivamente, en forma de ayuda o de
recriminación, con tacto o más o menos bruscamente.

Procedimiento
Antes
1. Lee atentamente el apartado teórico y la tabla que vas a tener que
cumplimentar.

Durante
2. Céntrate exclusivamente en los errores producidos por los alumnos, sean estos
de gramática, de vocabulario, de adecuación pragmática, discursivos, de
pronunciación, etc..
3. Recógelos en la tabla que te presentamos a continuación por orden de
aparición señalando el error que se ha producido, el alumno y la fase de la
actividad. Por ejemplo, indica si se trata de un error producido por el alumno en
la fase de presentación del input, en la fase de práctica controlada o en la fase
de producción libre del alumno.
4. Indica a continuación con un SÍ, si el profesor ha señalado o puesto en
evidencia de alguna manera que ha habido algún error o con un NO, en caso
contrario. En la siguiente columna debes señalar cómo ha indicado que se ha
cometido un error (de forma directa y expresa, recurriendo al lenguaje verbal, o
Elena Verdía
Blog Desarrollo ProfesELE
abril 2009
de forma indirecta y no verbal: mediante expresiones faciales, gestos, el
cambio en la entonación, etc.).
5. Por último, recoge en la última columna si el alumno se ha corregido, repitiendo
la forma verbal correcta.

Después
6. Preguntas para la reflexión inicial del observado. Para indagar sobre las
creencias del profesor, formula preguntas generales sobre la corrección de
errores y toma nota para posteriormente contrastarlo con lo que ha ocurrido
realmente en la sesión observada o pásale estas preguntas a las que puede
contestar por escrito:
o ¿Te parece que corriges mucho o poco a tus alumnos?
o ¿Por qué corriges?
o ¿Qué te parece más importante corregir: gramática, vocabulario,
adecuación, pronunciación, etc.?
o ¿Haces alguna distinción entre tipos de errores?
o ¿Cómo corriges?
o ¿Das las correcciones a los alumnos o fomentas la autocorrección?
o ¿Fomentas la corrección entre tus alumnos?
o ¿Cómo indicas a tus alumnos que hay un error?
o ¿En qué momento corriges, inmediatamente después de que se produzca
el error o un tiempo más tarde?
Recoge todas estas respuestas para poder contrastarlas con lo que ocurre
realmente en el aula.

7. Análisis e interpretación de los datos.


- Es el momento de hacer un recuento de los datos que has recogido durante
la observación y establece relaciones entre las distintas variables.
Número total de errores corregidos.
- ¿Cuántos errores han realizado los alumnos en total y cuántos ha corregido el
profesor? Calcula la proporción.
Por ejemplo: 15/20. Ha corregido 15 de 20 errores, esto significa que
ha corregido un 75% de los errores producidos.
- Observa si el profesor corrige o deja de corregir errores de un tipo
determinado. Anota al lado de cada error con un código si se trata de
error de vocabulario (V), gramática (G), pronunciación (P), adecuación (A),
etc. Haz un recuento.
Por ejemplo: 3V, 5G, 0P (se han producido 3 errores de vocabulario, 5
de gramática y ninguno de pronunciación).
- Vuelve a calcular la proporción de corregidos para cada una de las
categorías.
Por ejemplo: 0/3V, 5/5G, 0/0P. Esto es que no ha corregido ninguno de
vocabulario y sí los cinco de gramática.
Objetivo de la sesión.
- Observa si se establece una relación entre los errores corregidos y el objeto
de trabajo de la sesión.
- Comprueba si existe una relación entre los errores corregidos por el
profesor y los alumnos que los han producido. Observa si el profesor
corrige en función del alumno. Haz otra vez la misma operación para cada
uno de los alumnos. A lo mejor observas que no corrige sistemáticamente
los errores de un determinado alumno.
Elena Verdía
Blog Desarrollo ProfesELE
abril 2009
Por ejemplo: Juan Ramón (JR) ha realizado tres errores de los cuales el
profesor ha corregido dos 2/3(JR) y Teresa (T) ha realizado cinco
de los cuales ha corregido cuatro: 4/5 (T).
Fases de la secuencia didáctica.
- Haz el mismo recuento en relación con las fases para comprobar si hay
alguna correlación entre las fases de la secuencia didáctica y la corrección
de errores.
Por ejemplo: En la fase de presentación no corrige los errores, en la
fase de práctica controlada corrige todos los errores
inmediatamente, en cuanto se producen; mientras que en la
fase de producción se producen menos errores y se corrigen
una vez finalizada la actividad.
Forma más frecuente de corregir.
- Para hacer el recuento de la forma más frecuente de corregir, observa cuáles
son las formas más frecuentes a las que recurre el profesor para corregir, las
verbales o las no verbales, por una parte y por otra, dentro de estas cuáles
son las más usadas, las directas o las indirectas.
Por ejemplo: Diez veces ha recurrido al lenguaje verbal y cinco veces
al lenguaje no verbal. De las diez veces que ha recurrido al
lenguaje verbal nunca da la respuesta correcta, pero indica al
alumno que hay un error repitiendo el error en forma
interrogativa. De las cinco que ha corregido recurriendo al
lenguaje no verbal lo ha hecho en tres ocasiones levantando las
cejas y ladeando la cabeza y dos veces carraspeando (porque
no tenía contacto visual con el alumno).

Otros aspectos
- Trata de establecer una relación entre la forma de corregir y las demás
variables vistas: el tipo de error, el alumno, el momento de la secuencia en
el que se produce, etc.
- Observa si los demás alumnos corrigen a sus compañeros, si el profesor
fomenta este tipo de corrección entre los alumnos.
- Haz un recuento del número de veces que el alumno que ha cometido el
error se autocorrige (produce la forma correcta). Trata de analizar si se
puede establecer una relación entre la forma en que el profesor ha
corregido y el resultado.
- Observa si hay indicios de que los alumnos han asimilado las respuestas.
8. Reúnete con el profesor para hablar de los resultados que has obtenido
después de tu análisis y anímale a contrastarlo con sus creencias iniciales.
9. Temas para la reflexión. También podéis abordar estos temas:
o ¿Qué importancia le concede al error?
o Como aprendiente de lenguas extranjeras, ¿cómo se enfrenta a la
corrección de sus errores? ¿Le gusta que el profesor le corrija
sistemáticamente o no le da demasiada importancia a los errores que
comete?
o ¿Cómo influyen las variables individuales del alumno (variables afectivas,
rasgos de carácter y de personalidad, estilos de aprendizaje)en la
corrección de errores?
o ¿Cómo influyen sus preferencias con respecto a este tema en la
corrección de sus alumnos?
Elena Verdía
Blog Desarrollo ProfesELE
abril 2009
Características de esta ficha de observación

 Estructurada  Poco estructurada


 Con gráfico  Sin gráfico
 Con parrilla de análisis  Sin parrilla de análisis
 Con recuento de conductas  Sin recuento de conductas
 Con ejemplificación literal  Sin ejemplificación literal
 Focalizada en una conducta  No focalizada en una conducta
 Bajo nivel de inferencia  Alto nivel de inferencia
 Codificada  No codificada
 Guiada  Libre
 Descriptiva  No descriptiva
 Cronológica  No cronológica
 Introduce conceptos/terminología  No
 Parte de categorías previas de  No parte de una categorización
análisis previa
 Con interpretación  Sin interpretación
 Relaciona variables  No relaciona variables
 Proporciona una visión de  Profundiza en un aspecto
conjunto

Bibliografía
RICHARDS, J. y C. LOCKHART (1998). Estrategias de reflexión sobre la enseñanza de idiomas.
CUP.
WAJNRYB, R. (1992). Classroom Observation Tasks. A resource book for language teachers
and trainers. CUP. Cambridge.
Elena Verdía
Blog Desarrollo ProfesELE
abril 2009

Observa y anota los errores que cometen cada uno de los alumnos, la reacción del profesor frente al error: si corrige (Sí) si no
corrige (No),
cómo lo hace y la respuesta del alumno a la corrección.

Correcci
Fase de
ón por
Alumn la
Error realizado parte del Cómo lo corrige el profesor Respuesta del alumno
o secuenc
profeso
ia
(Sí/No)

9
Elena Verdía
Blog Desarrollo ProfesELE
abril 2009